www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
4861526
Para todos los públicos La 2 Noticias - 27/11/18 - ver ahora
Transcripción completa

La nación rural y periférica alzada contra el centralismo

de las élites urbanas.

Está pasando en Francia y la revuelta tiene color amarillo.

Esto es La 2 Noticias.

Comenzamos

La chispa la puso una nueva tasa ecológica

que encarece los carburantes.

El combustible: el hartazgo de la clase media y baja en Francia.

Y el resultado:

dos semanas de protestas, carreteras y refinerías cortadas

y un nuevo dolor de cabeza para Emmanuel Macron,

que pierde popularidad a chorros.

¿Quiénes son estos "chalecos amarillos"?

No pertenecen a sindicatos, ni están organizados, ni tienen portavoces.

Son esos franceses que hacen kilómetros cada día

para llegar a su fábrica o a su universidad

y han visto cómo, con la crisis, la capital es cada vez más "capital",

y la periferia se queda cada día más lejos.

Hola, qué tal, buenas tardes.

En España, protestas como las de Francia estarían

expuestas a la aplicación de la Ley de Seguridad Ciudadana,

conocida como "ley mordaza".

Precisamente hoy

la ponencia parlamentaria que estudia su reforma

se ha reunido para que los grupos decidan en qué términos cambian

la polémica ley.

Si el 15M hubiese tenido lugar hoy y no hace siete años,

la actual ley de Seguridad Ciudadana hubiese multado hasta al oso

de la Puerta del Sol.

Desde que la apodada como

'ley mordaza'

fue aprobada por el PP con su mayoría absoluta en 2015

ha llevado un ritmo acelerado:

80 sanciones diarias, según Amnistía Internacional.

Tres años en los que muchas ONGs se han lanzado en contra

de esta normativa por considerar

que se aleja de los estándares de los derechos humanos.

No es una ley que garantiza los derechos fundamentales

y la libertad de las personas

y buscamos que sea una ley garantista.

Siempre hemos estado en contra de las leyes mordazas,

las hemos sufrido en nuestras carnes y en nuestro bolsillos.

Quizás porque desde que comenzó a aplicarse ha recaudado

casi 270 millones de euros en multas.

Hoy, el Gobierno y el resto de partidos políticos celebra

un cónclave en el Congreso de los Diputados

para revisar esta ley.

Mientras, en la calle se pintan la cara para pedir que esta revisión

no quede en un simple maquillaje.

No queremos un parche, queremos que se revise,

queremos que se derogue

y que se cree una ley que defienda la libertad de expresión

tanto en medios como individualmente.

La ley castiga sobre todo

enfrentarse a la autoridad en manifestaciones,

que además ya no pueden ser espontáneas.

Eso ha criminalizado casi todas las acciones de las ONGs.

Bajo la lupa:

algunos de sus artículos más polémicos.

Llámase el tema de las devoluciones en caliente,

llámese el tema de presunción de veracidad de la gente

frente a la persona sancionada no respetando el derecho de defensa,

o llámase más de las 40.000 multas

que hubieron en los últimos tres años con respecto

a la falta de respeto a la autoridad.

La última de estas multas le llegó ayer al reportero Juan CarlosMohr.

2000 euros por, según él, por desobedecer las ordenes

de agentes de seguridad en la manifestación del año pasado

en Madrid en contra de los registros de la Guardia Civil

en Barcelona.

En sus tres años de vida

la ley de Seguridad Ciudadana ha tenido pocos defensores.

El Consejo de Europa la llegó a calificar

como "arbitraria y desproporcionada".

Hoy, comienza una larga fase de enmiendas que determinarán

quiénes deben ser los protegidos.

Es un fenómeno universal.

Si algo hermana a las triunfadoras de Wall Street

con las costureras de Bangladesh es la brecha salarial de género.

No hay una mujer a salvo.

Lo confirma la Organización Mundial del Trabajo en su informe anual

y cifra en un 20 por ciento esa diferencia entre unos y otras.

El porcentaje es aún mayor en los puestos más altos

de los países ricos y, paradojas del sistema,

crece también la diferencia en los países pobres

pero, esta vez, entre los peor pagados.

Por si fuera poco la maternidad también penaliza

pero no la paternidad, que supone un plus.

La brecha salarial de género aumenta cuando las mujeres tienen hijos.

Y en cambio, para los hombres, es justo lo contrario

porque parece haber una recompensa salarial por paternidad, es decir,

los hombres con hijos tienden a ganar más que aquellos sin hijos.

Y está también constatado que si en la plantilla de una empresa

predominan las mujeres

los sueldos serán más bajos que si hay más hombres.

Más allá del género,

el horizonte salarial del mundo no apunta a cambios optimistas.

Estamos viendo una continua trayectoria

de crecimiento muy lento de los salarios.

Estamos preocupados y nos gustaría ver cómo

se incrementa el poder adquisitivo de los trabajadores

pero esto va en la dirección contraria.

Se habla de estancamiento

porque nadie se atreve a hablar de retroceso,

pero el crecimiento real del salario en el mundo fue del 1.8 por ciento

el año pasado frente al 2.4 de 2016,

algo muy alejado de los niveles anteriores a 2008,

cuando comenzó la crisis.

En el caso de España, trabajamos cada vez más por menos dinero,

los sueldos bajan mientras sube la productividad,

y cae el desempleo hasta algo más del 15 por ciento.

Según la OIT es el momento de subir los salarios.

Lo que la agenda marca ahora es la recuperación social

y eso empieza por la recuperación de los salarios.

Hoy el presidente de la CEOE ha apoyado ese salario mínimo prometido

de mil euros en 14 pagas para 2020.

La venta de 10.000 acciones de Abengoa le va a costar

al Ministro de Asuntos Exteriores, Josep Borrell,

una multa de 30.000 euros.

La sanción impuesta

por la Comisión Nacional del Mercado de Valores corresponde

a una infracción muy grave y se ha publicado hoy en el BOE.

Borrell vendió sus acciones de Abengoa

por un importe de 9.000 euros,

solo un día antes de que cayeran en Bolsa.

En el momento de la venta, en noviembre de 2015,

Borrell aún era consejero de la compañia

y tenía información privilegiada que no había sido publicada.

El ministro ya anunció en Octubre que no iba a recurrir la multa

y que esta sanción no compromete su labor en el ejecutivo.

El gobierno ha dicho que le respalda,

mientras la oposición pide que dimita.

Empezó como una protesta contra la subida de los carburantes

y se ha convertido en un grito de malestar

de los franceses de provincia contra las élites de la capital.

Los llamados "chalecos amarillos"

llevan dos semanas de revueltas por toda Francia.

Hoy el presidente Macron ha tratado de aplacar las protestas

ofreciendo diálogo y diciendo que atenuará la subida.

Las intenciones sobre el papel eran buenas:

reducir las emisiones de CO2,

y hacer el cambio a las energías limpias.

Para eso debía servir la "tasa al diésel" de Macron,

una subida de impuestos a los carburantes

con una tasa ecológica.

Los transportistas fueron los primeros en echársele encima.

Así empezó, hace 2 semanas la protesta de los "gilet jaunes",

los chalecos amarillos.

Los manifestantes que, a miles están llenando las calles

y carreteras de Francia.

Ya no es solo cosa de camioneros y taxistas.

Se ha movilizado prácticamente toda la clase media trabajadora.

Franceses que viven en el extrarradio de las grandes ciudades,

sin apenas transporte público,

y que dependen del coche para ir a trabajar.

De ahí el chaleco amarillo, obligatorio

porque están obligados a ponerse al volante cada día.

La subida del diésel, dicen, es demasiado para ellos.

"No es solo por la gasolina, es por los impuestos en general".

Los franceses están hartos de tanta tasa.

De toda la UE, es el país donde los impuestos se comen más salario:

casi un 58% de la nómina

y no ven que se refleje en los servicios públicos.

Por eso,

la mayoría apoya el movimiento de los chalecos amarillos.

"Estoy muy decepcionado con Macron.

Yo le voté y le creí, pero me arrepiento.

Si lo llego a saber, no le habría votado".

La protesta -sin lideres, ni partidos, ni sindicatos-

le ha estallado en la cara a Macron.

Con disturbios violentos en pleno centro de París.

Ya hay 2 muertos y cientos de detenidos.

Y una indignación que aumenta día a día.

"Yo gano 1400 euros.

Y cuando ves que la señora Macron se gasta

500.000 euros en una vajilla, pues te cabreas mucho".

Pero Macron no cede.

Hoy se reafirmaba en su plan ecológico.

Mantiene la tasa al diésel, aunque dice

que la adaptará a la subida de los precios del petróleo.

Hace año y medio que llegó al Elíseo

y su índice de aprobación está bajo mínimos.

El 73 % de los franceses cree que Macron es "injusto e ineficaz".

Es más impopular ya que Hollande, y ya es decir.

Este sábado París volverá a llenarse de chalecos amarillos,

en otra gran manifestación.

Dejarán claro que la era Macron es la era del descontento.

Rusia y Ucrania siguen cruzando versiones opuestas

sobre lo que pasó el domingo en el mar de Azov.

Los militares ucranianos detenidos

han confesado hoy a la televisión rusa

que sí violaron las aguas que controla Moscú,

con intención de provocar una crisis.

Ucrania lo niega y dice que han hablado coaccionados.

La mitad de los detenidos van a juicio hoy,

ante un tribunal de Crimea, y el resto durante la semana.

Mientras, en Ucrania la población se prepara para el estado de guerra

que declaró ayer su parlamento, y que durará 30 días

para que no afecte a la próxima campaña electoral.

Kiev no había adoptado la ley marcial

ni siquiera durante las sublevaciones pro-rusas

ni cuando Rusia se anexionó Crimea, en 2014.

Hay guerras que duran tantos años, que ya ni se habla de ellas,

hemos preferido olvidarlas.

En ese saco está Afganistán,

un país que enlaza un conflicto con otro desde hace más de 40años.

y en cada una de esas guerras,

siempre la injerencia de alguna gran potencia.

Hoy la ONU vuelve a celebrar una conferencia internacional

para hablar de la paz en Afganistán,

y de nuevo, nadie espera mucho de esta cumbre.

Afganistán cumple 40 años de conflicto:

más de 10 años de invasión soviética, dos de guerra civil,

siete bajo la Sharia de los talibanes

y otro tantos de ocupación de Estados Unidos y la OTAN.

40 años que han hecho de Afganistán un país atrasado,

el más pobre y analfabeto de Asia.

Pero la paz parece estar lejos.

Pero la paz parece estar lejos.

El avance de los talibanes no para.

Desde que Estados Unidos y la OTAN

dieron por finalizada su lucha contra ellos en 2015,

han aumentado el control sobre el terreno un 20%.

Los talibanes controlan de facto el 43% del territorio.

Estados Unidos se gasto 700.000 millones de euros

en la guerra de Afganistán.

Los afganos dependen de Occidente para casi todo:

desde organizar unas elecciones hasta pagar a sus funcionarios.

Y ahora la población empieza a dudar.

Entre los afganos

empieza a extenderse la idea de que el caos de Afganistán

justifica la presencia permanente de Estados Unidos en la zona

que, de esa forma, controla de cerca a potencias clave

como Rusia, China o Irán.

Además, la falta de agua está agudizando la crisis.

En este campamento al oeste del país se hacinan 230.000 refugiados.

Huyen de los talibanes y de la peor sequía en décadas.

El Gobierno afgano ya ha anunciado la creación de una delegación

para negociar la paz directamente con los talibanes.

Ahora la pelota está en el tejado del presidente Donald Trump.

La conversación con los talibanes pasa porque Estados Unidos

salga del terreno militar y entre en el diplomático.

24 horas de misa, todos los días.

Lo de esta Iglesia de la Haya, en Holanda,

no es fervor religioso.

Sólo tratan de evitar la deportación de una familia.

Se han refugiado en el templo porque el padre,

activista político, estaba amenazado de muerte

y tuvo que huir de Armenia.

Pero les han denegado el asilo.

La hija pidió ayuda en redes sociales

y al pastor de esta iglesia se le ocurrió la idea.

Los feligreses llevan 700 horas seguidas de servicio religioso

porque, según la ley holandesa,

las autoridades no pueden entrar en una parroquia durante la misa.

Pastores voluntarios de todo el país hacen turnos,

los fieles llevan comida.

Y piensan seguir

hasta que el Ministro de Migración holandés retire

la orden de deportación.

Esta semana han empezado en Mallorca

las tareas de exhumación de una fosa de la Guerra Civil.

Buscan a un alcalde republicano torturado y asesinado

en la localidad de Santa María.

Aquí le sitúan testimonios porque no existe documento oficial.

Los trabajos, que durarán una semana,

los impulsa el propio gobierno balear.

Lleva una docena de fosas abiertas y más de 60 cuerpos localizados.

Se calcula que en el archipiélago hubo más de 2.200 represaliados.

Los niños fueron testigos de la guerra civil española

y los bombardeos.

Jugaban entre los escombros y con lápices y colores

retrataron el horror de la contienda

Los dibujos en esta sala caen del cielo como las bombas

abriendo pequeñas heridas en la conciencia.

-Estos dibujos son lápices contra las bombas,

es una denuncia a la guerra, pero también es un grito

a que paren esos pájaros de hierro y que escupían fuego

y que tiraban bombas, que paren de pasar.

Pintaron bombardeos aéreos, tanques, solados.

Imaginaron la lucha en el frente

y recrearon las escenas de evacuación con su familia.

Y las colas para comprar con la cartilla de racionamiento

bajo la mirada de los milicianos.

Uno de los niños que vivió los bombardeos fue Joan Guinovart,

Tenía nueve años y tuvo que huir con su familia.

Lo que vivió le marcó tanto que dedicó buena parte de su obra

a denunciar la barbarie, como hace en esta pieza

que es un homenaje al Guernica de Pablo Picasso.

Detrás, en el bastidor,

anotó todos los conflictos del siglo XX.

Usó lápices y goma

cómo metáfora de lo rápido que borramos del cerebro

las guerras que nos quedan lejos.

Guerras y barbaries, que la muestra recuerda:

son el patio en el que juegan millones de niños.

Tiene 382 años, y todo ese tiempo lleva ahí plantado, creciendo

y viendo cómo nacen y crecen, y llegan y se marchan

los vecinos de Navajas, en Castellón.

Hoy este olmo centenario en medio del pueblo

se ha convertido en el árbol del año de España,

por una votación popular.

Lo plantó un tal Roque Pastor en el año 1636,

y desde entonces ha crecido hasta alcanzar los 19 metros

y su sombra cobija todo alrededor.

¿Qué no habrá visto y escuchado el olmo de Navajas?

En el pueblo consideran una joya patrimonial.

Ahora el olmo pasará a competir

con los árboles más bonitos de Europa para hacerse con el título,

un concurso que surgió en la República Checa,

y que cada año nos invita a descubrir la majestuosidad

de los árboles que nos rodean, y en los que apenas nos fijamos.

Primer hospital para elefantes en India.

El amor no entiende de género

y esta regla podría también cumplirse en los animales.

El ejemplo de ello son esta pareja de pingüinos en Australia.

Se llaman Sphen y Magic.

Los dos son machos

y no tienen ojos para otros pingüinos,

nunca han querido aparearse,

pero sí querían ser papás a toda costa.

Crearon su nido

y los cuidadores pensaron que sería buena idea darles un huevo

que otras parejas hubiesen rechazado,

y así ha sido.

Ahora Sphen y Magic o como les han apodado Spengic,

han tenido su bebé.

Lo mismo ha pasado

con estos dos machos del Zoo de Dinamarca

querían tanto ser padres

que en un descuido de otros pingüinos,

tomaron prestada a una cría y la hicieron suya.

Después de pillarlos in fraganti,

devolvieron la cría a sus padres biológicos

y les dieron su propio huevo.

No son casos aislados,

la pareja más duradera y famosa se encuentra en Alemania.

Son Dotty y Zee y ya van por 12 años juntos,

al parecer viven en la capital gay de los pingüinos Bremerhaven.

El lugar donde hay más parejas gays de estos animales.

La homosexualidad es más común en las aves,

por ejemplo en el caso de los albatros de Laysan,

que anidan en Hawái.

El 31% de las parejas de la isla de Oahu

está formada por dos hembras.

Ellas escogen a otra hembra como compañera de vida

y con los machos sólo procrean.

En el caso de los escarabajos tenebrios tiene una razón evolutiva,

si los machos se montan entre sí y luego copulan con una hembra,

pueden llegar a transferir el esperma de los dos.

En otros casos como las hembras de los macacos japoneses

emplean mayor variedad de posiciones y movimientos sexuales entre ellas

que con los machos.

Y si ya les preguntan a los machos de las ovejas,

hasta un 8% de ellos prefiere a otro macho

que a una hembra fértil.

Según el biólogo canadiense Bruce Bagemihl,

existen alrededor de 450 especies que tienen relaciones homosexuales.

Un spray de pintura tiene otra dimensión cuando está en manos

de Mon Devane,

uno de los artistas urbanos más alabados.

Sus dibujos plasmados sobre cemento o ladrillo son

tan realistas que parecen cobrar vida.

Este ourensano ha trascendido del clásico "grafitti"

hacia un estilo figurativo muy característico,

que le ha hecho famoso en toda Galicia y fuera de ella.

Este retrato de Morris

caracterizado como Manuel Charlín en la serie Fariña

se convertía en un fenómeno viral en Galicia

a las pocas horas de que el autor terminara el trabajo.

Está plasmado en una pared de Vigo.

Es el homenaje del artista a un actor gallego

al que admira desde niño.

Lo hizo en ocho horas a partir de una fotografía.

-Era una buena pared, un buen tamaño una buena fotografía

y todo era propicio a que saliera un buen trabajo

estoy muy contento con el nivel de acabado que conseguí.

Gracias a la repercusión que ha tenido el retrato de Morris

en las redes sociales

ahora su obra es mucho más conocida.

En Ourense, su ciudad natal,

pueden verse sus murales más recientes,

como este retrato del contrabajista de jazz Ron Carter

o los que hizo para humanizar el hospital materno infantil.

Y también los trabajos con los que se inició en el realismo,

como los que decoran los muros de una urbanización

y del Pabellón de los Deportes municipal.

Para conseguir su estilo actual ha necesitado años de experimentación

con los colores y las técnicas.

-El spray es una técnica que al principio es muy difícil

porque tienes que aprender a pintar plano, a pintar degradando,

a hacer distintas cosas técnicas

pero cuando lo controlas es súper versátil,

puedes hacer muchos efectos con el spray.

Su estilo es inconfundible

por la gama de tonos turquesa que usa,

a medio camino entre el verde y el azul,

y por su destreza para captar y reproducir las miradas.

-Casi siempre empiezo las obras por los ojos

y cuando hago los ojos y veo que tiene una buena mirada,

que se parecen a la persona que es solo en los ojos ya

el resto de elementos ya va fluyendo alrededor de los ojos.

La falta de espacios para pintar grandes murales en Galicia

le está obligando a trabajar fuera cada vez más.

Los clientes son los que eligen los temas,

pero siempre que pueda intentará reproducir

costumbres y tradiciones de la cultura

y la gastronomía gallegas,

como ya hizo en Vigo con la serie dedicada

a las tazas de vino.

Será su manera de exportar Galicia.

El cine más trasgesor e inquieto y esas obras audiovisuales

que, a pesar del reconocimiento de la crítica,

tienen problemas de distribución

porque no encajan en las normas convencionales,

vuelven a encontrar su espacio en el Festival Márgenes,

que desde hace una semana y hasta el viernes se celebra

en varios escenarios de Madrid:

el Matadero, el cine Doré y la Casa Encendida.

Seminarios, cortos dirigidos por millenials,

nuevas narrativas audiovisuales

y películas iberoamericanas de referencia

por su audacia e independencia pasan por este festival,

que este año está dedicado

a Guy Debord y su sociedad del espectáculo.

El viernes a las 20.30 aquí en la 2, no os perdáis

"Días de Cine",

que os contará todo lo que se cuece en el Festival Márgenes.

Gordafarí es un apodo de heroína y no lo podía haber elegidomejor.

Hace una década, esta mujer iraní rescató una tradición oralpersa

de 1.000 años de antigüedad que está cayendo en el olvido;

el Naqolí.

Un tipo de narración escénica

que busca atraer al público con historias del pasado

a través de narradores.

Es un arte prohibido a las mujeres.

El cineasta Hadi Afarideh, ha llevado a la gran pantalla

su historia plagada de obstáculos.

El documental se exhibió en diferentes festivales de Irán

hasta que el gobierno lo censuró.

Afarideh encontró otra vía, consiguió que lo emitiera la BBC,

y que se hablara de un tema tabú en Irán.

Gordafari se convirtió en un referente para las mujeres.

Algo que no gustó al gobierno:

Afarideh estuvo dos meses en la cárcel.

Después de 40 años de régimen islámico en Irán,

este cineasta se ha topado con la censura

y las trabas del gobierno durante toda su carrera, aunque dice

que la situación ha mejorado en los últimos 10 años.

Afarideh nunca tiró la toalla, el género documental, para él,

es un arma con la que puede representar

esas historias prohibidas sin filtros y a su manera.

Y nos vamos danzando,

con la edición 32 del Certamen Coreográfico de Madrid

que empieza mañana en el Centro Cultural Conde Duque.

Premios nacionales de coreografía o danza

dieron sus primeros pasos aquí, en este certamen

que durante 5 días nos permite descubrir

el talento emergente de la danza contemporánea

con actuaciones y talleres.

La novedad de este año es una escenificación

de la diversidad de identidades de género y el activismo.

Además un jurado internacional elegirá a 12 coreógrafos

que podrían ser las próximas promesas de la danza.

Nosotros os prometemos que mañana volvemos.

Mientras, los amantes de la literatura

podéis ver Página Dos que empieza ahora en La 2

o seguir buscando noticias interesantes del día

en el Canal 24 horas.

No os olvidéis de leer y reflexionad. Adiós.

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • La 2 Noticias - 27/11/18

La 2 Noticias - 27/11/18

27 nov 2018

Programa informativo diario emitido por La 2 con contenidos alternativos al resto de los informativos de la cadena.

ver más sobre "La 2 Noticias - 27/11/18" ver menos sobre "La 2 Noticias - 27/11/18"
Programas completos (2638)

Los últimos 4.135 programas de La 2 Noticias

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

El administrador de la página ha decidido no mostrar los comentarios de este contenido en cumplimiento de las Normas de participación

comentarios.nopermitidos