www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.14.0/js
4484932
Para todos los públicos La aventura del saber - 20/02/18 - ver ahora
Transcripción completa

(Música cabecera)

Hola, muy buenos días y bienvenidos a "La aventura del saber".

En el programa de hoy tenemos previstos dos talleres.

En el primero, con Laura Rojas-Marcos,

hablamos del maltrato en general,

con especial atención al maltrato a la mujer

desde el punto de vista de la psicología clínica.

Después Carlos Magro nos explica

que la escuela solo podrá atender a la diversidad

desde el trabajo colectivo de los equipos dicentes.

Pero ¿cómo se consigue esa colaboración

y en qué medida será capaz de mejorar las cosas?

Después del sumario entramos en materia.

En las últimas décadas, la medicina ha progresado de manera asombrosa

de la mano de la ciencia y la tecnología.

Pero esto no es el único punto de vista posible.

¿Qué les parece, por ejemplo, situar al enfermo y su familia

en el centro de todo el proceso sanitario

y convertirlos en los protagonistas?

Es la idea de la que parte la medicina centrada en el paciente,

una realidad que abordamos en el resumen de noticias NCI.

No es la única, porque con motivo

del Día Internacional del Síndrome de Asperger

celebrado este pasado domingo,

también nos acercamos a los pensamientos y sensaciones

de un niño con este tipo de autismo.

Nuestro primer reportaje nos lleva a hablarles

de cómo la fotografía participativa da voz a distintos colectivos

facilitando que ellos mismos se den a conocer

a través de su obra fotográfica.

Colores Marcianos es el resultado de un taller de fotografía sensorial

y movimiento creativo, llevado a cabo por un grupo mixto

de artistas con y sin discapacidad visual.

Su objetivo es mostrar que hay muchas formas de ver.

(Música)

-Me siento marciana muchas veces. Y, además, me encanta.

Colores de otro planeta.

O distorsión de colores, distorsión de las cosas.

Cosas vistas desde otros puntos de vista.

(Cámara disparando)

El nombre de Colores Marcianos para el proyecto

viene de los colores interiores

cuando se produce un acto de sinestesia.

Es decir, cuando, por ejemplo, escuchamos una canción

y nos sugiere que tiene un color azul esa canción,

es algo que nos pasa a todo el mundo

y que precisamente a las personas más creativas

puede pasarles más a menudo.

Es una sensación que tenemos común a todas las personas.

(Sonido papel)

Las miradas de los ojos enfermos es como que la gente las rehúye,

porque... incomodan un poco.

Yo creo que las peores barreras que tenemos y sufrimos

son las barreras mentales.

En el momento en que se rompen esas barreras mentales,

la vida fluye.

(Música)

-Ahora no nos ve nadie.

-Me dedicaba a la fotografía antes de perder la vista,

pero a raíz de perderla

decido volcarme en ella con todas sus consecuencias.

(Música)

(Cámara disparando)

-Hemos trabajado mucho con la percepción sensorial,

utilizando los sonidos, olores... como inspiración para la creación.

-Jugamos con la escritura automática para inspirarnos.

O, no sé, acudimos a la danza

como una forma para poder fotografiar.

Tenemos demasiadas normas,

dependemos mucho de la vista y del raciocinio

cuando hacemos imágenes.

-El resultado es hacer.

Hacer y sentirlo.

-Para mí, el mezclar discapacidad con arte,

creo que es fundamental.

Porque es una forma de empoderar a las personas

que estamos pasando un bache tremendo

a la hora de enfrentarte ante una situación tan brutal

como es la pérdida de visión.

Nos juntábamos gente que no tenemos problemas de visión

con gente que sí tenía problemas, baja visibilidad.

Unos éramos profesionales, otros no.

Unos sabíamos más de fotografía, otros no.

Algunos de los profesionales también tenían problemas de visión.

Nos encontramos con un grupo extenso de gente

que íbamos a jugar con la fotografía.

-El hecho de que hubiera fotógrafos profesionales

al principio me cortaba mucho,

porque yo hago las fotos con el móvil.

No me compré una cámara hasta después del curso.

Entonces, estaba un poco como diciendo:

"Aquí yo voy a hacer el ridículo".

Pero después he visto que el ambiente es muy abierto.

Aquí no había diferencias entre los profesionales y los que no,

los que veían y los que no.

Hacíamos muchos ejercicios que nos ponían a todos

en un plano de igualdad.

Los que tenían miedo a la técnica, los no profesionales,

los que decían: "¿Qué hago yo aquí, que no sé manejar una cámara?",

se dieron de que la fotografía no depende de la técnica tanto,

que no es tan importante qué cámara utilizas.

Y aquellos que somos profesionales y tenemos una técnica establecida,

nos dimos cuenta también de que la fotografía

no deja de ser un acto de comunicación

y que lo más interesante es jugar y ponerte en el lugar de los demás.

En este caso, de las personas que no ven bien.

-Siempre antes, a lo mejor he pensado e intelectualizado

lo que quería contar.

He pensado la estética, la luz, la idea...

Y luego, a lo mejor, las imágenes podían ser muy bonitas

pero mi emoción se había perdido por el camino.

A raíz de todo el proyecto de Colores Marcianos,

que he participado en las tres ediciones,

he montado una asociación, acabo de empezar.

La asociación se llama 36 Milímetros.

Hace alusión a la fotografía, dar un paso más del carrete de 35.

Y pretendemos trabajar a través de la cultura

y dar capacidad a toda la gente,

pero en especial a la gente con baja visión.

(Música)

-Cuéntanos un poquito la experiencia.

Bueno, lo que quieras, sobre Colores Marcianos en Galicia.

Bueno, para nosotros, y para mí concretamente,

Colores Marcianos fue una experiencia difícil de explicar

por todo lo que provocó,

por todo lo que nos hizo sentir.

Montamos la asociación Tiresias Galicia.

Es una asociación de nueva creación,

hace menos de tres años que estamos ahí.

Un poco provocada por una experiencia personal

de pérdida de visión.

Buscamos la figura de Tiresias como mediador también.

Un semidiós griego que mediaba entre lo humano y lo divino.

Realmente, tanto las administraciones como los políticos y tal

deberían ponerse muchas veces en la situación

de las personas con problemas para que pudieran entendernos.

-Me parece fundamental poner en el mapa

a todas las personas que tenemos baja visión.

La gente cree que hay dos extremos: que ves o que no ves.

Y en medio hay una cantidad de realidades

que creo que tienen que ser tenidas en cuenta.

Mi intención es hacer una inclusión pero que sea real,

que estemos todos mezclados: la gente que ve y la que no ve.

Y, desde luego, con el tema del arte y la cultura,

que es un poco lo que a mí me ha movido siempre,

para generar capacidades,

que creo que es una cosa superpositiva para todo el mundo.

Hay ojos que son preciosos, como este.

Que tienen una mirada luminosa, y sin embargo no ve nada.

Esta chica se llama Lola y no ve nada.

Es sorprendente cómo a veces hay otras miradas

que sí que ven,

pero son ojos que están enfermos o están torcidos...

Y muchas veces la gente confunde.

Piensan: "Esta persona no debe ver nada".

Entonces dije: "Voy a enfrentar...".

"A quien quiera mirarlo, voy a ponerle estos ojos enfrente".

-Yo propuse una cosa que es un cadáver exquisito:

Cada uno proponía una frase relacionada con la sinestesia.

Por ejemplo, yo propuse una frase: "Por las noches escucho mi dolor".

Yo planteaba una foto basada en esa frase,

y le mandaba esa foto y esa frase al siguiente de la cadena.

La siguiente persona que recibía esa imagen,

basándose en mi foto y en ese lema, tenía que hacer una segunda foto.

Así generábamos una serie de imágenes

siguiendo diferentes cadenas, pero al final las hemos unido,

y lo bueno del resultado es que aquí tú ves estas imágenes

que pueden ser más o menos sugerentes

y lo que no distingues es quién ve bien, quién no ve bien,

quién era profesional...

(Música)

-La gente que no oye... "Tiene que oír algo". No.

Si no sabe cómo es el sonido, no puede oír.

Y yo no sé cómo es el color, no lo veo.

Entonces, no sé qué es el color.

Para mí, la fotografía es lo que hemos representado

en Colores Marcianos:

Todo el conjunto de sensaciones de los múltiples sentidos.

Muchas veces, para mí la foto no es lo que está en la cámara

ni lo que está grabado o recogido, sino es la sensación que te queda.

En el proyecto de Tiresias de Colores Marcianos,

en Galicia, con la asociación Tiresias,

tuvimos a dos personas ciegas.

Una persona ciega de nacimiento y una persona ciega sobrevenida.

Hicieron unos proyectos magníficos.

El proyecto de Toni Felpeto

es un proyecto en el que él explica cómo de pequeño usaba una linterna,

la ponía debajo de la almohada,

para no tener la sensación de oscuridad por la noche.

Incluso se disparaba el "flash" de la cámara

solamente para sentir las chispitas que le producían en el interior.

Rocío Barral empezó muy constreñida.

Y sin embargo la evolución final para mí fue espectacular.

Lo más emocionante fue que ella,

que le gustaba la fotografía cuando veía,

que nunca había hecho fotografía desde quedarse prácticamente ciega,

nos cuenta que en una comida familiar

que tuvo unos días antes de terminar los talleres,

ella hizo fotos familiares, hizo fotos de la comida.

Al final, realiza un proyecto en el que reivindica

que ella no ve, pero que tampoco la ven a ella.

Y que muchas veces por la calle,

ella se da cuenta de las personas que tiene alrededor

porque las escucha y las personas no la saludan.

Ella hizo un proyecto reivindicativo de cómo no se tienen en cuenta

a las personas con baja visión o ciegas,

y lo puso al final en grande en la plaza del Toural.

-Precioso. -Lo vio todo el mundo.

(Música)

Es una mezcla de fotografía y escritura de relatos.

Lo hago con un escritor de Valencia que se llama Iván Rojo.

Pretendemos avanzarlo y sacar un libro.

¿Qué relación tiene esto con la sinestesia,

con los Colores Marcianos?

Pues la mezcla de fotografía y escritura.

Iván me manda relatos y yo busco la fotografía.

Y yo le mando fotografías y él busca el relato.

(Música)

Yo tengo que acercarme así para ver los ojos de Eva.

Son muy bonitos.

Entonces, el hecho de poder enfocarlos tan de cerca

me dio a conocer el mundo de los ojos.

Porque yo, sin ningún pudor, con mi móvil,

delante de la persona, descubría un montón de cosas de ella.

Ahí es donde he descubierto yo lo que se dice siempre,

que los ojos son el espejo del alma.

Las Cientovolando somos un estudio de arte participativo

formado por Almudena Caso y Eva Sala.

Llevamos ya desde 2008 realizando proyectos

de arte comunitario con una implicación social.

Nos parece que cambiar o promover la creatividad entre las personas,

a nivel individual, fomenta el cambio en la sociedad.

La fotografía participativa busca dar a conocer a la sociedad

la realidad de colectivos

que muchas veces no tienen tanto acceso

a hacer su voz presente.

Mediante esta exposición podemos ver

cómo hay personas que no tienen una visión "normalizada".

Tienen mucho que contar,

tiene una visión muy clara de un proyecto artístico

que puede necesitar un pequeño apoyo pero pueden contarlo a la sociedad

y pueden contar cuáles son sus inquietudes, sus temores,

las dificultades que se enfrentan por una discapacidad...

Y todo eso tiene un valor que yo, como fotógrafa profesional,

no puedo contar.

Solamente una persona con las herramientas

que nosotras ayudamos a que estas personas tengan

pueden contar por ellos mismos, que es lo que nos interesa.

(Música)

-Hay gente en este taller

que nunca había visto el horizonte cuando era niño.

Conceptos que para nosotros son completamente establecidos...

Una compañera nos contaba que hasta los 6 o 7 años

que le pusieron gafas,

no sabía qué era la línea del horizonte,

ni entendía las vías del tren cuando se juntaban al final.

Y salía corriendo buscando cuál era el final de esas líneas.

¿Dónde se iban a juntar las vías del tren?

Darse cuenta de que la imagen es otra cosa,

de que lo importante es la propia imaginación,

es una cosa que nos ha servido a todos

y este es el resultado.

(Música)

(INAUDIBLE)

(Música)

Taller de Convivencia con la doctora Rojas-Marcos.

Hoy hablamos de maltrato,

un tema horrible contra el que hay que luchar.

Doctora Rojas-Marcos, ¿qué es exactamente el maltrato

desde el punto de vista de la psicología clínica?

Bueno, cuando trabajamos el maltrato, un tema que desde luego es terrible,

pero la realidad es que forma parte de nuestra sociedad,

hay que diferenciar o identificar los diferentes tipos de maltrato.

Podemos encontrar mucho,

pero básicamente está el maltrato psicológica,

donde se manipula y se hace daño a nivel psicológico, de percepción,

a otra persona.

Está el maltrato físico, donde hay agresividad física,

donde se pega.

Y después está el maltrato sexual también.

Pero hay muchos tipos de maltrato.

Otra manera, por ejemplo, de maltratar es el silencio.

Lo del maltrato sexual no lo había oído.

Abuso sexual. Ah, abuso.

Obligar a la otra persona cuando no quiere.

Sí.

Ya sea de abuso sexual, de alguna manera,

donde se seduce, por ejemplo, a un niño o a una niña.

Como puede ser una violación.

Entonces, dentro de los maltratos hay, evidentemente,

diferentes tipos de grados.

No de importancia, porque todos son importantes.

Pero están los que se ven más y los que ven menos.

El maltrato psicológico no se ve.

Podemos percibir que alguien está mal pero no se ve.

Hay muchísimo chantaje emocional,

hay una destrucción total de la autoestima de otra persona.

Es el machaque, el crear duda, se hace luz de gas.

De hecho, hay algunas películas muy buenas.

Y creo que aquí en España hay una que se llama:

"La luz que agoniza", siempre la recomiendo.

Es una película, demás, antigua,

que representa muy bien esa parte de maltrato psicológico.

Hay otra película, por ejemplo, creo que es "Rebeca",

donde también hay... Claro, claro.

La ponen muchas veces.

¿Sabes que esa película fue la que hizo

que en España se llamara

a la prenda que llevaba la personaje principal "rebeca"?

Ah, pues no lo sabía. Las "rebecas" vienen de "Rebeca",

de la película de Hitchcock. Curioso.

Entonces, dentro del maltrato hay que tener muchísimo cuidado.

Sobre todo cuando detectamos una sensación de malestar

que nos viene por alguien.

Por ejemplo, personas que tienen una personalidad narcisista,

o con un cierto grado de psicopatía.

Es un psicópata, personas que no empatizan,

que utilizan el poder para imponerse con otra persona.

Ahí hay maltrato.

El "bullying", el acoso escolar, el acoso en el trabajo,

el acoso de muchísimos tipos,

donde hay una utilización de poder o de una autoridad

o aunque no sea real de título, sino de posición.

En la familia, muchas veces también hay maltrato.

¿Y cómo identificamos al maltratador?

¿Qué tipo de persona es? Creo que ya has adelantado algo.

Bueno... Pues depende.

Están los que se ven venir,

los que a lo mejor a través de un grito, de un puñetazo

o de una agresión que se ve claramente,

y que nuestro cerebro lo detecta con claridad.

Y después está el maltratador sibilino, el que...

Puede ser hombre o mujer,

aunque se utilice el término en masculino.

Donde hay una manipulación psicológica:

"Hay que ver, tú si me quisieras en realidad

no me dejarías aquí abandonado"

o "Me voy a quitar la vida si rompes conmigo".

Con esas cosas hay que tener muchísimo cuidado.

La sensación que nos puede producir alguien

después de estar con ellos, de malestar,

en el sentido de que dudas de ti mismo,

que no tienes muy claro... Te tienes que poner alerta.

Cuando tú tratas con unas personas y después te sientes mal...

El malestar yo diría que es... La primera señal.

La primera señal. Ahora bien, frente a un discusión de dos personas

que se respetan y llegan a un desacuerdo,

eso también, un conflicto siempre produce malestar.

Pero de lo que estamos hablando,

el maltratador tiene características muy perversas.

Que se pueden ver con claridad o no.

Y eso es a lo que hay que prestar atención.

Vale.

¿Y los maltratados qué pueden hacer?

Bueno, esto es algo que me parece muy importante.

Yo trabajo muchísimo con personas que han sido víctimas

de cualquier tipo de maltrato.

Ya sea físico, sexual o psicológico.

Y el primer paso es identificar

de dónde viene el malestar, quién lo está provocando.

Qué tipo de emociones están sintiendo.

Está uno enfadado o que se siente muy pequeño

y de repente tiene complejo de inferioridad

y muchísima ansiedad. Sí.

A eso hay que prestar mucha atención.

El dolor, ¿de qué tipo es? Así como los médicos...

Cuando uno va al médico porque le duele algo, le pregunta:

"¿Qué tipo de dolor tienes?".

Pues, ¿hay miedo? ¿Es un miedo doloroso?

¿Es un dolor ansioso?

¿Un dolor de inseguridad?

¿De qué dolor estamos hablando?

Identificar la fuente, no solamente la emoción.

¿Quién es?

Y lo cierto es que puede ser cualquier persona.

Puede ser nuestra pareja, nuestros padres, hermanos,

familia, jefes, compañeros de trabajo...

Hay que identificar. Por lo tanto, el decidir ser objetivo

es algo que cuesta.

Y luego hay que tomar una decisión.

¿Dónde están mis límites

y qué es lo que voy a hacer respecto a esto?

¿Y qué puedo hacer? A veces podemos hacer más...

Yo siempre recomiendo la distancia, el decir que no, la asertividad,

y el defenderse.

No siempre podemos defendernos como nos gustaría,

pero hay que pedir ayuda.

El tabú, el quedarse callado... ¿Eso no sirve?

No, hay que hablarlo, hay que pedir ayuda,

hay que contárselo a alguien.

Y, desde luego, no aislarse.

¿Y en el caso contrario, el maltratador?

¿El maltratador, digamos, ya viene de fábrica?

¿O a veces una mala educación...? Yo diría, en mi experiencia,

que el maltratador se hace.

Evidentemente, a nivel genético

puede haber algún problema neurológico...

Sí, pero es muy raro, ¿no?

Existe ese porcentaje a nivel científico.

Ahora bien, es algo que se aprende.

Lo que uno ve en casa, por ejemplo, lo que ve en colegio,

o en la comunidad.

Porque a lo mejor no hay maltrato en la familia

pero el entorno, el barrio en el que se vive,

a lo mejor hay mucha violencia.

No siempre tampoco hay que culpabilizar a los padres

o a los cuidadores, o a la familia.

Hay que valorar, identificar, todo lo que hay alrededor.

Y es un aprendizaje.

Desde la falta de respeto, la lucha de poderes,

y también hay un cierto instinto de supervivencia.

Dicen algunos estudios

que todo maltratador ha sido maltratado.

Podría ser. Es posible.

O también puede haber una identificación...

Por ejemplo, un hijo que ha visto a sus padres,

y uno de los dos es maltratador y entonces hay una identificación.

O identificación con la víctima. Con el maltratado.

Pero lo que sí ocurre es que se aprende

a no ponerse en el lugar del otro.

Hay una falta de empatía,

hay falta y, desde luego, un problema de comunicación,

y hay una lucha de poder importante

que en cada caso es distinto.

Porque puede ser por muchas razones.

Pero desde luego, mucho ego, orgullo,

y una perversión hay.

¿Y qué podemos hacer cuando somos testigos de ese maltrato

y nosotros no estamos implicados?

Que estamos viendo que a gente de fuera,

a lo mejor de nuestro propio entorno,

y que eso ocurre, ¿qué deberíamos hacer?

Bueno, desde luego, hay que decir algo, avisar a alguien,

hay que pedir ayuda, hay que llamar a la policía,

hay que llamar a un vecino, hay que llamar a un adulto.

Independientemente, hay que pedir ayuda.

Y hay que pedir ayuda para la persona que necesita ayuda.

Si uno puede hacer algo y tu vida no está en peligro,

porque hay circunstancias, tampoco me gusta generalizar,

porque cada circunstancia es distinta,

pero también uno tiene que valorar su acción,

la repercusión que puede tener.

Pero, desde luego, el ayudar a otro es fundamental.

Yo me he encontrado en situaciones así,

donde me he visto teniendo que llamar a la policía

o llamar a alguien de seguridad.

Yo no puedo aceptar eso.

Me parece inaceptable.

Y dependiendo de cada caso, actuaré de una manera.

Tanto lo he hecho con mi propio cuerpo,

donde me he puesto delante para poder proteger,

o he tenido que pedir ayuda.

Cuéntanos esa historia, la vez esa.

Pues la verdad es que fue en una ocasión...

Bueno, he tenido varias ocasiones

porque he trabajado con víctimas de maltrato.

Hombres y mujeres que han sido víctimas de maltrato.

De familiares, de parejas y demás.

Y en entornos de...

¿Es más raro el caso de los chicos maltratados?

Es menos común, pero existe.

Entonces, yo ahí, quizás a nivel personal,

pienso que es importante que la ley proteja a la víctima

independientemente de la edad y del sexo.

La víctima es la víctima aunque se utilice en femenino.

Pero volviendo a la historia, en terapia familiar,

donde, en este caso, el marido empezó a agredir

a su mujer y a los hijos, había dos hijos.

Aquello se empezó a calentar mucho.

Entonces, primero, como es un entorno íntimo,

me puse de pie y tuve que ejercer de autoridad.

Sin tocar ni nada, sino con la voz y poniendo unos límites.

Y llegó un momento que percibí que tenía que pedir ayuda,

que yo sola...

Porque esta persona estaba perdiendo el control.

Entonces, tuve que llamar a seguridad.

Evidentemente, la seguridad vino y todo se pudo contener

y nadie salió herido.

Pero yo creo que también hay formas de ser.

A veces uno siente que puede tomar una decisión.

Pero también tuve compañeros que me dijeron

que lo que hice no estuvo bien, que tenía que haber llamado...

Primero...

Yo creo que cada circunstancia es distinta

y, desde luego, no deja de ser un aprendizaje.

También es verdad que uno está pensando muy deprisa.

Y creo que va tomando unas decisiones deprisa,

lo que uno considera que es lo mejor, y la forma de ser de cada uno.

Por lo tanto, no siempre hay que enfrentarse.

No.

Yo creo que lo mejor, desde luego, es pedir ayuda, siempre.

¿Qué les decimos a nuestros hijos para que nunca sean maltratadores

y tampoco maltratados?

Ahí hay un aprendizaje que es fundamental

que es el respeto.

Y muchas veces hablamos y mencionamos en nuestros talleres el respeto

y quizás habría que analizar y profundizar un día.

Un día podemos hablar. ¿Qué es el respeto?

¿Cómo se respeta? ¿Cuáles son las pautas y ejercicios?

Entonces, eso es clave.

Es clave en cómo enseñar a alguien dónde están los límites.

Dónde está tu espacio y dónde está el mío.

Pero no solamente el físico, sino a la hora de hablar,

a la hora de utilizar una terminología, un lenguaje.

Entonces, está el respeto, y está luego el saber defenderse.

Ahí está la asertividad y el saber decir que no

y sentirse cómodo con eso.

Y qué pasa cuando es un grupo de personas

que en un momento van contra tuya

y no físicamente, sino de palabra.

¿Cómo te defiendes?

Claro, es que muchas veces...

Eso hay que tratarlo en otro de estos talleres.

Es muy interesante.

Pero, desde luego, la asertividad, el resto, la empatía y la confianza.

Muy bien. Muchas gracias, Laura. Nada a vosotros.

Tiempo ahora para la colaboración semanal

con la televisión educativa iberoamericana, NCI.

(Música)

Hola, ¿qué tal?

Bienvenidos a una nueva edición de NCI Universidad Iberoamericana,

la cita semanal con la ciencia, la tecnología y la educación

de la región.

Hoy abordaremos estos temas.

La Universidad de los Niños acerca a los más pequeños

a la facultad en Perú.

Además, hablamos del síndrome de Asperger

con el libro "Un planeta diferente".

Y también el resumen de noticias de Conexión Universidad

nos lleva a distintos puntos de Iberoamérica.

Recuperar el humanismo en la salud,

teniendo en cuenta no solo la patología del paciente

sino también sus circunstancias y preferencias.

Es lo que defiende la fundación Lilly,

con la iniciativa Medicina Centrada en el Paciente.

(Música)

-En los últimos años la medicina ha avanzado muchísimo

y cada vez somos más especialistas de un órgano:

el cardiólogo del corazón, el neumólogo de los pulmones...

Pero muchas veces nos olvidamos lo más importante,

que el que enferma es la persona entera.

-Los pacientes se han transformado, como se dice ahora, en "e-pacientes".

El médico está ante la pantalla del ordenador

sin mirar al paciente, escribiendo la historia clínica,

y perdiendo esa comunicación directa.

(Música)

Te da la sensación de que es como el que lleva un coche al taller.

Entonces, la medicina central en el paciente

precisamente de lo que trata es de recuperar esa faceta humana.

-Porque no es lo mismo una gripe, por ejemplo, que es una enfermedad común,

en una madre que tiene que cuidar a tres niños

o en un padre que es el que cuida a los niños

que en la pareja que trabaja, porque para uno, a lo mejor, le dan la baja

y la otra persona no puede dejar de hacer lo que está haciendo.

(Música)

Está muy relacionada con la toma de decisiones compartida.

Que el médico recoja cuáles son las preferencias

que tienen los pacientes y las incorpore en el acto médico.

(Música)

Los pacientes llegan cada vez con más información.

Antes era impensable que un paciente opinase.

Ahora es todo lo contrario.

Cuando el paciente va al médico, ha mirado en Internet

sobre la enfermedad o alternativas, etc.,

y cuestiona al médico.

(Música)

Tiene que partir de la educación médica,

tiene que partir de las facultades de Medicina.

-Sí que el perfil más humanista y más de trato

a lo mejor no es que sean nuevos perfiles,

pero sí enseñarles.

-Cómo se comunican malas noticias, por ejemplo,

el aprender a tener empatía.

Son aspectos que se pueden aprender y se deben aprender

en las facultades de Medicina.

Quizás lo que hace falta es una sistematización,

que en los planes de estudio de Medicina de todo el país

se considere que son materias fundamentales

y formen parte del plan de estudios de forma sistemática

y consistente entre todas las facultades.

(Música)

Y ahora viajamos a Perú, para entrar

a la Universidad de los niños.

Cerca de 20 talleres estivales que se llevaron a cabo

en la Universidad San Ignacio de Loyola

acercaron a los niños y jóvenes a la facultad.

(Música)

La Universidad San Ignacio de Loyola inició el 2018

con un innovador programa denominado la Universidad de los niños.

20 talleres de verano para chicos de 5 a 17 años,

quienes tienen la oportunidad

de conocer diversos aspectos de ciencia y tecnología.

Esta iniciativa del vicerrectorado de investigación

contó con la asesoría de la Universidad EAFIT de Colombia.

-Desde Julio hemos venido trabajando con EAFIT.

Ellos han venido tres veces y han capacitado a los docentes.

Hemos aprendido cómo es,

que les podemos enseñar la ciencia, investigación

a niños de una forma diferente.

(Música)

En el caso de radio y tvkids, el taller replica en formato infantil

los programas extracurriculares de la carrera de Comunicaciones,

Frecuencia USIL y USIL TV.

-Han aprendido lo básico acerca de televisión,

tanto equipo tecnológico, cargos, personal a cargo.

-Es aprender también de ellos,

porque ellos están al tanto de todo lo que ocurre.

A veces uno como adulto se olvida de esa parte.

Y olvida la parte de la imaginación, la parte de la curiosidad.

Ellos rompen el esquema, rompen los cuadros

y a eso tú te tienes que adaptar inmediatamente.

-Quiero aprender cómo editar un vídeo y también el de cómo utilizar

diferentes cámaras.

-En el porqué de las cosas los chicos tendrán la oportunidad

de relacionarse con investigadores y científicos de diversos ámbitos.

-Por ejemplo, hoy día hemos visto por qué sentimos miedo.

Para poder realizar el contenido de esta clase,

hemos investigado con psicólogos y doctores

sobre cuál es la raíz del miedo.

-Me pareció interesante aprender nuevas cosas

para saber por qué razón tienen para existir

entre otras cosas.

(Música)

Cada 18 de febrero se conmemora

el Día Internacional del Síndrome de Asperger.

El libro "Un planeta diferente" nos acerca al día a día de Julián,

un joven de 15 años con este tipo de autismo.

(Música)

Empiezo a escribir el libro en primera persona

como si él estuviese escribiendo el libro.

Esto fue, más o menos,

como meterme dentro de un pozo de 100 m de profundidad,

porque es muy difícil pensar como piensa él.

-Los dibujos los he dibujado a él de espaldas,

porque se que normalmente cuando le hablas no te mira a la cara.

(Música)

Una de las características de los síndromes de Asperger

es que son hipersensibles.

Desde que sale de casa le molesta la luz del sol,

le molestan los ruidos, le molestan los coches.

Imagínate que solo un día de todo el año

tú sales de casa y el sol brilla 100 veces más

y el sonido es 100 veces más alto que el que escuchas ahora.

Te molesta que te toquen y todo el mundo se pueda acercar a tocarte.

Imagínate el día de perros que pasarías, ¿no?

Pues así son todos sus días.

(Música)

Está en un colegio absolutamente estándar,

escolarizado con sus compañeros de clase.

Tiene ciertas adaptaciones, los textos tienen que estar bien escritos

y si no lo entiende, tiene un profesor que le acompaña

y le dice cómo tiene que ser la pregunta

para que él no se equivoque en la respuesta.

(Música)

Cualquier neurofísico, como tú y yo, si hacemos un examen

y no sabemos la pregunta tres, pasas a la cuatro, ¿no?

Pues él no sabía y se quedaba en la tres.

Y ahí se acababa el examen.

Un día alguien le dijo: "No, no, si no sabes la tres, pasa la cuatro.

Pero si no sabes la cuatro, pasa a la cinco".

Porque si tú solo le dices que de la tres pase a la cuatro,

se quedará en la cuatro.

Su literalidad es tan extrema como, por ejemplo,

un examen de matemáticas, la pregunta era:

"Redondea a la centena", y él hizo un redondel

en cada una de las cifras en la centena.

A raíz del libro, él reaccionó muy positivamente.

Su frase fue: "Tío, lo has clavado, ese soy yo".

Esto nos emocionó mucho.

(Música)

Chile, Perú y España.

Hasta ahí viajamos con el resumen de noticias de "Conexión Universidad".

(Música)

Bueno, nos hemos reunido en una actividad

que convocamos distintas experiencias,

organizaciones sociales que vengan acá, a la universidad,

y nos permiten, sin lugar a dudas, conocer la diversidad

de formas de producir el hábitat en nuestras ciudades.

-Nosotros trabajamos

con la metodología de la autoconducción asistida.

A través de subsidios habitacionales, permiten a las familias

utilizar su subsidio maximizando los recursos

prescindiendo de un tercero y ellos mismos haciéndose cargo

de la construcción de su vivienda.

(Música)

Una experiencia gastronómica única e inolvidable.

Es lo que ofrece Vertuchef, un nuevo concepto de restaurante inmerecido

que ha sido ideado por investigadores

de la Universitat Politécnica de Valencia.

Cuenta con un sistema de cámaras que realiza un seguimiento del cliente

desde que llega al restaurante

y que le guía a la mesa que tiene reservada.

Nada más sentarse, el cliente puede ver el menú

y además otra serie de contenidos audiovisuales y lúdicos

adaptados a su perfil para hacer más agradable la espera

hasta la llegada de los platos.

(Música)

Un estudio sobre la lúcuma se inició en el año 2016

y ha permitido conocer nuevas propiedades de esta fruta

oriunda del Perú.

-Lo que hemos descubierto es una de las frutas

más ricas en carotenoides.

Puede prevenir ciertos tipos de cánceres

y además favorece la formación de huesos.

-Gracias a estos hallazgos,

se podrá mejorar su promoción a nivel nacional e internacional

e incrementar las exportaciones.

(Música)

Se estima que tres de cada 1000 niños

podrían padecer el síndrome de Asperger.

Hoy nos despedimos acercándonos a ese planeta diferente,

en el que más allá de la efeméride, vive el día a día

las personas que tienen esta característica. Hasta pronto.

(Música)

Tiempo ahora para hablar de educación.

Un tema del que siempre disfrutamos charlando

y que es uno de los ejes centrales de "La aventura del saber".

El debate educativo siempre está sobre la mesa, es complejo

y caben diferentes voces.

Voces como la de Carlos Magro, que esta mañana visita

"La aventura del saber". Hola, Carlos, ¿que tal?

Hola, María, encantado de estar con vosotros.

Cuánto tiempo llevábamos sin vernos.

Siempre estamos pendientes de ti, de lo que haces,

de las cosas que vas contando.

Es difícil decir: "Vamos hablar de este tema en concreto".

Siempre podemos elegir algunos temas están más o menos de actualidad,

que nos llaman la atención, por ejemplo, está de actualidad siempre

decir que los profes aguantan cada vez más presión.

Está de actualidad y es la realidad.

Yo creo que es una realidad que la educación cada día es más compleja,

que educar, al mismo tiempo que es más necesario y más imprescindible,

es cada día mas complejo, que es algo más que complicado.

Si fuese solo complicado, se resolvería

de una manera más procedimentada, digamos, pero esto es complejo.

Es complejo, porque es educar a personas,

porque la diversidad, por ejemplo, de nuestras aulas es enorme

en muchísimos aspectos, cognitiva, religiosa,

cultural, familiar, social.

Es decir, que tenemos unas aulas con muchísima diversidad,

porque las demandas sociales sobre la educación cada vez son mayores,

porque nos damos cuenta

que cada vez es más importante estar bien formados,

porque ni siquiera las políticas son constantes,

si no que van cambiando y eso despista

a los profesores, a los docentes, a las escuelas.

Por tanto, sí, podemos decir que de alguna manera

educar cada día es más complejo y cada vez hay más presión

sobre la educación y sobre quiénes son

los protagonistas de la educación, que son profesores y alumnos.

Y de un tiempo a esta parte parece que se insiste,

queremos dar el prestigio, el reconocimiento que merece

el colectivo docente en general, pero a la vez siempre son

aquellos sobre los que solemos depositar la "culpa"

cuando se habla de lo que va mal,

hay una tendencia a culpabilizar,

a responsabilizar al colectivo docente.

¿Por qué decimos una cosa y hacemos otra?

¿Por qué parece que nos cuesta tanto reconocer que no estamos tan mal

o que hay cosas que se van haciendo mejor?

Efectivamente.

Yo creo que tenemos ese doble discurso constantemente.

Yo creo que nadie puede dudar que son los docentes

quienes más impacto tienen al final

sobre los resultados de aprendizaje de los alumnos,

que son la pieza clave de cualquier proceso de transformación educativa

y de cambio educativa,

pero tenemos que entender que eso hay que hacerlo con ellos,

no contra ellos.

Hay que hacerlo con los docentes, no hay manera de provocar

los cambios que necesitamos, que la sociedad necesita

sin contar con los docentes, sin contar con su colaboración,

sin confiarse en ellos.

Es fundamental crear entornos de confianza,

crear entornos de confianza que tienen que ir

desde los docentes hacia los alumnos, de los docentes con sus compañeros,

los docentes con sus equipos directivos,

las familias con los docentes, las administraciones públicas,

necesitamos entornos de confianza porque desde ahí

sí que se puede construir el cambio que necesitamos.

Sin embargo, las medidas que tomamos muchas veces son las contrarias,

son las de desconfiar, son las de estandarizar,

son las de fiscalizar o controlar cada vez más,

son las de, de alguna manera, desprofesionalizar al colectivo.

Eso provoca una tensión cada vez mayor

y una desmotivación por parte de un colectivo grande

y que no avancemos, que no avancemos como deberíamos avanzar,

porque yo también estoy de acuerdo que estamos avanzando

y estamos mucho mejor de lo que estábamos antes.

Hace unas semanas, el ministro de Educación

hablaba de ese famoso MIR para profesores,

algo así que sería como un DIR,

dos años de formación práctica, tutorizada,

capacitándose como docente.

Otra vez ponemos el foco en ellos,

parece que hay que legislar en esa dirección,

en la de los profesores.

¿Cómo lo ves a priori? A priori es bueno.

Todo lo que sea mejorar la capacitación es una buena noticia.

Se sabe, la investigación educativa tiene muy constatado

que hay tres etapas muy diferentes, una cosa es la formación,

podíamos decir, la formación inicial,

otra es el desarrollo de la carrera profesional

y antes, entre una cosa y otra, está lo que son los primeros años,

los primeros años de inserción en la escuela,

en la práctica docente.

Ahí, países que tienen programas de inducción,

de inducción profesional, es decir,

que trabajan durante dos años, tres años,

en la manera de entrar en el sistema,

porque hay que tener en cuenta que un docente cuando termina su formación

y entra en una escuela, normalmente tiene que hacer dos cosas,

tiene que enseñar por primera vez,

pero también tiene que aprender a enseñar.

Y esto no es evidente.

Por tanto, en principio parece una buena noticia,

lo que pasa es que no nos queda claro de qué estamos hablando

cuando estamos diciendo MIR educativo en estos momentos.

A mí me parece más casi un eslogan, me parece más una metáfora

que se ha quedado vacía.

Es un tema muy, muy complejo.

Requeriría una buena planificación.

Tiene incidencias grandes sobre la propia organización

que tenemos ahora mismo de los docentes,

de cómo se selecciona los docentes, de cómo trabajan en las escuelas.

Habría que hacerlo muy bien y yo no estoy seguro

si lo estamos pensando con la suficiente profundidad.

Si no lo hacemos bien, lo que va a hacer es perpetuar malas prácticas,

sobrecargar a los docentes a los que están y tendrían que ser mentores,

que están ya en los centros,

y que tendrán que ser mentores o tutores

de estos nuevos docentes. Desmotivar más.

Desmotivar más. Es decir, que hay que hacerlo muy bien.

Yo creo que hay que atender

a quien lo está haciendo bien en otros sitios,

hay que aplicarlo a nuestra realidad, que es distinta, la de nuestro país,

en cuanto a su estructura de docencia y de escuelas

y no es sencillo.

Entonces, por un lado, parece una buena noticia

en el sentido de que esos periodos de inducción,

de práctica profesional

en el que uno aprende con otros docentes a enseñar es bueno,

pero necesitamos unas escuelas preparadas,

unos docentes que vayan a ser tutores que estén preparados y formados,

y unos cambios importantes.

No lo veo claro tal y como lo están contando.

¿Y necesitamos sobre todo que ese cambio no vaya solo de arriba abajo,

solo a nivel legislativo, sino que también del centro?

Tú lo explicas en una de las entradas en tu blog,

al final, los cambios que nacen de los propios centros

está demostrado que funcionan mejor, que ese impulso,

que se escuchar a los profesores y convertirlos,

entenderlos como un colectivo, como una fuerza homogénea.

El cambio nunca se puede prescribir, no se puede ordenar por ley

y el MIR puede ser de nuevo un intento de prescribir desde arriba

un cambio que tiene que suceder en las aulas.

Hemos hecho muchas de estas y las prácticas de aula

se modifican muy poco.

Toda la investigación educativa está de acuerdo

que el nodo del cambio, donde se tiene que producir los cambios

es en los centros educativos.

Cada centro educativo, cada red de centros,

con un proyecto educativo, trabajando de manera colaborativa,

trabajando juntos tienen que diseñar su proceso de cambio.

Es en el apoyo mutuo entre docentes donde se pueden producir

los procesos de cambio, no, es en los entornos eso es de confianza.

Es decir, desde arriba hay que generar

entornos de confianza, de autonomía,

también de exigencia y de responsabilidad,

pero es en cada escuela, son los docentes con sus equipos directivos,

con sus comunidades educativas son los que pueden

y tienen la capacidad en estos momentos ya

de producir el cambio que todos esperamos.

Entonces, de nuevo la palabra confianza es muy importante,

la palabra profesional.

Recuperar la profesionalidad de la docencia,

la autonomía del docente en el buen sentido de la palabra

es muy importante en este contexto en el que estamos.

Además, no sé, da la sensación

de que no hemos aprendido de otros fallos,

nos daríamos un nuevo golpe, un nuevo tropezón.

Ha sucedido muchas veces cuando hemos hablado

de la palabra innovación y de lo que se ha entendido por innovar.

Hasta qué punto no vale solo copiar.

Lo que funcione en un sitio puede no funcionar en otro.

Antes nos hablabas de la diversidad, asumir que somos diferentes.

¿Somos diferentes como país, es diferente nuestra escuela,

es muy diferente lo que pasa aquí y lo que pasa en otros sitios?

Es más, somos diferentes casi como región,

somos diferentes cada escuela.

No es lo mismo una escuela rural

que una escuela en el centro de una ciudad.

No es lo mismo un escuela grande que una escuela pequeña.

Es decir, somos muy diferentes,

y la enseñanza por eso es tan compleja,

porque en cada contexto es diferente.

Luego, la enseñanza tiene mucho de conocimiento

que no se transmite, que no está en los libros,

que no es técnico, que no es un conocimiento técnico,

que basta con ser muy buen estudiante, memorizar,

saberme todas las técnicas.

Voy al aula y ya sé cómo hacerlo.

Por eso, esos procesos de cooperación, de mentalización,

pueden ser interesantes, porque la enseñanza tiene mucho de tácito,

no está escrito, tiene mucho de local,

depende del contexto donde estás.

Tiene mucho de conocimiento pegajoso,

que es muy difícil transmitirlo de un docente a otro.

Es decir, la experiencia de los docentes

para transmitir a otros es muy importante.

¿Y eso es algo que se crea a medio o largo plazo?

Suena a algo lento, suena a... Es muy lento, claro.

Todos estos procesos de los que estamos hablando son lentísimos.

Incluso si yo me fijo en la escala centro educativo

que puedes decir que es más pequeño, es más manejable,

es verdad que hay impacto rápido,

pero cualquier centro educativo que podamos tener en la cabeza,

que ha hecho un proceso de transformación,

lleva en estos momentos 10 o 15 años.

Hace falta mucho trabajo de equipo, mucho trabajo colaborativo,

mucho trabajo con la comunidad educativa,

una visión muy clara, mucha formación, mucho asesoramiento,

mucho acompañamiento para producir un cambio que se va a notar

en principio rápido, pero también, desde luego, en el medio plazo.

El cambio es un proceso lento, que no tenemos que tener prisa,

pero no tenemos que estar parados.

El saber que hace falta mucha reflexión,

hacer las cosas con cabeza y pensando,

no nos tiene que paralizar y dejar en la inacción,

que muchas veces, yo creo que ahora en algunos ámbitos

estamos en inacción, no estamos actuando como deberíamos.

¿Es fácil encontrar realmente un punto de inflexión?

¿Qué tiene que suceder para que como país

para que se tome esa decisión?

Tú nos dices que la educación se tiene que entender

casi desde lo pequeño, desde lo local,

pero cuando nos vamos un poco a lo macro,

cuando buscamos qué está pasando qué podemos hacer,

no nos podemos dormir, no podemos esperar 10 años.

Claro, entonces necesitamos trabajar mucho la transferencia.

Es decir, ya hay buenas prácticas, ya hay buenos centros

que han hecho buenas transformaciones.

Nos cuesta mucho hacer transferencia de esos conocimientos.

Tenemos que trabajar, hay muchas cosas que trabajar,

hay que trabajar estructuras, hay que trabajar currículums,

hay que trabajar evaluación, cómo evaluamos,

hay que trabajar la formación inicial, la inducción,

el saber profesional de los docentes,

pero también hay que trabajar muchísimo esto de la colaboración.

La colaboración va desde lo que sucede dentro de un centro educativo,

es decir, tenemos que trabajar

una cultura mucho más colaborativa entre docentes,

que normalmente es muy individualista,

hay que salir del aula, no puede ser: "Yo, mi aula, mis alumnos",

tiene que ser un trabajo más le equipo.

Luego hay que trabajar en redes, redes de centro.

Yo creo que ahí está el quid de la cuestión.

Ser capaces de generar redes de centros,

redes que en en el ámbito público a veces nos cuesta,

pero deberíamos generar redes de centros

que puedan intercambiar conocimiento y trasferir esas prácticas

que ya son buenas.

Esa redes ya existen en forma,

ya hay docentes agrupados en redes informales

y que están de una manera informal

transfiriendo conocimiento de unos a otros

y colaborando entre ellos.

Y de una manera muy organizada.

Al final existen esos núcleos

donde cada vez acude

un tipo de docente inquieto, con ganas de aprender del de al lado.

Cada vez más, sin parar,

lo que antes eran puntos aislados en el mapa

se han ido convirtiendo en archipiélagos

en los que ya hay densidad de centros, de docentes,

de personas intercambiando

y en un país como España no hay fin de semana, no hay semana

en la que no sucedan encuentros.

A veces muy horizontales, desde profesores para profesores,

otras veces con otros actores, pero yo creo que el momento,

en ese sentido, es bueno, porque estamos en un momento

que notamos el cambio,

pero necesitamos mucha más insistencia,

necesitamos unas políticas educativas que favorezcan eso, que favorezcan,

y eso se trabaja más desde la confianza, desde el asesoramiento,

desde la formación que desde el control,

desde la estandarización, que desde la desconfianza.

Hay que confiar en los docentes,

porque yo creo que ahí está la clave del cambio.

Gracias por habernos visitado otra vez,

que no vuelvan a pasar otros dos o tres años

que hacíamos que no te veíamos

y, bueno, encantados de charlar contigo.

Yo también encantado de estar con vosotros.

Bueno, nos tomamos un respiro, el tiempo justo

en el que les invitamos a recuperar un reportaje sobre Jane Jacobs.

Íntegro solo lo pueden ver en nuestra web.

Aquí y ahora, un fragmento.

(Música)

Jane Jacobs es una urbanista americana

que murió hace 10 años.

Es la patrona de los paseos de Jane

y es una figura de referencial, no solo para el urbanismo contemporáneo.

No es una urbanista teórico, no es una urbanista tan poco práctica,

no fue nada ya que hubiera planificado ninguna ciudad,

pero sí fue alguien que estudió la ciudad,

lo que llamamos nosotros a pie de calle.

Nos gusta mucho esa figura, porque rompe

la dicotomía entre el profesional, el experto y la persona de calle,

la persona normal y corriente.

Que sabe perfectamente qué ciudad le gusta,

no qué ciudad le gusta, sino si su ciudad le gusta

y por qué le gusta y qué es lo que funciona

y qué es lo que no funciona en ella.

-Fue muy valiente al plantar cara al urbanismo reinante de la época,

a políticas que se estaban llevando a cabo en Nueva York

y, bueno, escribir un libro que ha marcado el urbanismo.

-Cuando Jane Jacobs muere en 2006,

sus amigos, Toronto es la última ciudad donde ella ha estado viviendo

y sus amigos deciden hacerle un homenaje caminando.

Eso ya de por sí es una idea muy bella

y es una cosa que a mí me conmueve mucho,

porque me parece muy difícil imaginarse

a estas figuras del urbanismo, de la arquitectura,

siendo homenajeados de esa manera.

Es decir, el tipo de urbanismo que preconizaba Jane Jacobs

se pega perfectamente, pega perfectamente

con la idea de caminar.

Yo no sé si tenía la idea de que se replicaron,

la cuestión es que se ha replicado por muchísimos sitios.

-Es el lema que utilizamos desde que empezamos con "El paseo de Jane",

porque la idea principal era esa, ser capaz

de con la excusa de salir a caminar, ir entrando en contacto

con diferentes colectivos, espacios y gente,

que se sintieron apelados con lo que estaba sucediendo

en sus barrios o en la ciudad.

-Una figura singular

en el sentido de que tiene un cruce muy bonito

entre el activismo, la militancia.

Ella no solo estaba escribiendo sobre urbanismo,

sino que estaba practicando el urbanismo

y estaba defendiendo determinadas causas.

En ese sentido, es muy equiparable a muchísima gente

que está ahí, que aparece en el libro,

muchísimos colectivos que a la vez que están creando teorías

sobre la ciudad que queremos, el Observatorio Metropolitano,

"Carabancheleando", Madrid Ciudad en Patrimonio,

que nos están enseñando cómo es esa ciudad

y a la vez están incidiendo en ella, están defendiendo

las cocheras de Cuatro Caminos, por ejemplo,

la memoria histórica en el caso de la cárcel de Carabanchel.

Es decir que combinan, como Jacobs en su momento,

una faceta activista y una faceta teórica,

una faceta más discursiva digamos,

en ese sentido hacen una política,

una política porque cruzan estos dos aspectos.

(Música)

Va por la 27 edición.

Lleva vendidos más de 5 millones de ejemplares en todo el mundo

y es un libro con un tema muy amplio, este.

"Breve historia de la humanidad",

del profesor de Historia de la Universidad Hebrea de Jerusalén,

Yuval Noah Harari.

Los aficionados a las series documentales de televisión

sobre historia encontrarán al leer el libro

cierto aire de familia.

Está concebido como una historia de ese estilo,

una historia que no excluye la tecnología y la ciencia

que la construye como tampoco la vida cotidiana.

Es un best seller, un libro adictivo,

un libro inteligente y apasionante

y lo que resulta más asombroso todavía,

sencillo y exacto a día de hoy.

Recordemos que su autor se formó y se doctoró en Oxford

y que su especialidad es la historia militar.

Hasta aquí "La aventura del saber" de este martes, 20 de febrero.

Mañana miércoles volvemos, primero,

con un "Taller de literatura universal",

con Luis Alberto de Cuenca, que dedicará a Stevenson.

Después, como en otro centrado en la nutrición, gracias a Marian García.

También haremos nuestra habitual recomendación de lectura

y viajamos a La Gomera

y a una antigua fábrica de hielo en Valencia.

Todo aquí, en cuanto den las 10 de la mañana.

Que pasen un feliz día.

  • La aventura del saber - 20/02/18

La aventura del saber - 20/02/18

20 feb 2018

Ofreceremos los reportajes "Colores marcianos" y "Noticiario Cultural Iberoamericano". Además, entrevistaremos a la psicóloga Laura Rojas-Marcos y al especialista en educación Carlos Magro.

ver más sobre "La aventura del saber - 20/02/18" ver menos sobre "La aventura del saber - 20/02/18"
Programas completos (1508)
Clips

Los últimos 4.668 programas de La aventura del Saber

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios