www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.14.0/js
4604230
Para todos los públicos La aventura del saber - 17/05/18 - ver ahora
Transcripción completa

(Música cabecera)

Hola a todos, muy buenos días.

Celebramos los 80 años del arquitecto

catedrático de cálculo de estructura

de la Escuela Superior de Arquitectura de Barcelona

y gran poeta, Joan Margarit.

Se acaba de publicar por primera vez

toda su obra poética en castellano

y que representa para muchos la voz

de la inteligencia y el amor en otros asuntos

igualmente apremiantes.

Para nosotros será un motivo

de intensa alegría contar con él en el estudio

y esperamos que para ustedes también lo sea.

Lo será seguro en cuanto le vean y escuchen con atención.

También hablaremos de educación y de escuela

en la segunda parte con el escritor francés Daniel Pennac.

El autor del autobiográfico "Mal de escuela".

Un clásico sobre el tema que recordaremos

hoy aquí junto a un nuevo episodio

de la familia Malaussène,

el séptimo hasta la fecha que acaba de publicarse.

Tenemos hoy un programa de lujo y fantasía.

Viajaremos atrás siglos, milenios,

para ver con nuestros propios ojos

cómo recogían la cosecha mucho antes

de los tiempos de Mari Castaña.

Durante la Revolución Neolítica, nada menos.

cuando aparecieron

los primeros agricultores en la Península Ibérica.

Y dentro de "Boek visual"

nos ocupamos de mostrar parte de la obra

de Jaime López Molina.

Crea a partir de frases hechas y las dinamita con ironía.

"Taller de humanidades" con el poeta Joan Margarit,

de quien acaba de publicar todos sus poemas traducidos

al castellano la editorial Austral.

Recordemos que hasta ahora, este es el libor,

había sido Visor,

la editorial de los libros de poesía de Joan,

generalmente en bilingüe.

Como decíamos hace un minutos es para nosotros motivo

extraordinario de alegría contar con él en el estudio.

Y tener la oportunidad de verle y escucharle con atención.

Muchas gracias por aceptar. Gracias a vosotros.

No he dicho que hay otro libro igual de grueso que este en catalán.

Sí, es exactamente los mismos poemas.

Si me permites un primer inciso. Claro.

No me gusta llamarle traducción

puesto que los hago los dos yo, el catalán y el castellano.

Gracias al general Franco mi castellano

no tiene problemas.

Lo único bueno que me dejó aquel hombre.

Y por tanto no voy a cederlo.

Entonces esta actuación

es instantánea. El poeta debe...

me parece a mí que debe

escribir en su lengua materna,

porque es la única lengua en la que sacará lo que quiere sacar.

Pero inmediatamente que empieza el primer esbozo en catalán

yo tengo mi segunda lengua junto a mí.

Dado que no se va a quejar nadie

al pasar del catalán al castellano. Puesto que eres el poeta.

Yo soy el amo y señor de mis poemas en catalán o castellano,

pues muchas veces son más bien versiones

que traducciones. No me importa cambiar lo necesario

porque el castellano y el catalán son dos lenguas próximas,

pero sabes que cada lengua tiene su mundo.

Porque, Joan, ¿hay digamos

cosas que se sienten mejor en una lengua que en otra?

¿O cosas que son más fácilmente dichas

en una que en otra lengua?

Esto en palabras sueltas... Por ejemplo, el último libro

individual mío,

en castellano se titula

"Un asombroso invierno",

y en catalán se titula "Un ivern fascinant".

En traducción literal sería "Un invierno fascinante".

Pero claro, en catalán funciona.

La palabra "fascinant" es la que quieres sin historias.

En cambio en castellano "fascinante" tiene este punto de pijo,

de cosa...

y no, no funciona.

Entonces me voy a lo asombroso.

Asombroso me va muy bien.

Pero en catalán no existe.

Este es el juego de las lenguas.

Joan, ¿escribir poesía es decir la verdad

en el menor número de palabras posibles?

Seguramente. Lo de menor o no menor

esto ya no lo sé.

En general, sí.

En general ha de haber pocas palabras.

Lo que sí es seguro es decir la verdad.

Porque la poesía es básicamente

quizá la herramienta más potente de consolación.

En ese sentido es muy vecina de la música.

Fíjate que por eso tiene un tipo de...

un número de usuarios muy parecido.

Entendiendo por música aquel

que interpreta una partitura en un instrumento.

No el que va a un concierto.

Claro. Son millones, no hay problema.

Pero no es esto.

Cuando un poeta hace un poema

está haciéndote una partitura,

que mandará a un lector que no conoce,

y ese lector cogerá esa partitura

y en su instrumento interior la interpretará.

Oye, ¿y los temas poéticos?

¿Son limitados, cualquier tema es susceptible...?

Son infinitos, pero tienen una características muy puñetera.

Y es que no andan por ahí.

Están dentro de ti. Solo.

Si fuera novelista podría hacer una novela con tu vida.

Si quiero hacer un poema contigo

antes te tengo que meter a ti dentro de mí.

Y allí dentro buscarte.

Dentro de mí hay millones, trillones de cosas.

La inmensa mayoría no me interesan ni a mí.

Ni a mí. Claro.

Entonces buscar ahí dentro en esa cosa turbia

que es la intimidad

buscar algo

que en principio me interese a mí,

que luego acabe interesándole a alguien que no conozca,

y que le consuele de sus penas

eso es como en las películas... Milagro.

...una misión imposible, del actor que hacía estas películas

que se llamaban "Misión imposible".

¿Hacer poesía es una fortificación contra el dolor

que causa el paso del tiempo, la vida misma?

Sí, pero más bien es...

el uso del poema

es posterior al dolor.

Lo que pasa es que leerlos previamente es dominar

esta herramienta o esta arma si eres militarista,

pero es lo mismo.

La lectura de un poema se parece...

En Teoría de la Información hay una imagen muy bonita.

Es la caja negra. No es la de los aviones.

Es la imagen de que entra una información

en esa caja negra que es el poema digamos,

que es el estado del lector.

Su nivel de desesperación, de angustia, de alegría...

Todo esta, esta información entra en el poema.

De esa caja negra,

dentro de esa caja negra que es el poema nadie sabe qué pasa.

Los eruditos han hablado, los profesores,

nadie ha sabido explicar qué pasa dentro.

Ni los filósofos ni los psicólogos.

Pero lo que sí sé yo es que de esta información

con la cual entro, al salir, es mejor.

Es mayor esta información. ¿Qué quiere decir?

Pues que mi angustia es menor,

mi alegría es mayor,

mi confianza es mayor, etcétera.

Después de leer el poema, si es un buen poema.

Pero ha de ser un buen poema.

Eso en el lector. Al lector un buen poema ha de producirle eso.

¿Pero y al poeta?

El poeta que escribe ese poema.

Se parece mucho. El mecanismo

mediante el cual haces un poema se parece mucho

al mecanismo mediante el cual lo lees.

Se parece tanto, antes hablé de la música,

se parece tanto como decir componer

una sonata para piano

es muy paralelo

a tocar esa sonata en un piano.

Es decir, Barenboin y Beethoven

hacen cosas con una estructura muy parecida.

Has hablado de estructura. Tú eres catedrático...

Eres arquitecto, como tu padre. Sí.

Y además catedrático de cálculo de estructuras.

Suena como algo muy complejo.

Bueno, el matemático... Yo estuve

en los primeros grandes ordenadores que llegaron a Barcelona

y son los mismos que llegaron paralelamente a Madrid,

y que los primeros fueron en las escuelas de ingeniería,

de arquitectura, etcétera.

Eran unos trastos que abultaban como tres pianos.

Y que se llamaban 1620, ese era su número.

Y con estos ordenadores hacíamos...

casi no llegábamos a hacer lo que hacemos con un móvil.

Empezamos a poder calcular cosas...

Son tus dos vocaciones... Voy en serio con este tema.

Digo que las dos vocaciones

¿son convergentes, convergentes o van en paralelo?

¿Cómo dirías? Es que si no, no funciona.

Si tú quieres escribir poemas,

si tú eres poeta,

necesitas lo primero de todo que necesitas

no es ni papel ni lápiz, es una vida.

Es una vida.

A partir de la cual poetizar.

Necesitas una vida afectiva, una vida sexual,

profesional, económica...

Todo esto lo necesitas.

Que dentro de esta vida yo me dedique

al cálculo de estructuras,

pues a mí particularmente me fue muy bien.

Porque la erudición por ejemplo

a mí no me sirve para hacer un poema.

Haber leído todos los libros del mundo

no sirve para hacer un poema.

En cambio a lo mejor

haber pasado 30 años de mi vida por las obras,

y subiendo y bajando, y escribiendo en bares

con los albañiles gritando... Igual esto me ha servido bastante.

Bastante.

Y si me hubiera dedicado dentro de la arquitectura,

qué sé yo, a la decoración,

esto le hubiera hecho daño a la poesía.

En cambio una matriz de rigidez de una estructura

y un sistema de ecuaciones para resolver una cúpula,

eso va fantástico.

En lo humano también te ha sido enormemente significativo.

Semanalmente sigues comiendo con tu amigo...

Claro.

Mi viejo despacho que no...

Pero el tener la vida...

Pocas profesiones hay

como la de construir edificios

que esté tan cerca

la última materia, el hormigón...

Cuando hacíamos la nave de la Sagrada Familia,

el despacho mío ha sido el que ha permitido

que se levantara la Sagrada Familia.

Y claro, estás ahí con el olor del hormigón,

la angustia del albañil

que podría caerse o se le podría caer lo que hace.

Es una vida tan rica en cercanía,

en cercanía, que para la poesía...

No cualquier vida sirve. Necesitas una vida para poeta,

pero no todas las vidas son igual de buenas.

La vida de mafioso por ejemplo, no sirve.

Hacer un poema, decir la verdad... Acabas en la cárcel seguro.

No hay políticos poetas, no puede haberlos.

En tiempos de Grecia sí.

Pero con los políticos de ahora

cómo van a decir la verdad, imagínate.

Tenemos que terminar, qué pena. Pero me gustaría que nos leyeras

un poema en castellano y luego en catalán o al revés,

primero en catalán y luego en castellano.

Preferiría hacer primero en castellano porque así

la persona que escucha ya sabe de qué va y entonces...

Muy bien.

Mira, ya que hemos hablado de esta función de la poesía,

de consuelo, de consoladora,

hay un poema que le da título a uno de mis libros,

que se titula "Casa de Misericordia".

Entonces voy a leer este poema que da título a este libro

y dice así:

"Casa de Misericordia".

El padre fusilado.

O como dice el juez,

ejecutado.

La madre, la miseria, el hambre,

la instancia que le escribe alguien a máquina

saludo al vencedor, segundo año triunfal

solicito a bueciencia

poder dejar mis hijos

en esta casa de misericordia.

El frío del mañana está en la instancia.

Auspicios y orfanatos eran duros,

pero más dura era la intemperie.

La verdadera caridad da miedo.

Como la poesía, por más bello que sea un buen poema

ha de ser siempre cruel.

No hay nada más.

La poesía es hoy la última casa de misericordia".

Vamos a hora con la versión original que escribiste en catalán.

Original, digamos un día antes.

Un día antes.

"Casa de misericordia.

(HABLA CATALÁN)

Joan, ha sido un verdadero honor el que nos has hecho visitándonos.

Muchas gracias por estar con nosotros.

Muchísimas gracias por lo que has hecho en tu vida.

Realmente es admirable.

Hemos vivido. Claro que sí.

Gracias. Gracias.

Salimos al campo para ver

cómo una serie de amantes de la arqueología

recrean la vida durante la Revolución Neolítica nada menos.

Tras la siembra viene la cosecha.

¿Cómo se hacía? Véanlo.

Esto está muy separado, pero bueno.

Este va a ir así...

Yo eso siempre lo he visto hacer al revés, de abajo para arriba.

-En cualquier caso, supongo que será parecido.

Me acabaré cayendo seguro...

No tengas duda de que me pegaré la hostia fijo.

(Música animada)

-Espera, espera, espera.

-Claro.

-La fuerza que no tengo.

Espera que me pico.

Tenemos aquí el conjunto de herramientas que elaboramos

a lo largo del proyecto para recrear el ciclo agrícola.

Para trabajar la tierra,

para hacer los agujeros del poblado Neolítico

construimos al principio

hachas pulimentadas...

Construimos azadas, construimos...

picas, por decirlo de alguna manera,

para hacer los hoyos para los postes.

Con eso lo que hicimos fue

labrar la tierra, trabajar la tierra y limpiar

la siembra en los meses en los que ha ido creciendo.

Y ahora llegamos al momento final, al momento cumbre

que es la recolección.

Y para recolectar necesitamos también

herramientas, y esas herramientas son también hoces.

Básicamente hay tres tipos de hoces, especialmente en el Neolítico.

De mangue paralelo, de mangue longitudinal,

que consiste la inclusión

de fragmentos de láminas de sílex

en el astil de madera.

De tal manera que...

la pieza queda insertada en la madera

a lo largo de todo el eje mayor de la pieza.

Este tipo de hoces se llaman de tipo Marmota,

que toma su nombre de un yacimiento italiano.

Realizadas con una única lámina o varias alineadas

en este caso enmangadas con el mango al borde.

Y luego hay otro tipo de hoces de enmangue transversal.

Se llaman tipo la Draga porque allí

han aparecido las más espectaculares

en este yacimiento junto al lago de Bañolas en Gerona.

Y también aparecen este tipo de hoces en el entorno

de los lagos de Centro Europa, de Suiza fundamentalmente.

Y por último hemos utilizado también

para la siega las mesorias.

Son unas piezas de madera que conocemos por la etnografía.

Probablemente existieran en la Prehistoria,

pero no se han documentado.

Se siguen utilizando de manera esporádica ahora

en el norte de Marruecos por ejemplo.

Veremos más adelante cómo se utilizan.

Bien. Para concluir de forma experimental

nosotros hemos elaborado

unas hoces muy denticuladas con microlitos.

En la Península Ibérica en su mayor parte

al 90 % de las ocasiones son puntas de flechas.

Se han utilizado como extremos de proyectiles.

Sin embargo en el Próximo Oriente conocemos hoces

que estaban hechas con microlitos.

Y por último en este elenco de materiales,

tenemos también hoces

con fragmentos de lámina

y esa lámina está denticulada. Estas son unas piezas

que aparecen a partir del Calcolítico

y especialmente en la Edad del Bronce.

Los fragmentos de lámina ya no tienen el filo

longitudinal, no tienen un borde

sin retocar. En este caso están retocados

formando las típicas denticulaciones.

Insisto, esto aparece ya en épocas más recientes.

(Música dramática)

Lo que vamos a hacer ahora es el proceso de crear

adhesivos naturales como en el Neolítico.

Para ello utilizamos tres materiales principales.

Uno sería la resina, de los pinos por ejemplo.

Otro sería el aglutinante que es la ceniza.

Y por último utilizaríamos la cera que nos dan las abejas

para dar cierta plasticidad a las herramientas que utilizaremos.

Porque es para herramientas de choque que van a sufrir un impacto.

Tiene que tener cierta plasticidad si no rompería como un caramelo.

Es importante la cera.

Entonces lo primero esta resina

que tenemos aquí acumulada la vamos a moler en este molino

para hacerla polvo y comenzar la mezcla en lo que es...

el cuenco. ¿Vale?

Vamos a colocar el cuento en el fuego.

Vamos a ir removiendo.

Que vaya derritiéndose como si fuera un caramelo.

-La ceniza es mejor que esté...

que esté tamizada para que esté lo más finita posible

y no tenga impurezas.

Mientras eso se va derritiendo

vamos a ir cortando los trozos de cera

con las láminas.

Para elaborar una hoz neolítica hay que seguir distintos procesos.

Lo primero es conseguir un palo de forma curvada,

y una longitud no muy larga para que no sea molesto al trabajar.

Luego hay que hacerle una ranura.

Normalmente utilizamos un fragmento de sílex

para ir trabajando y haciendo el hueco suficiente

para después colocar las láminas de sílex.

Estas láminas las iremos poniendo

sujetas con el pegamento que estamos haciendo.

A medida que coloquemos cada una de ellas iremos añadiendo

el pegamento, estos chupa chups que hemos hecho,

que calentamos, y lo que hacemos es

irlo derritiendo y permitiendo

que las gotitas caigan sobre la lámina,

la vamos fijando.

(Música dramática)

"Taller de humanidades"

con el escritor francés Daniel Pennac.

Según confiesa en "Mal de escuela"

fue un mal alumno. Algo así

como el último en clase en francés.

(HABLA FRANCÉS)

Y luego, según sabemos, un maestro extraordinario,

muy querido por sus alumnos.

Después un ensayista sorprendente

con "Como una novela",

una reivindicación muy sentida del valor de la lectura.

Y luego el creador de una saga de novelas

entre humorística y negra, la saga de Los Malaussène,

de la que acaba de publicarse en España "El caso de Malaussène".

Su séptima entrega si no hemos hecho mal las cuentas.

Bienvenido. Muchísimas gracias por visitarnos, Daniel.

Gracias por su obra en general.

Este es el único programa educativo que hay en la televisión española,

y no puedo dejar de preguntarle por "Mal de escuela".

¿Por qué no nos hace una pequeña reivindicación

del "cancoer"?

El peor de la clase es un alumno

que no tiene acceso

al saber, al conocimiento.

Porque de partida tiene miedo.

Realmente es el miedo

que le hagan preguntas, que el adulto le pregunte.

Y es un miedo muy precoz, que empieza muy pronto

en la vida del alumno,

el profesor en que me convertí posteriormente.

Sabía esto, conocía este miedo.

Porque yo era el último de la escuela

y sabía también lo que era ese miedo. Este era un conocimiento

intelectual también.

Y esto te permite enseñar, y a mí me permitió enseñar.

Usted escribió un ensayo

sobre la lectura, la lectura en cierto modo

es lo que le ha salvado, ¿no?

Pero antes de la lectura le salvó un profesor,

su profesor de francés, que le pidió que le hiciera

una novela.

¿Ha visto a ese profesor? ¿Le ha agradecido aquello?

Sí, yo le doy las gracias en mi libro.

Pero era un señor muy mayor y cuando escribí ese libro

él ya habría muerto hacía mucho tiempo.

Pero sí que le doy las gracias en el libro.

Incluso a él y a otros profesores

que también me salvaron.

En ese sentido me gusta mucho el título de su emisión

"La aventura del saber".

Porque el saber es una aventura.

Es verdaderamente una aventura.

Es una aventura colectiva

que nos llega desde principio de los tiempos,

que es aleatoria, que tiene todos sus recovecos

y que ha construido el saber, y también es una aventura individual.

Porque hay que adquirir ese conocimiento.

Y parte de esa aventura.

Una vez que ese conocimiento, ese saber, es adquirido,

o lo adquirimos, deja de pertenecernos.

Lo que sé, el conocimiento que tengo no me pertenece.

No es una propiedad privada. Es algo que yo debo,

que todos los demás debemos comunicar a los demás.

Por eso a mí me gusta mucho

el título de este programa, "La aventura del saber".

En su libro sobre la lectura

creo que quedan claras muchas cosas, pero una de ellas

es que quizás no puede ser algo obligatorio.

Una lectura obligatoria deja de ser liberadora.

Por supuesto, siempre podemos intentarlo.

Se llama "Como una novela".

¿Vuestro nombre cuál es?

Salvador. Si digo: "Salvador, lee".

Se queda paralizado. Es como el verbo amar o soñar.

"Salvador, sueña".

"Tienes que soñar" Entonces nadie sueña.

"Salvador, ámame, quiéreme". Tampoco.

Aparece el miedo...

Leer, soñar, amar...

Comprender, entender.

Son verbos que no toleran el imperativo.

No puedo decir: "Entiéndelo".

Si quiero que mi alumno entienda lo que yo digo

tengo que hacerle comprender.

Y eso no se puede hacer de forma imperativa.

Si quiero que mi alumno lea entonces tengo que darle

o transmitirle el gusto por la lectura,

el deseo de leer.

Y ese deseo de entrar

en la aventura del saber.

De lanzarse en esa aventura.

Y esto es algo que no sienten

todos los alumnos. Hay alumnos que tienen un rechazo

porque tengan miedo y yo como profesor

he enseñado a esos alumnos a no tener miedo.

O sea que el verbo leer no tolera el imperativo.

Vamos a ver, ¿y eso de...

cuando en la escuela

se pretende que el niño que ha leído un libro

haya entendido algo concreto?

Quiero decir, que hay una lectura correcta

y otras lecturas que no lo son.

Es decir,

yo me ocupaba de niños con grandes dificultades escolares.

Entonces estos alumnos

cuando preguntaba a quién no le gusta leer.

Todos levantaban la mano, no había nadie a quien le gustara.

Tenían miedo.

Tenían miedo de no comprender lo que leían.

Tenían miedo de las preguntas que yo pudiera hacerles,

una vez leído el libro o el texto.

Dejé todo esto aparte y dije:

"Ya que no os gusta leer yo voy a leeros

en voz alta.

Os voy a leer algo".

Y a partir de ese momento

cuando yo empecé a leer en alto algo,

sin preguntar nada después,

sin hacer preguntas luego... Bueno, pues poco a poco

estos chicos consiguieron reconciliarse con la lectura.

Y consiguieron dejar de tener miedo a no comprender.

Y una vez reconciliados con los libros,

una vez que ocurre eso, encuentran el placer de la lectura,

el gusto por la lectura.

Entonces es cuando empiezan poco a poco

a leer y a comprender lo que leen.

Usted empezó escribiendo novela juvenil o digamos novela

especialmente indicada para lectores jóvenes.

¿Hay mucha diferencia entre esas novelas

y la que luego empezó con tantísimo éxito

como la que hablaremos ahora, la de Malaussène?

La diferencia entre la literatura para los jóvenes

y la literatura para los adultos

es fundamentalmente una diferencia estilística.

La forma de escribir los temas siempre son los mismos.

Por ejemplo, los cuentos infantiles

si tomamos en español cualquier cuento, no sé,

"Blancanieves"... Se trata de cuentos

que tratan de temas terroríficos.

La mala, la bruja, la envidia,

los celos, la muerte... Todos esos son temas

que se tratan en la literatura adulta y juvenil.

Lo que sí que cambia sin embargo es el estilo,

la forma de escribir.

La diferencia por tanto

entre literatura para adultos y para jóvenes

es fundamentalmente estilística.

Hablemos ahora de Malaussène.

¿Qué ha hecho que vuelva

a llamar a su puerta este personaje?

Ahí tengo dos respuestas. La primera,

yo hago lo que quiero.

Esa es la respuesta. Es decir,

que no aporta nada realmente. Pero la segunda respuesta

es que tenía ganas de reencontrarme

con la forma d escribir

sobre Malaussène. Porque es una forma de escribir

que había creado para hablar de este personaje.

Con muchísimas metáforas, una forma de escribir muy oral,

por así decirlo.

Y también una forma de escribir con mucho humor.

Es decir, con distancia.

La distancia que hay entre lo trágico y el narrador.

Esa es la razón. Y luego además,

quería reencontrarme con esta forma de escribir,

con este estilo.

Y como quería reencontrarme con esto,

quería reencontrarme con los personajes.

Con Malaussène. Y Malaussène me interesa como personaje

porque tiene una profesión extraña,

es... ¿Cómo decirlo en español?

Es un chivo expiatorio.

Un chivo expiatorio.

Como digo Malaussène es un chivo expiatorio,

y eso para un novelista es maravilloso

tener un personaje que sea un chivo expiatorio profesional.

Es decir, se le paga para que...

le echen la bronca...

Entonces también quería reencontrarme con este personaje.

¿En este caso sigue manteniendo el tono

entre risueño y negro,

entre humorístico y en el fondo bastante negro,

como en el resto de la saga?

Sí, sí.

El fondo de la novela

es negro, sí porque la sociedad en la que vivimos

en este momento, no es muy rosa, ¿verdad?

Si pensamos en los conflictos de Oriente Medio,

si pensamos en Rusia,

si pensamos en Turquía...

Si tenemos en cuenta Bulgaria, lo que ocurre en esos lugares

vemos que estamos inmersos en una sociedad...

No es para ser muy optimista.

No muy divertida, bastante peligrosa por otro lado.

Y un novelista como yo

también debe explicar, mostrar,

que está la sociedad en la que vivimos.

Y eso es lo que nos permite la novela.

Además la novela negra también tiene mucha sociología.

Y política. Nos encontramos el mundo tal y como es.

En este libro, "El caso de Malaussène", hay

una primera parte: "Me mintieron".

¿Cuántas partes va a haber?

Pues no sé. No tengo ni idea.

Bueno, a lo mejor depende de nosotros también.

Depende de los lectores.

Dos seguro que va a haber. Quizá tres.

No creo que haya cuatro. Pero quién sabe.

Pues que tenga muchísima suerte,

muchos lectores como siempre los ha tenido.

Y muchísimas gracias por compartir estos minutos

con nosotros. Ha sido muy amable y muy generoso.

Muchísimas gracias.

"Boek visual" nos presenta hoy

la obra de Jaime López Molina.

No es la primera vez que protagoniza un "Boek visual".

En esta ocasión lo hace con su último trabajo

titulado "Modismos".

(Música animada)

Modismos:

"Expresión fija privativa de una lengua

cuyo significado no se deduce de las palabras que la forman".

Es el significado literal del título

que da nombre al nuevo proyecto de Jaime López Molina.

Modismos expresa la paradoja y la contradicción plástica

de un lenguaje que tiene sus propias vías de conocimiento.

Modismos trabaja visualmente en muchas de sus circunstancias.

Con un espacio antagónico e incongruente

para generar un escaparate de auténtica disonancia

desde el punto de vista connotativo.

Producir un discurso visual

que sensibilice las oportunidades creativas

que se puedan desarrollar a partir de un concepto

una expresión o el significado de una frase hecha

es una opción que la cultura

junto a su argot popular

nos ofrece para el disfrute de los sentidos.

Modismos tiene la intención de mostrarnos los detalles

de los elementos que configuran nuestra idiosincrasia y naturaleza.

Con sus extrañezas y perplejidades.

Unos detalles que nos exponen abiertamente

sobre una cultura visual descarada y sin complejos,

ya que en lo grotesco y frívolo

nos fundamentamos para expresar

nuestras incomodidades y desacuerdos.

Porque no hay mejor método para expresar tu voluntad

que el uso de la ironía.

(Música animada)

Reino de Cordelia acaba de publicar el primero de una serie

de tres volúmenes con todos los cuentos,

197 en total del gran clásico norteamericano

Jack London.

El autor de "Colmillo Blanco",

y de "La llamada de la selva", y de "Martin Eden".

Un escritor certero, intenso y liberador

y un hombre de acción. El libro se compone

de más de 80 relatos, los primeros.

Cada uno escrito en una circunstancia singular.

En un paraje alejado, aunque solamente sea

alejado de nuestra vida urbana y conectada.

Cada uno escrito jugándose la vida

y muchos, de esta primera colección al menos,

la del primer tomo,

escritos literalmente para poder comer.

El resultado es un documento verdaderamente deslumbrante.

Recuperamos un fragmento del trabajo que hicimos sobre Casa América

en su vigesimoquinto aniversario.

Pueden ver el resto del reportaje en la red.

(Música dramática)

Bienvenidos a la Casa de América.

En esta misma escalera el 25 de junio de 1992,

su majestad el rey Juan Carlos Primero

y los jefes de Estado y de gobierno iberoamericanos,

con ocasión de la segunda Cumbre Iberoamericana

inauguraron este edificio,

la sede de la Casa de América y el Palacio Linares de Madrid,

que se acababa entonces de reformar, renovar y actualizar.

Desde entonces, y hace ya un cuarto de siglo,

la Casa de América ha querido acoger aquí en Madrid

todas las manifestaciones de América

y de Iberoamérica en particular.

La política, la sociedad, la economía, el cine, la literatura,

y cualquier aspecto de la realidad americana.

(Música clásica)

En los años 80 el gobierno de Felipe González,

cuando me nombró presidente de la comisión del quinto centenario,

quería que el 92, el año en que se celebraban

los 500 años del descubrimiento de América,

fuera el trampolín del lanzamiento de la nueva España,

de la España democrática, de la España avanzada.

Entonces pensamos en crear cosas,

instituciones duraderas, perdurables.

Y una de ellas era la Casa de América.

-La creación de la Casa de América, así como también

la creación de las cumbres iberoamericanas

se corresponden con un momento muy especial de las relaciones

de España con América Latina.

En España se había consolidado la democracia,

la economía comenzaba a crecer vigorosamente,

y por otra parte en América Latina habían terminado

el ciclo de las dictaduras militares.

Pero también España se acababa de incorporar a la Unión Europea.

La Unión Europea nos pedía a los españoles

que hiciéramos de puente con América Latina.

Intentando jugar un papel de interlocutor bueno.

Quiero decir que mirando de tú a tú a América Latina

en una relación simétrica.

América Latina tiene mucho que ofrecer al mundo, a España.

De hecho América Latina ha salvado a España en la crisis.

No puedo ocultar mi emoción

y satisfacción sinceras

al declarara inaugurada para toda Iberoamérica

esta trascendental obra

e invitarles esperanzadamente

a que América se quede siempre entre nosotros

en esta su nueva casa madrileña.

-Tal y como España está representada en cada país latinoamericano...

Tenemos casas de la cultura española en todas partes,

de la misma manera estamos representados

en esta maravillosa institución.

Y creo que eso tiene vigencia.

No creo que porque lleve 25 años de existencia

haya decaído en nada el poder que tiene.

Y la necesidad que tenemos los latinoamericanos

de tener esta casa aquí.

-Pero creo que lo más importante es que creo que en esta casa

donde nos hacemos presentes en España,

nos sentimos orgullosos de nuestra procedencia,

donde dejamos ver nuestras maneras de ser e idiosincrasias,

y donde confraternizamos

con los españoles para que nos conozcan mejor.

-No hay otro lugar como este donde encontrarte

con los grandes escritores, artistas, cineastas...

de América Latina, también con los españoles.

Además tiene la particularidad

que es un lugar con toda esa tradición

tan ilustre y al mismo tiempo muy acogedor,

donde tú llegas y te sientes escuchado.

(Música dramática)

El Palacio de Linares es uno de los edificios más emblemáticos

de Madrid, en plena plaza de Cibeles.

Se empezó a restaurar en el 90 y durante dos años

se sometió a un trabajo intenso de reparación,

y reposición.

Desde entonces luce con todo su esplendor,

lo cuidamos todos los días para que esté así de bonito.

Estamos en el comedor de gala

que usamos para reuniones principalmente.

Y fue aquí donde en el 92

donde los tres miembros del consejo del consorcio

firmaron el acta de constitución

de nuestra Casa de América.

El ayuntamiento de Madrid

y el ministerio de Asuntos Exteriores y Cooperación,

y la Comunidad de Madrid.

Hemos sido durante 25 años un gran centro cultural,

un foro de encuentros, unos impulsores y constructores

de Iberoamérica,

y por aquí hemos tenido grandes personalidades

políticas del continente americano

como Lagos, Arias, Bachelet... o Hugo Chávez.

-Recuerdo muy bien la época en la que era secretario de Estado

para la Cooperación Internacional y para Iberoamérica.

en el remoto 2002, que se celebró el décimo aniversario

de la creación de la Casa de América.

Y se hizo la entrega de los premios Casa de América

a dos grandes figuras, a dos de las más grandes figuras

que ha tenido la comunidad iberoamericana,

Mario Vargas Llosa y Ernesto Cedillo.

Creo que ellos simbolizan

muy bien lo mejor de esta comunidad

tanto en la política y la voluntad de mejorar la cosas...

Ernesto Cedillo pasará a la historia, está ya en la historia

como uno de los grandes presidentes de México.

Me emociona ser galardonado

junto a un personaje que he leído y admirado

desde que a los 18 años de edad

me fasciné con "La ciudad y los perros".

También admito con orgullo

que mis convicciones liberales me identifican

con el pensamiento político y económico

de Mario Vargas Llosa.

-Mario Vargas Llosa que entonces no tenía el Premio Nobel pero ya era

sin duda la gran pluma

en lengua española y un hombre...

cuando ingresó en la Academia

como este español del Perú,

y este peruano de España.

Agradeciendo una vez más al jurado la muy generosa

distinción que me ha ofrecido.

Y haciendo votos porque esta institución,

esta magnífica institución que es la Casa de América,

celebre muchos otros cumpleaños.

-Me imagino que habrás escrito en muchos estados de ánimo diferente.

¿Se escribe mejor o se escriben cosas distintas

depende de tu estado de ánimo?

Sí. Creo que todos los estados de ánimo pueden llevar a escribir,

sobre todo si uno es

un vocacional incurable de la literatura.

Pero claro, son cosas distintas.

Un poema que parte de la alegría no es lo mismo que uno

que parte de una tristeza profunda.

La literatura ha sido

una de las áreas que más ha abordado la Casa de América,

desde múltiples formatos. Desde homenajes a grandes escritores

a presentaciones de libros

o mesas redondas en torno a vanguardias o temas

que son propios de la región latinoamericana.

Por ejemplo hemos tenido a premios nobel como Vargas Llosa.

Premios cervantes como Jorge Edwards.

Y tantos otros como han pasado y nos han permitido poner

en valor el trabajo que se realiza desde Programación.

-Uno de los actos que yo recuerdo

fue una conversación entre Gabriel García Márquez,

que ya había sido galardonado con el Premio Nobel,

y José Saramago, que lo sería después.

Y fue un acto entrañable porque tener delante a dos escritores

como García Márquez y Saramago,

pues era muy importante.

El sur es una forma,

además de ser lo que ha sido siempre,

el lugar de la explotación por excelencia,

el sur es una forma de sentir,

una forma de entender el mundo o intentar entenderlo,

una forma de situarse en el conjunto complejo de las relaciones humanas.

José Saramago reflexionó mucho de su relación sentimental

con Latinoamérica

sobre todo en los últimos años de su vida.

Pero un día se dio cuenta que antes de pensar

que él de alguna manera se iba a considerar

transibérico,

y consideraba que el continente,

este continente que había descubierto,

que había enunciado ideas fabulosas como la democracia, el derecho,

la Ilustración,

también tenía muchas cosas que aprender en estos momentos

de este continente en el que se ensayaban fórmulas,

experimentando, donde...

se estaba ofreciendo una vida

menos agotada y más nueva.

-La verdad es que recuerdo con tanto gusto como interés

y curiosidad la visita que hizo a Madrid,

la conferencia que dio en esta casa

en noviembre de 2015,

Ron Elliot,

el decano de los historiadores de lengua inglesa,

especialista en historia de España.

Impulsó bajo Felipe II una burocracia eficaz

en América con algunos buenos virreyes

como don Francisco de Toledo, el más famoso,

en Perú durante muchos años.

Y todo un sistema de equilibrio de poderes

bajo el control de un rey

justo, pero benévolo con sus criados.

Restableció la imagen, y la conferencia que dio fue un caso

evidente, la justa imagen de Felipe II.

La justa imagen de toda una época de la historia de España,

la más brillante probablemente.

Y eso siempre lo ha hecho con gran...

modestia y dignidad a la vez.

Y por eso esa conferencia aquí

para mí que fue de Felipe II y América

fue apasionante.

-Bienvenidos a la Casa de América,

a este acto de entrega oficial

del decimosexto Premio Casa de América de Poesía.

-Casa de América se ha convertido en una de las instituciones clave

del mundo de la cultura en Madrid y en España.

Creo que es un punto de referencia ahora mismo imprescindible.

Uno de los proyectos que a mí más me han...

interesado y me parece más sólido es el Premio de Poesía

para escritores latinoamericanos.

Noviembre cuelga de las ventanas,

se estira y se congela,

Las nubes grises de nieve se desploman sobre los techos...

La Universidad de Sevilla propone informarnos

de las aplicaciones menos polémicas de la Física Nuclear.

La Física Nuclear tiene aplicaciones bélicas

como trágicamente mostraron

las bombas de Hiroshima y Nagasaki.

Pero también tiene muchas aplicaciones más positivas

para la humanidad.

La Física Nuclear está detrás

de las centrales de fisión nuclear

que están extendidas por todo el mundo

con sus ventajas y sus inconvenientes.

La Física Nuclear también está investigando

para el desarrollo de la energía de fusión nuclear.

Cuando se consiga tendrá un impacto

muy importante en la solución del problema

energético mundial.

La física nuclear sirve para ciencia de materiales

de tal manera que los núcleos,

haces de núcleos, se utilizan como microscopios muy potentes

par estudiar la estructura de los materiales.

También sirve para estudio del patrimonio,

mediante la técnica de Carbono 14

que permite el fechado preciso de muestras arqueológicas.

También sirve para el estudio del medio ambiente.

Determinando elementos traza mediante

la técnica de espectometría de masas por aceleradores.

Permite determinar por ejemplo

el movimiento de las corrientes oceánicas.

La Física Nuclear tiene aplicaciones en medicina.

De tal manera que el diagnóstico del cáncer y Alzheimer

puede utilizarse haciendo uso de los isótopos PET

que son emisores de positrones.

Y finalmente una aplicación emergente muy importante

es la terapia con protones, la prontoterapia

tiene muchas ventajas

con respecto a la radioterapia convencional.

Tiene menos efectos secundarios y es especialmente idónea

para el tratamiento de cáncer infantil.

Después de este día tan especial con Margarit y con Daniel Pennac,

nos vamos hasta el lunes. Buen fin de semana

y vuelvan tras el descanso. Ha sido un placer como siempre.

Les esperamos a todos. Adiós.

  • La aventura del saber - 17/05/18

La aventura del saber - 17/05/18

17 may 2018

Ofreceremos los reportajes "El túnel del tiempo. Memoria de la tierra. La cosecha 1" y "Boek Visual: Jaime López Molina". Además, entrevistaremos al poeta Joan Margarit y al escritor francés Daniel Pennac.

ver más sobre "La aventura del saber - 17/05/18" ver menos sobre "La aventura del saber - 17/05/18"
Programas completos (1523)
Clips

Los últimos 4.748 programas de La aventura del Saber

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

El administrador de la página ha decidido no mostrar los comentarios de este contenido en cumplimiento de las Normas de participación

comentarios.nopermitidos