www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
5479905
Para todos los públicos La aventura del saber - 09/01/20 - ver ahora
Transcripción completa

Hola, buenos días a todos.

Acabamos de reiniciar el año tras las vacaciones de Navidad

y vamos hoy a pensar en voz alta

sobre cómo han ido evolucionando estas fiestas

con la ayuda de Reyes Mate.

¿En la sociedad de la prisa

en que vivimos cuando paramos de trabajar

es solo para descansar

porque solo nos quedan fuerzas para descansar

y no para celebraciones?

Esa es una de las preguntas que le plantearemos a Reyes.

También contaremos con los chicos de Vibra-Tó,

que continúan con su proyecto de difusión de la música.

Una buena manera de acercar esta disciplina

son los museos de la música.

Nos hablarán de ellos

y de algunos que podemos visitar en nuestro país.

Hoy nos desplazamos a Soria para mostrarles el museo Numantino,

que este año cumple sus primeros 100 de vida.

Recordemos que nació principalmente al calor

de las primeras excavaciones de Numancia.

El proyecto Alifáfaro nace de la experimentación

de la técnica "stop motion" sobre objetos en cerámica

de Montse Piñeiro

y la producción de espacios sonoros y musicales

de Rubén Abad.

"Brotar", la animación que nos presentan,

es un homenaje al trabajo artesanal

y al universo mágico de la infancia.

Acabamos de pasar las vacaciones de Navidad,

y Reyes nos propone hoy que hablemos de ello.

¿Cómo han evolucionado en los últimos 50 años

las vacaciones de Navidad?

¿Por qué?

Bienvenido. Bien hallados.

50 años.

¿De 50 años para atrás era muy diferente esta festividad

o hay que irse mucho más atrás?

En poco tiempo ha cambiado todo en España

porque se ha secularizado la sociedad.

Hace un tiempo, 50 años, quizás menos incluso,

la Navidad era una cultura con culto.

Es decir,

había una cultura del nacimiento, de los belenes, de los villancicos,

pero en torno al culto.

Yo creo que era más activa, ¿no?

Es una...

La Navidad,

por lo menos, la que recuerdo de pequeño,

era una celebración, ¿no?

No era como ahora que es huir de la gran ciudad

y recluirte en el campo o en el pueblo de origen

para descansar sencillamente.

Hemos pasado de una cultura centrada en el culto

a un tiempo de descanso.

Hemos pasado de un tiempo que pivotaba sobre lo festivo,

la celebración, la fiesta,

a un tiempo de ocio y de descanso.

Es un cambio que es lógico

porque la sociedad española ha cambiado, ¿no?

Esta es una sociedad laica

y no tiene por qué levantarse al toque de campana.

Evidentemente.

Ha cambiado la sociedad porque es una sociedad laica.

Y lo que hay que preguntarse

es si solo ha cambiado la superficie,

si solo ha cambiado la estética,

o han cambiado también valores profundos

porque pudiera ser

que hemos tirado con el agua al niño.

Esto es lo que merece que reflexionemos.

Y tú dirías

que hemos cambiado valores profundos, ¿no?

Que hay algo que ha cambiado

de una manera negativa, ¿no?

A mucho peor, ¿no?

Hemos perdido algo.

Hemos perdido algo porque, si nos fijamos bien,

la Navidad antigua estaba estructurada

en torno a dos conceptos.

El de la infancia, y el del calendario.

La infancia.

La infancia no es la niñez solo.

La infancia es la patria

de la que en el fondo nunca nos vamos

y a la que constantemente estamos regresando.

Eso lo hemos perdido

porque la Navidad era un tiempo de relatos mágicos

que nos hacían soñar.

Eso lo hemos perdido.

Hemos perdido esa infancia.

Y también hemos perdido el calendario.

El calendario que nos rige,

incluso hoy, en un tiempo secularizado o laico,

es el calendario gregoriano.

En el calendario nuestro hay días en rojo y días negros,

días festivos y días laborables.

Eso no es por casualidad.

Si hay días rojos, si hay días festivos,

es porque son distintos de los días laborables.

Pero en la intención del calendario

el día festivo no es solo el día de descanso.

Es el día de la reflexión.

Es el día en el que se reflexiona sobre el sentido del trabajo.

La fiesta es esa distancia

que nos permite preguntarnos si trabajamos para vivir

o vivimos para trabajar.

Eso es lo que hemos perdido, ¿no?

Esas...

Ahora no tenemos tiempo mas que para descansar del trabajo

para volver de nuevo al trabajo.

Exactamente.

Y lo que tenemos que tener en cuenta

es que el descanso, si solo es descanso,

en el fondo no salimos del trabajo,

porque descansamos para volver a trabajar.

El descanso, entonces, es una especie de entrenamiento,

de puesta a punto, de coger la forma,

para volver a trabajar.

Entonces, seguramente, hemos pasado de un tiempo

marcado por un culto discernible, que era el culto cristiano.

Hemos pasado de una religión cristiana a otra...

La religión capitalista. La religión capitalista.

Ese es el punto. Claro.

Realmente, de lo que se trata es de trabajo.

De trabajar y estar esclavizado por el trabajo.

Quizá una de las cosas interesantes de la Navidad

siempre han sido los propósitos de Año Nuevo.

Qué es lo que voy a hacer mejor para el año que viene.

Pero eso está muy relacionado con el trabajo, ¿no?

Cómo mejorar las condiciones en las que te desarrollas, ¿no?

Efectivamente.

Al final,

vivimos en una sociedad en la que solo importa el trabajo.

Todo está organizado en función del trabajo.

Vivimos para trabajar.

Es decir, el dinero, por tanto, es el eje de nuestra existencia.

Eso es el capitalismo como religión.

Un tema del que se habló hace 30 o 40 años,

pero que cada vez es más actual.

El capitalismo es una religión.

Es decir, el capitalismo... Perdona.

Una religión indiscutida, ¿no? Exactamente.

Porque pensamos que no hay alternativa posible.

Los intentos que ha habido históricos,

como fue el comunismo,

fracasaron.

Hemos llegado a la conclusión

de que el sistema de producción actual

en el que lo importante es el beneficio y el dinero

no tiene rival.

Eso es lo que convierte al capitalismo

en una religión.

No solo en un sistema de producción más o menos eficaz,

más o menos justo o injusto,

sino realmente en algo parecido a una religión.

A algo que se nos impone

y que, en el fondo, conforma nuestra vida.

Podríamos analizar en detalle

en qué sentido el capitalismo es una religión.

Venga, vamos a ir por ese camino.

¿En qué sentido?

Todas las religiones tienen un credo, ¿no?

Tienen unas creencias.

"Credo" en latín se dice "creditum", que se traduce por "crédito".

El capitalismo también tiene su credo.

El credo del capitalismo es el crédito.

El que no tiene crédito en el capitalismo

está perdido.

Para ser algo necesitas crédito.

Pues bien,

lo original de esta religión capitalista

es que su credo, su crédito, en vez de proporcionar felicidad,

nos esclaviza.

¿Por qué?

Porque el crédito capitalista significa endeudarse.

Es pedir un préstamo y quedar endeudado.

Y "deuda", en alemán, significa 'deuda' y 'culpa'.

Nos culpabiliza.

¿Por qué?

Nos culpabiliza en el sentido de que...

Dicen los propios críticos del capitalismo,

pero capitalistas ellos mismos,

que cuando gastamos lo que no tenemos,

somos culpables de una deuda que contraemos.

Pero, además, una vez que has contraído una deuda,

tienes que pagar los intereses

y para pagar los intereses tienes que volver a endeudarte.

Recordemos, cuando la crisis griega,

los griegos pedían 1800 millones para sobrevivir.

Y el banco europeo se los dio.

Pero porque tenían que devolver en intereses

400 millones de euros.

Es decir, les das un dinero, pero te endeuda más.

Es decir, te esclaviza más.

Esa cadena es la que hace

que el capitalismo no sea una religión

que promete felicidad como todas.

Todas las religiones prometen felicidad.

Esta es la única que produce esclavitud.

Bueno, nos queda la lotería, ¿no?

La lotería de Navidad, ahora, la del Niño, reciente...

Nos queda lo que hacían los revolucionarios franceses.

A los revoluciones franceses...

A los revolucionarios franceses,

que se llevaron por delante mitras y cabezas coronadas de reyes,

se les propuso para ser coherentes,

puesto que habían entronizado la razón y la laicidad,

hacer un calendario revolucionario.

Entonces, hubo un señor...

Cambiaron el nombre de los meses y todo.

Propuso un calendario revolucionario que consistía en 12 meses,

pero cada mes tenía 30 días; cada día, 10 horas;

cada hora, 100 minutos.

Es decir,

propuso un calendario

en que todos los días fueran iguales.

En que todos los días fueran iguales.

Ese calendario fracasó.

Y fracasó

porque los revolucionarios de a pie entendieron

que con un calendario en que todos los días fueran iguales

y en el que no hubiera días festivos

estaban condenados a vivir para trabajar.

Para eso no valía la pena hacer una revolución.

Por eso fracasó el...

Hay que aprender de la Navidad antigua

su sabiduría.

Más allá de la creencia,

lo que no podemos perder es esta idea

de que no se puede vivir para trabajar.

El trabajo es necesario.

Hegel hablaba de una razón laboral,

pero al lado de eso hablaba de una razón dominical.

La razón del domingo.

Para que una existencia sea lograda tiene que haber una razón dominical.

A eso no podemos ni debemos renunciar.

¿Y cómo sería esa razón dominical?

¿La del ocio digamos

puramente sin propósito y sin objetivo?

En la historia hay muchos momentos reflexivos.

Está depositada en textos,

en imágenes, en relatos...

Eso nos ayuda.

Es decir,

el ocio no debería ser descansar solo.

Debería ser contemplar.

Hablaban los antiguas de días laborables y días de acción,

días festivos y días de contemplación.

Es el contacto con esa mejor cultura

donde otros que nos han precedido han reflexionado

sobre el sentido de la vida.

Y uno lo puede encontrar, sea en una novela,

sea en una obra de teatro, sea en un cine

o sea sencillamente paseando.

Pero ese depósito cultural que hemos heredado

está ahí a disposición

para que no todo sean días laborables,

sino que rescatemos la sabiduría de los días festivos.

Yo creo que esto hay que apuntarlo muy bien

y empezar por uno mismo, ¿no?

Realmente, aparte de descansar, puedes hacer otras cosas, ¿no?

Puedes replantearte lo que estás haciendo.

Naturalmente.

Y eso va implícito

en la idea de "año nuevo, vida nueva".

Es curioso ese propósito porque es bastante incongruente.

El tiempo es lineal.

La diferencia

entre el día 31 de diciembre y el 1 de enero

es mínima.

Es la misma que entre el 30 y el 31,

y el 29 y el 30, ¿no?

Y, sin embargo, nos empeñamos en decir "vida nueva".

¿Por qué?

Porque lo nuevo

es interrumpir de alguna manera la rutina.

Es imponernos a las condiciones que nos determinan.

Que son la búsqueda, la respuesta a las necesidades, ¿no?

Esa interrupción de ese esfuerzo máximo

por cubrir las necesidades por trabajar...

Ese esfuerzo máximo solo es posible

si tenemos en la cabeza la idea de que lo podemos interrumpir.

En el fondo,

el propósito de vida nueva es la idea de que podemos reaccionar

frente a la tiranía del tiempo que está dominado por el trabajo.

Y esa...

Hay mucha gente que tiene miedo de esto, Reyes.

Y creo que hay personas que piensan

que si la gente tiene demasiado tiempo por delante,

no tiene la obligación de hacer determinadas cosas.

Puede ocurrir cualquier cosa que no sea deseable, ¿no?

Claro.

En eso el capitalismo ha sido exitoso.

Al final, como religión,

nos ha dicho que su salvación, que es esclavitud,

consiste en pensar solo en el trabajo.

Confrontarnos a nosotros que romper la tiranía del trabajo...

Eso nos crea problemas

porque nos descubre, efectivamente, la soledad,

nos descubre el sufrimiento...

La finitud. La finitud.

Y, sin embargo,

es en esa reflexión donde podemos encontrar respuesta

precisamente a los problemas que tenemos.

Y donde podemos mejorar nuestra propia humanidad, ¿no?

Que consiste en eso, ¿no?

Recordemos la primera vez que charlamos

cuando hablabas de "humano-humus",

las personas que entierran a sus muertos.

Es decir,

el sentido de la humanidad misma es pensar también la muerte.

Efectivamente.

La finitud

sería como para hablar un día detenidamente.

De cómo la finitud,

expresada sobre todo en la muerte o en la vejez,

puede ser vista como un gran fracaso

o puede ser vista también como culminación de la vida.

La muerte es ese fruto que llevamos dentro

y que puede lograrse.

Puede haber una muerte lograda, y es una vida lograda.

Yo creo que esto lo apuntamos.

Aunque, quizás, la semana próxima que nos veamos,

podemos hablar del Holocausto,

porque va a estar cerca la celebración, ¿no?

Buena idea. ¿Vale?

Quedamos en eso. Muchísimas gracias.

Gracias. A vosotros.

Seguimos.

La Universidad de Castilla-La Mancha

propone la siguiente cuestión.

¿Se puede aprender el talento artístico?

La universidad responde.

Rotundamente, no.

El talento artístico

es una facultad natural del individuo.

O se nace con ella

o se carece de ella durante toda la vida.

Mediante el talento artístico un individuo puede dar forma

en cualquier soporte, lenguaje

o forma de expresión de cualquier naturaleza,

ya sea visual, sonora, audiovisual, etcétera,

a ideas

que la mayor parte de sus contemporáneos

no sabrían cómo hacerlo.

Normalmente,

el poseedor de talento artístico suele ser un avanzado para su época

y en la mayoría de las ocasiones

sus contemporáneos no están en condiciones

de comprender o compartir sus propuestas y sus creaciones.

Esta es la razón

por la que algunos poseedores de gran talento artístico

han sido autodidactas,

supliendo así su falta de formación

con la adquisición por sus propios medios

y mediante sus propios recursos

de conocimientos avanzados

relacionados con el campo de las prácticas artísticas.

Pero la ausencia de talento artístico

se puede suplir con la adquisición

de una metodología de trabajo creativa

basada en modelos experienciales

y en prácticas exhaustivas en torno al aprendizaje de técnicas,

estrategias narrativas,

conocimiento profundo de la historia del arte,

y métodos de proyectación y producción

que lograrán obtener resultados artísticos de gran nivel

sobre todo, si estos se relacionan, siguen o imitan

vanguardias, estilos

y modelos normativos estéticos preexistentes.

Esta es precisamente la función y el objetivo principal

que persiguen las academias artísticas.

Qué bien suena.

Taller de música

en el que después de unas pequeñas vacaciones

contamos de nuevo con Vibra-Tó.

Como recordarán,

son un colectivo de músicos e investigadores

que difunden su amor por la música, la ciencia y el medioambiente

a través de sus conciertos y de talleres por todo el mundo.

Como vemos, vuelven eléctricos.

Vuelven rebosantes de energía y de actividad.

¿Qué tal estáis? Bienvenidos de nuevo.

Miguel Guinea y Joaquín Sánchez, Vibra-Tó.

Otra vez aquí.

Otra vez aquí.

Muy contento de estar otra vez en la sección.

¿Y qué nos tenéis preparado para este regreso?

Hemos estado una temporada de viaje

y conociendo otras culturas y otros instrumentos.

Y, sobre todo,

lutieres hemos conocido por ahí muy interesantes.

Argentina, Joaquín.

En Argentina ha sido la última parada.

Primero fuimos al festival de flautas del mundo.

Es un festival muy interesante que se celebra en Mendoza.

Y, luego, aprovechamos para pasar por Buenos Aires

e ir a visitar a una persona que teníamos ganas de conocer.

Es Hugo Domínguez, el lutier de Les Luthiers.

Casi todo el mundo conoce al grupo argentino Les Luthiers

y sus instrumentos informales como ellos los llaman.

Hugo ha sido el último lutier,

el tercero de la saga de personas

que se han dedicado a hacer instrumentos

de esa manera creativa, ¿no?

Innovando y...

Y nos recibió en su taller,

nos explicó cómo hacía los objetos sonoros,

su inspiración...

Incluso tuvimos la oportunidad de estar una mañana muy agradable.

Qué interesante, qué interesante.

Pero creo que lo bueno es verle en persona,

y en nada puede que esté por aquí, por España.

Pues, mira, sí, en marzo viene.

En marzo viene,

y vamos hacer charlas con él o algunos cursos.

Por si hay gente interesada, vamos a estar organizando.

Es muy curioso este hombre.

Empieza por el amor al "jazz".

De pequeño le gusta el "jazz".

Se compra una trompeta,

se compra otros instrumentos de batería

y, el banjo, que no lo consigue, se lo fabrica.

Fijándose en cómo suenan y las características que tienen,

empieza a fabricar instrumentos y toma la carrera de lutier.

-Claro.

Y no solo lutier.

Su amor por la ciencia, el sonido y las esculturas sonoras

lo hacen también construir un montón de aparatos y experimentos

para museos de música.

Es otro de los caminos que a nosotros nos interesan

a la hora de conocer los instrumentos,

cómo funcionan,

y cómo acercarte con cuatro cosas muy cotidianas

a experimentos muy concretos.

¿Y qué tipo de talleres vais a hacer con él?

Pues él dará algunas charlas, algunas conferencias.

Una que hay programada en el Círculo de Bellas Artes.

Y estaremos en otras que se están cerrando

acompañándole también un poco y, sobre todo, aprendiendo de él.

Sobre todo, dedicadas al sonido.

A la búsqueda del sonido con todas las técnicas que conoce.

Muchas las ha visto o copiado

de grandes artistas como Leonardo da Vinci.

Algunas técnicas.

Y otras las ha inventado él mismo.

Hablabas, Joaquín, de los museos de música.

Yo creo que es interesante que hoy nos paremos un poco

y veamos qué oferta tenemos de ese tipo de museos en España.

Pues tenemos mogollón la verdad.

Muy claro, mogollón.

Hay mucha gente a la que le encanta la música,

e incluso hay colecciones privadas

que no dependen de subvención pública y demás.

Por ejemplo,

a nosotros nos gusta mucho una que hay en Sevilla.

Es un museo de música africana

donde vamos a beber de las fuentes para...

Cuando estudiamos instrumentos,

normalmente, el origen suele ser África,

instrumentos africanos.

Por ejemplo, si estudiamos el banjo,

en este museo tenemos la oportunidad de ver

los tatarabuelos del banjo como el akonting o la kora.

Este museo es muy interesante

porque aparte de instrumentos

tiene un montón de discografías y de fotografías

y también cuenta con un proyecto en Burkina Faso,

donde han hecho una escuela de música y cultura

y promocionan un poco tanto la cultura como la mujer

como el medioambiente...

Entonces, este museo, con la Universidad de Sevilla,

está trabajando en terreno

y, aparte, lo trae para mostrarlo a todos.

Qué interesante.

Pero... De hecho...

Sí, continúa.

Daremos un taller dentro de poquito.

-El 11 de enero. -El próximo 11.

-Van destinados los beneficios a lo que comentaba Miguel,

a la construcción de un pozo que están haciendo

al lado de la escuela de Burkina Faso

para que puedan disponer de agua.

Queríamos aprovechar este espacio.

Por si alguien quiere colaborar con la iniciativa,

vamos a dejar una fila 0

para el que no pueda acercarse a Sevilla.

Irá todo destinado directamente a la construcción de este pozo

y a la escuela.

Qué buena idea.

Y tenemos un concierto de promoción de este sitio también

con Javier Ruibal, Ballena Gurumbé y otros artistas

en la sala Malandar el día 30.

-El 30 de enero también.

-Para llevarlo todo a Burkina, a esta ciudad que se llama Fada.

Muy bonita.

No paráis, chicos.

¿Qué más museos podemos visitar en España?

La verdad es que habíamos apuntado a los que hemos ido,

que son bastantes,

pero empezando a investigar acerca de los museos

nos hemos quedado sorprendidos de la cantidad de que hay.

Vamos a hacer un poco de pimpón de museos

para que todo el mundo, allá donde se encuentre,

pueda asistir.

Aparte del museo de la música africana,

en Granada tenemos uno de nuestros museos favoritos.

Es el museo del Parque de las Ciencias.

Hay ahora una exposición sobre música y ciencia

que se llama "Play. Ciencia y música"

que recomendamos visitar.

-Es muy recomendable, sí.

¿Qué más?

Mira, por aquí.

Tenemos también el museo Lombarda de Sixto Moreno, un compañero,

que lo ha abierto en Lobras, en la Alpujarra.

Un museo sobre la tradición de la Alpujarra.

Tenemos el museo etnográfico de San Sebastián de los Reyes,

el museo Hazen del piano,

La casa del gaitero, de Eugenio Arnao,

en Aguarón, Zaragoza.

Este montó un museo en la casa del cura

en un pueblo muy pequeñito.

Eugenio es una increíble persona.

Te cuenta todos los instrumentos. Es un gran artista.

También lo recomendamos.

El taller de instrumentos de Pablo Carpintero

en Santiago de Compostela.

¿Qué más tenemos, Miguel?

-Tenemos por el norte el Soinuenea, Centro de la Música Popular.

Tenemos el museo de Los Sonidos de la Tierra,

que es superbonito.

En Santo Domingo de Silos, en Burgos.

Muy recomendable también.

El Museo del Tambor de Tobarra.

No sé si conoces estas fiestas que se pegan

tocando el tambor ciento y pico horas.

-Del Miércoles Santo al domingo sin parar de tocar el tambor.

-Bueno.

-Es recomendable para el que le gusta.

Ahí vibras bien, ¿eh?

Vibras bien durante esos días. Vibración a tope unos días.

La Casa del Timple, en Teguise, Lanzarote.

El Museo del Órgano, en Agüero, en Huesca.

El Museo Etnográfico de Castilla y León, en Zamora.

¿Qué más cositas?

-Tenemos otros muy importantes en Urueña.

Urueña es una pequeña localidad de Valladolid,

de 188 habitantes.

Es la única ciudad en España que es Villa del Libro.

Es uno...

Me imagino que muchos la conocerán

porque es una localidad que tiene más librerías que bares.

Eso es raro.

Ahí hay dos museos muy importantes.

El museo de Luis Delgado, un museo increíble.

Si pilláis a Luis por ahí, te cuenta todos los instrumentos.

Es un gran instrumentista también.

Y la Fundación Joaquín Díaz, donde encontramos...

Aquí te traigo unos libros de la Fundación Joaquín Díaz

con unas fotos muy bonitas

de las primera máquinas para atrapar la voz

o atrapar el sonido,

los primeros gramófonos.

Y otro de...

Bueno, era al revés.

Otro de juguetes, de juguetes sonoros.

También es superbonito.

Luego, en Barcelona, el Museo de la Música de Barcelona.

Está en el edificio del Auditori.

Si os podéis escapar por allí, es increíble.

En Barranda, Murcia, y en Busot, Alicante,

tiene dos museos Carlos Blanco Fadol,

que es un uruguayo

que se ha tirado un montón de años recuperando instrumentos

y los fue repartiendo por museos que hizo aquí en España

y son muy interesantes.

Tirando para la tierra también está el MIMMA,

el museo interactivo de la música de Málaga.

Es buena oportunidad para tocar.

Ahí no se prohíbe tocar, sino todo lo contrario.

Se estimula a tocarlo todo, ¿no?

A llegar a un piano, a la trompeta...

A probarlo, ¿no? Qué bueno.

También tenemos colecciones, colecciones más de tipo privado.

Sí, sí.

De colecciones tenemos, por ejemplo, la de instrumentos de Gabriel Marín

o la colección particular de José Ramón Cid,

"Flauta y tamboril",

de Ciudad Rodrigo.

Tenemos la colección de la Fundación La Fontana,

en Barcelona.

Está también la colección de Ismael Peña Poza,

que trabajó en esta casa,

en el programa de "La banda del mirlitón",

hace ya unos añitos.

Ismael también ha recopilado muchísimos instrumentos.

Tiene como más de 4000,

e iban a ser parte

del futuro Museo de la Música de Madrid.

Se ha quedado parado el proyecto con el actual ayuntamiento,

pero durante el ayuntamiento anterior

estuvo casi a puntito.

Hay colecciones como la de Xavi Lozano,

una colección de flautas increíble.

La colección de "Música para ver", de Irún;

la de nuestro amigos Manuel Mateo y Arturo Cid,

la colección de flautas de Luis Payno y Juanma Sánchez,

también una colección de clarinetes de Pedro Rubio,

aquí, en Madrid.

Tenemos una lista para ver que yo creo que...

-Y todo el mundo al público, ¿no?

Ahí a...

Eso es lo bueno, ¿no?

Compartir lo que tienen. Claro.

Y así poder descubrir

toda esa maravilla relacionada con la música.

O sea que posibilidades las hay, y tenemos unas cuantas.

En cada esquina casi.

Y además recomendamos siempre acercarnos a la...

Aunque a veces te da un poco de corte,

siempre lo hemos hecho.

Acercarnos a la gente que sabe.

Si quieres saber sobre instrumentos, vas a la fundación de Joaquín Díaz,

al museo de Luis Delgado, a cualquier museo,

a cualquier persona que tiene las colecciones.

Normalmente son grandes amantes de la música

y están deseando que se acerque alguien

a preguntarles y compartir.

Cuando les preguntas vía internet o teléfono,

te responden superbién.

Muy receptivos. Y se interesan un montón.

Antes de despedirnos, chicos,

tenemos una duda de uno de nuestros espectadores,

porque ya saben

que pueden acercar todas las preguntas,

dudas, comentarios, lo que quieran,

a un "mail".

Info@vibra-to.com.

Ahí tenemos preguntas como la de Enrique,

desde Villamanrique de la Condesa,

que pregunta:

"¿Cómo funciona una guitarra eléctrica?

¿Sería fácil hacer una?".

Toma ya. Toma.

Ahora contestáis. Vale.

Pues la guitarra, para empezar por lo básico,

es un instrumento de cuerda.

La cuerda es la que emite la vibración.

En el caso de la guitarra acústica, la guitarra española,

es la caja de resonancia la que le da el volumen

para que la escuchemos, ¿no?

Entonces, en el caso de guitarra eléctrica,

tenemos que ponerle el piezoeléctrico.

El piezoeléctrico o pastilla.

Hay dos maneras básicas

por las cuales se puede convertir el sonido acústico

en señal eléctrica.

Una de ellas son las bobinas, unas bobinas...

Un bobinado de cobre con una pieza de metal

que lo que hace

es convertir esa vibración en señal eléctrica.

Y hay otra que es el piezoeléctrico.

El piezoeléctrico es una especie de material cerámico

que reacciona a la presión.

Entonces, en esta ocasión,

para explicarlo de una manera muy sencilla,

hemos cogido un piezoeléctrico

instalado en una cajita de pastillas de menta,

una tabla y una gomilla.

Esto, conectado a un amplificador,

cortesía de nuestro amigo Manuel Prieto.

Una amplilata. Una amplilata.

De Tuna Music Instruments.

Es sencillamente una lata su amplificador.

Aquí, si pulsamos, lo que está ocurriendo...

-Sonido celestial.

-Un sonido...

Toma.

-Bastante roquero. -Sí.

La vibración pasa a este piezoeléctrico.

Lo que tiene el piezoeléctrico es como...

-El como una sal.

Hay varios tipos de sal.

De rubidio, cuarzo y algunas cerámicas.

Esta sal, cuando le das una presión,

como que su parte eléctrica se modula, ¿no?

-Manda una señal eléctrica. -Se transforma.

La presión que tú ejerces se transforma en señal eléctrica,

y a su vez

el altavoz vuelve a transformar la señal eléctrica

en señal acústica.

Queremos escucharlo, Joaquín. Estoy ansiosa.

Vamos a escuchar.

Aquí ajustamos un temita.

¿Me acompañas con el gomillófono?

-Bueno, a ver, habrá que afinarlo.

Así de fácil se monta una guitarra eléctrica.

Joaquín, Miguel,

os esperamos pronto en "La aventura del saber".

Gracias. Muchas gracias.

Hasta la próxima.

Y seguimos.

En 1919, en Soria,

abría sus puertas el museo Numantino,

que con el paso del tiempo se convirtió en museo provincial.

El origen de este centro se encuentra en la necesidad

de mostrar los grandes hallazgos que salieron a la luz

tras las excavaciones del yacimiento de Numancia.

En la actualidad,

el museo presenta un recorrido cronológico

que abarca desde el Paleolítico inferior

hasta la Edad Moderna.

"Hace 100 años, en Soria,

abría sus puertas el museo Numantino,

que con el paso del tiempo se convirtió en museo provincial.

El origen de este centro se encuentra en la necesidad

de mostrar los grandes hallazgos que salieron a la luz

tras las excavaciones del yacimiento de Numancia."

Es el único museo de su momento

construido expresamente y "ex novo"

para albergar una colección arqueológica.

Incluso la arquitectura no utiliza un convento desamortizado

o un palacio o una iglesia fruto de la desamortización,

sino que se construye ex profeso para ello.

"La caída de Numancia en el 133 antes de Cristo

después del largo asedio de las tropas romanas

comandadas por Escipión

queda marcado como un hito en la historia.

Numancia es posiblemente la ciudad celtibérica más citada

por historiadores y cronistas romanos.

Los trabajos en el yacimiento numantino

a partir de mediados del XIX

llevan a confirmar la relevancia histórica del lugar.

A la vez,

se reafirme y recrea el mito de Numancia."

El museo Numantino tiene una historia peculiar

y también enlaza con ello.

A finales del siglo XIX,

con la crisis institucional que sufre España,

crisis política, social y económica gravísima,

España despierta un día

sintiendo que ha perdido las colonias de ultramar

y que es un país que ya no es lo que fue.

Hay una corriente de pensamiento

que considera que es necesario devolver el orgullo a España

y a los españoles

a través de los grandes hitos nacionales.

Y Numancia es uno de ellos, obviamente.

"El museo, actualmente, presenta un recorrido cronológico

que abarca desde el Paleolítico inferior

hasta la Edad Moderna.

La mayoría de su colección es arqueológica,

y algunas de las piezas más remotas reciben al visitante."

Estas piezas se encontraron en Ambrona.

Lo más interesante de ellas es todo lo hay a su alrededor.

La provincia de Soria en realidad es...

Siempre digo

que es un gran yacimiento paleontológico,

que es algo muy desconocido por muchísima gente.

Tiene su importancia

porque no habla de todo lo que hay alrededor

del yacimiento de Ambrona.

Como es una zona pantanosa y es una zona con agua,

aprovechaban muchos animales para ir a beber.

Era el lugar idóneo

para poder hacer las labores de caza que conocemos.

"El museo Numantino gestiona el Yacimiento-Museo de Ambrona.

Este yacimiento es uno de los más importantes

del Paleolítico inferior europeo.

Además,

en él encontramos la primera señal de ocupación humana

en la provincia de Soria."

El museo, más allá de los objetos,

lo que hace es trazar una narración histórica

del recorrido histórico de la provincia de Soria

utilizando los objetos casi con el valor de palabra.

En el sentido de que están los textos escritos,

pero las piezas son también comunicantes.

Forman parte del discurso. No es algo que se lea aisladamente.

Y, efectivamente,

esa es la lección última de la historia

y, por supuesto, del museo.

La importancia de la placa de Villalba

es que nos habla de esos hombres primitivos.

Nosotros los tenemos con esa visión bohemia

de gente muy soez y muy burda,

y, en realidad, aquí es un perfecto ejemplo

de que tienen por detrás un pensamiento y un raciocinio.

Si nos fijamos en lo que son las incisiones

que se hacen sobre la propia placa,

vemos cómo dibujan perfectamente a los bóvidos

y cómo en algunos casos incluso preparan un boceto

para poder encajar mejor las cabezas y poder encajar mejor los cuerpos

dentro del espacio de la propia placa.

"Otro de los yacimientos y museos que gestiona el Numantino

es el de Tiermes.

Excavado en la roca arenisca,

el yacimiento muestra los restos de esa ciudad celtíbera y romana.

Dentro de la impresionante colección de la cultura celtibérica

nos fijamos en una de las piezas

que más recientemente se han incorporado al museo."

La decoración es como un friso que nos cuenta una historia.

Vamos a ver alrededor un animal que va a ser el protagonista,

que es el caballo,

y vamos a encontrar ese mismo animal,

pero en diferentes etapas de su vida.

Nos va a contar todo el desarrollo del animal.

Aquí lo vemos en su etapa adulta y con todas las riendas.

Nos está hablando de la domesticación de ese animal.

Y dando la vuelta alrededor de la vasija

vamos a ver que aparece en su edad adulta,

pero sin las riendas,

hasta que se convierte en un potrillo.

Pero lo vamos a ver en el sentido inverso.

Era un animal muy importante dentro de la cultura celtíbera

porque eran unas sociedades muy vinculadas a una casta guerrera.

Para los guerreros los caballos eran importantísimos.

No es lo mismo luchar cuerpo a cuerpo

que encima de un animal tan noble como eran los caballos.

El museo recorre la historia, cuenta una historia,

y cuenta otros modelos de vida económica, social y política

que ya han existido

no solo a través de la arqueología y de los procesos

o de los fenómenos históricos,

sino también a través de la etnografía,

de la que tenemos una colección extraordinaria.

La representación de los dibujos son dos toros.

En un lado, vemos el toro,

que está perfectamente anclado a la tierra.

Se le pueden ver las patas.

Se puede cómo tiene ese peso y esa organicidad de un animal vivo.

Vemos en las patas delanteras del toro

cómo hay un pez

que se representa en una perspectiva extraña.

Yendo hacia la otra parte, que está perfectamente diferenciada,

vemos que ese toro ya está transformado.

Ese toro nos mira directamente.

Ya es aéreo,

porque no tiene las patas posadas en el suelo.

La importancia del toro es que está asociado a la Luna.

Por eso vemos que una vez ya se ha transformado

aparece por primera vez el trisquel.

"La presencia y relevancia de los hallazgos numantinos

siguen asombrando a día de hoy."

Todo lo que se excavó a principios del siglo XX

está siendo revisitado por la ciencia

para reinterpretarlo a la luz de nuevos hallazgos

tanto de paralelos dentro de la cultura celtibérica

como de la cultura ibérica o incluso de la cultura celta.

Dentro de 100 años,

se volverá a revisitar lo que nosotros hagamos hoy.

La ciencia es una escalera.

Además, Numancia,

que está excavada en 3/4 partes de su superficie,

es el yacimiento celtibérico más excavado en superficie,

con lo cual ha deparado más datos que ningún otro.

Aparte de la cualidad enorme artesanal celtibérica,

en Numancia existió la genialidad de un pintor anónimo,

como eran entonces.

Probablemente,

él no tuviera la sensación de estar creando arte.

Pero, sin ninguna duda, estoy convencida

de que hubo en Numancia un pintor dotado de la genialidad artística.

Sin ninguna duda.

"Del carácter guerrero de aquellos pueblos celtíberos,

hay suficientes muestras en el museo."

Es una espada tipo latón que encontramos en muchísimas partes

y que quizás nos recuerda un poquito

a la "gladius" que utilizaban los romanos.

Siempre se ha dicho

que quizás se inspiraron en este tipo de piezas.

Lo curioso es que está completamente doblada.

Está inutilizada.

No es que se haya producido a lo largo del tiempo,

que la hayamos encontrado así,

sino que se ha hecho de manera intencional.

Cuando los guerreros morían,

sus armas quedaban completamente inutilizadas.

Por eso se doblaban

y se encerraba al guerrero con esas armas.

Era esa forma de reincidir en ese prestigio

y en esa élite guerrera dentro de la sociedad.

Unas piezas que solo podían utilizar

y que eran exclusivas de estos guerreros.

"La romanización de grandes territorios

en la península ibérica

trajo nuevos códigos culturales, económicos y sociales.

En estas tierras sorianas

también se dejó sentir de forma notable."

Saturno estaba pensado para meterse en una hornacina.

Es un dios que tiene que ver con las cosechas.

Tiene que ver con el grano.

En el caso del ejemplo que tenemos aquí,

está hecho en mármol,

de un tamaño bastante asequible, bastante pequeñito,

y es posible que se hubiera hecho en algún taller soriano

de la antigua Roma.

"Salimos de nuevo del museo

para visitar otra de las joyas que gestiona el Numantino,

la ermita de San Baudelio.

Se trata de una construcción mozárabe

del siglo XI

de gran interés tanto por su arquitectura

como por las pinturas murales que cubren sus paredes interiores.

La sala medieval del museo no pasa por alto

la importante presencia musulmana en estas tierras."

La provincia de Soria, durante la época medieval,

sobre todo en ese momento de conquista árabe,

se constituyó como un auténtico limes

y una frontera natural entre los reinos cristiano

y toda esa cultura árabe que entraba a la península.

Nos encontramos aquí con algunos vestigios

de esa cultura material.

En este caso son distintas cerámicas.

Vamos a encontrar también otros vestigios.

También grandes fortalezas.

Una de las más importantes la del Castillo de Gormaz.

Muchos castillos que encontramos en la provincia

fueron fortalezas árabes, musulmanas,

y, posteriormente,

fueron conquistadas por los reinos cristianos.

Lo mismo que en materia de la toponimia.

Muchos pueblos que tenemos en los alrededores

tienen esa herencia que proviene del mundo árabe.

Almazán, Almenar, Almarza... Todos con ese "al-" delante.

Incluso Medinaceli.

"Y volvemos a salir

para contemplar otra de las maravillas

que gestiona el museo Numantino en Soria,

el Monasterio de San Juan de Duero.

Actualmente,

este conjunto constituye la sección medieval del museo.

En el interior de la iglesia

hay una breve exposición de tres piezas

que recuerdan las grandes religiones monoteístas

con presencia en esta tierra:

un hueso

en el que está escrito el alifato, o alfabeto árabe,

la lápida hebrea

y la imagen de la Virgen de la Estrella."

¿Quiénes de vosotros habíais estado antes en el museo?

Es un lugar donde hay muchos objetos antiguos.

-Muy bien.

-El museo es donde hay que estar calladito

y entender las cosas.

-Muy bien.

"El museo mantiene una continuada oferta

de divulgación y difusión de sus fondos.

Entre otras actividades

las destinadas a los escolares son de las más demandadas.

No queremos irnos del museo

sin entrar en uno de los lugares más importantes del mismo

y uno de los que no se visitan:

el taller de restauración."

Es fundamental la conservación de las obras.

En realidad, las piezas, cuando llegan,

muchas veces necesitan tratamientos de urgencia

y otras veces necesitan tratamientos paliativos

de cuidados para almacenaje y para exposición.

Desde el taller de restauración

todos estos...

Todas las variables que pueden afectar a una pieza

se controlan.

Se tratan de controlar

y se trata de que las piezas perduren

lo máximo posible.

Lo que se trata ahora mucho,

más que intervenir en la pieza directamente,

es de tratar de controlar

los agentes de deterioro que pueden afectar a la pieza,

ya sea luz, contaminación...

Ahora, la contaminación...

Parece que vivimos en sitios no contaminados,

pero siempre hay vapores.

Luz, contaminación, humedad, temperatura, la manipulación...

"100 años después de su inauguración,

el museo Numantino encara el futuro enraizando bien sus objetivos."

Yo creo que tiene que ser un lugar permanente y sereno

de transmisión de cultura,

un lugar donde reflexionar y donde el tiempo se detenga

dentro del ruido y de la prisa

y esta necesidad de un progreso continuado.

Además,

los museos ofrecen un lugar de meditación y encuentro,

y me gustaría que eso se siguiera manteniendo.

El espacio Boek Visual nos presenta "Brotar",

un trabajo de animación

realizado con técnicas analógicas por Alifáfaro,

un colectivo formado por Montse Piñeiro

y Rubén Abad.

"'Brotar' es un homenaje al trabajo artesanal

hecho desde las manos y el corazón.

A través de su protagonista, Mirta, paseamos por escenarios teatrales

que se construyen a través de técnicas analógicas

consiguiendo acabados originales y sencillos.

Montse Piñeiro toma como referencia a sus abuelas,

ejemplos de fuerza y sabiduría,

para revelar un universo mágico

que nos transporta a nuestra infancia.

La música original de Rubén Abad danza con las imágenes

y nos lleva a los inicios del siglo XX

a través de tintes impresionistas

que se entremezclan con las luces y colores

que acompañan a toda la pieza.

Alifáfaro nace en la primavera de 2019

de la mano de la artesana y escenógrafa Montse Piñeiro

y el músico Rubén Abad.

El proyecto surge de la mezcla

entre la experimentación de la técnica 'stop motion'

sobre objetos originales en cerámicas de Montse

y la producción masiva de espacios sonoros y musicales

de Rubén.

En este combinado de lenguajes florece una colaboración

que eleva sus esfuerzos personales a una creación completa

en la que la música e imagen se diluyen

para conformar una sola pieza donde todo encaja."

Alianza Editorial acaba de publicar el último libro

del último Premio Nobel de Literatura,

el escritor austriaco Peter Handke.

Es este: "La ladrona de fruta".

Recordemos que desde hace algún tiempo

ha sido puesto en cuestión, más el autor que la obra,

por el supuesto apoyo a Milošević

y que la ceremonia de concesión del Nobel

se vio ensombrecida por la protesta de varios países

y de representantes de varios medios de comunicación.

Quizás convenga aclarar que él siempre ha negado ese apoyo

y que otros escritores, como Patrick Modiano,

y cineastas, como Wim Wenders,

le han creído quizás porque le conocen bien.

Una curiosa ironía

que el autor de "La mujer zurda" y "El cielo sobre Berlín",

el paseante solitario por tantos lugares,

entre ellos España,

siempre abierto a escuchar y entender al otro,

quede tachado de xenófobo.

Quizás la lectura de "La ladrona de fruta"

sea la mejor manera de determinar quién es y lo que piensa su autor.

Recuperamos un fragmento de nuestro trabajo

sobre los años dorados de las vanguardias españolas.

El resto, como siempre, en la red.

Esta exposición es "Una modernidad singular".

Es una exposición comisariada por Peio Aguirre.

Es una exposición que nos habla sobre San Sebastián

y sobre sus alrededores del año 1925 a 1936.

La cuestión

es que esta sociedad donostiarra es una sociedad muy vinculada

tanto al turismo como al comercio

y de alguna manera se crea una burguesía

que va a ser el caldo de cultivo de todo este arte moderno

que va a ser el protagonista de todas estas obras

que vamos a ver en la exposición.

Obras que van desde esculturas a pinturas y a cartelería,

que quizás es uno de los elementos importantes.

Y, también, por ejemplo, el tema del diseño,

diseño tanto de interiores como diseño de edificios.

Por un lado,

tenemos cinco artistas muy vinculados a la ciudad,

como son Aizpurua, Labayen, Lagarde, Olasagasti y Cabanas Erauskin,

que son los que en un principio van a ser el germen

de todo este movimiento.

Y a continuación vendrán tres artistas,

que son Narkis Balenciaga, Nicolás Lekuona y Jorge Oteiza,

que son los que recogerán todo eso y lo desarrollarán.

Y, evidentemente,

en el 36 se contará absolutamente todo.

No va a ser hasta 1958,

sobre todo con la figura de Jorge Oteiza,

que se recuperen todos esos lenguajes,

todas esas formas vanguardistas,

ese arte moderno

que se desarrollará 20 años más tarde

y que dará pie al arte vasco que conocemos actualmente

y que será uno de los gérmenes

que en principio nace en esas primeras vanguardias,

pero que no se seguirá desarrollando hasta 1958.

En esta parte de la exposición

podemos ver unas obras tanto de José María Aizpurua

como de Nicolás de Lekuona.

Yo creo que son personajes muy interesantes

y muy polifacéticos.

Aizpurua es arquitecto,

aunque luego es también fotógrafo, pintor, etcétera.

Y con Lekuona pasa más o menos lo mismo.

Es un pintor

que también se dedica a la fotografía.

Y es importante esta parte

porque vamos a ver fotografías de Aizpurua y de Lekuona

por primera vez juntas.

Veremos que muchos motivos se repiten.

Incluso los puntos de vista de la fotografía,

los picados y contrapicados,

son parecidos.

Los motivos también a veces relacionados con la velocidad

y con las máquinas,

que es un elemento importante de la época.

Pero, quizás, como curiosidad, comentar que probablemente,

por lo menos eso es lo que nos ha llegado,

parece que ser que Lekuona comenzó a hacer fotografía

en este momento

en el que es uno de los letimotivs de muchos de estos artistas.

Empezó a hacer esa fotografía gracias a una cámara Leica

que le regaló o, por lo menos, le prestó Aizpurua

en su momento.

Parece que la misma cámara con dos artistas diferentes

recogió una serie de elementos bastante parecidos, ¿no?

Tenemos la oportunidad de verlos por primera vez conjuntamente.

Esta es una obra de Lagarde

que nos habla de un edificio emblemático

como era el Gran Kursaal.

Y, bueno, yo creo que nos pone en relación

con un elemento muy importante de esa época y ese contexto social,

que es el buen vivir.

El buen vivir

tanto en el que el deporte

toma una presencia bastante importante,

o el juego en los casinos.

Además, en San Sebastián, en Donosti,

el propio ayuntamiento actual fue un casino,

y el Gran Kursaal fue el Gran Kursaal,

el gran casino de la ciudad.

En este caso tenemos un boceto de un cartel

con unas líneas

que nos recuerdan mucho a movimientos de la época en Europa.

Sobre todo, quizás con Viena, etcétera.

Y creo que es importante recalcar

la importancia del cartelismo de la época

en la que había carteles

para anunciar desde el edificio del Kursaal

regatas en San Sebastián, juegos populares, etcétera, ¿no?

Es cómo esa forma de difusión era una de las más comunes

y cómo muchos de los artistas que tenemos en la exposición

hacen carteles

en los que esa estética moderna está presente.

Nos vamos hasta el lunes.

Volvemos con un nuevo taller de salud

con el doctor Romero

para tratar sobre alimentos de temporada.

Los mejores y más asequibles alimentos

para afrontar la cuesta de enero.

También nos acompañará David Felipe Arranz,

con quien hablaremos de indios, vaqueros y princesas galácticas,

los rebeldes del cine,

a partir de su último libro.

Pasen un buen fin de semana.

Les esperamos a todos a la vuelta.

Feliz semana y hasta el lunes.

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • La aventura del saber - 09/01/20

  • Compartir en Facebook Facebook
  • Compartir en Twitter Twitter

La aventura del saber - 09/01/20

09 ene 2020

Emitiremos los reportajes "Cien años del Museo Numantino" y "Boek visual: Brotar (Alifáfaro)". Además, entrevistaremos a los músicos Miguel Guinea y Joaquín Sánchez, y al filósofo Reyes Mate.

ver más sobre "La aventura del saber - 09/01/20" ver menos sobre "La aventura del saber - 09/01/20"
Programas completos (1781)
Clips

Los últimos 6.364 programas de La aventura del Saber

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios