www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
4378439
Para todos los públicos La aventura del saber - 18/12/17 - ver ahora
Transcripción completa

(Música cabecera)

Hola, muy buenos días.

Bienvenidos a "La aventura del saber".

Hoy seguimos hablando de las características

políticas, económicas e históricas de las monarquías europeas vigentes.

Concretamente hablaremos de Andorra y Liechtenstein,

dos principados con bastantes rasgos en común.

Lo haremos, como siempre,

con las profesoras María y Laura Lara.

Después nos interesamos por la campaña solidaria

"Un juguete, una ilusión", un clásico de las Navidades

pero, sobre todo, una llamada de atención para todos.

Jugar también es un derecho de la infancia.

Sumario y empezamos.

Se acaban de cumplir diez años de la muerte de Alberto Datas,

uno de los pintores gallegos más reconocidos del siglo XX.

Fue un artista libre e independiente de corrientes o tendencias

que evolucionó desde una pintura figurativa

aprendida en las academias de Bellas Artes de A Coruña y Madrid

hasta un expresionismo abstracto.

Su familia, amigos, pintores, galeristas y docentes

lo recuerdan en un amplio reportaje que subraya, por ejemplo,

que estamos ante el pintor de referencia

para el movimiento Atlántica, en la Galicia de los años 80.

(Música)

Comenzamos "La aventura del saber", como cada semana,

con el presidente de la Real Academia de Gastronomía,

Rafael Ansón, quien hoy nos hablará de hábitos de vida saludables

y diabetes tipo 2.

Primero de hábitos de vida saludable, y quiero explicarlo una vez más:

Tenemos que tener hábitos de vida saludable para estar bien.

No para no tener diabetes.

Se trata de que, por añadidura,

si tenemos unos hábitos de vida saludables,

que no es solo la alimentación, muchísima actividad física,

además, evitaremos enfermedades.

Reduciremos factores de riesgo.

Evitarlas depende de muchos otros problemas.

Si a uno le coge un coche, coma lo que coma, da igual.

Pero es verdad, tengamos hábitos de vida saludable,

en los cuales hay que combinar varios factores.

Valentín Fuster lo ha hecho muy bien con su programa "Salud integral".

Es la alimentación, es la actividad física,

es evitar estrés, es dormir bien, es no tomar drogas.

No sirve de nada...

Un amigo dice que para tener una vida saludable hay que ser rico.

Yo creo que no.

La gente rica que conozco come bastante mal.

Come mejor la gente normal.

No elige lo más caro y normalmente come mucho mejor.

Por lo tanto, y muy brevemente,

¿cuáles son los hábitos de vida saludable?

Desde el punto de vista de la alimentación,

la dieta mediterránea.

Más vegetales que carnes de pescado, de vacas o de lo que sea.

Más fruta, más grasas como el aceite de oliva virgen extra

que grasas saturadas que pueden ser malas para el cardiovascular.

Es verdad que la Organización Mundial de la Salud

acaba de alertar contra el tema del azúcar

por el tema de la diabetes.

Se está convirtiendo en un tema casi tan importante como la obesidad.

Por lo tanto, comamos de una manera adecuada,

comamos de todo poco, evitemos el estrés de "esto no"...

Comer con normalidad para estar bien.

Y esos mismos hábitos de vida saludable

reducirán los riesgos de diabetes.

Insisto, en este caso, añadamos a una alimentación adecuada

actividad física, no deporte, eso lo hacen unos cuantos.

Actividad física la tenemos que hacer todos.

Yo no hago deporte, ni ando,

pero doy 7000 u 8000 pasos moviéndome con normalidad.

Tener un poco esa preocupación.

Subir las escaleras en vez de ir en el ascensor

si no son muchos pisos. Absolutamente.

Y tratar de evitar, en la medida de lo posible,

el estrés, la hipertensión.

Eso es más complicado.

Como es más difícil que los niños hagan ejercicio

cuando están todo el día con una pantallita delante.

Adecuemos la alimentación, tengamos hábitos de vida saludable,

y con eso reduciremos los riesgos de diabetes

y seremos más felices.

Tomamos nota. Comamos bien.

Gracias.

(Música)

Nuestro siguiente protagonista fue pintor de taller

y catedrático en la facultad de Bellas Artes

de la Universidad Complutense de Madrid.

De él son llamativas muchas cosas.

Desde la falta de referencias artísticas

en la Galicia de posguerra,

a su descubrimiento del arte abstracto europeo y americano

gracias a sus estancias académicas en Italia.

Todo fue forjando a Alberto Datas,

un artista capaz de reflejar en su vastísima obra

la condición humana, la naturaleza, o la crisis de nuestra civilización.

Coincidiendo con el décimo aniversario de su muerte,

van a poder comprobarlo gracias a este recorrido

por su trayectoria artística.

(Música)

Datas es un hombre de una gran formación académica y clásica.

Era un hombre de gran rigor y gran capacidad de trabajo.

Pero fue un artista muy rebelde, muy inquieto,

y muy libre.

Es un pintor de taller, que está oliendo los pigmentos

y está trabajando allí con su dibujo firme y su pincelada.

-Era un expresionismo muy libre,

una pintura muy fresca, muy de dentro, una especie de vómito.

Es aptitud que él tenía siempre de resistencia de pintor,

desde la pintura.

Siempre le veo como una especie de granito gallego.

Es decir, una piedra que es supercoherente, durísima,

pero a la vista se ven los elementos con los que está compuesta.

-Tenía un dominio del color excelente.

Lo mismo te manejaba el fucsia que el verde, el rojo, el negro.

Para mí era un perfecto.

(Música)

(Gaviotas)

Alberto Datas nació en la calle San Andrés,

en el corazón de la ciudad.

Y al poco tiempo, su familia fue a vivir a la calle Real.

Que es lo más céntrico, lo más típico.

Calle de galerías, comercial.

Tuvo la típica infancia de un niño de posguerra.

Eran tiempos muy duros.

A Coruña era una ciudad provinciana

en la época del franquismo más autárquico, más duro.

Entonces, los horizontes culturales eran muy limitados.

Siendo niño, a raíz de ser atropellado por una bicicleta,

y poco tiempo después por un proceso de tuberculosis,

estuvo mucho tiempo encerrado en casa

y es cuando empezó a garabatear en libretas, en papeles,

y todas las estampas que caían en su mano.

Y, entre ellas, hubo la suerte

de que había ilustraciones de Van Gogh y de Rembrandt

que ayudaron a despertar mucho en él la conciencia artística.

En la familia eran socios de dos barcos

y el niño acudía con su padre a ver cómo llegaba el barco.

Y según venía, sabían si venía cargado de pescado

o si venía ligero.

Y en esos ambientes, aquel niño y luego adolescente,

va a conectar con personajes marineros.

Con rostros muy curtidos por el mar, muy expresivos,

que le presentaba su padre.

Y entre eso y determinados vagabundos,

hizo muchas cabezas, muchos retratos,

que ayudó a crear su mundo inicial cuando empezaba como artista.

Datas empezó a estudiar en la Escuela de Artes y Oficios.

El ambiente era bastante académico, bastante caduco y rancio,

pero allí había varios compañeros,

entre ellos un profesor moderno, avanzado,

que era Mariano García Patiño.

-Nos enteramos de que había un taller.

Era en un piso.

Y allí nos reuníamos y nos enteramos un poco

de lo que estaba pasando en Europa, lo que se pintaba en Francia.

Llevamos modelos. Les pagábamos.

Vestidos, por supuesto.

Datas era bastante avanzado.

Sus retratos tenían mucha fuerza, no eran tan realistas.

Amplía un poco los esquemas de lo que había.

Era una época que había que reflejar lo fotográfico.

Sus retratos se diferenciaban mucho.

-Datas consigue acudir a Madrid a la Escuela de Bellas Artes,

con gran esfuerzo económico y personal.

Allí encuentra un mundo de mayores horizontes

y se dedica, durante varios años, a estar muy centrado en el estudio.

La academia, en aquel tiempo, era muy clásica.

Había que hacer sombras, brillos, luces o lo que fuera,

tal cual lo veíamos.

No había interpretación para nada.

Nos conocimos cuando yo tenía 18 años.

En Bellas Artes y dibujando.

En una clase de los de primer curso diciendo:

"Oye, perdona, pero este es mi sitio".

Me puse a dibujar.

Y él, en vez de irse,

se puso a dibujar también en otro caballete al lado mío.

Y yo me fijé y dije: "Qué chico más guapo".

(RÍE)

(Música)

-En ese momento, en la escuela,

había personalidades como Alcorlo, como Zarco.

Y era un momento en que los artistas que más se admiraban allí

eran Vázquez Díaz, por un lado

y, por otro, Pancho Cossío.

También andaba Antoñito López.

Este es el mundo en el que va a vivir.

Era un ambiente bohemio.

Nos íbamos a tomar vinillos, un chatito de vino,

en la calle de la Aduana, que había una tasca,

y allí íbamos, de distintos cursos.

Teníamos mucha unión.

Porque éramos muy pocos y porque todos íbamos a ser artistas.

En la España de aquellas épocas

apenas conocíamos nada.

Entonces era, todo lo más, el impresionismo.

Alberto, sin embargo, era otra cosa.

Leía mucho, estudiaba mucho las nuevas tendencias.

Como podía, en libros y cosas así.

Dominaba todas las técnicas.

Dibujaba de las esculturas, de los yesos,

con una fidelidad verdaderamente clásica.

(Música)

Hay una formación académica, vamos a llamarlo así.

Que se hace explícito incluso en su tesis doctoral.

Es de la academia al vitalismo pictórico.

Es expresivo.

Vemos cómo su temperamento introvertido y rebelde

hace que ese acercamiento a los objetos,

a la realidad, a la materia,

tiene que tener un prisma personal.

Una óptica, una mirada suya.

(Música)

Hay dos momentos muy importantes de Alberto Datas en Italia en los 60.

Por un lado, en el 60-61, cuando está en Venecia,

con el profesor Saetti, cuya obra había visto él en Madrid,

es un pintor que es muralista,

que le da mucha importancia al color.

Este profesor se fija en él y le interesa mucho como ayudante.

(Música)

Allí vio otra forma de pintar.

Pintaba el mural, al fresco,

y arrancaba la pintura y la traspasaba a un lienzo.

Vio que el mundo no acababa en Madrid, en una escuela.

Un romper el muro que tenía delante.

-Y este es momento es decisivo para él

porque, al salir de esa España cerrada,

de horizontes sin libertades,

él se encuentra con una sociedad democrática y abierta,

y es cuando él empieza a conocer todo el arte internacional.

Conoce las vanguardias históricas italianas, el futurismo,

la pintura metafísica italiana.

Y hay un hecho muy importante en esta etapa veneciana

que es cuando él ve la obra de Giacometti.

Esto va a ser un impacto fortísimo en él.

Giacometti es un pintor humanista, un pintor expresionista,

que rompe la forma, que la trabaja de manera distorsionada

y esto va a desatar en él ese impulso expresionista

tan suyo desde siempre.

(Música)

El otro momento italiano importante es del 65 al 68,

cuando él gana la beca de estudio en Roma

durante tres años.

Y, en Roma, ya era otro mundo.

Ya era abrirse a un tipo de pintura y de enseñanza

y de todo, diferente.

Y allí es donde ya él empezó a cambiar.

Tenía ganas de hacer otro tipo de pintura

y no podía evitarlo.

(Música)

-Son años decisivos en los que él se va a formar muy bien

y va a realizar, ya con su esposa, Estrella, en ese momento,

viajes que le van a abrir todos los horizontes

del arte internacional.

Durante esos tres años,

como en la academia no podían retornar a España en el verano,

era una de las normas,

van a viajar por toda Italia.

Y luego viajan también por Suiza, por Austria.

París es decisivo con sus museos y sus pintores.

Y también Alemania, Holanda y Bélgica.

(Música)

Es en este momento cuando él conoce la obra de Bacon,

que va a ser decisiva también para la ruptura de la figura

y de las formas.

Y la obra de Gorky.

(Música)

También, a partir de Gorky,

va a conocer la obra de Pollock y el expresionismo americano,

el "action painting",

van a ser absolutamente decisivos en su obra.

El expresionismo alemán, ya desde inicios de siglo,

todo el expresionismo pero, sobre todo, personalidades

como Wassily, el grupo Cobra,

o figuras más tardías como puede ser Basquiat,

con todo el arte del grafiti, el muro,

la contracultura, el "underground".

Y un creador como Cy Twombly,

con todos sus trazos, sus líneas, su complejidad,

que él va a conectar mucho,

y con lo que va a explosionar desde dentro

esa obra que venía siendo académica

pero que conecta y empata

con todas las vanguardias internacionales que le interesaban

y que, generalmente, eran las de vía expresionista

y más enérgica del panorama internacional.

(Música)

-Al venir de Roma,

estuvimos en un pisito del paseo de Extremadura.

De 80 metros o algo así.

¿Y qué hizo Alberto? Tirar todos los muros.

Y aquello se convirtió en un estudio.

Teníamos la cama allí, en un sitio,

donde comíamos en otra esquina,

Pero pintó mucho allí.

-Se centra mucho en las telas.

En camisas, corbatas, ropas...

Incluso camas, colchas, tejidos.

No se fija en la ropa de una manera pop

o en su aspecto de moda, comercial,

ritual, de algo hermoso y consumista.

Sino que en él hay como una visión de la ropa usada,

la ropa distinguida por el uso individualizado de cada una,

con su deterioro, con sus arrugas.

Logra una pintura que es una reflexión del paso del tiempo

y el deterioro.

-Frente a una simple camisa apoyada en una silla,

hace que haya una firme sobrerrealidad.

Entonces, esa camisa vuela.

El impacto emocional que produjeron aquellas obras era increíble.

El pintor ha dedicado horas y horas a depositar el óleo

con mucha generosidad, con mucha abundancia.

(Música)

Entonces, nos fuimos a Ferrala.

En una casa del siglo XVI de adobe.

Y allí tenía ya un estudio grande.

Allí estaba él solo.

Porque yo estaba dando clases en Madrid.

Empezó a hacer cuadros de gran tamaño

porque a él siempre le gustó el tamaño grande.

Es donde se expresaba bien.

Hacía cosas pequeñas también,

pero con esfuerzo, porque le faltaba espacio.

-Son obras en las que parece penetrar en la conciencia humana.

En el subconsciente.

Son cuerpos como amputados, descompuestos.

Con figuras de órganos filiformes.

Todo, realmente, muy dramático y muy expresionista.

Sobre todo, aparece la impronta de la pintura de acción.

La "action painting", que marcó a toda una generación

a través de lo que representa como paradigma Pollock.

Ese grito gestual que, a fin de cuentas,

es la pintura a la que va a ser fiel Alberto Datas a lo largo del tiempo.

(Música)

Por eso los artistas de las generaciones del momento

vemos que tenemos un compañero de viaje muy significativo.

Atlántica la forman cuatro artistas de Vigo.

Menchu Lamas, Antón Patiño,

Guillermo Monroy, que falleció muy joven,

y Ángel Huete.

Ellos viajan a Nueva York.

Entonces, conocen el gran expresionismo americano

y la escuela del Pacífico.

Atlántica va a ser un gran movimiento de ruptura.

Estos jóvenes querían hacer un movimiento

de regeneración absoluta del arte gallego,

que estaba extraordinariamente limitado.

Ellos llaman para que colaboren y participen con ellos

a algunos artistas veteranos,

como Lodeiro, Raimundo Patiño y Alberto Datas.

Porque, para ellos, eran artistas referenciales

que tenían una trayectoria más adulta, más desarrollada.

Obviamente, Datas era un maestro a respetar y a reivindicar.

-Nosotros habíamos conocido a Datas.

Estaba en el momento donde nosotros estábamos.

En el momento de querer hacer más allá.

El querer expresar con la pintura

una energía que parecía que estaba un poco reposada,

que estaba demasiado calculada.

-La reivindicación que hacíamos la generación posterior

es precisamente su condición de rebelde,

de iconoclasta,

de romper con unos códigos de representación

muy adoctrinados, costumbristas, de la pintura gallega del momento.

-Podíamos ir juntos.

Y eso era muy positivo y lo que producía esa energía.

El poder ir juntos hacia adelante.

(Música)

Pusimos a Galicia

en el reloj vanguardista.

Actualizamos la hora, atrasada, de la vanguardia gallega.

Y conectamos con la generación de la República.

La Guerra Civil había truncado radicalmente

ese legado y esa aventura

de desarrollo y de expresión de la voluntad artística renovadora.

-Las conexiones de Alberto Datas con Galicia son intensas.

Era un hombre que nostalgiaba su tierra.

Que cuando estaba fuera evocaba mucho estos paisajes, como vemos hoy,

de una luz diluida, su lluvia, sus brumas, su verdor,

y toda esa exuberancia.

Se trasuntan en su obra determinados tonos

y determinados elementos terrestres, ambientales, vegetales,

y atmosféricos

que sí están traduciendo esa experiencia y esa vivencialidad

de carácter gallego.

Le gustaba mucho andar por el monte, en Liáns.

Y andaba solo.

Entre eucaliptos y árboles que había en el monte.

(Música)

Y andaba también por el mar.

Me acuerdo que en Bastiagueiro, una playa enorme,

prácticamente no estaba sentado nunca en la arena.

Siempre andando, andando.

Cuando Datas llega a construir su poética expresionista, abstracta,

pero también figurativa, hay una serie muy importante

que sería la que conecta con el paisaje, con la naturaleza.

Con la biología.

Con tramas, con retículas, con redes,

que imitan formas de proliferación y germinación

propios de la materia, de la naturaleza,

de las fuerzas que están operando biológicamente

y existencialmente en la vida.

Es como un canto a la vida.

(Música)

Alberto, y muchos otros pintores muy libres,

trabajaban a partir de una enseñanza, la de Pablo Picasso,

en el sentido de que un cuadro se hace

y se deshace.

Él era como investigador.

Hacía un tipo de pintura

y al cabo de un tiempo se manifestaba de otra manera.

Y pintaba a borbotones, con furia, con música.

Generalmente, música clásica.

Beethoven, para él, era lo más.

La Sexta de Beethoven, la Novena, y todo Beethoven.

(Música)

Yo me lo quiero imaginar a él cuando estaba pintando,

con esos trazos violentos.

Es una pintura con todo un repertorio muy complejo de formas muy variadas

y de perspectivas.

(Música)

El cuadro pasa a ser como una constelación

en la que todo discurso está roto y todo ha explosionado.

(Música)

Son obras de un gran impacto visual, con esas figuras rotas

y ese mundo inquietante, violento y caótico de Alberto Datas.

(Música)

Ha sido capaz de borrar todo el cuadro entero

y volver a empezarlo.

Y pintaba con el óleo, con todo, pero con una libertad absoluta.

Él era libre.

(Música)

Y veía, a lo mejor, un cuadro que no había visto

y yo me quedaba...

...atónita.

No sabía qué decir porque era una verdadera maravilla.

(Música)

-De siempre había pintado cabezas.

Pero llegó un momento en que esas cabezas

también se descomponen, se rompen,

y dan una sensación extraordinariamente dramática.

Es como la presencia de un ser humano

saturado de información.

En una sociedad comunicacional excesiva, brutalizante.

-Le interesaba la expresión.

La expresión humana.

Y las pintaba incluso gesticulando.

Después ya las fue analizando de otra manera,

como más desechas, más interpretadas,

casi no humanas.

(Música)

Hay otra serie que es muy amplia

y yo creo que es de lo más interesante en Datas.

Lo que podríamos llamar "los magmas humanos".

Son unas piezas en las que toda jerarquía queda rota.

Las obras se desestructuran, aparece el caos.

Son unas piezas llenas de grafitis, de grafismos,

de manchas, de chorreos, de signos, de símbolos,

de fotos, de elementos rotos, de "collages".

Cuadros que son verdaderos campos de batallas.

Una especie de visión de esta civilización

que ha perdido sus valores, el horizonte de la Ilustración,

ha perdido el horizonte del progreso.

Y hay como una implosión hacia adentro.

Es una obra de una gran violencia.

Tiene una dimensión de muro suburbial.

Es como un grito.

Hay otra serie decisiva, muy interesante, en los últimos años

que es la de las caretas.

Llenan las grandes piezas, los grandes cuadros.

Y son como muecas, realmente.

Son títeres.

Es una visión de payaso.

Pero, sobre todo, de esperpento, de farsa

y de lo grotesco de la condición humana.

Es como si el ser humana fuese un ser vacío, hueco,

de verdaderos espantapájaros situados delante de nosotros

que parece que están flotando en el aire, sin vida.

Ibas a su estudio y todo el suelo estaba lleno de papeles

para que tú vieses y pudieses escoger.

Tú ibas y veías todo telas por las paredes,

para que tú decidieses.

No te influía nada, no decía:

"Quiero que pongas este cuadro, o aquel, o aquel otro.

Y quiero que los pongas aquí, o allá, o allá":

No, te dejaba la absoluta libertad de directora de galería.

Recuerdo conversaciones con él

en el bullicio de la facultad de Bellas Artes.

Él se alejaba totalmente del estándar de la escuela,

que mantenía una cierta mediocridad heredada.

Había gente libre allí,

y una de las miradas libres era la de Alberto.

Se metía siempre con la gente joven, que no estudiábamos nada,

ni sabíamos nada.

Comentaba siempre que hay que conocer todos los precedentes

para poder situarte y saber de qué estás hablando.

Se volcaba plenamente con aquella gente

que le planteaba, normalmente, cosas distintas a las que él hacía.

Él siempre me hablaba de alumnos que lo que hacían era provocarle.

Conozco primero el trabajo de Alberto en ARCO,

en un "stand" de Marisa Marimón.

Y me quedo absolutamente alucinado, maravillado.

Empecé a investigar sobre él

y me doy cuenta que es profesor en Madrid,

en esta facultad.

Y decido venirme y empezar a dar clases con él.

-Era un profesor que venía, claramente,

con las cosas resueltas de casa.

Él tenía su vida en su taller, en sus exposiciones.

Y tú lo notabas porque lo único que recibías

eran cosas destiladas.

Era una persona que venía con el alumno a charlar.

En la charla te iba metiendo la explicación.

Como hacen los supermaestros.

-Para mí, prácticamente era un psicólogo.

Un psicoanalista, yo creo, tal vez.

Trabajaba poco pero hablaba mucho con él.

Venía a contarle mis preocupaciones

sobre la vida, sobre la práctica, sobre la disciplina.

Y era muy generoso en ese aspecto.

Ha sido un gran maestro. No solo profesional, sino vitalmente.

-Era un artista que no dejaba nada al azar.

Y, de hecho, al final de su vida se ve que hay un retorno circular

a las telas que pintó antes.

No va a pintar ya las telas,

sino que las va a introducir en el cuadro.

(Música)

Estaba pintando de maravilla cuando falleció.

Acababa de dejar la Escuela de Bellas Artes

porque ya se había jubilado

y tenía muchísimo más tiempo para pintar.

(Música)

-Yo le recuerdo, muy al principio,

que decía que la pintura era sufrimiento.

Que era como un sufrimiento para él el pintar.

Luchando, pintando, luchando...

Y ha llegado a su última etapa,

donde ya le he visto desinhibido, disfrutando de la pintura.

Con una libertad y un ímpetu, que lo ha conseguido.

(Música)

(INAUDIBLE)

-Desde su estudio mantenía una vigilia muy evidente

de lo que pasaba, estaba al tanto de todo.

Y eso es lo que le permitía engendrar una obra

que es una reflexión muy profunda

sobre la condición humana y sobre su tiempo.

(Música)

-Aprendí mucho de él.

Cómo creaba el color, cómo mezclaba los colores.

No era lo de la paleta de siempre que te habían enseñado,

que aquí un color, aquí otro color, aquí otro color, aquí otro color.

No, eso se acabó.

Él ponía cuatro colores, y sobre ellos elaboraba.

Creo que es un artista que hay que hacerle más justicia.

Creo que este país se olvida mucho de muchos artistas buenos.

Me parece un artista de lo mejor que ha dado el siglo XX.

Sinceramente.

(Música)

(Música)

Taller de humanidades con las hermanas Lara

hoy dedicado a las monarquías europeas actuales.

Nos ocuparemos de dos principados: el de Andorra y el de Liechtenstein,

con convergencias y diferencias notables.

Bienvenidas, muchas gracias por asistir a nuestra cita.

Encantadas.

Hoy para hablar de estos dos microestados.

Bueno, vamos a hablar primero de Andorra.

¿Cómo es el sistema?

Porque no es una monarquía, es un principado,

pero ¿cuáles son las características diferenciales

desde el punto de vista constitucional, de Andorra?

Es un sistema parlamentario

donde la cabecera de ese Gobierno

la ejercen el presidente de Francia y el obispo de Urgel.

Aunque luego tienen allí también un primer ministro.

Pero una de las curiosidades,

y que viene también de esa Constitución de 1993,

es la organización del territorio en siete parroquias

y, por otra parte,

la idea de que como siempre se encuentran en los Pirineos,

entre Francia y España,

para muchas cuestiones tienen que depender.

Por ejemplo, si hiciera falta un ejército,

al no tener ellos, recurrirían a algunas de estas dos naciones.

Y otra de las curiosidades, junto que sí tienen policía.

A Liechtenstein y a Andorra les pasa lo mismo.

No tienen ejército pero sí policía.

Es cómo han mantenido un régimen semifeudal

hasta el siglo XX.

Porque en Andorra las mujeres no pudieron votar hasta 1970.

Y en los comicios nacionales, en Liechtenstein, hasta 1984.

Y sin embargo son paraísos fiscales

y zonas donde hay un nivel adquisitivo muy alto.

¿Y eso cómo se explica? Bueno, cosas...

Pues sí, parece insólito que el feudalismo

se haya mantenido en estos dos pequeños principados

hasta prácticamente el siglo XX.

Todavía hoy hay reminiscencias feudales en Liechtenstein,

que no en Andorra.

Porque el príncipe ha amenazado en varios momentos...

Por ejemplo, en el año 2003,

cuando hubo un referéndum para intentar recortarle sus poderes.

Pues Juan Adán II amenazó con irse a Viena.

No en vano allí tiene dos palacios, en Austria.

Hacer las maletas y marcharse si salía sí en el resultado final.

Tiene fama de ser el monarca más rico.

Sí, es banquero y, además, es el príncipe más rico de Europa.

Los dos territorios, como me preguntabas

en relación a ese feudalismo, tienen una vinculación enorme

con el Sacro Imperio Romano Germánico.

Es decir, durante toda la Edad Media y la época moderna

en el caso de Liechtenstein,

y en el de Andorra hasta el siglo XI,

en que empieza a depender de los condes de Urgel,

después del obispo y luego de los condes de Foix

va a tener ese origen en lo que fue el Imperio Carolingio.

Todavía hoy el himno de Andorra es "El gran Carlomagno"

y su lema es "Virtus Unita Fortior".

Es decir, "la virtud es más fuerte unida".

Aunque sean pocos, 78 000 habitantes.

Estamos hablando de miniestados.

Estados que tienen una dimensión muy pequeñita.

Dentro de los seis Estados más pequeños de Europa,

entre los que se encuentran algunas repúblicas

como Malta o San Marino,

tenemos a los dos que hoy nos ocupan.

Pero pensemos que Liechtenstein es la ladera de un monte

en los Alpes réticos, en la antigua región romana de Recia.

Y que ocuparía lo que la ciudad de Medina del Campo.

Y por otro lado, Andorra,

que es el más grande de esos pequeños Estados de Europa,

es como la ciudad, que no provincia, de Teruel.

Hablemos un poco de las características

de las responsabilidades que tienen los príncipes.

En este caso, primero de Andorra, los copríncipes,

y luego en Liechtenstein, el príncipe este, Juan "El Rico".

(RÍEN)

Pues empiezo con Liechtenstein y le cedo a Laura Andorra.

En Liechtenstein se da una circunstancia muy insólita.

El jefe del Estado es Juan Adán II,

pero cuando llegan a edad avanzada, no abdican los príncipes.

Le pasó a su padre, Francisco José II.

Lo que hacen es que nombran un regente.

Y en España, como la audiencia sabe, ¿quién ha sido el regente?

Una persona mayor.

Por ejemplo, antes de que llegara Carlos V

a principios del siglo XVI a España,

ejerció de regente el cardenal Cisneros.

Que a la muerte de Felipe el Hermoso,

y luego a la muerte de Fernando el Católico,

toma las riendas del reino.

En mi último libro, publicado por Defensa,

sale toda esta historia sobre el cardenal Cisneros.

Sin embargo, lo que hacen es coger a una persona más joven

para que haga de regente.

En este caso es el príncipe Luis.

Que en 2011 también puso en jaque a la diplomacia

porque dijo que si salía el sí a la ley del aborto,

él ejercía el derecho a veto.

¿Y en el caso de Andorra?

En Andorra está bien repartido el poder

entre el príncipe que representa a Urgel,

que es un príncipe eclesiástico, el obispo.

Y, por otro lado, el presidente de la República Francesa.

Una situación que se estableció así en 1814.

Precisamente cuando Napoleón es vencido por Inglaterra

y sus aliados

se establece ya ese coprincipado.

Y se mantiene hasta hoy en día.

Con la salvedad de que en la II República, en 1934,

el barón de Orange, Boris,

que se autoproclamó Boris I, rey de Andorra,

puso también las cosas difíciles. Era de origen ruso, ¿no?

Sí, era de origen ruso.

Y, además, el obispo de Urgel mandó a la Guardia Civil

para que lo detuvieran y lo llevaran a juzgar a Barcelona.

Lo dejaron libre, pero en 1938,

cuando nosotros estábamos en la Guerra Civil

en Francia vuelve a autocoronarse rey

y entonces es la Gendarmería la que intervino.

Es una nación pequeña

pero que todavía hoy mantiene ese régimen de coprincipado

bastante pacífico.

¿Y los recursos de cada uno de los dos principados?

Hablemos un poco de ellos. ¿De qué viven?

-En gran medida, del turismo.

No tienen aeropuerto ninguno de los dos.

Luego, en cuanto a la moneda,

tienen el franco suizo

y como idioma el alemán, en Liechtenstein,

y en Andorra tuvieron pesetas y francos

y ahora tienen el euro

y esa convivencia entre el catalán como idioma oficial

y el español y el francés.

Y luego, las devociones, que mueven también mucha población,

la Virgen de Meritxell como patrona de Andorra,

cada ocho de septiembre.

O la Asunción, cada 15 de agosto,

es la fiesta nacional de Liechtenstein.

Es muy curioso cómo en estos dos territorios

es bastante agradable pasear por sus calles.

En Liechtenstein tienen dos castillos.

El de Gutenberg y el de Vaduz, donde está también la catedral.

Juan Pablo II la erigió en catedral

porque antes era la iglesia de San Florián,

donde se casaron tanto los príncipes actuales

como sus herederos.

Y allí, en cada taberna en la que entras,

hay un grupo de tres personas, de músicos,

que interpretan piezas del folclore.

Y eso, con buen queso y buen vino, pues hace que te lo pases bien.

Claro.

Hay una diferencia radical entre ambos principados.

Uno pertenece a la Unión Europea y otro no.

Claro. Eso determina, supongo...

Y que en gran medida siempre han ido un poco a su aire.

Hablaba Laura de la II República, pero durante la Guerra Civil,

cuando Francia y Gran Bretaña toman el timón

en ese comité de no intervención,

que luego se lo saltan a la torera todos los territorios

porque hay ayuda italiana y alemana, y de Portugal, a los nacionales.

Y de las Brigadas Internacionales de la Unión Soviética a la República.

Pues no firman ese comité de no intervención

ni Liechtenstein, ni Andorra.

Y luego, otro tema que tanto ha llamado la atención,

el de la caza de brujas asociado a la leyenda negra en España.

En la Edad Moderna, 300 personas fueron arrojadas por brujas

en la hoguera, en Castilla, de un censo de 8 100 000 habitantes.

En Liechtenstein, 300 de 3000.

Y recordemos que Andorra fue conquistada

por Fernando el Católico en 1512, al igual que Navarra.

Lo que pasa es que como él contrajo segundas nupcias con Germana de Foix,

pues se lo reservó a su esposa. Y también, luego, Carlos V.

Hablaba María de la Guerra Civil.

En la II Guerra Mundial también, tanto Andorra como Liechtenstein,

fueron territorios estratégicos.

Por un lado, Andorra, la zona de salida

de los maquis españoles hacia Francia sumándose a la Resistencia.

Y también ese intento del mariscal Pétain

con el régimen colaboracionista de Vichy,

de instalar el régimen nazi en el sur de Francia.

Pero en el caso de Liechtenstein

se piensa que la colaboración con el Eje

vino porque dejaron ingresar dinero en los bancos

de dudosa procedencia.

¿Ambos son paraísos fiscales o hay diferencias notables?

Bueno, la mayor diferencia es que en Liechtenstein

hay una convivencia de tanta población extranjera

que tienen allí sus capitales como segunda residencia,

que casi más es un país para transeúntes o para turistas.

Hay pocas personas que sean de raíces.

Sin embargo, en Andorra hay una gran tradición

de familias que proceden de esos habitantes

que bien a través de los "focs", que eran los terratenientes,

o de los "casalers", los que trabajaban esas fincas,

se sienten orgullosos de pertenecer a esa nación.

Muy bien, ha sido un verdadero placer.

Muchísimas gracias, como siempre. Nos vemos dentro de 15 días.

Gracias. Ya veremos qué contamos.

Volveremos con un Estado de mayores dimensiones,

aunque estos pequeños principados también aportan mucho a Europa.

A lo mejor podíamos volver con Noruega, si os parece bien.

-Pues sí, estupendo. -Viajamos hacia los fiordos.

Muy bien.

Seguimos. Recuperamos unos minutos

del trabajo que sobre la iniciativa eTwinning realizamos

en la localidad navarra de Ablitas.

Luego pueden seguir viéndola en la Red.

(Música)

ETwinning es un programa europeo

que permite la colaboración entre centros de distintos países.

Fundamentalmente está basado en cuatro pilares.

El primero es la integración de las TIC.

El uso de las herramientas web 2.0

para realizar proyectos colaborativos.

Es decir, proyectos en los que hay un trabajo en grupo.

No solo con los alumnos del propio centro

sino con los demás centros asociados.

Estos proyectos se hacen con otros países de la Unión Europea,

y, además, se utilizan las distintas lenguas de los países.

Pueden ser proyectos tanto en inglés como en alemán, en español,

o en cualquier lengua de los países europeos.

(Música)

(Música)

Hace mucho tiempo que cuando hablamos

de la campaña "Un juguete, una ilusión",

insistimos en que ya no es momento de buscar batir récords.

Preferimos hablar de solidaridad

y de las ganas de seguir al pie del cañón

haciendo sonreír a niños de todo el mundo.

Alberto Azcona, director de campañas de la fundación Crecer jugando,

nos lo recuerda cada año.

Hola, Albero, ¿qué tal? Buenos días.

Cada año, y ya van unos cuantos, que visitas "La aventura"

y unos cuantos más que lleva la campaña en marcha.

Este año concretamente cumplimos la mayoría de edad.

Son 18 años que hacemos esta campaña, "Un juguete, una ilusión".

Esta aventura que arrancamos hace 18 años

con Radio Nacional de España,

y en todos estos años hemos enviado seis millones y medio de juguetes.

Seis millones y medio, se dice pronto.

Sí, la verdad es que no nos imaginamos

a todos los niños que han recibido juguetes juntos

porque son muchísimos.

Pero hay que tener en cuenta una cosa.

Con la mayoría que cumplimos este año,

estamos hablando de que hay niños que han crecido,

desde que han nacido, con nuestros juguetes.

Eso es muy importante.

Es verdad, ya es toda una generación.

Correcto.

Alberto, cuando la campaña se pone en marcha,

imagino que para nada imaginabais ni esas cifras, ni esa trayectoria.

No lo sé, ¿qué es lo que más te ha sorprendido estos años?

Lo que nos sorprende...

Más que sorprendernos, nos alegra.

Es que el público que compra los bolígrafos,

y este año los cuadernos solidarios,

es fiel a una acción solidaria que ya tiene un histórico de 18 años

que gusta, porque habla del derecho al juego del niño,

que habla de defender el juego de los niños,

que no está contemplado en muchísimos lugares,

y eso es lo que hemos conseguido, junto con vosotros,

haber llegado a todos esos niños.

Vamos a recordar qué significa ese mensaje:

"Devuelve el 31".

Pues es muy sencillo.

El artículo 31 es el derecho fundamental

que defiende el juego de los niños, promulgado por Naciones Unidas.

Por eso decimos que todos los niños nacen con él,

con el Derecho 31, un derecho fundamental del niño.

Pero no todos tienen acceso al juego.

Lo que estamos defendiendo es que comprando el bolígrafo solidario

o comprando el cuaderno solidario...

Que, por cierto, si los compras juntos van perfectos

porque van conjuntados y ambos son complementarios.

...puedes hacer que un niño o niña reciba su primer juguete.

En este caso, dos juguetes.

Lo que habéis decidido este año es que cualquier de nosotros,

cuando va y compra el boli, eche un vistazo y diga:

"Me llevo también el cuaderno".

La verdad es que el juego, lo que hemos pretendido,

es que tuvieran la oportunidad entre un producto u otro.

Porque el bolígrafo ya lleva diez años en las tiendas.

Solo en la época de Navidad. Ojo, luego no está disponible.

Y pensábamos que el complemento ideal para este bolígrafo era un cuaderno.

No sé si os habéis dado cuenta,

pero estamos volviendo a llevar un cuaderno para tomar notas

a pesar de las nuevas tecnologías, a pesar de los teléfonos

que nos permiten hacer muchas cosas, muchísima gente, yo incluido,

llevamos una libreta de notas para nuestras cosas.

Nos parecía que era un artículo bonito.

Y lo que observamos en la campaña de este año

es que se están vendiendo prácticamente por igual.

Nos ha sorprendido mucho que ha sido un conjunto completo

y que la gente se lleva el boli a juego con la agenda.

Yo creo que todo el mundo conoce la campaña.

No se me ocurre que en estos años

alguien no se haya topado con los bolis, sobre todo,

y no se haya fijado.

Pero para el que no conozca cuál es el espíritu

de "Un juguete, una ilusión",

la idea es que yo compro un boli o un cuaderno...

¿Qué pasa con todo ese dinero? ¿En qué se convierte y dónde va?

Ese dinero se convierte en juguetes.

En miles y miles de juguetes individuales

que hacemos llegar a los niños y niñas

en países donde no pueden, por su condición socioeconómica

o las familias donde nacen, que no tienen medios

para emplearlos en juguetes,

porque, evidentemente, su alimentación está por delante,

pues podemos hacer que puedan jugar y desarrollarse jugando.

¿Y juguetes cómo? Porque, quizá, no tenemos claro...

Cuando uno piensa en regalar juguetes,

uno piensa en los juguetes que tienen aquí nuestros chavales.

Vuestra idea es mandar juguetes sencillos

que soporten el paso del tiempo,

que un chaval se pueda llevar a su casa.

Hay una cosa muy importante a tener en cuenta.

Los juguetes que enviamos no pueden ser muy caros

porque tenemos que llegar a miles y miles de niños

y si fueran carísimos no podríamos acceder

a tantas unidades.

Tenemos que buscar un juguete que le permita jugar,

estimular su capacidad de imaginación,

y que, a la vez, le permita compartirlo con otros.

No pueden ser juguetes tecnológicos

porque muchas veces los lugares donde llegan

no tienen baterías o no pueden comprar pilas

o no tienen para enchufar y cargarlos si fuera un juguete que se carga.

Con lo cual, tiene que ser sencillo.

¿Qué juguetes hemos venido enviando?

Pues hemos enviado balones, camiones, muñecas...

Este año hemos introducido novedades.

Una novedad muy bonita es el Tren de la Ilusión.

Decidimos hacer un tren sin pilas, que no fuera eléctrico,

que lleva su locomotora, sus vagones...

Está en infantil, para niños de dos a seis o siete años.

Para coger ese rango de edad de niños más pequeñitos.

Que, además, tiene la vertiente de que el juguete se puede montar.

Tiene que sacarlo de su cajita y montar las vías,

montar el diorama en la mesa.

Un diorama son dibujos como una estación de tren,

como unas casas, etcétera.

Y el niño, sobre ese diorama,

monta todos los accesorios... Su recorrido.

Y puede quitar la tapa a los trenes para meter muñequitos.

Es un juguete muy sencillo y básico que tiene un precio muy bajo

pero que permite que el niño tenga un gran regalo.

Es espectacular.

Y a lo largo de los años...

No lo sé, decíamos antes que hay generaciones enteras

que ya han conocido "Un juguete, una ilusión".

¿Para qué rango de edad están pensados vuestros juguetes?

Nos decías que para dos a seis años. Claro.

Por ejemplo, el peluche lo consideramos

un juguete, un producto, para niños de un año

hasta la edad que le guste al niño tener el peluche.

Siempre hemos intentado cubrir todos los rangos de edad.

Desde que el niño nace, prácticamente,

a partir de un año que ya empieza a tener una actividad mayor,

se levanta, puede abrazar, tiene ese tipo de estímulos,

hasta los 14 o 15 años.

Hay que tener en cuenta que los niños en nuestro país

no juegan hasta los 16 años ya.

La edad de juego en España se ha reducido muchísimo.

Pero si nos desplazamos a esos lugares, a esos países,

ahí las cosas cambian.

Estamos hablando de niños que no tienen

esa capacidad de tener móviles, Playstations, este tipo de cosas

que al final les hace,

junto con el mundo en el que viven y que les rodea,

que están con tanta sobreestimulación,

con tanta información que reciben, pues dejan de jugar antes.

Allí no.

Allí yo he visto niñas con 15 o 16 años

encantadas con sus muñecas. ¡Encantadas!

Además, era la primera muñeca que recibían, imagínate.

En general, son niños más tiempo, en ese sentido.

Sí, podemos hablar de 16 años tranquilamente.

Cuéntanos un poco cómo hacéis esa labor de reparto.

Porque vosotros siempre habéis tenido claro

que era mejor, para operar sobre el terreno,

hacerlo con gente que desde allí tiende la mano.

Gente que conoce los lugares, esas comunidades, esas necesidades.

Claro, nosotros no tenemos puntos en destino.

No tenemos ninguna infraestructura en ninguno de los países.

Lo que hacemos es apoyar el trabajo de otras entidades

que trabajan con la infancia.

Tenemos muy claro que esas entidades, que actualmente son muy conocidas,

Aldeas infantiles, Mensajeros de la paz,

Plan Internacional...

Son 78 entidades con las que colaboramos.

Pero tenemos muy claro que nosotros no podemos llegar a esos niños

si no es a través de esas entidades.

Lo que queremos es apoyar el juego de esos niños.

Desplazamos los juguetes completamente gratis,

pagando el porte que supone llevarlo a esos países,

y se lo entregamos para que ellos se encarguen de hacer la entrega.

Alberto, pues un año más, enhorabuena por la campaña.

Ahora estáis en el momento cumbre.

¿Hasta cuándo se pueden conseguir los bolis y cuadernos?

Hasta el seis de enero se pueden comprar

en puntos de venta en toda España.

Yo siempre recomiendo que vayan a la web si tienen dudas.

"www.unjugueteunailusion.com".

Ahí pueden consultar los puntos de venta.

Incluso los más cercanos a su domicilio, hay un buscador.

Y también comentar que el concierto del día 21 de diciembre

en Pozuelo de Alarcón,

es el concierto de la orquesta y coros de RTVE,

cuyos fondos van destinados a "Un juguete, una ilusión".

Que también la gente compre las entradas y vaya a ese concierto.

Es un concierto navideño muy bonito, muy familiar.

Es un plan estupendo para ir en familia, es verdad.

Gracias, Alberto.

A ver si entre todos este año devolvemos el 31 un poco más.

Gracias. Muchas gracias.

(Música)

-Todos los niños tienen derecho a jugar.

Y no lo digo yo, lo dice el artículo 31

de la Convención Internacional de los Derechos del Niño.

Pero muchos niños no tienen juguetes.

Colabora con este cuaderno o este bolígrafo solidarios

y ayúdanos a que todos los niños puedan jugar.

Devuelve el 31.

Recomendamos hoy, con algunas semanas de retraso

desde que hablamos de él en el Taller de Literatura Universal

con Luis Alberto de Cuenca y, como se decía antes,

por motivos ajenos a nuestra voluntad,

la lectura de este absoluto clásico de la literatura universal

siempre vivo, envolvente y aterrador.

"Crimen y castigo" de Fiódor Dostoyevski,

publicado espectacularmente bien por Alba Editorial

en su colección Clásica Maior.

Recordemos que se trata, según los expertos,

de una de las dos principales novelas de su autor.

La otra es la inconclusa "Los hermanos Karamazov".

Recordemos también que se ha calificado

como clásico de la literatura psicológica.

Como uno de los grandes estudios de la mente criminal.

Un estudio soberbio de los efectos del alcoholismo en la familia.

De los que fue víctima la madre de Dostoyevski

y el propio Dostoyevski a manos de su padre.

Y, en fin, de todo o casi de todo.

Lo cierto y en lo que todo el mundo coincide

es que sigue siendo, y probablemente será siempre,

una de las grandes cumbres de la novela

y una de las grandes experiencias de lectura

de la que nadie sale igual a como entró.

Mañana volvemos para presentarles un evento

que una vez al año trata de dar a conocer

el cortometraje a través de proyecciones de cine gratuitas

que se pueden seguir en las calles y en todo tipo de espacios.

Además, nuestra sección dedicada a la psicología

nos va a permitir hablar de cómo se sienten las personas

que entre los 30 y los 40 años no tienen pareja ni hijos.

¿Existe cierta presión social para elegir ese camino?

¿Hay que justificarse e incluso sentirse culpable?

Es un tema interesante que nos espera aquí,

mañana a partir de las diez. Adiós.

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • La aventura del saber - 18/12/17

La aventura del saber - 18/12/17

18 dic 2017

Veremos los reportajes "El minuto gastronómico: Diabetes tipo 2" y "Alberto Datas". Además, entrevistaremos a las historiadoras María y Laura Lara y a Alberto Azcona, de la Fundación Crecer Jugando.

ver más sobre "La aventura del saber - 18/12/17 " ver menos sobre "La aventura del saber - 18/12/17 "
Programas completos (1567)
Clips

Los últimos 5.007 programas de La aventura del Saber

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

El administrador de la página ha decidido no mostrar los comentarios de este contenido en cumplimiento de las Normas de participación

comentarios.nopermitidos