www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.11.0/js
3959140
No recomendado para menores de 12 años Hora punta - 27/03/17 - ver ahora
Transcripción completa

El programa va a haber entrevista preciosa.

Vais a escuchar cosas espectaculares.

Vamos a contar con uno de los supervivientes de los Andes.

Un equipo de rugby que cayó en la cordillera de los Andes.

Una historia increíble que vamos a vivir con el autor,

con Roberto Canessa y Pablo Vierci.

Nos va a explicar cómo se desarrolla todo.

En dos segundos en "Hora punta".

Muy buenas noches.

Bienvenidos.

Caballero, un placer, Pablo.

La verdad que estar con dos de estas personas,

Roberto Canessa y Pablo Vierci,

es de lo mejor que puede pasar a un presentador.

Sufriste una tragedia de dimensiones colosales.

Todo esto lo viviste y siendo muy joven.

Quizá no me hace mucha gracia.

La gente dice:

"¿Fue tan horrible como muestra la película?"

Solo araña la superficie de lo que fue.

La gente solo se ha quedado con el hecho de que tuvisteis

que comeros a vuestros compañeros para poder sobrevivir.

La temperatura de -15° bajo cero dije nada para comer,

tuvieron que acabar comiéndose a sus compañeros.

¿Crees que con eso se ha quedado la gente?

Es la puerta que abre para saber.

¿Cómo fue eso, dónde está?

Éramos gente común y corriente.

Lo importante es que éramos gente común y corriente.

¿Estabais preparados para eso?

No conocíamos la nieve.

En Uruguay no hay nieve, imagínate estar en medio de la cordillera

de los Andes.

Tú eres amigo de la infancia de Roberto.

Y vecino.

Ya no participé.

Soy escritor y me convoca hace 10 años para contar,

no solamente lo que estás hablando, sino, una adversidad extrema afecta

a una persona en los 40 años posteriores en su carrera de médico.

Si no llega a ser por la casa de vuestros compañeros,

no podríais sobrevivir. Fue una necesidad.

Si os parece,

vamos a ver un vídeo que hemos preparado para poner más

a la gente situación de lo que fue esa odisea.

A 4500 m de altitud 16 hombres fueron capaces de sobrevivir

a un accidente aéreo.

El 13 de octubre de 2016 este viaje iba a Santiago de Chile.

29 de sus pasajeros perdieron la vida.

Caminaron durante 10 días para dar el aviso del accidente.

-Ningún problema es tan grave

como estar enfrentado a la muerte.

-Habían podido sobrevivir alimentándose

de sus compañeros fallecidos.

Las restos fueron sepultados como homenaje en la zona.

Esa traumática experiencia sirvió para unir a los jóvenes.

Hay que entender que la gente tenga esas preguntas.

¿Al cabo de cuantos días es cuando comienzas

a decir que tenéis que recurrir a la carne de vuestros compañeros?

Lo importante es que salimos caminando.

Si no hubiese sido una expedición que hubiésemos llevado provisiones

y todo eso, hubiera sido increíble sobrevivir.

La gente queda atrapada en ese tema, porque no lo sabes.

Peor no puedes estar.

Para nosotros el comer...

El ser humano tiene esa capacidad.

La necesidad de sobrevivir es más poderoso

que tener que comerte a los muertos.

¿Sabes lo que me ha llegado muy dentro?

No eso, el pensar que vosotros

alimenta vais a vuestros compañeros masticando la carne congelada

para que los más débiles pudieran sobrevivir también.

Nosotros cortabáis carne de vuestros compañeros.

Cuando estaba blando daréis al resto de compañeros.

Fue un homenaje a los más valientes, Gustavo,

volvió congelado.

Estaba muy debilitado.

Yo mascletada la carne congelada. Cuando lo veo a Gustavo ahora,

que es un hombre agradable, da conferencias. Eso nos unió.

Le agradezco a la vida.

Vale la pena retransmitir ese testimonio porque no llegan

a fin de mes, hasta que no te pasa no te das cuenta de lo bien

que estaba.

Vas al médico te dice que te quedan dos meses de vida.

La vida va por otro lado.

Un día te dicen que tiene una cardiopatía

y en ese día en la habían se cayó.

Os invito a caminar por la carretera.

Haces que nos sintamos muy pequeños ante la magnitud

de todo.

Pero también todo lo que has hecho después.

Tu gran amigo no solo se salva de una catástrofe aérea,

hace algo que está al alcance de muy pocos.

También consigue salvar al resto de compañeros.

Más tarde te dedicas

a estudiar medicina para salvar la vida de los más pequeños.

Es verdad.

Ha salvado a más de 100.000.

He visto 100 000 pacientes.

Salvado no salvas a nadie.

Cuento con la colaboración de todo el mundo, con una beca,

es un trabajo de equipo.

Después de que se operen...

Llamó a Filadelfia

y me dicen que cómo lo voy a saber.

Ese mundo vertiginoso,

yo solamente soy la punta de lanza que cobijo a tener ilusión.

Vaya punta de lanza.

Pablo, tú eres amigo de Roberto,

¿tú notas un cambio drástico en su forma de ser

desde que él coge ese avión hasta 72 días más tarde?

Os salváis vosotros porque llegáis hasta la civilización.

¿Es otra persona?

Era un rebelde siempre.

Si tú no impugnas estabas desahuciado. Sigue impugnando.

Lo sigue haciendo en la vida posterior.

Qué mejor carrera, oficio,

que asumir un compromiso en representación de los muertos.

Asumió el compromiso de caminar

en el umbral de la vida y la muerte,

en esa cornisa tan estrecha

donde puede seguir consiguiendo eso.

También en la película "Match-point".

Donde cae la pelota.

¿Recuerdas lo primero que te dijo tu amigo del alma

cuando se visteis por primera vez?

Han pasado 45 años.

Cuando tienes 22 años, él tenía 19,

sientes que a esa edad son inmortales todos.

En verdad el balance de mis amigos,

algunos inmortales se murieron,

pero Roberto no se podía morir.

Pero su novia de entonces no lo tenía tan claro.

Luego hablaremos con ella.

¿Hace mucho que no ves las imágenes de cuando os rescataran?

Cuando vais a la civilización.

Hemos buscado en el archivo de TVE.

Ya no sé si recordáis las imágenes.

Era más flaco, era músculo.

No era barriga.

-Le llamaban músculo.

Era el equipo nacional de rugby.

Erais los mejores.

Os pido a todos que veáis las imágenes.

Hay un momento sobrecogedor cuando os preguntan

de qué se alimentaban.

¿Qué sientes?

-Casi feliz porque voy a sacar a los compañeros.

Y por los compañeros que fallecieron este contento

porque sé que están en el cielo. -¿Cómo pudieron sobrevivir?

¿De qué se alimentaban?

-Sobre ese tema...

Nosotros no serían los alimentos para que estuviésemos fuertes.

Los demás comían muy poco. No había casi comida.

No lo sé cuántas veces ha soñado,

o si sigue soñando con lo que pasó. Ahora tienes una vida apasionante.

Mi compromiso era ir a la casa de mis amigos y dar la cara,

tuvimos que comernos a los muertos.

Me parecía muy frívolo en la televisión.

Pero bueno, la prensa fue muy poderosa.

Pancho Delgado.

Erais muy jóvenes. Te ponen el micrófono...

Me alegré de poder encarar a las familias y poder decirles.

Nos habían dado por muertos, se había abandonado la búsqueda.

Nosotros sobrevivimos.

¿Cómo el mundo te tiene que decir lo que tienes que hacer?

El papa dijo que habíamos hecho lo que teníamos que hacer.

Sí fue algo que impresionó mucho a la gente.

Esta historia se contamina,

éramos los más miserables de la montaña.

Toda esa mezcla de cosas

hace que sea muy maravilloso este relato.

Puedo contar a la gente qué pasa cuando está todo contra ti.

¿No te crees que eres un héroe? No, el mismo tarado de siempre.

El día que te lo creas y te maradonices estás acabado.

Estamos de acuerdo, pero no es así.

Hay pocos episodios épicos en la historia de la humanidad.

Ese episodio es épico.

Pero también todo lo otro.

He hablado con el resto de pacientes,

esos desahuciados que están vivos.

Algunos desahuciados que después mueren

y también siento heroísmo.

El heroísmo se contagia.

Lo que toca Roberto

se carga con una magia especial,

con con ribete de heroico.

Esto es una película americana y es Bradd Pitt.

La última que ganó el Óscar, "El renacido".

Esto es mucho más fuerte.

Era demasiado.

Le cae una luz...

-Salió primero este libro en Estados Unidos,

pero la gente va a pensar que es mentira.

¿Y si ponemos todos los nombres? -Bueno.

-¿Y las fotos? -Mejor.

No solamente un libro que podrías leer de aventuras,

realmente esto ha pasado.

Va a hacer que veas la vida con otros ojos.

Como los que vio la mujer de Roberto, Laura.

Buenas noches.

¿Qué tal?

Un placer.

¿La dejamos en medio?

¿La sentamos en medio entre los dos caballeros?

Ha sido la novia de Roberto toda su vida,

desde los 19 años, antes.

Ahora siguen siendo pareja,

pero Laura, tu caso es curioso.

Me he informado que el resto de novias

creían que iban a sobrevivir, pero tú decías que no,

han fallecido.

Algunas veces tenía la ilusión que estuviese vivo,

y estas chicas estaban convencidas de que estaban vivos.

Cuando mi ánimo estaba abajo me iba a ver a la mamá de Roberto

que estaba mucho más convencida que yo y decía,

yo lo siento vivo. Va a volver.

-Yo tenía la culpa.

Yo mandaba mensajes: "Laura, estoy vivo".

En cambio, a mi madre era al revés.

A la novia puedes decir que se busque a otro,

pero había una mezcla.

Por suerte vivían a tres cuadras. Perdóname.

Tu padre fue en busca de Roberto.

Con el helicóptero.

Quería que yo entendiera que no podía ser

que estuviese vivo.

Y yo decía: "Cuando Roberto vuelva".

Yo le daba jerseys para Roberto.

Me encanta cuando decís,

somos uruguayos, no habíamos visto la nieve.

Lo tratáis de una forma,

tenéis una complejidad los tres. Los cuatro.

Ya te sumaste al grupo.

Pasa una cosa muy curiosa.

Cuando todo es casualidad, por algo es.

Tu padre llega a hablar con la persona a la que luego

encontráis más tarde vosotros, se llamaba Sergio catalán.

Llega a la hermana de él.

-Era como una premonición.

Una casualidad.

¿Cuando vosotros dejáis a los compañeros, dejáis el avión,

la comida que había, cómo sabéis hacia dónde ir?

Al oeste está Chile.

Un amigo me decía, qué suerte tienes, Roberto,

yo tengo las piernas rotas.

Me di cuenta de que mis piernas eran las de todos.

Me vino mucha heroicidad.

Roberto, al oeste está Chile. Son 100 000 pasos.

Si puedes dar 100 000 pasos estamos salvados.

Solo miraba el próximo paso, el próximo paso.

No me importa morirme caminando. El paso es un paso.

Te vas a dar cuenta

de que no te ha ido mal en la vida. Sois un grupo de optimistas.

100 000 pasos, 100 000 pasos.

Es decir, es el poder de influirnos.

Es lo que ha hecho también tu compañero,

dar conferencias, decir a la gente: "Claro, se puede".

No es el carro nuevo,

la casa, son las prioridades.

Y no mires la montaña, es muy grande.

Y estar agradecido de estar sano,

de no necesitar ayuda.

¿Qué sentiste, te lo pregunto a ti también, Pablo,

pero le digo a su mujer, entonces su novia,

¿cómo te enteras de que Roberto está vivo?

Me fui a arreglar el pelo.

Hoy es el primer día que me siento bien, por favor, cambia la cara.

Hay dos chicos uruguayos que vienen del avión.

Yo no sé qué decirte.

Nos fuimos a donde recibíamos las noticias

y pasan las horas y las horas y no me dijeron el nombre.

Se cerró la comunicación

y dijeron hasta el otro día no vamos a saber nada.

Entonces mi padre me dio una pastilla y me mandó a dormir.

No podía dormir.

Pero igual con la pastilla dormí.

Cuando me siento de repente que estoy incorporada

a una persona que era mi padre que me decía:

"No llores más, él está vivo".

Tengo la piel de gallina.

A la mañana se abrió la casa,

vino toda la gente del barrio.

Fui a donde su mamá. Y esa mañana nos fuimos a Chile.

-Tú tenías razón, está vivo. Mañana lo vamos a buscar.

-Me emociona mucho.

Parece de película, Pablo.

¿Tú cómo te enteras?

La sensación que yo tuve

es genio y figura.

Aferrados a la vida

como el mejillón en la roca costera.

Torea el embate de las olas, de la marea.

Vuelvo a lo mismo.

Lo que tienen en común

con el resto de los pacientes es que todos están aferrados a la vida.

Apuesta todo a quien está aferrado a la vida.

Los que no están aferrados a la vida son os que claudicante,

pero el que no, supera casi cualquier obstáculo.

Estoy convencido de que a mucha gente en sus casas

le está pasando lo mismo.

La magnitud es tan grande que no sé si vosotros,

a fuerza de haberlo repetido...

Tú seguro que sí.

Laura, a fuerza de haber escuchado el relato de tu marido.

¿Cuántos hijos tenéis? ¿Qué os dicen?

Yo lo admiro porque va a trabajar todos los días,

es el padre que lo conozco.

Tu papá se comía a los amigos y dijo:

"Sí, no te habías enterado".

Yo te he leído.

"Comerme a mis compañeros

fue el primer acto de cordura que tuvimos".

La cordura era otra de la sociedad,

tenías que hacer tu agua, tus frazadas,

y conocemos en Dios, el Dios de los Andes.

El dios de la tierra, no mientas, no bebas, pero el Dios

de los desesperados, por favor, ayúdame.

Te pido un poco más. Es el dios de los Andes.

¿Qué se puede decir ante esto?

Que lean el libro.

-Es una maravilla.

No quiero pecar de falta de tacto.

Tengo muchas preguntas.

Tenemos una multitud.

Por ejemplo, ¿desde qué altura caes?

Ya es un milagro que estáis vivos.

No cayó.

Pasa las nubes y acelera a fondo.

La cola choca contra la montaña.

Nunca pensé morirme.

Voy a ver si Dios existe.

El avión se empieza a deslizar, pierde la cola,

pierde las alas.

Y yo esperando el momento que se revienta contra la montaña.

Un golpe terrible.

Me estoy desmayando y dije: "Claro".

No me lo podía creer.

Voy a salir de acá,

van a venir un montón de gente que se va a ocupar.

Cuando salgo para detrás estábamos en el medio de los Andes.

Solo estábamos nosotros.

Y las reacciones más diversas,

el uno que venía con un cigarro, el otro con un clavo,

y ya dije Roberto, esto no es la realidad.

Alguien que dijo el piloto está vivo.

Pasamos Curicó.

El tipo no tenía ni idea.

Con esa información nos guíamos para darnos cuenta

después de 10 días de caminar que estábamos en Argentina.

Imagínate la cantidad de problemas

que tuvimos que afrontar.

Por eso me doy cuenta que los imposibles suceden,

pero dan más trabajo.

Tenía que sobrevivir.

El libro que has escrito con tu amigo del alma.

Laura, de vez en cuando aún te pasa alguna pregunta para tu marido.

Han pasado 45 años.

A mí me gusta escuchar a los otros

porque aprendo cosas nuevas.

Todos serán chicos muy jóvenes.

La cosa que aprendí de ellos

es que "No aguanto más", no existe.

Me pongo en la piel.

La gente no se va a creer que todo esto es verdad.

Es que es verdad.

Estamos hablando del milagro de los milagros.

Lo contáis con mucha naturalidad que os hace aún más grandes.

Os ruego que volváis pronto.

Ahora tenemos el relato,

pero vamos a la segunda parte.

Va a ser lo que la gente...

Lo que haces tú con lo que te pasa.

Van a quedar todos trastornados,

mal de la cabeza, habían relato muy divertido que le preguntan

periodista la cocinera:

"No, quedó mucho mejor".

El sufrimiento te mejora.

-Te cambia tu compromiso con la vida, la envergadura.

Es tu comunidad, los niños enfermos, pero también los uruguayos,

los españoles...

Es una red que se sigue expandiendo.

Una sociedad colaborativa.

Me dicen que se tienen que ir.

A ver quién no quiere entrevistar a Roberto, Pablo Vierci,

¿lo he dicho bien? Perfecto.

Tenéis mucho de italiano en vuestro país.

Y a Laura,

ha sido un placer teneros en "Hora punta".

Faltan las palabras en el diccionario.

(Aplausos)

Yo me quedo con tus ojos.

Cuando estás explicando esto te das cuenta.

Tenemos que hacer un mundo mejor.

Gracias a vos, que tienes la sensibilidad fiel a fuerza.

Me costaba mucho no llorar.

Me recuerdas mucho a mi padre.

Sois clavados. Clavados.

Los ojos se te estaban empañando

y han pasado 45 años y sigues emocionándote.

El alma no envejece.

Muchas gracias por lo que haces con los más pequeños,

otra oportunidad.

Y muchas gracias a todos los que nos apoyan.

Gracias de corazón,

tenía que sobrevivir.

Es la historia de estos héroes.

Nos vamos a ir a presentar al siguiente invitado,

aunque antes lo hacemos con una mujer que nos ha dejado

hace unos años, la gran Paloma Gómez Borrero.

Nos dejó el pasado viernes.

Destacó por su trabajo en el Vaticano.

La periodista nos dejó el pasado viernes a los 82 años.

Una larga trayectoria que destacó por su trabajo en el Vaticano

que nos ha regalado momentos como estos.

-¿No tiene miedo con estos viajes?

-¿Miedo?

-Fue una pionera en el mundo del periodismo.

Fue la primera mujer de esta casa

y la primera en el Vaticano.

-He conocido a un italiano que era piloto y allí me quedé.

-Por amor.

-Su pérdida ha dejado programación sus compañeros

que siempre la recuerdan como una gran compañera de viaje.

-Paloma era nuestra luz.

-Siempre quedaran los distintos espacios de esta casa

donde hizo gala de su gran corazón.

En "Amigas y conocidas"

la pudimos ver tal y como era ella.

Sí, se ha ido una grande

y dejando un legado inigualable.

Una mujer alegre y vital.

Continuamos el programa

y lo hacemos con Alejandra y con Poti.

¿Qué tal?

Se ha ido una grande dejándonos mucho.

Una energía tremenda en "Amigas y conocidas".

Yo tenía mucha amistad con Paloma.

Me invitó a la misa del papa en Roma.

Y un día le pregunté:

"¿Qué te ha pasado con Mira quién baila?"

¿Mejor que el papa?

Y me dijo: "Casi".

Para ella era lo más gordo que había hecho.

Y me dijo que casi, casi.

Paloma a veces tenía la sensación de estar encasillada.

Y mira quién baila le venía fantástico.

Y el programa de La 1 le dio un resultado perfecto.

Yo todavía estoy emocionado con la entrevista.

Hablando de aviones,

tengo imágenes relacionadas con Alonso Caparrós.

Unas imágenes con él en Cuba.

Presentábamos Vídeos de Primera.

Nosotros hablamos de que Jordi Hurtado se ha quedado congelado,

pero tú no te quedas atrás.

Caparrós y Javier Cárdenas.

-¿Qué hacéis?

-¿Crees que somos marionetas?

-¡Que voy!

-Me siento hoy muy española.

-Ya te digo.

-Vamos a hacer patria.

No veas.

Alonso estaba enorme el tío.

Tú también estabas cachas, cachas.

Ahora se te ve más tranquilo.

Era un programa vitalista.

Teníamos 25 años.

Encima un viaje a Cuba con los cámaras que eran

los de "Al filo de lo imposible".

El equipo éramos una piña a todos.

Increíble.

El gesto de tirar la mochila denota todo.

Vamos a hablar de Bigote Arrocet.

Hicimos una entrevista en exclusiva.

Te comento cosas muy curiosas, como su experiencia con Cantinflas.

Él imitaba a Cantinflas para una vivencia que tuvo.

Le dijo su madre que había muerto. Cantinflas era muy conocido.

En México era Dios.

Este hombre adoraba a Cantinflas. Si nos lo cuenta él, mejor.

-¿Conociste a Cantinflas?

-Es mi padrino.

-Como dice el artículo...

-Entonces un día mi madre pensó que se había muerto Cantinflas

y me dijo: "Murió Cantinflas".

Me puse a llorar.

Hasta el día de hoy me emociono.

Y me voy a la playa...

Y digo: "Me has dejado solitario y desamparado".

Y empecé a imitarlo.

Yo lo único que quería era imitar a Cantinflas.

Y un amigo me dice,

tú te vas a casar en México.

Yo voy a decir que sea padrino tuyo.

La carne de gallina.

Cómo se ha emocionado.

La verdad que sí.

¿Las americanas son diseños de él?

Sí.

Nos estamos cambiando todo el rato.

Bigote Arrocet es un artista de los pies a la cabeza.

Vamos a continuar un poco más.

Es un hombre con muchos años,

y tiene un puntito olvidadizo al máximo.

No tiene ninguna retentiva.

Dice que no se puede dedicar al teatro.

Había un truco muy bueno que hacía en "1, 2, 3"

y entonces cuando pone la pierna encima sabían que se había olvidado.

-Había algo tuyo aparte de esa imitación de Cantinflas.

-Hacía muchos movimientos.

No soy bueno para los libretos.

Yo tengo muy mala memoria.

Me ayudaba Maira.

Le ponía a la pierna arriba.

Yo ya la había chafado.

No me acordaba de nada.

Y ella me daba la frase y continuaba.

Qué bueno.

Explicamos la técnica.

Levanto la pierna disimuladamente.

Si alguna vez ven que durante el programa nos da por hacer eso,

es que no sabemos cómo continuar.

No hace falta acordarse aquí del texto.

Era super exigente.

Ya estaba pactado con ella.

He estado grabando con ella.

Me ha contado cómo le salvaba la vida constantemente.

Te da explicaciones

de por qué no continúas con Chiquito.

Fueran un exitazo de taquilla espectaculares. Él lo explica.

Habían firmado cinco películas con Heredia

y solo se hicieron dos, nos lo cuenta.

-He hecho dos películas, pero teníamos que hacer cinco.

Se murió mi esposa.

Ninguno de los dos quisimos trabajar.

Faltan dos películas que por contrato teníamos

que haber hecho. Murieron nuestras mujeres.

No quisimos hacer nada.

-¿Cómo te has repuesto?

X tienen

---Afortunadamente la vida,

sobre todo que ella era novia mía.

De repente de la noche a la mañana,

ella nunca se había puesto mala en la vida, y en menos de un año.

Ese año yo me quedé con ella.

Las 24 horas a su lado.

Le debía yo de tanto viaje y tanta payasada.

Pues sí.

Es de todos sabido que Chiquito...

Chiquito se quedó realmente desolado.

Iba a todos los sitios.

A todos los sitios viajaba con él.

Se quedó el hombre, puedes imaginar.

¿La casa es la de Maria Teresa Campos? ¿Es la de él?

No, es la mía.

No está mal.

¿Cuánto se te paga en este programa?

¿También la chaqueta es de él?

Son muy chulas.

¿Os cambiabáis la americana? 12 americanas.

Esto es muy tuyo.

Nos tenemos que ir.

Llega "El gran reto musical".

Mañana volvemos con Alonso Caparrós.

No te lo pierdas, gracias.

(Aplausos)

  • Hora punta - 27/03/17

Hora punta - 27/03/17

27 mar 2017

Programa de entrevistas y reportajes que va desde la actualidad a los contenidos más impactantes de internet y redes sociales. Contará con entrevistas a invitados famosos y una serie de colaboradores que comentarán las diferentes secciones.

ver más sobre "Hora punta - 27/03/17 " ver menos sobre "Hora punta - 27/03/17 "
Programas completos (178)
Clips

Los últimos 312 programas de Hora punta

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios