www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.12.2/js
4323936
Historia de nuestro cine - La silla de Fernando (presentación) - ver ahora
Transcripción completa

Subtitulado por Accesibilidad TVE.

Hola, ¿qué tal? Buenas noches, de nuevo.

Solo unos pocos privilegiados

conocen hasta que punto "Fernando sentado en una silla"

es capaz de convertir una charla en algo más que una charla.

Esta película aspira a que esos privilegiados

no sean tan pocos.

Ese Fernando, es Fernando Fernán Gómez

y quienes lo dicen son: David Trueba y Luis Alegre.

Gracias a la generosidad de los tres hoy podemos disfrutar

de "La Silla de Fernando",

Un retrato que nos acerca al universo fascinante e hipnótico

de un cineasta y un hombre genial.

Una auténtica joya no solo para los amantes del cine,

sobre todo, para los amantes de la lucidez y de la vida.

-Yo soy un tímido con mal carácter.

Además cuando yo estoy mostrando mi timidez en un sitio,

no es en el momento en queestoy diciendo: "Vaya usted a la mierda".

Ahí es cuando no he tenido miedo a mostrar mi auténtico carácter.

Cuando vi que empezaba a tener fama de antipático,

yo dije: a mí me conviene...

me conviene cultivar, en cierta medida, esta antipatía,

en vista de lo pesados que suelen ser casi todas las gentes que me rodean,

sobre todo respecto a nosotros, los que tenemos una profesión

de la que se entiende que son... que son brillantes.

Yo dije: no, no, esto cierto grado de antipatía creo que es conveniente.

David Trueba, buenas noches, qué alegría tenerte por aquí.

La alegría es mía.

Para presentar algo tan bonito, ¿no? "La silla de Fernando".

Primero cuéntame ¿cómo le conociste, a Fernando?

Uy, es una larga historia que puede consumir esta presentación.

Lo conocí en un Nochevieja en la que Luis Alegre y a mí,

que fuimos los que finalmente hicimos esta película,

nos arrastró a su casa Juan Diego, el actor, bajo la excusa

de que Fernando siempre organizaba una Noche...,

la fiesta de Nochevieja, copas con amigos y tal...

Nos llevó y Juan nos presentó como dos chicos

que había encontrado en la calle, pidiendo en el Metro;

pidiendo dinero para pasar la noche en Madrid,

que era Nochevieja y que creía que nos debía dejar cantar

y que con el dinero que les dieran los invitados de Fernando,

pudiéramos pagar una pensión.

Lo cual estuvo muy bien

porque gracias a eso Luis Alegre, que canta muy bien,

se puso a cantar "La bien pagá" y otros temas...

y recaudamos algo de dinero

hasta que Emma Cohen, que era la mujer de Fernando, entonces,

nos dijo: "Hombre, habéis cantado tan bien

que os podéis sentar y quedaros aquí".

Claro, la casa estaba llena de gente como Eduardo Haro Tecglen,

Agustín González no sé....

estaba llena de gente maravillosa y ya pasamos la Nochevieja allí.

Lo difícil era luego explicarle que no éramos cantantes callejeros, ¿no?

que estábamos pidiendo.

Pero, bueno, eso lo entendió rápido, por cómo cantábamos sobre todo.

¿Qué representa para ti Fernando Fernán Gómez?

Eh... mira, nosotros, Luis y yo, hicimos esta película

porque durante muchos años íbamos a cenar con Fernán Gómez

y al volver a casa, pensábamos

esto no es posible que quede solo para la gente que le conoce,

hay que compartirlo con los demás.

Es el mejor conversador que habíamos conocido nunca.

Era una persona que ya daba la vuelta a cualquier argumento.

Era una persona de una inteligencia que estaba a años luz

de los demás que conocíamos.

Era un actor, fundamentalmente, pero era también un cerebro;

un escritor, un cineasta.

Es un personaje creo inigualable en el siglo XX español.

Entonces, dijimos: ¿Y por qué no hacemos una película

que parezca o que sea lomás cercano a una sobremesa con él?

Fuimos, yo creo tan atrevidos y tan anormales,

que hicimos esta película contra toda norma

y sin, por supuesto, la ayuda de nadie

pero con la colaboración de Fernando que decidió,

que le parecía gracioso que dos anormales como nosotros,

quisiéramos retratar eso.

Y decidís hacer un documental muy desnudo,

porque la mayor parte del tiempo está su imagen en primer plano,

pero es verdad que es maravilloso, ¿no?

no te pide ver ni las películas, ni otras imágenes.

O sea, te quedas absolutamente pegado.

Eso si que lo tenía Fernando, ¿no?

Es que Fernando era un actor.

O sea, es decir, y un actor no vamos a descubrirlo ahora,

probablemente el mejor actor de la historia del cine español, ¿no?

Eso también en la conversación le ayudaba muchísimo.

Era un señor que sabía manejar eh... la mirada, las pausas, el gesto,

la contradicción o la ironía.

Todo eso era un espectáculo, ¿no?

Nosotros no queríamos hacer un documental,

por eso lo llamamos película-conversación,

y dijimos, bueno, nosotros conocemos a Fernando,

Vamos a intentar abrir al Fernando que conocemos,

al Fernando irónico, al Fernando rompedor,

al Fernando, también, sofista,

al Fernando inteligente, de inteligencia suprema.

Pongámosloa charlar.

-Yo soy maniqueo.

Yo sé que el creer que en la vida,

que la vida consiste, sobre todo, en la lucha del bien con el mal

y que hay uno que son buenos y otros que son malos

y que esta es la lucha y la raíz de todo lo que sucede,

que pensar esto está mal.

Y lo que no sé de ninguna manera es por qué estoy explicando esto ahora.

Y también los espectadores verán al Fernando políticamente incorrecto,

porque hay cosas de las que dice que muchos en sus casa dirán:

¡Anda!¿ Pero esto pensaba Fernando?

Bueno, es que yo creo que uno de los rasgos de la inteligencia

es ser una persona crítica, ¿no?

Fernando era un persona que te obligaba a pensar,

que te obligaba todo el rato a no dar por asumido nada, ¿no?

No era ni siquiera una persona políticamente incorrecto,

era una persona libre.

Qué difícil, ¿no? elegir entre 20 horas de conversación

qué dejo finalmente en la silla, porque luego los extras en el DVD...

es que dices aquí hay otra película, ¿no?

Si que me acuerdo que el montaje fue...

De hecho, mira, hay un día que yo recuerdo

como uno de los días más tristes de mi vida,

que fue el día de los atentados de las estaciones de Atocha y del Pozo.

En ese momento yo estaba montando la película, ¿no?

y había dejado a mis hijos en el colegio,

al volver a casa puse la radio y empecé a oír lo que había pasado,

era muy temprano, como todos recuerdan,

yo tenía que ir a montar la película

y no sabía qué hacer, no sabía si volver...

si quedarme en casa, si reunir a todo el mundo;

nadie sabíamos qué hacer a esa hora, ¿no?

Recuerdo que fui al estudio de montaje

y me senté delante de una pantalla y volví...

a mirar esas primeras tres horas que habíamos seleccionado de material

e ir hacía atrás y hacia delante,

y cada media hora iba mirando las noticias.

Pero yo pensaba, lo único a lo que uno se puedeagarrar

es a la inteligencia del ser humano.

O sea, el ser humano es capaz de la bajeza más absoluta,

es capaz de hacer cosas siniestras,

pero el ser humano también es capaz de ser inteligente, de ser bondadoso,

de hacerte ser orgulloso de pertenecer a la raza humana.

Creo que la única apuesta cuando vienen las cosas mal dadas,

es acercarte a la gente así, ¿no?

Me acuerdo que, montando aquello de Fernando,

pensaba lo mejor que puedo hacer es seguir con esta selección.

No hay nada en donde yo pueda ayudar a mi país,

a lo que yo pueda querer a mi país,

más que de tratar de hacer relevante a una persona

-que yo considero que lo era-

que seguramente estaba mirada o por encima del hombro,

o con tópicos o con los desprecios, en general,

que se mira la inteligencia crítica en cualquier país no sólo en España.

-Con esto, con esto yo lo que quiero es dar una lección ya,

por mis muchos años me puedo permitir este gusto,

a todos los que creen que el futuro está en sus manos

  • La silla de Fernando (presentación)

Historia de nuestro cine - La silla de Fernando (presentación)

24 nov 2017

Programas completos (6)
Clips

Los últimos 808 programas de Historia de nuestro cine

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios