Jara y sedal La 2

Jara y sedal

Fuera de emisión

Jara y sedal
Viernes a las 18.00 horas en La  
www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.11.0/js
3876943
Para todos los públicos Jara y sedal - Pasión por la torcaz  - ver ahora
Transcripción completa

Jara y Sedal vuelve hoy

a una tierra bien conocida.

A uno de los paraísos de nuestra geografía.

Un lugar

donde el tiempo y la naturaleza nos ofrecen todo su esplendor.

Nos encontramos en la dehesa extremeña.

Aquí, los desnudos troncos de sus alcornoques

nos recuerdan la unión entre la tierra y el hombre,

manteniendo viva una de las explotaciones corcheras

más importantes del mundo.

En sus fábricas

las experimentadas manos de los rebanadores

siguen depurando las panas de corcho

de una forma totalmente artesanal.

Desde finales del siglo XVIII,

cuando comienza la producción industrial de esta materia,

se establece en Extremadura un sector

totalmente dedicado a la fabricación de tapones

destinados a la industria vinícola,

un trabajo que apenas ha variado en el tiempo.

Hoy, siguiendo el viaje invernal de una gran migratoria

como es la paloma torcaz,

llegamos a nuestro destino

al Rincón de Azagala.

En plena sierra de San Pedro, entre rocas y eucaliptos,

se esconde uno de los mayores dormideros de torcaces de Europa.

Es en este singular paraje

donde encontramos a Tomás, nuestro protagonista de hoy.

Un cazador que un buen día decidió apartar la escopeta

y comenzar a cazar imágenes con su cámara.

Una buena decisión,

porque el valor de su trabajo habla por sí solo.

Sus imágenes son fruto de un exhaustivo estudio

de los comportamientos y hábitos de la paloma torcaz.

Desde la vida en el nido

a la actividad de los comederos y bebederos.

Este conocimiento de la torcaz

hace que este joven portugués sea

uno de los cimbeleros más solicitados de la península.

Pero nada mejor para disfrutar del trabajo de Tomás

en todo su esplendor,

que compartir con él uno de los fenómenos más espectaculares

de nuestra naturaleza:

cuando más de un millón y medio de torcaces despiertan

en el Rincón de Azagala.

Las fincas que rodean el Rincón de Azagala

son muy apreciadas por los cazadores de torcaz.

Ellos mejor que nadie saben de la importancia

de una buena gestión cinegética de estos terrenos,

una labor que desde hace unos años está en manos de Javier.

Buenos días. -Buenos días, Javier.

¿Qué tal? -Bien, muy bien.

Tomás, cómo estás.

Va a hacer un bonito día.

Hemos visto por el camino unas palomitas. -Las he visto.

Mira, por allí va otro bando.

A ver si tenemos un poquito de suerte hoy.

Mira qué bando más bonito va por allí. -Sí.

Con este tiempo todavía hay palomas atascadas en Francia,

pero van llegando poco a poco.

Pues venga, preparamos todo y nos vamos.

Atendiendo a las costumbres y querencias

de las palomas de esta zona

y a fin de perder el menor tiempo posible,

el lugar en el que colocar los cimbeles

y el puesto estaba previamente elegido.

Toma los cartuchos y yo me llevo la sillita.

La escopeta.

Tomás, me marcho.

Voy a atender a la gente que va a otra finca, ¿vale?

Que tengáis un buen día.

Te dejo aquí el puesto y voy a por los cimbeles ya.

El puesto, las cimbeleras, la escala,

el portapalomas y un largo etcétera de elementos acompañan a Tomás.

Los prolegómenos de la caza con cimbel tienen que ser

cuidadosamente estudiados

ya que de ello dependerá el éxito

o el fracaso de la jornada.

Cuando da comienzo la temporada de caza

Tomás se traslada casi a diario desde la localidad portuguesa

de Thermas de Monfortinho, donde vive,

hasta estas dehesas extremeñas,

ya que prefiere que los reclamos que él mismo cría

descansen en casa.

Subirse a lo más alto de una encina no es tarea fácil.

Hay que tener una buena condición física

y por supuesto, tomar las debidas precauciones.

Para que el cimbel sea divisado por las torcaces

tiene que situarse cerca de las copas.

Tarea en ocasiones arriesgada

por la excesiva altura de encinas como esta

por la que está trepando nuestro amigo.

Las cimbeleras que utiliza Tomás son telescópicas

del tipo conocido como bomba.

Una vez fijada se asegura el reclamo

y se comprueba que corre bien.

¿Qué vas a coger la maestra? -Sí.

Esta es la primera vez que va al campo, pero es muy buena.

Ya se le ve. Tiene muy buena pinta, parecen torcaces.

Cada año son más bonitas las palomas.

Cuidado, Tomás.

Ya estamos viejos, Iván.

Ya estamos mayores, todos. Cada vez más.

Iván lleva varios años cazando junto a Tomás.

Sabe que en este tipo de caza

el mérito recae en el cimbelero

y nuestro protagonista

es de los mejores que trabajan en esta zona

y en Portugal.

Iván, dame la cuerda que se me ha olvidado, por favor.

Vale.

Gracias.

Qué, ¿se ven palomas? -Sí, algunas.

Algunas se paran, pero, algo haremos.

Ya está.

Tras fijar y tensar las cuerdas

llega el momento de terminar de ocultar los puestos.

Qué mejor para ello

que la ayuda que unas ramas procedentes de la poda.

Lo importante es que las palomas no lo vean.

¿Valen estas cuerdas? -Sí, las más grandes que encuentres.

Igual hay alguna más grande.

Lo importante es que la paloma no lo vea.

Lo que mata a la paloma es el puesto.

Las palabras de Tomás nos vuelven a recordar

la excelente vista que poseen las torcaces.

El puesto tiene que confundirse con el entorno,

ya que es imprescindible que pase totalmente desapercibido.

Con Iván, Tomás

y Francis nuestro otro cazador en los puestos,

y los cimbeles a punto,

los primeros bandos empiezan a divisarse en la lejanía.

Es ahora cuando realmente da comienzo

el trabajo de un buen cimbelero.

Los reclamos que ha colocado Tomas son de llamada.

Al estar en las copas de las encinas

atraen la atención

de las torcaces que vuelan por los alrededores.

Cuando se tira de la cuerda

el mecanismo de bomba se eleva unos centímetros.

Al bajar el cimbel imita la acción de posarse.

Si es divisado

y debido al acusado gregarismo de la torcaz,

esta no dudará en acercarse.

Todo ello depende de la habilidad del cimbelero.

Ahí vienen ya.

Que vienen, ¡eh!

Van a dar la vuelta.

¡Cómo saben!

Aquí, aquí, ya, ya.

Ahí vienen.

Muy buena, ¡eh, Tomás!

Sí. Molesta un poco el sol, pero la verdad es que...

Francis, hay que andarse más al loro, ¿eh?

Venga, perfecto. Poco a poco.

Voy a por ella.

Vaya palomón, esta sí que viene de lejos, ¿eh?

Es vieja esta. -Sí esta es adulta.

Es como esta.

Es igual de grande, pero esta no tiene collarín blanco

y es un pichón. -Y esta mira es adulta.

Muy guapa. Pero, qué grandes son.

Se nota que son palomas de paso.

Parece que la jornada no ha comenzado nada mal,

los bandos siguen pasando

y las oportunidades se suceden.

Vienen más por atrás, ¿eh?

Bien agachado, ¿vale?

Aquí viene una, aquí viene una.

Esa va a venir.

Colocado siempre opuesto al viento,

el movimiento del reclamo tiene que ser natural,

de su veracidad dependerá el éxito

o el fracaso del engaño.

En la caza con cimbel

el que trae la paloma es el cimbelero

y el que la abate el cazador.

Si dispara antes de tiempo, sin que la torcaz entre al puesto,

todo el trabajo será en balde

ya que el vuelo rápido de la paloma

no dará una segunda oportunidad en ese lance.

Aquí está.

José, Francis, muy bien.

La labor de Tomás en el puesto no cesa,

sabe que es la única manera

de seguir ofreciendo buenos momentos a Iván y a Francis

en una jornada en la que los lances no dan tregua.

En las últimas horas de la tarde la paloma completa su ciclo diario.

Tras pasar el día en los comederos vuelve al dormidero.

La jornada ha finalizado.

Ha llegado el momento de despedirnos de nuestros amigos

y volver disfrutar de las imágenes de Tomás,

cuando en el Rincón de Azagala el atardecer se tiñe

del azul de la Torcaz.

Es tu instinto.

Es tu refugio.

Es tu futuro.

Es tu gente.

Es tu vida.

Es tu desafío.

"Jara y Sedal", la revista de los cazadores.

  • Pasión por la torcaz

Jara y sedal - Pasión por la torcaz

20 ene 2017

La Sierra de San Pedro, en Extremadura, acoge uno de los mayores dormideros de Paloma Torcaz de Europa. En plena temporada su población puede superar el millón y medio de ejemplares. Junto con Tomás descubriremos este lugar y aprenderemos todos los secretos del arte del cimbel.

Histórico de emisiones:
09/03/2012

ver más sobre "Jara y sedal - Pasión por la torcaz " ver menos sobre "Jara y sedal - Pasión por la torcaz "
Programas completos (179)

Los últimos 181 programas de Jara y sedal

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios