www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
4813138
Historia de nuestro cine - Coloquio: Basadas en hechos reales - ver ahora
Transcripción completa

Buenas noches.

Bienvenidos al coloquio de Historia de nuestro Cine.

Cuando somos conscientes de que lo que nos cuenta una película,

ha sucedido en la realidad, parece que la historia cobra más fuerza.

Eso le ocurre a los dos títulos de esta noche.

Para hablar de ellos y de otras películas españolas,

basadas en hechos reales, nos acompañan: Manolo Matji,

director y guionista de "Horas de luz".

Bienvenido, ¿cómo estás? Muy bien.

También está con nosotros, una vez más, Pedro Miguel Lamet,

sacerdote jesuita, escritor, poeta.

Periodista, profesor y crítico cinematográfico.

También es un placer tenerte en Historia de nuestro Cine.

Encantado de estar otra vez.

Y nos acompaña, además, Mar Targarona,

actriz, directora y productora, que hoy acaba de estrenar,

"El fotógrafo de Mauthausen", película basada en una apasionante,

historia real. ¿Cómo estás?

Muy bien. Encantada de estar aquí.

Te estrenas en este coloquio.

Sí, la verdad, no he venido nunca.

¿Qué te atrajo de la historia de Juan José Garfia,

que es el protagonista real de "Horas de Luz"?

Pues leímos un libro que había escrito Garfia,

que se llama: "Las cinco fugas más espectaculares de la cárcel.

de los tiempos de la democracia".

Que eran las historias que se contaban en el Pabellón de ventana

a ventana, y se pasaban con los papeles y estas historias.

Entonces, intentamos contar esas cinco fugas,

que eran muy espectaculares,

y muy estupendas y todo lo demás.

Teníamos algún problema. Llegamos a una idea,

que era atractiva, que era contarlo en un furgón de traslados,

Y que se las fueran contando y tal.

Pero, de pronto, descubrimos una cosa que nos sorprendió mucho,

que era esta historia de amor que sucede dentro de la cárcel.

Y cómo esta mujer se hace cargo

de esa situación tan complicada.

Ya decidimos que la fuga más interesante era como él

había conseguido salir de esa prisión interior, ¿no?

No de la de fuera, si no la más difícil, ¿no?

Mar, qué te parece el planteamiento que hace de esta historia,

porque comienza con ese triple asesinato y, sin embargo,

consigue que terminemos empatizando con el personaje protagonista.

Bueno, comienza de una forma muy valiente,

porque precisamente eso podía generar una barrera insalvable.

Sin embargo, después lo que ocurre en la cárcel es tan duro,

tan difícil de aceptar que las personas no puedan tener

segundas oportunidades,

que, bueno, vas empatizando con él.

Pero es un proceso suave, suave.

E incluso, yo diría que vas acompañando a la mujer,

a la protagonista femenina.

Un poco, por el atractivo también del actor que lo hace,

Y, en fin, vas empatizando con ella, con el protagonista.

Pero si me parece una manera francamente valiente.

de empezar la película.

Voy a decir una cosa un poco bruta,

porque no parece cine español, en el sentido de que no se grita

en la película.

Es una película muy sobria.

Es una película muy de constatación.

Es una película que tienes sabor, en ese sentido, a cine europeo.

Y además, sobre todo, es una película del alma.

Yo creo que eso es importante en el cine actualmente,

que las películas son exteriorizantes.

Y, como le he dicho a su director, es una película hacia dentro.

Y, en este sentido, el papel de Emma Suárez, me parece esencial.

Porque a través de la dulzura femenina,

del matiz.

Se va produciendo esa redención.

Que yo creo que más que redención es autoliberación.

O sea, yo creo que esta película es un acto de fe en la persona.

Y a mi me parece extraordinario, en ese sentido.

Le estaba apuntando y él se acordaba de su mujer.

Iba a morir y se acordaba de ella.

Y de sus hijos.

De su mujer y de sus hijos, Mari Mar.

Ahora lo entiendo.

El momento más revelador de la película, que lo discutí mucho,

es cuando ella le dice:

"Vengo a darle un masaje".

Y entonces mete las manos a través de las rejas y le toca.

Entonces, ese momento, que es cuando entró la música en la película,

que yo no quería que entrara la música, pero la producción:

"La música acompaña a la emoción", y tal...

Pues para mí ese es el momento, el contacto, piel con piel, ¿no?

Hay una barrera, pero esa barrera se rompe

a través del contacto físico, ¿no?

A través de las manos, a través de la piel.

Es la primera vez que ese hombre recibe cariño y afecto,

a través del contacto físico.

Y ella recibe ese sentimiento de él.

También es muy bonito el beso,

que hay una gran tensión sexual en el beso que se dan.

Es un beso que tarda en ocurrir.

Es decir, están el uno cerca del otro

y, bueno, hay un espacio, que eso a mí me parece muy difícil de medir.

¿Cómo os condicionó el hecho de que los protagonistas estuvieran vivos?

¿Cómo te acercas a esa historia?

Tienes que ser, me imagino, más respetuoso.

Bueno, hay dos cosas importantes,

Una es que Mar es una luchadora,

todavía ahora.

Es infatigable, ¿no?

Y muy inteligente.

Y él, yo creo que es un hombre fuera de serie.

Lo tengo que decir así, porque me lo parece.

Es un hombre que luchó.

Luchó antes de entrar en la cárcel, en la cárcel, y ahora está fuera,

y está luchando. Me llamó el otro día para decirme,

que se había conseguido sacar el carnet de conducir.

Él sigue ahí en la lucha, y lo tiene muy difícil.

Pero ellos fueron muy sinceros.

Lo contaron todo, todo.

¿Qué reacción tuvieron después de ver la película?

Mar, siempre que la ponen por televisión,

me llama y me dice:

"A mí me sigue gustando".

Y él, no hablamos de la película apenas,

pero cuando la película salió él estaba en la cárcel de Córdoba,

Y había hecho lo que hacía en todas las cárceles,

que la había pintado entera. Había una pared desnuda,

pues él llegaba, conseguía convencer y pintaba unos frescos y tal y cual.

Entonces, fuimos a poner la película en la cárcel de Córdoba.

Entonces, saliendo de esa proyección él me dijo: "Ven, que te quiero ver,

que te enseñe lo que he hecho en la piscina".

Entonces en la piscina de allí había hecho unas cosas de bañistas.

Y en ese momento me dijo: "Nos hemos separado".

Me lo dijo él.

Está perdiendo mucha sangre.

Habrá que avisar a un médico.

-Ha dicho usted que las llagas o heridas,

hicieron su aparición hace seis años.

-La primera llaga,

la del costado, me apareció cuando era novicia.

Vamos a hablar de la historia que vamos a ver a continuación.

"Tragalá perro", película estrenada en 1981,

de Antonio Artero.

Que nos habla de Sor Patrocinio.

Vamos a explicar a los espectadores quién fue Sor Patrocinio.

Sí, yo creo que hay dos temas importantes,

Sor Patrocinio y la película, que son dos cosas distintas.

Sor Patrocinio es una niña,

que nace en 1811, cerca de San Clemente, en Cuenca.

Tiene vocación, y primero entra en un convento,

En las Comendadoras, y después entra en otro convento,

en Caballero de Gracia, de las Concepcionistas.

Y, en un momento determinado, en el noviciado,

ella es consciente de que le ha venido la primera llaga.

Las llagas son los estigmas de la cruz de Cristo.

Y entonces, esos estigmas, de alguna manera, se convierten en un mito,

en todo Madrid. Y que es una monja que hace milagros.

Porque tiene además el don, bueno el don, o el demonio,

le ha hecho hacer un viaje a través de los campos,

y haber llegado a Aranjuez. Y luego aparece en el tejado del convento.

En fin, una serie de historias milagreras y misteriosas.

Entonces estamos en plena guerra.

Y entonces, en ese ambiente, ella, realmente,

se convierte en un símbolo.

Y la instrumentalizan,

Y hacen que, realmente, se aclare,

lo que parece que es una superchería.

Es decir, que esas llagas se las ha provocado a través de que un fraile,

le ha puesto una pócima ahí en las manos y en los pies,

para que las tenga.

Y hay todo un proceso,

el proceso es interesantísimo de leer.

Porque se ve claramente el interés político.

Y luego viene la vida posterior de esta mujer,

que, desde el punto de vista, moral,

y religioso, es intachable.

Sor Patrocinio se enfrenta al sistema y luego este la engulle.

Como llega a ser la preceptora de Alfonso XII.

Cómo llega a ser la consejera única de Isabel II.

Sor Patrocinio estará siempre en el poder,

jugará siempre las cartas del poder.

Y además, pienso que toda su vida, lo más apasionante o atrayente

es el continuo intercambio de verdugo y víctima, víctima y verdugo.

Evidentemente, tiene todos esos personajes.

¿Qué os parece como Antonio Artero lleva esta historia al cine?

Con una extremada frialdad.

Esa es la sensación que me dio.

Con esta cosa de cine de aquella época,

bueno, y de muchos cineastas que son así,

que tienen muy poco interés en el espectador.

Quieren contar lo suyo y no les importa o no consideran

cómo va a ser recibido por el otro.

Y yo estuve muy distante de la película todo el rato.

No conseguí entrar en ella.

El único momento en que la película me llamó y dije:

¿qué es esto? Es la escena de Tina Sáinz,

cuando le explica cómo las ortigas pueden hacer llagas en las manos,

y esta especie de politeísmo que hay ahí.

Es esta manifestación de que Dios está en todas partes.

Las plantas, el agua, la tierra.

Todo, todo, todo es Dios.

Yo la encuentro muy, muy fascinante,

Tiene cosas muy intrigantes la película,

y, además, unas imágenes muy sorprendentes.

Al principio, todos aquellos personajes que actúan como el coro,

que parecen salidos de un cuadro de Goya,

que parece que están invadiendo el espacio de ellos.

Bueno, imágenes, francamente potentes.

O una relación lésbica que se intuye en la película.

En fin, hay como toda una serie.

Y después, el tema político, que creo que es muy interesante.

Hasta que punto la política podía,

bueno, lo que dice la canción.

# Son muchos años # hundiendo al pueblo,

# en los oscuros fondos del miedo.

Y dicen que, claro, todo el oscurantismo siempre ha jugado

a favor del poder, ¿no?

Y, como de alguna manera, las llagas estas, jugaban a favor del Carlismo.

Yo creo que era lo que cuenta la película.

Y, este planteamiento casi detectivesco de la película,

porque es todo ese proceso, hasta saber si realmente es cierto o no.

Sí, Artero se centra en el proceso.

Yo tengo el proceso entero y lo leído, y es muy interesante,

porque se ven claramente las intenciones políticas del proceso.

Era romper, quitar un símbolo del medio.

Pero lo más interesante, es conocer al propio Artero.

Era un hombre muy de izquierdas.

Pero, un hombre muy de izquierdas, que en esta película, en concreto,

es enormemente respetuoso.

Porque, claro, la película se centra en el proceso.

Pero, Amparo Muñoz,

aparece como una mujer bienintencionada en la película.

Pero a mí me parece que la película responde a una idea del cine,

que tenía Artero. Artero en varias declaraciones,

dice cuáles son sus directores preferidos,

Y subraya a Dreyer,

con la película "Gertrud",

y subraya también a Rosellini,

en Francisco, Juglar de Dios.

Son dos películas religiosas.

Yo creo que en la película está muy claro ese estilo,

expresionistas de la imagen, ¿no?

del claroscuro.

Y luego, el cuidado, digamos, un poco surrealista,

que son estos personajes que aparecen al lado y tal.

O sea, es una película interesante

desde el punto de vista cinematográfico,

porque, aunque es fría,

como tú dices.

Pero esa frialdad..., es un cine intelectual.

Es un cine de culto, de alguna manera.

Usted con su experiencia y con su olfato.

Y con todo lo que ha hecho por el ideal liberal.

Ayúdenos a desenmascarar,

a los que intentan llevarnos otra vez a las cavernas.

A mí me parece que la mirada de él es la mirada de Fernando Rey, ¿no?

O sea, esta especie de...

de poder inamovible, ¿no?

E inatacable.

Creo que esa especie de antagonismo

que hay entre una cosa que tienes que contar,

y la manera que eliges para contarla.

También mi opinión, o sea, para mí.

Y es absolutamente subjetivo, no fue acertado.

Y en la piel de sor Patrocinio tenemos a Amparo Muñoz,

no sé si te transmite esa frialdad de la que hablabas.

No, yo creo que la frialdad esta que tú comentas, viene muy dado

por sor Patrocinio, porque realmente, ella está preciosa,

pero fría, ¿no?

El personaje de ella tiene, para mi gusto una línea bastante,

eficaz para la película.

Pero es realmente fría.

Pero tiene una belleza tan limpia.

Tiene una belleza limpia, aquí Amparo Muñoz.

Pero fría y distante.

Yo quería decir que es muy valiente,

Artero, al elegir a Miss Universo,

para hacer de monja en aquel momento.

Y, sin embargo, la domina, en el sentido de que la deja

actuar de una forma muy impasible.

Pero eso le da misterio, por otra parte, ¿no?

aunque no tenga matiz y calidez.

-Me acojo a la clemencia.

Y a su Majestad, la Reina gobernadora.

-Bien.

Me alegra mucho su decisión.

Hablamos de lo importante que es el casting.

Siempre, pero también, y yo creo que de una manera especial,

cuando se trata de interpretar a un personaje que ya ha existido.

Tú estrenas hoy "El fotógrafo de Mauthausen",

una película protagonizada por Mario Casas.

¿Por qué él? ¿Por qué esta historia?

Pues, porque el personaje, el fotógrafo, era un chico

muy espabilado, muy listo.

Un chico que fue a parar a Mauthausen con 22 años.

Pero que supo manejarse dentro del campo.

De hecho, es una película a favor de la vida,

a favor de la supervivencia.

Y a Mario le encantó.

Le encantó la historia, se entregó a tope.

Adelgazó 15 kilos. Pasó un hambre increíble,

porque estuvimos tres meses antes,

que adelgazó 15 kilos, y durante el rodaje,

ocho semanas, pues, comía un poco de pescado a la hora de comer,

y un poco de pescado a la hora de cenar.

Y además pasaba frío, y trabajaba, y sufría, y lloraba.

O sea, que se lo tomó muy en serio,

pero le ha sabido dar esta picardía,

al personaje, que era muy importante dentro del drama,

que conforma toda la película.

Pues, aquí lo vamos a dejar. Muchas gracias a los tres.

Hemos disfrutado mucho de este rato.

Mucha suerte con "El fotógrafo de Mauthausen",

que llega hoy a la cartelera española.

Esperemos que vaya mucha gente a verla.

Gracias a los tres. Un placer.

La fama de Antonio Artero como director maldito,

no le frenó para hacer incursión en el cine histórico.

Con Trágala Perro, nos hace viajar a los convulsos años de final

del siglo XIX, con una historia de intriga y misterio sobre

el caso judicial de sor Patrocinio.

La famosa monja de las llagas.

Sus estigmas no dejaron indiferente a nadie,

y despertó la credulidad en unos y la sospecha y duda en otros.

Os dejamos con esta historia para que juzguéis vosotros mismos.

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Coloquio: Basadas en hechos reales

Historia de nuestro cine - Coloquio: Basadas en hechos reales

26 oct 2018

Elena S. Sánchez charla con Mar Targarona, Manolo Matji y Pedro Miguel Lamet, sobre las películas "Basadas en hechos reales" que se emiten esta noche: "Horas de luz" (2004) y "Trágala, perro" (1981).

ver más sobre "Historia de nuestro cine - Coloquio: Basadas en hechos reales" ver menos sobre "Historia de nuestro cine - Coloquio: Basadas en hechos reales"
Programas completos (7)
Clips

Los últimos 1.090 programas de Historia de nuestro cine

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

El administrador de la página ha decidido no mostrar los comentarios de este contenido en cumplimiento de las Normas de participación

comentarios.nopermitidos