www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
4822618
Historia de nuestro cine - Coloquio: Cine Fantástico - ver ahora
Transcripción completa

Bienvenidos una vez más al coloquio de Historia de nuestro cine.

Cuando en una película aparecen personajes o criaturas

absolutamente irreales, que no pertenecen a nuestro mundo,

hablamos de cine fantástico.

Si tenemos en cuenta esta definición los dos títulos seleccionados,

esta noche, podrían encajar dentro del género, pero para hablarnos

mejor de ellos, nos acompañan esta noche Óscar Aibar, director de

"Platillos volantes", la película basada en hechos reales,

que acabamos de ver. ¿Cómo estás?

Muy bien. Segunda vez que nos acompañas.

Un placer tenerte de nuevo. Igualmente.

Saludamos también a Nacho Ruipérez, director, que está a punto

de estrenar "El desentierro", su primer largometraje.

¿Cómo estás? Bienvenido. Cómo suena eso de director de cine.

Director de cine novel, que dicen.

¿El día 16 estrenas? El 16 de noviembre estrenamos.

Gracias por estar con nosotros

Y cerrando la terna, saludamos a nuestro compañero Carlos Aguilar,

historiador y autor, entre otros, del libro "Eugenio Martín, un autor

para todos los géneros". El cineasta versátil del que hemos hablado aquí,

en Historia de nuestro cine, y que es el director de la película

que veremos después, "Hipnosis". ¿Cómo estás?

Tan agustito. Estamos tan agustito.

Pues vamos a empezar a hablar.

Hemos hablado de cine fantástico, ahora enmarcaremos estas películas,

la que hemos visto y la que vamos a ver.

En la presentación, Luis Pares, nos hablaba de platillos volantes,

de cómo tu hermano y tú, siempre estuvisteis obsesionados por el tema

Pero lo cierto es que, cuando llega Pedro Costa, es cuando podéis hacer

realidad ese sueño, ¿no?

Sí. Es una época que refleja mucho una época de mi ciudad,

De Hospitalet, Barcelona.

Y era un mundo en el que sólo se hablaba de los ovnis.

A finales del franquismo, y que muchas cosas no estaban permitidas,

pero en el "Hola" había una sección de ovnis,

y en los programas de televisión también.

Y era una vía de escape maravillosa, y yo, a través de estos recuerdos

de juventud, siempre quise hacer esta historia de esos dos tíos

que se habían suicidado para ir a Júpiter, cerca de mi casa.

Es una historia muy realista, pero lo podemos enmarcar dentro del cine

fantástico?

Bueno, tiene un final que sí es un poco fantástico.

Un poco no, totalmente, ¿no?

Es una película, siempre lo he dicho, sobre la gente

que se dedica a hablar del misterio y de lo fantástico.

Y sobre los amantes de lo fantástico.

Pero no sé, yo la veo como una película muy realista,

cómo era la España que yo recuerdo cuando era joven.

¿Qué os parece ese final fantástico,

con ese paraíso al que llegan,

estos dos hombres que se han suicidado?

A mí me parece muy tierno y bonito, porque, por supuesto que,

objetivamente, es una salida de tono, pero es como un regalito.

como una gratificación a los protagonistas.

Yo soy totalmente fan del final.

He leído mucho, gente que está más a favor o más en contra.

pero para una película de esta estirpe, tiene que tener un final

sorprendente y, desde luego, sorprende.

Yo, desde el guion y la dirección, no quería ponerme por encima

de los personajes, a los que he adorado cuando hice la película.

Los quería, porque realmente, tenían la ingenuidad de los locos.

Estos que dicen la verdad. Entonces, era ponerles dentro de ellos.

Siempre me han preguntado. Montó mucha polémica este final.

Yo siempre pienso que, en el último segundo antes de morir,

justo, viajaron a este planeta, ¿no?

Realmente, creo que lo consiguieron.

Estamos hablando de los últimos años del franquismo,

había una necesidad de creer en algo.

Era una España gris, eso está muy bien reflejado en la película.

Incluso hay cambios de color, ¿verdad? jugasteis con eso.

Sí. A mí me había gustado mucho una película,

mítica, que es "El espontaneo".

¡Ay, buenísima!

El que quiere ser torero, veía cualquier cosa relativa a los toros,

en color, y su realidad, la veía en blanco y negro.

Y yo quería, un poco, hacer una fotografía psicológica,

es decir, ellos cuando hablan de su gran ilusión,

que es el espacio interplanetario y los mundos ideales de otros planetas

lo ven todo muy rojo, de colores fascinantes.

En cambio, su vida, su trabajo, sus relaciones personales y tal,

que son absolutamente deprimentes, pues son en colores muy tristes.

Hicimos un lavado de blancos, la fotografía es de Mario Montero,

que es extraordinario y con el que he colaborado ya muchas veces.

Y nos propusimos esto, hacer una fotografía muy,

desde el punto de vista de los personajes.

-Vuestro trabajo en la tierra ha sido excelente.

Y merece una recompensa.

La película nos cuenta una trágica historia real, pero en ese guion,

que hiciste junto a Jorge Guerricaechevarría, hay mucho humor.

¿Cómo funciona el humor en la película?

A mí, justo eso es lo que más me fascina, la capacidad de la película

de poder intrincar estos dos géneros

Y luego, también la locura. el final es como muy quijotesco, ¿no?

de dos personas con una relación paterno filial que emociona mucho.

-¿Y esto? -Nada, un bocadillo de chorizo.

No me lo estaba comiendo entero.

Estaba experimentando los efectos del colesterol.

Que dos personajes con tanta fuerza y tan diferentes,

porque han vivido también, cosas muy distintas.

Claro, yo creo que gran parte del humor de la película, es muy sutil,

porque estriba en la caracterización

física y tipológica de los dos personajes,

que, muchas veces, no parecen personajes de verdad, sino extraídos

de algún cómic. Tienen mucho de cómic, y el cine de Óscar,

está muy influido por el cómic.

Entonces, este gordo, tremendo, muy serio y este chico delgadito,

muchas veces, parecen más dibujados que filmados, ¿no?

Y es el humor agridulce, amargo un poco, de estos personajes,

que están en una locura, dentro de una locura mayor, ¿no?

Y yo creo que esto está muy bien traducido por los dos actores.

Están geniales, tanto Vilches como Ángel de Andrés López,

porque son papeles que incitan a pasarse, para cualquier actor,

y, sin embargo, no se pasan nunca, están siempre en el tono perfecto,

en todos y cada uno de sus planos. Están admirables.

Están fantásticos los dos, pero a mí es que Jordi Vilches,

ya sólo sus gestos, su cara...

Jordi, era entonces y sigue siendo,

un Peter Pan eterno, o sea, es absolutamente mágico,

y fascinante,

Es una persona que, delante de la cámara,

claramente, no tiene intención de engañarla, y eso se transmite.

Es un alma pura, totalmente. Y el personaje de Ángel de Andrés,

cuya tarjeta de visita real, me pasó su hermano en el rodaje en Tarrasa.

Esta que ponía: Rastreadores del infinito y Amigos de inteligencia

extraterrestre.

Esta sale en la película, porque me la dio el hermano.

Este nota es bastante curioso, era un personaje que, antes de darle por

los marcianos, era un fanático religioso del Palmar de Troya.

Película que recomiendo a todo el mundo, la de

la de Palmero, la de la Constitución de Manuel y Clemente, maravillosa.

Y Ángel de Andrés hace uno de los personajes de Manuel y Clemente.

Y el que interpreta en Platillos volantes, iba en tren a Sevilla,

a asistir a los trances del Papa Clemente.

Y luego volvía a trabajar a la fábrica textil en Tarrasa,

Esto se le pasa, deja de creer en Cristo, y empieza a creer en

en las inteligencias extraterrestres.

Y es un ufólogo mesiánico,

es un tío que tiene la parte mística de la ufología.

Que es esta de los dioses, y de las naves, y tal.

El personaje del otro es un periodista, el nuevo periodista,

es el investigador, el que lleva la grabadora y tal.

-Matadepera, 15 de enero de 1972.

Posible aterrizaje de un platillo volante.

Es como el Iker Jiménez de entonces, que, por cierto, sale en la película

Él empezaba como periodista, y me ayudó mucho en la documentación,

me pasó mucho material y sale en una secuencia con el Leo Bassi.

-¡Ay! Quiero que tú,

te relajes.

Y sigues caminando.

Vamos a poner también en suerte la película que vamos a ver después.

Tiene elementos fantasmagóricos, es una película de suspense,

de intriga, hipnosis. De Eugenio Martín.

En primer lugar, vamos a situar a los espectadores ante la figura

de Eugenio Martín, al que mandamos un beso enorme.

Que probablemente no esté viendo.

Sí, Eugenio es un caso singular en el cine español.

No tiene nada que ver con ningún otro, ni de su generación,

ni de la anterior ni de la siguiente.

Yo tengo el honory el orgullo de haber escrito, junto con mi mujer,

la escritora canadiense Anita Haas,

el único libro que existe sobre él,

"Eugenio Martín, un autor para todos los géneros".

Porque Eugenio Martín tenía un propósito,

de hacer cine de autor, y así empezó.

Pero la película que hizo en esta línea, "Despedida de soltero",

que está muy bien, pues, no dio un duro.

Fue un fracaso tremendo, apenas se distribuyó.

Y se vio abocado a hacer un cine de género, dentro del cual, sin embargo,

él siempre confería un espíritu de autor.

Con lo cual, digamos que él hizo suyo ese famoso aforismo,

que dice: "Si no tienes lo que quieres, quiere lo que tienes".

¿Cómo llegó a Hipnosis, que es su tercera película?

Hipnosis, fue una idea de un hombre muy fantasioso, muy imaginativo,

que se llamaba Gabriel Moredo, que apenas vendió guiones para el cine,

pero que estuvo muy metido en el mundo del cómic.

Él creó empresas, incluso en Latinoamérica, en España,

Entonces, le presentó a Eugenio una hipnosis de tres o cuatro folios,

donde ya veía toda la historia, sobre todo, centrándose en el tema

del muñeco siniestro.

A Eugenio le gustó mucho, y escribió una un poco más larga,

de 25 o 30 páginas. Lo presentó a los productores de Procusa,

con los cuales había hecho una película de piratas,

Le dijeron: "Ah, esto está muy bien. Lo hacemos".

Entonces el cine español era así, por fortuna.

Y así se montó la película, en coproducción con Alemania e Italia.

La has descubierto, ¿qué sensaciones te ha dejado?

Ese principio que te lleva, de repente dices: ¿dónde estoy?

Qué locura, ¿no? Parece "Cabeza borradora", de Lynch, y de repente,

estás en otra película, no sé, me he acordado de estos comienzos,

como "Ser o no Ser" de Lubitsch, que estás en una película, que luego

está en otra película.

Luego hay una frase, que no recuerdo exactamente cómo es,

que viene seguida de un tramoyista, de la obra de teatro donde trabajan,

que dice algo así: "No sé vuestro número, si es una mierda o me gusta,

Entonces claro, dices: "Esto que voy a ver es algo bueno".

-Aún no se si vuestro número es una mierda o es muy bueno, es fantástico.

Óscar, ¿tú la conocías?

Sí, la había visto hace años.

¿Qué es lo que van a ver los espectadores?

Primero, saludar a Eugenio, donde esté, aquí toda nuestra admiración.

A mí me ha fascinado volver a verla.

Este principio, podría ser de Tim Burton directamente.

Y la historia está muy bien contada. Es un thriller muy atractivo,

es la época esta extraña de las coproducciones, que creo que, para

el director debía ser muy difícil, con actores de diferentes países.

Y, sobre todo, pensar en un público muy amplio.

Una película hecha para que se viera en toda Europa.

Y luego, el muñeco es maravilloso,

Yo creo que ha sido una idea muy buena.

Encajar una película con la otra, hacer este programa doble.

Porque son perfectamente antitéticas.

Es decir, la película de Óscar, es muy española,

parte de una realidad auténtica, y habla de una serie de verdades,

por desgracia, ocurridas en nuestro país.

En cambio, la de Eugenio, es todo lo contrario, no parece española,

y lo que procura es mimetizarse,

con un estilo de cine policíaco que, entonces predominaba,

en el cine italiano bastante, y en el alemán, muchísimo.

-¿Cree usted que el muñeco se encuentra oculto?

¿Puede aportar algún tipo de prueba que nos sirva para la investigación?

-Típica mentalidad policial.

Huellas dactilares, pruebas.

Como si eso fuera el punto y final de la sabiduría.

De hecho, Heinz Drache, que era un actor estupendo,

vuelve a hacer el papel de comisario que hacía en todas las películas

de entonces,

Y el otro gran actor, que también salía en aquellas películas,

Götz George, también está muy bien. Es una película de tono muy alemana.

Ese momento estupendo en que a Mara Cruz, casi la aplasta el techo

falso del teatro, pues parece una película de Magnussen.

Y luego, es muy interesante, el hecho de que el protagonista,

sea tan guapo,

y se busque cierta identificación moral del espectador con él.

Y esto remite, por supuesto, a Hitchcock.

Que se inventó los malos guapos con unas películas extraordinarias.

Y maneja muy bien el suspense, como Hitchcock, porque nos preguntamos

si será descubierto o no.

Si será descubierto el malo guapo.

Y el ritmo. Qué importante es el ritmo en cualquier película,

pero en una película de suspense.

Bueno, tú debutas ya la semana que viene con un thriller,

Qué importante es conseguir que ese ritmo atrape al espectador.

Esa película lo consigue.

Esta, totalmente, es que hay muchísima trama

desde el principio...

De hecho, alguna vez tienes que recuperar los nombres

para poder hilarlo todo.

En un primer visionado, cuesta un poquito.

Es una coproducción, hay actores de diferentes nacionalidades,

¿cómo fue el rodaje?

Bueno, los actores alemanes rodaban en inglés.

Ya se sabe que los alemanes lo hablan perfectamente.

Los españoles en español, y los italianos en italiano.

Y, claro, Eugenio dominaba los tres idiomas,

Y se rodaba en sonido de referencia.

Para luego cada país, hacer el doblaje en su propio idioma.

-¿De quién huyes? ¿De los vivos o de los muertos?

-No tenemos más tiempo.

La censura también aquí metió mano.

Y lo que nosotros vemos como una relación entre hermanos,

no eran hermanos en la versión no censurada, ¿no?

Claro, es que es una película producida por el Opus,

Entonces no querían que hubiera sexo, ni explícito ni sugerido,

en sus producciones.

Y, aparte de esto, admitían cualquier guion, siempre que fuera

mínimamente sólido.

¿Y funcionó bien la película?

Sí, y además se elogió eso, el hecho de que un director español,

que hiciera una película que no parecía española,

que era justo el propósito.

En España era muy difícil hacer un cine

que pudiera salir fuera, sino se hacía un cine de género.

Porque la censura era terrible en aquel momento.

No se podía plantear, de ningún modo una historia con fuerza suficiente

para que, contándolo en español, tuviera proyección fuera.

Y, lo que se hacía era una cosa de tipo mimético.

Nacho, la semana que viene estrenas "El desentierro",

Cuéntanos, ¿con qué nos vamos a encontrar?

¿Con qué has querido debutar?

Es una coproducción hispano-argentina,

Y es una película, en la que conviven, como en la de Óscar

varios géneros. En realidad, es un thriller, pero toca un poco

como de western, intenta convivir también con la comedia ácida,

con la crítica política...

Lo hemos pasado muy bien haciéndola,

con muchos problemas, como se sabe cuando se hace una película

y más para mí que es la primera vez. Pero ha sido un lujo.

Iremos a verla. Gracias.

Óscar, ¿con qué estás?

O, ¿con qué no estás? Porque tú no paras.

Pues sigo con Cuéntame, rodando no la que se emite ahora,

sino la de la temporada que viene.

Empezamos a rodar ahora.

Y ultimando una vuelta al cine el año que viene con una película

maravillosa, que me hace mucha ilusión, y que va a estar muy bien.

¿Sabes que vamos a recuperar Atolladero, dentro de poco?

Sí, me han dicho ahora. Me hace mucha ilusión.

Pues no sé si repetirás. Probablemente sí.

Espero que sí, seguro.

Muchísimas gracias. Que vaya bien. A vosotros siempre.

Muchísima suerte. Necesitamos talento nuevo,

Y nuevos cineastas en España.

A partir del 16 de noviembre. Claro que sí, en cines. Gracias.

Un placer.

Drama, intriga, suspense, fantasía, de todo en Hipnosis,

la historia que Eugenio Martín llevó al cine en 1962,

y que no os deberíais perder.

Mucho más que recomendable.

Hasta la semana que viene. Nos vemos.

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Coloquio: Cine Fantástico

Historia de nuestro cine - Coloquio: Cine Fantástico

02 nov 2018

Elena S. Sánchez charla con Oscar Airbar, Nacho Ruipérez y Carlos Aguilar sobre el Cine Fantástico y las películas que emitimos hoy "Platillos volantes" (2003) e "Hipnosis" (1962)

ver más sobre "Historia de nuestro cine - Coloquio: Cine Fantástico" ver menos sobre "Historia de nuestro cine - Coloquio: Cine Fantástico"
Clips

Los últimos 1.089 programas de Historia de nuestro cine

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

Añadir comentario ↓

  1. carlos

    Bueno, parece que va mejorando: ya habéis puesto una película de 1962...Pero, ¡por favor! poned las antiguas, si es que os dejan los mandamases, en el primer pase para darlas a conocer, que es lo que el público necesita...¡¿cuántas veces se ha repuesto Platillos Volantes en la pública en los últimos años...?!

    03 nov 2018