Jara y sedal La 2

Jara y sedal

Viernes a las 18:00 horas

Jara y sedal
Viernes a las 18.00 horas  
www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
4906009
Para todos los públicos Jara y sedal - Bisonte europeo. Una historia de esperanza - ver ahora
Transcripción completa

Subtitulado por Accesibilidad TVE

(Música)

Bisonte europeo,

una especie extinguida hace diez mil años en Iberia,

que podemos volver a ver en nuestros montes

gracias al proyecto de recuperación,

que se está llevando a cabo en la montaña cantábrica.

Es, como veis, el mayor mamífero de Europa.

Los últimos restos conocidos de bisonte,

del género bisonte en Iberia, tienen diez mil años,

realmente aquí ha habido bisontes durante un millón doscientos mil años

en las distintas series evolutivas,

de hecho, en el yacimiento de Atapuerca,

tenemos una zona que es específica, era una tribu,

eran específicos cazadores de bisontes.

Tenemos muchos fósiles

pero los últimos diez mil años no lo tenemos,

yo creo que es debido a la glaciación,

hay unas cuantas especies, también el gamo o el muflón,

que no han recolonizado Europa,

porque entrábamos ya en el Neolítico

y las poblaciones empezaban a ser controladas por el humano.

La extinción en Europa

históricamente se conoce a partir del siglo XV,

se muere el último en Francia,

y luego más o menos, siglo a siglo,

se va perdiendo Alemania, Serbia, Austria, en toda la zona central,

hasta el último bisonte

que se documenta su muerte en 1919 en el bosque de Bialoweza.

Y después hay otra muerte en 1927 del último bisonte del Cáucaso.

Cuando se extingue el último bisonte en libertad,

tomamos conciencia

de que o se hace algo o nos quedamos sin especie,

entonces en 1933

se crea La Asociación de Conservación del Bisonte Europeo,

y se empiezan a sentar las bases de la recuperación,

basándose en los únicos doce ejemplares que quedan en el mundo,

en zoológicos de Centroeuropa.

Comienza entonces hace 94 años,

la primera historia de conservación del hombre,

es la primera vez que el hombre

se empieza a realizar un plan de conservación de una especie

para no perderla y sobre todo con éxito.

¿Porque criar bisontes?

Hay varias razones,

la primera y más obvia,

es una especie que está en peligro de extinción,

ahora mismo, tras todos esos años de ayuda,

de conservación,

hay seis mil ejemplares en el mundo,

están más o menos en la línea de los rinocerontes,

eso ya de por sí, es una emergencia.

Pero además en animal entrega otras bondades,

es un animal que gestiona su medio,

tiene una característica única dentro de la fauna europea

y es que se come el monte,

es un animal que come madera,

tiene por biología un consumo de un 30% de su dieta de lignina

esto hace que biológicamente la coman

no es que no tenga otra cosa y la coma, no,

entonces se come las ramas, se come las hojas,

se come los matorrales,

los matorrales que no se come los rompe, los destroza,

lo que es, es un deforestador que trabaja para sí mismo,

él abre el hábitat, hace que la luz entre,

y entonces la luz trae la hierba,

mientras que el bosque lucha también, por su especie, no,

lo que está es sembrando de semillas,

intentado que el bosque se cierre

y que ninguna otra planta compita contra ella.

Lo que hace es básicamente bajar la carga a combustible,

en la medida en la que él... en el tamaño que tiene, no,

si estuviéramos hablando de un animal menor,

de veinte, veinticinco kilos, pues hace un trabajo,

y un animal de mil kilos hace mucho trabajo.

El bisonte es un modelador del paisaje,

podemos imaginarnos el bisonte en Iberia,

en la prehistoria acompañado de otros grandes citófagos,

pues el único paisaje posible, el único bosque posible,

es un bosque adehesado,

es decir, árboles grandes separados, las copas separadas,

porque es una zona donde arde,

España es una zona con una condición climática

que gran parte del año es susceptible de arder,

entonces, los bisontes mantendrían a raya el matorral,

el regenerado,

habría poca carca, poco combustible,

y los fuegos serían solamente de base,

ardería la hierba y volvería a salir,

tipo lo que pasa en África.

El bisonte es un generador de biodiversidad,

un productor nato.

La introducción del bisonte en alguna zona,

por ahora no ha creado ningún problema,

todo lo que se está viendo son bondades,

es un eslabón natural, en una cadena natural,

entonces, cuando tú metes un eslabón en el ecosistema que falta,

la cadena funciona mejor.

El bisonte es un atractivo turístico innegable

por su condición de gran fauna,

siempre se dice que la gran fauna nos conmueve,

la fauna nos atrae, pero la gran fauna nos conmueve.

Nosotros importamos los bisontes en el año 2010

procedentes de Bialowieza,

y procedentes de otras reservas de Polonia,

trajimos siete animales,

cuatro hembras y tres machos,

y comenzamos a trabajar el proceso

a través de la recuperación del territorio,

quizá más hostil, en este caso para ellos,

para demostrar que su valía en el control de los incendios

y las posibilidades que él tiene en los robledales

para poder seguir subsistiendo.

Cuando el visitante llega a nuestra reserva

lo primero que hacemos es invitarle a que entre

en el Centro de recepción de visitantes del bisonte europeo,

donde le formamos y le informamos,

primero de en qué territorio se encuentra,

con los problemas que estamos

y después con qué animales se va a encontrar

y la historia un poco que tiene este animal,

que es siempre muy complicada.

Después suben a ver los animales

y procuramos que dentro del espacio que tienen aquí,

el tiempo que estén aquí, que siempre es ilimitado,

la gente puede estar aquí lo que quiera,

interactúen de alguna forma con los guías y con los animales,

bien echándoles de comer, hablando con ellos,

son muy específicas las preguntas,

y a este qué le pasa, este por qué está así,

este por qué está "asao"

quedan admirados por un animal que comúnmente no se ve, claro.

Lo que más nos animó a traerlos

es que es un animal que hace un efecto llamada impresionante

para que la gente venga a San Cebrián,

es decir, el destino que nosotros teníamos

era muy complicado poblacionalmente

y necesitábamos algo que valorizara nuestro desarrollo

y sobre todo que nos hiciera arraigarnos más al territorio,

por desgracia la ganadería no es un concepto ya de futuro

porque no hay transmisión cultural,

hay muy pocos ganaderos que se incorporan,

y muchos que abandonan

y encontrábamos en este animal un recurso importante

para la producción de biodiversidad,

hay que tener en cuenta que es un animal

que tiene pues, entre su dieta más de 150 plantas,

eso hacía que era un animal idóneo para aquí,

y sobre todo recuperar al animal

y que él hiciera el efecto llamada para crear empleo

y poder tener esa microeconomía que nos hace tener futuro, no.

Estos siete años de gestión del bisonte europeo en San Cebrián

hemos notado principalmente un cambio espectacular en el monte,

cómo se encuentra, cómo se han abierto los espacios,

cómo entra más sol dentro del monte

y cómo previsiblemente sea más complicado tener incendios, no,

y de momento también hemos notado

que dentro del pueblo de San Cebrián,

a nivel social,

tenemos quince niños cuando antes no teníamos nada.

El bisonte europeo,

pese a noventa y pico años de conservación,

sigue siendo una especie en peligro de extinción,

hay seis mil ejemplares en el mundo,

y hasta que pasen de los diez mil

no se va a considerar un poquito a salvo, desclasificarlo.

Entonces hay un plan mundial para la recuperación de la especie,

pero se puede resumir en una frase: "más animales, en más sitios"

Tener el bisonte europeo

para mí ha supuesto un antes y un después,

es decir, tenerlo en el núcleo zoológico,

en el parque que tenemos,

estas 30 hectáreas aproximadamente

y verlo, me ha cambiado la mentalidad,

tenemos más jabalís, más animales y los seguimos teniendo,

pero el bisonte me llama mucho más la atención

y me entusiasma

y veo la cara de sorpresa,

la sonrisa de la gente,

como diciendo, qué animal,

y no sabíamos prácticamente que existía.

¡Es enorme!

Ver los bisontes es un espectáculo,

cuando ven estos animales, la forma de ellos y tal,

es que no se imaginan que los hubiera habido aquí,

los niños se vuelven locos

porque es un animal grande, es un animal llamativo,

llaman la atención todos los animales que tenemos,

los ciervos, los muflones, los lobos que llaman mucho la atención,

los jabalís y tal,

pero son animales que los ves distintos,

además el cambio de pelaje que tienen de invierno a verano y tal...

son siempre distintos.

-Este es el primer bisonte que nació aquí en León,

en diez mil años.

-¿En diez mil años?

-Desde la prehistoria que hace que no están aquí.

El personal que trabaja aquí está entusiasmado también,

yo he visto, por ejemplo, a Gonzalo

que es el que hace la mayoría de las visitas con los niños,

es que cada día se entusiasma más con el proyecto,

porque son animales que son nobles, son duros,

y estamos entusiasmados todos, no solo yo.

El parque zoológico siempre era un complemento del museo,

claro en el museo se pueden ver

todas las especies del mundo en dioramas y tal,

pero sin duda ninguna, desde que están los bisontes

hay mucha gente que viene exclusivamente

por ver los bisontes de cerca,

hemos visto un incremento,

que lógicamente repercute también en la visita al museo en general.

Mirad, mirad, mirad el lobo,

mirad el lobo... ¿lo veis allí?

¡Está aquí! ¡Papá, el lobo!

El tema de conservacionismo tan claro como es este,

es bien acogido por todo el mundo,

yo creo que estamos haciendo algo que merece la pena.

En la preparación de un dardo

hace falta poner el cilindro principal donde va el líquido,

esto lleva un émbolo dentro

que está unido a un percutor de pólvora

y la parte de atrás es una pluma para dirigir el disparo,

que tiene un tope macizo.

Se carga el líquido del fármaco que se le vaya a administrar,

y después se enrosca la punta,

la aguja,

este sistema es muy eficiente porque no hay que presurizar el dardo

entonces podemos utilizar fármacos muy peligrosos

sin tener miedo a que el dardo explote

y ese líquido se reparta.

Una vez lo introducimos al rifle,

el rifle lleva una bala de fogueo,

entonces el gas impulsa el dardo

y al llegar al animal

es cuando ese émbolo dentro se desplaza

y vuelve a estallar otra carga dentro

que es la que impulsa el líquido en el animal.

Esto lo hacemos con cuidado,

el dardo,

y ahora la munición.

Bueno tenemos el dardo cargado,

vamos a hacer un rececho,

hay que intentar alcanzar un animal con un antiparasitario,

se utiliza ahora en el cambio de estación,

de invierno a primavera, para evitar los parásitos.

Están muy esquivos, a ver si tenemos suerte.

(Música)

Se han juntado ahí en el comedero.

Están ahí en el comedero.

Hoy están muy esquivos así que...

es la única oportunidad que vamos a tener.

Ahí está.

(Disparo)

Bien, bien.

Le hemos dado.

Estupendo, en el omoplato.

Muy bien.

España es un recurso para el bisonte de primer orden,

no es solo qué puede hacer España por el bisonte,

sino el bisonte por España.

Este animal puede venir aquí, desbrozar montes,

ocupar espacios, generar turismo,

generar puestos de trabajo,

pero España tiene unas características

que no tiene ningún otro país,

y yo diría del mundo,

que hay muchas zonas salvajes, vale,

muchas, muchísimas,

debido a la orografía que no es mecanizable,

hay muchas zonas en las que el bisonte podría vivir,

otra cuestión es además, que gran parte de España

está organizada en fincas cerradas,

y fincas con un aprovechamiento natural, que es la caza,

entonces si nosotros poco a poco

consiguiéramos que cada finca tuviera un grupo reproductor,

no hace falta que está toda la finca tomada por bisontes,

pero un grupo reproductor,

a la especie la sacaba de la extinción España solita.

El bisonte europeo combina perfectamente

y convive perfectamente,

con el resto de los animales de nuestra fauna

y aquí lo vemos claramente, es decir,

no le veo... hombre, por la comida, puede que al ser más grandes,

amenazar un poco a los jabalís, a los muflones y demás,

pero conviven perfectamente,

no hemos tenido ningún caso,

otra cosa es que en entre ellos son muy agresivos

por la lucha por las hembras

pero con el resto de los animales en libertad

estoy seguro que no harían ningún daño,

todo lo contrario.

La interacción que tiene este animal

con los animales que entran dentro del vallado es natural,

es decir, hay una relación,

pues evidentemente,

si pasta el bisonte los demás tienen que esperar

porque es más grande.

Él pasta y procrea, no hace más,

y los demás animales salvajes hacen lo mismo con lo cual,

interactúan con la normalidad

que se hace dentro de lo que es un territorio salvaje

como son los montes.

El bisonte europeo no interacciona con otras especies,

ni ungulados silvestres,

consideremos cinegéticas o no cinegéticas,

él está por encima,

el nivel del bosque,

entonces no hay ninguna interacción física,

no desplaza, no...

ni él se mueve por ellos ni el resto se mueve por él,

lo que sí hace obviamente es mejorar el hábitat donde estas especies viven

porque al ser deforestador y crear hábitat para herbívoro

pues la cadena se ve reforzada.

El bisonte es un animal prehistórico

y cuando uno lo mira, da en prehistórico,

parece que todavía le faltan unos miles de años de evolución,

porque parece que está hecho a trozos,

si miramos la parte de atrás tiene unas patas bastante esbeltas,

tipo ciervo,

que le permiten correr,

que le permiten estar elevado del suelo,

y son finas como los ungulados que corren.

Luego llegamos a un pecho

que si se ve el esqueleto,

en el animal vivo no se aprecia

pero se aprecia muy bien el esqueleto,

la curva de la columna vertebral es una curva imposible,

pero esa curva le permite gestionar la cabeza con comodidad

desde el suelo hasta dos metros y medio,

con lo cual, el rango de alimentación del bisonte realmente

es desde ras de suelo hasta dos metros y medio,

y luego está esa palanca formidable

con toda la musculatura en el pecho

y la cabeza enorme que le da su majestuosidad.

Es un animal fusiforme, es una flecha,

son tres metros de largo

por setenta centímetros de ancho, máximo,

en los machos más grandes son 70 cm de ancho,

esto es una adaptación para pasar por cualquier tipo de maleza,

en la cabeza incluso tiene muy desarrollado,

hipertrofiado el orbicular de los ojos,

y esto es una adaptación para que los ojos no se pierdan

corriendo entre ramas, maleza, etc.

Esta especie tiene un dimorfismo sexual,

los machos y las hembras son distintos

y son fácilmente identificables,

los cuernos del macho apuntan hacia el cielo,

sea abren y apuntan hacia el cielo,

mientras que los cuernos de las hembras se cierran

y apuntan hacia el centro del animal.

Ambos se consideran un trofeo en caza

y después obviamente,

el resto del cuerpo se diferencian

que los machos tienen un cuerpo más formado,

más fuerte, más pecho,

y un pincel peneano

que es definitivo en la visión a larga distancia

y las hembras son un poco más suaves, las líneas son más suaves.

Si observáis el grupo se ve la hembra que va delante

tiene los cuernos muy... son bastante especiales

porque son muy grandes y marcados hacia el centro,

está preñada

y se le nota porque la barriga está más baja

y se nota que está cargada, vamos.

No es muy habitual notar las preñeces hasta casi el final,

es una fórmula que tiene la fauna salvaje para esconder esa debilidad

porque si hubiera depredadores atacarían a la que está preñada,

así que no se marca

hasta mes y medio, dos meses, antes del parto.

El ciclo reproductivo del bisonte europeo estándar

empieza en agosto, con el celo,

es un momento donde ... es espectacular,

porque realmente ver a dos machos de bisonte pelear

es como si se acabara el mundo alrededor,

rompen árboles, hay un ruido tremendo,

lo dan todo,

y el macho vencedor cubre una serie de hembras,

ellas tienen una gestación de nueve meses,

en este tiempo se mantiene el grupo cohesionado,

y dan los partos normalmente en mayo,

abril, mayo, que es la época de primavera

que es la mejor época del año para traer los retoños.

Como gran herbívoro el bisonte europeo es gregario,

y es gregario porque realmente ahora no tiene depredadores

pero en su tiempo los tuvo,

estamos hablando del Diente de sable,

como cualquier especie gregaria

veinte pares de ojos, veinte pares de oídos,

y muchas narices ayudan a detectar el peligro.

Por el momento se mantiene,

se mantiene ese gregarismo más en las hembras,

entonces ahora mismo, se organiza la especie

como un grupo de hembras con sus crías,

hasta los tres años, machos y hembras,

pueden formar grupos de veinte, treinta individuos,

y a veces hay un macho grande pegado a ellos

pero lo normal es que los machos estén aparte

en grupos de machos, cerca de las hembras.

Se juntan en el celo

y el resto del año andan más bien dispersos.

Esta especie no es territorial,

no necesita defender su territorio porque su alimentación es ilimitada,

su recurso es ilimitado,

no necesita tener competencia con otros individuos.

El bisonte no es peligroso, y nunca es peligroso,

en 94 años de trabajo con él y trabajo intenso y cercano,

nunca ha hecho un ataque al hombre.

Y con el tiempo si se alcanzan poblaciones interesantes

y se sale del peligro pues lo lógico es gestionarlo,

y la gestión va por la caza y por el aprovechamiento cárnico,

ambos se están haciendo ahora mismo en Europa,

en Suecia y en Polonia hay caza de ejemplares,

digamos sobrantes,

se gestiona la población y la carne es deliciosa.

El bisonte europeo es una especia en peligro de extinción,

clasificada en la directiva hábitats.

En esta directiva está en dos anexos, el dos y el cuatro,

y ambos prohíben expresamente su caza, y esto es un grave error.

El bisonte hay que gestionarlo

debido a la escasa variabilidad genética que tiene.

Entonces, si un macho cría con una hembras,

y llega el punto en que va a criar con sus propias hijas,

ese macho hay que desplazarlo a otro proyecto,

y si no hay otro sitio al que llevarlo, eliminarlo.

Esto es mandatorio.

De hecho, desde la conservación en España, hace ya tres años,

iniciamos el proceso de considerar el bisonte europeo, en toda Europa,

como "Conservation hunting", o sea,

una especie a la que beneficia el control cinegético sobre ellos.

Estoy hablando de una gestión individual.

En el bisonte europeo los censos son hasta el individuo.

A 31 de diciembre de 2016 había 6.008 bisontes.

Sabemos exactamente que animal habría que seleccionar.

La genética manda, la genética se sabe de cada individuo,

y entonces hay un momento en el que el individuo tiene que criar,

y otro en el que no.

-La conservación en España es un plan organizado.

Empezamos hace siete años a trabajar, cuando había tres zoológicos.

Y había 28 animales.

Seis años después hay 96 animales en doce centros.

Y estos centros han surgido, sobre todo, con vocación turística

y para llevar a la sociedad general esta especie.

Para que empiecen a verla como una especie común,

como una especie europea y nacional, no una especie de cuento o de Polonia

El siguiente paso es establecer manadas en semilibertad

ya para gestionar espacios, hablamos de espacios de mil, dos mil,

tres mil hectáreas.

Y estamos preparando un proyecto para desarrollar

entre 10 y 15 localizaciones en toda la geografía.

-La recuperación del bisonte es una realidad en San Cebrián de Mudá,

y el península Ibérica.

Hemos tenido seis crías, que hacen posibilitar

que esta especie continúe poblando nuestros montes.

Y, sobre todo, que la especie continúe,

que seamos capaces de darle la libertad que necesitan

porque ese es el común que tenemos que hacer entre todos,

y que estos animales puedan poblar los bosques libremente

como estuvieron en el paleolítico, que hicieron buena labor.

-Yo por mi parte lucharé con todas mis fuerzas

para que esto no se quede aquí, sino que realmente vuelva a ser nuestro

y haya animales de verdad aquí,

que estoy seguro que sería para beneficio y disfrute de todos.

-El bisonte europeo es una realidad en España,

su recuperación es una realidad en España.

Y necesitamos que se aúnen voluntades políticas, del mundo de la caza,

del mundo rural para conseguir un éxito total.

Es tu instinto.

Es tu refugio.

Es tu futuro.

Es tu gente.

Es tu vida.

Es tu desafío.

"Jara y sedal", la revista de los cazadores.

Jara y sedal - Bisonte europeo. Una historia de esperanza

21 dic 2018

El bisonte Europeo continúa en peligro de extinción, apenas hay 7000 ejemplares en todo el mundo. Hace 10 mil años desapareció de la Península Ibérica. Gracias a diferentes iniciativas, a día de hoy podemos volver a disfrutar en nuestro país del mayor mamífero de Europa.

ver más sobre "Jara y sedal - Bisonte europeo. Una historia de esperanza " ver menos sobre "Jara y sedal - Bisonte europeo. Una historia de esperanza "

Los últimos 217 programas de Jara y sedal

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

El administrador de la página ha decidido no mostrar los comentarios de este contenido en cumplimiento de las Normas de participación

comentarios.nopermitidos