Jara y sedal La 2

Jara y sedal

Viernes a las 18:00 horas

Jara y sedal
Viernes a las 18.00 horas  
www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
5438761
Para todos los públicos Jara y sedal - Gestión en berrea - ver ahora
Transcripción completa

(Música)

"El de hoy no va a ser un programa al uso.

Queremos que sea el reconocimiento a todo ese trabajo cinegético

que día a día hacen miles de personas anónimas

y que tan importante es para el mantenimiento

de muchas especies y de nuestros campos.

La berrea marca el comienzo

del ciclo reproductivo de los ciervos.

Desde finales de agosto y hasta principios de octubre,

los grandes machos jalean sus demostraciones de poder.

Además de ser uno de los espectáculos

más impresionantes de la naturaleza, este es el momento propicio

para llevar a cabo las labores de gestión

que marcan el futuro de las poblaciones posteriores.

-Ahí tenemos uno. -Sí, claro, y no berrea.

Vamos a ver si nos vale esta ladera.

Seguramente estará bastante tapado

y nos dará oportunidad de valorarlo.

Vamos a ver.

Es justo encima de esta encina redonda.

Allí en el testero.

Unas matas así más apretadas.

Justo encima de las matas,

-un poco a la derecha está. -Sí, lo veo.

¿Ves?

-Ahora se le ve la cuerna. -Sí.

Está bastante tapado pero prepárate

que en algún momento nos dará la oportunidad.

Sigue ahí.

Va subiendo un poco hacia arriba.

Sí.

Él es, ¿verdad?

-Sí, lo tengo, está subiendo. -Sí, está subiendo.

Va bastante tapado.

Tú tranquilo; ve apuntando que nos dará alguna oportunidad.

A ver si se para.

Sí, quieto.

Ahora se ha parado pero solo veo la cuerna.

Vamos a ver.

-Le ves, ¿verdad? -Sí.

-Sigue subiendo. -Sigue subiendo, sí.

Está ya casi coronando.

Sí, hay 160 allí.

5 metros.

Te dará una oportunidad, tú vete...

Síguele que cuando se pare, te dará una oportunidad.

(ASIENTE)

Ahí parece que está a tiro.

Sí.

Cuando lo tengas, inténtalo.

Ya. Vale, lo tengo.

Venga, inténtalo.

(Tiro)

-Échate un poquito a la derecha. -Sí.

Apunta en tres y otra oportunidad.

-Sí, lo sigo teniendo aquí. -Vale, pues cuando quieras, tira.

-Ahora sí, me cago en... -Sí, ahora.

Venga.

-Ole. -Ya se estaba yendo casi.

Se estaba coronando ya.

-Menos mal. -En el último momento.

Sí.

"Muchas veces no somos conscientes

de todo lo que hay detrás de un rececho, de un ojeo

o de una montería, por ejemplo.

Por eso hemos esperado a que comience la berrea

para acompañar a unos buenos amigos y seguidores del programa

que van a ser los encargados de mostrarnos

toda la labor que requiere una buena gestión.

Manuel y Justo nos dan la bienvenida en la Ropera.

Manuel es un joven doctor en Veterinaria

y es el director técnico de esta finca extremeña.

Justo lleva solamente 30 años como guarda mayor.

Ahí es nada.

Cazador desde bien pequeños,

su trabajo le permite estar en contacto diario

con el campo; algo que para él no tiene precio."

¿Qué te has visto por ahí, Justo? Que mañana viene Pepe.

Hay dos, pero sobre todo uno hay que quitarle como sea.

Un venado que está delgado, tiene unas varas larguísimas.

Con una punta además; es un peligro para los demás.

Ese hay que quitarle como sea.

Si no podemos quitar ese porque no somos capaces de cogerle,

pues intentamos quitar otro, pero ese seguro.

Vale. Perfecto.

Pues le quitamos ese, uno que vimos en primavera, ¿verdad?

-Que llevaba mala pinta ya. -Sí.

Perfecto.

"La Ropera está situada al sureste de la provincia de Cáceres,

entre las comarcas de los Ibores y las Villuercas.

En esta finca podemos encontrar valles alternados

con zonas sensiblemente llanas.

Encinas y alcornoques predominan en el paisaje

sin olvidar las jaras, el romero, el madroño o el lentisco.

Diversas charcas, embalses y arroyos riegan las tierras de La Ropera

que suponen un verdadero alivio para la fauna de la zona.

Ciervos, muflones, gamos y jabalíes campan a sus anchas

por magníficos campos extremeños.

Con Justo y Manuel vamos en busca de un selectivo venado.

Mira, Manuel, mira ese. Ahora le ha dado.

Mira la que está liando.

A la derecha hay otro, si te fijas.

Pegado al tronco de un alcornoque,

que también está marcando el territorio.

Ajá, sí, sí, ya veo.

Es un poquito más chico que el otro.

Estás preparándose ya para la...

-Sí, pero eso... -Para la berrea.

Aparte de eso, esos se están buscando.

-Sí. -Además, ¿ves? ¿Ves cómo está dando?

Mira el otro, mira.

Estás por ese lado a tope.

La berrea es un espectáculo de los más impresionantes

que ofrece la naturaleza.

Además, están empezando a tope ahora.

-Joder. -Vamos a seguir

que no es ninguno de los que buscamos.

Adelante.

Venga, vamos a buscarlos.

"Con las primeras lluvias de septiembre

y la bajada de los calores estivales,

los ciervos inician su época de celo.

La berrea coincide con el momento de máxima escasez de recursos

y cuando los días comienzan a hacerse más cortos.

Durante este periodo de tiempo, los grandes machos

proclaman a los cuatro vientos con sus berridos

cuáles son sus intenciones.

Unos, defender su harén o su territorio,

y otros ocupar el puesto de los más fuertes.

Mientras el macho busca el mayor número de ciervas

bajo su protección, las hembras intentan reproducirse

con el macho más fuerte,

que ha logrado mantenerse en mejores condiciones

durante el duro y largo verano y generalmente con escaso alimento."

Se encuentra aquí arriba, ¿no?

Espera que esto está malo.

Vaya sinfonía tienen los venados esta mañana.

Sí, no para.

Es increíble.

Mira, mira, mira ese...

Sí, tiene toda la palma.

Tiene toda la palma armada, todas las puntas romas.

Esos son.

Mira, también lleva el ojo blanco.

-¿Te das cuenta? -Sí, tiene una nube.

-Joder, cómo va. -Tiene una nube en el ojo.

-Se han dado bien. -Pero bien.

Ahora que estamos en plena berrea, seguimos con la ronca,

luego muflones y los cochinos todo el tiempo.

-Es una finca... -Para no parar.

Que no le falta de nada.

Completa, completa.

-Estoy viendo, estupendo. -Vamos a buscar el...

-Venga, sigue. -El de Pepe que ese tiene que estar.

Tiene que estar por ahí no muy lejos.

Sí, ese damos con él ahora. Lo intentamos.

"Si los berridos no echan para atrás a los contendientes,

las peleas son la única manera de proclamar un vencedor.

A veces estas disputas terminan con lesiones tan graves

como las que sufre este macho en su ojo.

Y en más de una ocasión, incluso se llega a la muerte.

Estos combates seleccionan a un número muy reducido de machos.

Los más fuertes, más sanos y mejor adaptados,

que serán los encargados de trasmitir sus genes

a las siguientes generaciones.

A nadie se le escapa la importancia que tiene el agua

para la supervivencia.

Extremadura, al igual que la inmensa mayoría de España,

sufre unos veranos excesivamente calurosos

y donde la sequía, año tras año, hace estragos.

La Ropera sortea de maravilla este grave problema.

A lo largo y ancho de toda la finca, los 12 puntos de agua

entre arroyos, embalses y charcas,

son un desahogo para todas las especies

tanto de mayor como de menor."

Parece mentira, a final de verano

y el agua que tiene la finca todavía.

Bueno, y tú sabes que aparte de esta hay diez más.

Más el pantano grande, grande.

Y aquí el pantano grande...

Son todas iguales.

-No nos falta. -Aguas naturales.

El agua es vida para la finca.

Sí.

¿Qué tal las últimas tierras de lagunas?

-Han estado bien, ¿verdad? -Como siempre.

Los tres, cuatro días no se notan.

Fabulosa.

Están funcionando.

Vamos a dar un cambio genético a la finca importante.

-Ya verás. -Muy bien, como siempre.

Fenómeno. Vamos a ver si seguimos dando una vuelta

y viendo cómo va todo, que está perfecto.

"Manuel es el director técnico y veterinario de Lagunes,

una finca de 700 hectáreas

que es la explotación cinegética más antigua de España."

Voy a vacunar de pasteurella y enterotoxemia.

Vale.

"Desde la década de los 80 del pasado siglo,

Lagunes se dedica a un proyecto de selección genética

para la recuperación del venado español,

cuyo fenotipo y genotipo se estaban perdiendo

por la hibridación con subespecies no autóctonas

en fincas de caza.

En Lagunes se lleva un control exhaustivo

tanto de los machos como de las hembras reproductivas.

Manuel y un equipo especializado en estas tareas,

se encargan de escoger minuciosamente los ejemplares

que son trasladados hasta las fincas de destino

con el fin de mejorar a las cabañas existentes.

Avanza la mañana y nuestros dos protagonistas

continúan la búsqueda del venado selectivo.

Este tipo de ejemplares son aquellos

que por su calidad, su edad o cualquier defecto físico,

no se desean que trasmitan sus genes

a la población de la finca en cuestión.

De ahí, la importancia de la caza selectiva."

Va a haber que ir pensando en retirarse ya porque da...

Da el sol pero bien.

-Como tú quieras. -Mira, Manolo, mira.

Míralo bien, mira.

-¿Eh? Mira. -Una barbaridad.

Este es de los sementales nuevos que trajimos.

Joder.

-Lo que se ha quedado en el campo. -Madre mía.

-Lo echábamos de menos. -Sí.

-Me cago en la mar. -El que faltaba.

Fíjate, mira, mira la palma que tiene.

Esto es impresionante.

Se consigue como...

-Mira. -Increíble.

Esto solo se consigue estando tranquilo, estando sano.

Con una genética extraordinaria y un buen pienso.

No hay más secreto. Y tiempo, paciencia.

Qué contento, Manolo.

Por muchas como esta, ¿eh?

Vamos para cara, que ya...

-¿Nos vamos entonces? -Sí.

-Ha sido el encuentro. -Más calor de la cuenta.

Jo.

"Lo ganados, por lo general, engordan durante la primavera,

que es cuando hay más alimento en el campo.

Con esas reservas intentan pasar lo mejor posible

la escasez del verano

y se preparan para la época del celo,

que les obliga a un gran esfuerzo físico,

centrados en cubrir a las hembras y guardar el harén o apropiárselo.

En general, el monte empobrece la dieta.

En las fincas en que hay poco pasto,

los animales comen más monte y se mantienen con las reservas

que han adquirido durante los meses de bonanza.

Los venados no solo usan sus cuernas para pelarse con otros machos.

En esta ocasión vemos a este ejemplar varear

el árbol insistentemente para que las verdes ramas

caigan al suelo y les sirvan de alimento.

Cuando la comida escasea,

los animales se ven obligados a ramonear,

lo que implica que la flora de la zona se vea perjudicada.

Cuando esta práctica es muy habitual,

dificulta la regeneración de arbustos y árboles

y puede llegar a poner en peligro la masa forestal,

llegando a dejar algunas fincas como auténticos eriales.

De ahí la importancia de suministrar alimentación suplementaria

en las épocas de escasez.

Es de sobra conocido que una buena berrea

es aquella que se produce pronto y lo más concentrada posible.

Para disfrutar de una buena época de celo,

lo mejor es que las ciervas tengan una buena condición corporal

para poder afrontar una nueva gestación.

Ayudarles con piensos en los meses previos

es de vital importancia.

La llegada de las primeras lluvias del final del verano

y comienzo del otoño y las primeras bellotas,

permiten a las hembras y los machos recuperarse

de los rigores veraniegos y prepararse para el celo."

¿Qué tal, Justo? Tiene que estar ya al llegar el camión, ¿no?

20 minutos, me dijo que venía por Guadalupe.

O sea, tiene que estar al llegar.

Tiene que estar ya mismo ahí.

Perfecto.

-Nos ponemos con otra cosa. -Voy a estar atento.

Venga.

"Cuando llegan las épocas de necesidad,

camiones como este vienen repletos

de pienso para llenar los diferentes hilos de la finca.

De marzo a septiembre el trabajo más importante en La Ropera

es tener abastecidos de comida tanto a machos como a hembras.

No hay que olvidar que durante este periodo,

los ciervos echan las nuevas cuernas y las hembras crían a sus cervatos

y se preparan para el nuevo celo.

Momentos muy delicados para que no les falte el alimento.

Una o dos veces al año,

se les administra un pienso especial antiparasitario

que impide que los animales se infecten y a la vez debiliten."

Acuérdate, Justo, con este sí vamos a echar el pienso

con antiparasitario y en el de atrás,

el pienso sin medicar.

Ahora vamos a estar echándole unos diez días, más o menos,

que es lo que echamos habitualmente,

esto va a hacer que se recuperen un poco en berrea,

sabes que ahora los venados casi no comen,

y se debilitan un poco y para que les pille sin parásitos.

Entonces, se van...

Me viene perfecto, porque además...

-Pierden 60 o 70 kilos rápido. -Sí.

Va a venir perfecto.

Entonces, les va a venir muy bien.

Ahora, además, estamos a final de verano,

el campo no da el alimento que tiene que dar,

y eso va a permitir que las ciervas recuperen condición corporal

después de haber criado, que hay una berrea mucho más temprana

y va a ser mucho mejor para los bichos.

Tenemos cuidados ahora.

Perfecto. ¿Nos vamos?

-Queda un ratito todavía. -Venga.

Queda bastante tiempo.

Nos vamos a dar una vuelta por ahí.

"A principios de primavera y a finales del verano,

son las mejores épocas para suministrar

el pienso contra los parásitos.

Dependiendo de la gravedad de la infección y tipo de parásito,

los machos pueden llegar a desarrollar menos cuerna.

Y en el caso de las hembras influir

tanto en el retraso del celo como en una gestación fallida."

Bueno, señores, vamos a empezar.

Cada uno en su sitio.

Tú, Adrián, coge, te das la vuelta al perímetro,

-como siempre. -Sí.

Tú, José Antonio, coges y te vas a la torreta central.

Allí ya te avisaré cuando eso.

Y tú, José, estás mirando, vas y das una vuelta

al tema de cámaras de vigilancia.

-¿Vale? ¿De acuerdo? -De acuerdo.

-Venga, que llegamos tarde. -Venga.

"La finca cuenta con seis trabajadores fijos,

pero la época de la berrea se refuerza

con personal externo.

Esta etapa requiere un esfuerzo extra

y el trabajo de guardería abarca las 24 horas del día.

Aparte de las labores habituales que se realizan a diario,

justo en este periodo hay que vigilar y controlar

a los que buscan de manera furtiva hacerse con las grandes cuernas

que exhiben los machos en berrea.

Otra tarea a realizar por la guardería

durante el tiempo que dure el celo es la labor de cuenteo de reses,

ya que es ahora cuando los ciervos dan más la cara.

Con el recuento de animales de determina la calidad,

la densidad y la proporción de machos y hembras

y se decide en número de monterías y las reses a matar.

Es la mejor época para ver lo que hay en el campo.

Justo es el encargado de organizar y controlar

el registro de los animales contados.

De los 32 años que lleva en al Ropera,

30 son como guarda mayor.

Si se tiene que decidir, lo hace por la caza mayor.

Y aunque le cuesta escoger una especie

a la hora de rececharla,

el jabalí siempre tiene algo especial para él.

Esperamos haber sido capaces de mostrarles en este capítulo

todo el trabajo que lleva detrás una buena gestión.

El esfuerzo callado que gente como Justo hacen a diario

para que un día de caza sea excepcional

y para que nuestros campos sigan siendo el refugio

de tantas especies envidiadas en cualquier parte del mundo."

"Ya está en tu quiosco la revista de caza y naturaleza

"Jara y sedal", basada en tu programa de caza y pesca

de Televisión Española; incluye las mejores imágenes,

reportajes y videos cinegéticos.

"Jara y sedal", la revista de los cazadores.

Ya en tu quiosco."

Jara y sedal - Gestión en berrea

08 nov 2019

Un año más Jara y sedal es testigo del magnífico espectáculo de la berrea. En esta ocasión nos desplazamos a la finca La Ropera en Cáceres para conocer todo el trabajo de gestión cinegética que se realiza durante esta época.

ver más sobre "Jara y sedal - Gestión en berrea" ver menos sobre "Jara y sedal - Gestión en berrea"
Clips

Los últimos 219 programas de Jara y sedal

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios