www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
4928102
Para todos los públicos La aventura del saber - 07/01/19 - ver ahora
Transcripción completa

Hola a todos.

Buenos días.

Bienvenido como cada día en La 2 de Radiotelevisión Española

a la "Aventura del saber".

Hoy recibimos en el estudio al ingeniero Andrés González

del Instituto de Investigación Tecnológica

de Comillas y el MIT

que trabaja en la electrificación masiva

en países en desarrollo

con un modelo de cálculo por ordenador espectacular

que vamos a conocer

y que supone la esperanza de progreso

para muchos millones de personas

que dejarán de verse obligadas a desplazarse

en busca de una vida más cómoda.

En la segunda parte del programa

volvemos a invitar al meteorólogo José Miguel Viñas

para hablar del frío que está haciendo

y el que va a hacer en enero

y si eso tiene algo que ver con el cambio climático

o simplemente es el frío de toda la vida

el que tiene que hacer en enero.

Bueno, también hablaremos

del calentamiento súbito estratosférico.

Hoy nos acercaremos

al Centro de Artes de Vanguardia La Neomudéjar

para adentrarnos en la exposición "El instinto como prejuicio"

de la joven artista María Bodel,

una reflexión pictórica

sobre la figura del lobo, sus formas de representación

y su relación con la parte más instintiva

y habitualmente reprimida del ser humano;

y visitaremos otra exposición de carácter totalmente diferente:

"Modus. A la manera de España".

Es una exposición de moda

en la que se prima lo diferencialmente español

sea eso lo que sea a lo largo del tiempo.

Desde el siglo XIX hasta la actualidad.

Hace un tiempo

invitamos al doctor ingeniero José Ignacio Pérez Arriaga

para que nos hablara

de sus actividades docentes y no docentes.

Quizás recuerden que hablamos

del Instituto de Investigación Tecnológica

de Comillas ICAI y del MIT.

En diversas ocasiones

hemos invitado a ingenieros de ese notable departamento

para hablar de diversos temas.

Hoy hemos invitado a Andrés González

para que nos hable de un tema fundamental,

para que nos explique cómo se ayuda a la electrificación masiva

de un país en desarrollo,

para que nos hable de cómo lo hace él

y cómo lo hace su equipo hispanonorteamericano.

Andrés González es el responsable, entre otras cosas,

del plan de electrificación de Ruanda.

Bienvenido.

Muchas gracias por hacernos el honor

de venir a contarnos esto que estáis haciendo

que es algo que no se conoce masivamente

y, sin embargo, debería ser conocido y admirado.

Gracias, Andrés.

Muchas gracias a vosotros, Salva por traernos a hablar de este tema

que, es verdad, llevamos seis años,

más, pero seis años firmemente apostando por el acceso universal

y por llevar la innovación tecnológica

al campo de la electrificación de comunidades más aisladas

y más pobres en África, en Asia y en América Latina

y esto es lo que inspiró hace, ya digo, seis años

la creación del Laboratorio de Acceso Universal a la Energía

que es una iniciativa conjunta

del Instituto Tecnológico de Massachusetts

y el Instituto de Investigación Tecnológica

de la Universidad de Comillas donde estoy trabajando.

Y ahora nos parece lo más normal del mundo,

pero no hace nada de tiempo

ni siquiera se consideraba el acceso a la electricidad,

a la electrificación de un país, el derecho a la energía,

como un derecho fundamental,

un derecho que tiene que estar en los objetivos

no sé si del milenio.

Al final lo conseguisteis, ¿no? Ciertamente.

Ahora mismo

es el objetivo de desarrollo número siete

de los objetivos de desarrollo sostenible para 2030,

un poquito antes se convirtió en uno de los objetivos

de Sustainable Energy for All de Naciones Unidas,

pero hace seis años y hace diez años

se consideraba un asunto de tercer sector,

un asunto de ONG trabajando con comunidades,

hasta que se ha caído en la cuenta

de que hoy 1000 millones de personas quedan sin acceso a energía

todavía en el mundo en 2018.

Se ha avanzado mucho,

se han electrificado 300 millones de personas

en los últimos tres años,

pero no se va a llegar al objetivo de la electrificación universal

en 2030,

al menos no, según las previsiones de la Agencia Internacional

que dice que para 2040

todavía quedarán 700 millones sin electrificar,

además de otros centenares de millones

que tienen suministro insuficiente, de baja calidad

o, por supuesto, también muy contaminante.

¿Y por qué es esto?

¿Es muy difícil llegar a pequeñas comunidades?

¿Es muy caro? ¿No hay inversores?

Es un problema complejo.

Precisamente por eso

se tiene que atacar desde distintas perspectivas.

Por un lado,

abastecer la última milla siempre es caro,

pero esto es un principio

que llamamos la ley de hierro de la electrificación rural.

No se puede electrificar una zona rural aislada

y esto es válido

desde las granjas de Estados Unidos en Texas

o las zonas rurales de Galicia o de Extremadura

o de Ávila de donde yo soy.

Es mucho más caro abastecerlas, y siempre lo ha sido,

que abastecer el centro de Madrid, de Nueva York,

porque hay más densidad de carga, más densidad de población,

porque el otro está muy aislado y llevar la red es caro.

Y esto que aquí ni siquiera nos damos cuenta

porque hemos socializado el concepto de electrificación

y cuesta lo mismo la electricidad en todas partes

y el que haya mayor o menos cueste está repartido por el...

Supone poco, ¿no? Supone muy poco al final.

Eso es.

En países en desarrollo

se veía como que el acceso rural se tenía que financiar por sí mismo

y en un sitio que cuesta más abastecer con electricidad

y, además, la población es pobre porque está aislada

es imposible que pueda sostener esa carga,

pero si se socializa,

y esto es parte de lo que hemos estado haciendo

en Ruanda, precisamente, que mencionabas,

a lo mejor supone un 2 % de la tarifa total

el incorporar a todas estas comunidades aisladas

porque ahora mismo sus necesidades son pequeñas.

Luego ya cuando crezcan...

Pero hay que ver esos dos problemas en su conjunto.

Esa es una de las realidades la llamada ley de hierro.

Pero la otra realidad

es que las empresas

muchas veces en estos países tienen problemas de sostenibilidad

y mucha interferencia política

y necesitan una regulación más apropiada,

pero también no están acostumbradas

a servir a estas comunidades aisladas.

Hacer microrredes

se veía como una cosa que tienen que hacer otros actores.

Y está bien una descentralización de actores

y pequeños agentes especializados o no tan pequeños

puedan trabajar directamente con las comunidades,

pero si no lo incorporas al sistema eléctrico global

y estableces mecanismos de financiación

y de subsidios cruzados entre los ricos y los pobres,

entre los productivos y los domiciliarios, por ejemplo,

no es posible llegar a ese acceso para todos

y es lo que está pasando.

Nuestro trabajo es, por un lado, la parte tecnológica

y la parte de innovación

y determinar cuál es la solución de menor coste

para abastecer las distintas zonas,

y eso hemos hecho en Ruanda, que puedo explicar a continuación,

pero otra parte es trabajo con la política,

con la regulación, con la política energética,

con las mismas empresas,

de forma que se vean modelos de negocio viables

para poder hacer eso sostenible.

Vamos ahora con vuestro sistema particular

porque tenéis un sistema

para organizar la electrificación de un país

que se basa en una serie de datos que supongo que recibís,

bien de los Gobiernos,

también supongo de las fotografías hechas con drones o por satélite,

y luego un sistema digamos informático

del que nos apuntó algo apenas Ignacio cuando vino

y que nos dejó fascinados.

Cuéntanos un poco eso. Sí.

Precisamente, ese es el secreto en parte.

Es aplicar la tecnología y la forma de tomar decisiones

que aquí en el día a día, aquí y en Estados Unidos,

se están aplicando por parte de las empresas

para mejorar el servicio, hacerlo más barato y más sostenible.

No se estaba haciendo en países en desarrollo.

Hemos ido a sitios

donde la planificación se hacía con una hoja de Excel.

Bueno, pues no.

De ahí se pasó a sistemas de información geográfica

y desde ahí a lo que estamos haciendo.

Lo que hemos hecho nosotros es crear un modelo,

Modelo de Electrificación de Referencia,

conjuntamente con el MIT

que es la trasposición al mundo en desarrollo

de lo que ya estábamos utilizando en España desde hace años

que es el modelo de red de referencia

y de lo que estamos utilizando en Estados Unidos

para, en su momento, promover el Green New Deal de Obama

y ahora todos los grandes retos

de las grandes redes europeas y americanas y desarrolladas

de incorporar generación distribuida,

coches eléctricos,

que ciertamente cambian mucho el panorama.

Esto traducido al contexto de los países en desarrollo

significa que a lo mejor no hace falta la red para todo.

La red es lo que todo el mundo prefiere,

pero vemos que en muchas aldeas en zonas aisladas no tan pequeñas

funcionarían mucho mejor

con una microrred con generación aislada

y directamente una red... A lo mejor con energía solar.

Además, con, posiblemente, más componente de energía renovable

que son rentables.

Ese es un poco el mensaje.

Se pueden hacer cosas más baratas, más rentables,

que extender la red, como ya decía antes,

como se ha hecho

hasta los últimos confines de zonas rurales.

Hoy no hace falta.

Lo que hemos creado es un modelo

que es capaz de comparar millones de alternativas,

o billones de alternativas,

para eso hace falta un ordenador muy potente,

y calcular cuál es el coste de llevar la red,

todos los cables, todos los transformadores,

alta tensión, media tensión, baja tensión,

y compararlo con lo que es generación distribuida

y poner una microrred o un sistema aislado en un hospital.

Entonces, comparamos esas opciones

y, después, en el caso de Ruanda dos días,

en el caso de Mozambique seis o siete días,

de trabajo de un ordenador muy grande

te da una idea muy real.

Muy fidedigna, ¿no?

De lo que podría ser.

Y, entonces, este podemos decir, el proyecto de Ruanda,

es la primera vez que se aplica esta metodología

para dar como resultado un plan de electrificación

de menor coste.

A lo mejor, los ahorros son de un 20 o 25 %

con respecto a extender la red con la mentalidad tradicional.

Es un poco nuestra contribución.

Ahora estamos empezando a aplicar ese modelo en la India,

en parte estamos trabajando en Kenia...

Cuando vino Ignacio decía: "Es todavía pequeñito lo de India".

Pero creo que ha aumentado desde que vino hasta ahora.

Bueno, en India llevamos muchísimos años trabajando

en analizar el problema porque es muy complejo.

Es un país densamente poblado

donde podría estar en todas partes, pero no alcanza.

Divido en castas que se nos olvida a veces.

Divido en castas, dividido en muchos Estados,

cada Estado es muy independiente y, además, hay mucho nacionalismo...

Entonces, es muy difícil.

La energía es una moneda de cambio político

y es muy importante encontrar estrategias

que puedan romper un poco esa dificultad de acceso

sobre todo en las zonas más aisladas.

Y en ese sentido estamos colaborando con el grupo Tata Power para...

Ellos han anunciado, y están desarrollando un plan,

para electrificar decenas de miles de aldeas,

en una primera fase a lo mejor 10 000,

y luego quizás 50 000,

que suponen el acceso para entorno 30 millones

y 100 millones de personas en la India

con microrredes, que es la novedad.

Nadie había, hasta ahora, tenido la ambición

desde el punto de vista empresarial

de intentar un desarrollo con microrredes

tan ambicioso,

son 2000 millones de dólares de inversión,

y hacerlo con criterios de sostenibilidad,

de asequibilidad, de negocio,

porque eso no puede perder dinero, si no nadie lo daría.

Nadie mete el dinero si no.

Y es la única forma

en la que la India y el resto del mundo

van a conseguir de verdad tener un acceso

en estas zonas donde es más difícil.

Pero hay que mirarlo

desde la perspectiva no solo de la zona rural,

sino de todo el sistema eléctrico

y por eso hay que ver qué subsidios tienen que establecer los Gobiernos,

que tienen que ser en relación de equidad

entre los que están en la red y los que están fuera.

No puedes dar 1000 dólares

a cada persona que se conecte a la red

y nada a la que esté en la microrred.

Entonces, por eso digo que tenemos que atacar el problema

desde muchos ángulos.

Yo no sé si lo he entendido bien, pero antes de empezar me decías:

"Allí hay que plantearse

si conviene que una casa esté con la de enfrente unida,

porque, a lo mejor, son de distinta casta

y no sabemos si es mejor respetar esa particularidad cultural

y hacer las microrredes teniendo en cuenta esto o no".

Es cierto.

Uno, a veces, va con mentalidad de ingeniero.

Yo tengo mucha experiencia y muchos años de trabajo

en Cooperación Internacional

y tenemos una forma de pensar un poco distinta.

Pero cuando vas a las comunidades y dices:

"Una red en esta comunidad

pues ponemos la red más corta y más eficiente que podamos poner"

y alguien te dice:

"No puedo conectar esta casa con aquella casa

porque son de distinta etnia,

son de distinta casta y hay un problema social",

tienes dos opciones:

trabajar con la comunidad y superar esa barrera social

o incorporar esas restricciones en tu forma de trabajar.

Es decir, formas...

Hay una tesis doctoral de un compañero, Javier Santos,

que son formas de decisión multicriterio

para tener en cuenta

esa forma de pensar de las comunidades

a la hora de decidir

cuál debería ser la forma de electrificarlas.

Eso es un proceso que, por un lado,

tiene mucho de Gobierno hacia abajo y grandes compañías,

pero tiene mucho de comunidades hacia arriba

y hacer el encuentro entre esos dos mundos

muchas veces no es fácil.

En Ruanda, me preguntabas,

empezamos a trabajar en una pequeña aldea

con ayuda de Iberdrola

para la electrificación con microrredes.

Fuimos casa por casa durante mucho tiempo

viendo las necesidades,

hablamos con el Gobierno, hablamos con las empresas,

era realmente bastante nuevo y bastante novedoso,

y la conclusión que sacamos de ese proyecto

es que no podemos electrificar una aldea

sin pensar en cómo electrificamos todo Ruanda

porque hay conflictos con la política,

de repente esa aldea que íbamos a electrificar...

Puede desequilibrar a lo mejor las relaciones entre unos y otros.

O puede ser

que el Gobierno no pensara llevar la red,

pero cambia el Gobierno y dice: "Yo sí la llevo"

y dices:

"¿Qué hago con mi microrred

y me ha costado 300 000 o 400 000 dólares?".

Precisamente, nos llamó el Gobierno de Ruanda,

estuvimos en una licitación financiada por el Banco Mundial,

para poder determinar bien cuál es esta forma de menor coste

y cómo en una comunidad está bien llevar la red

y en otra comunidad es mejor hacer una microrred

o dar sistemas aislados.

Y la complejidad de esto

viene de la cantidad de información

que tienes de los países en desarrollo.

Aquí sabes cuál es el sol cada hora en Madrid durante años

y no tienes ningún problema,

y dónde está la población, los clientes,

cuáles son los consumos...

Allí la misma compañía no sabe bien qué consume la gente

o no sabemos muy bien cuál es el perfil de sol

a lo largo del año de cada región

o dónde están las casas

y, por eso, mencionabas antes, tenemos que resolverlo.

¿Las fotos con drones o con satélite?

Son con satélite, me parece, ¿no?

Depende del nivel de finura que quieras.

El poner los drones es maravilloso cuando tienes mucha inversión.

Normalmente, nosotros funcionamos con presupuestos bajos,

adaptados a las necesidades,

y cuando menos, en principio, funcionamos con imágenes de satélite

y muchas veces con imágenes

que nos ceden compañías como Google o como Esri

que son no de calidad militar, por así decirlo,

pero que nos sirven para saber con bastante precisión

dónde hay casas y dónde no hay casas y qué tipo de casas hay

para poder hacer una primera aproximación

a la localización de las personas

y con eso poder calcular

cuál es el modo de electrificación, red, microrred o sistema asilado,

más apropiado para ellos.

Tenemos que superar muchas barreras de acceso a información.

Hay países que lo tienen mucho más avanzado,

hay países donde cuesta mucho más trabajo,

y ese es uno de los retos principales.

Nuestro programa, al final, tiene una parte muy científica

y otra parte muy artesanal

que es cómo encontramos la información que necesitamos

en Indonesia, en Ruanda, en Mozambique, en Nigeria,

en Perú y donde hemos estado trabajando.

Está claro que tenéis un gran mérito.

Ha sido un verdadero placer compartir estos minutos contigo.

Que tengas mucha suerte

y cualquier novedad, por favor, ven y cuéntanosla, ¿vale?

Estaré encantado

porque además hay muchos temas muy sugerentes

que propones para hablar de ética detrás de estos problemas.

Si no somos capaces de dar solución

a los problemas globales entre todos,

y eso lleva un componente de innovación,

pero tiene mucho componente

de preocuparnos por lo que está pasando...

Y, además, es que es posible.

Solo con un 1 % o un 0,7

de subir la tarifa eléctrica en los países desarrollados,

que es alta y que nos preocupa a todos,

podemos dar electricidad a mil millones de personas

que de otra manera

no pueden tener acceso a una educación adecuada

o una salud adecuada

o unas posibilidades de desarrollo y de crecimiento económico

que son fundamentales para todos.

Un placer, Andrés.

Hasta siempre, amigo. Muchas gracias.

Seguimos.

El lobo es un animal con tradicional mala fama en España

basada, sobre todo,

en el hecho de que le gusta alimentarse de ovejas,

que no ha predispuesto en su favor a los pastores.

La joven artista María Bodel ha replanteado esta tradición

en su exposición "El instinto como prejuicio".

Queridos amigos, son lobos y tienen mucha hambre.

Hubieran podido arrancarme una mano,

pero yo sé muy bien que no lo harían nunca.

Los lobos son animales sociales,

los lobos son animales jerárquicos.

Tienen rígidos protocolos para no herir a sus semejantes

o a las personas que les cuidan.

-Mi nombre es María Bodel.

Artista plástica, tengo 24 años

y soy de un pequeño pueblo de Ciudad Real: La Solana.

Estudié Bellas Artes

en la Universidad Complutense de Madrid.

Principalmente, me dedico a la pintura

y también me gusta

y me considero muy fanática de la ilustración y del cómic.

-"Son de épocas y entornos muy distintos,

pero la joven artista emergente María Bodel

y el célebre naturalista

y comunicador televisivo Félix Rodríguez de la Fuente

tienen algo en común:

cada uno a su manera ama a los lobos.

Félix contribuyó con sus programas divulgativos

a eliminar el estigma de alimaña

que perseguía secularmente al 'Canis lupus', el lobo ibérico.

Por su parte,

María Bodel reivindica la naturaleza del lobo

como fracción sustancial de la esencia humana,

su parte más instintiva y animal,

algo que habitualmente reprimimos."

-Como seres humanos, yo la primera,

hemos olvidado nuestra parte más humana

y, por lo tanto, la más natural, la más animal.

Y creo que en cierto modo tenemos mucho que aprender

de esta figura en concreto.

-"El Centro de Artes de Vanguardia La Neomudéjar

presenta en Madrid 'El instinto como prejuicio'

de María Bodel.

La exposición,

además de un brillante ejercicio plástico

efectuado por María

durante su residencia artística en el centro,

es el fruto de un profundo análisis sobre la figura del lobo

y su relación con el ser humano,

especialmente, con el género femenino."

-Mujeres y lobos porque la autora es mujer.

Varias de mis referencias también indagan

en relatos escritos por mujeres.

Como que las mujeres también

tenemos que sacar ese lado más salvaje

y ponernos en nuestro sitio.

Sin miedo.

Actualmente, esta es la primera residencia

que he realizado como artista

en el Centro de Artes de Vanguardia La Neomudéjar.

La residencia se ha llevado a cabo durante un año

y este es el resultado de este proyecto

que está compuesto por 20 piezas

pictóricas y de dibujo.

Desde pequeñita siempre he dibujado,

siempre he realizado caricaturas, bocetos,

y siempre ha estado muy presente en estos dibujos

el sello de la figura animal

como algo salvaje, algo más desgarrador.

"El instinto como prejuicio" tiene su origen en grabados de Goya,

en "Los caprichos" en concreto.

En cómo el artista satirizaba a la sociedad de aquel momento

mediante la figura de animales.

Entonces, empecé a indagar,

a leer acerca de esta serie de grabados,

y me encontré con la figura del lobo.

Empecé a realizar bocetos, dibujos,

y vi que el lobo en sí es una figura que abarca muchísimos temas

y que tiene mucho partido.

Descubrí que el lobo en fábulas,

historias y parábolas que nos han contado desde pequeñitos

siempre ha sido como el malo de la historia.

He decidido como hacer un cambio en los roles

de estas historias que siempre nos han contado

y jugar con ellas.

O sea, jugar con el doble sentido y darle un vuelco a la historia.

-"'El instinto como prejuicio' de María Bodel

es una de las exposiciones temporales

que lleva a cabo el museo

Centro de Artes de Vanguardia

y Residencia Artística Internacional La Neomudéjar.

Pero ¿qué es exactamente La Neomudéjar?"

-Es el museo y centro de artes de vanguardia.

Estamos ubicados en los talleres ferroviarios

de la estación de Atocha.

Es un proyecto independiente, es una iniciativa privada.

Parte desde una asociación

y alquilamos originalmente este espacio en el centro de Madrid

para desarrollar el proyecto

del Centro de Artes de Vanguardia La Neomudéjar.

Estamos dentro de los talleres generales del MZA,

de la primera línea ferroviaria de Madrid,

Madrid-Zaragoza-Alicante,

y para nosotros es fundamental

preservar la atmósfera de decadencia del espacio

como parte y todo del proyecto.

En cuanto al espacio expositivo, es un espacio muy peculiar

y para los artistas es un reto enfrentar al propio lugar.

No es un cubo blanco donde colgar la obra y funcione,

sino que es un espacio con el que hay que dialogar

y hacer partícipe al espacio del mismo proyecto expositivo.

Para La Neomudéjar es muy importante poner el foco en artistas noveles

y, además, también nos apoyamos en hacer una doble vertiente.

Por un lado, en todas las exposiciones,

siempre hay diferentes exposiciones al mismo tiempo,

nos apoyamos en artistas de larga trayectoria

pero también dar lugar a estos artistas noveles.

Con María Bodel, además, la invitamos a hacer una residencia

que originalmente duró dos meses

y la invitamos

a que desarrollara un trabajo mucho más intensivo

y mucho más específico durante un año

y que llevara su trabajo al gran formato.

-El espacio de La Neomudéjar influye desde el primer momento.

Cuando llegué en septiembre de 2017,

el sitio rompió todos mis esquemas.

Yo venía con una idea de proyecto que tuve que desechar obviamente

porque el sitio es muy potente.

Tienes que retarlo.

Tienes que retarlo porque si no, se come tus piezas.

Para mí

las paredes de La Neomudéjar ya son propias obras pictóricas

con lo que hay que jugar constantemente

para que tu obra no quede por los suelos.

-Uno de los puntos en los que ponemos mucha inflexión

es en la parte de residencia

para invitar a los artistas

no solamente a que desarrollen su trabajo pictórico o escultórico

independientemente de la disciplina que realicen,

sino que pongan a favor el espacio, que convivan con el espacio,

y lo tomen como parte y todo de su proyecto expositivo.

-Ha sido difícil el proceso de acabar la carrera

en el que estás en un circuito cerrado

que solo te centras en aprobar y tener una calificación

para llegar a una nota y que puedas seguir estudiando.

Y eso te condiciona.

Por el hecho de llegar a La Neomudéjar

estás trabajando con otros artistas que tienen un largo recorrido,

que se dedican por y para ello.

A mí me sorprendió principalmente

la libertad que yo tenía a la hora de crear

y la motivación.

La motivación del sitio en sí te incita a crear.

El sitio es difícil y hay que meterle caña.

-"Tras un año de trabajo, de documentación y creación,

las obras de María Bodel encajan a la perfección

en tan peculiar entorno expositivo,

un neoexpresionismo de composiciones llenas de dinámica,

formas rudas y colores contundentes

que consiguen un gran impacto visual,

pero que, sorprendentemente, pese a su carácter turbador,

no resultan ingratos o desagradables;

obras en las que se establece un frágil equilibrio

entre fuerza y serenidad,

fealdad y belleza, agresividad y ternura,

y que lucen con primor

en el embriagador y mágico espacio visual de La Neomudéjar."

-A primera vista, no son imágenes dulces,

imágenes suaves,

sino en todas hay esa agresividad

que las caracteriza.

Son imágenes que rompen con el canon de belleza,

que resultan agresivas.

Incluso en algunos casos

ha habido personas que se sienten intimidadas por ellas

porque, en cierto modo, te están retando.

Yo creo que hay que mirar más allá

y no quedarse solo con la figura estética,

con la imagen que nos está mostrando.

-"El profundo trabajo de documentación e investigación

efectuado sobre la figura del lobo y sus formas de representación

se ve reflejado en los textos alusivos

que acompañan a cada obra.

En este sentido,

su autorretrato es una declaración de intenciones.

Según sus palabras,

a lo largo de la historia

el lobo ha sido representado en cuentos y fábulas

como la metáfora que describe todo lo peligroso y terrorífico

siendo este ahogado y apresado en su propio mito

y, en ocasiones, injustamente acusado.

Al hablar del lobo

estamos ante un mundo sombrío de instintos,

lleno de fiereza, de naturaleza ruda no subliminal.

Aquí se recoge todo lo caótico,

todas aquellas necesidades primarias que son rechazadas

y prohibidas por el convencionalismo.

Se nos ha obligado a desechar nuestros delirios más salvajes

cerrándole la puerta al lobo, a nuestra parte más humana.

Esta obra titulada 'Agujas o alfileres'

María dice que está inspirada en el cuento de Caperucita Roja,

cuya moraleja es una advertencia hacia las niñas

sobre los peligros de la desobediencia.

No obstante,

la historia más antigua está llena de simbolismo

y contenido sexual."

-Este cuadro, "Rómulo y Remo" ha sido con el que he terminado

y, bueno, he recopilado mitos y tradiciones

que hay en distintos países

para saber qué simboliza la figura del lobo.

Y, en concreto,

los fundadores de Roma fueron Rómulo y Remo

que como cuenta la leyenda

fueron criados y amamantados por una loba

y terminaron destruyéndose como hombres.

-En María Bodel hemos encontrado una artista joven,

con una disciplina muy madura,

con un trabajo que, además, está cogiendo...

Como desde los trabajos que nos presentó en un inicio

hasta el trabajo que está desarrollando

ya se ve una evolución enorme en ese proceso,

con lo joven que es vemos que hay una proyección

que, evidentemente, pronto despuntará.

Dentro de las exposiciones temporales

contamos con la exposición "El instinto como prejuicio"

y también con el trabajo de Aimée Joaristi

que se llama "TresCruces".

Trabaja, además, sobre un hecho muy concreto

de Costa Rica

que fue un feminicidio en la ciudad de Alajuelita

que le tocó profundamente

y consta de pintura, instalación y vídeo.

También contamos con la exposición de José Manuel Ciria

que es obra de muy gran formato,

además de una instalación

que va a abarcar tres salas del propio museo.

El Centro de Investigación y Documentación del Videoarte

se alberga dentro del museo La Neomudéjar.

Es un espacio, funciona como mediateca,

para dar visibilidad y espacio de investigación

para artistas y público en general

sobre toda la producción que se ha hecho en vídeo

sobre todo en el Estado español.

Actualmente, albergamos más de 500 voces de vídeo

que van desde los años 70 hasta el día de hoy.

La Neomudéjar es el primero de los proyectos

que arrancamos a nivel museístico y expositivo en Madrid.

Actualmente, hemos abierto un nuevo espacio,

se llama Zapadores Ciudad del Arte,

en el barrio de Fuencarral en la estación de cercanías

donde dar cabida a aquellos proyectos

y a aquellos eventos de gran envergadura

que en este espacio

por las dimensiones que apenas son 2000 metros cuadrados

no podíamos desarrollar.

Además, en la primavera de 2019 abriremos un nuevo espacio

en Cañada del Hoyo,

en un pueblecito muy cercano de Cuenca.

Es la antigua estación de Cañada del Hoyo

y allí albergaremos uno de los deseos

desde el inicio en La Neomudéjar

que es el espacio de residencia artística con vivienda

y, algo que no parece interesante,

que es externalizarlo de la parte más urbana.

Llevarlo al territorio rural y hablar sobre las ruralidades.

No desde un punto de vista colonialista

de llevar actividades desde la ciudad hacia lo rural,

sino ir a lo rural a explorar, conocer

y traernos conocimiento hacia la ciudad.

-Sabemos que el lobo en España tiene muy mala prensa.

Van a ver los objetivos y testimonios

de las cámaras cinematográficas.

Después podrán seguir pensando que los lobos son malos

o que los lobos son buenos.

-Félix Rodríguez de la Fuente

ha estado también muy presente en este proyecto,

sobre todo, en la parte que no se ve.

He leído mucho acerca de él

y siempre ha sido defensor del lobo en todos los aspectos

porque lo que él mencionaba

era que el lobo es un animal supersocial

que trabaja y vive en grupo, en familia.

Es un animal al que hemos cogido

y le hemos dado todas las cualidades malas

que tenemos nosotros.

El lobo siempre ha sido prejuiciado por su imagen

y hay que darle una segunda oportunidad.

-"Según uno de los documentos encontrados por María Bodel

en su investigación

sobre la facción lobezna de la esencia humana,

la antigua historia del pueblo cheroqui

relata que un sabio anciano explica a su nieto

que en su interior y en el de todas las personas

se desata una batalla constante entre dos lobos.

Uno de ellos simboliza la ira y la tristeza,

mientras que el otro lobo, la paz y la bondad.

Al terminar la historia

el niño le pregunta cuál de los dos ganará la batalla

a lo que el anciano cheroqui responde:

'Aquel al que tu alimentes'."

Segundo taller de ciencia en el día de hoy

ahora para hablar de meteorología con el físico José Miguel Viñas

porque, según parece,

se espera que el frío siga apretando

y eso se debe, me parece,

a algo que se llama calentamiento estratosférico.

Hola, Salva.

Este término está apareciendo en los medios de comunicación

desde hace semanas

y la verdad es que tenemos esa situación ahora

y tenemos que estar pendientes de cómo evoluciona.

Vamos a intentar explicarlo de forma lo más sencilla posible

aunque es un asunto complejo, ¿no?

Es un calentamiento del aire en la estratosfera,

por eso es estratosférico,

y se produce de forma bastante rápida.

¿Qué es lo que ocurre?

Normalmente, sobre la zona polar,

en nuestro hemisferio en la zona del Ártico,

hay acumulada una masa de aire muy fría

que, además, aumenta ahora en invierno

y es lo que se conoce como el vórtice polar

que está, además, girando a la vez que gira la Tierra.

De vez en cuando,

ocurre que en la estratosfera el aire se calienta de manera rápida

e intenta romper ese vórtice, partirlo por la mitad,

y hay veces que llega a transmitirse hasta abajo, hasta donde estamos.

Hasta la superficie.

Porque estamos hablando de 15 kilómetros hacia arriba.

La estratosfera justo empieza a partir de los 11 o 12 kilómetros

y de ahí para arriba

y, entonces, justo ahí ocurren estos calentamientos súbitos

que, como te digo, tienden a romper ese vórtice.

A desordenar de alguna forma el movimiento que tiene el aire frío

ahí en esa zona.

Entonces, eso no siempre se llega a transmitir

a la superficie de la Tierra,

pero las veces que consigue llegar hasta abajo tiene...

Ha pasado relativamente hace poco, ¿no?

La última vez fue el año pasado.

Seguramente, recordarás la sequía que veníamos atravesando.

Esa sequía, ese ciclo de sequía, terminó de forma brusca en primavera

con una entrada de borrascas que dejaron muchísima lluvia,

una primavera muy lluviosa la del año pasado,

y fue a raíz uno de estos calentamientos súbitos

que ocurrieron en la estratosfera.

Eso podría ocurrir este año también o podría ocurrir otra cosa.

Que se volviera...

O sea, que hubiera un invierno especialmente duro.

Claro.

Si al final

se va transmitiendo hacia abajo el efecto

que está empezando a ocurrir en la estratosfera,

podemos, de repente, tener una entrada de aire muy frío

justo en nuestras latitudes

y eso es lo que algunos modelos empiezan a ver

a partir del mes de enero.

¿Y esto, de alguna manera, encaja con la teoría del cambio climático?

¿A pesar del calentamiento global puede haber episodios de este tipo?

Esa es una cuestión realmente complicada

porque, como bien sabes, hay mucha complejidad

a la hora de relacionar unas cosas con otras.

Lo que está claro

es que en un mundo más cálido como el que tenemos ahora mismo,

aunque va a seguir habiendo inviernos

y de vez en cuando habrá olas de frío,

lo que dominan son las anomalías cálidas;

es decir, las del signo contrario.

Y el hecho de que puedan empezar a ser más frecuentes

estos episodios de calentamientos en la estratosfera

podría estar relacionado de alguna manera

con ese entorno más cálido

que tenemos actualmente en el planeta.

¿Y qué cabe esperar?

Por ejemplo, una de las cosas que uno se imagina

es que si los polos se deshielan, se queda la Tierra sin polos,

podría cambiar el eje sobre el que gira.

Pero no tengo ni idea si eso es así.

La verdad es que si ponemos un plazo largo...

Es decir, no de décadas. Claro, no de décadas.

No en una vida humana, ¿no? Claro.

Si en una zona,

que ahora mismo hay una gran cantidad de hielo,

ese hielo termina fundiéndose

y termina incorporándose a los océanos

y repartiéndose por toda la Tierra,

esa masa que ahora está ejerciendo presión

y que afecta a la tectónica de placas,

a la superficie ya rocosa que hay debajo,

lógicamente, en algún momento,

eso podría generar alteraciones en el eje terrestre

y eso tendría consecuencias en los parámetros orbitales.

Pero esto es un especular,

porque ningún modelo ahora mismo está planteando esa posibilidad

de aquí a 100, 200 o 300 años.

Pero lo que sí se sabe

es que la Tierra

en el giro sobre sí misma y alrededor del Sol

se deforma un poco a la hora de...

Eso es.

La Tierra está achatada por los polos justamente

porque está rotando

y en la zona del ecuador hay una fuerza que tiende a estirar

aparte de los efectos de la marea

que provoca la propia gravedad lunar.

Y, luego, por otro lado, la atmósfera,

la envoltura gaseosa que rodea todo nuestro planeta,

está más caliente en la zona del ecuador

que en la zona de los polos, que es donde está el aire frío,

y también en el ecuador, al estar más caliente,

tiende a expandirse más y por eso la atmósfera está abombada

igual que la cubierta terrestre del planeta.

Y ante eso no podemos hacer nada.

No ante esto último,

sino ante el calentamiento súbito estratosférico.

No, no.

Simplemente, seguir investigando este tipo de fenómenos si van a más,

porque sabemos que han ocurrido en el pasado.

Pero ahora tenemos más herramientas, más instrumentos,

que nos permiten medir con precisión qué está ocurriendo no aquí abajo,

sino ahí arriba en la estratosfera

y los estudios irán diciendo

si la conexión esa que comentábamos hace un poco

con el cambio climático,

pues realmente existe o no.

¿Y con qué modelos se cuenta?

¿Cómo se hace uno la previsión de lo que puede ocurrir?

¿Hay tres, cuatro o cinco escenarios?

Bueno, al final, para hacer predicción

lo que sobre todo necesitas son observaciones

y hoy en día demás, gracias a los satélites sobre todo,

tenemos ya una cobertura global.

Hace unos años, te voy a poner un ejemplo,

el pronóstico en las islas Canarias fallaba estrepitosamente.

Les echaban la culpa a Mariano Medina y compañía.

El pobre se tuvo que afeitar. Claro.

En Canarias el tiempo no cambia mucho

de un día a otro.

Hay un régimen de alisios muy constante,

pero, de vez en cuando, en Canarias llegan temporales

y de los peligrosos.

Entonces, los modelos antiguamente, ya en latitudes más hacia el sur,

más subtropicales y tropicales, bailaban totalmente.

No teníamos datos, no había información de qué pasaba,

pero hoy en día tenemos satélites

que nos están aportando muchísima información

del ecuador, de los trópicos

y, por supuesto, de latitudes medias y zonas polares.

Y con toda esa información

tenemos a nuestro alcance ya unos modelos muy sofisticados

que nos permiten saber

si en un momento dado se va a formar uno de esos calentamientos súbitos

y qué consecuencias puede tener aquí en superficie.

¿Y cuánto hace que tienes todo esto?

Bueno, a partir de los años 90

es cuando ya empieza a haber mucha información de satélite

y en los últimos 10 o 15 años

es cuando ya ha explotado todo eso a nivel de información

y ya se ha notado la calidad

en cómo ha aumentado en los modelos de predicción.

¿Y eso datos van a ordenadores que hacen las previsiones?

Exactamente.

Un modelo de predicción es un modelo matemático,

muchas ecuaciones que intentar explicar lo que ocurre

en la atmósfera de la Tierra

y su interacción con los océanos, con los hielos,

con la superficie terrestre

que no es húmeda, que no es los océanos...

Y todo eso, al final,

los modelos lo que hacen es introducir

o alimentarse de los datos de todo tipo

que se obtienen en el mundo

para que, aplicando esas ecuaciones, podamos saber un escenario futuro

dentro de 24 horas o 48, 72 o a más largo plazo,

qué se espera en una zona en concreto,

si una variable va a aumentar, disminuir,

la presión, la temperatura o la precipitación.

¿Y se sabe, por ejemplo, volviendo al tema del eje,

si en alguna otra era geológica

el eje de la Tierra era diferente?

Hay una variación periódica con una escala de miles de años

que lo que hace es que el eje en realidad,

aunque más o menos tiene siempre una inclinación,

pero que vaya como rotando como una peonza.

Cuando vemos una peonza siempre está girando,

pero observamos que en la peonza

el eje va con el tiempo cambiando de dirección

aunque siempre está rotando la peonza.

Con la Tierra pasa algo parecido.

Eso es un ciclo que está bien estudiado,

que condiciona la cantidad de radiación que llega

y por eso, de vez en cuando, en la Tierra ocurren glaciaciones.

Porque hay una combinación en la que llega menos radiación

por la posición que ocupa ese eje

y con la posición que ocupa la Tierra

en su órbita alrededor del Sol.

Entonces, todos esos factores se combinan

de tal forma que cada X miles de años

la Tierra, como bien sabemos, entra en una glaciación

y uno de esos factores es la inclinación que tiene el eje.

O sea, sí hay una variación periódica.

No nos debe preocupar de momento, ¿no?

O, por lo menos, en los próximos 100 años.

Lo que ahora nos debe de preocupar es el cambio climático

que, como ya comenté la última vez que estuvimos aquí,

en parte es responsabilidad nuestra

porque lo hemos causado en una parte importante

y además la comunidad científica está ya alertando

de que es una cuestión urgente, que hay que actuar

y es ahora mismo la prioridad claramente.

¿Y hay escenarios

de si se actúa de una manera, qué ocurre,

si se actúa de otra...?

Hablemos de dos o tres escenarios de ese tipo.

Pues, básicamente, en los informes del IPCC,

que es, digamos, lo que aúna el conocimiento más actual

del sistema climático y el cambio climático,

se barajan, básicamente, tres escenarios:

uno de bajas emisiones,

uno de emisiones intermedias y uno de altas emisiones.

El de altas emisiones...

Ese lo podemos dejar porque es terrible.

Más que lo podemos dejar

sería el escenario al que nos dirigiríamos

si seguimos sin actuar,

porque ahora mismo

las emisiones de CO2 y otros gases invernadero,

lejos de reducirse, han aumentado.

El año pasado fue un año récord de emisiones

a nivel global.

Entonces, si no nos ponemos a hacer los deberes,

si seguimos emitiendo a ese ritmo, con esa tasa de emisiones,

lamentablemente,

vamos a llegar al peor de los escenarios

y es un escenario al que va a ser difícil adaptarnos

porque estamos hablando de subidas globales en muchas zonas

de cinco y seis grados

y ahora mismo estamos hablando de una subida de un grado

desde mediados del siglo XIX

y fíjate ya cómo se está notando el calentamiento global.

Eso sería casi fatal para la vida humana.

Correcto.

Entonces, tenemos que intentar ir al escenario de bajas emisiones

y para conseguirlo no queda otra

que transformar totalmente nuestra sociedad.

Es decir, dejar de emitir gases invernadero

y, además, hacerlo con urgencia,

porque si se retrasa esa transición energética,

al final, el sistema climático también tiene inercias

y va a ser muy complicado

que a pesar de que reduzcamos, si lo conseguimos,

a cero a las emisiones

pues el clima responda

y rápidamente se note un descenso de la temperatura.

¿Y ese escenario, digamos, qué es lo que dice?

¿Que va aumentar solo medio grado?

El de bajas emisiones

sería un control de la temperatura entre grado y medio y dos grados

a final de siglo.

Hasta ahí más o menos podemos adaptarnos bien.

A partir de dos grados, a escala global me refiero...

Porque eso significa

que en lugares puntuales puede ser...

Claro, claro.

Precisamente, en regiones polares.

Allí, ahora mismo, en la zona del Ártico,

el calentamiento ya está en torno a tres grados

y por eso estamos viendo esas imágenes tan frecuentes

de zonas sin hielo y...

Y osos que no encuentran comida. Claro, claro.

Ese es el problema, ¿no?

Cuando hablamos de tres grados a escala global,

quiere decir que, seguramente, en el Ártico vaya a los seis grados,

en el ecuador se quede en uno o dos y aquí donde estamos entorno a tres

y eso es una barbaridad, claro.

Un placer como siempre.

Nos vemos dentro de 15 días

para seguir hablando de estos temas.

Muy bien.

Vamos ahora a visitar la exposición "Modus. A la manera española",

una exposición que propone que reflexionemos

sobre lo que se ha considerado lo español

como diferencial en la moda.

"Modus. A la manera de España" es una exposición

en la que lo español es el principal protagonista.

Bajo esta premisa,

la muestra perfila un recorrido por la historia de la moda nacional

desde el siglo XIX hasta la actualidad

con prendas que respiran claro carácter español.

Entre las piezas escogidas encontramos alta costura,

"prêt-à-porter" y modelos exclusivos

además de trajes típicos de la indumentaria popular.

Tenemos a David Delfín, tenemos a Ana Locking,

Leandro Cano, ManéMané, Palomo Spain,

un sinfín de diseñadores contemporáneos

que apoyan el discurso

junto a esos grandes creadores de todos los tiempos

como Balenciaga, Pertegaz o Antonio del Castillo.

En la primera planta

se introduce el estilo del traje de corte español

con todas esas formas y esos volúmenes tan típicos

y dando importancia también al negro,

a ese negro de Felipe II tan imprescindible,

para pasar a lo goyesco, a la mantilla.

Podríamos decir a ese fenómeno del magismo.

La segunda planta se abre a la seña española por excelencia:

el universo andaluz.

Ese mundo de volantes, de lunares, el traje de gitana,

la chaquetillas de torero y el mundo de la tauromaquia.

En la tercera planta se abre una enorme biblioteca

que lo que hace es evidenciar la importancia intelectual

de la moda

en cuanto a una expresión artística de primer orden.

Y a través de esa tercera planta

pasamos a la parte de la cuba del edificio.

En esa parte de la cuba

se nos presentan dos de las fuentes más sensibles, quizás,

al carácter español que son la tradición y la religión,

dos elementos que siempre han convivido juntos,

y que se retroalimentan.

Esta exposición, sin ninguna duda, ha sido una experiencia muy grata.

Queríamos que hubiese una pequeña muestra internacional

entre las piezas

y encontramos a diseñadores como John Galliano,

como Givenchy o Dries Van Noten

con piezas claramente de influencia española.

Esta exposición es, sin duda, una reivindicación

de la moda española de diseñadores de todos los tiempos,

pero también de los diseñadores actuales

para reunir un sinfín de piezas que nunca habían estado juntas.

-"Modus. A la manera de España" es una exposición

que, por un lado, pretende reivindicar

la moda como disciplina creativa de primer orden

a la vez que hace un recorrido por lo español en la moda española

superando esa idea que en el siglo XIX se fragua

y que identifica a lo español con lo andaluz, con lo flamenco,

con el abanico y con la mantilla.

Y hay mucho más.

Está toda la idea del color negro típico de Felipe II y Felipe IV,

también está el blanco de Zurbarán,

que siguen viéndose

en grandes diseñadores contemporáneos.

Por eso esta exposición hasta el 3 de marzo

es imprescindible para entender lo que es la cultura de España,

para entender la importancia que tiene la moda

y, sobre todo, para acercarse

a los mejores diseñadores de nuestro país.

Por eso, invito a todos los madrileños

y a todos los que visitan Madrid que no se pierdan esta exposición,

que no se pierdan este "Modus. A la manera de España"

que hace un recorrido por nuestra historia,

por quiénes fuimos, por quiénes somos,

pero también, gracias la moda, por qué seremos recordados.

Alianza Editorial acude a la llamada del texto

para conservar y para dejar a nuestros hijos.

Su primera colección de bolsillo fue un hito inolvidable

del que muchos seguimos dependiendo,

pero ahora añade la posibilidad del libro

encuadernado en pastas duras, con un acabado inmejorable

y una calidad de papel hecha para durar.

Hemos hablado de "Cumbres borrascosas",

de "La llamada de Cthulhu"

y ahora recordamos la nueva posibilidad

que ofrece esta buena edición de "Moby Dick" de Herman Melville

con cuidada traducción de Maylee Yábar Dávila.

Ahora sabemos que Melville transcribió en parte

la historia que le contó un marinero,

pero no importa.

También hemos visto todos alguna vez,

muchos incluso varias veces,

la versión cinematográfica de "Houston"

con un pastor que se parecía a Orson Welles

al comienzo de la película,

pero tampoco importa.

La fascinación que produce la lectura de "Moby Dick"

sigue intacta,

y con una edición como esta

se nos invita a reproducirla periódicamente.

La Universidad de las Islas Baleares

nos habla hoy de la importancia de las abejas.

La universidad responde.

Cuando pensamos en las abejas,

nos vienen directamente a la cabeza los productos apícolas

como la miel, el polen, el própolis o la jalea real

que son productos derivados de la actividad de estos insectos.

Pero, realmente, las abejas desarrollan un papel más relevante:

la polinización.

Las abejas son polinizadores esenciales

tanto de plantas cultivadas como de plantas silvestres

por lo que desarrollan un rol importante

tanto en la conservación de ecosistemas naturales

como en la producción de alimentos a nivel mundial.

Valorar estos servicios que nos brindan las abejas

es extremadamente difícil,

pero por mencionar algunos estudios

se ha estimados que las abejas

tanto las de la miel, llamadas "Apis mellifera"

como otras especies silvestres

polinizan alrededor del 80 % de plantas.

De esta forma,

la labor de las abejas supone para la agricultura europea

el equivalente a una inyección económica

de 22 billones de euros cada año.

Pero ¿qué está ocurriendo en las últimas décadas?

Se está observando una elevada tasa de pérdida de colonias

y es que, como media,

un tercio de las colmenas se está perdiendo cada año.

En la mayoría de los casos

se identifican claramente los factores

implicados en estas pérdidas

y hay un creciente consenso entre los científicos

de que se deben a una combinación de factores.

Las investigaciones sobre las causas apuntan en tres direcciones.

La primera es la presencia de parásitos

y patógenos introducidos

entre los que destacan el ácaro "Varroa destructor",

los virus y el hongo "Nosema".

El segundo factor

es el estado nutricional de las abejas

que juega un papel importante en la resistencia de enfermedades

y es el reflejo del empobrecimiento de los cultivos.

El último factor apunta a la exposición a pesticidas.

Antes de terminar, como siempre,

recuperamos en esta ocasión nuestro trabajo

"Fortunato Depero: La paradoja futurista".

Después del programa lo recuperamos completo

en la página web.

"Nosotros los futuristas adoramos las centrales eléctricas,

las estaciones ferroviarias, los hangares, los acorazados,

los gigantescos transatlánticos,

las fábricas en su diabólica agitación,

los multiplanos voladores y los lujosos trenes bar.

A semejanza de esas maravillas reconstruiremos el universo,

motos, bicicletas de acero, soles artificiales,

árboles coloreados de cemento y metal,

flora mecánica sorpresiva,

nubes publicitarias domadas mediante registros exactos,

tormentas teatrales en el espacio.

Así rezaba

uno de los elocuentes manifiestos futuristas

firmado por el artista Fortunato Depero.

Quizás ustedes tengan conocimiento del futurismo italiano,

ese movimiento furiosamente moderno, radical y vanguardista

de principios del siglo XX.

Muchos habrán oído hablar de Marinetti, de Balla, de Carrà...

Pero ¿quién es ese tal Depero?"

-Fortunato Depero es un artista italiano,

un futurista nacido en 1892

en un pequeño pueblecito del norte de Italia,

en Fondo, en la provincia de Trento,

muerto en Rovereto, en el norte de Italia, en 1961

y que formó parte del movimiento futurista

a partir del año 1914

y a pesar de que su nombre de pila fuera Fortunato

fue ciertamente un artista desafortunado

porque no alcanzó la fama

o la referencia o el reconocimiento internacional

que han tenido otros futuristas como Luigi Russolo,

Umberto Boccioni o, por supuesto, Filippo Marinetti.

-"Depero fue uno de los artistas más prolíficos,

innovadores y polifacéticos

de las vanguardias históricas europeas.

Pese a ello, es poco o nada conocido por el gran público.

Ello se debe en parte a que fue eclipsado

por las grandes estrellas del movimiento futurista."

-La historia, a veces, es muy injusta o es muy selectiva

y necesita que los movimientos de artistas

no estén constituidos por 25, 30 o por 40 grandes figuras,

sino que...

Bueno, se produce una especie de filtro

y, al final, muchas veces quedan las figuras

que consiguen de alguna manera

convertirse en el paradigma de un movimiento.

-"'Depero futurista 1913-1950' es una interesantísima exposición

que la Fundación Juan March exhibe en su sede de Madrid.

A través de unas 300 piezas de muy diverso formato

ofrece una visión completa

de la figura y la obra de este singular autor

y su contexto histórico-artístico: el futurismo."

-¿Qué es el futurismo?

El futurismo es un movimiento de vanguardia

que algunos han definido como la primera vanguardia.

Es un movimiento fundado por Filippo Marinetti

en 1909

y digamos que es un movimiento que se caracteriza

por una glorificación radical del futuro,

como su propio nombre indica,

articulada obviamente con un deseo

de hacer desaparecer el pasado.

Acabamos.

Mañana martes hablaremos de feminismo

con Alfredo García Gárate y Guillermo Blázquez

y las hermanas Lara,

y de las matemáticas de la lotería

recién pasada la efervescencia del Niño

con Sergio Castro, profesor10demates.

Les estaremos esperando con las mismas ganas de siempre.

Pasen un buen día.

Ha sido un privilegio compartir con ustedes estos minutos

como cada mañana en La 2.

Hasta mañana.

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • La aventura del saber - 07/01/19

La aventura del saber - 07/01/19

07 ene 2019

Ofreceremos los reportajes "El instinto como prejuicio" y "Modus. A la manera de España". Además, entrevistaremos a Andrés González, investigador del IIT de Comillas, y al meteorólogo José Miguel Viñas.

ver más sobre "La aventura del saber - 07/01/19" ver menos sobre "La aventura del saber - 07/01/19"
Programas completos (1608)
Clips

Los últimos 5.298 programas de La aventura del Saber

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios