Jugando con las estrellas La 1

Jugando con las estrellas

Sábado a las 22.05 horas

www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.9.0/js
3948615
Para todos los públicos Jugando con las estrellas - 18/03/17 - ver ahora
Transcripción completa

Mi abuelo es un tipo que hace comedia, pero es muy serio.

A mi abuelo le gustan los animales.

Tiene dos perros en casa,

más grandes que el mío, que es este, Bowie.

Esta noche mi abuelo no sabe la que se avecina.

-Nuestro padre es roquero, como nosotros.

# Vamos andando por el bosque... #

A mi padre le gusta mucho el jamón, como este.

Mi padre monta el show allá donde va.

Siempre se está cachondeando con la gente.

Mi madre ha sido Miss España, pero nunca le ha importado.

Antes de que yo naciese, mi madre ya era modelo.

A mi madre le encanta ser la reina de la fiesta

y también le encanta bailar y cantar.

(Aplausos)

¿Cómo estáis?

¡Bienvenidos a "Jugando con las estrellas"!

Evidentemente tengo que deciros

que tener hijos es algo estupendo, ya lo sabéis.

Es una de las mejores cosas que pueden ocurrirte en la vida

y hay momentos en los que te dicen:

"De tal palo, tal astilla", y tú haces así...,

te inflas como un globo de orgullo...

Pero ¿qué pasa cuando las pequeñas astillas

se te clavan..., o se convierten en un palo gordo

si vienes a un programa de televisión

llamado "Jugando con las estrellas"?

Tu pequeño no tiene pelos en la lengua

y lo cuenta absolutamente todo,

pero todo, todo.

Esto va a ocurrir esta noche, seguro.

Nuestros famosos invitados de hoy

se enfrentan a sus pequeños,

los únicos que saben más de ellos que Hacienda,

pero vienen aquí por una razón solidaria,

eso es importante, para ayudar a una ONG.

El ganador o ganadora

va a poder aportar 10 000 euros de premio para esa ONG.

Dicho esto...,

yo sé lo que queréis.

Queréis ver a los famosos en apuros, que los pongan rojos,

así que vamos con nuestro primer invitado.

Os quiero hablar de un actor muy conocido.

Tiene una voz que impone.

Se le puede reconocer como el Sr. Cuesta.

Es José Luis Gil ¡y su nieta Valeria!

Buenas noches,

¿Cómo estás? Encantado de verte.

A él lo conocéis, pero os quiero presentar...

Valeria, ¿cómo estás?

Muy bien. ¿Nerviosa?

No mucho. Se te ve tranquila.

Estás acostumbrada a la fama del abuelo.

Sí. ¿Tienes alguna anécdota,

alguna historia que contar?

Pues sí.

Hay una anécdota.

Una vez le tocó ser presidente de la comunidad.

No. Sí.

No... Sí.

En el edificio.

La escalera está hecha un asco y tenían que pintarla.

Ajá. Y cuando llegó el pintor...,

le abrió mi tía

y le preguntó si vivía aquí el presidente.

Y mi abuelo: "Sí, ahora voy".

Y cuando llegó, le vio

y se quedó ahí como...

en plan...

"¿Me están gastando una broma? ¿No?".

Y se quedó mirando la cámara oculta,

y mi abuelo ahí tan pancho...

y el otro ahí mirando

por todos lados... "Hola...". No se lo creía.

No se lo creía.

El presidente de la comunidad, claro. Bueno, José Luis,

vamos a jugar. Vamos a jugar.

Os sentáis...

(Aplausos)

Y ahora os quiero hablar... Bueno...

Ella a mí me encanta.

Es actriz, presentadora, hay una cosa que me gusta mucho:

cómo sonríe...,

esos dientes que tiene...

¡Un aplauso para Esther Arroyo y su hija Ainhoa!

¡Ven aquí, guapa!

¡Cómo me alegro de verte! ¡Hola a todos!

Bueno, vamos a ver. Ainhoa.

Me iba a poner así, pero con lo alta que es...

Ainhoa, vamos a ver.

Además os parecéis.

Acércate a tu madre. No te preocupes, que es tu madre.

¿Qué es lo que más te gusta hacer con ella?

Escuchar música.

¿De qué tipo? Rocanrol.

¿No eres de Justin Bieber ni...? No.

La tengo yo aleccionada. Por ejemplo,

artista...

De todo.

De todo.

Status Quo.

¿Y más heavy? Sí.

Eh... Nos gusta Metallica. Me gusta más a mí que a ella.

Va a ser una noche dura. Heavy.

Vamos a tomar asiento. ¡Vamos!

Vamos a seguir presentando...

Mira,

Ainhoa...

ha dicho que le gusta...

el rock.

Nuestro siguiente concursante... Él es cantante.

A mí me faltan palabras para definirlo,

porque es multi... No sé qué.

¡El Sevilla y su hijo Adrián!

¡Sevilla!

No vale hacerle así al niño para que salga.

Ya le...

Ya sabía que tenía que... Es que sois muy grandes.

Yo me iba a poner así pero sois muy grandes.

Adrián, para entrar en calor, por favor,

cuéntame algo que no sepamos de tu padre.

Mi padre está enganchado al Pokémon gracias a mí.

¿Tú también, Sevilla?

¡Buah! A un nivel...

A un nivel tremendo, vamos. Un auténtico experto.

Pero... ¿habéis venido cazando o...?

Eh... No.

Vale.

Hemos venido tres días antes

porque El Retiro es la meca de los pokémon.

Ah, el retiro es la meca.

Si nos ven con una gorra, con la mochila,

mirando el móvil, estoy cogiendo pokémon.

En tres días, más de 400. ¿Aquí hay alguno?

¿No habéis mirado?

No. Aquí hay que poner una pokeparada.

Oye, una cosa, Sevilla,

tanto "ji, ji, ja, ja" como eres tú,

pero hoy te enfrentas a tu hijo.

¿Tienes miedo de lo que pueda contar?

Bastante.

Miedo no, lo siguiente.

Vamos a ver, es un niño pero es...

Es como un miniyo, un Sevilla en pequeñito.

Le falta la falda.

Déjalo, que todavía le falta tiempo.

Vamos a jugar.

¡Un fuerte aplauso también!

¡Es hora de jugar!

Pero los pequeños tenéis que abandonar esta parte del plató.

Os hemos preparado una sala de juegos.

Yo me quedo con los mayores.

Oye, yo me quiero ir a jugar.

¿Quieres jugar? No vale, no vale. ¿No?

De momento te quedas y luego vemos.

Un aplauso para Ainhoa, Valeria, Adrián.

¡Sala de juegos! Vamos allá.

Vamos con la primera prueba de esta noche.

Le hemos preguntado...

a los pequeños por nuestros famosos.

Tenéis que adivinar, entre las cuatro opciones,

cuál ha sido su respuesta. ¿Cuatro?

Atención.

Cuatro opciones. ¿Tantas?

Una es auténtica.

Cada acierto supone un punto para vuestro marcador.

Vamos con la primera cuestión.

Atención...,

¿cuál es el peor hábito

de tu abuelo? Llena la casa de aparatos de gimnasia...

¿Cuál habrá escogido?

Compra demasiados libros y discos.

Come como un niño de cinco años.

Se limpia la nariz con una sábana.

¡Bueno!

Bueno, no quiero pensar qué ha dicho.

A ver, de las cuatro,

el porcentaje de probabilidades que sean reales...

Voy por descarte.

La última... Vamos, no.

La última no. No.

Esperemos que no. Quiero decir que ella no lo sabe.

Vale.

La tercera es imposible.

¿Y lo de los aparatos? Los aparatos...

A ver, a ver.

A ver, a ver. Yo os lo digo.

¡Mmm! A ver si vas a ser culturista.

¡No, no! Entonces, ¿con qué te quedas?

Que tenga aparatos no quiere decir que los use.

También es verdad. ¿Qué crees que ha respondido?

Yo creo que está entre la uno y la dos...

Me voy a quedar con la uno. Con la uno.

José Luis dice que ha respondido:

"Llena la casa de aparatos de gimnasia".

Vamos a verlo.

Puede ser.

Come estilo niño de cinco años.

Huevos fritos...

Gominolas,

chocolatinas, bollos...

Todo eso...

lo come, y no sabe cocinar.

La cosa más asquerosa que hace

es mezclar cerveza con Coca-Cola y beberla.

Muy bien.

A ver, un momento.

Sí, claro.

¿Cómo un hombre como tú come como un niño de cinco años?

Pues no comiendo...

No comiendo como una persona.

Quiero decir como una persona adulta.

Ya. Soy de poco comer.

Soy muy de tonterías, de... "esto me apetece"...

A mí me han contado que mezclas las golosinas

con el Cola-Cao y con una fabada.

Sí, es que... va de dulce o va de salado.

No tienen por qué haber pasado cinco horas.

Sí.

Soy muy anárquico. Todo se junta en el estómago.

Claro. El que no haya probado las golosinas

con el Cola-Cao y la fabada, se lo pierde.

Es muy natural, muy de día a día. Seguimos, turno de Esther.

¿De acuerdo? Atención a la pregunta.

¿Qué hace mamá que te dé vergüenza?

Se... en las comidas familiares...

Esther hace así, mueve la mano.

Intenta parecer guay, moderna...

Cuenta secretos de su hija.

Finge estar embarazada para que le cedan el asiento.

Son todas muy buenas.

Dime que la última no.

No, todo lo contrario.

Es más, es más,

viniendo en el tren había un señor

con muletas y una muleta... ¿Embarazado?

No, pero llevaba un cuadro...

Y me crucé cuatro vagones para ayudarle con las maletas...

Muy bien.

Llamé la atención a los del tren, dije: "Hombre,

que viene...".

Tu hija no lo vio porque es una de las opciones que hay.

Ella sabe que yo al revés, cedo el asiento siempre.

Venga.

¿Cuenta secretos de su hija?

Hombre, todos los padres contamos cosas.

Yo no sé si será esta, pero creo que no.

"Se emborracha", ya quisiera yo.

A mí me cuesta mucho emborracharme, no me gusta beber.

Siempre digo: "Me emborracho", y no puedo. O sea que...

¿Entonces?

Va a tener que ser que intento parecer moderna.

Ahora resulta que no lo soy.

Vamos a ver. Por descarte, vaya.

Lo que más vergüenza me da...

es que cuando mi madre se viste,

intenta vestirse moderna

pero en realidad se está poniendo ropa de los 80 ó 90,

y luego usa expresiones...

que son más antiguas,

que ya no se usan...

A ver.

Muy bien, un punto.

Yo...

Oye. Yo...

Yo soy una madre moderna, vamos a ver,

aquí con 48 años...

Escúchame,

eso es muy de los 80.

El mundo roquero. El mundo de los roqueros.

Es verdad. Vas de moderna y...

Mira, y hablando de moderno...

Me entran ganas ya de irnos.

Sevilla,

vamos contigo. Venga.

Venga. Con alegría.

¿Cuál es el tatuaje más curioso que tiene papá,

un tatuaje de su ex,

uno que pone Sevilla,

Wally, el de "¿Dónde está Wally?",

tiene tatuado un culo en el culo.

¿Un culo?

No sé cuál de las cuatro es la mejor.

Yo creo... Un culo en el culo no tengo tatuado.

Aunque parezca un tatuaje, de bonito que es, pero es el mío.

Y tengo... un tatuaje que pone "Made in Sevilla"

pero no creo que sea el que más le llama la atención.

Yo creo que es el de Wally, "¿Dónde está Wally?".

Vamos a verlo.

El tatuaje más curioso que tiene mi padre...

es Wally... saliendo de la raja del culo.

Y cuando estamos tristes,

pues se da la vuelta a la casa con el culo al aire...

y nos reímos.

Y nos alegramos.

Yo si queréis os lo enseño.

¿Se puede? ¡No, Sevilla!

¡Sevilla, no por favor!

Se puede ver con cierto respeto. Tú me dices dónde paro.

No es posible eso con cierto respeto.

Se ve un poco de la espalda. Bueno.

Mira, déjalo. Siéntate.

¡Bueno, sí, venga, vale!

Tú me dices cuándo paro.

Me dices cuándo paro. A ver, espera, espera.

Vamos a hacer una cosa.

Vamos a hacer una cosa:

el termómetro va a ser el público.

El público no, que te va a decir que lo enseñe.

Tú eres un tipo decente y correcto.

Cuando el público empiece a arañarse, paras.

Venga. ¿Te parece?

¡Ponme una cámara en el culo!

Atención, Sevilla:

"¿Dónde está Wally?".

¡Ya, ya!

¡Ay, qué gracia!

Llega hasta más abajo. ¡Qué gracia!

Qué dolor, ¿no?, cuando lo hicieron.

¿Y cómo hicieron lo de más abajo?

Ahí estuvieron un rato... ¿Te digo una cosa, Sevilla?

Pensé que iba a ser peor. No, hombre.

Te enseñado la cabeza, no los pies.

Seguimos jugando, ¿de acuerdo?

Vamos allá, José Luis.

¿Cuál es el mayor secreto de tu abuelo?

¡Anda!

Me deja acostarme tarde.

Toca música heavy con cara seria...

Le pide a la abuela que vaya a por el volante al médico.

O es "youtuber".

Ah, algunas son muy buenas.

Hay un par de ellas que...

Podrían ser dos.

Dos que pueden ser verdad.

La de "me deja acostarme tarde",

me parece a mí, ¿no? Los abuelos...

Esa puede ser muy verdad,

lo que pasa es que...

No sé si mantenerla en secreto

por los padres, que no lo saben.

Vale.

Lo estás diciendo.

Toca música heavy con cara seria, ya quisiera yo.

Tomar... Tengo guitarras y eso, pero...

Vale. Pero no.

No creo que me haya visto tocar música heavy con cara seria.

O sí, yo qué sé.

Por eso es un secreto.

Pero el tercero es muy bueno.

Soy tan vago, tan perro,

que cuando dicen: "Tienes que hacerte unos análisis", digo:

"No me viene bien ir al médico a por el volante".

Y siempre es mi mujer

la que se... Mandas a la parienta.

Y entonces este...

Y lo de "youtuber" no. No.

Nada, no me interesa nada ese mundo. Vale.

Entonces, ¿con qué te quedas? Y si me interesa,

es un secreto. Vale.

A pesar del secreto, ¿cuál crees...?

Puede ser la...

La tercera.

Le pide a la abuela que vaya a por el volante al médico.

Vamos a resolverlo.

Le gusta mucho tocar la guitarra.

No sabe tocar, pero tiene buen oído,

y toca más bien rock,

como Van Halen, AC/DC, Metallica.

Y no os lo imagináis tocando así.

Toca muy serio. No me ha visto.

No, pero...

Yo cuando...

De verdad que juro que lo hago cuando...

Me da una vergüenza tan grande...

Es una cosa que...

Como soy autodidacta... Son muchos años...

pero yo toco para mí.

Esto es mucha paja en la historia. ¿Qué va a ser paja?

¿Cómo...? No sé cuándo me ha visto.

¿Cómo cantas tú a lo Van Halen? No canto a lo Van Halen.

¿Tocas? Toco un poco...

¿Pero no cantas?

Y es de Van Halen... En principio es de Van Halen.

Lo que yo toque ya es otra cosa.

Bueno, vamos con Esther. Me sorprende mucho.

Es tu turno. Venga.

Atención a la pregunta. A ver.

¿Qué superpoder le gustaría tener a mamá?

Volar... Volar.

Convertir el agua en vino... Oye, ¿qué pasa?

Volvemos a lo mismo. Controlar el mar...

Afinar. ¡Huy!

Bueno.

¿Controlar el mar?

Bueno, es que yo soy muy acuática.

¿Qué crees que ha dicho?

Yo creo que controlar el mar. Vale.

Marcamos "controlar el mar" y lo vemos.

Si mi madre pudiera tener un superpoder sería controlar el mar.

¡Huy!

Para cuando quiere hacer pádel-surf,

quiere que haya más olas o que haya menos,

que el agua esté fría o que esté caliente.

¡Muy bien, un punto! Es verdad.

Es verdad, porque...

además nosotros en vacaciones... Yo siempre...

Siempre voy a un sitio donde podamos estar

y a mí me gusta el "snorkeling", el pádel, nadar...

Y siempre...

Y soy friolera.

Siempre ella, desde chiquitita, me lleva viendo esto de...

Enhorabuena. Me ha despistado a mí "afinar".

Controlar el mar.

Vamos, Sevilla, con el incontrolable Adrián.

Esta es la pregunta: "¿Cuál es su secreto de belleza...

más inconfesable?".

Espera, un momento.

Antes de... ¿Te lo digo ya?

Sí.

A ver, cuidado. Te lo digo ya.

¿Qué? Es que nada más que tengo uno.

Teñirme las barbas.

¿Teñirte las barbas? Es lo único que hago.

Pues fíjate que sin hablar con los niños,

estás descubriendo cosas de tu vida.

No me importa.

Está muy bien esto. Vamos a ver las opciones.

Se echa mucho desodorante en vez de ducharse.

Lleva siempre pantalones elásticos.

No se afeita nunca, por ahí podría ir.

Siempre lleva hechas las ingles brasileñas.

Yo las barbas no me las he teñido nunca.

Cuando me salgan canas, me las teñiré.

Sevilla, dime que no llevas las ingles brasileñas.

No.

No.

Las ingles brasileñas no las llevo.

Me he afeitado una vez en 14 años. No creo que haya dicho eso.

Pero sé por qué ha dicho que me echo desodorante en vez de ducharme.

¿Por qué?

Tenemos una cosa para darle coraje a la madre.

Cuando a lo mejor hemos llegado tarde...

Tarde... Ellos a las 10 de la noche están acostados.

Pueden ser las 9 de la noche, o 9:30...

y nos dice la madre:

"Tenéis que ducharos". Lo normal.

Y nos pegamos una duchita rápida que, con el bote de desodorante...

Lo habrá dicho por eso.

Excusitas. No, hombre.

No tengo yo problema con la higiene. Vamos a verlo, venga.

Hay días que a mi padre no le da tiempo a ducharse,

entonces se embadurna de desodorante.

Ya lo sabía. Lo sabía.

Hoy me he duchado.

¡Hoy me he duchado!

Yo tengo un olfato que no veas.

¡Ay!

Oye, no sé, vamos a salir de aquí...

escamondados, pero vamos...

Ay, ay. Lo de las barbas también es verdad.

En una ocasión recuerdo, en un programa,

que una maquilladora me dijo: "Échate rímel", y me lo eché.

Mira por dónde, ese día se pasó el rato tocándome las barbas.

Digo: "Verás tú... cómo vas a terminar".

Y terminó con la mano, imagina, negra.

Vamos a seguir jugando. José Luis.

Nada. Venga, ánimo.

¡Un aplauso de ánimo a José Luis!

¡Yo estoy animado!

Estoy animado. ¿Qué es...?

¿Qué es lo más curioso que hace tu abuelo en vacaciones?

Escuchar un transistor antiguo.

No salir del hotel...

Jugar a las películas.

"Balconing".

¡"Balconing", seguro!

Ya...

El "balconing", seguro, viendo tu trayectoria en el programa...

Como no quiero acertar...

"Balconing" no lo voy a decir.

Voy a fallar las tres, lo he decidido.

Vale. "Balconing" no, que es esa.

Eh...

No salir del hotel, es verdad.

Porque...

cuando vamos...

en familia... ¿Sí?

Ellos son de playa, de tal... Como tú.

Sí. Y de mar, y eso.

Y a mí el mar

me gusta verlo... Pero de lejos.

Sí, pero no me atrae. El sol lo odio.

Y luego además, últimamente se ha complicado mucho

lo de ir por sitios donde hay mucha gente.

Yo, cuando salgo, sé que...

si toca, toca, me hago fotos y encantado y...

Y si no me encuentro de humor, lo que hago es no salir.

Con lo que has dicho... Los hoteles están muy bien.

Tienen su piscina, dónde tumbarte, su rincón fresquito...

Sus balcones... Su "balconing"...

Están muy bien. Pero escúchame, José Luis:

entonces, con lo que dices... El transistor.

Tengo un transistor y cuando se estropea me compro otro igual.

Y es igual de grande... Ya los hacen pequeñitos... No.

Ese que tienes que coger... Los de los abuelos.

El bueno. Vamos a ver qué pasa.

Cuando va de vacaciones, no sale del hotel.

Aparte de que no le gustan los viajes...

También es verdad. No le gusta salir.

Prefiere descansar.

Se queda en el hotel.

En vez de estar pateándose todo, prefiere descansar.

O sea, eres como... ¿Y cómo descanso?

Escuchando un transistor antiguo.

La una lleva a la otra.

Mientras saltas de balcón en balcón. Saltando de...

habitación en habitación... ¡Sí!

Vamos con la siguiente pregunta para Esther.

Atención: ¿qué es lo más cutre que hace mamá?

¡Por Dios! Es imposible...

Se lleva las toallas de los hoteles.

Regala los regalos que le hacen.

Compra vestidos, se los pone y los devuelve.

Mete el dedo en las cabinas por si hay monedas.

¡Si ya no hay cabinas! Di que te tiñes las barbas.

Me tiño las barbas, también.

Está complicada.

Las toallas de los hoteles no me las llevo jamás.

¿Seguro? Seguro.

Habrá que verlo. De hecho...,

solo una vez me dio por llevarme...

Yo quería hacer una vajilla completa, pero toda...

mangada, pero de los hoteles.

Cuando veía una taza que me gustaba, me llevaba una.

De otro hotel, un plato.

Conseguí tener un jueguito...

que cada pieza era de un hotel diferente.

Pero esto ella no lo sabe.

Esas cosas no prescriben. Puedes tener que devolverla.

Me llevé un platito así...

La pobre come cada día en un plato diferente.

No, ya no. De eso hace años.

Entonces, lo de las toallas no. "Regala los regalos que le hacen"...

Hombre he regalado algún regalo que me han hecho

si no lo he usado nada, si había...

Y si no me han gustado.

El otro día doné unos zapatos, pero fue una donación.

Fue un regalo.

No estamos hablando de donación. Mírame a la cara.

No, de verdad que no. Esther,

regalo que te hacen

que va con el efecto bumerán a otra persona.

Eso no... Bueno... ¿No?

No. Vamos... Vale.

Yo no soy... Además, me da coraje.

Vale.

Compra vestidos, se los pone y los devuelve, jamás.

(CARRASPEA)

No.

Pero una cosa, Esther:

seguro que conoces, ¿a que sí?

Sí. ¿A que sí?

Sí, conozco. Tienes una amiga que...

Bueno, amiga no, pero... Conocida.

Lo he oído,

de gente que tal. Y el cuarto.

¡Si ya no hay cabinas!

No tengo ni idea. Entonces marcamos...

Lo estoy pensando...

De verdad, no es por ir de santa. Una.

Regala los regalos que le hacen. Regala los regalos que le hacen.

Marcamos.

Y vamos a descubrirlo.

Me he acordado.

A mi madre le regalé un perfume

y fingió que le gustaba aunque no le gustaba,

y cuando...

fue el cumpleaños de uno de sus amigos,

se libró del perfume y se lo regaló a él.

(RÍE)

¡Bueno, hombre, por Dios! Regalo bumerán.

Esther.

No. Sevilla.

Sevilla. Esto tiene su explicación.

Vamos a descubrir aún más sobre ti.

Contado por él o por ti.

Menos mal que no me ha tocado lo de las toallas.

¡Te las llevas! La pregunta es:

¿con qué asusta papá a su familia?

Atropellando abuelas mientras conduce.

Poniendo voces extrañas cuando llama por teléfono.

Tirándose pedos...

o disfrazándose del ministro de Hacienda.

¡Eso es lo peor!

Lo malo es...

que no atropello abuelas,

que no me disfrazo de ministro de Hacienda...

ni pongo voces extrañas cuando hablo por teléfono.

Claro.

No sé por dónde cogerlo.

¿Qué será?

Tengo que reconocer que yo también he regalado regalos.

Si te sirve...

Vamos a ver, yo espero...

La voz...

Espero...

que sea lo de poner las voces extrañas.

Pero...

Pero entonces... A ver.

¿Qué quieres marcar, esto? Lo de las voces extrañas.

No lo de los aires. No, porque creo que no es verdad.

Vale. Vamos a verlo.

Estaba con mi madre hablando a la hora de la siesta,

y se escuchó un tren.

Y dije: "No puede ser".

Era mi padre, que se había tirado un pedo.

Salimos corriendo del salón.

Vale, vale.

¿No sería una voz extraña? No, eh...

Te voy a decir la verdad: fue mi mujer.

¡No, hombre, no!

No pases la pelota a tu mujer.

Sí, que no la conoce nadie. Fue mi mujer.

Esas cosas yo no las hago. Pobrecito, el Wally.

Sevilla,

es humano. Somos todos...

Yo lo hago en mi casa, también. Sí, pero...

Bueno.

Mira,

lleváis ya varias horas sin ver a los pequeños.

Conexión con la sala de juegos, ¿por qué no saludáis...?

¡Hola, Ainhoa!

Sevilla. ¡Oye!

¿Algo que decirles?

Que paren.

Aquí la madre, llamándole la atención.

Que como le ponga... Este se come de verdad...

Oye,

luego volvemos con ellos.

Porque yo...

les veo muy relajados, la verdad.

Vamos a ver cómo van los marcadores.

José Luis.

Cero.

¡Cero! Gracias.

Esther Arroyo...,

tres puntos, todo aciertos. Ah, todos.

Sevilla.

Dos puntos, Sevilla. Venga, estaremos contentos.

¿Quién va ganando?

Vamos con el siguiente juego.

Les hemos dicho a los pequeños que nos describan una palabra,

un concepto muy cotidiano.

Vais a tener que averiguar de qué concepto está hablando.

Si lo hacéis a la primera, dos puntos.

Si falláis y a la segunda, bueno,

un punto. ¿De acuerdo?

Vamos a empezar con Ainhoa.

Esther.

Escucha atentamente. Sí.

¿Qué está definiendo?

Mi madre no lo sigue

aunque haya trabajado

en una empresa integrada en...

esa.

Esto afecta...

a los vestidos, los trajes, los vaqueros...

Las camisetas...

Puede durar un mes, o dos...

o más.

Pero menos, no dura.

La moda. ¿Qué dices?

La moda. ¿Una moda?

Vamos a ver si es moda o no.

Un tipo de manera de vestir...

que lo viste mucha gente...

y que cada vez...

lo viste más gente.

Yo...

de mayor no lo quiero seguir,

me parece que es una tontería.

Cada uno tiene...

un gusto diferente y no todo el mundo tiene que tener el mismo gusto.

Lo tenías claro.

Era la moda.

Dos puntos para Esther Arroyo.

Sevilla.

Vamos contigo.

Vamos. Un concepto para Adrián.

Empieza describiéndolo así.

Es algo que...

nos causa risa cuando alguien lo hace.

Cuando tienes eso,

lo utilizas para reírte y para que se rían los demás.

Muchos vídeos...

son de esa palabra.

Por ejemplo, de una canción llamada "La canción del pedo",

eso tiene esa palabra.

Hay distintos tipos de esa palabra.

Lo...

Lo malo y lo bueno.

Los políticos tienen del malo...

porque siempre están...

peleándose por todo.

Mi hermana mayor no tiene de eso porque es muy malaje.

(RÍEN)

¡Ya sé!

Habla del sentido del humor.

Estás pensando...

En desterrarlo.

Espérate.

Vamos a resolverlo y ahora piensas en desterrarlo o no.

Sabemos que tiene o no tiene de eso,

porque, por ejemplo,

si alguien está contando un chiste,

sabemos que de... Sabemos que tiene eso.

En Andalucía la gente tiene mucho de eso.

Esto, por ejemplo, lo tiene el Sevilla...,

mi padre...

Yo sí tengo mucho de esa palabra, porque soy muy gracioso.

¡Que sí, Sevilla!

¿Era el sentido del humor? Sí.

Lo he pillado cuando ha hablado de la hermana mayor.

Estás con la bromita,

pero me da que te emociona oírle hablar de

"mi padre tiene sentido del humor". Sí, pero por ahí no, que lloro.

A mí... Mi hijo es mío, lo que pasa es que el tío

no perdona a nadie.

Para hablar del sentido del humor, lo primero que ha dicho, los pedos.

Va a pensar la gente que en casa vamos todos pegándonos pedos.

Todo el día, claro. La verdad es que...

Estamos al lado en el camerino. Oía ruidos raros...

Era mi mujer.

José Luis. Dos puntos para Sevilla.

¡Dos puntos! Dos puntos, sí.

José Luis,

oye... Está bien.

Mucho ánimo ahora.

Mucha fuerza ahora.

Yo pongo interés, pero no acierto. Soy tonto.

Vamos con el concepto de tu nieta Valeria.

Lo tienen los actores, los cantantes...

Todas esas personas que ves...

por la tele, por la radio, en conciertos...

Lo tienen todos.

No solo lo tienen las personas.

También lo tienen las marcas, los dibujos, etcétera.

Para mí los que más tienen de esto

pueden ser Mickey Mouse, Michael Jackson...

Mi abuelo de esto tiene...

En España...

tiene bastante de esto.

Si tú vas a China, cosa que no creo,

no tendrías de esto.

El abuelo en China no tiene de esto.

Es fácil. ¿Es fácil? Dímela.

Oye. Oye, oye.

A ver, Esther, Sevilla,

hay que dejarlo solo, al abuelo.

(RÍEN)

Pues... no sé...

Dudo... Supongo...

¿Qué tienes aquí que no tengas en China?

¿Qué tengo aquí...? ¿Que no tienes en China?

¿Yo? Sí.

Lo ha dicho ella. ¿Qué sufres aquí?

Tú en China, de los hoteles saldrías.

¡Claro!

Con transistor, y todos...

Los chinos, dándoles igual el transistor...

Ostras, ahora me habéis despistado más.

¡No, hombre! ¡Sí!

Pues eso. ¡Estoy demasiado torpe?

Quédate con lo de China. Es muy importante.

En China podemos salir a la calle.

¡No, Esther! ¡Esther! ¿No?

Es lo que ha dicho. Calla, calla.

Esto, Uds. Yo no. ¡Sevilla!

A mí no me dejan.

A mí todos los chinos diciéndome: "Enséñame a Wally".

¡Hombre, ahí!

¡Míralo por Internet!

(RÍEN)

A ver, José Luis.

Tienes que decir algo.

Yo creo que se refiere a la fama o a lo opuesto.

¿Qué has dicho? La fama o el anonimato.

¿Te quedas con la fama? Creo que sí.

Vamos a verlo.

Abuelo, tú eres...

una cosita,

y tienes otra cosita.

Tú sales en la tele y por eso eres... eso.

Y...

tienes...

eso.

La desventaja que tiene esto es que...

te reconoce todo el mundo en la calle

y de piden fotos.

También tiene algunas ventajas, como...

te pasas... del parquímetro y te dicen:

"No, espere".

Te reconocen y te quitan una multa...

porque... Eso.

Un momento. No.

No, no. A ver.

No.

Aclaremos esto. Risas, ninguna.

¿Te han quitado a ti multas del parquímetro?

No.

(RÍEN)

Mírame, José Luis.

Luego la gente se cree que los famosos tenemos preferencias.

A mí me han dejado arruinada, y soy famosa.

Déjale que cuente. A ver, José Luis.

No lo sé, no recuerdo si...

Yo no...

Si ella se acuerda, será verdad. Lo que sí es verdad...

Me he visto en compromisos,

vivo en una zona de Madrid conflictiva que,

para llegar al teatro...

Hacen manifestaciones todos los domingos y sábados.

Es imposible.

Yo sí he llegado y he dicho: "Oye, a las ocho y media

se levanta el telón del teatro Alcázar,

y no llego".

"No se preocupe", han abierto la valla,

han avisado y me han dejado llegar al teatro.

Pero por razones de trabajo. De todas maneras...

José Luis. "¡Juan Cuesta!".

"No le pongas la multa". ¡No! Alguno se ha cebado.

Lo que se le ha quedado a tu nieta

es que te libraste de una multa.

Es lo que se le ha quedado.

Pues oye, tiene otras tantas que...

no son tan buenas...

Vamos a seguir jugando.

¿Hay algo más imprevisible...

que un niño?

A nosotros nos encanta, en este programa,

el concepto cámaras ocultas.

Y atención, porque hemos enfrentado a los pequeños...

a determinadas situaciones.

¿De acuerdo? Aquí lo importante es que me digáis

cómo termina esa situación.

Vamos a empezar...

con Adrián.

Vamos a ver los primeros momentos de esta situación.

Adrián en una sala.

Hay una bandeja de pasteles.

Adrián mira la bandeja y...

hay una cosa que no...

hemos contado hasta el momento, y él tampoco.

Le hemos puesto sal a todos los pasteles.

Pero vamos...,

un kilo de sal.

Para que veas a qué se enfrenta Adrián, mira.

¿Tú te atreves a probarlo? Si hay que probarlo...

¿Lo de encima es sal? No, azúcar no es.

Venga, dale.

No, anímate. Vamos a probarlo.

Anímate. ¿El papel también?

Si quieres, si tienes hambre...

Seguro que mi hijo se lo ha comido.

¿Tú seguirías comiendo?

Yo sí, pero bueno...

¿Queréis probarlo?

Dámelo, dámelo.

Sí que es verdad que está salado.

Si quieres te lo dejo. No, no.

Si quieres te lo dejo. Te lo guardo.

A mí me traes un bocadillo.

¿No te animas?

Yo... Si hay que probarlo, lo pruebo.

Bueno, a ver, Sevilla. Aunque sea lo de arriba.

Sevilla, esto no se puede comer.

Bueno, Sevilla, entonces,

¿qué crees que ha hecho tu hijo?

Se come los pasteles tranquilamente.

Vomita. Los prueba todos.

Se cabrea y vuelca la fuente.

¡Ya tiene aquí la gente a mi hijo por un energúmeno!

¡Que le va a meter fuego al camerino porque no...!

Si por vomitar se entiende vomitar, no.

Pero...

yo creo que este sería de los que hace...

¡¡Puagh!!

Creo que es lo que ha hecho. Es muy parecido.

Lo vemos.

De momento le ha quitado el papel, cosa que ya dudaba.

Está buscando una papelera, para que veáis.

Está buscando una papelera.

Que vamos... Ha visto que no hay papelera...

No, pues...

(RÍEN)

¡Se la come!

Y va a por otra.

Y va a por otro.

La...

La historia es...

Se come los pasteles tranquilamente.

Además, te digo una cosa:

los ha probado todos. ¡Todos!

¡Qué tío! Normalmente, sí es verdad,

es un niño que se comería hasta el papel.

Lo tenemos que frenar mucho

y no he dicho que se lo comería todo

porque hubiera apostado incluso

a que si no estábamos la madre o yo, no lo hubiera cogido.

Llegamos a un sitio

y los ojos se le salen detrás de la comida.

La baba le empieza a caer por la camiseta,

pero nos pregunta: "Papi, ¿puedo?".

Entonces... hasta hubiera dudado. Ya sé que no le puedo dejar solo.

Voluntad, tiene,

No ha habido suerte. Bueno.

José Luis.

Vamos a esta situación, cámara oculta.

Situamos... ¿Qué le habéis hecho a mi nieta?

Lo vas a ver inmediatamente.

Nuevamente una sala...

Le estamos explicando que hay un recipiente...

con una serie de bolas que contienen un papel que lleva un premio.

Una cita con Cristiano Ronaldo,

unos videojuegos, un viaje...

Y atención, se va y la deja en la sala.

Una cosa es lo que le hemos dicho

y otra cosa es lo que contienen las bolas.

Todas tienen...

una pieza de fruta.

¿Qué hace Valeria?

Abre una bola y se queda con la pera.

Mira en todas.

Toca las bolas y juega con el calendario.

Se peina mirándose al espejo.

Las abre todas.

Convencido.

Sí. Piensa que en alguna debe haber un premio y es muy de...

Le gustan los regalos.

Mira en todas. Creo que sí.

Crees que sí.

Resolvamos.

Juega con ellas, la va a abrir.

No.

Pues te tengo que decir una cosa:

no toca ninguna de ellas, no abre ninguna

y se va a jugar con el calendario que hay en la mesa.

Lo siento muchísimo. Pues es raro,

le gustan los regalos y las sorpresas...

Claro, pero...

El mío se hubiera comido la bola.

(RÍEN)

Y el papel. ¿La pera? También.

¡Una pera! ¡Una pera!

Bueno, Esther, vamos con Ainhoa. Venga.

Le estamos diciendo que tiene que grabar un mensaje para el programa,

pero que solo lo haga cuando reciba un aviso,

una señal.

Miras a cámara...

¿Quieres ir ensayando? -Vale.

-Hay un pequeño detalle.

-Hola, en este programa...

(Ruido)

Esa señal que acabamos de escuchar

es una bomba fétida.

Paramos la imagen...

¿Qué crees que pasa

después de recibir esa señal?

Atención:

sale corriendo espantada...,

tiene problemas para grabar el mensaje.

Siente arcadas...

Pone un poco de desodorante en la cámara.

(RÍE)

O... El desodorante que trae el Sevilla.

Además.

Es que... Bueno, la verdad es que...

Sale corriendo, no sé, pero creo

que más bien tiene problemas para grabar.

Desodorante en la cámara... Si no lo tiene al lado...

Vamos a ver.

Hola. Esto es...

"Jugando con las estrellas"...

de Televisión Española.

Yo soy Ainhoa, la hija de Esther Arroyo

y hoy os vamos a contar secretos de nuestros padres.

Y por favor, sacadme de aquí, que huele fatal.

¡Correcto!

¡Tiene algún que otro problema para grabar el mensaje!

¡Enhorabuena! Es que... ella es muy buena.

De verdad, mi hija es buenísima.

No es porque sea mía, pero me da coraje.

A veces digo: "De buena que es, me da coraje".

Si ella le dicen que esté ahí, lo hará como pueda, pero está.

Lo que vamos a hacer es volver a la sala de juegos.

Esta vez están acompañados

por Inés, la maga conocida en todo el mundo.

Entretiene a niños de todo el mundo.

Ahí se están preparando. Inés, ¿qué tal?

Hola, hola, Jaime. Hola a todos. Pues...

¿Qué estáis haciendo? Estamos jugando.

Nos lo estamos pasando fenomenal.

Así que Jaime, dile a sus padres que no se preocupen.

Aquí estamos pintando...

y falsificando billetes.

Chicos. Mira lo que han hecho.

Aquí están los billetes. Pero...

Con esto en un quiosco nos vamos a comprar todas las chuches del mundo.

Escúchame, un poco complicado lo veo, un poco...

Con esos billetes... Eso no cuela en ningún sitio.

No, no. Jaime,

es que claro, la pintura está fresca

pero la tengo que pasar por el secante.

Presta mucha atención.

Lo voy a pasar por el secante

y a ver qué ocurre por aquí.

¡Mira, mira, mira!

¡El billete de 10 euros, que lo tengo por aquí!

¡Este era el tuyo! ¡Queremos una máquina de estas!

Este es el tuyo.

¡Déjame el tuyo, Ainhoa!

Aquí está el de Ainhoa. Lo vamos a meter por el secante.

Chicos, atención, atención, que lo metemos por el secante...

y...

¡aquí tenemos el de 20 eurazos! -¡Qué chulo!

-¡Y Sevilla! ¡Uno más!

El tuyo, Adrián, se ha ansiado un poco.

Me ha dibujado un billete de 50 euros,

y porque lo he parado.

Vamos a ver...

Vamos a pasarlo por el secante.

Vamos a pasarlo por el secante y...

¡Mira, mira!

¡Hala!

¡50 euros!

¿Qué te parece? ¡Toma!

¡Somos ricos, somos ricos! ¡Yo quiero esa máquina!

Yo quiero esa máquina, Inés.

Lo que sí les tengo que pedir...

Mira qué animados.

Chicos, es momento de volver con nosotros.

Os venís para acá.

Para el plató. Que lo paséis muy bien.

¡Hasta luego! ¡Chao!

¡Chao, chao!

¡Un beso, Inés!

¡Eres la maga!

Nada.

Como si estuvierais en casa. Sin problema...

Es momento de hacer recuento.

Atención, equipos.

José Luis y Valeria,

dos puntos, de momento.

Esther Arroyo y Ainhoa,

siete puntos... ¡Hala!

...y Sevilla y Adrián, cuatro puntos.

¡Huy!

Hasta el momento. Hasta el momento.

Pero...

ahora es el instante de arrimar el hombro

y trabajar en equipo.

En este juego tendréis que responder a preguntas sobre la familia,

pero aquí es importante que coincidáis.

Hay tres opciones.

Tenéis que pulsar al mismo tiempo y coincidir en la respuesta.

Eso significa un punto, ¿de acuerdo?

Empezamos con José Luis y Valeria.

Vamos a jugar. Venga.

Ahí tenéis los pulsadores.

A ver si coincidís o no.

Primera pregunta.

¿Qué toma tu abuelo todos los días?

¿Café con leche?

¿Chocolate?

¿Unas pastillas azules?

¿Vamos o no? Adelante.

Es correcto.

Café con leche.

Esa era obvia.

Quiero aprovechar la ocasión.

¿Tu abuelo toma mucha medicación, muchas pastillas?

No, que yo sepa.

No, que tú sepas. Vale.

Bueno, vamos a seguir.

¿Qué es lo que más le gusta

a tu abuelo?

Has dicho "lo que más le gusta". Lo que más le molesta.

Has dicho "gusta". Yo he leído...

¿He dicho "gusta"? (TODOS) ¡Sí!

Venga, lo repetimos.

¿Qué es lo que más le molesta a tu abuelo?

Las mentiras,

ir al médico, la goma del calzoncillo...

¡Ay!

Valeria, has dicho...

Las mentiras. Las mentiras.

La respuesta de José Luis es "ir al médico".

¿Tanto te molesta...?

Es un incordio.

También estoy de acuerdo, tiene razón ella.

Vamos a seguir jugando.

¿Cuál es el superhéroe favorito del abuelo? Atención.

Superman,

Batman,

Manolo el del bombo.

Vamos allá.

Valeria se lo piensa.

¡Correcto, Batman!

De todas maneras, estaba segura de esta respuesta.

¿Le gusta disfrazarse de superhéroe, le has visto disfrazado?

No, pero le han comprado

por su cumpleaños una bata de Batman.

Y le veo con la bata de Batman y digo: "Será Batman el favorito".

Digo yo. Una batamanta, una...

"Batman-manta", sería.

Vamos a seguir jugando.

¿Qué es lo que más le gusta al abuelo,

mojarse bajo la lluvia,

un día de playa, depilarse las piernas?

¡Correcto!

Vamos bien, de momento. Atención:

¿cuál fue el primer trabajo en televisión del abuelo?

"David Copperfield",

"Fernández y Familia", "La carta de ajuste".

¡Correcto!

¡Otro punto más!

La cara de sorpresa de José Luis...

¿Cómo sabías que el primer trabajo fue "David Copperfield"?

Porque me lo ha contado mi madre, básicamente.

¿Para qué nos vamos a engañar? Ah.

Pero también por descarte.

Tenía dos añitos más que mi nieta.

12 años. Con 12 años.

Vamos a seguir jugando. A vuestros asientos.

Es el momento de Esther Arroyo y de Ainhoa. Vamos allá.

¿Estáis listas? Sí.

Coordinación, concentración.

¿Qué es lo que más miedo le da a mamá?

Las cucarachas.

Las serpientes.

Que vuelva a ponerse de moda "El chiringuito".

¡Correcto!

Explícame...

No, no puedo.

No puedo.

Me encanta todo: las serpientes, las tarántulas...

Me encantan todos los bichos, los grillos...

Un grillo es muy parecido. Pues no.

Pues no. No tiene nada que ver.

Te pones seria. Que no, que no. Mira.

Vale, vale. Vamos a seguir jugando.

¿Cómo la llamaban de pequeña?

Ricitos de oro,

Jirafa,

Caranchoa.

¡Correcto!

Siguiente pregunta.

¿Qué le saca de quicio a mamá?

La gente que lleva música en el móvil sin auriculares,

los niños corriendo en los restaurantes,

la gente que da la mano blanda...

¡Lo tenéis claro! ¡Correcto!

Vamos a ver, Esther, una cosa.

Mira. Tú que has sido mamá...

¿Eh?

Yo soy la teniente O'Neill en mi casa.

Y además, ¿sabes qué pasa?

Que mi hija no sufre.

Está acostumbrada a hacerlo desde chiquitita,

y entonces cuando salimos no es un problema.

Yo veo a los niños correr y enfermo. Los niños, para uno.

Pero los demás no tienen por qué sufrirlo.

Mientras tú dices esto, tu hija mira para otro lado...

Porque se lo sabe ya.

¿Es muy estricta, muy sargento? No.

¿No? No.

Tenemos cada uno nuestras normas.

¿Una que te dé rabia?

Lo de que no voy a tener móvil hasta los 16.

Hasta...

Eso te tiene frita. Hombre, es como tiene que ser.

No, si lo tienes claro. Vamos a seguir jugando.

¿Qué trabajo tuvo mamá tras ganar Miss España?

Caracterización de cine, poniendo copas.

Espía internacional.

¡No!

Esto fue al revés.

Yo...

quería ser caracterizadora antes de empezar en esto.

Yo estaba poniendo copas para sacar dinero y poderme pagar

el curso en Londres,

pero vino a un amigo, me presentó a Miss España...

Y adelante. Y adelante.

Y luego...

Justo después, el mismo año,

como lo que me salía no me interesaba, dije: "A poner copas".

Y eso hice un rato. Bueno.

Vamos con la última. Venga.

¿Cuál es la mejor imitación de mamá?

El pato Donald,

Míster Increíble,

Paco Martínez Soria enfadado.

(RÍEN)

¡Correcto, sí! A ver.

Como tú comprenderás, Esther...

Lo tengo que hacer.

Si hemos llegado al final de esta ronda y del juego...,

que coincidáis, que hayáis acertado...

¿Cómo es el pato Donald según...?

(IMITA AL PATO DONALD)

¡Muy bien!

Volvemos...

¡y es el momento del Sevilla y Adrián!

¡Vamos allá!

Cuidado, Sevilla.

Vamos allá, campeones.

¡Qué peligro tiene esto!

Primera pregunta.

¿Qué costumbre tiene papá?

Me coge a "sacopapa",

dobla un papel y se lo mete en la oreja,

tiene embarazos psicológicos...

¡Correcto!

A ver, Sevilla,

hay mucha gente que a lo mejor no sabe lo que es coger a "sacopapa".

Él y la hermana,

después de comer tienen que hacer pipí y lavarse los dientes.

Del cuarto a la habitación me echo a uno al hombro...

¿Cómo lo haces?

Aquí, para que no sea peligroso. Ven.

Terminan de comer, se lavan los dientes.

Aquí cojo a la pequeña, aquí al grande...

y me los llevo a la cama. A "sacopapa".

A "sacopapa".

Muy bien.

Vamos con la segunda pregunta.

¿Qué músico regaló a papá una crema para las hemorroides?

Alejandro Sanz,

Manowar

o María del Monte.

A mí me gustan las tres.

Se lo está pensando.

¡No!

¿Me puedes explicar, Sevilla...?

Fue un malentendido en un comentario que yo hice a una revista...,

a una revista musical

que no merece la pena mencionar,

hablando de lo complicado que era para mí

hacer letras como las de Alejandro Sanz.

Le he pedido mil veces disculpas a Alejandro por esto.

Le dieron la vuelta, el artículo al revés,

lo pusieron en la sección "perdigones",

entonces se entendió al revés.

Que era fácil para Alejandro Sanz hacer las letras.

Estábamos en la misma discográfica

y un día me llegó a casa un paquete...

de la Warner, que ponía:

"Se ve que el éxito de los demás te escuece".

Y me regaló un bote de...

Hemoal...

Y yo le digo: "Te pido disculpas".

"Se ve que por algo que he dicho

te he dejado el corazón partido", y le regalé un bote de Loctite.

¡Ole!

Pero insisto...

Sevilla, eres un poeta.

Le pedí disculpas en persona.

Fue un malentendido que no fue...

Fue la revista la que le dio la vuelta.

Al final acaba con humor. Seguimos.

¿Cuál es la mayor locura que ha hecho un fan por el Sevilla?

Perseguirle a él y su hijo por un autógrafo,

entrar en su casa y prepararle el desayuno.

Tatuarse la cara del Sevilla.

Se lo está pensando.

¡Correcto!

Me vas a decir...

Un fan que se ha convertido en amigo mío.

Lo conocí... Cuando nos conocimos...

me dijo: "Soy coleccionista de tatuajes".

"Ha llegado el momento de tatuarme tu cara".

Entonces fui el día que se lo hizo.

Se la tatuó en la pierna mi amigo Jordi de Barcelona

y lo que empezó siendo un fan que se tatuó mi cara,

hoy día es mi amigo Jordi.

He dudado entre la A y la C. ¿Por qué?

Porque mucha gente va corriendo a pedirnos un autógrafo.

Eso es bueno, que lo reconozcan.

Y ahora, a ver: el equipo de guión me ha puesto esta pregunta.

¿Por qué se hizo caca encima varias veces?

Nunca se hizo caca encima,

por no molestar en determinado momento

o para ligar con su compañera de pupitre.

¡No!

Me gusta la cara de Adrián.

A ver.

Sevilla, explícale.

¿Por no molestar eres capaz de hacerte caca encima?

Supongo que... No sé si habéis llamado a mi madre.

Siempre lo cuenta mi madre. Tendría yo la edad de mi hijo,

en una excursión, y me daba vergüenza, aunque la gente

no lo vea por mi imagen...

Siempre he sido un tipo muy vergonzoso.

Nos fuimos al campo tres días.

Allí no tenía váter.

Yo decía: "Aquí, ¿cómo se caga?".

Y entre una cosa y otra,

llegué a mi casa con toda la plasta ahí...

Bueno. En el calzoncillo.

Para tu tranquilidad, aquí no molestas.

No, ya.

Puedes estar tranquilo.

Adrián,

¿tú por no molestar eres capaz de...?

Ahí está la genética. Ahí está.

Vamos con la última.

Atención, ¿a qué es adicto papá?

A jugar al "Pokémon Go!",

a tirar petardos,

a coleccionar cascos romanos en miniatura.

Adrián, con fuerza...

¡Correcto, claro que sí!

Pero...

Adrián, me gustaría...

que me explicaras

cómo va tu padre en coche con esto del "Pokémon Go!".

Va a menos de 16...

para coger todas las "pokeparadas"

y para eclosionar los huevos.

Los huevos...

son de...

cinco y de diez kilómetros,

y cuando se eclosionan, te sale un pokémon.

A menos de 16 km por hora para...

Para que cuente los kilómetros de los huevos.

Para que parezca que va andando o corriendo uno.

Ah, que haces trampa. Siempre voy con el coche.

Él lleva el móvil al lado...

Yo tampoco soy partidario de comprarle un móvil tan pequeño.

Lleva mi móvil al lado. Yo voy conduciendo.

Si se supone que vas andando o corriendo

a menos de 15 ó 16 km/h,

los huevos que tiene dentro un pokémon...

Das a entender al teléfono que vas andando.

O corriendo. Tú ya eres muy mayorcito.

Ya lo sé, ya. Cuando...

Sevilla, eres muy grandecito.

En mi pueblo está todo el mundo acostumbrado a verme.

O sea...

Lo básico...

no es caminar, ni hacer deporte. En el coche,

16 km/h.

Pregúntale cuántos km le meto andando al niño, hombre.

¿Cuántos kilómetros? 10.

Claro. ¿10 km andando?

¿Él lo hace? Sí, también.

¿Contigo? Sí.

Eso está bien.

Yo me he llegado a hacer 25 km cogiendo pokémon.

Venga ya.

En las redes la gente me pregunta: "¿Te hemos visto cogiendo pokémon?".

"Sí".

O sea, sí.

Soy... A veces me levanto a las seis.

Me voy... A las ocho llevo dos horas andando.

Sí. Cuando me vea la gente y dude

de si estoy cogiendo pokémon...

Como vaya a un centro de lucha y entrenamiento,

que soy del equipo del valor..., que hay tres equipos...

me veo a los chavales entre 12 y 15 años...

Soy como su maestro, soy una eminencia.

Te lo digo en serio.

Seguimos jugando. A vuestros asientos.

Vamos, anda, vamos.

Tira por aquí.

Mientras tomáis posiciones, os recuerdo los puntos acumulados.

José Luis Gil y Valeria,

siete puntos...

Esther Arroyo y Ainhoa,

¡12 puntos!,

y el Sevilla y Adrián,

¡ocho puntos!

Pero ahora...

es el momento...

de ponerse nostálgicos.

Hemos hecho una cosa en este programa,

hemos recuperado objetos

que tienen décadas de uso,

que los mayores conocemos,

pero que los pequeños no han usado en la vida, que no conocen.

Aquí la cuestión es...

que los pequeños describan lo que ven

y que los mayores

intenten adivinar...

qué objeto es.

Si adivináis a la primera son dos puntos

y si necesitáis ayuda, sería un punto.

Vamos con Esther y Ainhoa. Vamos a jugar.

¿Aquí?

Aquí, claro.

Los mayores... Esther, te tienes que colocar...

Muy bien.

...el antifaz...

y una vez que lo tienes,

vamos a descubrir...

el primer objeto...

de la noche. Ainhoa.

Ainhoa,

¿has visto este objeto alguna vez? No.

¿No? No.

Pues atención, porque... hay un tiempo y empieza ya.

¿Sabes para qué se usa?

Sí, para meter líquidos.

(RÍE)

A ver, ¿es de cristal?

No. ¿Es de plástico?

Sí.

¿Es grande? Sí.

Seguramente... ¿Es para rellenar?

Para rellenar, sí.

O sea que no viene lleno,

No.

Ah. A ver...

Pues...

Tiene para medir.

Tiene para medir y no...

Bueno.

Eh...

Para medir...

Para rellenar...

Tiene forma de plátano. Espera.

Lo has puesto fácil, Ainhoa.

Pregúntale para qué cree que sirve.

¿Para qué crees que sirve?

Pues para meter comida en la nevera.

Yo no he visto a mi madre hacer eso.

¡Espérate! Bueno...

No lo sé. (TODOS) ... dos, uno...

¡Tiempo! ¡Tiempo!

¡Tiempo, tiempo!

Por favor, Esther. Te puedes quitar el antifaz.

Mira lo que era.

Pero es que... Mira lo que...

Había... ¡Pobrecita!

Había ahí una cosa...

¿Pensabas que esto era para meterlo en la nevera?

Pero que... Pero...

Claro. Pero vamos a ver,

¿y qué metías aquí?

Líquido. Líquido. Un zumito...,

un...

Esto es una botella...

Una botella de...

De hacer pipí. Sí, está muy bien dicho,

pero nunca lo metas en la nevera.

Nunca lo metas en... Por favor.

De esto no tenemos. Y menos en el congelador.

Bueno, chicas, no ha habido suerte. Bueno.

Vamos a seguir jugando.

Siguiente pareja.

Es el momento de...

El Sevilla y Adrián.

Vamos allá, campeón.

A ver.

Sevilla, con el pelazo que llevas... A ver si me cabe.

Adrián, ¿listo? Sí.

El objeto con que se juega es...

el siguiente.

Eh...

Tiempo.

A ver, ¿qué es, cómo es? ¿Grande, pequeño?

Es grande...

y... ¿Para qué crees que sirve?

Sirve para que los ciegos

hagan sumas y cuentes decenas.

¿Como un ábaco?

Sí.

Crees que se cuenta. Es lo que tú crees.

¿Qué es lo que tiene...?

Muy buena pista. ¿Es de madera?

¿Tiene varitas y bolitas?

Sí, tiene muchas bolitas blancas y negras.

¿Las bolitas tienen números? No.

Un bingo no es.

Vamos a ver,

¿y el precio no lo pone en pesetas?

No. A ver.

¿Qué tiene, dos, tres varitas?

Tiene forma de una serpiente...

Sí.

Tiene bolitas blancas y negras.

¿Tiene una cruz?

No. ¿No tiene una cruz?

No.

¿Es una cuerda con un montón de bolitas?

Parecido.

¿Parecido?

Se va a cumplir el tiempo.

¿Quieres decir algo?

¿Un rosario? ¡Tiempo!

¡No es un rosario!

¡Oh!

Mira, Sevilla.

¿Cuánto hace que no ves en un coche esto?

Hombre, es que el niño...

nunca ha tenido un padre hortera.

Claro, aquí...

La de taxis en los que me he sentado que llevaban esto en los asientos.

¿Qué pensabas que era?

Eh...

De esto para sumar las decenas, los ciegos.

Para sumar... Sumas y restas...

Se llevaba en los coches, hace algunos años.

Vamos a poner uno al coche. En su asiento.

Para que sepa lo que.. Te lo llevas de regalo.

Di que sí. ¡Un fuerte aplauso! ¡Venga!

Y atención porque es el turno...

de José Luis y de Valeria.

¡Vamos allá!

Bueno.

José Luis es bueno y obediente, se prepara.

Ahora sí se puede jugar.

Ojo...

al objeto, Valeria.

Nunca lo has visto...

y es...

¡Tiempo!

A ver, ¿qué es?

Parecen unas tijeras...

¿Parecen?

Pero no lo son. A ver,

son como unas tijeras... ¿De metal?

Sí. ¿Son de metal?

Como con algo para hacer una bola.

Con algo para...

Sí, es de metal, me has dicho.

Grande.

No, es pequeñita.

Ah, muy pequeñita.

No muy pequeñita. Es de tamaño más o menos mediano.

¿Del tamaño de unas tijeras? Sí.

Pero ¿son unas tijeras? Son unas tijeras especiales.

Sí. Ah.

¿Se usan en cocina?

No. Sí.

Se usan en cocina. ¿Se usan?

¡Me encanta la pista!

Me encanta la pista.

Vale, no parece. Se usan...

¿Para qué puede servir?

Para hacer bolitas chiquititas. ¿Bolitas chiquititas?

¿Como una especie de tijeras y acaban en bola?

Tiene una parte planita con dos rayas...

No sé.

¿Para hacer helados...?

¡Tiempo! Para coger helados.

¡Para hacer helados, ha dicho José Luis!

Coger. Dentro del tiempo...

Levanta, por favor, el antifaz.

Era algo parecido. No para hacer helados...

Pero... Para las pestañas.

Eso.

¿Sabías que esto se coloca aquí?

Se hace así. No.

¿No?

Dentro de algunos años, seguro que lo pides.

No te preocupes.

Esto es así.

Lo pedimos todos, hombres y mujeres.

Lo siento, no ha habido suerte.

Nos lo llevamos.

Bueno. Si os lo queréis llevar...

Ella pregunta: ¿para qué?

¿Para qué?

Para rizar las pestañas.

Es el momento del recuento final.

No acaba el programa.

El momento futbolero.

Esto no acaba.

Nos queda una prueba final.

Tengo que anunciar que...

José Luis Gil y Valeria

acumulan siete puntos,

El Sevilla y Adrián ocho puntos,

¡y Esther y Ainhoa 12 puntos!

José Luis, Valeria...

Venid aquí.

Muchas gracias por estar con nosotros.

Un recuerdo... de "Jugando con las estrellas",

pero es importante lo que os voy a decir.

No os vais con las manos vacías. Mil euros destinados ¿adónde?

A la ONG a la que pertenece mi hijo,

de enfermedades raras.

ELA España. Entonces ellos...

darán buena cuenta de ellos, porque están muy necesitados

porque a los que tenemos ese problema en casa

nos hace mucha ilusión que cualquier aportación que podamos llevar

sirva para ponerse en marcha, activarse y probar.

Bueno, ahí esa ayuda.

Gracias por vuestro humor y las ganas de pasarlo bien.

Un fuerte aplauso,

José Luis y Valeria.

Es el momento

del Sevilla y Adrián.

Gracias por estar con nosotros.

Recuerdo del programa.

"Jugando con las estrellas".

1000 euros que van a...

A Regina Mundi. Les va a venir fantástico.

Son mis monjitas de cabecera, lo hago todo por ellas,

en su orden no piden, piden a Dios que alguien haga esto...

y es la gente a la que mi familia ayuda desde hace 30, 40 años...

No dejan de colaborar con ellos.

Hasta el último céntimo

va a ir a buen destino.

Para allá van.

Gracias por haberos descubierto así.

Lo sabemos todo del Sevilla.

¡Gracias, Adrián y Sevilla!

Esto...

no ha terminado aún.

Tenemos...

a las ganadoras...

Esther Arroyo y Ainhoa,

esta noche, pero...

Chicas.

Por llegar hasta aquí habéis conseguido 6000 euros.

No se pierden.

No. Lo tenéis para la ONG elegida.

Pero podéis sumar hasta superar los 10 000 euros.

¿De acuerdo? ¡Madre!

Os enseño en qué consiste. Es el panel final.

Son 20 casillas. Sí.

Tienen juegos, pares de imágenes relacionadas con vuestra vida.

¿De acuerdo?

Vamos a mostraros... Es un ejercicio de memoria.

La casilla 20 esconde...

¡Mi niña!

Momento piscina.

¡Qué guapas, por favor!

Vamos con la siete.

Siete. ¡Madre mía!

Momento especial para ti. Sí.

¿Qué año?

En el... ¡No te acuerdas!

98.

98.

El año 89.

Guapa, mamá. Vamos a ver la dos.

Y aquí...

tengo que preguntarle a Ainhoa.

¿Qué pasa con las chucherías en casa?

Nos gustan las patatas.

Las chuches no... Bueno, pero...

Las patatas nos las zampamos.

Las esconde y se las zampa por la noche.

Vale. ¿Ves?

Ahí quería llegar yo.

Tú no ves las patatas

porque ella las esconde.

¡No las escondo!

Las tengo en la mesita de noche.

Me da hambre y tengo que tener algo.

Tú no ves nada de chucherías en casa.

Este es el panel.

Me he perdido. 20 casillas. Hay pares de imágenes.

Vale. Cada pareja...

supone 400 euros más.

Ejercicio de memoria, os lo muestro unos segundos...

Se van girando...

y atención, ¿preparadas? Sí.

Porque el tiempo comienza ya.

El 1 y el 16. El 20 y el 9.

No corramos. 1, 16...

500 euros. El 20 y el 9.

20 y 9.

El 20 y el 9... ¡Otros 500 euros!

17... El 6 y el 11.

El 6 y el 11.

Vamos a ver... 6 y 11... ¡Otros 500 euros, sí!

17 y 2.

17 y 2. Vamos a ver...

¡Correcto!

¡500 euros más! Seguimos.

¡Qué memoria! Yo ya no sé nada más.

19 y 10. 19 y 10.

Pregunta... 19 y 10... ¡No!

¡Yo no me acuerdo! 18 y 10.

18 y 10. A ver si es verdad.

¡18 y 10! ¡Sí! ¡500 euros más!

Continuamos. Eh...

8 y 5.

8 y 5. 8 y 5...

¡No! El 8 y el 3.

El 8 y el 3.

8 y 3...

8, 3... ¡Tampoco!

Lo del palo selfi me lo explicáis luego.

12 y 3. 12 y 3.

A ver si así... 12 y 3... ¡Sí, 500 euros más!

Queda poco tiempo.

El 8 y el 19. El 8 y el 19.

Vamos a ver... ¡No!

El 4 y el 8.

El 4 y el 8... 4 y 8... ¡No!

¡4 y 19! 4 y 19.

¡Sí! ¡500 euros más!

Venga, el 13 y el 15.

13 y 15. ¡No!

8 y 15.

8 y 15.

¡Me parece que no! ¡Sí!

7 y 5.

7 y 5... (TODOS) Tres, dos, uno...

¡No!

¡Tiempo!

Es un placer deciros

que acabáis de alcanzar ¡los 10 000 euros!

¡Qué alegría! Recuerdo del programa.

Gracias. Tienes que indicar

para qué ONG va el dinero.

Es para Virgen de Valcanuz, en Cádiz.

Es una organización que da de comer a muchísima gente

y les da alojamiento.

Hoy día hay muchas necesidades pero hay quien no tiene

ni para un trocito de pan.

Es una organización pequeña, tiene varias sedes.

Espero que os venga muy bien y podáis alimentar a más gente.

Para ellos esos 10 000 euros.

Gracias por la sonrisa, es fundamental.

Nos vemos en el próximo programa. Gracias. Adiós.

La parte física que más me llama la atención de mi abuelo es su nariz.

De hecho va a hacer Cyrano y no sé si le pondrán maquillaje.

Porque la tiene muy grande.

# Vamos andando por el bosque,

# ya lo sabemos y tú también.

# Cogemos piñas y frutos secos,

# ya lo sabemos y tú también. #

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Jugando con las estrellas - 18/03/17

Jugando con las estrellas - 18/03/17

18 mar 2017

Jugando con las estrellas pone a prueba a tres nuevos famosos: José Luis Gil con su nieta Valeria (9 años); Esther Arroyo con su hija Ainhoa (10 años); y El Sevilla con su hijo Adrián (10 años). Los pequeños de la familia desvelarán los secretos de los famosos participantes.

Contenido disponible hasta el 18 de marzo de 2020.

ver más sobre "Jugando con las estrellas - 18/03/17" ver menos sobre "Jugando con las estrellas - 18/03/17"