www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
4490639
Historia de nuestro cine - Mar adentro (presentación) - ver ahora
Transcripción completa

Buenas noches.

Ramón Sampedro llevaba cerca de 30 años postrado en una cama

después de que un accidente lo dejara tetrapléjico.

Sabiendo que su estado nunca iba a mejorar,

acudió varias veces a los tribunales

expresando su deseo de morir legalmente,

pero fue inútil.

Alejandro Amenábar llevó su historia al cine,

una historia que parecía muy alejada de sus anteriores trabajos.

El éxito fue arrollador.

¿Por qué morir?

Quiero morir porque la vida para mí en este estado,

la vida así no es digna.

El mar me dio la vida y después me la quitó.

Solo hay una cosa peor que se te muera un hijo,

que quiera morirse.

Ya no pasa un minuto sin que entre una mujer en esta casa,

ni que te fueras a hacer un harén.

¿No se puede enamorar nadie de un tetrapléjico, o qué?

¿Tan raro te parece?

¿Te ha besado alguna chica en estos 27 años?

Oye, la mujer esta, ¿se va a quedar mucho?

¿Qué hay entre esa chica y tú, Ramón?

¿Cómo estás Virginia?

Muy bien. Hola, buenas noches.

Hemos estado escuchando muchas opiniones sobre la película

en el coloquio de esta noche.

Pero, ¿qué es lo que realmente atrajo a Amenábar

para decidir llevar la historia de Sampedro al cine?

La verdad que viviendo en España

era inevitable no conocer la historia de Sampedro

y su lucha por conseguir que fuera legal el suicidio asistido,

y que las personas que le ayudaran no fueran condenadas judicialmente.

Amenábar no permaneció ajeno tampoco a esta circunstancia,

él le vio en televisión y se quedó fascinado

con la serenidad de Sampedro por su manera de hablar.

Quiso saber más sobre él,

leyó su libro "Cartas desde el infierno",

y entonces, decidió que esa era la película que quería hacer.

Ramón, precisamente, decía que la muerte forma parte de la vida,

y eso nos ayudaba a enfocar la película desde otra perspectiva:

enfocarla desde el punto de vista de la vida

y a quitarle dramatismo a la muerte.

Muchas veces a Amenábar le asociamos con otro tipo de género,

con el cine de terror, el thriller...

pero la verdad es que si piensas en sus películas anteriores

como "Tesis", "Abre los ojos" y "Los otros".

En todas ellas tiene muchísima importancia el tema de la muerte,

es un tema que obsesiona a Amenábar.

La muerte y sobre todo qué hay después de la muerte.

Por eso pido que no se me juzgue ni a mí

ni a la persona que me preste la ayuda necesaria para morir.

¿Y tú crees que alguien te va a ayudar?

Es muy interesante también cómo preparó la película,

cómo se aproximó al entorno de Sampedro

para tener información directa de cómo era el trato con él.

Claro, él era consciente que era una cuestión delicada

porque era un tema muy reciente, del cual todo el mundo

tenía mucha información.

Entonces, primero habló con Gené Gordó,

miembro de la Asociación Derecho a Morir Dignamente.

Ella le aportó muchos datos sobre su relación con Sampedro,

había estado con él, le conocía muy bien.

En la película es el personaje que interpreta Clara Segura,

también habló con Ramona Madeiro, que es Rosa en la película,

que la interpreta Lola Dueñas.

Esta mujer es importantísima, su papel es clave en el desenlace.

Y también se reunió con la familia de Sampedro,

quienes le aportaron muchos datos sobre su día a día,

y el universo que le rodeaba.

Un universo en el que el papel de las mujeres era fundamental,

como vamos a ver en la película.

Amenábar escribió el guion junto a su fiel Mateo Gil.

Ambos tenían una obsesión,

que esta historia no fuera claustrofóbica,

que hubiera muchas ventanas para Sampedro,

pero también para los espectadores.

El resultado, muchos ya lo hemos visto,

es una extraordinaria película.

Otros lo van a descubrir esta noche.

¿Qué es lo que pasó detrás de las cámaras?

¿Cómo fue el rodaje de esta película?

El rodaje fue una experiencia muy gratificante para todos,

Amenábar comentaba que él pensaba que iba a ser muy complicado

por cómo era la historia en sí.

Al final le había resultado el rodaje más sencillo de todos.

Los exteriores lo rodaron en Galicia.

La primera secuencia rodada en el escenario real,

en la playa de As Furnas.

Allí vemos cómo la cabeza de Ramón Sampedro

choca contra el fondo del mar

y en el momento previo a morir ahogado

alguien saca su cabeza del agua

condenándole a una muerte en vida.

Los interiores se rodaron en Madrid,

Amenábar había diseñado muchos movimientos de cámara.

Crearon una habitación exproceso para la ocasión

que permitiera estos movimientos.

También hay que destacar el trabajo de Javier Aguirresarobe

en la fotografía.

Él y Amenábar se conocían muy bien, ya habían trabajado juntos.

En este caso, Aguirresarobe se quiso alejar del efectismo de "Los otros"

para crear una iluminación mucho más natural,

mucho más realista,

basada en tonos grises que resaltaran sobre todo el rostro de los actores.

Y,¡cómo está Javier Bardem!, de interpretación conmovedora

y un personaje muy complicado, ¿no?, porque casi todo está en su cara.

Sí, complicadísimo en lo emocional y en lo físico,

porque la mayor complejidad de este personaje era

cómo imitar la postura de Ramón Sampedro en la cama.

Bardem acudió al hospital de parapléjicos de Toledo

para que le asesoraran, le enseñaron cómo tenía que colocar las manos.

Ramón Sampedro es un personaje fascinante

por su pasmosa capacidad de introspección,

pero también era un seductor nato,

y en esta seducción jugaba un papel muy importante la voz.

La voz era un elemento muy difícil también para Bardem,

porque él tenía que hacer como decía el propio Sampedro,

tenía que llorar riendo.

Y, pienso que lo consiguió.

Espero que no vengas a darme ganas de vivir de esas

que traes tú siempre.

No había límites en esa expresión.

Es verdad que estás limitado con la cara, el gesto, la mirada, la voz.

Al mismo tiempo era una persona muy expresiva.

Estamos hablando del trabajo de Javier Bardem

que está en el centro de la acción,

pero es que cómo son todas las interpretaciones,

cómo están todos los actores.

En el coloquio hablábamos del 'feeling' que desprendían.

Desde luego, el trabajo de Luis San Narciso,

el director de casting, fue ejemplar en este sentido,

porque hizo una selección de actores increíble.

A mí me gustaría destacar sobre todo el trabajo de Celso Bugallo

y Mabel Rivera, que son el hermano y la cuñada de Ramón Sampedro.

Eran dos actores que fuera de Galicia no eran especialmente conocidos,

y la verdad que su trabajo es apabullante.

Y también hay que destacar sobre todo el trabajo de Belén Rueda,

ella fue un empeño personal de Amenábar.

Muchos le aconsejaron que renunciara a ella, que estaba demasiado unida

a su imagen televisiva.

Y, él se empeñó,

quería que ella fuera Julia.

¿Quién es esa chica?

Una.

Pues, sale en muchas fotos.

Y la verdad es que Amenábar,

una vez más,

demostró que es muy listo

porque Belén Rueda se confirmó

como una actriz extraordinaria, y sobre todo, todoterreno.

Lo que sí que me gustaría que quedase de Julia es su amor por la vida,

y las ganas de vivir que tiene.

Fue la película sin duda del año, y de muchos años.

Además fue muy bien recibida tanto por la crítica como por el público.

Sí, en general, todo el mundo la acogió muy bien.

Hubo también alguna opinión crítica que es inevitable,

pero la opinión general fue muy buena.

Obtuvo 15 nominaciones a los Goya, ganó 14.

Entre ellos, los de Mejor Director, Mejor Película,

y el de todos los actores,

confirmando lo que decíamos antes.

Luego, ganó el Oscar, el Globo de Oro, el Premio San Jordi,

y el León de Plata en Venecia.

La Copa Volpi para Javier Bardem como Mejor Actor.

Y aunque Amenábar decía que no tenía ninguna intención

de hacer una película de denuncia, un drama judicial sobre la situación

de la eutanasia en España.

La verdad es que era inevitable que surgiera la polémica.

El Vaticano, por su parte, mostró su rechazo hacia la película.

Y, en España, se abrió el debate sobre la eutanasia

y el derecho a morir dignamente.

Pero lamentablemente muchos años después seguimos igual.

Hoy vamos a recuperar una película de Oscar.

Ni más ni menos.

Y muy buena.

(Risas).

Claro que sí,

muchas gracias.

A ti, muchas gracias.

"Mar adentro, mar adentro y en la ingravidez del fondo,

donde se cumplen los sueños,

se juntan dos voluntades

para cumplir un deseo".

Estos versos pertenecen a Ramón Sampedro,

un hombre que amaba tanto a la vida que decidió morir.

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Mar adentro (presentación)

Historia de nuestro cine - Mar adentro (presentación)

23 feb 2018

Programas completos (7)
Clips

Los últimos 1.064 programas de Historia de nuestro cine

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios