www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
4964178
Historia de nuestro cine - Coloquio: Los Premios Goya - ver ahora
Transcripción completa

Bienvenidos al coloquio de "Historia de nuestro cine".

Mañana se celebra en Sevilla la 33 edición de los Premios Goya.

De ahí que las dos películas seleccionadas esta noche tengan

en común haber sido galardonadas por los premios que concede

la Academia de Cine Española.

En 2002, "Los lunes al sol" recibió cinco premios Goya

y esta noche está con nosotros un director al que adoro,

Fernando León de Aranoa. ¿Cómo estás?

Muy bien.

Tenía tantas ganas de que estuvieras aquí.

Es verdad.

Y para hablar de una película como "Los lunes al sol". Gracias.

También nos acompaña esta noche Ana Díez,

directora y guionista de "Ander y Yul",

película que veremos a continuación

y por la que en 1989, ganó el Goya a la Mejor Dirección Novel.

Te convertiste en la primera mujer que ganaba el Goya en dirección.

Ese año, se estrenaba esta categoría.

Sí, competía con Isabel y con Cristina Andreu.

Y, por lo que dicen ahora quienes hacen la historia de los Goya,

debí ser la primera mujer que ganó en dirección, sí.

La tercera quitada de hoy es Arantxa Echevarría

que está nominada en esa categoría, la de Mejor Dirección Novel,

también en la de mejor película, ni más ni menos. Y en otras más.

Me he colado. ¿Cómo están esos nervios?

Muy bien, sinceramente.

Estoy muy tranquila, la nominación ya es el premio.

Estoy más nerviosa ahora,

que estoy con el maestro Aranoa y con la maestra Díez. Que digo:

"Yo quiero acercarme a ellos a ver si se me contagia".

Para quienes no lo sepan, es la directora de "Carmen y Lola",

una película maravillosa que se ha estrenado este año.

Una ópera prima genial, a la que le deseamos mucha suerte.

Comenzamos con la película que acabamos de ver,

"Los lunes al sol".

Ya que estamos hablando de los premios de la Academia,

quería saber si las películas, después de triunfar en los Goya,

tienen una segunda vida. Si eso le sucedió a "Los lunes al sol",

a la que ya le había ido muy bien en taquilla.

Quizá pasa esto. Yo, con "Los lunes al sol",

tengo la sensación de que le fue muy bien.

La presentamos en San Sebastián y fue premiada,

ganó la Concha de Oro a la Mejor Película.

Y después de eso, fue una película...

Cayó de pie, le fue muy bien, tuvo mucho público.

Yo sí tengo la sensación de que cuando llegamos a los Goya,

la había visto muchísima gente, toda la que la tenía que ver.

De manera que algo se sintió,

pero había hecho un recorrido ya muy largo.

-Es una película que llenó a los medios de comunicación

y cualquier cosa que escuchabas sobre ella,

era necesario ver "Los lunes al sol".

Entonces, como muy bien dice Fernando,

esa película cayó de pie.

Y fuimos a verla mucho público, yo creo, ¿no?

Quizás porque es muy difícil ver en las pantallas de cine español

alguien que esté en el paro.

Y no alguien, sino un grupos de varones,

como estos gallegos,

la reconversión industrial les deja fuera del mercado laboral.

Y ver eso no era común. Entonces, yo creo que todos

caímos realmente a los pies de esta historia,

de esta gente derrotada, qué futuro tiene...

Yo la recuerdo genial, es de los títulos yo creo, además,

es bonito el título, que la gente recuerda del cine español.

Y ver ese tema tratado como lo trata Fernando,

con ese humor que hace que todo sea mucho más llevadero,

sin quitar el drama que están viviendo los personajes.

Yo creo que el personaje de Santa

es un personaje tan bien construido,

un personaje con el que sientes cierta empatía,

a pesar de que es un personaje dolido, hiriente;

esa secuencia delante de las...

De los electrodomésticos, con la televisión.

"Ahora sois famosos, estáis en la tele",

mofándose de cada uno de ellos.

Creo que tenía algo tan especial la película

porque cada personaje, están en estado de gracia los actores.

"Buenas noches, bienvenidos

a 'Adivine quién es el más capullo que conozco'."

"Hace que el espectador se siente en la butaca

y entre en las circunstancias, en ese escenario tan terrible,

de una forma cómoda, de una forma agradable...

Bueno, a través del humor.

Un humor también un poco agrio."

Creo que hay una secuencia, quizá no es la más vistosa,

pero a mí me fascinó, que es cuando están viendo

todos los parados sin futuro arriba de la obra,

el partido gratis; creo que define toda la película en sí. Es decir,

un drama que es no poder acceder a donde están los demás,

a la platea, mezclado con humor.

Estas cosas tan maravillosas que tiene la película,

para mí están como muy definidas en esa secuencia.

Y con el secuestro del ferry que es increíble.

"Uy, se ha roto."

¿Cómo llegas a esta historia?

Fue trabajando con un compañero, con Ignacio del Moral.

Vino con una propuesta,

un recorte de prensa sobre algo que había sucedido en Galicia,

unos cuantos meses antes y que tenía que ver, precisamente,

con el secuestro del ferry.

Aunque era una historia muy diferente.

Y pasó una de esas cosas maravillosas

que pasa a veces cuando desarrollas un guion.

Teníamos un plan organizadísimo sobre esa historia real:

nos entrevistamos con la gente que la había protagonizado,

hicimos mucho trabajo de documentación,

en Gijón, en Asturias, con gente que había trabajado en el Naval.

Y pasó una de esas cosas maravillosas,

que cuando te pones a escribir la historia,

los personajes y la historia te dicen:

"No es eso lo que queremos". Y te llevan por otro sitio.

Y en vez de empecinarnos con lo que queremos contar,

un plan que teníamos muy bonito, muy articulado,

decidimos dejarnos llevar por los personajes,

ir construyendo su historia, escucharles,

y así se fue describiendo esa película

sobre esos cinco personajes de los que hablaba Ana,

en esa situación de desempleo, como en distintas situaciones.

Se dio una voluntad de que cada uno de los personajes representara,

de alguna manera, cada uno de los impactos del desempleo, ¿no?

Yo siempre he dicho que la película,

más que hablar del desempleo, habla de la identidad,

de lo que somos, y de cómo lo que somos

resiste mejor o peor una situación como es la del paro.

Hablábamos de Ignacio del Moral, con quien escribiste el guion,

y también repetías con un productor

que ha sido muy importante en tu trayectoria, Elías Querejeta.

Él tenía esa cosa maravillosa

Recuerdo que tanto con "Barrio" como con "Los lunes al sol",

yo le enviaba una carta que empezaba:

"Querido Elías, quiero hacer una película que hable de esto".

Y no le hablaba ni de la historia, sino del espíritu de la película.

Es que Elías era eso, era muy así, era su manera de trabajar.

Elías leía aquello y me decía:

"Lo he entendido todo perfectamente,

hagamos la película". Y yo: "Qué maravilla".

Porque ni siquiera yo la tengo tan clara.

Pero entendía el propósito y eso era un lujo.

Cuando estabas escribiendo, por ejemplo, el personaje de Santa,

¿pensabas en ese momento en Javier Bardem,

estabas escribiendo para él, pensabas en Luis Tosar?

¿Pensabas en Egido? Tiendo a no hacerlo.

Me gusta imaginar a los personajes en el aire

y, luego, hacer ese trabajo, que es apasionante,

de buscar a los actores que mejor pueden hacer a esos personajes.

Y luego sí pasa una cosa que es casi mágica,

que esos actores y su trabajo sustituyen por completo

a los personajes que yo había imaginado.

Cuando intento recordar cómo era Santa en mi cabeza

o cómo era José en mi cabeza, no puedo.

Ya son los personajes que están en la pantalla.

Pero no pensaba en ellos. De hecho, a Santa, en mi cabeza,

era un personaje algo más mayor de lo que era Javier.

Javier tenía mi edad, 31 años, en ese momento, 32.

Yo imaginaba más mayor al personaje,

pero luego también él hizo un trabajo

para subir la edad del personaje.

Está en todo, no solo su aspecto, su gestualidad también.

"Firmasteis el despido de vuestros hijos, joder.

Eran sus puestos de trabajo los que nos jugábamos allí.

Y los perdimos."

Javier Bardem se llevó el premio a Mejor Actor Protagonista.

Está nominado este año también por "Todos lo saben",

no sé si habéis visto la película.

Sin duda, "Los lunes al sol" es una de sus grandes interpretaciones.

También cómo está en "Todos lo saben".

En "Todos lo saben", está fantástico.

Porque además hace un personaje... Complicado.

Y alejado de lo que acostumbramos a verle a él.

Y es muy complicada porque es un hombre enamorado, desenamorado,

de pronto... A mí me parece que lo hace brutal.

Igual que Penélope, está increíble. Y Eduard Fernández.

-Pienso lo mismo.

Me quedé realmente sorprendida

por el cambio de registro de Javier

y por lo tierno y próximo que se me hace, por lo débil,

por lo que duda el personaje. A mí me fascina.

"-No estoy al tanto de los adelantos de tu oficio.

No me dedico a volar gente.

-¿Y a qué te dedicas tú?

-A nada".

Hablemos de "Ander y Yul", película que veremos a continuación

y por la que ganaste ese Goya a Mejor Dirección Novel.

Qué riesgo el tuyo, ¿no?

En aquel momento,

sacar adelante un proyecto que hablaba del conflicto vasco

cuando eso estaba ahí en un momento incandescente.

Estaba al rojo vivo el conflicto.

He de decir que esa campaña que se plantea en la película de ETA

de matar a los camellos era cierta.

Y era contemporánea, estaba pasando en ese momento.

Yo dije: "Quiero hablar de eso". Me dice el productor: "Muy bien".

Y tengo la suerte de contar con un guionista,

mi compañero de viaje es Ángel Fernández Santos,

que le contamos la historia al productor y dice:

"Me encanta y me meto con eso".

Yo lo que tengo es un compañero de lujo

para poder llevar la puesta en escena de esta película.

Fue difícil, en un principio, yo soy muy inconsciente.

Pensaba: "Estoy haciendo una película, qué pasa, es ficción,

no pasa nada".

Y cuando la he vuelto a ver ahora, digo:

"No sé ni cómo pude hacer eso, ni cómo me atreví a hacer eso".

"-No estoy de acuerdo con lo que estamos haciendo.

Es demasiado fácil.

-¿Quién eres tú para no estar de acuerdo con la ejecutiva?

-¿Ese no es trabajo de la policía? -¿Ah, sí?

¿Desde cuándo la policía se limpia camellos?"

Claro, es que era una película que para la gente del País Vasco...

Siempre decíamos que la droga la había metido Franco

para cargarse el estrato social de la juventud,

para que no se metieran en la lucha armada.

Era como todos los reflejos

de todo lo que habíamos vivido durante la época de Franco.

Y, claro, en mi casa era: "Vamos a ver a 'Ander eta Yul' ya".

Porque es alguien contando algo que se ha vivido.

Me parece una película valiente no, lo siguiente.

Es una película que ahora no podríamos rodar.

30 años después...

Esa película no la podríamos rodar ahora.

-Habría mucho miedo a que se produjera.

Es de lo que hablábamos antes,

muchas veces la censura ya no es ideológica,

es el miedo de producir una película que va a generar polémica,

que va a traer problemas a la gente que la produzca.

También lo creo, viéndola en estos días,

es una película que hoy sería difícil de hacer.

-La versión cinematográfica

de la historia del terrorismo en el País Vasco no está hecha.

Yo creo que hay proyectos ahora que intentan contar eso,

pero que hay que contarlo.

Cuando se hacían encuestas y la gente decía cuál era

el mayor problema de España, no era el paro, era el terrorismo siempre.

Ha sido un problema que nos ha preocupado a todos.

Yo creo que necesita muchas historias que contar,

no solo literatura sino también películas.

"-O sea que tú tampoco viste nada.

Tú no eres miope, ¿verdad?

-¿Y ese plano?

-Lo de la vista no tiene remedio. Pero por si recuperas a la memoria,

te quedas aquí una noche con nosotros".

Más allá del riesgo del que hablábamos, es evidente,

también la crítica habló de la madurez

con la que se había hecho esta película,

que es una ópera prima.

Ya que lo dices, no lo parece en absoluto.

Por muchas razones, primero por lo que se ha dicho,

por las ganas y la valentía.

Pero también por cómo está hecha. Yo, viéndola,

tenía otra vez la sensación de que creo que la película

es un gran ejemplo de lo importante que es el cine

para dejar registro de un momento.

Más allá de que la historia te envuelva y te lleve,

porque me parece que es un registro de ese momento

seguramente mucho más interesante

y mucho más que cualquier otro tipo de registro

pues, periodístico, que siempre será más parcial,

o más concreto, más de detalle.

Me parece que retrata muy bien la atmósfera del momento.

"Eh, jefe, parece que hay bronca ahí fuera, ¿qué coño pasa?"

Y luego, hay muchas cosas ahí.

Es una historia que tiene que ver con la droga, con los camellos,

con el terrorismo por supuesto.

Pero también con las dudas de esos personajes,

está el amor en medio también, está la amistad,

la relación con los padres, con la familia,

cómo cuatro o cinco temas como esos están condensados

en esa hora y media de película y todos te llegan por algún sitio.

Todos te hacen disfrutar y sentir que te están dejando algo,

es muy valioso y, desde luego, no parece de una primera película.

La película es maravillosa.

-Y luego, la puesta en escena también.

Se parecen las películas, ambas vuestras.

-Tienen algo. -Yo creo que es...

Cómo ver San Sebastián feo, ¿no?

Cómo ver toda esa zona tan bonita, fea.

Ella consigue no ver la bahía, consigue esa neblina de policías,

de sensación de que sale de cualquier esquina una secreta,

gracias a que no te dieron las insignias,

que están en todos lados.

Y no se echa de menos, yo, por lo menos...

Pensaba que estaba hecho a propósito es tan opresor, molesto.

-Parecían estar vigiladas todas las esquinas, es la sensación.

Y como todos van de paisano, eso se consigue luego.

-Y eso es que era así en el País Vasco.

-De secretas estaba lleno. -Estaba todo lleno de secretas.

Te da la sensación de que:

"A ese bar no vayas porque en la esquina...".

Yo, al verla, decía:

"Cómo ha conseguido captar un ambiente generacional

y emocional que se vivía en el País Vasco".

Porque se vivía así.

Ángel Amigo, que produjo tu película,

también había producido las de Imanol Uribe anteriormente.

Efectivamente.

Ángel Amigo estaba muy vinculado con esta temática.

Entonces, él había producido "La fuga de Segovia".

Y luego, en el País Vasco, Imanol Uribe siguió con este tema,

como es "La muerte de Mikel",

posteriormente hizo "Días contados".

Y luego, creo que también Camus tocó el tema un poco posterior.

Y Antonio Eceiza en "Días de humo". Hay alguna más,

pero que un comando fuese parte importante

del protagonismo de la película no era muy habitual.

"Ana Díez por 'Ander eta Yul'.

-Gracias."

Volviendo a los Goya, tú ganaste el Goya a la Mejor Dirección Novel,

tú también. Y Arantxa lo puede conseguir este año.

Madera, madera. Cuéntame, Arantxa.

Pues yo creo que lo que pasa

es que en el cine se necesita un poco hablar de cine social.

Yo creo que el espectador y la crítica y la gente

echa de menos un poco pensar, dar una vuelta a los sentimientos

o hablar de otras cosas.

Y es por lo que quiero pensar

ha funcionado tan bien "Carmen y Lola".

Y, sobre todo, por la libertad con la que pude hacerla

y la frescura de los personajes.

Todos tenemos ese primer amor, que creíamos nuestra vida por él,

que se finiquitaría todo si desapareciera.

Y luego se transforma,

te das cuenta de que el primer amor no es ese amor

que luego llega con la madurez. Pero lo atesoramos y lo guardamos.

Y la gente, al verlo,

se olvida inmediatamente de que son dos mujeres,

que es lo que yo quería, y se olvidan de que son gitanas.

-Yo creo que, curiosamente, contabas eso y es verdad,

me he quedado pensativo,

el recuerdo que tengo es lo luminosa que es,

lo viva y lo brillante que es, pese a ser una historia difícil,

pero es lo que transmiten ellas, esa historia de amor

que es lo que decías que te interesaba contar,

dentro de la efervescencia,

que necesitas que suceda, por más barreras que haya en medio.

La recuerdo como una película muy viva,

muy luminosa, donde eso predomina,

pese a que lo que estás contando es una historia dramática y difícil.

Proyectos, ¿con qué estáis?

¿Escribiendo?

Yo estoy escribiendo, disfrutando mucho del trabajo de escritura.

¿Nos puedes adelantar algo?

Siempre ando con dos o tres cosas a la vez,

pero muy avanzando con un guion

del que todavía me siento incapaz de contarlo;

es como un viaje cuando no lo has hecho,

explicarlo es de difícil para mí. Pero muy contento.

Tendrás que venir pronto a contárnoslo.

Después de "Carmen y Lola".

Yo quería seguir hablando de la mujer

porque me siento como más cercana,

la persona a la que mejor conozco, como a mí misma.

Y quería hablar de la segunda generación de inmigrantes.

Esos que son españoles, que sus padres no hablan el idioma,

que están entre dos aguas,

pero que me parece una adolescencia impresionante.

Me gustaría hablar de ella.

Interesante. Ana.

Estoy con una película de época, que nunca me había metido.

Ya "Ander eta Yul" es de época ahora mismo, esto es de más época.

De principios de siglo,

es una autobiografía ficcionada de una escritora;

que no voy a decir más porque no tiene sentido.

Es compleja, densa, delicada y maravilloso el proyecto.

Estoy en eso.

Seguiremos la evolución de vuestros proyectos.

Gracias por haber venido a los tres.

Que a finales de los 80,

el cine español decidiese hurgar en la herida

de un conflicto como el vasco, aún activo, fue un atrevimiento.

Si a eso le añadimos que se trataba de una ópera prima

y que la dirección corría a cargo de una mujer,

la apuesta se convertía en arriesgada.

El resultado salió más que bien.

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Coloquio: Los Premios Goya

Historia de nuestro cine - Coloquio: Los Premios Goya

02 feb 2019

Elena S. Sánchez, Fernando León de Aranoa, Ana Mª Diez y Arantxa Echevarría charlan sobre Los Premios Goya y las películas que vemos esta noche "Los lunes al sol" y "Ander y Yul".

ver más sobre "Historia de nuestro cine - Coloquio: Los Premios Goya" ver menos sobre "Historia de nuestro cine - Coloquio: Los Premios Goya"
Programas completos (5)
Clips

Los últimos 1.127 programas de Historia de nuestro cine

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios