www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.14.0/js
4631878
Para todos los públicos La aventura del saber - 12/06/18 - ver ahora
Transcripción completa

(Música cabecera)

Hola a todos, muy buenos días.

¿Nos debe preocupar mucho

lo que piensen los demás de nosotros?

¿Dónde están los límites saludables?

Hoy nos ayuda la doctora Laura Rojas Marcos

en el "Taller de convivencia" a determinarlo.

Luego hablamos de cómo conseguimos mejorar la comunicación

sobre temas de salud en los medios,

con la ayuda de un grupo de personas que han colaborado

con la revista "Comunicar" para aclarar el tema.

Y les ofreceremos un reportaje sobre la exposición

"La antropología de los sentimientos"

con la ayuda de la autora,

la extraordinaria fotógrafa española Isabel Muñoz.

Prepárense para el asombro,

aunque será inútil, se asombrarán de todos modos.

En las noticias culturales iberoamericanas

destacamos hoy que asistimos al primer foro iberoamericano

de ingeniería y sociedad digital.

Vamos a ello.

El ministerio de Cultura, Educación y Deporte

a través de la Subdirección General de la Promoción de las Bellas Artes

presenta en la Principal de la Tabacalera, en Madrid,

una interesantísima exposición antológica titulada:

"La antropología de los sentimientos".

Reúne una muestra altamente significativa

del trabajo de Isabel Muñoz.

Acompáñennos.

(Música dramática)

Estas bellas fotografías

a veces serenas, a veces impactantes,

a veces incluso turbadoras,

han sido realizadas por Isabel Muñoz.

Esta artista de la imagen lleva casi 40 años

dedicados al ejercicio profesional de la fotografia.

En este tiempo ha llevado a cabo numerosos proyectos,

series fotográficas, con un eje común:

el estudio del ser humano.

Su interés no está en los objetos ni en los paisajes,

sino en los hombres, mujeres y niños

de las diversas razas y culturas que los habitan.

Isabel Muñoz trata de buscar su esencia y sus sentimientos

escrutando su cuerpo y su alma con su cámara.

El espacio artístico y cultural Tabacalera de Madrid

presenta una gran exposición retrospectiva

titulada: "Isabel Muñoz,

la antropología de los sentimientos".

Que como su nombre indica recoge

el prolongado y fructuoso esfuerzo de la artista

por captar visualmente la esencia del ser humano.

La muestra recoge una representación de alguna de sus series fotográficas

más emblemáticas, incluidas las de producción más reciente.

Es una exposición que me ha hecho mucha ilusión.

Yo creo que es la exposición más importante que he tenido.

es un recorrido coherente sobre...

sobre de dónde venimos, sobre nuestros orígenes.

Sobre el ser humano, sobre el sufrimiento,

sobre la impunidad, sobre el placer.

Tantas cosas que han estado presentes siempre

en mi vida y en mi trabajo y que ahora puedo compartir.

La exposición empieza con un proyecto

que he tardado 25 años en realizar:

"Japón". Es un trabajo que he empezado de los orígenes.

El hilo de unión es el butoh.

Esa danza que hasta hace poco pensé que era una danza

y es un movimiento socio político.

El butoh nace después de la II Guerra Mundial

y...

y nace por un grupo de intelectuales,

Ishima, Ono...

para contar a su pueblo que ya no son invencibles.

Y es una forma de canalizar,

de canalizar el sufrimiento, la muerte, la vida...

Creo que es una pieza de limpieza.

De la misma forma que ellos canalizan ese sufrimiento,

nosotros cuando estamos allí nos sorprende la vida

a través de esa respiración de Taketero Kudo.

Que utiliza esa respiración,

la misma respiración cuando nacemos.

Que respiramos cuando amamos, cuando sufrimos...

y respiramos cuando morimos.

A Isabel Muñoz le interesan el cuerpo y la mente.

Ella investiga con su cámara la estrecha interrelación

entre el alma y su envoltorio corporal

explorando sus límites.

Isabel fotografía buscando la belleza,

a veces patente, a veces escondida,

en el afecto, el amor, la espiritualidad,

el dolor, la violencia, la exclusión,

la alegría, la dignidad y la grandeza del ser humano.

Yo llevo toda la vida, y mi interés ha sido el ser humano.

Y yo creo que a través de la belleza,

tú puedes contar muchas cosas.

Porque el ser humano además,

estamos compuestos de una parte maravillosa

y una parte muy oscura.

Entonces, en cualquier circunstancia esa parte bella existe.

Y me gusta contar precisamente,

buscando esa belleza, que fuera siempre a través...

de esa belleza y esa luz porque yo creo que en la vida,

en el fondo es de lo que hablamos.

Esa luz existe siempre.

He vuelto a redescubrir el retrato y la magia de los ojos.

Esos ojos que no mienten nunca, las sonrisas...

Tú puedes mentir con una sonrisa, pero los ojos no mienten.

Y te diría más, y la cámara, no miente tampoco.

Cuando luego ves lo que la cámara ha captado,

ahí está.

Mi forma de trabajar es intentar

saber lo máximo de ese personaje,

y conseguir que se te dé.

Hago muchas imágenes hasta que de verdad notas

cuando es ese instante mágico y que ya la tienes.

Isabel Muñoz intenta dar voz y luz con su cámara

a personas o situaciones,

a veces ignoradas o poco conocidas

como la violencia ejercida en el Congo sobre mujeres y niñas,

cuya trauma se intenta paliar con sesiones de sismoterapia,

que la propia artista comparte con las víctimas.

Es también el caso

de la exclusión social de las hijras,

el tercer sexo de La India,

o de las transexuales brasileñas de Río de Janeiro.

Es una forma como de conocer algo,

desde que lo conoces no paras.

Porque tienes que darlo a conocer, tienes que denunciar.

Pero, sobre todo, lo que para mí es importante

es que estás mostrando una realidad

para que el otro se haga todas esas preguntas

que tú te haces por un lado.

Y luego para dar voz a tantas personas

que no la tienen.

Por un lado son niños que no han tenido infancia.

Y la infancia es muy, muy importante.

Pero el niño tiene una suerte tremenda,

y es que puede estar viviendo la tragedia más grande

que de repente tiene una forma que nosotros hemos perdido

de poder soñar,

en medio de todas sus pesadillas, pero hay momentos que sueña,

sonríe.

Ese poder del niño...

que nosotros muchas veces hemos perdido

y no deberíamos de perder.

Esta le tengo un especial cariño a toda la serie,

la primera de "Amor y éxtasis".

(Música folclórica turca)

En su búsqueda por diversos lugares del mundo

de la esencia del ser humano,

Isabel Muñoz ha retratado tanto al hombre moderno,

como las culturas en las legiones tradicionales,

o a las tribus más salvajes y primitivas del planeta.

Incluso ha querido dar un paso más allá

en su investigación icónica

llegando hasta nuestros ancestros antropológicos:

los grandes simios.

Lo primero es que cuando empecé acababan de traer a Barcelona

a Copito de Nieve.

Y entonces me di cuenta de cómo

él se daba cuenta de su importancia.

Él era el importante,

se ponía delante del espejo y estaba posando todo el rato.

Eso ya me hizo cuestionarme.

Sin duda una de las grandes atracciones del zoo barcelonés

es el gorila blanco Copito de Nieve que está muy revolucionado hoy.

¿Qué te pasa, Copito? Está aquí su cuidador.

Quieto, cuidado con el cable.

Copito, por favor.

A ver, una sonrisa, por favor. Sonríe, Copito.

Quita la mano.

No está dispuesto a dejarse fotografiar.

Sabe que es una estrella famosa... y ya se oculta la cara.

-Cuando una persona se da cuenta de que hay una cámara delante,

y que eso le está dando un poder,

te empiezas a pensar muchas cosas.

Claro son cosas que la memoria a veces borra

y de repente cuando...

Dios, mío, desde los 13 años iba buscando eso.

Ha dedicado 13 años de su vida a viajar por África y Asia

fotografiando a grandes simios.

Un trabajo que la ha acercado a nuestros antepasados.

Estaba en Nueva Guinea Papúa,

en esa búsqueda del ser humano.

He estado buscando todas estas tribus

que viven de espaldas al progreso, y de repente,

estaba en medio de la naturaleza y dije: "Pero, Isabel,

si realmente estás buscando, estás buscando,

pero es que el eslabón perdido, ese eslabón

más cercano son los primates".

Desde que les he conocido no puedo usar la palabra animal,

porque ha sido tan mal usada,

y no puedes llamar animal a una persona que ama como tú,

que respeta la muerte como nosotros,

que abraza y cierra los ojos para sentir al otro,

que protege a su bebé,

que también tiene sus momentos violentos,

como los tenemos nosotros,

que saben como arreglar societariamente

su sociedad,

que saben incluso utilizar bien o mal el poder.

Además de conjugar contenido y emoción,

Isabel Muñoz se afana

en la perfección técnica de sus fotos.

Tanto en el momento de tomar la instantánea con su cámara,

como en el proceso de revelado,

que sigue haciendo en personas y de forma totalmente artesanal.

Algo que da un gran valor añadido a sus fotos

que usualmente son de gran formato y definición.

Uno de sus procedimientos más logrados

es el positivado de copias únicas,

en las que la emulsión fotosensible del papel

no viene de fábrica, sino que se aplica manualmente

esparciendo con un gran pincel

una disolución de sales de platino,

imprimiendo copias por contacto de negativos digitales gigantes.

Una técnica un tanto arcaica,

usada en los primeros tiempos de la fotografía,

y cuyo resultado final es fascinante.

Uno de los temas recurrentes en la obra de Isabel Muñoz

es la impactante captación fotográfica

en diversas culturas y sectores sociales

de la tendencia al uso del propio cuerpo del sujeto,

como forma de expresión y experimentación.

Tatuajes abigarrados,

escarificaciones, perforaciones extremas,

sadomasoquismo.

Diversas formas, antes turbadoras e inquietantes

de autoafirmación, identidad de grupo,

búsqueda extrema del placer o de la espiritualidad

a través del tormento.

Estoy haciendo un trabajo sobre amor y éxtasis

en las distintas culturas...

Es la relación que hay entre el placer,

el amor,

y el misticismo, y lo que para unos es dolor,

para otros es ese éxtasis de llegar a la perfección.

Precisamente es lo que estaba haciendo en Tailandia,

a través de las distintas religiones y culturas.

La cultura hindú en distintos sitios,

o a México, creo que mi primer viaje será volver a México.

En el siglo XXI la juventud

está utilizando su cuerpo como un libro

y una forma de contar una realidad.

Yo creo en el ser humano.

Y creo que todos tenemos sentimientos,

y hasta el criminal, más criminal,

hay un momento que tiene sentimientos.

Pero sí que creo que una mayoría de ellos,

si tuvieran una forma digna de ganarse la vida,

y de sacar adelante a su familia,

elegirían la vida, no elegirían la muerte.

Tengo otro tema que trabajo debajo del agua,

sobre el plástico y el daño que hace al mar.

Y el daño que nos está haciendo a nosotros

y a nuestros hijos y a nuestros nietos.

Ese mar que nos lo da todo,

que no pide nada a cambio, ese mar que...

que se está convirtiendo en plástico,

que los peces se comen.

A través de la danza, a través de la belleza,

estoy intentando realmente...

dar a conocer ese gran problema.

Yo creo que pocos hacen mucho,

y creo en el poder de la palabra,

y creo que cuando tienes conocimiento de algo

hay que darle voz, si no, no existe.

Yo creo que la vida te va haciendo fuerte.

Creces...

cada día, lo que pasa que a medida que conoces historias,

que vas conociendo a personas, ese corazón se hace más grande.

El corazón, la mente, no lo sé, porque...

todas aquellas miradas, todas aquellas vidas,

forman parte de ti. O sea, la vida nos hace crecer.

Yo siempre desde muy pequeñita siempre me gustaba estar,

ser invisible.

Y siempre he estado mirando.

Sobre todo los sentimientos.

Cuando te haces invisible y andas

y tú estás mirando, la gente no se da cuenta que miras.

Y entonces yo captaba, captaba cosas que claro...

me las quedaba en esa cámara que siempre tenemos

cuando no llevamos la otra,

dentro del corazón y dentro de los ojos.

Y de repente pensé: "Si yo pudiera

ir poniendo todas estas cosas en imágenes".

Y es curioso porque cuando vuelves, cuando tienes tiempo,

y te das cuenta de lo que hacías, dices:

"Dios mío, si lo que hacía es lo que hago ahora:

retratar al ser humano".

(Música dramática)

"Taller de convivencia" con la doctora Laura Rojas-Marcos,

con la que hoy hablaremos de la importancia del "qué dirán".

Hablaremos del problema que supone

cuando es más importante para uno mismo

la opinión que les merecemos a los demás,

que la que tenemos de nosotros mismos.

¿Qué tal, Laura?

Muy buenas. Qué tema tan interesante,

porque yo creo que a todos,

en cierto grado, nos importa qué piensan de nosotros.

¿Y cuándo empieza a ser un problema? ¿Cuando a lo mejor delegas

tu propia opinión acerca de tus actos,

de tu manera de comportarte en el grupo en el que te integras?

Bueno, lo cierto es que primero hay que decir

que es normal que nos importe

que nos importe qué piensan de nosotros

o qué puedan decir, el qué dirán.

Vivimos en una sociedad en la que convivimos

en espacio, tiempo, actividades

y, bueno, el sentirnos queridos, apreciados, es importante.

Ahora bien, cuando dedicamos nuestra vida

a centrarnos, en poner nuestro foco de atención

en el qué dirán de nosotros y vivimos en el miedo,

en la ansiedad y en la angustia,

eso es un problema porque realmente no tenemos control de nuestra vida,

lo tienen los demás, y eso no es algo que queremos.

¿Y eso por qué ocurre?

Eso ocurre porque está asociado

a una baja autoestima,

también a una falta de autoconocimiento.

Quién soy, qué es importante para mí.

Y esas personas a menudo

caen en lo que yo debería ser y no soy.

En lo que hemos hablado en anteriores ocasiones

de la tiranía de los deberías.

Estoy en el... o ¿actúo bien, actúo mal?

Hay dudas.

Hay dudas sobre uno mismo, sobre el propio criterio,

incluso sobre lo que te gusta y te hace feliz.

¿Debo hacer lo que los demás piensen que debo hacer,

o debo hacer lo que a mí me hace feliz?

Y entonces el aprender a escucharse es muy importante,

y a ser sincero contigo mismo.

Me acuerdo que me decían cuando era pequeño:

"¡Ten personalidad! ¡Ten personalidad!

¿A ti qué te importa lo que hacen los demás?

Lo que digan los demás.

Haz lo que creas que tienes que hacer".

¿Ese es el mensaje o no?

Bueno, yo diría que todos tenemos personalidad.

Tú tienes la tuya, yo tengo la mía.

Lo cierto es que nacemos con un carácter.

Las investigaciones demuestran

que, bueno, los niños cuando son bebés,

pues hay algunos que sonríen más, que lloran más...

El temperamento nacemos con ello.

Luego a medida que pasan los años

nuestra personalidad se va formando.

Los rasgos, las características de nuestra personalidad

está influido por el factor genético,

el entorno, y también por los aprendizajes.

Si vivimos con un entorno, con una familia,

donde importa mucho lo que piensen los demás

y no se presta mucha atención a los propios sentimientos.

Si me importa más qué dirán de ti porque cómo me afecta a mí

que cómo tú te sientes respecto a algo que te ha pasado.

Pues eso va a ser un problema porque también tú vas a crecer

pensando y sintiendo que los demás son más importantes que tú.

No hay equilibrio.

Evidentemente el sentir consideración,

el compartir ese espacio,

respetar a los demás, es muy importante,

pero también es importante saber qué es importante para ti,

cómo vas a negociar qué es importante para ti,

y qué es lo que quieres.

A lo mejor lo que tenemos que hacer es enseñarles a nuestros hijos,

volviendo a un tema que hemos tocado antes,

a ser asertivos, a saber decir que no

de una manera educada.

Claro, la educación es fundamental.

El considerar a los demás, los sentimientos de los demás,

ser empáticos, ponerse en el lugar del otro,

es importante.

El saber poner límites como bien dices.

Pero también es importante

ponerse límites a uno,

y que no caiga uno en esa espiral

de pensamiento, angustia y ansiedad

respecto a qué pensarán los demás.

Lo cierto es que no gustamos a todos.

Y es normal y es sano y no pasa nada.

No pasa nada. Y el estar buscando la aprobación constante,

aunque todos buscamos esa aprobación,

un reforzamiento positivo, "qué bien lo has hecho",

o "estoy orgulloso de ti", eso es natural como ser humano.

Pero no podemos vivir solo y para eso.

También debemos realizarnos nosotros como personas

y ayudar también a los hijos a que ellos descubran

qué es importante para ellos,

y que conozcan también su personalidad.

Y hay que aceptar que no todo el mundo tiene que gustarte,

y tú tampoco tienes que gustar a todo el mundo.

Puede haber personas a las que no les gustes

y no pasa nada. Exactamente, y no pasa nada.

¿Qué haces con eso? Cuando alguien no te gusta,

¿cómo te comportas? Porque lo que no es aceptable

es que porque alguien no te guste le atacas o haces bullying,

o acosas, insultas, humillas...

Eso es completamente inaceptable.

Eso ni es una convivencia...

Vamos, es inaceptable y punto.

Ahora bien, que alguien no te guste,

el saber gestionarlo, mantener la distancia.

Cómo te vas a comunicar, cómo te vas a relacionar...

Evidentemente hay personas que no nos gustan

y tenemos que relacionarnos.

Y hay personas que podemos elegir, "ya no la quiero tener en mi vida".

O "quiero poner una cierta distancia".

Podemos elegir,

y no pasa nada porque nos escuchemos y decidamos

qué es lo que queremos respecto a nuestras relaciones

y cómo vamos a gestionar el hecho de que no gustemos.

¿Me va a afectar, de qué manera y con qué intensidad?

¿Y cómo deberíamos gestionar eso?

Aparte de tratar de que no le afecte a uno...

Porque como bien dices,

muchas veces estás obligado a tratar con esa persona.

Si tú sabes que hay alguien a quien no le gustas,

que a lo mejor a ti te puede incluso gustar,

pero tú sabes que no le gustas. ¿Cómo lo gestionas?

Bueno, desde luego, ahí estamos hablando de un concepto interesante

que es el rechazo.

Lo cierto es que nadie llevamos bien el rechazo.

Cuando alguien nos rechaza no nos sentimos bien.

Sobre todo cuando es evidente.

Hay que buscarle razones a eso.

"Por qué, le habré hecho algo...".

Hay personas que no se cuestionan a sí mismas,

si yo he podido contribuir a ser rechazado.

Ahora bien,

¿cómo gestionamos cuando eso ocurre, cuando no gustamos a otros?

Bueno, el aceptarlo. Uno: no somos perfectos.

Repetirnos quizá esa idea

que no tenemos que gustar a todos.

Y también hacer un autoanálisis.

"¿Habré hecho algo?". El preguntarse si uno ha podido contribuir

o ha hecho algo que ha podido ofender es importante.

Pero no caer en la culpa y en el machaque,

en la fustigación... A veces es lo que es,

y hay personas que no se complementan

o no se entienden, o tienen maneras de pensar

o de ser diferentes. Bueno, a partir de ahí el respeto.

Tratar de no estar siempre en relación con esa persona

más que cuando sea necesario, por ejemplo.

Y la comunicación.

Creo que no se pierde nada por preguntar.

Ahora, ¿está uno obligado a contestar? Pues tampoco.

Que nos pongan entre la espada y la pared...

Ahora, entrar en un estado de depresión,

de inseguridad, de angustia...

Aquellas personas que pasen por eso,

yo recomendaría que hablaran con amigos...

Que fueran al psicólogo. O con un profesional.

O con alguien externo

que tenga conocimiento y sea objetivo.

Ahí algo que ayuda mucho es la objetividad...

Y la respuesta es: "Pues bueno,

que no le podemos gustar a todo el mundo.

Y no le podemos caer bien a todo el mundo".

Y bueno, es lo que hay.

A veces puede ser una proyección.

Algo que uno piensa y que luego no es cierto.

Exactamente. Uno puede tener unas características

que puede despertar inseguridades en otra persona.

No porque sea altivo o arrogante,

sencillamente nosotros también despertamos sentimientos o recuerdos

en otra persona. Claro.

Imagínate que te pareces a la novia que tuvo y que le dejó.

Entonces ya no le puedes caer bien.

Claro ahí hay lo que llamamos en psicología

una asociación de ideas.

Asociamos dos ideas o dos conceptos

algo o alguien nos recuerda algo,

y reaccionamos de manera similar.

Y eso forma parte de la mente humana.

Pero si somos conscientes de ello, podemos en un momento dado parar,

analizar, tomar decisiones y también el ser prácticos.

No voy a permitir... Porque no todo el mundo es igual.

Y no todas las experiencias son iguales.

Y porque se parezca físicamente,

a lo mejor desde el punto de vista de carácter,

o de experiencia, es otra persona.

Totalmente. Cada uno somos únicos, irrepetibles,

incluso los hermanos que son idénticos.

Entonces mantener una mente abierta

y creo que también desde la humildad.

Y no es fácil, no es fácil,

porque hablamos de sentimientos de inseguridad y de miedos.

Y del orgullo de decir: "Pero cómo es posible

que le caiga mal a este".

Claro. Pero detrás de esa frase hay

temor, miedo al rechazo, miedo al fracaso...

Miedo a ser evaluado de una manera dura.

No hay que olvidar que a veces somos nosotros mismos

los que peor nos evaluamos, somos nuestros peores enemigos.

Y no nos gustamos y nos preocupa mucho

el qué nos diremos a nosotros mismos.

También somos nuestro propio público y con eso hay que tener cuidado.

¿Cómo educamos a los hijos

para que no padezcan de eso de mayores?

Bueno, padecer, si somos realistas,

yo creo que es importante ser práctico,

algo le va a afectar.

Pero el que sepan diferenciar y, sobre todo,

de quién estamos hablando, quién nos importa

qué piensan de nosotros.

O sea, ¿nuestra familia, nuestros amigos o los desconocidos?

Sinceramente yo creo que tú y yo queremos caer bien,

pero somos conscientes de que es imposible.

Pero quién nos importa.

Y ahí hay un orden de prioridades.

Está la categoría A que son las personas más importantes.

Pueden ser familia o no.

O pueden ser amigos o compañeros de trabajo.

Pero que uno tenga claro: "A mí me importa lo que pienses tú.

Pero no me importa tanto lo que piense otro.

Si uno lo tiene claro puede evaluar y gestionarlo mejor.

Muy bien.

Muchas gracias, un placer como siempre.

Un placer igualmente y nos veremos pronto.

Claro, dentro de 15 días, sí.

Seguimos. Tiempo ahora para la colaboración periódica

de la televisión educativa iberoamericana

con "La aventura del saber". Hoy visitamos Playa Ancha, en Chile.

Hola. Bienvenidos a una nueva edición de NCI Universidad.

la cita semanal con la ciencia, la tecnología

y la educación de Iberoamérica.

Estos son los temas que les traemos para hoy.

Conversamos con la investigadora Judith Sutz

sobre la función social de la ingeniería.

Además, Alberto Fernández Liria,

presenta el libro "Locura de la Psiquiatría".

Y también traemos el resumen de noticias de Conexión Universidad.

Formar ciudadanos más que trabajadores.

Es uno de los retos de la educación actual.

Criticando el paradigma mercantil

académicos de la Universidad de Playa Ancha,

y del Colegio de Profesores de Chile

se han propuesto repensar el modelo educativo,

para que fomenten más la ciudadanía que la competitividad laboral.

La estandarización consiste en la incorporación

de concepciones económicas al quehacer educativo.

La idea de ranking,

la idea de competencia, de producir un resultado cuantitativo.

Y entender que calidad en la educación

es igual a rendimiento en prueba estandarizada.

Y eso es un tremendo error.

Los aprendizajes no son un estándar,

ninguna persona aprende igual a otra.

Los procesos educativos no son estándares, son complejos.

Lo que tenemos en Chile es un currículum descontextualizado

de la realidad de cada comunidad educativa.

Es un quehacer educativo descontextualizado,

porque lo que hay que hacer es rendirle a este externo.

Porque todo se evalúa externamente no lo evalúa la comunidad educativa.

Y ese externo muchas veces está a 500 km de esa comunidad.

Tenemos que repensar el para qué estamos educando.

Y no solamente que los alumnos aprendan

más materias y más contenidos.

Cuál es la idea que nos espera en dos años más, en tres años más,

en cinco años más... ¿Estamos educando para eso?

Ese es el verdadero problema que debemos resolver.

-Nos falta reflexionar más,

con respecto a lo que significa la calidad de la educación

que va desde lo que tradicionalmente las personas entienden

como calidad en el sentido de hacer algo bueno,

como generar un producto bueno.

El profesor no es un producto,

sino que es una consecuencia de una formación

multidimensional y multifactorial.

La estandarización vía prueba lo que hace

es reducir la educación a un adiestramiento

para esa prueba estandarizada.

Nosotros como profesores nos hemos propuesto el objetivo

de hacer de este debate un debate ciudadano.

Es decir, que el ciudadano medio,

los apoderados por ejemplo, los mismos jóvenes

entren en esta discusión y se den cuenta

de cómo esta camisa de fuerza

no nos permite tener una buena educación.

En una sociedad rápida y crecientemente digitalizada

la ingeniería tiene un papel fundamental.

¿Cómo formar ingenieros con perspectiva social

para que resuelvan efectivamente problemas sociales?

Sobre este y otros temas hablamos con la ingeniera uruguaya

Judith Sutz.

Un ingeniero no es quien resuelve un problema.

Es quien resuelve un problema en determinadas condiciones.

Si tú necesitas, ¿sí?,

que una cantidad importante de gente tenga agua potable,

pero no puedes hacerle llegar el agua

por los métodos tradicionales, tú puedes hacer una innovación.

Que sea una unidad potabilizadora autónoma de agua.

Eso existe. Uruguay lo hizo.

Por eso la articulación entre la formación en ingeniería

y las políticas públicas,

son fundamentales.

A los ingenieros hay que contarles la historia de la ingeniería.

Eso no se suele hacer.

Lo que suele haber a veces es una reflexión

global sobre ciencia, tecnología y sociedad,

no referida específicamente a la ingeniería

que puede hacer que...

la gente diga qué tiene que ver conmigo.

Y cuando tenés una asignatura o dos a lo sumo en una carrera,

que además es exigente

y los muchachos saben por lo que aprenden

van a tener que olvidarlo y aprender de vuelta.

Que tomen en cuenta que en la sociedad

hay problemas que no se expresan a través del mercado,

pero que son problemas.

Puedo contar... Ingeniería mecánica.

Tomaron las bicicletas requisadas

en las comisarías por robo.

Las quemaron, las llevaron a la facultad,

y en un proyecto que se llama "Dale la vuelta",

las transformaron en bicicletas para discapacitados.

A poco andar se dieron cuenta que ergonómicamente

tenían un problema. Se comunicaron con la gente de tecnologías médicas,

particularmente fisioterapeutas.

Y de esa manera,

a través de un proyecto de extensión universitaria

nacido en ingeniería mecánica, hoy por el hoy

el Centro Nacional de Política Públicas de Discapacidad,

trabaja con esta gente haciendo bicicletas para discapacitados.

La historia de la psiquiatría

debe entenderse a partir de los cambios sociales.

La pérdida de la salud mental

tiene entonces una perspectiva histórica.

Esta es una de las tesis del libro "Locura de la Psiquiatría".

Sobre el que hablamos con su autor, Alberto Fernández Liria.

El hospital psiquiátrico nace a principios del siglo XV,

como una institución de caridad, que tiene declaradamente

la función

de dar asilo a personas que son débiles

y pueden ser objeto de crueldad.

Y para justificar ese encierro, esa exclusión de esas personas

que pueden ser molestas para la convivencia,

Lo que hace es llamar a los médicos para que en lugar de caridad,

justifiquen la exclusión en nombre de la ciencia.

A pesar de que los hospitales psiquiátricos,

los manicomios han sido sustituidos por otro tipo de redes de atención,

en este momento hay muchas prácticas que consideraríamos

que son atentatorias contra los derechos humanos.

Desde la sujeción mecánica

hasta la medicación contra la voluntad de las personas,

que están en entredicho.

Estamos ante una crisis de la psiquiatría,

tiene que ver con eso y con muchas cosas.

Los psiquiatras nos hemos dedicado muy especialmente

a construir unos sistemas clasificatorios de diagnósticos

con la esperanza de que aparecerían remedios muy específicos

para cada entidad.

Algo que hemos vendido los psiquiatras

por mandato de la industria que es quien se ha enriquecido

con esta hipótesis.

Hemos pasado un sobrediagnóstico brutal.

Siete de cada cien personas toman al día

una dosis suficiente de medicación antidepresiva.

Se supone que porque padecen trastornos depresivos.

Son cifras apabullantes.

Lo que estamos haciendo es intentar convencer a la población

de que es mejor tomar una pastilla para resolver un problema.

Pero eso quiere decir que miramos en busca de enfermedades,

en lugar de escuchar a las personas, que es lo que deberíamos hacer.

Cada vez que suceden un crimen de estos llamativos

los periodistas soléis llamarnos a los psiquiatras

para preguntarnos qué enfermedad tiene esta persona

que justifique este crimen.

Es un abuso de las explicaciones médicas que ha tenido un efecto

muy lesivo para las personas que han tenido trastornos mentales.

Acabamos creyéndonos que hay malvados donde lo que hay son enfermos.

Y como cada semana en Conexión Universidad

viajamos por diferentes facultades de Iberoamérica.

-No lo sabemos,

pero cada día llevamos en el bolsillo un laboratorio de física.

Hace tres años profesores de la Politécnica de Valencia

inició una experiencia pionera en el ámbito internacional:

aprovechar los sensores de los móviles para enseñar

conceptos de física experimental.

Llevan un acelerómetro incorporado.

Controlamos la aceleración del dispositivo...

Llevan un sensor de luz.

Podemos medir la luminosidad de lámparas.

-El resultado de este taller entre alumnos es más que positivo.

-En el marco de la celebración del Día de la Propiedad Intelectual,

el Instituto de Propiedad Industrial

premió a las instituciones que más solicitudes de patentes

de invenciones formularon en el país durante el 2017.

La Universidad de Santiago alcanzó el primer lugar con 18 solicitudes.

Le siguió la PUC con 11.

-Dieron reconocimiento también a algo

que muy pocas veces se destaca,

que son las solicitudes internacionales de chilenos.

Es un indicador de calidad fenomenal.

Nosotros a pesar de estar a favor de la despenalización

y la legalización del aborto,

no estamos a favor del aborto, ni estamos en contra de la vida.

Justamente porque estamos a favor de esas dos cosas

que pareciera que nos diferencian,

es que estamos comprometidas que se dé el debate.

-Y es fundamental que los varones hagamos un proceso de deconstrucción,

y levantar las banderas que históricamente viene generando

el movimiento feminista.

Empezábamos este programa hablando con la ingeniera uruguaya

Judith Sutz,

y nos despedimos en su país.

Concretamente en la capital, Montevideo.

Ha sido catalogada como la capital latinoamericana

con mejor calidad de vida.

Disfrútenla y hasta pronto.

(Música suave de piano)

"Taller de comunicación"

con tres profesores de la Universidad de Zaragoza,

pertenecientes al grupo de investigación

en comunicación e información digital.

Y especialmente preocupados

por cómo debería ser la información que damos

los medios sobre temas relacionados con el delicado tema de la salud.

Hay mucha desinformación de estos temas en internet.

Por ejemplo, son Carmen Lazo,

profesora de periodismo de la Universidad de Zaragoza.

José Antonio Gabelas, coordinador del TRICLab.

Y Carlos Gurpegui Vidal promotor del programa

"Pantallas sanas y cine y salud" del gobierno de Aragón.

Bienvenidos todos, muchas gracias por aceptar nuestra invitación.

Pertenecéis a un grupo de excelencia de investigación,

reconocido por el ministerio de Educación del gobierno de España.

Estamos en la Red de Excelencia que precisamente dirige

Ignacio Aguaded del Grupo Comunicar.

Estamos en diferentes grupos,

todos ellos relacionados con la educación mediática,

con la educación en otros casos,

provenientes de facultades de comunicación,

y pretendemos combinar nuestras investigaciones

para trabajar de forma colaborativa en red y ser más fuertes.

¿Cómo fue el inicio de esta investigación?

¿Cuál fue el detonante?

El detonante de conjuntar educación y comunicación

vino dado porque hoy en día

las redes sociales, la comunicación digital

lo impregna todo.

Y nos parecía importante desde una vertiente de la salud

dado que el tema de valores, de qué forma tenemos que limpiar

un poco esas redes y esa infopolución constante

que está impregnada dentro de las nuevas comunicaciones.

¿Cómo se logra eso? ¿Cómo se limpian las redes?

Principalmente alfabetizando a la ciudadanía.

Intentando que adquieran competencias no solamente relacionadas

con el uso, con el consumo de los medios,

sino con el análisis de los lenguajes,

de qué forma hay que filtrar información para separar lo accesorio

de lo imprescindible y fundamental.

Y también para que se den cuenta de lo que son las fake news,

y cómo advertir lo que es falso por ejemplo.

Creo que ha llegado el momento de explicar el acrónimo TRIC.

Bueno, la intención de proponer las TRIC

no es añadir un acrónimo más a la sopa de letras que tenemos,

sino llamar de otra manera a un modelo y a un discurso.

TRIC son tecnologías de la relación de la información y la comunicación.

Hasta ahora la tradición en la historia de las TRIC

ha estado demasiado asentada en lo tecnológico.

Se ha descuidado la información que se ha convertido en datos.

Y se ha dejad desplazada la comunicación.

Entonces esa "R" que es relacional,

lo que intenta es redimensionar la comunicación

y facilitar el proceso de conversión de los datos en información.

Y la "T" de tecnología dejarla como un canal, entorno,

que facilita, no entorpece, ni tampoco polariza.

Hablemos del tipo de actividades que desarrolláis.

¿Cuáles son los proyectos que preparáis ahora y eso.

Las TRIC está dentro de una comunidad que se llama TRIC Lab.

Tenemos una plataforma formada por profesionales de la educación,

de la comunicación, y también de la salud y del marketing.

Son un poco los cuatro pilares.

Entonces lo que hacemos es por un lado formación,

formamos al profesorado.

Lo que hacemos es producción de contenidos.

TRIC Lab es un brazo del GCIC,

entonces el GCIC investiga y lo que hace TRIC Lab es divulgar.

Sobre todo es un laboratorio, donde experimentamos.

Las cosas cambian muy deprisa,

las familias cambian, la comunicación, la educación...

Entonces creímos que era necesario crear un laboratorio

en el que se experimentara

y esa experimentación se convirtiera en innovación aplicada

en la calle, en la familia, en la educación y en la salud.

Vamos a ver, Carlos, hablemos de cine y salud.

¿Cuándo y con qué objetivo nace?

Nació hace 18 años desde la Dirección General

de Salud Pública del gobierno de Aragón.

Básicamente era dotar de herramientas audiovisuales

para abordar los ámbitos más importantes

de la promoción de la salud.

El corazón del aula, desde una pedagogía de la creatividad

cercano a los postulados de Alain Bergala.

Dotando al adolescente en la materia de creador, creadora.

Y desde ahí reflexionar sobre los estilos de vida,

la vida cotidiana y los retos,

y las decisiones que toma cada adolescente

para empoderarse y gestionar bien su salud.

Y habéis obtenido reconocimiento últimamente

en Ginebra.

Estuvimos en el World Show de la UIPES,

una reunión anual importante.

Básicamente abordando la perspectiva de la creación de capacidad.

Toda la cultura de activos para la salud,

donde creemos que el adolescente, y sobre todo comunidad educativa,

el profesorado implicado,

ayuda a que en el currículum, en clase, en tutorías,

pues que cada vez el chico o chica hable más de su salud,

reflexione sobre los problemas y aborde de forma creativa,

soluciones y básicamente empodere al aula y a comunidad

dentro de experiencias coherentes en salud.

Hablemos de "Pantallas sanas", el programa "Pantallas sanas".

Junto con "Cine y salud" toda la femenología que comentaban,

de publicidad, videojuegos, y redes y móviles,

es una reflexión a adelantarse ante las cuestiones

de la sociabilidad, de las adicciones,

de cómo la hiperconectividad

hace que reflexionemos hasta qué punto la cultura de salud.

¿Se desarrolla bien o mal?

Desde ahí buscar una ciberconvivencia en positivo.

Y donde ya digo, el acompañamiento de los mediadores,

de las familias y de los padres, madres, alumbren

prácticas y buenas pautas coherentes

para tener valores e inputs positivos en salud.

Algunas de esas prácticas están reflejadas en este libro

que acabáis de publicar vosotros dos,

Carmen y José Antonio.

Lo enseño por aquí que está publicado por la UOC,

por la Universidad Oberta de Cataluña.

¿Por qué no hablamos del libro, de cómo está estructurado,

de cómo habéis reunido ahí toda la información?

El libro está prologado por Sara Osuna,

compañera de la UNED, compañera educomunicadora,

que ha dirigido un proyecto europeo,

de los más sustanciosos de la comunicación mediática.

Y está epilogado por seis grandes educomunicadores,

entre ellos nuestro maestro Eduardo García Matilla,

Joan Ferrer y Prats,

también este... Roberto Aparici.

El mismo José Ignacio Aguaded.

Y se trata de un libro que se diera la mano toda la experimentación

que hacemos con alumnos, haciendo homenaje a las prácticas

que han sido más creativas, más ricas, más innovadoras

en el seno de las aulas y en másteres en los que trabajamos en redes.

Y por otro lado, intentar fundamentar

el constructo del factor diferencial que es un término

que bautizamos con José Antonio hace unos años.

Ahora lo tenéis que explicar bien.

Con él hemos venido incorporando nuestras investigaciones

esa dimensión de interacción que tan importante es,

y de mediación también constante.

Es lo que me toca con el factor relacional.

Es un término que no procede de las ciencias sociales,

procede de las ciencias puras y duras,

de la física, de la estadística.

Y nosotros lo hemos incorporado desde la observación,

y, sobre todo, desde la experiencia de interacción con los alumnos.

Descubrimos hace ya siete años

que en lo que es el diseño de formación on-line,

también presencial pues ocurren una serie de cosas,

que se producen entre las personas y entre el conocimiento,

que la tecnología lo puede potenciar.

Y percibimos que ese entorno tecnológico

demasiado centrado en lo instrumental y en la tecnología

si éramos capaces de facilitar espacios

donde el humanismo tuviera su presencia

y tuviera su representación

pues conseguiríamos que ese factor relacional

humanizara la tecnología.

La "R" obedece fundamentalmente a dos grandes dimensiones.

Por un lado estaría la "R" de lo relacional,

de las habilidades sociales, habilidades humanas.

Abarcan lo cognitivo, lo emotivo y lo social.

Y por otro lado estaría la "R" aprendiendo de nuestro modelo

y maestro que es el cerebro

cómo las conexiones que se pueden producir

y que de hecho ahora, actualmente el conocimiento

produce las redes sociales entre otros escenarios,

pues hace que conozcamos en ondas horizontales,

a través de la conexión.

En vez de cargas de profundidad como era antes,

ahora el conocimiento funciona a través de ondas expansivas,

y eso intentamos materializarlo en este libro que es una referencia.

Y esto tiene ventajas, pero también inconvenientes, ¿no?

Todos los inconvenientes relacionados con esa infopolución,

con la ausencia de rigor...

Pero también se trata de darle la vuelta

a través de las mediciones provenientes de la información,

de la comunicación, y también del campo de la salud.

Poder dotar de mecanismos para que la ciudadanía,

como decía Gurpegui se empodere de alguna forma

y llegue a tener esos mecanismos para saber avalar,

y para saber fundamentar la información.

De hecho, en esto se basa

uno de los monográficos de la revista "Mediterránea"

que ha coordinado el último número Carlos Gurpegui

de la combinación de educación, comunicación y salud.

Está teniendo éxito, han llegado muchos números

y ahí estamos, en este tipo de investigación.

La verdad es que he tenido suerte siendo como sois

una de las facultades de comunicación

que exige más a sus alumnos.

¿Qué nota de corte hay que tener para entrar?

En su mayoría son alumnos que tienen más de un nueve.

La nota media se queda en un ocho

el grado de periodismo de la Universidad de Zaragoza.

El puedes repetir no existe, jamás lo oyes,

las faltas de ortografía desaparecen...

Tenemos alumnos muy, muy destacados

que cuando salen al mercado laboral en su mayoría

van trabajando, nos felicitan cuando hacen prácticas.

Y es un aliciente tener ese nivel en clase.

Claro.

Os emplazamos aquí, al menos a vosotros dos,

Carlos, también únete porque será interesante,

con alumnos para que nos enseñéis las prácticas

que consideréis mejores

y hablamos con ellos de cómo lo organizan y todo eso.

Muchísimas gracias, Salvador.

A vosotros. Hasta siempre. Hasta luego.

Recuperamos un fragmento del trabajo que hicimos

de la Vía de la Plata, el resultado de las vías romanas

con finalización o inicio en Mérida,

la romana Emérita Augusta.

El resto del trabajo, en la red.

Juan Gil, geólogo, y Salvador Calvo, filólogo,

son dos profesores de instituto en la ciudad de Cáceres

que dedican parte de su tiempo libre

al estudio de la Vía de la Plata.

Son frecuentes sus paseos observando el antiquísimo camino.

Partía de Itálica, cercana a Sevilla,

hacia el norte de la Península.

Hoy les invitamos a recorrer y comprobar,

de la mano de Juan y de Salvador,

cómo se encuentran actualmente

los aproximadamente 72 kilómetros de esta transitada vía

entre las ciudades de Mérida y Cáceres.

La Vía de la Plata

es un topónimo que parece ser medieval.

Derivaría del latino tardío de la pidata,

que significa algo así como calzada empedrada.

Es una calzada romana que comienza en Itálica,

en dirección norte.

Pasa por Mérida, después por Castra Cecilia.

Sigue en dirección norte hasta Cáparra

y de Cáparra a Selmántica, que es la actual Salamanca.

Vamos a hacer concretamente hoy el tramo

Mérida, Emérita Augusta,

Castra Cecilia, que sería Cáceres.

Esta vía ha sido transitada desde antiguo

por los peregrinos que desde el sur de España

caminaban a la ciudad de Compostela.

La colonia Augusta Emérita, la Mérida actual,

fue desde el año 27 al 12 a. de C.

la capital de la nueva provincia romana de Lusitania.

Y desde fines del siglo III,

la capital de la diócesis de Hispania.

Actualmente la ciudad de Mérida

es la capital oficial de Extremadura.

Recomendamos a todos aquellos interesados

en conocer la imagen que España ha proyectado fuera de España,

este ensayo que cambió por completo la idea

de donde partió la propaganda contra el Imperio Español

dio origen a la Leyenda Negra.

Por primera vez, la primera edición se publicó en los primeros años 60,

se sitúa en un país católico, no en uno protestante,

Italia.

El libro es este,

"Los orígenes de la Leyenda Negra española".

Está escrito por el hispanista sueco Sverker Arnoldsson.

Informa a fondo de una época muy importante

para nuestra literatura, la época de formación de Cervantes,

por ejemplo.

Lo ha publicado El Paseo Editorial.

La Universidad de Granada se propone contestar hoy

a la siguiente pregunta:

¿tiene cura la fibromialgia?

La Universidad responde.

La fibromialgia es una enfermedad tan dura para el paciente

que probablemente por este motivo muchos aprovechan

la desesperación de los enfermos para vender humo o curas milagrosas.

Es por ello común encontrar en internet o redes sociales,

dietas, terapias, sustancias, que afirman, cura la fibromialgia.

Sin embargo, la fibromialgia es una enfermedad crónica

y a día de hoy sin cura conocida.

Si bien no tiene cura,

la sintomatología puede mejorar considerablemente,

con un enfoque multidisciplinar

que englobe a distintos profesionales

del área de la nutrición, ejercicio físico...

De la medicina, de la psicología.

Esto significa que un enfermo de fibromialgia

que siga un procedimiento terapéutico apropiado,

que incluya ejercicio físico moderado adaptado a su patología,

una dieta equilibrada,

terapia psicológica de apoyo

para el afrontamiento activo de la enfermedad.

Por supuesto, tratamiento médico individualizado.

Probablemente sufrirá un menor impacto de esa enfermedad.

No obstante, la comunidad científica hace grandes esfuerzos,

tratando de descubrir, desgranar,

los mecanismos fisiopatológicos que ocasionen esta enfermedad,

y prueba nuevas terapias con la intención

de dar con tratamientos tanto farmacológicos,

como no farmacológicos de mayor efectividad.

Hasta aquí nuestro tiempo por hoy. Mañana la doctora Marián García

nos preparará para enfrentarnos con el verano como es debido.

También les ofreceremos un trabajo de la escuela inclusiva.

Podremos conocer qué es, cuáles son sus objetivos

y cuáles sus resultados hasta el momento.

Serán estos entro otros contenidos

los que compartiremos con todos ustedes si así lo desean

mañana a partir de las 10 de la mañana en La 2

como siempre. Pasen un buen día.

  • La aventura del saber - 12/06/18

La aventura del saber - 12/06/18

12 jun 2018

Ofreceremos los reportajes "Isabel Muñoz. La antropología de los sentimientos" y "Noticiario Cultural Iberoamericano". Además, entrevistaremos a la psicóloga Laura Rojas-Marcos, y a Carmen Maarta Lazo, José Antonio Gabelas y Carlos Gurpegui, colaboradores de la Revista Comunicar.

ver más sobre "La aventura del saber - 12/06/18" ver menos sobre "La aventura del saber - 12/06/18"
Programas completos (1539)
Clips

Los últimos 4.846 programas de La aventura del Saber

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios