www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.12.2/js
3623006
Para todos los públicos La aventura del saber - 02/06/16 - ver ahora
Transcripción completa

(Música cabecera)

Buenos días y bienvenidos a "La aventura del saber".

Hoy les hemos preparado un programa que incluye música en directo,

visitas a exposiciones y varias propuestas de lectura.

Por ejemplo, la que nos sugiere Felipe Fernández Armesto,

que ha escrito un ensayo sobre el cambio

de los límites de la evolución.

Entramos en materia justo después del sumario.

Empezamos.

"Cuidado con la cabeza" es el título de una exposición abierta al público

hasta el 24 de julio en la sala Alcalá 31 de Madrid.

Presenta una selección de 21 obras en diferentes soportes,

escultura, fotografía, video, dibujo e instalación,

y suponen una relectura de trabajo de Bernardi Roig

a lo largo de casi 20 años de trabajo.

Un paseo por las obsesiones de un artista singular

que nos invita a abrir los ojos.

Martín Copertari nació en Argentina en 1968

y falleció en Barcelona en 2014.

Estudió cine en el Birbeck College y University of London

y participó en varios rodajes en la London Internacional Film School

a lo largo de los años 90.

En Londres fue asistente personal

de la escritora británica Doris Lessing.

Copertari trabajó el collage durante más de 20 años de su vida.

Hoy conoceremos parte de su obra en esta modalidad artística.

El profesor Fernández Armesto ha impartido clases de historia

en Oxford durante más de 20 años.

En la actualidad las imparte en la Universidad Notre Dame

en los Estados Unidos.

Es autor de una voluminosa obra que ha obtenido la admiración

y el respeto de la comunidad académica,

tanto como la de los lectores más exigentes.

Ahora acaba de publicar en castellano este libro,

un pie en el río, sobre el cambio y los límites de la evolución,

fruto de sus muchos intereses y saberes.

Y nosotros tenemos hoy la gran suerte de poder hablar con él

durante el próximo cuarto de hora.

Bienvenido a su país de origen y a "La aventura del saber".

Gracias por la oportunidad

Es un enorme privilegio estar con vosotros.

Gracias.

En su introducción al libro usted dice que no ha intentado

partir de una hipótesis, sino analizar una serie de fenómenos

para llegar a una hipótesis. Sí, bueno...

Es que soy una persona fundamentalmente curiosa

y me encantan los problemas y me aburren las soluciones.

Creo que más vale, que es más interesante, es más apasionante,

es más estimulador el plantear hipótesis

que demostrar soluciones aburridas a problemas extremadamente sentidos.

Muy bien.

Usted comienza el libro con un estudio

sobre la idea de cambio porque sin cambio no hay historia.

Sin cambio no hay universo...

El cambio es más o menos el punto de partida de todo.

El Big Bang, el inicio de un proceso.

El cambio en el cual seguimos involucrados.

Yo creo que hay que preguntar,

plantear la pregunta más dura del universo.

¿Por qué habitamos un cosmos tan inestable?

¿Por qué no...?

¿Por qué somos unos bichos tan mutables y tan volátiles?

Hay que dominar ese aspecto de nuestra condición...

nuestra condición orgánica,

cultural y humana.

Me pareció un tema que valía la pena plantear e investigar.

Me pareció un tema que valía la pena plantear e investigar.

De hecho, usted hace un estudio de la idea de cambio.

Desde Heráclito hasta Malthus. Sí, sí.

Hasta cierto punto, el libro es una historia de lo que se ha pensado.

De lo que se ha empleado acerca de ese problema.

Y luego el resto del libro es un poco como un viaje

en busca a los orígenes de esa diversidad cultural

que nos caracteriza a nosotros, los seres humanos, como una especie.

¿Y por qué?

Pues ir más allá que plantear las hipótesis.

No quiero destrozar la belleza del problema planteando soluciones.

Según digo yo en el libro,

somos bichos muy mutables culturalmente

más que los demás animales culturales

por tener un exceso de imaginación.

Estamos dotados como especie humana. Está dotada...

de una imaginación abrumadora, fértil, fecunda,

capaz de generar ideas y reimaginar el mundo.

Y el resultado es que procuramos cambiar el mundo que habitamos

para que parezca más ese mundo ideal que vamos imaginando.

Veo ahí el motor de todos los cambios que experimentamos.

Esos cambios surgen de nuestras mentes en forma de ideas

de reimaginación del mundo y luego intentamos realizar.

Lo que pasa es que esas imaginaciones,

ese reinventar el mundo no puede ir en contra de la naturaleza

del mundo mismo, porque si no sería suicida.

Sería sin sentido...

La cultura forma parte de la naturaleza,

pero una parte muy especializada.

Y ese rincón de la naturaleza tan lleno de cambios,

sorpresas e innovaciones inesperadas e impredecibles,

tenemos que reconocer la cultura propiamente dicho.

Se acepta por influencias que no se encuentran

en el resto de la naturaleza.

Efectos imaginados, efectos que surgen de esa imaginación

tan característica en el grado en el que la hacemos única en el mundo.

Única en el sentido de ser una imaginación propia

del ser humano.

¿Diría que dentro de esa reinvención de todo,

el método científico es top, es el culmen.

Bueno, todo método es científico hasta cierto punto.

Si estamos hablando del experimento,

que son los fundamentos que normalmente pensamos

cuando pensamos el momento científico.

Por supuesto que no son el colmo.

El colmo será esa imaginación que es capaz de trascender

toda experiencia y toda observación.

Para mí lo más interesante del mundo no es la teoría de la evolución,

por supuesto, por genial que sea,

sino ideas que proceden de la imaginación

tales como la idea de la eternidad, de lo infinito.

De Dios, incluso.

O la idea de la nada, la nada es algo que trasciende

porque no tenemos ninguna experiencia de lo que podía ser

la ausencia absoluta de todo.

Pero somos capaces de imaginar eso.

Ideas que no se pueden acceder mediante métodos científicos.

Eso no lo digo por menospreciar a la ciencia.

Nos imparte todos los conocimientos que podemos estar totalmente seguros

pero va a durar también a que apreciemos otro campo

que queda fuera de los límites.

Pero usted en el libro

hay un momento determinado que dice: "Cuidado, que la cultura

no es exclusiva de los seres humanos".

Hay también animales con cultura, ¿no?

Sí, eso es el descubrimiento científico

más apasionado de mi vida.

Hemos logrado descubrimientos...

Descifrar el genoma, lograr ir a la Luna, etc.

Mejorar las medicinas.

Pero el descubrimiento de que no estamos solos en el mundo.

Que existen estas especies que también tienen cultura

nos cambia todo nuestro concepto de nosotros mismos.

Tenemos que redefinir lo que es el humano

bajo la luz de esas revelaciones que empezaron

cuando yo tenía dos años,

cuando unos primatólogos en Japón descubrieron por primera vez

la existencia de una cultura no humana.

Quiero decir que por cultura entiendo unas conductas,

unos comportamientos que no surgen del instinto,

sino que se aprenden mediante los ejemplos y el aprendizaje.

Eso de que tiraban el trigo al agua y se quedaba flotando.

Efectivamente, efectivamente. Ese fue...

Y la famosa hembra macaco de una isla de Japón

que en el año 1953, por primera vez, los primatólogos debieron...

Su primer experimento fue limpiar los boniatos,

la comida preferida de aquellos macacos.

Limpiándolos en el agua.

Hasta ese punto, esos monos los limpiaban rascando.

Y una vez que ha descubierto ese procedimiento

lo enseñó a su madre, sus hermanas,

luego a toda la tribu y se difundió a la práctica

y ha venido a ser parte de la cultura de los comportamientos aprendidos.

Y siguen practicando hasta el día de hoy.

Así que una revelación absolutamente abrumadora

que nos ha trastornado todo nuestro concepto

de la unicidad del ser humano.

Para mí, para un autor que quiere iluminar

lo que es el cambio cultural humano es una oportunidad de contemplar

objetivamente la cultura.

Uno de los problemas de entender la cultura

es que somos parte de ella y habitamos la cultura.

No podemos contemplarla objetivamente.

Sabiendo que existen otras especies culturales

podemos estudiar su cultura y aprender algo

acerca de lo nuestro, mediante esa aproximación.

Usted habla en el libro del "triparty" de los chimpancés.

Yo había leído en una novela de William Boyd,

un autor británico, el caso de una especie de Elena de Troya chimpancé.

Un compañero mío estaba allí de lector

cuando yo empezaba a dar clase, sí.

No sabía. Qué bien, qué bien.

Decía eso y decía también que hay un primatólogo

que también había observado este mismo fenómeno

de la Elena de Troya, el chimpancé.

Pero no tenía ninguna idea de que los chimpancés

fueran tan conservadores o...

Cuéntenos algo sobre el "triparty" de los chimpancés del que habla.

El conservadurismo de los chimpancés es otra cosa.

Vale la pena comentarlo. La merienda de los chimpancés...

fue uno de los eventos claves de mi vida.

Yo de chiquitín vivía muy cerca de un parque zoológico en Londres.

Todos los días sobre las 4:30 de la tarde

pusieron una merienda a los chimpancés.

Los chimpancés delicadamente se sentaron para comérselo.

El resultado fue un caos tremendo.

Estaban sobre la mesa, tiraban todo.

Nosotros, los chiquitines, estábamos allí riéndonos.

Cuando contemplo eso,

me parece una ofensa a la dignidad de los chimpancés

porque realmente pensábamos...

Pero creo que era motivo de reírnos.

De una forma u otra, eso chimpancés no tenía cultura,

no eran capaces de comprender que una merienda sirve

para más que alimentarse...

Porque cuando nosotros nos ponemos a la mesa creamos cultura,

edificamos vínculos sociales, practicamos ritos.

Creemos que los chimpancés no eran capaces de hacerlo,

pero ahora sabemos que sí.

Que son animales culturales como nosotros.

Y nosotros seríamos tan ridículos

si estuviéramos presentes en un acto de distribución de comida

entre chimpancés, como ellos eran en una merienda burguesa inglesa

de los años 50.

Estamos terminando la entrevista y no quiero terminarla sin hacerte

esta pregunta.

¿A qué se debe que el cambio cultural esté acelerando?

Sí que creo que es un tema importante...

El ritmo tan rápido

de la aceleración de los cambios en el día de hoy es inquietante

y creo que es responsable de mucha de la inquietud

que encontramos en la sociedad en la actualidad.

Así que cabe pensar cómo comprenderlo y si fuéramos capaces de entenderlo,

tal vez nos tranquilizaríamos un poco.

Y según lo que planteo en el libro, el cambio procede del intercambio.

Cada vez que intercambiamos ideas, sugerencias,

surgen otras nuevas de ese encuentro.

Hasta cierto punto, solemos entendernos mal

y cada vez que nos entendemos mal surgen nuevos conceptos.

Cada nueva idea es, en cierto sentido,

una idea antigua mal entendida.

Y estamos levantando un momento en la historia sin precedentes.

Un momento que solemos llamar globalización.

Intercambio cultural de una intensidad inusitada.

Y de ese intercambio suceden todas las aceleraciones.

En un futuro...

por ahora imprevisto...

El intercambio

retrocede o vuelve a un estado más normal,

entonces la idea...

La cultura no seguirá acelerando sus cambios de esa forma

que estamos experimentando, que estamos viviendo en el mundo de hoy.

Muy bien. Ha sido un verdadero placer

tenerte estos minutos con nosotros.

Compartir tu sabiduría a donde hemos llegado a comprender...

El libro se entiende perfectamente bien.

Es una maravilla.

Muchas gracias.

Muchas gracias por tu paciencia y la de los espectadores.

Gracias. Seguimos con el programa.

Les dejamos ahora con un reportaje sobre la exposición

del artista Bernardi Roig. "Cuidado con la cabeza".

(Música)

No creo que sea una retrospectiva.

O si es una retrospectiva,

la entendería en un sentido acronológico.

Es una suspensión del tiempo.

He intentado, con obras que abarcan unos 18 años,

crear una sola pieza y que haya una unidad de experiencia.

Experiencia lumínica, sobre todo,

y experiencia en el deambular por las salas.

La particularidad de Alcalá 31 es la arquitectura.

Había, de alguna manera, utilizar esta arquitectura

incorporándola a la obra.

Cargándola mucho de luz,

he intentado esparcir, de esa luz esparcida,

creo que es de donde nace la idea inicial de ocupar este espacio.

Es como ocupar espacios de la cabeza de alguien.

"Cuidado con la cabeza" es una indicación, un aviso,

una advertencia.

La posibilidad de una herida, de un golpe

que puedes recibir si estás en el acto heroico

de abrir los ojos.

-"Cuidado con la cabeza es una exposición de Bernardi Roig.

Comienza como pintor y haciendo obra gráfica.

Pero, a partir de casi 25 años, ha decidido abandonar la pintura

y comenzar a realizar una serie de obras mucho más personales

en las que medita sobre el fin de la pintura

a partir de dibujos y de instalaciones,

esculturas, videos, piezas fotográficas.

En esta exposición, por tanto,

podemos ver ese registro amplio y ambicioso de Bernardi Roig

que está permanentemente dialogando con la historia del arte, la cultura,

la tradición, la mitología, los repertorios cinematográficos,

conjunto de obsesiones y lecturas que apoderan su cabeza.

Lo que aquí hizo fue trabajar sobre la idea de metamorfosis

y convertir esa cuestión de metamorfosis

en algo que servirá como hilo conductor.

-"Cuidado con la cabeza" es mucho más que una retrospectiva

de Bernardi Roig.

Es un paseo por sus obsesiones, su realidad cultural.

También por la de todo occidente.

Entrar en la sala de Alcalá 31

es pasear por gran parte de la identidad cultural de toda Europa.

Por un lado, el universo de la cultura clásica,

por otro, el punto de lo cristiano.

Una simbiosis que hace de nuestra cultura sobresaliente

en cualquiera de sus planos.

La pieza más importante tal vez sea

la obra que hace sobre el baño de Diana,

el encuentro de Actaeon con Diana, y la famosa frase de la diosa Diana

en la que le dice: "Ahora cuenta si puedes lo que has visto".

A partir de esa dificultad para dar cuenta de lo que deseamos,

ese desgarramiento del sujeto

en relación con la pulsión de ese ante,

se organiza toda la exposición en la que podemos ver faunos,

sátiros, podemos ver hombres convertidos en ciervos...

-Yo tenía la idea de la sonoridad de los nombres compuestos.

Un gran documento de cultura es la música centroeuropea.

Forma parte de la raíz de nuestro oído musical.

Tú dices look Big Band y te diré siempre Beethoven.

Había que romper ese confort del oído

cuando se oye un nombre, porque un nombre también tiene un contenido.

Hay como esa superposición de cómo es posible

que dentro de la cultura de la barbarie

y dentro de la barbarie de la cultura, ese nivel.

Como si la cultura estuviese preñada.

Un desastre por llegar en cinta.

Esa combinación que tiene una soledad muy extraña.

John Hans Bastian Goebbels.

Eso sí que ha sido la metamorfosis de lo que ha sido la cultura

de esta civilización europea, que hace aguas por todos los lados.

-Cuando hablas del agujero, me recuerda mucho la película

"Germania, año cero". -"Alemania, año cero".

-Exactamente. Ese agujero...

-Es el agujero y la memoria.

Salirse del agujero de la memoria, fíjate cómo nos salimos.

Tenemos el mar Mediterráneo, el mar de Ulises,

lleno de cadáveres.

No es una cosa que se ha resuelto.

El siguiente espacio, porque la sala es solo una,

hay un buey colgado del techo con unos fluorescentes

en lugar de vísceras, es "El italiano".

Es "El italiano" el título

porque es un trabajo que sale a partir del texto

de Tomás Verger, el italiano, y que Ferry Radax llevó al cine

en los años 70.

Es un film, que trata, precisamente, de lo que hablábamos antes,

de los letreros de los compositores alemanes con los jerarcas.

Cuenta un poco...

Son las exequias,

el fin trata solamente de las exequias

y el ritual de las exequias de un señor de la alta Austria,

colaboracionista de los nazis,

porque los austriacos recibieron a Hendel

con una gran ovación y celebración la ocupación.

La literatura ha estado siempre centrada en dos cuestiones.

El catolicismo y el nazismo, como dos grandes catástrofes

de la cultura centroeuropea que yo comparto.

En esa película y una escena de un desollamiento de buey,

que es el video que detrás y están continuamente serrándolo...

Es una especie de tiempo suspendido.

Me interesaba colgar en la sala

la pieza tan alta de esa viga transversal

para crear un vínculo con el espacio y romper la dialéctica

arriba y abajo.

Queda como muy vivificado el espacio

en el deambular por las salas, tú la ves de diferentes posiciones,

pero, sobre todo, te da la sensación de que pesa.

Viene de muy arriba y es muy pesado.

-Has transformado las vísceras, la sangre en luz.

-Sí. -Me recuerda a la víctima inmolada.

Ese ser que se entrega y a través de la luz intenta redimirnos.

Es verdad que lo que intento es neutralizar toda la carga brutal.

Esto es un elemento que forma parte del lenguaje minimalista.

Son los fluorescentes que yo los uso en un sentido narrativo,

no los uso solamente para expandir la pieza.

Muchas de estas piezas, el límite no son ellas mismas.

Sino el ambiente y el espacio alrededor,

porque la luz amplía su presencia.

Al estar hiperiluminadas, se expanden,

se esparce la forma por el suelo y todos los lados.

-Se puede entender como una habanita la pieza del fondo.

365 fotografías.

-Esto lo hice durante un año entero.

Cada mañana, lo que hacía era una foto de mi aspecto.

Empecé el proyecto afeitándome completamente la cabeza y la barba.

Y sin tocarme ningún pelo de la cara durante todo un año,

y haciéndome una foto cada mañana,

intentaba ver qué ocurría en mi rostro.

Es un diario visual,

como una escultura de Richard Serra al exterior que se oxida.

Toda esa cantidad de pelo que va apareciendo,

invadiendo mi rostro,

e incluso hay momentos que alteran un poco la seguridad

de que tu rostro y tu cara ya no coinciden.

Hay una falta de pertenencia a ese que inició el proyecto.

Hoy, viéndolo todo montado, que nunca lo había visto,

tengo la completa seguridad de que no soy ese.

Se ha desvinculado de mí totalmente.

-En busca del tiempo perdido.

Lo que tú dices. Vas para adelante y para atrás.

Habría que recuperar ese tiempo perdido.

Hay que olvidarlo.

No quiero recuperar ni un minuto de lo perdido

ni del tiempo que queda atrás, ¿no?

-Luego tiene mucho, lo hablábamos con otra obra,

del Adonis, del narciso de ese personaje

que se enfrenta a su propia imagen como énfasis de la pintura.

-El que quiere atraparse. Bueno, lo he intentado.

No a mí, sino al tiempo en mí.

O por lo menos yo lo entiendo así.

En esta exposición lo que más me interesa

ha sido crear esta unidad de experiencia a través de la luz,

casi como que no hay obras, sino todo una sola pieza.

En una sola pieza que uno entra en ella.

-Es tu cabeza.

(Música)

Un espacio expositivo.

Funciona con una cavidad craneal donde uno vierte sus pensamientos,

sus pensamientos encarnados en imágenes,

esas imágenes tienen forma, son esculturas, videos,

o son, en este caso, 365 fotografías de mi propio rostro

y esa es mi cabeza.

Yo invito a entrar en mi cabeza, pero puede haber daños colaterales

en mi cabeza, por supuesto,

y en la cabeza de los que quieran entrar en mi cabeza.

-Yo creo que es una muestra que se ve a Bernardi

en todas sus dimensiones.

Permitirá que el público se haga una idea muy clara

de este artista que no hace ninguna concesión.

Que tiene una poética propia.

Tener una obra propia y una estética singular no le impide dialogar

con Rembrandt o con Courbet.

O revisar a Klosowski,

o revisar el cine de Buñuel, Simón del Desierto.

Es una exposición que tiene un aspecto culto y cultural,

pero también tiene un aspecto popular.

Tiene distintos niveles de acceso y aproximación.

Es una exposición que al final nos transmite un mensaje crucial.

Hay que tener cuidado con lo que pasa en nuestra cabeza.

La materia del arte no es el acero corten,

no es el mármol, no es la piedra, no es el óleo, no es el grabado,

la materia del arte es la obsesión.

Aquí tenemos el gran despliegue de las obsesiones de Bernardi Roig,

como un artista multiestilístico y que trabaja todo tipo de materiales,

pero que sobre todo da vueltas a su cabeza.

Tomás Verger dice que en la cabeza de todo hombre

habita la catástrofe.

La catástrofe es el último acto de la tragedia

y tal vez aquí lo que nos enseña es a teatralizar nuestra vida

y a convertirla en una serie de imágenes fascinantes.

-Como espectador que soy de exposiciones de otros,

siempre existe el peligro maravilloso de que, cuando sales de la exposición

te has convertido en otro.

Hay un pasadizo que une todas las obras de esta exposición

que puede ser el pasadizo de las metamorfosis

la idea del cambio.

Lo que hace que el tiempo te lleve de un rostro a otro rostro,

de una expresión a otra expresión y de una experiencia a otra.

Ese canal interno de la exposición, que es la metamorfosis,

es el "Cuidado con la cabeza".

-Adentrarse en esta sala de Alcalá 31 a través de sus fotografías,

de su escultura, de sus dibujos,

eres capaz de hacer un recorrido

por gran parte de la historia contemporánea,

de la historia moderna de las bellas artes.

De hecho, los constantes guiños a artistas como Courbet,

Rembrandt o cineastas...

te hacen como espectador sentirte tremendamente cerca

de lo que ha sido la cultura europea de los últimos siglos.

Invito a los madrileños, a todos aquellos con capacidad

de disfrutar del arte, que no se pierdan esta exposición,

que no es más que un resumen privilegiado,

un resumen bello de la identidad cultural de un continente,

pero también de lo que cada uno de nosotros,

como espectadores, representamos.

(Música)

Estamos situados justo exactamente debajo de nuestra cabeza,

pero lo más seguro es que debajo no hay nadie.

(Música)

Nuestra siguiente invitada de la mañana visita

"La aventura del saber" con nuevo libro bajo el brazo.

En esta ocasión explora el género de la novela histórica

de la mano del primer Borbón que reinó en España.

Felipe V, fue un hombre contradictorio y excéntrico,

que Mari Pau Domínguez desnuda para sus lectores

en "La corona maldita". Hola, Mari Pau, ¿qué tal?

¿Qué tal? Muy buenos días.

¿Cómo se te ocurre escribir esta novela

y por qué este protagonista?

Elegí a este protagonista unos 2-3 años antes

de que Juan Carlos I abdicara.

Como periodista, tenía la intuición de que acabaría haciéndolo.

Si recuerdas, no se podía tocar, era un tema tabú,

decían que en España eso era impensable que ocurriera,

que podía organizarse una gorda.

Al final, ocurrió, no se organizó nada gordo,

no pasó nada, ninguna desestabilización del país

y ahora consideramos que fue mucho mejor.

En ese momento, yo me planteé que sería bueno, interesante

echar la mirada atrás y ver de dónde vienen los borbones,

porque la dinastía borbónica es impuesta, nos llega de Francia.

Ellos no son españoles y además llegan por una carambola.

Me planteaba que era, que estaría bien

que pudiéramos divulgar de una manera literaria,

que es distinto a como nos han enseñado la historia.

Además, aquí se cuenta de una manera muy diferente,

que es ahondando en el conocimiento del personaje.

Recuperando la historia de un hombre,

que de entrada él nunca quiso reinar en España.

Su abuelo ya de jovencito le dice que ese será su destino

y le pareció una pesadilla y así fue a lo largo de su vida.

Él era, marcaba mucho también su dinastía,

era nieto nada menos que del Rey Sol de Francia.

Tuvo que venir a reinar a España con 17 años

y era un chico, un adolescente, triste, muy melancólico,

con unos problemas que le generaba

la religión fuertes, potentes,

porque le habían inculcado mucho el sentimiento de culpa, pecado.

Él, desde luego, no aceptó su destino en ningún momento,

y eso me parece muy literario de entrada.

Que el primer Borbón que reinó en España

quisiera plantarle cara al destino.

Lo intentó, abdicó, es decir, que los Borbones

llegaron abdicando a España. El destino se le impuso de nuevo.

El hijo en el que había abdicado murió a los 7-8 meses

y tuvo que volver otra vez a coger la Corona.

Todo lo que le supone en su ámbito más íntimo, más privado,

como hombre, no como rey, el tener que asumir un destino que no quiere

creo que son reflexiones que incluso pueden llegar a ser actuales.

Los momentos brillantes que tiene Felipe V...

La novela es verdad que es un recorrido por la intimidad del rey,

no tanto un recorrido por su reinado,

si no por lo que pasa por su mente, por su corazón.

Es entender al personaje.

Y fue un hombre donde él se sentía brillante era en la intimidad,

en su alcoba con su primera esposa, después con la siguiente.

Por brillante entendemos que era un obseso sexual.

Él se sentía feliz. Exactamente.

Él tenía, yo creo que una patología,

porque la obsesión que mostraba por el sexo

era más bien enfermiza, él no perdonaba el coito diario,

incluso con la primera esposa, que muchos médicos, muchos galenos

decían que le había costado la vida, porque ella estaba muy enferma

y él quería seguir teniendo relaciones sexuales.

Además, ahí, en la novela, hay cosas muy curiosas,

y es que hay un choque de dos Españas.

La España que venía heredada de los Austrias,

de la familia Augsburgo, muchos siglos gobernando, reinando.

Felipe II había sido el grandísimo, gran, gran rey

de un imperio que parecía imbatible,

que luego se descubrió que no era tan imbatible.

En esa España oscurantista, rígida, de costumbres muy austeras,

desembarca nada menos que la Corte versallesca,

que era una Corte libertina, de mucho brillo, de ostentación,

de lujo y que rendía culto al placer y a la belleza,

algo escandaloso para los Austrias.

En ese desembarco llegan también

las nuevas costumbres morales y sexuales.

Es decir, que la revolución que supusieron los Borbones

también llegó a las alcobas.

Se hace un repaso por lo que importaron desde Francia

en todo lo relativo al sexo.

Felipe V tuvo la suerte de que su segunda esposa

le sigue el paso perfectamente en estos aspectos de su vida.

Es una mujer ambiciosa, lista.

Tiene mucha gracia, porque Isabel de Farnesio

cuando llega a España, había oído hablar

de las preferencias sexuales de su esposo,

y muy rápidamente entendió, primero se escandalizó.

Pero muy poco. Muy poco, le duró poquísimo.

Era muy lista y entendió muy pronto

que había una manera de hacerse con el rey,

incluso le llegara a dominarlo, como así ocurrió en la realidad.

Era a través de la cama.

Las crónicas históricas hablan de una esposa complaciente,

no significa que se doblegara,

era una mujer de armas tomar, tenía muchísimo carácter,

pero le siguió el juego en la cama rápidamente.

Sabes que incluso que los consejos de Gobierno

llegaron a celebrarse en la alcoba.

La primera vez la pilló desnuda, en la cama y dijo que qué era eso.

Dijo que a partir de entonces, para no perder tiempo,

voy a hacer pasar a los consejeros. ¿Ese detalle es real?

Es verdad, es verdad; y ella acababa participando

de los Consejos de Gobierno desde la cama,

desnuda, tapada con la sábana hasta arriba.

En fin, fue una Corte, una Corte bastante peculiar.

¿Isabel llegó a reinar por su marido?

Llegó a reinar en la sombra en muchas ocasiones,

porque Felipe V fue un hombre con un alma muy torturada,

no aceptaba su destino,

porque realmente era un hombre de alma oscura, triste, melancólico.

El Animoso le venía por el sexo, pero quitando eso,

la verdad es que es mucho más El Melancólico que El Animoso.

Había muchas... Él tuvo muchas recaídas.

Curiosamente, fue un reinado muy bueno,

gobernado por un hombre que no acabó de gobernar tan bien,

sin embargo, el reinado fue muy bueno, ¿por qué?

Porque se rodeó de buenos consejeros, de grandes ministros,

que han pasado a la historia como grandísimos, muy buenos ministros

y los nombró él.

También porque Isabel, en muchos momentos,

tuvo que tomar las riendas del gobierno.

Hay una escena en la novela en la que los médicos están desesperados,

porque le diagnostican melancolía.

Hoy en día, le habrían diagnosticado

no una, sino varias enfermedades mentales, imagínate.

Le dicen que no podía gobernar.

Realmente, parecía como que el destino...

Iba a perder frente a él y que iba a ganar Felipe.

En ese momento, Isabel, que lo tenía muy claro, dijo:

"Si él no puede gobernar, ya lo haré yo".

Con lo cual, hay muchos momentos

de tremendas y gravísimas recaídas mentales

en las que, bueno, toma las riendas del gobierno.

De ella se espera que sea un mujer muy dócil.

Cuando llega a España,

piensan que va a ser una mujer muy manejable.

Fue una grandísima metedura de pata.

Enseguida se pone manos a la obra ella.

Cuando falleció María Luisa de Saboya,

la primera esposa de Felipe V, le intentaban buscar

rápidamente una segunda.

No tanto por el tema anímico, sino porque sexualmente

él necesitaba ya una segunda esposa,

porque no contemplaba el sexo fuera del matrimonio,

que esa es otra que es muy raro en los reyes de la época, ciertamente.

Entonces, la principal colaboradora de Felipe,

que era la princesa de los Ursinos, dijo que tenía la chica ideal.

La sobrina del duque de Parma,

es una mujer dócil, no muy culta.

Se equivocó, porque tenía cultura, le gustaba la caza,

tenía las mismas aficiones que el rey.

Decía que no iba a plantear ningún problema

a la hora de gobernar, no iba a ser ningún impedimento.

La primera noche en la que la princesa de los Ursinos

se encuentra cara a cara con Isabel de Farnesio,

que es la noche previa a que llegue a Guadalajara.

Ni siquiera se ha encontrado con el rey aún.

Exacto, es la noche previa a que llegue a Guadalajara

para casarse ya con Felipe, para celebrar la ceremonia.

Esa misma noche en el Castillo de Jadraque

la pone de patitas en la calle, a una persona que había sido

la fiel escudera del rey y que tenía ya casi 70 años.

En una noche de enero, no tiene ningún escrúpulo

y dijo: "Estáis muy equivocadas acerca de quién va a ser

la nueva reina de España, y la vais a conocer hoy mismo".

La echó, no dejó ni siquiera que recogiera

las cosas de la habitación.

Mari Pau, si hacemos un repaso

por las obsesiones, las preocupaciones del rey,

algunas de las más destacables el paso del tiempo, ¿no?

Le torturaba especialmente.

Eso fue una cosa muy dura para él, pero a mí, como escritora,

me parece muy literaria.

Estaba obsesionado por la muerte y por el paso del tiempo.

Yo creo que la afición tan desmedida al sexo,

en una manera de combatir, de luchar contra la muerte;

porque al final el sexo es vida, la fuente de la vida, el origen.

Por otro lado, el paso del tiempo

le llevaba a embelesarse durante horas ante relojes,

que ahora un reloj tampoco.

En aquella época, un reloj era una verdadera obra de arte,

era una maravilla.

Uno de los elementos claves en "La corona maldita"

es precisamente un reloj. Era un reloj muy único en la época.

Lo había hecho un maestro londinense educado en la Escuela de Lieja.

Él había oído hablar del Reloj de las Cuatro Fachadas,

había oído que se estaba construyendo y quiso que fuera para él.

Tenía todo en sus manos, tenía el mundo.

Era una manera de poder controlar el paso del tiempo

a través de los relojes.

Además, en esa época, se produce,

se pasa de controlar los minutos por parte del hombre

a controlar los segundos.

Ese paso también se ve en la novela,

cómo él lo analiza, cómo a él le influye.

Hasta qué punto marca su humor y su capacidad de mantenerse cuerdo

la conexión que tiene con ese reloj. Con ese reloj.

Ese reloj se acaba convirtiendo en un personaje en la novela.

Ahí hay un poco de ficción.

No vamos a contar, pero en algunas de las cosas

que pasan en torno al reloj hay algo de ficción.

Sí, hay algo de ficción, pero es reloj es real

y todo lo que rodea al reloj, salvo una cosa que es ficción;

es cierto. Además, ese reloj,

de todo la colección que tiene el Patrimonio Nacional de relojes,

que es una de las, sin duda, mejores de Europa

y yo creo que del mundo, ese reloj le gustaba mucho a Don Juan Carlos,

al rey, al anterior rey, al rey emérito,

y lo tuvo en su despacho.

Eso, ese dato lo conseguí como periodista, leyendo una crónica,

en ese momento estaba leyendo la novela,

y no había incluido todavía esa lucha contra el tiempo

y me pareció muy bonito.

Fui ahondando y la verdad es que ese reloj es toda una joya.

Luego se convirtió en un personaje de la novela.

Es un personaje, es un reloj de cuatro caras,

un reloj astronómico, que tiene en la parte de arriba,

está coronado por una cúpula transparente,

donde se ve el universo y se ve el Sol y la Luna.

El Sol es otra de las obsesiones de Felipe V.

Él creía que si le tocaba un rayo de sol

le penetraba el cuerpo en busca de los órganos vitales

para destruirlos.

Eso llevó a que durante muchos años, muchos años,

invirtió el día y la noche.

Vivía de noche, no quería que entrara ningún rayo de sol.

Ningún rayo de sol durante el día,

pero la corte también tuvo que cambiar la manera de vivir.

Iban todo muertos, hasta los embajadores,

que pedían por favor que no les pusieran

ninguna audiencia con el rey, porque no podían.

Todas las obsesiones, una manera muy especial

de acercarse a la intimidad de ese rey en "La corona maldita".

Desde aquí se lo recomendamos a todos nuestros telespectadores.

Gracias por habernos visitado una vez más.

Gracias a vosotros, es un placer. Hasta pronto.

De la literatura histórica a la música swing y baile.

Es la propuesta que les hacemos en el siguiente reportaje.

Se titula "Big south" y al completo solo lo pueden ver

en la web de "La aventura del saber".

Con este fragmento, seguro que les apetece ver el resto.

(Canción en inglés)

Big South es una escuela de baile. Somos Julia y yo.

Enseñamos swing, el lindy hop,

que es el baile que nosotros enseñamos,

que es uno de los baile más populares asociados a la música swing,

que es la música de la década de los años 30 en Estados Unidos.

(Música)

Cuando conocimos este baile nos dimos cuenta

de la importancia que tenía en cuanto al alimento personal

que la gente recibe de la práctica de este baile

y lo que sucede en las personas cuando se introducen

en el mundo de este baile.

-El swing es una música que engloba

diferentes maneras de interpretarla.

Entonces, hay muchos bailes asociados,

uno de ellos es el lindy hop; es un baile social.

Eso hace que al bailar con otra persona,

de repente conozcas, no por medio visuales y verbales,

sino de contacto, de escucha, de oído, de espera.

Son tiempos y cosas que ocurren y que no te lo esperas.

Es espontáneo, improvisado, es un baile de improvisación.

(Música)

Se me da bien dibujar, etcétera, pero bueno,

no sentía tampoco una pasión extrema.

Me gusta muchísimo y lo aprecio, pero no era lo que me llenase la vida.

Descubrí el swing, el baile, porque vi un vídeo en Youtube

de una película que se llama "Hellzapoppin",

que es una película de los años 30, en la que aparece

un grupo de bailarines que se llama "Whitey's",

que el coreógrafo del grupo de bailarines es Frankie Manning

que es como, digamos, el embajador del lindy hop

y un hombre que estuvo bailando hasta los 90 años,

hasta que se murió.

Era una maravilla de hombre, de bailarín, de todo.

Empecé a bailar y decidí dedicarme a ello más adelante.

(Música)

La colección de bolsillo Clásicos Penguin

incluye las obras completas de Sir Arthur Conan Doyle,

entre ellas, esta primera colección con todos sus relatos

en traducción memorable de Esther Tusquets.

La edición incluye dos libros,

"Las aventuras de Sherlock Holmes" y "Las memorias de Sherlock Holmes".

El segundo tomo añade el regreso de Sherlock Holmes,

su último saludo y el archivo de Sherlock Holmes.

Por alguna razón, la lecturas de estas

a un tiempo inverosímiles y también lógicas aventuras

sigue fascinando a quien se acerca a leerlas.

Ejercen un magnetismo especial prácticamente sobre cualquier lector

que se pregunta continuamente por lo que está pasando,

por lo que está pensando el protagonista

en el curso de su investigación, sin intentar competir con él.

No son pasatiempos ni crucigramas

en los que el lector compite con el autor

como en las novelas de Agatha Christie.

Son verdaderos laberintos construidos

sobre una base muy sólida, el método científico.

Recuerden "Relatos de Sir Arthur Conan Doyle",

en traducción maravillosa de Esther Tusquets,

publicados por la editorial Penguin, en su colección Clásicos.

El argentino de nacionalidad inglesa Martin Copertari

tuvo dos grandes pasiones: el collage y la alta literatura.

Él mismo escribió poesía en inglés.

Su amor por la literatura queda patente en su obra visual.

Sus collages tienen una gran capacidad

para sacudir la modorra, alterar pulsos e imaginaciones

y sugerir mil y una historias; "Boek visual".

(Música)

Martin Copertari estudió Cine en Londres

y participó en varios rodajes en los años 90.

En Londres, fue asistente personal

de la escritora británica Doris Lessing

con la que mantuvo una gran amistad.

La escritora ha sido una importante influencia

en su crecimiento intelectual.

(Música)

Martin ha mantenido una estrecha amistad

con intelectuales y artistas, tanto plásticos, músicos y actores.

Todas estas influencias externas las ha canalizado

en la creación de sus obras.

Como su gran pasión ha sido siempre la literatura,

consigue mantener un carácter narrativo

en cada una de sus piezas, donde vemos reflejada

una fuerte influencia literaria.

(Música)

El secreto de la fascinación que despiertan sus collages

reside en parte en su capacidad para unificar la imagen.

A través de la perfección técnica y el ingenio conceptual

activa en nuestras mentes múltiples resortes,

retándonos a mirar lo que se esconde detrás de cada imagen,

para leer entre líneas, a descodificar mensajes cifrados.

(Música)

En el universo surreal de Martin prima un lirismo peculiar

y un tono hilarante que suaviza los embates de la crítica social.

Con extrema laboriosidad, concede una pátina vintage

a poemas visuales sobre la naturaleza inequívoca de todo sentimiento,

sobre la competitividad psíquica,

que revela los caracteres metamórficos,

la contradictoria esencia que anida en el interior de cada ser.

(Música)

Nos queda el tiempo justo para ponerle música

a este último programa de la semana de "La aventura del saber".

Hoy la propuesta llega de una banda que se llama A Cámara Lenta.

Su primer disco es este; se llama "Bendita locura"

y es resultado de la pasión y el trabajo

de David, Miguel, Isaac, Ferler y Kiko.

Hola, qué tal. Muy buenas, ¿qué tal, María?

David, empieza por contarnos por qué se os ocurrió

llamar a vuestro grupo A Cámara Lenta.

Nos llamamos A Cámara Lenta de una forma muy sencilla.

Estábamos tocando todos juntos

y dijimos que íbamos a ir poco a poco, a cámara lenta.

En realidad, a cámara lenta poco, porque ha ido todo demasiado rápido.

Hace 2,5 años que nos juntamos como banda

y hoy estamos aquí contigo, así que demasiado rápido todo.

¿Cómo fueron esos inicios?

Creo que los primeros en conocerse fuisteis vosotros, precisamente.

Con Miguel nos conocemos de toda la vida,

pero hace un par de años coincidimos con David por un amigo en común.

Yo tengo un pequeño estudio en casa, apareció con una idea,

decidimos grabarla y ahí empezó el proyecto.

¿El proyecto tenía que sonar así? Sobre todo música muy pegadiza.

Pegáis muchos ritmos distintos, pero si hubiera que buscar

un denominador común, ¿sería ese?

En realidad somos contadores de historias cotidianas,

que nos encanta ponerle melodía,

y la gente, que todo lo que te sucede en tu día a día

sea amor, desamor o algún momento crudo

que te está pasando en la vida ponerle música

para que la gente lo lleve de la mejor forma.

Mucho amor, mucho desamor, Isaac, ¿te parece que hay en este disco?

Sí, yo creo que es más cosa de David. Te ha tocado.

Me ha tocado, me ha tocado. En realidad, es eso.

Al final son historias que te van sucediendo en tu día a día

y quieres plasmarlas. Siempre decimos lo mismo.

Somos personas que nos cuesta a veces decir a los ojos,

teniendo una conversación, y nos resulta bastante fácil

escribirla y transmitirla por medio de música.

Aprovechamos eso que tenemos para hacerlo así.

Comentabais antes que las cosas os han ido muy deprisa.

Cuéntame, Isaac, esta imagen que aparece aquí,

en vuestro disco.

Tenemos que agradecer a Abel Barandela,

un amigo de Galicia, que pinta con vino.

Cuando estuvimos ahí el verano pasado,

nos quiso regalar de esta manera este cuadro,

que a él le representa lo que es a cámara lenta

en esta fórmula que representa aquí.

Fue un regalo que quisimos que estuviera.

Parecía importante agradecerle aquí también.

Y una cosa que decís en los agradecimientos de este disco

me ha llamado la atención que dedicáis un espacio

a agradecerle a todas las personas que os animaban

a no seguir por este camino.

¿Mucha gente os decía que esto de la música no era para vosotros?

No que no fuera para nosotros, pero te encuentras mucha gente

que te dice por qué no te dedicas a otra cosa.

Justo cuando estás empezando es un mundo complicado,

todo el mundo son muy tiburones y están buscando la forma de salir.

Entonces, siempre te animan a que busques otro camino.

Entonces, queríamos dedicar un espacio

a toda esa gente que no creyó en nosotros en un principio

y decirles que tan mal no lo hemos hecho,

porque hoy estamos ahí. Demostrar que se puede.

Un beso a todos ellos, que al menos nos han empujado a continuar.

Presentamos el tema que habéis elegido, este "Mil disculpas".

¿Por qué es especial para vosotros?

Es el tema que nos dio a conocer a raíz de un vídeo viral

de una parejas que se reencontraban y tuvimos,

pudimos grabar la canción y a través de ahí...

Miles de visitas ha tenido. Vamos por 900, casi un millón.

Son cosas que van vértigo, ¿no? Sí.

Bueno, el próximo concierto, vamos a ver un pequeño aperitivillo,

pero dónde podemos veros.

Lo más cercano el 4 de junio estamos tocando en Barcelona,

en una localidad que se llama Mataró, en una ciudad,

y a partir de ahí, pueden encontrarnos

en nuestra página web, en nuestras redes sociales.

Pueden adivinar donde vamos a estar tocando

porque este verano se presenta bonito.

Vais a estar ocupados. Afortunadamente, sí.

Gracias por visitar "La aventura del saber".

Un placer estar aquí.

Por acompañarnos y vamos a ellos.

Con la música de A Cámara Lenta nos despedimos por hoy.

El lunes volvemos para hablarles de ciencia, humor y youtubers,

pero qué mejor que cerrar la semana con música en directo.

Que disfruten del sonido de esta banda,

que amenaza con seguir dando guerra mucho más tiempo.

Perdón si vuelvo a molestar después de tanto tiempo

después de tanto tiempo sin hablar ahora vuelvo con esta

no es mi intención molestar lo que digo es cierto.

Encontramos un lugar para guardar los sentimientos

después del tremendo huracán que arrasó con lo nuestro

yo me alejé sin más y apagué el incendio.

Fuimos ni tú ni yo quizás no era nuestro momento

después del tremendo huracán

te vuelves hielo

y nos arrastró a polos opuestos.

Naaa ha

te juro que lo siento lo siento

naa haa lo que digo es cierto.

Sé que estuvo mal y no fue digno mi comportamiento

lo único que puedo hacer es pedir perdón y lo siento

no quiero mirar atrás, pero lo hago es cierto.

Habrá que admitir que fuimos dos y uno terminó perdiendo

que el mar termino por erosionar todos los recuerdos

Si lo hice mal, juro que lo siento.

No fuimos ni tu ni yo quizás no era nuestro momento

después del tremendo huracán

te vuelves hielo

y nos arrastró a polos opuestos.

Naaaa te juro

que lo siento lo siento

naaaa lo que digo

es cierto es cierto

Naaa naa

te juro que lo siento.

Na naaa na

naaa naa yeeeii eee.

Na naaa na

naaa naa yeeeii eee.

Na naaa na

naaa naa yeeeii eee.

Na naaaa,

te juro que lo siento.

  • La aventura del saber - 02/06/16

La aventura del saber - 02/06/16

02 jun 2016

Emitiremos los reportajes "Exposición de Bernardí Roig" y "Boek Visual: Martín Copertari". Además, entrevistaremos al historiador Felipe Fernández-Armesto y a la periodista y escritora Mari Pau Domínguez.

ver más sobre "La aventura del saber - 02/06/16" ver menos sobre "La aventura del saber - 02/06/16"
Programas completos (1430)
Clips

Los últimos 4.292 programas de La aventura del Saber

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios