www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
2916416
Para todos los públicos La aventura del saber - 18/12/14 - Ver ahora
Transcripción completa

Buenos días. Bienvenidos al programa

hoy, a una edición especial, a la última de este año 2014.

Hablaremos con niños y de niños y de niños,

de qué les hace reír y de cómo un juguete puede ser casi

un milagro para miles de familias sin recursos.

La música en directo de este jueves también es para ellos.

Los Dubbi Kids que estarán en el teatro Príncipe Gran Vía

hasta el 18 de enero, están aquí. Bienvenidos.

Francisco Ibáñez, el padre de "Mortadelo y Filemón",

lleva casi medio siglo haciendo reír a carcajadas

a tres generaciones de españoles.

Hoy nos aproximaremos a su persona y a su portentosa obra.

Nos ha dado la excusa una exposición que estará

abierta al público un mes más.

En Boek Visual, conoceremos la obra de Riki Blanco,

un ilustrador cuyo trabajo ha podido verse en portadas

de los medios más influyentes de la prensa nacional e internacional.

Con un afilado sentido del humor, crea ilustraciones intelectuales.

Esto es solo un adelanto.

"Un juguete, una ilusión" es una campaña solidaria

creada en el año 2000 por Radio Nacional de España

y la Fundación Crecer Jugando. Nace para enviar juguetes

a países sin recursos y a organizaciones

no gubernamentales que trabajan en proyectos de cooperación

y de atención a la infancia. Es un clásico de Navidad

al que nos sumamos por motivos que repiten Enrique Martínez,

responsable de la campaña y compañero de RNE,

y Alberto Azcona, director de campaña

de la Fundación Crecer Jugando Hola, ¿qué tal? Bienvenidos.

Buenos días. Un año más, repetimos, eh...

Ya van 15. No que repetimos, 15 años tiene ya la campaña,

se dicen pronto. 15. Cada año ha sido diferente,

cada año ha requerido un esfuerzo y cada año nos empeñamos más

en convencer a la gente de que, comprando el bolígrafo,

dibujamos una sonrisa a un niño. ¿Creéis que aún queda gente

que no sabe que por cinco euritos, comprando un boli de estos,

estamos haciendo justo eso, hacer sonreír a un niño?

Es la campaña de referencia de Navidad

y yo creo que casi toda España lo sabe.

Debe haber muy poca gente que no, cuando vamos por ahí

todo el mundo "el boli solidario, el boli, el boli...".

Todo el mundo lo sabe y llevan en el bolsillo

un teléfono móvil y un bolígrafo, como el teléfono no lo vendemos,

vendemos un bolígrafo. Es más económico.

Todo el mundo lo lleva.

(NARRADOR) "Hace 15 años emprendimos una gran aventura,

llevar juguetes a niños que apenas sabían jugar.

Durante estos años, hemos sido testigos

de una ilusión colectiva.

Y la campaña "Un juguete, una ilusión" de RNE

y la Fundación Crecer Jugando, ha llegado más lejos

de lo que todos pensábamos.

Personalidades del mundo de la comunicación,

de la cultura y del deporte, han colaborado

en la difusión del proyecto y miles de personas

se han sumado a la campaña.

Primero compraron la tarjeta solidaria,

después el pompero,

más tarde la peonza y, desde hace ocho años,

el bolígrafo solidario".

-Gracias al bolígrafo solidario, tu juguete llega.

(NARRADOR) "Cada uno de esos bolígrafos lo hemos convertido

en un juguete, en una sonrisa, en la sonrisa de más

de siete millones de niños que, durante 15 años,

han crecido con el juego y el juguete.

Cada año, cada campaña ha sido un nuevo reto

y, por eso, además de los juguetes repartidos,

hemos dotado más de 2300 ludotecas para el juego en comunidad.

Han sido 15 años llevando ilusiones por todo el mundo,

porque la campaña ha llegado a más de 30 países de África,

Iberoamérica y Oriente Próximo,

y también ha trabajado en España".

y también ha trabajado en España".

-Gracias al bolígrafo solidario, tu juguete llega.

(NARRADOR) "Y, todo ello, ha sido posible gracias

al apoyo de ONG, de instituciones y de más de 200 empresas

que, cada edición, apuestan por esta campaña.

Y, sobre todo, gracias al apoyo y el compromiso de miles de personas

que compran un bolígrafo y, con ello, mandan un juguete.

Gracias a todos ellos, este año esperamos dibujar

la sonrisa de muchos niños".

-Gracias al bolígrafo solidario. -Tu juguete llega.

(NARRADOR) "Y, entre todos, vamos a conseguirlo una vez más.

Radio Nacional de España y la Fundación Crecer Jugando.

15 años repartiendo ilusiones".

¿Ha sido difícil a lo largo de los años ir reinventándoos,

buscando diferentes acciones? Porque el año pasado estrenasteis

dos, si no me equivoco, eh, el torneo de fútbol que va a ser

dentro de muy poquito. Correcto.

Y la carrera... Exactamente.

Buscamos nuevas iniciativas en las que sumar a gente

para colaborar con esta acción solidaria.

Una de ellas, el comienzo fue el año pasado

con "La carrera solidaria: Un juguete, una ilusión".

Hemos tenido hace un mes la segunda edición, concretamente,

con 1500 participantes, 1500 corredores,

de los cuáles, 500 eran niños.

En fin, un evento familiar al que se sumaron muchas familias

en la localidad de Pozuelo de Alarcón

para correr juntos por una causa,

que es que los niños tengan juguetes.

Ajá. Y, además, por ejemplo, un concurso de cuentos

que también bate récords. Sí, hemos fallado la semana pasada

el VIII Concurso de Cuentos Solidarios

en el que han participado 23 000 niños de toda España,

que se dice pronto. Nos han mandado mil...

1002 cuentos.

Y con los 1002 cuentos hemos sacado tres ganadores

que es un colegio de Plasencia, el Santísima Trinidad,

y dos de Madrid: El Obispo Perelló

y el de las Madres Concepcionistas de la calle Princesa de Madrid.

Ajá. Cuentos donde los niños desarrollan

una imaginación que no te esperas,

siempre pensando en la solidaridad.

Y espectaculares por sus dibujos y sus textos.

Y en dar a niños, lo que muchos niños de aquí tienen,

pero otros, eh... Pues no tienen, ¿no?

Y que, gracias a una pequeña ayuda,

eh, bueno, les podemos hacer la vida un poco más fácil.

Transmitir el valor de que colaborando con acciones solidarias

de este tipo hacemos llegar en esta época tan importante...

Están a punto de llegar los Reyes Magos

en todo el mundo; somos capaces de que

los Reyes Magos lleguen a todos gracias a esto.

Y más acciones, este domingo una muy importante

que queremos destacar aquí, animaos a todos a que vayan.

Contadnos un poco qué pasará. Pues este domingo 21 de diciembre

a las 12 de la mañana, hora de familia, hora de paseo,

hora de disfrutar, nos vamos a ver todos

en el Teatro Monumental de Madrid para disfrutar

del VIII concierto sinfónico "Un Juguete, una Ilusión".

Es un concierto que anualmente nos regala la Orquesta Sinfónica

y el Coro de RTVE, de esta casa. Será un concierto de película,

y nunca mejor dicho, ¿por qué? Pues porque, además de

alguna pieza de "La bella durmiente"

de Chaikovski, vamos a disfrutar de

la música de grandes películas como "Indiana Jones

y el templo maldito", como "Superman"...

Un plan estupendo para ir en familia.

Hay que ir en familia, no hay nada mejor que hacer

ese domingo más que ir al concierto solidario

y, después, tomarnos un aperitivo,

que estamos en el centro de Madrid. Echamos la mañana.

Echamos la mañana. Recordemos cifras rápido.

¿Cuántas ludotecas habéis conseguido dotar,

cuántos millones de juguetes habéis repartido? Es impresionante.

La cifra es impresionante, más de siete millones

de juguetes repartidos en 15 años, estamos hablando de que

más de siete millones de niños recibieron su primer juguete.

Estamos hablando de más de 2300 ludotecas que están

actualmente instaladas en los más de 35 países

a los que ha llegado la campaña "Un juguete, una ilusión"

en todos estos 15 años y que están funcionando

para dar juego y educación a través del juguete

a miles y miles de niños. No estamos hablando de un juguete

para un niño, sino una ludoteca para que disfrute un colegio.

También repartís juguetes en España, ¿verdad?

Es algo que se empezó a hacer hace no mucho tiempo,

la campaña no surgió con este espíritu, pero...

Eh, hace dos años empezamos a enviar juguetes también

a cooperar con Cruz Roja Española, concretamente, este año

acabamos de enviar 7000 juguetes en forma de ludotecas

para dotar centros de Cruz Roja donde tienen a población

en riesgo de exclusión en todo el país.

Estamos apoyando también a España. Bueno, vamos a recordar puntos

de venta de estos bolígrafos, que son estupendos

y a todos encantan, ¿dónde los podemos conseguir?

Los podemos conseguir en las oficinas de Correos de España,

en los hipermercados de Alcampo, en los centros de

El Corte Inglés, de Hipercor, de Supercor Exprés,

en las jugueterías Juguettos, en los paradores de turismo,

en los supermercados Sabeco, Simply, El Árbol,

en las tiendas de de Toys 'R' Us, en los supermercados Más y Más,

en estancos, en Eroski, se ha apuntado este año

a la campaña con un gran número de puntos de venta,

supermercados Covirán, jugueterías Toy Planet,

Juguetilandia, Súper Juguete, Juguetón

y en los centros de No+Vello. Vamos, que lo difícil

es no comprar un boli, hay que esquivar, ¿no?

Es difícil. No, yo creo que, además, la gente lo que quiere

es dibujar sonrisas y nada mejor que este boli para hacerlo.

Bueno, pues, desde aquí, animamos a todos a que participen

en la campaña, ya van 15, ojalá haya muchas más.

Enhorabuena por vuestro trabajo y por estos dos meses

de durísimo trabajo, que esto hay que reconocéroslo.

Hasta el seis de enero. Hasta el seis de enero

se puede comprar el bolígrafo solidario,

cinco euros y dibujamos una sonrisa... perfecta.

Gracias a los dos. (AMBOS) Gracias a ti.

Ibáñez, el gran genio del humor gráfico español,

lleva toda su vida trabajando para que los españoles de a pie

seamos un poco más felices. Ibáñez, además, está de moda.

El Círculo de Bellas Artes de Madrid celebra

una exposición retrospectiva sobre su figura y obra

que puede verse hasta el 18 de enero.

Se ha estrenado con éxito "Mortadelo y Filemón

contra Jimmy el Cachondo", película en la que participa TVE.

Como comprueban en este documental,

Ibáñez, aparte de gran creador, es todo un personaje.

-Estoy citada con una persona que estoy convencida

que todos quieren muchísimo.

Sí, ya lo creo... Es don Francisco Ibáñez.

(APLAUSOS)

(NARRADOR) "Francisco Ibáñez es, sin duda, el dibujante

y guionista de historietas gráficas que más ha calado

en la memoria colectiva del pueblo español,

el que más y mejor nos ha hecho reír

leyendo sus tebeos durante, al menos, tres generaciones".

-Don Francisco Ibáñez, muy buenas noches.

-Hola, buenas noches, ¿qué tal? -¿Paco o Sr. Ibáñez?

-Paco, Paco, Paco sencillamente. -Vale.

Eh, ¿historietista o dibujante? -Historietista.

-¿Cómic o tebeo? -Tebeo, tebeo, tebeo.

-Tebeo.

(NARRADOR) "Ibáñez es el mago que pulsa certero en nosotros

el resorte de la risa, risa imperiosa, a raudales,

a veces, incontenible.

¿Quién no se ha partido de risa una o mil veces

con alguna de sus historietas?

El Círculo de Bellas Artes de Madrid celebra la exposición:

"Francisco Ibáñez, el mago del humor",

una retrospectiva que rinde memoria y reconocimiento a este autor

cuya extensa y saludable labor creativa,

ha sido distinguida con el aprecio unánime

y continuo del público y con galardones

como la Medalla de Oro al Mérito en las Bellas Artes.

Pese a la importancia de Ibáñez como creador,

esta es la primera exposición en España

dedicada íntegramente a su figura.

Reúne abundante material gráfico de todas sus épocas e,

incluso, numerosos bocetos y dibujos originales

cedidos por expertos y coleccionistas".

-Esta exposición, es curioso, porque yo escuché una conversación

de dos personas que comentaban a una a otra:

"¿Te imaginas cómo sería una exposición de Ibáñez?".

Entonces, yo pensé: "Es verdad, si es que nunca

ha habido una exposición...". Ha habido exposiciones

de personajes, pero no una exposición sobre Ibáñez,

con toda su obra, con elementos originales, con revistas...

Y, entonces, bueno, de ahí surgió la idea.

Realmente, es muy gratificante,

porque, cuando entran en la sala ya se les ilumina la cara,

es una cosa... es muy... Es muy impresionante.

Y, cuando salen, todos te dicen, todos,

que les ha recordado a su infancia,

que esos tebeos los leían, se acordaban de "Pulgarcito"...

Según la edad se acordaban de unos personajes u otros.

Para mí ha sido un sueño poder hacer esta exposición,

ver a la gente cómo se emocionaba cuando entraba...

Eso ha sido muy gratificante para mí.

-Lo que más me gusta son las aventuras

de "Mortadelo y Filemón" y también "Rompetechos",

me he reído mucho con ellos...

La verdad, en mi niñez es lo que más leía, sí.

Y recuerdo que en "El País", aparte del periódico,

luego venía como un pequeño librito

y era todo de pasatiempos y de cómics y venía

"La Rue del Percebe", luego venían aventuras

de "Mortadelo y Filemón" y, bueno, me gustaba mucho

leerlo, sí. -De Ibáñez veremos su capacidad

para desarrollar todo este trabajo que ha hecho,

realmente es extraordinario, su inteligencia también para

crear obras como "Mortadelo y Filemón",

que me parece la mejor obra española que

se puede haber hecho en cómic.

Es realmente extraordinaria su inteligencia y capacidad

para poder crear, es increíble.

El pasatiempo diario que tenía de pequeño

hasta ahora, recuerdo cada uno de sus cómics,

tengo gran parte de colección de él y...

Realmente, como amante de los cómics,

ha significado toda mi infancia.

Yo me divertí mucho leyéndole.

-Para mí es el recuerdo de una época que ya pasó,

es nostalgia pura. -Y, además, me trae recuerdos

de los cambios de tebeo, las...

Donde llevabas uno con unos centimillos,

cogías otro y, así, leías todos los habidos y por haber.

(NARRADOR) "Habida cuenta de la complicidad sentimental

del espectador, la muestra se disfruta con

una sonrisa en la boca pero, además, la exposición

ofrece información, cuenta con interesantes textos

escritos por especialistas en Ibáñez que analizan la vida,

la obra y la metodología de trabajo de este historietista.

Además de la galería de personajes archiconocidos

de la Editorial Bruguera y Ediciones B,

la muestra exhibe las primeras creaciones

del jovencísimo Ibáñez en la Editorial Marco.

Allí se fue conformando su estilo y su portentosa técnica.

Podemos ver su primera historieta publicada en 1952:

'Mucho ruido y pocas nueces'.

También, las aventuras de originales

y rompedores personajes como 'La familia Repollino',

su primera saga, o el negrito 'Kokolo'".

-¿Es verdad que tu padre recortó tu primer dibujo

y lo llevó muchos años en la cartera?

Era un ratón. -Cierto, cierto, cierto.

No sé qué edad tendría entonces. -Siete años más o menos.

-¿Cuántos? -Me han dicho que siete,

o menos incluso. -Entonces tenía menos de siete,

muchísimos menos, era la época de la inmediata,

inmediatísima posguerra donde había nada de nada,

no había nada en absoluto. Tenía un lápiz en la mano,

empezaba a saber para qué funcionaba, para qué servía

aquel extraño cacharro y dibujé, no sé cómo me salió,

un ratoncillo, como no había papel, en una esquina del periódico

de mi padre lo dibujé. Mi padre lo vio, le gustó,

lo recortó, se lo guardó... Nunca más le hicimos caso

al ratoncito de mi padre y, cuando desapareció

que mirábamos sus cosas, allí seguía,

allí estaba el ratoncito, allí estaba.

(NARRADOR) "Nacido en Barcelona en el emblemático año de 1936,

Ibáñez estudió Contabilidad, Banca y Peritaje Mercantil.

Empezó a trabajar como botones de banco

pero fue capaz de cambiar su destino.

A partir de la publicación de su primera historieta,

a la edad de 16 años, consiguió encauzar su vida

hacia su auténtica vocación: el humor gráfico".

-Entró Ibáñez en el Banco Español de Crédito.

-Ajá.

-Como botones. -Como botones, sí, sí.

-Sacarino. -Quizá sale de ahí.

Inconscientemente, quizá sale de ahí Sacarino, sí, sí,

ya lo creo, ya lo creo. Estuve un año allí con mi gorro y

mis cosas de botones, practicando, haciendo historietas.

Podíamos decir que yo antes había hecho historieta,

solo que lo disimulaba trabajando en un banco.

Sí, yo tenía mis apuntes. -¿En el mismo banco?

-Donde iba sumando y tal y, cuando el jefe no miraba,

hacía mis historietitas, cuando miraba tapaba,

con lo cual, a veces, el jefe se encontraba

con sus documentos, iba firmando y, de repente,

firmaba un Mortadelo. "¿Ibáñez, esto qué es?".

Antes de eso, ya había trabajado en otras editoriales y tal.

Antes de eso, tenía cinco años cuando publiqué mi primer dibujo

en una revista infantil de colaboración de lectores y tal,

esa fue mi primera colaboración. Antes de eso, trabajaba

simplemente en las paredes de la casa paterna.

Estuve en el banco, trabajando en el banco

era otra cosa porque... De aquella época tengo

el hombro izquierdo más bajo que el derecho.

Después notabas los golpes del jefe de negociado:

"Ibáñez, ¿otra vez?". Allí estaba Ibáñez haciendo

sus historietitas debajo de las relaciones, de letras,

de impagados y tal, siempre con mis muñequitos allí.

-¿Cómo se tomaron en casa, allá por el año 57, que, con 21 años,

dejes el banco para dibujar muñequitos?

-Terrible. "¿Hijo mío, estás loco?

¿Qué haces? El banco es una cosa segura".

-"Sí, papá, tengo aquí... Mi platito de garbanzos

lo tendré seguro, pero quiero algo más,

quiero trabajar en algo que a mí me guste".

-"Hijo, no lo hagas, piénsatelo". Lo pensé y me marché.

Al paso un poco del tiempo,

empezó a mirar: "Bueno, pues quizás

no estaba tan mal lo que pensabas,

quizá hiciste bien". Y se acabó.

(NARRADOR) "Desde entonces y hasta hoy, aún en activo

a sus 78 años, la portentosa imaginación de Ibáñez

y su increíble capacidad de trabajo, han aportado

a nuestra cultura colectiva toneladas de risa y diversión".

-Lo que más me gusta de él es la sencillez de los dibujos

y, sobre todo, "Mortadelo y Filemón", lo que más me gusta.

Cada viñeta, prácticamente, era una risa constante.

Lo que más me reportaba eran momentos de evasión,

yo leía las viñetas y era como estar en otro mundo diferente

y era constantemente de él y esperar a que saliera

el número siguiente, corriendo a comprar.

-¿Qué hace, Mortadelo? ¿Se prepara para la vuelta al cole?

-Más o menos, compruebo si funciona el invento

del Profesor Bacterio para detectar si los niños estudian.

-No me cuente su vida. ¡Matemáticas! Mi especialidad.

¿Raíz cuadrada de 16? Está chupado: 740...

¡Ah...! -¡Funciona! Muchas gracias, jefe,

le veo en el patio.

(NARRADOR) "¿Cuál es el secreto de Ibáñez?

¿En qué consiste su idiosincrasia?

¿Qué hace que sus historias y personajes sigan resultando

tan atractivos para un público masivo y heterogéneo

de todas las edades y estratos?".

-¿Qué tendrá que ver un lector de Socuéllamos, por ejemplo,

con un lector de Copenhague?

Y se ríen con "Mortadelo y Filemón".

-Eso fue una discusión que yo tuve, eh, muy dura

con el antiguo director de la casa Bruguera, yo decía:

"Igual que estáis comprando, eh, producción a los demás países,

o sea, y publicándolas aquí, hagamos lo contrario,

vendednos fuera que veamos alguna perrilla aquí,

es una pena lo que estamos cobrando".

Y él me decía: "No, mire, Sr. Ibáñez, no,

tenga usted en cuenta que es humor español,

no tiene nada que ver con el humor sueco".

-Claro, claro. -Y yo decía: "Perdone usted,

pero el humor español, el humor con el que estoy trabajando

son películas, las cuáles, el tema general

no tiene importancia, toda la importancia reside

en las cosas que van ocurriendo una tras de otra,

un porrazo, las cosas que ocurren, eso trasladado a la historieta".

-Los niños te siguen, eh... Aclamando como un ídolo

-Sí, sí, sí, sí. Y a mí me gusta, además, me gusta.

Me conocen desde jovencitos, me conocen inmediatamente.

Ya te decía, me llaman "Paco", "Mortadelo" y tal...

Quizá, a veces pienso que sus padres habrán sido

unos seguidores de la historieta, unos nostálgicos y tal,

se lo han enseñado a sus hijos, y a sus hijos les ha gustado,

lo han seguido.

-¿Ha visto?

(CLAXON)

-Desde luego, jefe, qué ganas de hacerlo todo complicado.

(EXPLOSIÓN)

(NARRADOR) "El humor de Ibáñez es directo, con un punto delirante

y surrealista por eso, quizá, nos gusta tanto;

porque, al contrario de cómo solemos ser nosotros mismos,

Ibáñez no es nada comedido.

Otra virtud terapéutica latente en las historias de Ibáñez

es que los españoles de toda condición

nos vemos sarcásticamente reflejados en ellas.

Somos capaces, así, de reírnos sin crueldad

de nosotros mismos, de nuestra forma de ser

y de nuestras miserias, algo ciertamente saludable

en un país tan proclive al tremendismo".

-Y corre el rumor de que Francisco Ibáñez es

el otro yo de Rompetechos.

-Exactamente, no corre el rumor, no, no, es un clamor completo.

Rompetechos es un personaje muy querido por mí,

quizás el personaje más querido por mí, eh, en parte,

por el fiel parecido que tiene con el autor.

-¿Qué hay de sus personajes en usted?

O sea, ¿qué hay de "Mortadelo y Filemón" en Francisco Ibáñez?

-Bueno, si observamos el personaje y a mí hay dos detalles:

Son las gafas y el cráneo, eso es lo principal.

Por lo demás, ninguno, desgraciadamente para mí, ninguno.

Mortadelo es un señor que se mueve, que hace lo que le da la gana,

corre, salta, yo no, yo siempre estoy aquí,

me levanto muy temprano, cojo los grilletes,

me los ato a la pata de la mesa, trabajo

y estoy las 26 horas del día trabajando.

-¿O sea que no...? -Semejanzas muy pocas.

(NARRADOR) "La galería de personajes creados por Ibáñez

incluye algunos tan populares como Rompetechos,

la familia Trapisonda, la Rue del Percebe,

el botones Sacarino, Pepe Gotera y Otilio...

Pero, sin duda, sus personajes más emblemáticos son

esa pareja de estrambóticos y funestos detectives

llamada Mortadelo y Filemón.

Sus aventuras en forma de historietas en tebeos

empezaron a publicarse en 1958.

A finales de los 60, comenzaron a editarse

en formato de libros seriados, unos álbumes que han tenido

un abrumador éxito editorial

con 40 millones de ejemplares vendidos en todo el mundo".

-"Mortadelo y Filemón", concretamente, se ha publicado

pues en toda Europa, tengo aquí algunos ejemplos de...

En fin, ejemplares en...

Este es muy curioso, un ejemplar en...

En griego. Me pasé toda una tarde

tratando de adivinar qué demonios pone ahí,

en cada país acostumbran a cambiar

los nombres de los personajes según su forma de pensar.

-¿Y qué pone ahí? -Aún no he conseguido...

-¿Aún no? -No lo he conseguido descifrar.

Los tenemos en griego, tenemos las ediciones alemanas,

tenemos las ediciones... Qué sé yo, finlandesas...

Eh, noruegas, eh, francesas, etcétera, etcétera.

Se publican, me dijeron, que salían como suplemento

en "El libro rojo de Mao", no me lo creo,

pero aseguran que es cierto.

(NARRADOR) "Los agentes Mortadelo y Filemón

acuden a una reunión de alta seguridad".

-Ya estamos, Mortadelo, saque la llave.

(NARRADOR) "Las andanzas de 'Mortadelo y Filemón'

se plasmaron de dibujos animados,

películas de cine, cromos, publicidad...

El rotundo éxito de la pareja ha propiciado la edición

de numerosos objetos relacionados con los personajes

en forma de muñecos, vajillas, juegos o cachivaches de todo tipo".

-Y así como en muchas casas, muchas familias, muchos padres

tienen a sus hijos hasta que tienen 30 ó 40 años,

los tienen en casa, los están alimentando, tal...

El caso mío es exactamente todo lo contrario,

yo he tenido durante 42 años a unos hijos en casa

a los cuáles no he alimentado, sino que me han estado

alimentando ellos a mí, es una cosa maravillosa.

(NARRADOR) "En la exposición se exhibe un vídeo que muestra

diversas fases de elaboración de la película en animación en 3D:

'Mortadelo y Filemón contra Jimmy el Cachondo'.

Está dirigida por Javier Fesser, como las dos primeras entregas

en cine de las aventuras de la pareja encarnadas por actores".

(EXPLOSIÓN) (GRITAN)

(NARRADOR) "El humor de Ibáñez es entrañablemente gamberro,

trasgresor y políticamente incorrecto;

eso fue así desde siempre, incluso en la etapa más oscura

de la dictadura, su desparpajo, aparentemente inocente,

Chirriaba con los convencionalismos y traspasaba sutilmente

las férreas normas de la censura.

Eran tiempos en los que la censura apretaba fuerte,

incluso en los inocentes tebeos.

De ello no se libró Ibáñez que, como tantos otros,

tuvo que establecer ciertos criterios de autolimitación

para soslayar su implacable vigilancia.

Por ejemplo, descontextualizar la acción

en un lugar y un tiempo indeterminados.

Aunque sus personajes eran típicamente españoles,

la acción sucedía en un país imaginario

cuyos agentes de la autoridad eran "la police".

Y no vestían como rancios policías grises o guardias civiles

sino como gendarmes o bobbies ingleses.

En ocasiones, Ibáñez tuvo que plegarse

a los dictados de los censores;

como en el caso de "La familia Trapisonda,

un grupito que es la monda".

Originalmente, la familia Trapisonda

eran un matrimonio muy mal avenido y sus hijos.

Siempre en constante conflicto.

La censura consideró que esa no era

un imagen adecuada para una familia española

y obligó a cambiar los roles de los personajes.

Los cónyuges pasaron a ser hermanos y los hijos a ser sobrinos.

El sastre de la Rue del Percebe, originalmente era un científico

loco, al estilo de Frankenstein, que creaba monstruos.

Los censores reprobaron al personaje

porque la facultad de creación de la vida era exclusiva de Dios,

un dios que nunca aprobaría esas monstruosidades.

El doctor loco revivió al cabo del tiempo reconvertido en sastre

que creaba monstruos indumentarios.

Ibáñez es un equipo unipersonal.

En su caso, se reúnen en una sola persona

el talento para el guión y para el dibujo.

Aún hoy en día sigue trabajando de forma totalmente artesanal,

ajeno a las nuevas tecnologías, dibujando con lápiz y papel

y sin ordenador alguno".

¿Cómo te llevas con las nuevas tecnologías?

Porque creo que he visto algún dibujo tuyo...

Digamos que no parece una declaración de amor.

Más bien no, mire usted. Mis hijos una vez me regalaron...

"Papá, ya está bien, deja estar al tantán;

aquí te traemos un cacharrito, un ordenador.

A partir de ahora usa el ordenador, será más fácil.

Además es la era del ordenador...".

Ese cacharro a mí me puso malo, lo intenté de mil formas,

¡aquel estúpido cacharro se permitía incluso corregirme!

Yo escribía allí alguna onomatopeya,

cosas de esas, como a mí me gustaba hacer y me respondía:

"No se hace así". Que sí, que lo hago yo y tal...

Un día escribí... "no, está mal".

Hoy día, la historieta se hace igual que hace 50 años:

con la mano derecha, con la cabeza,

un lápiz, una pluma y un poco de tinta o pincel...

Y nada más. El día que alguien me diga:

"en tal tienda hay un ordenador

que son capaces de pensar, de crear historietas".

Aún no ha terminado de decirme eso y ya estoy yo haciendo cola.

¿Cuál es su jornada laboral?

La que decía antes, toda, completa. Las 26 o 28 horas del día;

llega la hora 24, atraso el reloj aún tengo cuatro horas más.

(NARRADOR) "Trabajador incansable, de productividad portentosa;

a causa de su desbordante éxito,

en sus épocas de máxima demanda editorial,

Ibáñez llegó a producir a destajo hasta 40 páginas semanales.

Todo un récord infernal que no le llevó, afortunadamente,

a morir de éxito.

La explotación a la que fue sometido

tanto por la editorial Bruguera como por él mismo,

no causó mella en su ánimo.

Ibáñez siempre está sonriendo.

Sólo se le ha visto en los medios de comunicación

hablando serio una vez,

cuando contaba su litigio con la editorial Bruguera

por los derechos de autor de sus personajes".

Ocurre que, hace muchos años,

cuando yo empecé mi andadura como historietista en Bruguera,

entonces se firmaron unos contratos muy originales,

unos contratos en los que todos los derechos estaban de parte

del editor y todas las obligaciones de parte del dibujante.

Ocurrió que, seguidamente,

después de haber creado Mortadelo y algún otro personaje

como Sacarino, Gotera y Otilio, Rompetechos, 13 Rue, etc.

Ocurrió que el editor,

de espaldas al autor, de espaldas al dibujante,

cogía todos estos personajes y se iba al registro de patentes

y los inscribía a su nombre, sin decirnos ni una sola palabra.

Ibáñez es, en sí mismo, todo un personaje.

Modesto hasta la humildad,

simpático y divertido en su trato personal

y poseedor de un aspecto peculiar

como de oficinista loco e hiperactivo

con el que él mismo se autocaricaturiza

en ocasiones en sus viñetas".

¿A qué se debe este éxito...?

Pues no lo sé, a mí me gustaría saberlo.

Simplemente me limito a hacerlo

y el público a aceptarlo, con una sonrisa de oreja a oreja.

¿Por qué afortunadamente no te jubilas,

por qué sigues dibujando todos los días, todas las horas?

No es que no lo haya pensado yo más de una vez y más de dos,

incluso lo haya propuesto; que haya ido a la editorial...

"Oye, que estoy un poco, que tengo ya"...

Tampoco te digo los años.

"Tengo ya muchos años encima, que me gustaría jubi...".

De ahí no me dejan pasar. "¿Pero qué dices, loco?"

Aquí está el planning de este año, el otro...

¡Venga al tablero a trabajar! ¡Y así estamos!

¿Algún momento de su vida no se ha sentido un artista...?

Me refiero de la alta cultura, ¿frustrado?

¿Un pintor o... algún otro tipo de las artes del dibujo?

Completamente, completamente.

Yo, precisamente, si hay algo en esta vida

que a mí me hubiera gustado saber

es dibujar, ¡y no pierdo la esperanza, algún día aprenderé!

"Cuando era niño y me iba a la cama,

primero pasaba por la cocina.

Un vaso de leche, un montón de pastas dulces y un tebeo

y era la persona más feliz del mundo.

Todavía guardo un baúl lleno con todos tus tebeos.

Imposible olvidarlo.

Muchas gracias por hacerme la vida más feliz".

(NARRADOR) "Este es uno de los mensajes

dedicados por los espectadores de la exposición

en el libro de dedicatorias.

Ibáñez forma ya una pequeña parte de nosotros mismos".

Para nosotros, los tebeos han sido parte de nuestra vida,

no cabe duda.

Y además, en una economía precaria en aquella época,

donde comprar tebeos... -Bueno, en esta también.

Bueno... pero donde comprar tebeos no era lo habitual.

Lo habitual es que tenías media docena de tebeos,

los cambiabas y tal y seguías leyendo cosas.

Mi trabajo es una verdadera maravilla.

Yo siempre lo he dicho, he dibujado, he creado historietas,

pasándome muchas, muchas,

todas las horas delante del tablero...

Eso que digo a veces de que cuando llegue la hora 24

y atraso el reloj, pongo la hora canalla...

Una horita, eso en el fondo vale de verdad la pena,

porque luego viene ese premio tan entrañable

y es el público lector que lo recibe,

con esa sonrisa de oreja a oreja

y que me lo dice y me lo hace notar.

Además, ocurre cuando vienen los niños a pedirme que...

El álbum, en las grandes firmas y esto... Me hace mucha gracia

y eso para mí es casi un premio de verdad,

más que todos los premios oficiales.

Hay niños que durante el examen... tengo que ir a una firma,

el sábado. Y durante toda la semana están pensando

qué me van a decir; que también les gusta el dibujo

me van a enseñar cosas que ellos han hecho...

Llega el sábado, llegan con su libro,

me lo ponen, se quedan así mirándome

y la madre dice: "Nene, qué querías decirle al Sr. Ibáñez".

Y él está con los ojos así abiertos y no dice ni palabra...

¿Qué quieres, chico? Dime.

El chico así... ¡es un premio de verdad!

Y se va con los ojos muy abiertos, sin decir nada

pero yo sé lo que ha sentido, ¡me ha emocionado de verdad!

Al autor le gusta saber que pequeños y mayores

llegan al sueño con sus personajes y detalles.

Estaba pensando en venderlo en la farmacia...

Como somníferos, meterlos en tubitos.

(NARRADOR) "Cercano ya a cumplir los 80 años,

Ibáñez sigue gozosamente activo y en plena forma.

Rebosante de su incombustible sentido del humor,

haciéndonos a todos un poquito más felices".

Tengo que pedirlo a veces, alguno que viene a pedirme firma.

Les encanta lo que yo hago, siempre me dicen:

"Ibáñez, no te pongas enfermo, no te mueras nunca".

NO sé si son amigos o enemigos, pero me lo dicen continuamente.

Y se lo agradezco mucho y a todos ellos les doy

un abrazo así de gordo igual que a vosotros. Gracias.

(NARRADOR) "Muchas gracias, Ibáñez.

Gracias por hacernos reír tanto y tanto durante tanto tiempo.

Los españolitos de a pie estamos en deuda contigo.

Quien bien te quiere, te hará reír.

Y tú nos debes querer mucho.

Si sumamos la energía positiva

liberada a base de risas y carcajadas

en más de medio siglo de tus historietas,

habría potencial para una descomunal bomba de endorfinas,

para un megatón de jolgorio, de gozo, de sana alegría".

Hola a todos, hemos invitado hoy, último día de emisión de este año

para "La aventura del saber"

al profesor D. José Julio Perlado,

autor de una treintena de libros

que han servido a muchos estudiantes de Periodismo,

de un blog literario de lujo

con más de 2,5 millones de seguidores,

"Mi siglo", y de algunas novelas.

Hemos contado con él en otras ocasiones,

por ejemplo, para hablar de mayo del 68, del buen periodismo,

de cómo se escribe bien y de cómo debe sentirse

y practicarse el buen periodismo.

Hoy queremos de libros especiales para leer en estas fechas.

Quizá por el mismo es autor de una novela

que se nos antoja muy indicada

para leer en esta fecha. Esta, "Mi abuelo, el Premio Nobel".

Publicado en 2011, ¿no?

Bienvenido, José Julio. Muchas gracias.

Una edición maravillosa... Sí, la cuidó muy bien el editor,

muy bien, muy cuidada: el papel, la contraportada, la portada...

Todo perfecto, muy bien. Oye...

Háblanos un poco de ella, ¿cómo se te ocurrió? Es una novela

sobre alguien que recibe el Nobel pero no ha escrito nunca.

Exactamente.

Es una... es la historia de un escritor

que no puede escribir materialmente,

que no se atreve a escribir en el papel,

pero que tiene un montón de ideas en la cabeza

que las va contando a su familia;

que tiene pánico a escribir en el papel

y que tiene tales ideas fabulosas

que, cada día, va contando una historia y la familia

le va diciendo: ¡pero escríbela!

En verdad es imposible escribir. Es la historia de un escritor,

Dante Darnius, que va contando... el libro es una sucesión

de historias contadas oralmente

por el escritor, que forman un libro.

¿Y al final las escribe desde el punto de vista del nieto?

Entonces él va contando esto al nieto.

Y le va contando no sólo esas historias

sino qué es la vida. Por ejemplo, le cuenta,

ante unos mapas en el mundo, le cuenta

cómo duermen en África y cómo se apagan las luces

en África y no en Occidente;

cómo... por qué no duerme la gente en Nueva York por preocupaciones.

Entonces tiene unos aparatos el abuelo

para quitar las preocupaciones y la gente duerme en Nueva York.

O sea... le va contando una serie de cosas de la vida.

Le va contando, por ejemplo,

cómo llegan las pecas a la cara.

Que el sol produce unas avecillas,

que las avecillas van y se posan en la cara.

Y las mujeres y los hombres también, le salen las pecas.

Depende, si la avecilla es blanca o negra, hay pecas...

Le descubre el mundo, ¿no? Y entonces hay un momento

en el cual todas esas historias tan fabulosas,

tan impresionantes, se enteran en Estocolmo

de que hay un escritor que no ha escrito nunca

le conceden el Nobel de Literatura, ante el asombro de este señor.

Va... le asombra al señor y a la familia;

va a recibir el Premio Nobel sin ningún papel ni libro.

Les cuenta allí otra historia, pidiéndole perdón

al rey de... en el momento aquel.

Y cuenta una historia fabulosa

de un delta que cruza el mar y le aplauden mucho.

Y es el único escritor que no ha escrito nada,

que recibe el Premio Nobel por su imaginación.

¡Qué bueno! Pero tampoco es tan raro, quiero decir, grandes...

En fin, filósofos, pensadores,

líderes de la humanidad no han escrito.

Sócrates no escribió y Jesucristo tampoco.

No y además es que yo también he querido reivindicar

que los proyectos de las cosas. Por ejemplo,

yo no entiendo nada de arquitectura,

pero un arquitecto, el proyecto que presenta...

Ese proyecto es el que vale, ¿no?

Y le da un premio y luego gana el premio pero...

Él lo realiza. O sea, que los proyectos, en la cabeza,

para un escritor, me parece que...

Fabular en la cabeza es muy importante.

Tú cuando escribías el libro, ¿en quién pensabas,

pensabas en tus nietos...?

No, no pensaba en mis nietos, pensaba

en la labor del escritor, en que los escritores somos así...

Muchas pensamos muchas cosas en la vida

que nos cuesta escribir,

en lo que se llama "el pánico del escritor";

pensaba... el contraste entre fabulación y trabajo.

Entonces... luego salió todo el tema del nieto,

porque me parecía muy interesante

que un abuelo explicara la vida al otro, a través de historias.

Pero no pensaba en ningún personaje.

¿Pero tú lo escribías en el blog, no?

¿Y fue una nieta "apócrifa",

quien te dijo...? La historia es más interesante.

Yo empecé a publicar estas cosas en el blog

y entonces había una persona, una señora,

precisamente de León,

que me escribió diciéndome: me ha encantado esto

y se lo he mandado al editor...

El editor, que es un editor muy bueno, de Funambulista,

que vive en Luxemburgo; me escribió y me dijo:

me ha gustado esto y se lo voy a publicar. Pero...

Lo fue publicando poco a poco, no todo entero;

me lo fue publicando en el blog, que llevo ya 7 años con él

y de ahí salió.

Oye, en el blog hay un taller de escritura, de José Julio Perlado.

¿Por qué somos a veces reacios

a los talleres de escritura creativa?

Cuando, por ejemplo, si vas a estudiar música,

debes aprenderla antes de componerla.

Y con todo lo demás: con la pintura, la escultura,

con el cine, con la fotografía.

¿Por qué la Literatura parece como que no se tiene que aprender?

Hombre, yo creo que sí se tiene que aprender porque hay dotes

que tiene uno de memoria, de imaginación, de técnicas...

Hay que aprender; me parece que en alguna entrevista lo comenté:

aprender a ver el mundo de otra forma.

Aprender a crear historias ante una fotografía,

ante una imagen. Y es un taller

de escritura, el que llevo yo,

que está anunciado en el blog, de escritura mío,

ahí enseño o intento enseñar a que la gente

desarrolle su imaginación.

Y luego, por ejemplo, el tema de los detalles

en los personajes, el tema de los finales,

el tema de los principios. De escritura, de relato.

-Dejando en libertad a todo el mundo

con su imaginación y con su personalidad.

Porque yo respeto todas las posibilidades.

Pueden escribir líricamente, gramáticamente.

Pueden escribir lo que quieran.

Pero respetando eso, se puede ayudar muy bien

en un taller de escritura, me parece a mí.

Oye, José Julio, en atención a las fechas en las que estamos,

que estamos en la última semana, para nosotros, antes de Navidad,

en emisión, recomiéndonos

algunos libros para leer ahora en Navidad,

que tenemos un poco más de tiempo y tal en familia.

-Yo diría, por ejemplo...

Hay millares de libros. Por ejemplo,

un libro que me parece interesante para todo el mundo

es "La perla" de Steinbeck. La novela "La perla" de Steinbeck.

Otro libro, que tenía aquí apuntado, que les gustará más

a las lectoras, pero a todo el mundo,

"La señora Dalloway" de Virginia Woolf,

que es una visión de Londres muy interesante.

Una novela menos difícil que otras de Virginia.

A mí me gusta. Otra novela que la gente

no ha leído, "Moby Dick", que la gente ha visto

la película, pero que tiene un gran símbolo

y está muy bien hecha por Herman Melville.

Me parece una novela importante.

Bueno, la famosa "Guerra y paz", que hay que leerla.

Alguna vez en la vida, hay que leer "Guerra y paz".

Porque "Guerra y paz"... También es hay una película

fantástica, pero no se puede sustituir.

-Hay que saber como Tolstói cuenta las batallas

de Napoleón, los amores de Natasha.

Hay que vivir todo el tema del siglo XIX.

Para los niños, quizás, aunque es un libro muy conocido,

"Platero y yo" me parece que es un libro muy interesante

por toda la dulzura

y la sensibilidad que tiene Juan Ramón.

Juan Ramón era una gran prosista, aparte de poeta.

Un gran crítico. -Sí. Y luego, hay

unos cuentos de Oscar Wilde,

por ejemplo, "El ruiseñor y la rosa",

que están en un volumen, fabulosos.

O sea, que creo que... Hay para toda la familia.

Bueno, José Julio, ha sido, como siempre,

un placer compartir estos minutos contigo.

Esperamos verte pronto para hablar de cómo se monta

un blog de estos, que tenga un éxito como ese,

dos millones y medio de visitantes.

-Un éxito. De gente que sigue.

-Muchísimas gracias. Felices fiestas.

-Gracias. Igualmente.

Seguimos con el programa. Vamos con la digitalización

del día, nuevo capítulo de "Historia de lo cotidiano":

"Bajo el vestido, primera parte".

(NARRADORA) "Habría de transcurrir mucho tiempo para

que hombres y mujeres comenzasen a vestir prendas íntimas.

En el cálido Egipto se utilizaba un minúsculo taparrabos,

muy semejante a nuestros tanga actuales.

Esta prenda se utilizaba exteriormente,

pues, aunque puede sorprender, durante siglos

las damas no llevaron nada bajo sus túnicas.

Como en todas las civilizaciones, el vestir tenía

una función simbólica y social.

Solo las aristócratas y princesas reales

podían lucir túnicas transparentes.

Los hombres llevaban un paño ceñido a las caderas,

que cubría desde la cintura hasta el medio muslo

llamado el shenti,

que fue de uso común sin distinción de clase social.

-Maker. Maker es el que no se conforma

con consumir la tecnología, sino que quiere utilizarla

para sus propios fines. El que es capaz de rehacerla

con la ayuda de su comunidad y contribuir a ella

y buscarle un uso, quizás diferente,

quizás más personal o más social, pero distinto

del que le imponen desde arriba.

Hola de nuevo. Para cerrar el primer cuatrimestre

del curso último de 2014, vamos a recomendar la lectura

de esta nueva edición de "El Quijote",

adaptada por Arturo Pérez-Reverte a partir

de la edición académica de Joaquín Ibarra de 1780,

pero algunas modificaciones ortográficas

hechas siguiendo la ortografía de la Lengua Española de 2010.

Un acontecimiento editorial en este año

en el que acaban de cumplirse los tres siglos

de existencia de la Real Academia

y que no solo está dirigido a los estudiantes.

De hecho, se diría que es una ocasión estupenda

para releer de "El Quijote" la parte fundamental

con la estructura original, pero sin las interrupciones

a la trama central que dificultan una lectura sencilla y placentera

para concentrarse en la relación

entre los dos personajes principales y su peripecia.

Además, permite a quien ha leído la versión completa,

comparar ambas lecturas y pensar sobre ello,

en cómo varía la relación del texto

con el lector, por ejemplo.

El libro está publicado por la editorial Santillana.

Recuerden. "Don Quijote de La Mancha"

en edición de Arturo Pérez-Reverte.

Pinta, enseña y da vida a sus dibujos en formato

de libro animado. Disfruta especialmente mostrando

con la herramienta del humor negro, los sentimientos encontrados,

los dilemas y límites morales, las mentiras piadosas

y los mecanismos alienantes del sistema.

Es Riki Blanco a su obra está dedicado hoy

el espacio de "Boek visual".

(Latidos)

(NARRADOR) "Dice Ico Romero que Riki Blanco escribe libros

de una sola página, sin necesidad alguna de palabras.

Blanco es un ilustrador en todas sus acepciones,

que no se limita a acompañar, sino que escribe

o dilucida visualmente el texto.

Su trabajo ha podido verse en las principales portadas

de la prensa nacional e internacional, libros y carteles.

En su faceta más personal, su libro interactivo, "Touché!",

fue merecedor del Premio Internacional

del Libro Animado Paula Benavides.

El ilustrador barcelonés tiene una capacidad inusitada

para la síntesis, que, junto a su solidez visual

y a un afilado sentido del humor, dan forma

a ilustraciones rotundamente intelectuales.

Sin renunciar a los placeres de la poesía,

lo de Blanco es una prosa elocuente,

inteligente e ingeniosa".

Llega el momento de poner la banda sonora

de este jueves, especial porque es el que baja

el telón de "La aventura del saber" hasta 2015.

El público que hoy nos visita es el más exigente de todos.

Y los artistas que tienen

la tarea difícil de entretenerlos,

son los Dubbi Kids. Hola. (TODOS) Hola.

Vamos a empezar dando las gracias,

porque venís con un musical familiar que tenéis ahora

en cartel. Teatro Príncipe Gran Vía.

¿El huevo frito puede ser el protagonista de una historia?

-"La increíble historia de un huevo frito".

Es una historia que gira en torno a un huevo frito

que quiere ser un niño.

Y ahí se monta una gran aventura en la que interviene

un pirata, interviene un hada.

Con un montón de sorpresas muy divertidas.

Fechas. ¿Cuándo se os puede visitar?

En el Príncipe Gran Vía, hemos dicho.

-La primera actuación es el 20 de diciembre.

Y después, nos podréis ver el 26, que es viernes,

y el 28 también. Y luego, en enero, el día 4.

Oye, Gema, para nosotros es bajar el telón,

pero para vosotros es mantenerlo arriba, ¿no?

-"Arriba el telón". Cuéntanos.

-Es una colección de canciones que llevamos haciendo

desde hace tiempo y que nuestros fans

desde cuando éramos La Ratonera Teatro

nos han pedido que hiciéramos.

Y por fin, tenemos nuestro primer DVD/CD,

que contiene todas esas canciones divertidas.

Y vas a elegir, para cantar aquí...

-Vamos a cantar "Soy un pez". "Soy un pez". Muy bien.

Fenómeno. ¿Cómo es trabajar para

este público? Porque si se aburren, se van.

Hay que convencer. -Es el mejor público,

porque la respuestas que recibes de él,

es totalmente real. El diálogo que hay

entre ellos y nosotros es real.

Si no les gusta, se van. Y si les gusta, se quedan.

De momento, se quedan siempre. Llevan un buen rato.

Muy bien. -Es muy gratificante, desde luego,

hacer cosas para ellos. ¿Hablamos del tipo

de las canciones, del tipo de música, Salva?

Bueno, venga. ¿Qué tipo de música?

Aunque lo vamos a comprobar ahora.

-De todo. Desde rock & roll, country, dance. Lo que haga falta.

El disco está producido por Javier Monforte,

que es ex guitarrista de Radio Futura

y productor de Hevia. Gente importante

ha colaborado en este trabajo.

Está muy cuidado y está hecho como si fuera para mayores,

porque los niños son lo más importante,

como decíamos, los más exigentes, y se merecen lo mejor.

No cualquier cosa solo porque sean niños.

Claro. Además, a los padres también les gusta.

-Claro. Y lo tienen que oír todo el rato en el coche

y tiene que ser algo que les guste.

Muy bien. Son canciones propias.

-Compuestas por nosotros.

Compuestas e interpretadas por nosotros.

Yo creo que nos vamos y les dejamos, ¿no?

Volvemos luego. -Muy bien.

Gracias. Nuestro pequeño público

ya no puede aguantar más,

así que vamos a escuchar "Soy un pez".

#Dubbi, dubbi. Dubbi Kids.#

-Bueno, amiguitos y amiguitas,

nos vamos a sumergir en el fondo del mar.

Y para eso, nos tenemos que convertir en peces.

Os voy a decir la receta. Hay que abrir mucho los ojos.

A ver cómo abrís los ojos.

-Todo el mundo abriendo los ojos mucho. Así.

-Ah, muy bien. Y ponemos la boquita

como si fuésemos a dar un beso.

A ver esos besos, que se oigan.

Y ahora, tenéis que meter

los mofletes para adentro. -¡Qué difícil!

-Oye, muy bien. Yo creo que sí.

Yo creo que sí. ¡Pues somos todos peces!

-Vamos a cantar "Soy un pez".

Y para eso, tenemos que dar palmas.

Así que palmas arriba. Venga. Eso es.

(TARAREA)

Preparados, que vamos. Dice así...

#Arriba, abajo. Nadando por el mar.#

#Arriba, abajo. Nadando por el mar.#

#Y ahora, damos palmas.#

#Y ahora, damos palmas.#

Cantamos fuerte. Venga.

#Arriba, abajo. Nadando por el mar.#

#Arriba, abajo. Nadando por el mar.#

#Y ahora, damos palmas.#

#Y ahora, damos palmas.#

#Yo soy un pez

#y voy nadando por el mar.#

A ver cómo nadan los peces. Eso es.

#Tengo por mejor amigo

#a un calamar.#

Y los calamares, a ver...

#Soy pequeño

#y con las olas me gusta jugar.#

#Yo soy travieso

#y hago rabiar a mi mamá.#

Y ahora todos hacemos surf. Venga.

#Y hago surf

#sobre una estrella de mar.#

#Mi mayor ilusión

#es volar. ¡Ay, ay, ay, ay!# Todos.

#Arriba, abajo. Nadando por el mar.#

#Arriba, abajo. Nadando por el mar.#

#Y ahora, damos palmas.#

#Y ahora, damos palmas.#

Venga, fuerte. Cantamos todos.

#Arriba, abajo. Nadando por el mar.#

#Arriba, abajo. Nadando por el mar.#

#Y ahora, damos palmas.#

#Y ahora, damos palmas.#

#Yo soy un pez

#y voy nadando por el mar.#

#Que va nadando, va nadando,

#va nadando por el mar. Tengo por#

#mejor a un calamar.#

#Que va nadando, va nadando, va nadando por el mar.#

#Soy pequeño

#y con las olas me gusta jugar.#

#Soy un pez.#

#Yo soy travieso y hago rabiar a mi mamá.#

A ver cómo somos surfistas todos.

#Y hago surf

#sobre las olas del mar.#

#Mi mayor ilusión

#es volar. ¡Ay, ay, ay, ay, ay!#

Bueno, chicos, yo creo que ha llegado el momento

de que bailemos todos juntos.

Y de que les escuchemos a ellos, ¿vale?

Primero, bajito. Y luego, muy fuerte, muy fuerte.

¿Nos vais a ayudar? (NIÑOS) ¡Sí!

-¿Nos vais a ayudar? (NIÑOS) ¡Sí!

Pues dice así...

#Arriba, abajo. Nadando por el mar.#

#Arriba, abajo. Nadando por el mar.#

#Y ahora, damos palmas.#

#Y ahora, damos palmas.#

-Y ahora, muy fuerte. Vamos.

#Arriba, abajo. Nadando por el mar.#

#Arriba, abajo. Nadando por el mar.#

#Y ahora, damos palmas.#

¡Fuerte!

#Y ahora, damos palmas.#

-Y hacemos surf. #Y hago surf

#sobre una estrella de mar.#

#Mi mayor ilusión

#es volar. ¡Ay, ay, ay, ay, ay!#

-Un aplauso superfuerte. (APLAUDEN)

-Muy bien. Muy bien esos peces.

-Muy bien.

Bueno, pues ha sido un placer.

Gracias a los Dubbi Kids por cerrar el año con nosotros.

Volvemos el día 7, ¿no? Claro que sí.

Mucho éxito. Que os vaya muy bien.

-Gracias. Y a ustedes, hasta siempre.

Hasta el año que viene. Ha sido un placer tenerles ahí

como cada año, desde hace 22.

Y les esperamos a todos con más ilusiones todavía.

Bueno, y ahora todos juntos. ¿Qué tenemos que decir?

(TODOS) ¡Feliz Navidad!

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • La aventura del saber - 18/12/14

La aventura del saber - 18/12/14

18 dic 2014

Ofreceremos los reportajes "Muchas gracias, Ibáñez" y "Boek visual: Riki Blanco". Además, entrevistaremos a Enrique Martínez y Alberto Azcona, de la Campaña "Un juguete, una ilusión", al escritor y profesor José Julio Perlado y al grupo musical infantil Dubbi Kids.

ver más sobre "La aventura del saber - 18/12/14" ver menos sobre "La aventura del saber - 18/12/14"
Programas completos (1646)
Clips

Los últimos 5.551 programas de La aventura del Saber

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios