Jugando con las estrellas La 1

Jugando con las estrellas

Sábado a las 22.05 horas

Presentado por: Jaime Cantizano

Programa presentado por Jaime Cantizano en el que tres parejas formadas por una persona conocida acompañada de su hijo u otro pequeño familiar, participan en una serie de divertidos juegos mostrando su cara más amable y cercana, un nuevo formato que muestra la cara más humana y cotidiana de rostros conocidos del mundo de la televisión, la música y el espectáculo a través de divertidos juegos. Aunque es un trabajo de equipo, los niños pasan la mayor parte del tiempo en una sala de juegos habilitada en el backstage desde la que se hacen conexiones con el plató

www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.9.0/js
3990595
Para todos los públicos Jugando con las estrellas - 22/04/17 - ver ahora
Transcripción completa

"Mi abuelo se dedica a la música, igual que yo".

"Mi abuelo tiene un montón de trofeos

y en su casa tiene muchos más".

"Dice mi abuelo que Sevilla tiene un color especial".

"Gracias a mi abuelo,

el presidente de EE. UU. ha hecho esto".

"# Dale a tu cuerpo alegría, Macarena,

# que tu cuerpo es 'pa' darle alegría y cosas buenas. #"

-"Mi padre es un gran deportista".

"Mi padre no puede hacer esto porque está muy tieso".

"Mi padre tiene un montón de medallas de oro".

"Mi padre corre mucho, espero que hoy no salga corriendo".

-"Mi papá tiene mucho ritmo".

"Mi papá se dedica a la música".

(TOCA "EL HIMNO DE LA ALEGRÍA")

"A los dos nos gusta el fútbol

y somos del Atleti".

"¡Y hoy nos vamos a divertir juntos!".

(Aplausos)

¿Qué tal? Buenas noches.

¡Bienvenidos a "Jugando con las estrellas"!

Un programa en el que no necesitamos hacerle un interrogatorio

a nuestros famosos invitados.

No tenemos que jugar a poli bueno, poli malo.

No tenemos que contratar a periodistas aguerridos.

Porque los pequeños de su casa, sus hijos,

nos cuentan todos sus secretos.

Cambian de color

cuando los pequeños hablan.

Y para este recorrido,

ellos están aquí porque quieren conseguir

más de 10 000 euros para la ONG que vienen a defender.

Es una razón solidaria.

¡Más de 10 000 euros!

Esta noche, nuestros famosos invitados

querrán ser avestruces, meter la cabeza bajo tierra

después de lo que cuenten los pequeños,

porque vienen a jugar y a pasarlo mal.

Nuestro primer invitado es un hombre de la música,

un productor que ha trabajado también con grandes de la música.

Viene a poner ritmo. ¡Carlos Jean con su hijo Carlos!

(APLAUDEN)

(RÍE)

¿Qué tal? ¿Qué tal? ¿Cómo estás?

(RÍE)

Hola, Carlos, ¿qué tal? ¿Cómo estás?

Bien. Oye, qué figurín eres.

Qué pelazo tienes.

¿Has visto a papá lo figurín

que se está poniendo? Sí.

¿Le ayudas a que esté más delgado?

Sí, le aprieto la tripa

para que esté estrecho como yo.

¿Y cómo lo haces? ¿Cómo lo haces?

Así. (RÍEN)

¡Ah!

El viejo truco de la tripa.

Vale.

Vale, vale, vale. (APLAUDEN)

Vamos a ver qué pasa hoy con vuestras tripas.

¿Vale? Vamos a jugar.

¡Atención!

Él...

ha hecho bailar, cantar, pasar muy buenas fiestas

a todo el planeta,

a todo el mundo, incluso a un presidente de los EE. UU.

Más de 40 años en la música junto a su amigo Rafael.

Seguro que sabéis de quién estoy hablando.

¡Claro que sí!

¡Antonio Romero de Los del Río, y su nieto, Antonio!

(APLAUDEN)

Muy buenas. ¿Qué tal? ¿Cómo estás?

Bien. ¿Eh?

¡Aquí, aquí! # Eh, Macarena. #

(TODOS) ¡Ah!

Bueno, vamos a ver... Antonio.

Antonio. Tu papá también es Antonio.

Sí.

¿Cómo os organizáis en casa? Plantea problemas.

A mi abuelo le llamamos Pollito.

(RÍEN) Sí.

A mi padre le llamamos Antonio Grande.

Antonio Grande. ¿Y a ti?

A mí, Antonio Pequeñito.

Muy bien. Oye, ¿juegas mucho con Pollito?

Sí. Por ejemplo, al fútbol.

Sí. Me han contado

una cosa. Sí.

Es un poco qué...

Tramposillo.

(RÍEN) Sí.

¿Cómo que...? Tramposo. Mira.

Este juega que te puedes morir. Sí, sí, sí.

Y el Tomasillo, el Tomasillo

es el que más patadas da de los tres.

Mira cómo te mira. Yo intento

a ver si puedo pegarle dos o tres regates.

Tú metes muchas patadas. ¿Ves? ¿Ves?

Pero no solo, no solo patadas...

(APLAUDEN) Hace un poco de trampas.

Sí. Yo hago trampas

y los guanto un poquito. Me...

Me cuesta la propia vida. A ver cómo regateas esta noche

con lo que va a decir. ¡A jugar!

Venga, vámonos. (APLAUDEN)

(SILBAN)

Él es...

Él es un hombre del deporte,

un atleta, un olímpico.

Es uno de los grandes deportistas de nuestro país.

Tiene un lema: "No pienses, corre".

¡Chema Martínez con su hija Daniela!

(APLAUDEN)

(SILBAN)

Ay... También.

Muy bien coordinados. ¡Hola, Daniela!

¿Cómo estás? Bien.

¿Qué tal? Bien.

Papá es un deportista de élite, es un atleta...

¿A mí no me dices que estoy fino? También.

Pero yo quiero preguntarle a ella.

Pregunta. Papá corre, hace atletismo,

hace muchas cosas,

pero ¿bailar qué tal?

Baila un poquito mal.

¿Qué? ¿Qué? ¿Qué? A mí no me gusta cómo baila.

(RÍEN)

Pero ¿todo lo baila así?

Algunas veces baila con mi madre.

Oooh... (RÍEN)

Pero solo alguna vez.

Cuando hay fiesta.

Pero yo bailo muy bien. Bueno...

Baila un poquito mal. No,

bailo muy bien. No.

No piensa eso. A ver cómo acaba la fiesta.

(APLAUDEN) Bueno, primera prueba

de esta noche.

"Jugando con las estrellas".

Pero...

Niños, tenéis que dejar solos

a los mayores.

Os vais a la sala de juegos, ¿eh?,

y enseguida volvemos. Os vais.

Venga. Venga.

Luego los veis. (APLAUDEN)

(GRITAN)

Me gusta cómo vacilan hoy.

¿Has visto? Vamos con la primera prueba.

Es un tipo test.

Un punto por cada acierto, por cada uno de los aciertos.

Es una manera de saber cómo os ven.

Ya. En el día a día.

Ya. Mueve la cabeza Carlos.

Ya, ya, ya.

Prepárate, empezamos contigo.

¿De acuerdo? Vale.

Primera pregunta.

Primera prueba.

Opciones.

(RÍEN)

No sabía yo eso de ti, Carlos.

Es una opción. "Habla con la boca llena".

(RÍEN)

Eh...

Hay que tener ganas también.

Los kiwis sin pelar...

Todavía no he llegado a ese nivel de hambre,

aunque he estado a punto.

Vale.

"Habla con la boca llena". Vamos a poner

"Se hace pis fuera del váter". Me arriesgo.

Con toda naturalidad. "Se hace pis fuera del váter".

Diciendo: "Es lo que me queda".

Vale. Bueno, ¿qué es lo que ha dicho Carlitos?

"Hace un mes,

mi padre...

hizo pis afuera del váter (RÍEN)

y...".

"Y no tiró de la cadena cuando hizo pis".

"Y cuando yo entro,

huele mal".

(RÍEN Y APLAUDEN)

Hay que sentarse. Hay que sentarse.

Y las cadenas están para algo. Hay que sentarse.

Voy a empezar a comer kiwis.

Mejor. Voy a empezar.

Es muy sano. Ayuda,

ayuda muchísimo. Vamos con Antonio.

Atención, Antonio,

o Pollito, como te llaman. Pollito.

"Que los jóvenes

estén enganchados al móvil".

(RÍEN)

Yo creo...

Yo creo que estamos en el fútbol, me parece.

Pero ¿te enfadas mucho o qué?

Sí, me enfado, porque quiero ganar yo y no tengo manera de controlarlo.

Ha dicho que da patadas. Ah, vale.

Sí, y dan ellos. Sí.

Creo que donde más me divierto con mis nietos

es jugando...

Pero te enfadas.

Claro, porque quiero ganar.

¿Marcamos "El fútbol"?

Sí, yo creo que sí.

Pues escucha

lo que ha dicho Antonio, atención.

"Cuando más se enfada

es cuando pierde el Sevilla".

"Y si juega también el Betis y ha ganado el Betis,

pues se pone de una manera muy,...

muy así,

y después dice una palabrota".

"Y es 'hosti...'".

"Y hace así".

(RÍEN Y APLAUDEN) Y él mismo pone el pito.

Tú eres del Sevilla, ¿no, Antonio?

Sí. ¿Y Rafael?

Del Betis.

Del Betis. Qué bonito el domingo.

Qué bonito el domingo cuando...

Me gustaría que siempre estuviera el Betis

en primera división también,

pero no hace las cosas como hay que hacerlas,

y están casi siempre en segunda.

Me gustaría que estuvieran en primera siempre.

Sí. Porque así

vemos muchísimo la ciudad. Sí.

Se enriquece muchísimo

cuando todos los domingos van de todas las ciudades de España

a disfrutar a Sevilla.

Que Sevilla está preciosa y merece la pena pegarte una vuelta.

Pero tú te pegas unos rebotes. (RÍE)

Vamos a ver, Chema, (APLAUDEN)

campeón...

A mí me ha dejado alucinado. Le veía haciendo deporte,

fútbol, corriendo... Vamos a ver tu primera pregunta.

Nunca. Nunca.

(RÍEN)

Que ya no tienes edad.

# Escándalo. # "No se refleja, como los vampiros".

Chema. A ver...

Lo de Rafael me gusta, ¿eh? ¿Sí?

Pero no tengo ese arte.

No tengo arte para imitarle.

Le imito, pero no lo hago tan bien.

Eh... "Me peino hacia atrás".

¿Tú sabes lo que es tener este tupé? Tienes pelazo.

Me he pasado 18 años cortándome el pelo.

He ahorrado dinero, porque me lo cortaba en casa,

y ahora lo estoy pagando porque voy cada dos semanas.

Estás muy bien. Ahora me miro al espejo,

me miro, y soy feliz.

Me miro y digo: "Ahí va, qué tupé tengo yo".

Para arriba. Para arriba y para abajo.

Lo marcamos.

"Me peino hacia atrás". A ver qué ha dicho Daniela.

"Cuando mi padre va al baño,

se va a ir a mirar al espejo y hace...".

¡Eh, eh, eh! (RÍEN)

Te quiero, hija, te quiero. "Y cuando él...".

"Y cuando yo voy a ir a hacer,

cuando voy a ir al baño,

pues como no tira de la cadena, me encuentro... caca".

(APLAUDEN) No, no, no.

¿Otra vez? Eso así no... No, no, no.

¡Otra vez! No, no, no.

Te explico.

No, no, no.

No, no, no, déjame que te explique. Se encuentra con el mezclón.

Fue un día que invité a Carlos a casa.

Ese día que fue, fue el que...

Siempre es la primera vez. Esto me suena.

Esta excusa me suena. ¿Te has fijado?

Ha dicho hacia arriba, no hacia atrás.

La cara... Pero se peina, se peina...

Lo que vale es la cara de la niña,

que se estaba gustando. Vamos con Carlos de nuevo.

"Si tu padre fuera una fruta,...

¿cuál sería?".

(RÍEN)

(RÍEN)

No sabía que eso fuera una fruta.

Ay...

Estamos en horario infantil.

Ah... Eh...

Descartamos melón.

El melón descartado.

Ahora soy un poco más plátano, un poco más.

Vale.

Lo único redondo que hay ahí es...

No, es que le conozco...

Lo único redondo que veo

es el arándano, ¿no? Arándano.

Aunque te ves plátano.

Ahora estoy más plátano. Ahora estás más plátano.

A ver cómo está la frutería. Maduro.

Maduro. ¿Qué ha dicho?

"Si mi padre fuese una fruta,...

sería un arándano". ¡Toma!

"Porque es muy gordito".

(RÍEN Y APLAUDEN)

Y parece...

Y su tripa es como un Blandiblú.

¿Qué ha dicho al final, Blandiblú?

Dice que eres muy gordito y que la tripa parece Blandiblú.

¿Eh? Qué simpático Carlos. Sí, sí, sí.

Mira que haces esfuerzos...

Yo también le quiero. Hombre, claro.

Bueno, Antonio. El arándano es pequeño.

(RIENDO) Pero redondito.

Antonio, vamos contigo.

(RÍEN)

"Que diga:

'Antes todo esto era campo'".

(RÍEN)

Eso es muy de abuelo también. Bueno...

Bueno, hay cosas, hay cosas ahí...

Ayer fui al dentista y me quitó una,

pero todavía no tengo dentadura. La completa.

No la tengo. Afortunadamente no tengo.

Por ahí no.

Lo de las cacas... Tenemos unos Fox terrier por allí,

unos perrillos, Sí.

que cagan más que mean.

O sea... Le horrorizan las cacas.

"Lo que no me gusta...". Le digo: "Hay que limpiar".

Y mandas al niño

a que limpie. No, a todo el mundo.

A todo el mundo. Y yo detrás.

Allí limpiamos todos.

"Me obliga a recoger cacas".

Ajá. ¿Antonio qué es lo que ha dicho?

"Que recoge las mierdas

de los perros y de los caballos". (RÍEN)

Qué cara. Oh.

"Y un día me dijo

que lo recogiera".

"Recogí una caca su...,

una caca suelta,

y me dio un asco...". ¿Por qué limpias eso?

Una caca suelta. Porque...

"Y él en el sofá tumbado".

(APLAUDEN)

Es que ocurre...

Es que cuando decimos: "Hay que barrer, hay que recoger,

hay que organizarse...".

No sabemos si el perro ha pasado hace rato

o ya está seco.

Tú has dicho solo perro, pero él ha contado caballo.

(RÍEN) Sí, los caballos también.

Imagínate. Bueno, Chema,

vamos contigo. A ver.

Más.

(RÍE)

Bueno... (RÍEN)

No está ahí porque es más, Jaime.

Es más. Es más,

es mucho más. Me han dado en carreras,

mi peso en aceite,

mi peso en vino,

pero en berenjenas, no, no estaría mal.

Vale.

Yo creo que

"Entre 10 y 12". El otro día tenía un monedero

y me dice: "No te preocupes, te dejo dinero".

Y tenía un billetito de cinco y tres o cuatro monedas.

Me dijo: "Toma, papá".

Me dio un euro. ¿Entonces marcamos "Entre 10 y 12"?

"Entre 10 y 12". Sí.

Vamos a ver qué ha dicho.

Que es un buen precio. Sí.

"Cuando mi padre ha hecho un maratón...

le pagan o 10, o 10 euros,

o un poquito más de 11". (RÍEN)

(APLAUDEN)

Oye...

Así me ves, Jaime,

que sigo corriendo porque tengo que pagar la casa.

No sé cómo tiene ganas de correr.

Pero, Chema, una cosa, y me pongo serio,

sabemos que el deporte aquí, salvo el fútbol

y algún otro, está mal pagado,

pero, hombre, entre 10 y 12 euros, no.

Está bien que piense que no solo hay que hacerlo por dinero.

El deporte para nosotros va más allá,

y lo que queremos es conseguir medallas.

Lo importante no es que piense en el dinero,

sino que vas a conseguir una medalla.

Pero que os apoyen a los atletas de este país.

Es cierto que, en esta época de crisis,

los deportes... Si la medalla

era de oro, la habrá vendido ya. Hace tiempo.

A 12 euros por maratón...

Fijaos una cosa. A los niños hay que criarlos.

Tengo tres. Esto del dinero

es un tema que tienen muy en la cabeza

todos los niños.

Antonio, tu nieto

también ha hecho sus números.

Fíjate el cálculo

que ha hecho.

Lo que tú has ganado en 54 años

de carrera.

No lo sabe, porque no lo sé ni yo.

Mira. "Mi abuelo

ha ganado mucho dinero".

"Por lo menos tendrá 1090 euros".

(RÍEN Y APLAUDEN)

¡Algo sabe!

Me gusta porque es muy concreto, 1090 euros.

Es lo que tiene en la cabeza. Organiza una maratón

y me puedes contratar con ese dinero.

Eso está hecho.

Una maratón en Sevilla y la vas a presidir.

Y con DJ y todo.

Llevamos a Carlos, que debe cobrar por ahí...

Yo estoy en 50 euros. Y tenemos...

Y tenemos un "speaker". ¿Te animas?

Por 10 euros no trabajo. (RÍEN)

No, por 10...

¡15, 15! Aquí hay que trabajar...

Hay que subir. 10 y un bocadillo.

Vamos ahora de nuevo

con Carlos Jean.

Pregunta.

"Dice palabrotas".

(RÍEN)

Eh...

Esta la tengo clarísima.

Porque este año, me pillé un rebote en Nochebuena...

Pero no os lo podéis imaginar. ¿Se puede contar por qué?

(RÍEN)

No.

(RÍEN) A ver...

¿Tiene que ver con algo que viste en televisión?

No. ¿Con una persona?

Sí. Vale. ¿Cercana?

No.

Ah, vale. Porque...

De las que...

No. Vale.

Vale. Vale, vale, vale.

Marcamos entonces "Dice palabrotas".

Absolutamente.

A tu hijo se le quedó una reacción determinada.

Y a mí. A ver...

"En Nochebuena, mi padre

dice palabrotas".

"Como 'mierda'".

(Pitidos)

Huy, huy, huy...

(APLAUDEN)

Era chica. Era chica. Eh...

Un buen rebote. Tenía un buen rebote.

Pero te enfadaste mucho, mucho.

Mucho. No, lo que pasa es que en Navidad,

como se junta tanta familia, se lía.

Sí, sí. (RÍEN)

En todas las familias.

Bueno, Antonio, vamos contigo.

Atención a la pregunta.

Invitar en Nochebuena a Carlos. A Carlos Jean.

(RÍEN) "¿Volar en avión?".

(RÍEN)

Hemos estado...

Hemos estado en el hotel de Trump hace 4 días.

¿Cantando "La Macarena"?

Cantando "La Macarena"... Ay...

Te puedes imaginar... Allí, en Miami.

Tiene cinco campos de golf

el hotel de Trump. Está tieso.

Ese sí que está en el fajillo. Sí.

En gordo.

Mira, yo,

yo veo ahí, yo veo ahí, porque...

Tú sabes, ya cuando somos abuelos,

resulta que las abuelas

se ponen pesadísimas.

Sí. ¡Oh!

Mi mujer es un collar de melones.

(RÍEN) Y me dice:

"No vayas con el caramelo, que te quedarás dormido y te vas a ahogar".

(RÍEN) Y digo: "Remeditos de mi corazón,

de mis entrañas,

que no llevo el caramelo en la boca, que lo llevo en la mano

para mañana cuando me levante". Mentira.

(RÍEN) Una cosa... Yo creo, creo...

"Que la abuela le pille". La abuela es una cosa tremenda.

Porque a los abuelos, aquí nos sientan,

allí nos levantan,

allí te acuestan, y allí...

"Estate quieto".

"Estate quieto. ¿Tú tienes edad para eso?".

(RÍEN) Yo de vez en cuando la busco

y le digo: "¡Chiquilla,

vamos a jugar al esconder!".

(RÍEN Y APLAUDEN) ¡Antonio!

Espera, espera. Todo el día...

Vamos a ver qué ha dicho Antonio.

"Mi abuelo, por las noches,

se pone a ver la tele,

y como mi abuela tiene escondidas unas pastillas,...

hace mi abuelo, como yo duermo con él, hace...".

(RÍEN)

"Suelta el papel".

"Es un caramelo de café".

"Se lo toma, y como mi abuela no le deja,

hace...".

(RÍEN Y APLAUDEN)

Pues mira, tenías razón.

¡Vamos con Chema! Qué arte, qué arte.

¡Vamos con Chema!

Última pregunta de este primer juego. Atención.

Bueno...

Vamos... "¿Deja la ropa tirada?".

¡Aaay!

Bueno, esta última no, seguro.

Lo del baño, tampoco. Me meto en agua fría

después de la carrera. Agua fría.

Agua fría. ¿Qué necesidad

de meterte en agua fría? Para los músculos.

Te vas a la playa del Sardinero, que está fresquita, fresquita.

Lo hago en casa, me meto en la piscina.

"¿Este señor qué hace ahí?".

¿Y un cervezón después de la carrera?

A ver... Pero bueno... Qué rico...

Pero una cosa, que es atleta de élite.

Jaime, no se da cuenta...

Un atleta se puede tomar un cervezón.

No has escuchado a Daniela.

A 10 o 12 euros por maratón, tengo que seguir corriendo.

No puedo beber cerveza.

No entréis en tertulia. ¿Qué marcamos?

Pues yo creo... Soy un poco desastre,

un poco solo, y de vez en cuando dejo algo tirado.

De vez en cuando, no sé si lo ha visto Daniela.

Pero lo de "El típico pesado

que publica sus tiempos en Facebook...".

No solo en Facebook, en todas las redes.

Yo creo que..., que sí.

Vamos a ver la repuesta

de Daniela. Ay...

Dudo, dudo... "Mi padre,

cuando viene de una carrera,

deja todo tirado. Las zapatillas tiradas...".

Alguna vez. Alguna vez.

"Y la camiseta, tirada". Calla, hija, calla.

Corta, Jaime, corta.

"Y las zapatillas huelen a queso podrido".

(RÍEN)

"Y cuando mi madre lo recoge, dice:

'Qué desastre es'".

(APLAUDEN)

No es cierto, ¿eh?

A lo mejor ella... Son niños, Jaime, son niños

y no saben. A lo mejor están oliendo queso...

¿Sí? Mira, mira, no puede ser.

Los niños siempre dicen la verdad.

Conectamos con la sala de juegos. ¿Cómo que tu padre es un desastre?

(RÍEN) Te voy a dar yo...

No. Antonio ya va,

ya va de carnaval del año que viene.

Hola, ¿qué tal? Todo bien, ¿no?

¡Sí! Se les ve tranquilos de momento.

Enseguida volvemos con ellos

y con Inés, la maga. (APLAUDEN)

Vamos con el segundo juego.

Si acertáis...

Es la prueba de la definición, de los conceptos.

Si acertáis, son dos puntos, ¿de acuerdo?

Antonio, empezamos contigo.

Escucha lo que dice Antonio.

"Si él dice algo

que tienen que hacer,

él lo...".

"Por ejemplo, nosotros lo tenemos que hacer".

"Y tiene que hacer mucho trabajo".

"Hay artistas como mis abuelos,

que van a cantarle al señor,

a ese señor, para entretenerle".

"A este señor le han hecho una foto,

y está en los sellos, en las monedas y en todo eso".

"Hay señores como este en España, en Portugal,

en EE. UU...,

en... Francia".

Es un cargo,

una personalidad. Nosotros...

Yo tengo, tengo ahí las dudas,

porque tenemos dos personajes maravillosos en,...

en los momentos de cantarle,

de ir a su casa, de ir de fiesta,

y yo me quedo con,...

con tres veces que estuvimos en el Vaticano,

que nos llamo Juan Pablo II. Ajá.

Coincidimos con la madre Teresa.

Aquello fue... maravilloso.

Me quedo con esa.

También me quedo en la Zarzuela con nuestro rey Juan Carlos.

Hay que quedarse con una opción, o el papa o el rey.

Pues... yo qué sé.

Yo me quedo con la del papa. Vale.

Nos quedamos con la opción del papa. Sí.

Sí. Hay más opciones, pero...

No. La del papa.

Hay que quedarse con una.

¿De quién estaba hablando Antonio? ¿De quién estaba hablando Antonio?

Escucha.

"Su padre lo ha sido antes,

y su hijo lo va a ser también".

"Tiene que ir por muchos sitios".

"Tiene un castillo que es supergrande".

"Va vestido con una capa, con una corona,

con una ropa azul

o roja, o naranja o como sea".

"Con unos calzoncillos". (RÍEN)

"Estos señores tienen un sillón muy grande

en donde se sientan".

Era el rey. Has estado cerca... No ha podido ser.

He estado cerquísima, cerquísima. ¡Chema!

Cerquísima. Daniela.

A ver de qué habla.

A ver... ¿De qué crees que habla Daniela?

"Esto existe

desde hace mucho".

"Desde hace millones de años".

"Es una cosa para hacerte fotos

y para que los demás

te digan: 'Qué bonita es esta foto'".

"Te ponen una cosa y le das así,

y le pones un corazoncito".

"Mi padre se pone a cocinar,

y pone... fruta".

"Mamá se enfada porque ha gastado todas las frutas,

todas las frutas, en hacerse fotos".

"La gente que lo ve se llama 'siguedores'".

"'"Siguedoles'". (RÍE)

"'Sigue...

lores'".

"'Girosoles'".

(RÍEN Y APLAUDEN)

Va...

No sé.

Está complicado, ¿eh? ¿Tú crees?

Estoy dudando también entre el rey y el papa.

Difícil. Ha habido alguna cosillas...

Pero piensa un poco. ¿Sabes qué pasa, Jaime?

A mí me encanta la fruta.

Y lo que dice de la fruta,

es que me pongo a pelar fruta,

y venga, medio melón...

Lo que haya por casa.

Y eso es postureo para las fotos. Preparo la fruta,

preparo mansalva,

luego me la zampo, y si están estos por ahí, también.

Digo: "Quietos".

"Hago primero la foto".

Entonces, hago la foto, Ah.

y cuando está la foto, le hincamos el diente a la fruta.

Que sepas que tu mujer está hasta el gorro. Lo ha dicho.

Que lo recojo todo, Jaime, de verdad.

No soy un desastre. Lo dejo todo impoluto.

Bueno, pero dime...

La de la fruta es en Instagram.

¡Correcto! ¡Ha costado! (APLAUDEN)

¡Mira!

Mira, esta es una imagen de tu Instagram.

Tu mujer

está harta porque tú...

Pero el frutero está muy contento. Ya.

Está como loco.

Por ejemplo, para esta foto... Mira... ¿Esto cuánto es?

Pues no sé. Además... Hay veces

que me invade el ansia que tengo de comer la fruta,

y no paro. Pero ¿todo eso te lo comes?

Sí.

Esto es real, me lo zampo entero.

Ahí hay más de 12 euros, ¿eh? Sí, sí, sí.

(RÍEN) ¿Has visto?

Tal y como está la fruta... Carlos Jean.

Vamos a ver, Carlos,

Carlitos de qué puede estar hablando.

"Es una cosa

que tú...

la oyes

y es igual".

"Está hecho de la música".

"Las hacen las personas".

"Se puede hacer con tambores,

con la boca,

con las maracas...".

(RÍEN)

"Mi papa cuando hace eso,...

baila así".

"Mueve las manos". (RÍEN)

Oye, son muy buenas las pistas, ¿eh?

Son muy buenas.

Ostras, está difícil, ¿eh? Oh, oh, oh.

No. De repente hace como los ritmos.

Porque yo hago canciones, y hago así.

Yo creo que puede ser pinchar, está claro,

pero también tiene ese punto de hacer canciones.

Porque cuando hago en casa ritmos, de repente oigo melodías.

Eh, eh... (TARAREA)

Entonces eso, canciones o pinchar.

Mira, llevamos unos segundos hablando,

y has pronunciado esa palabra.

Anda.

Silencio en plató.

Con las manos así, es pinchar, pero no sé

si él me ha llegado a ver pinchar.

Lo ha dicho claro, yo lo sé. ¿Sí?

Lo ha dicho clarísimo. Claro.

Porque no puedo decirlo... Que lo diga él.

¿Hacer ruidos con...?

Canciones. ¿Dices canciones?

No son canciones. No son canciones.

¿Sabes lo que has dicho?

Esto lo has dicho hace un momento.

"Esto lo tienen las canciones".

"Es una... cosa...

que tú puedes

hacer con la boca, como...".

"Así".

"Esta cosa puede ser

guay o no".

"Y te entra por las orejas

y se te mueve el cuerpo".

"Mi papá con eso

hace música muy guay".

¡Ritmo!

¡Has dicho "ritmo"

hace un momento! ¡Era el ritmo!

La canción está llena de ritmo.

La canción es ritmo.

No ha podido ser. Vale.

Tranquilidad, acabamos casi de empezar el programa.

Recuento de marcadores.

¡Carlos Jean, tres puntos! (APLAUDEN)

¡Antonio, tres!

¡Y Chema, cuatro puntos!

(APLAUDEN)

Bueno...

Pero vamos ahora...

A mí esto me encanta,

porque lo mejor es ser natural y los niños son muy naturales,

son muy verdad.

Cámara oculta.

Situamos a los pequeños en una situación determinada,

y tenéis que adivinar cómo la resuelven,

cómo termina la historia.

¿De acuerdo? Chema, empezamos con Daniela,

con tu pequeña. A ver.

Mira.

La compañera le está explicando

que hay que hacer un cambio de vestuario,

que espere, por favor, un momentito.

Hay tres maniquís, es como una especie de almacén.

Le tienen que traer un cambio de ropa a Daniela.

La compañera se va

y paramos la imagen.

Lo que ella no sabe.

Que hay gente. (RÍE)

Ay, mi niña... ¿Qué la habéis hecho? Lo que ella no sabe

es que uno de los maniquís...

es un bicho.

Está vivo.

Está vivo.

Ay, pobre. ¿Vale?

Atención. ¿Cómo puede terminar? "¿Qué hace Daniela?".

(RÍEN)

Ay, mi niña... "Se asusta, pero aguanta

como una jabata".

(RÍEN) Sí.

Lo de salir corriendo, el padre lo hubiera hecho.

Yo saldría corriendo.

Pero ¿Daniela? Yo hubiese salido con la muchacha.

(RÍEN) A mí no me dejan ahí solo. Pobre.

Si fuera yo, hubiera salido corriendo seguro,

pero ella "Se asusta y aguanta como una jabata".

"Aguanta como una jabata". Es muy dura.

¿Marcamos esa? Sí, sí.

¿Qué ocurre con la reacción de Daniela?

Ay, no, mi niña.

(RÍEN)

Mira, está aguantando ahí.

Está aguantando ahí.

Oye, que aguanta, ¿eh?

Mira, mira, cómo aguanta.

(RÍEN)

Se va. ¡No te vayas, hija, aguanta!

¡Aguanta, hija, aguanta!

(RIENDO) "¿Qué tal? ¿Cómo estás?".

(RÍEN)

"¿Te puedo dar un beso?". (APLAUDEN)

Ay...

¡Como una jabata!

¡Como una jabata!

Vamos a ver... ¡Y me abrazó!

¿Has visto qué hija? (RÍE)

¡Correcto! ¡Lo que no ha hecho su padre!

¡Correcto! (RÍE)

¡Y encima me da un beso!

Sabía yo que algo bien había hecho en esta vida.

Bueno, Carlos, Carlos Jean. Carlitos...

A ver qué pasa con Carlitos.

Está con Inés, la maga...

aprendiendo papiroflexia.

¿Eh?

Fíjate, Inés, la maga, tiene un papel.

Le está diciendo: "Le das diez veces

y se convierte en una pajarita de papel".

"Dos... Pero más despacito. Tres".

"¡Mira, cuatro!".

"¡Mira! ¡Cinco!".

"Mira lo que tengo. ¡Seis!".

"¡Siete!".

"¡Ocho, nueve...!".

"¡Y diez!".

"¡Mira!". Diez toques,

y se ha convertido en una pajarita.

"Mira lo que ha hecho".

Y ahora le dice, le explica, que si le vuelve a dar diez toques,...

la pajarita aletea.

"...a la paloma, a la de papel, empieza a aletear.

¿Ves?

"Espera un momento, que voy a coger...".

Inés recibe una llamada y se va.

¿Vale?

Carlitos tiene

la varita mágica. Paramos la imagen.

Qué peligro. (RÍE)

Y, claro, te tengo... Esa última mirada... Vamos.

(RÍE) "¿Qué hace Carlos después?".

"La pajarita se convierte en paloma

y él huye asustado".

(RÍEN)

"La pajarita

se convierte en paloma". "La paja...".

Venga, va, la tres.

"La pajarita se convierte en paloma y él huye".

¿Qué ocurre?

(RÍEN)

"¡Ay!".

(RÍEN)

(APLAUDEN)

¡Y se va!

¡Y se va! Ay, pobre.

Qué susto se ha dado.

Además es muy bueno, porque ha contado por lo bajini,

ha contado por lo bajini, pero... Y ha contado ocho. No ha llegado

ni a diez, ¿eh? Bueno, Antonio, vamos contigo.

Vamos allá. Situación.

Carlos, Antonio y Daniela

están con una compañera.

Fijaos, les está explicando...

Tienen que hacer una prueba, es como un test,

antes de entrar, que consiste en contar el contenido

de cada uno de los boles.

En uno hay bombones. (RÍEN)

En otro hay caramelos, como veis,

y Antonio tiene lentejas.

(RÍEN)

Vamos a ver...

Carlos y Daniela, rápidamente,

ponen su número,

y mientras tanto, tu nieto está dale que te pego a la lenteja.

¿Eh?

¿Vale?

Ay... Carlos y Daniela

acompañan a nuestra compañera,

y dejamos a tu nieto, Antonio, contando lentejitas.

Adiós, adiós, adiós. Se van.

Vamos a parar la imagen.

Paramos la imagen. Paramos la imagen.

(RÍEN)

Antonio, no sé si a tu nieto le gustan las lentejas,

pero "¿Qué hace Antonio después?".

Estas son las opciones.

Las lentejas le encantan con el chorizo.

Pero otra cosa es contarlas.

(RÍEN)

(RÍEN)

¿Qué crees que hace?

Bueno, tiene unas manitas...

Cuando le ponemos allí esto que,

que son los... ¿Cómo es esto?

Los chismes estos

que hay que hacerlos y cuesta trabajo.

Los... Legos.

Legos. ¿Los qué?

¿Cómo le llaman? ¿Legos? ¿Las montañitas?

Pero eso no se come.

Que vienen mijitas y lo preparas y lo pones.

¿Juegos de construcción? ¿Juegos de construcción?

Ahora concurso yo.

¡Estoy jugando a las definiciones con Antonio!

En las cosas manuales se da una habilidad tremenda,

es un fenómeno.

Es capaz de comerse las chuches de los compañeros.

Marcamos "Se come las chuches de sus compañeros".

Sí.

Sí.

A ver qué ha hecho Antonio. Este tiene arte para todo.

Ahí lo tenemos.

Contando poco a poco.

Madre mía.

Coge un puñado...

(RÍE)

Los pone.

Un puñado más grande. (RÍEN)

Prepara un puñadito para las lentejas.

Me da a mí que para contable no va. Porque mira, mira lo que hace.

Qué arte.

Va para tesorero. Atención.

Y según su cálculo...

(RÍEN)

300. 300.

345.

¡345 lentejas dice él! (APLAUDEN)

Ay... Así que...

no ha podido ser, pero también me creo que se coma las chuches.

Sí, es lo más normal.

Bueno, atención, porque en este momento,

vamos a volver

a la sala de juegos.

"¡Hola, Jaime!".

"¡Hola a todas las grandes estrellas!".

"Estoy aquí con las pequeñas estrellas".

Mostrad lo que tenéis en la mano. Vamos a hacer magia

con una monedilla china.

Métela por aquí, Carlos, tú el primero.

Métela por el cordoncillo, así, bien metido.

Ay... Que se te ha caído.

Pruébalo otra vez.

A ver... Cógelo.

¡Perfecto!

La primera moneda metida. Daniela, te toca.

Mételo ahí.

¡Perfecto!

La segunda.

Y, Antonio, te toca.

Métela. Bien, por ahí.

Así... (RÍEN)

¡Toma ya!

Están las tres monedillas dentro del cordón. ¿Sí o no?

¿Sabéis por qué tienen un agujero?

Porque las monedas pesaban tanto,

que las quitaban esa parte para aligerarlas.

Cógelas así las tres. Cógelas, cierra la mano.

Y vamos a hacer magia.

Mirad, le voy a dar un toquecillo mágico.

Y mira, Carlos, abre lentamente la mano.

Abre lentamente la mano. Mira.

Ábrela, ábrela.

Más. Mira.

-"Oh, my God!". (RÍEN)

(APLAUDEN)

La primera moneda.

¡Muy bien!

¡Mirad, la segunda moneda!

Para la segunda, soplad en el medio, soplad. Una,

dos y tres. ¡Ya, ya, ya, ya, ya, ya!

Mira, mira, mira. Una, dos y tres.

-"Oh, my God!".

(RÍEN Y APLAUDEN) -"Oh, my God!".

-"Oh, my God!".

-¡Sí!

Y, chicos, la tercera y última moneda

en la puntita de los dedos. Así.

Mirad. Soplad.

Y, mira... Una, dos y tres.

-"Oh, my God!".

(RÍEN Y APLAUDEN)

Y las tres monedillas...

"¡Adiós!".

Bueno, Inés,

que te desmontan el chiringuito.

Sí. Yo los voy a llamar.

Carlos, Daniela... ¡Pasadlo bien, chicos!

Desmontan el chiringuito. Nos vemos. ¡Chao!

(APLAUDEN) Pues adelante, por favor, Daniela,

Antonio, Carlos... (RÍE)

Ellos siguen con lo mismo. Venga, vamos, vamos allá.

(RÍE)

Bueno, vamos a hacer,

vamos a hacer

un recuento de puntos... # Eh, Macarena. #

(PÚBLICO) ¡Ah! (RIENDO) Vamos...

¡Atención, Carlos y Carlitos, o Carlitos Junior,

cinco puntos! (APLAUDEN)

¡Antonio y Antonio Junior, tres puntos!

¡Y Chema y Daniela, seis puntos!

Pero...

En el siguiente juego

es importante que estéis compenetrados,

que respondáis al mismo tiempo y lo mismo.

Empezamos con Carlos Jean y su hijo Carlos. Vamos allá.

(APLAUDEN)

Bueno...

¡Bravo!

Vamos con la primera pregunta.

"¿Qué escucha papá cuando descansa?".

Carlitos.

"¿Música clásica?".

"¿El silencio?".

"¿Un taladro a todo meter?". (RÍEN)

¡No! ¡A ver...! A ver...

Es que esta respuesta mía es muy surrealista.

¿Por qué?

Porque es la respuesta que digo en las entrevistas.

Pero ¿te gusta? "¿Qué te gusta escuchar en casa?".

Digo: "El silencio".

Pero no ha acertado. Siguiente pregunta.

"¿Cuál de estos regalos te compró papá y acabó usando él?".

"¿Un coche teledirigido?".

"¿Un piano de juguete?".

"¿Un laxante para niños?".

La cara de Carlitos... Tiene que acertar.

Tiene que acertar. ¡Sí!

¡Claro!

¡Claro! ¡Claro!

Además... A ver...

A ver... Oye...

Espera. Carlos, papá, espera un momentito.

¿Qué hizo papá con el piano?

Ahora es nuestro.

Ah, vale, vale.

¿Tanto te gusta su piano?

No, no, no. Sí, me gusta.

Pero no lo ves, ¿no? De hecho...

El grande es mío y de papá, y el pequeño, es mío.

Está al lado del grande. El pequeño lo he utilizado

en uno de mis singles.

Usamos ese piano porque tenía un punto supermágico.

Otra pregunta.

"¿Con quién han confundido a papá por la calle?".

"¿Con King África?".

"¿Con Barack Obama?".

"¿O con el de los Conguitos?".

(RÍEN)

(RÍE)

¡Correcto! ¡Toma!

¡Booomba!

¡Bien!

¡Bien, Charlie! ¡Bien, bien!

Pero... Sigue así.

No, no. Te cuento, te cuento.

O sea, te cuento.

Saliendo de un concierto...

Muchas veces, rollo de ir

por Gran Vía, y de repente:

"Ay, ¿me firmas, me firmas?".

-"Vale. ¿Cómo te llamas?". -"Pedro".

-"Para Pedro, Carlos Jean". Y dice:

"Pero ¿no eres King África?". (RÍEN)

Pues va a ser que no, ¿no? Siguiente.

"¿Qué es lo que más asusta

a papá?".

"¿Las arañas?".

"¿Las atracciones de feria?".

"¿La factura de la luz?". (RÍEN)

A ver...

Eh...

Yo creo que...

¡Nooo! ¿Y qué...?

¿Qué ha pasado? ¡Oye!

Cómo está de concienciado

tu hijo. ¡Ha pulsado

"La factura de la luz"! (RÍEN)

¿Porque se te ha ocurrido? Sí.

Es que cuando digo esas palabrotas en Nochebuena,

también tiene que ver con las facturas.

Hemos atado cabos ahí.

Vamos hilando. Pero tampoco te montas en las atracciones.

Es que antes no cabía.

Ahora quepo y no me monto tampoco.

(RÍEN)

Bueno, siguiente pregunta.

"¿Dónde trabajó antes de ser músico?".

"¿En un Burger?".

"¿En la construcción?".

"¿Era gaitero?".

(RIENDO) ¡No!

(RÍEN)

Bueno, pues no ha estado mal.

Mira la cara con la que me mira.

Mira la cara... Venga, volvemos a la silla.

(APLAUDEN)

Sonríe.

¡Y ahora es el turno de Antonio y Antonio! Vamos aquí.

¡Atención!

A Antonio pequeño le gusta la silla.

"¿En qué trabajó antes de ser músico?".

"¿Como dependiente en una zapatería?".

"¿Como futbolista?".

"¿Como exorcista?".

(RÍEN)

¿El abuelo tiene que pulsar? Pulsar y luego hablar.

¿Sí? Pues voy a pulsar.

¡No, Antonio Junior!

Siguiente pregunta. "¿A quien cantaron por sorpresa

el "No te vayas todavía"?

"¿Al rey Felipe VI?".

"¿A don Juan Carlos de Borbón?".

"¿A José Mourinho?". (RÍEN)

¡Nooo!

No. Es que eso se lo cantamos a los dos.

Ah.

Estábamos una noche

en la Zarzuela, en una fiesta,...

y cuando terminó todo,

fuimos a cantarle "No te vayas todavía"...

al príncipe,

que su madre le estaba preparando la maleta

para que se fuera a Canadá, donde hacía el servicio militar.

Estaban los dos.

Estaba el rey padre

y el rey hijo, que todavía era príncipe.

Pero en este caso,

le cantabais...

Al príncipe. Al que era entonces príncipe.

Que se tenía que ir a la mili

y ese día fue maravilloso. Bueno, seguimos.

"Para tu abuelo,

¿quién es la mujer más hermosa?".

"¿Scarlett Johansson?".

"¿La Madre Teresa de Calcuta?".

"¿María Teresa Campos?".

A ver...

(RÍE) ¡La Campos!

Seguro para el abuelo, ¿eh?

Antonio abuelo,

la Madre Teresa de Calcuta para ti es la mujer más bella del...

Yo creo que sin trampa ni cartón.

Y yo apostaría

porque esa señora

no hubiese faltado nunca.

(APLAUDEN) Ajá. Muy bien.

Siguiente pregunta.

Esta es curiosa, ¿eh?

"¿De qué río son Los del Río?".

"¿Del río Guadaira?".

"¿Del río Guadalquivir?".

"¿De Río de Janeiro?".

¡Correcto!

(APLAUDEN) Bueno,

vamos con otra pregunta, la última.

"¿Qué le dijo el papa Juan Pablo II

cuando conoció a tu abuelo?".

"¿Cantas como los ángeles?".

"¿Rocío, Rocío...?".

"¿Me encanta vuestra canción 'La barbacoa'?".

(RÍEN)

Antonio Junior se lo piensa.

¡Ay!

Nos dijeron que estaba prohibido

cantar en la Sala Clementina.

Y cuando salimos,...

pues fue tanta...

la alegría que nos dio de estar tan cerca de su santidad,

que yo creo que tiré la voz arriba

dos tonos más de lo normal, ¿no?,

Y digo:

# Y el papa en el balconcillo de la ermita del Rocío.

# De la ermita del Rocío, el papa en el balconcillo

# de la ermita del Rocío,

# se sintió marisma y jara,

# se sintió romero y lirio.

# ¿Qué tendrá el Rocío divino?

# ¿Qué tendrá el Rocío divino?

# ¿Qué tendrá el Rocío divino?

# Que hasta el papa preguntaba por las cosas del camino. #

¡Ole! (APLAUDEN)

Pues hemos terminado cantando.

Hay que volver a la silla, ¿de acuerdo?

Venga, de paseo, a la carrera.

¡Es el turno de Chema Martínez y de Daniela!

¡También corriendo, como los atletas!

¡Vamos allá!

Un punto si coincidís.

Atención. "¿Qué prometió tu padre

si ganaba una medalla

en el maratón de Barcelona del año 2010?".

"¿Qué se tomaría una cerveza?".

"¿Que se pondría un pendiente?".

"¿Que se tatuaría en la nuca 'Prohibido adelantar'?".

(RÍEN)

Está fácil. ¡Chema lo sabe!

¡Correcto!

(APLAUDEN) ¡Aaah!

Correcto, correcto.

Daniela, ¿tú...?

¡Le gusta mucho el zumo! ¿Eh? ¿Cómo?

Le gusta mucho el zumo, por eso le he dado.

¡Ah! (RÍEN)

Que le gusta mucho el zumo.

¿Sabes lo que pasó? Realmente dije:

"Si consigo una medalla, me tomo una cerveza".

Consigo la medalla, nos vamos de cena,

me pongo a tomar la cerveza,

y lo cierto es que eché un traguito,

pero cuando se despistó todo el mundo,

dejé la cerveza por ahí,

me subí a la barra y me puse a bailar.

Tomé un poco de cerveza. Lo cierto es que cumplí.

Un poquito te dio para mucho.

Hasta la fecha no he vuelto a beber cerveza.

Bueno, un tipo sano, un tipo sano.

Siguiente pregunta. "¿Contra qué ha competido

tu padre?".

"¿Contra un Fórmula 1?".

"¿Contra el metro?".

"¿Contra Chuck Norris y ganó papá?".

(RÍEN)

¡Correcto! (APLAUDEN)

Hala, pregunta.

¡Con un metro!

Me enseñó que corrió con un metro.

Mira, estamos viendo el vídeo. Ay, yo lo quiero ver.

Ven aquí, ven aquí, ven aquí.

Mira, mira el vídeo, el metro.

Te bajabas cuando paraba el metro.

¿En qué estación? Salí en Callao

y tenía que entrar en Sol.

Antes de que llegara a Sol.

Efectivamente, salía y entraba en el mismo vagón.

Eran 537 metros, 130 escaleras,

y, bueno, salir del metro, correr por la calle Preciados.

Pasaste por El Corte Inglés... No me dio tiempo para nada.

Cuando conseguí entrar en el vagón, digo:

"La última vez que hago esto".

(APLAUDEN)

Me parece alucinante. Seguimos jugando.

"La última vez que papá fue al cine

por la noche con mamá...".

No lo sé. "¿Se olvidó las llaves de casa?".

"¿Se olvidó de quitarse las zapatillas de correr?".

"¿Pagó con pesetas?".

Ay, qué triste...

No lo sé. (RÍE)

¿Ves mucho a papá salir?

No, nunca.

Bueno, sí, a fiestas.

Bueno, bueno... ¡Anda! ¡Lo que sabemos!

Pero ¿al cine?

No, no, no.

Entonces, Daniela, ¿qué pulsamos?

¡Correcto! (APLAUDEN)

Es que, claro, ha dicho que sales poco.

Mi mujer es una santa. Esto es real

como la vida misma.

La última vez que fuimos juntos al cine, pagué en pesetas.

Lo cierto es que...

La historia es que al final he vuelto a ir al cine con ella,

con mis hijos, a ver... ¿Qué peli era?

Pero con mamá, no. ¿Era de Charlot, de Buster Keaton?

La primera película que vimos fue "Forrest Gump",

pero la última que vimos... Fue primera y última.

Posiblemente.

"Corre, corre, Forrest". Fue en pesetas, ¿eh?

Guardo todavía los billetes todavía porque entré sin pagar.

Te gusta cuidarte y salir poco.

Sí.

Bueno. La vida del deportista.

He vivido y sigo viviendo una concentración permanente.

Me gusta cuidar mi cuerpo y lo de salir mucho no me va.

Soy un tipo raro, extraño, pero soy feliz así.

No vamos mucho al cine.

Mi mujer es una santa.

Vamos con otra.

"¿Qué hizo tu padre en su primera carrera con la selección

de atletismo?".

"¿Se salió para hacer pis?".

¡Ostras!

(RÍEN) "¿Se equivocó de recorrido?".

"Al escuchar el disparo gritó: 'Todos al suelo'".

¡Ostras!

(RÍE) ¿El qué la última?

"Al escuchar el disparo gritó: 'Todos al suelo'".

¡Ostras! (RÍE)

Qué difícil.

Va, voy a decir una.

A ver, Daniela...

¡Correcto! (APLAUDEN)

Mi debut.

Mi debut con la selección, el debut soñado.

¡Un momento, un momento, un momento! No sé si lo habéis escuchado.

Es que siempre hace pis. (RÍEN)

Calla, calla, hija, calla.

Lo importante es saber cuándo lo hace.

Campeonato del mundo de media maratón,

kilómetro 5,8. Iba con un compañero.

Le digo: "Que me estoy meando". Esto a 20 por hora.

Me mira como: "¿Qué hago yo?".

Claro. Seguía corriendo.

"No aguanto más". Kilómetro 8.

Salgo del circuito, salto la valla y me pongo a mear.

Una meada de las que hacen época. 30 o 40 segundos.

Termino de mear, me vuelvo a meter en el circuito,

empiezo a correr otra vez muy rápido,

no pierdo tantos segundos, creo que perdí 35 segundos,

pero había estado 8 km aguantándome,

con lo cual había ocasionado un destrozo en mi cuerpo brutal,

así que lo siguiente fue que en el kilómetro 10,

que estaba el staff de la selección,

le decía al médico: "Dadme algo, que me cago".

(RÍEN) "Que me cago".

Mira, cuando íbamos a empezar aquí,

se ha ido a mear.

Calla, calla. (RÍEN)

Y encima, yo no.

O sea,...

que antes de empezar el programa se ha ido a lo suyo.

Sí. Ajá.

¿Te pedimos un médico?

(RÍE) No, no.

A partir de entonces dije:

"Ya no vuelvo a parar más en otra competición".

Y ya sé hacer pis en marcha. Bien.

La última. "Según papá,

¿cómo se le conocía antes de ser campeón de Europa?".

"¿El Correcaminos?". Mic, mic.

"¿El del autobús?".

"¿El calvo de la lotería?".

Es un señor que hizo la publicidad de la lotería.

Esto sí que no lo sé. Sin pelo.

(RÍE) Lo tengo que pensar.

Porque hace mucho que está sin pelo

y ahora lo tiene largo, ¿sabes?

No te enteras, te lo explica bien. Ah, vale, vale.

Pero papá ya ha pulsado una cosa, tienes que pulsar.

¡No sé lo que es!

Pues nada, hija... ¿Cuál de ellas?

Le voy a dar al C.

A ver... ¿Al D? ¡Al C!

"¿Al calvo de la lotería?".

Pues dale, dale, dale. Porque es ese.

¡Porque antes él iba calvo!

(RÍEN)

Oye... Tú da al que quieras.

No voy a decir nada, pulsa el que quieras.

Qué bonito... ¡Ha pulsado el autobús!

(RÍEN Y APLAUDEN)

Me has intentado engañar.

Me ha engañado. ¡Te he engañado!

Era correcto, sí. Lo llamaban...

¿Por qué te llamaban así?

Quedé campeón de Europa en el año 2002 de 10 000 metros,

y resulta que la gente no se había enterado,

mucha gente no se había enterado de que había quedado campeón,

pero sí sabían que había echado una carrera a un autobús.

Era más conocido por haber ganado al autobús.

Es uno de los retos a los que le tengo mucho cariño.

Luego vencí al metro también. Que nos falta

la de, la de cerrar los ojos,

que los cierra el padre. ¡Es la siguiente prueba,

pero esta la hemos terminado! ¡Venga, a la silla, anda!

(RÍEN Y APLAUDEN) ¡Espera, espera!

¡Bravo!

Esta es la prueba. No terminamos todavía.

En esta prueba,

los mayores, con los ojos tapados...

Los niños se van a enfrentar a objetos que no conocen,

porque no los han utilizado y tienen muchos años.

Los niños tendrán que explicar

qué creen que es. Empezamos con Antonio y Antonio.

Venga, vamos allá. (APLAUDEN)

Aquí, Antonio.

No, yo.

¡Aquí! ¿Y yo voy aquí?

Y ahí el abuelo.

Cuidado.

No nos apoyemos en la mesa.

Vamos a taparnos los ojos. ¿Como si fuésemos en Air Europa?

Para dormir, pero no te duermas.

Duérmete, abuelo, duérmete. No, no, no.

No, porque tiene que adivinar

según la descripción de Antonio.

¿Ya? Sí, sí.

Al revés, pero póntelo.

Muy bien. Ya está.

Este es el objeto.

¿Qué crees que es?

Antoñillo, ¿eso qué es lo que es? ¡Tiempo!

¿Qué es eso? ¡Tiempo!

¿Qué es lo que es? ¿Es de comer?

No. ¿No?

Es como una foto en 3D

de Luis Amigo.

Sí. ¿De tus amigos?

De Luis, de Luis Amigo.

Pero ¿a qué se puede dedicar? ¿Qué podemos hacer con ello?

¿Qué podemos hacer

con ello?

Podemos decorar la casa. Muy bien.

Y también lo podemos poner

en un sitio. Y es...

¿Se puede poner en una mesa o para adornar?

Sí, en cualquier sitio.

¿No será un jarrón?

No. No es un jarrón.

Y si es para decorar, ¿un cuadro?

Sí. Eh...

Parece un cuadro, es verdad. Sí, un cuadro

con una fotografía o algo. Eh...

¿Qué? Es un cuadro...

Con una... con un...

Con una foto de Luis Amigo.

Que... ¿De quién? ¿De Luis Amigo dices?

Sí. Ah.

Pero...

Yo tengo curiosidad por terminar

y saber quién es Luis Amigo.

¡Tiempo! ¡Tiempo! Por favor, abuelo...

(APLAUDEN)

Ay, ay, ay...

Para... El hombre del tiempo.

Para los que estáis en casa y aquí, Sí.

este invento tiene más

de cien años.

Para indicar... ¿Para qué servía?

Para indicar... El tiempo.

Para indicar el tiempo que iba a hacer.

El sistema lleva un pelo humano.

Higrómetro se llama.

Higrómetro.

Higrómetro. Ahí está, muy bien.

Te lo regalo.

Vale. Le da igual.

(RÍE) (APLAUDEN)

Vamos... Venga.

a la silla. Vamos.

Es el turno de Chema Martínez y de Daniela. Venga,

vamos allá.

Por aquí, yo te ayudo.

Me he quedado con la intriga de Luis Amigo.

Estaba alucinado Antonio Junior.

Bueno, te tienes que tapar, ¿eh?

El tupé. Cuidado con el tupé.

Así, ya está. No, no, no.

¡Al revés! Hay que taparse.

Venga, vamos allá. Espera que me tape, espera.

¡Atención! Espera, espera que me tapo.

Ya está. Listo.

Este es el objeto.

¡Tiempo! Sí.

¿Sirve para comer?

¿Te lo comes? Es una cosa, es como un...

Es como un nueve. Como un mueble.

¡Como un nueve!

Ah, como un nueve. Un seis.

Un seis.

Es como un nueve, no puede ser un seis.

¿Y para qué sirve? ¿Para qué sirve?

¡Para oír! (RÍEN)

Un casco.

Es como un teléfono. Como un teléfono.

¿Hola? Un casco, una garrota.

¡Ay, papá, es como un teléfono!

La pista es muy buena. Como un nueve.

Que sirve para escuchar. Por ejemplo,

para escuchar y parece un teléfono. ¿Un casco, un manos libres?

Tú sigue hablando, sigue contándole.

Manos libres. ¡Ahí va!

Es de color negra. Es de color negra,

de color roja y marrón. ¿De colorines?

¿Es de colorines? Aclarado.

¡Que no es rosa!

No he dicho nada. No es de colorines.

Una zapatilla, que se puede usar

como teléfono... ¡No!

No. Pregunta de qué está hecho.

Es verdad, ¿de qué está hecho?

¿De qué está hecho?

Pues... Yo no tengo ni idea. (RÍEN)

¿Plástico? ¿Es de madera? ¡Tiempo!

(APLAUDEN) ¡Mira!

¡Una pipa, hija, una pipa!

¿Tú sabes lo que es? Para jugar al golf.

Para jugar al golf. No sabes qué es esto.

No. Para fumar.

No. Menos mal.

Exacto, exacto.

Menos mal que no sabes para qué es.

Mira la cara que ha puesto como diciendo...

¿Quieres llamar a mamá?

(RÍEN) Hola.

(RÍE) ¿Os sentáis mientras?

Vámonos. ¿De acuerdo?

(APLAUDEN)

Es el turno de Carlos Jean

y Carlos Junior.

Venga, amos allá.

(APLAUDEN) A ver...

En esta ocasión,

no es una caja, sino que es una tela...

Me lo habéis envuelto bien, ¿eh?

¿Estás listo, Carlos Jean? Preparado.

Atención, porque este es tu objeto,

Carlos.

A ver... Tiempo.

¿Sabes para qué sirve?

No, no sé. No sabe.

A ver...

¿Es de papel?

De madera. De madera, vale. ¿Y sabes

para qué puede servir?

Si has hecho un dibujo, lo cuelgas ahí.

Si has hecho un dibujo, lo cuelgas ahí.

Y es de madera. Sí.

Madre mía.

¿De qué color es?

Marrón. De color marrón.

¿Qué tiene? Baches.

(RÍEN)

¿Está en la cocina normalmente?

Puede estar en el salón. ¿Para decorarlo?

Sí.

Mi madre tiene dos en el salón.

Ah, ¿sí? (RÍEN)

Mi madre tiene dos con clavos en el salón.

¿No es de...? ¿Es de música?

No lo sé.

(RÍEN) No lo sabes.

No, no.

Se parece

a lo que tenemos en casa

donde se mete el pan,

pero con... ¿Una panera, un cesto?

No.

No es una panera, y se cumple el tiempo.

(APLAUDEN)

Explícale...

Explícale qué es esto

a tu hijo.

Es una lavandera o qué. Claro.

Con esto se lavaba la ropa.

Antiguamente. Mi madre no tiene dos

en el salón. Tranquilidad, Carlos.

Bueno, te lo regalo, ¿te parece?

(RÍEN)

Mejor dame una Play.

Claro.

(RÍEN Y APLAUDEN)

Qué complicado, madre mía.

Tengo que hablar de los marcadores.

Atención, porque Antonio

y Antonio

han conseguido cuatro puntos.

(APLAUDEN) ¡Bien!

Carlos Jean y Carlos,

siete puntos.

¡Y Chema Martínez

y Daniela,

11 puntos! ¡Bien!

¡Hemos ganado!

Yo me tengo que despedir de Antonio

y de Antonio. Por favor, venid aquí.

(APLAUDEN) No os vais con las manos vacías.

Esto es para Antonio.

¿Eh? Un recuerdo del programa.

Y An...

Antonio me mira...

Me lanza la mano y me dice: "¿Y yo qué?".

1000 euros, por lo menos, para la ONG

por la que venías. ¿Cuál es?

Pues la Asociación Contra el Cáncer Nacional.

Bueno, pues ahí está. Gracias. Gracias.

(APLAUDEN)

¡Hasta luego!

¡Carlos Jean!

Esto es para ti,

Carlos Junior.

Bueno, 1000 euros para la ONG. Para Duchenne.

Una asociación que investiga

enfermedades raras.

Pues un fuerte aplauso también.

¡Gracias! (APLAUDEN)

¡Adiós, adiós!

¡Y Chema y Daniela! ¡Venid aquí, venid aquí!

Vamos corriendo.

¡Corre, corre, corre!

Estamos en el panel final,

Daniela.

La opción de conseguir más de 10 000 euros para esa ONG.

Es una gran labor.

En el panel final hay 20 casillas,

¿de acuerdo?,

todas con fotografías que tienen que ver

con vuestra vida, con el día a día...

Además, van por duplicado.

¿De acuerdo?

Es un ejercicio de memoria, de recordar cómo van emparejadas.

Cada acierto

son 500 euros. Atenta, ¿eh?

Vamos a poner un ejemplo.

18, para que ya vayáis haciendo memoria.

¡Ole, un bebé! Pero ¿quién es este bebé?

¡Ese es tu padre, hija, tu padre!

¡Bebote!

¿Bebote? Ah, te llama bebote.

Muy pequeñito, recién nacido casi.

¿Y yo no? No, espérate, espérate.

(RÍEN) Mira, el 8.

¡Yo!

Aquí sí. Salgo yo.

Aquí sí, ¿no?

Aquí sí. Sin pelo, mira, sin pelo.

Bueno, tú estás ahí.

¡Sí! ¡Y Paula y Nico!

Muy bien, foto familiar.

Y ahora, 14.

¿Y quién es esa? ¡Yo!

¡Pintada de gato!

Son unos ejemplos. ¿De acuerdo?

Ahora os voy a enseñar durante 5 segundos

el panel completo. Atenta.

Giramos las casillas y tenéis que hacer memoria.

Dónde están las fotos por parejas.

Cinco segundos. ¡Olé!

Qué rápido. Concéntrate, concéntrate, Daniela.

Que yo me sé todas, ¿eh? Concéntrate.

¡Ostrás! Están girando.

¡90 segundos, tiempo! ¡Ya! 2, 18.

2, 18. 12, 17.

¡Un momento, sí!

¡Ahora yo! ¡12, 17!

¡Correcto! ¡1, 11!

¡1, 11! ¡1, 11!

¡Correcto! ¡Bien!

Otra. Di más.

Di más, que ya no sé.

8, 10.

Vamos a ver si es correcto o no.

¡Correcto! ¡Bien!

¡500 euros más! ¡7, 9!

¡7, 9!

¡No! Corre, corre.

¡7, 9! ¡No!

¡7, 15! No. 7, 5.

¡7, 5! Vamos a ver si es verdad.

¡No! ¡Yo!

6, 9.

¡A ver ahora...!

¡Correcto, 500 euros!

7, 19.

A ver si es posible...

¡Sí! ¡500 euros!

¡4, 3! ¡4, 3,

dice Daniela!

¡No! ¡No!

3, 13... A ver ahora.

No, 3, 14, perdón.

¡3, 14! ¡3, 13...! No era.

¡Ahora sí! ¡Sí!

¡Bien!

¡5...!

¡5, 4!

¡Eeeh...!

¡No! ¡No!

4, 13.

4, 13. Vamos a verlo.

4, 13. Sí, correcto. 500 euros.

5, 15. 5, 15.

¡Sí, correcto! ¡16, 20!

¡16, 20! ¡500 euros más!

(APLAUDEN)

¡Acabáis de conseguir...

11 000 euros!

¡11 000 euros!

¡Ahí está la cifra, Daniela!

¡11 000 euros! ¡Para mí son!

¡No, que no son para ti! Atención, Chema.

Habéis venido a jugar por una ONG.

Los 10 000 euros van destinados a...

Ay, espera que... Venga, recupérate.

Como si hubieras corrido la maratón. Me recupero.

Este dinero es para la fundación SER.

Unos chavales... Esto para Daniela.

Hala, muchas gracias. que sufren discapacidad intelectual.

Con este dinero pretendemos que se integren a nivel laboral,

social,

que puedan hacer cualquier tipo de actividad deportiva,

y que sea una integración real. Ese dinero va para esos chavales.

Me alegro que sean 11 000. Una gran cantidad.

¡Gracias, Daniela!

¡Gracias, ,Chema! ¡Gracias!

¡Nos vemos en el siguiente programa!

¡Adiós, adiós!

"Lo que...".

"Lo que me gustaría decirle a mi abuelo

es que me gustaría estar

más rato con él

y que le quiero mucho".

-"A mí no me gusta cómo baila,

porque le ve toda la gente y no me apetece que le vean".

"Es que bailan muy juntos, así".

"Entonces a mí no me...".

"No quiero que bailen juntos".

-"Como verdura,

fruta...".

"Pero por la mañana,

come lo que le da la gana".

"Le dejan".

Jugando con las estrellas - 22/04/17

22 abr 2017

Los últimos 46 programas de Jugando con las estrellas

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios