www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
5461580
No recomendado para menores de 7 años Informe Semanal - 07/12/19 - ver ahora
Transcripción completa

El movimiento por el clima hablaba esa semana al mundo

desde las calles de Madrid

Marcha histórica con el objetivo de recordar a los gobiernos

que participan en la Cumbre de la ONU

que los ciudadanos han despertado.

Un movimiento que los jóvenes empezaron a liderar

hace poco más de un año

y que ahora en Madrid ha logrado reunir a más de 800

organizaciones de todo tipo y miles y miles de personas.

Entre ellas, la joven Greta Thunberg,

convertida en un estandarte de la esta lucha

por el futuro del planeta.

Bienvenidos a Informe Semanal.

El programa de hoy tendrá acento medioambiental

para sumarnos al ejercicio de concienciación colectiva

que hacemos con motivo de la Cumbre del Clima de Madrid.

Para ello viajaremos a la Manga del Mar Menor,

un ejemplo claro de cómo la acción del hombre

genera consecuencias catastróficas.

Pero también queremos contribuir a la acción positiva.

Mientras los gobiernos intentan pactar en la Cumbre

objetivos más ambiciosos contra el calentamiento global,

hay gente que se ha puesto en marcha.

Nuestro primer reportaje enseña tres iniciativas innovadoras

y valientes,

que además demuestran que no es verdad

que invertir en sostenibilidad sea más caro.

Desde las terribles inundaciones en Venecia,

los incendios forestales

en Australia, California o el Amazonas

hasta la destructiva gota fría vivida en nuestro país.

La emergencia climática es más visible que nunca.

La ciencia lleva años advirtiéndolo.

Vamos con retraso

para cumplir el principal objetivo de la cumbre de Paris

celebrada en el año 2015:

limitar el calentamiento global a 1 grado y medio.

En este escenario,

España es uno de los países más vulnerables al cambio climático

y su camino para hacer los deberes tiene aún muchos puntos débiles.

Vamos dando bandazos.

Ha habido una temporada

en la que cumplimos muy bien con las emisiones,

pero no fue por tener una agenda muy estricta en ese aspecto,

sino, sobre todo,

por el enfriamiento de nuestra economía

que nos hizo bajar mucho la emisión de gases con efecto invernadero.

No fue un plan perfectamente concertado y deliberado.

Bajo una presión social sin precedentes,

el reto de la Cumbre del Clima de Madrid

es que los gobiernos pasen a la acción,

de una manera ambiciosa.

La ciudadanía ya se ha puesto en marcha.

El tiempo corre.

ahí se va a instalar la planta fotovoltaica,

que es la planta de mayor dimensión de mayor producción de energía.

Arriba, en la cima, concretamente ahí,

instalaremos uno o dos aerogeneradores de eólica

que es una zona que está autorizada para poder instalar

y tiene recurso suficiente,

y en la parte de debajo de la planta fotovoltaica,

ahí vamos a instalar la planta de biomasa.

Es el sueño del alcalde

del municipio valenciano de Aras de los Olmos.

Aspiran a desconectarse de la red eléctrica

para generar su propia energía, renovable y sostenible,

generada a partir de los recursos naturales a su alcance.

Todo un desafío para un pueblo

que sufre continuos cortes en el suministro de luz,

ya que es final de línea de distribución.

El proyecto, tenemos cuantificado que va a suponer un ahorro

de 1200 toneladas de CO2 a la atmósfera

y también tiene otra cualidad más

que es que yo estoy convencido que este proyecto puede ayudar

a la lucha contra la despoblación que sufrimos en el mundo rural.

El proyecto proporcionaría un laboratorio de investigación

único en España y posiblemente, único en el mundo,

para estudiar la integración de varias fuentes

en una instalación híbrida

donde se utilizan todos los recursos de que se dispone.

El proyecto de autoconsumo comunitario y economía circular

nace a partir de una solida investigación.

Gracias a los contadores inteligentes,

instalados hace seis años

en todas las viviendas y granjas del pueblo,

los técnicos han podido determinar el consumo de energía del municipio.

Tenemos que intentar predecir muy bien lo que se va a consumir

en el instante siguiente para adaptar las instalaciones,

la generación a lo que creemos que va ser en el instante siguiente.

Para los vecinos de Aras,

donde presumen además de la calidad de su cielo,

uno de los mas limpios de España, libre de contaminaciones lumínicas,

la apuesta por las energías limpias es incuestionable.

Sentimos un poco de ganas de poder contribuir con el cambio climático

y decidimos poner placas solares.

Una satisfacción enorme,

ver que estas, que enciendes la tele, por ejemplo,

y que no necesitas las centrales nucleares,

es una maravilla.

El muro ahora, dice Rafael,

es la burocracia administrativa de las instituciones oficiales

que están ralentizando la ejecución del proyecto.

El proyecto esta cuantificado,

la parte de inversión de instalaciones

más la parte de investigación en unos 4 millones de euros.

Es un proyecto singular

que las administraciones no tenían concebido

en las líneas de financiación

para proyectos de estas características,

entonces, eso hace que todo el proceso sea mas laborioso.

Todavía en 2017, el 91 % de la energía usada en España

provenía de fuentes no renovables,

como combustibles fósiles o energía nuclear.

De hecho, nuestro país,

junto con otros cinco países de la Unión Europea,

acumulan alrededor del 70 % de todos los gases

de efecto invernadero del continente.

Los nuevos planes podrían romper esta tendencia.

No debemos olvidar que las grandes empresas de la energía en España

tienen mucho que decir

y aunque tienen una imagen verde y una motivación ambiental,

cada vez mas importante, todavía tiene que conservar

lo que ha sido su fuente de negocio.

La transición para ellos no va a ser tan rápida,

tan inmediata como la de un usuario

que decida mañana poner unos paneles solares.

La innovación,

a través de la implantación de tecnología ecoeficiente,

puede ser motor de cambio y crecimiento económico.

Otro modo de producción sostenible es posible.

Reducir emisiones para mitigar el impacto climático.

Amc Natural Drinks, una compañía murciana

líder en el sector de los zumos y bebidas vegetales,

lleva dos décadas apostando por el ecodiseño en sus envases.

Estamos trabajando mucho

en la optimización de los pesos de las botellas.

Recientemente, hemos conseguido bajar de nuevo

el gramaje de las botellas.

Eso nos permite ahorrar

muchas toneladas de materia prima al año

y conseguir tener las botellas más ligeras del mercado europeo,

dentro de su categoría,

en la categoría de zumos y bebidas naturales.

También estamos incorporando en las botellas

plástico reciclado post consumo.

Hoy en día, incorporamos hasta un 52 % de plástico

del que reciclamos en casa,

lo utilizamos de nuevo para fabricar nuevas botellas,

cerrando el círculo

y reduciendo muchísimo la huella ambiental de los envases.

Es además una empresa cero residuos.

El 100 por 100 de las aguas industriales

que se generan en la fábrica

se limpian en sus propias plantas de depuración anaeróbica.

Así obtienen biogás, una energía limpia

que luego utilizan para su proceso productivo.

Innovación sostenible y rentable

con la que han logrado reducir un 25 % sus emisiones

y aumentar sus beneficios.

Los últimos años, hemos experimentado un crecimiento

de duplicar la facturación empresarial,

por lo tanto, es una innovación rentable y sostenible en el tiempo

y por supuesto, que reduce el impacto en el medio ambiente.

En los últimos 5 años

han logrado ahorrar más de un millón de kilos de plástico.

A partir del 1 de enero, serán la primera empresa del sector

que incorporará pajitas de papel en los envases de cartón

y en sus laboratorios de innovación

trabajan en varios proyectos de colaboración europeo

para, entre otras cosas, encontrar alternativas al plástico tradicional

Consiste en tener una botella

100 por 100 compostable, biodegradable,

que su composición estará hecha

de almidón de patata y fibra de naranja

de nuestro propio proceso de exprimido.

Esto supondrá que es la primera botella en el mercado

que podrás tirar al contenedor orgánico

y directamente se utilizará para hacer compost.

En España, se estima

que solo reciclamos un 30 % del plástico que utilizamos.

Cada persona tira 50 kg de envases al año.

Pero, el ciudadano aspira a consumir productos con menos embalaje

y premia a las empresas y marcas

que atienden estas necesidades ambientales.

La descarbonización es el futuro,

pero, se necesitan alternativas claras.

Falta un punto, todavía faltan varias vueltas de tuerca

para que cojan compromiso

y se deriven fondos a la escala del problema

No basta solo con reducir emisiones.

Las organizaciones conservacionistas advierten

que no se lograra cumplir el acuerdo de París

ni habrá una transición justa sin contar con la naturaleza.

La biodiversidad debe estar en el lugar que se merece

y ahora toca actuar

donde la mano del hombre ha degradado los ecosistemas

La albufera es una laguna costera

rodeada de 14.000 hectáreas de arrozales

con un millón de personas viviendo a su alrededor,

y a principios de los años 70, por exceso de entrada de nutrientes,

provenientes,

tanto de la agricultura como de las ciudades,

de las poblaciones que rodean el parque,

la vegetación sumergida de la laguna colapso,

no pudo filtrar, no pudo hacer más sus tareas de depuración,

murió y fue sustituido por una sopa de cianobacterias

que son las que aprovechan ahora mismo ese exceso de nutrientes

dan ese carácter verdoso a las aguas del lago.

Poco después de ese colapso,

Poco después de ese colapso,

la Albufera fue declarada parque natural.

Paso a ser un humedal protegido, integrado en la red natura 2000,

y comenzaron las tareas de recuperación.

Tres décadas después

se han construido nueve depuradoras y colectores

para intentar evitar que llegue tanta agua sin depurar a la albufera

y se han puesto en marcha proyectos pilotos

como el tancat de la Pipa o de la Raya.

En el que participan, entre otros, ecologistas

como Seo Bird Live o Accio ecologistas agro.

Son espacios pequeños,

pero en los que se ha conseguido mejorar mucho en la calidad de agua

y la cantidad de los habitats

y en esos lugares hemos conseguido recuperar especies

como la cerceta carretóna, la focha moruna o el avetoro común.

Son especies catalogadas como vulnerables

o en peligro de extinción en España

y que las hemos conseguido recuperar en un espacio pequeñito,

proveyéndolo de hábitat y agua de buena calidad.

Lo que hacemos es coger el agua de la Albufera,

cargada de nutrientes, esa agua hipertrófica,

pasarla por filtros verdes, la vegetación hace su trabajo,

retira esos nutrientes y pasa a las lagunas,

que sería la albufera en extenso.

Mensajes positivos

que indican que el potencial de la Albufera se mantiene,

aunque, tres décadas después, el sistema sigue sin recuperarse.

Los humedales en buen estado de conservación

proveen mejor de servicios eco sistémicos,

son capaces de mitigar mejor los efectos del cambio climático

y por ejemplo, cuando están en buen estado de conservación,

los humedales tienen mayor capacidad de ser sumideros de carbono.

Quedan 10 años para llegar al 2030

y alcanzar los objetivos de desarrollo sostenible

previstos por la ONU.

La Cumbre del Clima de Madrid da el pistoletazo de salida

al año de la acción y la ambición climática.

El cronómetro ya se ha puesto en marcha.

Europa, se ha convertido esta semana en el primer Continente

El sol de invierno baña el Mar Menor,

17.000 hectáreas que los 24 kilómetros de La Manga

separan del Mediterráneo aquí, el Mar Mayor.

El hermano pequeño refleja el azul del cielo.

Solo hay que bajar la vista para que el encantamiento se rompa.

El agua se vuelve verde y turbia.

La luz se apaga a centímetros de la superficie.

Apenas hay rastro de vida.

Décadas de urbanismo desaforado,

malas prácticas agrícolas

y desidia administrativa han provocado el colapso ecológico

de la mayor laguna salada de Europa.

Nosotros vimos lo que es toda la playa, bueno,

es que no había un hueco donde no hubiera un animal muerto.

Yo no había visto eso nunca en mi vida,

y ver los animales así, de esa manera,

pues la verdad es que impresiona un montón.

Fue el último zarpazo de la gota fría de septiembre.

La riada arrastró toneladas de agua dulce y tierra

con nitratos al Mar Menor.

La calma que siguió a la tempestad impidió que las dos capas de agua

que se habían creado se mezclaran.

El fondo se quedó sin oxígeno.

El 12 de octubre,

el viento hizo aflorar esa capa anóxica

en el norte de la laguna.

Y convirtió las playas de San Pedro del Pinatar

en un gigantesco cementerio de peces y crustáceos.

Los que saltaban y buscaban oxígeno

te daban una sensación de impotencia tremenda,

o sea la sensación que teníamos como ciudadanos

era intentar salvarlos pero tampoco sabíamos cómo.

El impacto es muy difícil de narrar si no lo has llegado a vivir,

in situ, en este lugar.

Celia Martínez, ingeniera agrónoma, es también una de las portavoces

del Pacto por el Mar Menor, la plataforma ciudadana

que lucha para salvar la laguna.

No es solo el ecosistema marino, es algo mucho más amplio,

porque este es un mar intimista, muy nuestro.

Nos negamos a que sea un mar muerto porque nosotros estamos vivos

y queremos que viva con nosotros.

El mar menor lleva sufriendo agresiones

que se van solapando unas a otras.

Está el problema de la antigua minería

que el mar menor ya había asimilado,

luego vino el dragado del canal del Estacio

Luego vinieron las regeneraciones de playas,

mal llamadas regeneraciones,

y finalmente el cambio de régimen agrícola

que ha desencadenado todo el proceso de eutrofización

y de entrada de nutrientes

y que se lleva sosteniendo durante 20 años.

Eutrofización: una palabra que entró en el vocabulario local

en 2016,

cuando el exceso de nutrientes procedentes de la agricultura

disparó la producción de fitoplacton.

También se acuñó la expresión sopa verde,

para describir el calamitoso estado del Mar Menor.

Se limitaron los vertidos y el mar recuperó transparencia.

Todos los datos eran los mejores parámetros de los últimos diez años.

Por lo tanto la situación era muy positiva,

se estaban haciendo las cosas bien.

Ahora es cierto que después de 2018 volvió a empeorar el verano pasado

y la DANA, la gota fría, sin duda fue el detonante,

el responsable de las imágenes de mortandad de los peces

que dio la vuelta al mundo,

y de que esté la situación como está.

El parte médico es de un enfermo que había conseguido salir

de una crisis grave

y que cuando ya estaba recuperándose ha tenido una recaída muy grave

como consecuencia del fenómeno de la DANA,

que lo ha hecho tocar fondo.

La recuperación fue un espejismo, asegura Juan Manuel Ruiz,

uno de los ocho investigadores que han abandonado el Comité asesor

del que el profesor Pérez-Ruzafa es portavoz.

No estábamos en absoluto de acuerdo con esa interpretación

de que el Mar Menor se estaba recuperando,

es absolutamente falsa.

El Mar Menor ya estaba en un estado deteriorado,

ya tenía una gran cantidad de materia orgánica

y de nutrientes que contribuyó,

que hace de combustible para ese agotamiento de oxígeno

que se produjo durante esas semanas.

Así era el fondo del Mar Menor en 2014.

Dos años después,

el 85 por ciento de las praderas marinas

habían desaparecido,

según un informe del Instituto Español de Oceanografía.

La respuesta del ecosistema funciona mediante umbrales,

es decir, unos límites a partir de los cuales

los mecanismos que tiene el ecosistema

para manejar esas presiones se sobrepasa

y el ecosistema entonces se colapsa.

Y cae de una forma precipitada y brusca

a otro estado más degradado.

Nos cruzamos con La Begoñita, del pueblo ribereño de Lo Pagán.

Manuel y José vienen de cinco generaciones de pescadores.

Recogen la red,

sin apenas pesca que compartir con Miacín, de Senegal.

Toda mi familia se ha jubilado en la mar,

sobre todo aquí en el Mar Menor han pescado casi todos,

y yo lo voy a tener complicado, bastante complicado".

El "Estrella de Mar" ha tenido más suerte.

Entre sus capturas destaca un ejemplar de lubina

especialmente grande.

En esta época suelen tener hueva que es lo que le da ese aspecto

más de gordica.

Esto es como una mujer embarazada, tiene volumen.

La mayor parte de los 54 pesqueros de San Pedro del Pinatar

están amarrados.

El Gobierno regional acaba de aprobar

una segunda tanda de ayudas para compensar las pérdidas

de los pescadores.

La contaminación no es tóxica para el ser humano,

pero el precio del pescado de la zona se ha desplomado.

La gente le ha cogido un poco de manía a este mar.

Es lógico,

porque también hace muchos años que el problema se iba viendo venir,

no se ha hecho nada

y al final hemos llegado a un límite.

Que fue el episodio de los peces muertos.

En la orilla suroeste

el agua del acuífero del Campo de Cartagena, su río subterráneo,

aflora cargada de nitratos.

Hay que viajar en el tiempo hasta 1994,

cuando la Confederación Hidrográfica del Segura,

un organismo autónomo del Gobierno central,

autoriza el uso de acuíferos salobres

para paliar la peor sequía del siglo.

Las desalabradoras se multiplican.

Y siguen funcionando cuando acaba la sequía.

Sus vertidos acaban en el Mar Menor,

la zona de drenaje natural del Campo de Cartagena.

Llevábamos unos cuantos años desde la década de los 80

y sobre todo desde los 90 llamando la atención

sobre muchos problemas que tenía el Mar Menor

que apuntaban a que lo peor estaba por venir.

Operación Chandos, abril de 2019.

La Guardia Civil clausura 31 pozos y desalabradoras ilegales

en otras tantas fincas agrícolas.

El caso Topillo por presunto delito medioambiental

suma ya medio centenar de investigados, entre políticos,

funcionarios, agricultores y empresarios.

Entre ellos,

un expresidente de la Confederación Hidrográfica del Segura

y un exconsejero de Agricultura de la Comunidad Autónoma.

Había figuras de protección más que suficientes,

había reconocimiento de la contaminación

del Campo de Cartagena,

pero la administración,

las administraciones han mirado para otro lado,

no han velado por el cumplimiento de la normativa

y en algunos casos incluso lo que han hecho

en estos últimos años es todo lo contrario.

En el Mar Menor habremos contribuido en mayor o medida,

lógicamente todo el entorno ha contribuido,

pero se ha centrado todo erróneamente en la agricultura.

Se habla de agricultura intensiva como devoradora de medio ambiente

y no es así.

Los casi diez mil regantes del Campo de Cartagena

suman 42.000 hectáreas de cultivos.

Celebran ahora los 40 años del trasvase Tajo-Segura,

que convirtió el secano en regadío.

Temperaturas suaves,

calidad de la tierra y agua aprovechada gota a gota,

la fórmula que permite hasta tres cosechas al año.

No hay ningún lugar en Europa que produzca la tremenda diversidad

de productos saludables que tenemos aquí.

En esta misma finca en la que estamos ahora mismo

estáis viendo detrás de mí lechugas miniromanas

pero tienen zonas para pimiento, para apio, para alcachofas.

Eso es una riqueza que tiene España que debe guardar,

como debe guardar y proteger el Mar Menor.

Y eso hay que decir que es posible.

Los cantos de sirena que dicen que hay que eliminar

para proteger no son reales.

Hay que compatibilizar los usos.

La laguna salada es el telón de fondo

de esta explotación cien por cien ecológica.

La mayor parte de su producción va al norte de Europa.

Utiliza las últimas técnicas biodinámicas.

Pero no todas las explotaciones son tan modélicas como esta.

Esta parcela ahora en barbecho forma parte de las 9.500 hectáreas

de regadíos ilegales que han aflorado este año.

Un 20 por ciento de la superficie cultivada.

Nosotros entramos el primero de agosto de 2018

y cuando empezamos a cruzar el registro de aguas

con la imagen de teledetección.

En el momento en que realizamos eso salieron unas distorsiones

y son las que estamos investigando.

Aquellas que tenga localizadas que las supriman, que las eliminen,

o que abran sus expedientes sancionadores

y lógicamente la zonas que no tengan derecho a agua

pues no podrían regar.

Un equipo de agentes medioambientales toma muestras

del agua que baja por la rambla de El Albujón, la principal

de las que vierten al Mar Menor.

En 2019 se han abierto 207 expedientes sancionadores,

el doble que el anterior.

Evidentemente no se ha hecho bien,

porque desde el año 2001 está declarada zona vulnerable

el campo de CT

por lo tanto desde esa fecha se debían haber adoptado

unas buenas prácticas agrarias para reducir la contaminación

por nitratos agrarios.

Y esas buenas prácticas agrarias a quien le competen es

a la Comunidad Autónoma como competente en agricultura.

Están llegando al mar menor por segundo

más de 200 litros de vertidos, cada segundo,

y cada día llegan 3.000 kilos de nitratos,

esto solo puede cortarlo el ministerio

del Gobierno de España.

La competencia,

los únicos que pueden hacerlo es el ministerio, es Confederación,

y no están haciendo nada.

El Gobierno Regional ya ha desembolsado

40 millones de euros en medidas urgentes

y prepara una ley de protección integral del Mar Menor.

Será la segunda,

después de la que el Partido Popular derogó en 2001.

El Ministerio para la Transición Ecológica ha aprobado

el Proyecto Vertido Cero,

dotado con 600 millones de euros.

Mientras, la gota fría volvía a anegar esta semana

las calles de Los Alcázares.

Miles de litros de agua dulce seguían su camino natural en tromba

hacia el Mar Menor.

Una DANA menos virulenta que la anterior recordaba,

sin embargo, la amenaza latente sobre un enfermo en estado crítico.

Hay que tomar medidas que minimicen los impactos

que tengan que ver con zonas donde no se pueda cultivar,

recuperación de zonas de vegetación natural,

habrá que poner alguna zona húmeda artificial,

pero sobre todo lo que hay que hacer es

tener un sistema de recogida de aguas, de tratamiento de aguas,

de eliminación de salmuera,

extracción de nitratos

y poder gestionar de manera eficiente esa agua.

Va a costar trabajo el volver al estado inicial,

el estado anterior a la sopa verde como mínimo.

No tenemos una bola de cristal, no sabemos si será en un año,

dos, o veinte,

lo que hay que hacer es trabajar desde ya

e ir a las fuentes de esos aportes de nutrientes

que están en el lado de tierra.

Y si se empieza a trabajar en esa línea

con el tiempo la naturaleza encontrará su camino.

El sol se pone sobre el Mar Menor.

Un ecosistema único cercado por cultivos y cemento.

El tiempo dirá si su estado es irreversible

o aún hay esperanza para el enfermo.

Así ponemos punto final por hoy.

Siempre intentamos con nuestros reportajes

fomentar la reflexión.

Reflexión y acción,

como reclaman los jóvenes con su lema

en la Cumbre del Clima...

#TiempoDeActuar.

Ahí lo tienen.

Ojalá lo consigamos entre todos.

Como siempre les recuerdo que pueden volver a ver

estos reportajes en nuestra web. RTVE.es.

Gracias y hasta la semana que viene.

Adiós.

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Informe Semanal - 07/12/19

  • Compartir en Facebook Facebook
  • Compartir en Twitter Twitter

Informe Semanal - 07/12/19

07 dic 2019

El tiempo corre
Mientras los gobiernos intentan pactar en la Cumbre del Clima de Madrid objetivos más ambiciosos para combatir el calentamiento global, hay iniciativas a pequeña escala que ya lo están haciendo. En "Informe Semanal" hemos estado en Aras de los Olmos, en Valencia, un pueblo donde intentan cambiar el modelo energético tradicional.

Salvar al Mar Menor
"Nos negamos a que sea un mar muerto porque nosotros estamos vivos y queremos que viva con nosotros". Celia Martínez, ingeniera agrónoma, es portavoz del Pacto por el Mar Menor, la plataforma ciudadana que lucha para salvar la mayor laguna salada de Europa: 17.000 hectáreas de agua separadas del Mediterráneo por los 24 kilómetros de La Manga.

ver más sobre "Informe Semanal - 07/12/19" ver menos sobre "Informe Semanal - 07/12/19"
Programas completos (591)

Los últimos 3.591 programas de Informe Semanal

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

El administrador de la página ha decidido no mostrar los comentarios de este contenido en cumplimiento de las Normas de participación

comentarios.nopermitidos