www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.12.2/js
4089198
No recomendado para menores de 12 años Hora punta - 29/06/17 - ver ahora
Transcripción completa

Muy buenas noches y bienvenidos a "Hora Punta".

Estamos con el gran Anthony Blake.

Buenas noches.

Ya que tenemos a un especialista del mundo de la magia,

queríamos saber su opinión sobre un vídeo muy curioso,

sobre si es un cambio de cámaras, si esa habilidad con las manos,

si es algo más.

Ha colgado esto.

Es un mago muy conocido

por revelar sus trucos de magia en YouTube.

En esta ocasión nos sorprende con una mesa y una copa.

¿Cómo lo hace?

(Aplausos)

Esa cara de Anthony es de que hay gato encerrado.

Después de los años que llevo en el mundo de la magia,

me parece un montaje de cámara.

Es todo excesivamente limpio.

Salvo que...

No lo estropees.

La historia es en otro lugar

que tiene que ver con el apoyo de la copa.

Tu instinto no te ha fallado. Aquí está la clave.

Se trata de un juego de perspectiva

usando cinta aislante

y una copa gigante que parece estar encima de una mesa de verdad.

Qué mejor ejemplo que este para demostrar que no todo

es lo que parece.

Tiene su gracia.

Está muy bien hecho. Es muy engañoso.

Era lo único sospechoso que veía.

Simplemente con la mano va a ser que no.

¿Tendría nivel para estar en "Pura magia"?

Sin duda.

Es el nuevo programa que llega a TVE. Los mejores magos del mundo.

Lo que es pura magia

es cómo ha sobrevivido una mujer que durante 10 años

se hizo pasar por chico en Afganistán.

Es impresionante, tremendo.

De hecho, han hecho una película de ella.

Puso en riesgo su vida. Casi la descubren.

Esta es la historia de Nadia, que hoy está con nosotros.

Tuvo una infancia feliz hasta que con ocho años

todo saltó por los aires.

Una bomba destruyó su casa y quemo todo su cuerpo.

-Yo tenía muchas heridas en mi cuerpo.

-Con el rostro deformado, a los 11 años sufrió otro duro revés.

Su hermano falleció y su padre murió por culpa de la guerra.

No había futuro para la familia y el triunfo de los talibanes obligaba

a las mujeres a cubrirse con burka.

Tomo la decisión de disfrazarse de hombre conoce años

y convertirse en su hermano fallecido.

-Las mujeres no pueden salir de casa, ¿cómo podemos vivir?

Pues he decidido ponerme ropa de chico.

-Trabajando como campesino,

con sirio que sus padres y su hermana no murieran de hambre.

Sería vistiendo ropa de hombre porque no podía desvelar

su identidad, hasta que en 2001 una ONG la descubrió

y la ayudó tras 10 años disfrazada de hombre.

Está con nosotros la protagonista de esta historia.

Un placer que hayas venido. Menuda historia, es de película.

De hecho, han hecho una película de tu vida.

Has vivido lo que ningún niño debería haber vivido,

que es vivir una guerra y las consecuencias.

Por desgracia, esta historia se está repitiendo en el mundo,

nunca termina.

Cuando lees historias de la Primera Guerra Mundial y la segunda,

ya ves que ha pasado historias muy fuertes.

Y seguimos en este siglo de tantos acontecimientos sobre la humanidad,

pero seguimos estando en guerra.

Igual de primitivos que hace siglos y milenios.

Nadia, decías que tenías una infancia muy feliz,

hasta que una bomba estalla en tu casa y vuela por todo por los aires.

Pero es muy feliz hasta entonces.

Sí, sí. Tenía una vida con mi familia.

No éramos una familia muy rica,

pero teníamos mucha alegría en nuestra casa.

Mi padre trabajaba en el Ministerio de Sanidad

y mi madre, una mujer

que, aunque no tuvo la oportunidad de estudiar, aprender,

leer y escribir, es una gran filósofa, gran sabía.

Me transmitió mucha sabiduría.

Tuve una vida muy normal hasta que empezó la guerra y destruyó todo.

La bomba estalla en tu habitación.

Fallece tu hermano.

Tu padre pierde la razón de tanta locura.

Y tú decides ayudar a tu familia

adoptando la personalidad tu hermano

porque los talibanes no permiten que las mujeres trabajen.

Sales cada día a la calle,

¿y cuál hubiera sido el castigo sitio bien descubierto?

Este castigo que te voy a mencionar todavía existe.

Por ejemplo, lapidaban a las mujeres.

Las mataban o las ponían...

Cada día te jugabas la vida.

Cada día.

Para tu madre debió ser tremendo pensar que te ibas para ayudarlas.

Y sufriendo por ti porque igual no volvías.

Por eso, cuando hablo de mi madre me emociono

porque es una mujer que yo he salido a la calle para trabajar por ella.

Mirando en casa a cada momento la puerta de casa

a ver si mi hija vuelve o no vuelve.

La incertidumbre de lo que pasará con mi hija.

Y lo ibas vestida como un chico.

Pero hay que entender

que tú comienzas a dar ese paso cuando eres adolescente

y muchos compañeros tuyos de trabajo son adolescentes.

Se empieza a tener, con esa edad, los chulos.

Y tú también tienes que actuar como un chico.

En mi mente tenía que coger un personaje un poco extravagante

y más duro con mi familia, con mis hermanas.

Por ejemplo, cuando mi madre,

en Afganistán, aparte de guerra, hay muchas enfermedades.

La malaria está muy presente.

Cuando mi madre estaba enferma y me decía que tenía fiebre,

que le llevase al médico,

le decía que se pusiera el burka y le llevaba. Yo le decía que no.

Con eso demostraba a los demás que soy un hombre que protejo

a mi familia de esa forma, yo mando.

Eso para mí es muy duro.

Yo soy una mujer y lucho para mi libertad.

Y ver que mi madre no podía tener,

tenía que sacrificarme de alguna forma y hacer estas cosas.

Nadia, fuiste increíblemente valiente.

Además, lo que explicas de tu madre,

tu también te tienes que hacer el chulo,

con el papel de tu hermano fallecido,

con los hombres o con los chicos diciendo que las mujeres

no tiene que salir de casa.

Tenías que hacer del más chulo de todos para que no te descubrieran.

Claro.

Todavía tengo una relación bastante difícil con mis hermanas

porque cuando me encontraba a mi hermana pequeña

le decía que entrase en casa, que no tenía que salir.

Mis amigos decían que era muy pequeña todavía,

no te pases, que no pasa nada.

No, las mujeres en casa, no pueden salir.

Tú lo hacías para que no hubiese ninguna duda de que era su nombre

y pudieras ser ayudando a tu familia.

Claro.

Has sido tan valiente, de verdad...

Ha sido una gran locura que adoptes el rol de tu hermano fallecido

y que, fuera de casa, adoptes el papel de un hombre

y dentro de casa con tu familia, con tus hermanas,

que te molestaba decir eso, lo cariñosa que eras con ellas.

No podía estar cariñosa con ellas.

Ahora lo intento, pero ellas,

durante 10 años viendo un hermano muy duro con ellas,

ahora les cuesta mucho tener la misma relación conmigo.

Tenías una relación muy de protección hacia ellas,

pero no podías tan siquiera dentro de casa comportarte

y darles el cariño que imagino que si que sentías.

No podía, ni con mi madre.

Un personaje totalmente cambiado.

Cuando yo entraba en casa, las mujeres todas se tapaban.

Y cuando yo me sentaba en la habitación,

uno me traía el té, otro me servía una cosa y yo...

Dime una cosa.

¿Realmente te creíste el papel

o tenías miedo de que en algún momento alguien pudiera escuchar?

Claro, los vecinos.

Al principio, mi madre le costaba mucho decir mi nombre como el chico.

Un día, cuando me levanté por la mañana muy temprano,

mi madre estaba rezando sobre una alfombra, estaba diciendo...

Yo me levanto y pienso que han llegado talibanes

porque mi madre está gritando mi nombre.

Y cuando me levanto,

veo que mi madre está rezando con un rosario en la mano.

Me dijo que estaba practicando mi nombre.

Nadia no lo podía decir

y tenía que aprender mi nombre como un chico para que no pasara nada

en casa.

De verdad...

Me dejas en shock, en serio.

En el buen sentido de la palabra.

Lo explicas tan bien,

que es tan fácil imaginarse lo que has tenido que vivir,

pero al mismo tiempo es muy complicado porque tenemos

una vida aquí que no tiene nada

que ver con la que has tenido que sufrir.

Eso no es vivir, es sufrir.

Es que es muy difícil.

¿Cuántos años tienes ahora?

32.

¿Cuántos años hiciste pasar por un hombre?

10 años.

Su cabeza también tiene que funcionar de una forma...

Te tiene que jugar malas pasadas.

Claro, y todavía, para mucha gente mi vida ha pasado,

ahora es diferente. No, es que mi lucha sigue.

Yo tengo mi familia en Afganistán

y todos los días muere gente de mi país y mi familia sigue allí.

Esos 10 años he luchado para que mi familia sobreviva.

Y ahora los tengo en un país en guerra, yo estoy aquí,

para mí no es fácil.

Evidentemente, sufres por ellos.

Y cada día.

Si aquí tengo comida, gente que me quiere,

y un país en paz, libertad.

Y digo: "Esto mi familia no tiene, esto no lo tiene mi madre".

Tú vas el lunes a Afganistán. ¿Qué sensación tienes?

¿Qué te recorre por el cuerpo?

Tiene que ser complicado volver a tu país,

que está en una situación muy complicada.

Pero mismo tiempo, la ilusión de ver a tu familia.

Es una sensación de emoción, alegría y tristeza, muy mezclado.

Ahora me has conocido y, si vas a Afganistán y hablas conmigo,

no me vas a conocer.

Es la misma persona, ¿qué le ha pasado?

Muchas veces hablo normal, trato a la gente muy normal,

muy amable, pero en mi país no puedo porque me recuerda a la guerra,

a la violencia. Si veo que la gente esta llorando, yo lloro más.

Hay rincones de mi país que yo he sufrido

y me recuerda porque revivo las situaciones.

Es muy duro.

Ahora estoy muy contenta porque me voy a mi país

y muy triste porque revivo esas situaciones otra vez.

Cuando venciste a los talibán,

¿por qué seguiste vistiendo como un hombre?

Si te caes con una mentira, no es fácil salir.

No es que un día haces una cosa y mañana cambia.

Cuando los talibanes se fueron del país,

yo tuve que seguir como un hombre porque a mis vecinos

no podía decirles que había mentido, que era una chica.

Pero lo entenderían, ¿no?

No.

Para vosotros los talibanes son unos monstruos que han caído del cielo,

pero para nosotros talibanes pueden ser mis vecinos.

Pueden estar en mi pueblo.

Es decir, que todavía, a pesar de que se les había vencido,

pero seguían viviendo muchos de ellos y pensando como ellos.

Y sigan viviendo.

Ahora mismo en el Parlamento de Afganistán hay gente

que durante el talibán tenían una barba grande.

Ahora se han afeitado y se han puesto corbata

y americana y dicen que son de democracia.

Cuando llegues a tu país,

¿qué vas a hacer? ¿De hombre o de mujer?

Voy como Nadia, pero muy tapada.

Me pongo una ropa negra que te tapa todo el cuerpo.

Me tapo los ojos con unas gafas de sol para taparme.

Tú llegaste a España gracias a una ONG.

Te acogió una familia.

Josep Solé es su padre adoptivo, tenemos un mensaje.

Es una persona muy amable, sencilla y divertida.

Y nuestra hija que tenemos con mi esposa.

Tenía interés en acoger una nueva hermana.

Se te apareció estando en diferentes operaciones.

Tuviste la suerte de conocer a una familia de acogida,

Josep Soler y su mujer, que te acogieron como una hija.

Esta familia no es una familia normal,

son ángeles que han caído del cielo para ayudarme.

Realmente, cuando yo me levanto por la mañana,

los voy a tocar a ver si existen, si son personas o ángeles.

La manera en que te tratan, te acompañan en tu solidaridad...

Para cualquier cosa están a tu lado.

Me dicen que te costó mucho ver la película que hicieron sobre tu vida.

Y que no querías verla.

No, no.

Yo vivía en Afganistán en el momento de que publicaron la película.

Yo sabía de qué se trata esta película.

Yo decía: "Por favor, no, porque yo estoy viviendo".

El director y la gente que ha publicado esta película

no son conscientes que estoy sufriendo en este país.

En cualquier momento van a descubrir que soy yo y no quería.

Para mí es una cosa muy fuerte que me pasó.

Mis amigos luego me contaban

que habían visto una película que una chica vestida de chico.

Y yo escuchando la historia de mi misma.

Mis amigos me contaban.

Decían que es una chica que vestía de chico.

No podías conocerla.

Yo les decía: "No me lo puedo creer porque es ficción.

Si encuentro a una chica vestida de chico, enseguida lo descubro".

Mis amigos decían que era muy fuerte.

Me contaban la película a mí.

De tu propia vida. De hecho, lo que dices es verdad.

En la historia ha habido diferentes mujeres que se han tenido

que hacer pasar por hombres.

Yo siempre digo que no soy la única mujer

que lucha por su libertad.

Cuando llegué a España,

escuché a muchas escritoras mujeres que han escrito

su novela a nombre de un hombre.

Han hecho muchos actos como un hombre por protegerse,

para seguir adelante.

Y lo siguen haciendo.

Vamos a ver una serie de ejemplos,

diferentes mujeres dignas de admirar.

Ni más ni menos que, atentos a la historia de esta egipcia.

Nadia no es la única

que se ha tenido que hacer pasar por un hombre.

Esa mujer egipcia lo tuvo que hacer durante más de 40 años.

Tras quedarse viuda, era la única forma para poder trabajar

y alimentar a su hija,

ya que en su país las viudas son condenadas a vivir de la caridad

y no tienen derecho al trabajo.

En la actualidad ha podido conservar el empleo.

Otro caso es el de Pili Hussein,

los 31 años tuvo que escapar de su marido abusivo

y se hizo pasar por un hombre durante una década

para trabajar en una mina de Tanzania.

La descubrí bien hasta que se volvió a casar

y ahora se ha hecho rica gracias a su empresa minera.

Casos que pasase por un hombre

es la única opción para tirar hacia delante.

Nos parece increíble.

Se queda viuda y, encima, el Estado no debe permite trabajar,

tiene que vivir de la caridad.

No solo tienes el dolor de quedarte viuda,

sino que te quitan la posibilidad de vivir dignamente.

Es lo que me pasó a mí.

Aparte de que mi hermano murió mi padre estaba enfermo,

no teníamos nada para comer.

Además, las mujeres no podían trabajar. ¿Qué podíamos hacer?

La gente preguntaba que cómo ocurrió.

No tenía nada, ninguna opción.

He pensado en hacer eso para salir adelante.

Un día o dos días.

Mañana las cosas van a cambiar.

10 años.

Vamos a despedir la entrevista, nadie.

Vamos a despedir la entrevista.

Me ha encantado que hayas estado con nosotros. Me preguntaba mi equipo,

vistiendo como un chico,

te enamoraste de otro chico. ¿Cómo llevas esta situación?

Te enamoraste de un chico,

pero él te ve a ti como otro chico y no te atreves a decir nada.

Siempre pasan estas historias que se enamoran.

Yo me he enamorado y pedía a Dios que no me dejara enamorar.

Muchas veces, si sentía alguna cosa por alguna persona,

tenía que dejar ese barrio, irme a un lugar donde no verle más.

Es muy duro.

Gracias por la lección de vida que nos has dado.

Escuchándote, uno se le quita cualquier tontería

que tenga en la cabeza.

Nada es importante comparado con lo que te ha pasado a ti.

Eres un ejemplo, no solamente para las mujeres, evidentemente,

sino para cualquiera que respire eres un ejemplo enorme.

Que te vaya muy bien por Afganistán.

Y cuidate mucho, importante. Dentro de 50 días veremos lo que pasa.

Seguro que a mí y a todo el mundo nos has emocionado.

Nos gustaría mucho volver a contar contigo,

que nos digas que has vuelto sana y sana,

que has podido disfrutar de tu familia como te mereces.

Y si me permites, un beso.

Gracias.

Gracias, en serio.

Es complicado continuar

después de escuchar todo lo que nos acaba de narrar. Tremendo.

Pero vayamos a cambiar un poquito de tercio.

En nada llega la doctora Patricia,

que nos habla sobre este curioso caso, atento.

Esa cantante siempre ha tenido dos tonos de piel en su abdomen

y desde pequeña se ha preguntado qué se debería esta curiosidad cutánea.

Ahora, a sus 33 años, le ha dado sentido gracias a un documental,

sufre un trastorno genético.

Se produce tras la absorción de un hermano gemelo en el útero materno.

Lo curioso es que siempre lo intuyó

ya que desde los seis años de edad se le preguntaba a su madre

por su antigua hermana gemela.

Los dos tonos de su piel es lo que identifica este síndrome

de manera superficial,

pero posee dos ADN si dos sistemas inmune,

como si fuera dos personas en una.

Para hablar de todo eso tenemos a una experta, buenas noches.

Buenas noches.

Es curioso y tremendo. Se ve perfectamente la diferencia.

Este es mi hermana gemela y esta soy yo.

Siguen siendo casos muy excepcionales.

Uno podría pensar, cuando el feto tiene siete meses,

absorbe al otro, pero no es así.

Pasa en los primeros días de la gestación.

¿Cómo se tiene dos sistemas inmunes?

Porque tiene dos ADN.

Eso dará problemas legales en el futuro. Un test de paternidad.

En asesinos donde se hacen pruebas,

si recoges una célula que lleva otro ADN de su hermano

y no lleva el tuyo, o el semen lleva el ADN del suyo,

pero hacen el test de otro ADN...

Tiene muchos problemas a la larga.

Con dos sistemas inmunes,

¿significa que tiene más dificultad para una enfermedad o no?

Al revés, dos sistemas hace pensar que protegen mejor al cuerpo.

Vamos en contra de todas las células que no son nuestras.

En este caso tiene dos,

por lo tanto, tiene dos sistemas inmunes y están todos

a favor o en contra del resto de células.

Si tiene dos sistemas inmunológicos,

es más difícil que contraiga un constipado.

No tiene nada que ver.

Y en un futuro es madre, ¿le afecta al bebé?

Tendríamos que saber el ADN que tiene el óvulo.

¿Qué ADN cogerá? Depende de la célula del óvulo.

Una pregunta que igual es ciencia- ficción.

A nivel cerebral...

No pasa nada.

Es decir, veo que dice...

El cuerpo humano es muy simétrico, crecemos

y nos desarrollamos de forma simétrica.

No tiene ninguna consecuencia en una patología futura.

Pues muchísimas gracias,

como siempre, por explicarlo todo tan sencillo

y estar con nosotros en "Hora Punta".

Continuamos, y lo vamos a hacer con un hombre muy curioso.

Trabajó en la tele,

pero ahora se encuentra en la tele haciendo de hombre perro.

Su historia es curiosa.

Hace dos días nos quedamos sin tiempo

y quisimos en grabar con el esta pequeña entrevista.

Es una historia de un actor de los pies a la cabeza.

Tiene una historia muy curiosa.

Es la increíble historia de Rafael de Diego,

el actor que ladra en la calle para ganarse la vida.

Desde hace unos años se ha instalado en la puerta

del Museo del Prado. Tiene 35 años y una amplia trayectoria como artista.

Ha recorrido varias ciudades,

pero no fue fácil salir a la calle para trabajar.

-Cuando vi las comisiones laborales, al principio

de la crisis, y siguen igual,

trabajar tantas horas por tan poco dinero, me parece esclavitud.

-Ha alcanzado la estabilidad económica.

Demuestra cada día que no es menos artista por no estar en un teatro.

-Está en el teatro y también está en la calle.

No se es menos artista por no estar en un teatro.

Aquí está con nosotros a Rafael de Diego. ¿Qué tal?

Adelante.

Hola.

Qué cambio.

De estar con los focos a presentar para muchísima gente "Zona Disney"

y de pronto te cambia la vida y vuelves a la calle.

Ha sido algo que puede aparecer un poco broma,

una persona que acaba trabajando en la calle,

pero al simplemente soy una persona

que quiere volver a trabajar en televisión.

Salió un artículo en el que la gente se puso las manos

en la cabeza porque decía que ganaba 60 E al día.

No es cierto. Hay días que voy, hay días que no.

No tengo nómina ni Seguridad Social. No se gana tanto dinero.

Simplemente puedes vivir.

Una de las mejores cosas es que Pierce Brosnan o Al Pacino

te dieran 5 euros.

Eso fue muy ruin porque están forrados.

Dejando un poco el drama de lado,

yo estaba en el Museo del Prado, como siempre.

Enfrente está el hotel Ritz.

Aparece una mujer guapísima,

que no sabía que era la mujer de Pierce Brosnan.

Se me queda mirando y se va corriendo.

Avisa a su marido y es él. Imagínate mi cara mirándole.

Le dije...

(HABLA EN INGLÉS)

Me dijo que enhorabuena y que era el mejor.

Yo le respondí que él era el mejor.

(Aplausos)

¿Qué planes de futuro tienes a corto plazo?

Que alguien en ese momento me este viendo,

alguien que controle de televisión,

y me dé una oportunidad, voy a ser sincero, mi mundo es la televisión.

En caso de que no sea así...

Seguir en el Museo del Prado.

Ojalá que eso cambio.

Nos parecía muy curiosa la historia de Rafael, quería que la conocieran.

Esperemos que vuelva la televisión en breve.

Queremos que les miren con otros ojos,

como con los ojos que vamos a mirar esta nueva serie, "La peluquería".

Qué fuerte que la Sonia haya dejado al Miguel.

-Dudo que el nombre de pila de el...

-Rocco tiene que aprender a cotillear. Tiene que ser multitarea.

El otro día pedí la trilogía de "El hobbit" por Internet.

Una cosa llevó a la otra y...

-No me puedo creer esto de ti.

-90 pulgadas.

Vamos a saludar a Chiqui Fernández y a Guillermo Ortega.

Hola.

Guillermo, un placer. Adelante, por favor.

"La peluquería".

Viendo vuestras caras sabemos que lo vamos a pasar genial.

Yo creo que sí.

Nosotros nos hemos divertido mucho haciéndola.

No me extraña.

A ti solamente oírte hablar,

tienes algo especial que provocas ese buen rollo.

Se hace lo que se puede.

(Risas)

Mira, funciona.

¿Qué nos puedes contar?

Son píldoras de cinco minutos, son cuatro al día.

Pasa de todo y no solo cosas de peluquería.

Unos pedazo de actores... Tenemos muy buenos guionistas.

Lo más importante de una serie siempre es el guion.

En los actores,

que seamos decentes por lo menos, que lo hemos conseguido, creo.

-Tenemos muchos compañeros, Juanjo Cucalón, Anna Gras...

El elenco es impresionante.

Y un ritmo frenético, por lo que he visto.

Grabamos cuatro capítulos diarios.

Y nos veníamos a Barcelona a hacerlo.

-Son capítulos de cinco o seis minutos.

Has tenido algún problema con tu personaje,

con las tijeras, concretamente.

Yo no, lo han tenido las figurantes.

Yo he hecho una Masterclass.

Según llegamos, nos dieron una Masterclass de peluquería.

Qué chulo.

Unos señores nos enseñaron a poner bridas

en la cabeza para cortar.

Dije que éramos una peluquería de barrio.

Es todo lo que nos enseñaron.

Vamos a ver lo que quieren preguntar

los compañeros de fórmula televisión.

Me gustaría preguntar a quien harían un cambio

de lucro en la peluquería.

-Por las mañanas me miro al espejo

y pienso que quizás tengo alguna pista.

¿A qué presentador o presentadora le haríais un cambio de look?

Ya puestos, al único presentador que ha venido, Jordi Hurtado.

-Le hemos hecho un cambio de Luke.

-Le hemos hecho un cambio de look.

Tenéis mérito.

Creo que vino al segundo capítulo.

Muy encantador.

-No puedo contar más.

Spoiler.

El que viene a continuación muy encantado es el gran Anthony Blake.

(Aplausos)

¿Cómo estamos?

No os sentéis.

Ponte para acá y tuvo a este lado.

Os acabo de oír que entre vosotros hay una relación

de cinco meses de trabajo muy intenso.

Con lo cual, entre vosotros algo ocurre, algo puede ocurrir.

Algún guiño tendréis entre vosotros.

Vais a soltaros la mano. Quiero que cierres los ojos.

Déjame un momento tu mano.

Tranquila en esta posición.

Abre los ojos.

¿Has sentido que te he tocado?

-No.

-¿Seguro?

-Seguro.

-Lo entendamos por última vez. Atenta. Abre los ojos.

¿Has sentido que te he tocado?

-Sí, aquí.

-¿A quién he tocado?

-A mí.

-Vamos a hacer una cosa.

-Es que yo también lo he notado.

-Dentro de un momento, no voy a sacar lo que tengo en la mano,

te voy a pedir que cierres los ojos un instante.

Te voy a ir haciendo una serie de preguntas.

Quiero que extiendas tu mano boca arriba.

Dentro de un momento te voy a pedir que lo cierres,

así que no te agobies.

Cierra los ojos ya.

Te voy a dar a ti esto, que sabes lo que es.

Quiero que cierres tu mano y mantengas la mano en esa posición.

Voy a intentar que Guillermo haga algo.

Perfecto, una pregunta.

¿Has sentido que te ha tocado?

-Como un hilo por aquí por la mano.

-Guarda eso en la otra mano.

¿Sientes que te esta tocando el hombro?

--está

-Sí.

-Guillermo tiene en su mano algo.

¿Sientes algo en el interior de tu mano?

-Sí.

¿Lo que tienes en el interior de tu mano es grande o es pequeño?

-Normal, pequeño.

-¿Lo que tienes en tu mano,

la sensación que tienes es duro o blando?

-Duro. Tipo un huevo pequeño.

-Perfecto.

¿Es redondo o cuadrado?

-Redondo.

-Te voy a dar tres opciones.

Entre un pitillo, un corcho de botella o un trozo de esponja,

¿qué crees que es?

-Lo de la botella.

-Bien, voy a recoger de tu mano lo que tienes

y se lo voy a dejar a él en el sitio.

Por favor, abre los ojos y mira lo que tiene en su mano.

¿Queréis decirle lo que ella tenía en la mano?

-Nada.

No tenías nada, Chiqui.

Palabra de honor.

-Eres muy grande.

-Producto de tu imaginación.

Y no le des más vueltas.

Y nunca mejor dicho.

Aún no se lo cree, mira la cara que tiene.

Claro es que lo he tocado.

-Has tenido la sensación.

Por eso he dicho que entre vosotros

dos en esos cinco minutos de cada día

se ha establecido una relación.

El que ha tenido todo el tiempo el corcho en su mano

ha sido él y tú has hecho la descripción del objeto que tenía.

Os quiero desear el mismo éxito de Anthony Blake con su magia.

Que toquéis todo lo alto.

Muchas gracias.

-Tienes que venir a cortarte el pelo.

Encantado.

Nos vamos, mañana último programa de "Hora Punta". Gracias.

  • Hora punta - 29/06/17

Hora punta - 29/06/17

29 jun 2017

Programa de entrevistas y reportajes que va desde la actualidad a los contenidos más impactantes de internet y redes sociales. Contará con entrevistas a invitados famosos y una serie de colaboradores que comentarán las diferentes secciones.

ver más sobre "Hora punta - 29/06/17 " ver menos sobre "Hora punta - 29/06/17 "
Programas completos (205)
Clips

Los últimos 373 programas de Hora punta

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios