www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.12.2/js
4044720
Historia de nuestro cine - La muchacha de las bragas de oro (presentación) - ver ahora
Transcripción completa

(Música)

Buenas noches.

Hoy os proponemos una cita con dos nombres

destacados de la cultura de nuestro país.

Un cineasta, Vicente Aranda, y un escritor, Juan Marsé.

"La muchacha de las bragas de oro" fue la séptima película para Aranda

y la sexta novela para Marsé.

La adaptación cinematográfica llegó tan solo un año después

del éxito literario.

Desde entonces, Victoria Abril se convirtió para siempre

en la Mariana de la novela.

Señor, dice que es su sobrina. -Hola, tío.

-Estoy solo. No recibo visitas ni correspondencia.

Ni tengo ningún tipo de contacto con el pueblo.

Escribo.

-¿Quién te pasa a limpio esos garabatos que tú escribes?

Si quieres te lo hago yo.

¿Qué puede hacerme suponer que en esta casa

y en este hombre encontraré un medio eficaz

para protegerme contra tu manía suicida?

-Me pregunto si hay algo que no hagas con esas bragas.

-Y yo te respondo que, aunque quisiera quitármelas, no puedo.

Están pegadas.

Estoy muy malita, tío.

Solo trato de consolar tu viudez. -Tengo que seguir trabajando.

¿Qué tal, Javier? Buenas noches. Buenas noches, muy bien.

Feria del libro de Madrid.

Semana dedicada a adaptaciones de novelas

y un nombre propio importantísimo de nuestra literatura.

Juan Marsé.

Pues sí.

Con una novela quizá menor dentro de una trayectoria ejemplar

en la literatura contemporánea.

Quizá también con el valor de lo comercial.

Es una novela que se leyó mucho en su tiempo.

El Premio Planeta siempre lleva a ello.

El Premio Planeta en el año 1978.

Una novela que acumula tres tramas bien distintas

en dos tiempos diferenciados.

Una de ellas es el pasado político

y amoroso también, de un escritor falangista.

Se va narrando a través de flashback de Vicente Aranda.

La segunda trama es la elaboración de unas memorias

muy fabuladoras, muy mentirosas,

por parte de este escritor falangista.

Y la tercera, que es el eje central,

es la ambigua relación que hay entre el maduro escritor

y su joven sobrina, que es la muchacha de las bragas de oro.

-Hueles a whisky.

El idilio entre Marsé y el cine español es de largo recorrido.

Es de largo recorrido, pero también un poco de amor y odio.

Es una historia de amor y odio.

De amor, porque siempre fue un cinéfilo

y seguro que lo sigue siendo.

Segundo, porque ha admitido muchas veces

que el cine le ha influido en sus novelas en la literatura.

-El cine ha influido

en cuestiones creo que de ritmo,

de montaje del material y cosas así.

-Pero de odio también porque, de las muchas adaptaciones

que se han hecho de sus novelas, ninguna le gusta demasiado.

Las más importantes, probablemente las cuatro de Vicente Aranda

que empiezan con "La muchacha de las bragas de oro"

y siguen con "Si te dicen que caí",

"El amante bilingüe",

y "Canciones de amor en Lolita's Club".

Es la más reciente.

Quizá la más importante, "Últimas tardes con Teresa".

Es su novela más famosa y la hizo Gonzalo Herralde.

No nos olvidemos también que ha hecho guiones originales para cine.

A mí me pone en una situación muy curiosa

porque entiendo a posteriori una frase bien

y caigo en la cuenta de que es tontería hacerlo

porque esto no está ahí para ser leído,

es un material de trabajo.

Es un guión para hacer otra cosa.

Es la séptima película en la dilatada trayectoria

de Vicente Aranda.

¿En qué momento de su trayectoria llega?

Llega en un momento con ciertos vaivenes creativos.

De hecho, entre los tres años casi que hay entre "Cambio de sexo",

que es su anterior película,

y "La muchacha de las bragas de oro",

Aranda desarrolla un par de proyectos que no llegan a buen puerto.

Uno de ellos es "Libertarias".

Tiene el guión escrito desde el año 1975

y no logra hacerlo hasta 1996.

El otro es "Últimas tardes con Teresa",

que intentó hacerla él, pero que, finalmente,

el que la hizo fue Gonzalo Herralde en 1984.

Película estrenada a finales de los 70,

en plena transición.

Y se reflejan aquí actitudes políticas muy de ese momento.

Sí. Con la llegada de la democracia

hay una serie de intelectuales del régimen

que intentan fabular con un pasado crítico con el régimen que,

seguramente, no era tal.

Este escritor se intenta fabricar una máscara de demócrata de toda la vida,

cuando en realidad no era así.

-¿Por qué meto también ahí la pistola?

Porque no solo renuncio a unas esencias que estaban dejando de tener

sentido para mí, sino también a la violencia que implican.

Esa sobrina es un buen producto de la nueva España

que estaba floreciendo.

Ese personaje femenino es una España absolutamente nueva,

descarada, irreverente, que lo ve todo

con una espontaneidad inédita hasta entonces en nuestro país.

Hippie, bisexual, y además, adquiriendo en la película

una importancia aún mayor que en la novela de ese personaje.

Estamos ante una inequívoca película de Vicente Aranda.

Está el erotismo, está el sexo. ¿Fue fiel a la obra original?

Yo diría más...

Creo que es una película muy de Vicente Aranda

de una novela muy de Juan Marsé.

Ese conglomerado encaja muy bien.

-He trabajado para complementar la novela.

Para, en cierto modo, hacerla más accesible al público.

-Es básicamente fiel.

Quizá lo único que cambia es que, en el desenlace que no vamos a contar,

hay un aspecto que añade Aranda.

Me parece un aspecto muy interesante y muy positivo.

Subraya un tanto la condición de mentiroso y cobarde

del escritor protagonista.

-No me gustaría ver esa foto con el puño en alto

publicada en una revista. No es serio.

Este escritor está interpretado por Lautaro Murúa.

Actor chileno, también nacionalizado argentino.

Y Victoria Abril,

que era la segunda vez que trabajaba con Vicente Aranda.

A Murúa le va muy bien el físico y ese porte elegante que tiene

para el personaje.

Leyendo la novela te puedes imaginar a un hombre de este tipo.

Porque eso es lo más difícil siempre.

Sí, muy bien.

Además el doblador, porque está doblado,

tiene una voz muy grave que le viene también muy bien al personaje.

Luego Victoria Abril, que a pesar de que ya había trabajado con Aranda

en "Cambio de sexo" y luego se convertiría en su actriz fetiche,

no fue la primera opción de Aranda.

Dice que, conforme avanzaba el rodaje,

casi se arrepentía de no haberla llamado la primera,

porque la tenía más cerca que a ninguna

y era la mejor.

-La verdad es que fue un cómputo de cosas

que me hizo hacer esta película.

La primordial es que me gustaba el papel.

Otra primordial es que me gusta Vicente como director.

Pues recuperamos hoy "La muchacha de las bragas de oro".

Gracias, Javier.

El erotismo como vía para explorar los fantasmas del pasado.

La nostalgia como refugio desde donde añorar

lo que no se ha vivido.

"La muchacha de las bragas de oro"

fue la primera de las cuatro adaptaciones

que Vicente Aranda haría de la obra de Juan Marcé.

Historia de nuestro cine - La muchacha de las bragas de oro (presentación)

01 jun 2017

Programas completos (6)
Clips

Los últimos 810 programas de Historia de nuestro cine

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios