www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
4760959
Historia de nuestro cine - Siete vírgenes (presentación) - ver ahora
Transcripción completa

Subtitulado por Accesibilidad TVE

Cuarenta y ocho horas de permiso puede ser un acotado espacio

de libertad

para quien está pasando su adolescencia

en el reformatorio,

pero también puede marcar el tiempo de una dura confrontación

con la realidad.

En su tercer largometraje,

siete vírgenes

Alberto Rodriguez

sigue a un joven a lo largo del fin de semana

en el que sale temporalmente de su encierro,

para asistir a la boda de su hermano.

Se trata de un permiso de 48 horas

y deberá acompañar a su hermano para su reingreso.

-¿Dónde vas? -¿Y tú?

No capullo,

eres tú el que no te puedes meter en marrones.

¿Yo qué te dije?

¿No te dije que no te metieras en líos?

¿Te lo dije o no te lo dije?

Yo no me he metido en ningún lío.

¿Qué tal Jordi, cómo estás? Muy bien

Volviendo a ver

siete vírgenes,

pensaba en qué crees que se aleja esta película

de los registros del cine quinqui

del que tanto hemos hablado, aquí en HNC

y que triunfó en los 70 y en los 80?

Principalmente porque los personajes que aparecen en

Siete vírgenes,

no se podrían homologar

ni estar cerca del arquetipo del quinqui.

Tano que interpreta Juan José Vallés

ni Richard que da vida Jesús Carroza

son quinquis en el estricto sentido,

son chicos de un barrio marginal de Sevilla

que se dedican ocasionalmente a la delincuencia

pero casi como una inercia

debido a las pocas expectativas de futuro

que les depara el entorno que tienen,

pero no es ese problema social

convenientemente acotado

y que trataron con miradas muy distintas,

cineastas como José A. de la Loma,

que tenía una mirada un poco redentorista

sobre esos personajes,

ni con esa mirada más cercana,

más poética de la marginalidad,

con una cierta poética que tenía Eloy de la Iglesia.

Alberto Rodriguez se coloca a la altura del personaje

no está intentando hacer una crítica políticosocial

ni está intentando ahondar en las razones

que llevan a estos personajes de alguna manera

a cruzar la línea de la ley.

Están muy trabajados los personajes.

Incluso también trabajamos muchísimo con los actores,

las frases las matizamos

para buscarnos sobre el texto sino también el subtexto

continuamente,

¿qué había ahí?

¿Qué es lo que hay detrás de cada personaje?

¿Dónde situamos una película como esta

dentro de la filmografía de Alberto Rodriguez?

Siete vírgenes

es una película bisagra,

es una película que está en un punto estratégico

que divide dos partes muy diferenciadas

en la carrera de Alberto Rodriguez.

Después del debut que compartió con Santi Amodeo,

con el factor pilgrim

y luego esa combinación

de apuntes sociales y de comedia que era

El traje,

viene

Siete vírgenes

junto a la posterior,

yo creo que son dos películas de transición.

Después de esas dos películas

parece que Alberto Rodriguez afronta su filmografía

casi con un carácter programático

en el que de repente elige el thirller

como un elemento para repasar la historia reciente

y para hacer un análisis crítico de esa historia,

en Grupo 7

de alguna manera intenta contar la intrahistoria

y el bajo vientre de los procesos que llevaron a la creación

y construcción de la Sevilla de la expo 92

La isla mínima

habla del paso entre el franquismo y la democracia

con dos maneras de entender

el juicio policial y la trama de corrupción

bastante estimulante y llena de recovecos.

El hombre de las mil caras

sería su manera de lidiar con los claroscuros

de la etapa socialista.

Es uno de los grandes directores que tenemos ahora en España.

Un gran director de actores también.

Porque cómo están Juan José Ballesta

Jesús Carroza

que son los que llevan más el peso de la acción.

Si porque Juan José Ballesta en su momento,

había el temor

de si podía llegar a trascender el papel del bola.

Porque fue una entrada realmente espectacular

en registros

y Juan José Ballesta se acabara convirtiendo en un actor.

Cuando se encuentra con Alberto Rodriguez,

esas dudas se han disipado completamente.

Después de su labor en películas como

El embrujo de Shangai

o como

Planta cuarta

ya estaba claro que Juan J. Ballesta era un actor,

y aquí de repente hace un personaje

lleno de vivacidad y de verdad

y que de repente

consigue no conectar con su entorno familiar

no conectar con su pareja,

no conectar con la antigua pandilla,

y va nutriendo una carga de violencia

que hay un momento de la película en que estalla.

Y cuando estalla esa violencia

lo que consiguen ahí tanto Ballesta como Rodriguez

es que comprendamos al personaje.

Que comprendamos por qué ha llegado ahí.

Ganó la concha de plata al mejor actor ...

Si, gano una merecidísima concha de plata

pero la película también supuso

el debut de Jesús Carroza

que para mi es la gran sorpresa de la película,

otro actor que carga una verdad increíble.

Después de un casting de 4000 chavales,

al final dimos con él.

Hemos tenido la gran suerte de encontrar un magnífico actor.

Además completamente natural.

Lo lleva innato.

¿Te hecho algo?

Lo ves,

pero si eres tu hijo que estás mamonao.

Además está muy bien rodeado en papeles muy pequeños

pero confiados a actores y actrices

como Ana Wagner, Julian Villagran,

no quería de mencionar a Vicente Romero,

el el papel del hermano del protagonista,

que es un poco su reverso,

alguien que de repente parece que ha claudicado

y su lenguaje corporal

nos habla constantemente de derrota y humillación cotidiana.

Todavía estás a tiempo te coges la furgoneta y te vas.

¿Y a donde voy yo con una furgoneta ....?

hay trenes y aviones.

¿Quieres que me vaya contigo?

Para que los espectadores estén atentos,

qué momentos crees

que es donde queda reflejado más ese brío a la hora de dirigir

que tiene Alberto Rodriguez?

Hay varios momentos que son picos que demuestran

lo bien que rueda la acción, Alberto Rodriguez.

Yo por ejemplo hablaría de la huída del centro comercial

ese momento en el que la cámara parece que vuela con los personajes

en ese estado de urgencia.

Y una de las grandísimas secuencias

es en el momento que el personaje de Tano

está en el interior de un coche

mientras los amigos de su pandilla

tienen una reyerta en una terraza

y de repente hay un uso del fuera de campo

y la movilidad de cámara realmente espectacular.

Así terminamos esta semana

que dedicamos a cinco películas

que pudieron verse en el festival de cine de San Sebatián

Gracias Jordi Muchas gracias

Con un título que alude a un ritual privado

para anticipar el futuro

Siete vírgenes

se detiene en unas vidas

que no parecen contemplar un amplio horizonte

de benignas expectativas.

Vamos a acompañar a Tano durante estos dos días

de ilusoria y acotada libertad.

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Siete vírgenes (presentación)

Historia de nuestro cine - Siete vírgenes (presentación)

28 sep 2018

Programas completos (7)
Clips

Los últimos 1.066 programas de Historia de nuestro cine

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios