www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
5386357
Para todos los públicos
Transcripción completa

Hola a todos. Muy buenos días.

Bienvenidos a "La aventura del saber".

Iniciamos el programa de hoy

en compañía de la docente y escritora

Carmen Guaita,

que acaba de publicar en la editorial Edelvives

su novela "Todo se olvida"

con la que cierra su trilogía sobre el perdón

iniciada en 2015 con "Jilgueros en la cabeza"

y seguida con "El terrario".

Hablaremos de ella

y, principalmente, de esta última entrega,

una novela

que tiene como protagonista a una soprano que padece alzhéimer.

Luego seguimos con otro taller de humanidades

en compañía de nuestra compañera, la periodista Lucía Sanagustín,

que acaba de publicar,

dentro de la colección de Cuadernos Livingstone

dedicada a experiencias de viajeros,

"Nisa' Amán contado por ellas",

fruto de una estancia de cuatro intensos meses

en Jordania.

Luego nos contará la historia completa.

También les ofreceremos un trabajo

sobre la asociación Neurofuturo Segovia,

que nace por iniciativa de un grupo de madres y padres

con niños afectados

por diversas patologías neurológicas.

Y en el Boek Visual, una muestra del trabajo conjunto

de Anna Devís y Daniel Rueda,

dos fotógrafos con formación arquitectónica.

Carmen Guaita es licenciada en Filosofía

y maestra,

autora de varios libros extraordinarios

sobre educación, como saben,

y también novelista.

Inició su andadura como novelista en 2015

con "Jilgueros en la cabeza",

novela a la que siguió "El terrario",

y se une ahora esta, "Todo se olvida",

que acaba de aparecer recientemente en la editorial Khaf.

Muchísimas gracias por aceptar nuestra invitación.

Gracias por el libro, desde luego.

Gracias a vosotros, que esto es un regalo.

Muchas gracias.

Oye, "El perdón", ¿no? La trilogía de "El perdón".

Las tres novelas forman una trilogía.

Esta es la última.

Con esta se cierra, ¿no? Así es.

¿Por qué?

El perdón es el hilo conductor de las tres novelas,

que son tres historias independientes

que se pueden leer por separado.

Pero es que a mí el perdón me parece

posiblemente la faceta más valiosa

de todas las que un ser humano pone en juego

a lo largo de su vida.

Me parece que el perdón forma parte del instinto de supervivencia,

que tenemos que perdonar para avanzar y seguir viviendo,

que estamos siendo nosotros constantemente perdonados;

todos los días,

en los pequeños errores,

en las palabras mal dichas o dichas a destiempo,

y que, por otro lado,

cuando nosotros somos capaces de perdonar,

vivimos de una manera

y cuando nos sumergimos en el rencor

y arrastramos todos los dolores y nunca los dejamos de ver,

como si llevásemos una inmensa mochila

colgada en el pecho,

vivimos de otra manera.

Me parece

que las personas que perdonan verdaderamente han entendido

lo que es la vida

y me parecía importante

que los protagonistas de estas tres novelas

se perdonaran y fueran perdonados.

¿Perdonarse y perdonar es sinónimo de olvidar o no?

No, no.

No, desafortunadamente.

Aun así,

nosotros olvidamos con muchísima frecuencia

dolores y alegrías y momentos buenos y malos.

Los grandes dolores y las grandes ofensas

quedan como cicatrices.

No se olvidan.

Pero cuando se perdonan se puede seguir viviendo,

tal vez mutilado,

tal vez herido, tal vez con cicatrices visibles,

pero se puede seguir caminando.

Por eso es importante el perdón.

La protagonista de la novela es una cantante de ópera

y además es una persona que padece alzhéimer, ¿no?

La portada de la novela está hecha por una persona

que padece alzhéimer también.

Es tu madre, ¿no? Así es.

Es un gran regalo que me ha hecho la editorial Khaf,

el permitirme que haya en la portada de la revista

un cuadro pintado por mi madre,

que era una buenísima pintora.

Pero la novela no es autobiográfica.

No me gustaría que los lectores pensaran

que la protagonista, esta cantante de ópera,

es mi madre.

No lo es. No tiene nada que ver.

Tiene que ver con que te gusta mucho la música

y que en tu casa has vivido esa cultura musical

desde siempre, ¿no? Exacto.

Yo soy hija de un melómano obsesivo,

y tan obsesivo

que para mí

la ópera ha sido la única música que yo conocía.

La música de mi generación, que es la mejor música del siglo XX,

Bob Dylan, Joan Báez, Queen,

no la he conocido hasta que no he sido adulta.

Para mí no había más que música clásica y ópera,

lo que cual me hizo una niña bastante rara,

pero que no tenía consciencia de esa rareza.

Pero la ópera y el alzhéimer son grandes compañeros

del viaje de mi vida

y tenían que estar en esta novela.

De alguna manera,

la protagonista, esta cantante de ópera,

una gran cantante que llega a la cima de su profesión,

tan exigente, tan...

Implica la vida de un ser humano

porque todos los grandes artistas

están sumergidos en cuerpo y alma en el arte

y olvidan un montón de facetas pequeñas

que consolidan o que conforman nuestra vida humana.

La vida de esta mujer,

que una vez que llega a lo más alto,

en la cima de algo tan exigente como es la música,

y que luego lo olvida,

me resultaba muy sugerente y de alguna manera...

Parece un símbolo de la condición humana, ¿no?

Gracias, Salvador.

Sí.

Eso es lo que yo quería simbolizar.

Y, por otro lado,

la historia del periodista que la admira desde que él era niño

porque es su ídolo musical,

pero que se acerca a ella para escribir su biografía

y encuentra a una mujer sin recuerdos

y tiene que reconstruir la vida de una mujer sin recuerdos

a partir de los recuerdos de otros

y a partir de los recuerdos de sus propias cartas.

Me parecía un bonito reto

y estoy modestamente orgullosa. Satisfecha.

Satisfecha de esta novela.

Bennasar, ¿no?

¿Por qué el apellido ese? Qué bueno, ¿no?

No lo sé, no lo sé.

Salió, salió.

Así como Criptana, el nombre de ella.

Criptana Senzi es un nombre deliberado

porque yo tenía el armazón de esta novela,

pero no encontraba el lugar donde iba a estar sus raíces.

Y, de repente,

presentando la novela "El terrario" en La Mancha,

esa luz, ese horizonte de la tierra manchega,

me hizo comprender

que una mujer que ha nacido en lo alto de un cerro

lleno de horizontes

ha nacido para volar

y que las raíces de ellas tenían que estar allí.

Entonces, Criptana es manchega.

Me dio una gran alegría

cuando me enteré de que Criptana era un nombre propio

porque a mí me encantaba ese nombre.

Pero dudaba de que pudiera utilizarse.

Y me dio una gran alegría.

Esta Criptana

que desde el Cerro de los Molinos vuela por todo el mundo

y a la vez tiene una inmensa evolución

de una niña de pueblo

a una mujer con una carrera internacional

que se codea con Maria Callas y grandes directores de orquesta...

Qué bien, ¿no?

Eso te ha permitido soñar mucho. He disfrutado mucho.

He disfrutado mucho.

La escena en la que Maria Callas entra

en el camerino de Criptana.

Son dos iguales, dos grandes de la música,

y ambas comparten su vida de mujeres.

Me ha encantado escribirla, Salvador.

Es como un regalo que me he hecho a mí misma.

Pero, por otro lado, Pedro Bennasar salió.

Surgió este personaje

que es el que tiene que bucear en la biografía de ella.

Fue creciendo.

Pedro,

cuando encuentra las cartas

en las que Criptana cuenta su vida y cuenta su dolor,

comprende que su propia vida, su vida que está en el presente,

es un desastre.

Entonces,

la vida de Criptana arregla la de Pedro

y estas dos historias en paralelo...

En el fondo, es un poco el mensaje, ¿no?

Es cómo el amor por los demás nos salva a nosotros mismos, ¿no?

Así es, así es.

Gracias, no se puede explicar mejor.

Así es.

El amor de Pedro por su ídolo,

pero también por la mujer frágil y sin recuerdos en una residencia

que es Criptana en la actualidad.

La compasión, ¿no? Eso es.

Pero no solo la compasión.

Porque las personas que nos encontramos

o que vivimos con enfermos de alzhéimer

tenemos que hacer un viaje para trascender la compasión

y llegar a encontrar a la persona que es todavía

bajo el olvido

porque podríamos pensar, Salvador, que nosotros somos la memoria.

¿Y no se pierde el individuo

cuando pierdes la noción de quién eras?

No.

No se pierde el individuo.

Pero esto es un viaje que hay que hacer

porque lo primero que te golpea en una enfermedad como el alzhéimer

es el decir:

"¿Una persona que se separa de sus recuerdos

se separa de su esencia?".

No.

No es así.

Pero esto es difícil de comprender.

Ese viaje del alzhéimer está en esa novela.

Una persona que ha olvidado quién es no ha olvidado sus afectos.

No ha olvidado un montón de cosas.

No ha olvidado su sonrisa y no ha olvidado su esencia,

pero esto no se descubre de la noche a la mañana.

Ellos, estos enfermos, nos obligan a hacer un viaje muy profundo

por los entresijos del ser humano.

En el fondo,

ha sido también una manera

de recuperar tu propia relación con tu madre enferma de alzhéimer.

Totalmente.

La historia de Criptana me ha permitido recordar

cómo era mi madre antes de la enfermedad

porque el alzhéimer es una enfermedad tan brutal

que te hace...

Te sumerge en ella

y solamente ves

lo que la persona enferma ha perdido.

Y te cuesta mucho ver lo que conserva,

pero lo que conserva es mucho y hay que hacer este viaje.

Pedro, el periodista,

no solo descubre lo que Criptana conserva,

porque Criptana,

la gran cantante que no se acuerda de haber sido una gran cantante,

conserva su magia.

Y esta magia,

que es nuestra magia

de seres humanos únicos e individuales,

es mucho más que la memoria y no la perdemos.

Ninguno.

Todos poseemos la nuestra y nunca la vamos a perder.

Ha sido un verdadero placer compartir estos minutos contigo.

Muchísimas gracias por la novela.

Tenemos que quedar pronto

para hablar del otro libro que acabas...

Está a punto de presentarse en estos momentos

y tendremos una excusa más para hablar

y para estar aquí. Para mí es un lujo.

Mil gracias por estas intuiciones que has tenido

y esta profundidad de la lectura, Salvador.

Gracias.

Muchas gracias a ti, Carmen. Hasta pronto.

Seguimos.

12 niños reciben en Segovia la terapia alternativa de Therasuit

gracias a la asociación Neurofuturo creada en 2015.

Vamos, señoritas.

Eso es.

¿Cómo la cantamos?

# Vamos a la playa # a curar el alma. #

A ver, Cris, Cris, Cris, Cris, Cris.

-Hola, Miguel, ¿qué tal? -Celia, ¿qué tal?

-¿Qué quieres que hagamos hoy? -A jugar al parchís.

-Pues, venga, vamos.

Neurofuturo Segovia es una asociación

que lleva cuatro años trabajando.

Y lo que buscábamos lo padres que empezamos con este proyecto

es traer terapias alternativas.

No todos los padres con niños con enfermedades neurológicas

comparten estas ideas,

porque les cuesta mucho creer

que algo vaya a funcionar con sus hijos.

Vamos, señorita.

Venga, campeona.

Yo había visto

que para parálisis cerebral y enfermedades neurológicas afines

funcionaba muy bien el Therasuit

y la primera fundación que lo trajo a España

fue Nipace.

La verdad es que fueron un encanto.

Me abrieron las puertas, nos lo enseñaron, nos lo explicaron

y nos animaron a traerlo.

Mi hijo en esos momentos tenía 18 meses

y ahora tiene diez años.

Llevamos ya con el therasuit dos años funcionando.

Bueno, nos ha costado

porque, primero, es verdad,

que en Segovia había necesidades de otras cosas

cuando los niños eran pequeños.

Cuando nuestros niños eran más pequeños.

Hemos empezado desde las terapias más básicas

a luego ir creciendo hacia las terapias alternativas,

que es en lo que Neurofuturo está especializada.

Nosotros empezamos a tener alguna duda

sobre todo en el embarazo, ¿no?

Se va alargando el embarazo

y las dificultades que empiezan a aparecer

nos dan lugar a que haya un parto prematuro

de 35 semanas.

A partir de ahí,

empezamos a ver evolución lógicamente.

A partir de ahí, por casualidad,

un médico dice que tiene unas características

y a los seis meses, por casualidad, le hacen una prueba genética

y ahí descubren que hay una carencia en el cromosoma 4

que da lugar al síndrome de Wolf-Hirschhorn.

# A curar el alma. #

Eso es.

Sabes lo que tenemos entre manos

y al final empezamos a aprender de nuestra hija

realmente a partir de su desarrollo,

ver un poco las dificultades que tiene

y ver todo lo que implica la parte más difícil,

que es la de asumir en la primera parte un poco

de la discapacidad de mi hija en concreto, ¿no?

Nos pareció muy muy importante traerlo a nuestra propia ciudad

para que la gente pudiera hacerlo.

El que..., ¿sabes?

Y pudiera poco a poco la gente

ver que los niños van teniendo resultados.

La gente...

Cuando ve la gente resultados,

otra gente se anima a hacerlo y lo pueden transmitir.

Es un tratamiento intensivo

que dura tres semanas o cuatro semanas

y es sobre tres horas diarias.

Podemos decir

que en el primer bloque se trabaja estimulación sensorial,

masaje un poquito,

y, luego, también preparo las articulaciones.

Luego, en la segunda parte de la sesión,

lo que hago es activación del "core",

que podemos decir que es un ejercicio más específico

donde trabaja toda la parte abdominal.

Está formado por el gorro, podemos decir el chaleco,

también los pantalones y los zapatos.

Y, luego, también, a eso voy a aplicar las gomas.

De las gomas podemos decir

que son los músculos que están débiles

para fortalecer.

Más fuerte.

Chuta fuerte.

Hay que trabajar mucho con ellos y hay que trabajar muchas cosas.

Por ejemplo,

con Cristina quería trabajar la disociación de cadera,

pero también quiero trabajar el agarre de objetos,

el coger, el lanzar...

Vemos mucha más capacidad y mucha más energía.

La vemos mucho más despierta.

A nivel de movilidad,

vemos que está más rápida en movimientos

y tiene más facilidad de equilibrio por ejemplo.

Ella sí que se puede mover y tiene buena marcha,

pero tiene problemas de equilibrio.

En eso sí que notamos evolución.

Y, luego, después del tratamiento,

sí que notamos hace dos años, al mes o dos meses,

una evolución a nivel de desarrollo en otras capacidades cerebrales.

Podemos decir que es un trabajo duro,

pero a la vez es también muy gratificante.

Los padres hay algunos que me dicen:

"Alicia, confiamos en ti

y límites no tenemos.

Vamos a ir al día a día y lo que se consiga bien está".

Compartes conocimiento

y compartes el apoyo emocional que tienes.

Entonces, es una vivencia.

Lógicamente,

el tener un crío con discapacidad tiene una gran carga emocional.

Entonces, el sentirte apoyado,

el sentirte ayudado por personas

que tienen las mismas experiencias que tú,

es muy importante.

Yo creo que es lo que más nos llega.

Cuando se acerquen a niños con discapacidad,

que se aprendan la regla de las tres K.

De las tres K que digo yo. K fonéticas.

Fonéticas porque son...

Lo que tienes que hacer es acercarte y conocer.

La /k/ de conocer.

La segunda es la /k/ de comprender.

Si conoces,

empiezas a saber cómo funciona esa persona,

cuáles son sus intereses y cuáles son sus emociones,

y, a partir de ahí,

empiezas a comprender cuál es su vida.

A partir de ahí,

tendrás la más importante, que es querer, ¿no?

Acordémonos de conocer, comprender y querer.

Lo único que queremos es traer cosas

que den un pasito más en la evolución de nuestros hijos

porque para ellos es un mundo.

El asistente personal es uno de los servicios

que puedes prestar a alguien con dependencia.

¿Qué es lo que se quiere con esta figura?

Se quiere, sobre todo, que la persona que se acoge a ella,

la persona dependiente,

pueda realizar un proyecto de vida independiente

como el desee.

Que realmente se le trate como una persona,

se le incluya en una sociedad,

sea parte de la comunidad

y él decida cómo quiere vivir.

Trabajamos las habilidades sociales,

le apoyo también en las tareas que tenga

del apoyo escolar al que va,

hacemos ocio, que eso está muy bien,

y le ayudo a hacer

las actividades básicas de la vida diaria.

O sea, lavar la ropa no,

pero doblarla, hacer la cama, limpiar el polvo...

Su madre lo que busca es eso.

Una figura que potencie de alguna manera esas cosas

que si él no tuviera esa discapacidad,

él podría hacer.

Siempre ha estado a años luz de la clase que él ha dado

y le sacaban en el colegio a apoyos.

A él aparte.

Pero en las clases él no...

Y son muchas horas lectivas

en las que él estaba prácticamente haciendo nada.

Gracias a las terapias aparte que él tiene

como apoyo educativo, logopedia, psicóloga y psicomotricista,

también hemos podido ir tirando.

Hay muchas cosas que él no se atreve a hacer por si.

Entonces, yo estoy ahí.

"Venga, Miguel, si es que tú puedes hacerlo".

Aunque yo esté.

A lo mejor le doy apoyo verbal.

Yo no hago nada porque es autónomo e independiente

y él lo demuestra.

Le metí en el curso

y la verdad es que en el curso ha estado muy integrado

porque ha sido uno más.

Ha sido una inclusión total.

Ha participado en clase, cosa que antes no hacía,

ha salido a la pizarra, ha expuesto, ha leído...

Bueno, ahí meto la pata, porque me pongo un poco histérico.

Las multiplicaciones sí.

Lo que no me gusta es la resta de llevadas.

Para mí es un respiro.

Yo tengo más tiempo para mí.

Tiempo libre.

En los estudios se encarga el asistente personal

y en el ocio se encarga él,

pero te vuelvo a decir

que yo creo que muchas actividades de ocio

no las tiene que hacer conmigo.

Nosotros aquí tenemos gente que ha hecho solo apoyo escolar.

"Necesito que me apoyes en el cole para sacarme los libros

y llevarme de una clase a otra".

O el caso que habéis visto de Miguel,

más para que vaya tornando su vida más independiente,

vaya tomando sus decisiones y acostumbrándose a vivir él solo.

Yo estoy intentando que sea lo más autónomo posible

y que pueda vivir solo a lo mejor en un piso tutelado.

A lo mejor,

con la supervisión de un asistente personal.

Con esta figura.

Me parece estupendísimo.

Aunque yo también o lo que sea.

Pero, bueno,

con todo este refuerzo y todo esto él está aprendiendo mucho.

Mi hija no tiene diagnóstico.

Sabemos que es muy grave

y sabemos que es muy grave desde los siete meses que nació.

A ella la llevan en un hospital en Madrid,

la llevan en el hospital Niño Jesús,

y desde que en el hospital en Madrid empezaron a montar el proyecto

de cuidados paliativos pediátricos,

me dijeron que Celia, tal y como estaba,

tenía que estar enmarcada en ese área.

Pero ¿cuál era el problema?

Que yo era de otra comunidad autónoma.

Al final me encontré en una situación

en la que estaba yendo al hospital de Madrid Niño Jesús

y en el hospital de Segovia ni sabían lo que mi hija necesitaba.

Empezamos el gran problema

porque Celia necesitaba un pulsioxímetro.

Necesitábamos tener un pulsioxímetro en casa

para ser capaces de medir su saturación de oxígeno en sangre

y el hospital de Madrid me dijo que no me lo podía suministrar

y que me lo tenía que suministrar el hospital de Segovia.

Llegué al hospital de Segovia

y me di cuenta de que el hospital de Segovia

no sabía absolutamente nada de mi hija

y mi hija tenía siete años.

Entonces, detecté que no solo me pasaba a mí

y que había más niños en esta situación.

Al final, con el Hospital General de Segovia,

se montó un equipo de trabajo

con pediatras, enfermeros, el gerente y la directora médica.

La gran novedad es que se sentó una madre

junto con ese equipo médico

y se diseñó un proyecto de cuidados paliativos pediátricos.

Pero, claro, no desde un punto de vista médico,

desde un punto de vista...

Desde un punto de vista...

Le está dando una crisis.

Desde un punto de vista no solamente médico,

sino también humano.

# Caracol, col, col # saca los cuernos al sol. #

A ver cómo cantas tú.

Venga.

Empezó a vomitar del orden de 35 veces al día.

Vomitaba absolutamente todo a los seis o siete meses.

Hasta ahí...

Empezamos con problemas a los cinco meses.

Estaba una hora llorando.

Una hora comiendo, una hora llorando, pero gritando,

y una hora durmiendo.

Estábamos así las 24 horas al día.

Entonces, cuando llegué al Niño Jesús,

pesaba 45 kilos

y lo único que quería es que atendieran a mi hija

porque se estaba muriendo.

Y yo, vamos,

que dejara de llorar, por el amor de Dios,

que la niña estuviera bien

y que yo lo que quería era dormir.

Vamos a comer.

Ella tiene una gastrostomía, que es un botón MIC-KEY.

Es un tubo que va directamente al estómago

porque por boca no la podemos alimentar.

Inicialmente,

la alimentábamos con una bomba de alimentación

y tenía que estar enchufada durante mucho tiempo.

Ella no come batidos normales

o no come comida normal triturada.

Ella toma unos batidos hiperproteicos

e hipercalóricos

en los que la mayoría de los nutrientes

ya vienen digeridos,

porque su estómago no tiene suficiente fuerza.

O sea, energía.

Las células de su estómago no tienen suficiente energía

para hacer la digestión.

Uy, esto que no te gusta.

¿Cantamos otra vez mejor?

También pusimos muchísimo hincapié

no solamente en los hermanos de los niños que están vivos,

sino también en los hermanos de los niños que ya han fallecido.

Todo el mundo entiende como muy normal

la parte del duelo de los padres,

pero nadie habla del duelo de los hermanos.

Y mucho más si encima los hermanos son niños.

El gran problema de cuidados paliativos pediátricos

es que nadie quiere oír que los niños se mueren.

Les mantenemos a toda costa con un daño neurológico o no sé qué.

Se los estamos robando a la muerte 40 veces

y luego te mandan a casa y te mandan con las manos vacías.

-"Hola." -Hola, soy Raquel.

Ya.

Es un servicio que se ofrece a las familias

para ir a domicilio

a cubrir ciertas necesidades que vemos que son importantes

a nivel psicológico y emocional,

y trabajamos con familias

cuyos hijos están en enfermedad crónica,

en fase terminal o ya fallecidos.

Nuestro objetivo prioritario, sobre todo en las familias,

es la detección de esas necesidades,

pero también sobre todo trabajar

con los hermanos y hermanas de estos afectados

y con los cuidadores principales.

Nuestro trabajo con el hermano de Celia

es un poco en base a la preocupación de los padres,

que es cómo nuestro hijo está tomando esta situación

y cómo va a hacer frente a lo largo de los años

a la enfermedad que está lidiando su hermana.

Procuramos dar un soporte emocional y psicológico

a todas las situaciones

que pueden resultarle duras de asimilar

o con las que él no tiene afrontamiento.

Recibe la atención psicológica.

No ella, está claro.

El apoyo es para mí, para mi marido y para mi hijo.

Recibe fisioterapia

y recibe las sesiones de musicoterapia

ya mayores

que pone el Hospital General.

Es un auténtico lujo poder coger un teléfono,

llamar a un médico del hospital de Segovia,

que ese médico se sepa el historial completo de mi hijo

y automáticamente me diga:

"María, tráela",

"que se acerque al médico de primaria",

"María, resolvemos automáticamente".

Eso hace tres años no lo tenía.

Y, bueno, estamos tirando para delante

e intentando conseguir dinero de donde sea.

Incluye logopedia, terapia ocupacional...

Al final, te toca adaptar toda tu casa.

Un terapeuta ocupacional muchas veces te tiene que enseñar

cómo coger a la niña para no lesionarte

o cuál es la mejor forma

de implementar las bombas que necesitan en las sillas.

Otro de los proyectos con los que llevamos mucho tiempo

es el de musicoterapia.

Sobre todo, en la fase terminal,

pocas cosas les puedes hacer

en las que veas una reacción placentera

y esa es la musicoterapia.

En cuidados paliativos pediátricos

no solamente van a entrar los nuestros,

que son neurológicos,

sino que también van entrar oncológicos

hasta su recuperación.

Como te digo, afortunadamente, muchos de ellos se curan.

Incluso para los oncológicos

hemos diseñado en el proyecto poderles poner apoyo educativo.

Todos han ayudado dentro de sus posibilidades.

Todos.

Da igual el partido político, todos.

Estoy segura de que la Administración Pública,

si no nos lo da o si no nos pone los medios,

no es porque no quiera, es porque no lo sabe.

Eso es lo que he descubierto.

Que la información de lo que a ti te pasa no llega.

No hay cauces para que llegue a los políticos

y para que los políticos pongan medios.

Lo único que pido para Celia es que no le duela nada

y que se ría.

Con eso ya me conformo.

Dile hola.

Eh, vete.

Nos inventamos canciones y reinventamos canciones.

Recibimos

en nuestro habitual taller de humanidades

a nuestra compañera y escritora Lucía Sanagustín,

que acaba de publicar en la editorial

de la Universidad Abierta de Cataluña,

de la UOC, la Universitat Oberta de Catalunya,

"Nisa' Amán contado por ellas",

fruto de su estancia de cuatro meses en Jordania

y su contacto con sus gentes.

Bienvenida. Gracias por acompañarnos.

Muchas gracias. Un placer estar aquí.

Y enhorabuena por el libro.

No es exactamente...

Por lo menos no es solo un libro de viajes.

¿Tú qué dirías?

¿Qué género crees que...?

¿A qué género pertenece?

Es un poco complicado, es cierto, discernir

dónde empieza y acaba un libro de viajes.

Es cierto que quien lea este libro conoce cómo es el país

y algunos lugares

y sí le puede despertar el interés de viajar al país,

pero al mismo tiempo

está contado a través de cuatro mujeres.

Entonces, también son historias de vida.

A través de sus vidas conocemos el país.

Yo digo que es como una crónica de viajes.

Conoces el país,

pero también conocemos a cuatro personajes

que tienen vidas peculiares.

¿Cómo fue decidirte a ir allí precisamente?

Allí está Petra, que es una pasada, ¿no?

Pero ¿por qué?

Yo había viajado en varias ocasiones a Jordania.

Estudio árabe desde hace un tiempo

y decidí volver ahí para darle un empujón al árabe.

Y volví.

Mi idea no era escribir un libro.

Sí que hacía tiempo que quería escribir algo,

pero fue allí cuando me surgió esa inspiración.

También es cierto

que trabajan en un medio en el que se trabaja muy rápido.

Hacemos historias grabadas hoy y que se emiten hoy.

Estamos hablando de "España directo" nada menos

donde tú eres una de las redactoras

y tienes que salir, ir al sitio, grabarlo,

montarlo y emitirlo en el mismo día.

Sí, es todo como muy rápido.

Entonces, a veces me falta tiempo

para investigar más sobre esas historias

y también contarlas con más tiempo

para contarlas mejor o de otra manera.

Y en este caso te encontraste con cuatro meses por delante.

Claro.

Dije:

"Voy a tomarme un tiempo para descansar y también para...".

Para descansar y para descubrir otras cosas.

Cuando estuve allí, dije:

"Voy a contar algunas historias que me están pasando aquí

porque me apetece, ¿no?".

Todo lo que cuentas en el libro te pasó, ¿no?

Sí.

¿Cómo encontraste a estas cuatro señoras

y por qué decidiste que ellas sí?

A ver.

Pues primero conocí a Nariman.

Nariman es la primera protagonista del libro.

Es una chica que tiene mi edad

y que fue mi profesora durante los meses que estuve ahí.

Yo con ella compartía mucho tiempo

porque estaba tres horas cada día en su salón

estudiando árabe.

Es una chica que conocí a través de las redes sociales

que habla muy bien español.

Toda su familia habla muy bien español

excepto su madre,

pero, sin embargo, solo ha estado en España el padre.

Es cierto que luego han estado todos,

pero tenían un interés especial por España

sin haber estado nunca.

Qué emocionante, ¿no? ¿Por qué? Sí.

Tienen un interés especial por nuestra cultura y nuestra lengua

y eso me llamó mucho la atención y vi que eso tenía una historia.

Empecé escribiendo sobre Nariman

y ya estructuré el libro con cuatro mujeres.

La segunda es su madre, la tercera es la madre de un amigo

y la cuarta es una niña

que yo siempre me encontraba en la calle

y decidí marcarla como el futuro del país.

Bueno, vamos con la madre.

La madre no hablaba español, ¿no?

¿Hablaba en árabe y te entendías con ella en árabe?

¿Le tenías que consultar a Nariman o cómo fue?

Bueno, claro, mi árabe no es fluido.

Entonces, intentaba practicar con ella,

pero Nariman era la que nos traducía

porque tampoco habla muy bien inglés.

Entonces, sí.

Un poco entre las tres nos íbamos entendiendo.

Ya cuando decidí escribir el libro,

sí que me senté con ella en una mesa y Nariman al lado

y le iba haciendo preguntas y ella me iba traduciendo.

¿Y qué descubriste de esta persona?

De la madre de Nariman.

Pues, claro,

la madre de Nariman es como el pasado de...

De Jordania. Sí.

Es una mujer palestina

que se vio forzada a moverse a Jordania

como dos millones de palestinos

durante las guerras árabe-israelíes del 48 y del 67.

Dos millones entraron en Jordania.

Ella entró muy pequeñita

y junto a su familia

se vio obligada a rehacer su vida en otro país

huyendo de una guerra.

Entonces, a través de ella,

conocemos ese contexto que se repite mucho

en casi los diez millones que viven en Jordania,

porque casi todos son de origen palestino.

Es una historia que se repite prácticamente en todos

y es gente que huye de una guerra y se instala en Jordania

y que son refugiados.

Es cierto que tienen nacionalidad jordana,

pero se considera a todos todavía refugiados.

Refugiados.

¿Y el padre?

¿El padre era jordano o también era palestino?

El padre también era palestino, también huyó de la guerra,

también es refugiado y vive en Jordania desde pequeño,

pero los dos se conocieron en Jordania

en un campo de refugiados.

¿Y cómo sabía hablar tan bien Nariman?

¿Porque lo estudió en España?

¿Estuvo viviendo en España y eso?

No.

Nariman estudió inglés y español en la universidad

y es una chica muy aplicada, muy muy estudiosa,

y en cuatro años aprendió el idioma muy bien.

Ella me contaba:

"Yo era la mejor de la clase porque la gente no estudiaba".

A ella le gustan mucho los idiomas

y en cuatro años lo hablaba fenomenal.

Y háblanos algo más del país.

¿Qué te llamó la atención?

Ya habías estado antes

y habías estado supongo más en modo turista.

Sí, en modo turista.

Y aquí fue otra cosa, ¿no?

¿Qué descubriste de nuevo en esta visita?

En esta última visita, ¿no?

Porque no has vuelto, ¿no?

Todavía no he vuelto. Quiero volver, pero sí.

Pues Jordania, seguramente, todo el mundo la conoce por Petra,

que es la joya del país,

por el desierto de Uadi Rum,

que es increíble, tiene unos atardeceres muy bonitos,

pero pocos a veces lo saben situar.

Está en un punto caliente del mundo.

Está rodeado de países que tienen conflictos.

Irak, Palestina, Israel, Arabia Saudí, Siria...

Sin embargo, es un lugar pacífico.

No hay guerra,

pero sufre los daños colaterales de todas las guerras vecinas.

Lleva muchos años recibiendo muchos refugiados

de Siria, de Palestina, de Irak...

Es un país que ha abierto las puertas

a estas personas que huyen de la guerra.

Pero ¿qué ha pasado?

Que en todos estos años

se han colapsado muchos servicios públicos

como la educación, la sanidad...

Está colapsado por esta gente que ha recibido.

Creo que también se ha visto afectado su desarrollo

de un esfuerzo durante muchos años

por convertirse en uno de los países más modernos del mundo árabe.

Se ha visto un poco ralentizado

por esta gente que ha tenido que recibir.

De hecho, cerró sus fronteras, si no me equivoco en 2017,

y ahora ya no puede asumir a más gente.

Me encontré un país que no está en guerra,

pero muy solidario y que abre las puertas

no solo a refugiados, sino a todos los turistas

porque son muy hospitalarios y te abren las puertas enseguida.

E hiciste amistades con estas personas, ¿no?

De Nour no hemos hablado.

Sí.

Nour es una niña que tiene unos nueve años

que yo me encontraba.

Es la última protagonista del libro

y yo me la encontraba siempre al salir de clase

cuando esperaba un taxi.

Allí, el transporte público, que es el bus,

es bastante nefasto.

Va muy lento, hay mucha gente...

Sí.

Entonces, te mueves en taxi

y siempre estaba esperando un taxi al salir de clase de árabe.

Había una vecina que era una niña de nueve años

y empecé a hablar con ella en inglés,

que, por cierto, tenía buen inglés

y es cierto que intentaba practicar mi árabe,

y encontré en ella el último personaje,

que es lo que quiere ser de mayor,

cómo podría ser el país en un futuro...

Es como la puerta abierta al final del libro.

Sí.

¿Y Dalia?

Es la que se me había olvidado. Sí.

Nada, tranquilo.

Dalia es la madre de un amigo que tenía allí

que es de origen iraquí,

pero se casó con un palestino jordano.

Es una mujer adinerada

que vive del sueldo del marido, pero por elección propia,

porque el puesto que él obtuvo en una multinacional

se lo cedió ella.

Ella iba a tener ese puesto y decidió dárselo a su marido

y ella así dedicarse a sus hijos.

Es una historia

que podría sonarnos a España hace unos años a lo mejor.

Mujeres que viven del sueldo de los maridos

porque no han tenido a lo mejor oportunidad de tener un trabajo.

Ella vive muy bien, está muy contenta,

porque son una familia adinerada,

pero es cierto que hay una cosa

que la diferencia de otras mujeres de España.

Y es que cuando ha querido intentar divorciarse

o ha querido tener una independencia,

el contexto del país se lo ha impedido.

Por ejemplo,

cuando muere su familia

y se reparten la herencia con sus hermanos,

ella recibe casi la mitad que sus hermanos

en el dinero.

Ella se siente muy frustrada

porque no puede hacer lo que sus hermanos podrían hacer

o lo que a ella le gustaría.

Comprarse una casa, por ejemplo.

A lo largo de la escritura del libro,

que ha sido posterior,

porque ahí estabas tomando nota

y luego lo has reescrito en tranquilidad,

en casa y todo eso...

A lo largo de esa escritura,

¿qué crees que has aprendido sobre este mundo?

Ese mundo que es muy familiar, pero es también lejano, ¿no?

Sí.

En realidad,

el primer capítulo lo escribí durante esos cuatro meses.

Luego llegué aquí

y escribí el segundo, el tercero y el cuarto,

pero cuando lo acabé todo y lo releí,

volví a hacer de nuevo el primer capítulo.

Eso fue lo que más me costó.

Rehacer algo que ya estaba escrito.

Intenté escribirlo de cero otra vez

porque creo que me salía mejor,

pero no podía desperdiciar lo que había escrito.

Combinarlo todo fue un poco más complicado.

Y es cierto

que en el programa en el que trabajo escribimos rápido

y escribir este libro me ha gustado mucho

porque he tenido tiempo, sosiego, lo he podido releer

y volver a escribir.

Eso me ha gustado mucho porque he aprendido bastante.

¿Y del país qué sensación te queda?

¿Vas a volver?

Sí, quiero volver.

¿Y has mantenido relación epistolar?

A través del correo electrónico o de Skype o en fin.

Pues con Nariman hablo a través de WhatsApp.

Ahora está viviendo en Turquía y quiero ir a verla.

Está estudiando turco.

Con ella es con la que más mantengo contacto.

Se ha leído...

La verdad es que he intentado mandarle el libro a Turquía,

pero no le ha llegado no sé por qué razón.

Tendré que ir yo misma a dárselo.

Antes de publicarlo le envié el libro

y se leyó su capítulo y el de su madre,

que le gustó bastante.

El resto no se lo pueden leer porque no hablan español.

Pero el contacto lo mantengo también con Dalia,

que es la tercera mujer,

porque tiene redes sociales.

Entonces, la veo, pone fotos y yo también.

Con las otras dos, como no tienen redes sociales,

y ahora parece que el mundo se rige por eso,

no tengo contacto, la verdad.

Lucía, ha sido un verdadero placer.

Gracias por esta maravilla de libro

porque la verdad es que se lee

y está lleno de verdad de lo que realmente sentías

y de lo que ellas te transmitían.

Muchas gracias. Muchas gracias.

Un placer estar aquí

y quien quiera leer el libro, invitadísimo.

Claro que sí.

Seguimos.

Boek Visual nos presenta hoy

una muestra de las fotografías de Anna Devís y Daniel Rueda.

"Anna Devís y Daniel Rueda son dos fotógrafos españoles

nacidos en 1990.

Se conocieron

en la Universidad Politécnica de Valencia

donde ambos se graduaron

en la Escuela Técnica Superior de Arquitectura.

A día de hoy,

este dúo creativo utiliza su bagaje arquitectónico

para contar historias

mediante imágenes divertidas y sorprendentes

que distan mucho de la fotografía de arquitectura convencional.

Su particular estilo se caracteriza por el uso del humor,

la creatividad, la precisión

y una delicada estética inspirada en la ciudad,

la geometría y el minimalismo.

El auge del interés por el arte en internet

ha provocado que sus imágenes hayan dado la vuelta al mundo,

especialmente gracias a la red social Instagram.

Su estilo singular e inconfundible les ha llevado también a trabajar

con marcas de prestigio internacional,

como Facebook, Netflix, Coca-Cola o Disney entre otras,

además de haber participado en numerosas campañas publicitarias.

Su trabajo ha ilustrado carteles de festivales,

portadas de libros

y ha sido publicado

en numerosas revistas internacionales y nacionales.

Fundamental:

cualidad que se aplica a aquello que es básico y elemental.

Contrario a lo que es accesorio y secundario.

En este sentido,

la fotografía de Devís y Rueda es fundamental,

ya que cada uno de los elementos que la componen

es absolutamente imprescindible y necesario

para su comprensión

prescindiendo de todo aquello que complica la lectura del mensaje

que buscan trasmitir con cada imagen.

Al mismo tiempo, 'fundamental' empieza por 'fun',

que en inglés significa 'divertido'

y es que las de Daniel Rueda y Anna Devís

son fotografías que, indudablemente,

trasmiten alegría y optimismo,

animándonos, como cantaban los Monty Python,

a mirar el lado bueno de la vida."

Para terminar la semana,

recomendamos hoy la lectura de este nuevo libro

del dinamizador cultural, editor y CEO de Edge, Al Filo,

John Brockman, de quien habíamos recomendado

hace ya algunos años otros libros,

concretamente, los de su serie sobre cultura científica, mente,

cultura, universo, vida,

consistente, en cada caso, en una selección de lo mejor

de las discusiones que se plantean

entre los más destacados científicos del mundo

en esa página web, una especie de ágora digital

con una enorme capacidad de convocatoria. El libro es este:

"Eso lo explica todo"

y en él esos brillantes especialistas

plantean la idea que les parece que ayuda a entender

el mundo mejor. Si ayer les ofrecíamos

la posibilidad de prolongar un poco el verano

con la espléndida antología

de Sánchez Ron, hoy les animamos a atreverse

con esta fascinante serie

de microartículos sobre las grandes ideas

de la ciencia de todos los tiempos.

La Universidad de Málaga

nos propone hoy la siguiente pregunta:

"¿Pueden los robots intervenir quirúrgicamente?".

"La Universidad responde".

Actualmente, los robots en la medicina lo que hacen

es proporcionar al cirujano mayor precisión en sus movimientos,

es decir, el cirujano mueve una especie de palanquitas

y el robot reproduce lo que hace el cirujano,

pero a precisión milimétrica.

Esto permite al cirujano

actuar haciendo suturas

o cortando estructuras anatómicas

con mucha mucha precisión,

llegando a lo que llaman a la microcirugía.

Es muy importante en ciertas operaciones

de cirugía mínimamente invasiva.

Ese es el presente.

¿En el futuro? En el futuro,

se pretende que el robot sea mucho más humano, que sea capaz

de adivinar la intención del cirujano.

Por ejemplo, puede saber que el cirujano está cortando

y él sujetar el órgano para que sea más fácil

o bien realizar un movimiento automático,

como una sutura,

e incluso decidir cuál es la opción más oportuna

en cada momento, pero eso exige que el robot piense,

que sea cognitivo,

y para eso todavía hace falta mucha investigación.

Recuperamos un fragmento del reportaje que hicimos

sobre la iniciativa Laneras.

El resto, en la red.

Estamos en una parcela que está en la Solana de la Montaña,

en Cáceres, que nos la han cedido a cambio de mantenerla, pastorearla

y que estos olivares abandonados que llevaban abandonados 25 años

entre otra vez en producción y en ello andamos.

Y en esas tareas estamos haciendo un pequeño taller

de cómo antiguamente se hacía picón.

Tenemos que realizar tres actividades:

por una parte, vamos a coger aceitunas

para aderezar cada uno luego en su casa;

tenemos que hacer picón, picón de olivo,

a partir de las retamas, los restos de las taramas,

los restos de poda del año pasado;

y, por último, tenemos que atender el rebaño.

Estamos ahora de pariera, hay que comprobar que las ubres

de las ovejas están bien,

que los corderos están creciendo según lo esperado

y, por último, aquellas ovejas o corderas

que han sido amerinadas, o sea, que han sido adoptadas

socios de la cooperativa, tenemos que identificarlas

y ponerles nombre.

A lo que me dedico desde el momento en que me he hecho

voluntario de la cooperativa

ha sido atender el trabajo cotidiano

del rebaño,

en cuanto realizamos un pastoreo de tipo holístico.

¿A qué se refiere esto?

Al hecho de aprovechar el pasto de una manera sostenible

moviéndolo muy a menudo para no deteriorar excesivamente

lo que son las especies vegetales presentes

y que la oveja y que el ganado tenga a disposición

una comida que le aporte y que puedan crecer bien.

Desde el año 2013,

se viene conformando una cooperativa de tipo integral

que se llama Activa. En esta cooperativa,

estamos asociados ganaderos, agricultores y también técnicos,

veterinarios agrónomos

y, por último, hemos incorporado consumidores.

El grueso de la cooperativa ahora mismo somos 330 socios,

la mayor parte de los cuales son consumidores y usuarios.

Y luego hay diez proyectos

que ya están funcionando en lo que sería producción,

desde huertas, el rebaño de ovejas,

gente que hace otras acciones, formación comunicación, por ejemplo,

BBB Farming, que fue uno de los primeros proyectos

que se lanzaron desde la cooperativa,

que sirvió de excusa

para aglutinar a todos estos agentes,

en lo que se basa es en la comunicación,

comunicación de redes sociales, relación con los medios y generar

un poco toda esa promoción

que dé pie a que en un año hayamos conseguido conformar

de la nada esta cooperativa de tipo integral.

En este tránsito, uno de los proyectos era

un rebaño de merina negra,

que es una raza en peligro de extinción en España,

quedan unos 3.000 ejemplares,

y veíamos que teníamos la posibilidad de dar salida

a los corderos, pero no a la lana.

Y la lana de merina, en especial, la merina negra,

es de las lanas de mejor calidad que tenemos ahora mismo en España.

Justo en este proceso de incorporar

a usuarias y consumidoras,

algunas nos plantearon:

"Nosotras necesitamos lana", que era el caso de esa lana,

querían procesar lana para sus labores

y para hacer textiles sobre todo para niños,

porque estas lanas, estas fibras naturales,

tienen unas características muy buenas

en cuanto a que no son alergenas,

por suavidad, etc.

Laneras es una iniciativa

que incluye a proyectos, como Merineando y Dehesa lana,

que se unen un poco con el objetivo común

de revalorizar la lana merina en Extremadura.

Y un poco lo que queremos conseguir es

recuperar la lana en Extremadura y, sobre todo, por los beneficios,

tanto locales, sociales y medioambientales, que genera.

Empecé a ir a las mercerías,

empecé a comprar y a tener mis propios proyectos

y me preguntaba por qué tenía que comprar acrílicos

o por qué tenía que comprar lana de mala calidad

cuando mi padre, ganadero, estaba vendiendo su lana excelente

a muy mal precio. ¿Qué había pasado ahí?

¿Qué había pasado con ese proceso? ¿Por qué la lana que vende mi padre

se iba fuera a un precio muy malo

y en cambio yo pagaba bastante dinero

por una lana de mala calidad?

Empecé a interesarme por el proceso artesanal

de lavado, escarmenado, cómo se hacía de manera artesanal,

y empecé a ponerme en contacto

con artesanos y con gente que en el norte de España

aún seguían haciéndolo y sabían cómo se hacía ese proceso.

La lana está atravesando un mal momento ahora mismo

en Europa.

En los años 60, el pastor o el ganadero

recibía más dinero de cada oveja por su lana

que por el cordero.

Ahora la situación es la contraria.

Se ha llegado a dar el caso de que estos años de atrás

el ganadero no percibiera ni siquiera suficiente dinero

para pagar la esquila, por la lana,

o sea, se ha depreciado muchísimo

el producto.

La situación que tenemos en Extremadura es muy paradójica,

que tengamos de las mejores lanas de Europa, por no decir la mejor,

y que prácticamente luego para el uso doméstico,

para el uso en talleres, sea imposible encontrar lana de España.

Aquí la lana no se procesa,

se envasa en sucio y se manda la mayor parte

al extranjero, la mayor parte a China.

Nosotros lo que planteamos es eso,

que no siga sucediendo, o sea,

que a corto plazo los hogares y los talleres que la quieren,

que ha habido muy buena respuesta,

tenemos contacto con más de 20 talleres de España

que tienen interés en tener nuestra lana

y luego en los hogares lanzaremos esto más adelante,

pero ahora ya, por lo pronto,

la gente que ha financiado va a tener

su propia lana de merina sustentable

de Merineando. Lo que planteamos es

no solamente revertir lo que tengan esa lana,

sino incluso que incluso se convierta otra vez en un producto

que pueda dar una rentabilidad extra al ganadero.

Les damos ahora noticia de los Premios eTwinning

de este año.

"A finales del pasado curso,

se celebró la entrega

de los Premios Nacionales eTwinning 2019.

Con este acto se cerró

el encuentro de embajadores eTwinning

que tuvo lugar en la sede

del Instituto Nacional de Tecnologías Educativas

y de Formación del Profesorado.

Un total de 116 proyectos se presentaron a este certamen.

Se premiaron 12 iniciativas que abarcan desde Educación Infantil

a Bachillerato y Formación Profesional.

Durante el acto, se puso de relieve

la gran variedad de ideas galardonadas

y el trabajo creativo

de profesores que apuestan cada vez más

por esta comunidad europea de docentes y centros escolares.

eTwinning promueve y facilita

el contacto, el trabajo y el intercambio de ideas

entre profesorado y alumnos a través de las TIC."

Gracias a esta iniciativa,

el profesorado encuentra excelentes oportunidades,

lo habéis dicho todos los que habéis subido

a este escenario, de desarrollo profesional

que le permite el mejorar sus competencias trasversales.

eTwinning, tal y como podemos ver hoy aquí,

se traduce en proyectos de colaboración escolar

entre centros procedentes

de toda Europa, haciendo así del aprendizaje

un proceso vivo y dinámico.

"El tema eTwinning para el año 2020

será el cambio climático,

que coincide con uno de los objetivos

de la Unión Europea

y es una de las prioridades

del programa Erasmus+."

Nos vamos hasta el próximo lunes. Pasen un espléndido fin de semana

y vuelvan, se lo pasarán en grande.

Les esperamos a todos, como siempre, a las 10:00 en La 2,

en "La aventura del saber".

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • La aventura del saber - 12/09/19

La aventura del saber - 12/09/19

12 sep 2019

Ofreceremos los reportajes "Neurofuturo Segovia" y "Boek visual: Ana Devís y Daniel Rueda". Además, entrevistaremos a la maestra y escritora Carmen Guaita y a la periodista Lucía Sanagustín.

ver más sobre "La aventura del saber - 12/09/19" ver menos sobre "La aventura del saber - 12/09/19"
Programas completos (1700)
Clips

Los últimos 5.921 programas de La aventura del Saber

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios