Jara y sedal La 2

Jara y sedal

Viernes a las 18:00 horas

Jara y sedal
Viernes a las 18.00 horas  
www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
4943755
Para todos los públicos Jara y sedal - A un paso de Toledo
Transcripción completa

Subtitulado por Accesibilidad TVE

(#Música de Cabecera#)

(#Música#)

(#Música#)

(#Música#)

-Empieza hacer frío.

-Es lo que pide el invierno.

-A ver señores estas migas manchegas

hacedme un sitito

para que toméis fuerzas pa... Para todo el día.

-Échate un vino con nosotros, Paco.

Antes de empezar la jornada.

Bueno señores en la finca hay bastante caza

a ver si echamos un día bueno.

-Bueno pues a ver si tenemos suerte y Finca Mochares,

nos da otra jornada de caza buena como siempre.

-Pues por una buena jornada. -Venga.

¡Salud señores!

Como es habitual Alfonso y Paco dan la bienvenida a los cazadores

en el Pabellón de Caza de Mochares.

Alberto y José Luis,

llegados desde Córdoba y Abenójar respectivamente

vienen con frecuencia hasta aquí

para disfrutar de la caza en mano.

Es hora de bajar esas migas manchegas

y comenzar la jornada con las primeras luces del día.

José Luis y Alberto son amigos desde hace ya muchos años

y a los dos el gusanillo de la caza

se lo inculcaron sus respectivos padres.

(#Música#)

Los dos coinciden en que Mochares tiene algo especial

y que su terreno es diferente a cualquier otra zona manchega

Badenes y desniveles hacen las delicias de los cazadores.

-Bueno, vamos a ver cómo queda el día ¿no?.

-El día va a acompañar la verdad.

-Vale.

-¿Por ahí cogemos?

-Tuerce por aquí.

Mira, vamos a empezar a cazar aquí.

En estos cerros de aquí

que seguro que volamos un bando de perdices.

-Vale.

-Venga preparar las escopetas que vamos al lío.

-Vale. Vamos.

(#Música#)

-"Conisa"

(SILBA)

-De los conejos ¿eh?

Está a reventar de esta noche.

Tienen que estar aquí.

Los diferentes terrenos que encontramos a lo largo de Mochares

suponen una dificultad añadida.

De repente pisas sobre tierra como unos metros más adelante

estás sobre suelo pedregoso.

Y eso, al final del día,

los pies lo notan.

Sin tardar los perros encuentran el primer rastro

y así se lo hacen saber a cazadores y acompañantes.

-Alberto, vamos a coger la mano

y vamos a ir hacia aquellas cañas de allí ¿vale?.

En aquella dirección.

Vamos Coniza.

(SILBA)

(JADEO PERRO)

(#Música#)

A José Luis le ha tocado estrenar la mañana

con un disparo rápido y certero a un conejo nada fácil de parar.

Alfonso es el orgánico de la finca

y su conocimiento del terreno es de gran ayuda para lo cazadores.

Mientras que Valentín,

anda siempre atento a los movimientos de los perros.

-¡Vamos, venga!.

Vamos, Mora.

-¿Cómo está yendo la mañana, José?

-Muy bien acabamos de matar ahí atrás un conejo.

Y sí, como te dije antes

y ahora vamos a llegar aquí a...

a la zona esta,

que esta zona dicen que es buena.

Seguro que aquí tenemos un par de comederos

Y suelen venir las perdices.

-No tiene que estar largo seguro.

La vara de Valentín busca levantar alguna pieza que esté escondida

entre el tupido esparto.

Mientras que Alberto,

no pierde detalle de lo que hacen el grupo de labradores

que la finca Mochares ha puesto a su servicio.

-Quédate ahí por si sale algo.

(SONIDO DE DISPAROS)

José Luis vuelve a demostrar que está en buena forma.

No en vano, es el actual campeón de Europa

de Tiro al Plato de foso universal.

-Un doblete, José.

Es macho.

Y esta es la perdicilla.

Alberto busca su primera oportunidad.

Este cordobés amante de la caza tanto de mayor como de menor

lleva ya un tiempo viniendo hasta Mochares

un par de veces al año.

Los cañaverales son buenos refugios

para conejos, perdices y sobre todo faisanes.

Valentín se mete en uno de ellos.

A ver si hay suerte.

-Vámonos.

Venga. Vamos.

Vamos.

Vamos.

Venga.

Vamos.

(#Música#)

(#Música#)

Parece que la suerte no está esta mañana aliada con Alberto.

Una zona tupida del monte

y sobre todo la cercanía de los perros con el conejo

han hecho que por precaución desista de disparar.

Habrá que seguir buscando.

(#Música#)

-Buena, buena, Alberto. Buen tiro. Bien.

Toma.

Venga Tula.

-Bien.

-¿La ha cobrado, Alberto? -Sí.

Bien, bien, bien.

-Toma, Alberto.

-Bien, pónmela atrás mejor.

A media mañana el sol empieza a dejarse notar.

Las subidas y bajadas y la diversidad del terreno

tienen en alerta constante a perros y cazadores.

(#Música#)

(SONIDO DE DISPAROS)

-Vamos Morita.

Vamos.

(LADRIDOS)

(SONIDO DISPAROS)

-Ven perrita.

Vamos Cobra.

Vamos Chocolate.

Mira Chocolate, mira.

Mira Chocolate.

Vamos.

Qué mejor manera para reponerse del esfuerzo

que un buen taco con productos de la tierra.

Y para eso Paco es el número uno.

Lo prepara todo antes de que el grupo llegue.

-Mira ahí está Paco.

Vamos a tomar un aperitivo a descargar el arma.

Venga vamos.

-Buenas, Paco.

-Hola ¿qué pasa?

-Que alegría verte porque traemos hambre.

-¿Qué tal se ha dado hoy? -Muy bien.

Unas perdicillas hemos "matao".

-Bueno pues...

-Vamos a tomar un vinito.

-Gracias, Alberto. -Gracias, Paco.

-Bueno, señores... -Salud.

Por la jornada.

Que hemos echado.

Y por el taco que nos vamos a comer.

Bueno qué ¿te ha gustado la perdiz, o no, José?

Hemos "disfrutao" ¿no?

-¿Los perros que tal han cobrado bien?

-Sí han cobrado, sí.

Han trabajado bien. Han movido caza. Ya están cansados.

El día...

Dejamos a nuestros amigos cargando fuerzas

y nosotros nos vamos a dar un paseo

por la cercana y majestuosa ciudad de Toledo.

(#Música#)

Sin duda es un privilegio

poder terminar la jornada de caza en Mochares

y tener Toledo a tan solo unos minutos.

Conocida como la ciudad de las tres culturas

debido a la convivencia durante siglos

de cristianos, árabes y judíos.

Hoy son turistas venidos de todas las partes del mundo

los que llenan las calles y plazas de Toledo.

(#Música#)

Esta ciudad tiene un legado histórico y cultural inigualable

y desde 1986 es Patrimonio de la Humanidad.

Dicho esto poco más se puede añadir de la capital manchega.

(#Música#)

Dejamos Toledo y volvemos a Mochares

La finca cuenta con más de 800 hectáreas cuidadas al detalle

para que todo el que la visite

pueda disfrutar de la diversidad que ofrece.

El ecosistema manchego está aquí presente

en forma de esparteras, tomillares,

olivares, arroyos, montecillos y retamares.

Todo un paisaje ideal para el cazador

que busca jornadas que no le dejen indiferente.

Antigua finca de ganado y caza

actualmente ofrece un paisaje casi virgen

en el inmenso campo manchego.

Pero no podemos olvidar que aquí habitan

algunas de las especies cinegéticas más emblemáticas.

Perdices, conejos, liebres y faisanes

campan a sus anchas por aquí.

(#Música#)

La perdiz roja es, sin duda, la reina por excelencia.

La diversidad de cultivos

y la infinidad de refugios naturales que existen en Mochares

permiten a nuestra patiroja

disfrutar aquí de un entorno perfecto.

(#Música#)

Las enormes extensiones de monte bajo

esconden un gran número de conejos y liebres.

Esparteras, tomillares y olivos dan cobijo a estas dos especies

tan importantes para los campos de la península.

Sin duda un gran atractivo de Mochares

es que es de los pocos cotos de nuestro país

donde aún puede encontrarse el faisán salvaje.

Pero todo este oasis de flora y fauna

necesita de unos cuidados.

Así que vamos a ir en busca de Paco

que está dando una vuelta

por los bebederos y comederos que hay repartidos por la finca.

(#Música#)

En Mochares existe una preocupación por la alimentación

de las especies cinegéticas que viven en ella.

Se destina alrededor de 100 hectáreas de terreno

en parcelas separadas

para sembrar el alimento que necesita la caza.

Una de las tareas de gestión es estar pendiente

de que los comederos estén llenos y de la limpieza de las fuentes

donde los animales beben durante todo el año.

(#Música#)

(SILBIDOS)

(#Música#)

-Un conejo.

(#Música#)

-Por aquí, vamos a ir por aquí.

(SONIDO DE UN DISPARO)

Si por la mañana fue José Luis el primero en acertar

ahora es Alberto el que baja la primera perdiz.

-Muy bien, muy bien. ¡Tráela!

¡Tráela!

¡Tráela!¡Tráela!¡Tráela!

Muy bien.

Muy bien la perrina. Muy bien.

Muy bien.

-Alberto, ¿te quedas tú ahí y me voy yo por ahí un poco?.

-Para que tú te quedes un poco.

Ponte tú ahí a la punta, José.

Sí.

Venga, vale. Vamos.

-¡Qué te has "pasao"!

!Vamos busca ahí en las cañas!

Una buena comunicación es imprescindible

cuando se caza en mano.

No sólo para tener éxito en los lances

sino por algo mucho más importante.

La seguridad.

-Vamos.

(SILBIDOS)

-¡Ahí va la perdiz!

(SONIDO DE DISPAROS)

¡Ahí va la perdiz!

(SONIDO DISPAROS)

¡Vamos Cobra!

¡Vamos Cobra!

¡Vamos perrito, vamos!

¡Vamos, Cobra!

¡Vamos perrito!

¡Vamos Cobra, vamos!

¡Cobra ahí!

¡Cobra, muy bien|

Muy bien perrito. Venga, vamos.

Vamos a seguir.

A vista de pájaro

se puede contemplar lo peculiar de esta zona manchega.

Las extensas llanuras tan características de La Mancha

aquí aparecen casi escondidas entre tantos cerros y lomas.

Atractivo muy apreciado

por los aficionados a la caza en mano

y al ojeo tradicional de perdiz.

(#Música#)

(SILBIDOS)

-¡Vamos!

(VARIOS DISPAROS)

-Alberto, ¿ha cogido el perro o qué?

-¡Suelta!

Aquí la tengo, la tuya.

Toma José.

Toma.

Bien ¿no? -Bien, bien.

-¡Joder, como ha "repullao parriba"!

(Hablan entre ellos ininteligible)

(SONIDO DISPAROS)

-¡Alberto!

Por el Viso que están cantando allí en el Viso.

Súbete hacia arriba.

(#Música#)

-Ahí han "volao".

Ahí va.

(SONIDO DISPAROS)

(#Música#)

El calor aprieta

y los perros aprovechan para refrescarse

en una de las muchas fuentes artificiales que hay en la finca.

(SONIDO DISPAROS)

-¡Buena!.

Un buen disparo de Alberto

que ha andado listo de reflejos

para no dejar irse a la perdiz al otro lado del cerrillo.

El experimentado grupo de labradores que tiene Mochares

hace una vez más, a las mil maravillas su trabajo

y rápidamente entrega la pieza cobrada a Alberto.

-Vale, vale, vale, suelta, suelta, suelta.

Muy bien.

Toma Valentín. -Venga.

-Venga, vamos.

Las sorprendamos al salir a lo mejor de un alto.

-¡Mira!

(SONIDO DISPAROS)

(SONIDO DISPAROS)

(#Música#)

(SILBIDOS)

-A ver si no perdemos la perdiz, Alfonso.

Como bien dice José Luis

hay que tener cuidado de no dejar piezas abatidas en el campo.

Y, de ahí, la importancia de tener unos buenos perros

que cobren todo lo que se caza.

(Llama a los perros)

¡Tráelo, tráelo! Muy bien, muy bien.

Muy bien.

Aquí la tengo José.

-Un machito, ¿eh?.

-Mira que faisán, macho.

Precioso.

Toma.

Pues nada, vamos a coger ahora para arriba

y seguimos a ver si... -Hay ahí un montón de pájaros.

Siempre están ahí a la vuelta. -Vega a ver si matamos alguna.

¿Vale?

¡Vamos, bonita!

-¡Joder, como pesa esto!

Alfon...Mira que...

Qué machito.

Mira qué plumaje tiene y qué espolones.

-¡Qué bonito, José, qué bonito!

Enhorabuena. ¡Vaya macho que llevas, tío!

Mira qué cola. Que bonita perdiz has cazado.

¡Ya la llevo yo, ¿vale?! -Vale venga.

-Seguid al altito que hay ahí que ha volado.

-Vale, hasta ahora.

Incansables, los labradores

continúan buscando piezas que levantar.

No es casualidad que muchos cazadores se decanten por esta raza.

Destacando por ser atrevidos

a la hora de entrar en terrenos difíciles

y por ser unos excelentes cobradores.

Estos espartos tan espesos

exigen, tanto al perro a la hora de buscar,

como al cazador a la hora de disparar.

Sobre todo si se trata de una liebre o un conejo.

(#Música#)

-¡Vamos, bonita!

A lo largo de toda la finca

zonas tupidas como ésta donde está José Luis

suponen resguardo

para la innumerable caza que tiene Mochares.

Aquí el cazador debe andar espabilado y rápido

si le sale una pieza.

(#Música#)

(SONIDO DE DISPARO)

Una nueva oportunidad en forma de faisán

que José Luis no desaprovecha.

Valentín se encarga de guardar en su zurrón

la caza del día.

Va siendo hora de recogerse y hacer balance de la jornada.

Perdices, faisanes y conejos

han puesto a prueba la pericia de Alberto y José Luis.

Dos cazadores que, sin duda, volverán a Mochares

para hacer lo que más les gusta.

CAZAR EN MANO.

(#Música#)

Subtitulado realizado por María del Carmen Casado Rubio.

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • A un paso de Toledo

Jara y sedal - A un paso de Toledo

18 ene 2019

A un paso de Toledo se encuentra la finca Mocahres, un paraíso de caza menor donde los aficionados pueden encontrar conejos, perdices y faisanes. De la mano de dos jóvenes cazadores pasaremos una jornada de caza en esta hermosa finca.

ver más sobre "Jara y sedal - A un paso de Toledo" ver menos sobre "Jara y sedal - A un paso de Toledo"

Los últimos 217 programas de Jara y sedal

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios