Dirigido por: Ana María Peláez

Serie de documentales sobre los personajes más destacados de la cultura española del siglo XX cada semana en La 2 y en RTVE.es. Dirigido por Ana María Peláez

5200139 www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
Para todos los públicos Imprescindibles - 'Tierras solares', los viajes de Rubén Darío por Andalucía - ver ahora
Transcripción completa

(Trinos)

(Oleaje tranquilo)

(Graznidos)

Rubén Darío nació en Nicaragua.

A los tres años, ya sabía leer y escribir perfectamente.

Le abandonó su padre

y se quedó a vivir con una tía abuela,

que fue la que le cuida y la que...

bueno, la que le da una educación exquisita

para la época y el momento,

estamos hablando de mil ochocientos setenta y tantos, ochenta, ¿no?

Creció, digamos, sin ese amor materno y paterno, ¿no?

Es cierto que la abuela suplía mucho

porque era una persona muy cariñosa

y él lo dice claramente

de que "si hubo áspera hiel en mi existencia,

melificó toda acritud el arte".

Es decir, hubo algunas desgracias o problemas o todo,

siempre estaba el arte, no solamente como una evasión,

sino también como una cura, como una catarsis, ¿no?

Es un escritor precoz, a los tres años dice que sabe leer,

a los seis años ya lee "El Quijote", "Las mil y una noches",

a los 14 años ya está enamorado y quiere casarse.

Descubre un libro que va a ser mítico en el siglo XIX

de su descubrimiento, se van a suceder las traducciones

como es "Las mil y una noches" y va a ser un libro

que causará auténtica conmoción en Occidente.

ES la imaginación.

No hay... no hay modernismo sin imaginación.

El poder de la imaginación y de la fantasía,

que pueden ocurrir hechos insólitos.

Casi habría que hablar

de lo fantástico en la obra de Rubén Darío.

Esas princesas, esos palacios, esos...

En fin, todos esos sueños evanescentes, ¿no?

(Trinos)

"La princesa está triste,

¿qué tendrá la princesa?".

"Los suspiros se escapan de su boca de fresa,

que ha perdido la risa, que ha perdido el color".

"La princesa está pálida en su silla de oro,

está mudo el teclado de su clave sonoro

y en un vaso olvidada se desmaya una flor".

"El jardín puebla el triunfo de los pavos reales,

parlanchina la dueña dice cosas banales

y vestido de rojo, piruetea el bufón".

"La princesa no ríe,

la princesa no siente,

la princesa persigue por el cielo de Oriente

la libélula vaga de una vaga ilusión".

"Ay, la pobre princesa de la boca de rosa".

"Quiere ser golondrina, quiere ser mariposa,

tener alas ligeras, bajo el cielo volar,

ir al sol por la escala luminosa de un rayo

o perderse en el viento sobre el trueno del mar".

"Ya no quiere palacio ni la rueca de plata

ni el halcón encantado ni el bufón escarlata

ni los cisnes unánimes en el lago de Azur".

"Están tristes las flores por la flor de la corte,

los jazmines de oriente, los nelumbos del norte,

de occidente, las dalias y las rosas del sur".

El poeta, el escritor, el artista se siente fuera de lugar

en esta sociedad burguesa,

en esta sociedad regida

por una serie de valores con los que él no comulga,

en valores que son el pragmatismo, el utilitarismo...

Aquí solamente vale lo que tiene un valor comercial,

eh... hay toda una serie de normas morales,

normas morales hipócritas, pero todo está regido,

todo está normado, todo está reglado

y frente a eso, el Oriente se dibuja como un territorio de libertad.

El orientalismo surge como una superación,

totalmente idealizada por supuesto,

de la sociedad industrial que se estaba fomentando en Europa.

Entonces, esas sociedades conservaban

las tradiciones puras todavía, nativas

y entonces, ahí se encontraban

las verdaderas verdades de la cultura

y no en la sociedad europea

que en esos tiempos se estaba, digamos, industrializando.

Pero también para quien no tiene

la posibilidad de viajar por el Oriente real,

pues existía otra posibilidad en el siglo XIX

y hasta los primeros años del XX,

que es una suerte de Oriente doméstico

que se consideraba el territorio andaluz.

Andalucía se va a concebir en ese imaginario

como un territorio de libertad

y como una especie de Oriente doméstico,

así van a venir multitud de escritores y de artistas

y así van a plasmar en sus obras literarias y artísticas

esa Andalucía que es, en realidad, lo más cercano posible

que podían tener el Oriente.

Es una época de grandes, de grandes viajeros

y de grandes cronistas.

"Salí de París el día de la primera nevada,

que anunciaba la crudeza del próximo invierno".

"Salí en busca del sol y la salud

y aquí, desde que he llegado,

he visto la luz alegre y sana del sol español,

un cielo sin las tristezas parisienses".

"La bondad de este cielo

entra principalmente por los ojos y por los poros

abiertos al cálido cariño

del inmenso y maravilloso diamante de vida

que nos hace la merced de existir".

"Barcelona me detiene con su carácter tan propio,

desde antes tan universalizada más que europeizada".

"Sus ramblas floridas hierven de almas

con su paseo de Gracia".

"Las fábricas vecinas han adquirido mayor empuje,

se alzan palacios flamantes,

la urbe se ensancha y la población crece".

"El ambiente barcelonés es el de un pequeño París,

sus artistas y escritores genuinamente catalanes

están en contacto con todo el mundo".

"Esta tierra de hombres de labor material,

vasto nido de menestrales,

es también sustentadora de grandes cerebros,

de aladas almas,

de finas y sutiles imaginaciones".

Él se fija en la poesía francesa.

En ese momento, la poesía francesa está en un momento de efervescencia

con los poetas malditos

y entonces, él quería ser un poeta en lengua francesa

y lo que consigue es ser un poeta en lengua española,

pero con lo mejor de la poesía francesa.

Y abre un cofre que está cerrado en aquel momento

o, por lo menos, con media llave echada

y él lo abre

y abre un cofre mágico del que salen palabras

que se quedan sonando en los oídos,

sale música

que son el hilván entre esas palabras

y sale un traje nuevo

Hasta ese momento, siempre uno creía que la literatura es contenido,

es decir, ¿qué me va a decir este texto, cuál es el contenido?

Imagínate en las novelas realistas, por ejemplo.

Y Rubén Darío se da cuenta de que la forma,

la invención verbal, es más importante que el contenido.

Entonces, ahí hay una variación extraordinaria.

Es decir, no escribes porque lo que importa es la ética.

Lo que importa, lo que queda, es la estética.

Y eso lo recoge después un gran escritor como Jorge Luis Borges.

Que va a decir: "A lo largo de la vida, lo que queda es la belleza,

es la estética, son las formas".

Porque el contenido va cambiando...

porque cambia la moral y cambian las costumbres.

Entonces, por ejemplo,

la Biblia, mi bisabuela o mi abuela podían leerla...

creyendo en que eso era la palabra de Dios.

Hoy en día,

una sociedad mucho más secularizada,

lee la Biblia y lo que queda es la belleza de la palabra.

Entonces, de eso se da cuenta Darío muy pronto.

En Platón, lo que queda es la belleza...

de las ideas, pero no la ideas, porque esas ideas ya han pasado.

Entonces, lo que hace Darío es cambiar,

eso es importantísimo, el rumbo de la literatura,

en el sentido de que lo que hay que buscar es la belleza formal,

porque, entonces, eso perdurará a lo largo de los siglos.

"Ama tu ritmo y rima tus acciones...

bajo su ley, así como tus versos".

"Eres un universo de universos...

y tu alma, una fuente de canciones".

"La celeste unidad que presupones

hará brotar en ti mundos diversos,

y el resonar tus números dispersos

pitagoriza en tus constelaciones".

"Escucha la retórica divina del pájaro del aire

y la nocturna irradiación geométrica adivina".

"Mata la indiferencia taciturna...

y engarza perla y perla cristalina...

en donde la verdad vuelca su urna".

Lo que ocurre en el mundo hispánico,

en España y en Hispanoamérica,

es que no hay una verdadera revolución romántica.

Esa toma de conciencia de la modernidad de los románticos

no se produce en España, no se produce en Hispanoamérica

por motivos culturales, ¿no?

Sobre todo, porque todavía va a existir un predominio...

de la Iglesia y un poder de la Iglesia...

tanto espiritual como material suficientemente poderoso

como para que esa reforma no se pueda producir.

También porque no hay una modernidad histórica

contra la que posicionarse y manifestarse.

Y, en el caso de Hispanoamérica, además, porque

la mayoría de los países latinoamericanos

están construyendo sus nuevas naciones,

sus nuevas repúblicas, y no van a tener demasiado tiempo

para encargarse de asuntos que son específicamente estéticos, ¿no?

Entonces,

ese papel que desempeña en el mundo occidental el Romanticismo

lo desempeña en el mundo hispánico el modernismo.

Rubén Darío es, seguramente,

el poeta más representativo y más decisivo

de la gran renovación que se produjo en la literatura en español

a finales del siglo XIX y comienzos del XX.

Lo que se conoce históricamente como modernismo.

Darío no fue todo el modernismo,

evidentemente, pero sí fue el centro

a partir del cual el modernismo puede

contarse y explicarse.

El modernismo es fusión de todas las artes,

y, en realidad, el inicio está en la pintura.

Es pictórico el modernismo, es pictórico.

Y quizá la escuela impresionista...

es la primera dentro del modernismo,

la que primero empieza a manifestarse

con esa exposición que hay en París en los años 70,

la primera de pintores impresionistas:

Monet, Renoir, Manet, Degas,

que tiene la gran suerte José Martí,

un exiliado cubano escritor, que va a ser revolucionario,

su figura es muy importante,

de asistir a esa primera exposición impresionista.

Y Martí se dio cuenta de que, bueno,

en esa pintura impresionista el sol podía ser...

Es decir, los colores ya no tenían...,

no se basaban en la realidad y un árbol podía ser azul, por ejemplo.

Entonces, lo que hace es trasladar

el impresionismo pictórico a la literatura.

El origen, en gran medida, de toda la estética del modernismo,

de toda su retórica,

de toda su filosofía o de toda su ideología subyacente,

es la idea de que el poeta es un ser...

desubicado, desarraigado,

que...

se siente extraño

en el presente histórico que le ha tocado vivir.

Hay una conciencia muy muy muy radical del presente histórico.

Y eso es importante tanto para bien como para mal, ¿no?

Para bien, porque es frente y contra ese presente histórico

que se tiene que definir el poeta modernista.

Y para mal, porque es esa conciencia de la historia...

lo que genera una sensación

de inseguridad, de vacío, de angustia y de anhelo...

de valores más eternos y más universales

que acaban confluyendo en la idea del arte como el gran receptáculo

de ese anhelo de lo universal,

de ese anhelo de lo trascendente

para los que no hay sitio en el mundo moderno.

"Escribo desde la orilla del mar,

sobre una terraza adonde llega el ruido de la espuma".

"A pesar de la estación,

está alegre y claro el día,

y el cielo limpio,

de limpidez mineral,

y el aire, acariciador".

"Esta es la dulce Málaga,

la llamada la Bella".

"Por la mañana, he ido a ver sacar el copo a los pescadores,

a un lado del esbelto y blanco faro".

"Las gentes están ya de fiesta, como la mar y es sol".

"Allá, en la playa,

hay ropas más vistosas que de costumbre".

"Mantones blancos y azules,

pañuelos y corbatas polícromas,

entre las gentes que van a presenciar la sacada de la red".

"Tirada por unos cuantos hombres y muchachos,

sostenida en las aguas por odres infladas,

va saliendo poco a poco

ante la inmensidad del Mediterráneo azul".

"Cuando llega a la arena

y la recogen rápidamente los pescadores,

se ve la carga de boquerones,

semejantes a vivas rebanaduras de plomo,

los opalinos y flácidos calamares,

la pescadilla, como una lanza,

la sardina plateada y profusa".

"Hay que ver Málaga en un día como este,

con sus calles y paseos,

con su Caleta y El Palo,

su alameda y su nuevo parque,

animados de maravillosas rosas vivientes...

que van y vienen...

sin coqueterías de países más parisinizados".

"Hay ojos malagueños que son inmensos,

y, en su inmensidad, está todo el cielo y todo el mar...

y todo el amor,

junto con la inmensa voluptuosidad".

(Graznidos)

Se considera tradicionalmente "Azul"

el libro fundacional del modernismo.

Es un libro diferente.

Ya no está en contacto con el Romanticismo.

Ya empieza a manifestar...

la influencia

tanto de los parnasianos como de los simbolistas.

Va a empezar a ser muy conocido, muy popular.

Va a empezar a leerse

y los escritores españoles van a empezar a conocer

la renovación que propone Rubén Darío con ese libro.

Ahí nace algo muy importante para los teóricos de la literatura.

Y es que, a partir de ahí, el lector va a crear...

una interpretación del texto,

que igual no coincide con la del autor

o con la de otro lector.

Entonces, cada lector lee como quiere...

ese texto.

Otra vez vuelvo al modernismo como un movimiento de libertad.

Tú puedes leer un texto modernista...

e imaginar...

¿Qué es la torre de marfil, qué es el cisne?

Tú puedes imaginar lo que quieras. Eso es lo que quiere Rubén Darío,

que cada lector cree su propia obra...

porque la lee de una forma distinta,

porque está trabajada con un lenguaje que no es realista,

sino que es abstracto.

Lo mismo que la música.

Si lo comparamos con la música, lo entendemos muy bien.

Y eso, por ejemplo, después lo van a imitar las vanguardias.

Uno de los aspectos más importantes del Modernismo

que después se van a desarrollar en las vanguardias

es la importancia del lector.

Yo leo el texto y lo interpreto como yo quiero.

Eso no existía

antes del Modernismo.

Imposible.

"En las pálidas tardes

yerran nubes tranquilas

en el azul".

"En las ardientes manos se posan las cabezas pensativas".

"Ah, los suspiros".

"Ah, los dulces sueños".

"Ah, las tristezas ínfimas".

"Ah, el polvo de oro que en el aire flota

tras cuyas ondas trémulas se miran

los ojos tiernos y húmedos".

"las bocas inundadas de sonrisas".

"Las crespas cabelleras

y los dedos de rosa que acarician".

"En las pálidas tardes me cuenta un hada amiga

la historias secretas llenas de poesía".

"Lo que cantan los pájaros, lo que llevan las brisas,

lo que vaga en las nieblas,

lo que sueñan la niñas".

"Una vez sentí el ansia de una sed infinita".

"Dije al hada amorosa:

'Quiero en el alma mía

tener la inspiración honda, profunda,

inmensa, luz,

calor, aroma,

vida"'.

Los escritores de esta época,

los escritores de finales del XIX y principios del XX,

tienen puesto su... su vista, tienen puesta su mente,

su corazón en París.

Para ellos París es como una especie de polo, de imán,

que los atrae irremisiblemente. Para ellos es como la Meca,

la Meca que tienen que visitar.

París es un mito.

Es el lugar, es cosmopolitismo.

Es... es lugar de moda.

Es el símbolo del erotismo.

Y el deseo que tienen todos los modernistas,

que no es como los románticos.

Los románticos siempre buscan el...

Las aspiraciones. Pero como, de alguna forma,

no las consiguen. Sin embargo, el modernista quiere vivirlo todo.

No es... No se conforma con mirar.

Tiene que vivirlo.

Tiene que sentirlo.

Y eso es lo que cambia de un romántico a un modernista.

Por lo tanto, Rubén Darío lo que quiere es vivir en París,

no verlo como un mito, sino vivirlo.

"He venido por un instante a visitar el viejo paraíso moro".

"He pensado en visiones miliunanochescas".

"Este es uno de los países que uno crearía

para una primavera sin fin".

"Un jardín de ilusiones".

"Un Carmen".

"Carmen".

"Jóvenes enamorados,

parejas dichosas de todos los puntos de la Tierra".

"Si sois ricos, venid a repetíos que os amáis

en el tiempo de la primavera

a un Carmen granadino".

"Y si sois pobres,

venid en alas de vuestro deseo

en el carro de una ilusión,

en compañía de un poeta favorito".

"Verso, Carmen".

"Nadie ha vivido la poesía

como esa misteriosa y pensativa raza de hombres tristes

de amor y fatalidad".

"Hay algo de inaudito y de fantástico en todo esto".

"De manera tal

que vienen al pensamiento esas moradas ilusorias

en que habitan los inmortales príncipes de los cuentos

que cuenta la prodigiosa Scherezada".

"Y tan no puede separarse la poesía

de estas mágicas arquitecturas".

"El agua por todas partes

en las copiosas albercas,

en los estanques que reproducen las bizarrías arquitecturales,

en las anchas tazas, como la que sostienen los leones

del famoso patio".

"Comprendían aquellos príncipes imaginativos

que hablaban en tropos pomposos

que la vida tiene hechizos que hay que aprovechar

antes de que sobrevenda la fatal desaparición".

Darío llega a España con una misión oficial, digamos así,

una misión de la nación, como corresponsal

para cubrir la situación histórica de la España del momento.

"La Nación", de Buenos Aires, pues son los que le dan trabajo

y son los que le mandan a Europa para que...

Le contratan.

También viene con una misión, digamos,

personal y, si se quiere, más trascendente:

servir como puente,

como artífice de...

de unas nuevas relaciones

entre España e Hispanoamérica,

servir de maestro...

del Modernismo para los jóvenes poetas y...

y servir también como de citador de...

de... del entusiasmo ante el derrotismo español.

Y es en ese momento

cuando realmente se convierte

en un maestro,

en un director de la nueva literatura en España.

Juan Ramón Jiménez...

contó, recreó muchísimas veces, en muchas ocasiones,

hasta convertirlo en leyenda, casi en un mito fundacional

de su identidad como poeta y de... de la historia

de la poesía moderna en español

en el momento en que él se encuentra con Rubén Darío,

en el momento en que él descubre sus poemas

y el momento en que llega a conocerlo personalmente

en Madrid, en 1900.

"Recibí una tarjeta postal de Villaespesa

en la que me llamaba hermano

y me invitaba a ir a Madrid

a luchar con él por el Modernismo".

"Y la tarjeta venía firmada también

por Rubén Darío".

"Rubén Darío".

"Mi casa moguereña, blanca y verde,

se llenó toda, tan grande, de extraños espejismos

y ecos mágicos".

"El patio de mármol, el de la flores,

los corrales, las escaleras,

la azotea, el mirador,

el largo balcón de 15 metros,

todo vibraba con el nombre de Rubén Darío".

"Qué locura, qué frenesí,

qué paraíso".

Juan Ramón Jiménez, que es un jovencito de...

de apenas 18 años,

pues cuando recibe la postal, queda emocionadísimo.

Así que, por supuesto, coge el tren expreso.

Él cuenta muy pormenorizadamente cómo tiene lugar ese viaje.

Viajando toda la noche en un tren de los de entonces y tal.

Y cuando llega a Madrid, a Atocha,

dice que hay una especie de comité de recepción.

Y fíjate qué pasión

para con esa edad y con ese ímpetu

decir que se va a Madrid

a luchar por el Modernismo.

Es como el que va en busca de un amor.

Darío, que decía, estaba algo desconfiado

respecto a la marcha en ese momento del Modernismo español,

algo tuvo que ver en Juan Ramón, porque le envía

un poema, que aparecerá, efectivamente,

como prólogo del libro.

Es un poema

en el que un maestro, Darío,

habla a un discípulo, a un joven, a Juan Ramón.

Y le interroga sobre su vocación artística.

Y termina...

con unos versos que vienen a decir:

"Sigue entonces tu rumbo de amor".

"Eres poeta, que la belleza te cubra de luz

y Dios te guarde".

"¿Tienes, joven amigo, ceñida la coraza

para empezar valiente la divina pelea?".

"¿Has visto si resiste el metal de tu idea

la furia del mandoble y el peso de la maza?".

"¿Te sientes con la sangre de la Scherezada

que vida con los números pitagóricos crea?".

"¿Y como el fuerte Heracles al león de Nemea

a los sangrientos del mal darías caza?".

"¿Te enternece el azul de una noche tranquila?".

"¿Escuchas pensativo el sonar de la esquila

cuando el Ángelus dice el alma de la tarde

y las voces ocultas tu razón interpretan?".

"Sigue entonces tu rumbo de amor".

"Eres poeta".

"La belleza te cubra de luz

y Dios te guarde".

Se hace inmediatamente amigo de grandes escritores

como pudo ser Valle-Inclán.

Con él estaba paseando por los Jardines de Sabatini

cuando conoce a Francisca.

Su padre, de Francisca, era jardinero, en el Palacio Real,

y ahí es donde se enamoran.

Y yo creo que es,

precisamente, por ese lenguaje

que no se aprende en las escuelas, ¿no?

Que tiene que ver mucho con la piel,

que tiene que ver mucho con los flechazos

y que tiene que ver mucho Francisca, que era mi abuela,

y yo le preguntaba:

"¿Pero qué es lo que te enamoró de este hombre tan diferente?".

Porque es verdad que, físicamente, vestía muy bien:

siempre con trajes de seda, la ropa interior de seda...

Y me decía: "La palabra, que yo nunca había oído hablar

de bonito como hablaba Rubén".

Él ha sufrido de una forma... excesiva.

Pero excesiva... porque nunca ha encontrado una estabilidad.

Nunca ha tenido un lugar.

Siempre ha sido ciudadano del mundo,

pero nunca ha tenido un hogar, nunca ha tenido... una estabilidad...

en la que poder asentarse.

Y, probablemente, es lo que él estaba buscando

desde su infancia.

Mucha gente luego se extrañó de decir cómo congeniaron,

cómo se complementaron tan bien Francisca Sánchez,

que también venía de una familia muy humilde,

pero en este caso de Ávila, de la sierra de Gredos,

una mujer que no sabía leer ni escribir...

Cómo surge el amor entre esas dos personas

que, en principio, parecían tan diferentes.

Yo creo que les une esa infancia llena de carencias

con una diferencia: Rubén era un genio.

Era un genio que aprendió a leer y a escribir sin nadie sabe cómo.

"Aunque es invierno, he hallado rosas en Sevilla".

"El cielo ha estado puro y francamente hospitalario

pasadas las primeras horas de la mañana".

"La Giralda se ha destacado en espléndido campo de azur".

"Luego, las mujeres sevillanas...

entrevistas por las rejas que hay a la entrada de los patios

marmóreos y floridos, dan razón a la fama".

"He visto, pues, maravilla".

"El encanto íntimo de Sevilla

está en lo que nos comunica su pasado".

"Su alma habla en la soledad silenciosa,

así el alma triste de toda la vieja España".

"Dicen sus secretos las antiguas callejuelas

en las horas nocturnas...

y nada es comparable a la melancolía grave

de sus jardines".

"Adorad, extasiaos...

para vuestro reino interior

en los jardines del Alcázar sevillano".

"De todo lo que han contemplado mis ojos,

una de las cosas que más han impresionado a mi espíritu,

son esos deleitosos y frescos retiros".

"Nada me ha hecho meditar y soñar como estos jardines

que vieron tantas históricas grandezas,

tantos misterios...

y tantas voluptuosidades".

"Pintores ha habido que han intentado resucitar

el sensual capítulo de la bella novela de la vida".

"Quedaos al amor de vuestras ideas".

"¿No oís cantar los pájaros de la primavera?".

Todo poeta...

es un "desterrador mundo",

porque busca más allá

de lo que la sociedad o la realidad le ofrece.

No... Es un inconformista.

Si no, no sería poeta probablemente.

Es un poeta...

que siente enormemente.

Que siente muchísimo...

en el sentido de sensaciones: de sufrimiento,

de angustia, de agonía, de sentimiento de culpabilidad,

de pecado... O sea, continuamente, ¿no?

Es decir, un poeta con una hipersensibilidad.

Y luego le gusta investigar.

Le gusta averiguar; tener sensaciones nuevas.

De ahí, el alcoholismo.

Supuestamente, yo pienso que también,

de alguna manera, algunas drogas... no se sabe hasta qué punto,

pero, probablemente, sí que las experimentó,

y el ambiente de la época.

El ambiente de la época llevaba a experimentar,

a... no había como esa prohibición.

Y él bebía.

Entonces, ahí hubo una lucha siempre...

en que dejase de beber.

Pero es verdad que era la manera que él tenía de excitarse.

De eso murió.

Y murió muy joven.

Ya estamos hablando de un Rubén Darío más maduro

que entra en decadencia,

con una preocupación obsesiva por la muerte...

O quiere alcanzar algo más

o bien quiere recuperar un pasado que ya es imposible...

de acceder, de poder acceder a él.

Y sí, siempre es melancólico, y sobre todo los últimos años.

Más.

Porque la melancolía tiene también algo de decepción.

"En vano busqué a la princesa que estaba triste de esperar".

"La vida es dura, amarga y pesa".

"Ya no hay princesa que cantar".

"Mas a pesar del tiempo terco,

mi sed de amor no tiene fin".

"Con el cabello gris me acerco a los rosales del jardín".

"Juventud, divino tesoro,

ya te vas para no volver".

"Cuando quiero llorar, no lloro".

"Y a veces lloro sin querer".

En 1903, él está viviendo en París,

un lugar que, si bien, a nivel artístico,

literario, intelectual, es un lugar lleno de estímulos,

es un lugar maravilloso,

pero, sin embargo, el clima de París es un clima húmedo,

es un clima frío, el tiempo pues no acompaña,

y... Rubén Darío empieza a sentir

que se le agudizan sus problemas de salud.

Y el médico le va a recomendar que para su bronquitis

de origen alcohólico,

pues viaje a algún sitio con sol.

Lo que le recomienda es un sitio con sol.

Le hubiera gustado ir a La India, le hubiera gustado ir a esos países,

pero sabía que no...

Porque me imagino que se tardaba...

Si aquí se tardaba, pues imagínate ir allí.

Entonces, él iba buscando ese mundo de ensueño, si quieres, de cuento,

y lo buscó en Andalucía.

Era como volver a sus raíces, como...

como encontrar de nuevo esa felicidad que encontraba cuando leía...

en las tardes tropicales debajo de los árboles de jícaro...

Era una especie de... de vuelta hacia...

hacia... los orígenes...

de sus verdades personales.

Es la sensación de volver a casa... estando lejos.

Aun estando lejos.

"Una modesta estación".

"Un ómnibus que va mal que bien por la calle".

"Sobre todo baches y fango".

"Mal tiempo".

"He ahí mi primera impresión en la ilustre y secular Córdoba".

"En cambio, los verdes naranjos en los cercanos jardines y flores

a pesar del tiempo,

me resarcieron del inicial desencanto".

"Yo ni en Granada ni en Sevilla ni en Málaga

he encontrado ese ambiente de antigüedad

de esta capital esclarecida

y en una época foco, puede decirse,

de la sabiduría universal".

"Y en la estrechez y la soledad de las calles,

las rejas siempre;

la ventana propicia al amorío del romance;

los patios misteriosos que se entrevén".

"Fue goda y luego árabe".

"Y los islamistas la elevaron en verdad

a su más alta potencia".

"Leer esa historia es penetrar en su vida

cuasi fabulosa de capital imperial;

de un imperio de cuento 'mil y una nochesco'".

"Hoy queda casi nada

en comparación de los antiguos esplendores califales".

"Vagando de un punto a otro,

y perdiéndome a veces en el laberinto

de esas calles orientales,

encontré lo único que, verdaderamente,

atrae a los extranjeros:

la Mezquita".

Yo diría que la visión más predominante de Andalucía

durante todo el siglo XIX

va a ser esa visión que difunden los viajeros ingleses

y franceses, los turistas,

y la mayor parte de la literatura

o las revistas, las publicaciones gráficas del momento,

es decir, una Andalucía festiva, colorida,

de ferias, de alegría, etc.

Pero junto a esa visión mayoritaria de Andalucía,

esa visión de la Andalucía de cara al exterior,

alegre, etcétera, vamos a encontrar también

una visión mucho más intimista de Andalucía,

que sostiene que la verdadera esencia de Andalucía

es una esencia triste, dramática,

que la esencia del pueblo andaluz es una esencia dramática.

Él, a quien escribía mucho era a Juan Ramón Jiménez,

explicándole lo que veía y lo que estaba escribiendo

y fue el que, al final,

le deja todos los escritos

y los publica con el nombre "Tierras solares".

"Mi querido poeta,

Málaga ríe en la Pascua,

el mar y el cielo están alegres".

"Yo no escribo un solo verso,

estoy un poco triste y otro poco decepcionado".

"Hago lo que puedo y lo que siento".

"El mar sigue azul

y el cielo, bueno".

"Desde que llegué a Algeciras,

sentí que ya no me encontraba completamente en España".

"No descendí en la estación, sino a la entrada del muelle,

a un paso del hotel Anglo-Hispano y del hotel Reina Cristina,

dos establecimientos ingleses".

"En el hotel, me encuentro con que todo el mundo es inglés;

en la sala de lectura, casi todos los diarios son de Londres".

"Alguien me asegura que desde el hotel Reina Cristina,

que está construido en una altura

y en el cual se eleva un largo mástil,

se hacen señales semafóricas con Gibraltar".

"Al día siguiente, tomo, en el muelle inglés,

el vapor de la misma nacionalidad

que me conduce al Peñón".

-Él lo que hace es, creo que como cualquier persona

cuando llega a la madurez, hace un repaso de toda su vida

para ver si las cosas han salido como hubieran deseado,

o esa aspiración al ideal que quería Rubén Darío,

si lo consigue,

en "Cantos de vida y esperanza" entra la angustia

porque se da cuenta que ese ideal que busca

desde "Azul" no lo ha conseguido.

"Yo soy aquél" termina entonces como poema prólogo,

o se conoce así, poema prólogo de "Cantos de vida y esperanza",

pero es un autorretrato poético como he dicho

y va a ser, además, el gran modelo

de los autorretratos poéticos modernistas,

incluido el autorretrato famoso de Antonio Machado,

"Mi infancia son recuerdos de un patio de Sevilla...".

Es un autorretrato y, por tanto, en él,

Darío no cuenta realmente nada,

sino que da una imagen reveladora,

global de su propia identidad, de su propia personalidad.

¿Y quién nos dice Darío que es él en ese poema?

Darío nos dice que él es, simplemente,

un hombre de arte, es un poeta cuya única justificación,

el sentido único de su vida es la poesía.

(Graznidos de gaviotas)

"Yo soy aquel que ayer no más decía

el verso azul y la canción profana,

en cuya noche un ruiseñor había

que era alondra de luz por la mañana".

"El dueño fui de mi jardín de sueño,

lleno de rosas y de cisnes vagos;

el dueño de las tórtolas,

el dueño de góndolas y liras en los lagos".

"Y muy siglo XVIII y muy antiguo

y muy moderno, audaz, cosmopolita,

con Hugo fuerte y con Verlaine ambiguo,

y una sed de ilusiones infinita".

"Yo supe de dolor desde mi infancia,

mi juventud...".

"¿Fue juventud la mía?".

"Sus rosas aún me dejan su fragancia,

una fragancia de melancolía".

"Potro sin freno se lanzó mi instinto,

mi juventud montó potro sin freno;

iba embriagada y con puñal al cinto;

si no cayó fue porque Dios es bueno".

"En mi jardín se vio una estatua bella;

se juzgó mármol y era carne viva;

una alma joven habitaba en ella,

sentimental, sensible, sensitiva".

"Y tímida ante el mundo,

de manera que encerrada en silencio no salía,

sino cuando en la dulce primavera

era la hora de la melodía".

(Trinos)

-Hay un Rubén Darío muy profundo,

que yo también quisiera

que se tuviese en cuenta,

no exclusivamente al de los poemas

que se recitan a veces casi infantilmente, ¿no?,

sino un Rubén profundo,

un Rubén del desasosiego.

El Darío humano,

el Darío que más que hacer

una expresión permanente de fe en el ideal,

hace exhibición de su dolor

y de su sufrimiento

y de su melancolía

y de su...

angustia de hombre moderno.

El poeta que siente la poesía

como una manera de vinculación

con el misterio

que, de alguna manera, el mundo moderno ha desterrado

como una categoría de lo humano.

En ese poema, como en otros, pero en "Lo fatal"

dirige la linterna a sí mismo

y entonces surge la luz abisal.

"Dichoso el árbol, que es apenas sensitivo,

y más la piedra dura porque esa ya no siente,

pues no hay dolor más grande que el dolor de ser vivo,

ni mayor pesadumbre que la vida consciente".

"Ser y no saber nada,

y ser sin rumbo cierto,

y el temor de haber sido y un futuro terror".

"Y el espanto seguro de estar mañana muerto,

y sufrir por la vida y por la sombra

y por lo que no conocemos y apenas sospechamos,

y la carne que tienta con sus frescos racimos,

y la tumba que aguarda con sus fúnebres ramos,

y no saber adónde vamos

ni de dónde venimos".

La importancia, el valor,

la trascendencia de Rubén

y la consideración que hacia él tienen otros poetas

la podemos contemplar muy bien

en el homenaje que, al alimón,

le ofrecen Federico García Lorca,

español,

europeo,

y Pablo Neruda,

latinoamericano.

"Nosotros vamos a nombrar al poeta de américa y de España,

Rubén Darío porque, señoras y señores,

¿dónde está, en Buenos Aires, la plaza de Rubén Darío?

¿Dónde está la estatua de Rubén Darío?

Él amaba los parques, ¿dónde está el parque Rubén Darío?

¿Dónde está la tienda de rosas de Rubén Darío?

¿Dónde está el manzano y las manzanas de Rubén Darío?

¿Dónde está la mano cortada de Rubén Darío?

¿Dónde está el acento, la resina, el cisne de Rubén Darío?

Rubén Darío duerme en su Nicaragua natal

bajo su espantoso león de marmolina,

como esos leones que los ricos ponen

en los portales de sus casas".

Y, claro, evidentemente,

a lo que ellos están haciendo referencia

es al escaso protagonismo que la sociedad moderna,

la sociedad de su tiempo,

concede a la poesía,

no hay...

ni calle ni plaza ni monumento...

para el poeta,

el poeta sigue siendo, en 1933,

un expulsado

del orden histórico vigente.

Y lo que siguen, por tanto, propugnando

los poetas, en este caso, Lorca, en este caso, Neruda,

es la reivindicación

de la relevancia de la poesía en el mundo moderno.

Siguen pensando:

"Es tan necesaria, es tan importante la poesía".

Y Darío, que también fue considerado por los casticistas

como un escritor afrancesado,

casi contrario a la tradición española,

resultó que fue el mayor impulsor del gran renacimiento poético

que tuvo lugar en la poesía española de las décadas siguientes.

Y él fue, en fin, el mayor artífice

de las nuevas relaciones literarias

entre Hispanoamérica y España

y el nuevo diálogo, en pie de igualdad,

entre las dos orillas del idioma.

Y lo más bonito es

que un movimiento, por fin, de Hispanoamérica, hispanoamericano,

se lleve a España por primera vez.

Pero, además, por un poeta

de un pueblo desconocido

que no sabe nadie dónde está,

de un país que prácticamente es inexistente,

como es en esa época Nicaragua.

Eso es extraordinario.

Eso quiere decir que Darío era un genio.

Toda la literatura cambió.

De tal manera, que se puede decir

que un escritor escribió antes o después de Rubén Darío.

Pero, de alguna manera, casi todos han bebido

de las aguas de Rubén Darío.

No hay un escritor hispanoamericano...

Por mi casa ha pasado, cuando mi abuela vivía, García Márquez,

Vargas Llosa...

Venían a España y lo primero que querían era conocer a mi abuela.

Ya que no pudieron conocer a Rubén Darío, conocer a mi abuela.

Y todos pasaban por mi casa

y en mi casa hay fotos de todos ellos con mi abuela.

Porque querían oír de su voz

las cosas que había vivido con Rubén.

Dice Lorca en el discurso:

"Como poeta español,

enseñó en España a los viejos maestros y a los niños

con un sentido de universalidad y de generosidad

que hace falta en los poetas actuales".

Claramente, sigue defendiendo

la vigencia plena y total

de Darío en el presente.

"Enseñó a Valle-Inclán y a Juan Ramón Jiménez

y a los hermanos Machado".

"Y su voz fue agua y salitre en el surco del venerable idioma".

"Desde Rodrigo Caro a los Argensola o don Juan Arguijo,

no había tenido el español fiestas de palabras,

choques de consonantes, luces y forma como en Rubén Darío".

"Darío,

desde el paisaje de Velázquez y la hoguera de Goya

y desde la melancolía de Quevedo

al culto color manzana de las payesas mallorquinas,

paseó la tierra de España como su propia tierra".

"Tú que estás, la barba en la mano, meditabundo,

¿has dejado pasar, hermano, la flor del mundo?".

"Te lamentas de los ayeres con quejas vanas".

"Aún hay promesas de placeres en los mañanas".

"Aún puedes casar la olorosa rosa y el lis

y hay mirtos para tu orgullosa cabeza gris".

"¿Para qué las envidias viles y las injurias,

cuando retuercen sus reptiles pálidas furias?".

"¿Para qué los odios funestos de los ingratos?".

"¿Para qué los lívidos gestos de los Pilatos?".

"Si lo terreno acaba, en suma, cielo e infierno,

y nuestras vidas son la espuma de un mar eterno".

"Lavemos bien de nuestra veste la amarga prosa,

soñemos en una celeste mística rosa".

"Cojamos la flor del instante, la melodía

que la mágica alondra cante la miel del día".

"Amor a su fiesta convida y nos corona".

"Todos tenemos en la vida nuestra Verona".

"Mas coged la flor del instante, cuando en Oriente

nace el alba para el fragante adolescente".

"¡Oh, niño que con Eros juegas, niños lozanos,

danzad como las ninfas griegas y los silvanos!".

"El viejo tiempo todo roe y va deprisa".

"Sabed vencerle, Cintia, Cloe y Cidalisa".

"Adolescencia, amor te dora con su virtud".

"Goza del beso de la aurora, ¡oh, juventud!".

"Desventurado el que ha cogido tarde la flor".

"Y ¡ay de aquel que nunca ha sabido lo que es amor!".

"Yo he visto en tierra tropical la sangre arder

como en un cáliz de cristal en la mujer".

"Y en todas partes la que ama y se consume,

como una flor hecha de llama y de perfume".

"Abrasaos en esa llama y respirad

ese perfume que embalsama la humanidad".

"Gozad de la carne, ese bien que hoy nos hechiza,

y después se tornará en polvo y ceniza".

"Gozad del sol, de la pagana luz de sus fuegos".

"Gozad del sol, porque mañana estaréis ciegos".

"Gozad de la dulce armonía que Apolo invoca".

"Gozad del canto, porque un día no tendréis boca".

"Gozad de la tierra, que un bien cierto encierra".

"Gozad porque no estáis aún bajo la tierra".

"Apartad el temor que os hiela y que os restringe".

"La paloma de Venus vuela sobre la Esfinge".

"El corazón del cielo late por la victoria

de este vivir, que es un combate y es una gloria".

"Pues aunque hay pena y nos agravia el sino adverso,

en nosotros corre la savia del universo".

"La sal del mar en nuestras venas va a borbotones".

"Tenemos sangre de sirenas y de tritones".

"A nosotros, encinas, lauros, frondas espesas".

"Tenemos carne de centauros y satiresas".

"En nosotros, la vida vierte fuerza y calor".

"Vamos al reino de la muerte por el camino del amor".

Imprescindibles - 'Tierras solares', los viajes de Rubén Darío por Andalucía

58:16 12 may 2019

A principios del siglo XX, el poeta Rubén Darío cumple un sueño de juventud, viajar a España y recorrer Andalucía. Un viaje en busca del sol y de una luz que lo sanara de su bronquitis crónica y de la tristeza en que estaba sumido. Una expedición en busca de la belleza, a las tierras del sol.

Contenido disponible hasta el 27 de mayo de 2019.

A principios del siglo XX, el poeta Rubén Darío cumple un sueño de juventud, viajar a España y recorrer Andalucía. Un viaje en busca del sol y de una luz que lo sanara de su bronquitis crónica y de la tristeza en que estaba sumido. Una expedición en busca de la belleza, a las tierras del sol.

Contenido disponible hasta el 27 de mayo de 2019.

ver más sobre "Imprescindibles - 'Tierras solares', los viajes de Rubén Darío por Andalucía" ver menos sobre "Imprescindibles - 'Tierras solares', los viajes de Rubén Darío por Andalucía"
Xcerrar

Añadir comentario ↓

  1. Riccardo

    Lo vi desde Italia, emocionante..

    pasado martes
  2. Sonialai

    Desde que vi el programa, cada noche, necesito volver a escuchar fragmentos del mismo, el final, espectacular, acompañado de un narrador inmejorable, enhorabuena y muchas gracias por tanta calidad

    pasado sábado
  3. Cristina

    ¡Me ha encantado! Impresionante final.

    15 may 2019
  4. Jordi M

    El poema final me ha emocionado hasta las lágrimas. Enhorabuena por este documental.

    13 may 2019
  5. Carmen

    Excelente programa, que he necesitado ver de nuevo hoy en TVE a la carta. La explicación de la importancia literaria de Rubén Darío y la selección de poemas me parecieron excelentes. No sé si sería posible que me indicaran el título de los poemas y en qué libro se encuentran. Gracias.

    13 may 2019
  6. Isabel

    Sólo puedo dar las GRACIAS por tocar el alma tan exquisitamente y aunque suene a melancolía no es sino sentir la vida. Mi conocimiento de Rubén Darío era el ¿escolar¿ , ayer hubo un antes y después, ayer se abrió un mundo y muchos puentes. La dirección impecable, la imagen, la narración . Hacia mucho tiempo que algo no me emocionaba tanto desde principio a fin. El último poema fue un llorar de emoción , gracias.

    13 may 2019
  7. Luz

    Magnífico y extraordinario programa sobre el intenso Rubén Darío! Maravilloso y sobrecogedor en todos los sentidos, capaz de asombrar la fértil imaginación modernista. Hechizante música, cautivadoras voces, magnífica selección de poemas, digno y grato Conocimiento (que no información) de las personas que hablaron, porque "conocen" la genuina esencia de Darío de savia modernista...El programa me tocó profundamente, tanto que sigo colmada de dicha y triste alegría, en un hermoso sueño habitado por princesas modernistas encerradas en torreones defendidos por vagas libélulas, unánimes cisnes, nenúfares... GRACIAS.

    13 may 2019
  8. Alejandra

    Si, el poema final es como una catarata....impresionante!!!

    13 may 2019
  9. Alejandra

    Hermoso programa, por supuesto los poemas son mas que preciosos, la musica, las imagenes, la sensibilidad de los que relataban....enhorabuena!!!!!

    13 may 2019
  10. Hundrid

    Emocionante el último poema, por el narrador, por la música, por la espuma y por el poema, claro

    13 may 2019

Los últimos 393 documentales de Imprescindibles

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios
  • 55:10 pasado domingo El documental es un retrato del escritor Antonio Muñoz Molina (Jaén, 1956), una de las grandes figuras de la literatura contemporánea en habla hispana. Aborda la trayectoria vital y literaria del autor de El invierno en Lisboa y El jinete polaco, ganador de premios tan prestigiosos como el Príncipe de Asturias de las Letras, el Nacional de Narrativa y el Premio Planeta y miembro de la Real Academia Española. El prestigioso escritor reside desde hace muchos años entre Madrid y Nueva York. En España está su familia, su tierra, el lugar donde creció y que nunca abandonó; en Nueva York las ilusiones, el anonimato de sus calles y la vida pública sosegada. Allí ha trabajado en la Universidad de Nueva York como profesor de literatura y como director del Cervantes durante dos años . Es uno de los embajadores de nuestro idioma y nuestra literatura. Rodado entre Madrid, Nueva York y Úbeda, el documental recoge tres extensas conversaciones entre Antonio Muñoz Molina y su esposa, la reputada escritora y articulista Elvira Lindo, su amigo y filólogo Pablo Valdivia, y su hijo y abogado de la propiedad intelectual, Antonio Muñoz Vico. El escritor repasa su infancia en Úbeda, su paso universitario por Madrid, sus veinte años en Granada, y su itinerante vida actual a medio camino entre la capital española y Nueva York. Muñoz Molina nos explica los motores que impulsan sus proyectos, el proceso creativo y su predisposición a seguir investigando en géneros tan variados como la novela, la poesía y el ensayo. Por último, y no por ello menos importante, el documental realiza una aproximación al pensamiento político y social de un escritor comprometido y contestatario, siempre dispuesto a alzar la voz ante las múltiples injusticias que asolan nuestro día a día. Contenido disponible hasta el 3 de junio de 2019. Histórico de emisiones: 30/10/201

  • 58:16 12 may 2019 A principios del siglo XX, el poeta Rubén Darío cumple un sueño de juventud, viajar a España y recorrer Andalucía. Un viaje en busca del sol y de una luz que lo sanara de su bronquitis crónica y de la tristeza en que estaba sumido. Una expedición en busca de la belleza, a las tierras del sol. Contenido disponible hasta el 27 de mayo de 2019.

  • 1:49 02 may 2019 El documental de Imprescindibles "Camilo Sinfónico. Vivir así" es un recorrido audiovisual por la carrera del gran artista Camilo Sesto. Basándose en una de las últimas entrevistas concedidas por el artista tras la publicación de su último álbum, Camilo sinfónico (Sony Music), nos adentraremos en su particular viaje desde su Alcoy natal a las cotas más altas de éxito y popularidad.

  • 1:18:49 28 abr 2019 Basada en la vida y la obra de Antonio Machado, recrea su mundo interior y los paisajes que sustentaron su propia vida, utilizando elementos de su poesía para abordar todos los temas de su obra. Histórico de emisiones: 30/11/2012 21/02/2014

  • 55:54 21 abr 2019 Documental biográfico sobre el fotógrafo español Chema Madoz, en el que contemplaremos sus fotografías y nos acercaremos a su proceso creativo a través de varias entrevistas con Madoz y con otros artistas, escritores, fotógrafos...que han reflexionado sobre su obra. En este documental han participado entre otros, el pintor Fernando Bellver, el galerista Borja Casani, la escritora Menchu Gutiérrez o el comisario de exposiciones Alejandro Castellote. Amigos y colaboradores de Madoz que nos han dado las claves para entender su obra. Las resonancias que le unen a Joan Brossa, a José Val del Omar, al surrealismo y a las greguerías de Gómez de la Serna. "Chema Madoz descubre lo extraordinario dentro de lo cotidiano". Esta frase, quizá resume la característica principal del trabajo de Chema Madoz. Premio Nacional de Fotografía en el año 2000, Madoz ha seguido una trayectoria que lejos de estancarse o repetirse está siempre en constante evolución. Histórico de emisiones: 11/02/2013 09/01/2015

  • 1:20 04 abr 2019 “El amor y la muerte” se asoma al mundo fascinante que rodeó al compositor sus amigos músicos y pintores en la Barcelona modernista de finales del siglo XIX y principios del XX, sus viajes a Madrid, París y Nueva York, la lucha por la vida y los primeros triunfos. Además, el documental de Imprescindibles descubre la música y los detalles del trágico destino de Enrique Granados.

  • 56:53 17 mar 2019 Martín Chirino se define como herrero. Sus esculturas fluyen de sus brazos y nos descubren la belleza del pensamiento. Y tiene un origen: un niño canario fascinado por los astilleros y la mar. Histórico de emisiones: 24/10/2014

  • 1:59 04 mar 2019 El documental muestra el proceso de trabajo como pintor, como escultor, y como docente, del artista. Una persona muy humilde, una actitud que sorprende a muchas personas dado que sus obras se cotizan en millones de euros.

  • 2:05 01 mar 2019 El documental de Imprescindibles ‘Antonio López. Apuntes del natural', coproducido por RTVE y CMM Castilla la Mancha, muestra el proceso de trabajo de Antonio López como pintor, como escultor y como docente. El artista se ha convertido en el pintor realista español más importante en la actualidad.

  • 57:38 24 feb 2019 En este documental entramos en el espacio íntimo del pintor Juan Genovés (Valencia, 1930), su estudio en Aravaca (Madrid). Nos acercamos a su obra reciente, a su momento vital para recorrer de su mano la convulsa historia reciente de nuestro país y su compromiso político y social con el tiempo histórico que le ha tocado vivir. Un artista imprescindible con un gran éxito internacional que se levanta cada madrugada a pintar en soledad y que a sus más de ochenta años, es un ejemplo de vitalidad, disciplina y buen humor. Ha sido galardonado, entre otros, con la Mención de Honor (XXXIII Biennale di Venezia, 1966), la Medalla de Oro (VI Biennale Internazionale de San Marino, 1967), el Premio Marzotto Internazionale (1968), el Premio Nacional de Artes Plásticas de España (1984), el Premio de las Artes Plásticas de la Generalitat Valenciana (2002) y la Medalla de Oro al Mérito en las Bellas Artes, Ministerio de Cultura (2005). Histórico de emisiones: 31/10/2014

  • 57:20 03 feb 2019 El documental "Fernando Savater, ahora que lo pienso"  ha seguido al filósofo en su gran pasión, las carreras de caballos, a través de los hipódromos de Lasarte en San Sebastián y Zarzuela en Madrid y ha recorrido su verdadero paraíso emocional desde la infancia: la ciudad de San Sebastián, el lugar donde siempre quiere estar.

  • 57:05 27 ene 2019 Documental que repasa la trayectoria vital y profesional de un auténtico genio de la televisión en España. Contamos con el testimonio de aquellos que han estudiado su obra, pero sobre todo con el de sus amigos y de la gente que ha trabajado muy estrechamente junto a él a lo largo de tantos años. Directores de cine, como Alex de la Iglesia o Juan Antonio Bayona, nos hablan de la enorme influencia que, con tan sólo dos películas, ha ejercido Narciso Ibáñez Serrador en toda una generación de cineastas españoles. Mientras que el testimonio de su familia nos ayuda a descubrir el lado más desconocido y personal de Chicho. Histórico de emisiones: 22/05/2017

  • 1:34 16 ene 2019

  • Jaume Plensa

    Jaume Plensa

    58:10 16 dic 2018

    58:10 16 dic 2018 Este documental es un recorrido por la obra del escultor español Jaume Plensa, conocido internacionalmente por su compromiso con el arte en espacios públicos y por ser uno de los máximos exponentes de la escena escultórica actual. Histórico de emisiones: 11/11/2010 14/03/2014 26/02/2018

  • 56:23 09 dic 2018 Maestro de maestros, Oíza dejó en las aulas de la Escuela de Arquitectura de Madrid la esencia de su pensamiento, definido por él mismo como contradictorio. Francisco Javier Sáenz de Oíza, nació en Cáseda (Navarra) pero se crió en Sevilla. Su padre, también arquitecto, pidió el traslado a Madrid, con toda la familia, para que Oíza pudiera estudiar arquitectura. No te mueras sin ir a Ronchamp entra en la leyenda del personaje y en la estrecha relación que mantuvo con el escultor y poeta Jorge Oteiza, a quien conoció a principios de los años 50 en Aranzazu, y cuya relación se mantuvo hasta el fin de sus días. Fue precisamente Oteiza quien, en los últimos meses de vida del arquitecto, le dijo que visitara la capilla que Le Corbusier había levantado en el noroeste de Francia y dio origen a esta frase mítica “No te mueras sin ir a Ronchamp”. Personaje polémico y polemista, creador de obras distantes entre sí en el estilo y en la valoración del público. Si Oíza tenía razón y la arquitectura es como la grafología, quizá adentrándonos en Torres Blancas, en el Banco de Bilbao o en el Palacio de Festivales de Santander podamos conocer el universo que rodeó a Oíza, y a un Oíza más allá de su obra. Histórico de emisiones: 26/12/2014

  • 57:41 02 dic 2018 El nombre de Javier Reverte va unido inevitablemente a la idea de viaje, a la literatura de viaje, a la literatura en general. Visitar los lugares en los que nacieron o vivieron los escritores que admira es el motor de los relatos del escritor. Por esa razón, el documental 'Javier Reverte, el amigo de Ulises' se estructura en torno a un viaje. El documental está rodado en Madrid y en Valsaín, escenario de sus veranos de infancia, donde sigue refugiándose para dar forma al material previamente recopilado en sus viajes. También en Grecia, primero en Atenas, cuna de la cultura occidental, después en Missolonghi, donde se instaló y murió Lord Byron, en Lepanto, para evocar la figura de Cervantes y de otros poetas soldados y, finalmente, en Patras, para embarcar hacia Ítaca. El viaje es el envoltorio de sus reflexiones sobre la literatura y el oficio de escritor, de sus recuerdos como periodista primero y corresponsal después, de enviado especial al Bloody Sunday en Irlanda y a la guerra de los Balcanes, antecedentes de su plena dedicación a la escritura, que hizo posible el éxito de su libro 'El sueño de África'.

  • 56:48 18 nov 2018 Documental que indaga en el mundo creativo de la coreógrafa y bailaora de flamenco María Pagés. Cada una de sus obras ha profundizado en el conocimiento del arte flamenco experimentando con otras disciplinas artísticas que le otorgan la categoría de universal.

Mostrando 1 de 20 Ver más