Juego de niños La 1

Juego de niños

Sábados a las 22.05 horas

www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
5268920
Para todos los públicos Juego de niños - 08/06/19 - ver ahora
Transcripción completa

Vamos a pasar lista. ¿Amadou? Aquí.

¿Victoria? Aquí.

¿Víctor? Aquí.

Muy bien. ¿Alguien sabe utilizar esto?

Yo.

¿Yo sabes dónde lo utilizaba?

¿Dónde? En los sofás de mi casa. ¡Bum, bum!

Para cuando estás aburrido, saltar.

Veo que lo de saltar en las camas y en los sofás

es un deporte que seguimos practicando.

¡Hola!

Todo está preparado;

tenemos público ahí, tenemos público aquí...

Y en "Juego de niños", y niñas, tenemos a protagonistas

que hemos ido a buscar por toda España.

Son ellos los que van a darnos

sus visiones y sus impresiones del mundo.

Y todo esto está preparado.

Pero debemos dar paso a nuestros concursantes naturalmente,

que van a competir.

Tenemos con nosotros a una actriz conocida

por series como "El internado", "Centro médico", posteriormente,

que está preparando películas, etcétera,

y que se llama Elena Furiase.

¡Elena!

Gracias.

A ti. Gracias. Gracias. Gracias.

Mira qué foto. Mírate. ¡Oh!

Por favor, qué cosa más chica. Qué pequeña.

Recuerdas que jugabas con tu abuela...

Sí. Con Lola Flores; ¿a qué jugabas?

Pues yo me iba a la cama, porque mi abuela se levantaba

y hasta que se levantaba pasaban unas cuantas horas,

y me ponía los pendientes; me ponía de todo;

y me metía detrás de la cortina,

me presentaba, hacía un espectáculo...

Dando la nota como siempre. Maravilloso.

Óyeme, y ahora has tenido a Noa. Sí.

Que tiene... ¿Cinco meses?

Cinco meses, pero parece que tiene cinco años

porque está gigante. Está enorme. Maravilloso. Maravilloso.

Muy bien. Tenemos otra foto tuya. A ver.

Bueno, posando ya, eh.

Posando, posando, posando.

Tengo la misma cara, es que soy igual.

Es como un fotomatón, ¿no? Pues sí, un poco,

pero mira qué descarada, ¿no? Con seis o siete años que tendría.

Muy bien. Madre mía, bendita infancia.

Tengo un contrincante. Más o menos es conocido también.

Más o menos, ¿no? ¡Carlos Latre!

(RÍE)

¡Hola!

¿Cómo estás? (RÍE)

¿Cómo estás? (RÍE)

Es que lo nuestro... -Hola.

-Viene de largo, lo sé.

-Viene de largo. Viene de lejos.

Viene de lejitos. Mira qué foto.

¿Has visto? Que parezco...

(IMITA A GILA) ¿Está el enemigo? Que se ponga.

Como Gila. Pero lo utilizas como un micrófono.

Pero tenía una obsesión con el teléfono.

Esta era la casa de mi abuela, de mi yaya Teresa.

Sí. Y nada más entraba en la casa,

ya "pa, pa, pa", ahí.

Pero eras malo. Era el más malo de Europa.

No, de verdad. Era malísimo.

No, que era malo, que hay niños... más malos.

Eras más guapo también. Hacías trastadas.

Eras más guapo, dice.

(IMITA A BORIS) Mi amor, ¿tú crees? Ha empeorado, ¿no?

Es que ahora somos contrincantes. (IMITA A BORIS) -¿No me ves bello

ahora con esta barbita loca que me he dejado?

¿Cómo estás? Sí, sí...

Hay otra foto. ¿Hay otra foto mía? A ver.

Míralo. Ah, mira ahí.

Míralo.

Te dejaste el pelo larguito a los 12 años.

Sí, y mira qué rubio era. Fíjate ahora.

Aquí... ¿Ves la valla que está como con una rejita?

Sí. Esto no era

para que no me metiera dentro,

sino porque mi padre tenía una colección de coches,

de aquellos de coleccionista estupendo,

que duraron una semana, porque acabaron todos tirados...

¿Los tirabas? Sí, por la ventana.

Y aserraste las ruedas de una bici. De una no,

de todas las bicis de los amigos de mi hermano

el día de su cumpleaños.

Yo quiero que sepas todo esto porque es tu contrincante.

Me sabe muy mal, yo os quiero a los dos;

pero solo uno podrá pasar a la ultimísima fase

y ganar el concurso.

Me sabe mal. No me lo tendrás en cuenta, ¿no?

-Sé que vas a ganar, pero no te lo pondré fácil.

¿Por qué sabes que va a ganar? Porque este es muy largo

y es muy rápido... Empieza "Juego de niños"

inmediatamente. ¡Yuju!

Yo le pregunté que si tenía novio, ella me dijo que no

y yo le dije: "¿Te quieres casar conmigo?",

ella me dijo que sí, y entonces así fue.

-Pues en Educación Física, sin que la profe se diera cuenta.

-Eso pasó. Y luego, cuando nos enfadamos.

Venga, Elena, Carlos... ¿Aquí?

Bien, ya sabéis que si acertáis a la primera,

son 30 gallifantes. Vale.

Si acertáis la definición que nos van a brindar a la segunda,

son 20, y si es la tercera, 10, ¿vale?

No te rías, hombre. Es que...

Es la normativa.

Es que me estoy acordando

de la primera vez que hice a Papuchi contigo,

que te dije: "Hombre, que tú hacías los gallifantes,

que era un animal raro, raro, raro".

que era un animal raro, raro, raro".

Sí, sí. Era maravilloso.

Y cuando has dicho lo de los gallifantes...

Venga. ¡Vamos, vamos, vamos!

Pálpito y corazonada, eh. Venga.

Empezamos contigo.

Es una definición de una cosa o concepto.

Vale. Adelante.

Mira, está allá. O allá. O allá, o allá, o allá.

-Sí, está en mi casa.

-A lo mejor estaría ahí o ahí, o ahí, o ahí, o ahí,

o ahí, o ahí, o ahí.

-O aquí.

-O ahí.

-Yo lo usaría para apagarle la luz

a mi hermana cuando está en el baño.

-Yo creo que pócimas no hay, creo que nunca las he visto;

pero yo creo que te vas convirtiendo así

porque desde que tú empiezas el cole,

no hablas con nadie, no juegas con nadie,

al final nadie te va echando cuenta y... ya te has convertido...

¡Ah! En... Y no puedes hacer nada.

-De la taza desaparece la leche. A mi madre le explotaría la cabeza.

-Bueno, yo no, porque a mí no me gusta la leche.

Bueno, lo de la leche realmente viene a complicar todo esto.

Pero sí que lo de que si no hablas con nadie, nadie ya se fija en ti,

nadie te echa cuenta...

Sí, eso ya me da... Eso yo creo que es...

¿Digo lo que creo que puede ser? Puedes decirlo.

¿La invisibilidad? ¡Pero!

¡Eh! Pero...

Iba a decir una mosca... ¡30!

¿Sí? ¡30 gallifantes!

30.

¿Pero cómo puede ser? No, iba a decir una mosca primero.

¿Una mosca? Sí, porque ha dicho

que puede estar ahí, ahí; yo la usaría para apagar...

He dicho: "Una mosca".

Pero cuando ha dicho que cuando no te ve nadie,

no hablas con nadie...

Cuidado, Carlitos, cuidado, Carlitos...

Que Elena las mata callando.

También podría haber sido Andrés Iniesta.

A ver, Carlitos. Bueno, felicidades.

No siempre se empieza tan directamente y tan bien.

Y ahora me toca mí la que... ¿Me puedes poner la misma?

No. Venga, adelante.

Venga, va. Para ti.

Nosotros salimos de la...

De los pulmones. -¿Pulmones?

-Nos da un poco de aire y de sangre,

porque es que si no, no estaríamos; solo un poco.

-De cuando dos personas quieren tener uno...

-O dos. -O dos, o tres, o cuatro,

o cinco, o seis.

-Para esto hace falta un médico.

-Porque los médicos lo saben hacer mejor que nosotros.

-Hay que intentar no beber mucho alcohol

porque si no, sale...

-Yo no lo he visto nunca. -Yo tampoco.

-Mola porque tienes vida y puedes estar en este mundo,

bailando, saltando; lo que quieras.

Cuando seas adolescente, ya puedes hacer lo que quieras.

¿Qué podría ser? Pues yo creo que puede ser un...

(TITUBEA) ¿Qué?

Qué serio te pones ahora; me gusta ahora. Ahora estás serio.

Estás serio. El embarazo...

O tener un niño; algo así. ¡Ahora, nacer!

¡Nacer! Nacer.

¡30! Yo lo he pensado, el embarazo.

30 también.

Me gusta, me gusta cómo estamos empezando.

Qué difícil. -Qué difícil.

A ver... Lo de los pulmones me ha dejado...

"Sale de los pulmones". Sí, bueno...

Digo: "Perfecto". Sí, bueno, cogiendo aire, digamos.

Hombre, tiene que coger aire la madre para que salga.

-Dímelo a mí. -Tú lo sabes bien.

-Y tanto. Lo recuerdas, ¿no?

Perfectamente.

Venga, Elena, para ti, ¿vale? Venga.

También concepto;

estamos en concepto o cosa. Vale.

Pueden ser de un caballito de mar con gafas de sol,

con un flamenco comiéndolo...

-Se puede poner también tu perro, se puede poner...

Es que se puede poner de todo.

-Tu nombre por si alguien te esconde y estás como desmayado.

-Claro.

-Que puede tener muchos colores: el negro, el rojo...

Creo que azul... Y no sé más.

-Y el verde. -Y el verde, a lo mejor, no sé.

-Yo creo que no se estudia y lo que hay que hacer es

irte a una biblioteca y leer un libro sobre eso.

-A mi papá le pusieron una letra de Dani, Claudia

y Antonio, y le faltó yo.

-Yo conozco a mi padre porque se hizo uno en el pie

sin saberlo,

porque pisó una tinta de esas y luego se le cayó un molde

y le dio forma.

Bueno; puede tener muchos colores...

Hay que descifrar.

Pero es que lo de que puede ser un caballito de mar con gafas

o un flamenco comiéndoselo, a mí me ha matado eso.

Y puede ser de muchos colores... Sí.

(TITUBEA) ¿Un insecto, un bicho? No es...

No es un insecto ni un bicho.

Era objeto o cosa, ¿no?

Te tenemos que dar más pistas para que atines un poco mejor.

Sí. Venga.

Te ponen como una especie de pegatina,

te lo rellenan con pegamento,

después te ponen un color cualquiera,

después hay que esperar a que seque,

y después se le saca la pegatina.

-Yo me pondría el escudo del Sevilla donde sea.

Es que yo soy muy sevillista.

-Si tuviera el nombre de mi novio,

me lo intentaría esconder si hemos roto,

porque no quiero que nadie me diga:

"¿Aún sigues con él? Yo creía que te habías separado".

-Y eso es verdad, porque eso sería muy pesado,

siempre preguntando esa misma tontería.

-O también puedes esconderlo con maquillaje,

si quieres quedártelo y no quieres que te lo vean,

por ejemplo, en tu boda,

en la comunión o el bautizo de tu hijo...

Es brutal; dice: "Ah, ¿pero no te habías separado?".

Lo tengo, lo tengo. ¿Qué es?

Un tatuaje. ¡Un tatuaje!

¡Bien!

Tatuaje, efectivamente. Un tatuaje.

Y me encanta porque dice:

"Te lo puedes tapar en la comunión de tu hijo"...

Son 20 más, eh. 50 gallifantes.

Carlos, ahora tú. Vamos, vamos.

No le gusta nada a Carlos. No, no, no.

Pero si haces Boris, te sentirás más cómodo.

(IMITA A BORIS) Ay, mi amor, pero tú sabes que es dificilísimo.

¿Es que no sabes que...? Ay, qué nervios, mi amor.

Qué nervios. A ver, es un concepto.

¿Es un concepto?

Sí; no es cosa, sino más concepto. Un concepto.

¿Vale? Adelante. No es un animal.

-Donde... ¡Ay! Donde...

Espérate. -Donde hacen reuniones, ¿no?

-Bueno, sí, hacen reuniones...

-Juicios con el Pepe Sánchez, el Mariano Rajoy...

Espérate, Mariano Rajoy. -La verdad es que no sé qué es eso.

-Una... Así como una reunión que se hace en el patio

y hablan de cosas.

-Como un... congreso, parecido.

-Es donde tienes que pagar dinero. ¡Ahí!

Dice: "Dame un euro", y te lo da si tiene.

Si no tienes, pues le das dos monedas

de las que valen como un euro.

-No sé, no sé a qué me suena. -Ay, es que me suena de algo,

pero no sé a qué.

-Ahora me viene la palabra "discoteca".

-En la casa se gasta agua, se gasta luz; esas cosas;

pues hay que pagar dinero,

porque nada es gratis. Muy bien.

Qué sabio. No es nada fácil,

pero te han dicho que se tiene que poner dinero.

¿Se tiene que poner dinero? Sí, sí.

(IMITA A RAJOY) Oiga, pues pueden ser los vecinos,

el alcalde, el que tenga que poner dinero...

(RÍE) Pues no lo sabemos.

No es fácil, no es fácil, eh.

A ver... Te han dicho que hay poner dinero,

es como una reunión; no saben claramente qué es...

Una reunión en la que tienen...

¿Quieres que te demos un poquito más de información?

Hombre, podría ser el presupuesto de mi Falcon,

pero no lo sé...

Venga, vamos a ello. A ver.

-Tenemos que pagar esa cosa. Esa cosa.

Porque si no, no la tenemos. Exacto.

Pues si no lo pagas, pueden llamar a la Policía.

-Te multan, sí, te multan los policías.

-A veces esas familias por esa cosa se quedan pobres.

-Sin dinero, pobres.

-Y también, pues es bastante difícil pagarlo.

-Si te gastas unas cosas que son para tonterías

y cuando te quieres comprar una cosa importante, como un piso,

no tienes dinero... A mí no me gustaría mucho.

-El banco tiene mucho dinero

y es lo que te da, el banco,

para que tú pagues la casa...

-¿Y si no nos dan dinero porque son ricos y no quieren?

-Pues... -¿Les damos un puñetazo?

-No, eso es de mal carácter. -No a la violencia.

A ver, yo creo que ahora...

(IMITA A RAJOY) Bueno, pues oiga, vamos a ver,

clarísimamente yo creo que sería algo parecido a un préstamo.

Una hipoteca. Una hipoteca.

Un préstamo, sí, señor.

Muy bien.

Qué fuerte, yo no pensaba eso. -¿No?

¿Tú no pensabas en eso? Yo pensaba en Hacienda.

¿En Hacienda? No. Al principio yo pensaba

que eran los presupuestos.

O sea, era un poco... Sí, porque han dicho "congreso"...

El congreso y tal; pero sí, sí. Pero no.

Como han dicho que hay que pagar. Cuando ha salido un banco ya...

Has tenido recuerdos. ¡Uh!

Qué emocionantes. He tenido recuerdos de la Hacienda,

de aquello que se tiene que pagar...

Y si no, te crujen, vamos. (TODOS RÍEN)

Elena, ahora es un personaje, ¿vale?

Vale. -¿Personaje?

Ahora personaje.

Sí, que me voy a... Vamos a ello.

Eres buena, tía.

-Su familia es muy grande;

tiene padres, hermanos, primos, abuelos, tíos...

-Es de todos los países.

-Tatarabuelo, tatarabuela...

-Y solo sale por la noche.

-Tíos abuelos, hermanos...

-Tiene pelo, es gris.

-Tendrá novia...

-Y su novia también tendrá muchos familiares.

-Coge dinero, lo pone y te deja una moneda.

-Dinero de chocolate. -Sí.

-Uf, qué rico el chocolate.

-Y viene con unos ayudantes, que los ayudantes le ayudan

para que él pueda con los juguetes que nos trae a nosotros

o el dinero.

¿Qué puede ser? Papá Noel, ¿no?

No, Papá "no es". Papá "no es".

Y mamá tampoco. Y mamá tampoco.

Eh... Pero bueno, ¿quieres más pistas?

Hum... Sí.

Sí, porque ahora me he quedado... Yo creo que es necesario.

¡Ah! Activa la sesera.

¿Tienes otra idea?

Sí. ¿Cuál?

¿Pero puedo? Sí.

¿El Ratoncito Pérez? ¡Sí!

¡Toma!

Pero lo de que tiene abuelo y tatarabuelo...

Ha dicho: "¿Puedo decirlo?" antes de tener más pistas;

por lo tanto, 30 gallifantes.

Pero esto me obliga a mí a acertar. Bueno, claro.

Esto no puede ser. Espabila, espabílate.

Me estoy poniendo "furiase".

(TODOS RÍEN)

No hagas que tiemble todo. Venga, vamos, vamos.

Venga, vamos, vamos. Qué miedo.

Personaje. A ver.

-Habla en gallego, en chino y en español.

-Tiene como una bala de fuego de las piernas

hasta todo el cuerpo, y hasta aquí.

-Tiene pelo negro, como si fueran pinchos.

-Y va corriendo, va corriendo, y le da un bofetazo al otro.

-Se puede convertir en un monstruo gigante.

-Pa, pa, pa, pa.

-Él luchó contra unos amigos que no son sus amigos.

-Ay, qué baba.

-Mi padre lo veía de pequeño, pero que no sé cuántos años tiene.

-¡"Hóstique", qué bonita!

Esa la tengo yo en una bola llena de agua.

-Y al final acaba ganando la batalla.

Bien. Oh...

Un superhéroe. Sí, bueno...

Pero claro...

Es que Marvel ha hecho muchos superhéroes, demasiados.

Pero no, no es tan superhéroe. No es tan superhéroe.

¿No es tan superhéroe? No, no.

No sé cómo decirte...

Yo tengo algo en mente. Di alguna cosa, di alguna cosa.

Yo voy a decir... No, no es superhéroe.

¿No es superhéroe? No.

Y es con fuego... Sí.

Pues a lo mejor es un bombero.

-Un bombero. No, un bombero no. No, no, no.

¡Bombero! Vamos a hacer una cosa.

"Borón, bombero". Carlos, vamos a hacer una cosa.

Te vamos a dar más información. Por favor; estoy perdido.

-Puede tener el pelo amarillo o el pelo azul.

-Tiene una cola.

-Con su ataque doble hace "pum" con los malvados.

Siempre les explota, les tira del campo...

-Son unos dibujos

en los que hay dragones y esas cosas.

-Participó en un campeonato de artes marciales.

-La ropa de color azul y naranja. -Pero...

-Entrenaba el maestro Muten Roshi. -Muten Roshi.

-Y... tenía algo azul

que era un poder.

-Así, y tiene fuego así. -Echa fuego.

(LOS DOS NIÑOS GRITAN)

-Está guapísima la serie en la que sale.

-Bueno, Jaime, para una gente sí y para otra no.

-No te flipes; para unos sí y para otros no.

Pero... ¿Qué?

Qué lindo.

-A ver, yo creo que es un súper superhéroe.

Es... Hombre, tiene que ser Goku. ¡Sí, hombre, Son Goku!

Goku. Sí, señor.

Bien.

Goku. Muy bien.

-Claro, que hacía así. ¡Ah!

Venga. Era la serie de mi vida.

-"Bola de Dragón Z", ¿quién no la ha visto?

Elena, para ti, una película.

Película. -Vale.

La madre del niño al que le tiraban piedras se murió

y cuando se murió un martes...

O no sé si fue un miércoles u otro día,

cogió un sombrero y lo llenó de flores.

-Porque los que conducen barcos tienen un gorro de capitán

y ese se parecía a uno de capitán.

-Que van vestidos de... De limpios.

-De limpios. -No, van vestidos de militares.

-Un militar que encuentra a su mujer en el agua.

-Y la chica iba por el agua y el otro también

y se dieron un abrazo.

-Y a pesar de que está en la torre Eiffel,

porque me he fijado... en el fondo de la imagen.

-¿En el qué? Que está en la torre Eiffel...

En el fondo de la imagen se ha fijado que había...

La torre Eiffel. La torre Eiffel.

Eh... No es muy fácil, ¿verdad, Elena?

No, es dificilísima.

Es difícil. Yo creo que la tengo.

¿Crees que la tienes? Sí.

-¡Ay! Me suena...

¿Aquí también tengo dos oportunidades?

Bueno, tú puedes decir una ahora y si no, pues más información.

¿Qué dirías? "Oliver Twist".

No, no. Ah, vale.

Pero no, espérate. No, no, no.

Va, más información.

Me la sé bastante bien, pero no del todo.

-Un niño que no puede andar con las piernas

y los otros niños son muy malos y le están tirando piedras.

-¡Ah! -Sé que perdió

a uno de sus mejores amigos en la Guerra de Vietnam.

-Vale...

-Y un general o sargento, no me acuerdo muy bien,

perdió las piernas.

-Como la caja esta de bombones, la Caja Roja.

-¿Un general perdió la pierna? -Que hay uno blanco...

-Otro con cacahuete dentro. -Otro de naranja.

-En esa escena una vez casi lloro.

Es bastante triste. -¿Y por qué lloraste?

-Casi. -¿Pero por qué casi?

Casi, casi. No lo pienso decir.

-¿La sabes o no? La diferencia entre casi llorar

o llorar es...

¿Te la sabes? -No.

-¿No? -Bueno, es que no sé.

(TITUBEA) -Te ayudaría, pero vas ganando.

-No, no... (TODOS RÍEN)

A ver... Pero haz una simulación, algo.

¿Algo? Venga, va. -¿Empieza con efe?

-Espera, ¿la hago? Sí, empieza con efe.

¿Empieza con efe? Empieza con efe.

¿Y luego la otra palabra es con ge? ¡Sí!

Espera, espera. Pero ya lo sabes.

¿Te ayudo? -Sí, pero ya lo sé;

es mérito mío, eh.

(IMITA A FORREST GUMP) La vida es como una caja de bombones.

Nunca sabes lo que te va a tocar.

-Oh... "Forrest Gump".

"Forrest Gump", efectivamente. "Forrest Gump".

-¿Cómo se llamaba el amigo de las gambas?

-Bubba. -¡Bubba!

Sí, señor. Y el general no era general;

era el teniente Dan. -¡Eso, claro!

-Me encantaba...

Pero suerte que tú has dicho con efe y con ge;

es decir, ya lo sabías. Por eso lo quería aclarar.

Ha quedado claro. Que decía:

(IMITA A FORREST) "Feliz año nuevo, teniente Dan".

Carlos, tu película. F. G. podría ser Furiase González.

La película de Carlitos, adelante. A ver.

-La película yo creo que va de unos esqueletos zombis...

-¿Qué dices? -Que es que...

(TITUBEA) Y hay un bueno que les hace daño.

-Y supongo que habrá una guerra entre los fantasmas y las personas.

-En la película sale un bicho supermono.

-No, sale un bicho superasqueroso y superfeo.

-Es supermono.

-Se parece bastante a un dios "egipto".

-A mí también se me parece a Voldemort.

-Hacían muchas luchas de cada persona.

-Sí, y se cortaban el cuello.

-Asqueroso... -No te atrevas.

-Es malo. -No te atrevas a decir esto.

(RÍE)

Yo creo que mi papá y mi mamá la han visto cuando son pequeños,

pero yo no.

-Ni yo; yo solo he visto "Potato".

-Yo solo he visto una peli de "Star Wars".

Carlos. Qué mona.

-¿Es malo? Es malo.

Y es como un monstruo... -Pero es muy mono.

-Pero es muy mono. -Para...

Ahí, el niño casi lo imita. Pues no sé.

El niño casi lo imita. ¿El niño casi lo imita?

(TITUBEA) No lo sé...

A ver, ¿me ayudáis?

-No vale.

-Oye, no sé... -No vale.

Bueno... A ver, voy a decir Freddy Krueger.

No. Por decir algo.

No, no, no. Porque no lo tengo claro.

Pero está bien aventurar. Claro, igual aciertas.

Venga, aquí tienes más información. A ver.

-Se notaba que era una película antigua.

-Salen como unas personas muy pequeñas,

del tamaño de un perro mediano,

y que... Y que viven en un bosque.

-Tiene una cosa que es un círculo, que es dorado,

o a veces plateado, y tiene como una cosita así.

-Los buenos quieren tirarlo, esa cosa,

a un volcán.

-Tiene un anillo que le hace invisible.

¡Ay, hay un anillo! Sí.

-Yo no sé lo que es.

Bueno, tienes varios datos. Sí, sí.

Un perro de tipo mediano.

Un perro de tipo mediano. (RÍE) Es del tamaño de...

Había dudado, porque cuando ha dicho:

"Viven en un bosque, son pequeños", digo: "Los Ewoks"; pero no, no;

yo creo que es... ¡"El Señor de los Anillos"!

¡"El Señor de los Anillos"!

Sí, señor. ¡Bien!

Perro mediano y el anillito...

Frodo. Bueno...

Frodo. -Frodo.

Esos pies peludos, qué maravilla. -Qué sexy.

Ahora vamos a dar la bienvenida a alguien que nos da

unas impresiones desde su punto de vista, ¿sabes?

Para saber dónde estamos y cómo va todo.

¡Es José Corbacho! ¡Hombre!

Pero viene... de Howard.

¡Ay, ay, ay! Pero...

Estás como... Como Harry Potter. Estoy un poco Harry Potter.

Qué alegría, qué alboroto, tener unos concursantes...

De Cambridge. De Cambridge,

esto solo lo tiene la élite. Allí hice un máster presencial

de Protocolo televisivo, eh. Qué bueno.

Qué bien tener estos concursantes, que han crecido

con "Juego de niños". Desde luego.

Hay quien ha crecido con "Juego de niños"

y quien se ha hecho muy mayor con "Juego de niños".

Querido Sardá, o sea, cuánta cana;

mire usted esa imagen del "Juego de niños" original,

que era usted azabache. Era zaíno.

Parece que le hayan echado azúcar glas en la cabeza o algo.

Pero esto no... O sea...

(TODOS RÍEN) No, no, un momento, un momento.

Es que este humor...

Es que... No, no, no.

Es que es el mismo color que el lomo de Platero,

"Platero y yo". Sí, sí.

Pero hoy en día, con las tecnologías que hay,

no me vengas...

O sea, date cuenta.

Toma, ya está. Ahora, ahora.

Mucho mejor. En peluquería estarán encantados.

¿Ves?

Mira. Espérate, espérate. Espérate.

Madre mía, me encanta... Él se mete con mis canas,

pero él no sé dónde las tendrá, hijo mío.

Ponte esto. Hombre...

Ahora. Ahora.

Yo parezco ruso, eh; parece un gorro ruso.

Así pegas más de Cambridge. Así pegas más.

Adelante. Yo también tengo canas,

pero es un programa infantil y no las voy a enseñar.

Ah, ah...

No, quiero decir que sería muy feo enseñar los sobacos.

Ah, vale. Por favor.

(IMITA ACENTO RUSO)

La gente que ponga ahora la tele

va a pensar que estamos en un programa moscovita.

Bueno, vamos al lío. Las definiciones de los niños.

Los niños han definido "hipoteca". Ah, sí.

Me ha gustado mucho porque han dicho:

"Me viene la palabra 'discoteca'". Sí.

Han hecho como una rima, hipoteca-discoteca.

Creo que ha habido una confusión porque a la discoteca,

queridos niños, es donde vas a celebrar

que has acabado de pagar la hipoteca,

a los 75 o los 80 años. Así.

Con suerte. ¡Con suerte!

Que estás allí: "A vivir, venga, barra libre de paracetamol".

Esa cadera crujiendo al ritmo de "Follow the Leader".

(CANTURREA)

No, no, no. Y luego...

Aquello de: "¡He pagado!".

"¡He pagado! Chupitos de digestivos para todos!".

De nacer los niños han dicho,

aparte de que nacemos de los pulmones...

"No le pongas al niño Manolo, ponle Alveolo".

Bueno, han dicho que no hay que beber

mucho porque si no apareces un poco...

¡Ay, qué frío de golpe! (RÍEN)

No me ha quedado claro si querían decir

si no hay que beber antes del parto,

después del parto o durante el parto,

que a lo mejor estás ahí:

"Dame un tequila y empujo lo que quieras".

Hombre, durante el parto no iría mal.

No iría mal, ¿no? No, la verdad es que no.

También de Son Goku, atención, los niños han dicho:

"Es como un monstruo gigante".

A los niños les dan mucho miedo los monstruos gigantes;

a mí más que los monstruos gigantes como Godzilla o Pau Gasol,

me dan miedo los monstruos pequeños,

porque los monstruos gigantes destrozan la ciudad y tal,

pero los monstruos pequeños, el virus de la gripe,

a eso sí que hay que temerle;

el cacahuete con el que te atragantas,

ese trozo de perejil que se te queda en el diente

y te arruina el día, que vas todo el día: "¡Eh!"...

Otra definición que me ha gustado mucho:

ser invisible.

Una niña ha dicho que lo usaría para apagarle la luz a su hermana

cuando estuviera en el baño.

Claro que sí. Se podría usar para mil cosas,

¿pero qué mejor que para tocar las narices a los demás?

Esa niña conecta con el Lazarillo de Tormes,

con Mariano José de Larra; con la picaresca.

¿Un gran poder conlleva una gran responsabilidad?

No, es igual; en España, si somos invisibles,

es para ir a un bufé libre y comer lo que quieras.

Ahí, ahí. Ahí estamos.

Para ir desnudos por la calle. Ahí.

Para hacernos selfis sin que se nos vea, ¡a lo loco!

Claro que sí, da igual.

De "El señor de los anillos" los niños han dicho una profecía

que me trastoca un poco. Han dicho:

"Puede haber una guerra entre fantasmas y personas".

Oh, qué miedo. Además, me ha saltado la pregunta:

si hay una guerra entre fantasmas y personas,

¿en qué bando luchará Cristiano Ronaldo?

Y de tatuajes, de la palabra "tatuaje"...

De la palabra "tatuaje" me ha gustado mucho

una historia que ha contado un niño:

"Mi padre se hizo uno en el pie sin saberlo,

porque pisó una tinta de esas

y luego se le cayó un molde de esos y le dio forma".

Lo ha dicho Javi, de Sevilla. Sí.

A mí me parece que el padre de Javi de Sevilla ha dado

una explicación un poco larga... Una mala tarde la tiene cualquiera.

Una noche larga, un "cariño, no te lo vas a creer";

pero padre de Javi, por favor, no hay que dar tantas explicaciones;

llegas a casa y dices:

"Lo que pasa en Las Vegas se queda en Las Vegas", ya está.

Luego el mismo Javi ha dicho, que me ha encantado:

"Un tatuaje puede ser un caballito de mar con gafas

o un flamenco comiéndolo", y eso me ha parecido maravilloso.

Ojalá todos los tatuajes fueran así de divertidos, pero no;

hay tatuajes muy serios, trascendentes, profundos,

que deben significar algo.

Y aquí quiero mandar un mensaje a la gente que lleva tatuajes.

Música épica, por favor.

A ver, me parece muy bien que llevéis tatuajes,

pero me da igual lo que signifique el tatuaje.

No me vengáis con: "Me he hecho un tribal maorí

como los All Black que hacen la 'haka'".

Si quieres "haka", no vayas a Nueva Zelanda, ¡vete a Huesca!

Estoy a favor del tatuaje siempre que no sea un jeroglífico,

que se entiende a la primera: "Amor de madre",

"Te quiero, Yoli"; clásicos así, simples.

Le buscáis doble sentido a cosas que no la tienen.

Llevas una mariposa, yo te pregunto: "¿Qué es?",

"Pues una mariposa", fin del tatuaje.

No me cuentes: "Llevo este tatu porque el aleteo de una mariposa

en un lado del mundo cambia el otro lado del mundo

y yo quiero ser como esa mariposa".

¡Basta ya, no me calientes la cabeza!

¡Devuélveme los cinco minutos que me has dado la turra!

Esa información no me interesa.

Mi disco duro tiene un espacio limitado

y por meter eso igual se me ha borrado

algo importante como el pin de mi móvil.

¡Ya está bien! Gracias.

¡Tú tendrás una mariposa, pero eres un capullo!

Gracias. Calma, hombre, calma.

Se ha venido arriba. Cambridge, Cambridge.

Maestro Corbacho... Grande.

Carlos Latre, por favor. Dígame.

Cámbiese usted de asiento y póngase al lado de Elena.

Tenéis ese pulsador.

Ahora nos van a definir una canción.

Oh, qué maravilla. Unas canciones.

No grupo, canción. Canción.

-Perfecto.

El que sepa de qué canción se trata

tiene que apretar inmediatamente el pulsador.

¿Aunque sigan hablando?

Sí, en cuanto lo sepáis. Vale.

Se parará. Si acertáis a la primera, 30;

20 si es a la segunda... Vale.

Y 10 gallifantes si es a la tercera.

¿De acuerdo? No vamos a dar hostias.

Pues venga.

Sesera activada.

Vámonos. Venga, vámonos.

Un montón de chicas por ahí, como...

-Sexys. -Como les da la gana.

-Pues salen unas chicas que son como amigas.

-Y como del instituto, y están en un restaurante cantando.

-Unas chicas desnudas, prácticamente desnudas.

-Cinco.

¡Eh!

Ah, claro. Cuidado, no me digas un grupo,

no te lleves a engaño.

(TITUBEA) La...

(TITUBEA) La...

(CANTA) -La, la, la, la... "Lalalá" no.

(TITUBEA)

"Wannabe". Pero...

¿Pero cómo puedes saber que es "Wannabe"?

¿Te lo puedo explicar? Explícamelo.

Porque yo hice de las Spice Girls cuando era muy joven,

antes de estar contigo en el programa,

y yo hacía de Emma, llevaba el pelo largo rubio,

y me sabía la canción, la coreografía,

el videoclip lo vi 40 000 veces...

Si no, es imposible. ¡Es "Wannabe"! ¡Ah!

Pero... no hay derecho.

No hay derecho.

Es que... Te ha salido de tu performance.

Claro. (AMBOS CANTAN "WANNABE")

-Yo iba a decir la de "ga, ga, ga". -Ah, Gaga.

-No, porque yo recuerdo que decía: "Ga, ga, my friend"; era pequeña.

En fin, 30 gallifantes, eh, Carlos.

¡Yuju! 120. Cuidadito, Elena, cuidadito.

Las canciones. Venga, otra canción.

Te vas a cagar. Otra canción.

La canción... pues rima un poco. -Toma, toma.

-Hay una chica con una moto y después el chico...

-Al final hay una moto que va así, superrápida,

y la persona está aquí, y la rodea así, superrápido.

-Y que tenía una... -¡No!

-¡Yo le he dado primero! ¿Quién ha sido primero?

Yo. Yo creo que ha sido Elena.

Ella, ella.

Yo creo que ha sido Elena. Ahora no la voy a adivinar...

A ver. La de "Torero".

¿Qué? "Torero", de Chayanne.

No... ¿No es "Torero"?

No. Ahora tú. ¿De verdad?

-Es que iba con una moto. -¿De verdad creías

que era "Torero"? ¿Y tú qué crees que es?

Creía que era "Torero". (TODOS RÍEN)

Qué bueno, qué bueno.

Es que va... -Claro.

Pues venga. Él llega con una moto.

Venga, seguimos. A ver, a ver.

-Rosa con... amarillo.

Como el sol. -Como el sol y la luna.

-Y hay una persona que la torea como si fuera un torero.

-Y hace también así una mujer, como unos gestos con las manos.

¡Eh! Elena.

¿Elena, estás ahí? La canción.

La canción. La de...

(TARAREA) Mi corazón gitano... La de Shakira.

No, no, no. ¡No!

-¿También habías pensado esa? No. Cuidado que tú ya llevas...

¿Puedo rebotar? ¿Qué?

¿Puedo rebotar? Sí.

Sí, rebota todo lo que quieras. -Da igual, voy a escuchar más.

-Un momento, ¿por qué me has dicho que cuidado?

Porque el puñetero, si contesta a la primera ahora, son 30;

tú ya solo tienes opción a 10. Ah, claro.

(LATRE RÍE MALICIOSO) Eh, eh, eh.

Una cosa es que yo le diga esto y otra es...

Pero bueno... -Gracias.

Te has reído como un cuco.

-No, como el de los Simpson. A ver qué pasa.

También salen esas chicas encima de un camión.

-En la radio sale mucho y han dicho que es porque quieren

que se vuelva a poner de moda el tipo de canción.

-Dice "quillo" y yo qué sé.

(TARAREA)

-Y es una cantante...

-Parecía como Shakira,

pero no es Shakira porque tiene otra voz.

-Pues yo creo que la canción la canta Rosalía.

-La canción va... ¡Pi, pi, pi!

¿Quién ha tocado? Yo.

-Él. Claro, ¿y qué?

¿Y qué? ¿Y qué, Carlos?

Hombre, te voy a decir "Malamente", pero...

¡"Malamente", "Malamente", claro!

Malamente. Muy bien, muy bien. Muy bien.

A ver, repasamos. Toma que toma.

Carlos, 150 gallifantes. Elena, 100 gallifantes.

Pero insisto, solo uno de vosotros dos,

solo uno de vosotros dos,

podrá llegar a nuestro último juego

al final del programa. Si se nota que solo uno.

Solo uno de los dos;

uno ganará, el otro estará en nuestro asiento de honor.

No, dilo; uno ganará y el otro perderá.

Y el otro no ganará.

Pero queda mucho programa. Eso es.

Le hemos pedido a alguien que venga a contarnos

historias fascinantes.

Estamos en el universo de la infancia.

Está con nosotros Sara Escudero.

Hola.

Bueno, "historias fascinantes" no sé,

porque a mí lo que me fascinan son los padres modernos.

De hecho yo he venido para pedir al sindicato de superhéroes

que legalice a los padres de hoy en día.

Porque ya ni Batman ni Supermán ni Juan Magán...

No me mires así; un señor que se ha hecho millonario

por decir "electrolatino", eso es muy top, ¿vale?

Pero aun así, aunque el mundo se reproduce a mi alrededor,

me sigue chocando ver a los padres

que se juntan y hablan de las cacotas de los críos.

En plan: "¿Y el tuyo? Mira qué color, qué textura"...

Digo: "Yo qué sé", que tendrán su propio "MasterChef".

Que eso hay que tenerlo como un poquito así en cuenta.

Pero los admiro porque son gente

que se deja la pasta por traer a un niño al mundo.

Eso es un sacrificio de héroe.

Yo les pediría a los bancos que sacasen la "padripoteca",

porque solo en pañales... No, que esto es un estudio;

de media un niño gasta al año 2500 pañales.

Con menos piedras se han hecho las murallas de Ávila.

Eso es una ruina. Y súmale el precio de la ropa y el calzado.

Además, se lo compramos porque es muy mono,

porque les vale una semana;

crecen como eucaliptos, con la comida que les dan.

Eso es una ruina. Voy a decir algo;

para mí que los grandes diseñadores se están equivocando de mercado.

No ganas pasta por una prenda; la ganas vendiendo ropa de niño.

Si compras un zapatito del 19,

tienes para llenar el vestidor de un adulto.

Es verdad.

Y por cierto, espera; si no, no puedo reivindicar todo.

Las madres. Las madres que deciden dar el pecho

para mí esa es la definición auténtica de 24 h; abierto 24 h.

La pulsera esta que les ponen a los críos no es de control;

es de todo incluido. No me digas que no.

¿Verdad que sí?

Y una cosa...

Una cosa, porque luego está lo del sacaleches.

Madres que habéis usado y que usáis en casa el sacaleches,

sois mis heroínas,

porque eso te aspira el alma, os la jugáis.

Os la estáis jugando ahí, de verdad.

Y a mí eso me parece bárbaro.

Aunque es verdad que los primeros años pierdes a tus amigos.

Son unos yonquis del sueño, son despojos.

Los llevas a tu casa y les dices: "Esta es la habitación

que nos hemos hecho, forrada de papel";

(IMITA A UN YONQUI) "Oh, qué bien se debe dormir ahí".

Lo llevas a la cocina: "Mira la cocina qué mona".

(IMITA A UN YONQUI) "¿Era viscoelástica?". Pobre.

Claro, normal...

A mí me hace mucha gracia porque entendí ahora

que cuando un padre deja al niño con los abuelos

pensaba que era para tener su ratico de amor en pareja.

No, es para dormir.

O sea, no... La frase esta, ¿cómo es?

La expresión esta de: "Mírale, duerme como un bebé".

No, duerme como los padres de un bebé

cuando dejan al bebé con los abuelos".

Eso sí que es dormir.

Pero lo tengo que decir, en serio, lo tengo que decir;

a mí me parece loable y maravilloso

gente que para llevar mejor su idiosincrasia de padre

inventa su propio idioma.

El niño te pota encima y la madre: "¿Te ha echado un buchito?".

¡Ole! Conversaciones del estilo:

-"¿Cómo está tu hijo?". -"Bueno, si le ves, no le conoces".

-"¿Qué tiempo tiene?". -420 meses.

-"Vale, ¿y de altura?".

-"Pues 180 cm". -"Ay, te ha llegado al percentil".

Venga, por favor, qué maravilla.

Pero son gente que da de comer a su crío haciendo el avión

pensando que come porque les hacen el avión

sin pensar que comen

porque aún no han probado la comida de avión.

Eso es de ser héroes de la cabeza.

Pero, padres modernos, padres antiguos, cualquier padre;

solo sabéis querer,

y eso es lo que para mí os hace héroes.

Queréis y nos dais a esos bichitos preciosos

que los ponéis en nuestra vida para que nosotros

los llenemos de caprichos; eso sí, desde la cama

o en mi caso desde el sofá, porque mido 159 cm y quepo tumbada.

¡Muchísimas gracias! Gracias, Sara.

Gracias. ¡Adiós!

¡Sara Escudero!

¿Pegará purpurina verde?

Hola, ¿cómo estáis? Hola.

¿Todo bien? Sí.

¿Vosotros escribís cartas?

Sí. -Sí.

¿Cómo que escribís cartas?

Hoy en día la gente ya no escribe cartas.

Ya. -Pero nosotros sí.

Lo normal hoy en día es enviar WhatsApp.

Sí, o un e-mail. -Pero a nosotros nos aburre.

Nosotros hacemos las cosas más...

-Pero a nosotros nos aburre. -Ya.

No me lo creo. Es muy aburrido.

¿Cuál es la última carta que has enviado?

Hoy acabo de enviar una.

Me parece que me tomáis el pelo.

Estáis haciendo un poco de comedia, me parece a mí.

¿Comedia? ¡No!

Todo es un poco comedia. No, nada.

Todo es un poco comedia.

Bueno, recordemos dónde estamos.

Carlos tiene 150 gallifantes y Elena tiene 100 gallifantes.

Creo que la situación... Ya digo, todo es variable.

Ahora nos vamos a jugar por 100 gallifantes.

Guau. -Guau, venga.

Tenéis que hacer un futurible en nuestra sala de juegos, ¿vale?

Ajá. Yo te voy a presentar, Elena,

a Naia, que tiene dos años. Observa.

Mira qué guay. Mira esas campanitas

a ver si encuentras un tesoro. Venga, corre, ve.

A ver... Mira, mi amor.

A ver qué hay debajo, a ver si encuentras un tesoro.

¡Hala, qué guay!

A ver qué hay en los demás. Yo te espero aquí.

A ver los demás.

Elena, ¿y ahora qué va a suceder? ¿Dejará algún plato destapado?

Esa es la pregunta que te formulamos.

¿Va a dejar Naia algún plato destapado?

¿Sí o no?

Yo creo que no. ¿Tú crees que no?

¿Segura? ¿Que los deja todos tapados?

O sea, los va a destapar, pero luego los va a volver a tapar.

Ese es el tema; es cómo acaba.

Sí. ¿Todos tapados?

Yo creo que sí.

Si queda uno destapado, pierdes, lo sabes.

Bueno, estoy acostumbradísima ya; estoy perdiendo todo el rato.

¿Cómo? Aquí no has perdido nada.

No, aquí no se pierde nada, pero se pierde.

Bueno, vamos a verlo, vamos a verlo. Venga.

Ahora los deja todos abiertos, verás.

Tú has dicho que los dejará... Todos tapados.

Tapados.

De momento vas bien. La veo muy obediente.

Mira, se van abriendo... Mira su carita.

Es más, va a haber un momento en que va a decir:

"Me voy a por mi mamá".

Los va tapando, eh. Si es que es muy obediente.

¡Uh! Ay, cuidadito.

¡Quita esa tapa de ahí! -No, es un ritual.

-¡Fuera la tapa, niña!

-Es un ritual que está haciendo y ahora se va con su mami.

-¡Cómete las galletas!

-Ya está, muy bien, vete con tu mamá, ya has ganado.

Todavía quedan 22 segundos. ¡Ay, ay!

-Muy bien, tapadito. Tapado.

Corre con tu mami.

Ay, ay... Con tu mami.

15. Qué mona.

Elena, de momento... Todos tapaditos.

El reto era difícil. Es muy obediente

y esta niña ya ha hecho un ritual.

¡Dos, uno...! ¡Corre con mamá! ¡Cero!

Elena, ¡100 gallifantes!

100 gallifantes. 100 gallifantes.

Oye, pero, Javier... Sí, dime.

La tercera no está bien tapada, ¿se considera como...?

-No, déjala, pobrecita mía,

que tiene dos años y ha hecho lo que ha podido.

Todas están tapadas. Todas.

Yo te voy a presentar, Latre, a Julia, que tiene dos años.

A ver, Julia.

Aquí está, mírala. Ay, qué graciosa cómo entra.

-Julia me parece... Mírala.

A ella no hay que decirle nada, ¿no?

¿Qué va a suceder, Carlos?

La pregunta es la siguiente: ¿quedará algún plato tapado?

¿Quedará algún plato tapado?

Yo la he visto muy directa a mi querida Julia.

Sí, pero puede que... En fin.

Yo creo que va a hacer un poco como yo haría...

Sí. Incluso va a picar de alguno.

¿Sí? O sea, ¿quedará algún plato tapado?

Ajá. Mira, para darle emoción,

digo que no. Vale, pues vamos a verlo.

Que no.

Vamos a verlo. ¡Vamos, Julia, eh!

¡Vamos, Julia, plato fuera, tapa fuera!

Sí, sí. -Mami.

-Ya voy. -Tápalo, mi vida, sé buena.

-No, que no, que no.

-Que vienen bichitos. -Toma, fuera la tapa.

¡Fuera la tapa, muy bien!

-No, ahora... -Y eso ya es costumbre, de ahí...

¡Venga, ole!

¡Vamos para allá! Uno, ¡vamos! (RÍE)

Venga, tápalo. Ay, que se va a ahogar.

Se va a ahogar. ¡Vámonos, otro!

No sufráis porque... ¡Un caramelito, venga!

-No, pero luego los va a tapar. Tres destapados, ¿lo veis abajo?

¡Esto es una fiesta! Cuatro.

Esta... Esta no mola. -No, que los va a tapar todos.

-¡Una magdalena! -Tápalos.

-Hay que destaparlos todos. -No, que no te oiga.

-¡Fuera! -No hagas caso a papá.

-¡Julia, destapa, Julia, destapa! -No, tápalo... Así, ese tapado.

-¡Fuera todo! -No.

Mira qué equilibrio... ¡De dos en dos!

-¡Venga! Cuidado.

El equilibrio... Julia, tápalos.

-¡Que te queda una!

Es brutal el equilibrio. Venga, ahí.

-A la cuarta. -A tapar, que se llena de bichos.

Carlos, hay una tapada. ¡Corre!

-¡Tápalo! -¡Corre!

-¡No! Bien, bien.

Hay una tapada. ¡Tápalo!

-¡No, que te queda una! Te queda una.

¡Tápalo todo rápido! Te queda una.

Y ahí va, ¡ahí va! ¡¡¡Y destapa!!!

-¡No, pero tapa uno! (PÚBLICO) Tres, dos, uno, ¡cero!

¡También 100 gallifantes

para Carlos Latre! Mira qué contenta.

-¡Hombre! Pero qué emoción.

¡Fuera todo! Pero qué emoción. Espectacular.

Julia, eres una crack. Muy bien los dos,

vaticinando muy bien. Julia se ha puesto morada.

Felicidades. ¡Bien!

A ver, ahora hay un momento que es muy muy de...

Nostalgia. Nos vamos a 1990

y vais a ver a Cristina hablando con su amigo;

con Secundino, que eran amigos. A ver.

-Los hombres no van a la escuela, solo van los niños.

-Sí. -No van.

-Sí, sí van a la escuela. -No van.

Solo van los niños y las niñas.

Los hombres no van. -Cuando sean mayores,

ya no van. Cuando sean mayores ya no van.

-Es uno que "vola" por los aires.

-No, no "vola". -¡Sí que "vola"!

-Que no "vola". Para eso hay que fabricar una máquina...

Pero tiene que ir así, tumbado.

Y así sí puede volar.

Hace así como los pájaros, así. -No, no hace así.

-Va así. -No, "vola" con una cosa

que tiene aquí roja, en la espalda.

Y luego hace así; hace así y "vola".

-Qué gallega es. -No.

-Sí, sí, sí, es verdad.

Lo tiene clarísimo. Qué gallega, eh.

Lo tiene clarísimo. Sí, sí, sí.

Bueno, hemos intentado localizar a Cristina.

Pero claro, hay un departamento

que se llama Investigaciones Corbacho.

¡Adelante José Corbacho!

(LATRE RÍE)

Soy el de antes, eh.

¿Qué tal? Me miran con sorpresa

los concursantes y digo...

Con admiración. Con admiración, gracias.

Y alegría. Igualmente.

Y sobre todo sin peluca. Sí, estamos mucho mejor así,

los dos, ya te lo digo.

Ya te lo digo... Usted parece George Clooney.

¡Está muy bello!

George Clooney no se tiñe. ¡Pues ya está! Si no se tiñe...

¡Un anuncio de café para el señor Sardá!

A ver, ¿has conseguido establecer contacto con Cristina?

No solo he establecido contacto con Cristina,

sino que como cobro por persona encontrada,

he encontrado a cuatro Cristinas. Oh.

Una de ellas es la verdadera, las otras tres no.

Y nuestros concursantes tendrán que adivinar cuál es la verdadera

por 100 gallifantes. ¡Yuju!

¿Estáis preparados, Carlos, Elena? (AMBOS) Sí.

Pues vamos con nuestra primera Cristina,

que puede decir con orgullo que al contrario

de lo que podía parecer nunca le ha faltado un tornillo,

porque es propietaria de una ferretería.

Buenas, ¿qué tal? Muy bien.

Nuestra segunda Cristina trabaja en una pescadería.

Se define como apolítica,

pero afirma que hay dos tipos de políticos:

los besugos y los merluzos.

Nuestra tercera Cristina trabaja de abogada

y naturalmente odia que alguien imite a Robert De Niro

diciendo: "Abogado, abogado"....

Y nuestra cuarta Cristina es charcutera

y defiende la teoría de que el colesterol

mejora notablemente con las relaciones sexuales.

O sea, que si no lo hacen por amor, háganlo por bajar el colesterol.

Muy bien, tenemos cuatro Cristinas

y ahora nuestros concursantes deben apuntar en sus pizarras.

Ah, ¿tenemos que apuntar? Sí.

Sin que... ¿Podrían hablar?

No, no. Tú si quieres, no apuntes nada.

Podéis coincidir, eh.

Os podéis copiar; en fin, podéis ganar...

No, una leche, que va ganando. Ah, vale, vale.

Elena es competitiva, eh. Vale.

Es competitiva. Mucho.

Y hoy estoy muy poco "palabrotera". Sí, es verdad.

Es para los niños. Primero de todo,

gracias a las cuatro.

Vamos a hacer un repaso. Venga.

Cristina número uno, ferretera, que no le falta un tornillo.

Cristina número dos, pescadera,

con una opinión política muy personal.

Cristina número tres, abogada, que odia a Robert De Niro.

Y una charcutera amante del colesterol bajo.

O sea, del colesterol del bueno. ¿Ya?

¿Eh? ¿Ya?

No sé; Sardá... Creo que tienen que pronunciarse.

Tienen que pronunciarse. Tarde o temprano

tenemos que girar... Giramos la pizarra.

Charcutera, charcutera.

Elena pone: "Charcutera. Latre, copiota".

¡No, no! ¿Te has copiado?

Prometo que no, lo juro. No pasa nada. No pasa nada.

No pasa nada. Me has copiado.

A ver, vamos a dilucidar un poco esto.

Vamos a ir dilucidando quién es la Cristina verdadera.

Qué bonita palabra. "Dilucidar", ¿verdad?

Sí. Pensaba que "verdadera".

Vamos con la Cristina número uno, Cristina ferretera,

¿eres tú la Cristina que estamos buscando?

¿Sí? -No.

¡No! Muchas gracias, Cristina.

Gracias. ¡Gracias!

Cristina se va.

(CANTA) Cristina volverá... Qué temazo.

Vamos con la Cristina número dos, Cristina pescadera.

(SUSPIRA)

Cristina pescadera,

¿eres tú la Cristina que estamos buscando?

No. ¡No, ay!

Bueno, pues parece ser que o la han adivinado los dos

o no la ha adivinado ninguno.

Tenemos buenas opciones.

Vamos con la charcutera... Un momento, un momento.

¿Alguno de los dos...? (LATRE RÍE)

-Quiere cambiar. ¿Quiere cambiar?

¿Elena? -No, tú deberías cambiar.

(CANTA) -¡Charcutera, charcutera!

¿Sí? Si quieres ganar, deberías cambiar.

Deja de copiar, estoy borrando.

¿Alguien quiere cambiar de opinión o no?

Yo no. ¿No? Se dice "no" y ya está.

No, no. Vale, de acuerdo.

Y con el Código Penal... Han tenido la oportunidad;

usted les ha dado la oportunidad y no la han aprovechado.

Lo siento, chicos, vamos allá. Voy con la charcutera,

que es la que habéis adivinado los dos.

Cristina charcutera, número cuatro,

¿eres tú la Cristina que estamos buscando?

Sí. -¡Yuju!

¡Bien! (FURIASE GRITA)

¡Viva Galicia!

Gracias a la abogada. ¡Viva Galicia!

¿Pero esto me lo has traído a mí? De regalo, claro.

Pero... Mira, lo dejamos aquí.

Óyeme, encantado de saludarte. Igual.

Encantado.

Este es un momentazo. Sí.

Siempre; el momento de encontrarnos con aquellos que estuvieron

en "Juego de niños" hace tanto como... seis años.

Sí, sí. -Sí.

-Seis añitos más o menos. -Casi, casi.

-Seis por... dos. ¿Cómo va la vida?

Bien. ¿Bien?

¿Esto de que el colesterol bajo va bien para el sexo es cierto?

No, mejor el chocolate.

¿El chocolate va bien? Siempre.

Vale, vale.

Vale.

Qué convencida estabas de las cosas.

Sí. El otro te decía que Supermán

no volaba con una capa; tenías razón tú.

Sí, y además digo: "Y punto, lo que diga yo".

Mírate, vamos a un fragmento más. Sí, por favor.

Pagar, pagar, algo, pagar, pagar... Le pagan a la gente.

Porque alguna gente le paga la paga y le da otro dinero la gente.

Porque la gente... La gente paga a los demás.

Y pagan los señores; pagan todos.

-Qué mona, por favor. ¿Te has visto?

Es que además no me había visto.

¿No? Solo el final y no me acordaba.

Eras gallega de pequeña, ¿no? Sigo siéndolo.

Bueno, óyeme, estos dos han ganado...

Me has salido un poco cara, eso es cierto.

Han ganado 100 gallifantes cada uno.

100 gallifantes cada uno. Me tienen ahí los 50...

Que no consigo... Mira qué tengo para ti.

Mira qué tengo para ti. Hala.

Ah, ¿sí? Sí, sí.

Oh, qué bien.

Gracias. Gracias a vosotros.

Gracias, muy amable. Gracias.

Vamos a nuestro próximo juego,

que consiste en dejarse de teoría y pasar a la práctica.

¿Qué más infantil que disfrazarse?

Oh... -Oh, qué me gusta.

Bueno, lo dicho que decíamos; aquí hay tres cabinas, ¿vale?

En cada cabina hay tres disfraces. Sí.

Y lo haremos tres veces; pero necesito un ayudante.

Marc, que está con nosotros. Hombre.

Marc, ¿qué tal?

Muy bien. Encantado, bienvenido.

¿Nos vas a ayudar? Sí.

¿Les conoces? Hum... Sí.

No, yo tampoco.

Óyeme, óyeme, aquel de vosotros dos

que coincida con el mismo disfraz que Marc

tendrá un punto.

El que tenga más puntos tendrá 100 gallifantes.

¿Vale? Vale.

-Bien. Ponte aquí preparado.

Bien. -A ver si rebaso los 50.

Elena allí, Boris allí. Yo aquí.

Venga, ¿estáis dispuestos? Choca.

Hay tres disfraces. (IMITA A BORIS) A ver...

Tenéis que elegir el que queráis.

(IMITA A BORIS) Espero que sean elegantes y a la moda.

Claro, porque si no...

Pero... (IMITA A BORIS) Que sean tendencia.

Pero puedes repetir. ¡Ah!

Se puede repetir, que lo sepáis.

Podemos repetir. -Vale.

Lo vamos a hacer tres veces. Vale.

¿Estáis dispuestos? ¡Hombre!

-Sí. ¿Marc, tú también?

Sí. A ver cómo estás de dispuesto.

¡Sí! Sí.

Tienes cara de dispuesto. Bien.

Muy bien. Pues adelante, adentro.

¿Y cuándo salimos? Cuando yo os lo diga.

Ah, vale. Cuando estéis listos, naturalmente.

Ahora es el momento en el que tienen que decidir.

Tienen tres disfraces. Como os decía,

una cosa es ver a niños, intentar saber qué están diciendo,

acertarlos... No podemos mezclar, ¿no?

No, mezclar no podéis. (IMITA A BORIS) Pero qué bello.

Mezclar no podéis.

Pero otra cosa, digo, es estar jugando ya a disfrazarse.

¿Estáis ya preparados? ¡Sí!

-Sí. Marc, ¿tú estás preparado?

Sí. Latre, ¿estás preparado?

(IMITA A BORIS) Estoy listo y dispuesto.

¿Sí? Pues...

Cinco, cuatro, tres, dos, uno, ¡cero!

(RÍE) Marc. ¡Pero...!

Fantástico Marc.

Tú eres una calamarcita, una chipirona.

Yo soy Calamarda.

Y tú... Tú eres el Mio Cid.

Yo soy el caballero de... -De la espada.

(IMITA A BORIS) A mí realmente ese era el que me gustaba, pero...

Adentro los tres de nuevo.

Jamás pensé que elegiría el de animadora.

Tenéis que coincidir con el mismo disfraz que Marc.

Elena, tranquila.

(IMITA A PUNSET) Pero a ver, no hay un disfraz de científico.

(TODOS RÍEN)

¿Estáis preparados? ¡Sí!

-Sí. ¿Marc?

Sí. No te oigo, Marc.

¡Sí! Vale, parece que sí.

Tres, dos, uno, ¡cero!

(LATRE GRITA)

Oh, oh... Pero...

¡Oh, Marc! Bueno...

Qué bueno.

Qué buena idea, qué buena idea.

Pensé que se iba a cambiar. ¡Un momento!

¿No vale el hecho de que no hayamos repetido los dos un punto?

Hemos coincidido en no cambiar. -Claro.

No, vais a meteros para dentro... Yo no, pero... también.

-No, tú nada, tú fuera.

Vais a meteros humildemente cada uno en su cabina.

Adelante, Marc. Adentro todos. Marc, cámbiate.

Muy bien.

De momento nadie tiene ningún punto;

por lo tanto, digamos que esta salida es decisiva.

Las cosas como sean. ¿Cómo estáis?

(LATRE Y FURIASE) ¡Un momento! Un momento.

Bueno, ¿vosotros sabéis lo que representa "un momento" en la tele?

¿Alguien tiene alguna idea? Sí, pero...

¿Quieren ya vestirse?

Pero es que va a valer la pena. -¡Ya!

No cambiéis de opinión.

(IMITA A INIESTA) Me estoy disfrazando de Iniesta.

Voy a hacer la cuenta atrás, ¿de acuerdo?

Venga; cinco, cuatro,

tres, dos, uno, ¡cero!

¡Ostras, no me tenía que haber cambiado, chaval!

Perdóname, pero... No me tenía que haber cambiado.

-¡Dame una M, dame una A, dame una R, dame una C!

¡Marc! ¡Cámbiate de lo mismo que yo!

¿Qué hacemos?

¿Queréis otra? (PÚBLICO) ¡Sí!

¿Sí? ¡La última, la última! Pero rapidísimamente, adentro.

Vale, vale. ¡Venga!

Que haya suerte, que haya suerte.

Es que está reinando el "cerocerismo".

No tienen ni un punto, ni un solo punto.

Elena, vigila la elección,

que te puede ver Almodóvar cuando salgas.

(IMITA A ALMODÓVAR) Elena, no te preocupes;

ya te he fichado para una peli.

No hace falta que ganes "Juego de niños".

Vale, ¡venga!

Cinco, cuatro, tres, dos, uno, ¡cero!

¡Oh, oh, oh! ¡Toma!

¡Oh!

¡Oh...!

Pero... Pero tú te podías

haber ahorrado el disfraz.

¡100 gallifantes para cada uno de vosotros

gracias a este fantástico Marc!

Gracias.

En la siguiente prueba os digo, a ambos dos os digo,

que podéis ganar... 500 gallifantes.

Por favor.

¿Aquí? Siéntense, siéntense.

A ver, a ver, a ver. Bueno.

Ay, espera. -Que nos pongamos rectos.

A ver, pónganse ustedes bien.

Gracias. -Va, va.

Eh, ¿sabéis mentir? No, no, se me nota siempre.

-Hombre, si es por trabajo, sí.

Vamos a ir por pasos. Hombre, ella es actriz.

Carlos, 450 gallifantes.

Elena, 400 gallifantes.

Pero... Los malditos 50.

Pero en este juego en el que estamos,

solo uno de vosotros dos, como ya os he dicho al principio,

puede pasar a nuestra superfinal.

Bien, tenéis que contar tres historias de la infancia.

Tres momentos de la infancia. (ASIENTE)

Solo uno será cierto. O no.

Y tenéis que adivinar.

No, o no, no. (RÍE) No, ya, ya.

(TODOS RÍEN)

¿Vale? Pues mira, empiezas tú. O no.

(TODOS RÍEN) Vale, yo me voy un rato

y ya vuelvo. O no.

O no. (TODOS RÍEN)

-Venga. Venga.

Primera historia. Bueno...

Vamos a ver, yo tendría unos... -¡Mentira!

-No, cállate.

No la descentres. Vale, perdón.

-Tendría que tener unos dos o tres años

porque no me acuerdo, pero ya corría.

Y estaba yo con mi madre, en la calle, andando;

además, estábamos en Marbella.

-Como mientas, se lo cuento. -Llámala.

Total, que estábamos veraneando... O sea, tomando algo,

y yo era una niña que enseguida cogía y me escapaba,

y empecé a correr.

Total, que empecé a correr y dice ella que me perdió.

Total, que ella empezó: "Mi niña, mi niña",

y de momento apareció un hombre que me cogió,

yo al parecer le llevé al sitio donde había quedado con mi madre,

donde estábamos tomando algo;

que a ver, era a lo mejor de aquí y doblas la esquina;

tampoco me hice la maratón.

Y al cabo de un tiempo un día estábamos viendo la tele

y me dice mi madre:

"Anda, el Cholo Simeone, ese te rescató".

Digo: "¿Que me rescató de qué?".

Cuando me cogió el señor este, el que me cogió,

era el Cholo Simeone.

Y a día de hoy no he vuelto a ver al Cholo.

(IMITA AL CHOLO) Y te dijo: "Partido a partido".

-Yo qué sé lo que me dijo, si no lo conozco;

pero fue así. Bueno, esta es la primera historia.

¿Vale? Vamos a por la segunda. ¡Ole, ole, ole, Cholo Simeone!

-Vale, a por la segunda. ¿De acuerdo?

No descentres, no descentres. No puedes hablar.

Yo me he leído las normas

y ahí no dice... No puedes hablar.

Vale. Puedes mirarla, eso sí,

enigmáticamente, inquietarla con la mirada.

Así, con misterio. Exacto.

Esta es con mi padre.

Aquí yo era un poquito más mayor porque yo me acuerdo.

Y resulta que nos íbamos a Argentina,

en un viaje a ver a mi familia.

Total, que estamos en el avión, y yo soy un poco claustrofóbica,

ya desde chiquitita;

entonces le digo: "Papá, acompáñame al baño

que me hago caca".

Caca.

Total, que me voy al baño

y le digo: "Pero no cierres, quédate conmigo que me da cosa".

Total, estoy así en el baño y mi padre llega y se pone...

Antes las puertas eran de estas de "clac, clac", ¿sabes?

Pues lo abre y se pone así mi padre.

Y nada, entonces estoy así y empiezo a hablar con él

y de momento, yo era estreñida, entonces empiezo a apretar así...

Y mi padre: "Venga, Elena, por favor".

Y yo: "Espera, papá".

Y de momento, cuando ya iba a salir,

porque yo hacía... Bueno, mojones de chica.

Entonces cuando iba a salir,

de momento el avión como que hizo un temblor,

y le dije: "Ay, papá, ¿aguantará el cagamiento el avión

o nos caeremos?".

"¿Aguantará el cagamiento?".

Ya tenemos dos historias. Vale.

Ahora vamos a por tu tercera historia.

Esta es con mi padre también.

Yo he pasado muchos momentos de mi infancia con mi padre

porque mi madre trabajaba más,

y yo decía que mi padre era más gustoso.

Mi padre, con todo el tema del campo,

de Argentina, quiere enseñarme a montar a caballo

y nos vamos con unos amigos a una hípica que tenían.

Nos vamos allí, me pongo a montar a caballo,

yo muy contenta.

Y mi padre: "Vas a ser una amazona argentina, dale"...

Y yo con mi caballo, me ponen el casco, todo;

y nos vamos todos juntos.

Y no sé qué le pasó a mi caballo, que se desbocó.

Y empezó venga, venga, hasta que me caí,

porque una niña chica no se aguanta.

Bueno, imagínate; gracias a Dios no me rompí nada,

pero me hice de todo. Me hice de todo.

Y luego mi padre me llevaba a un tiovivo

y me daba miedo subirme al caballo desde entonces.

Me decía: "Que es de mentira", y digo: "No, me voy a caer".

Y yo me acuerdo; me daba miedo subirme a los tiovivos, fíjate.

Qué tierna, pobrecita.

Vamos a ver las tres historias. Las marcamos aquí, que aparezcan.

Cholo al rescate, caca volando... O... "Cholo en casa".

(RÍE) "Cholo en casa". "Cholo en casa".

Cholo al rescate, caca volando y caballo loco, ¿vale?

Sí. Bien.

Ahora es el turno de Carlos Latre. Adelante.

Bueno, la primera. Yo tendría unos...

No sé exactamente, pero entre 10 y 12 años.

Yo era exactamente igual que ahora;

estaba todo el día haciendo voces, imitaba a los profesores...

Y el director del colegio tenía una voz como muy de pito.

(VOZ AGUDA) Y entonces hablaba como un poco así.

Y entonces, claro, yo lo tenía calado.

Pero calado, calado.

Y en una ocasión en el patio;

en Tarragona, porque yo vivía en Tarragona;

me despisto, "tiqui, tiqui", volviendo a las clases,

me meto en el despacho del director, no estaba,

cojo el micrófono... No.

Y haciendo su voz, dije:

"Atención, alarma de incendios. Desalojen el colegio".

Y todo el mundo salió por patas.

Me pillaron.

Me pillaron. -Normal.

-Y estuve un mes castigado. -Normal.

-Y hasta aquí. Pues esta es una primera historia.

Que es verdad. Y entramos en la segunda.

La segunda. Fragmentos de una infancia

de un niño ratito ya como niño.

Una infancia terrible, tremenda, espeluznante, apocalíptica.

Bueno, yo de pequeño, como he contado antes

y como ha contado Javier, era un trasto.

O sea, yo llegaba a la casa de mi abuela, por ejemplo,

y lo primero que hacía era ir al lavabo

y vaciar todos los botes de gel en la bañera y abrir el grifo,

y luego salía del baño. Qué bien.

Por ejemplo, metía las tijeras dentro del enchufe.

Y entonces reventó la luz, ¡bum!

Por suerte no morí, pero podía haber muerto.

¿Pero esto son minihistorias? Minihistorias

dentro de la historia,

porque yo quiero justificar lo malo que era.

Entonces imagínate a ese niño por la calle.

O sea, yo era un gremlin.

Mi madre tenía miedo de bañarme

por si me salían pelotas de la espalda.

O sea, era tan malo,

que mi madre y mi padre estaban tan desesperados

que un día compraron una correa, que existía;

que se ataba aquí y aquí, de piel azul;

además era de piel azul;

y me la pusieron avisándome de que como me portara mal,

iba a ir atado como un perrito.

Que a mí la historia decía: "Hum"...

Imagínate en los árboles.

No, la verdad es que me pilló, como decía mi madre,

me iba a dar un pasme.

Me dio un ataque de pánico solo de imaginarme atado por la calle.

-Pobrecito. ¿Y te ataron o no?

No porque al final... Ah, vale, yo la historia no la sé.

Pero te voy a explicar una anécdota.

Mi padre era delineante, era dibujante,

y tenía siempre rollos de papel vegetal,

y una vez se me ocurrió la brillante idea de coger

un rollo de papel vegetal, hacer una montaña en el parqué...

Y prenderle fuego.

-Eso sí es verdad. -Todo lo que te he contado.

Ya tenemos dos historias, ¿alguna impresión, Elena?

Hum, lo del papel vegetal, eso es verdad seguro.

-Todo. -Quiero esperar a la tercera.

No te pronuncies. No, claro, por eso.

-"La-tres".

-Qué ocurrente. Qué oportuno, Bruno.

-También en Tarragona,

yo siempre iba de campamento, yo era boy scout de pequeño.

Y esto es absolutamente cierto, decíamos: "Siempre a punto",

"El mayor ayuda al pequeño"... Hice todas las categorías.

Pero bueno, como a mediana edad, yo estaba en los Rangers,

que era como a la mitad... Sí.

Hicimos un juego en las montañas de Tarragona y tal;

hicimos un juego de escondernos. Y yo siempre he sido muy picajoso.

En fútbol, baloncesto;

en todo lo que he jugado he sido muy picajoso.

Total, que me escondí en un cubo,

en un cubo de los que metes hielo y tal,

me metí ahí...

Y me quedé dormido de la pradera.

Te lo juro, te lo juro.

Me quedé pero "sobao"... Pero sobao pasiego.

Total, que yo cuando me despierto digo: "He ganado fijo".

Cuando me desperté estaban todos sobados.

-Ah, pensé que se habían ido. -No, estaban sobados.

Pero me quedé dormido en un juego en medio del campo.

Luego salí, pensaba que había ganado;

pero me quedé literalmente dormido.

No sé cuántas horas, pero tres o cuatro bien.

Tercera historia. Tercera historia y última historia.

¡No, tengo otra! No, no, no.

Carlos, vamos a marcarlas ahí. A ver.

Nos has contado: imitando al dire,

desatado... Sí.

Y en el cubo de basura. Y sois basura.

(IMITA A LA BRUJA LOLA) Sois basura.

Vale. Basura.

Ahora es un momento delicado; insisto, son 500 gallifantes.

Y por lo tanto ya es el momento de pronunciarnos

y tomar una decisión.

Elena, ¿cuál crees, de las tres historias de Carlos,

que es la cierta, la auténtica?

Yo creo que la de imitando al dire.

Pero no porque ahora seas imitador, no...

O sois basura... Imitando al dire.

Marcamos "imitando al dire". Espera... Bueno, venga.

¿Qué? Puedes cambiar todavía.

Ay, es que esto es como... Puedes cambiar.

Puedes cambiar. ¿Imitando al dire, sois basura?

Venga, imitando al dire. Lo marcamos definitivamente.

A ver, Carlos, ¿cuál de las tres historias es cierta?

Caca volando.

Bueno... Porque el Cholo...

(IMITA ACENTO ARGENTINO) El Cholo ganó la Copa del Rey

y la Liga en el 97, con el Atleti; entonces no da la edad.

No le da.

¿Tú definitivamente te quedas

con tu respuesta? Yo sí.

¿Tú definitivamente te quedas con tu respuesta?

No. ¿No?

Pues debes decidirte ahora. Ya lo sé.

Puedes cambiar, pero decidiéndolo ahora.

Pero ya ha decidido, ¿no? No.

Imitando al dire es como muy típico...

Venga, desatado. Desatado.

Desatado, definitivamente. La que pensaba que no era.

Desatado.

Carlos, ¿cuál es la historia verdadera?

Desatado.

¡Toma! ¡Desatado!

Te juro que pensaba que ni de coña. De momento te pones por delante

con 500 gallifantes.

Lo he dicho, va a ganar. Es impresionante.

Va a ganar. Impresionante.

Pensé que era la última,

pero las otras me parecieron muy obvias.

-Hay que decir que no la usaron.

Elena, ¿cuál es la cierta de tus historias?

Caca volando. -¡Yuju!

¡Carlos, 950 gallifantes!

¡Elena, 900!

¡Son los malditos 50! Todo el rato ahí los 50.

Esos 50 malditos.

Ay, ay, ay. Bueno, no pasa nada,

podemos hacer otra prueba.

Vas a ir al palco de honor que está situado en un lugar central.

Te vas a llevar estos gallifantes.

Me sabe mal, ¿no se puede quedar conmigo?

Estará en contacto contigo

y vas a pasar... ¡Ay!

-Perdón. O sea, te descontamos

50 gallifantes. ¡No, no, no!

Llegas a la gran final. ¡Ay!

Vamos ahora mismo a la gran final. Cuidado.

¿Queréis tirarlos? ¡Tirémoslos! ¡Tirémoslos!

Mira.

Bueno, bueno, bueno. ¿Quién nos lo iba a decir, Carlos,

que nos veríamos en esta situación? Tú y yo aquí juntos.

El gallifantazo. (IMITA A PAPUCHI) Raro, raro, raro,

el gallifante; como decía yo de Papuchi.

¿Tú sabes que puedes ganar 1000 gallifantes extras?

Guau. Bueno,

y allí tenemos, en el trono de honor,

a Elena. A la bella Elena.

-Estoy como en "Titanic".

-Es verdad.

Bueno... Bueno, tú serías más "Tirititanic".

-"Tirititanic". Yo soy más la que se hunde, quieres decir.

-No, hombre, no.

Tenemos a nuestro especialista en gallifantazos.

No es fácil, eh. No, ya lo sé que no es fácil.

¡Tenemos a José Corbacho! Ay, que me ayude.

¡¡¡El gallifantazo!!!

(GRITA) ¡Oh!

Bueno, Latre... Querido.

¿Qué tal? Pues muy bien.

Aquí al lado de Sardá todo el rato

estoy viendo a Bea a becaria. Ah, ¿sí?

Pues mira, hace mucho que no la hago.

Y he pensado: "¿Qué será de Bea?".

(IMITA A BEA) ¿Pero sabes qué? Que la becaria con barba no mola.

Bueno, bueno...

De todo hay en la viña del Señor. Es verdad, sería becaria Wurst.

(TODOS RÍEN)

El gallifantazo.

Antes de explicarte en qué consiste esta prueba,

que como bien ha dicho nuestro querido Sardá,

vale... ¡1000 gallifantes!

Oh, cómo lo dice. Cómo lo dice. Es tremebundo.

¡1000, 1000! Colócate aquí. Colócate aquí.

Cómo mola.

Te voy a explicar que tenemos a nuestros gallicracks.

¿Quiénes son los gallicracks?

Son niños superdotados, nuestra Champions particular;

de todos los niños de "Juego de niños" son

los que están por encima de todos.

Y estos ocho niños nos van a dar una serie de definiciones,

que ahora te explicaré;

pero vamos a ver la alineación de los gallicracks

que juegan hoy con Latre.

Hoy nos acompañan:

Amadou, Nico, Nerea, Carlos,

Lena, Alan y Yago, Marc y Lluna.

Debes saber que cada uno hace una definición suya, eh.

Perfecto. No todos una; cada uno la suya.

Muy bien.

Cada uno de estos niños, cada una de estas casillas,

te van a dar pistas, diferentes pistas.

Tú tendrás tres minutos para resolver todo el panel,

las ocho definiciones. ¿Ocho en tres minutos?

Ocho en tres minutos, ¿vale? Vale.

Ellos irán diciendo pistas; si sabes algo, se te ocurre,

mejor decir lo que se te ocurra y, si no, pasa.

Paso. Para que...

Dile que sí, dile que sí. Dile: "Vale, Corbacho".

No me dé la razón porque sí, Sardá. Lo que usted diga, profe.

Te hemos entendido, eh. Soy el profe de Howard.

¿Cómo lo tiene?

¿Que lo quiere, en porcentajes, en probabilidades...?

Vale, Corbacho, empecemos.

En probabilidades estaría, una entre mil,

con estos niños.

(IMITA A PUNSET) Pero esto es muchísimo.

No es ciencia, esto es una putada.

Muy bien. ¡Vamos, va, estoy animado!

Bueno. ¡Anímame, bella Elena!

-¡Vamos, vamos!

La furiosa Furiase animando desde el trono.

Yo aquí me siento como en Troya, o sea que voy a estar como...

-Elena de Troya. -Claro.

Hay que decir que tenemos ocho gallicracks,

pero Latre tiene dentro 150 personas.

Ahí no sabemos quién va a salir.

¿Preparados en casa para jugar con nosotros al gallifantazo?

Tres minutos, ocho definiciones, conceptos...

¿Has hablado con casa? Con casa, sí.

¿Le has hablado al público en casa? Sí.

Eso soy yo. Ah, perdone, claro.

Si quieres decir algo al público en casa, me dices...

Perdón, perdón.

Bueno, pues gente que ve el programa en la calle,

en algún escaparate de teles.

No sé...

Venga, va. Vale.

Vamos a ello. Venga.

Mi "target" es más callejero. Ya está, ya está.

Muy bien. Se engancha, se engancha.

No estás nervioso, ¿no? No.

¡Tengo más nervios que un filete de cinco pesetas!

Tiempo, empezamos.

Se pasa el día corriendo por el campo.

Corriendo por el campo.

Un... Un toro.

No, siguiente. Venga, siguiente.

-Solo pasa una vez al año. Solo pasa una vez al año.

Papa Noel. Siguiente.

Un día la probé y no me gustó nada de nada.

-Las acelgas. Siguiente.

A los futbolistas les ponen 500 o más delante.

A los futbolistas les ponen 500 o más delante.

Si no, pasa. Millones.

Siguiente.

A veces sale por la nariz. -Sangre.

Correcto. Venga.

Muy bien. Qué bonito, eh.

Dice: "Sangre".

Vale. Bien, bien.

Muy bien; a veces sale por la nariz.

¿Qué ha sido, el gesto? Claro, de...

-Era muy fácil. -¡Pero ayúdame!

-Pero si es que lo estás haciendo muy bien.

Podía ser vómito. Claro.

¿Vómito por la nariz?

O lentejas. -O mocos.

Podían ser mocos... No me hagáis caso.

Muy bien, sangre. Elena decía: a veces sale por la nariz,

es como el kétchup, se marea cuando la ve,

para los vampiros es chuche...

Esas son las pistas de sangre, pero sangre ya tenemos.

¡Ya tenemos sangre! ¡Ea!

Y solo se han consumido pues...

Los segundos que han pasado desde hace tres minutos.

Iba a hacer la suma mentalmente y no me ha salido.

Muchos, muchos. Me he hecho un lío.

Muchos. Muy bien.

¿Seguimos? Venga.

Tiempo.

Se ponen por todo el pecho.

-Eh... Crema de esta de vapor, Vicks Vaporub.

Siguiente.

Van superrápidos.

-Coches, los Fórmula 1. Siguiente.

Su mascota es un búho.

-Ah... Su mascota es un búho.

Merlín, el encantador.

Paramos el reloj. No es Merlín el encantador,

pero paramos el tiempo porque hemos completado ya un panel

y tenemos un acierto, que no es moco de pavo, cuidado.

Cuidado.

Lo pone muy difícil, que lo sepas. Es muy difícil.

Muy difícil. Está la cosa muy mal,

estamos friendo los huevos con saliva.

Elena, ¿cómo lo ves desde la barrera?

Con lo de la mascota es un búho me he quedado...

-Yo me he acordado de la película de Disney, de Merlín.

Muy bien. Que tenía un búho al lado.

Bien jugado Merlín. Pero también puede ser...

Bueno, vamos guardando. ¡Ah!

También podría ser... También podría ser.

Venga.

Seguimos, 1 minuto 58 segundos para completar siete definiciones.

Empezamos con Amadou, adelante. Venga.

-Siempre tienen la culpa de todo. Tienen la culpa de todo

y se pasan el día corriendo por el campo.

Eh... ¡Los conejos! Pobres conejos. Siguiente.

Mi abuela siempre dice que será el último.

Su abuela dice que será el último.

El nieto. Siguiente.

No tengo ni idea.

-La llaman "caña", pero no sirve para pescar.

-¡Una cerveza! Correcto.

Bien, bien.

Dice que no le gusta; ya le gustará.

Muy bien, oye, dos aciertos. Dos aciertos, quedan seis.

Minuto y medio; prácticamente la mitad del tiempo consumido.

No vamos mal. Venga.

¿Seguimos? Vamos.

Muy bien. Vamos, Carlitos.

Vamos con Carlitos, tiempo.

Tiene forma de cucurucho. Tiene forma de cucurucho.

Un helado. Casi, siguiente.

Al comer se multiplican. Al comer se multiplican.

Cosas que se ponían por el pecho. Si no, pasa.

Paso. Pasamos, siguiente.

No son de este mundo. No son de este mundo

e iban muy rápidos.

Los platillos volantes. No, siguiente.

Hace magia sin conejo. Hace magia sin conejo,

una mascota que es un búho...

Harry Potter. ¡Correcto!

Bien. Muy bien.

Bien. Muy mal, muy mal.

Bien. No, no. Ahora estoy como Rosalía.

Muy mal, muy mal, muy mal. "Tratrá".

No, tenemos tres, pero tenemos muchas pistas ya.

¿Pero tú crees que yo me acuerdo de alguna de las pistas?

Dime una y te recuerdo todas las pistas que han dado.

Por ejemplo, Nico.

Nico; solo pasa una vez al año. Sí.

Y mi abuela dice que será el último.

No me lo digas ahora. Dímelo... No, que es broma, hombre.

Perdone, Sardá, que yo me animo... Muy bien.

59 segundos. Vale.

Carlos. Si quieres otra pista, dime.

Venga. Venga.

La de Alan y Yago.

Alan y Yago; se ponen por el pecho

y se multiplican al comer.

Se ponen por el pecho y se multiplican al comer.

Muy bien, ¿vamos allá? Sí.

Tiempo, seguimos. Ah, ya lo tengo.

-Siempre lleva un pito en la boca.

-Árbitro. Correcto.

Muy bien. Muy bien.

Muy bien. Muy bien. Vale, vale.

Árbitro. -Qué difícil.

Cuatro, la mitad, el 50 por ciento,

uno partido por dos en quebrados.

Esto para los de la ESO, ¿vale? Muy bien.

Tiempo, seguimos.

Cada vez hay que soplar más y más fuerte.

-Cumpleaños. ¡Correcto!

¡Ese es mi Latre! Este chaval, este chaval.

Sí, ¿eh? ¡Este!

Ahí estamos, queda tiempo, 49 segundos.

Solo faltan tres definiciones. Tiempo.

¡Sirve para hablar muy fuerte! -Megáfono, altavoz.

No, siguiente.

Algunas se quedan para siempre. -Palomitas.

No, siguiente.

Cuando llegan, se deshacen como un azucarillo.

Cuando llegan, se deshacen...

Paso. Siguiente.

Mis padres lo utilizan en el karaoke.

-Micrófono. ¡Sí!

No era megáfono, no era altavoz; era micrófono.

A los futbolistas les ponen más de 500 delante,

tiene forma de cucurucho, sirve para hablar fuerte,

su padre lo usa en el karaoke

y la última pista: los cantantes lo llevan en la mano.

Pues nos quedan dos, Alan y Yago y Marc, 26 segundos.

¿Me das pistas? Tiempo sobrado.

Ya no. ¡¿Cómo que no?!

26 segundos, tienes mucho tiempo. Pero...

Pero... Eres malo, tío, eres malo, tío.

Además, si hubiera sido "boy scout",

el grande ayuda al pequeño, te la daría,

pero como yo no fui "boy scout"...

Voy a hacer lo que pueda, Carlos. Por favor, interceda, Sardá.

¿Qué, qué, qué? (SUSURRA) Es amigo mío.

Ah, vale. (SUSURRA) Es amigo mío.

Es amigo suyo. Haga lo que pueda.

Vale, vale.

Madre mía, parece Marlon Brando en "El Padrino".

Me está dando miedo. Piensa en lo que te he dicho.

Muy bien.

Madre mía, me ha puesto hasta nervioso con...

Y eso que soy de Hospitalet, pero bueno.

Te voy a dar pista. A ver.

Alan y Yago dijeron "se ponen en el pecho"

y Marc dijo "son superrápidos".

Refresquemos eso y vamos con más pistas

que pueden ser definitivas.

Vale. Tiempo, adelante.

Mamá las odia. -Es verdad.

Mamá las odia. Paso.

Siguiente.

Hacen hoyos muy grandes.

Hacen hoyos muy grandes.

Eh... ¿Golfistas, golf? Siguiente.

Tú siempre tienes más. -Si eres tú.

-No, tú. -No, tú.

-¿Chucherías? No, siguiente.

No, no lo sé. -Parecen pequeños, pero son...

¡Ah! Fin de la partida.

Fin de la partida. -¡Meteorito!

-Fin de la partida. Ah, pero muy bien.

Fin de la partida.

Pero muy bien. Fin de la partida.

-¡Que ya lo sé!

Fin de la partida. Vale, vale.

¡Que ya te he oído!

Fin de la partida. Óyeme, has sido muy bueno.

Qué complicado. Qué complicado. Muy bueno.

Porque llega un momento que ya... ¿Pero qué era...?

Pues Alan y Yago decían: se ponen por el pecho,

se multiplican al comer, algunas son para siempre,

mamá las odia y tú siempre tienes más.

Las lentejas. Las manchas.

Oh...

Y Marc decía: son superrápidos, no son de este mundo,

se deshacen, hoyos muy grandes,

parecen pequeños, pero son gigantes;

Elena Furiase lo dijo. Meteorito.

Meteorito. Sí.

Bueno, bueno, bueno. Pero muy bien.

No todo el mundo llega aquí. Bueno.

No todo el mundo llega aquí. Venga aquí, por favor.

Vamos a ver cómo está la situación.

Tú has ganado esta noche... Meteorito.

950 gallifantes.

Ahora vamos a saber el precio al que se cotiza hoy el gallifante.

Ah, muy bien. Interesante. Interesante.

4,10. Ah, 4,10.

Por lo tanto, lo que has ganado es un total de 3895.

Y ahora es el momento de que decidas

a quién le envías este dinero. Sí, sí, sí;

pero a mí me gustaría poder partirlo;

un "galli" para mí y un "galli" para Elena,

y así poder repartirlo a dos asociaciones.

Elena, ven. Pero...

-Va. Ven.

Pero te lo has ganado tú. -¿Y qué?

-Bueno, pues yo quiero donárselo a la organización que se llama

Sturge Weber, creo que se dice así,

que es para unos niños que tienen enfermedades raras,

para que puedan tener una calidad de vida

como si no tuvieran esa enfermedad.

Muy bien.

Pues mi "galli" va para la Fundación Enriqueta Villavecchia,

que además de ayudar a esos peques que lo están pasando tan mal

con ese maldito cáncer,

ayudan a todas sus familias, les dan ayuda psicológica,

ayuda de todo tipo, y es una gente absolutamente maravillosa;

así que para ellos.

Tengo que decir... Qué majo eres.

Tengo que decir

que el gesto... Hasta tú te has emocionado.

Tonto, que te conozco.

El gesto de Carlos ha sido maravilloso.

Fantástico. -Por favor.

Yo creo que sentará precedente.

Gracias. Querido.

Gracias.

Gracias. A ti.

No os jubiléis nunca del oficio de ser niños.

Eso es verdad. -¡Ole!

¡Hasta la próxima semana!

Fantástico.

¡Yuju!

(IMITA A PAPUCHI) Los gallifantes, que son un animal raro, raro, raro.

Yo parezco ruso, eh. Parece un gorro ruso.

(IMITA A FORREST GUMP) La vida es como una caja de bombones.

Nunca sabes lo que te va a tocar.

-En esa escena una vez casi lloro.

Si hay una guerra entre fantasmas y personas,

¿en qué bando luchará Cristiano Ronaldo?

Y vas a pasar... ¡Ay!

-Asqueroso, es malo... -No te atrevas a decir esto.

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Juego de niños - 08/06/19

Juego de niños - 08/06/19

08 jun 2019

El humorista Carlos Latre y la actriz Elena Furiase son los dos nuevos invitados de ‘Juego de niños’ que ponen a prueba su intuición y su capacidad de entender a los más pequeños y se someten a las pruebas más divertidas e ingeniosas. Además, al concurso presentado por Xavier Sardá recibe a la monologuista Sara Escudero.

En las primeras pruebas Elena Furiase y Carlos Latre interpretan una serie de definiciones infantiles; mientras que en ‘Y ahora qué’ tienen que prever reacciones de los niños a situaciones poco previsibles. Los valientes concursantes también conocen a uno de esos niños y niñas que participaron en el ‘Juego de niños’ de hace 30 años. Y juegann a disfrazarse como niños en ‘Qué me pongo’.

En el reto decisivo de ‘Juego de trolas’, Elena y Carlos se enfrentan cara a cara a sus propios recuerdos de infancia para descubrir si son verdaderos o falsos. El vencedor opta al gran premio del Gallifantazo.

ver más sobre "Juego de niños - 08/06/19 " ver menos sobre "Juego de niños - 08/06/19 "

Los últimos 15 programas de Juego de niños

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios