www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
4594379
No recomendado para menores de 12 años Hora punta - 07/05/18 - ver ahora
Transcripción completa

En un programa que va a ser complicado

que le acabemos igual que la iniciamos.

Hoy vamos a recordar a un amigo, ni más ni menos.

Para recordarle hay que...

Despedirle no lo vamos hacer, eso se lo aseguro.

José María Íñigo.

Vamos a hacerlo tal y como era él.

Buenas noches.

Vamos a recordar momentos que hemos vivido gracias a él.

También esa parte poco conocida de José María Íñigo.

Quiero decir antes de nada,

muchas gracias, Andrés, por estar con nosotros.

Porque para ti no es nada fácil.

Es lo que hay que hacer.

Hablar bien de la gente siempre es muy agradable.

Se ha ido un referente, un mito.

Hay cuatro o cinco referentes en la televisión,

uno de ellos era José María.

De ti también lo dirán, Nina.

Vamos a recordar al amigo.

Ante todo, se ha ido uno esa persona...

Es una una persona con la que lo pasas bien

y se convierte en uno de tus mejores amigos.

Nos ha dejado un icono de la televisión

y compañero en este programa.

José María Íñigo nos ha regalado miles de momentos.

Hoy en "Hora Punta".

Recordemos que José María estaba fascinado, no por Richard Gere,

sino por el pelo de Richard Gere.

Vamos a saludar también a Alejandra Castillo.

Todas las mujeres están locas por este hombre, y, seguramente,

con razón.

¿Cómo se puede conseguir un pelo así?

Si José María tiene beso, yo también, ¿eh?

Hombre, Javier, si José María tiene beso, yo también.

No vamos a agobiar, no vamos a agobiar.

La verdad es que único, distinto, un genio.

De verdad, tremendo.

Parece mentira.

Todo el mundo está con lo mismo,

que era un referente, que fue increíble.

Andrés, José María era mucho más de lo que ya demostrada, que era mucho.

Yo creo que José María era un universo de creación.

Paso del blanco y negro al color en esta España nuestra,

que vino de Inglaterra con todas las ideas que todavía aquí

estábamos en pañales y cambió la televisión,

cambió la radio, cambió la música.

Cambió un montón de cosas.

Yo solo la coleta.

Richard Gere no la llevaba y yo la lleve.

También hubo un de eso contigo.

¿Estamos a tiempo?

Sí, hombre sí.

Qué bien besa el jodido.

Yo recuerdo acabar y decirme:

"¿No le habrá molestado a tu madre?".

Una vez que se lava las manos antes de comer para comer,

ya no daba la mano a nadie.

No le gustaba.

Le daba por ahí.

Por los gérmenes...

Muy limpio, todo hay que decirlo.

Y muy tímido, enormemente tímido.

Coti, contigo también hemos vivido momentos espectaculares.

Y con José María.

Ahora que tenemos a Nina hay que recordar

que un día se puso a cantar.

José María Íñigo le demostró que también podía ser cantante.

Yo digo, por ejemplo...

No te libras, José María.

(CANTA)

Ha hecho octava alta.

Era muy tímido.

Eso a la vez le hacía una persona

con un misterio y un encanto singular.

A él no le importaba nada hacer el show,

pero siempre que el estuviera prevenido.

Eso me gustó en diferentes ocasiones.

Estoy que comentarlo, lo sabe Alejandra.

Un día hicimos un programa especial y Fernando Tejero de escribe

y me dice: "¿Cómo le dice esto a la indicada?".

Y le digo: "Yo le dicho lo mismo".

Y me dijo: "Yo vengo aquí a hacer espectáculo".

No le importaba si era bueno para el programa.

Tiene un sentido del entretenimiento y el espectáculo...

Tenemos muchas más momentos de José María Íñigo.

¿Hay alguien?

Mi casa, mi casa.

-Estaba muy guapo y Javier Bardem.

El que estaba muy bien era este.

Todos queríamos ser más o menos José María Íñigo.

-Me preguntan que cuánto cobro, yo no les digo nada.

El programa tiene una continuidad.

Enseguida me estaba llamando, esa vuelta en AVE.

Yo le decía que era fantástico que pudiera estar cada día,

pero a él le costaba, estaba agotado.

Estaba agotado.

Estaba con los problemas físicos en el pulmón.

Sin embargo, conservaba un espíritu fundamental.

Hasta que no ha podido más ha estado trabajando.

Me da mucha rabia que tanta gente que lo recuerda

no haya tenido en el olvido,

cuando tendría que haber seguido

como los grandes presentadores de por ahí fuera.

El ultimo mensaje que me envía me dijo que es su regalo

era estar cada día en este programa.

Yo le decía que era agradecido era yo.

Era tan humilde...

Me recuerda a Luis del Olmo.

Siendo como es...

Y me dice: "Gracias por dejarme estar aquí".

Gracias a ti y por elegirnos.

Esos son los grandes.

La primera es que vino a "Hora Punta",

cuando acabo el programa le dije: "Por favor, quédate con nosotros".

En televisión hay que saber que el primer día que entras,

ya está saliendo.

Un día entras y otro día sales.

-Pero tú tienes la fórmula de no salir.

-O le entiendes así o lo vas a pasar mal.

Lo dijo una de las persona que se ha ido cuando le ha dado la gana.

Yo creo que a todos nos merece un respeto como profesional enorme.

Hablar de Íñigo es como...

¿Sabéis esos cantantes que han logrado muchas cosas como tales

y que forma parte de la banda sonora de tu vida?

Íñigo es la banda sonora de la televisión.

-Cuando solo había una televisión, La 1 y el UHF.

Entonces no había estudios de medios.

¿Para qué vas a estudiar?

No había nada que estudiar,

pero había un tema de aceptación o algo así.

Serían 11 o como 12 millones de espectadores.

Yo no quiero hablar de Uri Geller porque me revienta.

De hecho, he quitado uno de los vídeos.

Ya está bien de Uri Geller.

Al día siguiente se hablaba en las cafeterías de Íñigo.

Una celebrity internacional

que no conocía José María y me decía:

"Ir detrás de este tipo es como ir detrás del pato Donal.

Todo el mundo se gira".

En este programa, que venía un poco de despedida,

y que les recomiendo que lo vean en RTVE a la carta,

volvía Íñigo a su Bilbao natal.

Me he pasado media vida viviendo en Bilbao

y otra media vida volviendo a Bilbao,

siempre volviendo a Bilbao.

Unas veces por razones de morriña y otras veces por mayor necesidad, a

migos que se despiden, amigos que mueren.

Unas veces venimos con sonrisas y otras con lágrimas.

Nos enteramos en Málaga,

estábamos haciendo un directo de radio.

Nos enteramos y nos dejó tan rotos...

Hacía tiempo que no lloraba tantísimo.

Luego, en cambio, Nacho,

el director del programa nos envió este documental.

Lo estuve viendo enganchado.

Una vez rompimos a llorar,

nos apareció la sonrisa recordando cantidad de anécdotas.

Poniendo las almohadillas en San Mamés...

Las almohadillas las ponía, las quita.

Hace un repaso a todos los oficios que ha tenido.

Yo empece aquí.

Me contrataran de botones con chaqueta y corbata,

pero de botones a fin de cuentas.

Lo que más lo que más he querido yo era estudiar

y por razones, no pude estudiar.

Esta oficina estaba enfrente de mi instituto.

De ella todos los días a las chicas entrar

y salir y yo tenía que estar aquí.

Lo pasé fatal.

Yo trabajé en esta librería.

Libros que es vendían Altos Hornos de Vizcaya, Cruces, al hospital.

A mí me dio por aprender inglés cuando tenía 10 años.

Me compre un libro y me lo aprendí de memoria.

Trabajé durante tiempo en una tienda de discos.

Tenía más de 15.000 discos en casa.

Tela.

Está con Maite, que es la mujer del que fue su mentor y su jefe.

Tiene una relación muy estrecha.

Hay que decir que su padre era electricista en un teatro.

Era el que ponía el foco en ti.

¿Cañonero? Qué bonito.

Se quejaba amargamente

en el reportaje de que no tuvo la oportunidad de estudiar.

Le pasó algo curioso.

Empezó a trabajar en el lugar

en el que tenía el colegio al que el deseaba ir.

Igual le hubieran estropeado en el colegio.

Esto es lo que le ocurre nada más llegar

al circo con una elefanta.

Gracias Antonio Gómez Abás hemos descubierto eso,

que no sabíamos que habías sido domador.

Aquí estamos viéndote...

Impresionante, de verdad, no imaginábamos que eso era cierto.

Hay que decirlo, por un acto benéfico.

Al principio, para UNICEF, en un festival.

Al cuarto nos dijo Ángel Cristo

que venían para ver si nos mataban los bichos.

Estuve dos años haciéndolo.

Se dice rápido, ¿eh?

Hoy en día, evidentemente,

no creo que Unicef se metiera en eso.

Hoy en día a los animales no tienen que estar en los circos.

Que una elefanta te mete un viaje...

Hizo cantidad de funciones.

¿Qué no hizo este hombre?

-Todavía te queda apunta todas las cosas que ha hecho.

Una salvajada.

Si analizamos trabajo por trabajo lo que ha hecho...

Solamente nos podemos entrar en los trabajos.

Otra cosa que hacía de José María Íñigo,

en este programa, que tenemos mucha magia,

en nos demostró que podía ser mago.

Yo voy pasando cartas.

¿La ves?

Ahora se trata de que tú me la transmitas.

No hay nada más sencillo.

El as de tréboles. ¿No?

El cinco de corazones.

No me lo digas.

No os lo vais a creer, pero la tenía en la puntita de la lengua.

Venga, hombre.

Venga, hombre.

(Aplausos)

Me voy a limpiar con este pañuelitos que tengo aquí.

Ostras.

Yo creí que solamente ibas a trasmitir uno,

pero a veces...

La potencia es tan grande que habéis interferido en las cartas.

Las cartas había un cinco.

Te prometo que no estaba preparado.

Me dijo José María: "¿Puedo hacer una cosita?".

Pensamos que iba hacer algo pequeño, una tontería.

José María tenía un Seat 600

donde tuvo sus primeras aventuras amorosas con una sorpresa.

Mi primera vez fue a pocos metros de donde estoy ahora,

era enunciar 600, que era el coche que yo tenía.

Me encuentro a una pareja de la guardia civil.

Me quedé helado.

Me dijo: "Baje el cristal".

Me dijeron muy amablemente: "¿Necesitan ustedes algo?".

Ahí se acabó la primera vez.

Fue un auténtico fracaso.

Pocas veces se coge tanto cariño a una persona.

Por ejemplo, lo que ocurrió un día en maquillaje con su bigote.

Una vez vino con su bigote de color rosa.

El decía: "No, es marrón".

Le preguntaban: "¿Vas a salir así?".

Dijo que había cogido un tinte de su mujer, se había equivocado,

y era de color rosa.

Recordamos la risas de aquel día.

Vamos a recordar esta anécdota.

Me dicen que tu bigote no es verdadero.

¿Me permites que te pegue un tironcito?

-Si usted me creé, le digo que es verdadero.

Seguro que creen mi palabra, yo le digo que no es.

No te hizo ninguna gracia.

No, porque aquí era una televisión muy seria.

Entonces, era una televisión muy seria en ese momento.

Nos contó la figura del censor. El pensar le decía:

"José María, estas chicas van muy cortas".

Tremendo.

Si os parece, hagamos una cosa.

Vamos a recordar uno de los momentos más tensos

de José María Íñigo en televisión.

Fue con estos dos toreros.

Él mismo recordaba la situación.

Atentos.

Vamos con tu momento complicado de la tele.

Seguramente cuando entrevistando a dos toreros...

-Muchacho no, o respetas o no respetas.

No te vayas a pasar.

-En la puerta nos...

-Yo pensaba que presentaba yo.

Bromas las justas.

El censor en una esquina y a los cinco minutos la guardia civil

a la puerta del plató.

Ellos se ocupaban de la seguridad.

A los cinco minutos las cuadrillas de ambos

llegaban a Prado del Rey para defenderles.

Acabó mal.

La Guardia Civil mandó a unos por un lado y a otras por otro.

Cómo están los toreros, ¿eh?

Estaban absolutamente enfrentados.

Empezaron a ponerse a parir delante de todo el mundo.

"Si no, nos pegamos fuera", decía.

El problema de los directos, que siempre estabas en el equilibrio.

Momentos en los que él se ponía como tocanarices.

Yo le decía: "¿Cómo has dicho esto?".

Y él me decía que había venido a hacer espectáculo.

Momentos como este, que le dice esto a este monje budista.

El monje budista no es una forma de huir,

de no enfrentarte a la dureza de la vida diaria, buscarte el pan...?

-Pagas menos que nunca y se vende muy poquito.

Pagas menos que nunca y se vende muy poquito.

Yo con mi hermano no hago eso.

Dile algo a Roberto, que se estrena "Operación Triunfo".

Procura no equivocarte al decir: "Buenas noches".

El resto sale solo.

Un consejo, no la acabes.

No te confundas.

Lo ha sacado con matrícula de honor todo hay que decirlo.

Lo ha sacado con matrícula de honor, todo hay que decirlo.

Nos decía Fernando Romay

que un chuletón que pesaba menos de dos kilos no era chuletón,

era carpacho.

Cómo ha disfrutado de la vida.

Nosotros hemos querido hacer un programa tal

y como era José María Íñigo.

Lleno de vitalidad.

Tenemos que decirlo, él hizo el esfuerzo aquí cuando venía.

A veces venía de camerino a plató y llegaba cansado.

Llegaba cansado y se disculpaba.

Teníamos la coña de que esta silla en la que está Alejandra

era la de José María.

Era mentira por completo.

Sí, era su sitio.

Su sitio, te juro, que era este.

Por más que lo sentaba aquí, no quería.

Se iba a este lado.

No le hacía falta a estar aquí,

el estando ahí brillaba más que todos juntos.

A pesar de la diferencia generacional,

es tremendo como alguien puede sentir que una persona

que tiene 65 años es su mejor amigo y que se puede ir de vinos

y pasarse lo mejor que con alguien de su propiedad.

Esto le pasaba Alejandra, me pasaba a mí

y nos pasaba a todos los que hacemos este programa.

Aún que poder hacer un pequeño resumen

de lo que es la vida de un genio...

Ahora alguno dirá que me he pasado.

Yo les digo que hay ingenios como tal y en su vertiente.

Hay genios de la música, como los Beatles,

y hay ingenios de la televisión, y él ha sido uno de ellos.

Y siempre te vamos a recordar.

(Aplausos)

Como tú eras, como tú eras.

(Música)

Yo, la verdad, es que necesito el mar,

no tanto para meterme, pero sí para verlo.

Yo no me pongo al lado de gente tan alta.

Hola, Javier, ¿qué tal?

Te hablo desde el hotel intercontinental.

Señoras y señores, ya lo saben, cuando de las 10 en La 1

vengan a ver a Cárdenas en "Hora Punta".

-Vamos a acabar todos llorando.

Yo por verlos a ellos, porque está tan emocionados...

Hay unos lazos cuando trabajas así que son muy potentes.

-Hay gente que se hace querer y a otros les cuesta más.

Conocerle era amarle.

Que te impacta.

Hasta siempre, José María.

(Música)

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Hora punta - 07/05/18

Hora punta - 07/05/18

07 may 2018

Programa de entrevistas y reportajes que va desde la actualidad a los contenidos más impactantes de internet y redes sociales. Cuenta con entrevistas a invitados famosos y una serie de colaboradores que comentan las diferentes secciones.

ver más sobre "Hora punta - 07/05/18" ver menos sobre "Hora punta - 07/05/18"
Programas completos (311)
Clips

Los últimos 500 programas de Hora punta

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

El administrador de la página ha decidido no mostrar los comentarios de este contenido en cumplimiento de las Normas de participación

comentarios.nopermitidos