www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
4938686
Para todos los públicos La aventura del saber - 14/01/19 - ver ahora
Transcripción completa

Hola, buenos días a todos,

bienvenidos a una nueva edición de "La aventura del saber".

Hoy, recibimos en el estudio

al profesor de investigación del Instituto de Filosofía

del Consejo Superior de Investigaciones Científicas,

y ensayista, Manuel Reyes Mate.

Para abrir un nuevo taller de filosofía,

cuando acaba de aparecer la segunda edición

de su "Tratado de la injusticia", publicado originalmente en 2011.

Hablaremos con él de justicia, de injusticia,

de cómo sabemos cuando algo es justo o injusto,

o si lo injusto prescribe.

Uno de los temas inagotables del pensamiento

y una de las urgencias perennes de cada presente.

Según las previsiones

de los organismos económicos mundiales,

en los próximos 20 años,

en torno al 40% de los puestos de trabajo actuales

estarán ocupados por máquinas, autómatas y robots.

Con todo lo bueno y todo lo malo que ello pudiera suponer.

La exposición "Nosotros, robots"

nos invita a conocer la historia y desarrollo de los robots

y a reflexionar sobre cómo la robótica

influye e influirá en nuestra vida.

Además de visitar "Nosotros, robots",

hoy les invitaremos a volver al INtech Tenerife,

para seguir conociendo las actividades de aquel parque

empresarial comprometido con la implementación

de las nuevas tecnologías en las empresas.

(Música)

"Taller de ciudadanía" hoy con el profesor de investigación

del Consejo Superior de Investigaciones Científicas,

don Manuel Reyes Mate,

que acaba de publicar la segunda edición

de su "Tratado de la injusticia" de 2011.

Y hemos considerado que se nos ofrecía

una estupenda oportunidad, aquí lo tienen,

para hablar de uno de los temas inagotables

y quizá irresolubles de la Filosofía del Derecho.

Y cuyas consecuencias salpican, una y otra vez, la actualidad.

Bienvenido, muchísimas gracias por aceptar la invitación.

Encantado.

¿Qué es y qué no es justo?

¿Y cómo lo sabemos?

La justicia es un término muy equívoco.

En castellano,

"justicia" significa la noble virtud cardinal de la justicia,

pero también el justicia, el que ajusticia.

Es un término equívoco.

Aunque, dice Freud, que el primer gesto humano,

lo que distingue al humano del animal

es el sentido de la injusticia.

Cuando vemos a niños jugando y que dicen: "No hay derecho".

Esa expresión es la expresión de la humanidad,

que se despierta y que se distancia de la animalidad.

El sentido de la injusticia es casi innato.

El problema empieza

cuando queremos decir qué significa la justicia,

cuál es la respuesta justa.

¿Es más fácil saber qué es injusto que qué es justo?

Sí, es mucho más fácil,

porque...

hay tal cantidad de teorías de la justicia...

Por ejemplo,

San Agustín cuenta una anécdota de Alejandro Magno,

que en una de sus conquistas estaba descansando, y le dicen:

"Hay por aquí un ratero..." "Tráiganmelo" dice él,

y se enfrenta al ratero y le dice: "Pero, hombre, eres un ladrón".

Y le dice: "Majestad,

yo, a pequeña escala, ladrón, pero usted, que roba a gran escala,

resulta que lo suyo es actos heroicos,

conquistas humanitarias...".

Y había un intelectual francés que decía:

"El robo es un delito, pero el fruto del robo es sagrado".

(RÍE)

Es decir,

que la variedad

de teorías de la justicia plantea el tema

de cómo construimos una concepción de lo justo

y de lo injusto que valga para todos.

Ese es el gran problema.

Claro, porque a veces puede darse el caso

de que lo que es justo para unos, es injusto para otros.

Por eso yo mi libro lo titulo "Tratado de la injusticia",

porque yo creo que no puede haber una teoría de la justicia.

Y me explico.

Hay como dos intentos de responder a la pregunta que usted me hacía

de qué es lo justo y qué lo injusto.

Una teoría, que es la que se enseña en las universidades,

la que domina hoy en la cultura occidental,

es la idea de que para decidir lo que es justo e injusto,

tenemos que hacer abstracción de la injusticia.

Es decir, tendríamos que hacer una especie de experimento,

a la justicia la representamos con los ojos vendados,

todos nos tendríamos que vendar los ojos,

hacer abstracción de la situación de cada cual,

por qué uno es pobre y por qué otro es rico,

hacer abstracción de esas diferencias,

y entonces pensar lo que sería justo

para todos en cualquier circunstancia.

Esa es una teoría de la justicia por abstracción,

abstracción de la situación en la que cada cual se encuentra.

Otra teoría es la de decir,

no, la justicia consiste en responder de la injusticia.

Renunciemos a la idea de tener una gran teoría de la justicia.

Seamos sensibles a las preguntas injustas

y entonces avanzaremos en el sentido de la justicia.

Yo me apunto a esta segunda teoría, evidentemente.

¿Es necesaria la memoria de la injusticia

para que pueda aspirarse a una justicia...?

Es fundamental.

Porque esa teoría que yo llamo de abstracción,

donde nos dicen que si queremos decidir

entre todo lo que es justo o injusto,

que el pobre no piense por qué es pobre,

que el rico no piense por qué es rico,

sino que hagamos abstracción de nuestras situaciones,

el precio de eso es la memoria.

Y hay un gran equívoco en los tratados,

en los tratamientos de la justicia,

y es confundir desigualdad con injusticia.

Son dos cosas muy diferentes.

Las desigualdades pueden ser naturales.

Están ahí, como los ríos y los montes, ¿no?

Mientras que las injusticias las ha causado el hombre.

Responder de las desigualdades

no es lo mismo que responder de las injusticias.

Tú puedes responder de las desigualdades,

pensando que tienes una gran sensibilidad moral,

y te parece mal que haya gente pobre.

Eso es una forma de tratar las desigualdades,

pero la injusticia,

tú tienes que decir: "No, no, es que lo que él me pide es suyo".

El pobre no es pobre de naturaleza, ha sido empobrecido.

Entonces, cuando él me pregunta, me está interpelando.

Porque su pobreza y mi riqueza tienen un origen común.

Es la historia, es el hombre el que la ha hecho.

Y por tanto,

yo tengo una responsabilidad de enfrentarme a esa injusticia

que no es natural,

sino que la han causado los abuelos, digamos.

Pero, ¿la historia no es la historia

de quien gana las guerras?

Se dice que la historia es la historia de los vencedores.

Es verdad,

pero no porque la historia

sea un encargo que hagan los gobiernos a los historiadores

y les digan: "cuénteme ustedes un relato...".

Que me deje bien. "Que me deje bien,

puesto que yo soy el que manda".

Que también se hace, porque como decía Renard:

"no hay una sola construcción nacionalista

que no sea un invento".

Pero dicho esto,

¿qué significa decir que la historia

es de los vencedores?

Significa lo siguiente.

La historia se refiere a hechos.

"Hechos", en castellano,

es el pretérito perfecto del verbo "hacer".

Y un pretérito perfecto es un verbo,

una acción que comenzó y llegó a realizarse.

La historia habla de hechos.

Pero la realidad es mucho más que hechos.

En la realidad hay muchos proyectos que no llegaron a realizarse.

Es la historia de los vencidos.

Es la historia de los derrotados.

Es la historia de los marginados.

De eso se ocupa la memoria.

Si la historia solo se ocupa de los hechos,

será siempre historia de los vencedores,

porque el hecho es la parte triunfante de la historia.

Y por eso, el conflicto que tenemos, la memoria y la historia,

la memoria no solamente se ocupa de los hechos,

sino también de los no hechos.

De esa parte oculta que es la historia de los vencedores

y que, como decía un filósofo judío alemán,

es la historia del sufrimiento.

¿Walter Benjamin? Adorno.

Adorno, un amigo de Walter Benjamin.

Íntimos amigos, efectivamente.

Ambos de la Escuela de Frankfurt.

¿De qué nos sirve, entonces,

recordar, tener memoria de la injusticia?

Quiero decir, porque clamar contra la injusticia,

aparte de un deber moral, ¿debe servir de algo?

Sí.

Usted me plantea el tema de la memoria y la justicia,

que es una novedad.

La justicia se ha construido desde el olvido,

como toda la cultura occidental.

La memoria llegó a occidente hace 30 años, no más,

y ha llegado para quedarse.

Nos obliga a pensar todo de otra manera.

También la justicia.

Sin memoria de la injusticia, no hay justicia posible.

Hay tantas injusticias en el mundo

cometidas de las que no tenemos memoria,

y que son como si no hubieran ocurrido,

que por eso es muy importante decir:

"sin memoria de la injusticia, no hay justicia posible".

Pero también la segunda tesis sería:

"sin memoria, tampoco hay justicia".

¿Por qué?

Porque la justicia, cuando hablamos de justicia,

hablamos de daños que se hacen a alguien.

Hay daños reparables, y de eso, el derecho sabe mucho.

Reparación de daños,

cuando vamos a un tribunal y se reparan los daños causados.

Pero, ¿qué pasa con los daños irreparables?

La única forma de justicia de los daños irreparables

es la memoria.

Decía Primo Levi,

uno de los supervivientes de los campos de exterminio,

autor de unas memorias impresionantes,

"Si esto es un hombre".

Él decía que toda su vida la dedicó a dar testimonio,

fundamentalmente, a colegios, escuelas.

Cuenta que en un momento, en una escuela,

después de una intervención suya,

de una explicación de lo que había sido

el campo de exterminio,

una niña le preguntó: "¿y qué podemos hacer nosotros?".

Él era un químico, un hombre científico,

se pensó la respuesta y la respondió con cuatro palabras,

que tiene que ver con la pregunta que manejamos.

Él respondió diciendo: "los jueces sois vosotros".

¿Y qué significa eso?

Lo que está diciendo a los oyentes es que los jueces son ellos.

¿Qué justicia puede impartir un oyente

que oye un relato de un exterminio?

Puede hacer justicia,

en el sentido de que Primo Levi sabe

que él pertenece a una generación que va a desaparecer.

Claro.

Pero hace falta que alguien tome el relevo

para hacer memoria de la injusticia.

La memoria de la injusticia es una forma, digamos,

modesta de justicia.

No es la justicia total.

Pero es fundamental.

Porque, por ejemplo.

¿Tiene consecuencias para la convivencia en España

que haya aún personas que no hayan recibido sepultura

debidamente desde finales de la guerra civil

o principios de la posguerra?

Tiene muchas consecuencias.

Y revela un déficit de moralidad por parte de la sociedad española.

Un intelectual judío israelí que fue embajador en España,

Shlomo Ben Ami, y que participó... Gran hispanista.

Gran hispanista, por cierto.

Mantiene, sin embargo,

la teoría de que el precio de la paz es la justicia.

Una teoría muy discutible.

Él decía, refiriéndose a los palestinos:

"si los palestinos quieren la paz,

que digan a cuánta justicia

están dispuestos a renunciar".

Y eso mismo se lo decía también a los colombianos,

a Manuel Santos, el presidente.

Le aconsejaba y le decía:

"si usted quiere la paz, olvide la justicia,

yo creo que no es camino".

El camino, porque una paz que se construya

al precio de la justicia

es una tregua entre dos conflictos, entre dos guerras.

Para conseguir la paz, es muy importante la justicia

y, por tanto, la memoria.

Y esos 100.000 desaparecidos en España están esperando justicia,

al menos, esta forma modesta de justicia que es identificarles

y darles una sepultura digna.

No olvidemos que la palabra "humanidad"

viene de "humus", tierra.

Lo que distingue al hombre del animal es el enterramiento,

el entierro, el cubrir con tierra los restos cadavéricos.

Ese gesto humanitario lo tiene pendiente la sociedad española.

¿Podemos olvidarnos de los migrantes

sin consecuencias para nosotros mismos?

Hannah Arendt, en el año 1944,

escribió un artículo que era biográfico

sobre el destino de ella,

de su familia, del pueblo judío en aquella Europa,

y lo tituló "Los refugiados, vanguardia de los pueblos".

Lo que estaba ocurriendo con los refugiados, en este caso,

con alemanes, que eran judíos pero eran alemanes,

y que, de repente,

fueron privados de sus derechos cívicos y políticos,

podía ocurrir con cualquiera.

Si olvidamos que los derechos humanos

no solamente afirman,

en el artículo primero, por ejemplo,

de la Declaración de los Derechos del Hombre y del Ciudadano de 1789.

El artículo primero decía: "todos nacemos iguales y libres".

Muy bien, y el artículo tercero:

"pero serán libres e iguales aquellos que decidan los estados".

Si mantenemos esa escisión en los derechos humanos

entre los derechos

cívicos y políticos, y los derechos humanos,

entonces puede venir un poder, el Estado que sea,

y prive a una parte de la ciudadanía de sus derechos políticos,

y se conviertan entonces en parias o refugiados del mundo.

Hay que tener mucho cuidado con los emigrantes,

y con el fenómeno de la emigración, porque, en el fondo,

les reconocemos que son seres humanos,

pero sin derechos.

Y eso es muy peligroso.

Porque entonces,

reconocemos a los Estados el poder de decidir

quién tiene derechos políticos

y quién tiene derechos ciudadanos, y eso es muy peligroso.

Tenemos que unir los derechos cívicos

y los políticos al artículo primero,

a la afirmación de que todos nacemos iguales y libres.

Por eso, ojo,

lo que hoy ocurre con los africanos, con los moros,

puede ocurrir mañana

con los pobres de este o de aquel lugar.

¿Y qué debemos hacer?

¿Cuál es nuestro deber, rebelarnos contra esa injusticia?

Tomándose en serio los derechos humanos.

Yo creo que nos hemos instalado en esta enorme contradicción

de que una cosa es reconocernos seres humanos,

y otra cosa son los derechos políticos y cívicos.

Esa contradicción

está en la formulación de los derechos humanos.

Bueno, está antes,

está en lo que el padre Vitoria ya dijo respecto a los indígenas

de las Indias occidentales.

Así es, está el famoso...

Efectivamente, en la historia de los derechos humanos,

ese momento de la Escuela de Salamanca es fundamental,

y en concreto, el famoso sermón de Montesinos,

que fue el que convirtió a las casas.

Montesinos, ante Colón,

denuncia ante los españoles en La Española

el trato que están dando a los indígenas,

y en un famoso sermón les dice:

"¿pero acaso estos no son hombres como nosotros?".

Entonces,

el reconocimiento del ser humano tiene que estar vinculado

al reconocimiento de los derechos políticos y cívicos,

porque si no, si los separamos,

podemos decir que los africanos, que el negro,

que el moro que llega es un ser humano pero sin derechos.

Ponemos a los estados por encima de los derechos humanos,

y esa es una contradicción que tenemos que tomarnos en serio.

Tenemos que progresar en el entendimiento

y en la realización de los derechos humanos.

Porque la justicia no es una y para siempre.

Quiero decir, es una búsqueda,

algo que va evolucionando con la historia,

con paso del tiempo.

Naturalmente, y tenemos ejemplos clarísimos.

Hasta 1947, por ejemplo, con el Tribunal de Nuremberg,

no se nos ocurre pensar que hay crímenes imprescriptibles.

Hasta ese momento, todos los crímenes prescribían.

Bastaba que pasara un tiempo,

que lo decidían además los que mandaban,

y se acabó la vigencia de la injusticia.

Llegó un momento en el que la humanidad

llegó a la conciencia de que no,

que había crímenes que no prescribían

por mucho tiempo que pasara.

Ahí nos referimos a los grandes crímenes de la humanidad.

Pero para la moral, ningún crimen prescribe si no ha sido saldado.

La memoria de la injusticia dura tanto

como la injusticia no sea saldada.

Y eso no tiene nada que ver con el tiempo transcurrido.

Nosotros españoles somos responsables, de alguna manera,

de lo que hicieron los abuelos.

Y, por eso, Walter Benjamin,

este autor al que nos referíamos dice:

"los nietos tienen una responsabilidad mesiánica

respecto a los abuelos.

Tienen que hacerse cargo de lo que hicieron los abuelos

y de lo que les hicieron a los abuelos,

porque la justicia tiene memoria, y por eso,

mientras haya vigencia y memoria de la injusticia,

mientras haya memoria de la injusticia,

estamos esperando la justicia".

Una esperanza de justicia.

Ha sido un verdadero placer compartir estos minutos con usted.

Esperamos verle a menudo por el programa.

Muchas gracias.

Gracias. A usted.

Los robots han dejado de ser, hace tiempo,

personajes de ciencia ficción,

para convertirse en parte real de nuestras vidas.

Les invitamos a que nos acompañen a la exposición "Nosotros, robots"

en el espacio Fundación Telefónica de Madrid.

(Música)

(TELE) "En España, existe gran afición

a las invenciones automáticas.

En un taller de Barcelona,

dos técnicos de nodo construyeron un robot

que se puede controlar por radio.

El gigante metálico tiene dos metros y medio de altura,

y pesa cerca de 250 kilos.

Posee un cerebro electrónico que obedece

a dos equipos especiales de osciladores,

a frecuencia ultra elevada.

Se llama Maese Cibernius y obedece al telecomando con toda docilidad."

(Música)

"Aunque la figura del robot es relativamente reciente,

apenas un siglo desde que fue concebida,

el ser humano viene soñando con autómatas

desde tiempo inmemorial.

La idea de construir un mecanismo humanoide capaz de liberar

al hombre de la carga de efectuar trabajos ingratos o rutinarios

lleva rondando la imaginación

de científicos, literatos y artistas desde la antigüedad.

Sin embargo,

es solo a partir del desarrollo de los dispositivos cibernéticos

en los años 50 del pasado siglo XX

cuando se crean los primeros prototipos de robots eficaces."

(Música)

"En los años 80,

se empiezan a construir y comercializar los primeros robots

que hacen acto de presencia en nuestras vidas,

incorporándose a las cadenas de producción industrial,

sustituyendo en parte a la mano de obra humana.

La aparición de la inteligencia artificial,

con la llegada del nuevo siglo,

ha dotado de un desarrollo exponencial

a las capacidades de los robots.

Actualmente, la robótica se halla plenamente implantada

en gran parte de los procesos industriales,

ciertos sectores de servicios

e, incluso, empieza a introducirse de forma paulatina

en nuestra vida doméstica.

Esto supone todo un mundo de ventajas y posibilidades,

pero también conlleva fricciones,

problemas e incertidumbres

ante el posible desenvolvimiento incontrolado

e invasivo de los robots,

en competencia desleal

contra el ser humano que los concibe y produce.

En torno a esta temática,

el espacio Fundación Telefónica de Madrid

presenta la exposición 'Nosotros, robots',

que reúne 50 modelos de robots de todas las épocas y estilos,

completados con material audiovisual e interactivo,

y que supone una interesante reflexión sobre la historia,

desarrollo y proyección cara al futuro

de los mecanismos robóticos.

La primera cuestión planteada en la muestra

sería saber qué es exactamente un robot."

Un robot es un aparato

con programa capaz de relacionarse

con su entorno a través de sensores, de programación,

de inteligencia artificial y de otra serie de mecanismos

y posibilidades electrónicas.

Creo que nacieron en la mente de los humanos,

y en el deseo de que unas máquinas fueran capaces

de hacer las tareas arduas que ellos estaban haciendo.

Nació en la antigüedad, pero se desarrolló, sobre todo,

a partir del Renacimiento.

Uno de los precursores fue Leonardo da Vinci, que diseñó,

aunque los diseños están repartidos en varios de sus manuscritos,

diseñó tres robots, por lo menos.

Un león mecánico, un guerrero mecánico y un carrito.

No se sabe si llegó a construirlos,

pero ahí están diseñados con sus elementos constitutivos,

entre otros, las fuentes de energía.

Luego, nacieron los autómatas,

que fueron un desarrollo pre-robótico,

que mató el nacimiento de los robots,

sobre todo a partir de mediados del siglo XX,

cuando se desarrolla realmente la robótica,

ya integrando programación, elementos físicos

y, ya en nuestros días, inteligencia artificial.

(Música)

El término "robot" lo acuña Karel Capek,

un escritor checo que estrena una obra que se llama "R.U.R".,

Robots Universales Rossum, en el año 22 o 23,

y que tiene mucho éxito,

sobre la historia de unos fabricantes de robots

cuyos robots se acaban levantando contra sus amos,

porque se consideran esclavos.

Tuvo un gran impacto en todo el mundo,

incluido en Japón.

Y él acuñó la palabra robot,

que viene del eslavo "trabajo duro".

(Música)

(TELE) "La técnica electrónica

les presenta la última palabra en autómatas,

por obra y gracia del joven californiano Kurt Golden,

que a pesar de contar solo 16 años,

logra construir artificios como este, a ratos perdidos,

y cuando sus estudios en Auckland se lo permiten.

El hombre mecánico,

dirigido a distancia por su creador, le ayuda ahora a cuidar el jardín.

Kurt ya tuvo bastante trabajo para fabricarlos.

Ahora le toca al muñeco ahorrarle esfuerzos."

Los robots ahora son capaces de hacer cosas muy pequeñas

mejor que los hombres,

y cosas muy grandes o peligrosas también mejor que los humanos.

En términos industriales también son muy útiles,

porque no descansan, son programables,

hacen labores repetitivas que a nosotros nos cansan.

Y en términos de servicios,

también empiezan a tener una labor importante,

tanto en medicina como en el cuidado de mayores,

como incluso en la enseñanza.

(TELE) "La cibernética piensa en todo,

y no hay problema que no resuelva.

Los seres de carne y hueso no tienen más que tender la mano

y esperar un poquito.

Aunque es robot, no se olvida de cobrar las consumiciones,

pero da siempre honradamente la vuelta de los cambios."

En muchísimas cosas no nos igualan, entre otras,

la capacidad de intuición,

la conciencia, que es muy importante,

y la capacidad crítica.

Todos elementos que serán muy importantes

de cara al futuro robótico de la humanidad,

pero que los robots no tendrán.

(Música)

La exposición es un intento de dar a conocer qué es un robot,

de los orígenes hasta el futuro.

Empezamos por un recorrido histórico de los robots,

nuestros antepasados, llegando hasta el siglo XXI.

La segunda parte de la muestra se titula "conócenos", es decir,

dar a conocer qué es un robot, las partes de un robot,

cuál es la tipología de los robots,

cómo se forman, con sensores, motores, inteligencia artificial,

y con una cosa muy importante que se suele olvidar, la energía.

La tercera parte es, más bien, las relaciones de los humanos

con los robots a través de las emociones,

y ahí tenemos la cuestión de los robots humanoides.

El cuarto espacio trata sobre la cultura y los robots,

es decir, cómo la cultura ha influido en nuestro pensamiento

de los robots y cómo los robots ya empiezan a influir

en nuestra cultura con creaciones culturales,

por ejemplo, música pop, jazz y cosas de esas.

Uno es el Robot Humanoide 1, de la Universidad de Carlos III,

que con un vídeo mapping nos sirve para mostrar

las partes de los robots y cómo funcionan.

Es un robot desarrollado en una universidad española,

muy conocida en su departamento de robótica

por sus logros y su aprendizaje.

En segundo lugar, mencionaría el robot InMoov,

porque está construido todo con impresoras 3D, es decir,

se puede montar en casa si uno tiene una impresora 3D

y un ordenador para darle las instrucciones a la impresora,

y luego montarlo.

Ellos no sienten, porque todavía no sienten.

A lo mejor, en un futuro,

se desarrollan sentimientos que pueden ser los nuestros

o unos nuevos que desconocemos de esas propias máquinas.

Pero es muy importante que los robots

sepan captar y procesar las emociones de los humanos

para servirnos mejor.

Y también, el que nos resulten los robots empáticos,

que sepan proyectar una imagen de emociones,

aunque no las tengan.

Hay un robot foca que se emplea, por ejemplo,

para enfermos de alzhéimer,

que tiene ese elemento de compartir emociones

y provocar emociones en el paciente.

El profesor Ishiguro es un roboticista japonés

que ha desarrollado robots humanoides

muy parecidos a los humanos,

incluso tiene un doble suyo.

Ha desarrollado, últimamente, tres robots.

Uno es su Geminoid, el que se parece a él,

un niño y una mujer,

que, justamente, causan inquietud,

resultan inquietantes por el grado en que parecen humanos.

(Música)

(ROBOT) "Atención, niños.

Ya es de noche.

Es hora de dormir.

Hasta mañana."

Es difícil que se revelen.

Para empezar, porque no tienen conciencia.

Pero sí pueden tener unos sistemas

que acaben yendo contra los intereses de los humanos.

Y por eso, es importante plantear el principio de precaución,

y programarlos de manera que eso no llegue a ocurrir nunca,

aunque llegará un momento

en que en algunas cosas los robots nos superen,

incluso en algunos aspectos de la inteligencia.

La robótica y los robots, la automatización en general,

también con los programas,

con los algoritmos y los programadores informáticos,

pueden afectar mucho al empleo, y al concepto de empleo,

que es un concepto relativamente reciente.

No así el del trabajo, un concepto muy antiguo que seguirá.

La cuestión es si en nuestra sociedad,

tal como la conocemos, puede vivir sin empleo para todos

o sin aspirar a un empleo para todos,

y sin trabajo para todos.

O eso cambiará el sentido de la humanidad.

(TELE) "En París, tres autómatas

brindan su extraño y curioso concierto."

(Música)

(TELE) "Los muñecos tienen la pretensión

de sustituir a los profesores vivos,

pero no creemos que este juego constituya una seria amenaza

para las orquestas de verdad.

Los señores profesores pueden estar tranquilos."

Yo no sé si, al final, los robots o los programas,

o la automatización en general

crearán más empleo de los que destruyan.

Es posible que sí,

pero va a haber un periodo de transición,

en el que ya estamos,

en el que los que pierdan el trabajo

debido a la automatización

no serán los que encuentren esos nuevos trabajos,

que muchas veces ni conocemos, que se crearán.

Debemos pensar y acomodarnos a la idea

de que no vamos a actuar contra los robots,

sino con los robots.

Y que los robots son una herramienta

que, a lo mejor, en un futuro no lejano,

tenemos que integrar en nuestros cuerpos.

Eso que se llaman los cíborgs.

(ROBOT) Yo soy un cíborg.

-¿Un qué?

-Un cíborg.

-El robot, como lo digo y como se enseña en esta exposición,

es un aparato,

pero hay gente que considera que los robots

son también programas, algoritmos, aparatos que no son físicos,

en el sentido de movimiento.

Creo que los robots ya empiezan a soñar.

Ha habido experimentos que demuestran

que lo que ven los robots se puede traducir

en figuras oníricas, es decir, que los robots ya empiezan a soñar.

Y a medida que desarrollen su inteligencia artificial,

podrán soñar más.

Ahora bien, que los robots vayan a tener conciencia,

que tengan emociones, que sepan amar,

de eso todavía los robots están lejos.

(Música)

-El futuro será púdico, austero, austerísimo.

El hombre y la mujer del mañana estarán libres de frivolidades,

de vicios, de lubricidad.

¡Chao!

"¿Soñarán los humanoides con ovejas eléctricas?

¿Tal como apuntaba el título de la novela cyberpunk

que dio pie al origen de la célebre película

de ciencia ficción 'Blade Runner'?

¿Conseguiremos los humanos tal grado de entendimiento

y empatía con los robots que podremos llegar incluso

a poder enamorarnos de bellas replicantes

o de fornidos y estilosos robots masculinos?

El avance imparable de los robots puede suponer para la humanidad

un mundo de oportunidades.

Todo un reto, o en el peor de los casos, una amenaza.

Entre humanos y robots,

podría establecerse una relación simbiótica y gratificante,

o, por el contrario, perniciosa.

La utopía del paraíso asistido por amables y eficientes robots

facilitando la vida del ser humano

podría transformarse en la apocalíptica distopía

de la rebelión robótica.

Esperemos que esto no sea así,

que los humanos y los robots

estemos abocados a coexistir armónicamente,

a entendernos y, por qué no, a querernos.

# Llegó un día un sabio sabiondo # a consolar al robot que lloraba.

# Robostiano # encendió todas sus luces

# y el sabio # le inventó su Robostiana.

# Robostiano # encendió todas sus luces

# y el sabio # le inventó su Robostiana. #

(Música)

Segunda visita al INtech Tenerife, o lo que es lo mismo,

seguimos dando noticia de las relaciones

entre formación y emprendimiento con futuro.

(Música)

"Tenerife apoya el talento de los jóvenes y emprendedores

a través de diferentes programas para respaldar

la creación de empresas en la isla.

Apostando por la formación,

un aspecto clave para INtech Tenerife,

quieren preparar a la sociedad digital del 2030

y afrontar los retos del futuro.

Ser más competitivos y tecnológicos pasa por formar a niños y jóvenes

y a los profesionales actuales."

Esta es nuestra unidad de emprendimiento y empresa.

Tenemos varios programas para trabajar en estos sectores.

En emprendimiento tenemos el programa "Starting",

que está dividido en cuatro fases.

En la fase inicial tenemos programas de cinco meses

donde damos una formación especializada,

acompañada siempre de un mentor o mentora que apoya

en todo el proceso a los emprendedores

para que su idea se pueda llevar a cabo en el mercado.

En esta fase, vienen personas que han tenido una idea,

están trabajando en ella pero no tienen bien claro

si tiene cabida en el mercado, si hay un cliente interesado,

y por lo tanto, los impulsamos para saber si tiene un sentido o no.

En el caso de que sí,

los arropamos todo lo posible

para que puedan consolidarla en el mercado,

y si es que no,

el término que utilizamos es que le ayudamos a pivotar.

Mejoramos su idea, la reconvertimos, o simplemente,

si no tiene nada sentido, hay momentos para parar,

porque tenemos un lema y es: "fracasa rápido, fracasa barato".

Por otro lado,

en la segunda etapa para emprendedores

son programas sectoriales.

Estamos en una isla donde hay sectores concretos

que tenemos bien definidos que hay que impulsar y trabajar,

y por lo tanto,

tenemos esos programas concentrados muy rápidos, de siete semanas,

donde ya los que están trabajando en un sector concreto,

sabremos en siete semanas la viabilidad de su proyecto.

Para ello también damos formación determinada,

en este caso tematizada.

Hemos trabajado en el sector turístico,

viniendo de donde estamos,

animación, que también es un fuerte en esta isla.

Tenemos también programas de comercio electrónico,

y vamos mejorando las temáticas en función de lo que vemos

que es donde va creciendo el mercado en la isla de Tenerife.

Nuestra tercera fase es el programa "Tenerife invierte".

"Tenerife invierte" viene a recoger a todos esos emprendedores

que han pasado por las fases anteriores,

porque es el programa que tenemos dirigido a la inversión.

A través de este programa

trabajamos por un lado con los emprendedores

que ya están en el mercado, que tienen su idea consolidada,

y por lo tanto,

están buscando probablemente su primera financiación,

y nosotros trabajamos también con inversores,

con empresarios que están consolidados en la isla

que quieren apostar por estos emprendedores,

donde por un lado se nutran para conocerse

y probablemente uno se convierta en proveedor del otro, y por otro,

para que esos emprendedores que han llegado a esta fase,

consigan su primera ronda de financiación

y puedan consolidar su empresa.

Finalmente, tenemos la cuarta fase,

que es que se instalen estas empresas que acaban de nacer

en nuestros viveros de empresa.

Una vez que están instalados,

damos servicios especializados para ellos.

El hecho de que no hayamos faseado

el circuito de emprendimiento en estas cuatro fases

es porque hemos comprobado que de esta manera sí consolidamos

el tejido emprendedor en la isla.

Tenemos el caso de una diseñadora de moda

que ha pasado por todo nuestro proceso.

Cuando empezó solo vendía de manera artesanal

sus productos en mercadillos y demás en la isla,

y ahora mismo está trabajando de manera internacional.

O sea, tiene un mercado mucho más amplio,

tiene un taller enorme,

y ha aumentado el 40% de sus ventas.

El éxito lo estamos midiendo.

De los emprendedores que hemos tenido

en las últimas ediciones,

todos siguen adelante, que es un indicador.

Es verdad que estos cursos van dirigidos

como máximo a 20 emprendedores, y por lo tanto,

podemos hacer más control y seguimiento

de cómo evoluciona su idea.

Nuestra apuesta es que esas ideas que vienen con cariño y pasión,

se convierta en una realidad

y en una forma de vida

para las personas que quieren trabajar en ella.

Asimismo, tenemos convenios con la Universidad de La Laguna,

que facilita las relaciones

para que se puedan crear "spin-offs" desde la universidad,

dar apoyo y que sigan trabajando en esta línea.

(Música)

-Somos una "spin-off" de la universidad.

Es una empresa de conocimiento.

Está basada en trasladar los algoritmos astrofísicos

a otros ámbitos de aplicación

donde hay más posibilidades de comercialización.

Trabajamos con la luz y con hardware de procesamiento rápido,

entonces, hacemos aplicaciones en móviles,

en oftalmología, microscopía...

Es una tecnología muy core, muy de base,

y tiene muchísimas aplicaciones.

Algo de lo que hacemos es capturar esto en el móvil,

reenfocar o generar puntos de vista virtuales.

Somos los primeros en conseguirlo,

además con toda la resolución de móviles totalmente comerciales,

o sea, convencionales.

No tienen ninguna modificación de hardware,

hemos conseguido trabajar solo con software.

Pero lo que hacemos en el móvil

lo hacemos en cualquier tipo de cámara,

ya sea en una cámara de cine, ya sea en microscopía,

en endoscopía,

en la propia astronomía, de la que venimos, en telescopios.

O sea, venimos de mirar la atmósfera, las estrellas,

y la atmósfera terrestre estropea la imagen

cambiando el índice de refracción.

Nosotros vemos ese medio turbulento con mucha resolución

y es la misma idea que se puede aplicar en microscopía

cuando intentas ver tejidos humanos,

que son transparentes y que solo se pueden ver

por cambio de índice de refracción.

Por ejemplo,

en microscopía se puede ver una neurona con el microscopio

desde solo un punto de vista,

pero luego, como es transparente, puedes darle la vuelta 360°

y verla por su interior.

En cine, por ejemplo,

tienes toda la información tridimensional de la escena,

con lo cual, ya no hará falta usar croma para sustituir el fondo,

sino que simplemente cortas a partir de una distancia

y puedes enlazar otra escena a continuación.

Nosotros percibimos que los alumnos están saliendo,

al menos de la Universidad de La Laguna,

de las carreras de ciencias, muy bien preparados.

Los que ves aquí, excepto uno que es profesor,

los demás son egresados de la Universidad de La Laguna.

Creo que tenemos una materia prima que es gris,

al menos aquí en Canarias, que debemos aprovechar,

porque es la forma más barata de generar riqueza.

Es en lo que se fundamentan las grandes sociedades

actualmente en el planeta,

y es el camino que tiene que recorrer Canarias

para transformar su economía.

-El objetivo de tener una isla más preparada

y capaz en 2030 pasa por tener una nueva generación mucho más formaba

y más capacitada.

Los jóvenes que nosotros estamos instruyendo,

asesorando o poniendo herramientas

para que ellos se desarrollen profesionalmente

nos demuestran cada día que la creatividad

y el talento la tienen, y las ganas de aprender y de hacer.

Se trata de incentivarles,

motivarles de una forma y de poner los recursos y las herramientas

para que puedan desarrollarse.

Al final, estamos formando personas,

que es el centro neurálgico de Tenerife 2020, las personas.

Y eso pasa no solo por infraestructuras, herramientas,

sino por darles los conocimientos para que la formación en aptitud

y en actitud ante los retos sea la adecuada para enfrentarse

a lo que 2030 les ponga por delante.

(Música)

Sobre todo, las instalaciones en INtech,

lo decidimos porque es un lugar céntrico

en el que tenemos empresas tecnológicas a la puerta.

Kainomi se dedica al desarrollo de software

utilizando las últimas tecnologías

e intentando seguir un desarrollo de código limpio,

reutilización y reusabilidad.

Nuestro principal cliente es IBM e IBM Nueva York.

Lo que hacemos de desarrollo de software

para diferentes productos

o diferentes investigaciones que ellos siguen.

El principal producto que estamos creando

es cómo llevar la computación cuántica

a todas las personas, a las personas en general

y a los desarrolladores en particular.

IBM hace dos años tenía un chip cuántico en New York

y querían hacerlo disponible para todo el mundo.

Lo que nosotros creamos fue la plataforma de conexión,

no solo la web, sino la plataforma que está detrás,

para que cualquier persona en cualquier lugar del mundo

pudiera probar esos nuevos chips cuánticos.

IBM fue la primera que puso a disposición del público esos chips,

y nosotros, tres chicos de Tenerife,

fuimos los que creamos esa plataforma

para que todo el mundo pudiera conectar.

La gente que más lo usa son investigadores de todo el mundo.

Sobre todo en Tokio, Nueva York, India...

La computación cuántica a diferencia de la computación clásica

es que en la cuántica tenemos cubits,

en la clásica tenemos bits,

que se representan con ceros y unos,

y en la cuántica lo que tenemos son los cubit,

que no es una representación de cero y uno,

sino que es una probabilidad

de que el spin esté entre cero y uno.

En un futuro va a servir para mejorar algoritmos

y nuevos fármacos, nuevas simulaciones de química,

de tiempo, mejoras en el cifrado, en la seguridad,

no solo la actual, que es clásica, sino la de un futuro,

la computación cuántica.

(Música)

La editorial Galaxia Gutenberg publicó a finales de junio pasado

este ensayo, que desde entonces

no ha hecho sino revalorizarse con los acontecimientos.

"Política para perplejos",

del catedrático de filosofía política

e investigador Ikerbasque de la Universidad del País Vasco,

y director del Instituto de Gobernanza Democrática,

Daniel Innerarity.

Se trata de un ensayo

que complementa el publicado en 2015,

"La política en tiempos de indignación",

y que reflexiona sobre la naturaleza

de los acontecimientos que se nos han venido encima.

¿Qué ha ocurrido para que sin dejar de tener motivos

para seguir indignados

estemos ahora perplejos ante tanta incertidumbre?

El ensayo analiza los cambios en la percepción pública

que se han producido en los últimos años,

en los que lo improbable se ha impuesto,

y trata de allanar la respuesta

a esta pregunta fundamental y urgente:

¿Qué se puede hacer para conservar los supuestos de la democracia

que han permitido que la definamos como del bienestar?

Invitaremos al autor para hablar de ello en el estudio.

La Universidad de Las Palmas de Gran Canaria

plantea hoy la siguiente pregunta:

¿qué aporta la ingeniería geomática al patrimonio natural?

"La universidad responde".

(Música)

Se resume en la capacidad de capturar,

procesar y representar información de la tierra.

Todo ello aderezado con las capacidades que nos habilitan

las tecnologías de la información y la comunicación.

Cuando hablamos de patrimonio natural nos referimos

a los monumentos naturales de nuestros paisajes,

y son fruto de la acción de la naturaleza.

Sus formas caprichosas provocan

que se conviertan en elementos del paisaje

y trasciendan en lo cultural.

Su conservación es un reto difícil de afrontar

por la exposición a los agentes erosivos ambientales,

pero su documentación para que sean preservados y divulgados,

aunque sea en formato digital,

es una realidad tangible con la tecnología geomática actual.

Tras la pérdida del "Dedo de Dios" en 2005

aquí en Gran Canaria

por la acción de la tormenta tropical "Delta",

en la Universidad de Las Palmas

nos planteamos la pregunta del enunciado

y buscamos un escenario donde poner en práctica nuestro conocimiento

con el actual paradigma tecnológico,

eligiendo para tal acción al roque de El Fraile

en la cumbre central de la isla.

Entre los hitos de este trabajo,

que estamos relacionados con la ciencia geomática,

caben destacar el uso de un dron capaz de elevar a una altura

el peso de una cámara digital,

instrumental de medición láser sin contacto,

tecnología GPS para referenciar globalmente resultados

y hacerlos visibles en Google Earth,

programas informáticos que alimentaron las imágenes

y los datos topográficos para poder obtener el modelo final,

visores web 3D que permitieran divulgar y compartir en red

el resultado,

y réplicas a escala a partir de la impresión tridimensional.

En conclusión, podemos decir que la ingeniería geomática

puede hacer mucho por preservar el patrimonio natural.

(Música)

Justo antes de terminar,

recuperamos nuestro trabajo

sobre el Centro de poesía visual Peñarroya-Pueblo Nuevo.

Después del programa lo recuperamos completo en la página web.

El centro surgió en el año 2005.

Yo, entonces era concejal de cultura del ayuntamiento de Peñarroya

y buscaba artistas o gente representativa de Peñarroya

pero que estuviera fuera de Peñarroya.

Entonces,

me llegó una información sobre un artista visual

que estaba en Bilbao

y que organizaba eventos de poesía visual.

Esta persona era Francisco Aliseda,

una persona muy importante dentro de este campo,

y él tenía ya una serie de contactos

con todos los poetas visuales de España y parte de Sudamérica.

Entonces, él ha estado hasta hace dos años,

que me tuve que hacer cargo yo de esto,

siendo el director de este centro y gracias a todos sus contactos,

pudimos ir acumulando obras.

(Música)

Tenemos una revista electrónica y un canal en YouTube.

Por esos medios difundimos, y aparte de esto,

salimos a exposiciones.

Por ejemplo, salimos fuera de lo que es este ámbito.

Ha habido años que estábamos en este ámbito,

pero desde hace años salimos fuera.

Estuvimos en Cosmopoética el año pasado con 78 obras.

Hemos estado en la Delegación de cultura de Córdoba en exposición,

estamos en la exposición itinerante

que se realiza en los pueblos de Córdoba

en colaboración con la Diputación provincial.

El Centro de poesía visual de Peñarroya

es un foco que irradia el conocimiento

y la experimentación de la poesía visual en una amplia zona,

y el punto más concreto es la zona de Peñarroya,

por extensión el Alto Valle del Guadiato,

y tenemos establecido una serie de conexiones con toda la provincia

a través de la Fundación Rafael Botín,

que es quien apoya la difusión y nuestra financiación, y a su vez,

es el que está difundiendo

por todos los ayuntamientos de la provincia de Córdoba.

(Música)

Los encuentros de poesía visual además dan el salto

a la dimensión nacional,

e incluso internacional,

porque también hemos tenido

algunos poetas visuales de Hispanoamérica,

como de México o Argentina.

(Música)

Vamos ya este año por el quinto encuentro.

Son encuentros que se realizan bianualmente.

De los ciento encuentros que llevamos celebrados

de poesía visual,

nos hemos centrado en diversas temáticas.

Los primeros años era el de establecer

un punto de reunión entre nosotros,

Peñarroya y el Centro de poesía visual.

Los siguientes,

el siguiente encuentro fue dedicado

a la configuración teórica de la poesía visual.

El tercero fue saltar de la dimensión puramente teórica,

de grupo y de reunión,

para llevarlo a la dimensión de las instituciones,

universidades, escuelas...

El siguiente fue dedicado a las revistas ensambladas,

las revistas objeto,

y este quinto encuentro dedicado al libro de artistas,

o libro objeto.

(Música)

Acabamos, mañana martes hablaremos

con la doctora Laura Rojas Marcos de convivencia

y de finanzas verdes con Lelis Rivera de WWF.

Y les ofreceremos un trabajo sobre la iniciativa educativa,

"Aprender para la vida",

y otro sobre la exposición de la artista Alicia Framis,

"Pabellón de género".

Pasen un buen día, vuelvan mañana con nosotros,

como siempre a las 10:00 en La 2 de RTVE.

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • La aventura del saber - 14/01/19

La aventura del saber - 14/01/19

14 ene 2019

Ofreceremos los reportajes "Nosotros robots" e "Intech Tenerife 2: Emprendimiento y autoempleo". Además, entrevistaremos a Reyes Mate, Investigador de Instituto de Filosofía del CSIC.

ver más sobre "La aventura del saber - 14/01/19" ver menos sobre "La aventura del saber - 14/01/19"
Programas completos (1656)
Clips

Los últimos 5.623 programas de La aventura del Saber

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios