www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
4464622
Para todos los públicos La aventura del saber - 06/02/18 - ver ahora
Transcripción completa

(Música cabecera)

Hoy en "La aventura del saber" vamos a hablar

con Laura Rojas-Marcos acerca de lo importante que es

afrontar los problemas con optimismo y cómo conseguirlo.

Después nos interesamos por la filosofía educativa

del Museo Nacional de Ciencias Naturales.

¿Cómo son sus talleres?

¿Es posible ver de cerca el trabajo de los investigadores?

Atentos porque este próximo domingo es el Día Internacional

de las Mujeres y las Niñas en la Ciencia.

Y el museo prepara un buen número de actividades especiales.

Tenemos más contenidos, por ejemplo estos

que les avanzamos en el sumario.

El resumen de noticias NCI nos lleva a hablar

de la psiconcología

en el marco del Día Mundial Contra el Cáncer

que se ha celebrado el pasado domingo.

Además viajamos a Chile para conocer a un grupo de investigadores

que trabaja con drones para analizar

el estado de los bosques nativos de Valparaíso

y sus especies endémicas.

Acción!MAD es una plataforma independiente

que trabaja en el apoyo a la creación, difusión

y promoción del arte de acción y la "performance".

Además de la producción de talleres y cursos,

organiza anualmente un festival

que se ha convertido en un referente en España como en Europa.

Un evento que durante un mes ofrece la posibilidad

de asistir a "performance" en varios centros de cultura madrileños.

Este es un resumen de la última edición.

(Música inquietante)

Acción!MAD es un festival de referencia

a nivel tanto nacional como internacional.

Un lugar donde podemos ver a artistas de Suiza,

de Francia, de Finlandia...

Es un punto de encuentro genial.

Una enseñanza y a la vez también disfrutar de otra cultura.

-Es un festival con muchísima trayectoria.

No hay ninguno.

Además, con los talleres que se están haciendo estos años

para gente más pequeñita, o talleres muy específicos,

va ampliándose, creo que va a más.

Conocí a Nieves Correa por de un taller de la facultad.

Y ha sido siempre muy interesante poder compartir, reflexionar

sobre estas relaciones entre el cuerpo, el espacio,

el material, los objetos...

Me aporta que quizás con medios

más o menos mínimos,

se pueda organizar

algo vivo, en marcha,

que no requiere una grandísima escenografía

o materiales costosísimos.

114.

1142.

1148.

2148.

-No solamente traen a artistas reconocidos,

sino que también traen a artistas que no somos tan conocidos,

que estamos empezando.

Ha cambiado mucho.

Empezó siendo un festival tradicional al uso

que ocupaba unos tres días

y se invitaba a unos 12 o 14 artistas.

A lo que es ahora, que incluye talleres,

incluye residencias,

actividades que pasan durante todo el año.

Y luego, en el mes de noviembre,

la actividad principal, que es el festival,

sucede en bastantes sedes.

Falta masa práctica en el panorama madrileño.

Entonces, necesitábamos ver y conocer y que sucedieran cosas

y crear un marco para que otros artistas

pudieran promocionarse o enseñar su trabajo.

Intentar crear algo mejor que lo que nosotros tuvimos

en los años 90, que era muy endogámico.

-Como dice Nieves, nosotros también somos "performers".

Cuidamos mucho a los artistas porque también estamos

en la cercanía, no solo antes de que vengan,

sino que cuando vienen estamos con ellos,

cenamos con ellos...

Convivimos con ellos.

En ocasiones, hay artistas de acción que vienen de otros lugares de España

para ver el Acción!MAD y para conocer qué está pasando.

-Haciendo estas cosas, aprendes mucho sobre Satin,

sobre el infinito, sobre ti...

Pero en el mundo de acción, en mi caso,

y puede que sea el de mucha gente, aprendes mucho sobre ti mismo.

-Hay tres conceptos que son muy del arte acción.

El cuerpo, el tiempo y la presencia.

Cada uno venimos de un lugar. Yo vengo de la poesía discursiva.

Hay gente que viene de la danza, de la música,

o de cualquier otra cosa.

Cada uno lo canaliza de una manera.

Utilizando más la palabra, más el sonido,

o utilizando más lo visual.

-Es como híbrido extraño e indefinibles.

(CANTURREA)

Mezcla todo: teatro, danza, música, pintura,

movimiento, escultura...

Es bastante inclusiva.

Da pie al desarrollo de la intuición.

Y de relacionarte con el mundo desde otra perspectiva.

A mí me interesa lo que revela.

Lo que revela la acción cuando dejas el cuerpo libre,

interactuar con un objeto que tú escoges,

igual sin saber bien por qué. Luego lo descubres.

Bueno, en mi caso elegí la "performance"

porque podría producir una imagen viva.

Y es como: "Vale, no lo puedo pintar pero puedo producirla con vida".

Y lo que me gusta de la "performance" es cómo después

todo se mantiene en el aire y no queda nada después.

Solo las imágenes en la mente del público.

Eso es exactamente lo que me gusta de la "performance".

La "performance" es lo mejor.

Es un espacio perfecto para contar mucho más

de lo que se cuenta con la pintura o el teatro.

Esto es vida, es como contactar,

como que estás en contacto con la gente ahora.

Y eso es tan libre.

En esto no existen fronteras, así que puedes decir mucho,

puedes producir mucho.

Ese es nuestro sentimiento.

Cómo me siento, la causa por la que la "performance"

es más importante para mí.

Voy a trabajar con espacios de césped que se van a ir rompiendo,

se van a convertir en espacios habitados

de diferentes maneras, en estar en ese espacio.

Y luego los voy a recomponer para arrastrarlos.

Normalmente trabajo mucho con esta idea de construir y destruir

en un bucle de hacer y deshacer.

El trabajo de hoy habla del tiempo.

Se llama "Previo" porque considero que estamos siempre esperando:

"Lo mejor está por llegar, lo peor está por llegar".

Y vivimos un continuo previo que no termina nunca.

(Música)

Vamos a hacer una acción relacionada con los materiales.

Un contraste entre lo leve y lo pesado.

Como colectivo nos interesa el contacto entre materiales,

lo escultórico, la presencia del cuerpo en el espacio

y la relación con el otro.

Cómo de repente dos cuerpos modifican esa interacción.

-Yo vengo del mundo de la escritura creativa

y la filosofía, entonces lo que me interesa

es trabajar con la poesía del material en sí.

-Hago repetición de un gesto.

Como es el beber. Voy a beber zumo de remolacha.

Unos tres litros aproximadamente.

Y está un poco abierto, tiene algo de improvisación.

Sobre todo es los límites del cuerpo, hasta dónde llego,

la saturación también.

Normalmente trabajos entre la política y la poesía.

Así que creamos imágenes dirigidas a eso.

Por eso el trabajo de hoy trata sobre lo que está pasando

y sobre lo que está sucediendo en el ámbito político.

Para mis "performance" trabajo sobre todo con el contexto.

Es decir, trabajo mucho allí donde voy a realizarlas.

Me informo y después utilizo la historia de ese lugar

en relación con la mía, mi propia historia.

O si no, algo muy abstracto.

Trabajo con objetos que se repiten de vez en cuando

con cierta regularidad.

El celo, por ejemplo, cerrar los ojos,

y esta tengo de hecho varios ejes de reflexión.

"Performance" que son más bien abstractas.

Otras que se centran en elementos contextuales.

También de actualidad económica o social.

Mucho en lo femenino o en el género.

Entonces, también cuando la gente que hacemos acción...

Los de acción estamos un poquito en pelotas siempre.

Para cualquier cosa en este mundo se necesita docencia.

Es decir, que la gente tenga antecedentes

de lo que va a ver, que tenga pistas.

En las universidades españolas,

excepto en Valencia, con Bartolomé Ferrando,

y en Pontevedra con Carlos Tejo,

no hay en las facultades de Bellas Artes.

-Nuestro festival sobrevive

a base de convenios y colaboraciones

con distintas instituciones y distintos espacios,

pero es un trabajo muy pesado

y realmente falta todavía

la sensación de que es un festival consolidado

que tendría que tener unos recursos a priori

con los que poder programar tranquilamente.

(Campana)

-Hemos venido teniendo aquí en Naves Matadero

alrededor de 70 u 80 personas por sesión.

Que no está nada mal para ser "performance".

No se ve nada. Bueno...

No se ve...

-Se va creando, desde mi punto de vista,

sobre todo con las instituciones y con los espacios,

ese reconocimiento a nuestro trabajo y al de los artistas.

(Música)

Taller de Convivencia con la doctora Laura Rojas-Marcos.

Hoy hablamos del optimismo. Qué buen tema, ¿no?

Sí, un tema que me encanta.

¿Qué es el optimismo desde el punto de vista serio

de la psicología clínica?

Para nosotros, en general, el optimismo es estar alegre,

ver las cosas por el mejor lado, por el que más conviene.

Pero ¿qué es exactamente?

Es, quizás, sin entrar demasiado en temas o en términos...

Es ver el lado bueno de las cosas, siguiendo lo que comentas.

Ver el lado bueno de las cosas.

Ahora bien, es importante que uno no caiga

en el optimismo fantasioso,

donde no tiene en cuenta los aspectos negativos.

Es importante tener los pies en la tierra.

Ver el lado bueno de las cosas, ver que las cosas son posibles,

va a ayudar sobre todo a que tengamos una actitud proactiva,

que tomemos iniciativa, que la motivación,

aquello que queramos, un objetivo que queremos conseguir,

pues nos dé fuerzas y ganas de hacer lo que tengamos que hacer

para conseguirlo.

Porque el optimista es el que mira por la ventana y dice:

"Qué bonito es esto, me voy a tirar a volar.

Yo seguro que vuelo". Se estampa, se cae...

Eso optimismo no es.

Eso yo diría que entra más en una enfermedad mental.

(RÍE) Sí.

Lamentablemente ocurre, donde hay una pérdida de realidad

que podemos usar este término de "optimismo"

pero realmente no es real. No nos referimos a él.

No, pero sin levantarse por la mañana,

y si hace un buen día: "Uy, qué bien".

O sea, ver y apreciar las pequeñas cosas,

que son buenas y bonitas.

Y si hace un mal día, aquí por ejemplo,

pues nos viene bien que llueva de vez en cuando

para limpiar el ambiente. La tierra está seca...

Claro, y sobre todo para aquellos que sufrimos un poquito de alergia,

pues limpiar el aire.

Es poner el foco.

Entonces, Laura, el optimismo nunca es malo.

Entendido así. Yo diría que nunca es malo

siempre que se mantenga una objetividad,

que haya un razonamiento lógico,

un sentido común,

y por supuesto, los pies en la tierra.

Por ejemplo, frente a una enfermedad.

Que alguien que tenga una enfermedad determinada

y que sea optimista

en el sentido de que tenga una actitud optimista:

"Voy a hacer todo lo posible por superar esto.

Y si tiene cura, voy a contribuir a ese proceso.

Y si no tiene cura,

por lo menos me voy a enfocar en lo bueno que tengo

y en esos buenos momentos.

¿Qué puedo hacer cuando estoy pasando un mal momento

para que sea menos malo?

¿Y con quién puedo contar?".

Lo cierto es cuando estamos pasando por un momento difícil,

sea el que sea,

queremos tener al lado a alguien que nos anima,

que vea el lado bueno de las cosas y que nos dé esperanza.

Porque eso que piensan algunas personas que dicen:

"El que es muy listo ve la verdad, y la verdad es terrible".

¿Eso es así?

¿O hay métodos para poder seguir siendo optimistas?

Como por ejemplo el humor.

El humor tiene un papel muy importante.

Si hay algo...

Una de las profesiones que valoro muchísimo

son los humoristas y los cómicos.

Porque hay mucha filosofía y mucho mensaje

y juegos de palabras,

que al final y al cabo es para pasar un rato agradable,

divertirse y que echemos unas risas.

Bienvenido sea. Siempre que sea desde el lado positivo.

Hay algunas teorías dentro del mundo de la psicología

que dicen que el optimista o la persona que tiene rasgos

o una actitud optimista en la vida, no es realista.

Una vez más, yo creo que sí existe el optimista realista.

Que el optimismo es fundamental para poder llevar un día a día

relativamente agradable, sobrellevar las cosas difíciles.

Porque la realidad es que hay momentos en la vida

que lo pasamos mal,

y creo que el optimismo, tener una actitud optimista,

nos va a ayudar a poder procesar esos momentos.

Vale, pero imagínate que eres un poco pesimista,

que siempre estás viendo el lado malo de las cosas.

¿Se puede educar el optimismo?

¿Puedes levantarte un día y decir: "Voy a ser optimista"?

¿Es muy difícil?

Depende del grado de pesimismo.

Y también habría que analizar la razón de ese pesimismo.

Las personas, todos...

Al fin y al cabo, evaluamos nuestras experiencias

como algo bueno o algo malo.

¿Y a qué atribuimos las cosas que nos pasan?

¿A la suerte?

¿A algo que he provocado yo para bien o para mal?

¿Soy responsable de todas las desgracias que ocurren?

¿Pongo solo el foco en lo negativo que me ocurre

y no le presto atención a las cosas positivas?

Nuestra historia nos marca.

Y luego la explicación que nos damos a nosotros mismos

va a influenciar en que tengamos una actitud optimista o pesimista.

Hay pesimistas que a lo mejor sufren de una depresión.

Y hay distintos grados de depresión.

Hay personas que son pesimistas que lo que han aprendido

es que los resultados son o negativos

o incluso que hagan lo que hagan Da igual.

no consiguen y caen en una desesperanza

o en un sentimiento de indefensión.

¿Dónde voy con esto? ¿Esto se puede cambiar?

Sí, a través del aprendizaje.

Uno puedo educar y formar

estos cambios.

En los casos más extremos debes ir a la ayuda profesional.

¿Pero en casos menos extremos,

a lo mejor tú puedes ir cambiando poco a poco?

Yo creo que sí, pero quizás necesitamos

ir más allá de qué es lo que quiero ser.

¿Quiero ser más optimista?

Parte de mi trabajo como terapeuta es luego aprender el cómo.

¿Quiero ser más optimista?

Este es mi objetivo, pero ¿cómo lo consigo?

Y ahí hay unas pautas y un plan de acción a seguir.

Y hay una serie de ejercicios

donde voy a poner el foco de mi atención.

Al final del día, si uno hace una lista de las cosas buenas

que le han ocurrido en ese día, aunque sean muy pequeñas,

al final del día, cuando estás en la cama

y piensas y pones el foco de atención en esas cosas,

te va a ayudar a dormir mejor y a sentirte mejor.

¿Y se puede educar en el optimismo a un crío?

Para que... Por supuesto.

Se puede educar, los niños están en un proceso de formación.

De hacerse.

Yo creo que una de las cosas más bonitas

cuando yo he estado con niños, con mis sobrinos

o con otros niños en el colegio,

es acompañarles, desde tu punto de vista,

dónde ponen esa atención.

"Si tuvieras que elegir cosas que puedes hacer

para cambiar una situación negativa, ¿qué harías?".

Entonces también ayudas a ese proceso creativo

y utilizas la imaginación, que es maravillosa,

para poder construir un entorno y un pensamiento en positivo.

Y después a los niños hay que ayudarles

a que también valoren sus resultados positivos

y que aprendan la relación

entre llevar a cabo una conducta, una actividad o una tarea,

y tener un resultado positivo.

Y aunque ese resultado no se consiga, por lo menos:

"Qué bien, lo has intentado.

A veces intentándolo de nuevo se puede conseguir

o te puedes acercar".

Pero sentir que tienes control de la situación

y que tu actividad y tu esfuerzo tiene un valor importante.

Y cuando por ejemplo un crío valora mucho

lo que no puede conseguir, o te dice: "Esto no va a ocurrir",

¿debemos ponernos alerta y decir: "Algo pasa"?

¿Cómo hago para que eso deje de ser así?

Eso quizás depende de la frecuencia, del estado de ánimo,

del momento en el que se encuentra ese crío o ese adulto.

Todos tenemos días malos. Claro.

En esos días malos, ya sea porque tienes la gripe

o estás pasando por un momento difícil,

o problemas en el trabajo, o sencillamente tienes un día malo,

te has levantado con el pie izquierdo.

Pues bueno, se pasa mal.

Pero una vez dicho que se puede aprender a poner el foco,

también podemos contribuir a ese cambio de actitud,

y el preguntarse: "¿Qué puedo hacer para poder cambiar este momento?".

Y ayudar a los niños es importante.

Vamos a resumir las conclusiones.

Primero: ser optimista no tiene por qué ser fantasioso.

Tú puedes ser optimista y además razonable.

Sí, por supuesto. Y debes serlo, si no, no sirve.

Sí, lo que yo llamaría el optimista realista.

El optimista realista es capaz de analizar, evaluar, identificar,

todas las variables, y no es el 100 % o el cero,

en la balanza tú ves el lado negativo de las cosas

pero pones el foco en lo positivo sin ignorar lo negativo.

Eres objetivo, realista: ¿Qué se puede hacer? ¿Qué no?

¿Qué se puede cambiar? ¿Qué no?

Y cuáles son mis posibilidades, mis recursos,

para poder hacer aquello que quiero hacer.

Otra de las conclusiones a las que podríamos llegar

es que si tenemos al lado a una persona

que no es del todo optimista,

podemos ayudarle a que lo vaya siendo, ¿no?

Podemos ayudar, pero es importante, y me parece muy buena pregunta,

porque no podemos convertir a alguien

en una persona que nosotros queramos que sea

o cubra nuestras necesidades.

No. También hay un trabajo de aceptar a las personas como son.

Y ahí podemos decidir si queremos pasar más o menos tiempo

con esa persona,

o si de alguna manera hay un compromiso

que nos vemos obligados a acompañar.

Pero siempre hay una decisión detrás de cada acción.

Vamos, que si es muy pesimista es mejor que lo veas menos,

que intentar cambiarlos, porque no podrás cambiarlo del todo.

Bueno, quizás el objetivo no es tanto cambiar.

El cambiar y ayudar es diferente.

Pero yo sí pienso que es importante acompañar a las personas

que están pasando por un mal momento.

Pero quizás el aprender a no hacer tuyo lo que no es tuyo.

Si alguien está pasando por un mal momento puedes acompañar,

eso es empatía.

Pero no lo conviertas en tu problema. Claro.

Y luego hemos también concluido que con los críos es más fácil.

Con los críos, que están en formación,

es más fácil ayudarles a que vean las cosas

de un modo realista, pero al mismo tiempo optimista.

Es decir, tónico, estimulante.

No hay que olvidar que ese proceso de desarrollo

es un proceso de aprendizaje...

Yo diría que los 20 primeros años son claves.

Ahora, yo creo que también es importante

saber que a cualquier edad, si uno se propone a aprender

a cambiar su percepción de determinadas situaciones

o aspectos de la vida, lo puede hacer.

Y ya por último, como última conclusión,

si uno es muy pesimista pero está decidido a cambiar,

entonces a lo mejor puede ir a un terapeuta y contárselo.

"Quiero ser optimista. Claro.

Esto harto de ser pesimista". Puede ir a un terapeuta,

a alguien que conozca en su entorno,

algún amigo que sea optimista y preguntar. Puede leer.

Pero también puede ir a un "coach", a alguien de confianza

o a lo mejor a algún grupo donde se aprende.

Todo se puede aprender.

Yo creo que hoy día tenemos acceso a información interesante.

Nos puede ayudar sobre todo a crecer, a mejorar

y a ir en la dirección que queremos.

Claro, y otra de las maneras de ayudarse es leer tus libros

que seguro que les aclaran muchísimas cosas.

Muchas gracias. No, gracias a ti siempre, Laura.

Gracias.

Seguimos, tiempo para la colaboración habitual

de la Televisión Educativa Iberoamericana en "La aventura".

Entre otras noticias, trata hoy de la aventura de aprender.

Fruto de nuestra colaboración con el Ministerio de Educación.

(Música)

Hola, ¿qué tal están?

Bienvenidos a la cita semanal con la ciencia, la tecnología

y la educación. En definitiva, el conocimiento.

Hoy en NCI Universidad Iberoamericana abordaremos estos temas

La Universidad de Playa Ancha cartografía con drones

bosques nativos de Valparaíso.

Además, la aventura de aprender visibiliza experiencias educativas

de Iberoamérica.

Y también Chile y España protagonizan el resumen de noticias

de Conexión Universidad.

Cada cuatro de febrero se conmemora el Día Mundial Contra el Cáncer.

Su diagnóstico supone un importante impacto emocional

tanto en los pacientes como en sus familiares.

Por esto hoy hablamos sobre el papel que juega el apoyo psicológico

durante el transcurso de esta enfermedad.

Fuimos mi marido y yo al médico

y me comunicaron que tenía cáncer de mama.

-Sabemos que de las personas que les diagnostican un cáncer,

alrededor del 40 % necesitarían un apoyo psicológico.

Dentro de ese porcentaje de personas que necesitaría ayuda

sí que estaría con más frecuencia la sintomatología ansiosa

y depresiva.

(Música)

Tenemos tanto la atención individual como la atención grupal,

tanto en pacientes como en familiares.

Dependiendo también del motivo de consulta.

Por ejemplo, grupos en duelo, para familiares.

Puede haber técnicas para resolución de problemas,

técnicas en relajación para temas de ansiedad.

(Música)

-La psicología positiva también arroja múltiples datos

que demuestran que las emociones positivas

potencian la eficacia del sistema inmunológico.

Por lo tanto es un complemento a las intervenciones médicas.

No una sustitución.

El apoyo psicológico o el estado emocional

ayuda al paciente a hacerle frente y adaptarse a la enfermedad.

-Para mí fue primordial.

Yo siempre he dicho que la medicina cura

pero una sonrisa también.

Y después de los tratamientos, cuando parece

que lo que deberíamos sentir es un alivio por haber terminado,

pues llega también una situación complicada:

"¿Podré reincorporarme a mi vida? ¿A mi trabajo?".

La sensación de que el cáncer puede volver en cualquier momento,

y esa preocupación ante las revisiones, ese miedo de:

"Voy a una revisión, ¿qué pasará esta vez?".

(Música)

-Mi hermana, que me ha autorizado a poder comentar un poco

cómo ella ha llevado el cáncer,

y la verdad es que ha sido maravilloso

cómo en medio del dolor, que había que aceptarlo también,

aparecieron muchos rasgos positivos, como el sentido del humor,

como relativizar el dolor

a través de apoyarse más en lo social.

Versus las actitudes que tienen muchas personas

que es encerrarse en el sufrimiento,

en el desear que no les haya ocurrido,

cuando eso es absurdo, porque ya ha ocurrido.

-No necesitan que les digamos que todo va a ir bien, no te preocupes.

Quizá son frases que no deberíamos decir, sobre todo,

porque muchas veces, cuando el curso de la enfermedad evoluciona

y se acerca del final de la vida,

efectivamente, no hay frase positiva,

pero sí que hay cosas que se pueden hacer, ¿no?

Sí que se puede un te voy a ayudar a despedirte,

por ejemplo, si ese es el caso, te voy a ayudar a cerrar,

a que te quedes tranquilo con tus familiares,

a que te comuniques, que te expreses.

(Música)

Realizar un mapa de la vegetación nativa de Valparaíso

para intervenir en la planificación territorial de la ciudad

y proteger los ecosistemas.

Es el objetivo de un grupo de investigadores

de la Universidad chilena de Playa Ancha.

(Pájaros)

Bajo requerimiento del municipio de Valparaíso,

empezamos a estudiar la vidriera,

que es una de las quebradas que drena sus aguas

hacia la bahía de Valparaíso.

Nosotros hace un tiempo que estamos trabajando

con plataformas aéreas no tripuladas, los famosos drones,

tratando de incorporar nuevos indicadores

que tienen que ver específicamente con la vegetación.

Hay instrumentos de gestión territorial.

Identificar especies que pueden ser

muy importantes para el ecosistema, para la cosecha de aguas,

para el tema de los recursos hídricos dentro de la misma hebra

y mantener ese sistema de vegetación y que está siendo amenazado.

(Música)

De tal manera que se puedan hacer cartas de vegetación.

La última escala que nosotros logramos fue de 1/500.

Significa que uno puede mirar desde el cielo,

puede mirar la planta e identificarla.

Varias especies nativas,

que tienen problemas con el problema de los incendios,

especialmente.

Un brote de una de estas especies se llega a hacer

un árbol nuevamente 20-30 años.

-Formalmente, la vegetación se conserva en las áreas protegidas,

que son parques nacionales, reservas nacionales, monumentos,

y aéreas privadas como son los santuarios de la naturaleza.

Pero en la región de Valparaíso estos son de una superficie muy menor

y más del 95 % de la región

se encuentra sin categoría de protección.

Lo que se ha corroborado con trabajo de campo independiente

es que en Chile sigue disminuyendo los bosques nativos antiguos.

Siguen aumentando las plantaciones forestales,

que no son bosques, sino que son plantaciones

y se requiere una decisión muy fuerte del organismo pertinente,

ya sea con el Ministerio de Agricultura,

Ministerio de Medio Ambiente, para revertir esta situación

y que definitivamente se protejan los bosques

y en los matorrales nativos

con presencia de hartas especies endémicas,

nativas y con problemas de conservación.

(Música)

Visibilizar experiencias de aprendizaje singulares

y alejadas del ámbito educativo.

Es el objetivo de La Aventura de Aprender,

una iniciativa nacida en España,

que a través del programa de cooperación ibe.tv

ha logrado llegar a numerosos rincones de Iberoamérica.

(Música)

En Argentina, una escuela de agroecología.

-La propuesta es no formal y la escuela es vocacional.

-En Panamá, cursos gratuitos de persecución, violín o danza.

-Sol sostenido, La bemol.

-Y en Colombia, periodismo para niños.

-Contar historias.

-Cronicando, para que cuente cuentos que son verdad.

-Entrevista a persona que tiene necesidades, sueños.

-Son algunos de los proyectos que han encontrado

su ventana de difusión en La Aventura de Aprender,

iniciativa impulsada en 2014

por el Instituto Nacional de Tecnologías Educativas

y de Formación del Profesorado.

-Nos dimos cuenta de que había otros aprendizajes

que se producían fuera de los entornos académicos

dirigido por otras serie de colectivos ajenas completamente

al sistema normativo y cerrado y establecido

y se pensó que poder grabar pequeños reportajes,

vídeos de unos 10-15 minutos en los que pudieran contarnos

en qué consiste el proyecto, en cómo lo estaban desarrollando

y que nos pudiera servir de conexión entre lo que pasa dentro del aula

y lo que ocurre fuera.

Muchas veces, nuestros alumnos se quedan un poco,

alumnos y profesores, aislados.

-Es una corporación sin ánimo de lucro.

-Apareció en un momento, digamos, crítico de mi vida.

-A través de la colaboración, con el programa de cooperación ibe.tv,

nueve países producen la línea iberoamericana

de esta aventura educativa.

-Hay una sección en la que están las experiencias,

que son los reportajes grabados,

y una sección que hemos puesto en funcionamiento en 2016

con propuestas educativas didácticas, precisamente para facilitar

a los profesores que puedan hacer proyectos transversales

basados en los reportajes.

-Cómo hacer un huerto, una radio o incluso un festival desde el aula.

Así hasta 22 guías de libre acceso para la comunidad educativa,

siempre que se nombre al creador.

-De esta manera, estamos facilitando la labor de nuestros docentes,

que suelen encontrarse con la dificultad

de que hay muchísimos materiales accesibles en Internet,

pero muchas veces no saben si están cometiendo

alguna irregularidad o ilegalidad cuando cogen tal imagen.

(Música)

Una aula puertas ni ventanas

donde el conocimiento nace de las personas y su comunidad.

En La Aventura de Aprender, la educación no formal

ya tiene su propia voz.

(Música)

La universidad Jaume I de Castellón

y la Politécnica de Valencia en España

y la Universidad de Santiago en Chile son las protagonistas

del resumen de noticias de "Conexión Universidad".

(Música)

Un estudio realizado por investigadores

de la Universitat Jaume I analiza la situación del diálogo

entre ciencia y sociedad en España

y plantea propuestas para avanzar

hacia una investigación más participativa y sostenible.

Los proyectos desarrollados demuestran

cómo el diálogo y la participación

permiten alinear los procesos y los resultados de las investigaciones,

incrementan la cultura científica de los participantes

y generan resultados con mayor relevancia social

y la aceptabilidad ética.

(Música)

La Universidad Santiago de Chile inauguró

la primera versión del festival

de divulgación del conocimiento Cambalache.

La instancia, que se desarrolló en el planetario,

incluyó presentaciones musicales, talleres para niños

y un conversatorio para adultos mayores

entre otras actividades.

-En nuestro rol como estado el abrir estos espacios de creatividad,

de conversación, es donde se van generando los cambios,

donde se van generando las revoluciones,

donde nacen ideas nuevas.

(Música)

Aprender de forma lúdica qué alimentos son los más saludables.

Es lo que permite un videojuego educativo

que ha sido desarrollado

por investigadores de la Universidad Politécnica de Valencia.

-Tenemos un personaje que es el gato glotón,

que empieza a moverse de un lado a otro

y se come todo lo que cae al suelo.

Nuestro objetivo es eliminar todos aquellos alimentos

que no queremos que ingiera.

-Si quieres jugar, puedes acceder

a la web de divulgación científica y tecnológica, Tecnodiabetes.com.

(Música)

El cáncer es una de las principales causas de muerte en todo el mundo.

Según los últimos datos de la Organización Mundial de la Salud,

a esta enfermedad se le atribuyen

cada año cerca de 9 millones de defunciones.

"Nosotros podemos, yo puedo" es el lema

del día mundial contra esta enfermedad.

Y es el mensaje con el que hoy nos despedimos, hasta pronto.

Soportaré los golpes y jamás me rendiré,

resistiré, resistiré.

Resistiré, erguido frente a todo,

devolveré te quiero cada endurecer la piel

y aunque los vientos de la vida soplen fuerte,

soy como un cuco que se dobla, pero siempre sigue en pie.

Resistiré, para seguir viviendo,

soportaré los golpes y jamás me rendiré,

resistiré, resistiré.

(Música)

Tiempo ahora para hablarles de divulgación,

en concreto, de cómo cada vez más los museos se esfuerzan

por cumplir con esa tarea.

Hemos encontrado un ejemplo fantástico

en el Museo Nacional de Ciencias Naturales,

uno de los museos de historia natural más antiguos del mundo,

pero ¿cómo se diseñan las actividades educativas?

¿Tiene un perfil concreto el público que más agradece la participación?

Lo sabe bien Pilar López García-Gallo,

la directora de comunicación y programas públicos

del Museo Nacional de Ciencias Naturales.

Hola, Pilar, ¿qué tal? ¿Cómo estás? Hola, muy bien, encantada.

¿Hasta qué punto es así?

¿Cuándo os disteis cuenta vosotros como museo, como institución,

que había que esforzarse y llegar de otra manera a la gente?

Nosotros hace muchos años que descubrimos

que se podía llegar al público de diferentes formas,

a través de programas, de programas educativos,

de ocio, cultural, que se diseñan

en función del perfil de los visitantes.

Empezamos tímidamente en torno al año 90, 1990,

en eso fuimos pioneros. Y ha llovido un montón.

Ha llovido mucho, sí, experimentamos en el museo

con diferentes propuestas.

Empezamos sentando a la gente en el suelo,

acercándoles cajas entomológicas

y haciéndoles que la experiencia museística

fuese más cercana, más participativa

y con dinámicas parecidas, de alguna manera,

a los procesos que realizan los investigadores

en el museo, en laboratorios, incluso en campo a veces.

Y ahora, que han pasado más de 25 años

de aquellas experiencias piloto,

¿qué dirías que hace especial vuestra filosofía educativa?

¿Hay algo que sea marca de la casa?

Bueno, nosotros lo que tenemos, yo creo,

como nota distintiva con respecto a la programación de otros museos

es que abrimos a los más pequeños, a los visitantes más pequeños

el iniciarles en hacer actividades en museos,

a vivir una experiencia siendo ellos protagonistas.

Hablamos de niños de tres años que se acercaban al museo

y que agarrados a una cuerda entraban y salían sin más.

Entonces, a partir del diseño de programas,

en los que ellos eran protagonistas y empezaban a descubrir

los animales del entorno, a ser ellos mismos parte de la actividad,

a disfrazarse, a caracterizarse, a usar el teatro, la globalización,

diferentes procesos y metodologías,

también próximas a la educación formal,

porque hemos sido cómplices, entre comillas,

de los profesores, del profesorado en muchas ocasiones,

para organizar programas relacionándolos con el currículum

y ofrecerle al profesor experiencias muy cercanas

a ejemplares reales.

Un dinosaurio, el tamaño de un dinosaurio,

por mucha realidad aumentada o por mucha realidad virtual que haya

o mucha digitalización,

como la experiencia de estar ante el tamaño original de un diplodocus

no hay nada que hacer.

Y con los más pequeñitos, el discurso en un museo tiene que ser diferente,

tenemos que jugar con ellos y eso lo digo porque, además,

ha sido una experiencia de 20 años,

que sabemos que nos ha ofrecido muy buenos resultados.

Al final, digamos que por un lado estaría

lo que serían las actividades propias

de los días entre semana, que tienen que ver con acoger a las escuelas

y hacer actividades en las que como nos decías

es que el museo para nada sea

el lugar que solamente alberga exposiciones,

si no que ponerlas al servicio

de lo que están aprendiendo en clase los chavales

y, por otro lado, digamos lo que sucede fines de semana, vacaciones,

¿podríamos dividirlo así?

Sí, esto ocurre en todos los museos.

Normalmente, en horario lectivo, en horas de trabajo,

normalmente todos estamos trabajando,

el museo es el lugar más adecuado para servir de complemento

al programa educativo formal.

Entonces, los lunes cerramos muchos de los museos,

porque es un día que dedicas a renovar instalaciones

y a mejorar cosas,

pero de martes a viernes sí que ofrecemos un programa

adaptado al currículum, con muchos talleres,

laboratorio para más mayores, para Secundaria, Bachillerato,

y formatos cuentas, visitas dinamizadas,

circuitos infantiles.

Tenemos un abanico enorme de posibilidades

que ofrecemos al colectivo escolar.

Incluso los viernes pueden venir a hacer una acampada al museo

en el que pasan la noche,

pero no sin antes haber desarrollado un montón de actividades

de tipo laboratorio, de cercanía con el trabajo de campo,

incluso con el trabajo de los conservadores del museo.

Hasta hace unos años parecía impensable

que un museo pudiera estar abierto casi 24 horas al día,

a acoger gente de día, por la tarde, por la noche,

incluso ofrecerse para acampar. Sí, es algo muy novedoso.

En eso, hemos sido también arriesgados y valientes en el museo.

Entiendo que es un entorno muy rico, con muchos estímulos

en el que la magia de poder acampar y pasar una noche

después de haber hecho un montón de actividades,

de laboratorio, cada 20 minutos una actividad diferente.

Claro, empiezan a las ocho, terminan a las 12

y luego pasan la noche en el museo.

Para mí, lo más entrañable es verles entrar.

Vienen al museo como si fueran a una fiesta

y es una fiesta de ciencia.

Es una manera de aprender muchísimos conceptos científicos

y muchos procedimientos, pero directamente en un entorno mágico

a partir de las ocho y durante toda la noche.

En líneas generales, ¿cuál es el perfil del visitante

del Museo Nacional de Ciencias Naturales?

Nos estamos centrando en las actividades educativas,

nos ha llevado más hablar de niños o de adolescentes,

pero, en general, ¿es un público joven, no tanto?

En realidad, hay mucha gente, incluso los trabajadores del museo piensan

que el museo está siempre lleno de niños y escuelas,

pero no es así, porque los fines de semana

viene las familias fundamentalmente,

muchas veces con niños también, porque es verdad

que los museos de historia natural en todo el mundo

siempre giran en torno a un público familiar

y, sobre todo, a los más pequeños,

pero durante los fines de semana, casi el 75 % de nuestros visitantes

es cuando acude al museo.

Vienen a participar también en nuestras actividades,

siempre son complementarias a la visita del museo.

A la hora de diseñar un taller,

que es la manera que tenemos nosotros de hacerles participar,

tenemos muy en cuenta quiénes somos, somos un museo histórico,

que tiene 70 investigadores en plantilla,

pertenecemos al Consejo Superior de Investigaciones Científicas,

y tenemos casi 8 millones de ejemplares

en colecciones históricas y científicas impresionantes.

Entonces, jugamos con todo eso y, a partir de ahí,

diseñamos nuestro programa de actividades,

que, en ocasiones también, se hacen puntualmente

para conmemorar fechas especiales,

para días conmemorativos como el Día Internacional de los Museos,

el Darwin Day, que también se ha instaurado,

el 12 de febrero es el día de Darwin.

Te voy a preguntar precisamente por lo más cercano

que hay en el calendario en ese sentido,

que creo que es este domingo, pero antes,

vamos un poco a lo que sucede los fines de semana.

Ponnos algún ejemplo, no sé si son talleres que cambian mucho, poco,

¿qué tipo de actividades puede ver un chaval?

Los fines de semana empezamos con actividades a las 12.

11-12, dependiendo de la programación.

También hacemos actividades por la tarde.

Vamos cambiando la programación.

Hay algunos clásicos que permanecen, tenemos uno que es,

yo creo que casi todos los niños

que han venido al museo han pasado por él,

que es un taller que se llama "Pon cara de dinosaurio"

en el que los más pequeños se transforman en dinosaurios

con un cinturón, con una colita de dinosaurio,

pero lo que hacen es conocer la biología de los dinosaurios,

desde la alimentación, la reproducción.

Imaginarte que esos enormes animales se reproducían a través de huevos

es algo que a veces choca al visitante,

sobre todo a los más pequeños.

Y eso lo hacemos con símbolos, con elementos.

Uno son vegetarianos, otros son herbívoros.

Los paleontólogos observan las garras, observan la dentadura

y saben que ese ejemplar comería carne.

Pues eso mismo hacemos con los más pequeñitos,

los iniciamos en el trabajo de los paleontólogos,

a través del juego y de vivir una experiencia muy significativa

en un museo, al lado de los dinosaurios, como decíamos antes.

Luego, para un público familiar más adulto,

también estamos incluyendo otro tipo de observaciones

con técnicas ya más próximas al trabajo del científico

como observar qué diversidad hay en una gota de agua

a través de la observación en lupas y en microscopios.

Es un trabajo que hace el científico en el laboratorio.

Empezamos a acercar también al público

a ese tipo de experiencias que, a lo mejor,

son más propias de un investigador

y que disfrutan y agradecen mucho los visitantes,

porque tratamos de ponerles en situación

para que ellos mismos sean capaces de llegar al ejemplar

que tienen que identificar

con pautas, dándoles facilidades,

pero no quitándoles de la experiencia real.

Todo esto seguro que está claro, que puede ayudar a despertar vocaciones,

pero lo que seguro que sí consigue es atraer a los chavales al museo

y que lo vivan, un público fiel,

lo vivan con mucha más naturalidad.

Esa es la idea y el reto de los museos hoy en día.

Es plantearnos realmente cuál es nuestro papel

y, desde luego, el despertar vocaciones científicas

sería uno de ellos.

Sobre todo, ahora que se trabaja metodologías,

que están trabajando science metology de manera muy interdisciplinar

las matemáticas, la biología.

Intentamos que todo eso se combine en un entorno muy rico.

Tenemos impresoras 3D, hay científicos del museo

que están escaneando esqueletos,

haciendo réplicas de esos esqueletos

utilizando esa tecnología

y nosotros la incorporamos en nuestros programas educativos

con idea de acertarles el trabajo real del científico

para que ellos, de alguna forma, también tengan un contacto directo

con el campo de la investigación.

Pilar, no nos queda mucho tiempo, pero quería preguntarte

por lo que sucede este domingo.

Es una fuerza especial para todas las instituciones científicas.

Es el Día de la Mujer y de la Niña en la Ciencia.

Vosotros no podíais pasar por alto. No podíamos pasarlo por alto.

Desde el año pasado ya empezamos a colaborar,

que fue el primer año que se puso en marcha esta iniciativa,

que es muy interesante.

Se trata de dar más visibilidad al trabajo de las científicas,

que están haciendo una labor extraordinaria

y también de hacer que las niñas y, en general, todos los niños,

yo creo que todos los pequeños deben elegir aquello

en lo que estén más cómodos o que realmente les guste hacer,

sin importar en ningún caso el sexo de las personas.

Entonces, nosotros,

para conmemorar esa iniciativa que es muy interesante,

que es el poner en valor el trabajo de las científicas

y que, además, las más pequeñas, las niñas puedan tener

todas las opciones del mundo y pensar que solo hay que proponérselo

y salir adelante, hemos preparado un programa de actividades

dirigidas a ese tema.

Vamos a tener cuentacuentos científicos.

Especialmente, vamos a poner en marcha una línea de trabajo

en lo que se vienen contando cuentos sobre mujeres

que han sido relevantes en el campo de la ciencia

en diferentes ámbitos,

pero nosotros vamos a poner en marcha una historia

sobre una de las científicas del museo,

porque muchas veces se trabaja con investigadoras, Marie Curie,

o se trabaja con Lynn Margulis, por hablar del campo de la biología,

que algunas han fallecido,

pero nosotros queremos que esta investigadora...

Hablar del hoy, ¿no? Sí.

Pueda incluso saludar a los niños y tener presencia.

Hablamos de niños pequeños y de cuentos,

que es un formato muy cercano a estas edades.

La idea es trabajar el perfil profesional del investigador

y hablo del investigador, casi pondría la arroba,

sin definir muy bien qué, nada más,

sin meter un concepto que haga alusión al género,

para que los propios niños al final y las niñas

puedan dibujar de qué estamos hablando,

describir a ese personaje, cómo lo ven,

vamos a ver qué ocurre, vamos a ver si realmente

los participantes en la actividad, después de oír la labor,

tienen interiorizado que la pueda hacer un hombre o una mujer,

ese es el reto.

vamos a ver qué ocurre, pero, después,

vamos a intentar que tengan muy claro que hay investigadoras estupendas

e investigadores que están haciendo una labor estupenda

y que el género no va a condicionar para nada.

No tenemos tiempo para más, pero sí para recordar

el horario de las actividades de este domingo,

por ejemplo, amplísimo.

Pues desde las 11:00 de la mañana van una detrás de otra.

Tenemos cuentos científicos, la infancia de las mujeres Nobel,

tenemos una exposición que muestra ese trabajo de mujeres Nobel

y vamos a presentar este cuento de la investigadora,

de una investigadora muy relevante en nuestra institución,

pero si alguien no puede venir por la mañana, por la tarde también habrá

muchas más actividades en el museo.

Queda dicho, gracias por haber visitado "La aventura del saber",

gracias por chivarnos ahí todo lo que hay sobre vuestra oferta,

todo no, pero en la web hay mucha información.

Gracias. Ha sido un placer.

Y seguimos hablando de lugares donde los niños pueden aprender

al tiempo que se divierten y potencian sus talentos.

¿Recuerdan Mr. Willbe, sus talleres de cortometrajes?

Aquí tienen un fragmento.

(Música)

¡Mr. Willbe!

-En Mr. Willbe tenemos varias actividades.

Por un lado, están las extraescolares que duran todo el curso

y tenemos a y un taller de tecnología, de fotografía,

de creatividad en inglés, de música y sonido,

que aprenden los chicos a hacer radio, doblaje, cosas de DJ.

Hay otro de oratoria, que imparto yo, interpretación, oratoria y debate,

y esas digamos que son las cinco extraescolares.

Luego hay actividades de fin de semana,

que son talleres sueltos, los domingos.

Luego hay campamentos en Navidad, en verano.

Siempre que hay festivos escolares se hacen talleres aquí.

Todas las actividades que hay es con un taller de ciencia, de cocina,

de creación de videojuegos, hay muchísimas actividades

y dirigidas siempre a niños de 7 a 13-14 años.

(Canción en inglés)

La editorial Siruela ha publicado este libro,

"Mis cuentos africanos".

Una antología de cuentos hecha por Nelson Mandela,

de quien este año, por cierto, se cumplirá el centenario.

Con tal motivo, recuperaremos en breve nuestro trabajo sobre él

a partir del extraordinario libro de John Carlin,

que, recordemos, luego se convirtió en película de Clint Eastwood.

Ahora nos limitamos a recomendar la lectura de esta fabulosa antología

que nos introduce en las tradiciones y mitos africanos

a través de la mirada de los niños.

Son 33 cuentos llenos de poesía y saber ancestral,

procedentes de casi todos los países de África

y con ilustraciones maravillosas.

Recuerden, "Mis cuentos africanos", de Nelson Mandela,

recientemente publicado entre nosotros por la editorial Siruela.

Mañana tendremos más recomendaciones de lectura, por ejemplo,

la que nos sugiere José María Perceval,

profesor del departamento de Periodismo

de la Universidad Autónoma de Barcelona.

Ha publicado un nuevo libro en el que describe

cómo ha influido la comunicación en el desarrollo de las sociedades.

Podremos preguntarle, por ejemplo, qué escenarios futuros se vislumbran

si tenemos en cuenta

el imparable avance de las herramientas digitales.

Después, tendremos un taller dedicado a la salud,

donde hablaremos de la importancia de dormir bien.

Todo aquí, en "La aventura del saber" a partir de las 10.

Feliz martes.

  • La aventura del saber - 06/02/18

La aventura del saber - 06/02/18

06 feb 2018

Emitiremos los reportajes ACCION!MAD y "Noticiario Cultural Iberoamericano". Además, entrevistaremos a la psicóloga Laura Rojas-Marcos y a Pilar López García-Gallo, Directora de Comunicación del Museo Nac.

ver más sobre "La aventura del saber - 06/02/18" ver menos sobre "La aventura del saber - 06/02/18"
Programas completos (1543)
Clips

Los últimos 4.881 programas de La aventura del Saber

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios