'Hundidos' es una serie documental que combina aventura y documentación histórica y que se adentrará en el misterio y la belleza de las profundidades marinas. De la mano del experto en buceo Karlos Simón, descubrirá la historia de 13 grandes barcos hundidos.

4805120 www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
Hundidos - Cisneros - ver ahora
Transcripción completa

Parece que tenemos buena marca aquí.

Vámonos, venga.

¿Mismo orden que ayer? Mismo orden.

¡Al agua!

La visibilidad es fatal.

Te veía que te ibas yendo al lado contrario.

Un auténtico arenal.

(NARRADOR) "Donde la luz no llega, en el fondo del mar,

se esconden los restos de cientos de barcos hundidos.

Un barco, cuatro buzos y un capitán

se enfrentarán a los peligros del buceo a gran profundidad

para desvelar tesoros ocultos de las costas españolas.

Pecios, barcos hundidos nunca antes grabados

por una cámara de televisión.

Y al frente de esta aventura,

el submarinista Karlos Simón".

Hoy vamos a vivir una inmersión especial.

Vamos en busca del acorazado Cardenal Cisneros.

Empieza la aventura.

"El Cardenal Cisneros era el buque de guerra más innovador

con el que contaba la Armada española.

Se construyó en 1888

y era un acorazado con nada menos que 108 metros de eslora

y dos potentes cañones de 240 milímetros.

Entre otras misiones, se le encomendó escoltar

al yate real de Alfonso XIII.

En definitiva, era el buque insignia de nuestra flota.

Desde el puerto de Muros, en plena Costa da Morte,

el Eureka se lanza al desafío de encontrar

los restos del Cardenal Cisneros.

A los mandos del Eureka, Charly, el patrón,

introduce en el GPS

las coordenadas donde les han dicho que puede estar el pecio.

Karlos repasa la estrategia de inmersión

con el resto de buzos".

Si caemos en el pecio, no hay ningún problema.

Nos ubicamos para luego volver y ya está.

Si no encontramos el pecio, ¿abortamos la inmersión

o buscamos un poco?

Si la visibilidad no es muy buena, pero vemos alguna sombra,

no estaría mal enganchar una línea

y tirar hasta donde estamos.

Monto yo una línea. Montas tú la línea. Vale.

"Este acorazado hundido es un auténtico reto

incluso para un buzo experimentado como Karlos y su equipo.

Se encuentra a casi 70 metros bajo la superficie

donde los errores son fatales.

Además, estas son las aguas más peligrosas de España.

Las de la Costa da Morte de Galicia.

Por eso, es más necesario que nunca

bajar al pecio siguiendo un cabo de guía

o línea de descenso".

¿Cómo funciona esto? Nos situamos en el punto de las coordenadas.

Esta ancla pesa 20 o 25 kilos.

En cuanto Charly nos diga "estamos",

tenemos que lanzar el fondeo.

Cae muy rápido.

Y ya tenemos la línea asegurada.

"Marcar el pecio con el cabo de guía es siempre complicado.

Pero las fuertes corrientes del Atlántico lo hacen más difícil.

Karlos habla con Luca, el buzo de seguridad.

Tiene serias dudas de que el ancla vaya a caer vertical".

Lo que me preocupa del ancla

es la forma que tiene y que no baje donde hemos lanzado,

porque son muchos metros.

"Karlos y Luca piden su opinión a Charly,

un patrón muy experimentado en estas aguas".

¿Esta tú crees que bajará recta, recta?

¿O puede planear un poco?

Hombre, algo, pero no mucho.

Esta me convence por el viento

y porque va a enganchar en el fondo seguro.

Si tenemos corriente, nos va a aguantar.

Y si el viento desplaza la boya, nos va a aguantar.

Si estáis cansados, os agarráis ahí y aguanta a los tres.

La otra, una pequeña, es más complicado.

"Hoy, nuestro equipo se lanza a la búsqueda

de uno de los pecios más imponentes de nuestras costas

y todo un símbolo de nuestra historia".

Fue el primer barco que se construyó tras la guerra del 98.

La importancia de este barco era su modernidad.

El Cardenal Cisneros era la punta de lanza

del resurgimiento naval español en aquella época.

(NARRADOR) "Charly, el patrón del Eureka,

y Óscar, el cámara submarino,

están tan ansiosos como Karlos por llegar al punto de buceo".

¿Cuánto queda?

Aún no me está dando posición, pero media hora, más o menos.

A la altura de esas piedras, tenemos media hora.

"El 28 de octubre de 1905,

el Cisneros zarpó del puerto de Muros en dirección a Ferrol.

A las 7:50 de la mañana,

golpeó contra una roca en Los bajos de Meixidos.

El golpe le abrió una vía de agua de 50 metros,

pero aún avanzó dos millas y media antes de hundirse.

No hubo que lamentar víctimas.

Pero nadie registró el punto exacto del hundimiento.

¿Dónde está el Cardenal Cisneros?

Ese es el primer desafío de nuestra expedición.

Al llegar a la zona donde se supone que está el acorazado,

Charly usa la sonda del Eureka para rastrear el fondo".

Empezamos a bajar, está bajando ya la sonda.

Recogemos aquí el cantil.

Y a ver qué nos marca ahí encima, a ver qué hay ahí.

Si nos marca "peixe", cantidad, es que puede ser un pecio.

"A los pocos minutos, parece que Charly ha encontrado algo".

Por ningún lado nos fue marcando pescado

y justo donde está la marca, marca pescado.

Es un barco en un 70 u 80 %.

El barco está entre dos agujas. Aquí hay una aguja.

Tenemos buena marca.

"Es una elevación en la sonda y un grupo de peces.

¿Será el Cisneros?

La noticia llega al resto de los buzos.

El Eureka se llena de excitación".

Mira.

Pasa dos o tres veces encima y vamos a ver.

¿Qué ha marcado? Buena marca.

Buena marca aquí. Marca pescado.

Todo el camino no ha marcado pescado y ahí empezó a marcar.

Un poco a estribor.

Vale, ahí mantenemos. Ahí, ahí.

Ahí mantenemos.

Vamos a dar varias pasadas

y a ver si no aumenta el viento.

Está bastante... Tiene muy buena pinta.

51, 50.

Estamos en marea baja ahora.

¿Ves? Ahora viene la caída y marca pescado.

Aquí, interesante.

Este está bastante más interesante, sí.

¿Cómo lo ves, Luca?

Superbién.

Tiene muy buena pinta.

"La decisión está tomada.

Charly lanza al agua el cabo de guía.

Es la hora de la verdad".

Según las coordenadas, estamos encima del Cardenal Cisneros.

Es un pecio profundo, que va desde 70 hasta 53.

Además, está inclinado.

Tenemos aquí la popa, 70 metros, más o menos.

Y subiría hasta 53 a la proa.

Es una inmersión con dificultad.

Vamos a hacer un reconocimiento para ver cómo está.

Vamos a grabar todo lo posible.

Si no tenemos éxito, mañana volvemos.

"A 70 metros no se puede bucear con aire normal en las botellas.

Es necesaria una mezcla de gases con oxígeno, nitrógeno y helio".

Al ser una inmersión profunda, planificada a 68 metros,

vamos a consumir casi ocho veces más que en superficie.

Así que el gas en nuestras botellas es lo principal

y tenemos que vigilarlo siempre.

"Los cámaras submarinos, como Óscar, tienen una dificultad añadida".

El consumo se incrementa bastante.

Desde unos 15 o 20 litros que podemos tener en superficie

hasta unos 150 o 160 debajo del agua, a 70 metros.

(NARRADOR) "Por eso, es vital la presencia de un buzo de seguridad

como Luca".

Lo importante seguro que es bajar.

Pero lo más importante es subir.

"Bajo el agua, es fácil desorientarse.

Por eso, Charly les ofrece más datos extraídos de la sonda".

El barco está del Monte del Pindo hacia el suroeste.

En esta posición.

"Sin embargo, puede que tanto esfuerzo sea inútil.

Según algunos expertos, el extravío del Cardenal Cisneros

no fue casual y por eso es difícil dar con él".

El accidente fue, en realidad, un error muy sencillo.

El oficial de derrota marcó en la carta

un rumbo equivocado y el comandante

no supervisó lo que el ayudante

de derrota marcó en las cartas.

(NARRADOR) "Tras el accidente, ni el ayudante de derrota

ni el comandante rescataron el cuaderno de bitácora

donde se apunta el rumbo y las decisiones tomadas paso a paso".

Yo creo que, intencionadamente, el ayudante de derrota

se olvida del cuaderno de bitácora.

Y el comandante tampoco hace mucho para acordarse de él.

(NARRADOR) "Ese descuido, intencionado o no,

es la causa de que nuestro equipo

no sepa si abajo les espera el pecio del Cisneros

o solo un montón de piedras".

¡Charly, están preparados!

¡La corriente os lleva para allá!

La corriente os lleva para allá. Tiraos ya.

¡Al agua!

"El equipo se sumerge sin saber qué van a encontrar

en las profundidades.

¿Estará el pecio del Cisneros?

Los metros se suceden y la luz es cada vez más débil.

La inmersión es muy profunda.

El silencio solo se rompe por el sonido de las burbujas

y el latido de sus corazones.

El equipo supera los 40 metros de profundidad.

Acaban de traspasar el umbral del buceo recreativo

para adentrarse en el buceo técnico de gran dificultad".

Soy el buzo de seguridad.

Debo estar pendiente por si saliera una boya amarilla,

que significa que ellos necesitan ayuda.

"Cuando llegan a los 68 metros de profundidad,

se separan del cabo de guía

y comienzan la búsqueda del acorazado.

A esta profundidad, la visibilidad es prácticamente nula.

En teoría, el Cisneros descansa sobre unas rocas.

Por eso, el equipo no se separa de ellas.

Karlos decide qué camino seguir

basándose solo en su instinto.

Desorientase aquí se paga con la muerte.

Los bajos de Meixidos, a los que pertenece este conjunto de rocas,

resultan impresionantes bajo el agua.

No solo el Cisneros.

Cuántos barcos, cuántas vidas

se han perdido contra estas piedras.

Karlos y su equipo siguen sin encontrar el pecio.

Observan entre las rocas por si hubiera algún resto de metal,

alguna pieza que pudiera ser indicio

de que el Cisneros está cerca.

Les quedan menos de cinco minutos

para tener que regresar a la superficie.

De pronto, Karlos señala algo que no parece natural.

El punto al que se dirigen está a unos 50 metros de profundidad.

¡Ahí está!

Una gran pieza del barco se alza entre las rocas.

Es una proa cóncava.

No hay duda, es el acorazado que buscan.

El Cisneros tenía un rasgo característico:

esta proa cóncava.

En aquella época, se pensaba que eso mejoraba la navegación.

Apenas les queda tiempo.

Pero el equipo no puede resistirse a echar un vistazo

alrededor de la proa que acaban de encontrar.

Karlos comprueba su reloj.

Han consumido demasiado tiempo en la búsqueda.

En este momento, justo cuando han encontrado el Cisneros,

deben volver a la superficie".

Alrededor de la boya, se ven perfectamente las burbujas

que van saliendo de sus reguladores.

Eso te da una tranquilidad absoluta.

"En el cabo de guía, Karlos, Óscar y Luca

sienten la frustración de tener que regresar

dejando atrás al Cisneros.

Pero, si no lo hicieran, su vida correría peligro.

La primera parte de la misión se ha cumplido.

Pero solo han visto una parte mínima del gigantesco Cisneros.

Lo mejor está por llegar.

¿Cómo será el resto?".

Uno, dos, falta el tercero.

Ese Óscar, que salga ya. Ahí está.

Ya están los tres.

"El equipo sale casi sin resuello.

El esfuerzo ha sido agotador".

Bien, maravilloso.

"Karlos y Luca están exultantes.

Aún no dan crédito a que hayan encontrado el Cisneros".

¿Cómo lo sabías?

Porque eso no era una piedra.

(RÍE)

Grande.

Menos mal que miré a Óscar.

Te estaba viendo que te ibas al lado contrario.

Yo he girado la cabeza.

Menos mal que me has mirado tú.

Te he dicho: "Luca, la visibilidad es fatal".

Fatal.

Pero...

El ambiente ahí abajo...

Muy complicado encontrar el barco, muy complicado.

Las condiciones son muy malas.

Ha sido...

una gran satisfacción que, en la primera inmersión,

hayamos encontrado parte del pecio.

Una parte muy pequeña.

Porque pensando que el barco tiene 100 metros de eslora,

hemos encontrado una parte realmente ínfima.

Pero lo hemos encontrado.

En las siguientes inmersiones,

seguro que tenemos más opción

de ver las partes más grandes.

Sobre todo, los cañones, que es lo que más nos importa.

"En un acorazado como el Cisneros,

el objetivo de nuestra expedición es grabar el armamento.

Pero, por hoy, lo único que queda es hacer balance

y pensar en la siguiente inmersión".

Es fácil encontrarlo.

Si nos guiamos por las rocas, tenemos una referencia perfecta.

Que es lo que hemos hecho.

Pero hemos avanzado muy poco.

Hemos dejado la boya fondeada para que mañana sea,

evidentemente, mucho más fácil localizar el pecio.

Así no perdemos tiempo en la maniobra, en la búsqueda

y vamos a tiro hecho.

¿Verdad?

"El plan parece sencillo, pero la confianza es peligrosa.

Puede que las cosas no vayan a ser tan fáciles al día siguiente.

El equipo regresa al puerto de Muros.

El éxito de hoy les llena de optimismo para mañana.

Solo han visto una parte mínima del colosal pecio del Cisneros.

Están convencidos de que nada puede salir mal.

Pero ¿será así?

Para conocer más sobre la historia del Cardenal Cisneros

y el enigma que rodea su hundimiento,

Karlos acude al puerto militar de Ferrol.

A raíz de este naufragio, el comandante Manuel Díaz Iglesias

vio truncada su carrera militar para siempre.

Pero no se le condenó por hundir el barco,

sino por haber olvidado el cuaderno de bitácora.

En la fragata Cristóbal Colón,

un buque puntero como lo era el Cisneros,

Karlos se entrevista con el comandante.

¿Qué es el cuaderno de bitácora?".

El cuaderno de bitácora es un documento oficial

donde se reflejan todas las vicisitudes de la navegación

y se pone la situación horaria del barco.

Es un documento extraordinariamente importante

porque es donde el oficial de guardia refleja

en cada vigilancia, en cada guardia,

qué es lo que ha pasado y dónde ha sucedido la situación.

Además, es un documento oficial.

En caso de que ocurra cualquier circunstancia,

en una investigación, se va a recurrir a él.

El registro de todo lo que ha pasado en el barco de importancia está aquí.

Lo era en tiempos del Cisneros y lo sigue siendo ahora.

"En el consejo de guerra al que se le sometió,

Manuel Díaz se defendió diciendo que el barco

chocó contra una roca que no estaba señalada en la carta náutica

y que, por tanto, no era culpa suya.

La única prueba en su contra hubiese sido

el cuaderno de bitácora, donde se habría anotado el rumbo

que, según algunos expertos, era erróneo".

Siendo tan importante,

¿cómo pudo olvidar el cuaderno de bitácora el comandante?

Es muy importante y tenemos todos claro que hay que hacerlo.

Pero cuando se produce una varada incidental

y se produce una inundación en un barco,

y hay que abandonar el buque

y, además, de una manera urgente,

porque creo que en 40 minutos el barco se había hundido,

se produce una situación caótica, difícil de controlar

y es entendible, en cierto modo,

que el oficial de derrota se olvidara de coger el cuaderno.

(NARRADOR) "El caso levantó acalorados debates en el Parlamento.

¿La culpa era del comandante o de una Armada en decadencia?

Al final, el tribunal aceptó el argumento de Manuel Díaz Iglesias.

El asunto quedó zanjado y él fue destinado a tierra".

¿Qué es más duro para un comandante,

que le hagan un consejo de guerra o que le destinen a tierra?

Si se produce un incidente de este tipo,

va a haber un consejo de guerra y una investigación.

Y es altísimamente probable

que te destinen a tierra y que no te vuelvan a dar un mando.

Cualquiera de estas cosas es muy mala para un comandante

y, sobre todo, por no haber cumplido con tu trabajo.

Más duro que ser destinado a tierra,

es un poco el remordimiento de no haber sido capaz

de mantener la seguridad del buque y de la dotación.

"A las 8:30 de la mañana,

con unas condiciones de viento y mar perfectas,

el Eureka se lanza hacia Los bajos de Meixidos.

Les espera su segunda inmersión".

Hoy hay calma chicha, no hay nada de viento.

Hay un poco de niebla.

Y va a saltar algo de nordeste al mediodía,

sobre las 12, pero ya estaremos acabando

la inmersión.

"Cuando falta poco para llegar, los buzos se preparan.

En la mente de todos, la imagen de la proa que vieron ayer.

Y el deseo de descubrir el resto del pecio".

Hoy estoy visualizando ya

los cañones en mi mente.

Y si pasa eso, encontramos el pecio fijo.

"La perspectiva de saber dónde está el Cisneros

les pone de muy buen humor".

¿Cómo era el chiste de un italiano, un mallorquín y un madrileño

que van en un barco, cómo era el chiste ese?

¿Qué les une?

Les une una gran amistad y segundo, el Cardenal Cisneros.

Pon aquí tu mano, los tres mosqueteros.

¡Eh!

"No tienen ni idea de lo que les espera.

Pero el momento se acerca.

Ya casi están junto a la boya de fondeo que dejaron ayer".

Yo creo que no ha tocado nadie la boya.

Se debería ver ya, se debería empezar a ver.

Aunque hay pesqueros por ahí, en el sitio.

"Las bromas dan paso a la seriedad natural

previa a una inmersión.

El equipo sigue el plan previsto".

Después de la inmersión de ayer, donde encontramos el Cisneros,

vamos a hacer hoy otra para encontrar el resto del pecio.

Sabemos que hay cañones.

A ver si podemos encontrarlos y alguna otra cosa más.

"Los instantes previos a la inmersión

son de máxima concentración.

Ahí está la boya que marca la ubicación del pecio.

Al menos, así debería ser".

Mismo orden que ayer.

¿Vale?

¿No irás a hacer una inmersión profunda?

Hecho.

"De nuevo, a la aventura".

Parece que hay buena visibilidad.

Mejor que ayer.

Tiene muy buena pinta, la verdad.

Desde aquí, se ve el cabo.

Deseando bajar ya.

"Karlos hace el gesto de descenso inmediato.

Teresa le responde con el gesto de que todo está correcto.

Ninguno lo duda, hoy grabarán todo el Cisneros.

Nada más lejos de la realidad.

El equipo de 'Hundidos' se desliza por el cabo de guía.

La visibilidad es mejor que ayer.

Las condiciones para la inmersión son perfectas.

Metro a metro, crece la ilusión por llegar

a la popa del buque, a 70 metros de profundidad.

En cambio, lo que encontrarán

es bien distinto a lo que esperan".

En el fondo, marca como peces, pero no son peces,

son los buceadores.

Y esta línea hacia arriba,

que es una línea rara, son las burbujas.

Marca así verde porque no es pescado.

Si fuera algo duro, alguna materia, sería roja.

Como lo marca verde, eso son las burbujas que vemos así.

"En el Eureka, pasan los minutos

sin que Charly o Teresa sepan qué ocurre bajo sus pies.

¿Habrán grabado ya la proa del pecio?

¿Y los cañones?".

He perdido las burbujas. ¿Por dónde estaban?

Por allí.

Empezaron por aquí. Por allí, las vi.

Pero las perdí.

"Bajo la superficie, cuando Karlos y su equipo llegan al fondo...

Esto es lo que encuentran.

Nada.

Piedras y oscuridad.

¿Dónde está el Cisneros?

La desorientación hace mella en la cabeza de los submarinistas.

Tras agotar el gas en las botellas,

solo les queda abortar la inmersión.

Volver con las manos vacías no es fácil.

En el ascenso, no dejan de pensar

en qué ha podido pasar, qué ha salido mal.

Tal vez, las fuertes corrientes del Atlántico

movieron el cabo de guía.

O tal vez, algún barco de pesca arrastró la boya por error.

Óscar es el primero en dar la mala noticia".

Un auténtico arenal.

Ni rocas ni agujas... Nada.

Las condiciones hoy mejor, imposible.

Cero corriente.

He subido sin enganchar al cabo.

Espera, espera, no, no. Ya.

"Karlos y Luca salen con la misma frustración en la cara.

Todos se hacen la misma pregunta.

¿Qué ha podido ocurrir?".

La boya se ha movido.

Hemos bajado a 65 y...

Arena.

Arena.

Nada.

Mejor día... imposible.

Ya.

Cero corriente, calmado.

"La sensación de fracaso les envuelve.

A esta profundidad, no se puede repetir

la inmersión hasta el día siguiente.

Es una oportunidad perdida.

Unas condiciones perfectas que no se van a repetir.

Todos tratan de encontrar una respuesta".

Tenemos que cargar otra vez las botellas.

Y volver a intentarlo, claro.

Qué rabia, macho.

Bueno, mañana será otro día.

"El Eureka vuelve a puerto.

Hoy, ya nada se puede hacer.

Al día siguiente, el equipo de 'Hundidos'

se lanza de nuevo hacia Los bajos de Meixidos.

El Cisneros está rodeado de misterio.

No se sabe por qué se hundió.

Se desconocía el lugar exacto.

Y ayer desapareció de pronto para convertirse en un espectro.

¿Qué otras sorpresas les esperan hoy?

Solo tienen una cosa clara.

Ante la adversidad, el único remedio es perseverar".

Cuando descendamos hasta el barco...

Hacemos la búsqueda.

Ponemos una línea.

El problema es que se está metiendo mal tiempo.

"En Los bajos de Meixidos,

el equipo vuelve a sondar el fondo.

Esta vez no puede haber errores.

Es su última oportunidad.

La tensión les tiene clavados en la sonda".

Aquí hay... Ahí.

"El fallo de ayer ha sembrado dudas en el equipo".

Ahí.

"La diferencia entre el éxito y el fracaso

es cuestión de unos metros. La precisión es vital".

No, no, va bien, va bien.

49.

Las agujas están más altas que el barco.

Un poquito más a babor.

Se ha pasado un poco ahí.

Aquí marca pescado.

Es aquí.

Ahí, ahí, ahí.

Es ahí. Vámonos, venga.

"Parece que lo han encontrado.

Charly lanza de nuevo la boya de fondeo.

¿Será ese el punto correcto?

No hay tiempo que perder.

Karlos repasa la estrategia con Teresa y Luca".

Bajamos a cinco, chequeamos. Abres tú, ¿vale?

Vale.

A ver si a partir de 40 o 45, lo vemos.

Después de las situaciones que se han dado,

tengo muchas ganas de bajar a ver si hemos acertado.

Esto siempre es una excitación brutal.

"Una vez más, bajo el agua.

De nuevo, junto al cabo de guía que debe llevarles al Cisneros.

Es una escena que ya conocen,

pero con dos resultados bien distintos.

¿Cuál tocará hoy, éxito o fracaso?

Los metros se suceden y aún no pueden vislumbrar nada.

El equipo decide quedarse a 55 metros.

A esta profundidad, encontraron la proa hace dos días.

El acorazado, un buque de 108 metros,

juega al escondite con nuestro equipo.

Karlos ha visto algo. ¿Qué es?

Es un pequeño banco de abadejos.

Es una buena señal.

Ahí está.

Su instinto y los peces

le han llevado en la dirección correcta.

¡Por fin!

El Cisneros está frente a ellos.

No hay tiempo para celebraciones.

El tiempo corre bajo el agua

y deben grabar tanto como puedan.

Son 108 metros de eslora.

Es un coloso formidable.

En la mente de Karlos, un deseo muy fuerte:

descubrir el armamento del buque.

En la oscuridad, las formas del Cisneros

parecen insertadas en las rocas

como si la naturaleza y el metal

formasen un solo cuerpo.

Esa pesada cadena solo puede significar una cosa.

Que el ancla no está lejos.

Karlos ha encontrado algo.

Óscar, el cámara, se acerca para ver qué es.

El tiempo corre en contra.

Ahí está, el ancla.

Aún hoy se aprecia la robustez con la que estaba construida.

Debía ser capaz de retener un barco de 7000 toneladas.

¿Qué habrá más allá, donde la luz no alcanza?

Estos tubos parecían munición de los cañones, pero no.

Los obuses deben de estar en otro sitio.

Los cañones, también.

Pero ¿dónde?

¿Qué dirección tomar en esta oscuridad absoluta?

Karlos pide a los demás que le sigan.

Deben evitar moverse en círculos.

Los peces que antes les condujeron al pecio

ahora les han traído a los obuses.

Cerca de los primeros obuses,

Karlos descubre otros de diverso tamaño.

Algunos permanecen perfectamente alineados,

dispuestos al combate.

La exploración continúa.

Se dirigen hacia el exterior de la zona de estribor.

Tal vez allí encuentren los cañones.

De pronto, una forma emerge de las sombras.

Es grande y bien conservada.

Parece distinta el resto.

Ahí está, no hay duda.

Es uno de los cañones laterales.

El objetivo personal de Karlos se ha cumplido.

Mientras el resto del barco se funde con las rocas,

el armamento permanece intacto

como si la naturaleza no quisiera aceptarlo.

Un poco más lejos, Karlos distingue una estructura grande.

¿Será otro de los cañones?

Lo es.

El acorazado Cisneros, poco a poco,

va mostrando por qué era el buque más importante

de nuestra Marina de guerra.

A escasos metros, Karlos encuentra

el tercero de los cañones de estribor.

El cuarto no puede estar muy lejos,

pero el tiempo de inmersión se ha agotado.

En cubierta, Teresa y Charly aún no saben

el desenlace de la inmersión de hoy.

Un gesto de Karlos despeja las dudas".

Karlos.

¡Sí, señor!

¡Bien!

¡Sí, señor!

¡Cayó clavado!

¡Qué bien!

Vamos, Luca.

¿OK?

"Al subir al barco, la alegría se desata.

Por un momento, pensaron que no lo iban a lograr".

¡Bien!

Bien.

¡Eh! Ven aquí, aunque te mojes.

Estoy fatigado.

"Karlos está conmocionado por la experiencia que ha vivido".

Pensar cuando ese barco cae,

cuando choca contra el fondo,

ese pensamiento de estruendo

cuando contacta con esas rocas, porque está lleno de rocas,

es brutal.

Y también, muy espectacular el ambiente.

Pasear por ahí

es una aventura que, por suerte,

nosotros podemos ver.

Y ahora, lo puede ver la gente

a través de las imágenes que hemos grabado.

Un privilegio estar en el Cardenal Cisneros, de verdad.

"La aventura del Cisneros ha recordado a Karlos y su equipo

lo cerca que están el éxito y el fracaso bajo el mar.

Pero que sea cual sea el desenlace,

merece la pena intentarlo".

Hundidos - Cisneros

49:28 21 oct 2018

Carlos y su equipo se embarcan a la aventura para realizar una inmersión en el Cardenal Cisneros. Uno de los mayores cruceros de la armada española, hundido el 28 de octubre de 1905 a la altura de los Bajos de Os Meixidos, frente a la localidad de Muros.

Carlos y su equipo se embarcan a la aventura para realizar una inmersión en el Cardenal Cisneros. Uno de los mayores cruceros de la armada española, hundido el 28 de octubre de 1905 a la altura de los Bajos de Os Meixidos, frente a la localidad de Muros.

ver más sobre "Hundidos - Cisneros" ver menos sobre "Hundidos - Cisneros"
Xcerrar

Añadir comentario ↓

  1. Jose

    Buenos días al equipo de este magnifico programa,y gracias por vuestro trabajo. Ahora os pido,sugiero,os animo a que si estuviera dentro de vuestras posibilidades,intentaseis llegar hasta los restos del Santísima Trinidad. Sé que es arto difícil por la situación del precio y su profundidad,pero las memoria de los que con él perecieron y la historia os lo agradecerían, aparte de los que hemos seguido con gran interés las andanzas de este magnífico navío, gracias. Por cierto,el documental de ayer sobre la fragata Nuestra Señora de las Mercedes, SUPERIOR.GRACIAS.

    pasado lunes
  2. josemi

    karlos karlo karlos ....

    09 nov 2018
  3. Gabriel

    El capítulo está muy bien pero me hubiese gustado menos historia y más imágenes subacuáticas

    05 nov 2018
  4. JESUS

    Capitulo muy entretenido, buen hacer de todo el equipo! interesante!!

    05 nov 2018
  5. david

    Charly, fue una pena que estuviese el mar siempre así de mal, con tanta corriente y mala visibilidad, de otra manera Karlos Simon hubiera encontrado el HMS Captain en una mañana y de oido. Por cierto, eres lo único que se salva de la serie, aunque esa localización del Cardenal con el peixe, ya te vale, jajaja

    03 nov 2018
  6. Charly

    Buenos dias e visto los comentarios y me parecen muchisimos de ellos muy injustos con ganas de ofender y la malloria en terminos envidiosos.como patron del Eureka y como. Buceador profesional de 2 aparte de ser el buzo que a trabajado en mas buques hundidos de galicia y probablemente de España.querria aporta lo sigiente :des de el minuto 1 tanto yo recomendando a la productors como Karlos compañero vuestro y sobretodo la productora por su propio interes se antepuso y se intento por todos los medios. creo que muchos de los que comentais aqui colaboraseis en este bonito proyecto tanto en terminos de divulgacion de nuestros fondos marinos como a nivel comercial y economico.algunos inteligentemente como buceo Malpica colaboro y seguramente tendrá su premio a nivel de publicidad de su bonita empresa.otros no lo supieron ver.cosa que no me extraña y dejaron pasar esta oportunidad. Respecto a quien encontró el cardenal cisneros os podria Contar que quien buceo por primera vez o como decis vosotros lo encontro....como si desapareciese por arte de magia...(haber quien encuentra el captain). Por decirlo de alguna manera.pues ya se pescaba alli desde mucho antes el buzo de corcubion que se llamaba llermo apodado el verde.Este señor fue socio de mi padre en varios salvamentos y ya en el año 87 me dio las marcas de donde esta. Pos data..A si nos va a los Gallegos. Siempre autidestrullendonos. Perdonar por las faltas pero soy un simple buceador sin estudios... Un saludo

    02 nov 2018
  7. malonsok

    Segundo episodio y seguimos para bingo. Otra vez mintiendo, fingiendo encontrar un pecio que hace ya tiempo que se conoce.... Honestamente, me parece de vergüenza ajena tanta tontería junta. Que si no hay visibilidad, que si hay mar de fondo... Menos mal que en 10 minutos empieza un documental de verdad en la telegaita.. http://www.crtvg.es/tvg/a-carta/o-solway

    28 oct 2018
  8. David

    Una pena perder la oportunidad de mostrar lo interesante que es el buceo en pecios. En lugar de ello, solo se muestra un personaje haciendo autobombo de si mismo, en una historia totalmente ficticia que vende como real (el pecio ya fue descubierto hace muchos años y ha sido buceado por muchos buceadores) sin mencionar a los auténticos protagonistas. Respecto a las imágenes bajo el agua ... pocas y malas.

    27 oct 2018
  9. boga

    Totalmente de acuerdo con los comentarios anteriores. Y creo que es una gran falta de respeto no mencionar a los verdaderos descubridores, y una mentira decir que se descubría un pecio ya descubierto. Y, aún más cuando, en el briefing previo a la primera inmersión, uno de los buzos dice que la popa del barco está a 70 metros, y la proa a unos 50, o algo así. Vamos, decir eso de un pecio que no sabían ni siquiera si lo iban a localizar, me parece un poco fantasioso. Las imágenes submarinas me parecen escasas, aunque están bien realizadas. Y lo de hacer solo tres inmersiones, después de todo al montaje, la verdad podían haber buceado un poco más en el barco. La voz en off y la música, exageradamente dramáticas, y anticuadas.

    26 oct 2018
  10. anthonymike

    muy mejorable... los comentarios anteriores relatan algunos de los aspectos que se deben mejorar en los capítulos aún por emitir.

    26 oct 2018

Los últimos 14 documentales de Hundidos

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios
  • Santa María Magdalena

    Santa María Magdalena

    48:34 pasado domingo

    48:34 pasado domingo La fragata Santa María Magdalena, hundida en 1810, es el pecio de su época que mejor se conserva en nuestras costas. Sus restos se encuentran en la playa de Covas, en la ría de Viveiro, Lugo.

  • Participation

    Participation

    48:57 06 ene 2019

    48:57 06 ene 2019 En 1918 el carguero italiano Participation era hundido frente a las aguas de Villajoyosa por el submarino alemán que comandaba Robert Moraht. Karlos y su equipo tratan de encontrar los paravanes que llevaba el buque en cubierta, unos sistemas para detectar y destruir minas submarinas. Tras un primer intento en el que no encuentran el pecio, en la segunda inmersión logran su objetivo.

  • Sirio

    Sirio

    49:29 30 dic 2018

    49:29 30 dic 2018 El equipo de Hundidos sale a la caza de uno de los pecios con más historia de nuestras costas, el Sirio, también llamado el Titanic del Mediterráneo. Un trasatlántico italiano hundido frente a las costas de Cabo de Palos, en Murcia. Una delas mayores tragedias de la historia de España e Italia. Una catástrofe que costó la vida de aproximadamente 500 personas, muchas de ellas inmigrantes ilegales camino del nuevo mundo, que no constaban en los registros. Karlos y su equipo trabajan para rememorar a estas víctimas, en un pecio espectacular a casi 70 metros de profundidad.

  • Mardinian

    Mardinian

    49:53 23 dic 2018

    49:53 23 dic 2018 El nuevo objetivo de Carlos y su equipo es el Mardinian, un carguero británico hundido por un submarino alemán el 19 de mayo de 1917, cerca de la isla de Tabarca, en Alicante.

  • Cavour

    Cavour

    50:05 16 dic 2018

    50:05 16 dic 2018 Carlos y su equipo se embarcan tras la pista de un barco maldito, el Cavour. Un trasatlántico de 115 metros de eslora, que unía Europa con el nuevo mundo. Este barco se ganó a pulso su fama de gafe, puesto que durante años todos los barcos con los que se relacionó fueron hundidos, incluso colisionó con dos de ellos. Finalmente se hundió en 1917 frente a las costas españolas cerca de Tarragona, al colisionar con otro barco. Allí va a su encuentro el equipo de Hundidos que no tiene miedo a su posible maldición.

  • HMS. Serpent

    HMS. Serpent

    49:09 09 dic 2018

    49:09 09 dic 2018 Los buzos de Hundidos se lanzan esta semana en busca de un pecio cuya tragedia salvó miles de vidas en el futuro. El Serpent, un buque militar de la Armada británica, que se hundió, en 1890, en Punta do Boi (Galicia), dejando 172 víctimas.

  • Coila

    Coila

    50:31 02 dic 2018

    50:31 02 dic 2018 Carlos y su equipo se introducen en el mundo de los espías durante la Primera Guerra Mundial para investigar el hundimiento del Coila. Un carguero británico hundido por un torpedo alemán en 1917 frente al puerto de Sagunto (Valencia).

  • Don Pedro

    Don Pedro

    49:27 25 nov 2018

    49:27 25 nov 2018 Carlos y su equipo se embarcan en la busqueda de un espectacular trasatlántico, el Don Pedro, al que llaman el Titanic gallego. Una catástrofe que causó 90 víctimas en su hundimiento en 1895 contra los bajos de Corrubedo, en las costas de Galicia.

  • Stanfield

    Stanfield

    49:21 18 nov 2018

    49:21 18 nov 2018 El stanfield, era un imponente carguero con 115 metros de eslora y 15 de manga, desplazada más de 3 toneladas y una tripulación de 29 personas. En el momento de su hundimiento transportaba carbón para el ejército italiano desde EEUU.

  • El Carbonero

    El Carbonero

    49:31 11 nov 2018

    49:31 11 nov 2018 Hoy os hablaremos de los ases de la guerra submarina, en concreto del comandante que hundió el barco por el que hoy vamos a bucear, conocido como El Carbonero y que naufragó durante la 1ª Guerra Mundial.

  • Skyro

    Skyro

    49:14 04 nov 2018

    49:14 04 nov 2018 El objetivo de Hundidos esta semana es el Skyro, un carguero inglés construido en 1880 y hundido once años después frente a los bajos de Os Meixidos en A Coruña. La esperada recompensa del esquipo en esta inmersión: lingotes de plomo y rescatar la leyenda del mítico buzo Ángel Erostarbe.

  • RMS Soleay

    RMS Soleay

    50:18 28 oct 2018

    50:18 28 oct 2018 Nuestro equipo de buzos, con Carlos a la cabeza, sale en busca del Solway, un vapor inglés construido en 1841, hundido a 20 metros de profundidad en los Bajos de Baldaio, en A Coruña.

  • Cisneros

    Cisneros

    49:28 21 oct 2018

    49:28 21 oct 2018 Carlos y su equipo se embarcan a la aventura para realizar una inmersión en el Cardenal Cisneros. Uno de los mayores cruceros de la armada española, hundido el 28 de octubre de 1905 a la altura de los Bajos de Os Meixidos, frente a la localidad de Muros.

  • 1:10 03 sep 2018 Serie documental que combina aventura y documentación histórica y que se adentrará en el misterio y la belleza de las profundidades marinas. De la mano del experto en buceo Karlos Simón, descubrirá la historia de 13 grandes barcos hundidos.

Mostrando 1 de 1