www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
4578944
No recomendado para menores de 12 años Hora punta - 23/04/18 - ver ahora
Transcripción completa

Muy buenas noches y bienvenidos a "Hora punta".

Alejandra, buenas noches.

Hoy es el Día del Libro y contamos con gente maravillosa.

Por ejemplo, Jacinta Ortiz, sin saber leer ni escribir,

ha publicado dos libros.

¿Se puede dedicar publicar un libro sin saber leer ni escribir?

Jacinta, una granadina que siempre había soñado

poner sobre papel sus ideas.

Era su sueño y hoy en "Hora punta" nos contará cómo su amor

por la literatura le hizo dedicar sus esfuerzos y ahorros

hasta conseguir su primer libro. Hablando de poesía,

contamos con una gran Luis del Olmo. Buenas noches.

Jacinta, buenas noches y bienvenida. Gracias.

Guapo tú.

Muchas gracias. Vas impecable.

Si saber leer ni escribir,

queda por decir que quieres hacer un libro de poesías.

--te da

¿Cómo empiezas a maquinar la idea del primero?

Era el sueño de mi vida. Me gusta la poesía.

Os tengo que dedicar una a ustedes.

Maravilloso, si quieres, empiezas ya.

Pues ahora mismo.

Yo me siento poeta, pero no me sé explicar.

Quiero hacer una poesía, pero no sé cómo empezar.

(ININTELIGIBLE)

Sácalo al exterior como si fuera un cuento.

Pues voy a probar a hacer una poesía,

a ver si tengo suerte consigo una alegría

antes de que llegue mi muerte.

Poesía, Barcelona, con su virgen de Montserrat y su Sagrada Familia.

Poesía, de Televisión Española, nos presenta al mundo entero

con muchísima simpatía y muchísimo salero.

Poesía eres tú, televisión, y todos sus componentes.

Poesía eres tú, con arte y valentía. Olé.

(Aplausos)

Qué bonito.

Está recién salida del cascarón.

¿Cuándo te nace la pasión por la poesía,

como demuestras con la gira que estás haciendo?

Cuando me llama televisión.

Pero viendo a Jacinta,

qué pena no haberla conocido cuando yo tenía aquel programa...

Tuve un programa que se llamaba "Protagonista".

Si hubiera conocido, te haría colaboradora fija.

-Ahora ya es tarde. -La hubiera fichado.

Además, la hubiera dado todo

el dinero del mundo que me hubiera pedido.

¿Cuándo cuesta que Jacinta este aquí todos los martes?

--esté

Yo, que he escuchado habitualmente a los compañeros

de Luis hablar de él como jefe,

me parece que no habla de broma, ni mucho menos.

Doy las gracias por valorarme. Yo, que no he estudiado.

No sé pronunciar,

me da pena de que he llegado a este tiempo sin poder...

¿A qué te has dedicado toda la vida?

Al campo. He criado cinco hijos maravillosos.

-¿Dónde te inspirabas? ¿En el campo o en los fogones?

-Yo tenía que coser por la noche

y de día trabajaba para sacar adelante una familia,

que habíamos siete.

Mi madre, como yo me quedé viuda, se vino.

Tenía que trabajar para los siete.

Pero la poesía me dominaba.

Me ponía un papel, pero como no sabía escribir,

hacía cuatro garabatos y luego me las memorizaba.

A las poesías las digo de memoria porque no sé escribir.

-Personajes como Jacinta, si no lo veo, no me lo creo.

Hubiera dicho que es una historia inventada.

Eres una echada para adelante

porque te sacaste tu carne de conducir. Si saber escribir.

Por favor, no vaya a leerlo.

Me costó el carné como para comprar un camión,

pero me dieron 24 calabazas. Lo suspendí 24 veces.

¿24 veces? Los nervios.

Eso lo decimos todos cuando suspendemos.

Jacinta, no es posible hacer poesía sin estar enamorada.

Imagino que tú...

-No, no, ya estoy libre.

(Risas)

Imagino que estabas enamorada, no solo de la poesía,

en principio, de tu novio, luego tus hijos, tu marido...

Es imposible ser poeta si antes no tienes el amor.

-En el primer libro

va sobre el sentimiento de la muerte de mi marido

y esas cosas. De mis árboles, mis almendros, mis olivos.

¿Cómo puedes memorizar todo lo que tienes en tus libros?

No puedo saber el libro entero, pero muchas así.

Cuando empieza el principio de ese libro,

dice: "Entre mares y montañas lo vi por primera vez.

Al verle, me sentía extraña y no sabía porqué.

Era un personaje en la puerta de un hotel. Lucía un elegante traje.

En el comedor otra vez le vuelvo a ver. Parecía seguir mis pasos..."

Y así sería.

Me hablas de uno novio que tuviste, ¿verdad?

Un mar que es que me presentaron hace dos años.

Dices un marqués y suena...

Le viste en un hotel y se fijó en ti.

Yo estaba dedicando unas poesías

y bajó y me pidió el número de teléfono.

Me dijo que tenía que escribir para él. Luego me llamó y era otra cosa.

(Risas)

¿Pero con romanticismo o sin romanticismo?

Era un gran caballero.

¿Cuánto tiempo duró el romance?

Esto duró ocho meses.

Pero luego sale con él.

Estuvimos estuvimos en Hotel Palace de Granada y de Madrid.

Estuvimos en Hotel Palace de Granada y de Madrid.

Yo me sentí muy diferente. Con esa gente de tanta categoría...

(ININTELIGIBLE)

Lo has contado a través de la poesía.

Ese libro se lo voy a dedicar a este señor.

-Abriendo la página 88, por ejemplo. "Nunca fue realidad.

Está muriendo un amor que nunca fue realidad.

Que empezó con entusiasmo como si fuera verdad.

Se estuvieron amando cuatro meses nada más

porque esos personajes no igualaban en sí.

Ella, mujer dicharachero, y el hombre serio y letrado,

y ella no podía estar fuera ni ella podía estar a su lado".

Estamos delante de una mujer que es para la historia

y para la cultura y para la poesía.

Si no hay poesía, no hay amor. -Sí.

La poesía dice muchas cosas.

Se muestran los sentimientos, se muestra el amor.

Se muestra la alegría.

La poesía es un conjunto que lo lleva todo.

Es una mezcla que lo lleva todo.

Perdonen, que no sé hablar, pero lo comprendo.

Sí que sabes hablar, y tanto.

Lo que dice Luis es cierto. Siempre parece que en casas humildes,

como la que ha sido toda tu vida,

se está preocupado de alimentar a tus hijos, de subsistir,

que no hay tiempo como para, lo que decías, el amor,

el romanticismo, la poesía.

La poesía es como un lujo en una casa.

Lo importante es el día a día, el comer, pero tú has roto esquemas.

Jacinta, vamos a soñar un poco. Que es gratis.

¿Te imaginas un gobierno con todos los gobernantes poetas?

-Quedaría una historia preciosa.

Si gobiernan bien y lo hacen en poesía, ¿qué me dicen ustedes?

Sería maravilloso. Sí que sería, sí.

Pero como estamos soñando,

perdón que lo fastidie, pero vamos con otro invitado.

Te va a encantar su historia.

Se llama Emilio.

Es un escritor ciego

que ha escrito una historia

basado en la relación que tiene con su perro guía.

Es una historia que nace entre el vínculo de Emilio

y su perro guía. Todo a través de una mirada canina.

Se habla de amistad, de amor y superación.

Y está teniendo un gran éxito.

Ya está con nosotros el autor del libro, Emilio Ortiz.

Buenas noches y felicidades. Muchísimas gracias.

Lo que has conseguido se dice rápido.

Número uno en venta online. Y en papel.

Ya vamos por la 10 edición

y estamos, tanto en la editorial como el autor,

estamos muy contentos con los resultados.

Hay que decir que tu libro lo narras como si tú fueras tu perro.

El narrador es su perro guía,

el mío, que lo tengo aquí, se llama Spock.

Eso ha chocado mucho a los lectores porque Kross,

aparte de narrar su propia historia de perro guía

y la historia del joven invidente como protagonista, que es Mario,

da una visión crítica y una visión general

sobre nuestro estilo de vida y otras cosas del ser humano.

Empiezas a perder la visión con 15 años.

La pierdes totalmente con 25.

Narras que, cuando te llega a tu perro guía,

tuviste la misma emoción que cuando nació tu hija.

Cuando vino Spock a mi vida,

estaba en la residencia donde estábamos los estudiantes

para acceder a un perro guía en ese momento,

y estaba en la habitación esperando a que llegara.

Cuando escuché las campanillas que lleva,

y cuando escuché que su entrenador abriera puerta y entraba,

aquellos sonidos eran similares a un parto.

Era que venía un ser tan importante a mi vida,

que puede sonar como una locura, pero así lo sentí,

que era como si viniera un hijo.

-Cuando te escucho, digo: "Qué razón tienes".

Yo tuve una perra que medio años de felicidad, durante 15 años.

Me da años y vida.

Si todas las personas que nos están viendo pueden tener un perro,

cambiaría la sociedad.

Dices en la contraportada del perro

que es un perro guía, alegre y travieso.

Recuérdanos alguna travesura que no se te olvidará nunca

y que fue protagonista. -Una que hace a diario,

un comportamiento de cachorro.

Está tan tranquilo...

Pues hoy me ha hecho la misma travesura.

Suele ser cuando voy de viaje.

Hoy, cuando cogía la maleta, ya sabía que nos veníamos de viaje.

Sabe que no veo. Se va escondiendo y deja hasta de respirar.

El jadeo de un perro es inconfundible.

Me pongo a buscarlo y sale jadeando. De repente, se calla

y como sé dónde se suele esconder,

le tocó la cabeza y la expresión de un chiquillo, ¿cuál sería?

Partirse de risa. Su forma es menear el rabo a toda leche

y jadear de nuevo. Canalla...

-Jacinta está escuchando y mirando a este hombre.

¿Qué se te ocurre decir en este momento en ritmo de poema

de lo que estás viendo en este momento?

-Y yo no sé lo quedaría por darle a esos animales,

porque lo tienen todo.

Esos animales tienen un don, como ustedes han dicho,

que no lo tenemos las personas.

Lo mío incluso era una yegua. Un día medio con la culata y me tiró.

Y se volvió a ver lo que me había pasado.

Cogía la montura, y conforme la cogía, como su perro, se escondía.

Yo escribiría un libro también sobre el tema de los perros.

¿Tienes alguna poesía sobre animales?

Con mi yegua me vuelvo al campo.

Tiene salero, me la vendió diciéndomelo un ganadero:

"Se la vendo porque te quiero".

Con mi yegua blanca me fui para el campo. Con ella fui galopando.

Ya venía detrás de mí.

Le di con la espuela

porque mi yegua blanca conmigo vuela.

Volví del campo y mi yegua blanca venía sudando.

Y luego decía que es la mascota que tuve en mi casa,

y murió con su potrillo,

que era el hijo del ganador que trajeron de Antequera.

Olé.

Yo siempre recuerdo un fragmento de "Una pareja de tres",

que un día la vi en el AVE.

Hay un momento de la película que es fantástico.

Se trata sobre el perro que llega a la familia.

Dice con perro no te valora por siete es guapo, feo, tonto, listo,

un perro te lo da todo.

Tú estás enamorado de tu perra como de tu hija.

Sí, sí. No es que no te valore en cuanto a mucho o poco.

Tan siquiera te juzga.

Hace un momento estabas comentando

que es el libro a través de la vista de un perro, que es tremendo.

Si fuera así diría

que a qué raza pertenecemos en todo lo que hacemos.

Mónica González nos presentó su libro, pero hoy nos presenta otro.

Despiadadas y crueles las mujeres que custodiaban los campos

de exterminio.

Ordenaban actos tan macabros como extirpar la piel humana

para hacer lámparas y contagiaban enfermedades a los leprosos.

Más de 3500 trabajaban, guardianas en campos de concentración.

Explica todo tipo de detalles sobre sus acciones.

Ya está con nosotros Mónica González, autora de esos dos libros.

Y también con David Serrano, que es historiador. Buenas noches.

Hace un momento Emilio nos contaba eso, un perro no puede entender

lo que hacen los humanos. Y menos, con un libro con el que has escrito.

Les he escuchado y me he emocionado mucho.

Son protagonistas de este día

y merecen todo mi respeto y admiración.

Y también el de los espectadores.

En el tema de Emilio, tiene un perro maravilloso, Spock.

Estábamos hace un momento con el perro y demás.

Un perro lo puedes adiestrar para hacer el bien,

para ayudar a Emilio, invidente, o para hacer el mal.

Y estas guardianas nazis, que eran unas criminales,

utilizaban y adiestraban a perros como un pastor alemán

para hacer el mal.

Para arrancar las partes del cuerpo,

incluso a aterrorizar y utilizarlos como un arma más.

Después de leer el libro de Mónica,

parece que ellas pudieran ser incluso más macabras que ellos,

haciendo lámparas con piel humana.

Hablamos de lo peor de la condición humana.

Y lo peor tiene que ver mucho con la mediocridad también.

Es decir, esta maldad, esta crueldad,

no es inherente a su personalidad.

Viene condicionada por la extracción social.

Es decir, por las normas de obediencia a la autoridad.

Están dispuestas, con tal de satisfacer los deseos de su jefe,

de su comandante nazi,

a hacer todo lo que les pidieran.

Es algo muy enigmático en la condición humana.

Cómo cualquier persona se puede convertir en alguien tan macabro

y tan violento como estas 19 personas que Mónica nos cuenta.

Comentar que David Serrano es experto en el holocausto nazi.

Fue algo sin parangón

y parece mentira que pueda haber gente que se atreva a dudar

que existió.

Es algo horrible

como tantas las cosas que se están produciendo hoy en día.

-A colación de lo que decía,

al final, la maldad, la barbarie, no tiene que ver con el género.

Es hombre o mujer, da igual. Y estas mujeres, el problema que tenían,

era que a Hitler lo veían como un dios.

Para ellas, el nazismo era una religión.

Aparte, veían a ese Hitler como la persona que tenían que seguir

y hacer lo que les decía.

Eran mujeres normales, algo algunas incluso católicas.

Luego se convierten en verdaderos monstruos

porque siguen una ideología que es como su religión

y comienzan a tener poder.

¿Por qué los medios, las películas o los libros

no muestran esa parte? Siempre se muestra a los guardianes nazis.

Porque la sociedad alemana era muy machista y las mujeres

estábamos relegadas a ser esposas y madres.

Si querías participar,

tenías que estar en un campo de concentración.

No te dejaban ser de las SS, eras una guardiana.

Te dejaban llevar el látigo y las botas reforzadas con punta de acero.

Había una que pegaba patadas a sus prisioneros

y que quedó en libertad con los años y nunca jamás se supo nada deella.

Otras acabaron ajusticiadas.

En la portada del libro vemos una fotografía real,

y la persona de la derecha es una mujer tan brutal que,

pese a haber sido ajusticiada en su momento,

quedó en libertad y en un documental en el año 2000 dijo:

"Es que yo no sabía lo que estaba haciendo,

es que no me arrepiento

porque era lo que me estaban diciendo que hiciese".

-Una especie como de hipnotismo ideológico.

Lo que decía el historiador totalmente de acuerdo.

Además, Hitler,

podríamos decir que tenía mucha cultura adquirida,

pero muy mal digerida.

Leía compulsivamente pero no tenía una estructura,

que su estructura cultural era otra.

Era un hombre que se quería dedicar al arte

y, por desgracia, tú me lo confirmaras,

y, por desgracia, tú me lo confirmarás,

podríamos entender que hubiéramos evitado semejante figura

si le hubieran aceptado en la universidad de bellas artes

en Austria.

Nos hubiéramos ahorrado mucho. Hitler,

cuando llegaba a su casa de noche, entraba por la puerta de atrás

porque no quería despertar

a su canario que tenía en la parte delantera.

¡Ostras!

Y a su perrita

la quiso con decorar con méritos militares también.

Era un amante de los animales, practicaba yoga.

-No estaba muy bien de la cabeza.

-Era un enamorado de los medios de comunicación.

Goebbels mandó construir unos aparatos de radio feos, un demonio.

Los tengo en el museo de la radio.

Eso lo inventó para que los ciudadanos escucharán su doctrina.

Tú, que has podido coger y hablar con supervivientes

de aquella barbarie, y gente que encontró el amor.

Hablaste con los últimos supervivientes

los campos de concentración y te explicaba cómo se enamoraron.

Menudo contraste.

Dentro de toda esa barbarie, ¿es posible sentir y emocionarse?

Pues sí, y a mí me lo demostraron.

Amaron intensamente y, de alguna manera, tomaron la mano a su pareja

para seguir adelante.

Era su fuerza.

La mecánica del corazón era la que les permitía

seguir viviendo. El amor es el motor que les permitió sobrevivir.

Jacinta te está mirando con esa carita...

Una envidia sana. Me encanta estar entre personas con cultura

y escuchar lo que dice ser, aunque yo no sé expresarme.

-Te sabes expresar perfectamente.

Quedarse viuda con cinco hijos, trabajar para todos ellos,

toda tu vida así, y en el campo. Vamos, dificilísimo.

De hecho, si me permitís, tu caso es un paralelismo.

Antes comentábamos, David,

las historias de amor que hubieron en esos campos de concentración,

donde recordemos, iban con el pelo rapado, llenos de piojos,

y aún así, eso les sirvió para sobrevivir.

La esperanza es lo único que se pierde

y el amor es el motor para luchar. Hubo una boda en Auschwitz, incluso.

¿En serio? ¿Pero se permitió? Sí, sí.

Al lado de la belleza del afecto y el amor,

hicieron una huelga de hambre para mejorar sus condiciones de vida.

Cuando ya estaban en unas condiciones deplorables.

¿Me puedes decir en qué consistió esa boda?

¿Por qué se permitió una boda en Auschwitz?

Es una porque forma parte de las rarezas que se permiten

en un campo de exterminio.

El campo nazi es muy perverso en todos los sentidos, también en ese.

Es capaz de lo mejor y lo peor.

Todas las ejecuciones formaba parte de una escenificación

basada en la tragedia griega.

Una serie de actos que tenía que cumplirse con sus espectadores

y sus protagonistas. Es toda una liturgia en la que también cabe eso.

-Siendo amigo del que hoy es mi despreciable amigo, le dije:

"¿Por qué no hacemos una visita a los campos de concentración?"

Yo estuve en los campos de concentración

y vi los hornos donde se asaban

y se más sacaban a los ciudadanos y ciudadanas.

--masacraban

¿Qué sentiste cuando viviste aquello?

Sorpresa, rabia, coraje...

Si yo hubiera sido mayor,

hubiera movido la política para que eso no se hubiera hecho.

-A mí me decían los supervivientes

que se lance un mensaje y que no se olvide.

Por desgracia, dicen que la historia se repite.

Hay una cosa, nos hemos quedado sin tiempo, pero Luis,

pon el epílogo al programa.

Vamos a recordar a Pedro García Cabrera, "La tarde perdida".

Tarde perdida en el bosque.

Busca deprisa el camino, que no te coja la noche.

No te detengas.

Que en el vientre de la sombra se amamandan los terrores

y el blanco diente del miedo o muerden los oscuros relojes.

Otros ya heridos de muerte

multiplicaban sus voces por manantial de nubes

y por jirafas de torres.

Ay, caperucita roja,

tus lirios de carne ponen colmillos

más afilados al negro lobo del monte.

No te detengas más tiempo, extraviada de ilusiones,

que a la red del silencio

va recogiendo montones de lentos pájaros grises

y anchas caderas de bronce.

No te quedes verde y sola en el corazón del bosque

que ni la luna se abría en dónde se encuentra, en dónde,

--sabría

la cabaña de rubíes en que habita tu horizonte.

Huye en las últimas luces, que no te coja la noche.

(Aplausos)

Y con este punto final, gracias, David, Luis.

Mónica, Jacinta, Emilio...

Dime, Jacinta.

(ININTELIGIBLE)

En ustedes, por favor, quédense en La 1. Buenas noches.

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Hora punta - 23/04/18

Hora punta - 23/04/18

23 abr 2018

Programa de entrevistas y reportajes que va desde la actualidad a los contenidos más impactantes de internet y redes sociales. Cuenta con entrevistas a invitados famosos y una serie de colaboradores que comentan las diferentes secciones.

ver más sobre "Hora punta - 23/04/18 " ver menos sobre "Hora punta - 23/04/18 "
Programas completos (311)
Clips

Los últimos 500 programas de Hora punta

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

El administrador de la página ha decidido no mostrar los comentarios de este contenido en cumplimiento de las Normas de participación

comentarios.nopermitidos