www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
4991918
Historia de nuestro cine - Coloquio: Festival de Berlín - ver ahora
Transcripción completa

Qué tal, buenas noches.

Bienvenidos al coloquio de "Historia de nuestro cine".

Mañana conoceremos el palmarés de la 69 edición de la Berlinale.

Y hoy hablaremos de dos películas españolas que,

en su día, nos representaron en el festival.

"El rey del río", que acabamos de ver;

y "Diez fusiles esperan",

que emitiremos al finalizar este coloquio.

Para hablar de ellas, tenemos a Manuel Gutiérrez Aragón,

director de "El rey del río". ¿Cómo estás?

Bienvenido. Hola, qué tal.

Y también nos acompaña José Luis Castro de Paz,

catedrático de Comunicación Audiovisual y Publicidad

en la Universidad de Santiago de Compostela.

es historiador de cine y autor del libro

"El destino se disculpa: el cine de José Luis Sáenz de Heredia",

protagonista de esta noche. ¿Cómo estás?

Muy bien, gracias. Bienvenido de nuevo.

Javier Ocaña, también compañero,

crítico de cine en el diario El País,

colaborador habitual de "Historia de nuestro cine".

Manuel, conoces bien la Berlinale, has estado muchos años.

Estuviste en el 95 con la película que hemos visto.

¿Cómo es este festival? ¿Cómo lo has vivido tú?

¿Cómo has vivido esa evolución,

porque ha sido a lo largo de muchos años?

Al principio, era un festival escaparate de la Alemania Federal,

de poca gente.

Un festival, en el ranking europeo, quizá no de los más importantes.

Luego, creció muchísimo y ahora es uno de los principales festivales.

Lo que sí siempre fue es un festival de gente alemana.

De gente muy seria.

Hay que decir que en las películas,

no se levantaba nadie hasta que no terminaban.

Cosa rara en los festivales.

Hablemos de las señas de identidad que tiene este festival.

¿Qué le diferencia de otros?

Quizá comparándolo con Cannes y con Venecia,

yo creo que Venecia y Cannes, evidentemente,

son festivales más preocupados por la vanguardia

y por la radicalidad en las formas, en cierto sentido.

Y por el peso y el poso histórico de Berlín como ciudad y demás,

las películas que han ido yendo a sección oficial

tenían ese peso,

digamos, de la historia mucho mayor que el de la forma de la película.

¿Cómo le ha ido a nuestro cine en la Berlinale?

Pues yo creo que fue uno de los festivales

en los que fue recibido mejor el cine español.

En los años 50, fue "Marcelino Pan y Vino";

fue "Mi tío Jacinto", también de Vajda;

triunfó en el 59 o 60, "El lazarillo de Tormes".

Yo creo que fue el festival europeo

que recibió con mejores ojos el cine español

bajo el régimen de Franco, con sus grisuras y sus resplandores.

Viajamos hasta 1995,

que es cuando llegas a la Berlinale con "El rey del río",

a sección oficial.

No sé si recuerdas cómo fue acogida.

En Berlín hay una cosa curiosa,

que es que se parece bastante la recepción de la crítica

con la del público.

El público, con esta película,

no es que fuera cálido o frío,

pero sí siempre fue atento y la película fue,

la verdad es que fue muy bien.

Y la película se lanzó en Berlín.

Además, fuimos todos, Landa, Gustavo Salmerón...

Javier, a ti que no se te escapa una,

¿cuál era la competencia que tenía ese año?

Revisando un poco la competencia, era una competencia muy buena,

de películas que han quedado

para la historia del cine contemporáneo.

Es el año de "Antes del amanecer",

la primera película de la trilogía de Richard Linklater.

Y fue un año en el que el Oso de Oro lo ganó "La carnaza",

de Bertrand Tavernier, que es un peliculón.

Un año en el que estuvo "Smoke", de Wayne Wang.

Películas muy importantes de los últimos años,

del cine contemporáneo.

Hablemos ya de "El rey del río", película que acaban de ver.

En su día, Manuel Gutiérrez Aragón la definía así:

"Es la historia de un cachorro

que muy probablemente se convierta en predador.

La esencia era hacer una película sobre el tonto contemporáneo".

¿Cuál es tu reflexión?

Yo creo que eso que se ha repetido hasta la saciedad

y que está en todos los libros

no acaba la película de hablar de eso,

una persona que la ve desde fuera.

Ni es un advenedizo porque realmente se cría con sus hermanos

como si fuera hijo de leche prácticamente de Carmen Maura.

Yo creo que es una película que entra dentro de,

digamos que para algunos críticos,

sería la tercera etapa de una trilogía que tiene que ver

con distintas etapas de la historia de España

y con la infancia de Manuel Gutiérrez Aragón.

Aunque todo está un poco tamizado y quizás, vamos a decir incluso,

un poquito subvertido por la presencia de un guionista

que quizás no entendiera a la perfección ese universo.

Eso nos lo dirá mejor el propio cineasta,

sabiendo lo grandioso que es y que fue Rafael Azcona.

Yo lo que veo la película es un cierto desajuste

entre dos universos distintos.

Llevabas siete u ocho años sin estrenar película

y hay muchos cambios.

Efectivamente, es la primera vez que no escribes tú el guion.

Se lo encargas a Azcona. Y luego cambias de productor.

Yo no sabía qué hacía tanto tiempo que no...

Había rodado mientras tanto... La anterior, en el 87, ocho años.

Eran muchos años.

Bueno, quizá era una película como tú dices

menos fantasiosa que otra,

o un intento de ser más realista.

Yo creo que en ella se nota la presencia de Azcona,

que es un cine, no digo costumbrista, pero sí, quizá,

más pegado a la realidad que lo que han sido mis películas.

"-César sabe que soy su madre.

-Pero ¿qué dices?"

Quizá Azcona la llevó a un tono más pegado a la realidad,

pero sí que está ese toque,

yo creo que también mágico y de fábula

que suele tener el cine de Manuel. Eso siempre está.

Y ahí está esta especie de príncipe

en busca de la princesa rica en su castillo,

la casa de los señores millonarios del pueblo.

La presencia del río como mito también.

"-¿Por qué le has dejado el sitio? -Porque es rico, hijo."

También el reparto era nuevo para ti, ¿cómo recuerdas el rodaje?

El rodaje era estupendo porque en Galicia se está muy bien.

Fue un rodaje muy cómodo.

Y luego, rodar con Landa o Carmen Maura,

con grandes profesionales,

te da no solo seguridad, sino mucha satisfacción.

"Este papel de Antón es un papel de servicio.

Hacer un papel de servicio es importantísimo.

No siempre se pueden hacer cosas... Ojalá.

Pero cuando toca hacer eso,

toca hacer eso y hay que hacerlo muy bien.

Estoy especialmente contento precisamente por eso,

porque es un poco el arrope, esta savia nueva,

que la necesitamos muchísimo".

De nuevo, la dirección artística Gerardo Vera,

que además tiene un personaje que no sale bien parado.

Bueno, Gerardo Vera,

que empezó conmigo como director de decorado,

director artístico, ya no quería ser director artístico.

Entonces, hubo que convencerle, darle un papel,

para que hiciera la dirección artística

de la película.

"¿Y lo admites así? ¿Tan tranquilo?"

Vamos a hablar de la película que vamos a ver a continuación,

"Diez fusiles esperan", de José Luis Sáenz de Heredia.

Se estrenó en 1959, ese año viaja a la Berlinale.

¿Qué sucedió ese año?

¿Con qué otras películas competía? Vamos a situar un poco.

Es un año muy bueno también.

Ganan "Los primos",

que es una formidable película de Claude Chabrol.

Y es un año en el que está la curiosidad

de que el premio a mejor director lo gana Akira Kurosawa

por "La fortaleza escondida",

esta película de la que tantas sacó George Lucas para hacer su saga

de "La guerra de las galaxias".

Una película de aventuras.

Es la primera y la última película de Sáenz de Heredia

que viaja la Berlinale porque él tampoco era un director

que estuviera muy presente en festivales.

No, la verdad es que la que llamábamos,

un poco injustamente,

porque hay que reconocer como decía Buñuel,

"Franco y yo elegimos al mismo director

para hacer dos películas en España", decía con mucha gracia,

"yo, para las dos primeras de 'Filmófono'

y Franco para 'Raza' y 'Franco, ese hombre'".

Tienen eso en común, son palabras del propio Buñuel.

Pero es verdad que, de alguna manera,

se considera a Sáenz de Heredia

el director de la primera generación franquista,

con Rafael Gil, con Antonio Román.

Y esta gente no solió salir demasiado

a ningún tipo de festival y, por tanto, en cierta manera,

es casi una excepción.

Y dentro de esta filmografía,

¿estamos hablando de esta película como el inicio del declive,

podemos decir, de la trayectoria de Sáenz de Heredia?

Sí, digamos que su mejor época ha pasado.

Él viene de "Historias de la radio",

aún le quedan buenas películas por hacer, por ejemplo,

las dos siguientes.

"El indulto" está muy bien.

¿Y cómo se llama la siguiente comedia que vimos aquí?

¿"El grano de mostaza"? "El grano de mostaza".

que la vimos aquí, que, además, la presentaba él

al estilo Hitchcock.

-Y "La verbena de la Paloma" está bastante bien.

-Le quedaban películas por hacer.

Pero sí que está, digamos,

en ese punto de inflexión en el que quizás

su mejor obra está en el pasado.

Manuel, ¿conocías "Diez fusiles esperan"?

¿La película, la habías visto, o la has descubierto ahora?

Yo la conocía, pero no me acordaba muy bien de ella.

La verdad es que yo siempre he tenido mucha admiración

por la manera de rodar de Sáenz de Heredia,

yo creo que fue un gran director,

que le tocó aquello que le tocó y tenía, en este caso,

un buen guionista, que era Carlos Blanco.

Es verdad que la película,

yo pienso que tiene un guion muy bien construido,

como los de siempre de Blanco.

Pero, la verdad es que tiene un punto un poco increíble

que quizá como hubiera necesitado un pulso

por parte del director más de enloquecimiento,

más de pasión, para hacer creíble una cosa que no es muy creíble.

Citaba a Carlos Blanco,

hemos hablado mucho de él en "Historia de nuestro cine",

pero conviene para los espectadores

situar quién era.

Que llegó a Hollywood, muy interesante.

Para empezar, era republicano.

Había hecho ya con Sáenz de Heredia "Los ojos dejan huella".

Y había hecho ya en los años 40, "Las aguas bajan negras".

Lo que ocurre con esta película, aparte de que es verdad que,

en este caso, el engrase entre los dos no fue tan eficaz,

es esta especie de parábola sobre la guerra que, en los años 40,

podía tener cierto...

"El escándalo" fue leída, cuando se estrenó,

como una parábola de las dos Españas,

a pesar de que no fuera es en primer término;

pero aquí, esto está como pasado de moda,

como si se le hubiera echado una década encima,

como si estuviese a punto de estrenar...

Por lo tanto, esto estuvo un poco fuera de época.

Estamos hablando de un director con el que el destino,

en cierta manera, se debió disculpar,

por eso lo llamamos así al libro

como utilizando el título de esa comedia.

Porque si no hubiese habido golpe de Estado,

probablemente fuese uno más de la otra Generación del 27,

con un enorme talento por el humor,

con películas tan brillantes como "El destino se disculpa"

o "Historias de la radio".

Y que se vio abocado a esta especie de camino

en el que seguramente no era en el que estaba más cómodo

porque sus grandes admirados eran Lubitsch como director

y Fernández Flórez como escritor humorista.

Por tanto,

es evidente que el tono de "Raza" no era lo hubiese preferido.

Aun así, es un gran director y un gran técnico y Carlos Blanco,

uno de sus grandes guionistas, uno de los grandes del cine español.

De nuevo, el honor, la amistad, la nobleza,

todos esos grandes temas contados de una manera muy idealizada,

lo que hablábamos, de este tipo de cine,

que era lo que se esperaba.

Una visión muy romántica de la guerra.

A mí, de todos modos, y en eso, creo que todos estamos de acuerdo,

es una película que tiene una factura técnica

y una puesta en escena muy brillante.

Yo, por ejemplo, el prólogo o los primeros minutos del juicio,

en el calabozo esperando la pena de muerte y demás,

me parece que está muy bien rodado.

Hay una luz de Francisco Sempere,

uno de los grandes fotógrafos de la época, estupenda.

Y un trabajo muy grave y muy en esa línea

de los grandes conceptos que maneja.

-Hay que tener en cuenta que el tema del carlismo

no era nada sencillo para Franco,

para el franquismo, porque, por una parte,

llevaba la gorra que llevaba... No hemos dicho, perdón,

que está ambientada en las guerras carlistas.

La primera guerra carlista, 33-40.

-El carlismo era uno de los pilares del régimen.

Y, entonces, el protagonista es carlista.

Pero los militares isabelinos eran el ejército.

-Exactamente.

-Entonces, Sáenz de Heredia tenía que dejar bien al ejército,

aunque fueran liberales, mal vistos por el régimen de Franco;

y el héroe fuera un faccioso, pero carlista,

que llevaba la gorra que llevaban los falangistas.

"-Bueno, y ahora bebamos una botella

a la salud del bravo ejército. -Aceptada.

Ustedes también, ¿no?"

Tenemos a Paco Rabal,

que ya había trabajado con él en "Historias de la radio".

Sí, claro.

Un actor que está estupendo.

"Estamos militando en campos ideológicos diferentes,

pero esto no opta para nada en que no tengamos un recuerdo,

yo creo que él lo tiene mío como yo lo tengo suyo, entrañable.

Y muy cariñoso.

Y, además, como actor, ya se ve, un chico estupendo.

Lo ha hecho muy bien todo.

Cuando él me llamó para hacer 'Todo es posible en Granada',

la alegría mía fue inmensa.

Porque era como, no sé, como que te dieran,

siempre pongo el símil de los toros:

una corrida con seis toros en la Plaza Monumental de Madrid ".

La película no tuvo suerte en la Berlinale,

fue en el año 59 cuando se presentó.

Y en el 60, "El lazarillo de Tormes"

se alza con el Oso de Oro, nada menos.

Antes comentábamos fuera de cámara esa historia famosa

de que "El lazarillo de Tormes" ganó a "Al final de la escapada"

de Jean-Luc Godard.

El cine moderno en todos sus sentidos,

estaba llegando, pero el jurado no supo verlo.

"Sobre un plantel excepcional de directores mundiales,

ha triunfado un español de 37 años, César Fernández Ardavín,

que ha obtenido el Oso de Oro

con la película 'El lazarillo de Tormes'".

Mañana conoceremos el palmarés de la 69 edición.

Y tenemos ahí a Isabel Coixet que es una de las pocas cineastas,

por no decir la única, que viaja cada...

No sé si hay algún director o directora que haya estado,

tantas veces.

Si no me falla la memoria, creo que son ocho

las veces que ha estado. -Bueno, él, siete u ocho...

-Igual Manolo está así, así.

Ha presentado "Elisa y Marcela".

Eso es, en sección oficial, a concurso.

Además, ya estuvo con "Elegy" y con "Mi vida sin mí"

y con alguna más.

Han estado en Panorama, estuvo con su segunda película,

la que la encumbró internacionalmente,

"Cosas que nunca te dije".

Y es una habitual de Berlín.

Muchísimas gracias por este ratito hablando de cine.

Sois dos buenos amigos, bueno, tres, pero dos buenos amigos...

Enhorabuena por saber decir 69 con esa facilidad.

Como si lo dijera todos los días.

Muchas gracias, de verdad.

"Diez fusiles esperan" no es de los títulos más célebres

de José Luis Sáenz de Heredia;

incluso fue uno de sus mayores fracasos comerciales.

Pero lo bueno de este programa es que, pasado el tiempo,

concedemos una nueva oportunidad a las películas

para que sean ustedes mismos quienes las juzguen.

Hasta la semana que viene.

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Coloquio: Festival de Berlín

Historia de nuestro cine - Coloquio: Festival de Berlín

15 feb 2019

Elena S. Sánchez charla, con Manuel Gutiérrez Aragón, José Luis Castro De Paz y Javier Ocaña, sobre las películas que participaron en el Festival de Berlín y emitimos esta noche "El Rey del río" (1999) y "Diez fusiles esperan" (1959).

ver más sobre "Historia de nuestro cine - Coloquio: Festival de Berlín" ver menos sobre "Historia de nuestro cine - Coloquio: Festival de Berlín"
Programas completos (7)
Clips

Los últimos 1.090 programas de Historia de nuestro cine

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

El administrador de la página ha decidido no mostrar los comentarios de este contenido en cumplimiento de las Normas de participación

comentarios.nopermitidos