www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.14.0/js
4365182
Para todos los públicos La aventura del saber - 12/12/17 - ver ahora
Transcripción completa

(Música cabecera)

Hoy en "La aventura del saber" vamos a hablar

de habilidades sociales.

De las que tenemos los adultos y de las que debemos ayudar

a los niños a desarrollar.

Laura Rojas nos va a explicar

qué dice la psicología sobre estos asuntos.

Después Begoña González nos hablará de la mediación familiar.

Para qué sirve y a quién puede serle útil.

Se lo contamos todo en el programa que empieza ya con el sumario.

La Escalera es un proyecto que nace para crear una red

en las comunidades de vecinos.

El objetivo es impulsar las relaciones sociales

entre los que habitan un edificio y permitir el cuidado

y la ayuda entre todos.

Un sencillo kit anima a los vecinos a compartir Wi-Fi,

subir la compra a los que no pueden hacerlo

o regar las plantas a los que se van de vacaciones.

Les presentamos el proyecto Origami.

Uno de los ganadores en los premios nacionales 2017.

Dos colegios, uno en España y otro en Ucrania,

han trabajado juntos para que sus alumnos aprendan a detectar

y gestionar sus emociones.

Es una de las noticias del resumen NCI de este martes.

Empezamos hablándoles de La Escalera,

una idea que nació hace unos meses como proyecto de investigación

en el ámbito de los cuidados.

Su objetivo es el impulsar la relaciones sociales

entre los vecinos que habitan un edificio

y permitir el cuidado y la ayuda entre todos.

Compartiendo Wi-Fi, o regando las plantas

a los que se van de vacaciones.

Pero la cosa no acaba aquí. El proyecto tiene más horizonte.

Vean.

La Escalera es un proyecto de intervención

e investigación social que nace con la idea

de hacer visible que las comunidades de vecinas y vecinos,

aunque quizá se esté perdiendo cada vez más en los entornos urbanos,

son espacios de convivencia, espacios comunes.

Nace con la intención, primero, de presentar esa obviedad,

y segundo, provocar espacios de encuentro,

provocar encuentro en las comunidades de vecinos.

-A través de lo que viene siendo el proceso de investigación

que implica La Escalera,

hemos ido haciendo entrevistas y encuentros con vecinos,

también con otro tipo de actores,

para tratar de ver cómo entienden, cómo se representan

las comunidades de vecinos, cómo representan su día a día.

Y ver cómo podrían imaginar vivir de otro modo.

-La gente directamente nos contactaba

a través de correo electrónico

o Twitter, Facebook, teléfono, que también el número de teléfono,

y nos decían que hiciéramos La Escalera en su comunidad.

Cada uno con una particularidad.

-Lo viví con mucha ilusión porque me apetecía hacer algo social.

Acababa de nacer mi hijo.

Me parecía una oportunidad de reconectar con los vecinos

que conocía de antes.

Me pareció una forma de tener una nueva relación, una excusa.

Las pegatinas están muy bien porque dan una pista

de por dónde pueden ir los tiros, pero son demasiado concretas.

En realidad luego tenemos todos vidas más complejas

con situaciones, digamos, más complicadas,

donde el otro puede entrar y echarte una mano.

-Una vecina o vecino de ese mismo edificio

que no está al tanto de que se ha puesto en marcha la iniciativa

a partir de una de las personas que vive en su bloque,

entra al portal y se encuentra un cartel

planteando que la vida es un problema común y lo resolvemos en comunidad.

El juego de las pegatinas.

Y se encuentra un buzón que tiene pegatinas.

Siempre pedimos a los participantes que rellenen una pegatina en blanco

de forma manuscrita para hacerlo un poco más personal.

Escribí a mano 12 cartelitos diciendo:

"Hola, he visto que has puesto una pegatina, yo conozco este proyecto.

¿Quieres que te cuente más? Te dejo mi número de teléfono.

Escríbeme por WhatsApp y hablamos".

De esas 12 me escribió una persona.

Entré en su casa, hablé con ella y ahora seguimos en contacto.

Una persona que no conocía.

Llevo viviendo en esta última etapa siete años aquí.

Y no la conocía.

-Nosotros hacemos un acompañamiento posterior a la colocación del cartel

porque surgen millones de dudas de si informar o no

a la persona que como ocupe la presidencia de comunidad.

De si, en caso de informarle, hacerlo pidiendo permiso.

Hay quien quiere hacerlo acompañado del equipo de La Escalera

en lugar de hacerlo por su cuenta.

De informar a más vecinas o vecinos.

De qué pasa si un vecino ha puesto pegatinas.

Llamo a su puerta o no llamo.

Este ha sido el temón de La Escalera.

Qué hacer con la gente que sigue la iniciativa

y pone pegatinas.

-Me parece un proyecto muy necesario.

Me parece que luego en la práctica corremos el riesgo

de que seamos siempre los mismos los que participamos.

Al final somos gente joven que conoce las redes sociales,

que sabe lo que es descargarse un kit y pegarlo en el portal.

El reto es llegar a la gente mayor.

En cada edificio que haya una persona que dinamice la situación.

Y yo es verdad que he entrado en muchas puertas

y conozco más a la gente, es más fácil para mí poner en contacto

a unas personas y otras, y que se conozcan.

Nos resulta curioso esa especie de rituales

que todos los días llevamos a cabo,

como entrar en un ascensor

y apenas mirar a la persona con la que estamos,

o llevar años en una comunidad y no saber sus nombres.

La Escalera era capaz de, ante esa normalidad,

generar un extrañamiento.

De pronto preguntarnos: "¿Cómo es posible

que lleve tantos años viviendo con esa persona y no sepa ni su nombre,

y no me atreva ni a pedirle la sal?".

Esa especie de cortocircuito de los hábitos

y de lo que damos por garantizado nos parecía muy poderoso.

Ponía en evidencia, por lo tanto, sociológicamente,

pactos que tenemos, que están muy rígidos,

afincados en nuestro día a día, pero que se pueden subvertir.

-Ahora, con mi hijo, me invitó hace poco la vecina de al lado a su casa

a pasar la tarde y descubrí una historia fantástica.

Ella es traductora, lee muchísimo, está sola en casa,

tiene 95 años. Tiene cinco pasillos.

Tarda años en llegar a la puerta. Llaman visitas y se van.

Nunca llega a la puerta.

Son historias entrañables a las que accedes con esa excusa.

Mi excusa es mi hijo,

pero una pegatina también puede abrir una conversación.

La solución, es, de nuevo, comunitaria.

Está en el barrio.

La cuestión es difundir, no ya el proyecto de La Escalera en sí,

del cartel y las pegatinas, sino la filosofía del proyecto.

A través de espacios, agentes, y recursos comunitarios de la zona,

para superar el perfil que tenemos, enriquecer la propuesta,

seguir enriqueciendo el proyecto,

y para que no tenga que haber un equipo de La Escalera detrás,

dinamizando y tratando que ese proceso participativo

se mantenga en el tiempo y siga avanzando.

(Música)

Os voy a enseñar un poco cómo funciona.

Este es, prácticamente, nuestro panel informativo.

Vamos exponiendo los días singulares que se van celebrando.

Los que participan también, los usuarios.

Luego tenemos buzones de sugerencias

y esta otra parte la dedicamos como panel informativo.

Una el espacio de información juvenil,

otra para empleo,

otro espacio para mujer y para mayores.

-La subdirección de promoción a la salud a la que pertenecen

los CMS de Madrid, como este de Arganzuela en el que estamos,

está trabajando en la estrategia de barrios saludables

y trabaja en torno a potenciar espacios o recursos,

o agentes del barrio que benefician a la salud de los vecinos y vecinas,

y que además lo hacen concediéndoles o devolviéndoles, quizá,

el protagonismo que pueden tener sobre estos procesos.

-Hay una serie de malestares cotidianos

que todos aparcamos, dejamos ahí,

que, sin embargo, si viviésemos más en comunidad,

en comunidades más amables, se verían muy aliviados.

¿Cuál sería el caso?

La soledad impuesta,

las dificultades para llevar a los niños al colegio,

quién me hace un caldo si enfermo,

quién me cuida a mi gato si tengo que salir.

Es una forma de visibilizar el potencial que tiene la sociedad.

De visibilizar y utilizar aquellos recursos que están ahí

pero no los vemos. No los vemos como tales.

Sin embargo, por el bienestar que nos producen,

son generadores de salud y agentes de salud.

-Se han hecho varios talleres.

Dos de ellos se han intentado hacer con profesionales

del ámbito sanitario.

Y con actores sociales del barrio.

Gente que viene de organizaciones como la parroquia, centros de día.

Nos interesaba mucho reflexionar conjuntamente,

poner todos los saberes y trabajar en una especie de laboratorio.

En los dos primeros se ha partido de una definición colectiva

de malestares, que entendemos por malestares de la vida cotidiana.

Y cómo se manifiestan en las comunidades de vecinos.

De ahí tratamos de hacer un diagnóstico participado

sobre qué determinantes sociales,

esos malestares como la soledad, el nerviosismo, la rabia,

están determinados socialmente.

En el segundo taller hemos tratado de valorar más

cómo podemos dar respuesta a esos malestares.

Cómo podemos trabajar en los activos,

en los recursos que tienen las comunidades de vecinos.

Cómo esos mismos perfiles,

personas mayores que a lo mejor tienen más tiempo,

personas que son madres y tienen que llevar a los niños al colegio.

Cómo esos recursos pueden beneficiar

y mejorar el bienestar y la salud de las personas.

-Los primeros talleres fueron más dirigidos

a urbanizaciones, entidades y otros recursos comunitarios del barrio

y el tercero tiene más protagonismo entre vecinas y vecinos.

Al estar más dirigido a vecinas y vecinos,

por un lado compartir con ellos lo que hemos hecho anteriormente,

pero por otro lado, ahí sí,

poner el foco en promover directamente

unas relaciones vecinales más cercanas.

-Es muy bueno poner a trabajar a gente

que está trabajando desde las instituciones,

como son enfermeras, médicos de cabecera,

a ponerlos a trabajar codo a codo con personas que están actuando

en el barrio en huertos urbanos, en asociaciones vecinales.

Cambia mucho el chip de cuál es el papel

que tienen que jugar las instituciones.

-Somos un referente de salud en el barrio.

Esto abriría espacios de interacción entre los distintos recursos

y entidades o actores dentro de la comunidad

que quieran ayudar a tejer esta red.

-El ámbito sanitario se ha mostrado muy interesado.

Lo ve como si pudiera ser una prescripción social.

Ve que muchos de los malestares que sufren

las personas que asisten a los centros de salud

podrían resolverse o mejorarse, e incluso prevenirse,

si en los vecindarios hay como más relación.

-Hay un potencial de personas, actores,

que quieren funcionar e interaccionan con la comunidad,

y pueden ser multiplicadores de nuestra labor

y no la nuestra.

Nosotros no somos los protagonistas.

De lo que se trata es que el protagonista sea el vecino.

(Música)

Cuando coincide que en una comunidad de vecinos hay padres y madres

que tienen que llevar a sus hijos al colegio,

a veces resulta complicado sacar tiempo

para combinarlo con el trabajo.

Entonces la posibilidad de hacer rutas seguras

donde unos padres y otros colaboran.

Otro ejemplo puede ser articularse con los huertos urbanos,

que en barrios como este comienza a haber más.

Y tratar de cambiar la mentalidad sobre cómo conseguir los recursos

básicos de alimentación, las formas de consumo

y la relación con la naturaleza.

-El espacio de las comunidades de vecinos

están entre lo público y lo privado.

Es un espacio privado, pero también tiene una parte pública,

una parte común. Una parte de convivencia.

Entonces todo el mundo empatiza con esto.

Cuando lo dices es una obviedad con la que te sientes

inmediatamente identificado, pero luego eso cómo se aplica,

en qué se traduce, cómo se materializa, ¿no?

-Beneficios, crear una sociedad mucho más amable,

mucho más cohesionada y mucho más saludable.

(Música)

Es curioso lo poco que se ha investigado

el ámbito de los vecindarios.

Yo creo que se ha abierto un campo de investigación muy rico

de comprender cómo nos organizamos cada uno en su casa

y en esos espacios entre la casa y la calle.

A nivel de intervención, han surgido muchos ámbitos

donde La Escalera podía ir derramándose.

-Ese kit se ha descargado desde muy diferentes partes del mundo

y sabemos que se ha puesto en marcha en sitios de España

y en otros sitios también de fuera de España.

Eso como iniciativa individual, o sea, cualquier vecina o vecino

que sienta que sí, que quiere intentar que en su comunidad

haya relaciones más cercanas y más de apoyo, más de cooperación,

puede descargarse el kit y montarlo en la escalera,

o incluso puede coger prestada la filosofía de La Escalera

y hacerlo a su manera.

Y por supuesto, también es replicable

por parte de instituciones o entidades.

(Música)

Taller de convivencia con la doctora Laura Rojas Marcos.

Hoy tratamos de aprender algo más sobre habilidades sociales.

Cómo conseguirlas y cómo educar a nuestros hijos

para que las desarrollen.

Hola, Laura, ¿qué tal? Muy bien.

A ver, ¿qué es eso de las habilidades sociales?

Bueno, qué importante. Las habilidades sociales

al fin y al cabo son algo que necesitamos todos para poder

relacionarnos con los demás, para poder construir buenos vínculos,

vínculos sanos, saber diferenciar entre una conducta constructiva,

positiva y cercana, amable con otras personas

y desde luego, también saber poner límites a otras personas.

¿De qué estamos hablando? De la asertividad, ¿no?

Claro. ¿Y cómo sabemos cuáles son los límites

que hay que poner a los demás? Porque lo otro es fácil,

quiero decir, es sencillamente ser amable, oír,

escuchar, mejor dicho y tratar de ayudar en todo

lo que se nos pida, pero y cuando se empieza a abusar de uno,

¿cómo dice uno "no"? El arte de ser asertivo

es algo que todos tenemos la capacidad para aprender

en cualquier momento y a cualquier edad.

Digo esto porque todos tenemos la predisposición

para poder aprenderlo, es algo que lo aprendemos desde pequeños,

no sabemos ser asertivos cuando somos pequeños,

nos lo tienen que enseñar y eso parte del aprendizaje

del respeto hacia uno mismo, hacia otra persona,

saber cuál es mi espacio y cuál es el tuyo.

Estamos hablando de un concepto muy importante,

que es el respeto, y claro, esto también entra dentro

de esas habilidades sociales donde de lo que estamos hablando

es de la inteligencia emocional y la inteligencia social.

El saber comunicar, el tener habilidades comunicativas,

ya sean verbales o no verbales. ¿Y cuáles son las no verbales?

El lenguaje corporal, cómo nos movemos.

No es lo mismo hablar con alguien así,

que si uno se siente cómodo, está abierto y sonriente.

Entonces, las habilidades sociales, al fin y al cabo,

nos ayuda a hacer amigos, a saber negociar,

a poder conseguir lo que queremos, hacernos respetar.

Hacernos respetar es algo muy importante,

porque si no nos sabemos respetar a nosotros mismos...

Difícilmente vamos a respetar a los demás, ¿no?

Bueno, podemos respetar a los demás,

pero sobre todo, quizás tengamos un comportamiento más sumiso

con otras personas y eso no puede ser.

Hay personas que no saben dónde están los límites

y pueden ser invasivos o pueden ser incluso agresivos.

Si hay alguien que es agresivo contigo,

es importante que tú sepas frenar.

Afrontes. Claro, afrontes y te defiendas,

porque tienes derecho a defenderte y a protegerte.

No quiere decir que tienes que responder de una manera agresiva,

pero sí firme. El saber ser firme, es importante.

El saber decir que no, es importante.

Nos ayuda también a valorar qué es importante para nosotros,

cómo nos sentimos...

Las personas que no saben decir que no,

están a disposición de los demás al 100 %.

Qué horror, ¿no? Claro. Además, luego puede venir,

necesitar compensar eso por medio de dar voces o en fin...

La agresividad surge en muchas ocasiones

porque no hay unos límites, no hay un respeto,

porque no hay habilidades sociales.

Algo que tiene un papel muy importante

en las habilidades sociales también es la educación, el civismo.

No solamente lo que pasa en casa, sino también lo que pasa en la calle.

Por poner un ejemplo, es importante que por ejemplo,

las personas que tienen mascotas, animales domésticos,

y van a pasear al perro, que haya consideración

con el resto de los vecinos y que si los perros cuando hacen

sus necesidades el dueño no recoge esas necesidades, pues...

Vamos los demás y las pisamos. Claro, y entonces, eso,

¿de qué estamos hablando? De la consideración.

También de la empatía, el ponerte en el lugar de otra persona.

El saber pedir las cosas de manera amable,

de dar las gracias, de decir "por favor",

y en un momento dado, el saber llamar la atención

a algún vecino, que no siempre es fácil.

También depende de las habilidades cognitivas,

saber leer los gestos del otro, qué es lo que le está pasando

y prever lo que pueda ocurrir. Exactamente, ahí acabas de decir

algo muy importante, que es saber leer el lenguaje del otro

e interpretarlo correctamente, ¿no?

Porque muchas veces caemos en malas interpretaciones.

El gesto de alguien, lo interpretamos como una agresión

cuando a lo mejor no está siendo una agresión.

El plantearnos o preguntarnos qué puede estar pasando o sintiendo

la otra persona, ahí, el papel de la empatía es muy importante.

Ahora bien, lo que no podemos es estar analizando y sobreanalizando

cada movimiento, cada gesto que tiene alguien o el nuestro.

La naturalidad y la autenticidad es importante,

de ahí la comunicación verbal.

¿Cómo le enseñamos eso a nuestros hijos?

Bueno, el aprender a comunicar...

Es muy importante el saber preguntar, el dejar que la otra persona piense

en lo que tiene que decir, o si se le hace una pregunta,

tómate el tiempo para pensar en esto y luego me respondes.

Tampoco hace falta responder inmediatamente.

Hay cosas por lo menos que no tienen que ser inmediatas.

La paciencia es importante, y después están las palabras,

saber llamar las cosas por su nombre.

Como terapeuta, yo trabajo mucho

el poder identificar de qué estamos hablando

y cómo se llama lo que está sucediendo,

ya sea una conducta, un hábito, una palabra, un gesto...

Llamar a las cosas por su nombre nos va a ayudar a identificar.

A identificar una situación o un contexto determinado.

El caso es que la comunicación, la palabra,

el vocabulario es importante. Las personas que por ejemplo hablan

y tienen tics y que utilizan una sola palabra para absolutamente todo...

Una gran pobreza. Claro, la lectura tiene ahí

un papel muy importante. El leer y fomentar la lectura

en los más jóvenes, en los niños es bueno

y ayuda a que ese vocabulario sea más rico y después,

a la hora de aplicarlo a la comunicación pues...

Hemos hablado de habilidades cognitivas,

de habilidades de sentimiento, no sé cómo se diría.

Inteligencia emocional. Emocional, eso es.

¿Y hay algún otro tipo de habilidades que tengan que ver

con las habilidades sociales? Bueno, en las habilidades sociales

sobre todo la comunicación es esencial

y cuando se habla de comunicación,

para que una comunicación sea efectiva, es importante también

tener una coherencia en el mensaje que estamos dando.

Si por ejemplo, muchas veces lo que ocurre

con el sarcasmo es que se estaba diciendo una cosa

cuando en realidad se quiere decir... La contraria, ¿no?

Claro, exactamente. Eso puede ser muy confuso,

sobre todo para los hijos, hay que tener cuidado

en cómo se utiliza por ejemplo, el sarcasmo.

La coherencia del mensaje. Si yo estoy enfadada,

usar palabras de enfado, que no insultos, sino:

"Oye, esto me molesta, o no me gusta por esto, por esto".

Ser directo y coherente, pero manipular emocionalmente,

el decir una palabra desagradable con una sonrisa,

eso muchas veces puede ser muy destructivo,

hay que tener cuidado.

Disonancia cognitiva. Produce un desconcierto en el crío.

Exactamente. Pero no solamente en los niños, sino también...

En los mayores, también. En las mayores, también.

Eso ocurre mucho en la relaciones de pareja.

Se dice una cosa, por ejemplo, a veces uno de la pareja

le pregunta el otro "¿Qué pasa?", y el otro responde:

"Nada, no pasa absolutamente nada".

Pero el tono... Sabes que pasa algo, claro.

O pasa, o no pasa. Eso produce confusión.

Yo recuerdo unos vecinos que tenía hace muchísimos años

que cuando se peleaban él decía:

"¡Cielo! ¿Dónde has metido el martillo?".

Y tú decías: "Madre mía, se va a liar".

Bueno, luego nunca llegaba la sangre al río,

porque luego se querían mucho,

pero a veces, las formas son esenciales

y en este caso, quizá de una manera particular

para saber decir que no educadamente.

Exactamente. El papel del autocontrol,

el controlar cómo nos movemos o comunicamos,

no quiere decir que uno aparte un sentimiento determinado.

El gestionar las emociones, es identificarlas,

saber cómo la expresas y con qué intensidad

y que sea el momento adecuado. Claro.

No siempre es fácil, porque todos, yo creo que en algún momento

perdemos la paciencia o los papeles y no pasa nada.

Ahí, aprendemos.

A lo mejor si hemos perdido la paciencia,

es porque tendríamos que haber dicho que no antes.

Sí, eso también pasa. Personas que por ejemplo,

se guardan o no dicen lo que quieren o lo que sienten,

se lo van guardando.

Eso es como una olla exprés que al final acaba explotando

y produce malestar en la persona que explota

y el que recibe esa explosión. Y quien está en medio, ¿no?

Que eso en las familias puede ocurrir.

"¿Qué? ¿Qué ha pasado? No sabía que estaba...".

Por eso, el comunicar cómo uno se está sintiendo es importante.

Dejar saber al otro y a veces, incluso el no comunicarme.

"Tengo que hablar de eso, lo tengo que pensar,

pero ahora estoy tan cabreado, o enfadado, ahora no quiero hablar".

"Lo dejo para otro momento". Exactamente.

Pero luego lo hablamos. Necesito darme un paseo,

que me dé un poco el aire u ordenar las ideas.

No es fácil comunicar y yo creo que nos pasamos

toda la vida aprendiendo. Pero debemos aprender.

Sí, debemos aprender porque así también viviremos

más tranquilos, más serenos, nos conoceremos mejor, también.

Haremos la vida a nuestro alrededor más agradable.

Exactamente. Muchas gracias, Laura.

Como siempre ha sido un verdadero placer compartir contigo

estos minutos de terapia. Estupendo, me alegro mucho.

Seguimos. Ahora con la participación semanal

de la televisión educativa iberoamericana en esta aventura.

(Música)

Hola, ¿qué tal están?

Bienvenidos a NCI Universidad Iberoamericana,

la cita semanal con la ciencia, la tecnología

y la educación de la región y sus universidades.

Estos son los asuntos que abordaremos hoy.

Conocemos MaCTec, Perú,

la Miniacademia de Ciencia y Tecnología para niñas.

Además, el proyecto europeo Origami ayuda a los alumnos

a trabajar sus emociones.

Y también viajamos por Chile, España y Perú

con el resumen de noticias de "Conexión Universidad"

La enfermedad de la piel de mariposa es una dolencia genética,

rara e incurable con la que se estima que nace

uno de cada 20 000 niños, según datos de la asociación DebRA.

Hoy ahondamos en esta afección y en un prometedor ensayo clínico

en el que participan la Universidad Carlos III de Madrid,

el CIEMAT y la Fundación Jiménez Díaz.

(Música)

La piel de mariposa es el nombre digamos,

de andar por casa de un grupo de enfermedades

que se llama epidermólisis bullosa.

La epidermis falla en anclarse al tejido conectivo de abajo.

Eso lo que produce es una fragilidad de tal manera

que con un mínimo traumatismo o bueno,

si yo hiciese esto en un paciente,

lo que ocurriría es que se levanta la epidermis de la dermis.

Los pacientes tienen erosiones, ampollas y en algunos casos,

también deformaciones de las extremidades.

Nuestro grupo y muchos grupos en el mundo

están centrados en la curación de esta enfermedad

a través de estrategias de terapia génica,

que es la inserción en las células madre del paciente

de una copia normal del gen.

Sustituir la piel multada del paciente

por su propia piel elaborada en el laboratorio,

pero curada.

(Música)

El ensayo clínico en el que estamos involucrados

es un ensayo clínico europeo.

La piel se producirá aquí, en España,

y está autorizada por la Agencia Española del Medicamento.

Son tres pacientes nada más.

Y de ahí se planteará un nuevo ensayo con más pacientes.

(Música)

Reemplazaron la piel a un paciente que no la tenía

porque la había perdido

y pudieron implantarle 60 % o más de su superficie corporal

con esa piel modificada.

-El temor es que el gen que estás introduciendo,

que va a dar lugar a la proteína terapéutica,

como el paciente no la ha visto nunca,

pues pueda rechazarlo de alguna forma.

Hay evidencias de que eso no va a ocurrir,

pero tenemos que verlo en el paciente.

(Música)

Las técnicas estaban ya para los pacientes quemados,

ya se hacían reemplazos de piel

de hasta el 90 % de la superficie corporal.

-Esto es más complicado porque tenemos que introducir un gen

o corregir el gen.

Si tú te aseguras de curar a las células madre,

te aseguras que la piel que injertas al paciente

va a estar ahí para siempre.

(Música)

(Música)

Entramos ahora en una miniacademia

de la que pueden salir grandes investigadoras.

Conocida como MaCTec,

desde hace cinco años ofrece talleres gratuitos

sobre ciencia y tecnología para niñas.

Una iniciativa que ha sido premiada por la Unesco.

(Música)

El sueño de una primera generación de niñas peruanas científicas

no es imposible.

Así lo asegura la bióloga Johanna Johnson,

directora de la Miniacademia de Ciencia y Tecnología MaCTec Perú,

una organización social que impulsa a niñas de 8 a 11 años

a comprender el mundo a través de talleres dinámicos

de exploración científica.

MaCTec nace con la idea de que todos los niños

nacen con una curiosidad innata,

con un sentido de la creatividad que tiene que ser desarrollado

por sus primeros años de vida.

(Música)

Cada vez que educas a una niña educas a una comunidad.

Cada vez que vienen los sábados nuestras niñas a los talleres

ellas los replican en su colegio, junto con sus padres, su familia...

Las niñas participantes de MaCTec llegan de todas partes del país,

por lo que se creó una metodología única

llamada MaCTec DPL, Diversity Peer Learning,

basada en la diversidad y aprendizaje mutuo.

Por esta labor de difusión científica

MaCTec ha sido reconocida por la Unesco,

ganando el premio por la educación de mujeres y niñas.

(Música)

Tenemos niñas que trabajan en proyectos de investigación.

Ya pasaron por esa etapa que despertaron su mente

y trabajan de la mano con científicos.

Por ejemplo, una de ellas es Valeria. Valeria es de Huancayo

y ella quiso saber si existe vida en otros planetas.

Es un proyecto de investigación, el cual le permitió

poder capacitarse en la Mars Society Perú

y ser la única niña que se capacitó con científicos de la NASA

y luego ser una ponente en la Feria Perú con Ciencia del año pasado.

(Música)

En el programa anual de MaCTec participan 40 niñas

que han sido elegidas de manera aleatoria,

sin importar el colegio o nivel rendimiento escolar.

Nosotros vemos desde la ciencia de la música

hasta la mecánica cuántica.

Entonces, no hay ningún límite.

Las niñas son totalmente capaces de poder con sus mentes

construir todo un mundo.

(Música)

(Música)

Y ahora les presentamos uno de los proyectos galardonados

en los premios nacionales eTwinning 2017,

que reconocen la colaboración escolar en Europa.

En este caso, los jóvenes de dos centros educativos

trabajaron las emociones a través del juego.

(Música)

Hoy vamos a jugar al juego de las emociones...

-Origami es un proyecto eTwinning

que hemos trabajado con un cole de Ucrania.

Surge a través de comprobar

que debíamos trabajar las emociones con nuestros alumnos.

Por otro lado, en el centro ucraniano nos encontramos con la sorpresa

de que estaba el tema de la guerra de Ucrania.

-Ahora nos toca tirar al equipo de Alegría, de España.

-Decidimos realizar un juego. Gamificamos el aula.

Iban pasando unas pruebas en las que tenían ir resolviendo

pequeños ejercicios, actividades que ellos mismos habían propuesto.

-Vamos a tirar el dado y lo que nos toque.

(TODOS) -Izquierda.

-Conseguir que ellos fueran capaces

de expresarse, de demostrar cuándo tenían miedo,

de cuándo estaban enfadados, de explicarlo,

y por medio de las pruebas íbamos consiguiéndolo.

Porque si tú caías, por ejemplo, en la casilla del miedo,

tú tenías que ver una imagen que en el aula creaba un debate,

un diálogo en el cual siempre procuraba

ver qué niño necesita realmente expresarse más...

Qué está pasando, ¿no? Qué está pasando en su casa,

en su aula, en su cabeza...

-Si veo un perrito así, en la calle abandonado,

lo que haría es cogerlo y llevármelo a mi casa, cuidarlo...

-Cuando caían en la casilla de sorpresa

tenían que realizar un origami manual

y lo realizaba todo el equipo.

¿Qué pasaba? Que los tutoriales los habían hecho los propios alumnos

también a través de YouTube.

(Música)

Cuando tú realizas un proyecto eTwinning

la metodología que empleas en el aula hace que todo cambie, realmente,

la motivación, la ilusión... Hay que pensar que estos niños

han ido trabajando cada competencia, tanto lingüística, como digital...

Todas las competencias básicas están dentro de lo que es el juego.

(Música)

(Música)

La Universidad de Santiago en Chile,

la Universidad Politécnica de Valencia en España

y la Universidad San Ignacio de Loyola en Perú

son las protagonistas del resumen de noticias

de "Conexión Universidad".

(Música)

Un 40 % de los niños y jóvenes en Chile

tiene intolerancia a la lactosa,

asegura el Instituto de Nutrición y Tecnología de los Alimentos.

Consciente del problema,

el académico de la Universidad de Santiago, Renato Chávez,

lideró un proyecto Fondef que mediante enzimas de la Antártica

logra deslactosar productos a baja temperatura,

logrando producir más leche en polvo sin lactosa,

aumentar el dulzor de los yogures, acelerar la producción de quesos

y mejorar el procesamiento de productos como el manjar.

(Música)

Recoge todo tipo de datos médicos y ambientales

y los muestra en una única plataforma.

Investigadores de la Universidad Politécnica de Valencia

han desarrollado un dispositivo que permite introducir

el concepto de internet de las cosas y dispositivos de bajo coste

en UniversAAL, una plataforma abierta

para prestar servicios sociosanitarios

pensada especialmente para personas mayores.

(Música)

Mistura, festival icono de la culinaria peruana,

trasladó sus deliciosos platos al tradicional y céntrico

distrito del Rímac.

Entre las novedades de este año destacan los anticuchos

de Antojitos Tocto,

el suculento dúo conformado por la causa de cebiche

y arroz con mariscos arrisotado,

el clásico pan con chicharrón de El Chinito,

el tradicional chancho al palo y el mixto amazonense,

un plato que reúne las bondades culinarias de la selva.

(Música)

Naciones Unidas advierte que la probabilidad de que las mujeres

estudiantes terminen una licenciatura relacionada con la ciencia

es del 18 % frente al 37 de los estudiantes hombres.

Hoy nos despedimos en ese lugar que aún tiene

espacios por llenar. El de las mujeres en la ciencia.

Hasta pronto.

-Nos dicen que no valemos para algunas materias.

-Que no valemos para la ingeniería.

-No hay mujeres ingenieras.

-Que no valemos para la física. -Ni para las matemáticas.

-No hay mujeres físicas. -No hay mujeres programadoras.

-La ciencia es muy difícil. -Dificilísima.

-No es para ti. -Haz otra cosa.

-Algo más fácil. -Más de chicas.

-Prejuicios. -Prejuicios.

-Prejuicios.

-Por eso tan pocas mujeres estudian algunas carreras científicas.

-Por eso hay menos mujeres dirigiendo laboratorios.

-Por eso hay menos mujeres donde se deciden las políticas científicas.

-Y menos mujeres con premios Nobel.

-No llegamos... -Porque no nos dejan llegar.

-No nos dejan.

-Pero hay un sitio... -Donde las mujeres sí llegamos.

-Tanto como los hombres.

-O más. -O más.

-Donde alcanzamos los puestos de poder.

-Donde decidimos. -Y ese lugar se llama...

-Futuro. -Futuro.

-Futuro. -Futuro.

-Futuro. -Futuro.

-Futuro. -Futuro.

Con la mediación todo el mundo gana.

Es el mensaje principal de una campaña

que quiere dar a conocer su servicio gratuito

de mediación familiar entre parejas jóvenes.

Merece la pena explicar cómo se accede a él

y qué ventajas ofrece este recurso.

Por eso hemos invitado a Begoña González Martín,

que es mediadora familiar

de la unión de asociaciones familiares.

Hola, Begoña. ¿Qué tal? Hola, buenos días.

Bien. Muchas gracias.

Todo el mundo ha tenido alguna dificultad para entenderse

en el marco de la familia.

Pero no sé si todos conocemos este recurso que se ofrece desde cuándo.

¿Desde cuándo podemos hablar de mediación familiar?

Nuestro servicio funciona desde el año 1991.

Es un servicio que, año tras año,

a lo largo de todos estos años con gobiernos de distintos signos,

ha venido subvencionando el Ministerio de Asuntos Sociales.

Y para que conozcamos un poco más las particularidades que tiene

este recurso, empecemos explicando esta campaña.

Ahora tenéis interés en lanzar este mensaje, el decir que este servicio

existe. En concreto dirigiéndonos a la gente joven, a las parejas.

¿Por qué? ¿Hacía más falta en este segmento, en este tipo de población?

Pues sí, porque hemos visto... Vienen muchas parejas jóvenes

a UNAF, al servicio de mediación familiar.

Pero también hemos observado que muchas parejas

que no están casadas, que son convivientes o que son

parejas de hecho, todavía nos preguntan

si pueden acceder a mediación familiar.

Si pueden regular los efectos del cese de la convivencia.

Y por eso, ante ese desconocimiento, hemos considerado

oportuno lanzar esta campaña de divulgación y de información.

Para que sepan esas parejas jóvenes, que tanto casadas como no casadas,

por supuesto que pueden acceder a la mediación familiar.

Y en general, el perfil tipo

de persona que acude al servicio de mediación familiar,

a lo largo de todos estos años, ¿es de más edad?

Cuéntanos un poco cuáles son las características.

El perfil es de más edad y coincide también con las estadísticas que...

Que se baraja por el Instituto Nacional de Estadística,

de las parejas del tramo de edad de parejas que se divorcian

o se separan. O que cesan en su convivencia.

Son parejas en torno a los 40-45 años.

Y con una duración de su convivencia de matrimonio en torno a los 15 años.

Ese es el perfil que ha venido por término medio.

Porque de hecho, luego vienen parejas muy jóvenes. Y parejas de...

De más edad que los 40.

Y nos hablabas del desconocimiento pero también hay algo de...

Desconfianza, un poco esa sensación de... No lo sé, ¿no?

Como compartir mis miserias con un tercero.

No, yo creo que no. Creo que la gente todo lo contrario,

agradecen mucho el sentirse escuchado y el sentirse entendido.

Y hacerlo además en un ámbito pues de...

De serenidad, en un ámbito también de intimidad.

Y en un ámbito de confidencialidad, porque también

es fundamental que sepan las personas que vienen

que si la mediación, por cualquier razón no...

No acaba, o no finaliza,

el compromiso de confidencialidad es absoluto.

Por tanto nunca la mediadora, la persona mediadora,

podría ir a un tribunal o a un juzgado

a decir si ha habido acuerdos parciales o...

O cualquier dato sobre esa pareja. Digamos que la mediación

está pensada para... Bueno, esas parejas que...

Terminan su convivencia, deciden poner fin a su relación.

Y antes de llegar a los tribunales deciden buscar esta vía intermedia

de entendimiento, ¿no? Efectivamente, efectivamente.

Son para parejas que están pensando o han decidido separarse o divorciarse

o poner fin a su convivencia, y que quieren, digamos,

alcanzar por sí mismas

un acuerdo que permita la reorganización de esa vida familiar

después de esa separación. ¿El tema de los hijos suele ser

el eje fundamental a la hora de llegar a un acuerdo?

Sí. La mediación familiar, el objetivo... Uno de los objetivos

fundamentales es el proteger el interés de los menores.

Y también el que... Transmitir a esos padres

que la familia cambia, pero que la familia continúa.

Y que es fundamental para esos hijos el que no pierdan la relación

con cada uno de sus progenitores.

Y desde luego, para los progenitores también es fundamental el ejercicio

conjunto de esas responsabilidades parentales.

¿Cómo se accede al servicio? Yo, por ejemplo, me voy a separar

de mi pareja, ¿tenemos que acudir los dos a hablar con vosotros?

¿Se puede hacer una primera consulta una de las dos partes? ¿Cómo es?

Pues la primera entrevista, precisamente la de información,

sí que puede venir uno de los miembros de la pareja.

Pero luego todas las entrevistas son conjuntas.

Porque la mediación lo que trata es

de facilitar la comunicación, la negociación, la adopción de acuerdos,

y eso solo es posible si están los dos miembros de la pareja

en las entrevistas; exponiendo sus argumentos, sus razones,

escuchando al otro... Y al final pues alcanzando acuerdos.

Y la forma de acceder al servicio es normalmente, claro, vía telefónica.

Ahí nos derivan desde muchos centros

y también a través de Internet y de redes sociales,

la gente tiene cada vez más conocimiento del servicio

de mediación. Es decir, no necesito intermediario.

Yo, como particular, puedo ponerme en contacto con vosotros y solicitar

una visita. Exactamente.

¿Qué orientación dais a las parejas en lo que a plazos se refiere?

No sé si hay una estimación. ¿Cuánto tiempo se puede tardar en alcanzar

un acuerdo? ¿Hay un tiempo límite? ¿Hay algo establecido?

Nosotros no ponemos un tiempo limite porque precisamente

lo que tratamos es que los acuerdos

sean unos acuerdos reflexionados, sean unos acuerdos pensados.

Y que no haya la presión de las prisas. Es verdad que muchas parejas

tienen prisa por...

Por regularizar esa situación y no es fácil muchas veces

en una situación de tensión, estar sentado uno al lado del otro.

Pero las prisas, desde luego, no es bueno.

No son buenas para nada. Y menos para

alcanzar acuerdos que tienen que ver, como decía antes,

con toda la reorganización de la vida familiar.

Que afecta a los hijos, afecta a ellos mismos, que tienen...

Hay que tener en cuenta necesidades económicas, es importante...

Ya digo, que no haya... Digamos que preferís

no comprometeros en unos plazos. Tú no dices: "Esto estará solucionado

entre dos y cuatro meses, entre cuatro y seis". No.

Lo que decimos es, sin embargo, que hay un mínimo de cinco entrevistas;

o cuatro o cinco entrevistas.

Una sería la entrevista de información. Otra la de...

Que llamamos de premediación: conocer en qué situación está la pareja

respecto a esa decisión de separación o divorcio; si se han planteado

otras alternativas... Qué preocupaciones tienen respecto

a esas distintas alternativas.

Y luego las siguientes entrevistas, que normalmente mínimo son tres,

que son la negociación propiamente dicha de responsabilidades parentales

otra de responsabilidades económicas,

y la entrega del acuerdo es la última.

Pero es verdad que las de negociación muchas veces se duplican.

Porque las entrevistas duran una hora aproximadamente,

y no siempre es fácil en una hora

tratar con detalle todos esos temas y alcanzar acuerdos.

¿Y el resultado de esa negociación siempre es vinculante?

Una de las dos partes se puede echar atrás...

¿Qué validez legal tiene lo acordado?

El acuerdo de mediación, para que tenga validez legal,

tiene que ser aprobado por un juez. Es decir, la mediación acaba

con la firma y con la entrega del acuerdo de mediación,

pero luego tienen que ir al juzgado para que el juez

apruebe ese acuerdo. Bueno, tienen que ir al juzgado todas las parejas

o progenitores que tienen hijos menores.

Los que no, ahora hay otra vía que es acudir al notario.

Pero desde luego, para que tenga efecto y validez legal,

entre ellos puede tener, es un compromiso.

Pero la validez legal solamente es a través de esas dos vías.

Teniendo en cuenta que hablamos de un escenario en el que supongo...

Que hay mucha susceptibilidad en el ambiente, cierta desconfianza...

¿Cómo consigue el mediador ganarse la confianza de las dos partes?

¿Resultar neutral? Supongo que es una parte fundamental

de vuestro trabajo. "Yo llego, os voy a contar mi historia...".

Quizá seguramente difiera en algo de la de la otra parte.

¿Cómo lo haces para que los dos nos sintamos representados por ti,

y defendidos, entre comillas, nuestros intereses por ti?

Lo fundamental, desde luego, es

esa capacidad de comunicación y la capacidad de empatía.

Eso es una herramienta fundamental para la mediación.

Ponerse en el lugar del otro y el sentir que cada uno de ellos

tiene razones para...

Para tener las posiciones o los intereses que están teniendo.

Es fundamental la capacidad de escucha y...

Y todo eso se va consiguiendo no en una sesión, pero sí en las sucesivas

sesiones. En cualquier caso, la primera sesión es fundamental

eso que estoy diciendo: la capacidad de comunicación;

por parte del mediador facilitar el que sea el mediador o la persona

mediadora capaz de comunicar y transmitir lo que es la mediación.

Y también la capacidad de poder escuchar

y facilitar que las parejas se comuniquen.

Y con respecto a la neutralidad y parcialidad que efectivamente,

son cuestiones fundamentales,

porque la persona mediadora no puede transmitir

sus valores, sino que tiene que tener en cuenta los valores de ambos.

Y no tiene que tener relaciones previas con ninguna de las personas

que acuden.

Yo lo que digo muchas veces en esas sesiones es que

si en algún momento piensan que no lo soy,

porque tengo que explicar que las personas mediadoras tenemos que ser

neutrales e imparciales. Pero sí les digo que agradeceré

que si en algún momento sienten que no lo estoy siendo,

me lo digan abiertamente. Digo que es fundamental la comunicación;

la expresión de... De sentimientos y de emociones.

Y que bueno, como todo el mundo...

Nadie somos perfectos y todos cometemos errores.

Si en algún momento están sintiendo que estoy escuchando más,

que a uno de ellos no le doy su turno de palabra correspondiente,

que me lo digan para corregirlo inmediatamente.

Begoña, ya para terminar,

¿tienes la sensación de que este tipo de servicios,

un recurso como el de la mediación familiar, puede ayudar

a eliminar el estigma que tiene en esta sociedad, todavía,

el tema del divorcio, la separaciones entre parejas?

Apelar al diálogo, que la gente lo viva con menos dramatismo,

entre comillas, ¿puede servir? Sí, yo creo que sí.

Vamos, no tengo la sensación, soy una ferviente

convencida de la mediación familiar. Porque lo he experimentado

en todos los años que llevo ejerciendo la mediación familiar.

Veo cómo las parejas se sienten satisfechas

de haber alcanzado acuerdos.

Y se sienten agradecidos también

a poder ser escuchados

y ser guiados, entre comillas,

en esa situación que no es nada fácil,

y que es dolorosa, que es la ruptura de una pareja,

por otra persona que les ha asistido en esa adopción de acuerdos.

Alguien me dijo una vez esa frase de:

"Mejor un mal acuerdo que un buen juicio".

¿Es verdad, estás de acuerdo? O la frase no es acertada del todo.

Yo creo que mejor un buen acuerdo,

al menos un acuerdo que pueda satisfacer los intereses de ambos,

sabiendo que también en los acuerdos hay que ceder.

Ganar es también ceder para ponerse en el lugar del otro

y alcanzar acuerdos satisfactorios para ambos.

Gracias, Begoña, por haber visitado "La aventura del saber".

Gracias. A ustedes.

A estas alturas de la mañana,

cada día les animamos a ver algunos de los reportajes más visitados

en nuestra web.

Hoy le recomendamos el capítulo dos de la serie

de "Prácticas artísticas colaborativas".

Ahora solo un fragmento íntegro online.

Soy Alfredo Morte,

uno de los fundadores y coordinadores del taller Omnívoros,

que es un espacio de recursos autogestionado por una asociación.

Que lo que ha generado es un espacio de recursos

abierto a cualquier persona que quiera hacerse miembro

de la asociación.

Con una gestión propia de fondos

con aportaciones de los propios socios,

sin ningún tipo de ayuda institucional ni demás,

para hacer efectivo una necesidad que hace mucho tiempo

que los propios usuarios necesitamos,

que es un espacio donde poder realizar nuestros trabajos,

nuestros proyectos.

Somos siete socios fijos

y un total de 96 socios ahora mismo.

Hay gente que ha entrado y ha salido del taller

a hacer uso de esos recursos.

Los socios fijos somos los encargados de sostener el espacio.

De mantenerlo.

De cubrir esos gastos fijos mes a mes.

Y el resto de socios que entran y salen

hacen una aportación de cuota y demás,

pero la utilizamos para crecer.

Si una persona entra en el taller con una necesidad,

que de primeras no cubrimos,

nosotros, esa cuota la derivamos automáticamente

a cubrir su necesidad.

Una persona que quizás no podría entrar en el espacio

porque no cubríamos sus necesidades,

puede entrar generando un recurso nuevo

que va a cubrir las necesidades de personas

que vengan sucesivamente.

Es un mecanismo muy natural, muy orgánico.

La propia demanda de recursos es la que elige qué recursos

son los que tenemos que incorporar al espacio.

-Como de ser filósofo durante muchos años

era muy complicado vivir,

tuvimos que hacer otras cosas.

Entre otras cosas, yo aprendí electricidad.

Me hice electricista para buscarme la vida como tanta gente

en este país, y ya que sabías filosofía y electricidad,

el cruce de esas dos cosas era lo más parecido

a lo que yo entendía que podía ser una forma de arte político,

de arte colaborativo.

Si sabes hacer un empalme y sabes pensar en ontología, por ejemplo,

lo tienes fácil para liarla.

Y a esa forma de liarla le llamábamos La fiambrera obrera.

Y básicamente eran cosas que hacíamos en la calle con gente

que tenía problemas.

Problemas como desalojos.

Entonces, cuando hablamos de arte colaborativo,

hablamos de que trabajas con gente para conseguir cosas

que quieres hacer.

Y que salen mejor porque pones en común

recursos que aporta diferente gente.

Unos hacíamos carteles,

otros se trepaban a los árboles,

otros organizaban o escribían una letra satírica

y otros cocinaban la paella para comer.

Todo eso generaba una acción.

Una especie de intervención que podía tener su potencia.

Acaba de aparecer una reedición de un absoluto clásico

de la divulgación etológica.

Este divertidísimo y sorprendente.

"Hablaba con las bestias, los peces y los pájaros",

de uno de los inventores, de hecho, de la ciencia etológica.

La etología. La ciencia del comportamiento animal.

Konrad Lorenz.

El libro, recordemos, está compuesto por 12 historias documentadas

sobre sus investigaciones de campo.

Doce narraciones pintorescas llenas de encanto y sabiduría

que, por medio de la observación animal,

proyectan una luz nueva sobre nuestra propia naturaleza.

La naturaleza humana.

Mañana miércoles volvemos.

Tendremos la mejor compañía en el estudio.

Primero con Luis Alberto de Cuenca, que está preparando un taller

de literatura universal dedicado a Valle-Inclán.

Después Marian García hablará con nosotros de nutrición

y excesos navideños.

En el postre bailaremos al ritmo del mejor swing.

El resto de los platos del menú se los desvelamos aquí mismo

mañana a partir de las diez de la mañana. Adiós.

  • La aventura del saber - 12/12/17

La aventura del saber - 12/12/17

12 dic 2017

Veremos los reportajes "La Escalera" y "Noticiario Cultural Iberoamericano". Además, entrevistaremos a la psicóloga Laura Rojas-Marcos y a Begoña González, mediadora familiar de la UNAF.

ver más sobre "La aventura del saber - 12/12/17" ver menos sobre "La aventura del saber - 12/12/17"
Programas completos (1506)
Clips

Los últimos 4.657 programas de La aventura del Saber

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios