www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
5253719
Historia de nuestro cine - Coloquio: Hecho en Canarias - ver ahora
Transcripción completa

Subtitulado por Accesibilidad TVE

¿Qué tal? Buenas noches de nuevo.

Llena de fuego, de belleza y de misterio,

así es Mararía

la película de Antonio Betancor que acabamos de ver

y así es Lanzarote la isla en la que se rodó.

Esta noche hablamos de cine hecho en Canarias

y por canarios,

saludamos a José Manuel Cervino,

actor nacido en Santa Cruz de Tenerife,

al que ya hemos visto en Mararía

y al que volveremos a ver en Guarapo,

la película que emitiremos a continuación.

Dos personajes,

que ahora lo analizaremos,

muy distintos,

bienvenido, ¿qué tal?

Guarapo

es el primer largometraje comercial canario,

estrenado en 1987

y dirigido por los hermanos Teodoro y Santiago Ríos,

a los que tenemos aquí esta noche,

Teodoro, bienvenido.

Santiago, ¿cómo estás?

Vamos a empezar con datos.

En 2018 se rodaron 71 producciones audiovisuales,

en Canarias

y esa cifra dobla los datos de 2017

¿a qué creéis que se debe?

Se debe a las ventajas fiscales que se aprobaron.

En un proyecto de un libro blanco

sobre el audiovisual canario

donde participamos también, mucha gente, naturalmente

y esas ventajas fiscales

se están aprovechando en montones de producciones.

Además,

lo que siempre defendimos

desde que empezamos a dedicarnos a esto,

que Canarias era un plató natural

y ahora, al cabo de los años,

está demostrado,

porque están viniendo, como dice Teodoro,

producciones de muchas partes del mundo.

Regla de oro en el cine, lo sabemos,

es que los escenarios,

un cambio de localización, esté cerca.

Y eso es lo que tienen las islas Canarias,

todas,

que tienen distintos escenarios,

desde una vegetación frondosa,

a playas, en fin,

todo eso hace que digan,

bueno podemos desplazarnos rápidamente

de una localización a otra.

Vamos a hablar de Mararía,

de José Antonio Betancor,

estrenada en 1998,

hablemos de los recuerdos que tienes de ese rodaje,

creo que el viento

también fue un elemento que condicionó el rodaje ...

Bueno, el viento ...

y caminar por ...

por terrenos

donde la lava

no se ha convertido todavía en picón ...

y que te cortabas continuamente.

A parte de eso,

los recuerdos que tengo son agradables,

recuerdo sobre todo, la figura de Antonio.

Antonio era un ser especial.

Recordemos que la película está rodada en Lanzarote,

es un proyecto que tardó en materializarse

costó tiempo en sacar adelante.

Hubo algunos intentos anteriores,

hubo como cuatro intentos,

de hecho,

recuerdo que el autor de la novela,

Rafael Arozarena,

premio Canarias de literatura,

cuando estrenamos Guarapo en el cine

dice:

por favor,

yo quiero que ustedes hagan Mararía.

Nos lo dijo Rafael Arozarena.

Pasó por Ricardito Franco,

por Alfonso ...

por Jaime Chavarri,

Gerardo Herrera,

lo vi un día en las Palmas,

estaba haciendo la película

y lo vi un día:

¿Qué haces aquí?

estoy haciendo Mararía.

¡Hay, que bien!

¿Cuáles son las principales diferencias

que encontráis

entre la película y la novela?

El productor, Andrés Santana,

mucha amistad con ambos,

Santana y Betancor

un grato recuerdo aquí también.

Andrés Santana le dio una visión

como más ...

comercial, de estreno,

o de divulgación internacional,

a la novela.

Hay algunos elementos que conoces mejor que yo

que son diferentes a la novela en sí,

que en principio,

el tema del avión

y el personaje inglés,

que en realidad es un árabe,

Yo no le encuentro esas emociones que yo quise poner en Mararía.

Yo soñaba con verla

pero no, me llevé una desilusión

por esa parte.

Gocé de la música que es estupenda

y gocé de la fotografía.

Lo que quería Antonio

era despojarla un poco de la excesiva literatura

porque es verdad, es una novela emblemática

dentro de la gente de Canarias.

Lo que quería Antonio

era despojarle

de una cosas que en el cine siempre es redundante

que es hacer literatura sobre la literatura.

Yo pienso

que Antonio le dio una dimensión

que Mararía

no mejor ni peor, sino distinta,

que -"la Mararía" obra literaria- no tiene,

que es como una conciencia,

de que la gente que vive en esa isla,

tiene necesidades de salir,

porque, de alguna manera,

vive en un infierno.

Así debe ser el infierno.

No hombre, no nos condene usted en vida.

No, por Dios.

Yo quería decir ...

a lo mejor lo que usted quería decir,

es que vivir aquí debe ser un castigo.

En absoluto.

Pero es un infierno bello.

Y como todo lo bello,

está ...

está sometido a presiones

para ser violada, para ser maltratada,

para ser ...

todo lo que le pasa a Mararía,

porque Mararía y Lanzarote son lo mismo.

¿Y va a volver?

¿Y yo tengo que esperarle aquí?

Si no, ¿cómo me va a encontrar?

Mararía piensa que va a ser una espera inútil.

Que él va a volver.

¿Cómo afrontaste tu personaje ,

es verdad que te hemos visto, como decía al principio,

en muchos personajes aquí en HNC

quizá estamos acostumbrados a papeles más oscuros,

este personaje, que casi no tiene diálogos ...

No, lo que pasa es que en ese personaje,

a pesar de que no habla,

está lleno de sentimientos

hacia las cosas que le rodean.

la relación con el niño, la relación con Mararía,

él que necesita ser cuidado

se convierte de alguna manera en cuidador.

¿Con qué os quedáis de Mararía,

qué es lo que más os llega de esta película?

Mararía tiene la fuerza telúrica de la tierra.

Además descubrió a la actriz, en esa película,

Goya Toledo,

es una mujer de allí,

importantísimo que fuera verosímil.

Tenía ya tres finalistas,

pero justo me metió en esas finalistas,

me hizo como tres pruebas y me dio el personaje.

Para mí era algo que parecía que no me estaba pasando.

Dormía hasta con el guión,

el primer día era como que no me lo podía creer.

Además sigue una línea que iniciamos nosotros

y que no se ha seguido mucho.

Nosotros somos defensores de nuestra trilogía,

las tres películas están dedicadas a nuestra tierra.

Nuestra obra está dedicada a nuestra tierra.

Se nos queda una cuarta en el tintero.

Se llama "isleños".

La fundación es San Antonio de Texas

por 15 familias en el siglo XVIII.

San Antonio es fundado en 1730 por quince familias canarias.

Todas una epopeya.

No hemos logrado sacarla por el presupuesto.

Pero esas tres películas más ese guión terminado

es ese camino

que inicialmente hemos seguido nosotros.

Hemos visto que siguió Mararía 10 años después

y que hace otros diez, hicieron "la caja"

otro chico de Lanzarote, me parece que era.

Vamos a hablar en profundidad de Guarapo,

sin desvelar demasiado de la trama,

porque es la película que van a ver los espectadores

a continuación,

como decíamos, la estrenáis en el 88,

surgía esa necesidad de hablar de vuestras raíces,

de la historia del lugar donde habéis crecido

y esas imagen que ofrecíais al mundo en el 88

era muy diferente

a la de los panfletos publicitarios

de promoción de una isla donde se va a tomar el sol.

Nosotros vivimos fuera, además.

Vivimos en Cuba muchos años, por eso hablamos de la emigración.

Y cuando volvemos a Canarias,

nos encontramos una tierra que no creía en sí misma.

Se creía que era lo último del mundo.

Y nosotros no entendíamos aquello.

Y derivamos por el cine.

Y nos dimos cuenta que era importante

porque no se había recorrido ese camino,

de que había que abrir trocha, en historias propias.

¿Tú también quieres marcharte?

Aquí no se prospera, ¿me oíste?

Dijo alguien:

¿Pero cómo van a hacer ustedes una película

de un campesino

-a los campesinos, en Tenerife, se les llama magos-

-¿cómo van a hacer una película de un mago,

que trabaja en las plataneras?-

Y nosotros, asombrados: ¿y un caw boy, qué es?

¿Qué ese un vaquero? Un hombre que cuida vacas.

A parte

que todo esto del mito del cine americano

que se matan en duelos

y juegan al poker en los bares,

pero realmente, es un vaquero.

¡Apártate o te reviento!

Vamos a situarnos

en el momento en el que transcurre la película,

años cuarenta,

en ese momento, en ese éxodo, la emigración hacia América,

cuando era una tabla de salvación

para muchos canarios,

estamos hablando de Venezuela,

todo lo que se decía de Venezuela,

era que allí la vida era mucho mejor.

Cómo han cambiado los tiempos y lo que retrata la película.

En aquel momento,

estaba la dictadura,

estaba mal visto que el pueblo emigrara.

En este caso, concretamente los canarios.

Como estaba mal vista la emigración

porque, si estás bien, no tienes por qué irte,

había necesidad y ...

la película nuestra trata de ese intento

América es su sueño

es el slogan de la película,

y la emigración clandestina su única posibilidad.

Yo voy a llegar a Venezuela aunque sea a nado.

¿Por qué elegisteis la Gomera y cómo recordáis el rodaje?

Creo que habíais estado rodando allí una publicidad,

¿puede ser?

Si.

Nosotros iniciamos, porque somos autodidactas,

nos iniciamos en el cine

porque no había productoras en Canarias.

Decidimos montar una productora,

hacer publicidad

porque estaba bien montada en el ámbito

y empezamos a hacer cine turístico,

documental.

Y empezamos a recorrer todas las islas.

Con otro punto de vista más desde dentro.

No como otro que viene de fuera

y dice:

esas son las islas Canarias,

no, desde dentro: estas son nuestras islas Canarias.

Hace ya más de dos años que no voy a España

a la península, Gabino. A la pe-nín-su-la.

Entonces se empezó a cultivar una historia

que había avanzado un poco ...

en cuanto a los temas de los huídos al bosque,

para no hacer el servicio militar,

porque era el silbo, el silvo es un código secreto.

Ya estamos otra vez con los silbos.

¿Qué se estarán contando?

Cualquiera sabe.

Por medio del silbo pueden avisar al alzado.

Y decirle:

van a por ti,

vete para allá que vienen por aquí.

Hablemos de Virgilio

el personaje al que das vida en la película,

y si en Mararía

interpretas al torpe del pueblo,

aquí interpretas al listo, no?

El que sabe sobrevivir y facilitar.

Y la conciencia, de alguna manera.

Y la memoria.

La memoria, Virgilio es la memoria,

y el único que tiene capacidad de alguna manera,

de enfrentarse con el cacique.

Tráeme a Guarapo. Tú sabes dónde está.

Deja en paz al muchacho.

Y olvídate de Amparito.

¿Cómo está Juan Luis Galiardo en el papel de cacique, también?

Lo lleva dentro.

Los actores cuando se vieron al lado de Juan Luis Galiardo,

o José Manuel Cervino,

decían:

¿Es que nosotros podemos?

Claro, siempre han podido.

Los actores de teatro de allí, los secundarios.

Es uno de los rodajes más agradables que yo recuerdo.

El rodaje estuvo muy bien, la gente del equipo,

nos llevábamos todos muy bien

y luego fue un rodaje

bueno pues como muy sureño,

estábamos todos morenísimos,

íbamos mucho a la playa, muy bien.

¿Cómo recordáis la repercusión que tuvo el estreno de la película,

lo que supuso, no solo para la isla,

para el cine canario?

Fue el acontecimiento cultural del año en Canarias.

El estreno del cine Víctor fue apoteósico,

el aplauso final fue diez minutos.

Todo el mundo puesto en pie.

Luis Suárez no se tenía en pie,

no se podía levantar porque se derrumbaba.

Patricia lo aguantaba porque se le aflojaban las piernas.

Ha sido emocionante.

Además a mí me toca de lleno toda la historia

porque un poco

la historia de la migración la he vivido yo.

En este caso migración,

no por ...

supervivencia intelectual, digamos,

ahí no había nada de lo que yo quería hacer

entonces me tuve que marchar.

Estuve años queriéndome marchar de la isla.

La gente venía del interior a verla.

Decían:

yo no voy a cine, pero esta película voy a verla.

Habíamos conectado con lo que hablábamos antes.

Habíamos conectado con la historia propia

y la gente,

la necesidad de que se les cuente historias propias,

que reconozcan.

Han pasado 31 años

y la gente todavía nos para por la calle.

Muchísimas gracias a los tres

por habernos acompañado esta noche.

La emigración clandestina a Venezuela

en los años 40

el caciquismo, el amor, el odio,

las secuelas de la represión de la dictadura franquista,

están en Guarapo,

todo un referente del cine canario

que hoy recuperamos aquí, en HNC,

no se la pierdan.

Hasta la semana que viene.

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Coloquio: Hecho en Canarias

Historia de nuestro cine - Coloquio: Hecho en Canarias

01 jun 2019

Elena S. Sánchez, Santiago Ríos, Teodoro Ríos y José Manuel Cervino, Charlan sobre las películas "Hechas en Canarias" y que emitimos esta noche "Mararía" (1998) y "Guarapo" (1988).

ver más sobre "Historia de nuestro cine - Coloquio: Hecho en Canarias" ver menos sobre "Historia de nuestro cine - Coloquio: Hecho en Canarias"
Programas completos (7)
Clips

Los últimos 1.116 programas de Historia de nuestro cine

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios