www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
5402348
Historia de nuestro cine - El Crack (presentación) - ver ahora
Transcripción completa

(Música)

¿Qué tal? Buenas noches,

por primera vez en "Historia de nuestro cine"

vamos a recuperar dos películas que ya hemos emitido,

pero el estreno de "El crack cero"

nos ha parecido una estupenda oportunidad

para programar una sesión doble con esos dos títulos

que José Luis Garci estrenó en los 80.

"El crack" es un título extraño

que encierra en su evidente onomatopeya

el sentido último de todas las rupturas posibles.

A su manera,

José Luis Garci recompone buena parte del ideario

de ese cine con la voz algo ronca

y vocacionalmente melancólico

que le definía desde "Asignatura pendiente".

Y lo hace buscándole a su manera de entender el cine

un traje ajustado del más clásico y depurado cine negro.

"Vareta,

dame el mechero o te quemo los huevos.

Pero ¿tú quién coño eres?

Soy detective privado.

Guau.

¿Sí?

¿Quién? ¿El señor Medina?

Ese es el tío que te dije. El del espionaje industrial.

Alguien desde algún lugar, un lugar alto,

se ha interesado por ti.

Gilipollas.

No tiene ni idea de dónde se está metiendo."

¿Cómo estás, Luis? Buenas noches. Buenas noches, muy bien.

Tenemos sesión doble de "El crack",

¿qué crees que va antes?

Esa crónica del Madrid de los 80 o esa relectura del cine negro

que hace Garci.

Probablemente sea un debate estéril, es decir,

lo que hace el cine negro

es releer las realidades de otro punto de vista

y efectivamente la realidad, digamos,

se presta perfectamente a la plantilla

que ofrece el cine negro.

La película desde el primer momento no deja dudas,

está dedicada a Dashiell Hammett como "El crack 2"

que estaba Raymond Chandler

y sabemos el terreno de juego donde se desenvuelve.

Pero ya en la primera escena,

esa especie de "teaser"

como en las películas de "James Bond"

para presentar al personaje,

lo que se escucha de fondo es, efectivamente,

la crónica de José María García en un bar de esos que ya no quedan

y ahí es donde se define la figura de Germán Areta.

"¿Qué tiene de postre?

Sí, señor, perdone.

Tenemos helado, flan, piña, melocotón en almíbar, queso,

membrillo y fruta del tiempo.

Café solo, por favor."

Estaba pensando en lo bien que ha envejecido "El crack"

vista 38 años después,

parece que ese componente nostálgico,

es verdad que se agranda.

Sí, "El crack" como tú decías,

prácticamente la presentación tiene como dos componentes,

tiene una especie de urgencia de futuro

que es lo que se vivía en la época, en el año 81.

El propio personaje de Germán Areta es un personaje puscular,

es un personaje que dice adiós a una forma de entender la vida

de ver el mundo y, delante de él se abre un mundo distinto,

es una especie de urgencia de futuro.

Toda la película está embadurnada de eso que le gusta,

y que maneja con tanta pulcritud siempre Garci,

que es una especie de melancolía conciliadora.

Y lo curioso es que, efectivamente,

esa propia urgencia de futuro que respiraba la película

en su momento y que la hizo ser un éxito de taquilla

y convertirse prácticamente en un fenómeno,

contemplada desde ahora añade un grado más de melancolía

a ese otro apartado que mencionábamos.

Porque, en realidad, ese futuro que respira la película,

para los espectadores de ahora es pasado.

Hablemos de los actores y de esa relectura

que José Luis Garci hace de los actores.

Hombre, la relectura fundamental, es la de Alfredo Landa,

era un personaje que se presenta en la película

con su propio equipaje.

Es decir, cuando un espectador ve a Alfredo Landa

y cuando lo veía entonces,

lo veía con toda su historia detrás.

"Pasar de un señor que en las playas hacía de 'latin lover'

y a las suecas las perseguía y se le daba muy bien y tal y cual,

a hacer a un señor hierático que solo trabajaba con los ojos,

introvertido y con una pistola,

la cosa tenía su..."

Pero en realidad,

todo el casting está funcionado en el mismo sentido,

Miguel Rellán, por ejemplo,

se convierte en un personaje, ya no querido,

sino un personaje que también es como una especie de gancho

que el espectador tiene dentro de la pantalla, de la película.

Otra cosa muy curiosa de la película es cómo lee los tiempos,

es decir, María Casanova es una madre soltera, es decir,

que también está leyendo ahí la España

que se estaba cociendo en ese momento

y lo estaba leyendo en tiempo real, es muy bonito, por ejemplo,

comparar esta película con "El crack cero",

que se estrena hoy y funcionan como dos espejos.

Y lo que hace Garci en esa película de forma muy inteligente

es dialogar con su propia película,

consigo mismo y con el espectador que vio aquella película

y que la ve ahora.

Por eso esta gran oportunidad

que ofrece "Historia de nuestro cine"

a los espectadores de revisitar "El crack"

y "El crack 2", ante el estreno de la película.

Muchas gracias. A vosotros.

Coincidiendo con el estreno en salas de "El crack cero",

precuela de la primera, os dejamos con "El crack",

una película que el tiempo ha convertido en algo más

que simplemente un clásico de cine español.

Es, sencillamente,

un trozo de la retina de cada uno de nosotros.

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • El Crack (presentación)

  • Compartir en Facebook Facebook
  • Compartir en Twitter Twitter

Historia de nuestro cine - El Crack (presentación)

04 oct 2019

Programas completos (6)
Clips

Los últimos 1.142 programas de Historia de nuestro cine

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios