www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
4508706
Para todos los públicos La aventura del saber - 07/03/18 - ver ahora
Transcripción completa

(Música cabecera)

Hola, muy buenos días y bienvenidos a "La aventura de saber".

Este miércoles nos esperan dos talleres,

uno de literatura universal,

con el filólogo, poeta e investigador del CSIC,

Luis Alberto de Cuenca,

que nos acerca la figura de Ramón Menéndez Pidal,

uno de los más importantes historiadores españoles

de todos los tiempos.

Y otro, taller de Salud con la doctora en Farmacia, Marián García,

que nos explicará qué señales debemos saber interpretar

para identificar cualquier trastorno en la conducta alimentaria

de nuestros hijos o de nosotros mismos.

Tenemos más temas, por ejemplo, estos.

Les hablamos ahora de más de mil fotografías

que están a disposición de quien quiera utilizarlas

para generar un proyecto artístico, histórico o sociológico.

Es un archivo que documenta a la perfección qué pasó en Vallecas,

un barrio de Madrid, en los años 70 y 80.

Es el Fichero Vallekano.

El Museo Nacional de Ciencias Naturales fue uno de los pioneros

al entender que su oferta debía ir mucho más allá de las colecciones.

Hoy destacamos su amplio catálogo de actividades

para las familias los fines de semana.

Talleres dinámicos y participativos,

que acercan a los niños al trabajo de los investigadores.

Por ejemplo, la vida oculta del agua y pon cara de dinosaurio.

La primera propuesta de la mañana es la de la obra de Miguel Braceli.

Una investigación colectiva y participativa

desde la arquitectura, el arte y también la poesía

sobre el espacio público y natural.

Sus coreotopías crean procesos

en los que los espectadores dejan de serlo

para convertirse en artistas con sus propios cuerpos y movimientos.

Con telas y con plásticos pintan en el espacio

y experimentan relaciones nuevas con él.

(Música)

Son intervenciones de participación colectiva.

Proyectos que buscan poner en relación

a las personas con el paisaje o con el contexto al que pertenecen.

Cada obra busca un objetivo donde las personas se suban a participar

y tratar de hacerlo posible.

Se venía construyendo una serie

que se titula, justamente, "Apologías de lo posible".

Son estos discursos que buscan crear

espacios que pueden parecer utópicos, pero, que de alguna manera,

las personas juntas tratan de materializarlos.

La obra es una acción que ocurre en el espacio público

a partir de una interacción con las personas, con el lugar,

pero también hay una obra que luego se genera en el registro,

entendiendo que, en este caso, la fotografía o el vídeo

no es un simple documento de la acción, sino que es una construcción.

Estas son imágenes o son proyectos

que para mí prácticamente funcionan como pinturas.

(Música)

Como una obra que se va generando en la medida que se desarrolla.

El proceso es fundamental y, sobre todo, la apertura,

ya que aún cuando hay un punto de partida que ya la acción

realmente las incidencias del paisaje,

las dinámicas de las personas,

todo aquello va cambiando y siempre genera una propuesta distinta.

Gran parte del trabajo consiste en intervenir en el paisaje,

pero también dejar que el paisaje intervenga la obra.

Son obras efímeros, donde se han utilizado telas, polietileno,

tubos, madera.

Varía muchísimo y es en función a los objetivos del proyecto

y las particularidades del paisaje.

Cada obra es un proyecto en sí mismo que exige una investigación distinta.

Pero sobre todo se piensa en materiales que sean capaces

de revelar temas del paisaje, digamos,

las relaciones del viento, la fuerza del agua.

De esta forma, las personas terminan teniendo un vínculo distinto

con el lugar al que pertenecen.

Yo pienso que esta investigación nace desde la arquitectura,

que es mi espacio de la formación,

pero poco a poco también fui entendiendo

que entraba en el mundo del arte y profundizar eso

me ha permitido entender los propios medios y espacios

y las posibilidades que este territorio genera.

Sin duda, la poesía visual es algo

que he venido descubriendo recientemente,

inclusive también como movimiento, que es un momento estimulante

y que, sin duda, está presente en las obras.

(Música)

En Irazú fue una intervención en un volcán en Costa Rica.

Las personas construían a escala las dimensiones del cráter.

Es decir, un 10 % del tamaño real.

Construían este cráter que se iba desplazando por el paisaje

y además luego se convertía en una línea que se iba transformando

y fueron cosas que surgían en la obra de manera inesperada

y son las sorpresas que funcionan tanto para los participantes,

pero inclusive también desde del lado del autor.

Esto sucede cuando son obras abiertas

y la participación del paisaje, del espectador,

empieza a ser parte de la obra.

Trato de buscar vínculos entre el cuerpo y el territorio

y relacionarte con los contextos

en los que perteneces de una forma distinta

y descubrir nuevas posibilidades del paisaje

siempre desde el esfuerzo colectivo,

que pienso que es una de las grandes búsquedas de este trabajo.

Reunirnos para crear juntos y para hacer cosas juntos.

Es muy interesante, porque al principio,

se vuelve sumamente complejo lograr que las personas

arranquen y trabajen en el proyecto por lo difícil que es

poder coordinar 100 personas a la vez.

Es bonito que hay un momento en el que finalmente

todos, de manera espontánea, terminan acoplados.

Todos encuentran un ritmo común, todos encuentran una manera

de articularse y de construir la dinámica

de una manera propia e independiente y ahí es también

el autor se desprende del trabajo y se convierte en un espectador más

de lo que está sucediendo.

En este caso, el proyecto se titula "Área"

y fue en Plaza Caracas, en Venezuela,

y el proyecto buscaba construir un área común en el centro de la ciudad.

Dentro de un territorio sumamente politizado,

no solamente por ser como un lugar completamente oficialista

por los edificios que lo conforman,

el Ministerio, el Consejo Nacional Electoral,

y esta invitación era dentro de una polarización extrema

cómo crear algo juntos.

Fue lo que se realizó en 2014,

pero habla también del interés de las personas

por construir un mensaje desde el espacio público.

Donde, además, la manera en que está registrado

ocurre que el busto, en este caso, de Simón Bolívar,

se convierte en un ciudadano más.

Creo que es interesante trabajar con los espacios públicos,

que de alguna manera estás dialogando

con los contenidos políticos y culturales

a los cuales puede estar asociado cada lugar

para hablar o construir un mensaje o de dar una idea desde allí.

(Música)

Esta obra se titulaba "Sacar el mar"

y las personas entraban tratando de construir

esta idea completamente utópica,

pero jugar a hacerlo juntos era un poco la experiencia y la elección,

esas elecciones entre lo posible y lo imposible

y el deseo de lograrlo a través del trabajo colectivo.

Terminan vinculándose con el espacio, sintiendo el peso del agua

y sintiendo la necesidad del agua.

Generando una reflexión sobre el territorio

de una manera completamente distinta, inesperada.

(Música)

En este caso, tratamos de construir el mar

en la ciudad universitaria de Caracas.

Un contexto urbano, arquitectónico, que en los años 50

fue una gran obra de arquitectura, de ingeniería,

que representaba un reto, pero también hablaba

de una Caracas moderna, progresista,

que pudo haber construido todo, pero no construyó un mar.

Esa reflexión de tratar de completar la utopía,

pero a la vez también hacer una crítica a esta modernidad

que es el pensada omnipotente

y hoy en día repensarlo desde la acción del ciudadano

que toma la ciudad universitaria, dialoga con ella, la habita.

Y el Mar Caribe, que está detrás de la gran montaña que es el Ávila

que divide el mar de la ciudad.

De alguna manera, se rompía la montaña para dejar pasar el mar

dentro de esta puesta en escena que se creaba entre las personas

y que recorrían la ciudad universitaria de Caracas.

(Música)

Hay otra investigación que me ha interesado mucho

y es también la investigación que surge desde el espacio académico.

Desde mi experiencia como profesor en la Universidad Central de Venezuela,

en la Facultad de Arquitectura, he podido convertir

el espacio de taller de proyectos en un laboratorio de experimentación

sobre proyectos de escala 1:1.

Estudiantes del primer ingreso de la carrera

son bienvenidos a la carrera y la primera asignación

es construir una casa para tu propio cuerpo.

Cosa que los descolocado, pero a la vez los estimula.

A partir de allí, se van desarrollando estas esculturas.

Cada una es distinta, pero todas son partes

de una familia que es este concepto

que se va articulando en el ejercicio.

Y otra vez, al igual que en las intervenciones de espacio público,

se vuelve una arquitectura efímera vinculada al cuerpo,

que nace del cuerpo, donde construimos espacios

y a la vez también en el espacio se mueve con nosotros.

Habitamos espacios en movimiento,

pero a la vez el espacio se mueve contigo.

Creo que también puede haber una gran oportunidad justamente

a partir de obras que mueren y nacen rápidamente,

porque también da más espacio a la experimentación.

Y eso es lo que se busca con esta arquitectura efímera,

hacer que el conocimiento es el gran producto,

es el elemento en transacción

entre el estudiante, el profesor, las personas que son parte del ejercicio.

Ese intercambio, esa idea de obra de arte como proyecto formativo

es algo que interesa en la medida en que el conocimiento se vuelve

en gran producto y un gran valor.

(Música)

El libro se titula "Coreotopías",

una palabra que trata de conciliar

lo coreográfico, coreotópico, lo utópico.

Lo coreográfico como los movimientos, desplazamientos

y ocupaciones temporales sobre territorios

y la utopía como estas imágenes pensadas, ideadas

y que se convierten en reflexiones sobre situaciones posibles.

Coreotopía surge también por el deseo

de llevar la obra a un medio distinto,

al vídeo o a la fotografía independiente.

Es un libro artista en la medida en que es un trabajo de autor

el diseño y la edición del libro

y también trata de rescatar la misma idea que está presente en las obras,

la continuidad, la línea como elemento.

Es solo una superficie continua que se va desplegando

y armando durante todo el libro.

Tratando también de evitar posturas o situaciones

que son muy propias de esos objetos, pero que, en este caso,

como objeto plástico y también prácticamente como escultura,

que recoge las mismas ideas que estamos ante las obras,

el vínculo con el cuerpo, la flexibilidad,

la apertura, la maleabilidad.

Y a la vez también la continuidad presente

en el paisaje y en los territorios,

a partir de la línea que va cruzando el lugar

y va creando nuevas experiencias y construyendo nuevos significados.

(Música)

"Taller de literatura universal" con Luis Alberto de Cuenca.

Hoy hablamos de uno de los grandes polígrafos

y eruditos españoles de todos los tiempos,

filólogo, casi el inventor de la filología científica en España,

historiador, gran gourmet de la tradición literaria española,

el hombre del poema de El Cid y del romancero

y mucho más, naturalmente, don Ramón Menéndez Pidal.

Ahí es nada, don Ramón Menéndez Pidal,

un siglo de la filología española, de la sabiduría española

y también de la literatura, por qué no,

porque escribía muy bien y comunicada perfectamente con su público,

que era muy numeroso, porque salió en ediciones de bolsillo de gran tirada.

Lo leía todo el mundo, supiera o no filología o historia.

Estaba en la Colección Austral. Ahí estaban sus...

No, yo creo que toda su obra estaba en Austral.

Y en tu calidad de filólogo y académico

de la Academia de Historia, como él también lo fue,

¿hay una relación estrecha entre la filología y la historia?

Estrechísima, estrechísima,

y, además, en la Academia española,

que se dedica más a temas lingüísticos,

siempre hay un historiador o dos o tres

y en la Academia de la Historia siempre hay un filólogo o dos o tres.

Hay una relación estrechísima.

Don Ramón Menéndez Pidal, que fue académico doble,

de la Española y de la de la Historia,

cumple perfectamente esa especie de conjunción astral maravillosa

entre filología e historia.

Él fue discípulo de Menéndez Pelayo,

de quien hemos hablado aquí hace tiempo.

Marcelino Menéndez Pelayo, que era un genio absoluto también

y don Ramón lo admiraba muchísimo.

Lo que pasa es que don Marcelino era un poco previo

a ese cientifismo que has dicho tú que inaugura don Ramón

en la filología española.

Pero, en cambio, como investigador, no tiene precio.

La historia de los heterodoxos españoles, por ejemplo,

antología de poetas líricos españoles,

los estudios sobre Lope de Vega, en fin,

la obra es inconmensurable.

Vivió poco, en cambio, don Marcelino murió a los 56 años

y don Ramón casi centenario, 99 cumplidos.

La verdad es que es un personaje entrañable, además, don Ramón,

con esa barba, es como para comérselo.

Es como la imagen del sabio absoluto.

Hay una imagen de él, ¿no?

Con Charlton Heston, cuando vino a hacer "El Cid".

Parecen en el punto y la "i", porque el pobre don Marcelino,

con lo grande que era Charlton Heston,

don Marcelino era más bien pequeño.

Ahí está, pero fue el asesor de la película "El Cid" de Anthony Mann.

La verdad es que fue muy importante su asesoría.

Por ejemplo, ahí no sale la ofrenda del corpes que cuenta el juglar

en "El cantar del Cid", porque esa es apócrifa,

es inventada por el juglar.

La película tenía visos de historicidad.

Por eso acudieron a don Ramón.

Claro, a don Ramón también le encantaba

todo lo que se inventara "El cantar del Cid",

pero se trataba de hacer una película histórica.

De hecho, él se casa con la primera mujer que se licencia

en Filosofía y Letras en España. Doña María Goyri.

María Goyri, y se van de viaje de novios

a recorrer la ruta de El Cid en burro.

A recorrer la ruta de El Cid y a recoger de paso

algún romance por allí, por los pueblos más extremos y más apartados.

La verdad es que era una pareja deliciosa,

muy en la línea de la Institución Libre de Enseñanza

que tanto hizo por el acercamiento

a la cultura tradicional y popular española.

La verdad es que don Ramón es...

Él estuvo al frente de la Junta de Ampliación de Estudios,

que mandaba a personas que habían estudiado en España a Alemania.

A Alemania, al extranjero en general, pero a Alemania en particular

y la Junta de Ampliación de Estudios es el germen

de la actual Consejo Superior de Investigaciones Científicas,

al que me honro pertenecer, y estoy muy orgulloso de pertenecer.

Todavía guardamos el sofá que tenía don Ramón Menéndez Pidal

en el Centro de Estudios Históricos,

que fue el heredero también de la Junta de Ampliación de Estudios

en que está ubicado en Medinaceli 6,

Duque de Medinaceli 6, detrás del Palace en Madrid.

Ahí, precisamente, tenemos todavía, no hay,

lo hemos trasladado a la calle Albasanz

el sofá donde se sentaba don Ramón.

O las visitas, mejor dicho. (RÍE)

Una de las cosas que quizás llama bastante la atención

es que siendo, quizás, el primer científico,

filólogo científico de la tradición española,

sin embargo, sus libros pueden leerse

con una mínima información de partida.

Es decir, que no necesitas manejar un glosario muy complejo ni nada.

Porque todavía no había esa pedantería, diríamos,

insufrible que tienen ahora los especialistas

de manejar un lenguaje reservado exclusivamente para ellos

y que anula la posibilidad de comunicar directamente con el lector.

Don Ramón no tenían ninguna pedantería a ese respecto.

Escribía como hablaba.

Hablaba muy bien, con puntos y comas y con puntuación,

como se dice de la gente que habla muy bien.

Escribía como los ángeles.

Prácticamente toda su obra está pensada

para ilustrar acerca de lo que significó el Medievo español

para fundirlo también con el Medievo europeo,

para que nadie pensara que éramos diferentes los españoles.

Al mismo tiempo, para profundizar en, por ejemplo,

en temas como en la lírica primitiva que él conocía como nadie.

El poema "Elena y María" que acaba de adquirir por cierto ahora

su original de la Casa de Alba la Biblioteca Nacional,

que es un texto formidable.

Fue editado por Ramón Menéndez Pidal,

que tenía acceso a todas las bibliotecas de España,

todas las bibliotecas tipo nobiliario privada.

Le dejaban, bueno, de hecho, por ejemplo,

"El cantar del Cid", que está en un único testimonio manuscrito,

el Códice de Per Abbat, que también se conservad desde el 61

en la Biblioteca Nacional, porque lo donó la Fundación March.

Era propiedad de los marqueses de Pidal,

que eran parientes lejanos de don Ramón.

Ahí estuvo don Ramón todo el tiempo que quiso con el códice.

Él muy pronto, muy pronto entra en la Biblioteca Nacional

como auxiliar temporero, creo que se llamaba,

auxiliar temporero de la Unidad de Manuscritos.

Eso en el siglo XIX todavía.

Su tesis doctoral versó sobre "Los siete infantes de Lara",

que es un cantar que no ha llegado hasta nosotros,

solo ha llegado fragmentado en romances,

porque la tesis de don Ramón es que los romances

son los herederos de los antiguos cantares de gesta.

Incluso métricamente hablando,

porque los cantares de gesta tenía en un método de 16 sílabas

que luego se fragmentan en dos de ocho.

La verdad es que trabajó en la Biblioteca Nacional

como don Marcelino Menéndez Pelayo que fue director de la misma

y la verdad es que haya gente como don Marcelino, como Borges

que haya sido director de la Biblioteca Nacional

es un orgullo para los que hemos sido, en algún momento,

director de en esa casa, porque nos llena de satisfacción

intentar emular a esos genios.

Él fue muy viajero, ¿no?

Él estuvo en Perú, me parece que hubo...

Fue para ver la linde entre los países,

entre Ecuador y Perú.

Fue uno de los que expertizaron y, perdonad el vocablo,

a ese respecto.

Viajó mucho por América.

El tiene también un libro sobre "Los romances de América y otros ensayos".

Pero, sobre todo, fue un andariego tremendo,

a lomos incluso de si había que remontarse en un burro, se montaba,

para buscar en los valles de Cantabria,

en los valles, digamos, muy cerrados y muy inaccesibles de toda España

esos romances que luego recopiló en una serie de publicaciones,

de las cuales la más famosa es "Flor nueva de romances viejos",

que es una selección. Está en Austral.

Está en Austral, de los mejores romances

en las mejores versiones y que son perfectamente fiables

y donde uno se abisma leyendo esas maravillas.

Aparte del poema de El Cid, del romancero,

¿qué otras cosas crees tú que podrían ayudarnos

a introducirnos dentro de la magna obra?

Por ejemplo, a mí uno de los libros que más me gusta

es "Los godos y la epopeya española".

Porque él parte de la base de que, precisamente,

el sustrato visigótico que no fue muy abundante

desde el punto de vista demográfico, pero que sí fue muy importante

desde el punto de vista cultural, está detrás de toda la lírica,

perdón, la épica, la épica española medieval.

Es un libro que recomiendo, está en Austral.

Pero es que luego, por ejemplo, es el máximo especialista

en la Chanson de Roldán, la canción de Roldán francesa.

Y tiene un libro "La chanson de Roland y el neotradicionalismo",

un libro gordo, que publicó hacia el final de su vida,

que es extraordinario.

Por ejemplo, su estudio sobre el padre de las casas,

desmontando el mito del padre y las casas,

que eso también lo desmontó Borges.

Bartolomé de las Casas, que es el que, digamos...

Reclama derechos para los indios, pero a la vez reclama

que se importen negros para que a su vez

cumplan con las funciones que él no quería que cumplieran los indios,

como que era un gran farsante.

Eso lo desmonta muy bien, con gran erudición,

don Ramón en un libro también de su última etapa.

"La idea imperial de Carlos V", por ejemplo,

un libro importantísimo como historiador,

porque en él se desglosa el historiador y el filólogo

y, de algún modo, no se puede distinguir fronteras

entre una actividad y otra.

Es filólogo historiando y es historiador haciendo filología.

Y "La historia de España", la obra que deja inconclusa,

que él dirigía, pero que no...

La obra que publicaba Espasa Calpe yo la tengo entera en mi casa,

me acuerdo que me suscribí con gran esfuerzo económico

y allí fueron llevando los tomos.

La parte que Menéndez Pidal supervisó,

él hacía prólogos a casi todos los tomos,

prólogos interesantísimos,

y la verdad es que es el magnum opus

de la historiografía española,

porque ahora, últimamente, se han publicado tomos incluso

sobre la época del franquismo, de la época del posfranquismo.

Está puesta al día y es una gran obra historiográfica.

Entonces, quedamos en que para entrar dentro de la obra...

O "Poesía juglaresca y juglares", por ejemplo.

Es un libro que se publicó en Austral

y fuera de Austral, en una edición ya más cuidada.

Me parece que era el Instituto de Estudios Políticos.

Hizo una edición extraordinaria.

La verdad es que nadie como él para desentrañar

ese origen de la lírica europea en esos juglares

que iban de corte en corte, ¿verdad?

Ofreciendo sus servicios

y entreteniendo a los nobles de la época.

Desde el punto de vista de la historia de la comunicación,

es esencial. Por supuesto, absolutamente esencial.

Muchísimas gracias, Luis Alberto.

Nos vemos en 15 días, a ver si hablamos de Walt Whitman.

¿Te parece?

Walt Whitman me parece un escritor formidable.

Se han publicado muchas traducciones últimamente.

Y muy interesantes.

Es que yo creo que los grandes autores

tienen que ser traducidos al infinito

y uno nunca se cansa de leer nuevas versiones de ellos.

Muy bien.

Recuperamos un fragmento del trabajo que hicimos hace algún tiempo

sobre un fichero de diapositivas relacionadas

con el madrileño barrio de Vallecas

durante la década de los 70 y los 80.

(Música)

Estos son de conflictos armados.

El archivo llegó a nuestras manos a partir de una conversación.

Hablando con una persona,

que era la depositaria en ese momento del archivo,

nos habló de su existencia

y al día siguiente fuimos a verlo.

Porque era una persona que lo había recibido

de la organización que había generado las imágenes

y que lo había guardado durante años

pero ya no tenía espacio para guardarlo,

y sabía el valor que tiene a nivel...

Bueno, la potencia de las imágenes,

y quería que alguien lo utilizara de alguna forma.

(Música)

El archivo se inició en los años 70.

En aquel momento no había una organización operativa

detrás de quien la generaba.

La generaba un sacerdote vinculado a la teoría de la liberación,

conocidos en ese momento como "curas rojos" o "curas obreros",

que venían a barrios como Vallecas a desarrollar...

una función más social

que la establecida para la Iglesia en aquel momento.

Con el tiempo, este archivo y esta persona

entraron en una organización que se llama ECOE,

que tenía un afán didáctico, sobre todo.

Él investigaba modos de comunicación y de enseñanza

a través de contenidos audiovisuales.

Yo creo que un poco para expandir,

en un momento en que no había una abundancia de imágenes

como la que existe hoy en día,

era para enseñar otras realidades, yo interpreto.

Sí existe el material didáctico en el que daban consejos

de cómo generar un debate a partir de las imágenes.

De hecho, en el período franquista,

estas proyecciones eran, de algún modo, subversivas.

Y en algunos de los textos que existen

que reflejan estas actividades de esta organización

hablan de cómo el propio público, cuando era convocado a un sitio

para ver la proyección,

pues cada uno de ellos llevaba dos o tres diapositivas con ellos,

por si eran parados por la Policía,

para que no pudiesen ser acusados de llevar un material subversivo.

No lo era como imágenes sueltas,

pero con la narrativa que las unía, que ellos habían generado,

sí tenía ese potencial subversivo.

-Hay casi 1000 imágenes

de diversos géneros y variedades.

Algunas muy...

Bueno, que afectan directamente al barrio,

a los derribos que hubo aquí en los años 80,

y a las nuevas casas de protección oficial

que dieron a los habitantes de las casas bajas.

Entonces, la verdad, es un archivo que documenta el barrio de Vallecas

de una manera muy interesante, desde nuestro punto de vista.

(Música)

Además de la temática vallecana,

encontramos otras temáticas también muy interesantes.

Como por ejemplo,

hay una multitud de fotografías sobre manifestaciones de la época.

Sobre pintadas de la época.

(Música)

Hay otras series de otras temáticas.

Por ejemplo, de temática religiosa o de temática pastoral.

Bueno, al fin y al cabo, es un archivo muy heterodoxo

que, realmente, tiene un potencial de imagen

que es espectacular.

-Hay imágenes muy relacionadas con Latinoamérica.

Por esta relación directa con la teoría de la liberación.

Imágenes de conflictos armados en distintos lugares.

(Música)

Es curioso, por ejemplo,

la última sección que se ha documentado,

que hemos visualizado, eran payasos, por ejemplo.

Una sección entera con imágenes de payasos,

que no sé qué función narrativa tendría en su momento,

pero alguna tendría.

La gente que ha hecho el visionado completo

de todo el archivo, anotando esos contenidos,

nos decían a nivel anecdótico

que lo único que faltaba en el archivo

pues era porno e imágenes de ovnis,

que todo el resto del espectro estaba cubierto.

-Bueno, pues ABM Confecciones

es un espacio de acción creativa

o de acción artística

que está sito, está situado en Vallecas,

en la calle Encarnación González,

y, realmente, lo que pretende ser es un espacio horizontal

en el que tiene cabida cualquier tipo de propuesta,

que esté especialmente interesada en cuestiones sociales,

en cuestiones políticas y en cuestiones artísticas.

(Música)

El archivo nos lo ha donado una vecina de Vallecas

y también consideramos que es un archivo

que tiene que estar disponible para cualquier trabajo,

ya sea artístico, ya sea sociológico

o de cualquier índole,

y por eso lo ponemos a disposición de artistas, vecinos

o cualquier persona que se interese para que, con ello,

realice un trabajo creativo

que luego, por supuesto, se revierta a la comunidad,

es decir, que sea visible para la comunidad.

(Música)

¡Ostras!

¡Buah!

-Por nuestra parte, estamos trabajando ya en el archivo,

pero nos parecía también interesante que otros artistas.

pudiesen utilizar este archivo para generar sus propios discursos.

Es decir, es más, cada vez que volvemos a ver el archivo

o que lo reescaneamos,

encontramos nuevas posibilidades narrativas en el mismo,

que creemos que es muy...

Bueno, que tiene un potencial de construcción y de edición

que puede ser muy rico y muy fructífero

para cualquier tipo de acción, ya os digo, artística o visual

o audiovisual incluso.

-El proceso por el que hemos buscado esa implicación de otras voces

ha sido, dentro de nuestras posibilidades,

extender una convocatoria para un visionado colectivo

de los contenidos del archivo.

Nosotros ya teníamos el archivo,

hemos mantenido en suspenso nuestras ganas de ver los contenidos

para hacerlo con la gente que quisiese venir.

Vino mucha gente: vecinos del barrio, historiadores,

fotógrafos, artistas, investigadores...

Teníamos dos proyectores, una mesa de luz y los contenidos.

La gente podía verlos para ver qué áreas de interés personal

podía cubrir el archivo y los íbamos viendo entre todos,

descubriéndolos en el mismo nivel

los que llegaban por primera vez al espacio

o nosotros, que llevamos X tiempo ya trabajando la idea.

Respecto a las propuestas que hemos recibido

a partir de esa primera presentación pública,

ha sido, de momento, mayoritariamente,

gente de la fotografía y de la historia.

Dentro de la investigación histórica,

gente muy interesada en imágenes de este tipo,

más referidas a la memoria de Madrid, que van a escanear cada una de ellas,

y nuestra idea es que todos los contenidos del material

se suban online y sean disponibles a cualquier investigador,

artista o lo que sea, que no esté físicamente

o no tenga la posibilidad de venir aquí.

(Música)

Respecto a resultados como proyectos cerrados,

estamos en la fase inicial,

pero todos los que se generen serán presentados en ABM,

en este espacio, durante el año 2017

según se vayan produciendo.

(Música)

De esta forma, creo que se potencia la capacidad

que tienen las imágenes de narrar muchas historias.

(Continúa la música)

Tiempo ahora para el "Taller de salud",

para centrarnos en los trastornos de la conducta alimentaria.

Los más conocidos son la anorexia y la bulimia,

pero existen muchos más.

¿Han oído hablar, por ejemplo, de la permarexia,

la diabulimia o la potomanía?

Marián García, buenos días. Hola, buenos días, María.

Hablamos de un catálogo de trastornos que también,

no sé si por más desconocidos o más difíciles de detectar

y, en ese sentido, más difíciles de cuantificar.

Sí, y que cada vez son más crecientes y antes se englobaban

dentro de los trastornos de la conducta alimentaria

y ahora vamos etiquetando ya y vamos poniendo nombre

a todas esas palabrejas que decías tú.

¿Y son difíciles realmente de reconocer

en la mayoría de los casos? Bueno, pues depende.

Por ejemplo, uno de los que comentabas,

que es la potomanía, que suena raro,

es la tendencia a beber agua compulsivamente.

(ASIENTE) Dices: "Bueno,

¿y esto es muy frecuente o no?". Bueno, realmente,

antes no era tan frecuente y ahora sí que parece

que tenemos esa obsesión por beber agua

porque nos han dicho que beber agua nos depuramos, nos detoxificamos

y todas estas cosas que, realmente, se encarga nuestro cuerpo,

pero pensamos que con el agua es mejor.

Lo que tenemos que saber es que nuestro cuerpo es capaz de depurar

unos 700 ml de agua a la hora. (ASIENTE)

Entonces, tomar más de 700 ml de agua a la hora

puede sobrecargar nuestro riñón.

Y, bueno, hay gente que ha tenido shocks por este tipo,

incluso, que ha llegado a la muerte, así que ojo con esto.

Luego, la permarexia, por ejemplo,

que es otro trastorno, que suena menos,

consiste en esas personas que seguro que tú conoces

que están siempre a dieta, ¿no?

Pero ya no es siempre a dieta porque me tengo que cortar,

sino siempre a dieta, dietas milagro.

Siempre pendientes... Muy extremas, ¿no?

Claro, y siempre pendientes de cuál es la última moda en la revista:

de comer alcachofa, o la dieta del potito,

que se ha puesto de moda ahora otra vez, porque todo vuelve,

o utilizar productos milagro o contar siempre las calorías.

Entonces, esa gente que está constantemente

buscando esa solución mágica, bueno, pues sería la permarexia.

Claro, pero en este caso, por ejemplo, necesitas

tener visión a medio plazo para poder darte cuenta

de que esa persona que tienes enfrente

tiene un trastorno de la conducta alimentaria.

Tienes que seguir ese caso a lo largo del tiempo.

Eso es. Para darte cuenta

de que siempre está a dieta. Sí, es una de las pistas

para todos estos trastornos y por eso la gente

que está más cerca, compañeros de trabajo,

como son frecuentes también en residencias universitarias

o en colegios mayores, por ejemplo, porque hay chicas jóvenes,

compañeras con las que convives mucho se dan cuenta:

"Oye, esta chica está siempre pendiente de esto.

El mes pasado estaba con esto y este mes con esto".

Entonces, ahí empieza a saltar el chip.

El catálogo es amplísimo, mucho más de lo que yo me imaginaba.

Por ejemplo, leyendo...

Muchas veces lo que pensaba era que parece que ahora se pone nombre

a cosas que no te suenan del todo raras,

que reconoces que has oído o que has leído alguna vez.

Por ejemplo, ¿la ebriorexia? Ebriorexia, eso es,

"ebrio", que nos suena al alcohol, ¿no?

Bueno, pues realmente son personas,

normalmente hablamos de chicas jóvenes,

también son chicos jóvenes,

es verdad que los trastornos de la conducta alimentaria afectan,

tradicionalmente han afectado más a mujeres,

pero ahora cada vez los hombres también tienen

una mayor preocupación por su imagen, y ahí está la cosa,

y consiste en que, realmente,

son personas que lo que deciden es beber alcohol,

pero como saben que tiene una ingesta,

un aporte calórico elevado, son 7 kcal por cada gramo de alcohol,

pues lo que hacen es compensar.

Entonces, no comen o comen muy poquito

para poder tomar al día los mililitros

o incluso litros de alcohol que consideren

para tener ese estado de embriaguez

que, al final, es un alcoholismo, ¿no?

(ASIENTE) Entonces, realmente,

llegan a tener milimétricamente cuántas calorías equivale una cerveza

o un vino o una copa. Sustituyen toda la comida por eso.

Claro. Teniendo en cuenta que esto es gravísimo.

Se ha llamado siempre a las calorías del alcohol

las "calorías vacías".

Es decir, 7 g de alcohol

o 10 g de alcohol aportan...

10 g serían 70 kcal,

pero no aportarían ni vitaminas ni minerales

ni, por supuesto, grasas, proteínas o hidratos de carbono.

Mientras que 70 kcal de una manzana o de una pechuga de pollo

nos va a aportar una cantidad de nutrientes.

Con lo cual, aparte del problema del alcohol,

que sería otro tema, a nivel nutricional

se genera una desnutrición galopante, son personas muy delgadas.

Y es curioso, porque estamos hablando de trastornos

que, por un lado, mientras como sociedad

recibimos mensajes constantemente de lo importante que es cuidarnos,

de lo mal que comemos o cómo deberíamos mejorar

el modo en el que ingerimos alimentos,

vemos muchos trastornos en los que se está apostando

por la belleza estética, por la salud total,

por todo lo que tiene que ver con ingerir pocas calorías...

(ASIENTE) Todo muy extremo, ¿no?

Hacia el otro extremo. Tenemos una contradicción enorme,

porque por un lado tenemos en...

Pues hablamos de Instagram, redes sociales,

los cánones de belleza, que antes llegaban de las revistas,

ahora llegan de las redes sociales, pues unos cuerpazos maravillosos,

pero, sin embargo, toda la publicidad que nos llega desde la industria,

es raro que nos llegue una publicidad sobre aguacates

o sobre tomates o sobre legumbres, que 2016 fue el año de las legumbres

y yo no sé si viste algún anuncio, porque yo no vi ninguno,

y, sin embargo, la publicidad que nos llega este otro tipo de alimentos.

Entonces, hay un desequilibrio

entre lo que se nos vende que tenemos que comer

y lo que se nos vende que tenemos que ser.

Y ahí entra esa dicotomía en la que nuestro cerebro

muchas veces hace clic y dice: "¿Para dónde tiro?

Pues tiro para situaciones extremas:

o no como nada o empiezo a utilizar remedios que no debo".

La gente busca mecanismos. Hablabas de las redes sociales

y eso es algo sobre lo que llaman la atención muchos estudios.

Este tipo de trastornos suelen estar muy vinculados

con personas que están muy cerca de la redes sociales,

constantemente atentos al móvil,

bueno, porque ese influjo,

esa imagen llega mucho a través de las redes.

Es algo reciente. Los estudios, todavía no hay muchos,

porque, realmente, claro, es algo muy reciente,

pero los estudios que se han hecho, la verdad, María, son demoledores,

porque lo que se ha visto es que, aunque podríamos pensar

que la redes sociales o internet nos puede ayudar

a conseguir buena información, se ha visto que hay páginas web,

hay foros dedicados a lo que llaman "Ana y Mía",

que es Ana de anorexia y Mía de bulimia,

en las que las personas comparten trucos,

lo llaman "tips" para ponerlo en plan bonito,

de cómo ser anoréxico o cómo ser bulímico.

Entonces, mientras que hay foros dedicados también

a ayudar a estas personas, se ha visto en algunos estudios

que el 30 % utiliza esos foros para bien,

para salir de la enfermedad,

y el 70 % lo utiliza para reforzarse

en los trucos que necesita... Para encontrar nuevos escondites.

Claro. Y nuevas maneras, ¿no?

Entonces, se favorece rápidamente que por WhatsApp o por redes sociales

se compartan trucos, incluso los retos,

ahora están de moda con el "hashtag" los "challenge", ¿no?

Entonces hay varios. Hay dos que llaman mucho la atención.

Uno es el "iPhone 6 Challenge", como el móvil este que tengo aquí,

que consiste en poner el móvil en las rodillas,

tienes que poner las dos rodillas,

y, entonces, si la otra rodilla...

Las dos rodillas deberían quedar dentro.

Escondidas detrás de la pantalla. Escondidas. Claro, en mí ya ves que,

prácticamente, no entero, pero casi me ocupa una rodilla.

Yo tengo un IMC normal.

Bueno, pues imagínate lo que tienes que adelgazar

cuando se llama "iPhone 6 Challenge" y la gente va subiendo

las fotos de sus rodillas, que tienen que ser

prácticamente dos esqueletos para que quepan dentro.

Qué tremendo. Y otro reto...

Qué tremendo. Es el de la hoja de papel.

Se llama el "A4 Paper Challenge",

A4 como un folio DIN A4,

y entonces se hacen fotos con el folio puesto en la cintura.

Ya ves que yo, aunque voy de blanco,

se ve que, realmente, me queda bastante.

Bueno, pues si hiciera este reto, tendría que ir adelgazando

hasta que mi cinturilla se quedara dentro de esta hoja de papel.

Entonces, claro, son esas cinturillas de avispa

que, obviamente, todo el proceso para poder conseguir los retos

es de todo menos saludable.

Se ha visto que las redes sociales hay que manejarlas con cautela

porque sirven para lo bueno, pero, en este caso, también para lo malo.

A veces, a los padres les da mucha información,

precisamente, ver, descubrir, que sus hijos recurren

a este tipo de webs, buscan este tipo de trucos,

pero ¿qué más señales pueden servir de alerta?

No sé si hay alguna señal, la primera,

la que debe indicarte que algo está sucediendo

con esa persona que tienes cerca.

Siempre las conductas atípicas o anormales, ¿no?

O sea, lo que nos puede llamar la atención,

depende, por ejemplo, pues si es anorexia o si es bulimia,

pero, por ejemplo, en el caso de las personas que tienen bulimia,

pues algo muy llamativo es ver que justo después de comer

esas personas desaparecen rápidamente porque tienen que vomitar.

Es uno de los signos.

Entonces, realmente, este tipo de señales,

dices: ¿Y dónde va? ¿Y dónde va?".

Y un día "¿Y dónde va?" y otro día "¿Y dónde va?"

pues te llama la atención o, en el caso de la anorexia,

se caracteriza por restringir totalmente la comida,

pues decir: "Bueno, ¿por qué no comes?".

Siempre está: "No me pongas tal; no me pongas más;

no, yo con eso tengo suficiente".

Cuando, a lo mejor, antes era una persona...

O ponerle su comida favorita y ver que no la toca

y decir: "Bueno, aquí pasa algo".

Luego, también, otro de los síntomas es que utilizan mucho

sustancias laxantes, las purgas que se ha dicho tradicionalmente.

Muchas veces son complementos fitoterapéuticos

que se pueden conseguir sin receta: cáscara sagrada, hoja de sen...

Entonces, pues descubrir...

No se va a tomar las cápsulas delante de ti, pero descubrir que a lo mejor

tu hijo o un familiar está en casa, te va dando una pista.

Y claro, la anorexia tiene una... Un síntoma claro, que es la pérdida

de peso, esa delgadez extrema que te llama la atención, empiezas a ver

que estos huesecitos de aquí se empiezan a notar, la cara se va

quedando demacrada... En el caso de la bulimia

hay otros síntomas añadidos: como puede ser, por ejemplo,

marquitas que aparecen en las manos, porque al inducirse el vómito,

por el reflejo bajas el diente y entonces aparecen como callosidades.

Y luego, si la cosa va a más, lo normal es que aparezcan

otras complicaciones derivadas. En el caso, por ejemplo, de la anorexia,

debilidad.

Tienen que estar cansados. Irascibilidad, ¿no?

La irritabilidad es... Patente. En el caso de la bulimia

suelen aparecer muchos problemas a nivel de estómago, a nivel de

pirosis. Ese ardor de estómago, al estar pasando jugos gástricos

por el esófago una y otra vez; problemas en las piezas bucales

también, erosión dental. Ya serían etapas...

Al final nos estás haciendo una lista larguísima de señales, cosas,

que nos pueden llamar la atención. Y a las que hay que estar atento.

Yo me quedaría en el principio, quizá, para no tener que llegar

a esos síntomas posteriores. Comportamiento a la hora de comer

en familia, por ejemplo. Eso es. Los restaurantes,

por ejemplo. No querer quedar a comer en grupo; también son personas

que se aíslan, "porque como no quiero que me pillen, me aíslo".

Y saber que hay gente que puede combinar ambos trastornos,

lo que se llama bulimarexia.

Combinan la restricción de comida extrema,

con atracones. O sea que no es... No es fácil catalogarlo.

No es un trastorno puro. No es blanco o negro, ¿no?

Marián, y ya para terminar, una vez que hay tratamiento,

¿es fácil volver, digamos, a la nutrición normal?

Hay veces que las personas no se recuperan realmente.

Por eso es muy importante el tratamiento psicológico.

En este caso puede que haga falta fármacos para la depresión,

para síntomas asociados, para patologías, pero el tratamiento

psicológico en este caso es fundamental. Hay un desorden a nivel

mental, y eso si no se trata bien desde el principio nos puede

acompañar toda la vida. Hay que saber que no solo es en personas jóvenes,

sino que ahora mismo mujeres de 40 o 50 años.

La edad se ha extendido mucho más, por tanto, ojo con estos síntomas

de alarma; y perder ese miedo, ese tabú y pedir ayuda

en cuanto sea posible.

Gracias por habernos acompañado, y te esperamos en dos semanas.

Ahora nos vamos al Museo de Ciencias Naturales para conocer parte

de su oferta dedicada al público infantil.

Hay muchos talleres y cambian con frecuencia; y permiten ver

cómo es al microscopio una simple gota de agua, o cómo vivían

y se alimentaban los dinosaurios.

(Música)

El Museo Nacional de Ciencias Naturales hace años que apuesta

decididamente por una experiencia museística dinámica y participativa.

De lunes a viernes el público escolar tiene una enorme oferta

a su disposición; mientras que los fines de semana

el protagonismo es para las familias.

Yo creo que en este museo lo que siempre hemos intentado,

desde el departamento de Programas Públicos y Educación,

es promover que la ciencia llegue a todo el mundo.

Desde niños de tres añitos, hasta adultos; que sea algo divertido,

entretenido, y que aparte, si aparte conseguimos que sea entretenido,

también consigamos que aprendan

y que divulguemos ciencia, a todos los niveles.

Uno de nuestros puntos fuertes es la temática.

A todo el mundo le gusta un museo de historia natural,

de ciencias naturales.

En el fondo, nosotros lo que intentamos es que como tenemos eso

ya ganado, intentamos que haya mucha variedad, mucha diversidad

de actividades. Desde paleontología, geología, biología, microscopía...

Y todo este tipo de actividades llevarlas

para que el público conozca las colecciones; pero también

muy importante aquí en el museo, el trabajo de investigación.

Porque no olvidemos que este Museo Nacional

de Ciencias Naturales depende del CSIC, Consejo Superior

de Investigaciones Científicas, y aquí todos los días se trabaja

en ciencia.

(Música)

Un taller que tiene mucho éxito en el museo y que hemos estado trabajando

hace poquito, es "La vida oculta del agua". Un taller en el que intentamos

que público aprenda

qué hay en una gota de agua, qué microorganismos, qué vida hay ahí.

Y la pueden ver a un microscopio. Es un taller familiar, enseñamos

a niños, padres, abuelos que puedan venir a este taller,

a trabajar con microscopios; y a ver qué tipo de organismos encontramos

en esa gotita de agua. Creo que es un taller muy interesante, porque

aúna ciencia, y también algo práctico, que es utilizar

un microscopio, saber cómo se maneja, y poder hacer tus propias

preparaciones microscópicas. -Lo que vamos a hacer es

analizar en el agua, en muestras de agua,

cuántos seres vivos podemos llegar a localizar, que son muchísimos.

Todos tienen en común una cosita: que son muy pequeñitos.

Entonces vamos a necesitar utilizar instrumentos, herramientas,

que nos permitan verlos más grandes. ¿Se os ocurre alguna?

-Microscopio. -Microscopios.

¿Alguien sabe algún otro instrumento?

Una lupa, claro. Hay un montón, tenemos desde bacterias;

tenemos protozoos, algas... Vamos a necesitar

una pipeta, que es este tubito que veis aquí,

para conseguir coger agua y poder observarla.

¿Dónde vamos a depositar esa agua? Lo vamos a depositar

en estos cristalitos que veis aquí.

De toda el agua que consigáis meter aquí en la pipeta,

solo vamos a utilizar una gota.

¿Veis este cuadradito? Claro.

Este es el cubre, lo voy a poner justo encima de la gota.

Lo que voy a hacer es darle un poquito de golpes

por si haya alguna gotita de aire que se me haya quedado dentro,

aplastarla. Porque yo quiero ver todo, todo, todo.

La muestra de agua que he cogido.

Este taller está especialmente pensado para niños a partir

de siete años, que acompañados por algún familiar, pasan una hora

explorando ese mundo invisible que ofrece una simple gota de agua.

Tras una primera parte dedicada a la explicación más técnica,

llega el momento de examinar por libre, y convertir el aula

en un laboratorio.

Una experiencia que Antonio Guillén, que es profesor de biología

del I.E.S. Escultor Daniel de Logroño,

lleva poniendo en práctica desde 2006, animando a sus alumnos

a asomarse por un microscopio para descubrir esa otra dimensión

de la vida.

Estas son aguas, son muestras de una charca.

Y muchas veces, cuando las hierbas se mueren,

se quedan en el agua y poco a poco se van

descomponiendo, se van pudriendo. Y quedan de ese color.

Y todas esas cosas, todos estos restos de plantas,

se las comen los bichitos que hemos visto antes.

Lo que más le llama la atención a los chicos es que

en una gota de agua van a encontrar los mismos seres que en una selva.

Pero a una escala pequeñita. Y además, siempre llena de sorpresas.

Entonces, cualquier gota de agua de cualquier lugar va a tener

cosas diferentes y además un montón de vida.

Y eso es lo que les llama mucho la atención. Ver cómo se van moviendo

estos organismos, que son de muy distinto tipo.

Hay filiados, hay bacterias,

hay cianobacterias; hay algas que se desplazan

como si fueran barcos... No solamente en movimiento, sino las formas

y los colores que tienen son muy llamativos, y siempre engancha

a los chicos a descubrir o imaginar, porque muchas de ellos imaginan

cuando ven una cosa. Piensan: "Oye, una cosa que se parece a un elefante.

Otra cosa que he visto que se parece a un delfín".

Afortunadamente ahora, con el desarrollo de las tecnologías

digitales, es muy fácil

hacer fotografía microscópica con cámaras que son relativamente

económicas. Incluso los propios instrumentos, el propio microscopio

ha dejado de ser un instrumento prohibitivo en cuanto a posibilidad

de adquirirlo, para que pueda tenerlo cualquier persona.

Y contribuir así a descubrir todas estas maravillas, y el papel

tan importante que tienen estos organismos en la vida.

Tenemos aquí, por ejemplo, una cámara digital que emite una señal Wi-Fi,

y cualquiera de nosotros en un teléfono móvil es capaz

de estar viendo las imágenes que en vivo se están viendo

en ese momento al microscopio.

Grabarlas, fotografiarlas...

Todo para conseguir que los niños vivan una experiencia próxima

a la del trabajo del investigador. Se sientan protagonistas y aprendan

sin darse cuenta.

(Música)

Otro taller que también es uno de los clásicos del museo es el taller

"Pon cara de dinosaurio". Este taller sí que está

más especializado en niños de 3 a 8 años, más pequeñitos.

Y lo que intentamos en este taller es que los niños pequeños

conozcan los dinosaurios de otra forma. Vean la colección del museo,

vean cómo se alimentan los dinosaurios;

sea un juego, hay una canción, les disfrazamos con unas colas

de dinosaurio... Digamos que ellos mismos dramatizan

en el taller, se convierten en dinosaurios,

y aprenden la biología y la forma de vida de estos animales.

-Resulta que aquí trabajan paleontólogos.

¿Sabéis lo que son los paleontólogos?

(RESPUESTAS VARIAS) -¿Dónde están los dinosaurios ahora?

¿Dónde los encontramos? A ver... -Porque excavan en la tierra y...

Buscan huesos de dinosaurios y los montan.

-¡Ah! O sea que los tienen que excavar en la tierra.

¿Por qué los tienen que excavar y no van a buscarlos al bosque?

-Porque como están muertos...

(SORPRENDIDA) ¿Qué están muertos? ¿Seguro, estáis convencidos de eso?

¿Alguien sabe cómo se dice cuando ya no existe ninguno

y no los encontramos? Están extin... (NIÑOS) -Extinguidos.

-Algunos estarán en el cielo, otros están enterrados,

pero se dice que están extinguidos.

Eso significa que ya no los vamos a ver nunca más.

¿Y cómo me fijo yo en eso? Porque no sé quiénes son carnívoros y quiénes

son herbívoros. ¿Vosotros lo sabéis? Por los dientes, ¿seguro?

¿Hacemos la prueba a ver? -No, por los dientes no.

Porque todos tienen dientes. -Ah, eso es cierto. Todos tienen

dientes. Porque eran reptiles, los reptiles tienen dientes.

Pero, ¿cómo te llamas tú? -Irene.

-Irene: "Uhm, no todos los dientes son iguales". Alargados, con picos,

triangulares... Que me pincho. -Puntiagudos.

-Y luego hay algunos que no sé, no sé, yo aquí no veo nada.

La idea de este taller es la de conseguir que los niños deduzcan

detalles de la vida de los dinosaurios a partir

de la observación de su aspecto.

Participan y juegan guiados por los educadores,

a través de sencillas dramatizaciones.

Y se acercan a la actividad que desempeñan tanto los conservadores

del museo, como los paleontólogos. Como eran pequeños,

se les daba muy bien eso de ir por el bosque muy silenciosos.

Y esperaban escondidos a que los grandes dinosaurios se despistaran;

y se acercaba a los nidos y cogía los huevos.

Porque, claro, los dinosaurios ponían huevos, ¿no?

Oye, ¿con cuántas patas correría este, si era tan rápido?

¿Con cuatro o con dos? (NIÑOS) -Con dos.

-¿Seguro? Y mirad qué dientes, madre mía.

Son muy afilados y además, mirad, están curvados. No están rectos.

¿Por qué creéis que los tendrán curvados?

¿Tú qué piensas?

-Para que no se escapen. -¡Qué listo!

Claro, así cada vez que mordían, se quedaban clavados sus dientes

como si fueran ganchos. Así los dinosaurios a los que

pretendían comerse, no se escapaban. Y un bocado de carne se aseguraban.

Después de todo lo aprendido acerca de la biología, la reproducción

y la alimentación de los dinosaurios; mirando su piel,

sus dientes y sus garras, llega el momento de recorrer el museo

aplicando lo que han descubierto.

¿Cómo son los dientes, chicos?

Planos. ¿Quién tiene plantas? Aquí tenemos uno... ¡Uhm!

Habéis dicho que ibais a ayudar. Está todo correcto, las piernas...

Las costillas, las vértebras, muy bien. Seguimos avanzando.

Fijaos lo que tiene en el cuerpo: pelo y plumas.

Es un velocirráptor.

¿Qué comía velocirráptor además de huevos?

Pues enseñadle la carne. Velocirráptor, hola.

Seguro que esta es una de sus primeras visitas a un museo.

Tan seguro como que aprender jugando funciona.

Nunca es pronto para empezar a aproximarse al trabajo científico;

y en el Museo Nacional de Ciencias Naturales

saben cómo ir despertando esa curiosidad en los más pequeños.

(TODOS) ¡Dinosaurio! ¡Dinosaurio!

(Música)

(Música)

La editorial Tusquets ha publicado el libro en el que Haruki Murakami

se dedica a teorizar sobre su escritura;

y quienes le admiramos y disfrutamos con "Tokio blues", estamos

de total enhorabuena. El libro es este.

"De qué hablo cuando hablo de escribir",

un ensayo personal de su relación con la literatura como escritor,

como lector, como ser humano en general.

Quienes estén interesados en ella encontrarán en este ensayo casi oral

una digresión extraordinariamente interesante, un acercamiento

singular, cercano, fresco a las fuentes de su inspiración,

a su manera de enfrentarse con el texto de otros grandes escritores

y con la página en blanco. Así, "De qué hablo cuando hablo de escribir"

es un taller de escritura impartido por uno de los más interesantes

escritores actuales, y una espléndida introducción

al resto de su obra.

Mañana es el Día Internacional de la Mujer. Una fecha para hablar

de igualdad y del fin de la violencia machista

y la discriminación, entre otras cosas. Laura Baena,

del Club de Malasmadres, nos hace otra propuesta.

Nos va a visitar para poner sobre la mesa fórmulas efectivas

para conciliar vida familiar y laboral.

Pero tenemos más invitados. Por ejemplo, también compartiremos

estudio con Alejandro Palomas, el ganador de la última edición

del Premio Nadal. Su novela, "Un amor", mañana protagonista

en "La aventura del saber". Feliz día, adiós.

(Música)

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • La aventura del saber - 07/03/18

La aventura del saber - 07/03/18

07 mar 2018

Emitiremos los reportajes "Coreotopias. Miguel Braceli", "Fichero Vallekano" y "Talleres Museo Nacional de Ciencias Naturales". Además, entrevistaremos al poeta y filólogo Luis Alberto de Cuenca y a Marian García, nutricionista y farmacéutica.

ver más sobre "La aventura del saber - 07/03/18" ver menos sobre "La aventura del saber - 07/03/18"
Programas completos (1596)

Los últimos 5.213 programas de La aventura del Saber

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

Añadir comentario ↓

  1. Manuel

    Hay que promover los proyectos que tienen la música como hilo fundamental. En las escuelas se hace poca difusión de la cultura musical y es algo que debería estar desde el primer momento en la educación de los niños. Como padre, me he tenido que buscar la vida para que mi hija reciba educación musical. Cosa que me hubiera gustado que hicieran mis padrs por mi pero bueno. De momento colaboro con una asociación musical sin animo de lucro aqui por si quereis echar un ojo.

    21 sep 2018
  2. Sagyra

    La música es algo que nos hace más humanos, que nos hace sentirnos mejor y que junto con la ayuda de otras personas se puede convertir en una actividad social muy gratificante. A mí me encanta hacer ejercicio y sentirme liberado haciendo ejercicio bailando coreografías, como también montando en bicicleta para ir a trabajar como estas. En la primera actividad la música se funde con el cuerpo con el fin de coordinar cada uno de los pasos, sintiendo la felicidad e incluso mejorando la salud, en el otro ejercicio me gusta sentirme libre, motivado por lo que escucho.

    20 mar 2018