www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
5220678
Historia de nuestro cine - Coloquio: Teatro (Premios Max) - ver ahora
Transcripción completa

¿Qué tal?, buenas noches de nuevo,

el próximo lunes se celebra en el Teatro Calderón de Valladolid

la 22 edición de los premios Max de las Artes Escénicas,

donde se premiará a los profesionales del teatro

y de la danza que más han destacado

ennuestro país durante el último año.

Por eso, esta noche

hemos escogido dos películas

que son adaptaciones teatrales, para hablar de ellas,

contamos del plató con la única persona premiada

que ya conocemos de antemano, Concha Velasco,

que recibirá el Max de Honor,

además es la protagonista de "Casi un caballero",

la película que veremos a continuación.

Gran amiga del programa, yo sabes que te adoro,

bienvenida de nuevo.

Gracias, yo también te adoro a ti, porque eres estupenda.

Además, gracias, cuando yo he estado malita,

siempre me echas una mano, así que muchas gracias.

Sabes que yo siempre estaré ahí al quite cuando me necesites.

También está con nosotros Pilar Távora,

directora de la película que acabamos de ver, "Yerma",

basada en la obra homónima de Federico García Lorca.

Buenas noches, primera vez que nos acompañas.

Buenas noches, primera vez y estoy encantada de estar aquí.

Nosotros también estamos encantados.

Nuestro tercer invitado es el dramaturgo,

actor y director de escena, Pablo Messiez,

ganador de un Max

a la Mejor Dirección Escénica en 2016 por "La piedra oscura",

buenas noches, bienvenido. Buenas noches, un placer estar aquí.

¿Qué tal estás? Bien,

feliz de estar tan bien acompañado.

Empecemos hablando de los Premios Max,

vas a recibir el Max de Honor,

y lo que ha dicho el jurado es lo siguiente,

te premian por tu vasta trayectoria como intérprete

y como figura pionera del teatro musical español,

además de por tu compromiso con la figura femenina.

Pues mira, yo estoy tan emocionada, tan agradecida,

que no sé qué decir.

Ha llegado un momento en mi vida, yo creo que ahora que soy mayor,

como sabe todo el mundo, y además presumo de ello, este año,

si Dios quiere, yo voy a cumplir 80 años,

que recibo las cosas

con más ilusión,

con mayor agradecimiento y me quedan pocas cosas por decir.

Pero este Max me hace ilusión,

porque yo tengo uno, por "Hello Dolly",

como empresaria, pero lo recibió Paco Marsó,

que realmente era el que lo tenía que recibir.

Después fui nominada en otra ocasión,

y lo ganó Blanca Portillo, merecidísimamente,

pero esas dos manzanitas,

la pequeña y la grande forman parte de mi vida.

Fíjate lo agradecida que estoy.

En el Calderón de Valladolid. Y te lo dan en Valladolid,

es una ilusión doble, ¿no? En tu tierra.

Sí, yo no sé si voy a estar a la altura,

porque ya te digo que últimamente el ser mayor me ha hecho

reflexionar muchísimo

sobre si me merezco yo tantos halagos

y tantas distinciones.

Ya ves tú.

Si quieres, vamos, ya te decimos nosotros que sí.

Que tú eres humilde, pero no hay que ser tan humilde,

que llevas mucho recorrido y con mucho talento.

Hablando del Max de Honor, en 2017 fue tu padre,

Salvador Távora, quien lo recibió.

El jurado dijo lo siguiente de él:

"Por ser uno de los renovadores del teatro andaluz independiente,

y crear un nuevo lenguaje teatral.

A ti, tu padre, ¿qué es lo mejor que te ha dejado?

¿Cuál es la herencia con la que te quedas?

Mira, la herencia, tanto personal como artística,

mi padre fue un rompedor, nunca tuvo miedo.

Fue un valiente.

Y fue una persona honesta,

Y una persona comprometida,

una persona que decía que el artista

y la persona no pueden ser dos cosas distintas,

sino que tienen que ser la misma cosa.

Eso, a mí como creadora, me sirve, y como persona,

como hija suya, también, para andar por el mundo.

Hay que andar con esos materiales,

que ahora mismo no están muy en uso.

Además, le queríamos mucho, yo le entrevisté muchas veces

y era un hombre de la cultura muy querido,

lamentamos mucho su pérdida.

En 2016, con "La piedra oscura", obtuvisteis cinco Premios Max.

Una obra que está muy vinculada con Federico García Lorca,

del que vamos a hablar hoy.

Efectivamente,

es un texto precioso de Alberto Conejero,

que, desde el momento en que lo leí, quise hacerlo.

Y fue uno de esos proyectos

en donde todo es fácil, todo fluye.

Que a todos, de alguna manera, nos cambió la vida.

Vamos a hablar de lo que supone

enfrentarse a Federico García Lorca.

Bueno, no sé si la palabra es enfrentarse,

pero aproximarse a su obra.

En tu caso, "Yerma", la estrenas en el 98,

pero no solo la diriges,

también te atreves con el guion, montaste la película,

escribiste parte de las letras, te encargas de la música, o sea,

tenías muy claro lo que querías hacer, Pilar.

Sí, yo tenía muy claro lo que quería hacer,

y una de las cosas que quería hacer,

porque ya se había hecho parte de la trilogía de Federico,

"Bodas de sangre", por parte de Saura,

y "La casa de Bernarda Alba", de Camus,

y yo quería que la trilogía de Federico

se completara desde Andalucía.

Y eso fue el gran motor que me hizo...

abordar "Yerma", que además,

decía Federico que era la única obra

que él tenía que había tema y no había argumento.

Yo creo que la más difícil de las tres,

para el cine, sobre todo.

Es más fácil para el teatro "Yerma" que para el cine,

porque es verdad que no tiene argumento,

es una constante obsesión de Yerma.

Pero yo quería completarla desde Andalucía, desde nuestra luz,

desde nuestros paisajes, desde nuestra gente.

Yo creía que Federico merecía que su trilogía en el cine

se completara desde nuestra tierra.

¿Qué era lo que más te interesaba?

Pues mira, me interesaba que "Yerma"

tenía un mayor trabajo

con los actores, sobre todo, con Aitana,

y después, porque Federico dice muchas cosas sobre la mujer,

a partir de Yerma.

"Yerma" no es realmente una historia

de una mujer obsesionada por tener un hijo,

es mucho más,

es una mujer revelada contra una sociedad

que no la deja ser quien es,

que no le permite ir más allá de lo que el honor,

la honra y todos esos esquemas y redes

y paredes y muros sociales nos tienen.

Yerma es una mujer que se rebela.

-¡Debes resignarte!

-Yo no vine aquí para resignarme.

Cuando tenga la cabeza atada con un pañuelo

para que no se abra la boca,

y las manos bien amarradas dentro del ataúd,

en esa hora, me habré resignado.

Yerma se rebela contra el destino

y no quiere ser objeto del destino,

sino la artífice de su propio destino.

Pablo también conoce bien la obra de Federico García Lorca.

¿Cómo ves la adaptación de "Yerma" que realizó Pilar?

¿Qué es lo que más te interesa?

El trabajo que hace con la música.

Toda una dramaturgia paralela que hay a la función,

con todo lo que suena en la película.

Y luego, los espacios.

El encuentro, por ejemplo, en ese bosque,

de Irene Papas con Aitana,

En esa escena tan preciosa.

Plantearlo así, en ese bosque, entre esos árboles,

me parece que es todo un hallazgo, plástico y dramático.

Hablemos de la música ya que la ha citado Pablo,

de esa presencia del flamenco.

Yo, es que creo que la música es, en el lenguaje cinematográfico,

tan importante como la palabra, a veces, incluso más.

Y por supuesto que tiene una estructura dramática

que tiene que formar parte de la obra.

La hice hablando mucho con Vicente Sanchis,

que es un compositor que había hecho

muchas obras también con mi padre.

Fue una labor...

Cuando hago teatro, también escribo las letras,

estoy acostumbrada a las letras flamencas.

Pero no a adaptar textos o canciones que eran de Federico,

de "Yerma", al lenguaje flamenco.

Y eso fue muy interesante, y además,

en una voz magnífica de Macarena Giráldez,

de una cantaora que entendió perfectamente

también lo que se quería hacer.

Yo creo que añade ese grito interno,

ese dolor interno que anida siempre en el flamenco.

Hablemos de la elección de la protagonista,

¿por qué elegiste a Aitana Sánchez-Gijón?

Pues mira, yo elegí a Aitana,

primero porque quería que Yerma fuera una mujer guapa.

Porque no quería que se relacionara

la esterilidad con una mujer fea físicamente.

Elegí a Aitana, porque Aitana es una persona,

es una actriz culta,

y también tengo que ser sincera,

porque Televisión Española me exigió

que la protagonista fuera conocida,

porque yo realmente quería que fuera una actriz,

yo había pensado en Ana Fernández, que después hizo "Solas".

-Mentira, eso es mentira, mentira.

Me parece extraordinario eso como idea,

en relación a la elección de Aitana para el rol.

A veces se instalan como lugares comunes

acerca de cómo se supone que debe ser el personaje,

y van quedando como ideas fijas,

que si uno vuelve a leer la obra

y a pensarla desde otros puntos de vista,

la relectura la hace aparecer nueva a la obra.

-Bueno, cuando la hizo en teatro Nuria Espert,

fue uno de los éxitos...

-Eso me hubiera encantado verlo.

-Yo fui a verla con mi padre, era jovencilla, y fue una...

-Un descubrimiento de "Yerma", a través de la dirección de...

-De García... -Sí, también de tu tierra.

-También de tu tierra. Argentino. -Tucumano.

-Él hablaba del texto, y yo, por ejemplo, creo que,

cuando las películas se le llaman con el mismo nombre,

son homónimas de la obra de los autores,

hay que respetar al autor.

Yo, eso de que se utilice al autor para hacer otra obra,

me parece que es una falta de honestidad.

Sí que es una película que tuvo buen recorrido por festivales.

Sí, casi 50, yo creo que por todo el mundo,

desde Nueva Delhi, pasando por Turquía, bueno,

se presentó en el Festival de San Sebastián.

Yo no sé si seguimos teniendo el récord de aplausos

del Festival de San Sebastián, pero fue...

Aitana, Juan Diego y yo, no sabíamos qué hacer.

Vamos a aproximarnos a la película

que vamos a ver a continuación, "Casi un caballero",

de José María Forqué, estrenada en 1964.

Es la adaptación de una obra de Carlos Llopis.

-¿Qué hay que hacer, jefe?

-Muy fácil, tú, emplearte de camarero en el hotel.

-Sí, señor. -Tú, convertirte en profesor

de la Universidad de Harvard. Y tú, hacerte pasar por mi mujer.

-¿Que yo...? ¡Pero qué se ha creído este señor!

A estos dos les podrás engañar, a mí no, conmigo no cuentes.

-No hay negocio.

¿Cómo llega este proyecto a tus manos?

Porque ya, Alberto Closas, la había hecho en el teatro.

Sí, la hizo en el teatro, y se llamaba "De acuerdo, Susana".

En el Teatro de la Comedia.

Yo estaba empezando, tenía 24 años.

24 años.

Conocía muchísimo y admiraba muchísimo a Forqué,

pero nunca me había dirigido.

-Concha es una actriz a la que la cámara quiere.

Entonces, tiene una gran comunicación,

traspasa la pantalla.

Concha era la actriz inevitable en el teatro costumbrista

y comedia.

-Al fin solos. -Ya era hora.

-Lo estabas deseando, ¿verdad? -Sí, para que dejaras

de abrazarme, besuquearme, aprovecharte de la situación.

El tener la oportunidad de ser dirigida por José María Forqué,

y de conocer personalmente a Alberto Closas,

al que yo tanto admiraba,

López Vázquez, Landa,

pero hacer una protagonista, de repente con 24 años,

para mí fue muy importante.

Porque además creo que estoy muy bien yo en esta peli.

-Eres muy vanidoso, ¿qué te has creído?

-Si no fuera por ese maldito cuadro...

Nuestra luna de miel iba a durar...

De hecho, Alberto Closas,

te descubre en esta película, y luego...

Él me descubre en esta película, bueno,

yo bailo un poquito en la película, pero yo era bailarina.

Y me dice:

"Yo quiero hacer una comedia musical que se está haciendo en Italia

y se va a hacer también en París, y quiero hacerla contigo,

se llama 'El cumpleaños de la tortuga',

un gran musical. Y a partir de ese momento,

mi amistad con Alberto Closas fue enorme hasta que murió.

¿Conocías "Casi un caballero"?

No, no la conocía.

¿Y? Me encantó.

¿Qué regusto te ha dejado la película?

Mucho.

Me impactó mucho las actuaciones, el estilo de actuación,

hay algo como muy contemporáneo.

Es un código de actuación que, digamos, ahora se actuaría igual.

-Es una película de ladrones, de robos, es actualísima.

-Sí, totalmente. -La película, la obra de teatro,

cuando se hizo.

A mí me encanta, y me gustan los acentos.

Veo a esta Conchita y digo: "Qué Conchita tan mona".

-Con esto de los cambios me armó un lío bárbaro, como viajo tanto,

un día acá, otro día allá.

-¿Sabes qué me pasó cuando la estuve viendo?

Me arrancó una carcajada,

precisamente cuando te arrancas a bailar.

Ese momento me pareció, primero,

me sorprendió tanto cuando la he estado viendo.

-Pues eso fue Forqué... -Que dices: "Me encanta lo húngaro",

o algo así. Muy gracioso.

-Sí, además empieza a bailar y yo, pero que me arrancó,

y es difícil arrancarme a mí una carcajada, y me reí,

porque me pareció tan estupendo... Espontáneo.

-Tan estupendo, sí.

Bueno, y qué reparto.

Hemos citado a Alberto Closas, tenemos a José Luis Vázquez,

Alfredo Landa, ese cuarteto.

¿Cómo recuerdas ese rodaje?

Bueno, maravilloso.

Tengo que decirte que es uno de los rodajes mejores de mi vida.

López Vázquez y Landa, habíamos hecho ya muchas películas,

cuando llegó esta, "Casi un caballero",

ya habíamos trabajado en alguna más.

Lo pasamos... Ferrándis, también. Es que era...

-Se ve en la peli.

Uno intuye que se lo pasaban muy bien,

porque hay algo muy juguetón en la actuación.

-Es que en el cine se nota todo muchísimo,

y Closas,

trabajar con Closas, para mí suponía,

y me atragantaba cada vez que entraba en plató.

Pero es que era un ser adorable.

Qué guapo, por Dios.

-¿Quieres hacerme un favor?

Se me ha enganchado la cremallera.

-¿Arriba o abajo?

-Abajo.

Estamos ante una comedia teatral de corte policiaco,

y tenemos como en muchas comedias de aquella época,

todo ese tema de la moralidad, ¿no?

¿Cómo veis que está plasmado en la película?

Tiene algo que creo que es lo que lo vuelve contemporáneo,

que es que no hay solemnidad.

Está, está...

Sin tomarse nada demasiado en serio.

Lo que decía de la cosa juguetona que se ve en la actuación,

también está en el guion,

que te va todo el tiempo sorprendiendo.

-Pero es curioso, eso que hablas de la moralidad en esta película,

esa escena, esa secuencia del dormitorio,

en la que se ve que ella quiere estar con él,

quiere acostarse con él... No vamos a contar lo que pasa.

(RÍEN)

Verdad. Pero puedes dar una pincelada.

No, no, no.

Ya está.

Que hay como un deseo... Una tensión no resuelta.

Claro, de la mujer, que no está escondido.

-Se nota que hay química, que se gustan.

Eso no quiere decir que terminemos acostándonos

con todos los actores con los que trabajamos,

pero que a mí me gustaba Alberto es evidente.

(RÍEN) -Claro.

Y que a Alberto le gustabas tú, también.

Bueno, por lo menos, en ese momento, cada uno a su casa.

No hablaremos mucho más de la película

porque la tenemos que ver

y corremos el riesgo de hacer spoiler.

(RÍEN) -Les va a encantar.

Que la gente se sorprenda y disfrute.

Es una magnífica película, de verdad, magnífica película.

Brevemente, decirme en qué estáis trabajando ahora.

Concha, continúas de gira...

Yo sigo con "El funeral", pues mira,

una obra que estrenamos en Valladolid.

Estás extraordinaria. Estrenamos en el Teatro Calderón

cuando me dieron la Medalla de Oro de Valladolid.

Yo, verdaderamente,

si no me sintiera feliz y agradecida en este momento,

bajaría Dios y me cortaría la cabeza.

Bueno, también haces televisión, series y...

Voy a hacer "La metamorfosis" de Ovidio, dirigida y readaptada,

porque fíjate lo que es "La metamorfosis",

de Ovidio por David Serrano,

y estoy encantada, estoy encantada de volver a Mérida.

Por supuesto, te vemos los sábados en "Cine de barrio",

Por Dios, me encanta "Cine de barrio".

Pablo, proyectos en los que estás ahora.

Después de "La verbena de la Paloma",

quedé como enganchado con trabajar con música,

estoy preparando un texto nuevo para estrenar en el Pavón,

en el Teatro Kamikaze. Interesantísimo teatro.

Me encanta. Donde nos encanta acudir.

Y es un placer poder seguir trabajando ahí.

Así que estrenaré "Las canciones", así se llama la obra,

en septiembre, estamos ya trabajando para eso.

Pilar, proyectos.

Pues mira, estoy con una "Medea", de teatro flamenco,

recién estrenada,

esta semana entrego un documental

de una persona de la que estoy enamorada,

nadie la conoce, pero es memoria histórica,

es un gitano anarquista,

mejor cartelista del siglo XX,

soldado republicano, bueno, yo qué sé... Helios Gómez.

Gracias a ese documental le vamos a descubrir.

Espero que sí, y después,

en el momento que lo entregue ya esta semana,

empiezo la adaptación al cine de... eso no lo puedo decir,

de una novela que me han dado los derechos,

pero no puedo decir de qué.

Es un proyecto que me entusiasma.

Muchísimas gracias a los tres por este rato tan interesante,

de verdad.

Os dejamos ya con ese maravilloso cuarteto

formado por Alberto Closas,

Concha Velasco,

José Luis López Vázquez y Alfredo Landa,

juntos protagonizan, "Casi un caballero",

una comedia teatral de corte policiaco

con la que nos despedimos hasta la semana que viene.

Adiós.

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Coloquio: Teatro (Premios Max)

Historia de nuestro cine - Coloquio: Teatro (Premios Max)

18 may 2019

Elena S. Sánchez, Concha Velasco, Pilar Távora y Pablo Messiez charlan sobre las películas que emitimos esta noche "Yerma" (1998) y "Casi un caballero" (1964).

ver más sobre "Historia de nuestro cine - Coloquio: Teatro (Premios Max)" ver menos sobre "Historia de nuestro cine - Coloquio: Teatro (Premios Max)"
Programas completos (5)
Clips

Los últimos 1.112 programas de Historia de nuestro cine

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios