www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
4675548
Historia de nuestro cine - Segunda piel (presentación) - ver ahora
Transcripción completa

Subtitulado por Accesibilidad-TVE.

Quien vive una doble vida está condenado

a que sus propias contradicciones le estallen en las manos

provocando indeseados daños colaterales en su entorno afectivo.

En “Segunda piel”, Gerardo Vera centra su mirada

en un triángulo amoroso

en el que se incuba la potencialidad de la tragedia.

En su tercer largometraje,

la historia de amor homosexual que un hombre casado mantiene

bajo la superficie de su frágil estabilidad familiar

proporciona a su impresionante reparto la oportunidad

de manejar material muy delicado sin recurrir al exceso.

Te he estado llamando al aeropuerto y al móvil. Lo tenías apagado.

Me habré quedado sin batería.

¡Pero bueno!

¡Pero bueno!

¿Se te ha pasado por la cabeza estar con otra persona?

No.

Ten cuidado, tío. A este paso se va a enterar todo el mundo.

Quédate conmigo. No te asustes, pero soy el mejor chico que puedes tener.

Alberto, yo no puedo ser un hombre.

Yo no sé nada de cómo eres porque no me dejas verlo.

Pero a ver, ¿no te basta con las cosas tal y como están?

¿Cuánto hace que te acuestas con hombres?

¿Tampoco ahora me vas a decir la verdad?

¿Qué tal, Jordi? Buenas noches. Muy bien.

Tengo entendido que esta es la película más querida

por su director, por Gerardo Vera, de las que ha dirigido. ¿Por qué?

Pues porque realmente es la película que le permitió hacer el tipo de cine

que quería hacer y aparte él siempre decía que realmente es una película

en la que está abordando cosas que le tocaban muy de cerca,

algo muy íntimo, incluso hablo de un posible trasfondo autobiográfico.

Lo cierto es que antes de esta película había hecho

“Una mujer bajo la lluvia”, que partía de textos de Edgar Neville,

y “La Celestina” a partir del clásico de Fernando de Rojas,

y esta es la primera vez en la que trabaja con material original.

Aunque la idea es de Gerardo Vera,

pero quien hizo finalmente el guion es Ángeles González-Sinde.

Y la historia es realmente muy interesante

porque más allá de lo llamativo, que era esta relación homosexual

que unía a los personajes de Jordi Mollá y Javier Bardem,

que por otra parte la película aborda en términos de normalidad,

sin ningún recurso al morbo

y sin utilizarlo con potencial sensacionalista,

lo que interesa de la película directamente son las contradicciones

de la identidad del personaje interpretado por Jordi Mollá,

que es alguien que se niega a reconocer la naturaleza de su deseo.

Y esas contradicciones internas finalmente tienen un efecto

bastante devastador entre las personas que realmente le quieren:

su esposa, interpretada por Ariadna Gil,

y su amante, interpretado por Javier Bardem, que da vida a un cirujano

que está sinceramente y directamente enamorado de este personaje.

Pero ¿qué haces aquí? ¿Tú estás loco o qué?

Espérate, que ahora subo.

Comentaba Gerardo Vera en su momento

que Rafael Azcona había tenido un peso importante en la película.

Comentas que el guion es de Ángeles González-Sinde.

¿En qué momento de ese proceso entra a jugar Rafael Azcona,

uno de los grandes guionistas que ha tenido este país?

Exactamente.

Rafael Azcona es el responsable de incitar a Gerardo Vera a escribir,

decirle que se tenía que dejar de pudores,

que tenía que afrontar esta historia que quería contar.

Y la verdad es que Gerardo Vera en Ángeles González-Sinde, en este caso,

encuentra a una gran cómplice

porque lo que le permite hacer es esa historia triángulo

aportando y aclarando un poco los motivos de todos los personajes.

Aquí todos los personajes tienen sus razones y es una historia

en la que hay bastante dolor, pero no hay héroes ni villanos.

Evidentemente el personaje que más sufre es el personaje de Jordi Mollá,

pero si hubiera aquí algún villano

podríamos decir que son directamente las debilidades humanas,

y la imposibilidad de reconocerse y de construir una propia identidad.

La película es sobre la problemática de las relaciones humanas,

sobre el fracaso de los comportamientos

ya un poco establecidos como relación de pareja,

sobre el fracaso en definitiva del proyecto de vida de dos personas.

¿Cómo crees que conecta esta película

con las otras inquietudes que tiene Gerardo Vera?

Porque recordemos que es mucho más que un hombre de cine.

Exactamente, más que un hombre de cine, yo diría que casi podría ser

un hombre de renacimiento porque ha tocado palos muy distintos.

Pero habrá quien le conozca mucho más por su faceta de director teatral.

Pero bueno, cuando él debuta como director de cine,

en realidad la industria cinematográfica no le extraña

porque él había trabajado en otros proyectos en calidad

de diseño de producción y en calidad del diseñador de vestuario.

En ningún momento ha habido una premeditación exacta de decir

“Yo quiero ser director de cine”, sino que ha sido una evolución lógica

de mi propio desarrollo como director artístico.

Eso se ve bastante bien en trabajos que había hecho para televisión,

como la dirección artística de “Viaje con nosotros”,

el espacio de Javier Gurruchaga,

que de repente era una especie de gran delirio onírico barroco.

A él como director artístico le ha ido bastante

a veces el desbordamiento de esa especie de barroquismo.

Y en cambio, en “Segunda piel” encontramos una película muy sobria,

que deposita toda la confianza en los amores de los actores,

que además tiene una dramaturgia muy limpia y que a mí me parece,

yo no sé los referentes

que tendría Gerardo Vera a la hora de hacer la película,

pero a mí me parece una película muy francesa.

Decir también que esta no es una película pesimista,

¿estás de acuerdo?

Sí, estoy de acuerdo.

Lo que pasa es que en otras manos podría haber dado pie

a un melodrama muy chirriante y muy salido de madre.

Y en cambio aquí Gerardo Vera se hace una pregunta muy interesante

que es después del momento realmente más dramático o del pico más trágico

que puede alcanzar esta historia, que es lo que ocurre después.

Cómo se lidia con una ausencia o con un después

de una cierta catástrofe emotiva.

Gerardo eso sí lo tenía muy claro y quizá por ahí sí que nos cortaba

siempre que había una escena dramática para no llevarla

a un dramatismo fácil o a él no le gustaba lo que veía,

entonces nos llevaba por otro lado.

Y la verdad es que la película llega a conclusiones realmente muy humanas.

Yo con lo que me quedaría es desde luego con el trío protagonista.

Creo que están todos espléndidos.

Realmente Javier Bardem, cuando hace este personaje de homosexual

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Segunda piel (presentación)

Historia de nuestro cine - Segunda piel (presentación)

26 jul 2018

Programas completos (6)
Clips

Los últimos 1.057 programas de Historia de nuestro cine

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios