Jugando con las estrellas La 1

Jugando con las estrellas

Sábado a las 22.05 horas

Presentado por: Jaime Cantizano

Programa presentado por Jaime Cantizano en el que tres parejas formadas por una persona conocida acompañada de su hijo u otro pequeño familiar, participan en una serie de divertidos juegos mostrando su cara más amable y cercana, un nuevo formato que muestra la cara más humana y cotidiana de rostros conocidos del mundo de la televisión, la música y el espectáculo a través de divertidos juegos. Aunque es un trabajo de equipo, los niños pasan la mayor parte del tiempo en una sala de juegos habilitada en el backstage desde la que se hacen conexiones con el plató

www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.10.1/js
4009178
Para todos los públicos Jugando con las estrellas - 06/05/17 - ver ahora
Transcripción completa

Mi papá es futbolista.

Somos de Sevilla,

pero vivimos en Barcelona.

Mi papá se llama como el día que nos traen los regalos.

A ver qué cara pone mi padre

esta noche.

-Mi padre además de hacer su trabajo,

hace chapuzas en casa.

Es un amante de los animales.

Tiene seis ninfas,

un loro,

tres perros,

un gato...

Tiene peces, tiene tortugas,

tiene toda clase de animales.

Tiene una estantería llena de premios,

pero si tuviese que dar un premio, se lo daría a mi padre

por ser el mejor del mundo.

Mi padre toca la guitarra y el piano, es un crac,

pero por muchas cosas que haga, siempre le llaman el Bola.

-Mi madre es cantante y canta boleros.

Aparte de cantar,

cocina superbién.

Hay otras que se llaman como ella, pero mi madre es la buena.

Mi madre empezó con "Menudas estrellas"

y ahora estamos en "Jugando con las estrellas".

(Aplausos y vítores)

¿Qué tal? Buenas noches.

Bienvenidos a "Jugando con las estrellas".

Me dirijo a los padres y madres que estáis en casa.

¿Cuántas veces habéis dicho a vuestros hijos:

"Hasta que no te comas las lentejas, no te mueves de la silla"?

¿Eh? Pues esta noche, nuestros famosos

se van a comer sus palabras y sus lentejas.

Porque sus angelitos vienen dispuestos

a la venganza.

De hecho, no se van a poder levantar de la silla

hasta que sus angelitos, sus niños,

nos saquen todas sus vergüenzas.

Pero, claro, vamos a ver a los famosos

con cara de acelga y algo más,

porque la razón para estar aquí

es una razón solidaria importantísima.

Cada uno de ellos quiere defender

a una ONG y conseguir más de 10 000 euros

para esa ONG.

Es una posibilidad que se abre

en "Jugando con las estrellas".

Y ya que vamos a ello, os voy a presentar

a alguien que sabe mucho de juego. Un jugador de primera,

que vamos a ver cómo regatea a su propia hija esta noche.

¡Atención, José Antonio Reyes y su hija Noelia!

(APLAUDEN)

Muy buenas.

¿Qué tal? Hola, Noelia.

Dale un besito.

Hola, Noelia, ¿cómo estás?

¿Eh? Bien.

Quita la mano.

¿De qué equipo eres tú?

Del Sevilla.

Del Sevilla. Ah.

Escúchame una cosa, del Sevilla, pero ¿papá en qué equipo juega?

En el... En el Barcelona. No.

(RÍEN)

¡En el Español!

En el Español.

La vas a liar. ¿Esto cómo lo arreglamos?

Es que papi también es del Sevilla.

Juego en el Español, pero soy del Sevilla.

Papi también

es del Sevilla. Claro.

Muy bien. Oye,

yo tengo una duda, ¿papá ha venido conduciendo al programa?

No. ¿No?

¿Qué tal lleva él el volante, Noelia?

Seenfada... ¿Sí?

mucho. Se enfada...

(RÍEN) ¿Y...

cuándo se enfada?

Cuando va conduciendo.

¿Se enfada porque le multan?

Sí.

(RÍEN)

¿Le multan mucho, Noelia?

Sí, mucho. Calla.

(RÍEN) Le dice...

Sentaos. Empezamos bien. Gracias.

Empezamos bien.

El padre le dice: "Calla, calla".

(APLAUDEN) Ay, los padres

al volante...

Noelia está entrando en calor.

Bueno, una gran artista,

una gran voz.

Vamos a ver qué voz tiene su hija.

¡Tamara con Daniela!

(APLAUDEN)

Buenas noches. Guapa.

Gracias. Hola, ¿cómo estás

Hola.

¿Qué tal? Bien.

Muy bien. Oye...

Eh... ¿Te gusta la música de mamá? Sí.

Cuando vais en el coche,

¿mamá escucha sus canciones? No.

¿No? (RÍEN)

Porque no le gusta. Una cosa,

¿por qué no te gusta escucharte?

Creo que le pasa a muchos artistas.

No, es horrible.

Es verme ¿Lo pasas mal?

y escucharme... Lo hago por protocolo,

Ya.

pero luego hay momentos que digo: "Ya".

"No me escucho más".

Esta noche, sobre todo la vas a escuchar a ella

cantar y algo más. Dios mío.

Vamos a jugar. Venga.

(APLAUDEN)

Y atención, porque...

él es un actor

como la copa de un pino, y también se subiría a un pino

porque es un aventurero. Yo espero que esta noche

el programa y lo que cuente su hijo no se le haga una bola aquí.

Atención: ¡Juanjo Ballesta

y Juanjo Ballesta Junior!

(APLAUDEN)

Pero vamos a ver...

Hola. Pero...

¡Pero, por favor!

Esto de la genética es lo que es. ¿Estáis viendo?

Eres una réplica exacta a tu padre. ¿Cómo estás?

Bien. Muy bien.

¿Tú eres tan vacilón como tu padre? No.

El doble. Me está diciendo que no.

Déjalo hablar a a ver, Juanjo. Juanjo Jr.,

tu padre es muy vacilón.

Sí. ¿Hasta qué punto?

Cuéntame un día que estabais con los amigos...

Se intentó hacer el chulo, hizo el pino,

se cayó de frente

y se hizo aquí un raspón.

Todos nos reímos de él.

¡Muy bien! (RÍEN)

Intentaba vacilar a los colegas.

Sí. Esta noche tú quieres vacilarle.

Sí. Vale.

¿Tú sabes hacer el pino?

Sí. ¿Sí?

¿Y el padre? Ya vimos que no

por lo que has contado.

¿Los dos podríais hacer el pino?

Vale. Bueno.

Mucho cuidado. Aquí delante. Tú primero.

Vamos a ver si de nuevo queda mal...

¡Juanjo!

¡Maravilloso! (APLAUDEN)

Hala.

Venga, tío.

Tú como sepas, hijo.

¿Ya?

Venga. Sabes, ¿no?

Sí. A ver.

Me da vergüenza. ¿Que te da vergüenza?

¡Ay!

A ver, a ver, a ver...

¡Uh! ¡Ole!

(APLAUDEN) ¡Ole!

(RÍE)

Bueno.

Hoy no...

Hoy no jugamos a hacer el pino,

jugamos a otra cosa. A la silla,

vamos a empezar ya. (APLAUDEN)

Bueno,

atención, queridos papás y mamás.

Vamos con la primera prueba.

Vamos a conoceros mejor gracias a vuestros hijos,

vuestras criaturitas, pero vosotros os tenéis que ir

a la sala de juegos. Dejamos solos a los papás.

Venga, un fuerte aplauso. Un beso.

Un besito. (APLAUDEN)

(HABLAN A LA VEZ)

Luego, luego os veis.

Vale. (RÍE)

Y ahora

os quedáis solos

ante el peligro

o la pantalla.

En esta prueba,

cada acierto es un punto. Vamos sumando puntos.

Atención, porque empezamos con Reyes.

Vamos allá.

Primera pregunta:

Vamos a ver...

Antes de ver las cuatro opciones,

¿qué crees que ha podido responder? (CARRASPEA)

Pues no sé, la verdad,

pero habrá respondido a lo mejor el ombligo,

que es una cosa que no pueden tocarme.

El ombligo...

La parte favorita de papá... Mira, las opciones.

A ver si aparece el ombligo.

(RÍEN)

Pelazo. El pelo.

Ha dicho el culo o las piernas.

El ombligo no aparece.

Ha dicho el culo. Yo creo

que ha dicho... Me encanta...

Voy a votar por...

Que haya dicho el culo. (RÍEN)

Vas a votar... Yo qué sé.

¿Vas a votar por el culo por algo?

La verdad es que no, voto porque creo

porque ella es así y lo habrá dicho.

Es la excusa que dan todos los mayores.

"Ella o él es así".

Vamos a ver la respuesta, venga.

"La parte que más le gusta

a mi papá es su culo". (RÍEN)

"Porque siempre se lo está mirando en el espejo".

"Se mira en el espejo y dice: 'Qué buen culo tengo'".

(RÍEN Y APLAUDEN)

Es que es así. Es así.

Lo sabía.

A ver...

Reyes... Qué bueno.

Si lo dice, es porque te ha visto.

(RÍEN) ¿Estás muy orgulloso

del culito?

No... No me puedo quejar, pero... (RÍEN)

Tampoco es que esté tan orgulloso de él...

Tamara está diciendo: "Levántate, enséñalo...".

Hombre, yo estoy en muy buena...

Yo estoy colocada estupendamente para ver pasar.

Estás muy orgulloso

del trasero.

No me quejo, la verdad. No te quejas.

¿Queréis que se levante? No.

(PÚBLICO) ¡Sí! Claro.

No pasa nada.

Levántate. No pasa nada.

Yo me levanto.

Tanto hacer deporte... No tengo ningún problema.

Tanto deporte...

Bueno... Eso sí,

el deporte ayuda mucho.

¿Ves cómo Noelia se ha quedado con esto?

Tamara, vamos a ver... A ver qué pasa contigo.

Primera pregunta. A ver qué ha dicho. Atención.

Ay, Dios mío.

Dios mío.

(RÍEN)

A ver, karateca, dime. Yo estoy entre dos.

Entre dos. Sí.

Se encierra o dice palabrotas.

Ah, ¿y no pueden ser las dos? ¿Encerrarte y decir tacos?

También, sí. También.

Tiro por ahí. Pero hay que marcar una.

Dice palabrotas.

¡Ya lo confieso por si acaso!

Me gusta porque lo dice con la boca pequeñita.

Porque a mí no se me ve nunca decir palabrotas,

pero sí digo.

Marcamos "palabrotas". Escucha atentamente

A ver si he adivinado. lo que dice Daniela.

"Cuando mi madre se enfada,

dice unas palabrotas como (RÍEN)

'hija de...'".

"'Hija de pu...'".

"'Gili...'".

"'Ton...'".

"No sé, y etc...".

(APLAUDEN) ¡Me mató!

¿Qué ha pasado?

¿Quieres añadir más? No.

Mira, la oreja la tengo encendida.

Ya tengo la tensión alta.

De todas maneras, cada uno de nosotros en la intimidad...

Tú sabes que los andaluces

tenemos tendencia a decir palabrotas

hasta estando de risas. Ya, ya, ya.

Es verdad. Y decimos muchas cositas.

Mira que buscamos excusas.

No, pero esa excusa es buena. Eso es verdad.

Es verdad. Sí.

Claro. Bueno, Juanjo, es tu turno.

Sí, sí, llévate las manos a la cara.

A ver, dispara. La pregunta para Juanjo.

Qué bonito. (RÍE)

(RÍEN)

Todavía más bonito.

(RÍEN)

Vale, vamos a ver.

Vamos a ver.

Que sí, que sí, que sí.

La última. Todo el mundo se tira pedos, ¿no?

La cuestión es dónde, ¿eh?

Eh... Pobre...

(RÍE) Pues no sé qué decirte.

Dale a ver.

¿Cuál? ¿Cuál dices?

Eh...

(RÍE) La cuarta.

Mejor no digo nada. (RÍEN)

¡Dale!

Tengo la boca seca ya.

Que sea lo que Dios quiera.

Hay que marcar una.

Pues... Todos nos hacemos una foto en Navidad.

También, también.

Esa mola.

Vale, marcamos esa.

Nos hacemos una foto en Navidad.

No todos nos hacemos una foto,

lo cuarto sí, pero no en Navidad...

Marcamos una foto en Navidad.

(RÍE) ¿Qué ha respondido

Juanjo Jr.?

No te pases.

(RÍEN)

"Es una tradición de mi familia tirarse los pedos en la cara".

(GRITAN Y APLAUDEN) "Si se echa la siesta,

me bajo el pantalón, le pongo el culo en la cara

y me tiro un pedo".

"Se despierta, mira, se enfada, y se va a la cama".

"Se va así,...

saboreándolo".

(GRITAN Y APLAUDEN)

(Señal de respuesta errónea)

Pues... ¡Se ha puesto mal! ¡Míralo!

(RÍE) Juanjo...

Estoy loco por que me hables de esta tradición familiar, por favor.

Necesito una botella de agua: no puedo hablar nada.

Pero ¿es una cosa muy habitual?

No sé... Es como...

¿Tú lo haces?

Estoy preguntándote yo a ti, pero... ¡Hombre!

¡Cosas que pasan,

cosas que pasan...! El aire pasa, claro.

El aire es lo que pasa. Bueno, volvemos con Reyes.

Qué curioso, Reyes.

Todo el mundo pasa aquí calor y se quiere quitar cosas. Tú pasas frío.

Depende de lo que digas, me voy o no.

Sí, abrígate, que quizá tienes que salir corriendo ante esta pregunta.

Venga, vamos allá.

(Risas)

(TAMARA Y EL PÚBLICO SE RÍEN)

Solo puede ser menú infantil,

porque lo demás no me gusta, conque no creo que las haya dicho.

¿No te gustan? ¡Nada!

Así que...

¿Ni un cachopo ni una verdurita...?

Mira que para jugar hay que comer mucha verdura, pero...

Pero ¿el menú infantil?

Porque no me gustan muchas comidas y pido lo mismo que mi niña, su menú.

Porque es lo más fácil. Bueno, vamos a pedir

el menú infantil...

Eh... Marcamos el menú infantil...

A ver qué ha respondido tu hija.

"Cuando vamos al restaurante,

papá siempre pide el menú infantil".

"En su boda pidió el menú de los niños".

¿Lo ves?

(Aplausos)

Es que me están contando...

¡Se ríe, se ríe!

Dicen... ¿Es verdad que en tu boda también pediste un menú infantil?

No, mi boda es ahora, en verano,

y le he dicho a mi mujer que me pida menú infantil. ¡Sí, está ahí!

Pero... escucha. Sí, además la veo por ahí.

Escúchame. Esto lo haces también por cuidarte, ¿no?

No, yo me cuido lo justo y necesario.

Pero es lo que... Va a lo fácil.

Lo que nos gusta a los andaluces. Lo fácil: macarrones...,

pollo empanado... Claro, con patatas...

Bueno... Lo que le gusta a todo el mundo.

El hombretón va a por el menú infantil.

¡Qué le vamos a hacer! Tamara, tu turno.

¡Dios mío! Segunda pregunta.

¡Como sea como la primera...!

(Risas)

¿Qué crees que ha respondido tu hija?

¡Aquí estoy perdidísima! (RÍE)

¿Qué ha podido decir?

Yo sé que me quiere y me admira mucho. Habrá dicho

casi tres millones. Ha exagerado y todo.

Casi tres millones. Ella exagera.

Venga, marcamos... Yo pienso...

...tres millones...

Igual dice "Más que la otra Tamara".

Eh... ¡No lo descarto!

Pues fíjate cómo hace los números tu hija. Mira.

Vamos a ver.

"Yo creo

que en toda su vida mi madre ha vendido,...

"En toda su vida". ...eh...,

eh..., eh...,

treinta, o por ahí..., discos".

¡30! ¡30!

¡30 discos nada más!

¡30 discos!

A ver...

Tamara, una artista...

que ha vendido más de dos millones y medio de discos...

¿Qué idea tiene en la cabeza?

Yo creo que ha mezclado los millones de discos vendidos

con que voy a hacer otro disco próximo,

que es el 13, y ella ha dicho: "30".

Resumiendo. Y ya está.

¿Y qué le importa lo que su madre venda? Es su madre y ya está.

Juanjo, vamos contigo. A ver, a ver ahora.

¡No, tranquilo! Mira, verás...

¡Mira! Verás qué pregunta.

¡A ver! Verás qué pregunta más bonita

tenemos preparada.

Pues... puede ser cualquiera.

Lo de la moto no: él tiene cinco motos.

Ajá. Pero puede ser cualquiera.

Porque creo que le debo hasta pasta.

(RÍEN JAIME, TAMARA Y EL PÚBLICO)

¿Hace de banquero tuyo o qué? No.

Se lo guardamos y nos lo gastamos.

Y, como en casa no hay dinero y él no tiene por qué llevar...

Pero puede ser cualquiera.

Entonces, ¿te quedas con...?

Es que le debo muchas cosquillas. ¡Muchas!

Le digo: "Hazme cosquillas o no te llevo a por setas".

Luego despierta a la madre: "Me ha engañado, no me lleva a por setas".

Y la madre me dice: "Lleva al niño a por setas". Y yo: "Vale".

Tienes que quedarte con una.

Pues me quedo con... cosquillas.

Cosquillas. Sí.

Pues te voy a decir una cosa.

Escucha con atención...

qué ha respondido Juanjo júnior.

"Mi padre tiene una mano...,

un aparato para hacer cosquillas".

"Cuando me levanto, me está esperando para hacerme las cosquillas".

"Y luego me dice que él me hace a mí

y luego se queda dormido".

"Y yo le he hecho un montón y él a mí no".

"Me tiene que dar dos días las cosquillas por lo menos".

(Aplausos)

¡Para comérselo! ¡Lo sabía!

Cómo engaña al pobrecillo. Para comérselo.

Le debes cosquillas. Después le haré

todas las que le debo o una parte.

También hay preguntas tiernas. Bueno, Reyes,

tu turno de nuevo.

Tercera pregunta.

¿Qué le pide papá a mamá cuando están a solas?

¡Ay, ay, ay! Un vaso de agua muy fría.

Un pinchito.

Que baje el aire acondicionado.

Que le rasque el culo.

(TODOS RÍEN)

Que le indique dónde está Cuenca.

Por ejemplo.

¡Qué buena!

A ver.

No me digas que cualquiera de las cuatro.

A ver... (TODOS RÍEN)

Que le rasque el culo.

(RIENDO) Ella todo al culo.

Cuando no está la niña le pido

la dirección de Cuenca.

(TODOS RÍEN)

Pero yo creo que es

que baje el aire acondicionado porque yo soy caluroso

y me gusta el fresquito.

¿Tiras de aire acondicionado?

Sí, me gusta bastante. ¿Sí?

¿Todo el año? La verdad es que sí.

Y más si vas a Cuenca.

(TODOS RÍEN) Y más si vas a Cuenca,

claro.

Marcamos que baje el aire acondicionado.

Vamos a descubrir

qué ha respondido. Atención.

"Papá dice: 'Mamá, ven a rascarme el culo'".

"Y se pone así para que le rasquen el culo".

"Y hasta cuando duerme dice:

'Mamá, ven a rascarme el culo'".

"Él la hace rascarle el culo y dice: 'Me voy'".

"Y dice: 'Arráscame más al fondo'".

¿Al fondo de dónde, tío?

(TODOS RÍEN)

También, ¿no?

El programa va de culo hoy.

Ella va con el culo.

Ella está enfocada en el culo.

Bueno, está visto

que vamos por la parte trasera.

Va enfocada en el culo. Tamara, tranquila,

fíjate qué pregunta, la tercera,

le hemos planteado a tu hija. A ver.

La parte de su cuerpo que menos le gusta a mi madre es...

Ay, Dios mío.

Los pies.

Las rodillas.

Los hombros.

La próstata.

(RIENDO) Hombre, próstata sé que no tengo.

Vamos.

Pero ella puede pensarlo, eh.

No, pero, hombre, yo siempre digo: "Qué pies más feos tengo".

¡Dios mío!

Tengo los pies muy feos.

Es verdad, es que son feos.

(TODOS RÍEN)

Yo lo disimulo porque me los pinto,

pero es la parte más...

Pero ¿tú eres de las que guarda debajo de la arena los pies?

Sí, los guardo en calcetines,

en arena. Que no se vean, mejor.

Entonces marcamos los pies. Los pies.

Creo que los pies. A ver qué ha dicho.

"La parte que no le gusta del cuerpo a mi madre

son sus pies porque los tiene secos".

"Y cuando voy a las uñas, que ella se lo hace,

le quitan la piel con una cosa y me da mucho asco".

A ella tampoco le gustan.

No, es que me quitan las durezas y no le gusta.

Bueno, Juanjo. A ver a mí qué me quitan.

Venga,

vamos con la última pregunta de esta ronda, ¿vale?

¿Qué es la cosa más asquerosa que te ha hecho tu padre?

Ya estamos.

Espera un momentito, vamos a parar la máquina

antes de seguir viendo opciones.

¿Por dónde crees que va a ir Juanjo?

¿Por dónde crees tú?

No lo sé, Juanjo es una caja de sorpresas.

No se sabe por dónde saldrá.

Lo descubriremos. Estas son las opciones.

Me hizo limpiar las jaulas de los pájaros.

Me pegó un chicle en la cabeza. (TODOS RÍEN)

Me meó.

Me regaló por mi cumple un caramelo "chupao".

¡Dios mío! Mmm...

A ver, me voy a explicar. Cuando abres los brazos...

Bueno, bueno.

Cuando abres los brazos... A ver.

Yo creo que va a ser la de "me hizo limpiar la jaula de los pájaros",

pero cuando nos duchamos juntos algún chorrillo le ha caído.

(TODOS RÍEN)

Dice: "¿Qué haces, eh? Que está caliente".

Y luego me lo hace él.

Pero eso también lo hace todo el mundo, ¿no?

Oye, llevas toda la noche diciéndome que todo el mundo lo hace.

Somos gente de campo. A ver,

¿te quedas con los pájaros o te quedas

con esto? (RIENDO) ¡Con eso!

No lo puede ni pronunciar.

Me meó. Me meó.

Que es algo que hace todo el mundo.

De lunes a viernes es muy habitual hacerlo.

Venga, nada, es una tradición, ¿verdad?

Venga, marcamos. Una tradición familiar.

A ver.

"Donde vive mi tía en Alicante no había agua caliente".

"Y ya de repente noto agua caliente y le miro y me estaba meando".

"En serio".

"Me estaba meando y yo: 'Sale agua caliente'".

"Miro y me estaba meando".

Pero...

Es peor que nosotros. ¡Es muy fuerte!

Lo que quieras.

Pensaba que solo le meé una vez y que había sido en casa.

Pues se le ha quedado en la cabeza.

Parece ser que ha habido más veces. Habéis pasado el primer trago.

Esto puede mejorar todavía. Mirad, estamos

en la sala de juegos. Salud, por favor.

Saludad, chicos.

Hola.

¿Todo bien? (TODOS) ¡Sí!

(RIENDO) Sí.

Más tarde vamos a volver

con Inés, la maga, y una sorpresa.

Luego estamos con vosotros.

-¡Os quiero!

Y yo a ti.

Qué bonico.

Ha llegado el momento

de las definiciones en "Jugando con las estrellas".

A ver cómo traducís

a vuestros hijos

porque son conceptos, palabras,

personajes populares... Ellos no van a nombrarlos,

pero van a hablaros de ellos. Tamara, empezamos contigo.

Ah, vale. El primero de ellos.

Piensa un poco de qué puede estar hablando Daniela.

Esta prueba vale dos puntos.

"La forma que tienen

es...

como...".

"Hay unos que son...

que son los que hay en mi cole que son como así,

como un vaso".

"Pero no es un vaso. Es así y después es como así".

"Y pesa mucho".

"Y puede ser de color...".

"Mmm, como...

el color de la moneda que es un poco así".

Buena explicación. "Mi madre no tiene ninguno,

pero si le dieran uno

lo colgaría en su habitación".

¿De qué crees, o sobre qué crees, que está hablando?

En el colegio así, metal...

No sé, un comedero del colegio. (RIENDO) Es que no lo sé.

¿Un comedero del colegio?

Un comedero, yo qué sé. Para...

¿No tienes ni idea?

O eso o una medalla. Es que no sé lo que es.

Tienes que decir algo. ¿Algo?

No sé, las bandejas del comedor del colegio.

La bandeja de comedor de colegio.

Sí, digo yo. Mmm,

a ver si te sirve esto, porque mira lo que dice Daniela.

A ver.

"Es una cosa

que se gana cuando...

cuando llegas a la meta de...". Ah, entonces ahora sí, una medalla.

"Por ejemplo, cuando corres,

cuando bailas en un campeonato

y te ganas...".

"Quien baile mejor o quien corra más rápido

pues se lo gana".

"Si yo tuviera que darle uno de estos a mi madre sería

sería porque canta bien

y cocina muy bien".

Y cocino bien. Era un premio.

¡Ah, un premio!

Fíjate lo que te dice: por cocinar y por cantar.

Mejor premio que los puntos. Ya es un premio.

Juanjo, vamos contigo. A ver si traduces

a tu pequeño Juanjo.

Atención.

"Si tú vas por la calle sin hacer nada

y hay gente que tiene metralletas y te mata".

"Viene la policía y le detiene o le mata".

"Hay Lamborghinis, Ferraris,

helicópteros, aviones...".

"Él va y hace volteretas y cae de pie".

"Y yo voy y hago una voltereta y a lo mejor caigo de boca

y no me sale".

"Se pone contento. Se pone: '¡Toma!'".

"Y se pone a correr por la casa".

"Yo le dejo que meta gol porque si no se pone a llorar

porque se pone nervioso y se pone a llorar".

"Mi padre se pone así".

"Él me dice que estoy muy loco porque me quedo así

y como que no respiro".

Como que no respiro.

¿Lo tienes claro, Juanjo? Clarísimo.

¿Qué es? La PlayStation.

Los juegos. Vale.

Los videojuegos, muy bien.

Hombre. Cuando ha dicho "metralletas".

Te cambia la cara.

¿Eres muy aficionado a jugar con él y eso?

No mucho porque siempre me gana. Soy malo a los videojuegos.

Y entre que me gana y me hace trampas,

pues prefiero no jugar y juego muy poquito con él.

Bueno, Reyes. Antonio, vamos contigo.

El diccionario particular de tu hija; este es.

Madre mía.

"Es una cosa que tenemos

en la parte de abajo".

"Es un agujerito".

muy triangular".

"Los viejos no lo tienen".

"Es de color amarillo".

"Los niños sí lo tienen".

"Ahí se puede guardar una bola de chicle

o una gominola".

Fíjate qué detalle, Reyes,

"los viejos no lo tienen" y "es de color amarillo".

Ay, Dios mío. Puede ser el parquecito de bolas

que tiene abajo de casa, porque otra cosa...

El parque de bolas. Fíjate en lo que define

tu hija.

"A papá no le gusta que se lo toquen".

"Si se lo tocan se desmaya".

"Yo nunca se lo toqué".

"Si se lo voy a tocar así se desmaya

y se desmaya del susto".

"En el vestuario ve a sus compañeros desnudos

y no le gusta".

El ombligo. ¡El ombligo!

El ombligo, que dice que los abueletes no tienen,

eso sí. Y que es amarillo.

¿De qué color lo tienes tú? Ha dicho amarillo.

Los viejos no tienen. Aquí hay una cosa,

una cuestión psicológica tuya, ¿qué te pasa con el ombligo?

Es una cosa que de nunca puedo ni tocarlo yo

ni ver a nadie que se lo toque. ¿De verdad te caes al suelo?

Es verdad, es verdad.

Yo he de tocar un ombligo y caigo redondo.

¿En serio? En serio.

¿Tu mujer no te lo ha tocado? No, imposible.

Es imposible. Es más, me ha tocado

la niña a lo mejor sin querer y le he gritado y le he dicho:

"Perdona", pero es que no puedo. Pero escúchame,

lo pueden aprovechar tus contrarios en el fútbol.

Es decir, llega el jugador, hace así, "clac",

y fuera Reyes, ¡fuera!

Un jugador menos. Es verdad.

11 contra 10.

Es el momento de hacer recuento. Atención,

Antonio Reyes, dos puntos.

Tamara, dos puntos.

Y Juanjo cuatro puntos.

¿Ves como la cosa puede...?

Y atención porque qué inocentes son los chavales.

Qué criaturitas, ¿verdad? Qué angelitos.

Sobre todo cuando no los vemos.

Cuando no los vemos.

En esta prueba hemos colocado una cámara oculta

y hemos situado a vuestros chavales en una situación determinada,

¿de acuerdo?

Juanjo, empezamos contigo.

Me estás mirando mucho.

Juanjo Jr.

Imagínate la situación.

"Entonces...".

Ahí llega tu pequeño con una compañera.

Mira.

Hay dos botes con bombones.

Nuestra compañera coge uno

y se lo va a comer,

¿vale?

Le está hablando del programa. "Ay, qué rico".

"Ahora vengo, ¿vale?". Vale, se va.

Paramos la imagen. Vamos a pararla.

La paramos.

Como ves, ha cogido el bombón del bote

y luego al lado hay un bote lleno

de bombones cerrado. (RIENDO) Sí, lo veo.

Te voy a decir una cosa con un pequeño detalle:

está sellado con silicona. No se puede abrir.

Entonces no va a aparecer ni el bote.

Atención,

porque te voy a dar unas opciones.

¿Qué crees que hace Juanjo Jr.?

Vamos allá, ¿qué hace Juanjo después?

Intenta abrir el bote, no puede y lo deja.

Consigue abrirlo con todas sus fuerzas.

Se pone a rezar.

Se come el bote y deja los bombones.

Solo puedo decir que estoy dispuesto a devolver el bote.

Está muy bien.

No esperaba menos, de verdad.

Intenta abrir el bote, no puede y lo deja.

Aunque igual lo abre. Pero creo que es la primera.

¿La primera?

Sí, es que ponerle los caramelos ahí delante...

Ya, sellado con silicona. Es imposible que no.

Esa es tu idea.

Mira a tu hijo.

(RÍE)

¡Se pone a rezar! (TODOS RÍEN)

Eso no te lo esperabas tú. No, no me lo esperaba.

(TODOS RÍEN)

¡Se pone a rezar!

¡Ole, hijo! ¡Ole!

No puede hacer nada.

¿Encuentras una explicación? ¿Rezaba

para que fueran más bombones? No sé qué ha pasado por el camino.

¿El de antes no era él? ¿Por qué crees que está rezando?

Pues no lo sé. ¿Pueden ser los nervios?

Estaba muy nerviosito, sí. Venía muy atacadito.

Bueno, pues no cogió el bote. Se puso a rezar "pa, pa, pa, pa".

Y al programa. Cuánto me alegro.

Antonio Reyes, vamos contigo.

Vamos con tu hija.

Situación para Noelia.

Mira. Ay, ay, ay.

No son bombones enun bote.

Son bombones en un plato, pero fíjate en lo que hay debajo.

Es de estas torres de piezas inestables

que se caen con facilidad.

Están en equilibrio las piezas.

Paramos la imagen.

Atención.

Noelia, ¿cómo reacciona?

Te doy las opciones.

Coge los dulces sin tirar la torre.

No toca nada. También mueve la cabeza.

Tira la torre y coge un bombón. Se sube en plan King Kong.

La torre la tira seguro.

Estás muy convencido.

No sé si si lo coge. Tira la torre y coge el bombón.

Si tira la torre será para cogerlo. ¿Por qué dudas?

No es de comer bombones.

Come gominolas y eso, pero va a tirar la torre seguro.

¿En casa lo hace mucho?

(RIENDO) Bastante.

Marcamos tira la torre y coge un bombón.

Y atención.

¡Huy! ¡Huy!

Mira, es que está ahí... Huy, venga.

¡Mírala!

El bombón.

Además,

lo coge y se va.

Al final cogió el bombón y mira que no le gustan, eh.

(RIENDO) No, pero ya la lía del todo.

Me encanta porque ella se va. Ha tirado todo,

coge el bombón y se va. Se acabó.

Bueno, Tamara,

tu turno. Bueno, el turno de Daniela.

Venga.

Atención a la situación.

Mira, ahí está la maga Inés.

Le está haciendo una serie de trucos de magia.

Son cartas, eh. Están...

"Y te voy a dar otra de ellas. ¿Sabes cómo se llama?".

"Picas".

En pleno juego.

Hay otra serie de elementos sobre la mesa como veis.

"Y corazones y diamantes me los quedo yo".

"Tú tienes las negras".

Una varita mágica, cartas...

"Mira".

"Mira las tuyas".

Y después de hacer varios trucos le suena el teléfono

y se tiene que ir.

Se va Inés la maga

y le ha dicho: "No toques nada".

¿Qué hace Daniela después? Mira.

Toca todo, arma un caos y lo recoge.

No toca nada.

Se decepciona al descubrir los trucos.

Se pone una chistera y baila.

Ay, Dios mío.

Yo creo que no toca nada.

¿Crees que es tan buena que no toca nada?

Es una niña buena. Suele ser muy buena.

Hasta que ha llegado a "Jugando con las estrellas" a lo mejor, ¿no?

A no ser que aquí se haya revolucionado la niña

y me la lleve a casa peor de como la he traído.

Vamos a ver.

Entonces ¿marcamos?

Ella obedece. No toca nada.

Marcamos "no toca nada". Marcamos "no toca nada".

El angelito de Daniela, ¿qué es lo que hace?

Hacer todo lo contrario.

¡Tocar todo!

(RÍE)

Toca la varita, toca el libro... Todo, lo toca todo.

La chistera con las cartas. ¿Qué hace?

Está curioseando. Y ya descubre todo.

Anda que no iba a tocar nada.

¡Anda que no tocaba nada!

¡Pobre!

¡La pobre se ha soltado!

Para que aprenda que no se toca.

Y una cosa muy importante: luego lo recoge. Tu hija es muy ordenada.

Sí, pero ¡lo ordenaría así!

¡La pobre..., toda encendida! Rápido.

Muy bien. Bueno, chicos.

Volvemos a la sala de juegos.

Están aprendiendo trucos de magia. Inés,

¿qué tal, cómo estás? "Hola".

"(RÍE) ¡Hola! ¡Mira lo que hace

con la varita! La tiene destruida".

"Aquí estoy con tres magazos".

"Te voy a hacer un juego de magia a ti y a todos los que estáis

en casa. ¡Mira!".

"Tenemos estas cartas. Las estáis mostrando, ¿no?".

"Mira, Jaime, te voy a pedir que pienses una de estas cartas,

pero no se lo digas a nadie".

"Mantenlo en secreto".

"Y los que estáis en casa también".

"Pensad una de estas cartas. ¿Lo tienes, Jaime?".

Sí, pero no digo qué carta es.

"No dices cuál es". Vale.

"La tienes, ¿no?". Sí.

La tengo. "Pues mira".

"Voy a venir por aquí y Noelia le va a dar un toquecillo mágico...

y tú, Juanjo, procede".

"Juanjo... va a coger una carta...

y, atención...".

-"Chavales, voy a destruir vuestra carta pensada".

-"¡Y esa es la carta que estás pensando, Jaime!".

"¿Sí o no? Ah, ¿no me crees?".

No lo sé, no la he visto. "Espera".

A ver. "Jaime y los que estáis en casa,

¿está aquí vuestra carta?".

"¿Sí o no?". ¡Tienes razón!

"¿No está?". ¡La carta en la que pensaba,

Inés!

"¡Aquí está! ¡Muy bien, chicos! ¡Un fuerte...! ¡Choca esos cinco!".

"¡Ven aquí, Noelia! (RÍE) ¡Vente por aquí!".

"Jaime, te los mando para el plató, ¿vale?".

"Aquí tienes a tres futuros magazos!".

"¡Chao, chicos!". Chicos, venid.

"¡Adiós!".

Luego te veo, un beso.

¡Y aquí están...

Juanjo, Daniela

y Noelia!

¡Mira, mira!

(NOELIA GRITA) (RÍE)

Noelia se ha traído

la varita mágica... Mira...

Mira Noelia la charla que tiene.

No sé si la varita te servirá para el siguiente juego,

pero aquí es importante, atención, papás, chicos,

que estéis compenetrados y respondáis lo mismo.

¡Empezamos con Antonio Reyes y Noelia! ¡Vamos allá!

¡Vamos! (NOELIA GRITA)

¡Cada acierto un punto!

(GRITA)

¡Aquí no!

(RÍE) Tú, al otro lado.

Tú ahí, siéntate.

(Aplausos)

Siéntate bien. Oye...

Oye, me gusta... Escúchame.

Te quedas aquí.

Qué personalidad tiene Noelia, ¿eh?

¡Joder!

El padre hace así: "¡Uf!". Bueno...

Vamos a jugar, atención...

Yo hago pregunta, tres opciones, hay un pulsador...

para cada una de ellas... Atención, empezamos.

¡Papá! Dime.

Aquí hay... (EL PÚBLICO RÍE)

Ahora voy. Noelia, empezamos.

Escucha con atención, concéntrate.

¿Qué foto comprometida publicó papá en su Instagram?

Una conduciendo sin cinturón,

una duchándose desnudo...,

su foto de DNI...

Debéis responder al mismo tiempo. Pulsad.

¡Correcto!

Pero...

(RÍE)

(Aplausos)

(Aplausos)

Porque... A ver...

Noelia, todos nos equivocamos alguna vez,

¿no? ¿Eh?

Son cosas que en determinado momento...

Nos ha pasado a todos. Estaba parado.

¿Sí? Claro.

Entonces no hay problema.

La que está parada es Noelia.

Vamos a ver con la siguiente pregunta. Atención.

¿Por ser el jugador más joven en debutar en primera división,

por ser el mayor medallista de la Europa League,

por comerse más salchichas en un minuto?

¡Noelia, no, la de al lado!

Atención...

(PULSA)

¡Nooo!

¡Ay, bueno...!

Un buen récord, ¿no?

Pues sí, el único jugador con cinco Europa League.

Y la A..., no sé yo si soy el más joven o no. También estoy ahí.

Quizá en un determinado momento lo fuiste.

Sí, porque debuté con 16 años...

y no lo sé. Muy joven. Seguimos.

¿Qué broma hacía en el Sevilla?

¿Ponía crema antiinflamatoria en sus calzoncillos,

ataba los cordones de las botas de los rivales,

llenaba el banquillo de chinchetas?

(EL PÚBLICO RÍE) Noelia se lo piensa...

Dale, cariño.

Vamos a ver qué pulsa... ¡No!

¿Qué has pulsado?

¿Tú crees, Noelia, que papá...

es capaz de atar los cordones de los jugadores?

¿Lo has hecho, Joaquín?

También lo he hecho. También.

Pero en el Sevilla echaba crema

en los calzoncillos para que, al calentar,

tuvieran que ir a ducharse.

Y me he llevado más de una bronca

por culpa de esa broma. Pero la crema antiinflamatoria...

No, la crema de calor. La crema de calor...

Y cuando le daba ahí... Eso cogía calor.

¡Cogía calor...! Y era...

Cociendo...

Exacto, cociendo. Cociendo huevos.

Sí, sí... Cocer. ¿Por qué tuvo problemas en la aduana

cuando jugaba en la liga inglesa?

Atención. Por tener el pasaporte caducado,

porque no le dejaban pasar el lomo y el jamón,

porque no entendían su humor andaluz.

Vamos allá.

Noelia, la de este lado. A ver, a ver...

¡Noooo!

¡No! No acierto ni una.

Vamos a ver...

Tu padre tiene mucho humor andaluz, claro.

Es de la tierra.

¿Qué te pasó con el lomo y el jamón?

Fue una de las primeras veces que fui.

Me llevé jamón, de todo, y no me dejaron pasar nada.

Y no me sentó muy bien, las cosas como son.

Los ingleses no entendían de eso.

La verdad, son un poco raros.

Cuando papá tenía tu edad, Noelia,

¿cómo intentó ganarse la vida?

¿Rifando sus juguetes, organizando un concurso

de penaltis, aparcando coches con una gorra de Renfe?

Noelia hace: "¡Hum!".

(PULSA)

A ver...

A ver, ¿esta es...?

Dale, cariño. ¿Pulsas?

La... B, ha pulsado la B.

¡No! En esta ocasión... Ve una pelota,

la pobre... Bueno, claro, es normal.

Pero ¿me puedes explicar lo de la gorra?

Pues fue...

en una plaza de toros...

Estaba yo en la calle y de repente vi que venían muchos coches.

Tenía siete años. No le dije nada a mi madre para que no me abroncara.

Y de repente empecé a ver que venían coches y más coches y dije:

"Me pongo aquí y al que aparque le pido algo y a ver si me da".

¡Empecé a pedir y me saqué un buen dinero!

Pero, escúchame...

¿De gorrilla de pusiste? De gorrilla.

Hasta que me vio mi madre y me cogió de las orejas: "Para arriba".

Pero hice de gorrilla. ¿Y sacaste pasta?

¡Pregúntale a mi madre!

Bueno, última pregunta, atención.

En un programa de cámara oculta...

le hicieron creer...

que nos invadían los extraterrestres,

que iban a clonarle,

que iban a cambiar el himno del Sevilla por "La Macarena".

(RÍE EL PÚBLICO)

A ver... Noelia, acierta una.

(RÍE)

A ver, espérate, mira.

Mira la pantalla. ¿Me dejas sentarme?

Sí. Porque...

¡Ay! En este juego quizá no... ¿Te puedo ayudar?

¿Eh?

Pero que nadie se entere, Noelia.

(EL PÚBLICO RÍE)

La B.

(EL PÚBLICO RÍE)

La B.

(EL PÚBLICO RÍE)

¡Correcto!

(Aplausos)

¡Muy bien, cariño, muy bien!

No ha estado mal.

Al final, medio medio...

Un fuerte aplauso... No ha estado mal.

...para Noelia y Antonio Reyes. Venga, volvemos a la silla.

Es el turno de Tamara y Daniela. Vamos.

Chicas, ¿estáis listas?

Compenetradas... Sí, sí.

Vamos a intentarlo.

¿Qué hace tu madre antes de los conciertos?

¿Tomar una cucharada de miel,

lavarse las manos, ecuaciones de segundo grado?

Se lo piensa Daniela...

Venga, Daniela. A ver...

¡Correcto!

(Aplausos)

Oye...

Vamos a ver...

¿Tu mamá tiene

muchas manías? Tengo hasta mi jabón,

mi toalla exclusiva para antes de salir...

¿Antes de cantar? Sí, y me persigno

y salgo. Hay quien pide cosas raras.

Esto es muy normal. Solo eso.

Nada más que eso. Es normal y está bien.

Vamos con otra.

Psicóloga, profesora...,

Spiderman gordo en la plaza Mayor...

(RÍE) Venga, Daniela, a la vez.

Una, dos, tres.

¡No! ¡No!

¿Por qué crees que hubiera sido profesora?

Es buena respuesta, ¿eh? (RÍE)

Querías ser psicóloga.

Quería ser psicóloga con ocho años.

Aparte de cantar, quería estudiar Psicología.

Lo que pasa es que mi vida, el camino...

derivó al amor, y después del amor vino Daniela

y tres más. (RÍE) Ah.

Y ya dejé de estudiar.

A la vez cantaba y era complicado llevar

tantas funciones a la vez. Otra más.

El primer disco de mamá se tituló...

¡Esa es muy buena!

Me ha gustado. Esa, el próximo. Una, dos, tres.

Daniela, ¿va?

¡Correcto! ¡Bien! (RÍE)

(Aplausos)

Vamos con la siguiente pregunta.

¿Cuál fue el antojo más raro de tu madre?

¡Oh! Erizos de mar,

anchoas con patatas fritas,... ¡Uh!

...chupar tapas de yogur.

Daniela, esta tienes que saberla: sabes que soy rara comiendo. Una,

dos, tres.

¡No! ¡No! ¡No!

¿Qué ha puesto? Lo del erizo de mar

tiene su secreto, su historia.

Claro, lo que pasa es que Daniela aún no lo sabe del todo.

Su hermano, Héctor, el pequeño, tiene aquí un antojo, un erizo...,

porque nació en agosto y los erizos son en invierno.

Y el pobrecito, pues claro, me tocaría o lo que fuese, y se quedó.

Un antojo, un erizo de mar aquí.

¿No te trajeron los erizos?

No había. Ya buscamos en todos los mercados.

Su padre estaba desesperado, no sabía ya qué hacer conmigo.

Decía: "Hasta el último día me estás dando qué hacer".

O sea, embarazo, antojo, erizos que no corresponden al tiempo...

Sí, y el padre, loco.

Y el padre buscando... Y aquí el niño cuando nació.

Tiene como la forma de un erizo...

Aquí.

Esto de los antojos es increíble. Eso es verdad.

Según tu madre, hacer un disco nuevo es...

como cocinar a fuego lento,

como volver a parir,

como hacer la croqueta cuesta abajo.

(EL PÚBLICO RÍE) Daniela, esto es fácil.

A ver... Venga.

¡Correcto!

(EL PÚBLICO APLAUDE)

Ella me lo ha escuchado decir.

Son como hijos más que tienes y que se quedan ya...

Pero ¿tanto sufres?

¡No, no se sufre! ¡Al revés, es una gran bendición!

Siempre. Vale, vale.

Lo más grande son mis hijos, pero, en lo profesional,

lo más importante son mis discos.

Es lo que se queda para siempre marcado en una carrera.

Yo no estaré,

porque la vida es así, pero quedará mi música

y mis discos. Entonces, para mí son... Son hijos.

Muy bien. Última pregunta de la prueba: ¿a qué le tiene pánico mamá?

¡Oh!

A las estatuas,... Lo sabe.

...a los extraterrestres,...

¡Uh, qué difícil!

...a los payasos asesinos.

Es que hay dos... No se puede hablar.

Vale, no digo nada.

Vamos allá.

Venga, una, dos, tres.

¡No!

Es que me dan miedo muchas cosas. No, pues...

Había que marcar una... Bueno, tampoco ha estado mal.

No ha estado mal. Gracias.

Volvemos a la silla..

El turno de Juanjo... y Juanjo júnior.

(Aplausos)

Bueno, a ver...

Sois casi idénticos.

A ver cómo de compenetrados estáis,

¿vale?

Dale caña, hijo. Atención, Juanjo...

¿Cómo se conocieron tus padres?

En una peluquería...,

en un rodaje, haciendo botellón...

¡Correcto!

Además,

Juanjo júnior...,

tú has respondido rápidamente.

¿Lo tenías claro? Sí.

¿Te lo han contado ellos? Sí.

¡Cómo no se lo voy a contar a Juanjito, y a todos!

¿Era tu peluquera o...?

No, iba mi madre. Pues iba con la moto y...

Iba haciendo caballitos para enamorarla con la moto.

Hijo, lo bueno, lo bueno...

A ver, Juanjo júnior,

que tu padre le vacilaba a mamá entonces, ¿no?

No, que pasaba haciéndose el chulito con la moto para enamorarla.

¡Ah! Haciéndose el... Y lo consiguió, ¿eh?

Sí. Y lo consiguió.

Esto es lo que le ha quedado. Es verdad, así empezó todo.

Pero ¿no te cortaba el pelo?

Sí, luego fui a que me lo cortara. Primero iba mi madre.

Y decía: "Hay una chica muy guapa". Pasé y me encantó.

Y ya pasaba todos los días haciendo caballitos para que me mirara.

Y ya fui a cortarme el pelo un día.

Muy bien. Siguiente pregunta: ¿qué perdió papá

cuando ganó el Goya?

¿La vergüenza...,

su nombre...,

un colmillo?

¡No!

El nombre. ¿Por qué crees que perdió el nombre?

¿Cómo, cómo? ¿Me dices la...? ¿Por qué...?

Otra vez la pregunta.

¿Qué perdió papá cuando ganó el Goya?

¡Ah, su nombre!

Porque le llamaban el Bola...

A partir de entonces, todos le llaman así, ¿no?

Vale, pero... Eso es verdad.

En parte es verdad, pero lo que perdiste realmente...

Fue un diente. ¿Cómo en un Goya pierdes eso?

Perdí un colmillo. Me dieron el Goya, me puse nervioso y se me cayó.

Se lo di a mi madre y subí a por el Goya.

¡No puede ser! Pues sí, tal cual.

Pero ¿subiste al escenario así?

Sin colmillo, claro.

¡A ver, no me lo voy a poner y subir con él puesto!

Ya, ya. Como el Cuñao. Bueno, siguiente pregunta...

¿Cuál de estas gamberradas

no ha hecho papá?

Robó la moto del pizzero,

bañó a un colega con un extintor...,

les pintó un bigote con dentífrico a sus amigos mientras dormían.

¡Correcto!

(Aplausos)

(SE RÍE)

¡No! Pero ¿qué?

Hombre, en alguna peli alguna moto he robado, de actor.

Pero... Pero en verdad no. Es evidente.

Robabas la moto para hacer el caballito y camelarte...

No. Esa ya la tenía.

Ah, ¿ya la tenía?

Que ya vacilaba antes, ¿verdad?

Lo tiene superclaro el pequeño. Venga, vamos con otra.

¿Por dónde se pasa la cuchilla tu padre?

Por la cabeza,

por los brazos...,

por las ingles...

Se ríe Juanjo júnior, ¿eh?

¡Correcto!

(Aplausos)

Juanjo júnior...

Dime que no ves a papá pasándose la cuchilla por la ingle.

Sí. Ah, ¿sí?

¿Sí? (SE RÍE) Pero...

¿Te haces las brasileñas?

¡Oye, Jaime! ¡Vale! ¡Hombre!

Explica, explícame.

Yo me paso la cuchilla por las piernas y ya estiro hasta arriba.

¿Sabes lo que te digo? Y, ya puestos, pues claro, ¿no?

Ya puestos, lo dejo todo sin pelo, claro.

Más... curioso. Venga.

Vamos con la siguiente.

Se llevó el producto que anunciaba,

se tiró a la piscina vestido...,

puso pegamento en la claqueta...

¡No!

Juanjo júnior, ¿tú crees...?

¿Ves a papá capaz de poner pegamento en la claqueta?

Creo. Tú crees, ¿verdad?

¡Yo también me veo capaz!

Pero ¿qué es lo de la piscina?

Fue mi primer anuncio, que era de la vuelta al cole.

Nos tenían a todos preparados para empezar a rodar

y me tiré al agua. ¿Qué has dicho?

Yo no existía.

Claro, él no existía y no tenía...

Venga, última pregunta...

Papá mintió en su currículum diciendo que...

sabía esgrima...,

sabía euskera...,

dijo que era negro.

(EL PÚBLICO RÍE)

Vamos a ver...

¡Correcto!

(Aplausos)

O sea...

Le echaste morro, ¿no?

Hay que echarle morro a la vida. Le echaste morro.

¿Cómo fue? ¿Qué pasó?

Fue para una película que hice en el País Vasco.

Hola...

La hice en vasco.

Me tuve que aprender el idioma, y lo hice.

Lo hice en castellano y en vasco: "La casa de mi padre".

Muy bien. Oye, pues es un mérito, es un mérito.

Juanjo júnior, ¿estabas probando el micrófono o qué te pasaba?

Que quería ver si funcionaba.

Ah. Tú no te preocupes. (RÍE EL PÚBLICO)

Funciona. Se te ha oído perfectamente

y por eso te aplauden, os aplauden. Volvemos a la silla. ¿De acuerdo?

(Aplausos)

Y, atención, porque ha llegado el momento

de hacer recuento de marcadores.

Antonio Reyes y Noelia, seis;

Daniela y Tamara, cinco,

y, atención, Juanjo Ballesta y Juanjo júnior... (mira, me miran),

¡ocho puntos! ¡Bien!

(Aplausos)

Pero esto no ha acabado aquí.

Y en nuestra siguiente prueba,

la de los objetos... Ya sabéis: objetos que ya no se usan,

que, por supuesto, los pequeños de la casa no conocen,

pero que los mayores sí. Los mayores tienen que ir

con los ojos cerrados

y los pequeños tendrán que hacer una descripción sin dar el nombre.

Empezamos con Tamara y Daniela. Esta prueba son dos puntos.

Vamos. Vamos allá...

Aquí Daniela... Y yo voy allí.

Y Tamara va aquí.

Atención, porque estamos a punto de descubrir el primer objeto.

Te tienes que colocar el antifaz. Vamos a ver.

No tienes que ver nada en absoluto.

Con el flequillo no te preocupes, que ya...

(SE RÍE)

Genial. Daniela, te voy a enseñar ese objeto que quizá los mayores

hemos utilizado...

Atención...

¡Tiempo!

A ver, dime. ¿Puedo preguntar? ¡Sí, sí, sí, sí!

¿Para qué sirve, Daniela?

Eh... ¿Para qué puede servir?

Eh...

Para hacer comida, para producir música...

No, es un objeto.

Pero ¿para qué vale? Pero para...

Lo puedes coger y tocar. ¿Es cuadrado,...

No. ...es triangular,

es redondo? No, tiene como...

Es casi igual, como de las uñas, pero...

Que son... Hay huecos...

¿Como de las uñas? Pero...

¿De las uñas qué?

Porque de las uñas hay varias cosas.

Pues...

En... la peluquería...

¿En la peluquería?

¡No, no, no! En...

¿Puede ser como un secador...

No. ...antiguo, así? ¿Es redondo?

10 segundos...

Daniela, ¿para qué puede valer?

Tienes que decir algo, Tamara. No sé.

Un secador de pelo.

Un secador de pelo... De esos de los años...

¡Tiempo!

(EL PÚBLICO SE LAMENTA)

¡Ay, ay, Daniela, que estabas...!

¡Es que no sé lo que es! Claro, ese es el juego.

Venga, ya puedes... mirar. ¿Ya?

¿Qué es esto? Explícale qué es.

¡Ah, el separador de las uñas para poder pintártelas!

Para poder pintártelas.

Te lo colocas en el pie, por ejemplo...

Y entonces no se te...

¡No ha podido ser! Bueno, volvemos

a la silla. ¡No pasa nada! ¡Bueno!

(Aplausos)

¡Es el turno, atención,... ¡Es que no sabía...!

...de Juanjo y Juanjo júnior! Para las uñas.

Tienes ganas de jugar, ¿eh? Venga, vamos allá.

(Aplausos)

Me dice: "Sí, sí. Tengo ganas de jugar". ¿Vamos allá, papá?

También tengo ganas. Tápate los ojos.

Ese objeto... Claro, a los pequeños no les suena...

Está al revés, pero no ves, ¿no? No.

Atención.

Este es el objeto. ¡Tiempo!

Tú puedes preguntar; tú, contar.

¿Para qué sirve?

¿Qué harías con él?

Es de..., es de metal... Sí.

Es un círculo redondo, que le das así,

así...

Corta. Parecen castañuelas.

El sonido, el sonido...

Es una cosa redonda, que le das...

Y le...

Y es como que tiene así, para cortar...

Pero no pongas el dedo. ¿Un pelador?

¿Un cortador? No es un pelador.

¡Para cortar las uñas!

(RÍE EL PÚBLICO)

¿Unas tijeras? ¡No!

Si te cortas las uñas, te quedan a ras, ¿eh? Pero ¡a ras!

Di algo, quedan 10 segundos. Eh... Un molde.

Un molde de hierro para hacer tartas.

Es hierro y un círculo que tiene un muelle...

Y suena así. ¿Con un muelle?

¡Clarísimo! Sí, sí.

¡Rápido, algo, que se acaba el tiempo!

Eh... Un muelle. ¡Un muelle!

¡Tiempo!

¡No era un muelle, pero tiene

un muelle...! ¡Una grapadora antigua!

¿Sabes lo que es?

No. ¡Pues ya lo sabes!

Pues ya lo sabes. Para los papeles.

Exacto. Para los papeles.

No ha podido ser.

No ha podido ser. Era muy difícil.

¡Oh, cuidado!

¡Ay, mi cachorrito!

¡Es el turno de Antonio Reyes y de Noelia! ¡Venga, vamos allá!

Venga.

Siéntate aquí. Aquí, aquí, aquí.

Ahí sentadita. Dime lo que hay. Vamos a jugar...

¿Me vas a decir lo que hay?

Verás lo que me va a decir. Vamos a ver.

Papá, papá Reyes...

Te tienes que tapar los ojos...

Aunque parece increíble, Noelia no sabe lo que es...

esto. ¡Tiempo!

Cariño, ¿qué es lo que es?

¿Tú qué harías con eso?

Atar una cuerda...

Vale...

¿Qué más?

De una bombilla.

(RÍE EL PÚBLICO)

Es una pista buena, sí.

Yo tengo cuatro así en casa.

Noelia, ¿qué harías tú con eso?

¿De qué está hecho? Dime. Atar una cosa...

¿Cuál? Ha dicho: "Atar una cosa".

¿Atar una cosa?

¿Tiene una bombilla?

Ella está experimentando. ¡Noelia!

Está experimentado con la cuerda...

y el objeto,

esa bombilla que dice ella. ¡Noelia!

Le puedes preguntar el material. ¡Noelia!

Yo es que creo que...

Le gusta mucho. Una bombilla.

¡Una...!

Di algo, Antonio. Di algo...

Algo: una cuerda,... No sé...

...bombilla. Nunca habría imaginado esa mezcla:

cuerda, bombilla...

¡Rápido...! ¡Cinco segundos...!

Pues no sé. Con lo que ha dicho, no tengo ni idea.

¡Y... algo! ¡Tiempo!

(EL PÚBLICO SE LAMENTA)

Fíjate lo que era, Antonio. A ver, cariño.

La de veces que has jugado... Un trompo.

Un trompo, una peonza; la de veces...

Un trompo.

¿Por qué no le explicas a Noelia cómo lo usabas?

Yo lo utilizaba poco, era el más torpe bailando el trompo.

¿Lo quieres intentar?

Si no lo bailaba antes, ¿lo voy a bailar ahora?

Dale. Tú has tenido trompo.

¿Ella ha tenido trompo?

Te compré un trompo hace poco y lo bailaste.

Mira, esto lo pones en la lamparita de la noche de la mesilla

y puedes leer incluso.

Un fuerte aplauso.

No te bajes, no te bajes.

Esto es un trompo, ¿a que sí?

¿Cómo movías tú eso?

Esto no termina aquí porque ya tenemos un ganador o ganadora.

Tengo que anunciar puntos finales.

Luego quedará el panel final.

Poder optar a los más de diez mil euros para esa ONG.

Pero empezamos con...

Antonio Reyes y Noelia, seis puntos.

¡Bien!

Tamara y Daniela, cinco puntos.

Y Juanjo Ballesta y Juanjo Ballesta Junior, ocho puntos.

¡Bien!

Qué bien, tío.

Tenemos unos ganadores

que pasan al panel final,

pero yo les voy a pedir a Antonio Reyes y a Noelia

que vengan aquí

porque nos os vais con las manos vacías, ¿de acuerdo?

Yo voy solita.

(RÍE)

Se va bailando, qué marcha tiene Noelia.

Noelia, esto es un recuerdo del programa.

¿Cómo se coge?

No me lo tires. ¿Cómo se dice?

Gracias.

De todos modos, Antonio, os vais con mil euros

para la ONG por la que venías a luchar, que es...

Es una enfermedad rara que están estudiando.

Se llama CJD

y esperemos que esto sirva un poquito para...

¿La ONG entonces se llama? CJD.

CJD.

Pues esos mil euros y el aplauso del público

de "Jugando con las estrellas".

Adiós, adiós, adiós.

Venga.

Vamos, por aquí.

No me puedo olvidar de Tamara y de Daniela también.

Y vamos a hacer lo mismo.

Mil euros por lo menos para esa ONG.

Es una asociación llamada Comtal,

que es una asociación catalana para niños sin recursos.

Yo como soy tan madrera y tengo tantos niños...

Pues es para esos niños que necesitan cosas.

Bueno, pues mil euros. Gracias.

Un fuerte aplauso.

Adiós, adiós. Hasta luego.

Y atención, chicos.

Porque ya habéis conseguido seis mil euros.

Eso seguro.

Pero en el panel final podéis alcanzar

la cifra de más de 10 000 euros para la ONG.

Venid por aquí.

El panel final.

Tenéis ya mucho dinero para esa ONG,

pero podéis conseguir aún mucho más.

El panel final, veinte casillas,

fotos relacionadas con vuestra vida, con la familia

y con lo que sois. Vale.

Va por parejas Sí.

y es un ejercicio de memoria.

De memoria. De memoria.

Por cada pareja que os acordéis ubicar,

quinientos euros que se van sumando. Vale.

¿De acuerdo? Mira, os voy a enseñar la 12.

A ver la 12.

El Salchicha. Es...

Es mi perro.

Salchichetor, Salchichonson...

Salchipapa.

Le cambias el nombre, vale.

Pues vamos a ver la 14.

Bueno, esta foto, ¿eh?, ¿de amor puro?

Sí.

¿Eh?

Y vamos a ver la número 15.

La 5, la 5 mejor.

¿Y quién es?

Mi padre.

(RÍEN)

Ah, pues yo había pensado que eras tú.

O tu madre.

Bueno.

Vamos a ir girando cada una de las casillas.

Ejercicio de memoria; emparejadas, emparejadas.

Vale, va pasando el tiempo.

Cinco segundos.

Memoria de los dos y ahora vamos girando.

Y atención.

¿Os habéis concentrado? Sí.

Porque tenéis

minuto y medio a partir de ya.

El 13 con el 10. Vamos allá, empezamos.

¡Sí, 500 euros! El 3 con el 5.

3 y 5.

16 y 12.

¡Sí, 500 euros más!

16 y el 12.

16 y el 12. El 4 y el 9.

¡Sí, 500 euros!

4 y el 9. Vamos allá.

4 y 9. ¡Sí, otros!

El 8 y el 20.

8 y 20.

¡No!

El 7 y el 20.

Este intento... ¡No!

¡Ay!

¿El 15? Lo intentamos.

15 y...

Y el 7.

15 y 7.

¡Sí, correcto! ¡500 euros!

14 con 20.

14 con 20.

¡Sí, 500 euros!

Seguimos.

El 17.

El 17

17. con el 11.

Con el 11.

¡11, no!

El 17 con el 2. Vamos a ver.

Con el 1. Con el 1.

Con el 1.

¡Sí, correcto, 500 euros! El 2...

El 2 con el 19.

2 con el 19.

Vamos a verlo. ¡No!

2 con 18.

A ver ahora.

¡No!

El 6. El 6 con el 18.

El 6 y el 18. 6.

¡18, sí!

Y ahora, el 11... 11.

El 11 con el... con el 8.

Con el 8.

¡No!

El 11 con el 2.

El 11 con el 2.

¡Sí! El 8 con el 19.

8 con el 19.

¡Perfecto!

¡Más de 10 000 euros, 11 000 euros!

¡La cantidad final para la ONG!

Qué bien, ¿eh? Vaya pedazo de premio.

Esto para ti.

Qué subidón, ¿eh?

Qué subidón. Sí.

Juanjo, importante.

Esta noche habéis estado aquí

para conseguir este dinero y una ONG.

Para la asociación Kapikua, que es una ONG que tengo

debajo de mi portal desde toda la vida

y los conozco desde siempre del barrio.

Son distintas discapacidades y ahí están trabajando con ellos.

Y sé que les vendrá bien.

Gracias por jugar esta noche.

Gracias, nos vemos en el próximo programa.

Enhorabuena, campeón. Gracias.

(Aplausos)

Yo le puse...

Me dijo que le cogiera la mano con el culo

y cuando le puse la mano se tiró un pedo.

Me dijo: "toma, bola de dragón".

-Jugamos con las estrellas.

También sé dar vueltas.

(CANTURREA)

¡Ah!

-Se sube a los árboles y coge los nidos de los pájaros.

Luego no se puede bajar.

Jugando con las estrellas - 06/05/17

06 may 2017

Los últimos 51 programas de Jugando con las estrellas

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios
Recomendaciones de usuarios