www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
4552056
Para todos los públicos La aventura del saber - 05/04/18 - ver ahora
Transcripción completa

Hoy en "La aventura del saber" tenemos previstos dos talleres.

En el primero, de salud,

hablamos de la evolución de la sexualidad con el doctor

Juan Carlos Díaz de la Roja,

director del Instituto Urológico madrileño.

Después hablamos de la brecha de género en el ámbito científico

con Rosa Menéndez, la presidenta del Consejo Superior

de Investigaciones Científicas. Otros temas en sumario.

"El túnel del tiempo"

nos acerca al trabajo de los primer agricultores.

El tercer capítulo da pasos

construyendo un poblado prehistórico.

Hoy explican la fabricación de la cerámica

tal como se desarrollaba hace 7000 años.

Los objetos más humildes, más desapercibidos

dejan de serlo si pone sus ojos Eva Iglesias Bilbao.

Tras la mirada la artista pone la sensibilidad

la inteligencia y el oficio para convertirlos

en obras de arte cargadas de sutileza, belleza

y de poder de evocación.

"Taller de salud" con el doctor

Juan Carlos Ruíz de la Roja,

director del Instituto Urológico madrileño.

Hoy hablaremos de los efectos de la edad

en la vida íntima de las personas partiendo de este libro

publicado hace ya algunos años.

Bienvenido, gracias, Juan Carlos, por volver a "La aventura",

donde recordemos que hablamos hace más de un año,

o varios años a lo mejor,

sobre el problema de los críos

que se hacen pis en la cama y todo eso.

Hablaremos de un tema muy diferente.

¿Cuáles dirías que son los factores que influyen

en la salud de la vida íntima de las personas,

tanto mujeres como hombres?

Una cosa muy importante

es que el 80 % de los trastornos sexuales

tanto en hombre como mujer, tiene que ver con problemas médicos.

Solo en un 20 % son causas psicológicas.

Es muy importante

porque lo que significa es que siempre

en primera instancia cuando tenemos un problema sexual

siempre tiene que acudir al médico.

Hay que diagnosticar que no haya un problema médico de base,

porque sino hay que dar un tratamiento adecuado.

¿Cuáles son los problemas médicos más frecuentes

entre hombres y mujeres, si es que son los mismos?

Si no, distinguimos.

Por ejemplo, con el tema de los varones,

también en la mujer, el 25 % de los trastornos sexuales

están relacionados con una enfermedad frecuente,

la diabetes.

Las personas diabéticas en el caso del varón

suele haber un problema de erección

mucho más frecuente, y también en la mujer

tiene un problema y es una disminución de riego sanguíneo

a nivel genital,

y también disminución de la excitación.

Tiene solución médica, tiene tratamiento.

Sí. Porque es fundamental

cuando una persona viene a la consulta con diabetes

mal controlada, nosotros decimos primero

lo que hay que hacer es tener un control perfecto del azúcar.

Si lo tienes ya simplemente con eso

la vida sexual mejorará.

¿Y qué otros?

¿Qué otros problemas aparte de la diabetes?

Por ejemplo, la hipertensión.

Es relativamente frecuente gente con hipertensión

y tienen un problema sexual.

No solo la hipertensión, sino los medicamentos que se toman.

Hay medicamentos que se toman para la hipertensión

que pueden influir en el varón por ejemplo

con una disminución de la erección

y también del deseo, pero también en la mujer.

Determinadas mujeres que toman determinados hipertensivos

pueden influir también en su deseo sexual.

Es muy importante saber

qué medicaciones toman

porque algunas de ellas pueden alterar la vida sexual.

Y tiene tratamiento.

Muchas veces es cambiar el medicamento.

Si toma un hipertensivo que influye

desde el punto de vista sexual, simplemente cambiarlo.

Son pequeñas cosas y matices los que hacen que una persona

pueda o no pueda tener una relación.

Diabetes, hipertensión, ¿qué más?

Por ejemplo, el consumo habitual de determinados medicamentos.

Por ejemplo, antidepresivos.

Los antidepresivos producen una alteración

en ambos, en la mujer y el varón,

en el varón por la erección y el deseo,

y en la mujer el deseo.

El hecho de tomar antidepresivos influye sobre la vida sexual.

Eso hay que tenerlo en cuenta.

También en el varón, determinados tratamientos que se toman

para la próstata.

Mejoran los síntomas de próstata pero alterna la vida sexual.

Eso hay que saberlo porque volvemos a lo mismo,

simplemente modificando el tratamiento

hay algunos que no influyen en la vida sexual

y son los que hay que recomendar.

Antes de comenzar la entrevista me decías:

"El tabaco, el tabaco es tremendo".

Además, influye en los dos, en hombres y mujeres.

De hecho, ahora la mujer fuma más que el varón.

Al final produce una arteroesclerosis,

una obstrucción de las arterias

que van a la zona genital, tanto en hombre como en mujer.

Habitualmente lo que hace es que al haber menor riego

se altera la vida sexual.

Pero no solamente eso, fijaos lo importante que es,

y es que habitualmente cuando empezamos

con un trastorno sexual y es fumadora

significa que a lo largo de los cinco años próximos

pueda derivar en un infarto agudo de miocardio.

Es como un indicador. Efectivamente.

Sería un síntoma centinela.

Porque empieza a haber obstrucción de los vasos pequeñitos

que si eso no lo paramos, ese hábito como el tabaco

no lo suprimimos,

al cabo de los cinco años se pueden obstruir

esas arterias que son las coronarias que riegan el corazón

y que al final pueden producir un infarto.

Muchas veces una alteración sexual es una alarma

de que aquello puede terminar en otra enfermedad

aún más grave como un infarto agudo de miocardio.

¿Hay diferencias entre hombres y mujeres?

De causa. Lo más frecuente...

Hay un dicho que dice

que en sexualidad hay diferencia entre hombre y mujer.

Y se dice que el hombre quiere pero no puede,

y la mujer puede pero no quiere.

Significa que habitualmente en el varón

los trastornos suelen ser de erección.

Y en la mujer sobre todo

los grandes problemas sexuales tienen que ver con el deseo.

Un deseo sexual mucho menor.

¿Y tienen tratamiento médico ambos problemas,

o más unos que otros?

Por supuesto que sí, hay tratamientos médicos.

Lo más importante es etiquetar la causa.

En el caso en problemas de erección del varón

sea la edad que sea

hay que hacer una buena historia clínica,

Ver qué enfermedades padece, qué tratamientos tiene...

desde otro punto de vista por otras patologías.

En función de eso se pude corregir. En la mujer también.

En la mujer que simplemente hablamos del tema del deseo

simplemente una mujer que tiene una alteración

del tiroides

nos produce una disminución del deseo.

Por ejemplo, una cosa más frecuente,

mujeres jóvenes que tomen anticonceptivos.

Los propios anticonceptivos

pueden producir una alteración del deseo sexual.

Muchas veces hay que modificar esos tratamientos

porque una cosa tan sencilla puede alterar la vida sexual de una mujer.

¿Y la menopausia? ¿La menopausia cambia...?

Sí, por supuesto. Al final lo que pasa

es que hay una disminución brusca de las hormonas

en la mujer,

una disminución del estrógeno,

y también una bajada de testosterona de tal forma que al final

lo que sucede es que el deseo sexual

de una forma muy brusca disminuye.

Pero no solo eso, también hay una alteración genital.

Hay lo que se llama una atrofia vaginal

y que produce una menor lubricación y, sobre todo,

lo que se llama una dispareunia. ¿Qué significa?

Dolor cuando tienes relaciones.

De tal forma que la mujer evita la relación sexual.

Todo esto tiene tratamiento,

lo que hay que hacer es acudir al médico

porque con tratamientos sencillos esto se corrige.

¿Y en el caso de los hombres? Porque ¿existe la andropausia

igual que la...?

Pues lo mismo. En varones a partir de los 50 años

disminuye la testosterona

que es la hormona que favorece erección y deseo,

y entonces esto a su vez favorece

que esta persona disminuya su vida sexual.

Por eso simplemente lo que hay que hacer es un estudio analítico

para ver si esta hormona

ya está baja en el análisis y tenemos que suplementarla.

Recuerdo haber visto un vídeo

que habían hecho los médicos del Servicio Andaluz de Salud

sobre el tema de las edades. Es decir, que a partir de un momento

no es que estés mal, sino que estás mayor.

¿Eso es así? ¿Hay una especie de escala

que debería tenerse en cuenta?

Lo cierto es que en la fase,

en varón y en la mujer,

entre 40 y 70 años prácticamente el 50 %

empieza a tener una disfunción sexual.

Está claro que la edad es importante e influye

por lo que hablamos,

tanto la andropausia del varón, la menopausia en la mujer.

Más patologías como diabetes, hipertensión,

más toma de medicamentos, todo eso influye.

Pero cuidado, también vemos en gente joven problemas sexuales.

No solamente en la mujer que toma anticonceptivos,

varones también que fuman...

Consumo de drogas.

Tenemos que ver que la cocaína produce alteraciones sexuales.

El abuso del alcohol, tabaco...

Y en un momento determinado tratamientos que uno pueda tomar

que también pueden influir

y eso hace que también gente joven

veamos problemas sexuales y que siempre los estudiemos,

y no solamente que cuando los veamos

digamos que es un problema psicológico, cuidado.

Muchas veces hay un problema médico de base

y hay que descartarlo.

Y suponiendo que estamos sanos totalmente.

¿Qué es lo normal según la edad?

Lo más importante es que haya una apetencia sexual.

Muchas veces es eso, hay una bajada del deseo sexual.

Y sobre todo lo más importante es

que lleves unos hábitos de vida normales

y saludables.

Llevando hábitos de vida saludables y normales

veo en la consulta pacientes con 80 años

que disfrutan de la sexualidad sin ningún problema.

Pero también veo a gente con 40, 45 años,

que tienen trastornos serios de la sexualidad.

No es un tema cronológico de la edad, sino un tema biológico

de qué vida has llevado, qué hábitos,

qué enfermedades padeces...

Y eso es muy importante. O sea, que no es tanto

la edad cronológica, como sí la biológica.

Si tienes deseo, ¿te tomas pastillas

o te mueres luego de un ataque al corazón?

Bueno, efectivamente el tema

de qué ocurre con los que toman un derivado de seldinafilo.

Realmente no te producen un infarto agudo de miocardio.

Primero es importante saber que para tomar esas pastillas

tienes que tener deseo sexual.

Si no hay deseo las pastillas no funcionan.

Lo más importante es que no producen infarto agudo

como siempre se habla en los medios de comunicación.

Realmente es un producto bueno para el corazón.

Lo que sí te puede producir un infarto

es el propio acto sexual. Recordemos que el acto sexual

es un ejercicio físico.

Hay una estadística que dice

que el 1 % de los infartos de este país

suceden teniendo una relación sexual.

Y no porque hayas tomado un derivado del medicamento,

sino simplemente por hacer un ejercicio físico.

El acto sexual es un ejercicio físico,

como subir dos tramos de escalera y jugar al tenis.

Cualquiera de esos actos te puede producir un infarto.

Pero no tomar las pastillas.

Lo que hay que hacer para prevenirlo

es hacer algo de ejercicio.

Hacer ejercicio continuo, diariamente...

Si una persona hace ejercicio regularmente, no se fatiga...

y no tiene problemas puede tomar estos derivados

porque no va a haber problema médico desde ese punto de vista.

Hagamos un resumen. Cuidad con el azúcar...

Cuidad con la diabetes. Efectivamente.

Cuidado con el azúcar.

Cuidado con la hipertensión. Muy importante.

También mucho cuidado con el tema de las hormonas.

Es frecuente en gente joven ponerse anabolizantes,

testosterona, todo eso altera la vida sexual.

Cuidado con los medicamentos... Cuidado con el tabaco.

Cuidado con el alcohol.

Cuidado con el consumo de drogas

que también altera mucho.

Todo ese tipo de cosas hay que tenerlas en cuenta.

Y ahora en positivo.

¿Qué podemos hacer? Cada vez que tengamos un problema,

sea el que sea, acudir al médico...

contarlo, perder un poco la... vergüenza.

Se hizo un estudio y se dijo

que cuando se tiene un problema sexual

tarda de media cuatro años en consultar al médico.

Eso es lo desgraciado del asunto.

Hay que consultar mucho antes,

en el momento que empieza la alteración sexual.

Porque a veces un matiz

puede alterar la vida sexual y ese pequeño matiz

se puede corregir perfectamente

y hace que la vida sexual sea normal.

Normal quiere decir que una persona de 80 años

puede tener deseo y puede satisfacerlo.

Contarte una anécdota. Vi un paciente de 80 años

y se había leído el libro en varias ocasiones

intentando ver cuál era su problema.

Y me dijo que desde hacía seis meses no funcionaba regularmente.

Probablemente si toca a otra persona sin sensibilidad,

dice es que con 80 años...

Simplemente haciéndole una historia clínica

le había mandado un tratamiento para la próstata

que altera la vida sexual y no se lo dijeron.

Le dije que tomaba un medicamento que alteraba su vida sexual,

se lo cambiamos y ese hombre con 80 años

siguió funcionando sexualmente

como hacía antes de esa medicación.

Un pequeño matiz.

Ha sido un placer contar contigo de nuevo en "La aventura".

Muchísimas gracias, doctor.

Y nos vemos pronto con cualquier excusa.

Muchas gracias a vosotros.

Tercera semana construyendo

nuestro poblado de agricultores prehistóricos,

hoy nos explican la fabricación

de la cerámica tal y como se podía desarrollar

hace 7000 años.

(Música dramática)

¡Sergio, trae un hacha para cortar el barro!

-¡Voy yo, voy yo!

Ya tenemos hecho el cuenco con la tierra

que es donde trabajamos. Ahora cogemos barro

todos y lo vais aplastando.

Y se va poniendo encima del cuenco.

¿Veis? Vais aplastando

y se va dando la forma.

Tenéis que pensar lo que vamos a hacer, un cuenco...

Entonces, al apretar en el centro

lógicamente sube de los lados...

Le vamos dando ya forma cerrada.

Y ahora cogemos otro trocito de barro

y hacemos un rulo de estos.

Y lo ponemos encima.

Y el cuenco con la tierra va girando.

Lo vamos subiendo

siempre de arriba a abajo o de abajo a arriba.

Lo volvemos a poner en su sitio y ponemos otro.

-Son formas simples

que derivan de la esfera y son las más comunes

en las primeras cerámicas del Neolítico

que llegan a la península.

Es fundamental el trabajo de los ceramistas

porque nos enseñan cómo se hicieron estos recipientes.

Por ejemplo, la unión de los diferentes churros,

el acabado de los labios...

Cómo trataban las superficies.

Y es fundamental su experiencia para luego ver reflejado

todo este proceso tecnológico en los restos que encontramos.

Hemos trabajado varias veces y es sorprendente descubrir

como las soluciones técnicas de los ceramistas

tienen ese reflejo en los recipientes cerámicos.

Estos recipientes tienen unas decoraciones bastante...

bastante bellas.

Siempre se decoraba el tercio superior.

Y utilizaban utensilios que tenían cerca.

En algunas ocasiones conchas, en las costas mediterráneas

es muy típico la decoración con la concha de berberecho.

Tenemos un ejemplo. Pero utilizaban

cualquier utensilio que tuvieran cerca.

Palitos de cualquier rama, espigas de cereales...

Y era arrastrando sobre la superficie o haciendo impresiones.

Es muy difícil opinar con el tema de las cocciones.

Con el tema de los desgrasantes que son añadidos vegetales

o piedrecitas que se añaden

a las cerámicas para que tengan fuerza

y no se rompan en la cocción.

Es difícil seleccionar el barro adecuado

porque en ocasiones las impurezas de las arcillas hace

que no se puedan realizar los recipientes.

Es difícil hacer la tecnología.

Es decir, a veces pensamos que tener cerámicas

es una cosa sencilla.

En absoluto es sencilla.

Hay que tener un nivel de conocimientos importante.

Ocurre igual en el Neolítico con agricultura y ganadería.

Nadie puede coger una oveja y ser pastor.

Nadie coge un trigo y lo cultiva y es agricultor.

Hace falta que alguien te enseñe, que alguien esté contigo

y tener una experiencia para conseguirlo.

-Hemos realizado un hoyo en el suelo.

Hemos puesto la madera con paja para que arda

y a partir de ahora depositamos las piezas.

Esta la vamos poniendo encima.

-Estoy cogiendo palos secos

para intentar hacer fuego por fricción.

-Seguimos poniendo más paja y más madera.

Lo importante es que haya humo pero que no haya llama.

Ahora si me vais trayendo más madera

para poner encima...

Vamos cerrando el círculo...

Muy bien, y ahora es cuando ponemos el barro.

Y lo vamos rodeando todo...

El barro lleva paja

y excrementos de animal para tener más consistencia.

-Primero en realidad lo que se hace

es forma de muesca de acero.

Y una vez que tenemos eso se da caña aquí.

¿Ves? Ahí sale humo.

Lo que costaba antes asarse unas chuletas.

Quedan estas...

-Luego esto se empezó a secar.

Se resquebraja todo

y se vuelve a tapar con barro.

Sí, sí...

(Música animada)

-Aquí se puede ver como el barro se ha endurecido, cocido.

Las ramas que hemos puesto de...

Aquí ya podemos ver el borde de la primera cerámica...

Vemos, aquí,

como la parte que no estaba cubierta por los tizones

está de color más claro

que la cubierta por el combustible.

Vamos poco a poco, para sacarlas. Quema.

Esto podría haber seguido cociendo

durante más tiempo...

Quema mucho.

Vemos como hay partes más oscuras,

partes más negras,

partes que se han cocido más y partes que se han cocido menos.

(Música animada)

No se han cocido bien.

En los próximos minutos hablaremos

de la brecha de género en la comunidad científica.

Nos interesa saber dónde está el problema.

Invisibilidad con respecto a compañeros

o si los medios contribuimos

a no dar el reconocimiento

que merecen las científicas del país.

Se lo preguntaremos a Rosa Menéndez, presidenta del CSIC.

Buenos días. Muy buenos días.

Además, no la presidenta,

la primera presidenta de este organismo

en toda la historia. ¿Indica que algo está cambiando?

Yo creo que sí.

Ha sido un paso importante.

Las mujeres estamos muy presentes en la ciencia, en el CSIC.

Pero como muy bien anticipabas

no tanto en cargos altos de gestión

ni en los niveles académicos más altos.

Y no por falta de preparación, experiencia,

ni por no estar en proyectos importantes.

En ciencia la mujer tiene mucho que decir en España.

Y está diciendo mucho.

Tenemos científicas que son excelentes,

que tienen un alto grado de reconocimiento

no solo a nivel nacional, sino a nivel internacional.

Yo creo que el papel de los medios es muy importante

para que se vean nombres,

no solo una, dos... y hablar de Marie Curie

que es una reconocida científica, una pionera,

pero hay muchos nombres en España.

Hay muchas científicas con nombre de mujer.

En tu caso, cuando recibes la noticia,

cuando te dicen que eres la persona

que han pensado para asumir el cargo,

que hace poquito, cuatro meses y pico

viviendo en Madrid al frente de este gran proyecto,

¿Qué se te pasa por la cabeza? ¿Hasta qué punto haces repaso

después de más de 40 años de carrera?

Cuando me llamó la secretaria de Estado, Carmen Vela,

fue una auténtica sorpresa.

En este momento de mi vida no lo esperaba

en absoluto.

Hace diez años posiblemente que estaba muy implicada

en temas de gestión.

Había estado en Bruselas, el ministerio...

en la vicepresidencia del CSIC...

Pero fue una auténtica sorpresa.

Pero tengo que decir que acepté a la primera.

Me dejó dos días para pensarlo.

Pero ya en el momento tomé la decisión.

Te sobraron los dos días. La verdad es que sí.

Llegó en un momento en que me apetecía,

que me sentía con energía y ganas

de ser útil.

De aprovechar la experiencia que tuve anteriormente

tanto en gestión como en ciencia al servicio

de los demás, al servicio del CSIC en este caso.

Háblanos un poco de... Decía que cuando echa la vista atrás

piensas, más de 40 años dedicados a la ciencia...

¿Cómo recuerdas tu incorporación al mundo profesional?

Como mujer ¿te sentías muy observada, un bicho raro,

la excepción o ya tampoco?

No, en absoluto.

Sinceramente nunca me he sentido diferente

dentro de este organismo por ser mujer.

En aquella época no era muy habitual

el irse al extranjero con estancias posdoctorales

a completar la formación. Y recuerdo

que otra compañera, Ana y yo, fuimos de las primeras

en marcharnos fuera. Ella a EE. UU.

y yo a Newcastle, al norte de Inglaterra.

Y la verdad que...

que no noté diferencia ni de trato, ni de consideración

a lo largo de mi carrera científica.

Fue costosa, fue dura, de mucho esfuerzo.

Pasar de la primera escala de colaborador científico

en aquella época, científico titular

a investigador, que es la segunda.

En el CSIC tenemos tres escalas.

La superior es profesor de investigación,

el equivalente de catedrático de universidad.

El primer salto de la primera a la segunda me costó muchos años.

Trabajando mucho, publicando...

Dirigiendo tesis, coordinando proyectos...

No fue una tarea fácil.

Pero tengo que decir que una vez que alcancé el segundo nivel el pasar

al de arriba fue más sencillo.

El cuello de botella en la promoción

estaba en pasar del segundo al primero.

Con esfuerzo pero nunca me he sentido discriminada.

¿Eso ha cambiado?

¿El cuello de botella siguen en el mismo sitio?

Porque por ejemplo, si miramos antes el acceso a la universidad

es mucho más paritario, hay muchas mujeres que...

acceden a carreras vinculadas a la ciencia,

mucho más que antes. En ese sentido ha dado un salto ya.

En términos generales la promoción es dura en el CSIC

porque no hay muchas plazas de promoción.

Creo que hay que reconocer la labor del científico, el premiar,

el valorar los resultados que está generando.

Se da dificultades en todos los niveles.

En el caso de las mujeres

estamos viendo, analizando que en el nivel superior

de profesor de investigación

baja el porcentaje de participación de la mujer

de un 50 % en un primer nivel

a un 22, 23 % en el superior.

Estamos por debajo de forma considerable.

Y en unas áreas más que en otras.

La participación de la mujer es más importante en áreas

como en mi caso, química alimentos

y física se queda por debajo.

Las razones yo creo que son muchas.

No es que haya una discriminación directa, pero...

las mujeres lo tenemos más difícil a todos los niveles.

¿Más difícil por lo que decíamos? ¿Faltan referentes?

Porque hay muchas científicas,

mujeres que estudian

para profesiones relacionadas con la ciencia

que dicen que en sus libros de texto

apenas estudian referentes femeninos.

Un tema es la visibilidad de la mujer.

Estoy de acuerdo que potenciemos que seamos más visible.

A nivel de prensa, a nivel libros de texto...

A todos los niveles.

Desde el CSIC potenciamos al máximo la visibilidad.

Otra cuestión es la promoción a nivel científico,

yo creo que el hándicap que tenemos son temas relacionados

con conciliación familiar,

que nos creemos muchas veces imprescindibles.

No es que el medio en que vivimos esté presionando,

que puede que sí, pero nosotras mismas por tema de educación

quieres estar en casa, pendiente de tus hijos,

estás trabajando pero si tienen fiebre estás preocupada...

Creo que el tema de la conciliación familiar

es importante. Se necesita apoyo

para que la mujer pueda desarrollarse plenamente.

Apoyo en todos los sentidos.

En los cargos altos de gestión

o puestos, creo que ahí influye...

En nuestro caso tenemos directoras de investigación, no muchas.

Intento que haya delegadas en las comunidades autónomas

que vean que pueden hacerlo bien.

A veces es un poquito de miedo.

De sentirse capaz o no capaz.

Y tengo que decirte que...

una de las cosas que más me satisfacen en estos...

poco más de cuatro meses que estoy es que tengo compañeras

que se presentan a cargos de dirección de centros

y compañeras que...

me dicen que soy yo he dado el paso

nosotras también podemos. En ese sentido

te sientes ejemplo y abres camino. Sí.

En ese sentido yo impulso al máximo.

Que los buenos profesionales, la gente capaz...

da igual hombre o mujer, que estén los más válidos

donde corresponde.

Con independencia del sexo. Exactamente.

Cuéntanos un poco por ejemplo cómo

a la hora de gestionar tu agenda,

¿prestas especial atención a temas que tengan que ver

con esta difusión del trabajo a nivel alto de una mujer?

Por ejemplo, para ir a una universidad.

Para mandar un mensaje a aquellos sitios

que una sabe que puede despertar vocaciones,

¿se pueden despertar ilusiones?

Hoy estamos aquí que es un ejemplo.

Intento estar al máximo.

Algunas veces por cuestiones de agenda

no puedo estar en dos, tres sitios al tiempo.

Viajo un poquito, no digo demasiado,

pero a veces tengo dos viajes a la semana.

Estoy intentando conocer

los 120 centros que tenemos

distribuidos por la geografía española.

No es lo mismo verlos en papel

que que te hablen en primera persona.

Tener contacto con los científicos.

A mí me ayuda muchísimo el ver en vivo y en directo

todo. Y en temas de la mujer

estoy participando en muchas mesas redondas...

En lo que puedes. Al máximo.

Y con los niños en temas de educación.

Niños, niñas... Con programas de educación

que tenemos desde el CSIC, ellas son también CSIC...

Yo trato de implicarme al máximo en lo que de verdad puede ser

positivo y ayudar a alguien.

Para hacernos una idea,

¿qué porcentaje del CSIC son mujeres?

En términos globales,

porque en el CSIC no solo somos científicas,

sino también hay mujeres de apoyo a la gestión,

a la administración,

en los laboratorios. Gente que desarrolla una labor importante

y que gracias a ellos

los científicos obtenemos nuestros resultados.

Hay un 50 % de media aproximadamente.

Científicas en el nivel de científico titular,

el primer nivel, también andamos por el 50 %.

Y luego en la escala superior

es poco más del 20 %.

Y si hablamos un poco de medidas en concreto que se han tomado

en el marco del CSIC para fomentar la igualdad.

Aparte de fomentar la igualdad,

es fomentar la visibilidad,

el que la mujeres están presentes en el día a día del CSIC.

Somos pioneros o pioneras

porque en torno al año 2000 ya surgió la idea

de organizar una comisión de mujeres y ciencia en el CSIC.

Que está siendo tomada como referencia a todos los niveles.

Que analiza la situación, la participación, que trata

de potenciar la visibilidad de la mujer en nuestro ámbito.

Ahora también tenemos la comisión de igualdad.

De tratar de hacer visibles a todas las mujeres del CSIC.

Si hay algún problema ayudar a resolverlo...

Ya muy recientemente hemos presentado

el distintivo de igualdad.

Es un distintivo que hemos creado desde el CSIC

para distinguir a aquellos centros de investigación,

de nuestros centros, que potencian

la labor y la visibilidad de la mujer en el mundo de la ciencia.

No son muchas pequeñas cosas... Poquito a poco.

Una cosa más, me lo ha recordado tu pregunta.

Antes decías "pioneros", bueno, "pioneras".

A veces nos ponemos la zancadilla

y nos cuesta ponernos en primer lugar.

¿El lenguaje sexista se maneja en la ciencia?

¿Es una cosa que has detectado como profesional?

¿O no especialmente? No especialmente.

Posiblemente, pero no lo he detectado.

Pero sí se cuida el que no exista,

evitar este tipo de situaciones y circunstancias.

Otro detalle importante es que nos reconozcamos

a nosotras mismas, que aprendamos

a ver a nuestras compañeras alrededor.

Yo estoy en la presidencia circunstancialmente.

Es un período de mi vida, pero soy científica.

El ver las otras que tenemos alrededor.

Ni todo el mundo tiene las mismas oportunidades,

y que el CSIC y el mundo de la ciencia

es un grano de arena dentro de la sociedad.

Yo entiendo que no en todos los ámbitos

se es lo mismo. Puede haber otros ámbitos

donde las circunstancias son más complejas

y más difíciles.

Creo que el apoyarnos es importante.

Reconocer nuestros méritos y los de alrededor.

Me han llamado muchas mujeres que no tienen que ver con la ciencia.

Es otra cosa bonita del cargo,

que te felicitan, se solidarizan y que te agradecen

que hayas dado el paso.

Algunas se sienten representadas. Efectivamente.

Gracias por visitarnos y hacernos un huequito en tu agenda

y por poner sobre la mesa este tema

que nos interesa mucho. a todas las mujeres. Gracias.

Gracias a vosotros.

Los poemas de Eva Iglesias Bilbao podrían definirse como Haikus,

pequeños artefactos líricos construidos con objetos rescatados

del naufragio del tiempo.

La inteligencia, la sutileza, la evocación,

son algunas de sus virtudes. "Boek visual".

(Música)

(Música suave de piano)

En el Japón del siglo XVI

el joven aprendiz Rikiu

para impresionar a su maestro, Takeno,

agitó el tronco de un cerezo

para que cayeran sus flores

encima de un jardín que había arreglado con esmero.

El maestro, conmovido por su sensibilidad,

lo aceptó en su escuela de té.

Desde entonces Rikiu es considerado como la persona

que comprendió y más popularizó la naturaleza del concepto Wamisabi.

Una filosofía que aboga por el retorno a la simplicidad.

A una sobriedad pacífica

donde uno puede reconocer la belleza de formas imperfectas,

efímeras y modestas.

Eva Iglesias Bilbao

ha interiorizado con éxito dicho arte

e impregna con él muchos de sus trabajos.

Además incorpora unas pizcas de dadá,

surrealismo y minimalismo

descubrimos por qué su obra tiene ese aire tan genuino.

Nos la expone coherentemente

de una manera diáfana y cercana.

A través de sencillos retales de naturaleza

seleccionados minuciosamente en el campo,

y humildes objetos rescatados por azar de algún naufragio,

a veces toscos y sin refinar,

reinventa híbridos para convertirlos en otra realidad,

en paisajes de reflexión.

Y la palabra,

la palabra objeto fetiche introspectivo

vuela agitada para caer en su lugar exacto,

como flor de cerezo.

Haikus matéricos, íntimos,

humildes de ornamento,

que parecen por sí mismos desalojar todo elemento sobrante

para quedarse con la esencia que el artista quiere atesorar.

Esencia que nos enseña a amar y a valorar las pequeñas cosas

con sus defectos. A encontrar la belleza en lo más próximo,

en lo desapercibido, en lo infraleve.

Trabajos que nos hablan desde la experiencia

con sutilidad profunda y que intemporales

se aferran al blanco como náufrago a su memoria.

La obra necesita perder simbólicamente su máscara

para convertirse en figura imaginada,

en ficción poética.

Los objetos se poetizan.

¿Acaso la delicadeza de una rama desnuda no tiene

más capacidad de evocación

que la más espectacular de las orquídeas?

Y es que a veces la poesía

no necesita de mucha palabra y parafernalia para serlo.

Así ve la obra de Eva Iglesias Bilbao, Edu Barberó.

(Música de piano)

La editorial Cátedra acaba de publicar un nuevo libro

del filósofo norteamericano John R. Searle.

Searle es un filósofo que viene de la lingüística

y ha desarrollado su trabajo

con grandes y celebradas aportaciones

a la teoría del conocimiento.

Quizá su libro más conocido fue uno de los primeros,

"Actos de habla", sobre los llamados actos ilocutivos,

aquellos que cumplen su sentido con la actividad

a los que nos impulsan.

Son especialmente valorados sus estudios

sobre el libre albedrío, la intencionalidad

y la percepción del mundo.

"Ver las cosas como son. Una teoría de la percepción",

es el título de este último trabajo publicado en inglés en 2015

y que trata de uno de los temas clásicos

de la filosofía desde Descartes,

los secretos entre la relación entre mente y mundo.

Recuperamos un fragmento del trabajo que hicimos

sobre Can Batlló de Gaudí.

El resto, en la red.

Los vecinos del barrio de Labordeta,

estaba en el barrio de Labordeta de Barcelona.

Somos unos 15 000 vecinos.

Ha sido siempre un barrio con necesidad de equipamientos.

Ha sido casi siempre olvidado por la administración.

Nosotros siempre hemos reivindicado equipamientos y zona verde.

¿Por qué? Era sencillo. Siempre la administración decía

que era la zona esta de la fábrica de Can Batlló

los equipamientos siempre se pondría allí.

Se pondrían... Pero no se ponían.

-Nos encontramos ahora un recinto que está afectado

en el Plan del 86. Venimos de una tradición histórica

de reconversiones urbanísticas de otra época.

Hablamos de un plan de 14 ha que para Barcelona es muchísimo.

Tenía que afrontarse todo de un golpe.

Con el urbanismo a grandes paquetes.

Esto llevó a una situación de estancamiento

que en 35 años no se hizo nada.

-El ayuntamiento fue demorando

la adjudicación de tal espacio.

Al final hubo un momento en el que nos hartamos y dijimos:

"Bueno, decís que en 2009 empezarán las obras

y que en 2011 la cosa estará avanzada.

Muy bien, nos damos tiempo hasta junio de 2011...".

Esto fue en 2009.

"Porque si no están empezadas las obras

y no hay nada resuelto entraremos a la fuerza".

Y aquí empezó el movimiento.

Se fue reforzando.

Cada había más gente que estaba con nosotros.

Al final llegó la fecha mítica del 11 de junio de 2011

que forzando el tema de que íbamos a entrar...

que viene el lobo, que viene el lobo...

al final el ayuntamiento, la propiedad nos cedió,

abrió las puertas al vecindario

y nos cedió este local.

Y ahí está la historia.

(Música animada)

(Campanadas)

Aquí tenemos un magnífico local

que está en malas condiciones.

Durante estos tres años lo hemos ido adaptando.

Nuestra idea es ir ampliando estos equipamientos

que pedimos, que de momento la administración

no los hace, pero nuestra idea, la premisa nuestra es

lo que no hacen ellos, haremos nosotros.

-Estamos atacando el recinto industrial

por pequeñas zonas. Primero fue la entrada al bloque 11

y luego hemos reconquistado pequeñas parcelas.

La entrada esta, el parquin, los huertos...

Y así vamos ganando más metros cuadrados,

y no haciendo urbanismo de golpe,

de grandes infraestructuras, inversiones...

de equipamientos que nadie había pedido.

Sino reconquistando con los medios que tenemos

a las cosas que nos hacen falta ahora.

De nuestra flotilla de espacios dentro de Can Batlló

el buque insignia es el bloque 11.

Es el primero que ocupamos.

Es el primero que empezamos a gestionar.

Y en el cual apareció

el primer proyecto que se pedía antes de entrar,

la biblioteca Josep Pons,

en régimen de autogestión,

que es la biblioteca en este régimen, tampoco es que haya muchas,

más grande de Cataluña.

Hay unos 15 000 volúmenes ordenados y clasificados.

Y está llevada por una asamblea de 26 voluntarios

que cubren todos los horarios para que venga la gente

a hacer uso del espacio, a leer, a buscar libros, etcétera.

Es importante remarcar

que, así como en otra campañas reivindicativas

de tipo social, cuando se consiguen los objetivos, que es el caso,

la participación baja.

porque se ha conseguido el objetivo y normalmente se deja en manos

de quien gestiona el objetivo, normalmente el Estado,

el ayuntamiento, lo público.

En este caso no ha sido así.

No ha habido bajada de participación de personas,

sino que ha sido al contrario, ha habido un proceso

de llamada de participación que ha incrementando la gente

incorporado su vida al proceso de gestión

de los espacios que íbamos consiguiendo.

La base de este sistema organizativo

que se mantenía en la reivindicación y ha pasado

a la gestión del bloque 11 y en este momento

de todo el proyecto es la asamblea.

Una asamblea horizontal, abierta.

Tiene la cualidad de que engloba

a gente de diferentes generaciones

con diferentes perspectivas políticas,

con diferentes perfiles, y que nos hemos todo alienado

por el hecho de que gestionamos el común de una manera diferente.

Para gestionar este entramado necesitamos

de otras estructuras que están al servicio de la gestión.

Tenemos un grupo de economía, de negociación, que es el que hace

entre Can Batlló y la administración de puente.

Tenemos un grupo de estrategia.

Tenemos un grupo de diseño del espacio

en el que están incorporados especialistas y técnicos

como los arquitectos de la Cor

que ayudan de una manera participativa

a diseñar las transformaciones que hacemos

en los edificios que conseguimos...

La música es la de Marla Sloan,

la mezcla de lo que mejor saben hacer

Clara González y Antonio Solán.

Drive away es su primer trabajo y nuestro escenario

será para ellos. ¿Qué tal?

Encantados. -Fenomenal de estar aquí.

Empezáis a contar un poco cómo coinciden Clara y Antonio,

cómo nace el proyecto,

que lleva unos cuatro años de vida.

Empecemos por contar de dónde veníais por separado,

vuestra relación musical, me refiero.

Nosotros coincidimos en Zaragoza, en el panorama musical aragonés.

Vimos que queríamos hacer algo juntos,

encajaba bien lo que hacíamos por separado y así nació el dúo,

Marla Sloan.

¿Era una fusión fácil la vuestra?

Desde el principio lo hemos tenido muy fácil.

Desde las primeras tomas de contacto todo funcionaba muy bien.

Ha ido todo rodado, despacio, ha cocido a fuego lento.

Pero estamos contentísimos con lo que hacemos.

Al final es muy importante para un artista supongo

identificarse al 100 por 100 con lo que lanza al mercado.

¿Es un poco más difícil si tu proyecto

suena anglosajón, tiene este ritmo que no es muy de aquí?

Suena genial, creo que a la gente le puede gustar mucho,

pero no lo compara con nada de lo que suena en la radio.

Un poco más difícil es,

el primer paso del idioma cuesta darlo.

Nosotros recibimos esa respuesta

de la gente de que la música les llega.

El mensaje llega y transmite.

Nosotros queremos llegar lejos

y creemos que en inglés es la mejor forma.

¿Siempre lo tuvisteis claro? Te encargas de las composiciones.

¿El inglés era básico? Lo tuvimos muy claro

porque a Clara la conocí cantando en inglés.

Entonces fue cuando a mí que me encanta la música anglosajona

me encantó como canta y fue muy fácil.

Fue una decisión fácil. Cambiarlo a español...

costaba más que seguir por la línea inglesa.

¿Habéis hecho algún intento?

Sí, tenemos un tema puntual porque el proyecto...

cuadraba mejor en castellano.

Pero es cierto que nos hemos centrado en el inglés

y que encaja bien con nuestro estilo y con lo que queremos hacer.

¿Por qué este nombre que suena a peli de los 50?

A una mujer enigmática, ¿por qué?

Mi apellido es Solán.

Firmé un par de discos a piano con Sloan,

que sonaba más anglosajón.

Todos los títulos eran en inglés...

Y lo adopté como nombre artístico.

El nombre artístico de Clara era Marla,

y así somos un dúo con nombre y apellido, Marla Sloan.

Era una suma casi perfecta.

Cada uno aporta el 50 %. No hay duda.

¿Qué tipo de historias os apetecía compartir con la gente?

Historias personales.

Nuestras mensajes son de experiencias pasadas,

pero de superación, de seguir luchando,

de seguir adelante, que sale el sol después de la lluvia.

-Mucho positivismo.

Al mal tiempo buena cara. Cualquiera se siente identificado

con cualquiera de las canciones porque son vivencias de todos,

y que a la gente le remueva.

Que no se queden indiferentes, que le pueda gustar.

Esta noche tenéis un concierto importante.

Sois aragoneses orgullosos.

En vuestros videoclips siempre está vuestra firma.

Esta noche estamos en el centro comercial Puerta Cinegia

y os esperamos a todos. En Zaragoza.

Contadme el tema elegido para esta noche.

Vamos a tocar "Say",

uno de los temas de nuestro primer álbum.

Es un tema muy alegre que nos gusta mucho.

Quizá el mensaje más claro que tiene

es sé tú mismo,

no dejes que te pisen y siempre adelante.

¿Trabajáis en el segundo disco? Sí.

Es una buena aproximación pero ya estáis en lo siguiente.

Trabajamos muy duro en un segundo disco

que ensombrecerá el primero...

Una segunda parte será... Siempre mejor.

Gracias por visitar "La aventura".

Os invito a que vayáis al escenario.

A vosotros por invitarnos.

En sus canciones encontramos pop, country y pinceladas de blues

y folk, para muestra un botón.

Disfruten de la dulce propuesta de Marla Sloan.

Adiós.

(Música folk)

(CANTAN EN INGLÉS)

(CANTAN EN INGLÉS)

(CANTA EN INGLÉS)

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • La aventura del saber - 05/04/18

La aventura del saber - 05/04/18

05 abr 2018

Programas completos (1551)
Clips

Los últimos 4.889 programas de La aventura del Saber

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios