www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
4627418
No recomendado para menores de 12 años Hora punta - 07/06/18 - ver ahora
Transcripción completa

Muy buenas noches y bienvenidos a la "Hora punta".

Vamos a iniciar el programa con una estafa criminal,

sobre todo porque la perpetra una reputadísima doctora,

hasta hace muy poco, y que hacía creer a gente que estaba

en silla de ruedas que podían volver a caminar.

Hasta 24 000 E, en algunos casos, llegaba a sonsacar esta doctora.

Más que reputada y distinguida con premios.

Nuestra primera invitada es aquel.

Le aseguraron que con este tratamiento podía curar

a su hijo pequeño.

Más de 25 000 E perdidos y la ilusión de poder ver algún día

caminar a su hijo Francisco. Raquel asegura haber sido estafadas

por la doctora Almudena Ramón, que le dio falsas esperanzas

sobre la posible cura de la lesión medular del pequeño. Entusiasmada,

Raquel mueve cielo y tierra para conseguir todo el dinero necesario

que pedía la doctora. El niño empieza el tratamiento,

pero a los pocos meses descubre que todo parece ser una farsa.

Raquel queda abatida ante la dura realidad.

Ya está con nosotros aquel Santiago. Raquel, buenas noches.

También está con nosotros José, neurocirujano,

la verdad es que, empezamos contigo, porque ¿conocías esta doctora?

No tenía conocimiento de ella.

Sabía de algunas publicaciones de ella,

pero nunca nos hemos mostrado muy interesados.

Teresa Viejo,

había sido distinguida con la medalla de la Comunidad de Madrid,

cosa que ahora si quieren desmarcar, porque tenía mucha reputaci/c>on.

No solo eso. La publicación sobre la que se sustenta toda

la investigación fue aplaudida

y reconocida por la comunidad científica,

pero en este momento estoy recibiendo información,

y la voy ahí contando, dentro del CSIC.

Se sospechaba la manipulación que estaba realizando con los pacientes.

Voy contando según recibo los datos. Hay un dossier dentro del CSIC

importante sobre...

Vas interrumpiendo.

Carlos carretero, digo lo mismo. Entremos en materia.

Tu caso es escandaloso.

¿Cómo oyes hablar de esta doctora? Tú vivías en Alemania.

Tu hijo tiene un problema medular.

Nace con lesión medular y escucho de ella porque veo una noticia,

viviendo en Alemania,

de este bombero polaco que es implantado y que va caminando

y casi haciendo una vida normal.

Bombero polaco que sufre un accidente,

se queda en silla de ruedas y mediante un revolucionario

tratamiento le vuelven...

Un implante de guía envolvente.

Yo investigo y me vuelvo loca desde la ilusión como madre

de poder levantar a Francisco, mi hijo,

y la señora que descubre esta célula es la doctora Almudena Ramos,

y pienso que es española y que existe y que es posible.

Yo tengo que conseguir que mi hijo tenga este trasplante.

Por cierto, José, como neurocirujano,

no me voy a cansar de repetirlo, pero es importante,

de momento, ¿lo que estamos oyendo tiene algún tipo de base científica?

De momento no.

Nosotros tratamos a muchos pacientes con lesiones medulares

y lo que tenemos es buena rehabilitación.

Hay estimulación transcraneal que está ayudando mucho,

pero en cuanto a implante y todo lo que pueda ser invasivo

para el paciente no lo tenemos en práctica.

Estamos hablando del hospital clínico, que tenemos muchos

y mucha relación con varias clínicas.

-Lo que pasa es que la neurociencia está en un punto de evolución

tan rápida que no es descartable que con todas las investigaciones

que hay abiertas un día tengamos muy buena noticia.

Por eso nos movimos todos en una barrera muy difícil.

Vamos a avanzar un poco más en la historia.

Te pones en contacto con ella. ¿Te fue difícil?

Sí.

Lo único que encontré en Internet fue una página web muy obsoleta.

Yo tenía opción a enviar los datos del niño

y ella me respondería en un mensaje automático, pero no se me respondió.

Había muchos pacientes que estaban contactando con ella o...

Según ellos había gente de todo el mundo.

Y cuando consigues contactar con ellos, ¿qué ocurre?

Por la manera que tengo de contactar con ellos,

se me da una prioridad

y se me escribió un e-mail

y se me dice que van a hacerle al niño las pruebas que tiene que pasar

para ver si es apto o no al tratamiento.

Y es algo como ahora o nunca.

Ha hecho un hueco de forma inmediata por venir

de la manera que viene. Y para el 15 de noviembre de 2016.

Requisito en prescindible pagar por adelantado 5984 E.

Tremendo. Empiezas a pedir ayuda a todo el mundo.

Yo no he puesto nada de mi bolsillo.

He vendido pulseras de Francisco.

Mi familia se moviliza al 3000 por 100.

Mi pueblo, Roquetas de Mar, el alcalde, concejales,

la imprenta que regala, mercadillos, conciertos...

Y una web llamada mi pequeño ratón.

Y tú la cierras al ser consciente que has sido destapada

y que has involucrado a tanta gente, cosa que se entiende perfectamente,

no la que no cierra la página web es ella. Sigue abierta.

Y continúa ofreciendo sus servicios, servicios en los que,

teóricamente, propone o promete la curación.

¿Actualmente es posible una curación de una lesión de este tipo

con las técnicas actuales?

-Es muy difícil.

Él nace con una malformación y con no poder mover las piernas.

Si es un traumatismo o algún accidente si que podemos luchar

y llegar a...

-Quiero decir que estas investigaciones tienen un sustento.

Esto del proceso que ella realiza, que la doctora realiza en ratas,

a las que previamente se les había fracturado la médula espinal.

A través de unas células, que están en el bulbo olfativo,

ahí había logrado, en ratas, recuperar la movilidad.

Esa fue la gran investigación de esta mujer y que la llevó a trabajar

en los grandes centros españoles e internacionales.

Es donde yo quería ir. Este estudio que hace ella, este logro,

¿está confirmado al cien por cien o tenemos que ponerlo en entredicho?

Ahí no entraría para no entrar en conflicto,

pero si la comunidad científica lo dio por bueno,

es una fase muy inicial...

De pasar de animales a implantar en personas falta mucho.

Estamos hablando de que la Guardia Civil

comenta que puede haber una estafa que ronda el millón de euros.

Por el número de afectados

y los importes que cobraba a los afectados.

Avancemos en la historia.

La doctora te asegura que tu hijo podrá jugar al fútbol,

dejará la silla de ruedas y... -Y se lo dice a él también.

Y a su pareja también.

Me parece tan cruel crear esa expectativa...

¿Qué le parece a usted?

Tenemos un juramento hipocrático. Lo primero es tratar de curar,

tratar de ayudar y tratar de acompañar a una persona.

Jugar con la necesidad de alguien para mí no tiene cabida

en este mundo científico.

En este caso, sinceramente, como dije, no voy a entrar a hablar

de eso, pero no tenemos que jugar con la ilusión de la gente.

Nosotros sabemos cuándo podemos ayudar y cuando podemos estar.

Lo que por ahí me comentaba, por medio.

Yo opero tumores, pero la médula, trabajo con ella,

se lo que es y lo que es...

Tenemos cirugías para la espasticidad. Pero todo es externo.

No se puede regenerar la neurona. No tenemos nada para regenerar.

-Fuentes de la investigación han dicho que están investigando

la composición de esos batidos. Y si tenía otro tratamiento mayor.

Es muy sorprendente que le dijeron a su hijo

que no le contará su madre en qué consistía el tratamiento.

-Sí, todo era secreto.

"Francisco, cariño, ¿qué has hecho hoy?"

"No te lo puedo decir. Es secreto".

Constantemente. Yo tenía tanto miedo... Tenía tanto pánico...

Yo tenía miedo a que tuviese la cura de mi hijo y lo echasen de ahí

por no seguir las pautas que ellos...

Dices esto, me imagino, porque hay un momento en el que ellos

se enfadan contigo.

En muchas ocasiones.

Te piden que tu hijo no vaya durante unos días.

Ya te enviamos a casa y ya veremos si vuelve.

La madre se ha ido de Alemania para España,

has dejado tu vida en Alemania

e incluso, aunque el tratamiento funcionara, decirle que se vaya

unos días porque está enfadada porque en Facebook

ha colgado que está con el tratamiento...

Cada vez es más escandaloso.

Es difícil de entender un comportamiento profesional tal cual

lo está comentando Almudena. Vuelvo a repetir.

El médico está para intentar curar y, fundamentalmente,

acompañar paciente.

Y con cariño.

Hay mucha gente que coge la mano y te hace ver que vamos a tirar.

Lo que tú sabes se lo tienes que brindar y le tienes que apoyar.

Mi padre acaba de pasar tratamiento oncológico y,

lo que más ha valorado, además de la curación,

es cuando el doctor le cogía la mano y le daba tranquilidad.

En estos casos estamos tan desesperados que ver que el doctor

te coge la mano y te dice que estés tranquilo, que está controlado,

cambia mucho. Y en cambio a ella le dicen que se vaya a su casa

y que a ver si vuelve

porque no te gusta que haya colgado en Facebook...

Me contaba que hacía sentadillas. En el último mail me dicen...

Gracias a Dios que lo tengo todo guardado.

Me dicen que dada el el momento tan importante en el que Francisco

se encontraba y las faltas que estaba teniendo,

que fueron el viernes y el lunes, se reuniría el comité,

y dado que Francisco estaba en un momento tan importante

y empezaba a caminar solo... Eso me escribieron.

-Eso tú no lo veías en casa. -Jamás.

Cuando te dicen eso, ¿qué pensabas?

Me lo dicen un 14 de mayo a las 9:00 de la mañana

y yo a la una les digo que mi hijo no va a ir más.

Yo llevaba un mes con mucha presión.

Se me invitaba constantemente a recaudar fondos.

Se me decía que iba a ser el hada madrina.

Y se me invita a pedir dinero a tantas fundaciones y asociaciones...

¿Es verdad que te llegan a pedir que recaude es 50 000 E?

-Sí, a mi aseguradora en Alemania.

-No sé si habías hablado con más gente.

-El llanto de mi hijo...

Tu hijo no quería ir a la clínica el día que no iba pero,

José, tú eres padre.

Me imagino que lo que ha dicho Raquel no te pasa inadvertido.

Decir "tu hijo ha comenzado a caminar" a una madre que no ha visto

caminar a su hijo... Te veo emocionado y con los ojos

a punto de llorar y te entiendo perfectamente.

Y tú que óperas tumores.

Es muy difícil comprender el comportamiento la forma de actuar

de esta persona.

Está escondiendo algo o hay algo que no tiene que ver.

Para mí la ilusión es cuando pongo en pie a un paciente que tal vez

no ha caminado porque lo hemos superado y quiero que la familia

lo vea. Yo le digo a la familia levántate y camina

y esa es la ilusión que tenemos los médicos.

Que el paciente lo vea y que la familia lo vea.

No escondemos nada los que amamos la medicina y la hacemos de verdad.

Todo lo que dice esta doctora

y provoca hace que pienses en quitarte la vida.

Por eso no estamos hablando solo de dinero. Son ilusiones truncadas.

Son promesas para una madre que ha venido de Alemania a España

dando un dinero que no tenía y por eso, Carlos, como abogado...

En el momento en el que dice que es su hijo camina

para que ella crea... El engaño es que continue aportando fondos.

Me parece más grave eso que el dinero en sí.

Esto ha supuesto la relación con tu pareja y ha ilusionado

a mucha gente en el pueblo, pero vas a ser consciente de que no eres

culpable de eso. Yo consigo hablar con ciertas personas

culpable de eso.

Yo consigo hablar con ciertas personas

que habían sido tratadas por ella y cuando consigo toda esa información

me siento tan culpable de haber tenido a mi hijo

tanto tiempo haciéndole trabajar,

por que mi hijo no podía ni comerse una galleta,

eran tantas cosas duras las que hemos vivido para poder llevar

ese tratamiento como se esperaba... Pero se nos exigía tanto...

Me decían que era el 80 % y cuando no,

es que la alimentación era la 80.

Y si le veía mirar una galleta, ya me quería morir.

Pensaba que todo se le venía al garete.

¿Tu hijo te decía que no quería ir?

Miles de veces.

A pesar de que decías que así iba a jugar al fútbol.

Y aún así te decía que no quería ir.

Para que veas que no tienes nada de lo que avergonzarte,

vamos a ir con otra chica afectada por esta doctora.

Es el caso de Lidia.

Se quedó parapléjico por un accidente de moto

y esta doctora le aseguró que podría volver a caminar

con el tratamiento.

Es una víctima más de la supuesta estafa de la doctora

Almudena Ramón que le hizo creer que podría volver a andar gracias

a un tratamiento para curar su lesión.

-Me dijo que ninguna lesión era incompleta ni completa

sino que todas tienen arreglo, por así decir.

-Pagó 6000 E por adelantado pero, sorprendentemente,

el tratamiento nunca llegó y Lidia acabo denunciando.

¿Qué clase de doctor

se aprovecharía de lesiones tan extremadamente graves?

Lidia, buenas noches y bienvenida.

Me imagino que estabas oyendo a Raquel.

¿Qué estabas pensando ante algo que tú también has padecido?

Que es una injusticia.

Que no pueden jugar así con nuestras ilusiones y fatal, la verdad.

Estoy fatal. Muy desilusionada.

Estás recordando lo que le ha pasado a ella con su peque,

pero a ti te llegó a decir que eras como una nevera rota

y había que ver qué cables se tocaba para que volviera a funcionar.

Me dijo que era una nevera y que tenía que ver los cables

que no funcionan y que ella intentaría ver que cable

no funcionaba y con tratamiento lo mirarían.

Con las pruebas que hicieron, que mirarían a ver.

Estamos hablando de que te hacen unas pruebas para ver

si eres apta o no. Estuviste como tres horas.

Tres horas dentro de una resonancia. Me quería morir.

¿Ella creía en lo que hacía o era todo un engaño?

Cabe la duda. Yo me siento muy engañada. Muy

tocada psicológicamente. Y mi hijo también.

-Es importante poner en situación a esta doctora.

Ha sido miembro del instituto Cajal, que depende del CSIC,

del príncipe Felipe de Valencia,

del instituto de biomedicina de Valencia...

Tiene un currículum de sobra solvente. ¿Quién duda?

-Curricularmente y toda la investigación y lo que puede haber

aportado esta compañera, se felicita, pero no se puede pasar

de una fase de investigación a prometer e intentar curar

algo que no ha pasado todas las fases de investigación.

Te das cuenta que la cosa no va bien cuando te pide 50 000 E.

Dice que vayas a tu aseguradora y la aseguradora

te pregunta que como te paga por eso.

Esos 50 000 E son consecuencia de las facturas.

Tengo facturas de 9280 E mensuales.

-¿Mensuales?

¿Mensuales?

Yo no he podido pagarlas.

Tengo pagados 26 260 E.

Y en tu caso es algo muy distinto.

Te pide por adelantado 6000 E.

Aparte de la primera consulta,

que tuve que pagar 180 mediante transferencia bancaria

y el día de la cita, me tenía que someter a las pruebas,

y eran 6000 E.

Tres horas en el tubo, ¿te dan los resultados y que ocurre?

Se demoran unos meses.

Ocho meses.

Has pagado 6000 E y en ocho meses no te dicen nada.

Y yo siete.

Yo suplicando y sin saber nada.

A ti te dan la respuesta de que no eres apta.

Yo tengo la teoría de por qué no soy apta.

A mí me dijo, en la cita,

cuando me hizo la cita para explicarme el tratamiento,

le pregunte si me daba garantías. Si iba a volver a andar.

Me dijo que eso ella no lo sabía, que cada cuerpo es un mundo.

Yo le dije que no estaba de acuerdo.

Que si lo hacíamos por escrito yo no iba a pagarle más dinero.

Yo ahora ató cabos y...

Me dijo que no era apta por estos motivos.

En esta estafa, que todavía tenemos que utilizar

el término presunta, para que me mira como diciendo

"habrá que utilizarlo", pero queda claro.

Fuiste arrollada por un autobús en un semáforo.

Tú no habías arrancado y el camión arranca.

A partir de ahí cambia tu vida. ¿Con que edad?

Con 18 años.

Tu hijo nunca ha caminado.

Imagino que es un enamorado del deporte, como cualquier peque.

Y decirle que podía jugar al fútbol...

Y de repente en una silla de ruedas y se te abre esa esperanza,

pagas 6000 E...

¿Qué sensación tenéis?

Psicológicamente estoy abatida.

Mi niño no entiende que haya terminado el tratamiento

y no camina. Yo no sé qué explicarle.

Tendré que ir a un especialista para que hable con él,

porque no sé que se le puede decir. Se me escapa.

Me he sentido muy engañada y utilizada.

-Es importante decir que ella ha denunciado y en esa denuncia

es la propia policía la que le cuenta que hay una investigación

en curso y que la tuya se suma 200 denuncias más.

-A mí mucho después me llamó la Guardia Civil.

Que me habían seguido y que sabía lo que estaba pasando,

que me tranquilizarla.

La Guardia Civil sabía que Francisco estaba en tratamiento

porque ellos tenían una investigación abierta

desde hace año y medio.

Pero yo no sabía nada.

Yo no tenía ni idea de aquello que estaba sucediendo en paralelo

a lo que estaba consiguiendo.

Y la policía detuvo a la doctora.

Hace justo una semana fue detenida por presunta estafa.

Ella ha respondido que la que está siendo víctima de una estafa

es ella. De intereses espurios.

Por estafa y delito contra la salud pública.

Hemos intentado hablar con ella y no ha habido forma de ponernos

en contacto con ella a pesar de e-mail y teléfono.

No ha habido forma ni ningún tipo de vía para hablar con ella.

Me encantaría poder decir algo positivo en todo esto,

pero no encuentro la forma de hacerlo,

a excepción de mucho ánimo, mucha fuerza, que lo estáis demostrando.

Eso nos llevamos y os lleváis. Gracias por vuestro tiempo.

(Aplausos)

Después de la historia durísima que acabamos de ver,

nos vamos a un auténtico héroe.

Todos recordamos a este héroe en París que salvó a un niño

que estaba colgando.

Hoy vamos a conocer a Jordi Páez, Mossos d'Esquadra,

que hace unos años hizo exactamente lo mismo.

El 26 de mayo estas imágenes dieron la vuelta al mundo

junto a este inmigrante malienses que se jugó la vida escalando

un edificio de cuatro pisos para rescatar a un niño de cuatro años

que colgaba de la fachada.

Un caso similar ocurrió en España.

Este es el impactante momento en el que Jordi Páez,

un mosso d'Esquadra, pone en peligro su vida para intentar salvar

a una mujer del pasto de las llamas. Jordi Páez consigue, base de valor

y pericia, escalar hasta el balcón el cuarto piso donde se encuentran

la mujer y su hijo. Saca a la mujer a peso con sus propios brazos

y se oyen los gritos de los vecinos.

Finalmente todo termina y se oyen aplausos.

Hoy Jordi Páez nos cuenta de dónde sacó el valor

para llevar a cabo esta gran hazaña.

Ya está con nosotros Jordi Páez. Bienvenido. Espectacular. Tremendo.

50 años. Ya me dirás qué comes.

Intento tener buenos hábitos.

Sí que es cierto que tengo 50 años. Esto ya tiene nueve años.

Y sucedió. Estas cosas suceden de una manera muy rápida.

¿Qué es lo que está pasando?

Yo no entendía las imágenes.

Hay gente en el mismo balcón pero hasta que no llegas no consigues

derribar esa cristalera.

¿Por qué no lo hicieron ellos?

El chico con la camiseta blanca es el hijo de la señora

y sufre una minusvalía psíquica. Es un señor que tiene...

Por eso está tan tranquilo.

Hay una zona ajardinada en el edificio.

Nosotros intentamos subir por las escaleras

y la puerta estaba blindada y fue imposible. Yo no iba solo.

Aunque no sale en las imágenes mi compañero, trabajo tan duro como yo.

Subimos cuatro pisos a la carrera y determinamos que era imposible

tirar la puerta abajo. La Policía Local había desalojado el edificio

y no se podía abrir ninguna otra puerta.

En el segundo viaje vimos que era imposible y buscamos

una vía alternativa. Fuimos a la zona ajardinada

y de una manera rápida e improvisada se valoró que se podía llegar

al primer piso. Y si llegas al primero, llegas al segundo.

Vas faltando las fuerzas, pero en el tercero vi claro

que llegaría arriba.

No tan claro. En el último vemos que te cuesta.

Además vas con el equipo.

Era un día de lluvia. Llevaba chaqueta de agua.

El cinturon pesaba mucho.

En el tercer piso me deshago de la chaqueta y del cinturón

y en el cuarto eché de menos la defensa y la emisora y...

Para liberar peso quite el cinturón y allí se quedaron

todas las herramientas. Y te rompes dos tendones.

todas las herramientas.

Y te rompes dos tendones.

Al sacar a la víctima y pasarla al piso de al lado utilizó

las manos para romper la persiana y el cristal

y sufro una lesión de tendones. Aunque no fue gran cosa.

-La víctima baja por el piso contiguo.

Al otro lado está esperándome mi compañero

y son los que bajan a la víctima los cuatro pisos

porque yo no podía moverme.

Lo dices con una tranquilidad...

Y te vemos trepar con esa cantidad de humo...

¿Qué sensación te da que el caso de París tenga tantísima repercusión

y esto no?

Quizá porque ahora las tecnologías

y los medios de comunicación hacen que todo sea inmediato.

Lo que pasó hace nueve años pasó.

Se le dio la importancia que tuvo en su momento y poco más.

También este señor es un inmigrante. No tiene nada. Está solo.

Yo... Es mi profesión.

-En la profesión no está jugarse la vida tan descaradamente.

Y en un día de lluvia en el que podía resbalar.

Aunque todo esto te ocasionó esta medalla al mérito policial.

Sí. Es algo de lo que me siento muy orgulloso.

¿Podemos abrirla?

Claro que sí. Y tanto.

A mí me parece pequeña para lo que hiciste.

Si me permitís el comentario, son muchas las actuaciones,

no solo policiales,

sino militares en el extranjero,

médicos a pie de calle en una manifestación, bomberos...

Pero quedan en el anonimato.

Yo tuve la suerte de que una vecina lo grabara,

pero hay muchas actuaciones que suceden cada día o cada semana

y que son meritorias o más meritorias que esta.

Tu eres un poquito experto en salvar a gente.

Salvando una persona cogida a una boya en medio del mar

lo pasaste un poquito peor.

Esa fue la más complicada.

¿Por qué fue más complicada que esto?

Aquí tocamos con el pie en el suelo y...

¡Pero si estás a 20 m de altura!

Lo tengo en algo físico. En el mar...

Fue un señor que se tiró al agua, nadó hasta una boya

y vio que corría peligro.

Yo llegue uniformado y me quité los zapatos y el cinturón

y fui nadando hasta la boya. Ahí se me complicó todo.

Llegas cansado, vas de uniforme y la víctima se agarra de la camisa

y tienes que hacer una maniobra para hundirlo en el agua

y darlo la vuelta.

Le en los últimos 10 m no tocaba tierra y veía que la gente estaba

en la orilla, pero yo no llegaba. Y al final llegas agotado

y es donde vi que se me podía llegar a ir de las manos.

Hay una actuación policial a la que quiero hacer mención.

Cuatro compañeros del Cuerpo Nacional de Policía

que deciden hacer una acción de este tipo en A Coruña y tres fallecieron.

Pagaron el precio más alto que puede hacer un rescatador,

que es dar su vida. Y el cuarto la salvó por muy poco.

A veces el límite de la vida o la muerte son dos segundos,

él llegaron o llegar.

Y que recuerdes esto, lo que acabas de decir,

podía haber sido tu vida en este rescate como en la boya.

¿Y qué pasa en este autobús de personas de tercera edad?

50.

Se incendia.

Fue un autobús el Imserso.

Fue un autobús el Imserso.

Yo iba con un buen compañero y detectamos ese autobús

que iba echando mucho humo por la parte de atrás. Pedimos el alto

y el conductor, de una manera muy brusca,

dejó el vehículo aparcado y saltó por la ventanilla.

Mi compañero hábilmente colocó el vehículo justo al lado.

Se llenó la cabina del autobús de humo y había gente mayor,

gente impedida, algunos inválidos... Se rompió el cristal

y lo que era un desalojo ordenado de bajarlos de uno en uno,

cuando vi que aquello había prisa,

ya era descolgar a los jubilados por la ventana del autobús

y el compañero los iba recogiendo. Los tira vamos de tobogán

por el cristal del coche patrulla

y se iban quedando en el suelo de la carretera.

Tienes una vida divertida.

Es un poquito "qué pasará mañana".

Siempre sube el telón.

-Qué filosofía tan estupenda. Hay que ser positivos.

A veces, por desgracia, no podemos llegar un minuto antes

y se han de levantar cosas que...

Ya que dices esto,

y teniendo en cuenta todo lo que te hemos visto hacer

lo que nos cuentas, ¿hay algún caso que te hayas llevado a casa

y no te lo quitas de la cabeza por alguna razón?

A mí, en este momento, yo no era padre. Ahora soy padre de dos niñas.

Una cosa que me afecta es cuando hay problemas con menores.

Menores desamparados, drogas con niños, maltratos a menores...

Antes no me afectaba como policía. Llevo 30 años y era una víctima más.

Ahora que soy padre...

Cuando ves un niño maltratado, una menor con drogas...

¿Cuesta intervenir?

Hay que intervenir, pero intentamos tratarlos como una víctima más.

Os decimos gracias a ti y a todos tus compañeros.

Ponemos el punto final con Luis del Olmo.

-La primavera viste que es primor. Viste el limonero.

-La primavera viste que es primor.

Viste el limonero.

Salid a encontrarla por esos caminos. Va loca de soles

y loca de trinos. Doña primavera, de aliento fecundo,

se ríe de todas las penas del mundo.

No cree al que le habla de las vidas ruines.

¿Cómo va a tocarlas entre los jazmines?

¿Cómo va a encontrar las junto a las fuentes de espejos?

En la tierra enferma,

en las partes grietas, enciende rosales de rojas piruetas.

Prende sus verduras en la piedra triste de las sepulturas.

Doña primavera,

de manos gloriosas haz que por la vida derramemos rosas,

rosas de alegría, rosas de perdón, rosas de cariño y de exhultación.

Gracias, Luis.

Con todos los que hacemos cada día este programa,

gracias por estar con nosotros. Quédense en La 1.

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Hora punta - 07/06/18

Hora punta - 07/06/18

07 jun 2018

Programa de entrevistas y reportajes que va desde la actualidad a los contenidos más impactantes de internet y redes sociales. Cuenta con entrevistas a invitados famosos y una serie de colaboradores que comentan las diferentes secciones.

ver más sobre "Hora punta - 07/06/18 " ver menos sobre "Hora punta - 07/06/18 "
Programas completos (311)
Clips

Los últimos 500 programas de Hora punta

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios