www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
4318319
Historia de nuestro cine - Ninette y un señor de Murcia (presentación) - ver ahora
Transcripción completa

Subtitulado por Accesibilidad-TVE.

Un tipo de Murcia que apenas ha salido de su ciudad

se va de vacaciones a París,

fundamentalmente para echar una canita al aire,

pero acaba recluido en una pensión

de la que parece que cada vez que va a salir

algo se lo impide.

La genial premisa de la obra de Miguel Miura,

Ninette y un señor de Murcia,

es desarrollada por Fernando Fernán-Gómez

con fidelidad a su autor

y con buena parte de su reparto original en el teatro.

He decidido pasarme unos 15 días en París,

me parece que el amor en Francia debe ser algo

completamente distinto que en España.

Tienes mala cara. -¿Ah, sí?

Malísima. -A lo mejor es del viaje.

A propósito del viaje, no me habrás visto en la estación, ¿verdad?

No, por eso digo que no me habrás visto en la estación

Yo soy Ninette, la hija de madame Sánchez.

Mucho gusto.

¡Vamos, decídase!

¿Tú sabes que a mí el Sr. Martínez me empieza a parecer un poco raro?

¿Ah, sí?

¡Abusar de una familia a la que yo te he recomendado

y con una mujer que te lleva años! -¡Armando!

Todavía si hubiera sido con la hija tendría cierta justificación,

bueno, tampoco, pero en fin, vamos. -¡Armandooo!

Claro, que con esa, no hay nada que hacer.

Hola, qué tal Javier, buenas noches. Buenas noches.

Justo hoy se cumplen 10 años del fallecimiento

Ayer ya decíamos que toda la semana la vamos a dedicar a este genio

de la Historia de nuestro Cine, en el año 1965,

que es cuando se estrena Ninette y un señor de Murcia.

Vamos a situarle tanto como actor como director.

Cuando pusimos en el programa a Los Palomos,

hace más o menos un año, ya estuvimos hablando

de que la primera mitad de la década de los 60

fue un tiempo paradójico y complejo para Fernán-Gómez en el cine.

¿Por qué paradójico y complejo?

Porque son los años en los que hace dos de sus grandes obras maestras,

quizá las dos mejores películas de su carrera:

El mundo sigue y El extraño viaje,

y sin embargo son dos películas que se mal estrenan,

que tardan años en llegar a las pantallas,

que se convierten en malditas,

que necesitan una reivindicación posterior.

Y, sin embargo, dos películas de encargo,

alejadas de esa negrísima personalidad de Fernán-Gómez

y de esas películas,

que son precisamente Los Palomos y Ninette y un señor de Murcia,

sendas adaptaciones de obra de teatro de Alfonso Paso y de Miguel Miura,

sí que les va muy bien en taquilla,

con 700.000 espectadores y 800.000 espectadores, respectivamente.

Ninette y un señor de Murcia está basada

en una obra de teatro de Miguel Miura

y que se había estrenado poco antes en el teatro

y ahora en la versión cinematográfica

Fernán-Gómez recurre a gran parte de esos actores

que habían estado en el teatro.

Sí, además el salto desde las tablas del teatro

a la pantalla del cine, es rapidísimo,

la obra de teatro escrita y dirigida esa función teatral por Miguel Miura

en el Teatro de la Comedia de Madrid

se estrena en el mes de septiembre de 1964

y en el mes de octubre del 65

se estrena Ninette en versión de Fernán-Gómez,

con tres de sus cinco intérpretes principales,

Alfredo Landa, como el amigo gorrón del señor de Murcia,

y con Rafael López Somoza y Aurora Redondo,

como los dueños de esa pensión,

dos exiliados de izquierdas en París.

Y, sin embargo, hay dos cambios,

Juanjo Menéndez era el protagonista de la obra de teatro

y aquí ese papel lo recoge Fernán-Gómez

y Paula Martell era la Ninette de la obra de teatro

y aquí lo recoge Rosenda Montero,

que es una actriz que no es francesa, es mejicana.

En cuanto al motivo de que el personaje

en la película lo haga yo, fui un motivo puramente económico,

cuando intervenía en una película al mismo tiempo,

de actor y de director,

ahí como es natural, al firmar dos contratos a la vez,

hacía una rebaja.

Algo así como esos productos que venden en los mercados,

que si compras dos botes, te dan tres.

Menudos tres personajes compone Miura,

es muy interesante los contrastes que hay entre ellos.

Buena parte de la comicidad de la obra y de la película se basa

en contrastar caracteres casi opuestos.

Ahí tenemos, por ejemplo, a ese señor de Murcia,

soltero, maduro,

que además está escrito y descrito por Miguel Miura,

que también era un maduro solterón,

con todo lo que ello conlleva de conocimiento del asunto, primero,

y luego de cierta sorna con su propia personalidad

y con la del personaje.

Luego, el personaje del amigo, el que interpreta Alfredo Landa,

es el típico español cabreado de toda la vida,

un gorrón, un quejica,

que no sabe disfrutar en ningún momento,

de absolutamente nada,

que lleva años viviendo en París y que no ha sabido ver la ciudad.

Y luego el tercer vértice

de ese primer triángulo de protagonistas es Ninette,

que viene a ser una especie de reflexión o de visualización

de lo que un maduro solterón español como Miura

tiene por una mujer francesa, casi una idealización.

Porque sí, es una mujer liberada,

pero es una mujer liberada pero virgen.

¿Entonces lo nuestro?

Ha sido la primera vez. -Hombre, no.

Completando la función tenemos a dos exiliados españoles en Francia

y, bueno, esto también representa la parte más política de la obra,

aunque un poco suavizada. Un poco suavizada, sí.

Esa parte política la representan los dos exiliados comunistas,

que además contrastan,

volvemos a lo de la comicidad de los contrastes,

con ese señor de derechas, que así se califica él, de Murcia,

y ellos tienen en el salón de su casa tres retratos que los define,

como un santoral, tienen ahí a Lenin, a Alejandro De Rutte

y a Pablo Iglesias.

En ese contraste, vuelve la comicidad.

Eh, ¡qué más libertad quiere usted!

Fernán Gómez fue muy fiel a la obra original

y también a la manera de dirigir a los actores.

es muy fiel a la manera de dirigir a los actores

porque además Miura era muy concreto con eso,

él tenía una máxima,

y era que los actores no pretendieran ser graciosos,

que la gracia,

la poca o la mucha gracia que tuviera la obra,

que era mucha evidentemente, ya se la había puesto él en el papel

y Fernán Gómez es consciente de ello

y también hace que no se le pase ninguno en ningún momento

en su interpretación.

han recurrido mucho a Miura, ¿por qué?

Bueno, pues porque era un maestro y porque era necesario, básicamente.

Por ejemplo, en Ninette y un señor de Murcia,

se hicieron dos Estudios 1, uno en el año 1070 y otro en 1974,

además con López Somoza y con Aurora Redondo

como los dueños de la pensión y luego, en los años 80,

se hizo una serie de televisión de ocho capítulos, también en TVE,

que además aglutinaba Ninette y un señor de Murcia

y Ninette, modas de Paris, que fue la obra de teatro secuela

que escribió Miura dos años después de la primera.

Aquella interpretada por Juanjo Menéndez y Victoria Vera

y con Alfredo Landa también.

Y luego, finalmente, está la versión de José Luis Garci,

del año 2005, con Carlos Hipólito y Elsa Pataky.

A mi me divierte mucho Ninette. A mi mucho.

Me parece una buena manera

de recordar a Fernán Gómez en el día de hoy.

Gracias. A ti.

Fernando Fernán Gómez,

que ya había adaptado cinco años antes

otra obra de Miura, Sublime decisión,

en la también estupenda Solo para hombres,

rodó Ninette y un señor de Murcia por las mañanas,

mientras por la tarde y por la noche tres de sus actores

la seguían interpretando en el teatro.

El resultado, es visible, su perfección, cómica.

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Ninette y un señor de Murcia (presentación)

Historia de nuestro cine - Ninette y un señor de Murcia (presentación)

21 nov 2017

Programas completos (7)
Clips

Los últimos 1.064 programas de Historia de nuestro cine

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

El administrador de la página ha decidido no mostrar los comentarios de este contenido en cumplimiento de las Normas de participación

comentarios.nopermitidos