www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
5190113
Para todos los públicos La aventura del saber - 09/05/19 - ver ahora
Transcripción completa

(Música)

Hola, buenos días a todos.

Taller de pensamiento en español con el filósofo Reyes Mate

para hablar hoy del cordobés Moisés Maimónides,

autor de la famosa "Guía de perplejos",

y de quien vamos a destacar

su contribución a la idea de tolerancia.

Fue ejemplo ella:

judío que escribía en árabe sobre pensamiento griego y romano.

Ahora bien,

¿qué podemos aprender hoy de él más allá de su significación

en la historia de la filosofía universal?

¿De qué nos sirve su pensamiento?

Seguro que Reyes Mate nos sorprende gratamente,

como en cada intervención.

Luego, taller de historia con León Arsenal

para revisar la larga historia que precede a la idea de un Estado

que provee de bienestar a sus ciudadanos,

que los protege de la enfermedad,

que los educa para que puedan elegir

más allá de las circunstancias de su entorno inmediato

y que ampara su vejez.

¿Cómo se llegó a ese modelo?

¿Quiénes fueron y quiénes son sus enemigos?

Luego se lo preguntamos a León.

Matt Collishaw es uno de los artistas británicos contemporáneos

más reconocidos

y actualmente presenta en el Real Jardín Botánico de Madrid

una exposición antológica de su obra.

La hemos visitado y hoy, les mostramos el documento.

El humor abre un espacio para poder expresarnos.

"Lo absurdo de la acción", de Arturo Comas,

siempre nos conduce a la sonrisa o, incluso, a la risa abierta.

Hoy, en "Boek Visual".

Taller de pensamiento en español con el profesor de investigación

del Consejo Superior de Investigaciones Científicas

y exdirector del Instituto de Filosofía,

Reyes Mate, para hablar hoy del cordobés Maimónides,

el autor de "La guía de perplejos"

y un pensador fundamental

en la tradición del pensamiento occidental.

Bienvenido. Muchas gracias.

Occidental y oriental, Maimónides era de origen judío, ¿no?

Un judeoespañol.

Es un sabio y un genio.

Maimónides nace en Córdoba,

en el año 1135, más o menos;

muere 70 años después, en El Cairo.

Y, entre tanto, una vida muy azarosa. Cordobés.

Muy viajera, ¿no?

Muy viajera porque, a los 12 años,

la península ibérica es invadida por unos fanáticos, los almohades,

y mucha gente tiene que huir. Entonces,

él abandona esa Atenas que era Córdoba en ese momento

y va dando tumbos de cripto judío.

Está 10 años en España;

a los 10 años, se va a Fez, a Marruecos,

donde se hace musulmán para sobrevivir.

Y escribe un libro en defensa de ese tipo de conversiones falsas,

para sobrevivir.

Luego, escribe en árabe.

Es un escritor, él es judío,

pero la cultura dominante es la cultura árabe.

No olvidemos que, en ese momento, los árabes,

los musulmanes están traduciendo el gran pensamiento griego

y está, de esta manera, digamos,

insuflando racionalidad al pensamiento occidental.

Él tiene muy en cuenta esa cultura árabe,

el árabe es su lengua también, habla árabe y hebreo;

escribe en árabe, algunos libros en hebreo.

Y se convierte en un autor absolutamente universal,

un gran conocedor de la cultura griega,

gran conocedor de la cultura árabe y musulmana,

gran conocedor también de la teología católica

y el gran renovador del pensamiento judío.

O sea, no es exactamente un marrano,

bueno, es algo parecido,

pero dentro de la cultura musulmana.

Sí, estamos ante un caso de alguien libre de espíritu,

vamos a decirlo así.

Maimónides es... Y luego, lo iremos viendo en qué sentido,

cómo se plasma esa libertad, que transita

de una cultura a otra con gran facilidad;

que ve sus potencialidades y también sus limitaciones.

Su libro más famoso es "La guía de perplejos",

que aquí tenemos una edición de los 70, en la Editora Nacional.

Y luego, yo creo que Trotta ha publicado otra

y la vamos a recomendar dentro de poco en el programa.

"La guía de perplejos" que quiere decir

guía de personas no sé si descarriadas

o que no saben por dónde tirar.

Es un gran libro "La guía de perplejos".

Un libro que tiene una enorme actualidad.

Y antes de entrar en el libro,

sí quiero recordar que este autor es un autor que cae perfectamente

dentro de nuestro taller de filosofía de pensamiento español.

Perdón, había obviado esa pregunta. En cualquier caso,

hay que decirlo porque Santo Tomás de Aquino,

el gran teólogo católico,

que le quita mucho y se inspira muchísimo en Maimónides,

habla siempre de Moisés el egipcio.

No, él firmaba Moisés, el sefardita.

Él decía que él era

el más modesto de los escritores de Al-Ándalus.

Y, al final de su vida, a modo de testamento,

le dice a su hijo:

"No olvides nunca la cultura andalusí o sefardita;

no pierdas de vista nunca este pueblo

que tiene gran entendimiento y gran claridad de espíritu".

Él se sintió siempre sefardita español.

Y eso conviene tenerlo presente,

porque es verdad que estuvo en otros muchos sitios.

Veremos luego que fue un gran científico,

un médico y que ejerció.

Eso te iba a decir, porque él vivía de la medicina, ¿no?

Él, al principio, vivía de su hermano,

que tenía un taller de joyas.

Cuando su hermano muere,

él tiene que ejercer la medicina

y se convierte en un médico extraordinario.

Su libro de la medicina es un libro que se lee todavía hoy.

Es un libro en el que está por la medicina preventiva,

con recomendaciones muy sabrosas.

Dice, por ejemplo, que...

después de comer, conviene hacer la siesta;

y el ejercicio antes de comer. Como buen sefardí, ¿no?

Y de vez en cuando, un traguito de vino.

Es decir, una gran curiosidad científica;

un libro sobre la medicina, sobre el asma, sobre el sexo,

sobre la gota...

Un sabio renacentista español y, vamos a dejar eso bien sentado,

español porque decía Ortega y Gasset

que uno es de allá donde hace el bachillerato.

En tiempos de Maimónides, no había bachillerato,

pero sí había un tiempo de formación

y realmente el clima cultural de Córdoba,

de esa Córdoba culta y Atenas, no le abandonó jamás.

Entonces, volviendo al tema de "La guía de perplejos",

es un libro muy importante y muy actual porque,

¿qué es lo que quiere hacer Maimónides?

Él lo que quiere decir a los creyentes que tienen dudas,

porque están al tanto de las objeciones que la filosofía

o la razón hace a la creencia, a esos,

les da indicaciones y les dice que el ser creyente

es razonable.

La racionabilidad de la creencia. Y, al mismo tiempo,

dice a aquellos no creyentes que están muy seguros

de su racionalidad que hay que saber dudar

porque la razón tiene unos límites.

Esto es una novedad histórica porque, hasta ese momento,

todo el mundo, digamos, creía a piñón fijo.

El creyente no se planteaba la duda,

porque eso lo sentía como una traición.

A partir de ese momento,

Santo Tomás de Aquino, por ejemplo,

escribe una suma teológica inspirada en Maimónides,

para explicar a los creyentes

que no son estúpidos al ser creyentes.

Da razones de por qué la creencia es razonable.

Pero es que ese modo de pensar la tienen todos los genios:

Dostoyevski...

Cualquiera de ellos, cualquiera que... Einstein.

Cualquier científico, cualquier gran pensador,

sabe que tiene que saber dudar

porque tiene que ser muy consciente

de los límites de la razón

y de que la realidad desborda la razón.

Esto es lo que plantea Maimónides en su libro "La guía de perplejos";

por eso, se convierte en un gran renovador del judaísmo.

Porque el judaísmo, hasta ese momento,

estaba de capa caída

y Maimónides lo coloca en primera división.

Digamos que, a partir de ese momento,

a partir de Maimónides,

podemos decir algo que hoy suena muy evidente,

pero que entonces no:

es que Europa tiene dos almas, Atenas y Jerusalén.

Importantísimo.

Luego, él también habla de la, en fin, de la necesidad no,

pero de la posibilidad que cada uno tiene de realizarse a sí mismo

y del derecho que tiene a realizarse.

Eso tiene mucho que ver con esta renovación del judaísmo.

El núcleo del judaísmo es el mesianismo.

El judío, si ha aguantado tantas persecuciones,

tanto sufrimiento a lo largo de la historia,

es porque la fuerza, es por la fuerza del mesianismo.

Ellos se sabían el pueblo del mesías.

Y esa esperanza les hacía superar cualquier obstáculo.

Maimónides habla del mesianismo,

pero les cambia el paso a los judíos.

Porque los judíos habían pensado

un mesianismo de tipo político y nacionalista,

pensaban que el mesías iba a ser una especie de Carlomagno,

que iba a hacer del pueblo judío el pueblo líder del mundo

y eso les iba a traer de todo.

Maimónides dice que el mesías ni será político ni nacionalista,

el mesianismo consiste en reconocer

las posibilidades infinitas que tiene el ser humano

y que tiene derecho a realizarlas y tiene el poder de realizarlas.

Entonces, él hace una versión racionalista del mesianismo

que tiene mucha importancia, sobre todo,

cuando ese mensaje se manda a los pobres, a los desheredados,

a los que sufren, a todos aquellos que luego Jesús de Nazaret,

de los que hablará en "Las bienaventuranzas",

y les dice que pueden ser felices.

No solamente que tienen derecho la felicidad,

sino que pueden ser felices.

Y eso, dice Maimónides, en eso se sustancia el mesianismo.

Algo que molestó, evidentemente, a muchos judíos ortodoxos,

pero que ha supuesto también la entrada en la cultura

de la humanidad de una manera de pensar muy importante.

Luego, el hecho de transitar de una religión a otra,

de la religión judía a la musulmana,

de la musulmana a la católica;

o primero cripto judío pero católico, aparentemente;

luego musulmán, pero judío en el fondo...

Todo eso, ¿qué produjo? ¿Qué frutos produjo en su pensamiento?

Él colocó a la religión en un lugar muy determinado

frente a la razón.

El judío sabe y dice que su gran libro,

el libro sagrado, la Torá,

tiene pocas revelaciones.

La mayoría de las cosas que se dicen en la Torá, digamos,

en la Biblia, son de sentido común.

Es decir, son cosas que son accesibles a la razón.

Y hay muy pocas cosas reveladas.

Lo que pasa es que lo que hace la Biblia es de decir las cosas

de una manera muy simbólica, a través de mitos.

Por ejemplo, habla de la creación y cuenta un cuento,

cuenta un relato.

Lo importante no es el cuento,

lo importante es lo que se quiere decir.

¿Y qué se quiere decir? Que el ser humano es un ser creado.

La religión adelanta de una manera simbólica

lo que luego Aristóteles o los filósofos

llegan a decir a veces con muchas dificultades

y muchas elucubraciones.

Entonces, la religión abre paso.

Y dice Maimónides:

"La Biblia es un sitio donde encontraremos muchas verdades

que están al alcance de todo el mundo,

pero es verdad que hay una parte revelada.

Hay algo que Dios revela

y es aquello que tiene que ver con los judíos y son las leyes".

A los judíos, Dios les dice lo que tienen que hacer,

cómo tienen que comportarse.

Entonces,

Maimónides se enfrenta a esa realidad porque es compleja

dado que el judío no solamente tiene los 10 mandamientos,

sino 613 mandatos, un lío.

Y, entonces, Maimónides les dice:

"Tenéis que entender el sentido de las leyes".

Y el sentido de la ley, dice él, es

"dinero, salud y virtud".

Las leyes están orientadas a tener buena salud.

Son recomendaciones de higiene muchas veces.

Por ejemplo, no comer cerdo.

Porque dice: "Un hombre enfermo no está para otras cosas.

También el que tiene que vivir para matar el hambre,

tampoco está para otras cosas".

Entonces hay que conseguir tener

una vida decente en todos los sentidos,

buena vida en la salud, buena vida en la economía,

para poder ir a lo importante que es el sentido de la vida.

Entonces, el sentido de las leyes es crear condiciones para...

Que el hombre se humanice.

Para que tenga el sentido de la vida.

Entonces, dice: "Las religiones

son como escaleras, son escaleras para subir al techo".

Y hay escaleras de distintas marcas:

hay unas que tienen la marca de Mahoma,

otras escaleras tienen la marca de Jesús de Nazaret

y otras escaleras tienen la marca de Moisés.

Son todas escaleras para subir al techo.

Pero una vez que estás arriba,

te puedes desentender de las escaleras

porque lo importante es saber vivir, dice él,

en ese nivel superior

que es lo que él llama la vida plena,

la vida realizada.

Por ejemplo, del catolicismo, saca la idea de gracia, ¿no?

Y de, digamos, la religión musulmana, la de hospitalidad.

Es que dice:

"La norma del hombre sabio,

de ese hombre que ya tiene que andar por el techo,

de aquel hombre

que tiene como objetivo de su vida realizarse

una vez que ha superado sus condiciones materiales,

está regida por tres palabras:

ley, gracia y hospitalidad".

Que son tres palabras que recogen

lo mejor de las tres culturas monoteístas.

La ley es un concepto muy judío, lo hemos visto.

¿Y qué quiere decir la ley?

La ley quiere decir, dice Maimónides, a ese estadio,

que no podemos ser indiferentes ante la injusticia del sufrimiento.

El sufrimiento no puede quedar impune, hay que responderle.

Y eso es la actitud del hombre sabio. Primera.

En segundo lugar, dice él, la gracia.

Y aquí tiene que ver la herencia cristiana.

La gracia consiste en hacer el bien sin mirar a quién.

Como Hedy Lamarr, ¿no?

O como "El Quijote", veíamos el otro día.

Ese Quijote, ese Quijote que libera a los galeotes...

Porque sufren.

Porque sufren.

Y que luego el cura le llama la atención,

el cura de su pueblo le dice: "¡Usted está loco,

que estos son unos delincuentes y están castigados por el rey!

¿Qué hace usted ahí? ¿A qué se está exponiendo?".

Dice: "Me da igual lo que hayan hecho".

Dice: "Mi religión cristiana

me lleva a liberarles porque sufren".

Este es el contenido de gracia que tiene Maimónides.

Y finalmente, el concepto de hospitalidad,

que es la gran herencia musulmana.

El musulmán dice

y practica el hecho de que si alguien llega a su casa,

le acoge tres días sin preguntarle nada.

Al tercero sí, le dice: "¿Qué vas a hacer?

Vamos a ver si arreglamos esto".

La hospitalidad es lo propio del mundo nómada

y esa la practica de una manera eminente el islam.

Entonces, la realización del ser humano,

el ser sabio consiste en tener en cuenta la ley,

la gracia y la hospitalidad.

Y por último, ya no tenemos más tiempo,

me dicen que se nos ha acabado, como lo he prometido al principio,

que hablaríamos de la idea de tolerancia

en relación con el pensamiento de Maimónides.

Hablemos un poco.

La tolerancia es un término muy moderno.

Es decir, la tolerancia es un tema que se impone en el siglo XVIII,

en el Siglo de las Luces.

John Locke.

Locke escribe su "Tratado sobre la tolerancia",

que es una defensa de la libertad de conciencia.

Voltaire, en Francia, escribe su libro sobre la tolerancia

que es una denuncia del fanatismo.

Pero el gran tratado de la tolerancia es de un alemán,

Lessing,

que escribe una obra de teatro que se titula "Nathan el Sabio"

y Nathan es Maimónides.

Si tenemos cinco minutos, hablamos de Maimónides,

de "Nathan el Sabio".

Hay tres protagonistas:

un musulmán, Saladino;

un cristiano, el templario; y un judío, Nathan el Sabio.

Saladino es un gran político.

Están los tres protagonistas a las puertas de Jerusalén,

en tiempos de las cruzadas,

y Saladino está harto de tanta guerra y quiere la paz,

pero enseguida se da cuenta de que no van a quererla

porque la razón de tanta guerra tiene una causa,

la razón de tanta guerra consiste en que tres religiones distintas

pretenden tener la verdad en exclusiva.

Y ve que hasta que no se arregle ese problema,

no puede haber paz entre los hombres.

Y se enfrenta a la pregunta y se hace esta reflexión:

¿por qué soy yo musulmán?

Dice: "Por familia, yo soy un político,

los políticos no pensamos, sentimientos.

El cristiano que está a mi lado, que es un militar, igual,

es cristiano por familia, por sentimiento.

Pero aquí hay un sabio, el judío.

Y un sabio tiene que tener razones. Si se tienen razones para pensar

que el judaísmo es la religión verdadera,

la puede poner sobre la mesa y puede comunicarla

y yo puedo entenderla".

Y llama a Nathan y dice: "Explícame eso".

Y Nathan suda sangre, pero le da una respuesta.

Y la respuesta es una historia que toma de Maimónides.

Y es una historia, un cuento,

habla de que hubo en el pasado un buen rey

que era tan bueno que su dios le premió concediéndole un anillo.

En ese anillo tenía una virtud,

y era la de que su portador era querido por los demás.

Y además él podía trasmitir ese anillo al hijo preferido.

Y así ocurrió a lo largo de generaciones.

Hasta que llegó un padre que tenía tres hijos

y los quería por igual y pensó que era una injusticia

entregar el anillo a uno de ellos.

Y no se le ocurrió otra cosa

que mandar a hacer otros dos anillos iguales.

Y a la hora de morir, llamó a cada uno por separado y les dijo:

"Te entregó el anillo.

Y ya sabes lo que significa: busca ser querido por los demás".

Pero ¿qué ocurrió? Cuando murió,

cada cual se presentó ante el otro con el anillo

pensando que era el único anillo verdadero

y quisieron resolver la verdad del anillo a palos,

con guerras.

Hasta que también hartos de guerrear,

deciden ir los tres ante un juez

para que dicte cuál es el anillo verdadero.

El juez oye la historia y dice: "O sea,

que lo que caracteriza al anillo verdadero

es que su portador es querido por los demás.

Y resulta que vosotros os odiáis.

Así que los tres anillos son falsos, sois unos estafadores.

Así que mi sentencia debería ser condenaros por estafadores,

pero en vez de juez, voy a ejercer de padre

y os voy a dar un consejo:

sed fieles, por favor, al sentido del anillo,

buscad ser queridos por los demás

y ya vendrá un juez dentro de miles y miles de años

para dictar sentencia".

Así empieza la obra y luego, la obra, que no tenemos tiempo,

va desglosando todos esos contenidos

y llega al final a esta conclusión:

la tolerancia moderna es posible

porque, aquí aparecen los principios de la tolerancia moderna,

primero,

todos antes que diferentes, somos iguales;

antes que judíos, moros o cristianos,

somos seres humanos,

compartimos lo fundamental que es la humanidad.

Segundo principio,

el criterio de verdad

es el reconocimiento que nos hacen los demás.

Los demás somos,

una religión es verdadera o tenemos razón si los demás nos la dan.

Entonces, busquemos, por tanto, el apoyo de los demás.

Y el tercer principio,

lo propio del ser humano no es poseer la verdad, es buscarla.

Entonces, renunciemos a la pretensión de tener la verdad

y busquémosla.

Sobre esos tres principios se ha construido

la tolerancia moderna.

Y dura hasta que llegan los nazis.

Nathan el Sabio, este Maimónides,

digo Maimónides-Nathan porque el autor era

un gran conocedor de Maimónides

y esta leyenda la trae Maimónides,

la traen los discípulos de Maimónides a España.

Es Maimónides.

Pero lo que quiero decir es que esta forma de pensar

conforma los mejores tiempos de tolerancia en Europa

hasta que llega el nacionalismo nazi.

Y en la Noche de los Cristales Rotos,

ese 10 de mayo de 1938,

cuando se queman tantos libros en Alemania

por inspiración de Goebbels,

el libro más odiado era "Nathan el Sabio".

Lo dejamos aquí.

Genial, muchas gracias, de verdad.

Seguimos, les invitamos a nuestro recorrido

por la exposición antológica

del artista británico Matt Collishaw.

Está abierta en el Real Jardín Botánico de Madrid.

(Música)

"Este señor de aspecto rudo y mirada intensa

no es obrero de la construcción,

estibador portuario o jugador de rugby,

sino un gran artista.

Se trata de Mat Collishaw,

uno de los artistas británicos de referencia

a escala internacional.

Collishaw presenta en el Real Jardín Botánico de Madrid

su exposición 'Mat Collishaw. Dialogues'.

Se supone

que ciencia y arte son conceptos si no antagónicos,

sí, al menos, poco permeables entre sí.

Entonces,

¿por qué una exposición de arte en un recinto científico

como es el Real Jardín Botánico?

El Real Jardín Botánico

es de las instituciones científicas con más solera.

Lleva en funcionamiento desde 1781 en su sede del Paseo del Prado

en pleno corazón artístico y turístico

de Madrid.

El Botánico es un jardín histórico

y un centro de investigación y divulgación científica

dependiente

del Consejo Superior de Investigaciones Científicas.

Alberga una completísima colección de árboles,

algunos de ellos centenarios,

además de arbustos y plantas de todo tipo

procedentes de los cinco continentes

aclimatadas al duro clima mesetario de la capital de España,

así como invernaderos

que acogen las especies de climas cálidos y tropicales.

Su privilegiada ubicación,

junto al Museo del Prado y el parque del Retiro

y las proximidades de varios grandes museos adyacentes,

lo convierten en un punto de interés

para el turismo nacional y extranjero.

'Mat Collishaw. Dialogues'.

Se trata de la primera exposición de este artista

en España.

En ella se recogen algunas piezas significativas

de sus últimas dos décadas de trabajo

junto con obras inéditas,

una representación

del peculiar mundo artístico de Collishaw,

oscuro, turbador e inquietante a la vez que bello y fascinante.

Pero ¿quién es Mat Collishaw?

Es de los artistas contemporáneos más importantes.

Nacido en 1966 en Nottingham, Inglaterra,

tras acabar su formación plástica,

comenzó a introducirse en el panorama artístico

formando parte de la generación de Young British Artists,

jóvenes artistas británicos

entre los que se encontraban sus compañeras de escuela

Sarah Lucas, Tracey Emin y el celebérrimo Damien Hirst."

"La exposición 'Mat Collishaw. Dialogues'

se celebra gracias a la colaboración entre el Real Jardín Botánico,

el vecino Museo del Prado,

que celebra este año su bicentenario,

y la Fundación Sorigué,

una entidad del grupo empresarial Sorigué

cuyo ámbito de acción es la construcción y el urbanismo."

La Fundación Sorigué es una fundación

nacida en el año 85 en Lleida.

Es una fundación que tiene tres objetivos.

Un objetivo social, que fue sus orígenes,

un objetivo cultural y también pedagógico.

Estamos desarrollando una colección

que en este momento cuenta con más de 450 obras

de artistas internacionales.

Está situada en Lleida

y ahora estamos desarrollando de una manera natural

esta colección

hacia el proyecto Planta,

un lugar donde los artistas se inspiran

y promueven y nos proponen obras

para lugares específicos a habitar.

Tiene esa dualidad que atrapa.

Por un lado, tú ves una exposición bonita,

pero cuando vas entrando en analizar cada una de las obras,

detrás hay un aspecto crítico

y un aspecto dramático que te hace culpir.

"Collishaw bebe de la tradición para llegar a la modernidad.

Las láminas botánicas que aúnan precisión científica

y calidez artística

inspiran la obra

que abre la muestra en la sección dedicada a naturaleza.

La pieza está elaborada en 2018 y se titula 'Columbine'.

Se trata de la animación por procedimientos digitales

de una de las tradicionales láminas en acuarela.

La 'Columbina' parece cobrar vida sutilmente

mecida por una suave brisa digital,

una planta grácil, bella y aparentemente inofensiva,

pero que, en realidad, es sumamente tóxica y cancerígena.

Toda una metáfora de la dualidad de la vida

que estará presente

en muchas de las piezas de la exposición

como, por ejemplo, 'Venal muse', la 'Musa venal'

y vitrinas que encierran delicadas flores

semejantes a orquídeas

que analizadas al detalle

muestran rastros de sangre y cicatrices.

Las flores surgen del lodo y la basura,

una metáfora, quizás,

de la violenta y enferma sociedad actual.

La serie está inspirada en 'Las flores del mal',

de Baudelaire,

y supone una versión ciertamente inquietante

de las inocuas orquídeas de los invernaderos del Botánico

que pueden devenir, llegado el caso, en voraces plantas carnívoras."

"En la serie 'Insecticidio', elaborada entre 2006 y 2014,

se muestra cómo los rastros de la violencia implícita

manejados adecuadamente

pueden llegar a producir una turbadora belleza.

Los restos de cuerpos de gráciles mariposas

superampliados fotográficamente

producen imágenes impactantes.

El minúsculo insecto muerto, aplastado y a tamaño gigante

destila violencia,

pero, a la vez, una imagen inusitadamente hermosa.

Macrocosmos y microcosmos reunidos en una misma estampa.

Polvo de alas de mariposa

que bien podría estar constituido por miles de estrellas

de alguna lejana galaxia.

Esta peculiar proyección artística es la obra titulada 'Albion',

que era el nombre

con que se conocía originalmente a la isla británica.

Representa al gran roble milenario del bosque de Sherwood,

lugar donde se escondía el héroe nacional Robin Hood.

Mediante proyección láser se crea una ilusión óptica

sobre el idílico y glorioso pasado británico,

una visión autoidealizada por los ingleses

que quizás no sea tan legendaria como parece.

La segunda parte de la exposición

gira en torno a otro de los polos de Collishaw:

su interés por la historia del arte.

Cada una de las pizas tiene como referencia

o punto de partida

alguna de las obras maestras que se exhiben en el Museo del Prado

llevándolas a un contexto actual.

La primera de ellas se titula 'The end of innocence',

'El fin de la inocencia'.

Es un juego de palabras

que hace referencia al retrato de Inocencio X

de Velázquez

y a las versiones distorsionadas del mismo cuadro

que llevó a cabo el pintor Francis Bacon.

Una lluvia digital a modo de cascada

que permite por momentos vislumbrar la efigie de tan egregio papa."

"The end of innocence" es la primera obra

que adquirimos del artista en el año 2009.

Es una obra para mí muy interesante

porque plasma algo que está muy en boga, ¿no?

Es la imagen

y cómo la imagen domina

la manera de entender el mundo.

"'Corporeal audit', 'Auditoría corporal',

es una escultura de plástico semitransparente

que representa el sepulcro de Cristo yacente.

Una imagen recurrente

en la iconografía del arte occidental,

pero que el autor pone en posición vertical

y bajo relieve.

El Cristo de Collishaw entra en diálogo

con el hiperclásico Cristo yacente de Vallmitjana,

una espléndida escultura en mármol del siglo XIX

que posee el Museo del Prado.

La serie 'Expiration paintings' es una colección de imágenes

que representan fragmentos de pinturas históricas

con amplias secciones veladas en blanco

y delimitadas por las típicas irisaciones

que se producen en las fotocopias fallidas.

Pese a lo que pudiera parecer 'a priori',

las piezas no son burdas fotocopias,

sino cuadros al óleo de técnica minuciosa

pintados a mano por el artista.

Estas pinturas de 'Expiration' suponen una reflexión sobre el arte

en la era de la reproducción digital.

Este cuadro titulado 'Talons'

está inspirado en la obra 'Ticio', de Tiziano,

que alberga el Prado.

Otra de las piezas más icónicas del Museo del Prado,

'El triunfo de Baco',

conocida popularmente como 'Los borrachos', de Velázquez,

inspira esta representación actualizada por Collishaw

sobre el desenfreno y los placeres de la vida

titulada 'Seria ludo'.

Se trata de una escultura mecánica en formato zoótropo."

"Una lámpara de araña

en la que cuelgan infinidad de inocentes figurillas

comienza a girar.

En un determinado momento, al alcanzar cierta velocidad,

una luz estroboscópica emite destellos sincronizados

que permiten ver el movimiento que escondían las figuras estáticas

y que no es otra cosa que una caótica bacanal.

Esta obra remite al pasaje bíblico del Antiguo Testamento

del Libro del Eclesiastés que proclama vivir el presente."

"'Black mirror hydrus' es un estremecedor espejo negro

en el que se proyecta la versión animada

de 'David vencedor de Goliat' de Caravaggio

que posee el Prado.

Collishaw siempre ha querido jugar

con la idea de devolver a la vida las obras de arte.

Atracción y repulsión, luz y tinieblas,

algunas de las constantes de la obra de Collishaw

que entroncan con la atmósfera de Caravaggio."

"El cuadro de Rubens 'Andrómeda', del Museo del Prado,

es una de las referencias de la 'Andrómeda' de Collishaw

inspirada en la versión temática del pintor croata Vlaho Bukovac,

una imagen mitológica repetida en el arte occidental,

la de la bella cautiva a la espera de la muerte.

La fugacidad de la vida y el peso inexorable de la muerte

es una de las obsesiones artísticas de Collishaw

que también está presente en 'Last meal on death row',

'La última cena en el corredor de la muerte',

una serie de bodegones que bien podrían ser de Zurbarán

o de alguno de los grandes maestros españoles y flamencos

del siglo XVII

presentes en el Museo del Prado.

Las fotos plasman la última voluntad gastronómica

de algunos de los presos condenados a muerte

en Estados Unidos.

El autor se documentó en casos reales

para crear estos menús de comida rápida

que los reos pidieron antes de ser ejecutados.

Una vez más, come, bebe y goza

porque mañana, literalmente, moriremos.

'Carpe diem'.

La 'Degollación de los inocentes' de Luca Giordano

es el cuadro que alberga el Museo del Prado

que entra en diálogo

con la pieza que cierra la exposición.

'All things fall', 'Todas las cosas caen',

es otro espectacular zoótropo en formato de escultura.

En este caso,

cuando las figuras cobran vida merced al efecto estroboscópico,

lo que se puede contemplar es una escena dantesca

basada en un episodio bíblico:

la matanza de los inocentes."

"Cualquier momento es bueno para acudir al Real Jardín Botánico

si se tiene la oportunidad de hacerlo,

pero, ahora mismo, lo es especialmente.

Al espectáculo anual de la eclosión de la primavera

se une la ocasión de contemplar una bella e interesante exposición:

'Arte en el Botánico'."

Taller de historia con León Arsenal

para recordar hoy los precedentes del estado de bienestar.

Es decir,

aquel que ofrece educación pública a todos sus ciudadanos,

les protege contra la enfermedad

por medio de un servicio médico gratuito

y, finalmente, ofrece una pensión de jubilación

cuando cumplen cierta edad.

¿O no más o menos, León? O no.

Efectivamente.

El estado de bienestar es un Estado que se basa en la redistribución

es de bastante reciente creación.

Aunque podemos encontrar los antecedentes que queramos,

es verdad que está desigualmente distribuido.

Y está desigualmente distribuido por el mundo,

no nos creamos que todo es como esto,

por dos razones.

En unos países, por cuestiones ideológicas,

no se potencia el estado del bienestar

y en otros

porque la gente es tan pobre que no tiene acceso

a crear esos mecanismos redistributivos

porque tiene que haber un Estado lo suficientemente sólido

primero para recaudar

y, luego, canalizar la redistribución de eso.

Existe,

pero no toda la humanidad tiene acceso a él.

Ni de muy lejos. Ni de muy lejos.

De hecho, podemos hablar de los precedentes.

¿Tú dónde situarías su primer precedente?

Bueno, vamos a ver.

Si hablamos del estado de bienestar,

podemos decir que ideológicamente empieza gente a hablar en el XVIII,

más en el XIX y hay que llegar al XX.

Pero si hablamos de ese impulso humano

de asistir a otros humanos,

está en la más remota antigüedad por lo que sabemos.

Se han encontrado cráneos, y es muy interesante,

de hombres primitivos del Paleolítico,

cráneos de ancianos sin ninguna muela.

Sin ningún diente.

Esas personas solo pudieron sobrevivir

si otras mascaban la comida por ellos

y después se la entregaban mascada.

Era imposible que sobrevivieran porque no tenían dientes.

Es decir, ya podemos decir

que se ha ido llegando al estado de bienestar

a través de un ascenso.

El primero es, por supuesto, que dentro del grupo,

y enfatizo la palabra "grupo",

había un impulso de proteger a los más desvalidos.

A los que quedaban cojos, a los que quedaban tullidos,

a los ancianos, a los niños...

No es trivial

que, por ejemplo, la mayor parte en mucha mitologías

los herreros fueran cojos.

Era un buen trabajo para alguien que no podía cazar.

Entonces, reservarles ciertos puestos.

Pero, después, eso crece

y ya hay un interés por proteger al colectivo entero.

Entonces, ya estamos hablando

de que egipcios o romanos crean mecanismos para almacenar

y, luego, distribuir en épocas de escasez.

Por ejemplo,

Carlo Magno manda instrucciones a las parroquias

de que se debe por ley asistir a los ancianos,

a los desvalidos o a los tullidos.

Ya es una instrucción legal

en el sentido de que se obliga a las comunidades

a atender a los suyos.

Y así vamos escalando.

A través de todos estos precedentes

podemos llegar a los gremios medievales,

que es un avance

en el sentido de que dentro de una profesión

se sienten mutuamente obligados.

Ya es una aparición de sociedades de ayuda mutua

y no solamente hacen negocios entre ellos

y se enseñan los trucos del oficio,

sino que se protegen y defienden sus intereses

y también asisten a los huérfanos, a viudas o ancianos sin recursos.

Bueno, son mecanismos

y así es como vamos a llegar ya al siglo XVIII

y, sobre todo, al siglo XIX

que es donde va a aparecer ya más allá de la comunidad

otro concepto de proteger a la sociedad entera

que va a empezar

con lo que ahora llamamos Seguridad Social,

pero entonces era la asistencia por temas de trabajo y todo esto.

Si hablamos de antecedentes, por ejemplo, en España,

existían los pósitos en el siglo XVIII

que eran sitios muy interesantes donde se almacenaba trigo

para darlo a los labradores en caso de mala cosecha

para que la gente pudiera sembrar.

O las primeras cajas de ahorros

que podemos cifrar en el XVIII y en el XIX.

Son lugares donde se anima a la gente a ahorrar.

Vemos que, de momento,

y por eso ha sido una evolución social,

es privado,

porque donde podemos encontrar el antecedente

de lo que ahora conocemos por Seguridad Social

ya es en 1883

cuando el canciller Bismarck dedice crear un seguro privado

para enfermedades y accidentes.

Para accidentes sobre todo.

Es el origen de la "krankenkassen" alemana

y es un tema que...

Bismarck era un señor conservador, pero era un tipo muy listo.

Para unificar Alemania hay que ser muy listo.

Entonces, él,

más listo que los que ahora hay, dice:

"No podemos quedárnoslo todo y dejar a la gente sin nada

porque se van a cabrear y nos va a colgar".

Entonces, decide que tiene que...

Claro, es así. Claro.

Si no te mueve el buen corazón,

por lo menos, que te mueva el interés.

Los obreros no tenían nada

y decide crear un seguro de accidente.

Pero aquí viene lo interesante

porque marca un cambio de mentalidad.

El Reichstag le tumba su primer proyecto

porque dice que de ninguna manera

los obreros tienen que pagar ese seguro,

que era lo que él pretendía, detraer parte de su nómina,

porque el responsable de un accidente

es el responsable del lugar de trabajo.

Luego, es el patrón.

Y aparece a partir de ahí la teoría del riesgo.

Es que quien crea las condiciones laborales

responde

si dentro de ese entorno laboral se produce un accidente.

Y, además, responderá penalmente

si ha habido descuido, dolo o mala fe.

Pero eso supone un cambio de mentalidad

porque ya es la obligación más allá del individuo.

No es que usted tiene que hacerse un seguro,

es que está obligado

a proteger a la gente que trabaja para usted.

¿Por qué?

Porque en el siglo XIX

hasta que aparece eso están las mutuas,

las sociedades de apoyo mutuo,

los seguros privados o la beneficencia,

pero no hay un concepto de Estado

que va a llevar a la Seguridad Social.

También los sindicatos en algún momento.

Los sindicatos que nacen

para defender las condiciones laborales

y salariales

lógicamente, enseguida empiezan a luchar

por mejorar la asistencia de la gente

y entre ellos se convierten en sociedades de apoyo mutuo.

Claro.

No dejan de serlo ahora.

Tú estás en un sindicato y tienes un jaleo,

ellos te van a poner un abogado.

Cosa que tú, de tu bolsillo, a lo mejor no podrías

si te han despedido.

Esa función siguen teniéndola.

Pero, efectivamente, todo eso privado,

porque no deja de ser organizaciones privadas,

si quieres o no

no pertenecientes a la órbita de los estatal,

va a ir evolucionando

hacia lo que conocemos como la Seguridad Social.

La Seguridad Social se proclama en 1836,

en 1936, que he saltado de siglo.

El presidente Roosevelt,

frente a la gran crisis que sufría Estados Unidos,

saca la Social security act que ya sienta las bases.

Es un país ultraliberal y tal,

pero, sin embargo,

creó un acta o una ley para asistir a la gente

que tenía accidentes o estaba en situación de desamparo

y rápidamente es copiado por Nueva Zelanda

y tiene éxito

y enseguida aparece, por ejemplo, la Carta Atlántica,

la Conferencia de Washington y tal

en los años siguientes, en los años 40,

que van sentando las bases para ese Estado social.

El Estado en un primer momento mediante leyes

se inmiscuye en la protección laboral,

pero, acto seguido, en muchos sitios como Europa,

empieza a hacerse cargo de esa protección social.

Tenemos el caso español

que es interesante porque aquí hay una pelea tonta.

Lo mismo que hay discusiones bizantinas,

hay discusiones españolas

y hemos oído que Franco creó la Seguridad Social

o fue la democracia.

Eso es una chorrada.

España, como el resto de los países, cada uno a su ritmo,

siguió un proceso

hacia lo que conocemos como Seguridad Social

y estado de bienestar

del que la Seguridad Social forma parte.

Ya en 1900 se dictó una primera ley de accidentes laborales

y a partir de ahí fueron surgiendo

en los últimos estertores de la monarquía alfonsina,

en la dictadura de Primo de Rivera, en el franquismo y en la democracia

sucesivas leyes.

Por ejemplo, el retiro obrero, que era la antigua pensión de vejez.

Empezaron a dictarse leyes para proteger la viudedad,

la orfandad o la enfermedad.

En 1961 se crea el paro

y así llegamos.

Sí es verdad que al entrar la democracia

se reforma en el 74

y se crea el Instituto de la Seguridad Social.

Aparte de que se universaliza. Exacto.

Se dota económicamente. Ahí está.

En el 82, no quisiera bailar las cifras,

se universaliza.

Es un gran avance.

Pero hay un gran avance posterior

que es cuando ya se crean las pensiones no contributivas.

Cuando se considera que se abandona esta mentalidad

de "tú has puesto, tú recibes".

No.

Somos un cuerpo social

y la gente, si no ha podido o lo que sea,

tiene derecho a un mínimo.

Hasta entonces, aunque ya lo había asumido...

Por eso digo que vamos cambiando de mentalidad

porque ya estamos en el estado del bienestar.

Que no de la beneficencia, ¿no?

Es otra cosa, ¿no? Exacto.

El estado de...

Tenemos que saber las bases filosóficas del asunto

y el porqué de las cosas

si queremos defenderlas

y queremos entenderlas con todo lo que vayan.

El estado de bienestar nace...

El estado de bienestar se puede definir

como los sistemas y procedimientos

por los que se distribuye entre toda la población

parte de la riqueza

en forma de servicio.

No es que a ti te doy 1000 y a ti te doy 1000.

Creo sanidad, creo educación...

Bueno, pero nace de un concepto que es...

De varios conceptos.

El que más me gusta

es que somos parte de un cuerpo social.

Los humanos somos animales sociales.

Tú y yo no estamos aquí solos.

Yo he venido en coche por unas carreteras,

aquí hay personas detrás de las cámaras

llevando todo esto,

después se emitirá...

Nada de lo que yo tengo

y nada de lo que somos lo seríamos sin ser parte de un cuerpo social.

Si yo no fuera parte de un cuerpo social,

estaría con la lanza cazando ciervos.

Y no sabrías hablar. Exacto.

Para hablar necesitas al otro. Exacto.

Como somos parte de un cuerpo social,

es lógico que devolvamos a esa sociedad

en forma de bienes,

en dinero para hacer carreteras, hospitales o lo que quieras,

y en forma de servicios a los que todos podamos acceder.

Si a usted le ha ido muy bien la vida

y después quiere irse a un médico privado,

es su problema.

Su problema o su decisión.

Pero ahí tiene la sanidad pública.

Ese es el concepto.

No tiene nada que ver, como tú bien has dicho,

con la beneficencia.

No nace de un impulso filantrópico. Generoso.

Propio de tu ideología, tu religión o tu impulso.

Que está muy bien. Está muy bien.

Los filántropos siguen existiendo.

Y está muy bien que existan. Claro.

Pero esto es otra cosa.

No podemos depender de ellos.

Es que esto es justicia. Claro.

Desde este concepto.

Esto es redistribución.

Esto es algo que nadie regala.

Esto es parte del esfuerzo común.

Este ciclo sin fin de meter para sacar

y meter para sacar.

Sin eso no seríamos lo que somos ni tendríamos lo que tenemos.

Muy bien.

Ha sido un verdadero placer como siempre.

Muchas gracias. Encantado.

Seguimos.

Boek Visual nos presenta hoy una muestra

de la obra de Arturo Comas,

un artista

que ha hecho del humor y el absurdo su medio de expresión.

"Lo absurdo de la acción de Comas

siempre nos conduce a la risa o a la sonrisa.

Aunque también nos imaginamos algún ceño fruncido,

puesto que pese a que no es extraño pensar en el humor de lo absurdo,

este, no siempre, viene acompañado de entendimiento.

En ocasiones,

sonreímos en situaciones ilógicas que son crueles

y no lo sentimos raro.

La tradición que precede al artista sevillano

irrita a muchos y confiere comodidad a otros.

De esta forma,

como lo hiciesen los precursores

de las investigaciones sobre lo absurdo,

escritores, dramaturgos y artistas,

después de las dos guerras mundiales,

especialmente, desde los años 40 y 50,

el humor abre un espacio para expresarnos fuera del dolor

sobre nuestra propia existencia.

Y, así, hasta la ilógica cruel, disipa el malestar insoportable

cuando se nos muestra en una pantomima

o en una acción delirante.

El absurdo, como plantea Arturo Comas,

produce ese mismo impás

que los trabajos de sus predecesores.

Paraliza el tiempo, ralentiza la rapidez y el consumo

y suspende en el aire el dolor, lo práctico y lo coherente

para preguntarnos:

'¿Qué es? ¿Por qué esto? ¿Para qué sirve?'.

Cuestiones que, evidentemente, como un día ya señaló Albert Camus,

podían estar reflexionando sobre nuestras vidas.

¿Qué es la vida?

¿Por qué la vida?

¿Para qué sirve una vida?

Y, no obstante, Comas, que no Camus,

no juguemos a la confusión en demasía,

decide que sean contestadas esas cuestiones

por experiencia de cada uno

desde una perspectiva casi disparatada.

Así ve la obra de Arturo Comas Johanna Caplliure."

La editorial Anthropos tiene una colección

llamada "Memoria rota"

en la que se incluye este libro, "El exilio como patria",

en el que el especialista en María Zambrano

y catedrático emérito de Filosofía de la Universidad de Málaga

Juan Fernando Ortega Muñoz

reúne sus textos sobre el exilio.

Cuando en España se inicia la transición,

algunos pensaban poco en los exiliados.

Quizás, por miedo

a que no entendieran el desarrollo de los acontecimientos

en el interior de nuestro país.

Fue entonces

cuando María Zambrano habló de la necesidad de memoria

y de la vivencia del exilio

de un modo que llegó más allá de sus lectores.

Lo mejor que pensó sobre la condición de exiliado

ya estaba disperso en su obra

como demuestra este libro breve, cuidado e intenso como pocos

en los que encontramos reunidos los textos

en los que María Zambrano piensa la experiencia del exilio

como una parábola de la existencia.

Nos vamos hasta el lunes.

Tendremos con nosotros entonces a Javier Reverte

para hablar de su trilogía sobre la guerra civil española

que acaba de reeditarse en Debolsillo.

Y, ahora, como siempre, tengan un espléndido fin de semana

y vuelvan todos el lunes.

Hasta entonces, adiós.

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • La aventura del saber - 09/05/19

La aventura del saber - 09/05/19

09 may 2019

Veremos los reportajes "Matt Collishaw. Arte en el botánico" y "Boek visual: Arturo Comas". Además, entrevistamos a Reyes Mate, profesor de investigación del CSIC, y al escritor León Arsenal.

ver más sobre "La aventura del saber - 09/05/19 " ver menos sobre "La aventura del saber - 09/05/19 "
Programas completos (1717)
Clips

Los últimos 6.049 programas de La aventura del Saber

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios