www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.12.2/js
3944748
Para todos los públicos La aventura del saber - 15/03/17 - ver ahora
Transcripción completa

(Música cabecera)

Buenos días, abriremos nuestro Taller de Empresa

con Arturo de las Heras.

Y en la segunda parte del programa

comenzaremos el Taller de Comunicación

con el catedrático de la Universidad de Ginebra

Genaro Talens. Eso ocurrirá en los próximos minutos

en el estudio, aunque no todo ocurrirá en el estudio.

Les invitaremos a alcachofas fuera de él.

Y conoceremos a fondo como armonizarlas

con el vino, que no es tarea fácil

aunque conveniente y gratificante.

Entonados nos marchamos a la Feria de la Educación de Almagro

donde un encuentro de profesores y alumnos se organiza

en torno a la búsqueda de las metodologías educativas

más innovadoras.

Y en medio recuperaremos el trabajo

Arqueopinto.

Sobre un espacio cultural comprometido

con la dinamización social de la Prehistoria

y la arqueología en la Comunidad de Madrid.

Empezamos con las posibilidades gastronómicas

de las alcachofas que se cultivan en España

al menos desde el siglo XIII.

Y que hoy día se consideran un elemento esencial

de la buena cocina.

(Música clásica)

Cada vez recibimos más peticiones de Armonía.

Incluso con productos que son difíciles de armonizar con bebida,

sobre todo con el vino, como hoy con la alcachofa.

Vamos a hacerlo con nuestro cocinero estrella

que tiene tres soles Repsol, dos estrellas Michelin

en el restaurante Santceloni de Madrid, Óscar Velasco.

¿Cómo estás? -Encantado.

Llevamos horas buscando la armonía ideal y no es fácil.

Es un trabajo arduo. -¿Qué has dejado?

Al final hemos dejado el agua,

cerveza, un cava y un vino blanco.

-Blanco seco.

Y la alcachofa está... -Hervida.

con aceite y sal.

Siempre... Natural. -Aceite de oliva virgen extra

pero, en este caso, para darle sabor un picual.

-Un toque un poco picante.

La verdad es que hemos descartado los tintos

porque, aunque no lo crean, probamos con muchos.

Con tinto es imposible.

Con una alcachofa de calidad es amarga y los estropea.

Las alcachofas es gran pesadilla para los que se dedican al vino

e intentan armonizar comida y bebida.

Descubrimos en muchas ocasiones que la armonía ideal es la cerveza.

En este caso es muy fácil. Nada que ver con el vino

y aguanta más los sabores anisados, regalices de las alcachofas

que lo que hace es estropear cualquier otro vino.

Si las haces con jamón a lo mejor las puedes combinar con otro vino.

De todas formas, hay una cosa que recuerdo en El Bulli,

donde era muy difícil elegir vinos con Luis Soler,

que era comer y beber en paralelo. Es decir, comes por un lado,

tomas un poco de pan, agua y luego bebes.

Pero, en fin, para no comer y beber en paralelo

creo que una alcachofa puede ir mejor con una cerveza

que con un vino que en el fondo no es lo mejor.

Por lo tanto, aquí sí que no hay día.

Vamos a elegir la bebida para brindar.

Y brindamos.

Taller de Empresa en compañía de Arturo de las Heras,

director general del Centro de Estudios Financieros

y de la Universidad a Distancia de Madrid, que hoy

nos invita a conocer, como anunció hace 15 días,

a Joaquín Danvila del Valle,

director de Márquetin Digital en el Grupo Reacciona

y profesor de Márquetin del Centro de Estudios Financieros.

Bienvenidos, gracias.

Muchas gracias, Salva.

Preséntanos un poco a Joaquín.

Tú que lo conoces bien, que es profesor.

Joaquín es profesor de hace un tiempo

del área de márquetin.

Y ha entrado a trabajar ahora recientemente

en el Grupo Reacciona

y me pareció curioso para traer a este programa

porque es un ejemplo de como la digitalización,

lo digital ha creado empleo.

A veces pensamos que las máquinas solo destruyen empleo.

Traigo un ejemplo para que veamos que sí, que tienen trabajadores

y que ha sido gracias a esto que lo han conseguido.

Muy bien, Joaquín. En primer lugar bienvenido.

Muchas gracias por aceptar la invitación de Arturo

que te hacemos extensiva.

Muchísimas gracias. Y en segundo lugar cuéntanos,

¿qué es Reacciona?

Es un grupo de empresas,

quizá alguna de las marcas sea más conocida como Dvuelta

a la hora de recurrir multas,

Dvuelta Legal a la hora de gestionar

todo tipo de trámites administrativos relacionados

con trámites legales.

Tenemos Agencia Negociadora, ASAF,

que busca programas de incentivación fiscal

y de ayudas de I+D. Tenemos un gran compendio

de empresas que lo que buscan es

al final es dar servicio a nuestros clientes,

las más especializadas en entornos jurídicos

para que nuestro cliente ceda en manos de especialistas

tareas que a título individual le resultan más complicadas.

Vuestros clientes normalmente son empresas.

A efectos son empresas.

En Dvuelta son casi exclusivamente particulares.

Recursos de multas son Dvuelta

que llevamos 22 años con ella.

Y recientemente tenemos muchísima demanda por ejemplo

con cláusulas suelo o una reclamación

telefónica en Dvuelta Legal.

Y cuéntanos, ¿qué tiene que ver la digitalización

con el hecho de que esta empresa

sea una empresa con éxito.

Yo creo que al final lo ha comentado muy bien Arturo,

la digitalización nos permite a nosotros,

sobre todo permite a nuestros clientes comunicarse con nosotros

y facilitar toda una tarea administrativa

que la podría hacer cualquiera,

pero que cualquier especialista, y nosotros somos especialistas,

lo que hacemos es agilizar un proceso,

son trámites administrativos históricos,

que llevan existiendo desde siempre y que gracias a la digitalización

lo que conseguimos es que nuestros clientes

se pongan en contacto, faciliten documentación

y podamos llevar a cabo los procesos administrativos correspondientes.

Creo que últimamente lo más novedoso,

el tema más actual es el tema de las cláusulas suelo.

¿Eso también lo podéis solucionar

a través de Internet y es fácil?

Utilizamos Internet como canal de comunicación.

Nuestro cliente se pone en contacto con nosotros

entra en nuestra web de Dvuelta Legal

y se pone en contacto. Y nosotros siempre

vía telemática, on line o telefónica

lo que hacemos es que facilitamos labor para que no se desplace.

De hecho muchas veces hacemos todo el trámite

sin ni siquiera haber visto presencialmente al cliente.

Para que te hagas una idea en el último año

hemos superado la gestión de un millón de multas

y todo ha sido vía on line.

Nos facilitan documentación y nosotros la gestionamos.

Durante los últimos 22 años hemos gestionado

más de 5 millones de recursos de multas.

Todas estas operativas sería impensable, imagínate

los kilos de papel

si no tuviéramos un procedimientos digitales muy optimizados.

Supongo que a lo largo de esos 26 años

ha ido cambiando un poco la dinámica.

Porque han ido cambiando las nuevas tecnologías.

Se han ido refinando. Cuéntanos ese recorrido.

Hace 22 años todo lo que hablamos sería imposible.

Hace 22 años nos acercábamos físicamente incluso

con un enfoque de dar servicio al cliente nos acercábamos

a la propia casa, a la propia vivienda del cliente

a recogerle la multa

muchas veces, los papeles que nos tenía que dar. Ahora

todo eso se hace informático. Hemos pasado

de estar dos personas gestionando recursos de multas

ahora tenemos más de 100 abogados

especialistas, que creo que es lo importante

y lo que es un poco la columna vertebral

del grupo. Son especialistas.

Creo que un recurso de multas o una intermediación

a la hora de hablar con un banco tranquilamente

sobre la cláusula suelo y la devolución

lo podría hacer cualquiera.

Nos hemos convertido en especialistas y por eso

somos un buen acompañante para nuestros clientes.

Arturo, en el caso de la Universidad,

qué decir, sin las nuevas tecnologías no existiría

las universidades a distancia o por lo menos

existirían de una manera muy diferente.

La Universidad a Distancia de Madrid es 100 por 100 on line.

Es todo digital.

Toda la relación con el estudiante en on line.

El único momento presencial es el del examen.

Sigue siendo obligatorio ese momento presencial.

Claro. Oye, Joaquín,

hablemos un poco, si no te parece mal, de qué sectores

porque eres profesor del CEF, profesor de Márquetin.

Como profesor que conoce

bien los entresijos de tu materia,

qué especialización le recomendarías a quien quiera

estudiar, por ejemplo Márquetin.

¿Dónde se tiene que meter?

Yo creo que el Centro de Estudios Financieros

y la UDIMA ha dado un paso importante en los últimos años precisamente

en ese sentido.

Hemos detectado los profesionales

que estamos acostumbrados a contratar

personas para nuestros equipos de márquetin

en los últimos años hemos demandado profesionales

expertos en márquetin digital.

Esa es la realidad.

Es la filosofía de siempre, de satisfacción del cliente,

pero aprovechando,

creo que más que aprovechando los nuevos canés,

aprovechando la nueva mentalidad que se ha implantado

dentro de las relaciones con el mercado.

Es el entorno digital. Ahora mismo los máster que tenemos

de Márquetin Digital en el CEF y en UDIMA

son un gran símbolo de lo que representa para nosotros

ese intento de acercar

al estudiante dentro de cualquier empresa.

¿En qué tiene que cambiar la mentalidad para enfocar

esto de esa manera?

Tenemos muchas posibilidades, tú lo has dicho muy bien,

ahora hay que sacarles partido.

Lo peor que nos puede pasar es

que los expertos solemos

ocupar puestos de responsabilidad

pensar que nada ha cambiado

o que hay ahora algunos canales para hacer lo mismo.

No es algunos canales para aprovecharte y hacer lo mismo,

sino cambiar radicalmente. Ahora mismo

nuestro cliente exige inmediatez.

Un cliente escribe

un mail, un whatsapp al canal de atención al cliente

y no espera si es viernes por la tarde que no contestes

hasta el lunes a mediodía, espera que le contestes

de una manera inmediata.

Esa mentalidad de inmediatez,

de tener todo a su disposición,

esa mentalidad de sencillez.

De dar dos datos y darte de alta

en un programa, en un curso, en un máster como es

caso de UDIMA.

Creo que eso tiene que cambiar la mentalidad sobre todo,

en el cliente ha cambiado ya, la mentalidad en las empresas.

Nosotros lo que hacemos es abrir

canales de comunicación desde el Grupo Reacciona

y ahora mismo cualquier afectado de una cláusula suelo sabe

puede mandar o un mail o llamar por teléfono

y ahí nos tiene.

Creo que esta mentalidad que operativamente se hace muchas veces

tiene que migrarse a toda la estrategia de márquetin,

y esa mentalidad tiene que trasladarse

a lo que el cliente a día de hoy nos demanda.

Supongo que estás de acuerdo, es que es...

Completamente, si el cliente cambia

las empresas necesariamente tenemos que cambiar.

Y esta inmediatez de la que nos habla Joaquín además

añádela que esa inmediatez

empieza a producirse con clientes

de todo el mundo. Entonces necesitas inmediatez

a las tres de la mañana de España. Y para eso necesitas

unos profesionales diferentes

y una forma de automatizar las cosas diferente.

Y jurídicamente es posible, no hay cortapisas.

Hace 15 días hablábamos de los drones

y ahí sí hay cortapisas. En este ámbito no...

¿En el ámbito de la gestión de las multas?

Me refiero desde el punto de vista jurídico

la regulación española favorece

que eso sea posible.

Yo creo que sí. Desde el punto de vista del márquetin

la gran tendencia es

automatizar procesos a base de robots

que si son, como dice Arturo

a las cuatro de la mañana, que tengas contestación rápida.

Que te apuntes a un curso o que en nuestro caso

nos solicites un recurso de multa

o una cláusula suelo

y que automáticamente te llegue al menos una contestación

"Ha llegado tu petición...". Correcto.

Estos automatismos tenemos que empezar a implantar

no solo en la operativa,

sino sobre todo en la mentalidad.

No permite ahora mismo el márquetin,

permite mucha analítica y una toma de decisiones inmediata.

Supongo que jurídicamente los límites solamente

tendrán que ver con la protección de datos.

Que el cliente que te dice que tiene este problema

tenga la seguridad de que eso no

va a salir de este ámbito.

Correcto. Y en el Grupo Reacciona

tanto en Dvuelta como en Dvuelta Legal

de hecho es dar servicios jurídicos con lo cual

esto es una máxima fundamental.

Estamos prestando servicios jurídicos

y lo mínimo es que tengamos en cuenta la legislación

para que nuestro cliente esté tranquilo.

Joaquín, muchísimas gracias de verdad.

Seguimos dentro de quince días, Arturo.

Seguimos. ¿Sobre qué vamos a hablar?

Vamos a intentar hablar del mercado de segunda mano.

De cómo aprovechar las cosas o que vayamos a tirar

o cosas que ya no usas

reutilizarlas y darle una nueva vida.

Muy bien, gracias. Nos vemos. Muchas gracias.

Seguimos con el programa. Arqueotinto es

un espacio cultural comprometido con la dinamización

y la proyección social de la Prehistoria

y la arqueología en la Comunidad de Madrid.

Arqueotinto es un parque arqueológico con el que intentamos acercar

al público general, no al especializado,

siempre con rigor científico la cultura,

el patrimonio, especialmente la Prehistoria.

Además de tener un rigor científico,

nuestras explicaciones tratamos de que sean accesibles

para todo tipo de públicos

y amenas y divertidas.

-Buenos días. Bienvenidos.

Lo que hacemos es con distintos perfiles de público,

de infantil a adultos,

es adaptar contenidos

que en principio son complejos.

Explicar lo que es una evolución pura y dura

a chavales de cuatro años.

Supone unos retos que intentamos salvar y lo conseguimos.

Sobre todo para que ellos disfruten a la vez que se sorprenden.

Utilizamos muchas técnicas, tecnologías...

Y, sobre todo, herramientas que ellos puedan tocar.

Vamos a explorar la Prehistoria. Os hago una pregunta,

¿os gusta la Prehistoria? (TODOS)-¡Sí!

¿Os gusta pintar? (TODOS)-¡Sí!

Os voy a enseñar una pintura especial, pintura rupestre.

Pintura prehistórica.

Hace miles, millones de años... ¿Cómo lo harías con los brazos?

Hace...

muchísimos tiempo atrás.

Miles, millones de años. Claro, eso es la Prehistoria.

¿Dónde pintaban? ¿Tenían papel? -(GRITAN)

Entraban en un cueva, iluminaban con una antorcha.

Iluminaban una pared blanca y ¿qué hacían con las manos?

¡Chas!

Empezaban a pintar. Conseguimos dos cosas

que son fundamentales. El conocimiento del objeto,

el conocimiento de un medio, cómo se vivía en la Prehistoria,

los métodos que utilizaban.

Y lo que conseguimos a la vez con que conozcan esos elementos

es que sean capaces de valorar el patrimonio.

En España ya sabemos que es un país que tiene

un patrimonio arqueológico, cultural, bestial.

Y lo que conseguimos además es que si son capaces de valorarlo

tienen el interés de protegerlo. Lo que se conoce se protege.

¿Queréis viajar con la imaginación a la Prehistoria? ¿Sí?

¿Sabéis lo que tenemos que hacer?

¡Sí!

Coger una máquina del tiempo.

¡Boom!

Gafas de la imaginación.

Vamos bien. Ya no estamos en Arqueotinto.

¿Sabéis donde estamos? Ya tenemos una cueva aquí.

¿Sabéis dónde sacaban los colores de verdad de la Prehistoria?

Mirad bien.

¡De las piedras! -De las piedras.

No es el sílex, es un mineral distinto.

Es una piedra de colores. ¿Qué colores veis aquí?

Amarillo, marrón, rojo, naranja...

¿Sabéis cómo se llaman estas piedras?

Ocres.

Ocres.

Frota, frota, frota, frota... A ver.

¿Qué tenemos que echarle a Estela para hacer pintura de verdad?

Agua.

Gotitas de agua, como lluvia.

Y ahora todos frotando frotando para mezclar.

Frota, frota, frota.

Uy, vamos bien. Cierra la cocha

que se va a secar enseguida. ¡Uno, dos y tres!

¿Cuántos colores hemos inventado?

El negro...

Pom, pom, pom, pom.

Con materiales adaptados generar un proceso técnico

muy parecido a lo que esta gente

en la Prehistoria tenía que realizar.

Es una cosa que nos gusta llamar más que arqueología experimental

es arqueología experiencial.

Por unos procesos técnicos ellos elaboran diferentes objetos,

elementos que por un lado les ayuda a comprender

un objeto encuadrado en el tiempo,

y también les ayuda a comprender un proceso técnico

adaptado a sus necesidades, motricidad...

Diferentes recursos.

Para que sean conscientes del objeto que están creando

no es un objeto único sino que está relacionado

con un entorno, una cronología, una especie humana concreta,

un momento concreto de la historia.

(Música infantil)

-Creo que con esto ayudamos,

con este tipo de actividades, ayudamos a consolidar

todos los objetivos con los que hemos trabajado este trimestre.

Son conceptos muy básicos. Desde la pintura

la vivienda, el vestido, la forma de vida...

Y esto les ayuda un poco a llevarlo más a la realidad.

Vamos a ver los materiales, las herramientas y las técnicas.

Ellos participan, ellos experimentan.

Y luego ponen en práctica todo lo que hemos visto

dibujando sus propias pinturas rupestres.

-De cara al futuro les ayuda mucho porque lo que hacemos es

partir de lo más sencillos para que en un futuro

es un tema que volverán a retomar

pero de una forma más compleja. Lo que hacemos es

sentar un poco la base de ese aprendizaje.

No solamente van a conocer la especie humana en sí,

sino todo lo que le rodea.

Es decir, su tecnología y el medio ambiente.

Desde la forma de la fauna,

el tipo de refugio en el que van evolucionando y viviendo.

La fauna asociada a cada uno de los períodos que van a ver.

Pero esto tiene que ser táctil.

Aquí nosotros tenemos un lema

que es: "Tocar es una obligación".

Oye, aquí hay dos invitados de repente,

Uno es un mono, un gorila, ¿dónde está el gorila?

¡Ahí!

Claro, este es un gorila.

Nosotros no hemos sido nunca ni gorilas, ni chimpancés, ni monos.

No, no, no.

Además este animal no es prehistórico.

Los gorilas viven hoy en día... ¿Dónde?

En Áfri... En África.

Mirad bien, con un cerebro así de pequeño, australopithecus,

no sabía hablar como nosotros.

No. No sabía pintar, no sabía escribir.

No se sabía fabricar ropa para abrigarse.

No tenía armas ni herramientas. No sabía cazar.

No comía casi nunca carne.

Y ni siquiera sabía fabricar yo qué sé...

una tienda, una cabaña para protegerse.

No vivía en una cueva.

No, ahí es muy peligroso.

Él todavía trepaba los árboles.

Se escondía en las copas de los grandes árboles africanos.

Que todo el mundo trepe con la imaginación.

Antes el abuelito de este australopithecu no caminaba así.

Todavía caminaba como un mono cualquiera.

Fíjate tú, sobre las cuatro patas.

Pero un buen día nace un australopithecu que ya...

se había transformado un poquito.

Por primera vez con un añito

se levantó.

Ya podía caminar como nosotros.

Erguido y sobre las dos...

¡piernas! Por eso nosotros caminamos así.

Lo que le faltaba ¿era...?

Un poquito de inteligencia. Claro,

eso vino después. Poco a poco se hizo más inteligente

y usó sus manos para hacer cosas nuevas.

Menudo cráneo hemos encontrado.

-Tenemos un alto rendimiento y en cada grupo los educadores

les tratamos como si fuesen los primeros grupos que atendemos

en nuestra carrera profesional.

Centrando nuestra atención, empatizando con ellos para que

su grado de satisfacción sea en todo momento alto.

Y sea una experiencia bonita que quieran volver a repetir.

Mirad todo lo que tenemos aquí.

¡Ojos abiertos!

Huesos de animales prehistóricos,

herramientas y cuchillos de sílex,

ya conocéis esta piedra importante. ¿Pero dónde está el prehistórico

que dejó estas cositas?

Claro, mirad, aquí tenemos una pequeña cueva.

Y nuestro prehistórico está descansando, está muy contento.

Porque acaba de calen... tar.

Mirad qué diferencia con australopithecus.

Poco a poco evolucionó

y se transformó en un gran cazador.

En un ser humano. ¿Sabéis cómo se llama este prehistórico?

Me lo vais a repetir, se llama...

Homo Erectus.

Aquí está lleno de sílex. Mirad cómo es.

Es la piedra más importante de la Prehistoria.

Mirad cómo es la evolución.

¿A que se parecen más a nosotros ya?

Poco a poco, con el paso del tiempo iban evolucionando.

Todavía no son humanos modernos como nosotros.

¿Sabéis cómo se llaman estos prehistóricos?

Me lo vais a repetir. Se llaman Neanthertales.

Son los más valientes. Los más fuertes.

Los mejores cazadores de la Prehistoria.

¿Qué hacen para sobrevivir al frío? Primero,

se abrigan. Segundo, fíjate que invento hicieron ayer.

Fuego. -Saben encender un fuego.

Si frotamos muchísimo dos maderas se transforma en fue... fuego.

Y otra forma de encender fuego, ¿chocando dos...?

Piedras. -Para hacer chispas.

Tribu de niños prehistóricos aquí en el suelo.

Con las piedras, con los huesos de los animales,

con los colmillos del mamut o los colmillos del ciervo

hacía figuritas y juguetes.

Es una mamá prehistórica.

¿Sabéis cómo se llaman?

Me lo vais a repetir como el planeta. ¿Se llaman?

Venus. Mirad esto.

Se llama... Me lo vais a repetir, zumbador.

Zumba como una abeja. Es una plaquita.

Hay que dar vueltas.

Muchas vueltas.

Y luego...

O sea que con el zumbador nos podemos comuni... car.

Comunicar a distancia. Es como el móvil de la Prehistoria.

Amigos, venid, hay ciervos.

Hay mamuts, hay renos.

Hay caballos salvajes, hay bisontes.

Tenéis que traer flechas.

Sí. Adiós.

León.

Toda la tribu espera.

Tenemos un hambre horrible.

Con mucha fuerza, así.

Uy, León, esta mano en el bolsillo.

Cazador.

Hacia los árboles.

Uno, dos y... tres.

Un aplauso para León.

Ellos tienen que sentir de una forma especial

y personal una serie de objetos,

elementos. Ya puede ser lítica, representaciones de fauna.

Arte mueble...

Sistemas de caza... Y la experimentación del fuego

es una de las cosas que más les sorprende.

La facilidad con que se puede hacer.

¿Qué sabemos de la música en el Paleolítico?

Muy poquito. Encontrar un instrumento musical conservado

en una excavación es muy complicado.

Tenemos que buscar

instrumentos musicales hechos con huesos o cuerno.

Eso sí que se conserva.

¿De dónde surge la música?

La música nos acompaña en los momentos importantes.

Imagínate a nuestros antepasados en las cuevas después de cazar

una gran celebración, fiesta, ritual.

Con música, con danza, alrededor del fuego.

La música la encontramos en la naturaleza.

El verso, el sonido de los animales.

Los primeros instrumentos, incluso la voz humana

se empleaba para atraer animales durante la caza.

Después de miles de años hay pueblos

que hoy en día siguen haciendo estos instrumentos

musicales idénticos a los del Paleolítico europeo.

No viven en Europa, ni en África, ni en Asia.

Estas bramaderas modernas

pintadas con puntitos, mirad qué bonitos,

las hacen los aborígenes de Australia

y Nueva Zelanda. Churingas.

Churingas.

Churingas.

Tenemos una bramadera ya hecha.

Lo que tenemos que hacer, como harían los aborígenes australianos

decorarla, pintarla.

La mejor forma de hacerlo,

hacer puntitos de colores

en 10 o 15 minutos

podéis decorar perfectamente toda la superficie.

Cualquier perfil de público, sea infantil,

adulto, lo que va a sacar aquí

es una experiencia única en la que van a conocer

unos objetivos complejos.

Como es evolución, mutación, adaptación.

De tal forma que son conscientes de como el hombre ha hecho frente

a muchas dificultades.

A la propia supervivencia.

Y como la propia evolución física, evolución tecnológica,

ha permitido que ellos hayan podido sobrevivir

en climas extremos, por ejemplo en el caso de Europa.

Hemos invitado a "La aventura del saber" a Genaro Talens,

catedrático de la Universidad de Ginebra,

de la Universidad de Valencia,

traductor de poetas de lengua inglesa y alemana.

Con él queremos abrir un taller de comunicación al que invitaremos

a personas expertas en el estudio de la comunicación social humana.

Bienvenido, muchísimas gracias.

Gracias a vosotros.

¿Cómo empezó tu interés por las lenguas?

¿Cuántas hablas?

Bueno, hablo las que puedo.

Relativamente bien

unas cinco o seis.

Empecé muy joven primero con el catalán.

Porque yo quería mucho a mi abuelo

que era un campesino valenciano.

Que hablaba castellano fatal, si podemos decir que lo hablaba.

Y me gustaba entenderme con él.

Y entonces aprendí sobre la marcha.

Y luego en la universidad estudié gramática catalana.

Luego siguió el francés,

que era una asignatura que teníamos en Bachillerato

porque ahora todo el mundo estudia inglés.

Pero cuando hice el Bachillerato en los 50

de cada 100 estudiantes

97 estudiaban francés

uno inglés, uno alemán y poco más.

Y el francés me gustó mucho desde el principio.

Incluso me saqué el título de la Escuela de Idiomas,

que se reían de mí los compañeros porque iba con pantalón corto.

Salía de los Maristas y me iba a la Escuela de Idiomas

que estaba a 200 metros del colegio.

Y a los 14 años tenía el título superior de francés.

Luego empecé a estudiar inglés.

Ya de profesor en Valencia

gracias a un colega

que me pidió ayuda para traducir poetas alemanes,

empecé a estudiar alemán porque no me gustaba el que pusieran

en castellano correcto lo que decía, prefería intervenir.

Y empecé a estudiar alemán.

Y luego italiano y portugués.

Y ahí me he parado.

Empecé a estudiar chino pero era demasiado complicado.

Genaro, tú has sido una persona fuera de serie

siempre. No exageremos.

¿Con qué edad viniste a Madrid a correr los 100 lisos o 200?

Bueno, esto es una historia muy curiosa porque

yo era un buen estudiante en Bachillerato, es verdad.

Pero era un desastre en gimnasia.

De manera que yo tenía que aprobar

todas las asignaturas para poder ir a la Reválida.

Y me habían suspendido la gimnasia.

El profesor me dijo... Serías el único.

Alguno más habría.

Me dijo: "Si quieres que te la apruebe

necesitamos alguien que sirva un poco de...

peón en los campeonatos escolares.

No hace falta que hagas nada. Solo estar para puntuar".

Pero a mí eso de hacer el ridículo no me va.

Y yo fui ahí porque quería que me aprobara, para la Reválida.

Ante mi sorpresa gané la prueba.

Descubrieron que era un velocista.

Entonces cuando estaba en Preu

ya, eso fue a finales del año

62 cuando estábamos en...

Yo estudiaba sexto de Bachillerato.

El año siguiente el profesor de gimnasia

me entrenó para correr bien.

Y en el 63

participé en los Campeonatos de España Escolares. Quedé segundo.

De allí me invitaron a los Campeonatos Juveniles

en Pamplona, volví a quedar segundo.

Y como tal me invitaron en el equipo nacional

en los Campeonatos de Europa y quedé tercero

e hice una de las mejores marcas absolutas.

Y me llamaron a la selección nacional.

Lo cual me daba la oportunidad, no tanto de prepararme

para la Olimpiada de Tokio,

a la que luego las lesiones y la inexperiencia

no me dejaron ni ir,

pero me permitía que me dieran una beca para estudiar en Madrid.

De manera que vine a Madrid becado por el Comité Olímpico

y en ese sentido al deporte le debo muchísimo.

No solamente me permitió

vivir en Madrid y estudiar lo que yo quería.

Viajar por el mundo... Entre encuentros internacionales,

meetings, me recorrí prácticamente Europa.

Y muchas veces me llamaban porque hablaba idiomas

y servía de intérprete para mis colegas.

E incluso empecé a tener gafas entonces.

Ahora me he operado y ya no necesito gafas.

No eran de miope, eran de astigmatismo.

Era una cosa curiosa.

Pero me las ponía para correr

y algún periodista de la época de Marca, As,

decía que era el intelectual que corre con gafas.

No sé qué tenía que ver, pero bueno...

Que te las habías tenido que poner de tanto leer.

Bueno, a lo mejor sí. Es verdad.

En mi vida lo que más he hecho ha sido leer.

Pero afortunadamente nunca he tenido miopía.

El problema ha sido la vista cansada.

Eso son los años.

Luego te vas a Granada a estudiar.

Me fui por una razón. Cuando me vine a Madrid

en el 63 empecé Económicas.

Porque yo quería haber estudiado era Música.

Pero mi padre que era músico

me lo quitó de la cabeza porque decía que con eso no se ganaba uno la vida.

Entonces no sabía, yo había estudiado Ciencias.

Me vine a Económicas. Terminé el primer año. Incluso

en matemáticas con sobresaliente.

Pero no me gustaba, no me convencía.

Cambié a Arquitectura.

Y estuve dos años en Arquitectura.

Tampoco me acababa de llenar.

De manera que decidí liarme la manta a la cabeza

como se dice y hacer letras.

Que cuando mi padre se enteró, que no me había dejado ser músico,

ni me había dejado estudiar matemáticas,

que iba a ser poeta, me dio por imposible.

Y entonces en aquella época

uno estaba obligado a hacer la carrera donde el PREU.

No podía quedarme en Madrid.

Y aunque realmente yo estaba en plena forma en ese momento,

era titular de la selección nacional.

Y esto era el mes de abril del 66.

Le dije a mi entrenador, a José Luis Torres,

que me iba a Granada a estudiar. Él pensaba que

con eso tiraba por la borda todo lo que había hecho

y abandonaba la carrera deportiva pero dije: "No.

No te preocupes que acabo en año y medio y vuelvo

para México".

Y así lo hice.

De abril a septiembre estudié primero y segundo,

y al año siguiente tercero, cuarto y quinto y volví a la Blume.

Y aprobaste. Claro.

Con premio extraordinario.

De fin de carrera. Sí.

Qué maravilla. ¿Cómo empezaste a aficionarte por la poesía?

¿De dónde te viene? La poesía no es una afición.

Es una especie de maldición

que está en mi vida desde que tengo uso de razón.

La verdad es que si a mí alguien me pregunta

cómo me definiría yo,

yo soy un aprendiz de poeta

que he hecho muchas cosas porque de algo había que ganarse la vida.

Pero lo que me interesa es la poesía.

Además es la que ha articulado

y ha movido todo lo que he hecho en ensayo, traducción, pensamiento.

Todo tiene que ver con los problemas que me plantearon los poemas.

Que yo recuerde los primeros poemas los escribí a los 6 o 7 años.

Eso por lo menos me decía mi madre.

Y cuando murió

un amigo mío del colegio

por una enfermedad absurda hoy,

que es difteria.

Que eso se cura con nada.

Pero murió y aquello fue un shock para mí.

Y le escribí un soneto.

Además por lo visto bastante bien hecho.

No recuerdo nada de ese soneto.

Mi madre las guardaba. En alguno de los traslados se perdió

y si no se hubieran perdido yo los hubiera quemado.

Debieron ser horribles.

Pero que recuerde desde esa época, escribo poemas.

Y empecé a publicar también muy joven.

Tuve la suerte que en el barrio en el que vivíamos,

en Cartuja, en Granada,

vivía uno de los grandes poetas

españoles, andaluz, Rafael Guillén,

Premio Nacional de Literatura, Premio Federico García Lorca.

Y mi padre se presentó un día en su casa

y dijo que su hijo quería escribir poemas.

Y Rafael en lugar de decirle a mí qué me cuenta usted,

le dijo que le llevase los poemas.

Me hice amigo de él y tuvo la santa paciencia

de leerse todas las tonterías que yo escribía

y me iba corrigiendo.

Todavía hoy seguimos siendo íntimos amigos.

Ahora somos los dos ancianos.

Él me lleva 13 años.

En aquella época tenía 13 o 14 y él 26.

Para mí era un vejestorio.

Y él me fue un poco guiando

y así empezó todo.

Publiqué mis dos primeros libros en su editorial, Veleta Azul.

Y luego ya cuando me trasladé a Valencia

para hacer la mili,

el estar en Valencia no tiene que ver con mi padre.

Ni con la familia de mi padre, sino que me tocó allí.

Y me ofrecieron trabajo en la universidad y como

de algo había que vivir, ahí entré y ahí me quedé.

Allí empecé a plantearme

de manera mucho más seria

y no como una cosa juvenil

la posibilidad de dedicarme

sistemáticamente a la literatura.

Es lo que he hecho desde entonces.

Y creo que eres de los primeros comparatistas

por lo menos de los que vivían dentro de España.

Estaba el hijo de Jorge Guillén. Sí.

Claudio. Pero estaba en EE UU.

No, bueno, el ser comparatista

aparte de que siempre me gustó

leer todo lo que había en mis manos.

Y uno acaba comparando porque no tiene más remedio.

Es que tuve la suerte de que estudié en Granada

en la época en la que la facultad de Letras era

posiblemente de las mejores de España, sino la mejor.

Y donde había profesores

de la talla de Manuel Alvar,

de Emilio Orozco, que fue el que me dirigió la tesis.

Que sí que era un comparatista en sentido estricto.

Era catedrático de Historia del Arte y de Literatura Española.

¿Tu tesis fue sobre Cernuda? Sí.

Y, claro, las clases de don Emilio.

Él era capaz de dar un modelo analítico

que servía para un soneto de Góngora

y para un cuadro de Sánchez Cotal.

Eso me hizo pensar que existía la posibilidad

de elaborar un dispositivo analítico

que relacionara cosas. Como me gustaba el cine, el teatro...

Don Emilio me lo puso prácticamente sobre la mesa.

Si soy comparatista es porque don Emilio me...

me metió el virus.

Y ese virus no se quita. Me dicen que tenemos que terminar

la entrevista y no hemos llegado

a la semiología, que era de lo que trataba el taller.

Yo creo que vamos a invitarte en otra ocasión.

Lo antes posible, cuando puedas venir.

Y seguimos hablando.

Me parece muy bien. Y hablamos de semiología

y de comunicación. Me parece muy bien.

Muchísimas gracias, Genaro, ha sido un placer

conocerte. Gracias a ti.

Nos desplazamos a la Feria de la Educación de Almagro

para mostrar las herramientas educativas más innovadoras.

Un encuentro en el que profesores de toda España

comparten experiencias y métodos de trabajo

con un único objetivo: convertir al alumno

en el verdadero protagonista del proceso de aprendizaje.

Estamos en la Primera Feria de la Educación que se celebra en Almagro.

Es una feria en la que intentamos que la metodologías activas

formen parte del claustro del profesorado. Es decir,

que esa metodología

dejen de ser algo utópico y que sea el elemento principal

de nuestras aulas.

-Pretendemos que todos los proyectos,

que todas las actividades se puedan ver

por la calle, pueda la gente acceder a ellas.

Podamos interactuar unos centros con otros para aprender

uno de otros. El fin de la feria es que los docentes,

nos interesaban los de nuestro centro y también los que han venido

aprendieran nuevas metodologías para que en sus aulas enseñen mejor

a los alumnos.

Ese es el fin último de la feria.

Que repercuta en los alumnos y en su aprendizaje.

¿Qué tiene de importancia la feria? ¿Qué objetivo hemos querido

mostrar en ella?

Lo principal es que no solamente los profesores

enseñamos a los alumnos lo que hacemos cada día.

O como profesor puedo decir qué explico, cómo explico

en un aula para otros profesores. No.

Lo importante que hemos intentado hacer es

que el alumnos se convierta en profesor.

Un profesor nunca puede decir yo soy el que enseño.

Un profesor tiene que asumir que los alumnos nos pueden enseñar.

Somos el Colegio Divina Providencia, venimos de Tordesillas,

de Valladolid. Y ahora mismo estamos en un taller

en el que se trabaja la realidad aumentada y virtual

en el ámbito educativo.

Como podéis ver hay alumnos en diferentes grupos.

Y están explicando a los profesores, ellos son

los que enseñan a los profesores

el uso de esta tecnología en el aula.

Enseñando no solo cómo se utiliza la herramienta, sino también

cómo se aplica al aula, lo que necesitan los profesores es

yo tengo esa herramienta, cómo la aplico yo.

Les enseñan numerosas actividades,

sobre todo para darles ideas.

Ideas que luego ellos adaptan a sus asignaturas.

Y permiten usar esta tecnología como un medio con el objetivo de

que exista una motivación y un aprendizaje en el alumno.

Aprenden a utilizar el dispositivo móvil como herramienta de trabajo.

Esta tecnología lo bueno que tiene es que se ha adaptado perfectamente

a esos dispositivos móviles. Por tanto

se pueden utilizar en cualquier momento, en cualquier lugar

y en la mayoría de los casos de forma gratuita.

El hecho de que tú puedas toquetear

o trastear con el ejercicio que tienes que hacer

es más atractivo que tener que escribirla,

pensarla y contestarla.

La motivación es máxima.

Con esto conseguimos que el alumno sea atraído por la asignatura

o por las asignaturas.

Queremos compartir la experiencia con la aplicación Touchcat.

Que es crear un fondo utilizando un fondo alternativo

usando la pantalla verde.

Usamos en las clases para proyectos

y como proyecto final de cada tarea.

Y crear un entorno en el que el alumno sea creador de contenidos

y utilice los contenidos curriculares

para compartirlos con la comunidad educativa.

Imagínate que tienes que hacer un proyecto sobre Inglaterra.

Y vas a hablar de la historia y hablas de la catedral de Londres.

Pones el fondo, le das aquí.

Te vas al álbum, buscas los fondos.

Y en este caso a seleccionar a esta imagen.

Entonces toda la información que recojas de la catedral de Londres

la irías escribiendo aquí.

Y la vas comunicando como si fuera un programa de televisión.

Tienes la pantalla aquí y la vas leyendo.

Y ya está.

Si te das cuenta va bajando.

Y no hay ningún problema.

Como resumen, mis alumnos están bastante contentos

con este tipo de metodología.

Porque son ellos los protagonistas del aprendizaje,

el aprendizaje es real, esta herramienta no solo la pueden usar

en un entorno educativo, sino en su entorno social.

Lo más importante es que los contenidos

que curricularmente damos

tienen una proyección en la vida real del alumnado.

Así que espero que os guste esta herramienta

y os animo a que la probéis.

Nosotros presentamos lo que hacemos en clase de historia.

Cada tema que hacemos

estamos haciendo unos proyectos para aprender de manera más...

para nuestra edad,

en la época de Internet.

Por ejemplo un de los trabajos que más nos ha gustado

ha sido un cómic con la plataforma Cómic Life

para explicar un poco el movimiento obrero.

Con todo lo que ocurrió, las revoluciones agrarias

y cómo va surgiendo poco a poco contando las diferentes partes

que tiene

Y es de los proyectos que más nos ha gustado.

El trabajar haciendo cómics, haciendo ejes cronológicos,

diferentes trabajos. Es una manera

para nosotros interactiva de aprender.

A la vez que haces un trabajo más visual

estás informándote de lo que pasa en esa época.

Tienes que buscar en Internet cualquier cosa, imagen,

datos... A la vez que haces algo con más atractivo

estás aprendiendo más cosas. Entonces

para nosotros es una manera más sencilla de aprender.

Se nos queda más rápido.

Nuestro instituto se caracteriza porque hay profesorado que

nuevas tecnologías, nuevas metodologías educativas.

Como es el aprendizaje basado en proyectos

o también la Flipper Classroom o Aprendizaje Inverso.

También tenemos Ramificación o Ludificación.

Y también tenemos enseñanza tradicional.

Todo eso se mezcla.

Nos llevamos bastante bien, hay una buena convivencia

y solemos aprender unos de otros.

Y de ahí que hayamos montado esta feria con nuestros socios europeos

como origen de un proyecto Erasmus Plus.

El aprendizaje por competencias ya es un hecho

que te obligan

entre comillas Europa, te lo impone Europa,

y también nuestra legislación.

Ya no es puramente concepto,

sino en competencias en saber hacer,

y en saber manejarte y buscar la información

y aprender uno mismo también.

Ser más autónomo en el proceso de aprendizaje.

Época de Revoluciones es un proyecto colaborativo

pero no solo con alumnos del centro, hemos colaborado con alumnos

de distintos puntos de España.

Además hemos conseguido que los alumnos se sientan importantes.

Y ellos creen sus propios materiales,

sus fuentes de información.

Y aprendan a utilizar una red social de manera útil,

y comprendan que pueden hablar con gente de cualquier punto

del mundo y que lo que ellos publican en una red social

importa.

Y que además pueden colaborar con otros profesores.

Ni siquiera con otros alumnos, con otros profesores.

Interactuar con nosotros y ver que somos una comunidad global.

Esto ha servido para que trabajemos

algo que a lo mejor resulta árido como la Revolución Francesa

o la Independencia de los EE UU de manera divertida.

Eva H mencionaba a los alumnos como una manera diferente de trabajar

y de aprender historia.

Tener una especie de deberes

sin ser consciente de que los estás teniendo.

Porque estás en tu casa, mandando tuits,

sin separarte del móvil porque estás tuiteando de la Revolución Francesa.

Algo impresionante, niños enganchados al móvil hablando de historia.

Así que es una manera maravillosa de aprovechar las nuevas tecnologías

porque tenemos que pensar que ellos

han nacido en la era tecnológica.

Nosotros no. Y que el móvil y la Tablet

son sus herramientas diarias.

Ellos no se separan del móvil ni un solo momento.

¿Así que por qué no le sacamos partido y nos aprovechamos?

A la hora de tener que buscar las cosas por ti mismo

se te van quedando cosas en la cabeza

y no solo es estudiarlo. También lo comprendes.

Y ya es más fácil estudiártelo.

Hacemos las clases más dinámicas

ya que utilizamos el trabajo en grupo.

Y usamos también la tecnología

y aplicamos las dos cosas para socializarnos mejor también

a la hora de estudiar.

La enseñanza tradicional se basa en hablar, hablar, es unidireccional.

Los niños no participan. Nosotros hemos visto

que los contenidos se fijan más si los niños se hacen sus temas.

Ellos van construyendo su conocimiento

y luego se quedan con más datos

que simplemente empollar el huevo,

pones el huevo y se queda ahí.

A la tercera ducha se te ha olvidado lo que has empollado.

Me pasa al recordar lo que di en mi momento.

Era solo memoria.

Es hacer participar a los chicos en la educación.

Que ellos participen, que trabajen.

Que ellos trabajen en clase.

-Ellos tienen mucho que aportar.

Nosotros que aprender de ellos.

Entonces si el cambio metodológico va también en el profesor.

Cambiamos la forma de enseñar,

salimos de esa zona de confort en la que yo doy mi materia,

yo doy mi clase de la misma manera como siempre.

Y damos ese salto y aprendemos de nuestros alumnos,

aprendemos nuevas formas,

¿por qué no?

-Todos aquellos profesores que siguen con metodologías más tradicionales

y que quizá les dé un poco de miedo introducir nuevas tecnologías

realmente no son tan nuevas, se han criado con ellas,

no podemos escondernos, por más que huyamos nos van a alcanzar,

y creo que hay que empezar poco a poco,

perderle el miedo, no lanzarse a la piscina solo.

Aprovechar que ya hemos sido otros profesores los que hemos ido

poquito a poco trabajando en esto.

Y que estamos dispuestos a echar una mano.

Utilizar redes como Twitter, Facebook,

para crearte un claustro virtual y nos ayudemos entre todos

puede ayudar a que cambiemos la educación y la mejoremos.

(Música animada)

La Colección Letras Universales

de la Editorial Cátedra acaba de añadir

otro pico a su cordillera de grandes hitos literarios,

el "Endimión" de John Keats.

En traducción de Paula Olmos

y Jorge Cano Cuenca. Recordemos

que el poema fue escrito por un joven de 22 años

y que su autor se arrepintió de haberlo publicado, no escrito.

Se trata de un poema de alrededor de 4000 versos,

pentámetros yámbicos, también llamados pareados heroicos.

Está dividido en cuatro partes

y basado en el mito griego del pastor

Endimión enamorado de la diosa Selene

Artemisa Diana cazadora,

la diosa blanca de Robert Greys.

Aunque los grandes poemas de Keats

son un poco posteriores, murió a los 25 años,

"Endimión" fue duramente criticado en su tiempo

y después. Ha mantenido también

lectores entusiastas desde que se publicó.

Tiene la verdad de su parte y conserva la fuerza

con la que fue concebido.

Así de líricos acabamos hoy el programa.

Mañana el lirismo se convertirá en música

en el estudio con el Zamix de Les Arts.

Contaremos además con un nuevo Taller de Empresa

y una nueva entrevista sobre monarquías europeas

actuales a las hermanas Lara.

Que nos llevará hasta "Luxemburgo", un documental de Marta Chirino

y también un nuevo bloc visual. Será como siempre

en "La aventura del saber", en La 2, alrededor de las 22.

Feliz día como siempre, les esperamos a todos.

  • La aventura del saber - 15/03/17

La aventura del saber - 15/03/17

15 mar 2017

Veremos los reportajes "Armonías: alcachofas", "Arqueopinto" y "Feria de la Educación de Almagro". Además, entrevistaremos a Arturo de las Heras, Dir. Gral. CEF y UDIMA, Joaquín Danvila, Dir. Marketing Grupo Reacciona y al Catedrático emérito Jenaro Talens.

ver más sobre "La aventura del saber - 15/03/17" ver menos sobre "La aventura del saber - 15/03/17"
Programas completos (1431)
Clips

Los últimos 4.293 programas de La aventura del Saber

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios