www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
4730921
Para todos los públicos La aventura del saber - 10/09/18 - ver ahora
Transcripción completa

Hola, buenos días a todos,

bienvenidos de nuevo a "La aventura del saber".

Septiembre es el mes de los buenos propósitos académicos.

Todo eso lo recordamos.

Así que durante esta primera semana de emisión,

vamos a visitar la universidad de verano de El Escorial

para encontrarnos con especialistas en Comunicación,

en Derecho Internacional, en Filosofía,

que nos ayudarán a reflexionar mejor cuando comienza el curso.

Será en la segunda parte del programa.

Nuestro invitado de hoy:

el maestro de periodistas Antonio San José.

Antes, hablaremos con el profesor de Economía

de la Universidad de Alcalá de Henares

José Carlos Díez, autor de "La indignación a la esperanza.

Construir la España del bienestar es posible".

Un libro de divulgación económica muy interesante y oportuno

del que no pudimos terminar de hablar el curso pasado.

Hoy, además,

les ofreceremos un trabajo de la compañera Elena Polentinos

sobre un programa intergeneracional

que cuenta con más de mil jóvenes voluntarios

y ofrece compañía a los ancianos que viven

en 70 centros residenciales de España y Portugal.

Luego, visitaremos los cursos de verano organizados

por el Ministerio de Educación

y la Universidad Internacional Menéndez Pelayo en Valencia,

para la formación permanente del profesorado.

Y les ofreceremos una valoración razonada

de sus propios asistentes.

(Música)

Reflexión gastronómica para comenzar con don Rafael Ansón,

presidente de la Real Academia de Gastronomía de España

y de la Academia de Gastronomía Europea.

Hoy hablaremos de dónde colocar cada alimento en la nevera.

Primero, querría hacer un elogio del frío.

Es lo que más ha cambiado, más que el calor, la forma de comer.

Eso permite que lleguen alimentos frescos en condiciones a lugares

donde antes no podían llegar.

Porque el transporte era muy lento

y no había posibilidad de llevarlo en frío.

Llegaba en malas condiciones.

Es verdad que la nevera en la casa

el complemento final de esa evolución.

No tiene que ver con los congelados,

es frío y el frío conserva durante un cierto tiempo.

La forma mejor casi de ver qué le gusta

a una persona es ir a la nevera de la casa y ver qué hay dentro.

Según lo que tenga, uno se da cuenta de lo que más le gusta.

Si son los vegetales, si tiene más conservas de pescado o marisco,

si guarda la leche, yogures o queso.

Yo creo que el orden de la nevera depende mucho del tiempo

que se quieran tener los alimentos

y también de las posibilidades que tienen de evolucionar.

Yo diría que muchas frutas y verduras

se pueden tener debajo de la nevera,

que está más frío, se puede poner encima o se puede poner fuera.

Tampoco se estropea rápidamente.

En cambio, carne y pescado sí conviene ponerlos

en la parte de abajo que normalmente está más frío.

Los huevos igual.

Hay determinados productos que se quieren mantener fríos

para comerlos fríos.

Esos se podrían dejar fuera

y ponerlos al final dentro de la nevera.

Por tanto, no ocupar la nevera con botellas de vino,

con botellas de vermut, porque eso en 10 minutos se enfría.

Por lo tanto, guardar realmente en la nevera

todo aquello que en frío se conserva más tiempo

y que, además, al tomarlo, por ejemplo, una mermelada,

a una temperatura de nevera está más buena que caliente.

Conservar también la nevera como un sitio para preservar las cosas,

pero también para tomarlas a la temperatura adecuada.

Una de las cosas que más influye

en el placer de comer es la temperatura.

Un vino tinto a 24° es un consomé,

un vino blanco a tres o cuatro grados,

da igual que sea vino sea otra cosa...

Por tanto, pensar mucho en la temperatura de los alimentos.

Y utilizar la nevera en los dos sentidos:

para conservar y para que cuando lo saques,

lo comas a la temperatura que te guste.

A lo mejor hay que cambiarlo en algún momento.

Si vas a comer mañana tal cosa, ponerla hoy...

Y luego, el frío quita mucho sabor y aroma.

Pones unos chocolates en la nevera y en cuatro días no sirven para nada.

Los estropea.

Por tanto, cuidar mucho.

Si hay que conservar, mantener esos productos.

Pero si es para tomarlos, basta con ponerlos unas horas antes.

O en el caso del vino, un cubo que puede ser de playa, de plástico,

no hace falta que sea de plata,

un cubo con agua y hielo, en ocho minutos,

el cava o el blanco se pone a su temperatura.

Muy bien, muchas gracias.

Que nuestros mayores se sientan escuchados, acompañados

y queridos es uno de los objetivos esenciales de "Adopta un abuelo".

Un programa que ofrece compañía para la tercera edad.

¿La contrapartida?

La profunda sabiduría que la experiencia ofrece.

(Música)

Es un programa intergeneracional de compañía para la tercera edad.

Con dos objetivos.

Por un lado, que nuestros mayores se sientan escuchados,

acompañados y queridos.

Y por otro lado,

que los jóvenes voluntarios aprendan valores

y experiencia durante las visitas.

"Adopta un abuelo" surge por una experiencia personal.

Cuando visito a mi abuelo en la residencia,

también tuve la oportunidad de conocer a Bernardo,

un señor viudo y sin descendencia,

cuyo mayor deseo me confesó que era tener un nieto.

Así que yo decidí adoptarle como abuelo

y seguí visitándole a la misma vez que a mi abuelo.

Hay más jóvenes dispuestos a acompañar a nuestros mayores.

Así que lance una página web muy sencilla con un "call to action",

que era "Hazte voluntario".

Para mi sorpresa,

se registraron cientos de jóvenes en unas pocas horas.

Así que me lancé a realizar un piloto.

Poner en contacto ya a 18 voluntarios con 9 mayores

durante un periodo de seis meses para ir midiendo

cómo tenía que funcionar un programa,

qué incidencias había, cómo hacer la selección,

cómo teníamos que hacer seguimientos de mayores y de jóvenes.

Yo me apunté a "Adoptar a un abuelo" porque vienes,

te lo pasas bien y cuando sales,

tienes como buena sensación de que has hecho algo bueno

y que has disfrutado.

-La visita de Sonia me aporta alegría.

Y llegar a ser mayores es muy doloroso,

es cuando más necesitas cariño.

Cuando más necesitas compañía.

-El procedimiento que nosotros seguimos

a la hora de gestionar el voluntariado es:

recibimos una solicitud,

online u offline de ese voluntario y comenzamos el proceso de selección.

Una vez reciben la formación, llega el momento más especial de todos.

Es ponerle en contacto y presentarle a su nuevo abuelo o abuela.

Y este es un momento fantástico.

Porque, además, los voluntarios, que son chavales muy jóvenes,

tienen una ilusión tremenda.

Cuando vamos a la residencia, vemos esa complicidad,

esa conexión entre mayores y jóvenes.

Todas las relaciones puestas en marcha son fantásticas.

-Los viernes, que es cuando vengo,

estoy deseando que llegue para verla a ella.

Empiezas el fin de semana con alegría y energía.

Además, como ella es tan positiva.

-Gracias, hija mía. -Gracias a ti.

-Se me saltan las lágrimas.

-Nuestro programa comienza en septiembre-octubre

y finaliza en mayo-junio.

Aprovechamos el curso escolar,

ya que la gran mayoría de los voluntarios son estudiantes.

Nosotros facilitamos todo al voluntario

para que pueda desarrollar su actividad.

De tal forma que vemos qué centros residenciales

están más cerca de colegios o institutos.

Y también hacemos por que ellos puedan

compatibilizar esto con sus estudios.

Estamos desarrollando una aplicación móvil

para poder hacer todo el seguimiento y evaluación de los voluntarios.

De tal manera, que el voluntarios se registra,

pasa el proceso de selección y una vez que ha sido seleccionado,

le ponemos virtualmente en contacto con su abuelo,

le recibimos en la residencia y hacemos el seguimiento

y evaluación desde la aplicación móvil.

-Actualmente estamos en muchas ciudades de España.

Y ahora, nuestra expansión, en septiembre,

empieza a nivel nacional e internacional.

Financiados por el Banco Europeo de Inversiones, vamos a Portugal,

con presencia en tres residencias.

Y en España, el dato que más nos gusta es:

la estimación que tenemos de unas 45.000 horas de compañía

que van a recibir 750 personas mayores.

(Música)

Recientemente, hemos hecho un estudio de impacto social

junto con los psicólogos y psicólogas de las residencias.

Nos hemos dado cuenta de que los mayores

que participan en el programa mejoran sus índices de depresión,

son más participativos, muestran un estado de ánimo mejor y,

sobre todo, su nivel de deterioro cognitivo,

se mantiene estable.

-Este es el ejemplo del acto de apertura en Valencia.

Aquí tenemos a Lucía, es la embajadora.

El embajador es la persona encargada de gestionar el programa

en cada una de las ciudades y residencias en las que estamos.

Es una figura esencial, es el punto de conexión entre nosotros,

la residencia, los jóvenes y los mayores.

-Me hice embajadora porque siempre quise ser

voluntaria de "Adopta un abuelo".

Y todavía no estaba instalado en Valencia.

Y cuando vi la oportunidad de ser embajadora,

pensé que era una gran oportunidad y me gustaría formar parte

de la organización y de lo que significa.

Me encanta "Adopta un abuelo" porque no solo hace

que los mayores pasen un rato entretenido con los jóvenes,

sino que los jóvenes también se enriquecen

de la experiencia de los mayores, aprenden en valores.

Es algo mutuo, es un enriquecimiento mutuo.

-Se trata de una formación potente a nivel personal.

No solo por la acción social,

sino por lo que es darte a una persona mayor

y también desde el lado profesional.

-Me animé a participar porque los voluntarios pueden

extraer una gran sabiduría en valores,

en habilidades, en formación,

que estos maestros de vida nos proporcionan

y que si no fuera por el papel de embajador no sería posible.

-Creo que hacerme embajadora de "Adopta un abuelo" era la forma

que tenía de llegar a mi entorno más cercano

y crear un impacto social positivo.

De esta forma, no solamente los mayores pueden tener

una compañía fuera de la residencia

y conocer a jóvenes que seguramente les aportarán

conocer un poco más cómo va el mundo hoy en día.

Sino que además,

los jóvenes pueden llevarse toda la sabiduría

y los valores que pueden aportar los mayores.

-Muchos de ellos no pueden salir del centro

porque son grandes dependientes

y el ser humano es social por naturaleza.

De tal manera que "Adopta un abuelo"

lo que hace es llevar esa sociabilidad,

esa frescura a los centros residenciales.

De esta manera,

lo que hacemos es que no solo estén bien tratados

en el plano más sanitario,

sino también en el plano más emocional.

Porque, al final, el ser humano es social y emocional.

Hay abuelos y abuelas de 90, 95 años, que quieren aprender Internet,

que quieren aprender a leer, que quieren aprender lo que sea.

Y eso es impresionante, es algo que no hay que perder.

La juventud de las personas va con las ganas de aprender

que tengan en cada momento de sus vidas.

Hemos invitado de nuevo a José Carlos Díez,

profesor de Economía en la Universidad Alcalá de Henares

y autor de este libro, "De la indignación a la esperanza.

Construir la España del bienestar es posible".

Del que ya hablamos en junio,

pero que no nos quedó mucho tiempo para hablar concretamente de él.

Por eso los retomamos gracias a la generosidad de José Carlos.

Gracias por repetir.

Un placer estar aquí con los aventureros del saber.

Vamos a ver, primera pregunta.

¿En qué condiciones y por qué razones

te decidiste a escribir este libro,

que fue anterior a la moción de censura

y al cambio que se produjo en España este año, hace unos meses?

Es el tercer libro que edito con la editorial Plaza y Janés.

Y como los anteriores han tenido éxito

y esto es una economía de mercado, como explico en el libro,

y ha funcionado,

la editorial busca el beneficio y me pide un tercer libro.

Hemos escrito, más o menos,

hemos intentado escribir uno cada dos años para no cansar al lector

y para que el autor tenga y se capitalice para contar.

Este es un libro muy especial.

Es una continuación del primer libro que escribí,

"Hay vida después de la crisis".

Lo escribí en el peor momento de la crisis, en el otoño de 2012,

con el rescate de España, la tasa de paro en el 27%.

En aquel libro, había un plan para salir de la crisis.

El plan prácticamente se ha cumplido en un 70 u 80%,

principalmente gracias al Banco Central Europeo,

la compra de deuda,

la Comisión Europea nos ha dado más tiempo para el ajuste fiscal.

Pero, al final había un plan específico para España

que no se ha cumplido.

Había un plan donde cómo crear empleos

de calidad en la era de tecnología global.

Y cómo pasar de un modelo que fue la reforma laboral

del gobierno anterior de "yo te lo hago más barato",

un "lowcost", y de bajada de salarios,

a un modelo de "yo te lo hago mejor, pero a buen precio,

pero no el más barato".

Y eso compone innovación, compone diseño,

compone economía del conocimiento, compone capital humano, talento...

Hay muchas variables que las empresas deben gestionar.

No vale solo con bajar salarios. O tener un salario bajo.

Y eso es este libro.

Y es un libro pensado con el gobierno anterior,

donde no había ningún plan para cambiar.

Lo que decía Mariano Rajoy es que en economía las cosas iban bien

y no había que cambiar nada.

Ese era su mensaje de política económica.

Y yo salí con un libro muy potente diciendo:

"Las cosas no van bien.

La gente no está contenta, los salarios son bajos.

Los jóvenes están entrando en condiciones precarias.

Y qué podemos hacer para mejorar".

Y eso es de la indignación en la que ya estábamos

a la esperanza.

Cómo con hechos y con un plan se puede permitir

que la sociedad española se vuelva a unir

y a posicionar otra vez, a tener un futuro mejor para nuestros hijos.

A grosso modo, ¿qué se puede hacer para mejorar?

Lo principal en ese mundo es primero identificar

los gustos y necesidades de tus clientes.

Y los clientes pueden ser globales.

Y eso es un tema humano y emocional.

Yo sé que hay robots y "chats box", pero los robots no lo va a hacer.

Somos humanos, no somos computadoras.

Y tomamos decisiones emocionales.

Igual que el resto de animales,

tenemos componentes en el cerebro que se activan de manera emocional.

Y eso lo tiene que hacer un empresario.

Tiene que identificar dónde hay un cliente potencial

y cuál es su necesidad.

Y luego, la pregunta por el lado de la oferta,

es por qué me va a elegir a mí antes que a la competencia.

Tampoco es tan complicado conceptualmente.

Luego, hacerlo es muy complicado.

Y España tiene que salir de segmentos de demanda

y de clientes de bajo crecimiento, por ejemplo,

en la economía europea, es una economía envejecida y enferma,

no crece.

Y hay que buscar clientes en los nuevos mercados

donde hay crecimiento: China, Asia, la India,

América Latina, África, países como Marruecos...

España, por proximidad geográfica exporta más a Marruecos que a China.

Y el crecimiento de las exportaciones a Marruecos

el año pasado explicó el 100%

de las exportaciones españolas del crecimiento.

Hay países nuevos donde hay oportunidades. Y dos,

tenemos que cambiar los productos y servicios que estamos ofreciendo.

O los mismos servicios y productos que estamos ofreciendo,

hay que incorporarles más valor.

Ahí entra la innovación, la tecnología, el diseño,

el mejor posicionamiento de mercado, la publicidad,

la gestión de redes sociales.

Infinitas variables.

El empresariado español empieza a mejorar.

Es verdad que empezamos a ver empresas

que hace 20 años no teníamos, empresas muy competitivas,

líderes mundiales en sus segmentos, hacemos alta tecnología,

ingeniería de procesos, refinerías, hacemos cosas muy complejas.

Pero muy pocas.

Prácticamente estamos hablando

del 1 o el 2% del parque empresarial español.

Lo que necesitamos es que haya muchas más empresas de esas.

Y ese es un poco el plan que planteo en el libro.

Hay un capítulo que a mí me gusta mucho.

Se llama "España, un caso de éxito".

Y además,

cuentas el origen del libro y argumentas bastante en él.

Me gustaría que nos dieras una idea.

Además, cito a un gran economista que ha escrito

uno de los grandes "best sellers" de los últimos 10 años,

"Por qué fracasan los países".

Son dos autores, Acemoglu y...

Y uno de ellos estuvo en España

y yo le pregunté que cómo ves España y él dijo:

"Para nosotros España es un caso de éxito porque es un país que partía

en los años 60 con muy poca renta por habitante

y ahora está entre los países de más renta, no el que más,

pero ha entrado en el exclusivo grupo de países desarrollados.

Entonces nosotros, España, no la estudiamos".

Yo, que sí estudio España,

llevo unos cuantos años estudiando la economía española.

Además, es tu país.

España es de los pocos países que ha dado

lo que se llama el salto de saltamontes.

Ha pegado un salto muy rápido.

Era un país que tenía una distancia de renta por habitante con Alemania

como la que tiene hoy Bulgaria en los años 60 y ha convergido.

Y hay dos hechos muy importantes en mi opinión

y que cuento en el libro: uno, nuestra entrada en la Unión Europea.

La Unión Europea es un milagro político

porque no hay una estructura política,

no hay una unión política,

las instituciones todavía están condicionadas por los países.

Pero sí hay una estructura jurídica con naturaleza jurídica europea.

Hay tribunales superiores de justicia en Bruselas

y en Estrasburgo que pueden cambiar decisiones de tribunales españoles.

Y eso cambia. Nos han obligado a poner leyes serias.

Éramos un país muy poco serio con el franquismo.

Y la entrada en la Unión Europea

nos ha obligado a tener una estructura jurídica seria.

Y nos han obligado, que es algo muy importante en economía,

a cumplir las leyes.

Como decía el Quijote: "Hacer leyes y que no se cumplan".

Hay que hacer pocas y que se cumplan.

Y yo creo que ese gran cambio te diferencia de otros países

como por ejemplo de América Latina

u otros países que no han tenido ese desarrollo.

Por ejemplo, Argentina.

Nosotros teníamos la mitad de renta por habitante

que Argentina en los años 50.

Y hoy tenemos, tras la evaluación, seguramente el triple.

O sea, que ese gran salto...

Y dos, dentro de la Unión Europea,

si te comparas con los países con los que éramos comparables,

principalmente del sur, Portugal y Grecia,

España ha pegado un salto espectacular.

¿Por qué?

Ha mejorado la calidad de las empresas, la educación,

ha mejorado la calidad del empleo,

han mejorado las máquinas que ponemos para trabajar.

Esto es muy marxista,

pero la máquina por trabajador aumenta la productividad

y mejora la competitividad.

¿Cuál es el problema? Que ahora hemos llegado a un punto

donde si queremos seguir mejorando,

y tenemos que hacerlo porque estamos a mucha distancia de Alemania,

Estados Unidos y de los países nórdicos,

hay mucho margen para mejorar en España.

Nuestras empresas tienen que entrar en la dinámica

que yo marco en este libro.

Si sigues haciendo lo mismo que hacíamos antes de la crisis,

incluso aunque no montemos otra burbuja, que fue un desastre,

no conseguiremos acercarnos a los países más desarrollados.

O si crecemos, crecemos menos que ellos y nos sacarán distancia.

Por ejemplo, hoy,

el mayor avance tecnológico

en inteligencia artificial se hace en China.

El país que más doctores en ciencias tiene en el mundo es China.

La mayor investigación en los nuevos segmentos

donde se crea empleo es China.

China ya tiene la mayor tecnología en baterías

y acumuladores de coches eléctricos, en innovación en cambio climático,

en fotovoltaica.

Han entrado nuevos países que entran en ese segmento.

La ventaja, que somos un caso de éxito.

China también, pero nosotros avanzamos un poco más que los chinos.

Y dos, que ya hemos demostrado que los podemos hacer.

Otra cosa es que nos lo creamos.

Pero la sociedad española ha demostrado

una capacidad de adaptación al cambio

y a todos estos procesos que he contado desde el año 80,

y a la globalización, la tecnología, la revolución tecnológica,

que muy pocos países, por hablar,

se puede contar con los dedos de una mano, han mostrado.

Y esa ventaja es lo que los españoles tenemos que volver a ser conscientes

y poner un foco importante en esto.

Y si hay algo de vida inteligente en el gobierno, mejor.

Se puede hacer sin gobierno, pero es más complicado.

De hecho, hablas en el libro de la necesidad

de relacionar estrechamente las patentes

y las investigaciones con las empresas.

¿Ese es uno de los caminos de solución?

Sí.

Cito mucho a Ginés de los Ríos y la Institución Libre de Enseñanza.

Y lo que vemos en los países

que hacen eso y que ha avanzado más eso lo hacen mejor que nosotros.

Al final,

un empresario no tiene la capacidad de un investigador de la universidad

para desarrollar conocimiento,

pero un investigador en la universidad

que ha desarrollado el conocimiento, y hay mucho en España,

muy buenos investigadores en la universidad,

no tiene la habilidad y capacidad

para transformar ese conocimiento en inversión y en empleo de calidad.

Y esa mezcla, que es muy complicada, porque hablan un idioma...

Yo trabajo en la empresa privada y en la universidad

y hago muchos procesos de esto. Y yo soy un traductor.

Muchas veces, es que no hablan el mismo idioma.

Yo los traduzco:

"Lo que te quiere decir la empresa es que hagas esto y esto".

Y a la empresa digo:

"Lo que le estás planteando es un error porque él es el que sabe

y lo que tú vas a hacer te lleva a fracasar".

Entonces, esa labor que yo hago, tiene que haber más agentes como...

Yo solo no puedo hacer eso, tiene que haber mucha gente.

Y del lado de la universidad... Que se entiendan los dos lados.

Hay que tener una empatía con el otro lado.

Y desde el lado de la empresa, yo creo que se ha avanzado más

desde el lado de la universidad en empatía

que en el lado de la empresa.

Hay pocas empresas que vean a la universidad como algo útil.

Y es un gran error.

En el sector privado, muchas veces, te sientas con un empresario.

Y el modelo español, en la normal, hay gente muy buena.

Pero el habitual es: "Yo me lo hago todo yo mismo".

Y digo: "Hay uno que yo conozco que lleva 25 años estudiando esto

y esto que tú llevas dos años intentando resolver,

él lo puede resolver en una hora".

Es un problema trivial. Igual que él no podrá hacer otras cosas.

Yo reconozco que soy un ignorante de mecánica

y siempre me maravilla cuando tengo un problema en el coche,

lo llevo al taller y el mecánico me dice: "Te pasa eso".

Y si no, le pone un ordenador y te lo identifica.

Bueno, pues en el conocimiento pasa lo mismo.

No es una cuestión de que seas...

Es que hay gente que le ha dedicado mucho tiempo. Y si tiene talento,

la mezcla, el esfuerzo y el talento cuando se mezclan es imbatible.

Y ese mundo es el que nos falta.

Y luego, avanzamos mucho durante el periodo del gobierno de Zapatero.

Es el único gobierno que de verdad se tomó esto en serio.

Te hablo desde Isabel la Católica, empiezo en 1492,

nunca ningún gobierno de España se había tomado en serio

la ciencia y la innovación. Y este gobierno sí.

Creó el ministerio, metió mucho dinero en la época de bonanza.

Tuvimos un crecimiento exponencial en número de patentes por habitante.

Y, lamentablemente, eso se ha dejado,

vemos muchos centros de investigación volver a cerrarse,

muchos investigadores yéndose fuera.

Y, sobre todo, no hay recursos.

¿Es recuperable o no?

Yo creo que 100% recuperable, no solo recuperable,

deberíamos ambicionar mejorarlo.

Es verdad que se hizo un gran esfuerzo,

pero cuando llegó Zapatero al gobierno,

más o menos el registro de patentes por habitante en España,

estaba un 90% por debajo del promedio europeo.

Y lo conseguimos acercar al -60%.

Tendrías que hacer el doble para llegar al promedio europeo.

Es verdad que se hizo un gran avance.

Yo creo que eso es lo que hay que ambicionar.

El Estado tiene una crisis de deuda pública,

el gasto público está limitado, la inversión pública está muy baja.

Tiene que ser con participación privada.

Por eso el libro,

es verdad que habla del gobierno y de la política económica,

pero es un libro más enfocado al ciudadano normal

y al empresario que a los gobiernos.

España tiene que hacer el esfuerzo

que planteo en el libro para conseguir un país

y un estado del bienestar posible, no perfecto.

Tiene que salir del sector privado.

Y yo creo que es el gran esfuerzo que intenta hacer

y os agradezco que me dejéis estos espacios para divulgar.

No solo te dejamos,

sino que yo creo que no hemos terminado de hablar del libro

y tendrás que venir de nuevo, si puedes.

Muchas gracias, José Carlos, ha sido un placer.

Un placer como siempre.

Seguimos,

visitamos la última edición de los cursos de verano que,

organizados por la Universidad Internacional Menéndez Pelayo

y el Ministerio de Educación en Valencia,

se ocupan de la formación permanente del profesorado.

(Música)

Estamos en la Universidad Politécnica de Valencia,

y aquí se hace uno de los cursos de formación del profesorado

que el Ministerio de Educación y Formación Profesional

organiza todos los veranos en colaboración

con la Universidad Internacional Menéndez Pelayo.

Este curso en concreto,

"Herramientas para mejorar la educación STEM en aulas diversas",

es un curso de verano organizado por el ministerio,

pero forma parte de un proyecto europeo

en el que están involucrados varios países europeos

y varias universidades.

En cada país, funciona un tándem que es ministerio-universidad.

En nuestro caso, trabajamos con la Universidad de Jaén,

que Marta es la directora de este curso

y pertenece a la Universidad de Jaén.

Y consiste en mejorar la educación STEM en aulas diversas

y en transformar las políticas educativas para que esto suceda.

Este curso, de alguna manera,

ha intentado ser un puente entre la realidad del aula,

hacia dónde nos queremos dirigir, el discurso político,

el discurso social,

las políticas educativas y lo que nosotros investigamos.

Y hemos intentado ponerlo a disposición del profesorado

de la manera lo más pragmática posible.

Eso quiere decir que partiendo de lo que ellos nos dicen,

de sus experiencias, de sus problemas, de su realidad,

qué te encuentras, cuéntame, qué tipo de alumnado,

cómo han respondido,

qué has hecho tú y qué necesitas.

-La educación STEM es del acrónimo de las siglas en inglés de ciencias,

tecnología, matemáticas e ingeniería.

Entonces consiste en que todos los alumnos

y alumnas tengan opción de aprender todas estas disciplinas

que en muchos de los casos, sabemos que hay chicos y sobre todo chicas,

que se alejan a edades muy tempranas de la enseñanza de las matemáticas

y de las ciencias porque dicen que eso no es para ellos.

Entonces lo que intentamos aquí es que esto llegue a todos,

a los chicos, las chicas e incluso a alumnos que son

de entornos más desfavorecidos

y también vemos que huyen muchas veces de este tipo de enseñanzas.

Este curso tiene una parte presencial

o cara a cara donde el conjunto de 60 profesores están juntos,

intercambiando experiencias, opiniones y probando los materiales.

Y una fase online donde ellos van a llevar a su aula las cosas,

las van a probar y a compartir la experiencia.

Y nosotros, como expertos,

los vamos a estar acompañando y ayudando

a refinar esa transferencia a la realidad del aula.

-Y luego lo que hacemos, después de esta semana,

que es intensiva aquí,

cuando llegan ellos en septiembre a sus aulas tienen

que empezar un proyecto con sus alumnos.

Para que lo que aquí hacemos tenga repercusión en los alumnos

y en la enseñanza en este país.

Tú ves un rombo ácido si lo miras de frente, si lo miras en plano.

Nos interesa que haya más diversidad, que por ejemplo,

se interesen por la programación, la ingeniería,

personas o niños y niñas de diferentes etnias

o procedencias socioeconómicas y socioculturales,

en particular el tema de géneros es muy importante,

se oye mucho últimamente.

El día de la niña en la ciencia,

todo el tema de lo poco interesadas o lo rápido

que descartan algunas niñas profesiones científico-tecnológicas.

Y en ese sentido,

son algunos de los valores que quizás en educación STEM

debería estar presente desde el minuto cero.

Equidad, sostenibilidad,

que una cosa que a mí me parece muy importante: la ética.

Porque la ciencia, la tecnología,

la ingeniería sin ética es un caballo desbocado sin control.

-Yo creo que no hay una fórmula mágica pero hay algunos principios

de diseño o principios básicos.

El primero es ayudar a los niños y a las niñas

a que entiendan la utilidad

de lo que están trabajando

y lo conecten con su realidad, con sus experiencias y necesidades.

En el momento en que lo entiendan y lo apliquen y lo dominen,

lo disfrutan.

Y ellos se sienten competentes y se sienten que tienen voz y voto,

que pueden hacer cosas, tomar decisiones,

resolver problemas y eso es el cambio de chip que necesitamos

para que disfruten y se motiven por este tipo de materias.

Hay que ser consciente de que la escuela tiene

una función limitada.

Podemos hacer más cosas como sociedad que solo como escuela.

Podemos hacer más cosas como padres

o vecinos o personas que siempre estamos educando niños

y niñas y siendo referentes que la escuela,

pero la escuela también tienes un papel.

La escuela puede enseñar ciencias, tecnología y matemáticas,

siempre en contexto y a ser posible, en contextos de ayuda,

de beneficio para las personas y para el medioambiente.

Esto es algo que las chicas suelen destacar como positivo,

como que les atrae, como algo que les motiva.

Pero en general,

culturalmente está mucho mejor visto

que a un chico le interese programar un robot

aunque sea para que luchen,

los famosos robots luchadores de sumo.

Y las chicas suelen ver

esta actividad como totalmente inconsecuente,

infantil y poco interesante.

En cambio, un robot que puede atender

a una persona mayor

o que puede rescatar a alguien de un incendio se ve de otra manera,

es otra visión del robot.

O el que puede ayudar a un niño autista a relacionarse.

Es ponerlo en contexto y en contextos de ayuda

y de beneficio social, personal y medioambiental.

Esa sería una estrategia. También enseñar con perspectiva de género.

Tenemos que explicitar en el aula que estas disciplinas vienen

de una época en la que las mujeres no estaban integradas,

pero no significa que no estuvieran.

En historia hay muchísimas ingenieras y científicas que no han trascendido

y que hay una serie de campañas de visibilización.

Marta Macho hace un trabajo increíble desde "Mujeres con ciencia"

y hay muchas otras iniciativas trabajando

en la visibilización histórica.

Los profesores son una pieza clave.

¿Qué pasa?

Que se encuentran con muchas barreras

y limitaciones a nivel de organización educativa,

de aceptación social muchas veces,

cuando tú replanteas tu manera de trabajar y sobre todo,

en otras ocasiones, faltas de recursos, de herramientas,

falta de confianza y de formación para trabajar de otra manera.

Una de nuestras grandes dificultades

es que tenemos muy marcado el programa

y a veces no encontramos cómo puede encajar con algo más práctico

y más científico.

Y esto nos está dando muchas posibilidades

y nos está motivando bastante.

No podemos permanecer impasibles y que hay que animarse a participar,

probar, intentar nuevas metodologías y a colaborar entre el profesorado.

A hablar más, diseñar actividades, compartir experiencias,

de alguna manera, que vayamos sumando.

Asistir a este curso a los profesores, desde luego,

yo creo que es súper rentable para nosotros,

para nuestra formación.

Porque estamos en el siglo XXI, tenemos, creo yo,

la obligación moral y profesional de adaptarnos

a los alumnos que tenemos,

al alumnado del siglo XXI que nos demanda otro tipo de enseñanza.

Que quiere otro tipo de experiencia y tenemos que estar a la altura.

Tenemos que disfrutar con ellos, avanzar,

hacerlos personas competitivas dentro de nuestra sociedad.

Y yo creo que la única forma es desde este camino,

desde la formación,

desde la puesta en común de tantas actividades

como nos están comentando aquí,

tantas experiencias a lo largo de todo el país e incluso de Europa.

Yo creo que, por supuesto,

es súper positivo que a nosotros nos puedan

ofrecer este tipo de formación.

(Música)

A mí lo que me gustaría

es que dejáramos de estar utilizando métodos,

actividades que se repiten y que...

se convierten en algo memorístico,

en algo mecánico que los alumnos cuestionan:

"¿Y esto a mí para qué me sirve, para qué lo utilizo?".

Y lo que me da muchísima pena

es que corremos el riesgo de perder mentes brillantes.

Y niños que tienen una capacidad y podrían

hacer unas aportaciones en el ámbito STEM maravillosas.

¿Por qué? Porque no estamos siendo capaces

de afrontar la enseñanza de matemáticas

y ciencias en el ámbito de educación STEM en general,

probablemente de la manera adecuada.

Hay que ayudarles a trabajar el ámbito STEM de otra manera.

Conectado con la vida, con la resolución de problemas,

dándoles oportunidad para pensar críticamente,

para ofrecer sus ideas, para cambiar el mundo,

para tener opinión etc.

Hay algo que ya no nos gusta, de lo que hemos huido,

ya lo tenemos ahí como que no nos gusta

pero como no hemos profundizado en su conocimiento,

todos sabemos que, al final,

las cosas que nos gustan son las que conocemos bien.

Es difícil que te guste algo que no conoces.

Si ya te has apartado de un tipo de conocimiento,

el de las matemáticas y de las ciencias,

lo normal es que de mayor siga sin gustarte.

Nuestra sociedad está necesitada de las ciencias y las matemáticas,

tradicionalmente, y hoy día todavía más,

es una de las llaves para interpretar la naturaleza, nuestra sociedad...

Nosotros aprendemos nuevas cosas en la naturaleza,

somos capaces de descubrir o detectar el genoma humano,

somos capaces de avanzar estadísticamente.

Yo les digo a los chavales, por ejemplo,

de cómo se hace una analítica de sangre.

Cómo se estudia estadísticamente,

por qué me dicen que tengo colesterol,

eso dónde lo solo con una muestra de sangre.

Y ellos se quedan maravillados cuando se ve, efectivamente,

el trasfondo matemático y estadístico que hay detrás.

Hoy día estamos bombardeados de resultados

que nosotros asumimos como totalmente ciertos

y que no son nada más que conclusiones

de un estudio matemático, científico, estadístico...

(Música)

No podemos proyectar la imagen

de que solamente te sirve estudiar ciencia

y tecnología para ser un científico-tecnólogo,

entre comillas, de élite.

Que es alguien muy vocacional

y que solamente vive para esta profesión

cuando en realidad necesitamos personas,

toda la sociedad necesita estar alfabetizada en este ámbito

y necesitamos mucha más gente que los punteros.

Yo siempre digo que sería

como si solo recomendamos actividad física a los deportistas de élite.

No, todo el mundo tiene que hacer actividad física

y algunos son deportistas de élite.

Pues en ciencia y tecnología es exactamente igual.

No hace falta que todo el mundo llegue a ser un gran investigador

o investigadora,

pero todo el mundo debería tener un mínimo conocimiento,

reconocerlo como parte de la cultura

y avanzar lo máximo en esos estudios, aunque te dediques a otra cosa.

(Música)

(Música)

Nos encontramos en el marco incomparable

del Real Centro María Cristina en El Escorial,

donde se celebran los cursos de verano

de la Universidad Complutense de Madrid.

Estamos en compañía del maestro de periodistas Antonio San José,

que acaba de dar una conferencia extraordinaria

sobre los nuevos condicionantes del periodismo de siempre,

bienvenido, gracias por aceptar nuestra invitación, Antonio.

Muchas gracias, Salvador.

Siempre es muy grato estar en "La aventura del saber"

y con los espectadores de TVE.

¿Cuáles son los nuevos condicionantes

de la información pública, de la información de masas?

Yo creo que el condicionante fundamental ahora mismo viene

determinado por la exigencia de la instantaneidad.

Esto es lo que ahora está marcando los usos,

las pautas de consumo de información en cualquier medio.

Información en el momento en el que se produce.

A través de una evolución de la tecnología

que nos está haciendo una revolución,

no somos conscientes, seguramente de la disrupción,

del cambio que se está produciendo en el modo de narrar el periodismo.

Hablamos de la prensa escrita, que tiene su crisis, evidentemente,

o de la televisión tradicional, que también la tiene,

hay algunas plataformas ahora de vídeo bajo demanda y de consumo,

un poco según el gusto del espectador

que están cambiando la forma y...

La importancia de las parrillas, por ejemplo.

Exactamente, pero fíjate.

Ahora tenemos Internet, tenemos redes sociales,

se puede comunicar a través de Twitter perfectamente.

Los medios de comunicación tienen todos Twitter.

Ese Twitter o esas redes sociales o Internet permiten emitir imágenes.

La gente quiere la información según se está produciendo,

a ser posible en directo.

Y luego, verla, esta es otra de las grandes demandas

de los públicos informativos.

Hay que dar respuesta a todo eso, estamos en un cambio.

En una burbuja que, evidentemente,

está cambiando los modos de hacer y consumir periodismo.

Pero no la esencia profunda del periodismo,

que es contarle a la gente... La verdad.

Y la verdad, como decía Eugenio Scalfari.

Porque claro, la instantaneidad por un lado es buena.

Estamos en el mundo de la imagen,

ves lo que está ocurriendo en el momento en que ocurre,

la mediación del periodista se ha relativizado,

pero por otra parte,

no nos da tiempo a pensar mucho ni a reflexionar mucho

Claro. sobre lo que está ocurriendo.

Quizá falta eso, falta reflexión, falta también el contexto.

El periodista está para poner valor

informativo a las imágenes en directo que se están produciendo.

No hay que dejar al espectador solo y ya está.

Creo que podemos aportarle datos,

podemos contextualizar esa información

para que luego lo vea, evidentemente,

saque sus conclusiones, pero tenga toda la información

y los datos, el "background" que decimos en el oficio.

El papel de periodista es fundamental.

Y estoy de acuerdo contigo, falta reflexión.

Es todo tan rápido que falta,

no solamente el pensar la información,

falta a veces algo mucho más grave,

que es la adopción de mecanismos eficaces de comprobación.

Y esto creo que es algo

sobre lo que hay que llamar la atención.

Un periodista tiene que aplicar un protocolo, igual que los médicos,

que es la veracidad de las fuentes, el contraste de las noticias

y solo cuando tú tienes una noticia comprobada y sabes que es veraz,

entonces la lanzas, no antes.

Porque el peligro es que, por mor de la inmediatez,

de la rapidez,

demos una noticia que no sea exacta o correcta, que no sea verdad.

Y ese es el final del periodismo.

Claro,

el premio a esa actitud,

esa actitud deontológicamente intachable es la credibilidad.

Pero...

¿es suficiente con la credibilidad de un medio o debería de perseguirse

cuando hay una mentira en un medio y siguen mintiendo

a pesar de que se sepa que es mentira?

Por supuesto que hay que combatir la mentira.

Primero con las armas de la profesión,

códigos deontológicos de obligado cumplimiento.

No puede ser que cada uno diga lo que quiera.

No se puede confundir impunemente a la población.

Nosotros trabajamos como periodistas con material sensible,

tenemos que dar a la gente una información contrastada y veraz,

es nuestra obligación.

Hay que perseguirlo, desde un punto de vista corporativo

y periodístico y a través de las leyes,

que para eso están.

Otro de los temas en auge son las "fake news",

las noticias que salen por Internet sin ningún freno y que,

de alguna manera,

apoyan determinados prejuicios o sesgos

de una información que hacen que se extienda mucho

y que no importe si es verdad.

Fíjate, es que detrás de las "fake news",

de las noticias falsas,

hay organizaciones muy poderosas.

Es que pueden determinar el voto a un candidato en unas elecciones,

pueden crear un estado de opinión favorable

a unos intereses políticos o comerciales.

Claro.

Es que esto es mucho más serio de lo que parece.

A veces lo tomamos un poco a beneficio de inventario,

pero las noticias falsas es algo muy grave.

Y hablabas de una cosa que creo que es fundamental,

el premio es que, cuando un lector de un periódico

compra una determinada cabecera

o sintoniza un oyente una emisora o un espectador,

está depositando su credibilidad personal en ese medio.

Esperando que lo que le aporte ese medio

sea una información absolutamente real y contrastada.

Defraudar esa confianza del usuario me parece gravísimo.

Y somos depositarios de esa confianza,

no lo tenemos que olvidar.

Nos eligen a nosotros pero podrían elegir a otros.

Además, hay otra cuestión.

Por ejemplo, leí hace tiempo

que la Fox News estaba ganando a CNN.

Y la manera de ganarle era poner a gente solo de parte.

Es decir, cuando hay un debate,

solo ponía a los que pensaban una cosa o la contraria

y en distintos debates.

Pero nunca personas relevantes de una opinión

y personas relevantes de otra.

Porque se habían dado cuenta de que el espectador prefería

ver confirmados sus prejuicios y opiniones.

Se da mucho en aquel lector de prensa que solo compra periódicos

de una determinada línea editorial

que coincide con la suya, que se llama refuerzo ideológico.

Yo necesito que me digan que lo que yo pienso y voto es lo mejor.

Eso pasa también en la televisión.

Fox News es una cadena muy marcada,

muy conservadora y tiene un público muy fiel.

Pero efectivamente, falta pluralismo.

El periodismo es contraste de ideas, de pareceres.

Yo pienso como tú o no, pero respeto lo que tú piensas.

Y como espectador,

resulta que podemos aportarle algo a alguien que nos esté viendo,

a un ciudadano.

Pero claro, el dedicarte solo a una parte

es privarte de otros argumentos.

Es juzgar con apriorismo, ¿no?

Pero se da mucho eso, yo solamente escucho tal emisora,

veo tal cadena, compro tal periódico,

que son los que dicen las cosas como a mí me gustan.

Antes la gente mucha gente decía: "Yo compro uno de un lado y de otro

y así contrasto".

Pues creo que es un sano ejercicio, al final es la democracia.

Quizá uno de los servicios públicos

que debía prestar, por ejemplo, una televisión del Estado,

una televisión pública como RTVE sería ese.

Dar opiniones no de partes,

sino de cada una de las partes a los más listos de cada uno...

Es inexcusable que la RTVE pública

dé voz a todo el mundo.

Incluido el gobierno, porque muchas veces pensamos,

yo creo que equivocadamente,

que la información, por ejemplo del gobierno, es como...

En fin, que eso ya no tiene interés, claro.

Claro, al final yo creo que RTVE como la BBC

en el Reino Unido o como las televisiones públicas

en todo el mundo es un espejo de la sociedad.

Y los profesionales y sus directivos tienen que velar

por que allí se beneficien todas las sensibilidades.

Que todo el mundo, independientemente de sus creencias,

de todo tipo, encuentre referentes.

Y se dé voz a todo el mundo,

el pluralismo es inexcusable en los informativos, en los debates..

Abrir el abanico. En un tono no insultante, ¿verdad?

Por supuesto, por supuesto, en un tono educado...

Y respetuoso, claro.

Se habla mucho de grandes programas que ha habido en esta casa,

todo el mundo recuerda "La clave",

que se sentaban Santiago Carrillo y Blas Piñar.

Y debatían, no podían estar más lejos en su ideología,

pero ese ejercicio de contrastar con respeto y educación,

vamos a escuchar las cosas,

y después, cada uno sacar las conclusiones

que estime oportunas y vota lo que vota o piensa lo que piensa.

Pero esta casa está obligada por ADN a ser plural.

Una de las cosas que has dicho en la conferencia,

que yo creo que es de gran interés,

es que hace falta una definición de servicio público

que debe ofrecer RTVE que, a tu juicio,

no está todavía definido.

Yo creo que no, creo que falta, fíjate.

Estamos ahora un poco enredados en quién gobierna,

quién hace el Consejo de administración...

Pluralismo, por supuesto,

en una información libre pero con una línea editorial,

que es la de la verdad, la comprobación, la del pluralismo...

Esa es la línea editorial.

Pero luego, ¿qué modelo queremos?

¿Una televisión que cubra un hueco que no cubren las privadas?

Que están, obviamente, determinadas por legítimos intereses comerciales.

A lo mejor hay que hacer debates que no hacen la privada

o unas entrevistas, informativos que no hacen la privada,

unas coberturas... hay que encontrar el sitio de la televisión pública,

qué tipo de cine, qué contenidos culturales...

Este programa en una televisión privada, tendría poca cabida,

lógicamente. Claro.

Porque se deben a las audiencias.

En TVE, en RTVE, la audiencia es importante pero no determinante,

porque hay otros valores, yo creo que hay que definir eso.

Otro tipo de rentabilidad, la social, por ejemplo.

Exactamente, hay que definirlo.

Queremos esta televisión y estamos dispuestos

a que no nos quedemos lejos de las cadenas privadas,

no pasa nada.

Pero hay que definir el modelo.

Porque lo que no vale es poner a competir a TVE con las privadas

desde parámetros que no son los de las privadas.

Con la diferencia de audiencia, bueno, es que hacemos otra cosa.

Hoy en día, si suicidamos "Estudio uno",

que es un programa magnífico, no iba a tener ser "shares" del 25%.

Seguro que no. Pero a lo mejor,

recuperar teatro o programas culturales,

hablar con personalidades destacadas

del mundo cultural, político o económico,

es algo inherente a la propia esencia de la televisión pública,

es una reflexión,

pero hay que definir el modelo y creo que todavía no se ha hecho.

Otro de los temas que has tocado en la conferencia,

a mi juicio muy interesante,

es la irrupción de Internet

en el mundo de la comunicación de masas.

Hablabas de dos bares, un bar Manolo y otro, bar Manolo.com

en el que te dan lo mismo que en el bar Manolo pero es gratis,

entonces claro,

el problema es que no hay un modelo de negocio en el caso de TVE,

la web funciona muy bien...

En la web de esta casa tú encuentras contenidos, programas,

una biblioteca y una fonoteca admirable.

A mí me encanta bucear por la web de RTVE, porque encuentras programas,

documentos, yo encuentro a veces programas que hice

en Radio Nacional hace muchos años

y en televisión, hablando con Umberto Eco por ejemplo,

¿eso dónde se da? Dónde se encuentra, ¿no?

Pero lo del bar Manolo es una forma de decir un bar que tiene su género

y sus cafés con leche y sus cervezas

y cobra por eso y enfrente, abre un establecimiento

que da lo mismo pero no cobra.

Es un poco lo que le ha pasado a la prensa tradicional.

¿Quién va a ir al kiosco a pagar 1,50 por un diario?

Que tiene unas columnas

y una información cuando exactamente eso lo encuentra en Internet gratis.

De alguna forma, decía que quizás nos hemos pegado un tiro en el pie.

Porque el periodismo de calidad,

esté en un diario escrito impreso o en Internet, eso vale un dinero,

hay que pagarlo.

Y claro, ahora poner un muro de pago es muy complicado,

hemos acostumbrado a la gente a que eso sea gratis,

y a los anunciantes que se anunciaba en el diario

y les regalábamos prácticamente la publicidad en Internet.

Pagar por eso también es complicado,

es una situación donde hay que repensar muchas cosas.

Pero el futuro del periodismo va a ser digital, evidentemente,

y para que una empresa sea viable,

necesita tener un modelo de negocio y que la gente que consume

una información de calidad, pague por ella.

Quizá una de las ventajas que tiene el modelo digital

del periodismo es que la empresa periodística puede conocer

de primera mano cuáles son las costumbres de sus lectores.

Qué artículo leen, durante cuánto tiempo,

a dónde van después de haber leído ese artículo...

Ahora mismo, el mundo digital realmente lo sabe todo de nosotros.

Tú compras un billete a través de Internet

y luego aparece en tu agenda cuatro meses después:

"Sal para el aeropuerto, tu vuelo no tiene retraso".

Esto forma parte de eso que se llama inteligencia artificial.

Antonio, ha sido un verdadero placer

compartir contigo estos minutos, muchísimas gracias,

mucha suerte en todo lo que emprendas

y que nuestra casa vaya delante...

Sin duda, gracias a vosotros y enhorabuena a ti, Salvador,

a todo el equipo del programa y a TVE por mantener un programa

como este desde el año 92.

Esto hay que decirlo,

es un orgullo poder tener en la tele pública

programas con contenidos de este tipo.

Mucha suerte y un abrazo a todos los compañeros.

Muchas gracias.

(Música)

Se cumplen 50 años desde mayo del 68

y este año están apareciendo diversos libros que tratan

de valorar lo ocurrido en París y otros lugares en aquella fecha.

Hablamos ya de ello, quizás lo recuerden,

con Joaquín Estefanía y con Antonio Elorza,

autores de sendos libros sobre lo ocurrido en mayo del 68

y su influencia en estos 50 años transcurridos desde entonces.

Hoy queremos recomendar la lectura de estos diálogos

con uno de los filósofos principales de aquellos días, Herbert Marcuse.

El libro es este:

"Filosofía radical", lo publica la editorial Gedisa

y las entrevistas y debates con Marcuse las mantienen

nada menos que Jürgen Habermas, Karl Popper y Ralf Dahrendorf,

entre otros.

El libro es de lectura fácil,

muy útil a los interesados en el pensamiento del autor

de "Eros y civilización" y "El hombre unidimensional".

Y resultará extraordinariamente agradable

a los aficionados al pensamiento de la escuela de Frankfurt.

La universidad de Las Palmas de Gran Canaria propone hoy

como tema las ventajas de la dieta mediterránea.

La universidad responde.

(Música)

La dieta mediterránea, hoy por hoy,

es posiblemente el modelo alimentario más saludable

que existe en el planeta.

Porque previene las enfermedades cardiovasculares,

previene muchos tipos de cáncer, previene incluso la depresión,

mejora la calidad de vida

y por supuesto, la expectativa de vida.

Es un modelo alimentario único en el planeta

que confluye de la producción de una serie de alimentos

a nivel local,

respetando el medio ambiente y respetando las estaciones.

Es evidente que,

cuando hablamos de dieta mediterránea,

tenemos que hablar de aceite de oliva virgen, de cereales,

tenemos que hablar de frutas,

de verduras, de vino, de frutos secos...

Tenemos que hablar incluso de miel, por ejemplo.

Tenemos que hablar de patatas,

tenemos que hablar de una serie de alimentos

que todos ellos se producen

en el sistema alimentario tradicional de Canarias.

De alguna forma,

este tipo de alimentación

es factible en un modelo alimentario propio.

Además,

tenemos la fortuna de que este tipo de alimentación,

basada en la producción local del territorio,

es una alimentación muy respetuosa con el medio ambiente

y por tanto,

estamos haciendo un beneficio no solo nuestro corazón

y a nuestra salud sino también al planeta, que lo necesita.

(Música)

Acabamos el programa de hoy recordándoles

que mañana volveremos a ofrecerles una entrevista desde los cursos

de verano de la Universidad Complutense de Madrid.

En esta ocasión, con Araceli Mangas,

una de las personas que más sabe sobre derecho internacional

y de la Unión Europea en España.

Le preguntaremos por su alma máter, la universidad de Salamanca,

que cumple este año ocho siglos desde su fundación.

También les ofreceremos dos documentos

respectivamente sobre la iniciativa:

"Habitar el barrio" y sobre la reserva de la biosfera,

los ancares leoneses.

Nos vamos, volvemos mañana a las 10:00

en la dos, como siempre.

Pasen un buen día, adiós.

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • La aventura del saber - 10/09/18

La aventura del saber - 10/09/18

10 sep 2018

Emitiremos los reportajes "Adopta un abuelo" y "STEM. Cursos de Verano UIMP". Además, entrevistaremos al economista José Carlos Díez y al periodista Antonio San José.

ver más sobre "La aventura del saber - 10/09/18" ver menos sobre "La aventura del saber - 10/09/18"
Programas completos (1582)

Los últimos 5.117 programas de La aventura del Saber

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios