www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
4827599
Para todos los públicos La aventura del saber - 06/11/18 - ver ahora
Transcripción completa

Hola, muy buenos días a todos.

Bienvenidos a una nueva edición de "La aventura del saber".

Comenzaremos hoy el programa

con una intervención de la doctora Laura Rojas-Marcos

sobre el autoengaño,

una actividad que unas veces nos sabotea

y otras nos puede salvar.

Intentaremos aprender

cuándo el autoengaño tiene una

y cuándo tiene otra consecuencia.

Luego hablaremos de libros infantiles y juveniles

con los dos ganadores del premio Edebé de este año,

Beatriz Osés y David Lozano,

autores respectivamente

de "Soy una nuez" y de "Desconocidos",

dos narraciones con dos temas de fondo muy actuales:

la emigración y las redes sociales de Internet.

Hoy también les ofreceremos

la colaboración semanal "NCI Educación"

con noticias como el desarrollo

del proyecto de "Educomunicación"

en Brasil, uno de los países pioneros

en este tipo de iniciativas.

Y luego les ofreceremos nuestro trabajo

sobre el proyecto pedagógico "Barrios Orquestados",

que pretende crear

orquestas de cuerda frotada

en todos los barrios periféricos

de las islas del archipiélago canario.

Taller de convivencia con la doctora Laura Rojas-Marcos,

con quien hablamos hoy del autoengaño.

Volvemos, Laura,

con uno de los...

en fin, de las cuestiones, digamos, básicas

de la psicología y creo que, en general, de la vida humana,

¿no?, que es la necesidad

o a lo mejor la obligación

de, digamos, esconder un poco los hechos para poder soportarlos.

Había un verso de Eliot que hablaba

de que la humanidad no puede digerir

demasiada cantidad de realidad.

Efectivamente, o sea, la información que nos llega,

sobre todo en tiempos de hoy, ¿no?,

en la actualidad...

Hay tanta información

que nuestro cerebro y nuestras emociones

necesitan procesar la información

a veces en pequeñas dosis

y entonces, de ahí,

hay un mecanismo de defensa

que llamamos en psicología

que se llama "el autoengaño".

Y ese autoengaño,

porque todos, en un momento dado,

utilizamos... Necesitamos.

Claro,

nos engañamos a nosotros mismos

con el fin también de protegernos

y de cuidarnos.

Ahora bien,

hay que saber diferenciar entre lo que es el autoengaño

y la mentira.

Cuando mentimos,

somos conscientes

de que estamos mintiendo,

sabemos lo que estamos haciendo y tenemos un objetivo.

Cuando hay autoengaño, generalmente,

suele ser algo de manera inconsciente,

o sea, que no sabemos

que nos estamos mintiendo, en este caso, el auto-,

a nosotros mismos.

Entonces, el autoengaño

ocurre continuamente,

sobre todo a la hora,

por ejemplo, de asumir algo,

una información como que no puedo.

Si no puedo hacer algo,

un autoengaño puede ser: "No, es que no es que no pueda,

es que realmente no lo quiero".

Y a lo mejor es algo que sí quiero.

Claro. Y eso me consuela.

El autoengaño

forma parte de la condición humana.

Pero, por ejemplo,

¿puede haber autoengaño de toda una vida completa,

es decir, estar autoengañado toda la vida?

Bueno, sí, o sea,

lo cierto es que, como terapeuta, he conocido y he trabajado

con personas

que una estrategia

para poder vivir

su día a día y asumir

información que para ellos puede ser muy dolorosa,

incluso a veces traumática,

utilizan el autoengaño.

Algo que sucede, por ejemplo, con muchísima frecuencia

es en las relaciones de pareja

donde a lo mejor hay infidelidades

y uno y el otro lo saben,

pero se autoengañan,

deciden que no, eso no es posible,

no es posible,

cuando la evidencia y hay pruebas de que sí.

Otra situación de autoengaño,

lo veo mucho, por ejemplo,

en los estudiantes:

"Me han suspendido",

o sea, "Me han suspendido porque el profesor me tiene manía",

cuando, en realidad,

el 99 % de las veces

suele ser porque no se ha estudiado lo suficiente.

Y, entonces, para poder gestionar la autovalía, o sea,

la percepción que uno tiene de sí mismo

sobre lo que está sucediendo,

o sea: "¿Tengo la capacidad? ¿Soy suficientemente inteligente?

¿O es que salgo,

que pongo la responsabilidad

en otros?".

Luego había también la posibilidad de autoengañarse

durante un tiempo limitado, ¿no?,

cuando ocurre algo desastroso

o algo difícilmente asumible

y uno, a lo mejor, como mecanismo inconsciente,

se autoengaña durante un tiempo,

que ese sería un autoengaño menos...

menos malo, no sé. Bueno, está...

Sí, bueno, es el procesar.

Un ejemplo

sobre lo que estás diciendo,

que es algo por lo que pasamos todos en algún momento

o vamos a pasar,

es durante el proceso de duelo.

Cuando perdemos a alguien querido

o alguien que conocemos

o nos enteramos,

algún familiar o algún amigo

y fallece,

en ese primer momento,

cuando nos informan de esa desaparición

o ese fallecimiento,

primero estamos en un estado de "shock",

de sorpresa,

como que nos quedamos un poquito paralizados

y después empezamos a decirnos

internamente: "No, esto no puede ser.

¿Cómo ha podido fallecer?

Yo no estaba preparado Esto no puede ser".

El "este no puede ser"

es un ejemplo de autoengaño,

cuando la evidencia es que sí es.

Entonces, a una persona, a todos,

nos ayuda a procesar

lo que acaba de ocurrir,

y, en este caso, un trauma,

una situación traumática.

Y, claro, el asumir unas malas noticias...

A veces... Pues necesitamos

con una cucharita y no con cucharón.

Claro, ahí a lo mejor está el verso de Eliot más justificado.

Pero, en general, ¿cuántos tipos de autoengaño,

si se puede hablar de...

así, si no hay infinitos?

La verdad es que hay

muchísimos tipos de autoengaño,

pero alguno de los más comunes

es, sobre todo, cuando queremos algo

y no lo hemos conseguido

o culpamos a otra persona. Están verdes, ¿no?

Lo de la... Exactamente.

El no asumir la responsabilidad.

Si hacemos daño a alguien

y nos ponemos a la defensiva

y nos decimos a nosotros mismos:

"No he sido yo, has sido tú",

eso es un autoengaño,

el no asumir la responsabilidad,

a veces, para consolarnos a nosotros mismos

porque no hemos conseguido, porque no estamos a la altura,

porque...

por las razones que sea, algo que no hemos conseguido.

Y hace

que, como consecuencia, afecte a nuestra autoestima

y la percepción de nosotros mismos:

"Es que no soy inteligente suficiente"

y nos lamentamos.

Entonces, ahí es como:

"Bueno, a lo mejor no es tan importante para mí.

En verdad, no lo quiero".

Claro. Eso también es

un autoengaño muy frecuente.

¿Y hay señales que nos avisen de que nos estamos autoengañando?

Por ejemplo, cuando uno habla

así a un grupo de amigos,

de pronto, se hace un silencio total,

dice: "He metido la pata, ¿no? O sea, aquí hay algo".

¿Puede ser eso? Pues es curioso

porque muchas veces

mentimos, por ejemplo, a las personas de nuestro entorno

para que alimenten nuestro propio autoengaño

y así, claro, se forma una bola.

Lo cierto es que también las personas

que están en nuestro entorno,

sobre todo si son amigos y familiares,

y cuando nos empezamos a autoengañar,

siempre hay una mirada así como:

"¿Qué está diciendo?". "Uf, ya estamos otra vez".

O incluso tienes a alguien que te para y dice: "Oye,

esto no fue así, ¿no? O sea, te estás montando una película

que tampoco fue así"

o "Estás exagerando"

o "Estás cambiando los hechos".

Pero, claro, todos necesitamos

como entender y dar sentido a las cosas que nos ocurren.

¿A qué atribuimos las cosas que nos suceden,

sean positivas o negativas?

Las podemos atribuir a factores externos

o lo podemos atribuir a factores internos.

¿Y hay personas, digamos, especialmente proclives

a autoengañarse?

Por ejemplo, sí.

Sí, sí. Por ejemplo,

personas que tienen tendencia a autoengañarse

son personas que tienen

mucha falta de confianza en sí mismas,

personas que tienen una baja autoestima,

personas que son muy dependientes de otras.

Lamentablemente, a menudo

me encuentro en situaciones

de dinámicas de maltrato,

ya sea en pareja o familiar o en el entorno laboral

o académico,

donde hay personas

que son víctimas de "bullying" o de "mobbing",

de acoso,

ya sea escolar o laboral,

que muchas veces se dicen a sí mismos:

"No, es que yo me merezco esto, maltrato"

o "Yo no soy bueno suficiente".

y entran en una bola,

¿verdad?, muy destructiva.

Y es una forma de autoengaño

y, de hecho,

muy perjudicial.

Entonces, con el autoengaño hay que tener cuidado

porque cuando se pierde confianza,

cuando nuestra autoestima nos está fallando,

cuando nos sentimos extremadamente solos

o incluso deprimidos,

muy muy deprimidos y perdemos

la esperanza, la ilusión o el sentido de la vida

o dejamos de tener propósitos,

también los mensajes que nos decimos

pueden ser devaluadores y muy dañinos

y es una forma también

de engañarnos y, de hecho, de atacarnos.

¿Y hay también la posibilidad...?

O ¿existe, perdón, la posibilidad de que una educación

te haga proclive al autoengaño?

Pues sí, los mensajes del entorno

influyen enormemente

en nuestras creencias.

Hay grupos o personas

que a lo mejor cuentan una mentira tantas veces,

¿verdad?, que al final

se haca verdad.

Es también una manera

de manipular y hacer creer

a otras personas

sobre cuál es su condición,

su situación,

ya sea en positivo

o de manera negativa,

o sea, todo depende,

pero hay que tener cuidado.

¿Cómo hay que educar a los hijos

para que no sean proclives al autoengaño?

Hay una parte que definitivamente es trabajar

la autoestima

y el trabajar la verdad,

o sea, que la verdad y el respeto a la verdad

y el respeto también al sentido del deber y de la responsabilidad

y el aprender que asumir responsabilidad

quiere decir que uno también celebra sus propios logros

y te haces dueño de tus logros,

así como también te haces dueño de tus errores

y que, ante un error,

no necesariamente tiene que ir acompañado

de un castigo o de una humillación,

al revés,

sino que sea un aprendizaje.

Entonces, eso va a ayudar a desarrollar

una buena autoestima,

un criterio a la hora de tomar decisiones basado en pruebas,

que haya una metodología científica,

ser lo más objetivo posible.

Hay veces en las que, por ejemplo,

en un entorno determinado de una familia

en un lugar determinado,

tú estás como obligado por la comunidad

a responder de una determinada manera,

es decir, lo que antiguamente se hablaba

en los pueblos:

"Este es hijo de tal" o "Es de la familia de cual".

Entonces, estás obligado, digamos,

a responder a las expectativas de la gente que rodea

y que ha conocido a tu familia.

Pero si tú, por ejemplo,

quieres cambiar,

¿cómo lo haces?

Bueno, ahí estamos hablando

y has dicho una palabra que es muy importante

que es "expectativas",

cuáles son las expectativas, no solamente de nuestro entorno,

de la sociedad o comunidad en la que vivimos,

sino también cuáles son nuestras expectativas.

A veces, cuando no cumplimos

las expectativas de otro

o las nuestras, cuando otro no cumple

nuestras expectativas, ¿qué sucede?

Pues hay decepción,

hay conflicto,

hay tensión,

y uno pone eso en una balanza:

"¿Me compensa o no me compensa?".

Porque al final es "¿Me compensa o no me compensa?".

Y ahí hay que tomar una decisión.

Y, claro, frente al cambio,

sea el tipo de cambio que sea,

ya sea un cambio positivo o negativo

o el decir uno lo que opina

o su verdad,

hay que asumir una responsabilidad.

Pero es que, de cara a los demás,

puede ser que tú estés dando la impresión

de estar autoengañándote,

puesto que tú eres, digamos,

quien tiene que cumplir unas expectativas

que no son las tuyas, sino las del grupo que te rodea.

Podrían pensar: "Es que este se cree no sé qué"

o "Se cree no sé cuántos",

cuando a lo mejor tú

te ves así y es tu objetivo en...

Claro, ahí quizá está la interpretación de la verdad

y cada uno

la realidad es que interpretamos

nuestra verdad y nuestra situación

y siempre hay una cierta subjetividad.

Pero, bueno, dentro del mundo de la ciencia,

hay una tendencia

a qué es lo que nos dicen los resultados.

Sí, sí. O sea, el resultado...

Pero, por ejemplo, tú eres norteamericana

y en Norteamérica

una de las maneras de solucionar,

digamos, la pretensión que cada uno pueda tener

de ser quien quiere llegar a ser

es cambiar de sitio.

Es decir, en general,

en Inglaterra... perdón, en Estados Unidos,

cuando tú estudias,

casi nunca estudias en el sitio de donde eres,

sino en otro estado, en otro lugar

para poder crear tu propio mundo.

Sí, o sea, también ahí hay

diferencias culturales

y en el mundo anglosajón, porque en Inglaterra también,

son culturas anglosajonas.

La idea del cambio y el hacerte,

el separarte de la familia,

la emancipación tiene un papel muy importante

y dentro de la emancipación tienen una metodología.

Ahora, quizá la pregunta está...

¿Es esa la manera adecuada?

Probablemente depende del hijo,

de las posibilidades.

No todo el mundo tiene la oportunidad en un momento dado

o no todo el mundo quiere.

Sí, o a lo mejor no todo el mundo puede,

no tiene la fuerza suficiente.

Pero está o el poder,

sea por motivos económicos,

o quiere, o sea, también está

lo que queremos, no lo que debe ser.

O sea, evidentemente hay cosas que debemos hacer, pero...

Y las oportunidades se pueden aprovechar

o se puede considerar una oportunidad otra cosa

que no necesariamente es

esa parte ambiciosa

de salir fuera y conseguir...

Vamos a ver, que...

Creo que, al fin y al cabo...

Sin la necesidad de autoengañarnos.

Exactamente.

Si para mí lo importante es quedarme cerca de mi familia,

es crear una familia

o es tener un trabajo digno

que me ayude a poder dedicar

mis energías a otra cosa,

eso es tan bueno y tan importante

como el que quiere hacer un...

crear su propio negocio.

Entonces, ahí creo que las comparativas

son muy importantes a tener en cuenta

y, dos, desde luego, el no situarse

o el competir

de superioridad e inferioridad,

quién es...

quién está por encima de quién,

o sea, ahí hay mucho autoengaño.

Personas que se sienten superiores a otros,

realmente lo que subyace es,

bueno... Lo contrario, ¿no?

Lo contrario.

A lo mejor un poco de inseguridad o mucha inseguridad

o complejo o...

¿Qué dice eso también de ti?

Que valoras a otras personas por lo que tienen

o por el poder que tienen o el dinero o el estatus social.

Con eso hay que tener cuidado.

Ha sido un verdadero placer como siempre

y muy instructivo, ¿no?

Muchas gracias.

Gracias. Un placer.

Seguimos.

Tiempo ahora para nuestro semanal NCI Educación.

El cambio climático en Iberoamérica

será uno de los asuntos que abordaremos hoy en NCI Educación

en un programa que les acercamos

desde la sala Canal de Isabel II de Madrid

con estos temas.

Introducimos el pensamiento computacional

en las aulas.

Además, conocemos el proyecto brasileño

Educomunicación.

Y en Conexión IBE

el mejor sonido en los festivales de música

lleva el sello de la Universidad Politécnica

de Valencia.

Científicos de laboratorio internacional

en cambio global

se han reunido en el Museo de Ciencias Naturales

de España

para discutir los retos del cambio climático en Iberoamérica.

-España, en concreto, es uno de los sitios

donde se van a ver más afectados los ecosistemas por el cambio global

en el tema aridez, el tema de incremento de temperatura,

el tema de precipitación y eventos extremos.

-Tenemos una estación meteorológica al sur de Chile, en Chiloé.

Es un lugar donde llueven 1700 milímetros al año.

Es muy lluvioso.

Pero hemos notado en los últimos años

que las primaveras son más secas y, sobre todo, los veranos.

Y una cosa muy fuerte.

La presencia de plantaciones de especies exóticas de madera,

como de eucalipto,

chupan muchísima agua del suelo

y por evapotranspiración la regresan a la atmósfera

aunado a que el manejo del suelo ha cambiado

cada vez hay menos agua.

Y, en los últimos años, en un lugar donde llueve tanto,

han tenido que llevar agua del continente a la isla.

-También, los impactos del cambio global

imponen una adaptación de nuestro sistema legislativo.

-Por ejemplo, en Chile no hay legislación

acerca de cuándo regar el césped.

El pasto evapora toda el agua.

Realmente, en algunos países está prohibido.

-¿Cómo introducir pensamiento computacional en aulas?

Conversamos con varios docentes sobre una habilidad

que permite a los alumnos aprender conceptos como la gravedad

al mismo tiempo que programan robots.

-El pensamiento computacional son una serie de habilidades

que tenemos que desarrollar

para poder abordar la resolución de problemas.

-El objetivo último no sería tener programadores profesionales,

sino que los estudiantes incluyan el pensamiento computacional

en las asignaturas.

-En infantil es muy habitual trabajar la secuenciación

utilizando las historias por ejemplo.

Aprenden que una historia tiene un comienzo,

un desarrollo y un final.

La programación, el pensamiento computacional,

ofrece otro escenario para trabajar este concepto.

Aprenden a dar instrucciones precisas a un robot

para moverlo de una posición de un tapete

a otro destino deseado

y, además, lo hacen de forma muy práctica y muy tangible

porque si no se secuencian en el orden correcto,

el robot no va a llegar al destino deseado

y se va a perder.

-Por ejemplo, la gravedad.

Esa gravedad es una fórmula matemática,

pero si lo metemos dentro de un proyecto

con aplicaciones con "scratch"

podemos ver cómo programar esa gravedad

para que un objeto de forma predeterminada

esa gravedad le empuje hacia abajo.

Estamos dando vida a todas esas simulaciones

que hasta ahora manteníamos en nuestra cabeza.

Hay muchos aspectos que se potencian y se benefician

a la hora de aprender a programar.

Todo lo que es la capacidad de razonamiento,

la capacidad lógica...

-Desarrollan también la capacidad de trabajar en equipo

y a veces en equipos distribuidos por el mundo,

ni siquiera físicamente.

-La formación en programación y robótica

está en la formación de maestros en secundaria

y, por ejemplo, en la facultad de Educación de la UNED

está previsto que el pensamiento computacional

esté incluido en los planes de Magisterio

tanto para infantil como para primaria.

Eso es siempre el primer paso.

Ningún sistema puede ser mejor que la formación de profesores.

-Un método para empoderar a las comunidades

y que a través del audiovisual

deja constancia de sus historias.

Conocemos el proyecto Educomunicación del colectivo Viraçäo.

-"Desde hace seis años, la UPV, a través del instituto ITEAM

y la empresa DAS Audio Group

colaboran para llevar la tecnología sonora más avanzada

a algunas de las principales citas musicales del mundo."

-Se centran mucho en la parte de procesamiento de señal

y en la electrónica

que va en nuestros sistemas casi todos autoamplificados.

-"La tecnología UPV ayuda a solucionar problemas

de contaminación acústica

evitando molestias a las zonas residenciales próximas."

-Es muy importante decir qué zona

y decirle al "software" qué zona quiero intentar evitar.

-"El Centro de Simulación Clínica de la facultad de Medicina,

el 'fab lab' de la facultad de Ingeniería

y el laboratorio experimental de la facultad de Ciencias

fueron algunos de los principales atractivos

de la Expo UV 2018.

Experimentar con la manipulación de nitrógeno líquido,

observar células de riñón

y comprender las matemáticas por medio de malabarismos

incluyó el laboratorio experimental presentado por la facultad.

El 'fab lab' congregó la atención de secundarios y universitarios

en su impresora 3D

y las posibilidades de desarrollo de proyectos

e iniciativas de innovación."

-Consiste en utilizar los conocimientos de ingeniería,

todo lo relacionado con las energías alternativas

y con la vida sustentable

para resolver problemáticas de gente en su vida cotidiana.

Lo que hacemos es capacitar a la gente

para que se fabriquen su propio calentador solar

y lo puedan tener en su casa.

-Hay gente que directamente no tiene gas

o si tiene, es con garrafa y tiene que pagar mucho.

Entonces, dar una solución que con un muy bajo costo

pueda en determinados meses ayudarte la verdad es que es satisfactorio.

-Hasta aquí NCI Educación

y nos despedimos con la exposición "Terré"

que puede verse en la sala Canal de Isabel II.

Que la disfruten y hasta la próxima.

Taller de humanidades para hablar hoy

de los dos últimos premios Edebé de literatura infantil y juvenil

con sus ganadores Beatriz Osés y David Lozano,

autores de estos dos libros extraordinarios:

"Soy una nuez" y "Desconocidos".

Ahí está. A ver si no se caen.

Bienvenidos. ¿Qué tal?

-Muchas gracias. -Hola.

Supongo que no parareis de ir a presentar el libro

y hablar con los lectores, con los pequeños,

con los menos pequeños, ¿no?

Sí, ya lo creo.

Primero es el lanzamiento, que ya nos tocó,

pero ahora el momento interesante

de encuentros en institutos, colegios,

que da muchísimo juego.

Pero tenemos unas agendas frenéticas. Sí.

¿Cuál es el secreto?

Vosotros lleváis más de un premio.

Bueno, tú, de hecho, tienes la saga de Erik Vogler,

que el último libro es este: "Jaque mate",

que acaba de salir hace nada.

Hace menos de una semana, ¿no? Tres o cuatro días.

¿Y cuál es el secreto

para llegar a la gente muy, muy joven

o a la gente jovencilla?

Bueno, la verdad es que ella también puede comentar mucho.

Lo primero, hay que cuidar mucho las historias,

porque hay un prejuicio

y parece que la juvenil e infantil es como de menor categoría.

Y eso es falso.

Las buenas historias que triunfan entre los jóvenes

están muy cuidadas, están muy bien construidas en trama.

Pero, luego, en el tema de los adolescentes,

creo que es fundamental el ritmo narrativo.

Ellos están acostumbrados a un lenguaje no solo muy visual,

sino también de un fuerte ritmo.

Normalmente, en las novelas, en el caso mío de suspense,

también de Mases,

son novelas donde los acontecimientos se precipitan con fuerza,

son historias muy intensas.

¿Y en el caso de los críos?

En el caso de los niños,

yo siempre digo que cuando escribo un libro

lo escribo no pensando en un lector de una edad concreta,

sino en que lectores a partir de esa edad lo puedan leer.

Lo pueden leer los niños, pero también lo pueden leer adultos.

Casi siempre, cuando escribo, escribo para que me guste...

Suena superegoísta, pero me da igual.

Escribo para que me gusta a mí.

Y lo curioso es que enlazo muy bien con los niños

porque me imagino que también tendré esa parte

o la rescataré

o hago que se acerquen a...

Tienes una cría de seis años. Sí.

Te es fácil identificarte con ella, ¿no?

Es verdad que estoy reviviendo la infancia

con mi hija,

pero antes de mi hija siempre he tenido ese punto infantil

que me gusta conservar.

Claro, como casi todo el mundo que tiene mucho talento.

Tienes la infancia ahí, muy latente.

Muy cercana. Está cercana.

-Yo creo que la creatividad está muy unida

a eso que tienen los niños, ¿no?

Ven el mundo con su magia.

Eso no hay que perderlo.

-Algo que tienen que para mí es muy valioso

es que no les importa equivocarse.

Inicialmente, se equivocan mucho

y eso es algo que nos tenemos que permitir.

Cuando escribes te tienes que permitir equivocarte.

¿Si no cómo aprendes?

Pero de ahí nace la creatividad.

Muchas veces, los errores son creativos

y eso es algo

que el sistema educativo no entiende a veces muy bien.

Háblanos de "Soy una nuez" para que nos hagamos una idea.

Bueno, "Soy una nuez" es una historia

que se desarrolla a lo largo de un juicio

en el que la protagonista del libro

que es una abogada muy cuadriculada

pues tiene que salir de todos esos límites

para buscar la forma de convencer al jurado

y al propio juez

de que su defendido es una nuez,

se trata de un niño inmigrante que se llama Omar,

porque ha caído del nogal que hay en su propiedad.

Y amparándose en esta antigua ley italiana

que yo me he inventado

pues consigue quedarse con él

porque es demasiado mayor para adoptarlo, ¿no?

Y eso es un poco la historia que se va intercalando también

con las narraciones en primera persona

del resto de los personajes que han conocido a Omar

y que, de alguna manera, pues se han encariñado con él

de una forma bastante fuerte

y defienden todos que se trata de una nuez

y no de un niño.

Bueno, y, en tu caso, "Desconocidos" tiene que ver con internet,

con los peligros de internet.

Sí.

Mi novela es menos tierna, ¿eh?

Bastante más dura. Bastante más dura, sí.

Bueno, pues es una novela...

Al mismo tiempo también es sentimental,

porque hay un toque muy romántico.

Dos jóvenes que a través de internet, de Twitter, se conocen,

aunque no saben nada uno de otro,

y empiezan a hablar todas las madrugadas.

Pero no saben nada.

Ella ni siquiera sabe cómo es él físicamente.

Quieren huir de ese exhibicionismo de fijarse solo en el físico.

Pero fruto de esas conversaciones de madrugada

va surgiendo algo entre ellos, algo fuerte, algo sentimental,

y deciden dar el siguiente paso.

"Basta de hablar en el mundo virtual.

Vamos a quedar por primera vez y vamos a conocernos de verdad".

Y la novela empieza con ella esperando

en el lugar donde han quedado para esa primera cita.

Lo que pasa es que la noche va a dar mucho juego

y no va a ser solo romántico.

Ahí hay suspense y van a pasar más cosas.

Vamos a ver.

Y en el caso de "Soy una nuez",

cuál es, digamos, el hilo que mantiene al espectador unido

a las distintas partes del libro

que, como ya has comentado,

está salpicado con una serie de biografías

de cada uno de los personajes que han conocido a ese niño, a Omar

y todo eso.

¿Cuál dirías tú que es?

Bueno, las claves para que el lector siga leyendo

yo creo que son alternar capítulos de juicio

con capítulos narrados en primera persona

y que, de alguna manera,

te van completando el puzle que es ese niño

y que, además, refuerzan el por qué todos están dando esta versión

y están diciendo delante de un juez que ese niño es una nuez.

Y esa defensa, esa argumentación, viene a partir de las emociones, ¿no?

A todos les ha llegado Omar, es como el principito

y les ha llegado a todos al corazón.

De hecho, les cambia la vida a todos los protagonistas;

desde la abogada hasta el juez,

pasando por su vecino que es botánico

y la modista que hace ropa para su nieto

y el nieto no la quiere y sin embargo él la acepta encantado.

Él ayuda a todos estos personajes que son muy solitarios

a salir de la burbuja que se han creado.

Y en el caso tuyo hablemos de algunos personajes;

por ejemplo, Lara, que es la protagonista.

Claro, claro, Lara es la romántica.

Me parece muy bien

que Beatriz haya hecho alusión al tema de las emociones

porque es verdad que,

hablábamos de cómo debe ser una historia para jóvenes,

son muy intensos.

Los adolescentes son muy intensos.

Viven con una intensidad tremenda y se traslada a las emociones.

En estas novelas de suspense la amistad es amistad intensa.

Si es amor, hasta las últimas consecuencias.

Si es miedo, también es una emoción interesante

y que les encanta,

también hay que hacerlos sufrir.

Y aquí tenemos a Lara, la romántica, la soñadora,

que tiene un toque ingenuo, pero no es tonta.

Es una chica inteligente, pero tiene toque ingenuo, idealista.

Tenemos a Wilde. Wilde.

Pero en el fondo rompe un prototipo.

Parece que el chico deportista, que es "Buah, este chico está bueno",

"Seguro que es un superficial"

y luego resulta que es igual de romántico que ella.

Sus caminos se han cruzado porque los dos son unos soñadores.

Entonces, yo sí que he roto alguno de esos tópicos, ¿no?

Luego está el compañero de la residencia

que es el típico amigo cachondo y demás,

y luego hay un equipo policial con el forense.

Es verdad que en la novela hay un toque policiaco

porque se van a encontrar un cuerpo.

O sea, hay un poco... Se reparte.

La adolescencia ya permite eso.

Permite que haya, digamos,

iba a poner entre comillas muertos.

Vamos que haya, digamos, violencia hasta cierto punto.

Sí.

No se trata de crear historias gore y muy explícitas,

pero un joven es joven y no es tonto en absoluto.

Es una persona inteligente que lo ha visto casi todo

y que, además, necesita poder maniobrar

una lectura con cuestiones actuales que ve en su vida.

Es decir, los riesgos de la red y todos esos ingredientes

él los vive en el día a día

y eso es lo que busca para poder identificarse,

para poder vivir la historia.

En el caso de los críos la violencia está tapada,

pero existe por el hecho mismo de...

Bueno, hablo de "Soy una nuez".

En "Soy una nuez" no existe una violencia explícita

porque no la hay.

Es una historia...

Pero implícita sí que existe.

Además, yo también he escrito algún otro libro

en el que abordo el tema de la muerte

como "Dónde van las tortugas cuando mueren"

o "Un cocodrilo para Laura".

Me parecen temas que les interesan mucho.

De hecho, cuando hago los encuentros

las preguntas más filosóficas, más interesantes,

surgen de libros que abordan temas que son duros o difíciles

porque los niños quieren hablar,

pero en su casas no se habla de ese tema.

Es un tema tabú,

pero que la literatura me permite poder hablarlo

no solo con mi hija,

sino con los niños de los colegios que visito.

Esta pregunta es para ambos.

¿Cuando se os ocurrió la idea para escribir el libro

que pensabais que debiera, el espectador iba a decir,

el lector sentir

para ayudarle en qué sentido al lector?

Bueno, en el caso de "Desconocidos"

que, por un lado, es de suspense y entretenimiento,

escribimos para que el joven disfrute,

para que lo pase bien, pero no se queda ahí.

No son historias inofensivas, buscamos algo más.

Buscamos que el lector se cuestione cosas.

En el caso de "Desconocidos"

el mensaje no es que internet y las redes sociales son lo peor.

No, son una maravilla

y permiten encuentros maravillosos, conocer...

Pero, al mismo tiempo, sí pone sobre la mesa los riesgos,

la imprudencia.

Es decir, nos familiarizamos con las redes

y, al final, acabamos subestimando los riesgos.

Entonces, "Desconocidos" está pensado para que suscite debate

sobre qué hacemos habitualmente

y si somos conscientes de a qué estamos jugando.

Eso es un tema muy serio.

Además de eso, por supuesto otros contenidos

como el tema de qué es el amor, la relación entre ellos, etcétera.

Y que no es nuevo.

Lo de las citas a ciegas ahora, digamos, hay más facilidad,

pero eso ha ocurrido antes también.

Bueno, es un clásico.

Todos seguro que recordamos las páginas de los periódicos

con esos mensajes en un apartado de correos.

Es decir, no.

El formato de la cita a ciegas no es novedoso.

Lo que pasa es que las tecnologías han permitido un nuevo cauce

para ese cruce de caminos.

Beatriz, en el caso de "Soy una nuez",

¿cuál, digamos, que era tu intención para el lector?

¿Qué querías ofrecerle al lector?

Bueno, era una idea que ya tenía desde hace varios años

y no sabía cómo contar la historia.

Yo casi siempre lo que busco en las historias,

que yo creo que también lo busca el lector,

es disfrutar de una estética

y de la imaginación, de la propia historia.

Luego surgen lo que la gente llama valores,

pero a mí eso me interesa menos

en el sentido de que creo

que la historia, si es una buena historia,

ya te va a hablar de valores y antivalores

sin que tú lo pretendas.

Entonces, lo que sí que está claro

es que yo cuando escribía la historia de Omar

hubo momentos

como cuando estoy describiendo la historia en el mar,

cuando pierde a los padres,

que son muy pocas líneas de texto; es muy breve, es como un microcuento,

pues yo ahí lo estaba pasando mal.

O sea, yo creo que es la empatía lo que suelo buscar,

cuando alguien lee mis libros que se pueda identificar

con algún personaje.

Si, por ejemplo, es un friki como Erik Vogler

se pueda identificar con este pedazo de friki

o justo lo contrario.

Que diga: "Prefiero a la abuela, Albert Zimmer

o cualquiera de los otros antes que a este".

Pero, bueno, un poco lo que busco y lo que me agrada

es que los personajes digan algo al lector de alguna forma.

Ha sido un verdadero placer contar con vosotros.

Muchísimas gracias.

Mucha suerte con este y los siguientes

y os esperamos en cuanto tengáis el próximo, ¿vale?

Muchas gracias.

Ha sido un placer. Igualmente.

Seguimos.

La iniciativa Barrios Orquestados

pretende llevar la música a todos los sectores.

Comenzó en 2005, en Tamaraceite,

una pequeña localidad de Gran Canaria,

de la mano de José Brito.

Un, dos, tres, cuatro, cinco, seis, siete y ocho.

(A LA VEZ) -Un, dos, tres, cuatro, cinco, seis, siete y ocho.

(A LA VEZ) Un, dos, tres, cuatro, cinco, seis, siete y ocho.

(A LA VEZ) Un, dos, tres, cuatro, cinco, seis, siete y ocho.

(A LA VEZ) Un, dos, tres, cuatro, cinco, seis, siete y ocho.

-El germen viene de muy atrás.

Viene de una tradición familiar,

viene de aquellos años

en los que mi padre formaba coros "amateurs"

en barrios vulnerables, en barrios periféricos,

de Las Palmas de Gran Canaria.

Y esa idea, ese concepto de igualar a las personas

a través del canto

fue lo que me llevó en 2005, aproximadamente,

a intentar plasmar una idea

que pudiera ser extrapolable dentro del terreno instrumental.

-Un, dos.

-Después de unos seis meses aproximadamente

de estar evaluando y dándole muchas vueltas

a lo que podría ser una metodología musical

desde el foco social

estuvimos tanteando varios barrios.

Lo cierto es que al final el barrio de Tamaraceite,

que es un barrio muy cercano

en la periferia de Las Palmas de Gran Canaria,

nos daba una serie de prestaciones.

Entre otras cosas, existía una fundación

que tenía un local donde poder comenzar.

Realmente, ¿por qué elegimos ese barrio?

Primero porque históricamente tenía unas necesidades especiales

que atender,

pero también porque había una infraestructura

que nos facilitaba poner en práctica un proyecto piloto

de proyecto social a través de la música.

La, si, la,

re, do, fa, sol.

Se dan diferentes respuestas, ¿no?

Pero hay muchas respuestas que son comunes.

Lo primero es sorpresa.

Que se te acerquen a un barrio de estas características

una serie de profesores a invitarte,

a invitar a tu hijo a que participe de una formación instrumental

asociada, normalmente, a una clase media-alta

y que de repente se acercan

a mostrarle y ofrecerle esta enseñanza

de manera gratuita,

lo primero es sorpresa.

Lo segundo también es desconfianza.

Indudablemente, sobre todo los primeros años,

existía una desconfianza de decir "Bueno, llegarán con la cuota".

Lo cierto es que llevamos ya seis años

y hemos sido fieles a nuestro compromiso

de una enseñanza gratuita, cercana

y donde, además, las cortapisas sean las menos posibles

por no decir ninguna.

Yo creo que ellos están tremendamente orgullosos

del trayecto del proyecto, en este caso en Jinámar,

pero, además, de un sentimiento de identidad con el proyecto

que es tremendamente alto.

El beneficiario de Barrios Orquestados,

creo que no corro riesgos al decirlo,

siente el proyecto como suyo,

como un proyecto de ciudadanos para ciudadanos.

Consumidos en mi pueblo encontrará,

gárgolas, ácratas, críticos, sádicos.

Creo que el proyecto también ayuda a no estigmatizar al barrio

y, sobre todo, lo que me parece muy importante

es que en cada foco donde trabajamos se transforma el lenguaje

y, por lo tanto, la vida diaria de las personas.

La metodología está pensada desde el primer momento

desde el punto de vista social.

¿Qué significa esto?

No existe la clase individual.

Todas las clases son en grupo,

en grupos de ratios de 20 a 2 profesores por ejemplo.

Pero, además, todo el repertorio

tiene un componente transversal muy importante.

No hay ni una sola obra que ellos trabajen

que no estén trabajando temas o valores

de suma importancia para la supervivencia

y para la convivencia del ser humano.

A partir de ahí hay, evidentemente, muchos apartados de la metodología

que invitan a que en muy poco tiempo se puedan formar los alumnos

en los diferentes aspectos formativos que son absolutamente necesarios.

Por supuesto en la parte musical,

en la parte rítmica y psicomotriz o motor,

en la parte vocal y auditiva

y lo más visible que es la parte instrumental.

Pero también cada una de las clases empieza

con la concienciación de sí mismos,

con ejercicios de respiración; que no es algo banal,

es algo fundamental aprender a respirar.

Empezamos con nuestro tiempo libre y nada más.

Pero a partir del tercer año, sí es verdad, o casi el cuarto año,

empezamos a buscar ayuda en las instituciones.

Entonces hoy en día pues tenemos... Aproximadamente un 45% del soporte

del proyecto viene del gobierno regional de Canarias,

del cabildo de gran Gran Canaria.

Del ayuntamiento de diferentes islas.

(Música)

Me parece que son seis, tres, seis barrios en Gran Canaria,

tres en Tenerife y uno, porque acabamos de empezar, en Lanzarote.

Son muchas familias a las que estamos llegando

y al final estamos generando una ilusión

que yo creo que al final es lo más importante del proyecto.

En un proyecto tan joven

como el nuestro sí que se ven ya

retazos de una cierta excelencia

o por lo menos sino una excelencia, de una...

De perseguir esa excelencias técnico musical de la cual también

es una parte de la que nos sentimos muy orgullosos.

(Música)

El hecho de que sea un proyecto

que implica a la familia en el proceso de aprendizaje

ha transformado más, si cabe,

el entorno donde estamos trabajando

y ha generado también unas expectativas,

ya no solo sobre el niño sino sobre toda su familia y sus amigos,

sus amistades y por lo tanto con con el barrio.

(Música)

Creamos barrios orquestados en Tegucigalpa,

además de formar a un equipo de profesionales, creamos,

fundamos cuatro grupos de 20 niños en una escuela,

que se llama "La escuela de Santa Teresa de Jesús"

y de ahí habrá un continuo feedback,

una experiencia inolvidable que marca a cualquier ser humano,

porque evidentemente la situación

de Honduras es una situación muy compleja, muy difícil,

donde a veces las cosas más elementales que podríamos desear

y que considero que tenemos bastante cubiertas,

no perfectamente cubiertas, pero sí bastante, como la seguridad,

que es algo que tiene un valor excepcional.

Allí, desgraciadamente, yo no lo vi tan claro.

(Música)

Ojalá que pudiésemos llegar a muchos más barrios

y que el apoyo siga creciendo como ha ido creciendo hasta ahora.

Para mí eso ya es el sueño.

Llegar a muchas más familias, generar muchas más esperanzas

en muchos niños y de verdad ver muchos ojos brillantes cada vez

que vamos a un aula a mostrarles esos instrumentos.

Eso sería el mayor regalo, poder continuar, consolidarlo.

(Música)

La Biblioteca Cátedra del siglo XXI acaba de añadir

a su sugerente colección

la gran novela de John Dos Pasos "Manhattan Transfer",

de 1925.

Un clásico norteamericano precursor de muchos de los recursos retóricos

que luego se han convertido en habituales,

pero que entonces parecieron

a muchos una excentricidad moderna innecesaria.

Al final ha ganado este autor integrante de la generación perdida,

a la que pertenecieron también sus amigos Scott Fitzgerald

y Ernest Hemingway,

que sigue siendo leído con gusto y con provecho

y se ha convertido en uno de los indiscutibles cronistas de América.

Y uno especialmente cercano al público ibérico, por cierto.

De origen portugués,

John Dos Pasos fue un enamorado de España y su cultura.

Su libro "Rocinante Cabalga de Nuevo",

sigue siendo un clásico del hispanista de todos los tiempos.

Por cierto,

no contábamos con una buena edición desde hace mucho de este clásico

para corroborar la frescura y modernidad de su estilo.

Ahora podemos hacerlo por fin.

La Universidad de Sevilla nos plantea hoy qué aportaron

los autores andaluces a la literatura americana.

La universidad responde.

(Música)

La huella de la cultura y la literatura andaluza está presente

en Hispanoamérica desde la época del Descubrimiento y la Conquista.

En el siglo XVI destacan figuras como Alvar Núñez,

Cabeza de Vaca o Bartolomé de las Casas,

cuyos escritos en defensa de los indios han tenido

en la historia de la cultura una repercusión extraordinaria.

Y en Hispanoamérica se convirtió en un referente

para todos aquellos escritores que en su época

y en los siglos sucesivos reivindicaron el mundo indígena.

Sin duda uno de los ejemplos más ilustrativos de la huella andaluza

se da en el peruano Inca Garcilaso de la Vega,

que vivió 30 años en Montilla y 20 en Córdoba

y ahí se integró en los círculos humanistas,

que impulsaron muchísimo su formación

y en convergencia con la herencia cultural incaica,

que terminó la escritura de los Comentarios Reales,

la obra mayor del autor.

Lo mismo se puede decir de la huella gongorina

en la famosísima monja mexicana Juana Inés de la Cruz,

la mejor poeta del siglo XVII en Hispanoamérica.

Si avanzamos en el tiempo la poesía de Bécquer y Juan Ramón

dejaron huella en los poetas finiseculares hispanoamericanos

y de comienzos del XX.

Borges reconocía como uno de sus maestros

al sevillano Cansinos Assens.

Y en el popularismo de Lorca, se fundió con la Cultura Afroantillana,

en la obra del cubano Nicolás Guillén.

Con la Guerra Civil,

numerosos escritores intelectuales andaluces

tuvieron que exiliarse en México

o en otro países hispanoamericanos

dejando un rastro profundo en aquellas culturas.

Moreno Villa, Pedro Barcia,

Juan Rejano, María Zambrano, Luis Cernuda, Ayala, entre muchos.

De este modo,

valorando las huellas que han dejado

todos estos escritores en Hispanoamérica,

puede decirse, que aquella aspiración de Juan Ramón Jiménez,

de dar una proyección universal a Andalucía, se ha visto colmada.

(Música)

Recuperamos antes de despedirnos un breve fragmento del trabajo

que colgaremos después de la emisión en la red.

El proyecto Idensitat.

Idensitat tiene sus orígenes en el año 99, 1999.

Surge de la posibilidad de intervenir en el espacio público,

repensar sobre el espacio público,

a partir de intervenciones o de prácticas artísticas

desde una dimensión amplia

donde arquitectos, a veces diseñadores, a veces artistas,

piensan, intervienen y actúan en el espacio público, por tanto,

a reivindicar que todos estos proyectos

se están haciendo con esta capacidad

que tiene el arte para incidir en lo social,

trabajar con lo social,

y por tanto, promover procesos de transformación.

Precisamente dispositivos post,

lo que de alguna forma aglutina es esta idea de repensar a partir

de este momento postcrisis,

cómo podemos imaginar un futuro en el cual acciones como esta,

acciones ciudadanas que trabajan de forma colaborativa,

pueden contribuir a este escenario futuro.

Estas fotos y estas banderas

forman parte de la intervención de Laia Solé.

El proyecto se llama Chromakeying y el objetivo así concreto

era hacer desaparecer el muro.

El solar está dentro.

Tienen una parte del solar,

pero hay 5000 metros que todavía están sin ocupar.

La idea era a través de la técnica del croma hacer desaparecer el muro

para que pareciera un espacio abierto e invadible.

A nosotros nos interesa este proceso colaborativo,

pero también entendemos que una de las herramientas

que posee el arte es esta capacidad de ser crítico,

de convertirse en un elemento visualizador de cosas,

que quizá requieren ser transformadas.

Hasta aquí llegamos,

volvemos mañana y comenzaremos el programa

hablando con José Miguel Viñas

de los últimos episodios de gota fría

que han tenido lugar en nuestro país.

Trataremos de aprender algo de él y a prevenir antes que curar.

Si es posible en esta materia tan difícil.

También hablaremos con la doctora en farmacia Marian García

de cómo prevenir y tratar la diabetes.

Aparte les ofreceremos un par de documentos,

respectivamente uno sobre la exposición

que hay en la actualidad en el Centro Sefarad

y un nuevo capítulo de la serie "Universo Sostenible".

Les esperamos a todos mañana, pasen un buen día.

Hasta entonces, adiós.

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • La aventura del saber - 06/11/18

La aventura del saber - 06/11/18

06 nov 2018

Emitiremos los reportajes "NCI Educación" y "Barrios orquestados". Además, entrevistaremos a la psicóloga Laura Rojas-Marcos y a los escritores Beatriz Osés y David Lozano.

ver más sobre "La aventura del saber - 06/11/18" ver menos sobre "La aventura del saber - 06/11/18"
Programas completos (1579)

Los últimos 5.091 programas de La aventura del Saber

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios