www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.11.0/js
4242260
No recomendado para menores de 12 años Hora punta - 27/09/17 - ver ahora
Transcripción completa

Buenas noches.

Bienvenidos un día más.

Un día especial.

Vamos a ver historias de superación espectaculares.

Unas entrevistas sobre cómo superar un atentado

terrorista 30 años después.

El ejemplo de vida que nos darán dos personas

que han vivido la pérdida de sus padres.

Y un hombre que pasó de no tener para comer

a una situación totalmente distinta y ayudar a gente

que está en riesgo de exclusión social.

Por ejemplo, tenemos a grandes eminencias que llevan el caso

de la niña con piel de serpiente.

Si os parece, comenzamos con esa historia.

Hace 30 años, en Barcelona,

ETA perpetró un atentado terrorista y murió mucha gente.

El grupo terrorista quiere ejecutar

el ataque más sanguinario de su historia puntos

es poco después de las cuatro la tarde.

Mueren 21 personas.

45 heridos. Entre ellos, Roberto Manrique.

Ese día cambió el turno a su compañero

y la explosión le alcanzó de lleno.

-Recuerdo los cascote es cayendo.

-Hasta que no llegó al hospital no supo que había sobrevivido

a un atentado terrorista.

Se contagió allí de hepatitis por culpa de una negligencia.

Este suceso ha cambiado el rumbo de su vida.

Con nosotros está Roberto.

Con nosotros está Roberto.

Bueno, desde el año 91 que nos conocimos.

Lo primero que crees es que ha sido una explosión

de un frigorífico.

Yo trabajaba de carnicero.

Lo único que tenía en la cabeza es que había explotado

la cámara frigorífica. Quique habría cogido

a los que estábamos allí juntos.

Camino al quirófano, es cuando escuchas textualmente:

"¿Pero cómo estos hijos de puta han puesto una bomba en Hipercor?".

Alguien me inyectó la heparina con una aguja infectada.

Una hepatitis dolorosa de aquella época,

desgraciadamente, fueron dos virus de hepatitis

que me impidió trabajar manipulando alimentos frescos.

El contacto con la gente me ha gustado siempre mucho.

Además, me he criado en el mercado.

He trabajado en el Corte Inglés, en Hipercor.

Era un supermercado de cierta categoría

y era divertido.

Con muchos amigos y clientes geniales.

Aquel día eres víctima de un atentado,

pero no tenías que haber sido tú. Cambiaste el turno a un compañero.

El día anterior me pidió el cambio de turno.

Lo más normal.

Además, recuerdo como si fuera ahora que le dije

que no pasaba nada por venir un día tarde

porque eran clientes nuevos y gente nueva.

Tú ibas a trabajar para divertirte.

Me voy a callar de lo que hacíamos en Hipercor

los carniceros... Recuerdo levantarme a las 5:00 de la mañana

y me iba a divertir al trabajo. Ahora es imposible.

Iba a ver lo que pasaba hoy.

Aquello se acabó. Hay que hacer otras cosas.

Honestamente,

¿cuánto tiempo pasa hasta que empiezas a dormir con normalidad?

Cuando has visto la muerte de cerca,

es que tienes que aprender a vivir.

Quieras que no, tienes que tener ganas.

La mayoría de las víctimas de atentados en España

y fuera de España son un ejemplo de superación.

En mi caso personal, Sara Bosch, que vais a hablar con ella también.

Me dice que no tengo secuelas psicológicas

por que yo hablo con amigos y me desahogo.

Entonces, secuelas personales, tengo una.

Se puede explicar porque es divertida.

Me dio una época de limpiar los azulejos de la cocina.

Me levantaba por la noche a las 3:00 de la mañana

para limpiar los azulejos de la cocina.

Mi mujer, encantada, claro.

Esas horas que estaba limpiando azulejos, pensaba en mis cosas.

No molestaba a nadie.

Se me pasó. Una anécdota más.

¿Te dijeron por qué?

Seguramente era una cuestión nerviosa.

Es más cómodo limpiar azulejos que ir a las 4:00 de la mañana

a la calle.

Los expedientes se iban acumulando.

Y medio por limpiar azulejos.

--me dio

Eres hombre de nervios templados.

El destino quiere que ocurra algo.

Te encuentras con dos

de los terroristas.

Teníamos un juicio en la Audiencia Nacional en Madrid.

Estaba con el abogado.

En la misma fila de la entrada al juicio,

me encuentro con los asistentes al juicio.

Detrás mío, justamente, a la espalda,

2 de los 4 autores del atentado de Hipercor,

que estaban libres en la calle.

Me encuentro en la Audiencia Nacional con dos

que ni quisieron matar.

Agradable no es. Nos miramos.

Con la mirada nos dijimos todo.

Luego, en la sala nos cruzamos miradas más tensas,

pero hay que mantener la compostura.

Sin embargo, luego te has encontrado

con uno de los terroristas del atentado de Hipercor.

Quiso hablar contigo y pedirte disculpas.

Quiso mantener un encuentro en 2012.

Me envió una carta a mi casa.

Quería un encuentro para poner cuestiones

sobre la mesa y mostrar su arrepentimiento.

Siempre he dicho que la reunión la planteó el,

--él

yo no tenía ningún interés.

Si me permites, recibes la invitación...

Primero, me llama un abogado desde el País Vasco.

Me envió una carta a mi casa.

Pasó más de un año.

Recibí la carta en mayo.

De 2011. El encuentro tuvo lugar en junio de 2012.

Me parece increíble la memoria que tienes.

¿Qué piensas durante ese tiempo?

Sinceramente,

la pregunta que yo quería hacerle a cualquiera de los cuatro autores

que me explicara que un gallego, un palentino y un navarro

venían Cataluña a matar gente por orden de un vasco.

Otra historia de superación.

Ha venido con una sonrisa.

Es Jordi Morales.

Perdió a su madre ya su padre en el atentado.

--y a

Solo tenía siete años.

Recuerda a gente vestida de luto.

Quedó huérfano a los siete años.

Aquella tarde habían ido a hacer unas compras.

Su madre estaba embarazada.

La desgracia cambió su vida.

Nunca pudo ser feliz.

Hace unos meses nació su hija.

Jordi está en tratamiento psicológico.

Ella nunca tendrá abuelos paternos.

Y él no tiene ningún recuerdo para contarle.

Da la sensación de ser un niño que ha tenido una infancia feliz,

pero lo tuyo ha sido durísimo.

Con siete años, no entiendes nada.

Ves a gente en tu casa vestida de negro y tus padres no vuelven

a aparecer.

Estoy nervioso.

Hace 30 años...

Ahora tengo una sonrisa, pero es duro.

Solo tengo el recuerdo de gente entrar a mi casa vestida de negro.

No entendía lo que pasaba.

Era el 19 de junio.

Venía en San Juan, en Cataluña, que es festivo.

El final del colegio.

Yo solo quería ir a jugar al fútbol con mis amigos.

Eso, 30 años después, me sigue pesando.

Acaban de asesinar a tus padres y solo piensas en jugar al fútbol.

Tenía siete años y quedar las cosas desde otro punto

han pasado 30 años y me sigue doliendo.

Te han robado la infancia.

La vida.

Después de todo ese tiempo, tengo lagunas mentales.

He estado en tratamiento psicológico.

En mi caso, principalmente, al tener siete años tienes

toda la vida por delante.

He hablado con víctimas del terrorismo

y con gente cuyos familiares han fallecido.

Ahora, 30 años después, sigue quedando.

Nos sorprende a todos.

Tiene a ti, Roberto, Jordi...

A ti, Roberto, Jordi...

En la reunión, esa sonrisa que tenéis...

La mayor parte de las víctimas que conozco,

nuestro proyecto de vida ha sido que nadie pase

lo que hemos pasado nosotros.

Si tenemos que estar siempre quejándonos...

Aprendemos a vivir nosotros y conseguimos que nadie

vuelva a pasar por lo mismo.

Sin embargo, no es sencillo.

Cuando pasan los días y ves que no llegan tus padres a casa,

¿cómo te dicen que no volverán?

No me acuerdo.

Tengo una la una de 14 meses.

A mis padres se les asesinaron en junio y, en septiembre,

empecé a vivir con mis tíos.

Empecé en otro colegio.

Con años de psicólogos, fue en septiembre del año siguiente.

Fue una laguna de 14 meses.

Respecto a los pocos recuerdos que tengo hoy, no sé si son verdad.

Recuerdo las fotos de mis padres en la prensa.

Y las fotos de las esquelas. Sé cómo son por esas dos fotos.

A día de hoy, me sigue doliendo.

Pasan cosas en tu vida.

Al tener siete años y pasar 30, pues me he sacado una carrera.

En ese momento, eché de menos a mis padres. También me casé.

De hecho ha sido padre ahora.

Cuando crees que todo está superado, te das cuenta de que no.

¿Qué sucede cuando nace tu hija?

Nace mi hija y me voy al cementerio.

A presentar a su nieta a mis padres. No me salían palabras.

Me puse a llorar.

Es lo primero que yo quería hacer.

Presentar a mi hija a mis padres.

Ese dolor me trajo esos sentimientos y emociones que llevabas

tiempo viviendo con tranquilidad.

Han pasado 30 años, pero de golpe sale otra cosa.

Estaba muy latente. Hemos hablado de Sara.

Vamos a escucharla.

Tenemos un documento donde nos explica cómo

se puede superar la tragedia.

Cuando nos preguntamos acerca de las reacciones psicológicas

de una persona que vive un atentado terrorista,

la primera respuesta son las reacciones agudas

que imaginamos y conocemos.

Muchas de esas personas, no van a tener esas reacciones

tan esperables, sino que van a iniciar un camino

de memoria traumática.

Aparentemente, pueden estar bien,

pero todo ese terror y esa conexión con la violencia

puede aparecer en mucho tiempo después

cuando un acontecimiento actúa como detonante

y vuelve a traer de nuevo ese hecho a la memoria.

Como bien decíais, hay poca gente que sepa

más que ella.

Ha sido mi psicóloga durante mucho tiempo.

Gracias a ella, avanzas en los procesos normales de la vida.

Estoy bien. Echo de menos a mi familia, a mis padres,

pero tengo que disfrutar de mi hija.

Por desgracia, ahora hemos vivido atentados terroristas

en España de otro carácter, pero, en el fondo fallece gente

y también hay víctimas.

Cuando hablas con tu mujer o con tu familia,

¿lo ves de una forma distinta al resto?

Solo pienso en los testigos presenciales del atentado.

La víctima mortal tiene unos familiares.

Hay una legislación.

También la tienen los heridos.

Los familiares de los heridos no tienen una legislación.

Hay que resolver este tema.

Ahora mismo, los testigos presenciales

de las Ramblas o Cambrils, ¿cómo están?

¿Les atienden?

Os centráis más en lo que es cada víctima de manera individual.

Las agradezco que hayáis estado aquí.

Os agradezco que hayáis estado aquí.

Además, no desde el punto victimista,

sino de gente que lo ha superado.

Como mínimo, aprender a vivir con ello, que es importante.

Vamos a un tema muy distinto.

Un hombre que vivía en chabolas y ha podido a asomar la cabeza.

Gracias de corazón. Es un soplo de aire fresco. Gracias de corazón.

Tenemos otra historia de superación.

Se crío en la miseria.

Se ha convertido en un gran empresario hostelero.

Es propietario de cinco cafeterías en Madrid.

Se criaron en una chabola de galletas.

No tenían agua ni luz.

Su madre compaginaba varios trabajos.

Jorge se puso a trabajar con 10 años descargando

camiones de melones.

Era ilegal trabajar en aquella edad y le pagaron con fruta.

Consiguió trabajo en un restaurante.

Pudo comprar una vivienda con agua corriente.

Actualmente tiene cinco negocios de hostelería.

El único reto que se le ha resistido es sacarse el graduado escolar.

Con mujer y dos hijos tienen la vida

que siempre deseo.

Ofrece formación y empleo en sus locales a gente sin recursos.

A pesar del éxito, sigue teniendo los pies en el suelo.

Buenas noches.

Ejemplo de superación.

Llevamos una noche increíble después de los testimonios

de Jordi y Roberto, víctimas del atentado de Hipercor.

En esta vida, lo tenías todo en contra.

Con tenacidad y lucha uno puede conseguir muchísimo.

Evidentemente, hay que luchar. Ahí estamos.

Es una anécdota, pero ha resultado increíble.

Casi se me saltan las lágrimas.

Una mujer pide a tu madre algo para comer y tu madre

le cuenta una historia.

Y la señora que pide para comer, le regala una barra de pan.

Estábamos en la misma situación y en el mismo barrio.

Era lo que tocaba.

¿Te sentías desgraciado o pensabas que era

la situación normal?

Lo único que veía es que había que salir de ahí.

Éramos tres hermanos.

Tu madre era la que se encargaba de todo.

Vivíamos los tres con ella.

Los tres, cada uno de diferente manera, estamos contentos

de dónde venimos.

Tal y como lo pasé yo, tengo que ayudar a los demás.

Dais ayuda a gente que está sin recursos.

De comer a 300 personas al mismo tiempo.

Vi a los voluntarios de Madrid que daban café a la gente.

Me interesó la historia.

Decían que durante todo el año no tenía ningún problema,

el día de Nochebuena, evidentemente, todo el mundo se va a su casa.

Se reencuentran los familiares.

Entonces no tienen nada que ofrecer a estas personas.

Entonces,

les dije que en mi familia y la gente que trabajaba conmigo

nos comprometíamos a preparar 300 cenas.

Y nadie sin cena el día de Nochebuena.

La meta es que nadie se quede sin cenar ese día de Nochebuena.

Estábamos hablando de que nadie se quede sin cenar.

¿Qué es lo que comías cuando era pequeño?

Casi siempre lo mismo, me han dicho.

Era difícil.

Había cosas que no entendía.

No entendía que los Reyes Magos llegarán en abril.

Mi madre, evidentemente, se iba a las 6:00 de la mañana

y volvía a las 12:00 de la noche.

Yo era muy pequeña.

Si nos queríamos dar un homenaje,

las cortezas de jamón que ahora tiramos todo el mundo.

Ahora, evidentemente,

creo que hay muchísimas personas que pueden estar en ese equipo

de situación. Hay que luchar.

Sobre todo, marcarse metas, no difíciles, pero luchando,

una persona puede conseguir cualquier cosa.

Se lo digo a mis hijos.

Jorge, gracias por explicarnos es ejemplo de vida,

ese ejemplo de superación, que es lo que nos gusta.

Te agradecemos que hayas estado con nosotros esta noche.

Recordemos, nadiesincenar.com.

Vamos con más historias.

Gente que lo ha pasado mal, pero ahora tienen fortunas

de cientos de millones de euros.

El éxito viene de lo que hagas.

Un ejemplo es el millonario creador de WhatsApp.

Llegó desde Ucrania a Estados Unidos.

Tenía 10 años.

Se ganaba la vida limpiando suelos en un supermercado.

Aprendió por su cuenta programación.

Este acto le cambió la vida.

Era una antigua recepcionista.

Ahora tiene una empresa valorada

en 1.000.000.000 .

También tiene un duro pasado JK Rowling.

Llegó a vivir de la de ineficiencia.

Por suerte, encontró una vía de escape en la escritura.

En total, habiendo vendido más de 400 millones de ejemplares.

Y ha ganado 1.000.000.000 .

Tenemos una historia muy curiosa, hablando de talento.

Hablamos de unos médicos.

Están ayudando a una niña. A diferentes personas.

Tienen la enfermedad de piel de serpiente.

Cada mes y medio, aproximadamente, cambia la piel.

Es tremenda la historia.

La niña es hindú.

Vamos a conocer este caso y hablamos con los médicos.

Es una joven hindú de 18 años que cambia de piel cada mes y medio.

Ha sido repudiada en su país.

No puede enderezar sus piernas correctamente.

Cuando lo intenta, la piel se cae a trozos.

Su familia también ha perdido la esperanza.

Las fotografías circulan por la red.

Un periodista español se hace eco de su caso.

Gracias a la ayuda desinteresada de varias personas,

consigue llegar a Marbella.

Está siendo tratada por unos médicos y están desapareciendo

las manchas oscuras de su piel.

Una familia valenciana le dará una pensión vitalicia

para que su vida sea más fácil.

Aseguran que no le faltará de nada. La niña serpiente quiere ser feliz.

Tenemos a los médicos que llevan este caso

y otros casos más.

Buenas noches.

Enrique Herrera, catedrático de dermatología fetal.

Y Emilio González.

Buenas noches a ambos.

Es un lujo tener a dos eminencias como ustedes.

¿Por qué es tan dramático este caso?

A los cinco años fue rechazada en el colegio.

Estuvo recluida en su casa y no tuvo más tratamiento.

Es una niña muy inteligente.

Aprendió inglés viendo la televisión y leyendo

subtítulos en inglés. Con ella, me he comunicado en inglés.

Es muy inteligente.

-Había frases muy impactantes.

Recuerdo una que decía que ella había aceptado

y sea resignada que tenía que morir aprisionada en ese cuerpo.

Gracias a los médicos, podía tener esperanza en que eso no ocurriera.

Cuando ha visto que ha mejorado y se siente mucho mejor,

pues no paraba de repetir esa frase.

Vamos a avanzar en la entrevista que le hemos realizado.

Alejandra, vamos con el primer momento de esta entrevista.

Nos cuenta cómo vivía y cómo se sentía en la India.

Estaba siempre muy triste.

La gente me miraba mal.

Fui al colegio dos años porque los niños se asustaban.

Nadie se acercaba a mí.

No entendía por qué tenía esta enfermedad.

Si soy una niña, ¿por qué soy así?

Es gran ático que alguien pueda decir esto con la edad que tiene.

Que alguien pueda decir esto con la edad que tiene.

Es un caso de superación día a día.

Los médicos tenemos que tener esa doble vertiente.

Estamos acostumbrados a un sistema sanitario con muchos medios.

Si hubiese nacido aquí, se habría tratado precozmente.

En su país, a 10 horas en avión de aquí, tendría solución.

Una vida nueva.

Totalmente nueva.

En su país, es mucho más complicado.

Las mujeres son personas invisibles.

Aquí ha estado 16 días, ¿no?

En esos 16 días ha engordado,

era impensable allí. No le dan la vitamina B.

Dos kilos, por cierto.

Además, ha crecido. Que es lo importante.

Esto es debido a que el sol no llega...

Llega a la piel,

pero no lo absorbe por el problema de la piel de serpiente.

La piel oscura hace que se absorba menos el sol.

El aumento de grosor de su piel hace que el sol penetre

y es fundamental para la síntesis de vitamina D.

Que es fundamental para los huesos.

-Para inyectar cualquier tipo de medicamento,

había que hacer un escáner para encontrarle la vena.

-Fue uno de los problemas que nos encontramos

en el hospital clínico de Málaga.

Con la ayuda del servicio de anestesiología

se localizó la vena femoral y pudimos extraer sangre.

Ha mejorado,

pero su piel sigue bastante gruesa.

Sobre todo, la de las extremidades.

La segunda parte de la entrevista.

Nos cuenta cómo sufre estos cambios de piel

y que le gustaría ser médico.

En cualquier actividad cotidiana,

En cualquier actividad cotidiana,

sufro estos cambios de piel.

A veces, me sangra.

Los doctores me dijeron que no querían comprobar

si mi enfermedad tenía tratamiento.

Que era posible imposible curarme

y que mis padres no se gastaran en el dinero.

Mi sueño es ser doctora.

En la India me decían que esta enfermedad no podía ser tratada.

Quiero ser doctora para curar esta enfermedad.

De apariencia parece más niña, pero tiene 18 años.

La madurez que tiene es tremenda.

Una compañera nuestra le preguntó que qué era

lo primero que iba hacer cuando llegase

y dijo que iba a hablar con el profesor

para que la admitiese porque estaba casi curada.

-En África, vi casos de superación increíbles.

La enfermedad hace superar muchas cosas.

Nosotros también hemos aprendido mucho con ella.

También colaborando a través de la academia

de medicina internacional.

Los médicos no seríamos buenos médicos si no fuéramos sensibles

a esto.

-Con ella hemos trabajado muchos compañeros. También oftalmólogos.

Otorrinolaringólogos, psiquiatras...

También cardiólogos. Traumatólogos, neurólogos...

Se le ha hecho un chequeo completo.

Tiene problemas en su piel y el raquitismo.

Ambas cosas se pueden superar bien.

La hemos invitado para que nos visite dentro de un año

para poder disfrutar de ella.

Desde el punto de vista médico,

ha sido una alegría tenerla.

Y también desde el punto de vista psicológico.

Te levantan los ánimos.

Te hacen trabajar todos los días con más interés

y entusiasmo.

(Aplausos)

Ha sido un placer tenerles con nosotros.

Gracias por su presencia.

¿Cómo estás?

A sus pies.

El estudio es tuyo.

¿Has visto?

Tengo algo apuntado para ti.

¿Sabes lo que pone?

No.

¡Correcto!

Es buenísimo.

Me tienes que enseñar lo que has aprendido en "Pura magia".

Necesito que me escojas una voluntaria.

La primera que llegué aquí.

Detrás tengo un cantante. ¿Es fuerte o no?

Un cantante, el que te dé la gana.

-Dani Martín.

-Aquí está Dani Martín de pequeño.

Es flipante.

En blanco y negro.

Si me dice Louis Armstrong,

pues voy preparado. En el programa eran showman.

Voy a sacar una baraja de mago.

Quiero que la cámara lo recoja bien.

Son cartas normales y corrientes. Todas cartas normales y corrientes.

Se van a mezclar por ti y por mí. A tu estilo.

Qué bien lo estás haciendo.

Se me pone la gallina de piel, Javier.

Se ha venido arriba. Bueno, bueno, bueno... No está mal.

Y ahora viene el momento de escoger una carta.

Solo la vas a saber tú.

Corta por donde quieras.

Vale.

Que la vea ella. Porque pueden pensar

que eres mi cómplice.

Mírala tú, si se la quieres enseñar a Cárdenas...

Una baraja mezclada por ambos.

Cortada por ella.

Una carta escogida.

Todas distintas.

Todas diferentes.

Aquí hay, nada más y nada menos, fuerte aplauso, por favor.

Enséñala ahí.

Esto sí, muy bien.

El mérito ha sido tuyo, que lo sepas.

Gracias por estar con nosotros.

A todo el público y a los doctores.

También decir que llega

  • Hora punta - 27/09/17

Hora punta - 27/09/17

27 sep 2017

Programa de entrevistas y reportajes que va desde la actualidad a los contenidos más impactantes de internet y redes sociales. Cuenta con entrevistas a invitados famosos y una serie de colaboradores que comentan las diferentes secciones.

ver más sobre "Hora punta - 27/09/17" ver menos sobre "Hora punta - 27/09/17"
Programas completos (179)
Clips

Los últimos 314 programas de Hora punta

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios