www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
5388373
Historia de nuestro cine - Coloquio: Parodias - ver ahora
Transcripción completa

¿Qué tal? Ya estamos de vuelta, la parodia es la recreación

de un personaje o un hecho, empleando recursos irónicos

para emitir una opinión generalmente transgresora

sobre la persona o el acontecimiento parodiado.

Y de parodias en el cine español queremos hablar

en el coloquio de esta noche. La primera muestra de ello

ha sido "Manuel y Clemente", una historia sobre el nacimiento

de la secta del Palmar de Troya estrenada en 1986

y su director, Javier Palmero es uno de nuestros invitados

esta noche, ¿qué tal? Bienvenido. Muchas gracias, estoy bien.

De parodias sabe mucho también Borja Cobeaga, guionista

de programas de televisión como "Vaya semanita"

o de películas como "Ocho apellidos vascos",

director de títulos como "Negociador" o "Fe de etarras",

¿qué tal? Bienvenido. Muchas gracias, muy bien.

Hacía mucho que no nos veíamos. Hacía mucho que no venía por aquí,

es un placer volver. Gracias por estar con nosotros.

Y también nos acompaña Javier Ocaña, crítico de cine,

al que podemos leer y disfrutar en el Diario El País

y colaborador habitual del programa, ¿cómo estás?

Muy bien, buenas noches.

Siempre que hablamos de comedias y en este caso de parodias,

me gusta lanzar una pregunta, ¿creéis que cualquier tema,

por duro, difícil que sea, es susceptible de ser tratado,

en este caso desde la parodia, de ser parodiado?

¿Cualquier tema? La mayoría sí,

pero eso sería más que sobre el guion

sobre la dirección.

La manera de interpretar los actores,

la manera de dar el ritmo,

eso te puede dar de un tema serio

darle un pequeño giro para hacer tipo comedia.

Hay que tener en cuenta, sobre todo, que el subgénero de la parodia,

el género o la película o el acontecimiento

o el hecho social o la realidad social

que se está representando y de la que te estás burlando,

antes debe ser ampliamente reconocida por el público,

es decir, que tenga unas señas de identidad muy claras

y que tú juegues con la burla de esas señas de identidad.

Tu cine es un claro ejemplo de eso, ¿no?

Dos de las películas de las que he hablado,

"Fe de etarras", "Negociador" hablas...

De un tema muy poco gracioso, pero yo creo que cuanto menos

susceptible de ser de risa, la parodia debe entrar más

más a piñón, más a saco, porque justamente

creo que la comedia puede servir para relativizar, para acentuar

la gravedad, puede servir para muchísimas cosas,

pero creo que la mejor comedia es la que coge un tema serio,

con lo cual yo sí que creo que de cualquier tema

se puede hacer parodia y hay ciertos temas, además

que se debe hacer, porque justamente una de las cosas

que mejor tiene la parodia es la crítica, ¿no?

y la sátira de ciertas cosas.

Vamos a hablar de la película que acabamos de ver

de "Manuel y Clemente", la estrenaste en 1986

y es tu primera y tu última película.

Mi primera y única, sí. ¿Cómo levantaste este proyecto?

Este proyecto fue difícil

porque, gracias a Pilar Miró,

es decir, ella con su nueva ley

permitía que algunos directores

pudieran coproducir sus películas, levantar la película,

y entonces, gracias a un amigo mío, Paco Periñán,

que él sabía de producción,

tomó el proyecto, lo mandamos al Ministerio,

a Pilar Miró le encantó

y nos dieron un dinero para que empezáramos.

Conseguimos levantarla, la película, además, quedó graciosa

o quedó bien y gustó mucho

en el Festival de Berlín.

¿Por qué querías contar esta historia del Palmar de Troya,

que ya en sí es una parodia?

Bueno, todo empezó

porque leí en un periódico,

en el ABC de Sevilla,

que en el año 72 iba a ser el fin del mundo,

porque había unas personas

que decían que iba a ser el fin del mundo,

que Dios se lo había dicho, que eran videntes

y me interesó mucho el seguir el caso,

es decir, qué puede pasar, bueno, al final no pasó nada,

Aquí seguimos.

Pero yo le seguí a ellos y entonces me fui interesando mucho

y pensé primero escribir una obra de teatro

y escribí una obra de teatro

y entonces, tomando cosas de la obra de teatro, muy pocas,

y otras de todo el natural, es cómo surge el guion.

Con ese guion, se le manda a un actor importante,

a Alfredo Landa y dijo: "Lo quiero hacer a toda costa",

pero no pudo levantarse por problemas varios,

porque el cine es muy normal que no se pueda levantar,

y luego, como ya teníamos el proyecto, este amigo mío dijo:

"Vamos a hacer una adaptación del proyecto y lo mandamos"

y es como sale lo de Pilar Miró.

Javier, parodia, sainete, porque el punto de partida

es tan irrisorio, que ya en sí mismo es una parodia,

es difícil burlarse más de lo que sucede, ¿no?

Es que no puede resultar más ridículo que la realidad

que está mostrando, se supone que la parodia

es aún más ridícula, pero a veces no tiene por qué,

está a medio camino entre el sainete,

lo que pasa es que el sainete tiene un elemento costumbrista

y con menos capacidad crítica,

que esta película sí que tiene esa capacidad crítica,

y luego, yo creo que puede funcionar incluso como parodia

a varios niveles, como parodia de una realidad social evidente,

pero aquí hemos visto variadas películas

que podían ser el reflejo de esta parodia,

como puede ser "La señora de Fátima",

de Rafael Gil, con una serie de situaciones

semejantes a esta, pero claro, con un tono

absolutamente distante de la grandilocuencia

de Rafael Gil y la seriedad

de ese gran tema

a la vulgaridad y el ridículo

de estos dos personajes que son apasionantes

dentro de los pobres hombres que son,

pero no son pobres hombres, son unos "jeta" de mucho cuidado.

¿Tú crees que me van a hacer sacerdote sin examinarme de religión

y sin certificado médico? -Sí claro, ese era el trato.

¡Viva Irlanda!

Vemos desde el principio de la película

cuando aparecen esos dos personajes a lo lejos que van diciendo:

"Hay que triunfar a costa de lo que sea",

es una película que cuenta una historia que entronca muy bien

con la picaresca española que es algo tan típico aquí.

Sí, con el pelotazo, yo creo que uno de los grandes valores

de la película es que tenemos un déficit

de sucesos históricos próximos

o incluso lejanos, es decir, que tampoco creo

que se haya narrado la historia de España del último siglo

en el cine demasiado y menos desde la perspectiva de la sátira

o de la comedia, entonces, creo que uno de sus grandes valores

es contar historia reciente.

Bajo esa pátina de comedia está esa realidad social,

te documentaste mucho para esta película, ¿no?

Porque eso era importante, ibas a hacer una parodia,

pero es que los hechos eran reales.

Hombre y es que ellos vivían y entonces, como ellos vivían,

no podía salirme de lo que era real en ellos,

es decir, que no pudieran denunciar

que yo estaba diciendo cosas que eran falsas.

Javier, tú encuentras muchos paralelismos entre esta película

y "Los jueves, milagro", que también la hemos visto aquí.

Claro, es que hay una clave en la película,

hay una frase esencial, que es "la fe es dinero".

El milagro para mí es la fe que tienen

y esa fe es dinero.

Ese "la fe es dinero" que sale en esta película,

es la clave también de "Los jueves, milagro",

de Berlanga, que se inventa esa parafernalia unos años antes,

cuando en realidad es lo mismo,

es sacar dinero para el pueblo, en "Los jueves, milagro",

sacar dinero para ellos mismos aquí en la película de Palmero

y las situaciones son tan risibles y tan caricaturescas

en "Los jueves, milagro" cuando son mentira,

cuando es ficción y aquí son exactamente lo mismo

y es la pura realidad.

A partir de ahora tú vas a tener visiones.

Borja, ¿tú ya conocías la película?

Sí, la conocía. ¿Y qué es lo que más te interesa?

Pues a mí me interesa mucho el retrato de la historia reciente

que todavía sigue vigente, es decir, que sigue existiendo

el Palmar de Troya, sigue habiendo Papas en el Palmar de Troya,

va por el cuarto, ¿no? -El cuarto.

Creo que el hecho de tener un documento audiovisual,

sobre todo si es comedia, que por la parte que practico

me parece que tiene más valor, de algo que todavía está sucediendo

y a mí me fascina mucho el contraste que hay

entre todo el boato que tiene, pues eso, son Papas con mucho lujo,

profusión de imágenes y la pobreza,

o sea, estás hablando de un entramado, quizás,

de sectas medio católicas internacional,

porque hay referencias a, bueno,

pues vienen los vietnamitas

de Alemania, de Suiza y luego la pobreza existente que hay.

Es una lástima que Dios elija gente sencilla y sin formación,

si se el apareciera a gente seria y preparada sería el acabose.

¿Qué os parece el reparto, el "casting" que se hizo?

Pues es que es muy variado y sobre todo tiene

como mucho mérito, porque creo que está pensado

para los personajes,

es decir, es verdad que hay unas pequeñas apariciones

maravillosas, como Alfonso del Real o Luís Escobar,

pero creo que está pensado en qué actor es adecuado

para este personaje

y eso que le dan muchísimo realismo a la película.

O sea, yo creo que hablamos de parodia, pero creo

que hablamos también de realismo,

o sea, hay cosas en la película que no llegan a estar,

porque la realidad era demasiado potente o demasiado loca

como para que sucediera.

-Yo creo que hay varios registros, el registro más histriónico

de Ángel de Andrés y Juan Jesús Valverde, sin embargo,

está como muy tieso, pero muy bien en esa tesitura

de no exagerar las cosas,

porque lo hace más patético todavía al personaje.

Vamos a hablar de la película que veremos a continuación,

"De cuerpo presente", estrenada en 1967,

de Antxon Eceiza, ¿quién es este cineasta

del que ya hemos visto alguna película en el programa?

Sí, es un director, yo creo que muy interesante,

de carrera muy desigual, marcada por la política,

evidentemente, estuvo muchos años en Méjico

después de pertenecer al Partido Comunista

y de introducirse en una órbita más abertzale,

incluso cercano a la ETA,

que aún estaba durante el franquismo,

y que entre el 63 y el 66

hace tres películas casi seguidas

y la que vamos a ver esta noche es la segunda,

la primera es "El próximo otoño" y siempre en colaboración

con Elías Querejeta, de hecho, la primera empresa

que se llamaba Laponia Films, de Elías Querejeta, de producción,

la habían fundado Eceiza y Querejeta

y tenían una idea muy bonita en principio,

que luego no se llevó a cabo, que era que en principio Querejeta

iba a producir la primera película de Eceiza y luego Eceiza

iba a producir la primera película como director de Querejeta.

¿Qué ocurrió? Que Querejeta después de producir la primera, lo pensó

y dijo que a él lo que le gustaba era la producción, no quería dirigir

y entonces le compró su parte de la productora a Antxon Eceiza.

Citabas a Elías Querejeta, produce la película,

también es uno de los guionistas,

¿ves la mano de Querejeta por aquí?

¿Ves que esté detrás de esta historia?

Pues yo siempre a Querejeta

le he reconocido cierta estilización,

o sea, está Luís Cuadrado haciendo la fotografía,

ves como detalles como de modernización, ¿no?

si piensa uno en el cine que hizo en los 60, 70, incluso 80

Elías Querejeta, pero sí que es una rareza,

es decir, que yo creo que la película entronca muy bien

con una corriente de comedia no realista europea

que estaba haciendo Richard Lester en Inglaterra,

que incluso Fellini estaba haciendo en Italia

y un intento de hacer, frente a la comedia costumbrista

pues que a lo mejor imperaba.

pues hacer otra cosa completamente diferente,

Esos ojos más abiertos. Más, más todavía.

Lo que importa es la imagen, ¿sabe? -¿Su flor favorita?

-No tengo ninguna preferida.

-No comprende, la indecisión no es noticia,

es preciso algo vivo, su perfume, su piedra preciosa, su hobby,

si ama la vida, si teme la muerte,

su signo del zodiaco. -Virgo.

Está basada en la primera novela de Gonzalo Suárez.

Y ese es un poco el principio de la clave,

claro, porque Gonzalo Suárez quería huir completamente

de esa novela realista española y demás

y huir del naturalismo, de esa cosa castellana

que estaba triunfando en esos años

y ese es el punto de partida

y luego la segunda línea

en esa órbita tan loca de la película

es que el guion es del propio Eceiza

y ahí está Paco Regueiro también como coguionista,

además de Elías Querejeta, Paco Regueiro también es otro autor

que a lo largo de su carrera ha huido muchas veces

de ese realismo y demás.

-¿Qué ha sido eso? -Un hombre.

-Ah bueno, qué descanses.

En su momento, cuando se estrenó la película

la vendían como "la película más audaz

para el público más inteligente". Vamos a explicarle al público

con lo que se van a encontrar.

¿Requiere de un público inteligente esta película?

Bueno, siempre conviene que el público sea inteligente,

de eso no hay duda. Sacará mejores conclusiones.

Bueno, es una película muy absurda,

que también uniría al teatro del absurdo

de la época, Ionesco,

Beckett, por ejemplo,

pero la verdad es

que yo creo que puede ser muy interesante para el público

ver otro tipo de comedia,

otro tipo de propuesta.

Y luego además sale Alfredo Landa, que está muy serio,

como haciendo un gánster serio

con alguna manera de improvisar cómica.

-Sí, además hay una escena, o sea, quiero decir,

que está Carlos Larrañaga de protagonista,

que puede recordar un poco a Anthony Perkins

del proceso de Orson Welles, pero también a un personaje

muy de Hitchcock, no deja de ser una especie de galán

al estilo de Cary Grant, de hecho, hay una escena

que podría recordar a "Con la muerte en los talones"

totalmente, que es el protagonista corriendo por un campo desolado

con unos coches, unos sedanes persiguiéndole,

que podría ir a eso, es decir, que no sé,

también en ese momento estaba Godard haciendo parodias también

del cine de gánsteres con "Alphaville".

-A mí me recuerda a muchas cosas de Godard

de esa época, muchísimo.

Pues eso, Godard en España en el 66, 67.

Estamos hablando de una parodia de géneros,

de género gánster, y más hay de western también.

Hay western, del cine de gánsteres, de la comedia de adúlteros,

bueno, una de las primeras secuencias de la película

es él que no se sabe si se ha muerto o no se ha muerto con la lágrima,

en la que juega a ser una parodia de un mítico episodio

de "Alfred Hitchcock presenta", uno de la primera temporada

con Joseph Cotten, "Angustia", que se llamaba aquel episodio,

juega incluso con una parodia de la comedia musical pop

que se estaba haciendo en esa época,

la que decía Borja de Ricard Lester,

que ya es una parodia, esto parece una parodia de la parodia.

-Sí, luego también hay crítica como a lo americano,

de repente, la Coca Cola se convierte

en una especie de veneno, hay una parodia de la guerra,

vamos de la carrera espacial,

el clímax, estábamos hablando de que es una película

que no puede contener spoiler, porque es tan loca,

pero la película es en blanco y negro y el clímax es en color,

en una escena que recuerda muchísimo a "La dama de Shangái".

Cuántas referencias estamos sacando, ¿no?

Sí, es que en realidad es una película que no se parece a nada

pero su visionado despierta un montón de cosas

y sobre todo es fruto de una época,

o sea, de igual manera que uno puede pensar que los años 30, 40 o 50

es una época de clasicismo y los 70 de modernidad,

los 60 era una época de búsqueda absoluta,

sale Alberto Closas haciendo de Don Draper, pero literal.

Nosotros lo hemos pensado para usted,

le haremos millonario en vida o daremos millones

a los herederos que usted designe si al ser interrogado o muerto

por la policía, dice simplemente y con la cabeza bien

estas luminosas palabras:

"Beba ron sin cola y viva mejor".

¿Cómo la trató la censura y la crítica y el público?

Tuvo muchos problemas con la censura,

por ejemplo, hay una secuencia en la que le dan una paliza

al protagonista y tuvieron que tener mucho cuidado

de que no se identificara esa policía con la policía española

o la policía franquista, si no que fuera una cosa así,

más o menos universal o americana o algo así.

Y tuvieron que cortar muchas cosas y luego la película fue un fracaso,

pero es normal casi que fuera un fracaso,

pero hay que animar a la gente porque va a ver un ejercicio de cine

muy interesante, muy vanguardista y muy atrevido.

Bueno, antes de iros me gustaría preguntaros nuevos proyectos.

Pues yo estoy escribiendo, bueno, ya he escrito una película

que estreno el año que viene que se llama "Intringulis",

escrita y dirigida por mí,

que nada, es una comedia de misterio.

Se podría llamar Misterioso asesinato en Malasaña.

Eso para un madrileño sería más conocido, pero sí,

es lo que tengo más próximo.

Luego, con Diego San José, mi socio habitual,

ya tengo también otro guion en marcha, pero eso todavía

está en fase de preparación y pergeñar.

Buen amigo Diego.

¿Con qué estás? Bueno, ¿sigues en la ECAM?

No, ahora ya no, ahora lo que hago es preparar proyectos,

colaborar con gente de guiones,

incluso estoy escribiendo teatro.

Javier, te seguimos, te leemos, te vemos.

Gracias. Gracias a los tres, un placer.

"De cuerpo presente", la película que recuperamos a continuación

es una historia indescriptible que sigue los pasos

de un Carlos Larrañaga convertido en el sátiro del pijama.

Atentos a la parodia que realiza de la cultura americana

de la época, dejaos llevar por esta delirante historia

y hasta la semana que viene.

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Coloquio: Parodias

Historia de nuestro cine - Coloquio: Parodias

13 sep 2019

Elena S. Sánchez, Javier Palmero, Borja Cobeaga y Javier Ocaña, charlan sobre "Manuel y Clemente" y "De cuerpo presente".

ver más sobre "Historia de nuestro cine - Coloquio: Parodias" ver menos sobre "Historia de nuestro cine - Coloquio: Parodias"
Programas completos (6)
Clips

Los últimos 1.142 programas de Historia de nuestro cine

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios