www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
5032442
Para todos los públicos La aventura del saber - 04/03/19 - ver ahora
Transcripción completa

Hola a todos, muy buenos días, abrimos hoy el programa

con Inmaculada Ballesteros de la Fundación Alternativas,

para hablar de igualdad cuando se acerca el 8 de marzo,

día de la mujer, incluso en lugares como Europa,

incluso en países como el nuestro,

hay todavía personas que consideran que la igualdad de derechos

y oportunidades no afecta a la mujer.

Se ha mejorado mucho en poco tiempo, es cierto,

no hace tanto, por ejemplo, que una mujer no podía tener

en España una cuenta corriente a su nombre,

aún así queda mucho por mejorar y se puede mejorar fácilmente

si queremos todos, lo comprobaremos enseguida

en nuestro Taller de Ciudadanía.

En la segunda parte del programa abrimos el Taller de Ciencia,

para recibir al catedrático de física teórica

y director del Centro de Ciencias de Benasque Pedro Pascual,

José Ignacio Latorre, para hablar de inteligencia artificial y ética.

Acaba de publicar un libro con el provocador título

de "Ética para máquinas".

De él hablaremos, le preguntaremos abiertamente, por ejemplo,

cómo es posible que una máquina pueda convertirse

en sujeto de derechos y deberes.

También recuperamos nuestro trabajo sobre la Real Fábrica de Cristales

de la Granja de San Ildefonso, que es un museo,

una escuela de vidrio y sigue siendo, en parte, una fábrica.

(Música)

Taller de Ciudadanía con la directora del observatorio

de Cultura de la Fundación Alternativas,

Inmaculada Ballesteros, para hablar hoy de igualdad de género

cuando se acerca el día 8 de marzo, día de la mujer.

Al comienzo del programa, hablábamos Inmaculada

de que no hace tanto tiempo en España

las mujeres no podían tener una cuenta corriente, ¿no?

¿Qué clase de mentalidad se esconde detrás de eso?

¿Por qué una mujer no podía tener cuenta corriente? ¿Tú que crees?

Pues yo creo que tiene que ver con la mentalidad que entendía

que la mujer era siempre una menor de edad,

es como que un hombre se hacía cargo de su familia,

igual que se hacía cargo de sus hijos, se hacía cargo de su mujer.

Y no le daban ese estatuto pleno de ciudadano

para ejercer sus derechos igual que lo podía hacer un hombre.

Pero lo sorprendente de esto es que yo recuerdo que a mi madre

le pasaba, o sea, no hace tanto tiempo, tenemos todavía personas

cerca que lo han vivido. Y desde los años 70 hasta el 2000,

el proceso de evolución tan grande que ha sufrido la sociedad española

en avance de los derechos plenos de las mujeres

ha sido muy destacable, y somos una referencia a nivel europeo,

en los países de nuestro entorno. Pero tenemos que estar todavía

muy firmes para no volver a esa situación.

Todavía además hay aspectos que son manifiestamente mejorables,

yo, a veces, he oído decir a personas:

"Es que está dominado por su mujer, es que no sé qué",

"Es que él en casa también trabaja".

Si la mujer trabaja fuera y él trabaja fuera,

los dos deben trabajar dentro, ¿no?

Quiero decir, ¿qué clase de lógica

ese tipo de manifestaciones?

Pues mira, yo creo que para conseguir la igualdad real

lo primero que hay que hacer es trabajar en casa,

trabajar en casa en igualdad, la igualdad del reparto de tareas,

y esto no quiere decir que uno sea más que otro,

ni mucho menos, porque los platos son de los dos,

los hijos son de los dos, y se puede uno repartir,

a lo mejor a alguien se le da mejor cambiar las bombillas

y a otro se le da mejor... Claro, uno se puede especializar.

Pues cada uno puede elegir la tarea que más le guste,

pero lo que sí es justo que cuando uno trabaja fuera,

tanto el hombre como la mujer trabajan fuera de casa,

a la hora de llegar a casa,

pues las tareas se repartan equitativamente,

porque si no, hay una sobrecarga de trabajo sobre una de las partes,

que después eso repercute también en el desarrollo personal,

no solo profesional, que uno puede querer llegar

a lo más alto de la escala laboral profesional,

pero a lo mejor no, a lo mejor necesita disfrutar

de su tiempo libre para otras cuestiones, como leer un libro,

tan simple como eso. Entonces, para poder conseguir

tiempo para leer un libro o salirte a dar un paseo,

o lo que quieras, necesitas compaginar tu vida personal

y hacer ese reparto de tareas. Y cuando consigamos eso,

ahí sí que vamos a estar más cerca

de una relación más igualitaria entre hombres y mujeres.

¿Por qué es buena una relación igualitaria,

o al menos, más igualitaria de lo que es ahora,

entre hombres y mujeres?

Pues mira, yo creo que es bueno para todos,

porque si trabajamos para conseguirlo,

conseguiremos una sociedad más justa, para hombres y mujeres,

para nuestros hijos y nuestras hijas,

y conseguiremos que podamos disfrutar en equidad y en igualdad

de todos los derechos a los que podemos acceder

como ciudadanos. Nos enriqueceremos mutuamente,

porque vamos a aprender mucho del otro,

y vamos a mirar al otro con respeto y lo vamos a mirar en igualdad,

como igual, no como yo soy más o menos que tú,

sea un hombre o una mujer el que lo haga, porque hay casos de todo,

pero lo ideal,

es que cada uno, dentro de las decisiones que pueda tomar

en su ámbito personal o familiar,

pues que pueda llegar a tomar las decisiones

en las mismas condiciones y con los mismos derechos.

Ahora mismo, por ejemplo, un ámbito manifiestamente mejorable

es el ámbito laboral, porque una mujer que hace

el mismo trabajo que un hombre, gana menos que él,

porque no sé, no tiene mucha explicación, ¿no?

No, además es que no se puede hacer, es ilegal,

en principio, pero sí, se llama brecha salarial,

como sabes la brecha salarial es uno de los problemas

más importantes al que se enfrentan las mujeres en la vida profesional,

por muchos motivos, no solo por motivos de rendimiento

profesional, porque sabemos que el rendimiento de las mujeres

es igual que el de los hombres,

pero es por situaciones en las que muchas veces

los empleadores entienden que la mujer

va a perder más tiempo, porque tiene que ocuparse...

O va a quedar embarazada. O ocuparse de las tareas del hogar,

de recoger a los niños del cole, de llevarlos al médico,

¿cuántos hombres se piden permiso en el trabajo para llevar

a sus hijos al médico?

Son cuestiones que se ponen sobre la mesa, y además ya hay una especie

de prejuicio en el empleador a la hora de decidir

entre un hombre y una mujer, y a la hora de decidir

entre una mujer joven y un hombre joven,

porque piensan que los rendimientos, la efectividad en el trabajo

va a ser menor.

Y nos pasa mucho, en algunos países pasa

a todas las escalas profesionales,

pero en España pasa más en las escalas directivas,

que la diferencia, la brecha salarial es...

Bueno, ya hemos llegado ahí, ahora el próximo paso es ese, ¿no?

Sí, el paso fundamental

que están queriendo dar las mujeres es tener una mayor presencia

en las escalas directivas de las empresas,

y en el tejido económico del país, y en el tejido social también.

Pero para eso hace falta tener referentes,

que las mujeres se lo crean, y para que las mujeres se lo crean,

porque no sé si sabéis que las mujeres españolas

dan tasas de estudios universitarios altísimas,

hay una presencia enorme de mujeres en la Universidad española,

con buenísimas notas, están muy bien preparadas

y además son una de las mejores tasas en el entorno europeo también,

pero después a la hora de posicionarse profesionalmente

se encuentran con el techo de cristal famoso,

y a partir de ahí empiezan a encontrar dificultad.

Y el techo de cristal está en la cabeza de hombres y mujeres,

en ambos, entonces, si empezamos a ver mujeres

en posiciones de dirección. Nos acostumbraremos, ¿no?

Claro, será más fácil para todos.

Y sería bueno en este punto

una discriminación positiva hacia la mujer, ¿o no?

Bueno, yo estoy a favor de las cuotas temporales

para las mujeres, porque entiendo que debería haber

una mayor presencia de mujeres en los Consejos de Dirección,

en determinados puestos de trabajo,

para favorecer el entendimiento de que una persona, una mujer

pueda desempeñarse en igualdad de condiciones que un hombre.

Ir cambiando un poco esos prejuicios que nos encontramos,

y además, tanto los hombres como las mujeres,

trabajamos en redes personales que son las que nos hacen llamar

a un colega en lugar de a otro, esto normalmente para los hombres

siempre son redes profesionales masculinas,

en el caso de las mujeres, pues por defecto también,

serían redes profesionales femeninas,

es más fácil a la hora de pensar cuando necesitas contratar a alguien

o cuestiones así, para un hombre es más fácil siempre pensar

en otro hombre, para una mujer,

a la hora de hacerlo en las mismas condiciones permitiría llegar

a una equidad en un tiempo más o menos breve.

Generar esas redes de colaboración entre mujeres también,

qeu es lo que están haciendo ahora muchos colectivos de mujeres

y asociaciones de mujeres directivas, posicionar y generar

esas redes de trabajo que permitan

pues que haya debates en los que haya un 50 por ciento

de hombres y mujeres. Al menos, temporalmente, ¿no?

Por supuesto, temporalmente,

porque yo estoy convencida de que en un plazo no muy largo

podremos normalizar una situación que ahora

es un poco rara.

¿Y tú crees que puede cambiar mucho la sociedad humana

cuando las mujeres manden igual que los hombres?

Ay madre mía, esto te quería contar, porque estuve viendo una película,

una película francesa que se llama

te diré el nombre,

"No soy un hombre fácil".

Y es una película que trata precisamente de eso,

le da la vuelta a la tortilla,

y entonces, presenta una sociedad completamente dominada por mujeres,

en las que los hombres están sometidos a mucha presión social

para estar guapísimos todo el rato, ser los mejores padres,

y bueno, pues un poquito,

entonces, te das cuenta de lo absurdo de la situación,

las mujeres son las que mandan, las jefas, las fontaneras,

las electricistas, y te das cuenta de lo absurdo que sería

tener una sociedad así,

dominada, en ese caso, por las mujeres.

Que es exactamente lo mismo que está pasando ahora,

en el caso de que son, generalmente, los hombres los que ejercen

las posiciones de poder. Entonces, la realidad

y lo que vamos buscando o lo que debería buscar la sociedad

no es que uno vuelva a estar por encima del otro,

si no llegar a un equilibrio en que los dos se mantengan

en el mismo rango, y es ahí

donde deberíamos poner el foco hacia donde queremos avanzar.

¿Ese sería quizá el principal reto que tenemos ahora planteado o no?

¿Hay otros previos?

A ver, yo creo que eso es fundamental.

Conseguir llegar a una igualdad y a un respeto

entre ambos, porque cuestiones

tan graves como la violencia de género

y los abusos de poder y todas estas situaciones conflictivas

que se dan por cuestiones de género,

sería mucho más fácil solucionarlas

si consiguiéramos educar a la sociedad en igualdad,

porque cuando te enfrentas a un igual,

no ejerces ninguna situación de poder,

te relacionas de una manera más natural

y respetas lo que te está contando o los pensamientos del otro,

igual que los tuyos. Te enriqueces más.

Exactamente. Y no te preocupa un poco

que haya un grupo de jóvenes

que parecía como que ya habíamos conseguido que todos

estuviéramos de acuerdo en algo que nos parece, a mi desde luego,

me parece evidente, pero ves ahora que hay jóvenes

que no, que van para atrás.

Sí, y precisamente yo creo que ha sido un poco por eso,

porque nos hemos creído que ya lo habíamos conseguido todo,

tanto padres como madres o la sociedad en general,

en las escuelas también, pensábamos que lo habíamos conseguido todo,

que ya se habían normalizado esos avances que se habían dado

en los últimos 40 años, pero parece que no,

que tenemos que seguir haciendo incidencia,

y seguir educando a los chicos y a las chicas

en que lo natural y lo normal debería ser respetarse

los unos a los otros y educarse en las mismas condiciones,

el que quiera jugar al fútbol que juegue al fútbol,

el que quiera hacer gimnasia rítmica que haga gimnasia rítmica,

y eso por poner algún detalle,

pero yo creo que tanto en la escuela como en las casas, sobre todo,

tendríamos que seguir insistiendo

en la igualdad de los chicos y las chicas.

Porque todos ganaremos con ello, ¿verdad?

Ha sido un verdadero placer, Inmaculada, muchas gracias.

Seguimos, la Universidad de Salamanca se propone responder

hoy a la siguiente pregunta: ¿Qué hacen las industrias

para eliminar el CO2? La Universidad responde.

(Música)

Actualmente, las emisiones de CO2

se pueden clasificar en emisiones de transporte,

emisiones de uso particular, emisiones industriales,

y emisiones producidas por la generación eléctrica.

Mientras que las emisiones particulares

y las emisiones por métodos de transporte

se tienden a regular por la rebaja que se busca siempre en el consumo,

en el caso de las emisiones industriales y especialmente

en las de generación eléctrica, no basta solo con esta reducción,

ya que, en general, la demanda es cada vez mayor,

y todas las rebajas que se consiguen en eficiencia,

se ven compensadas con la mayor demanda.

Es por ello que en este tipo de industria,

se han buscado métodos para la captura del CO2 que se produce

durante la combustión, para evitar verter estos residuos a la atmósfera

En este sentido, las principales técnicas que existen actualmente,

son la absorción de CO2, en las que se produce

una reacción química y una transformación en un nuevo compuesto

que es capturado y procesado posteriormente.

La absorción, en la que el compuesto es retenido por un material

y posteriormente liberado y procesado.

La criogenia, en la que el CO2 se enfría

y se comprime hasta que pasa a fase sólida

y puede ser separado del resto de los gases,

y la separación mediante membranas.

En este caso, es una membrana que permite el paso del CO2

de forma selectiva y posteriormente su procesado.

Estos procesos se ven complementados también con los procesos

de tipo biológico, como puede ser la captura de algas

o captura con plantas, en las que el CO2

es nuevamente transformado en materia orgánica.

Todos estos procesos presentan actualmente el inconveniente

de que encarecen mucho la producción de electricidad,

ya que consumen una gran cantidad de energía,

que se calcula actualmente en el 20 por ciento de la producción.

Es por ello que esas empresas están invirtiendo actualmente

en mejorar estos procesos o en la búsqueda de nuevos procesos

con los que obtener un mayor rendimiento energético.

En este sentido, el Servicio de Espectrometría de Masas

ha participado en el proyecto Sigma, para la ionización

y posterior separación del CO2 en forma iónica

y su posterior tratamiento.

(Música)

Hemos invitado hoy al catedrático de física teórica,

director del Centro de Ciencias de Benasque,

y autor de este libro: "Ética para máquinas",

José Ignacio Latorre, para hablar de ciencia ficción,

de algo que ya se palpa, que ya se siente,

que está presente. José Ignacio, bienvenido.

Encantando de estar aquí.

¿De qué hablamos realmente cuando hablamos

de "Ética para máquinas", que parece un contrasentido.

Bueno, creo que no, que hemos de reflexionar muy profundamente

sobre el tipo de programación que estamos introduciendo

en las máquinas que nos controlan y que nos asisten,

y que a día de hoy,

están exentas de un debate sobre la ética

que controla la programación de estas máquinas,

creo que es un tema no de futuro, de presente.

Porque cuando, por ejemplo, un programador informático

está haciendo un instrumento,

ese instrumento se puede independizar de él, ¿o cómo es?

Bueno, a día de hoy no. Hoy lo que hacen las máquinas

ha sido programado por un humano, es decir, que si hoy hay un mal uso

de los datos de los humanos es porque un humano lo ha programado.

Si hay un accidente de un coche autónomo es un error

de programación de un humano.

A día de hoy, todo lo que podamos achacar a las máquinas,

es culpa de los humanos.

Pero sí que hay que tener claro que la inteligencia artificial

avanza a una velocidad de vértigo y sí que hemos de comprender

que no está lejos el instante en que podamos dotar

de una cierta autonomía de programación a las máquinas.

Creo que eso es un concepto que se escapa un poquito

a lo que la gente cree,

ni es cierto que se programen solas, ni mucho menos,

pero tampoco es cierto que en el futuro puedan hacerlo,

o sea, que hay que pensar un poquito.

Claro, yo recuerdo como lector de ciencia ficción,

recuerdo las tres leyes de Asimov,

¿serán suficientes?

Las leyes de Asimov son de protección para el ser humano,

son leyes de protección, y entonces no te va a...,

son insuficientes, no van a dictar si un coche autónomo,

arrolla a un niño o a un anciano,

eso no está en las leyes de Asimov, no existe la decisión de un dilema,

solo es la protección de los humanos, las leyes de Asimov

son muy notorias porque fueron al principio,

y ponen el miedo en el cuerpo, nos hemos de defender,

pero la realidad es que el tipo de programación y de ética

que necesitamos, es mucho más pragmático,

mucho más realista y mucho más delicado.

Necesita consenso.

Pues hablemos de eso, de qué tipo de ética necesitamos.

Qué ética necesitamos. Para las máquinas.

Hay muchos niveles, entonces, yo creo que el primer nivel,

que es del que todo el mundo tendría que ser consciente,

que es del uso de los datos,

todo el mundo habla de la manipulación de datos,

del uso agresivo de datos, pero dejemos eso de lado,

yo eso ya lo doy por descontado que la sociedad se está dando cuenta

de que hay que legislar,

que los parlamentos están estableciendo criterios

sobre el control de datos y eso ya me parece bien.

Pero hay otro nivel que es el que a mí me gustaría

que es el concepto de bien y mal en la programación,

el concepto de ética,

el concepto de cómo lograr que nuestra interacción

con seres artificiales, con programas, sea correcto,

sea razonable para los humanos. Y eso no es nada sencillo,

porque te puedes poner a pensar:

"No, tenemos a Kant, que dijo

que hay que usar el imperativo categórico:

"No tienes que hacer a nadie lo que no quieres que te hagan a ti"

Bueno, eso no te sirve para decidir situaciones

como la de un coche, donde va a haber mal en cualquier situación,

hay un dilema ahí.

O dices, no, voy a favorecer el bien de la mayoría, el utilitarismo,

de Bentham y de Stuart Mill,

tampoco es muy práctico, porque muchas veces son casos muy aislados.

Entonces, tenemos que hacer una reflexión de fondo,

de cómo va a analizar el bien, cómo hacer que las máquinas

inteligentes operen de una forma bondadosa con los humanos.

Y yo creo que es posible, déjame que te diga

que soy tremendamente optimista y creo que los parlamentos entrarán

a legislar en este dominio.

Y tendrán que legislar en niveles supranacionales, claro.

Ojalá, siempre que hay un problema ético, lo mejor que podemos hacer

es tener una codecisión, la más amplia posible.

A mí me gustaría pensar que los parlamentos no solo

tienen gente de derecho y de economía,

si no que también hay periodistas,

hay filósofos, hay científicos, hay tecnólogos, hay obreros,

hay todas las capas de la sociedad, médicos, todo lo que tú quieras,

porque realmente, realmente, las decisiones

de la ética para las máquinas, van a controlarnos a nosotros,

vamos a estar asistidos por máquinas sin cesar,

entonces, yo quiero pensar que seremos capaces de legislar

con el máximo consenso posible, supranacional, si es posible.

O sea, creo que tienes mucha razón en esta dirección.

¿Por qué tenemos miedo de las máquinas?

¿por culpa de las películas? Por ejemplo, yo me estoy acordando

ahora de Hal, en "2001",

que tomó una decisión que va en contra

de dos seres humanos, pero claro, olvidamos

que hay otros dos seres humanos

durmiendo en la nave,

que se supone que tienen una información

que no tienen estos dos. Hablemos un poco de eso.

Bueno, de dónde viene el miedo, ¿no?

El miedo viene de la enorme potencia suprahumana,

y de la autonomía, es decir, la independencia y la decisión.

Me gustaría formulártelo de esta manera:

Los humanos hicimos máquinas fuertes, y nos superaron en fuerza,

Ahora ves una grúa desmadrada y tienes miedo,

o una cadena de montaje que te caes allá y tienes miedo,

luego, los humanos hicimos máquinas que calculan

y los ordenadores han introducido un elemento de miedo

en muchas personas, "no sabré que va a decidir el ordenador y tal".

Perdona, y de pereza, ¿no?

porque las operaciones, a ver quién se para a dividir ya.

Los humanos dejamos de levantar piedras, hemos dejado

de dividir por siete, y ahora estamos en la tercera fase,

fuerza, cálculo y ahora decisión.

Y ahora estamos haciendo máquinas que por primera vez deciden

y no deciden mal, déjame que te diga, no deciden mal.

Un coche autónomo a medio plazo será mucho más seguro

que un coche conducido por un humano.

Y eso nos introduce esos dos elementos: El miedo,

de cuándo sea autónomo qué decidirá.

Y también la pereza, pues que decida él, ¿no?

Un problema complicado, ¿cómo resolver esto?

Un médico que se enfrenta a un caso muy complicado,

si tiene la asistencia de una inteligencia artificial

entrenada con 100 millones de casos, con 5.000 tratamientos,

en 29 países, pues ¿qué va a hacer?

Va a consultar, y va a tener problemas muy serios

para no seguir el consejo de la inteligencia artificial,

yo creo que eso es el futuro, es que vamos a delegar

en la inteligencia artificial.

Por eso es importante definir las reglas del juego,

decidir qué tipo de ética rige al programa que decide por nosotros.

¿Da un poco de miedo? Sí, bueno no sé,

quiero decir, yo entiendo el razonamiento,

yo creo que el razonamiento es impecable, es decir,

que todo da miedo porque la vida da miedo, ¿no?

Pero si tienes un hijo, una hija que está enfermo de verdad,

y vas al médico, le dirás que mire en la inteligencia artificial.

Cuando va en juego tu vida, ahí. Yo por ejemplo, en el fútbol,

que es una cosa mucho más sencilla, soy partidario del VAR,

porque al final deciden lo que es justo, siendo justo.

Me llamaron de un equipo de fútbol para dar una conferencia

de inteligencia artificial, eran veintitantos entrenadores,

y estaban obsesionados por saber si en el futuro habría

una inteligencia artificial haciendo de entrenador o asistiendo.

Digo: "Pues seguro que sí".

Bueno, pero yo quisiera transmitir la idea

de que la gente entiende el proceso en términos de guerra,

no debe ser así, la inteligencia avanzada

tiende a la pacificación.

Hay libros, de Pinker el más famoso,

en defensa de la ilustración. "Los ángeles que llevamos dentro".

Y libros sobre hechos objetivos,

que dicen que vivimos mejor.

Pero tenemos una tendencia a ser negativos,

a ser pesimistas,

pero yo creo que una vez avancemos un poquito más,

y entendamos que una inteligencia avanzada es pacífica y bondadosa,

yo lo repito siempre, si voy por la calle y veo hormigas,

yo giro, no las piso, yo no las piso.

Yo, me dicen que hay que defender a los koalas,

y estoy encantado de que se defienda a los koalas, ojalá.

Creo que hay que proteger la naturaleza, claro que sí.

Los humanos avanzados protegen a sus mayores, claro que sí.

La inteligencia avanzada no obtiene ningún placer en la destrucción,

no obtiene ningún placer en el odio,

al revés, si tú miras las clases más educadas

a lo largo de la historia, se han dedicado a la creación,

al arte, a la cultura, a hacer esculturas preciosas de un señor

con una uva en la mano,

es decir, la cultura de alto nivel

o la inteligencia avanzada es autosuficiente,

no debe competir por recursos, no tiene porque matar a nadie.

Pues yo creo que una inteligencia avanzada basada en silicio,

no tiene, que yo crea, ningún placer en destruir a nada.

Seremos irrelevantes.

Yo particularmente duermo muy bien sin pensar ni en las hormigas

ni en el koala, pues seguramente, una inteligencia artificial

avanzada, no estaría pendiente de los humanos,

porque son seres que viven poco,

que tienen limitado su cálculo

a unos pocos billones de operaciones por segundo,

en fin, que somos limitados.

Y tiene sentido evolutivo esto de que vayamos

hacia el mundo máquina. Dímelo tú.

Yo creo que sí.

Estamos de acuerdo en todo. No hay discrepancia.

Lo digo porque hay mucha gente que cuando defiendo la idea

de que el ser humano es un eslabón evolutivo,

entran en estado de shock: "¿Cómo puedes decir eso?

Tiene que tener un sentido", y yo les digo:

"Y el trilobites, ¿tuvo un sentido?"

Fue un eslabón en la evolución,

o las amebas, son eslabones,

son necesarios eslabones en la evolución

que nos ha llevado a nosotros y nosotros hemos logrado

un nivel de inteligencia que no tienen otras especies,

por más que un perro o un delfín es inteligente,

no tiene nada que ver conocer la Capilla Sixtina

o demostrar el teorema de Fermat,

eso es un nivel intelectual muy superior.

Pero tenemos limitaciones y ahora hemos sido capaces de crear

algoritmos que replican nuestro comportamiento.

Eso es algo que también hay gente que no entiende,

se creen que hay algo muy elevado en nosotros,

somos capaces ya de simular el comportamiento humano

en buena medida, les aconsejo que vean un video de Youtube

de Google Duplex, se llama, donde hay una conversación telefónica

entre un humano y un no humano

y el humano no se percata de que el otro no es humano.

El famoso test de Turing, ¿no? Eso es pasar el test de Turing.

En 1950 Turing se pregunta qué es inteligencia

y acto seguido dice: "No es la pregunta correcta",

la pregunta correcta es: ¿Somos capaces de distinguir

a un ser inteligente de uno, supuestamente no inteligente,

de uno no humano? Y ese es el test de Turing.

Hoy en día, en situaciones concretas,

sí que se pasa el test de Turing,

no en lo que llamaríamos propósito general,

pero todo llegará, yo te garantizo

que tú que eres muy joven, tendrás un amigo virtual, seguro.

Estaba pensando ahora precisamente en la película "Her",

en la que alguien se enamora de una especie de ente,

que es un ordenador realmente, hablemos un poco de eso.

Sí, es inquietante, ¿verdad? Sí.

Pero piensa que tú eres una de las,

no sé si hay en las ciudades grandes como esta, creo que hay

alrededor de 100.000 viudas,

que no les llama nadie por teléfono,

y que no bajan a la calle,

imagínate que les llama una voz amiga,

y le pregunta: "¿Qué tal, cómo está la espalda?"

"Bien, mejor que ayer", "Qué bien, señora Julia,

me alegro mucho de que esté mejor, ¿y qué tal el tiempo?"

Te percatas que hay unas personas, por ejemplo, mayores,

que su vocabulario se mueve en torno a mil palabras, no más,

y que los temas de conversación son mi salud, el tiempo y poco más.

Si hacemos una asistente personal para estas personas,

empático, con entonaciones humanas, con silencios,

con duda en la voz,

que no encuentran la palabra, como yo ahora, ¿no?

y que se interesa por ti,

¿querrán estas personas tener esa llamada?

pues claro que van a querer, o sea, hay que ser muy naif,

para pensar que los humanos no queremos que alguien haga,

o al menos que parezca que alguien se preocupa por nosotros.

Entonces, yo conozco un científico,

musicólogo, que se dedica a esto, al estudio de asistentes personales

de gente mayor, y es imparable,

en eso el progreso es imparable, se han logrado dos grandes pasos,

el primero es una buena compresión del habla humana,

y eso es gracias a esto que se llama "deep machine learning",

aprendizaje profundo se llama,

de redes neuronales que tienen muchísimas capas,

y hay otro hecho bastante notable, que es la entonación,

también se ha aprendido a programar mucho mejor.

Siri, por ejemplo, es un ejemplo de lo que llaman máquinas de voz.

O el aparato ese de Google que te lo pones en el oído

y ya no tienes que aprender inglés.

¿Qué te parece? Me parece genial.

Esta semana me llegó una nueva versión de una red neuronal

para traducción, exquisitamente mejor que lo que estoy acostumbrado,

que da realmente todos los giros.

Es programable,

para bien o para mal, se lo crea la gente o no se lo crea,

todo es programable, no hay nada excepcional.

Bueno yo, en lo del miedo, dices, si estás todo el día

con la ilusión de todos los días, metiendo a la lotería

sabiendo que no te va a tocar y toda la vida ahí ilusionado,

pues esta otra ilusión tampoco está mal.

Las pasiones humanas son identificables,

trabajas sobre ellas,

Yo digo siempre que un ejemplo de que uno puede entender muy bien

lo que queremos los humanos son las películas de Disney,

que van directas a que llores.

Y son muñecos, es obvio que es mentira aquello,

tú lloras porque van directos al corazón.

Ahora dótalo a todo eso de voces

indistinguibles de humanas y eventualmente a imágenes

indistinguibles de humanas. Hay un proceso reciente,

que se llama Redes Adversarias Generativas,

donde proponen dos redes neuronales, una genera caras humanas,

y la otra las discrimina, las artificiales de las reales,

entonces, esta genera unas caras, esta discrimina,

y dice: "No me has engañado". Entonces le dice a esta:

"Entrénate mejor hasta que engañes a esta".

Y a esta le dices: "Entrénate mejor para distinguir".

Se van autoalimentando, y al final las caras que generas

artificiales, son espectaculares.

No nos queda mucho tiempo, pero antes de que te vayas,

quiero hacerte esta pregunta: Hace quizá un año o así,

leí en El País, y digo el periódico

para que se sepa que es un periódico serio,

que habían tenido que desenchufar dos ordenadores.

Hay un poquito de mito en eso. A ver, cuéntanos.

Bueno, se dice, pero es poco sabido exactamente que pasó,

pero la noticia era que se había permitido

a las máquinas establecer su propio código de comunicación,

y dejaba de ser comprensible por los humanos,

pero eso pasa muy rápido, por ejemplo, yo trabajo

en redes neuronales y tenemos que guardar ciertos datos,

y durante un tiempo lo hicimos de la forma más compacta posible,

pero no lo podíamos leer nosotros, entonces decidimos volver al formato

leíble por humanos, se dice así,

¿por qué? por una conveniencia,

por saber si falla algo, para corregir,

pero es obvio que máquinas que nos asistan, eventualmente

tendrán un código que no entendamos los humanos, no pasa nada,

No se van a poner de acuerdo en fastidiarnos,

Esperemos.

Lo dejamos ahí, ¿vale José Ignacio?

Ha sido un verdadero placer conocerte, muchísimas gracias

por este libro lleno de filosofía y de inteligencia, de verdad,

de inteligencia además, no artificial, en este caso.

Muchísimas gracias a ti, Salvador. Un placer.

Seguimos. Recuperamos nuestro trabajo

sobre la Fábrica de Cristales de San Ildefonso, un lugar lleno

de actividad que merece ser visitado.

(Música)

Esta es la Real Fábrica de Cristales de La Granja,

esto ha nacido en el siglo XVIII, nació sencillamente con un afán

de autoabastecer el palacio que había aquí en La Granja,

solamente a nivel monárquico, de palacio, vamos.

Nosotros mantenemos hoy en día en el centro, exactamente igual

la producción artesanal, como se hacía en el siglo XVIII,

desde el siglo XVIII.

Y mantenemos esa parte de actividad,

igualmente tenemos el museo con todo el bagaje

y todo el archivo histórico que tenemos,

que es tremendamente amplio, grande y muy interesante,

es un museo muy reconocido a nivel internacional.

Y también tenemos el área formativa, porque es otra de las obligaciones

estatutarias de la Fundación, el mantener no solo la producción,

si no mantener y divulgar todo ese conocimiento.

(Música)

Estamos ante uno de los ejemplos de arquitectura industrial

más importantes de Europa del siglo XVIII a nivel industrial.

Lo curioso es que fue mandado construir por Carlos III en 1770

al aparejador del Real sitio, José Díaz Gamones,

con objeto de hacer un edificio suficientemente seguro

contra los incendios y que diera esas funciones

de fabricación del vidrio.

Tenemos una colección muy muy importante de moldes antiguos

rescatados de otras fábricas de vidrio españolas,

también tenemos prensas de mano, también de otras fábricas,

tenemos también moldes activos del siglo XVIII.

Tenemos tres objetos: La lámpara,

una lámpara tipo veneciano,

que fue un regalo que hizo Carlos III

a la Catedral de Burgo de Osma,

y también tenemos una escultura de Carlos III,

y además, tenemos el Cristo de Martorell,

yo creo que es la pieza más importante que tenemos en el museo,

porque es una vidriera diseñada por Martorell,

y realizada en el Taller de Maumejean Hermanos.

Estamos en la sala de raspamento,

antiguamente se utilizaba para raspar las lunas

que iban destinadas a espejos.

Es una inmensa nave, muy alargada,

donde están ubicadas las exposiciones permanentes del museo,

las más antiguas.

Tenemos una colección, de las más importantes de cristal de la Granja,

que lo forman depósitos en el Ministerio de Cultura,

adscritos al Museo Nacional de Artes Decorativas,

del Museo del Prado, de Patrimonio Nacional

y fondos propios.

cerca de esta sala se encuentra la sala de vidrieras de Maumejean,

una colección magnífica de vidrieras de segunda mitad del XIX

y primera mitad del XX,

de este Taller que es un taller francoespañol muy importante,

que abasteció de vidrieras a muchísimos países.

Estamos en la sala de raspamientos del piso superior,

aquí es donde se utilizaba en el siglo XVIII,

o incluso XIX y parte del XX para habitaciones de los empleados.

Ahora tenemos la sala de vidrio contemporáneo,

donde podemos ver todas las propuestas

de escultura en vidrio de todo el mundo,

donde se pueden ver y descubrir técnicas tradicionales de vidrio,

con las técnicas más novedosas, más actualizadas

en cuanto a concepto en lenguaje artístico.

En este momento se puede ver la exposición

de Arte Muranés, una de las compañías más importantes

de Venecia de los años 30 hasta los 70.

Tenemos varias propuestas,

la visita tradicional, donde la guía

se adapta a los distintos niveles de público

y cuentan tanto la historia de la gran fábrica

como lo que se puede ver en las distintas colecciones.

Hay otras propuestas, que son las visitas teatralizadas.

Hay otro tipo de visitas, que son las visitas

con talleres didácticos, ya dedicadas para niños,

entre seis y doce años, donde los niños aprenden

y descubren cómo se fabricaban las técnicas

de talla y grabado y esmalte como en el siglo XVIII.

Y por último, hay otro tipo de visita más experiencial,

donde se puede descubrir, se puede experimentar,

una persona puede experimentar cómo se sopla el vidrio.

El maestro lo que hace es terminar la pieza,

es el que hace la parte más delicada de la pieza.

Normalmente, suele hacer la pierna, el pie, la boca,

necesita el control total del vidrio

para poder rematar la pieza.

Hoy vamos a realizar una reproducción de una pieza

del siglo XVIII, exactamente un frutero.

Con las mismas técnicas que se utilizaban en el siglo XVIII,

vamos a utilizar las mismas herramientas.

Cómo veis estamos utilizando papel mojado para dar forma,

esto es un pedazo de vidrio,

que le vamos a dar forma con papel mojado.

Primero vamos a hacer una pequeña burbuja,

insuflo aire dentro de la caña,

y va a salir una pequeña burbuja,

que es con lo que conseguimos hacer que una pieza sea hueca.

Vamos a enfriarlo,

y al enfriarlo lo que conseguimos es que endurezca,

para poder volver a coger otro pedazo de vidrio,

y que al coger las dos partes, tanto la interior como la exterior

tienen que tener la misma temperatura.

(Música)

Ya tendremos unos cuatro kilos más o menos,

de vidrio y tenemos que seguir moldeando

Lo primero que hacemos es ir enfriando,

ir enfriando,

y poco a poco,

vamos a ir dándole la forma.

Para mí era muy especial venir a trabajar

a este pueblo, a La Granja,

y venir a la Real Fábrica de Cristales donde mi abuelo

ya fue vidriero y mi tatarabuelo ya estuvo trabajando aquí,

pues era un encanto, no sé como deciros,

era algo que, por dentro, tu abuela y tu madre

se sentían orgullosas y al final te lo transmitían

y tú generabas más fuerzas para seguir trabajando aquí.

Cuando pruebas el vidrio en caliente,

ya totalmente te enamoras, ya directamente es algo que dices:

"Yo no puedo dejar de hacerlo". Te transmite una tranquilidad,

una armonía, un algo,

que ningún trabajo te lo da.

Las pocas herramientas que tenemos son una especie de pinzas,

que son unos hierros que lo que va a hacer es una pequeña mella,

una pequeña muesca,

que necesitamos para separar la pieza de la caña.

Vamos soplando y entonces la burbuja se va hinchando

y vamos buscando la forma que queremos.

Como está a 1100 grados se va a moldear

y lo puedo cortar con las tijeras.

(Música)

Con este pedazo de vidrio que tengo,

voy a proceder a moldear la pierna.

Cómo veis es la misma herramienta que tenemos,

que son unos hierros que son dos especies de cuchillas,

y poco a poco,

voy sacando lo que es la pierna del frutero.

El vidrio va perdiendo calor y por eso tengo que ir calentándole,

todo el tiempo,

no puede perder calorías,

tenemos que tener la misma temperatura constante.

Con otro pedazo de vidrio,

lo que vamos a realiza es el pie.

con esta herramienta, que realmente son dos cartones

con una bisagra,

aplastamos el vidrio,

y logramos hacer un pie.

Cómo veis es un proceso largo y costoso,

pero nos encanta hacer estas piezas.

Y para moldear la boca,

tenemos que cambiarlo de eje, tenemos que cambiarlo de caña.

Desde el principio, la muesca que hemos hecho,

con un simple golpe va a separarse.

Ahora vamos a moldearlo,

y para ello tenemos un hornillo,

que tendrá unos 1.600 grados,

y lo que hace es calentar.

Vamos calentando, vamos a calentar la zona de la boca,

y vamos a buscar la temperatura con la que podamos volver a moldear.

Todos los días haces una pequeña obra de arte,

con lo que hace que este oficio

sea una vida para una persona.

Es una cuestión de técnica, y cuando han pasado 20 años,

es cuando empiezas a ser maestro.

Es lo bonito de este oficio, es apasionante.

Ahora ya llega la última parte de la pieza,

lo que vamos a hacer es calentarlo hasta un cierto punto,

que casi no lo pueda manejar,

y en ese punto, con la fuerza centrífuga,

al girar se va a abrir.

Hay días que hacemos una producción,

que es la que realizamos todos los días,

y hay otros que hacemos piezas para diseñadores,

para artistas, para galerías.

Aquí la mantenemos la pieza completa a la misma temperatura,

y poco a poco va a bajar de temperatura en unas seis horas.

Cada pieza es única, aunque queramos hacerlas todas iguales,

cada pieza es única, cada pieza tiene una parte

de nosotros, una parte del maestro, una parte del soplador,

una parte del levantador,

todos tenemos una pequeña parte en cada pieza.

Cada persona que se lleva una pieza, se lleva una pequeña obra de arte.

El público lo que te hace

es que todos los días te levanta el ánimo.

Ellos nos a nosotros, porque ven un oficio, un artesano,

ven lo que es el mundo del vidrio,

pero nosotros les vemos a ellos, vemos sus caras,

vemos sus ojos, su expresividad,

y nos hacen que todavía nos sintamos más orgullosos de nuestro trabajo.

-Por un lado tenemos una parte que es la decoración de la pieza,

cuando ya está terminada, y por otro lado, hay que terminar

la pieza cuando no viene terminada.

El trabajo en frío siempre es laborioso,

lo que pasa es que lo que más tiempo lleva es la decoración,

aquí los motivos tradicionales de La Granja son grabados florales,

los hay más sencillos y más complejos, pero llevan su tarea.

Identifican también las piezas de La Granja

por el grabado a la rueda que llevan.

Cuando estamos hablando de grabar o de tallar

lo que tienes que tener es una práctica con la herramienta,

entonces, esto simplemente es una rueda de un material abrasivo,

en este caso es una rueda de corindón,

que lo único que hace es dar vueltas y se refrigera con una gota de agua

para que el vidrio no se caliente cuando se desgasta,

y lo único que tienes tú para hacer un dibujo

es mover las manos, entonces, tienes que tener cierta práctica

con esta herramienta.

La misma técnica se utiliza también para la talla.

La talla es un desgastado mucho más agresivo

en la superficie del vidrio, y luego, lo que se suele hacer

es sacarle brillo otra vez,

con piedra pómez y una rueda de corcho, se le saca brillo.

Eso es lo que llamaríamos talla y lo que queda mate,

más superficial, sería el grabado.

En España habría desaparecido el oficio ya, seguramente,

gracias a la fábrica, ahora mismo existe un equipo

importante de gente trabajando que son profesionales.

-Hemos podido comprobar que el interés por el vidrio es más

a nivel internacional más que a nivel estatal,

yo creo que eso se debe a que todavía nos falta

una cultura del vidrio, de lo que puede ser el vidrio

y lo que puede significar, porque está en todas las facetas

de nuestra vida, en las pantallas de los móviles,

en las placas fotovoltaicas, en los satélites

que transmiten las comunicaciones,

este mundo está trabajando con vidrio en muchas facetas,

y normalmente, pasa desapercibido,

entonces queremos mostrar que además del vidrio artesanal y artístico,

hay un aspecto muy potente: el vidrio a nivel tecnológico,

estamos ahora trabajando en la transformación de nuestro grado

en un grado on line, en el que las asignaturas prácticas

puedan ser cursadas de forma no presencial,

y las asignaturas prácticas puedan estar concentradas

en dos periodos de tiempo anuales,

para poder así atraer a más gente al mundo del vidrio.

Al fin y al cabo lo que estamos haciendo es lo que se ha hecho

desde la antigüedad, que es comunicar una sabiduría

sobre un oficio, entonces, dentro de la formación no reglada

y los proyectos que hacemos en el Centro Nacional del Vidrio,

tenemos proyectos que llevamos a cabo fuera de la escuela,

y ahora mismo estamos desde el 2009,

haciendo el plan educativo y la coordinación

de una Escuela del Vidrio, en Honduras, en Centroamérica.

Es un programa de tres años de estudios más dos años

de experiencia como si tú crearas tu propia empresa,

y está destinada a alumnos

en riesgo de exclusión social.

La formación no reglada en el Centro Nacional del Vidrio

está dividida en cursos de 70 horas, 20 horas, principalmente,

que son especializadas en una técnica.

El curso empieza con las técnicas más básicas y primitivas,

en el sentido que utilizamos los materiales que tenemos a mano.

Empezamos con plantillas y luego sí, vamos avanzando un poco más

en otras técnicas del proceso.

Así que cuando hemos conocido los materiales,

aplicamos todo el aprendizaje en nuestro propio taller.

Lo importante es que los alumnos al final de este curso tengan

una selección de imágenes e iconos con los que poder seguir trabajando

después en las diferentes técnicas del vidrio, ya sea "fusing"

o lo que cada uno quiera hacer.

-El vidrio, si quieres siempre puedes estar en pleno aprendizaje,

o sea, nunca tienes que dar por sentada una técnica,

siempre hay alguien que hace una parte de la técnica diferente.

entonces, yo me enteré que había un curso de serigrafia,

ya la conocía, pero quería ver cómo era la técnica

y cómo la trabajaba esta persona.

Hoy hemos estado haciendo

la impresión de pantallas con fotolitos,

y ahora estamos cortando las diferentes partes para sacar

los diferentes colores que queremos en un mismo dibujo.

Ahora mismo tenemos tres líneas estratégicas comerciales,

una primera línea a un nivel máximo,

de elevada calidad,

que es un producto prácticamente artístico

de la mano de agentes estratégicos de otros sectores

como es el diseño, como es la arquitectura.

Una segunda línea que está pensada, de un producto exclusivo

para coleccionistas.

Tenemos una última línea de productos

que están más pensados para el día a día, para darle un uso,

que son productos más modernos.

(Música)

La editorial Errata Naturae sigue publicando libros salvajes,

son libros que dan testimonio de personas

que hartas de la excesiva proximidad humana,

harta de la fatigosa, ruidosa sociedad con los semejantes,

deciden pasar largos periodos de tiempo

en soledad con la naturaleza, valiéndose de la propia fuerza

y conocimiento para intentar una comunión con el entorno.

Ese es, desde luego, el caso de este libro

considerado como uno de los mejores nunca escritos

sobre la experiencia de vivir la montaña.

"La montaña viva", de Nan Shepherd,

que cuenta justamente eso.

Fue autora de varios libros de relatos escoceses famosísimos,

que le merecieron el raro reconocimiento

de reproducir su rostro en los billetes de cinco libras.

Dejó de escribir durante una década,

y cuando falleció en 1981,

se encontró en un cajón "La montaña viva",

que se ha convertido desde entonces en un clásico absoluto

de la escritura sobre naturaleza.

La mejor manera de conocer el norte, norte de Escocia,

el ártico escocés y una invitación

a conocer muy de cerca a su autora.

Les ofrecemos un fragmento de nuestro trabajo

sobre el programa de voluntarios culturales mayores

para enseñar los museos de España, el resto en la red,

al terminar el programa.

(Aplausos)

Buenos días, muy bienvenidos

al mal llamado Museo del Aire.

No es Museo del Aire, es Museo de Aeronáutica.

Lo de viajar por el aire, eso sí, ¿de acuerdo?

Bueno, lo conocemos vulgarmente por Museo del Aire,

uno de los mejores museos del mundo, el quinto mejor del mundo,

lo cual creo que es un buen puesto.

Esto tiene 70.000 metros cuadrados de terreno,

lo cual es siete hangares, 140 aviones casi,

miles de piezas y miles de historias.

¿Para qué vale una hélice? -Para volar.

-Para volar.

Bueno, a medias,

la hélice vale para correr, no para volar, ¿eh?

Primero, el avión tiene que correr para poder volar,

pero no vuela por la hélice, vuela por las alas,

eso lo veremos después, ¿queda clarito?

Y una hélice, ¿qué es? -Un aspa.

-Una hélice no es ni más ni menos que un tornillo,

por la forma que tienen esas palas retorcidas,

funciona como un tornillo que se va enroscando,

¿Sabéis lo que es un tornillo? TODOS: SÍ.

Un tornillo, un pendiente de una señora o un tornillo de la pared,

para sujetar un cuadro o lo que sea.

Un tornillo, ¿qué hace cuando le damos vueltas?

-Que se enrosca.

-La tuerca en que se enrosca este tornillo es el aire,

el aire aquí está y se va enroscando en el aire,

y entonces va tirando de lo que hay detrás,

al tirar para adelante va tirando del resto del avión,

y gracias a eso el avión corre.

(Música)

Acabamos, mañana martes nos acompañará el docente

Toni García Arias para seguir con nuestro Taller de Educación

de este trimestre, hablaremos con él

de la memorización en la escuela.

Y luego con Alfredo García Gárate y Guillermo Blázquez

hablaremos de género y psicología,

una relación interesante que da para hablar

y para discutir mucho, lo comprobaremos seguro.

Pasen un buen día, ha sido como siempre un placer

tenerles ahí, les esperamos a todos mañana. Adiós.

(Música)

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • La aventura del saber - 04/03/19

La aventura del saber - 04/03/19

04 mar 2019

Ofreceremos el reportaje Real Fábrica de Cristales de La Granja de San Ildefonso. Además, entrevistaremos a Inmaculada Ballesteros, Directora del OCC de la Fundación Alternativas y a José Ignacio Latorre, Catedrático de Física Teórica de la Universidad de Barcelona.

ver más sobre "La aventura del saber - 04/03/19" ver menos sobre "La aventura del saber - 04/03/19"
Programas completos (1656)
Clips

Los últimos 5.623 programas de La aventura del Saber

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios